17-VII-19

diagramcaion123

Página 4

EDITORIAL

Miércoles 17 de Julio de 2019

SEGÚN AMLO CRECEREMOS A UN

4%,

PERO LA ECONOMIA PARALIZADA

La situación económica de México

no ha podido levantar, por

diversos aspectos socio económicos,

que no han dado un repunte

como se esperaba y hasta a la baja

se encuentran durante los estudios desarrollados

durante este año.

Una tendiente crecida se está dando en

el empleo informal, y no así en lo que

se conoce como el contrario, el empleo

formal, en aquel que tiene que ver con

los trabajos que se tienen registrados y

que cuentan con una mayor seguridad en

los empleos, y por ende con lo que es el

crecimiento de la riqueza familiar de sus

trabajadores y por ende en el aumento de

la calidad de vida.

Estos datos se dan a conocer directamente

por la Asociación Nacional de Tiendas

de Autoservicio y Departamentales, quienes

afirman que a la fecha solamente se

han conformado menos de mil quinientas

nuevas plazas, lo que es un decrecimiento

de un treinta y cinco por ciento con

respecto al pasado dos mil dieciocho.

Cabe señalar de que el llamado empleo

formal que líneas antes precisé, es fundamental,

y en lo particular el que se

conoce como el sector comercio, ya que

éste es el que registra a más del veinte

por ciento de los empleos que se consideran

formales a nivel nacional, y como

podemos analizar ilustre lector es un sector

bastante importante para la economía

nacional, y se afirma que este fenómeno

que se encuentra a la baja, se debe al decrecimiento

a la actividad comercial de

lo que se conoce como los mercados internos.

De la misma forma se estudia de que se

dio una caída fuerte en lo que se conoce

como las ventas, que tuvo únicamente

decrecimento del cero punto dos por

ciento, y como no va a ser así, tan solo

veamos los índices de pobreza que prevalecen

en este país que tiene una economía

tercermundista, con un fenómeno bastante

crudo, como lo es el conocer que más

del cincuenta por ciento de la población,

o sea los casi ciento quince millones de

habitantes de esta nación se encuentran

en niveles crudos y reales de pobreza, de

los cuales una quinta parte se encuentran

en lo que se conoce como pobreza extrema,

o sea personas que salen todos los

días a buscar el sustento de sus hijos y no

son capaces de percibir más de dos salarios

mínimos, o sea menos de veintiséis

pesos diarios con lo que es prácticamente

imposible poder mantener una familia y

mucho menos el que su calidad de vida

sea placentera, no solo para los suyos,

sino para todos los integrantes de sus familias.

Dice este estudio de que las ventas decrecieron

y como no ser así, y más al inicio

de año, tiempos en los que hace prácticamente

estos doce meses, se encontraban

en la espeluznante cuesta de enero,

con los aguinaldos raquíticos y que ya

no tienen, con las deudas que se tienen

que pagar, con los ganchos de hacer que

la gente más deba como lo es el ridículo

“buen fin”, implementado en los gobiernos

panistas y que en cada noviembre

hacen que la gente gaste hasta lo que no

tiene, la entrada de escuelas, el regreso

de las vacaciones de “Semana Santa” ,

el pago de inscripciones y con salarios

que no alcanzan en muchas ocasiones a

menos de lo indispensable, por todo ello

es imposible el pensar que se pueda pretender

que las ventas hacia los comercios

aumentan, si no es posible que vean la

cruda realidad de millones de mexicanos.

Dentro de estos estudios se da a conocer

de que el llamado índice de confianza del

consumidor, durante este periodo, registró

una caída anual del once punto cuatro

por ciento, y una seria baja generación de

empleos en lo que se conoce de aquellos

estudiosos del tema como el sector servicio.

En lo que sucede directamente en las

empresas reportaron la pérdida de 23 mil

330 plazas en el primer cuatrimestre y en

los servicios sociales y comunales desaparecieron

52 mil 156 puestos, lo que denota

la gravedad de la situación económica

que priva en varias partes de la nación.

En lo que comprende la capital mexicana,

la Ciudad de México, fue en donde se

dieron la mayor parte de los puestos que

se crearon, ya que se contó con un monto

de veintiún mil quinientas cincuenta y

seis, pero a pesar de ello se decreció en

casi un cinco por ciento con respecto al

mismo periodo del año pasado.

Tocando otro tema hay que reconocer

que la Industria de la Transformación fue

en donde mejores puntos se lograron en

este tiempo, ya que es en el lugar en el

que se conformaron con treinta y cuatro

mil ciento noventa y ocho empleos en

estos dos primeros años, siendo el único

rubro del que existen lo que se llaman los

números negros, o sea los números a la

alza.

Como podemos ver ilustre lector aquellos

que no somos muy duchos en estos

de los “dineros” y de la riqueza de la

población, de la economía directa en la

población, la que permean las familias,

podemos considerar de que la economía

mexicana a pesar del siglo XXI en el que

ya vivimos, depende como siempre de

economías internacionales y en especial

de nuestro vecino del norte, de Estados

Unidos, bien lo decía desde hace más de

un siglo Porfirio Díaz, “Pobre México,

tan lejos de Dios y tan cerca de Estados

Unidos”, y queramos o no, es una cruda

realidad que en las calles de nuestro

hermoso país persiste y prevalece, por lo

que nosotros debemos de augurar siempre

que a los gringos les vayan bien en

su economía, ya que lo que convierte en

una gripilla para ellos, para nosotros se

convierte en neumonía.

Y bueno ilustre lector, esta es una cruda

realidad que vivimos cotidianamente

en nuestro país, en una nación que para

nuestra desgracia vive en un fanatismo

enfermizo y cancerígeno religioso, en

idealidades absurdas como el futbol, o

en la farándula, todo ello, es lo que nos

hace cada vez más y más ignorantes, y lo

peor es no darnos cuenta de ello; HASTA

AQUÍ MIS LINEAS…

COMENTARIOS: mi_columna@

yahoo.com.mx

www.elvalle.com.mx/desde-la-barrera

TWITTER; @tubalcain.garza

La Noticia Hecha Periódico El Valle, Año 28, 17

de Julio de 2019. Es una publicación diaria editada

por Editorial Sena, S.A. de C.V., calle Joaquín

Fernández de Lizardi No. 408-A, Col. Salvador

Sánchez Colín, C.P. 50150 Toluca, Estado de México,

Teléfonos: (722) 219-0740 y 219-0757, www.

elvallemexico.com.mx , elvallemexico@yahoo.com.

mx, Reserva de Derecho al Uso Exclusivo No. 04-

2014-022810040200-101, otorgado por el Instituto

Nacional del Derecho de Autor, Certificado de Licitud

de Título y Contenido Número 16165, Otorgado por

la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas

Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Editor

Responsable Sergio Antonio Nader Díaz, impreso por

Editorial Sena, S.A. de C.V., calle Joaquín Fernández

de Lizardi No. 408-A, Col. Salvador Sánchez Colín,

C.P. 50150 Toluca, Estado de México, con un tiraje

de 7,000 ejemplares y distribuido por Unión Única de

Voceadores de México, A.C., calle Honduras No. 317,

Col. Américas, C.P. 50140 Toluca, Estado de México.

Queda estrictamente prohibida la reproducción total o

parcial de los contenidos e imágenes de la publicación

sin previa autorización de Editorial Sena, S.A. de C.V.

¿Cuántas veces al día nos parecemos

a AMLO?

Bien dicen por ahí que “lo que

te choca, te checa”, y es totalmente

verdad. En el caso concreto

de las pasadas elecciones

presidenciales mexicanas votó más

de la mitad de la población por AMLO

y existen algunos que habiendo votado

por él, ahora se arrepienten de su voto y

lo critican amargamente. ¿Por qué será

esto?

Primero se debe entender que AMLO,

representa justamente a las personas

que son así como él mismo se refleja:

necio (al empezar proyectos sin escuchar

todas las adversidades), asfixiante

(cuando se coloca detrás de cada Secretario

de Estado supervisando todo),

intolerante (al mencionar que quien

comenta algo en contra de él, está en

contra del desarrollo nacional), “quedabien”

(porque en el sur se compromete

a hacer cosas contrarias a las que

se comprometió en el norte), mentiroso

(al haber dicho que los militares no

iban a salir a las calles), cree tener la

verdad absoluta (al negar los datos de

homicidios) y con desconocimiento

toma decisiones (al pretender cerrar las

minas porque sí, al cerrar el aeropuerto

sin pensar en la pérdida económica y

al empezar proyectos sin la planeación

adecuada).

Lamentablemente, este tipo de personas

somos la mayoría en México,

esto nos lleva a pensar que este tipo de

comportamiento lo tenemos con cierto

arraigo desde el seno familiar.

Cuando en casa el niño pregunta ¿Por

qué? y la mamá responde ¡Porque no!,

o ¡Porque lo digo yo! O cuando en el

trabajo a punto de terminar una presentación

se escucha una voz que dice

¡Así ya déjalo, total ni lo van a leer

completo! O cada vez que hablamos

de problemas económicos nacionales y

terminamos nuestro argumento con un

¡todo estaría mejor si el dólar estuviera

a 3.5 pesos como antes del 94!

Estamos llenos de prejuicios de autoridad,

pensando que somos infalibles y

que el error nunca cabe en lo que platicamos.

No estoy hablando de vivir

llenos de inseguridades, sino de que

aceptemos que hay gente que piensa

diferente y que para tener la razón, deberemos

emprender un camino hacia la

verdad histórica y científica.

Muchos de nosotros pretendemos sostener

argumentos que ya han sido demostrado

como falsos o erróneos, por

ello es imprescindible que antes de

hablar de algún tema serio y complicado,

es necesario haber leído algo de

historia sobre el tema, porque aunque

parezca trillado, la historia está llena de

malos ejemplos que nos sirven para no

andar por caminos falaces.

Por ello es indispensable leer, entender

que existen datos en los que se debe

cimentar una toma de decisión, que

nos sirven para entender el entorno y

aprender de él. Entender, que cada profesión

tiene su rango de complejidad,

que cada área del conocimiento es importante

y tiene una vasta profundidad.

Que a nadie se debe demeritar, más que

por su falta de virtudes.

AMLO al hacer el aeropuerto en Santa

Lucía, sin contar con un impacto ambiental

y con un montón de amparos

aún no resueltos, denota su intransigencia,

derivada de ese machismo de hacer

las cosas aunque estén mal, aunque a

nadie convenga, aunque a nadie guste,

solo por el hecho de ser poderoso y

hacerlas porque sí. Denota su desconocimiento,

porque piensa que hacer que

pasen las cosas es un acto de voluntad

presidencial, sin saber que el camino al

éxito es un cúmulo de buenas decisiones,

que para hacer que un proceso culmine,

debió haber pasado por muchos

procedimientos, que además fortalecen

al producto final.

También hace pensar que existe un

montón de gente así. Machista, pretendiendo

hacer las cosas por sus

pantalones, como caiga pero hacerlas;

pensando que las políticas

públicas son sólo política y que la

economía es un invento neoliberal.

More magazines by this user
Similar magazines