Revista iCruceros numero 29

icruceros

Revista iCruceros Silvia Marsó NYX Hotel Bilbao Msc Seaview Víctor Palmero Lifestyle

Zubialdea Arabians

Asier Goñi, ingeniero industrial actualmente trabajando en una

empresa de energías renovables, sería un vecino más de la

localidad de Oronoz-Mugaire en el Valle del Baztán (Navarra) a

no ser por su afición, la cual ha convertido en algo espectacular

y bello. Hablamos de caballos y en concreto de caballos pura

sangre árabes, los cuales forman parte de su pequeña pero

impresionante ganadería “Zubialdea Arabians”.

Texto::Eva Guirles Fotos:Josu Inciarte, Ricard Cunill

Normalmente son pequeños, entre 1,48 m. a 1,55 m.

de alzada cuando cualquier otro caballo alcanza 1,60

m. fácilmente.

Tienen también una vértebra menos y eso les da

la capacidad de levantar la cola dotándoles de un

movimiento muy armónico que hace que cuando van

al trote parezca que lo hagan sin pisar el suelo.

Dentro de los caballos árabes existen distintas

familias. La línea egipcia con un carácter noble

pero más fuerte. La línea polaca, los llamados “pure

polish”, con unas características muy marcadas y

con muchísimo movimiento. Y en España, el “pure

spainsh”, seleccionado a través de los egipcios.

Y si nos remontamos a la antigüedad nos daremos

cuenta de que el caballo árabe ha venido mejorando

las demás razas desde tiempos remotos y como

cuenta una leyenda, es el hijo del viento creado por

Alá.

El origen de este nombre deriva del caserío

familiar de la familia de Asier situado junto a

un puente (zubia en euskara), Zubialdea (al

lado del puente) y Arabians evidentemente

de la raza que cría.

Acostumbrado a convivir en su casa con

animales, su amor por los caballos le llevó en

el año 2005 a convencer a su padre para que le

dejara llevar un pony al caserío, y fue a partir

de ese momento cuando comenzó a investigar

sobre el caballo de raza árabe. En el año 2010

adquirió su primera yegua en Cantabria y a partir

de ahí siguió con su aprendizaje rodeándose de

personas conocedoras de esta raza tan especial

y aprendiendo de ellas. Después fueron llegando

los concursos morfológicos o de belleza.

En la actualidad su ganadería cuenta

con 3 yeguas madre, un semental

-de líneas funcionales- que fue su

primer caballo árabe comprado en

Barcelona, una potrita y acaban de

ver aumentada la familia con dos

nacimientos.

Las diferencias entre los caballos de raza árabe

y el resto se hacen notar sobre todo en su cara,

cóncava y corta con los ollares (orificios nasales)

muy grandes, hocico pequeño y frente ancha.

Con ojos muy grandes y muy expresivos resultan

de una gran belleza.

Actualmente en España no hay muchos concursos

de belleza porque aún no existen muchos caballos

árabes, pero en países como Bélgica, USA y

últimamente en Emiratos Árabes sí que existe más

tradición.

Hace dos años Zubialdea Arabians ganó un premio

nacional con una potra que se llama Dariyah al Zubi.

Tratándose de una ganadería pequeña es un logro

muy importante y un merecido premio a su trabajo

ya que unos meses antes del concurso deben llevar

a los caballos a un centro de entrenamiento y esto no

es barato, pero en palabras del propio Asier: “Lo que

estamos haciendo es invertir en nuestra felicidad”.

35 icruceros 2019

More magazines by this user
Similar magazines