Presencias de luz

fotografiacolaborativa

Fotografía

1


2


No se puede decir que exista una definición categórica acerca del arte de la

Fotografía. Muchos son los fotógrafos/as que han manifestado sus puntos de

vista, partiendo de su propia visión y su forma de relacionarse con la imagen,

pero sería arriesgado, y seguramente inútil, tratar de crear reglas inamovibles

respecto a lo que es y significa el mundo de la Fotografía. Muchas y muchos

fotógrafos/as, sin embargo, han buscado acercarse a definiciones, más o

menos aproximadas, sobre los aspectos esenciales que rodean el complejo

mundo de la imagen. Ansel Adams, por ejemplo, ya nos habló en su día,

acerca de la dificultad que entraña tratar de descifrar las complejidades que

subyacen en torno a la Fotografía. Por otro lado, probablemente, en ninguna

manifestación del arte existe la lógica de lo absoluto.

“La Fotografía, como medio de gran alcance de expresión y

comunicación, ofrece una variedad infinita de opiniones,

interpretaciones y de ejecuciones.” Ansel Adams

3


El Punto de Vista en Fotografía

Una de las cosas que diferencia la calidad y el interés de una misma

fotografía realizada por distintos fotógrafos, es, entre otros aspectos, el

ángulo de la toma, los elementos que intervienen en el encuadre, su interés

por separado o de todo el conjunto, la distinta luz con la que se trabajó la

imagen, el equilibrio o peso entre elementos, matices entre luces y sombras,

etc. A mi modo de ver, el “empaquetado” o presentación de la imagen; es

decir, su acabado final tras el procesado, -del que se habla poco o

simplemente se omite a la hora de explicar el punto de vista-, es, sin

embargo, un aporte estético más, que el fotógrafo recrea en el "cuarto oscuro"

digital durante el proceso final de la fotografía.

4


Seres que transitan por pavimentos que se bifurcan. Sombras que se desplazan en parecida

comparsa bajo la luz mercurial de los otoños. Es la rutina lo que da movimiento a la vida.

Escenas de ciudades conforman repetidos rituales y teatros.

La vida que pasa inadvertida, con su irrenunciable vocación de somnolencia y melancolía...

5


DELIRIOS VISUALES

Un sólo ser, caminando por las lindes del mar y la tierra, bien

pudiera ser la imagen de un rey destronado; guerrero tenaz,

añorando su reino perdido. Buscando dar con la llave que le

abra las puertas de cuanto ha perdido. Ensimismado ahora, sin

embargo, a la belleza que a esta hora, irradian las últimas

antorchas del crepúsculo...

La tierra seca recién labrada, y yo como un loco zahorí,

buscando la huella improbable de tus húmedas semillas...

6


7


8

No habrá sombra suficiente

bajo la piedra que yace al pie del árbol.

Ni barca abandonada en la la pleamar de los olvidos.

No existe suficiente desmemoria bajo el agua,

capaz de borrar los momentos más bellos que vivimos...


9


La poética de la imagen

Hay a quienes les define un personalísimo estilo como fotógrafos, y estoy

seguro de que ese camino se ensancharía todavía más, sino fuera porque la

Fotografía es una industria, y muchos profesionales de la imagen tienen que vivir

de este oficio. En la mayoría de los casos, como ocurre en otras disciplinas del

arte, el artista se ve solicitado por marchantes y mercados; todo orientado a

quienes pagan, y seguramente muchos encargos no estuvieron nunca en las

pretensiones creativas del artista, de no ser por la ineludible necesidad de

procurarse un modo de vida. Siempre se ha poetizado sobre el artista de espíritu

libre, y se ha idealizado esa imagen como la única capaz de generar arte en

estado puro, al margen de las influencias del mercado y plásticas vanguardias.

Pero ser libre es un lujo que no todos pueden permitirse. No obstante, y al margen

de filosofías, la Fotografía es una radiografía del alma de quien la hace, y forma

parte asumida de la sana tentación de querer ser pioneros de un estilo.

La Fotografía mantiene latente una poética que no siempre se manifiesta de

forma abrupta; casi siempre es el fotógrafo/a quien debe ir a su encuentro.

Existen los hallazgos fortuitos, sí, pero la mayoría de las veces la imagen

requiere, en fracciones de segundo, ordenar los elementos compositivos, para dar

una determinada estética a la imagen, que acabará por hablar de nosotros

mismos; tal y como le ocurre a Ben Barnes, protagonista de la novela "El retrato

de Dorian Gray" de Wilde. Por consiguiente, la imagen es, también, el resultado

de un proceso que delata rasgos íntimos del fotógrafo/a.

Fotografía y memoria, participan de una misma equivalencia artística.

10


La belleza no está en aquello que miramos;

está en la forma de saber interpretar lo que vemos...

11


12


Y entre la inhóspita soledad de

aquel erial, consiguió encontrar

la rosa...

13


14


15


16

Premonición de estar uncidos al destino que depare nuestro tiempo;

experiencia intransferible en el vasto universo de la tierra...


Conminados en la obligada tarea,

de luchar por seguir estando vivos...

17


18

Prolongar un instante la vida,


en la apetecible soledad de su silencio y su vacío...

19


20


Aquella tarde, cuando caí en la cuenta de que los atardeceres de marzo,

pueden llegar a sembrar música en los almendros...

21


De la cualidad caleidoscópica de la Fotografía

Al margen de la consabida traducción del griego “Pintar o escribir con luz”,

una verdadera Fotografía tiene que tener la capacidad de transmitir

sensaciones, al margen del embeleso que pueda tener por sí misma.

La Fotografía tiene que ser capaz de aportar convulsión, sugerir

interrogantes, mostrar una historia que el espectador pueda atraparla en su

imaginación. La imagen, por tanto, tiene que tener capacidad, no sólo

creativa, también, recreativa. La Fotografía, de ese modo, trasciende más

allá de lo meramente estético. Toda fotografía ha de mantener una relación

dual, entre lo que el espectador ve y lo que mentalmente imagina.

El escritor Julio Cortázar, comentaba en una entrevista que, un día, mirando

un tablón en el que había puesto varios recortes de diversas noticias

publicadas en revistas y periódicos, comenzó a ver como un hilo salía de uno

de los recortes, y se iba enlazando a otras noticias que había en la pizarra, y

que aparentemente nada tenían que ver entre ellas.

Eso mismo puede ocurrir, a veces, con una fotografía, si ese hilo al que se

refería el escritor, fuera capaz de provocar un recorrido similar en nuestra

imaginación, hasta conseguir urdir en nuestra mente una historia.

Una imagen es, a menudo, un universo en el que conviven multitud de

historias posibles. Esta es la Fotografía más difícil de hacer, y la que a mí

más me fascina.

22


¿Quiénes habrán vivido en esta casa, hoy abandonada junto al mar, y en la que ahora la

cobriza luz del crepúsculo, penetra a través de sus cristales para, durante unos minutos,

despertarla de su letargo y olvido...?

23


24


25


El fauno con cabeza de saurio, seguramente escuchó

mis pasos, y de inmediato se tendió sobre la tierra

mirando con gesto arrogante la pinada. No era su

intención asustarme; sólo me estaba dando a

entender, que aquel territorio le pertenecía...

26

Cuando el atardecer apaga sus clamores, y las

sombras desperezan otras vidas...


Te busco en mil distancias, por todos los perfiles de la tierra que me son posibles.

Araño la cresta de las lomas con mis manos, y en las piedras que acaricio, imagino la esquiva

tibieza de tu cuerpo. Sobre el barro que dejó la lluvia, dibujo tus labios con mis dedos...

27


28

C

onsectetur adipiscing elit. Proin aliquam

vestibulum ligula, nec fermentum sapien mattis

id. Fusce accumsan ut nibh ac vehicula quisque.

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit

voluptatem accusantium doloremque laudantium,

totam rem aperiam, eaque ipsa quae ab illo

inventore veritatis et quasi architecto beatae

vitae dicta sunt explica

bo. Nemo enim ipsam voluptatem quia voluptas

sit aspernatur aut odit aut.fugit, sed quia

consequuntur magni

nesciunt. Neque porro quisquam est, qui

dolorem ipsum quia. dolor sit amet, consectetur.


29


30

Mares tan nuestros,

silencios a los que obliga la noche,

cabizbaja se acerca a nosotros

la morada universal del mañana.

En el sosiego de su matraz descansaremos,

hasta que una nueva luz nos fecunde de nuevo...


31


32


33


34

Teruel 2019


Secuencias de ciudad.

35


TRES MOMENTOS

EN LA DISOLUCIÓN

DE UNA MISMA

36


Recorriendo tu piel, un día me inventé el mundo...

37


En la calle todo es cine

38


39


40


41


42


43


44

En el borde de la mañana

con los pies colgando...


45


46


Sólo soy yo cuando me proyecto en los otros...

Niebla, con un gorrión en la alambrada...

47


48

Las ventanas del diablo...


A la realidad y la ficción sólo las separa una puerta...

49


50

Cuando los dorados del crepúsculo intensifican la belleza de los campos...


51


52

Pensó largamente, mientras miraba ensimismado la borrosa lejanía marina. Imaginó momentos

pasados que el tiempo habría enterrado bajo los limos del agua, junto a otras historias petrificadas; algas

y caracolas entre finas arenas cristalizadas. Seguramente, algún día, su propia historia pasaría a formar

parte de ese inmenso acervo de olvidos...


Se giró de repente, y se quedó fijamente mirando la extensa lejanía arenosa; su ausencia acabó por

invocar al vacío, y una extraña levedad pareció elevarlo del suelo. Sintió que volaba, como un

pájaro diminuto perdido entre las confusas nubes del día...

53


54


55


56

Miscelánea visual


57


58


59


60

Resistieron, lucharon, y consiguieron engarzarse al renacido color de los brotes de marzo...


61


62

Pensando en Edward Hopper.


Ambite de Tajuña

En lo alto de la loma, el palacio del Marqués de Legarda.Hay leyendas para todos los gustos, y no hay pueblo que no

tenga su historia. Se cuenta que una mujer mató a su marido y lo enterró bajo el piso de una de las habitaciones del

palacio, hasta que mucho después se encontró el cadáver. El palacio quedó maldito, y años más tarde sufrió un fuerte

vendaval que destruyó todas las casas que lo unían con el centro del pueblo, dejando al palacio aislado en las afueras.

También se dice que en su finca hay una encina oráculo: dependiendo de si comes una bellota amarga o dulce de ella, tu

matrimonio será o no feliz. El procesado lo hice buscando darle un aspecto de pintura a la fotografía.

63


64

Embalse de La Jarosa, en el municipio madrileño de Guadarrama.


En la parte superior del centro de la imagen, sobresale entre la niebla la Cruz del Valle de los Caídos.

65


66


Con los fríos de noviembre en Madrid

67


68

Tres abstracciones

y una ausencia...


Cuando en cualquier momento te asalta la belleza...

69


De la aridez de los secarrales...

A los vibrantes colores de la lluvia...

70


71


Nuestras vidas comienzan con una lejanía,

Puede que algún día,

la muerte sólo sea,

la antesala de nuestro penúltimo sueño...

y concluyen con un zoom...

72


La modernidad de las ciudades;

catedrales de miseria bajo los neones del olvido...

73


CUANDO EL COLOR OBLIGA

No hacía demasiado frío, aquella tarde de finales de

enero. Tras merodear durante unos minutos por los

alrededores del museo, empecé a ver que las farolas

comenzaban a encenderse, desperezando de nuevo

algunos rincones de los parterres, que el final de la

tarde había ido apagando minutos antes.

El verdor comenzó a cobrar vida de nuevo, bajo la

romántica luz de las candelas. Reparé en las lonas que

cubrían la fachada del edificio, pero poco iba a

imaginarme yo, que aquella luz que había comenzado a

surgir en torno al museo, me iba a proporcionar unos

mágicos resultados fotográficos.

Cuando volví a casa, y me puse a procesar las imágenes,

me di cuenta de que el milagro del color se había

producido. Las imágenes destilaban una onírica

secuencia de numerosas sensaciones y cuentos posibles...

74


75


76


77


78


79


80


81


82


83


84


85


86


87


88


89


90


91


92


93


94


95


96


97


98


99


100


101


102


103


104

LA LLAMADA DEL COLOR


105


106


107


108


El reflejo del cielo era un difuso resplandor; un trémulo requiebro que

decaía lentamente con la última hora de la tarde...

109


110


111


MARES ABIERTOS

Una invitación a la poética de la imagen

112


113


114


115


116


Una ventana al mar.

El día declina...

Los colores se van,

con el crepúsculo que culmina...

117


118


119


120


121


122


123


LAS PISADAS DE LA TRIBU

Y otras sensaciones

124


125


126


127


128


129


130


131


132


133


134

La arruga no es bella;

pero enternece...


135


136


137


138

Sembraste en la piel de mis manos, mares de seda sobre tu cuerpo desnudo. Pensamos

que no habría día con su muerte capaz de derribarnos. Y así acabamos entregados al

amor ebriamente, ignorando que cada cielo se va con su crepúsculo, y que cada estrella se

agota en su silente cataclismo.

Hoy tan sólo somos historia de un olvido;

crónica de un naufragio, varado sobre la cálida arena y sus memorias...


139


140


141


142


143


144

Eran las postrimerías del invierno; los almendros esperaban en sus ramas la flor...


Por los eriales de Aragón...

145


146


147


148


149


150


151


Piedras que sobrecogen.

Semilleros de historia y pasado;

sobrevivirán a nuestros cataclismos...

152


153


154


155


156


No la toques más que así es la rosa...

157


158

Aunque esta sentencia la encontremos en el asfalto; no olvidéis nunca aplicarla a la Fotografía.

More magazines by this user
Similar magazines