12.08.2019 Views

revista abambu

revista prueba

revista prueba

SHOW MORE
SHOW LESS

Create successful ePaper yourself

Turn your PDF publications into a flip-book with our unique Google optimized e-Paper software.

REVISTA DE MARINA es una<br />

publicación bimestral, fundada el<br />

1º de julio de 1885. Su misión es<br />

reflejar las inquietudes profesionales<br />

de los oficiales de la Armada de<br />

Chile, en servicio activo y en retiro,<br />

servir como medio para divulgar y<br />

discutir los asuntos relacionados con<br />

el pensamiento naval y marítimo,<br />

tanto en Chile como en el extranjero<br />

y proveer un registro del acontecer<br />

naval y marítimo.<br />

Revista de Marina busca contribuir a<br />

la reflexión y al análisis crítico con la<br />

publicación de los artículos originales<br />

e inéditos, con las excepciones que<br />

califique su Consejo Consultivo y<br />

acoge a los colaboradores con amplio<br />

criterio, exigiendo calidad y pertinencia,<br />

siendo las ideas expresadas de<br />

exclusiva responsabilidad del autor y<br />

no comprometen en forma alguna a la<br />

Revista ni a la Armada de Chile.<br />

Los artículos versarán sobre temas de<br />

la profesión naval y aquellos de interés<br />

nacional; en particular las materias<br />

vinculadas con el desarrollo y empleo<br />

del poder naval, la promoción de<br />

los intereses marítimos nacionales,<br />

el conocimiento de la historia, las<br />

ciencias, las artes, los deportes<br />

náuticos, el comercio y aquellas otras<br />

actividades relacionadas con el mar.


INDICE<br />

Julio - Agosto 2019<br />

05<br />

06<br />

Liderazgo una<br />

experiencia personal<br />

Claudio Muñoz 07 Pag<br />

Liderazgo Femenino<br />

en la Armada.<br />

Alberto Adriazola 11 Pag


4<br />

21<br />

85<br />

93<br />

La policia maritima y su<br />

rol investigativo<br />

Renzo Cuneo 22 Pag<br />

Los 60 años de los<br />

guerros de las botas.<br />

Jaime Pacheco 31 Pag<br />

39<br />

Acciones Tácticas<br />

Pablo M. 40 Pag<br />

Ceremonia 134º<br />

Aniversario<br />

87<br />

Ataque a<br />

Pearl Harbor<br />

Alfredo Gallegos 88 Pag<br />

Whit the going down<br />

of the sun<br />

94 Pag<br />

95<br />

Solo para nautas<br />

96 Pag<br />

77<br />

Innovación<br />

Tecnologica<br />

Eris Solis 78 Pag<br />

87<br />

98<br />

BAÚL<br />

HISTORICO<br />

Hace 100 años<br />

99 Pag<br />

Hace 30 y 50 años<br />

100 - 101 Pag


5<br />

EDITORIAL<br />

RM jul-ago 2019<br />

Dos acontecimientos recientes han tenido gran impacto y nos han<br />

impulsado por algunos momentos a elevar la vista hacia el firmamento:<br />

una singularidad de la naturaleza como fue el eclipse total<br />

del sol y la conmemoración del medio siglo de la mayor empresa<br />

de la humanidad en su historia, la llegada del hombre a la luna.<br />

Otros asuntos han mantenido la atención en lo que sucede en<br />

nuestro planeta. Entre ellos, la crisis entre el Reino Unido e Irán<br />

por la captura mutua de buques petroleros en los estrechos de Gibraltar<br />

y Ormuz, respectivamente. Las lecciones son claras: el comercio<br />

marítimo y el control del mar continúan siendo las razones<br />

que obligan a las naciones marítimas a contar con capacidades<br />

navales proporcionales a su comercio y a su espacio marítimo.<br />

Respecto a esta nueva edición, hemos dedicado el tema central<br />

al liderazgo, tan vigente en los últimos años que a algunos ha llegado<br />

a cansar. Sin embargo, la Armada está haciendo un especial<br />

esfuerzo para potenciar en sus dotaciones las herramientas<br />

valóricas para los desafíos actuales, creando para ello el Centro<br />

Naval de Liderazgo. Un enfoque interesante y novedoso es el que<br />

se refiere al liderazgo femenino en la Marina.<br />

Por otra parte, dos jóvenes oficiales nos muestran las complejidades<br />

del escenario táctico en el mar, uno relatando los errores que<br />

llevaron hace 31 años al derribo de un avión comercial en el golfo<br />

Pérsico, y el otro nos entrega un relato ficticio del probable escenario<br />

futuro de la guerra en el mar.<br />

El pasado 1° de julio, junto con celebrar nuestro 134° aniversario,<br />

iniciamos un proceso para actualizar la Revista de Marina en sus<br />

versiones impresa y digital; para ello contratamos una consultora<br />

y esperamos tener novedades a contar de la próxima edición. Por<br />

de pronto, en la versión digital ya hemos incorporado artículos con<br />

temas de actualidad que iremos renovando semanalmente.<br />

Como siempre estaré atento a recibir sus comentarios en<br />

director@<strong>revista</strong>marina.cl


6<br />

Pag<br />

TEMA DE<br />

PORTADA<br />

TEMA DE PORTADA<br />

Liderazgo una<br />

experiencia personal<br />

Liderazgo femenino<br />

en la Armada<br />

Liderazgo, la fuerza<br />

de la confianza mutua<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


8<br />

7<br />

Pag<br />

SECCIÓN TEMA DE PORTADA<br />

LIDERAZGO,<br />

UNA EXPERIENCIA<br />

PERSONAL<br />

RESUMEN<br />

El autor comparte en forma breve su experiencia a lo largo de su carrera<br />

naval, relacionada con el ejercicio de liderazgo, a luz de conceptos modernos<br />

relacionados con este tema, dando a conocer los pilares en que basó la doctrina,<br />

la cual aplicó en los puestos de mando que tuvo el privilegio de ejercer.<br />

Claudio Muñoz Cabrera Capitán de Fragata<br />

Magister en Ciencias Navales y Marítimas /<br />

Magister en Dirección Estratégica<br />

cmunozc@armada.cl<br />

liderazgo - experiencia de vida - carrera naval - doctrina de mando.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


9<br />

Pag<br />

Introducción.<br />

En el presente trabajo el autor, quiere<br />

compartir con los lectores un resumen<br />

de lo que ha sido su experiencia en<br />

relación con el “liderazgo”, a lo largo<br />

de su carrera naval, liderando equipos<br />

de distinta composición y en variadas<br />

circunstancias, a la luz de los conceptos<br />

de liderazgo moderno. Tarea que no es<br />

fácil si se quiere evitar caer en la auto<br />

referencia, la soberbia y en la falta de<br />

humildad, sólo pretendiendo compartir<br />

un testimonio útil, basado en lo vivido<br />

en 39 años en la Marina.<br />

LIDERAZGO<br />

A LO LARGO<br />

DE LA<br />

CARRERA NAVAL<br />

Un punto central a tener presente, es<br />

tener conciencia que la experiencia<br />

ha demostrado que la carrera naval<br />

requiere de líderes en todos sus niveles,<br />

tanto oficiales como gente de mar, para<br />

poder contribuir en forma efectiva a la tarea<br />

de servir al país; servicio que incluso podría<br />

demandar poner en riesgo la propia vida<br />

y la de nuestros subordinados, en forma<br />

consciente y voluntaria.<br />

También es necesario tomar en cuenta las<br />

oportunidades de formación de liderazgo<br />

que se nos presentan a lo largo de la<br />

carrera, aunque éstas no sean formales<br />

ni sistematizadas, si no que a través de<br />

las vivencias y experiencias que vamos<br />

recogiendo a lo largo de ella. Si uno llega<br />

a desarrollar esta conciencia, es capaz de ir<br />

liderándose a sí mismo para ir creciendo y<br />

desarrollando las capacidades y aptitudes<br />

requeridas para liderar equipos en las más<br />

variadas circunstancias, algunas de las cuales<br />

pueden ser grandes desafíos, con distintos<br />

niveles de responsabilidad, especialmente<br />

en los más altos.<br />

No obstante lo anterior, los constantes y<br />

rápidos cambios que ha experimentado la<br />

sociedad, provocados muchas veces por el<br />

acelerado desarrollo tecnológico del que<br />

hemos sido testigos en las últimas décadas,<br />

han configurado una realidad distinta y<br />

mucho más compleja que la que existía<br />

cuando ingresamos a la institución, lo que<br />

junto con el desarrollo del conocimiento;<br />

esto hace que la autoformación en lo que a<br />

liderazgo se refiere no sea suficiente, es por<br />

ello que la Institución ha identificado esta<br />

problemática y se encuentra trabajando para<br />

incorporar instancias formales y sistemáticas<br />

de formación de liderazgo a lo largo de<br />

la carrera, ejemplo de ello es la creación<br />

durante el año 2018 del Centro Naval de<br />

Liderazgo.<br />

En la etapa inicial de la carrera, se entregan los<br />

fundamentos básicos para ir desarrollándose<br />

en liderazgo. En la Escuela Naval se enseña<br />

que los derechos son consecuencia de<br />

los deberes, dado que para ganarse un<br />

determinado derecho o privilegio, es<br />

primero necesario dar cumplimiento a<br />

ciertos deberes y a medida que las personas<br />

tienen mayor nivel de responsabilidad en<br />

una organización, cuentan con mayores<br />

beneficios que aquellos que tienen un<br />

menor nivel de responsabilidad. Éste es<br />

un concepto básico y fundamental en una<br />

institución jerarquizada como la Armada, el<br />

cual fundamenta las diferencias existentes<br />

entre los diferentes niveles jerárquicos,<br />

lo que en la actualidad es muy difícil de<br />

hacer entender, cuando el mensaje que se<br />

transmite es el de una sociedad igualitaria<br />

que tiende a eliminar toda diferencia.<br />

A los cadetes se les inculca que la Escuela<br />

Naval es el plantel formador de los líderes<br />

que en el futuro conducirán los destinos de<br />

la institución, de modo que desde el inicio<br />

de la carrera vayamos tomando conciencia<br />

de cuál será nuestro papel fundamental<br />

como oficiales de marina. En esta etapa se<br />

nos enseña que es esencial saber obedecer<br />

para luego saber mandar y que el ejemplo<br />

TEMA DE PORTADA<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


10 9<br />

Pag<br />

Claudio Muñoz<br />

Liderazgo una experiencia personal<br />

TEMA DE PORTADA<br />

es la autoridad moral en el ejercicio del<br />

mando. El buen ejemplo que da un líder<br />

a sus subordinados es muy importante y<br />

vital en la etapa formativa de los futuros<br />

oficiales, ya que es en esta etapa cuando<br />

éstos son mucho más influenciables<br />

y los primeros instructores los marcan<br />

de por vida. Todas las actividades en la<br />

escuela, con sus exigencias disciplinarias,<br />

contribuyen a forjar y preparar el carácter<br />

y la personalidad de los jóvenes,<br />

convirtiéndolos de adolescentes civiles en<br />

jóvenes oficiales de marina, inculcándoles<br />

valores como el patriotismo, el honor, la<br />

valentía, la integridad, el sentido del deber,<br />

la lealtad, la confianza, la abnegación y el<br />

espíritu de cuerpo, entre otros.<br />

Desde el egreso de la escuela, los oficiales<br />

se ven constantemente enfrentados<br />

a tener que liderar grupos humanos.<br />

Al principio de la carrera, el principal<br />

desafío que se enfrenta en relación con<br />

el liderazgo, es conducir a un grupo<br />

humano en que el personal subordinado<br />

muchas veces nos supera en edad y en<br />

experiencia de vida, es decir el joven<br />

oficial se encuentra investido de autoridad<br />

formal y debe obtener la autoridad<br />

informal para lograr que su gente tenga<br />

una adhesión voluntaria para que den lo<br />

mejor de cada uno; para lo cual este oficial<br />

debe recurrir, primeramente, a la teoría<br />

que se le enseñó en la Escuela Naval y<br />

al ejemplo que obtuvo de oficiales más<br />

antiguos. Entendiéndose como autoridad<br />

formal, la influencia basada en la posición<br />

que se ocupa dentro de una organización.<br />

Es la autoridad que proporciona la<br />

organización, que viene dada con el cargo<br />

y que no depende de la persona que lo<br />

ocupa. Mientras que la autoridad informal<br />

es la capacidad de influir sobre otro, la<br />

cual proviene de la libre aceptación de<br />

esa influencia por parte de esa persona;<br />

esta autoridad no la da el puesto sino los<br />

mismos colaboradores o subordinados,<br />

quienes legitiman a una persona para<br />

ejercer esa influencia sobre ellos. La<br />

autoridad informal cobra relevancia<br />

cuando se busca que los colaboradores<br />

o subordinados realicen un esfuerzo<br />

mayor, lo cual aplica en el caso de las<br />

Fuerzas Armadas en que nuestro trabajo<br />

implica bajo circunstancias excepcionales,<br />

actuar incluso a riesgo de nuestras<br />

propias vidas. Este tipo de influencia es<br />

subjetiva y relacional, por lo que depende<br />

de la persona y del tipo de relación que<br />

establezca con los otros (Espejo, 2013).<br />

Una vez avanzada la carrera, a lo anterior<br />

se va sumando la experiencia propia,<br />

obtenida a través de los años, enfrentando<br />

desafíos cada vez mayores en cuanto a<br />

responsabilidad y complejidad. Además,<br />

los sucesivos jefes que uno va teniendo,<br />

constituyen con su actuar, ejemplos de<br />

los cuales se van rescatando rasgos en<br />

su función de líder, que en la mayoría<br />

de los casos son dignos de imitar, como<br />

también algunos que, definitivamente, hay<br />

que evitar repetir (afortunadamente en el<br />

caso del suscrito estos últimos fueron los<br />

menos).<br />

Aplicación de<br />

lo aprendido,<br />

doctrina de<br />

mando.<br />

Al llegar a ejercer por primera vez el<br />

mando a flote, el autor empleó la teoría<br />

aprendida, las experiencias vividas y el<br />

ejemplo de sus comandantes y jefes<br />

anteriores para escribir su doctrina<br />

de mando, basada en los siguientes<br />

4 pilares: responsabilidad, amor o<br />

pasión por lo que uno hace, confianza<br />

y balance. El autor estima que estos<br />

pilares son fundamentales para poder<br />

alcanzar el éxito en las tareas que<br />

deba enfrentar tanto el equipo, como<br />

uno mismo.<br />

La puesta en práctica de esta doctrina,<br />

a la luz de los resultados obtenidos al<br />

término de este primer gran desafío,<br />

probó ser efectiva. Esto lo llevó a<br />

reutilizarla y perfeccionarla en sus<br />

mandos posteriores, también con<br />

buenos resultados.<br />

Los pilares antes indicados se definen<br />

como sigue:<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


01RESPONSABILIDAD<br />

Vale decir que cada miembro del equipo<br />

(división, departamento, buque o repartición)<br />

haga lo que le corresponde hacer, por su calidad<br />

de miembro de la institución, de acuerdo al<br />

puesto que ocupa en la organización y al grado<br />

que ostente. La Ordenanza de la Armada<br />

establece qué debe hacer cada miembro de<br />

la institución en su condición de tal (deberes<br />

y obligaciones), como también para algunos<br />

puestos específicos; los reglamentos orgánicos,<br />

a su vez, establecen las obligaciones de puestos<br />

específicos. Por otra parte, el Reglamento<br />

de Disciplina y Código de Justicia Militar<br />

nos muestran cuáles son las conductas que<br />

constituyen faltas a la disciplina o delitos y<br />

que por lo tanto deben ser evitadas; todo esto<br />

es lo que constituye, en lenguaje coloquial, el<br />

“rayado de cancha” por el cual desenvolverse.<br />

Siguiendo estos lineamientos una persona<br />

puede asegurar gran parte de su éxito, al<br />

cumplir con sus obligaciones y no cometiendo<br />

faltas o delitos.<br />

02AMOR O PASIÓN<br />

Amor, pasión por lo que uno hace, es el<br />

sentimiento y actitud fundamental que le<br />

ayuda a una persona a poder entregar<br />

más allá de lo que la simple definición de<br />

responsabilidades y obligaciones de un cargo<br />

exigen. Esto permite que la persona pueda<br />

entregar lo mejor de sí, sin mayor esfuerzo y<br />

en el caso de los miembros de la Armada, lo<br />

que nos hace capaces de llegar a poner en<br />

riesgo nuestras propias vidas si el servicio a la<br />

Patria así nos lo exigiese.<br />

03CONFIANZA<br />

Es fundamental que entre los miembros de un<br />

equipo exista confianza en quien lo lidera, de<br />

que éste está haciendo lo mejor en beneficio de<br />

todos, como asimismo el líder debe confiar en<br />

que sus subordinados están cumpliendo en buena<br />

forma con sus obligaciones. Por un lado esto le<br />

permite al que manda, delegar y al que obedece<br />

concederle autoridad informal al jefe, mezcla que<br />

permite a un equipo ser exitoso y comprometido<br />

con sus metas y objetivos.<br />

04BALANCE<br />

Vale decir mantener un equilibrio en todo<br />

orden de cosas, especialmente entre lo<br />

útil (todo aquello que tiene que ver con el<br />

trabajo que se desarrolla) y lo agradable<br />

(todo aquello relacionado con disfrutar la<br />

vida, la familia, los amigos y uno mismo).<br />

Si este equilibrio no se alcanza o se pierde,<br />

la organización puede sobreexplotar a sus<br />

miembros o puede que no alcance sus<br />

objetivos en forma óptima, con todos los<br />

efectos negativos que cualquiera de estos<br />

extremos conllevan.<br />

11 10<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


11 12<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

Además de esta doctrina, el autor estima<br />

que es esencial que un líder actúe en<br />

forma ejemplar, equilibrada y consecuente<br />

con sus subordinados (predicar siempre<br />

con el ejemplo); debe ser recto y justo<br />

(proceder correcta y éticamente, debido<br />

al permanente y creciente escrutinio al<br />

que se ve sometido), preocupado por sus<br />

subordinados (conocerlos, valorarlos y<br />

saber de sus problemas para ayudarlos);<br />

poseer seguridad en sí mismo, lo que le<br />

otorgará la capacidad de enfrentar los<br />

desafíos más demandantes y de delegar<br />

funciones en sus subordinados; ser<br />

humilde y tener la capacidad de conocer<br />

sus debilidades para poder superarlas, y<br />

poseer un alto espíritu de sacrificio y de<br />

servicio, ya que el líder debe ser consciente<br />

de que se debe a sus subordinados, ya que<br />

serán ellos quienes por sobre la autoridad<br />

formal, le otorgarán autoridad informal,<br />

validando como líder y adherirán libre y<br />

voluntariamente a su direcciones (órdenes).<br />

También es necesario que el líder esté<br />

en permanente desarrollo, aumentando<br />

sus conocimientos (habilidades duras) a<br />

través del estudio constante y cultivando<br />

sus habilidades blandas (capacidad de<br />

comunicación clara, empatía, capacidad de<br />

trabajo en equipo, autocontrol, capacidad<br />

de adaptación al cambio, actitud positiva<br />

y resiliencia, entre otras), como asimismo<br />

es esencial poseer una vida espiritual<br />

en la cual basar sus acciones y a la cual<br />

recurrir en los momentos más difíciles que<br />

le corresponda enfrentar. Esto permite<br />

que un líder sea capaz de comprender el<br />

entorno que lo rodea y adaptarse acorde a<br />

los tiempos y a los desafíos que enfrente su<br />

organización para mantener su eficiencia,<br />

manteniendo a sus miembros con un alto<br />

grado de compromiso y de motivación, lo<br />

que habilita a cualquier organización para<br />

poder alcanzar sus metas de forma fácil,<br />

por más difíciles que estas parezcan.<br />

REFLEXIÓN FINAL<br />

Liderazgo una experiencia personal<br />

Finalmente, es necesario estar consciente en todo momento del rol que le cabe a un<br />

oficial como líder de hombres, en cualquier ámbito en que se desenvuelva, no importando<br />

en qué parte de la escala jerárquica se encuentre. Esto hará que uno aproveche todas<br />

las oportunidades que la carrera le ofrece, tanto formales como informales, para ir<br />

desarrollando y mejorando sus conocimientos y capacidades como líder. Asimismo hay<br />

que estar consciente que quién en definitiva evalúa a un líder no sólo son sus superiores,<br />

sino que también sus subordinados, quienes le otorgarán mayor o menor autoridad<br />

informal, lo que irá en directa relación con el éxito de su gestión.<br />

BIBLIOGRAFÍA<br />

Página web:<br />

1. Diccionario de la Lengua Española. 11/jun/2019 www.rae.es.<br />

Claudio Muñoz<br />

2. Álvaro Espejo (2013). “Autoridad Formal e Informal ¿Cómo equilibrarlas?”<br />

11/jun/2019. www.academia.edu/18986254/Autoridad_formal_e_informal.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


13 12<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

LIDERAZGO<br />

FEMENINO EN LA<br />

ARMADA<br />

RESUMEN<br />

El presente artículo presenta un análisis de lo que postulan diferentes autores<br />

respecto al liderazgo femenino, contrastado con la realidad en la Armada de<br />

Chile, respaldado por una encuesta a jóvenes generación millennials contratados<br />

en la institución, que tuvieron jefaturas femeninas.<br />

CC LT Sr. Alberto Adriazola Canessa<br />

Centro Naval de Liderazgo<br />

Magíster en Liderazgo y en Educación<br />

albertoadriazola@gmail.com<br />

liderazgo - experiencia de vida - carrera naval - doctrina de mando.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


13<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

Liderazgo Femenino en la Armada<br />

Alberto Adriazola<br />

El liderazgo femenino, no es solamente<br />

“la capacidad de influenciar en otro”<br />

ejercido por una mujer, sino que en<br />

la literatura se identificó como un estilo<br />

más del liderazgo y que responde a un<br />

estilo más persuasivo, gracias a una mayor<br />

comunicación interpersonal y la búsqueda<br />

del consenso de manera más colaborativa,<br />

abierta e inclusiva. Este estilo busca una<br />

mayor eficacia a través de la cooperación,<br />

del trabajo en equipo e intentando tener<br />

en cuenta diferentes puntos de vista,<br />

compartiendo información y fortaleciendo<br />

los lazos premiando los logros del esfuerzo<br />

colectivo y reconociendo la labor del<br />

equipo (Raya, 2019).<br />

Según Raya (2019), las mujeres ofrecen<br />

un trato más personal, presentan<br />

características más sociables y con mayor<br />

hincapié en la necesidad de cooperación y<br />

de trabajo grupal. Esto es favorable para que<br />

el trabajo se desarrolle de una manera más<br />

natural, gracias a su mayor expresividad<br />

y cercanía, que les permite conseguir un<br />

mayor compromiso de su equipo con<br />

su líder. Resalta valores diferentes, que<br />

potencian la organización de una labor<br />

conjunta de manera más eficaz. Así mismo,<br />

producto de su biología y del desarrollado<br />

“multitasking” o función de multitarea,<br />

destaca la capacidad innata de poder<br />

actuar y tomar decisiones sobre diversos<br />

temas a la vez, rasgo que les convierte<br />

en líderes atentas, comprometidas y<br />

entregadas a cada ámbito de su trabajo.<br />

Según Rama (2014), señala que en general<br />

las mujeres de América Latina y el Caribe<br />

son expertas en manejo de crisis y en<br />

adaptarse a los cambios. “Esto es una<br />

consecuencia positiva de las situaciones<br />

económicas y políticas que han vivido. Esta<br />

habilidad para manejar procesos de cambio<br />

y tolerar incertidumbres y ambigüedades<br />

es fundamental para el éxito de cualquier<br />

tarea”.<br />

En el libro “Liderazgo Femenino” de<br />

Betina Rama, se determina una serie de<br />

características de este estilo de liderazgo,<br />

de las cuales destacan:<br />

Orientación a las personas: Son<br />

sociables, expresivas y cercanas, lo<br />

que brinda mucho potencial a la hora<br />

de lograr compromisos, sea con los<br />

objetivos de la organización o en un<br />

proyecto en particular.<br />

Tendencia a la cooperación: Esto<br />

hace que el trabajo en equipo sea más<br />

natural, ya que ellas son activas en la<br />

inclusión y conteniendo a las personas.<br />

También se preocupan porque los<br />

procesos seas ordenados y sanos.<br />

Capacidad de actuar en muchas<br />

direcciones: Poseen la capacidad<br />

innata de pensar y actuar en muchas<br />

direcciones o temas al mismo tiempo.<br />

Esto les da una ventaja a la hora de<br />

tomar decisiones y enfrentar crisis.<br />

Conducción horizontal: El liderazgo<br />

femenino es inclusivo, alienta la<br />

participación y comparte el poder y la<br />

información con aquellos a quienes<br />

conduce. Tiende a crear y fortalecer las<br />

identidades de grupo.<br />

Predomino de lo emocional: En<br />

general se hallan capacitadas para<br />

tener en cuenta el lado “humano” de<br />

las personas y generar altos niveles de<br />

empatía.<br />

Mayor predisposición al cambio: Su<br />

estilo es innovador, con un firme sentido<br />

de la calidad, centrado en la persona,<br />

flexible, comunicativo y persuasivo.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


14<br />

Pag<br />

De acuerdo a lo anterior, las características<br />

de colaboración, empatía, sensibilidad<br />

y consenso que se asocian más con lo<br />

femenino. En general las mujeres tienden<br />

a ser más participativas para encontrar las<br />

mejores soluciones dentro del equipo de<br />

trabajo” (Rama, 2014).<br />

Según los autores investigados, al asumir<br />

el rol de liderazgo la mujer experimenta<br />

cambios en su comportamiento: algunas<br />

características propias se acentúan; otras<br />

que no había tenido en su carácter aparecen<br />

en forma muy fuerte; su capacidad de<br />

análisis se vuelve muy rápida y se acelera<br />

la precisión en la toma de decisiones. Es<br />

que cuando una mujer tiene la oportunidad<br />

de liderar o hacerse cargo de un equipo, lo<br />

toma como verdadero desafío y pone en<br />

foco al proyecto que está llevando a cabo.<br />

Vistas las características del liderazgo<br />

femenino y articulado con lo que presenta<br />

el Autor, en “Millennials en la Armada”<br />

(2019), referente a las particularidades que<br />

presentan las nuevas generaciones en<br />

cuanto a su baja tolerancia a la frustración<br />

y mala capacidad de resiliencia, este estilo<br />

de liderazgo toma gran relevancia en la<br />

conducción de nuevas generaciones, dado<br />

que, la sociabilidad y cercanía del líder<br />

femenino logra generar mayor compromiso<br />

con una tarea y en consecuencia minimiza<br />

la sensación de frustración, siendo ésta<br />

superada con mayor facilidad en función<br />

del trabajo en equipo y del objetivo común<br />

del grupo.<br />

Para contrastar lo presentado por los<br />

autores respecto al liderazgo femenino,<br />

se realizó una encuesta a un grupo<br />

intencionado de jóvenes alumnos<br />

generación millennials en la Armada, que<br />

tuvieron jefatura femenina, donde el 98%<br />

afirmó haber tenido una buena experiencia<br />

y el 80% afirmó preferir tener jefatura mujer<br />

en vez de hombre, básicamente por que<br />

tienen una personalidad más afable y<br />

mejor capacidad de escucha. Sin embargo,<br />

los resultados cambian al ent<strong>revista</strong>r<br />

personal de otras generaciones que<br />

trabajan en la institución. Se encuestó<br />

personal naval contratado “generación<br />

X” (35 – 45 años), que tuvieron o tienen<br />

jefatura femenina, donde el 80% afirmó<br />

haber tenido una buena experiencia y el<br />

20% restante experiencia neutra. Respecto<br />

a preferencias un 20% afirmó preferir tener<br />

jefatura mujer en vez de hombre, un 10%<br />

le es indiferente y el 70% restante prefería<br />

jefatura masculina, reconociendo sí, que<br />

no es por un problema de administración,<br />

si no que más cultural por la costumbre de<br />

trabajar entre hombres.<br />

Vistos estos resultados, coincide que no<br />

solamente en la teoría este estilo sería el<br />

ideal para liderar nuevas generaciones, si<br />

no que en la Armada, ya tiene un impacto<br />

positivo.<br />

A la fecha las mujeres en la Armada,<br />

por su antigüedad en la institución (15<br />

años aproximadamente), se encuentran<br />

posicionadas en los mandos medios,<br />

donde vistas las encuestas y lo rescatado<br />

en la literatura, todo indica que lo están<br />

haciendo muy bien en la conducción<br />

de nuevas generaciones. Ahora el<br />

desafio consiste en desarrollar nuevas<br />

competencias para los nuevos desafíos<br />

que se vienen al conformar a futuro el alto<br />

mando naval.<br />

De acuerdo al nuevo modelo de liderazgo<br />

de la Armada, donde se identifican las<br />

competencias a desarrollar por los mismos<br />

de la institución, el personal que se<br />

encuentra en el último tercio de su carrera<br />

y que desee conformar el alto mando<br />

naval, tiene que orientar sus esfuerzo al<br />

desarrollo de las habilidades personales,<br />

como por ejemplo “el pensamiento crítico”,<br />

“adaptabilidad”, “comunicación” entre<br />

otras. Desarrolladas esas competencias<br />

y sumadas a las que ya se identifican en<br />

el Liderazgo Femenino, no cabe duda<br />

que habrán excelentes representantes del<br />

sexo femenino en el alto mando naval.<br />

TEMA DE PORTADA<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


15<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

CONCLUSIONES<br />

El liderazgo ejercido por una mujer es diferente al liderazgo masculino, ya que les<br />

caracterizan distintas particularidades y son otros impulsos los que las mueven. No hay<br />

mejores ni peores, lo que sí está claro es que el complemento de ambos será lo más<br />

beneficioso para nuestra institución, donde teniendo líderes de ambos sexos que aúnen<br />

energías e ideas, la creatividad e innovación en procesos aumentará, contribuyendo al<br />

mejor cumplimiento de la misión en la institución.<br />

Liderazgo Femenino en la Armada<br />

Alberto Adriazola<br />

Debido a que el liderazgo femenino es un “estilo más” con las características<br />

precedentemente indicadas y no necesariamente un actuar femenino propio de su<br />

condición, la invitación es a reflexionar acerca de qué estilo predomina en nuestra forma<br />

de liderar a nuestros colaboradores y ver qué se puede rescatar de este estilo y aplicar en<br />

una mejor gestión de personal. Si este estilo es el que más se adecúa para guiar y ganar<br />

la adhesión voluntaria de la gente hoy en día, es tiempo de potenciar nuestra capacidad<br />

de escucha, tener un trato más afable y buscar el trabajo en equipo y colaborativo.<br />

Adriazola, A. (2019). Millennials en la Armada. Revista de Marina, 21-23.<br />

Aguila, E., & Garay, M. (2016). Liderazgo Creativo. Providencia: Ediciones Universidad Finis Terrae.<br />

Caraher, L. (2014). Millennials & Management. New York: Routledge.<br />

Espinoza, C. (2012). Millennial Integration: Challenges Millennials Face in the Workplace and What They Can Do About Them.<br />

(Electronic Thesis or Dissertation). Retrieved from ttps://etd.ohiolink.edu/<br />

Eichholz, J. C. (2016). Capacidad Adaptativa. Bogota: LID Editorial Colombia SAS.<br />

Goleman, D. (1996). Inteligencia emocional. Editorial Kairos. Barcelona.<br />

Hernández, R., Fernandez, C., & Baptista, M. (2014). Metodología de la Investigación: Sexta Edición. México: McGRAW-HILL /<br />

INTERAMERICANA EDITORES, S.A. DE C.V.<br />

HOWE, N. y W. STRAUSS (2000): Millennials Rising. The Next Great Generation. New York, Vintage Books.<br />

HOWE, N. y W. STRAUSS (2007): Millennials Go to College. EE.UU., Life Course Associates.<br />

Rama, B. (2014). Liderazgo Femenino. Autores Editores.<br />

BIBLIOGRAFÍA<br />

Raya, A. (2019). Liderazgo Femenino, la clave del futuro. Andresaraya.com.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


16<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

LIDERAZGO,<br />

LA FUERZA DE LA<br />

CONFIANZA<br />

MUTUA.<br />

RESUMEN<br />

La República de Chile posee para su defensa, una Marina de tamaño medio,<br />

dedicada y con un alto nivel de profesionalismo, que goza de un bien ganado<br />

prestigio a nivel internacional que para mantenerlo se hace imprescindible no<br />

descuidar ciertos aspectos, que aunque parezcan obvios y conocidos, tienen<br />

repercusiones importantes en la formación de nuestro Personal para que sean<br />

líderes en sus respectivos ámbitos de desempeño.<br />

Claudio Muñoz Cabrera Capitán de Fragata<br />

Magister en Ciencias Navales y Marítimas /<br />

Magister en Dirección Estratégica<br />

cmunozc@armada.cl<br />

Liderazgo Naval - modelo de formación de liderazgo de la Armada de Chile<br />

Refuerzo de capacidades y atributos del Líder<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


17<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

Liderazgo, la fuerza de la confianza mutua.<br />

Claudio Munoz<br />

INTRODUCCIÓN.<br />

El Liderazgo de la Fuerzas Armadas debe<br />

resumir los ideales profesionales, de los<br />

que la Nación puede siempre sentirse<br />

orgullosa. Honestamente una mala<br />

persona no puede ser un buen marino,<br />

soldado o aviador.<br />

El proceso inicial para la formación de los<br />

futuros líderes de la Marina, se circunscribe<br />

principalmente a la instrucción y<br />

conocimientos impartidos por la Escuela<br />

Naval a los Cadetes, a través de clases<br />

teóricas y de ejercicios prácticos en las<br />

diversas actividades programadas, con la<br />

finalidad de que los alumnos adquieran de<br />

manera gradual, las capacidades que les<br />

permitirán, cuando egresen al servicio de<br />

la Institución, mandar y liderar al personal<br />

bajo sus órdenes.<br />

En el caso del Personal de Gente de Mar,<br />

cuya función temprana, no considera<br />

el ejercicio del mando y del liderazgo<br />

tal como se concibe en el cotidiano<br />

desempeño de los oficiales, no es menos<br />

relevante la formación básica inicial de<br />

los grumetes, la que les debe permitir en<br />

el transcurso futuro de su carrera, durante<br />

la cual les corresponderá desempeñarse<br />

como mando medio, ejerciendo influencia,<br />

instruyendo y orientando a su personal<br />

subordinado, complementando y<br />

contribuyendo a hacer más efectiva la<br />

labor de sus superiores en las tareas de<br />

conducción.<br />

Mucho se ha argumentado sobre las<br />

características y capacidades que debe<br />

poseer un “buen Líder”, llegándose a<br />

un consenso de sentido común, siendo<br />

necesario que éstas tengan una sólida<br />

base valórica, en la que se sustenta todo<br />

su actuar y capacidad como tal.<br />

Es bien sabido que no existe el ser<br />

humano perfecto, todos poseemos<br />

virtudes y también defectos, sin embargo<br />

lo importante es el balance final, ya que<br />

por muchas virtudes que se tenga, si los<br />

defectos son importantes de nada servirán<br />

las primeras; de igual forma si tiene más<br />

defectos que virtudes, tampoco será una<br />

persona que inspire a sus seguidores o que<br />

vaya a ser un buen modelo. El Mando y el<br />

buen ejemplo, se encuentran sólidamente<br />

fusionados en el ejercicio del liderazgo.<br />

La reciente incorporación de la mujer a la<br />

Marina, en la mayoría de sus escalafones,<br />

ha significado un avance muy importante<br />

para el mejor cumplimiento y desarrollo de<br />

las tareas Institucionales, otorgando mayor<br />

flexibilidad y nuevas capacidades, las que<br />

paulatinamente se han ido incorporando<br />

y acomodando a la dinámica del servicio,<br />

en los variados ámbitos del desempeño<br />

naval. Sin embargo, esto ha demandado un<br />

esfuerzo gradual de regulación y control,<br />

para evitar cualquier tipo de interferencia<br />

o malentendido, que pudiese afectar la<br />

normal relación de mando entre el personal<br />

CENTRO<br />

NAVAL<br />

DE LIDERAZGO<br />

La Armada de Chile, consciente del<br />

sinnúmero de variables y cambios que<br />

se originan producto de la evolución<br />

social, cultural y tecnológica, siempre bajo<br />

un espíritu de mejora y perfeccionamiento<br />

continuo y constante de su personal, y<br />

ante la evidente necesidad de fortalecer<br />

y potenciar aspectos esenciales en su<br />

formación y desempeño a lo largo de<br />

toda su carrera, visualizó la conveniencia<br />

y necesidad de crear el Centro Naval<br />

de Liderazgo (CENLID), cuya finalidad<br />

principal es orientar, promover y orientar la<br />

formación de liderazgo en la Institución..<br />

Teniendo en consideración la relevancia<br />

que tiene contar con una adecuada<br />

conducción en los distintos niveles de<br />

mando de la Institución, el 28 de diciembre<br />

de 2016, el Comandante en Jefe de la<br />

Armada, dispuso en una directiva iniciar<br />

el proceso para formalizar y fortalecer<br />

el proceso de formación de liderazgo<br />

en la Institución. Posterior a un estudio y<br />

análisis efectuado durante el año 2017, se<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


ejecutó una primera fase, que consistió<br />

en materializar la creación del CENLID<br />

acondicionándose las instalaciones<br />

definitivas de éste, las que fueron<br />

inauguradas por el Comandante en Jefe<br />

de la Armada el 7 de diciembre del 2018.<br />

Éstas se encuentran ubicadas dentro del<br />

recinto de la Academia de Guerra Naval, en<br />

el ex – pabellón CA Arturo Fernández Vial.<br />

Junto con lo anterior, también se propuso<br />

la organización y la siguiente misión del<br />

Centro:<br />

“IMPLEMENTAR EL MODELO DE FORMA-<br />

CIÓN DE LIDERAZGO DURANTE LA CA-<br />

RRERA NAVAL, CON EL PROPÓSITO DE<br />

CONSOLIDAR Y FORTALECER EL NIVEL DE<br />

EXCELENCIA DEL LÍDER QUE REQUIERE LA<br />

ARMADA.”<br />

Adicionalmente, una vez desarrollado<br />

el Modelo de Formación de Liderazgo<br />

a implementar, fue presentado para su<br />

análisis y evaluación, siendo aprobado por<br />

el Mando en diciembre del mismo año.<br />

Durante el presente año 2019, en una fase<br />

de marcha blanca, se validará y aplicará<br />

gradualmente el Modelo, el que considera<br />

un proceso de mejora continua, sin<br />

perder de vista que el liderazgo se ejerce<br />

en un contexto en constante cambio,<br />

íntimamente vinculado a las personas y a<br />

sus relaciones.<br />

DEFINICIÓN DEL<br />

MODELO<br />

DE FORMACIÓN<br />

DE LIDERAZGO.<br />

Para definir nuestro propio modelo de<br />

formación de liderazgo, se analizaron<br />

los modelos utilizados por marinas<br />

de países desarrollados como Australia,<br />

Canadá, EEUU de Norteamérica y Reino<br />

Unido, las que de alguna forma se han<br />

constituido como un referente para<br />

nuestra Armada a lo largo de su historia,<br />

llegándose a diseñar un modelo propio<br />

y característico que recoge elementos<br />

considerados en los diferentes modelos<br />

estudiados.<br />

El modelo de la Armada de Chile que fue<br />

aprobado por el más alto nivel institucional<br />

en diciembre de 2018, es aplicable a todo<br />

el personal de oficiales y gente de mar de la<br />

institución y se ha comenzado a incorporar<br />

en forma paulatina en los diferentes<br />

niveles, con el propósito de mejorar la<br />

gestión institucional para el cumplimiento<br />

de la misión permanente de la Armada.<br />

18<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

Liderazgo, la fuerza de la confianza mutua.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019<br />

Claudio Munoz


19<br />

Pag<br />

Liderazgo, la fuerza de la confianza mutua.<br />

El modelo planteado se centra en el<br />

Ethos Naval, que es el conjunto de<br />

rasgos y modos de comportamiento que<br />

conforman el carácter o identidad propia<br />

de la Armada de Chile, en relación con<br />

sus valores fundamentales (honor, deber,<br />

Integridad, lealtad y valentía) y con sus<br />

rasgos distintivos, como su historia, sus<br />

tradiciones, la familia naval, su doctrina y<br />

el patriotismo.<br />

Dado que el liderazgo es atingente a todo el<br />

personal de la Institución y establece que,<br />

independiente del grado o del género, es<br />

una cuestión de integridad, por lo que este<br />

modelo considera que cada miembro de<br />

la Armada debe, independiente de sus<br />

funciones administrativas, operativas o<br />

técnico – profesionales, conducir su actuar<br />

bajo el código honor institucional que rige<br />

su comportamiento ético.<br />

Las particulares características del ETHOS<br />

de la Marina de Chile, constituye una<br />

fortaleza que debe ser moldeada desde<br />

el ingreso a la Institución y potenciada a lo<br />

largo de toda la carrera, lo que sumado a<br />

una base valórica sólida y bien orientada,<br />

conforman la piedra angular donde se<br />

cimienta el perfeccionamiento de las<br />

distintas características y capacidades<br />

que debe adquirir el personal de oficiales<br />

y gente de mar en las diferentes etapas<br />

definidas en el modelo. Para ello, en éste se<br />

definieron cuatro áreas de desarrollo que<br />

completan el modelo, “Formación Militar”,<br />

“Capacitación Profesional”, “Desarrollo<br />

Personal” y “Habilidad social”, las que deben<br />

ser reforzadas en mayor o menor medida,<br />

dependiendo de la etapa de la carrera naval<br />

(Formación Básica, Perfeccionamiento<br />

Intermedio o Capacitación superior) en<br />

que se encuentre el servidor, conforme a<br />

su grado.<br />

Claudio Munoz<br />

TEMA DE PORTADA<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


20<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

REFLEXIÓN FINAL<br />

Es de público conocimiento que, en sus doscientos años de vida, la Armada ha contado<br />

con oficiales y gente de mar de excepción, quienes han cumplido un importante rol<br />

de líderes, tanto en tiempo de paz como en la guerra, asimilando perfectamente las<br />

exigencias a las que han sido sometidos, adaptándose a las circunstancias y a su entorno.<br />

Nadie es líder por accidente y la naturalidad del liderazgo es una condición que surge<br />

sólo en determinadas personas, por lo que se requiere trabajar duro para formarse<br />

individualmente como tal, siendo necesario potenciar habilidades existentes y<br />

perfeccionar en el tiempo las capacidades y aptitudes características para ejercer la<br />

función de líder, lo que se puede lograr contando con una adecuada base valórica, y<br />

a través de un bien orientado proceso educativo, reforzando aspectos relevantes,<br />

durante toda la trayectoria en el servicio, incidiendo en la instrucción, entrenamiento,<br />

perfeccionamiento y experiencia adquirida. Todo lo anterior es fundamentalmente<br />

complementado y reforzado por el buen ejemplo, señal potente para generar confianza<br />

en todos los niveles de liderazgo que requiere la Institución, si no existe la confianza<br />

mutua, el liderazgo desaparecerá.<br />

Liderazgo, la fuerza de la confianza mutua.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019<br />

Claudio Munoz


21<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

ESCENARIOS<br />

DE ACTUALIDAD<br />

La policia marítima<br />

y su rol investigativo<br />

como auxiliar del<br />

ministerio público.<br />

Los 60 años de los<br />

Guerreros de las botas<br />

mojadas.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


22<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

LA POLICÍA MARÍTIMA Y<br />

SU ROL INVESTIGATIVO<br />

COMO AUXILIAR DEL<br />

MINISTERIO PÚBLICO<br />

RESUMEN<br />

La Autoridad Marítima en cumplimiento de su función policial y comoorganismo<br />

auxiliar del Ministerio Público ha llevado a cabo diversas investigaciones con el<br />

fin de desarticular organizaciones criminales dedicadas principalmente al tráfico<br />

de drogas por vía marítima o a la perpetración de otros delitos que atentan contra<br />

la propiedad, materia en la que la Inteligencia Marítima cumple una importante<br />

labor, logrando en los últimos 10 años la incautación de más de 4.357 kilos de<br />

sustancias ilícitas, correspondiendo en su gran mayoría a Clorhidrato de Cocaína,<br />

Cocaína Base y Marihuana, desbaratando además bandas dedicadas a otros<br />

delitos como el robo con fuerza a bordo de naves de pesca, hurto de recursos<br />

hidrobiológicos en áreas de manejo o desde centros de cultivos en la zona sur<br />

del país, operaciones policiales que deben ser ejecutadas con total apego a la<br />

legislación vigente y que dada su complejidad, requieren una vasta preparación<br />

profesional del personal que las ejecuta.<br />

*Capitán de Corbeta LT – Ingeniero en Administración Marítima, Academia Politécnica Naval.<br />

Magister en Gestión y Conducción Marítima, Academia de Guerra Naval. Graduado en Ciencias<br />

Policiales, Licenciado en Administración Superior en Seguridad Pública, Academia de Ciencias<br />

Policiales de Carabineros de Chile.(rcuneo@dgtm.cl)<br />

Autoridad Marítima - Policía Marítima - Ministerio Público,<br />

Rol Investigativo - Inteligencia Marítima.<br />

Revista de Marina<br />

REVISMAR<br />

Nº971, pp.<br />

Julio<br />

18-31<br />

-<br />

ISSN<br />

Agosto<br />

0034-8511<br />

2019


23<br />

Pag<br />

La policia maritima y<br />

ESCENARIOS DE<br />

ACTUALIDAD<br />

ANTECEDENTES<br />

Una de las principales tareas de<br />

la Autoridad Marítima, es ejercer<br />

la función policial en su área<br />

jurisdiccional 1 , actividad que durante<br />

los últimos años, ha cobrado especial<br />

relevancia, debido principalmente a<br />

la evolución del escenario marítimo<br />

e incremento de los delitos de mayor<br />

connotación perpetrados en su área de<br />

responsabilidad, entre los que destacan<br />

el narcotráfico por vía marítima, el robo<br />

con fuerza en embarcaciones de pesca,<br />

la inmigración ilegal, el hurto de recursos<br />

bentónicos en áreas de manejo y la pesca<br />

ilegal, entre otros.<br />

Si bien la Policía Marítima posee un rol<br />

principalmente preventivo, el que es<br />

materializado a través de la vigilancia de<br />

los espacios marítimos jurisdiccionales,<br />

patrullajes en el borde costero y en los<br />

recintos portuarios, cuenta además con un<br />

rol represivo o de orden público que la<br />

obliga, por mandato legal, a intervenir<br />

cuando éste ha sido quebrantado, por<br />

ejemplo, ante la ocurrencia de un delito<br />

flagrante. Adicionalmente posee un rol<br />

investigativo, el que se materializa en su<br />

función como auxiliar del Ministerio Público<br />

2, cuando dicha entidad mediante una<br />

orden de investigar, dispone a la Policía<br />

Marítima la ejecución de investigaciones en<br />

el marco de una determinada causa judicial,<br />

ello, con el fin reunir medios de prueba,<br />

que permitan ejercer la persecución penal<br />

y acreditar la participación punible de<br />

personas, agrupaciones u organizaciones<br />

que hayan participado en hechos que<br />

<strong>revista</strong>n carácter de delito.<br />

Es en el rol investigativo de la Policía<br />

Marítima en el que se basará el desarrollo<br />

del presente artículo, por constituir<br />

actualmente una importante herramienta<br />

ante el incremento de los delitos en el<br />

mar, que ha permitido neutralizar las<br />

acciones de organizaciones nacionales<br />

y transnacionales dedicadas al crimen<br />

organizado, que hacen uso del espacio<br />

marítimo para llevar a cabo sus actos<br />

ilícitos.<br />

R. Cuneo<br />

1 Artículo 6º de la Ley N°2.222 “Ley de Navegación” de 1979, “Se considerará como jurisdicción de la Dirección el mar que baña las<br />

costas de la República hasta una distancia de doce millas medidas desde la línea de la más baja marea, o la extensión de mar territorial<br />

que se fije en acuerdos internacionales a los que se adhiera el Gobierno de Chile si es superior a la aquí señalada; las aguas interiores<br />

de golfos, bahías, estrechos y canales cualquiera que sea la distancia que exista entre sus costas; las playas, los roqueríos hasta<br />

donde alcanzan las más altas mareas; los lagos de dominio público, y los ríos navegables hasta donde alcanzan los efectos de las<br />

mareas; los diques, varaderos, desembarcaderos, muelles, espigones de atraque y, en general, toda construcción que se interne en<br />

las aguas marítimas, fluviales y lacustres, o construidas en ellas (Obras Marítimas); la extensión de ochenta metros de ancho en los<br />

bienes nacionales y fiscales, medidos desde la costa u orilla de mar, riberas de lagos o de ríos navegables hacia tierra firme y caletas.<br />

En los recintos portuarios de puertos artificiales la Dirección tendrá jurisdicción sólo en cuanto al mantenimiento del orden, seguridad<br />

y disciplina.” 2 El Artículo 83 de la Constitución Política de Chile establece que el Ministerio Público tendrá como misión dirigir en forma<br />

exclusiva la investigación de los hechos constitutivos de delito, está facultado para impartir instrucciones directas a las policías durante<br />

una investigación, con el fin establecer las causas de un determinado delito punible.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


24<br />

Pag<br />

Marco<br />

Jurídico:<br />

De acuerdo a lo establecido en<br />

el Decreto Ley N°2.222 “Ley de<br />

Navegación”, de 1978, la Autoridad<br />

Marítima corresponderá al Director<br />

General del Territorio Marítimo y<br />

Marina Mercante, en adelante Director,<br />

indicando posteriormente que “La<br />

Dirección, por intermedio de las<br />

Autoridades Marítimas y del personal<br />

de su dependencia, ejercerá la Policía<br />

Marítima en las aguas sometidas a la<br />

jurisdicción nacional y en los demás<br />

lugares que su ley orgánica señala”.<br />

Por otra parte, la “Ley Orgánica de<br />

la Dirección General del Territorio<br />

Marítimo y Marina Mercante”, D.F.L.<br />

N°292, de 1953, le asigna al Director<br />

la responsabilidad de “controlar y<br />

asegurar el mantenimiento del orden<br />

y disciplina a bordo de las naves<br />

mercantes y especiales y de los<br />

artefactos navales” señalando además<br />

que le corresponderá “Ejercer la<br />

Policía Marítima, Fluvial y Lacustre”,<br />

especificando posteriormente que<br />

“El Director es la Autoridad Marítima<br />

superior y por mandato legal delegará<br />

dichas funciones en los Gobernadores<br />

Marítimos y Capitanes de Puerto, los<br />

que podrán efectuar allanamientos,<br />

incautaciones y arrestos, dentro de<br />

sus funciones de Policía Marítima”,<br />

indicando además, que el Director<br />

tendrá autonomía en sus decisiones<br />

en el ejercicio de la función policial.<br />

Continuando con la revisión de la normativa<br />

legal vigente que sustenta la función policial<br />

de la Autoridad Marítima, la Ley N°19.806,<br />

de 2002, “Normas Adecuatorias del Sistema<br />

Legal Chileno a la Reforma Procesal Penal”,<br />

generó modificaciones en el DFL N°292,<br />

especificando en el artículo 34 con mayor<br />

detalle el ámbito de acción de la Policía<br />

Marítima, estableciendo que sin perjuicio<br />

de sus demás funciones y facultades,<br />

podrá llevar a cabo en el mar territorial y<br />

en aguas interiores las actividades que a<br />

continuación se señalan:<br />

a) Dar cumplimiento a las instrucciones<br />

que impartan los Fiscales del Ministerio<br />

Público respecto de personas que<br />

pudiesen encontrarse en naves o<br />

artefactos navales; respecto de dichas<br />

naves o artefactos, o de los recintos<br />

portuarios, y<br />

b) Realizar en los recintos portuarios y<br />

en las naves o artefactos navales<br />

las actuaciones que el código procesal<br />

Penal permite que las policías<br />

efectúen sin recibir previamente<br />

instrucciones particulares de los<br />

Fiscales, informando sobre ellas de<br />

inmediato al Ministerio Público. 3<br />

Del análisis jurídico de la letra a) del artículo<br />

33 del DFL N°292, se desprende un claro<br />

sustento legal a la figura de la Autoridad<br />

Marítima como auxiliar del Ministerio<br />

Público en el plano investigativo, cuando<br />

éste a solicitud de sus Fiscales, mediante<br />

la apertura de una orden de investigar,<br />

necesite recabar información de algún<br />

hecho punible, pudiendo entonces la<br />

Policía Marítima, previa autorización de un<br />

Juez de Garantía, recurrir bajo determinadas<br />

circunstancias a la aplicación de las técnicas<br />

especiales de investigación establecidas<br />

en los artículos 222 y 226 de la Ley<br />

N°19.696, “Código Procesal Penal”, las que<br />

contemplan entre otras acciones, el uso de<br />

agentes encubiertos, agentes reveladores,<br />

entregas controladas, entregas vigiladas e<br />

interceptaciones telefónicas.<br />

ESCENARIOS DE<br />

ACTUALIDAD<br />

3 Definidas en el Art. 83 de la Ley N°19.696 “Código Procesal Penal”; Prestar Auxilio a la víctima, practicar la detención ante un delito<br />

flagrante, resguardar el sitio del suceso, empadronar testigos y consignar sus declaraciones voluntarias, acoger las denuncias del<br />

público y efectuar las demás actuaciones autónomas que dispusieren otros cuerpos legales, como el control de identidad definido en<br />

el Art. 85 del mismo cuerpo legal, entre otros.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


25<br />

Pag<br />

Es relevante señalar que hasta el año 2016<br />

las técnicas especiales de investigación<br />

policial, eran en su gran mayoría aplicadas<br />

sólo bajo el amparo de la Ley N°20.000,<br />

de 2005, “Que Sanciona el Tráfico Ilícito<br />

de Drogas y Estupefacientes”, no obstante<br />

en el mes de julio del mismo año, como<br />

parte de la llamada “agenda corta antidelincuencia”<br />

impulsada por el Gobierno de<br />

la época, se promulga la Ley N°20.931 “Que<br />

Facilita la Aplicación Efectiva de las Penas<br />

Establecidas para los Delitos de Robo, Hurto<br />

y Receptación y Mejora la Persecución<br />

Penal en Dichos Delitos”, que establece<br />

entre otras materias la incorporación del<br />

artículo 266 bis al Código Procesal Penal,<br />

que faculta a las policías a aplicar las<br />

técnicas especiales de investigación en la<br />

persecución de ilícitos que contravengan la<br />

Ley de Control de Armas o atenten contra<br />

la propiedad, facilitando así la investigación<br />

de delitos tales como el hurto, la piratería<br />

y el robo con agravante entre otros, siendo<br />

el caso de este último, cuando los delitos<br />

se comenten en lugares alejados y de poca<br />

vigilancia. Dicho artículo establecen que<br />

las técnicas especiales de investigación<br />

podrán ser aplicadas por las policías<br />

cuando “…existieren fundadas sospechas,<br />

basadas en hechos determinados, de la<br />

participación en una asociación ilícita, o en<br />

una agrupación u organización conformada<br />

por dos o más personas, destinada a<br />

cometer los hechos punibles previstos en<br />

estas normas, aun cuando ésta o aquella no<br />

configure una asociación ilícita…”. La<br />

mencionada modificación, dotó al Ministerio<br />

Público y a los órganos auxiliares, entre los<br />

que se encuentra la Policía Marítima, de<br />

herramientas efectivas para la investigación<br />

de delitos en contra de la propiedad,<br />

pudiendo efectuar en el marco de una<br />

orden de investigar y previa autorización<br />

de un Juez de Garantía, interceptaciones<br />

telefónicas, uso de agentes encubiertos<br />

y/o reveladores.<br />

En el ámbito de acción de la Autoridad<br />

Marítima, la legislación vigente faculta a la<br />

Policía Marítima en el cumplimiento de su rol<br />

investigativo a aplicar las ya mencionadas<br />

técnicas especiales de investigación,<br />

no tan sólo en materia de narcotráfico<br />

bajo el amparo de la Ley N°20.000, sino<br />

que además en la persecución penal de<br />

individuos o grupos de personas que<br />

cometan delitos en contra la propiedad,<br />

como en el caso del hurto en áreas de<br />

manejo, tipificado en el artículo 122 de la<br />

Ley N°18.892, de 1989, General de Pesca y<br />

Acuicultura o del robo con fuerza tipificado<br />

en el artículo 432 del Código Penal, siendo<br />

este último delito, en el que incurren las<br />

personas que abordan las embarcaciones<br />

de pesca, también conocidos como “gatos”,<br />

para adueñarse de los recursos extraídos,<br />

delitos recurrentes en la Jurisdicción de la<br />

Autoridad Marítima.<br />

El complejo ejercicio de las técnicas<br />

especiales de investigación policial,<br />

requiere de un acabado conocimiento<br />

por parte del personal que las aplica, con<br />

el fin de lograr con éxito la recopilación<br />

de pruebas que permitan la persecución<br />

penal de quienes cometan los ilícitos.<br />

Para tal efecto, la Autoridad Marítima<br />

cuenta con personal especialista en dicha<br />

materia, capaz de dar respuesta a los<br />

requerimientos del Ministerio Público,<br />

cuando recurre a ésta como ente auxiliar<br />

en la persecución penal de un determinado<br />

delito, tarea que es ejecutada por los<br />

Departamentos de Inteligencia Marítima<br />

dependientes de la Dirección General del<br />

Territorio Marítimo y Marina Mercante,<br />

en adelante DIRECTEMAR y de las<br />

Gobernaciones Marítimas que cuentan con<br />

dicha capacidad, los que bajo el amparo<br />

de la dependencia directa de quienes por<br />

ley poseen facultades policiales, como es<br />

el caso del Director y de los Gobernadores<br />

Marítimos, llevan a cabo investigaciones<br />

policiales en el marco de una determinada<br />

orden de investigar.<br />

R. Cuneo<br />

ESCENARIOS DE<br />

ACTUALIDAD<br />

La policia maritima y<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


26<br />

Pag<br />

ESCENARIOS DE<br />

ACTUALIDAD<br />

Investigaciones<br />

policiales en<br />

materias de<br />

narcotráfico<br />

vía marítima.<br />

De acuerdo a las estadísticas del<br />

Departamento de Inteligencia Marítima de<br />

DIRECTEMAR, en los últimos 10 años, en<br />

la Jurisdicción de la Autoridad Marítima<br />

fueron confiscados un total de 11.087 Kilos<br />

de droga, siendo 4.357,48 Kilos de estos<br />

incautados por la Autoridad Marítima,<br />

correspondiendo en su gran mayoría a<br />

Clorhidrato de Cocaína, Cocaína Base y<br />

Marihuana, sustancias ilícitas que estaban<br />

destinada para el consumo nacional o bien<br />

para ser exportada vía marítima a terceros<br />

países, mientras que la restante droga, fue<br />

Droga incautada por la<br />

Polícia Maritima.<br />

900<br />

800<br />

700<br />

600<br />

500<br />

400<br />

300<br />

200<br />

100<br />

Incautación de 140 Kilos de marihuana “Creepy”<br />

decomisada por la Autoridad Marítima<br />

en caleta Chipana, Iquique, 2018.<br />

incautada por la Policía de Investigaciones,<br />

Carabineros de Chile y el Servicio Nacional<br />

de Aduanas.<br />

De los 4.357,48 Kilos de droga incautada<br />

por la Autoridad Marítima en su<br />

jurisdicción, 2.689,69 Kilos de ésta estaba<br />

destinada a ser comercializada en Chile,<br />

lo que constituye un clara muestra de<br />

que organizaciones criminales dedicadas<br />

al narcotráfico hacen uso de los espacios<br />

marítimos para ingresar droga al país, en<br />

el que han visto un mercado atractivo y<br />

con un alto número de consumidores, lo<br />

que ha sido ratificado por la Oficina contra<br />

las Drogas y el Delito de la Organización<br />

de las Naciones Unidas (ONUDD), que en<br />

informe del año 2015 ubicó a Chile como el<br />

tercer país con mayor índice de consumo<br />

de Marihuana y Cocaína de América, sólo<br />

superado por Estados Unidos y Uruguay.<br />

Marihuana Cocaina Pasta Base<br />

2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2017<br />

Liderazgo, la fuerza de la confianza mutua.<br />

Claudio Munoz<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


27<br />

Pag<br />

ESCENARIOS DE<br />

ACTUALIDAD<br />

Tráfico de droga mediante uso<br />

de embarcaciones menores.<br />

En los últimos años se ha evidenciado<br />

un incremento en el tráfico de droga<br />

por vía marítima, que tiene como<br />

destino final la comercialización entre<br />

los consumidores nacionales, debido<br />

principalmente a la implementación del<br />

Plan Frontera Norte 4 , el que estableció<br />

mayores controles fronterizos terrestres,<br />

obligando a los narcotraficantes a buscar<br />

nuevas rutas, los que aprovechando los<br />

espacios marítimos y el extenso litoral<br />

chileno, ingresan las sustancias ilícitas<br />

al país mediante variados métodos,<br />

siendo los más comunes; el uso de<br />

pequeñas embarcaciones de fibra, con<br />

motores de alta potencia, provenientes<br />

desde sectores costeros del sur de<br />

Perú, entregándolas posteriormente en<br />

lugares alejados y poco vigilados de la<br />

costa chilena, o bien mediante el uso de<br />

supuestas embarcaciones de pesca, o a<br />

través de su ocultamiento al interior de<br />

contenedores transportados por naves<br />

de la marina mercante, provenientes de<br />

puertos de países productores, los que<br />

son desembarcados en puertos chilenos<br />

cercanos a los centros de distribución y<br />

consumo. Naves que en el último tiempo<br />

están siendo contaminadas mediante<br />

el método denominado “parásito”, que<br />

consiste en el adosamiento al casco de<br />

estructuras metálicas con droga en su<br />

interior.<br />

En relación al uso de los puertos de<br />

chilenos utilizados como plataformas<br />

para enviar droga hacia terceros países, el<br />

personal de Inteligencia Marítima tratado<br />

de 1904 utiliza el puerto de Arica para el<br />

embarque de sus productos con destino<br />

a otros continentes, alcanzando el 90%<br />

del total de las exportaciones desde dicho<br />

puerto, oportunidad que es aprovechada<br />

por narcotraficantes para enviar grandes<br />

cargamentos de droga, mediante diversas<br />

y cada vez más evolucionadas técnicas<br />

de ocultamiento o a través del sistema<br />

conocido como “gancho ciego” o “rip off”<br />

, método además ha sido detectado en<br />

otros puertos de Chile como Iquique,<br />

Antofagasta y San Antonio. En este<br />

contexto, la Inteligencia Marítima en<br />

conjunto con el Servicio Nacional de<br />

Aduanas efectúa un exhaustivo trabajo<br />

La policia maritima y<br />

R. Cuneo<br />

Implementado por el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, en el mes de octubre del año 2011, en el primer Gobierno del Presidente<br />

de la República Sebastián Piñera Echeñique, para combatir el crimen organizado en el extremo norte de Chile.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


28<br />

Pag<br />

de análisis de perfiles de riesgo, con el<br />

fin de detectar los posibles envíos de<br />

droga. Pese a la complejidad de este<br />

trabajo, durante los últimos 10 años la<br />

Policía Marítima ha logrado la incautación<br />

de un total de 1.667,78 Kilos de droga,<br />

previo a su salida del territorio nacional.<br />

No obstante de acuerdo a lo informado<br />

por agencias policiales extranjeras y en<br />

base a la cantidad de droga confiscada<br />

en terceros países, oculta principalmente<br />

en contenedores proveniente de puertos<br />

nacionales, Chile logra detectar sólo el<br />

14% de los envíos.<br />

La Inteligencia Marítima ha cobrado<br />

especial protagonismo en la lucha<br />

contra el narcotráfico, lo que ha quedado<br />

plasmado en el público reconocimiento<br />

por parte del Ministerio Público, institución<br />

con la que existe una estrecha relación<br />

en ámbitos de cooperación, lo que ha<br />

sido materializado mediante acuerdos<br />

y protocolos de colaboración mutua, en<br />

materia de investigación criminal, como el<br />

firmado el año 2016 entre el Fiscal Nacional<br />

y el Director.<br />

Los temas planteados en esta materia,<br />

han generado la preocupación de los<br />

organismos responsables de la seguridad<br />

pública, los que han visto en el narcotráfico<br />

un flagelo que afecta la seguridad<br />

nacional y el orden público, razón por la<br />

que el actual Gobierno del Presidente<br />

Piñera ha impulsado la creación del “Plan<br />

Frontera Segura” el que se encuentra<br />

actualmente en la etapa de diagnóstico,<br />

cuyo objetivo es reforzar los controles<br />

no tan sólo de la frontera terrestre, como<br />

fue considerado en su oportunidad en el<br />

“Plan Frontera Norte”, sino que también la<br />

frontera marítima, para evitar el ingreso de<br />

drogas y estupefacientes desde terceros<br />

países al territorio nacional mediante<br />

el uso de las aguas jurisdiccionales,<br />

considerando incluso para dichos efectos,<br />

la participación de las Fuerzas Armadas. En<br />

este contexto resultaría relevante evaluar la<br />

disponibilidad de los medios navales para<br />

el combate al narcotráfico por vía marítima<br />

bajo el concepto de la polivalencia, lo que<br />

permitiría mejorar las capacidades de<br />

vigilancia y control de la frontera marítima<br />

norte de Chile, bajo el amparo legal de la<br />

Convención de las Naciones Unidas sobre<br />

el Derecho del Mar, que otorga facultades<br />

policiales a los buques de guerra fuera<br />

del mar territorial, para la represión de los<br />

delitos internacionales, entre los que se<br />

encuentra el narcotráfico. De acuerdo a lo<br />

planteado por Moller (2009)<br />

“La asistencia de los buques de guerra<br />

en el cumplimiento de las leyes en el mar,<br />

puede darse principalmente fuera del mar<br />

territorial, en lo que respecta a la supresión<br />

del tráfico ilegal de estupefacientes y<br />

sustancias psicotrópicas, piratería, robo<br />

armado en el mar, contrabando, pesca<br />

ilegal, etc.”<br />

Decomiso de 600 Kilos de Marihuana de origen<br />

colombiana a bordo de embarcación a 97 millas<br />

náuticas de Coquimbo denominada “Operación<br />

Atlántida”.<br />

ESCENARIOS DE<br />

ACTUALIDAD<br />

Técnica utilizada por las organizaciones criminales, para introducir clandestinamente paquetes con clorhidrato de cocaína al interior de<br />

contenedores y recogerla a su arribo a algún puerto.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


29<br />

Pag<br />

La policia maritima y<br />

Investigaciones<br />

policiales<br />

relacionadas con<br />

otros delitos.<br />

En base a los fundamentos legales<br />

mencionados en los párrafos precedentes,<br />

la legislación vigente faculta a la Autoridad<br />

Marítima en el cumplimiento de su función<br />

policial, según lo disponga el Ministerio<br />

Público, para llevar a cabo investigaciones<br />

relacionadas con delitos que atentan<br />

contra la propiedad y que se cometan en<br />

su área de responsabilidad jurisdiccional,<br />

siendo los más recurrentes el delito de<br />

hurto en áreas de manejo, el robo con<br />

fuerza en el que incurren los llamados<br />

“gatos” en el área de Talcahuano al abordar<br />

las embarcaciones para adueñarse de<br />

la pesca, entre otros. En esta materia, la<br />

Inteligencia Marítima ha desarrollado un<br />

efectivo trabajo, el que se ha materializado<br />

en la ejecución de más de 30 órdenes<br />

de investigar, aportando de esta forma a<br />

la persecución penal de los hechos que<br />

revisten carácter de delitos, al resguardo<br />

del orden público y del Estado de Derecho.<br />

Como muestra de lo anteriormente<br />

planteado, sólo el Departamento de<br />

Inteligencia de la Gobernación Marítima<br />

de Puerto Montt, en los últimos 5 años ha<br />

ejecutado investigaciones policiales que<br />

han permitido la detención de 46 personas<br />

y la incautación de casi 40.000 unidades de<br />

recurso locos “Concholepas-concholepas”<br />

extraídos en forma ilegal desde las áreas<br />

de manejo.<br />

R. Cuneo<br />

ESCENARIOS DE<br />

ACTUALIDAD<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


30<br />

Pag<br />

CONCLUSIONES<br />

El ejercicio de la función policial constituye una de las principales tareas de la Autoridad<br />

Marítima, cuyas facultades establecidas por ley, recaen exclusivamente en el Director<br />

General del Territorio Marítimo y Marina Mercante, el que por mandato legal, las delega<br />

en los Gobernadores Marítimos y Capitanes de Puerto, quienes ejercen la Policía Marítima<br />

con el personal bajo su mando.<br />

La Policía Marítima, en el cumplimiento de su rol investigativo y como órgano auxiliar del<br />

Ministerio Público, es considerada una importante herramienta al momento de cumplir los<br />

requerimientos en materias de investigación policial, con el fin de ejercer la persecución<br />

penal de quienes cometen ilícitos en su jurisdicción, cuyas diligencias realizadas por el<br />

personal de Inteligencia Marítima, deben ser ejecutadas con apego irrestricto a las leyes<br />

y normas que las regulan, previa orden de un fiscal de dicho ente persecutor y en el<br />

marco de una determinada orden de investigar.<br />

Los Departamentos de Inteligencia Marítima, cuya labor es de relevante importancia en<br />

la persecución de los delitos, poseen personal especialista con la experiencia necesaria<br />

para ejecutar las técnicas especiales de investigación establecidas por ley, logrando en<br />

los últimos 10 años, combatir a las organizaciones criminales transnacionales dedicadas<br />

al narcotráfico por vía marítima, y a contar del año 2016 a las que atentan contra la<br />

propiedad, como el hurto en áreas de manejo, el robo con fuerza, entre otros. Lo que ha<br />

permitido la ejecución de 166 órdenes de investigar, la detención de más de un centenar<br />

de personas y la incautación de más de 4.357 kilos de droga.<br />

ESCENARIOS DE<br />

ACTUALIDAD<br />

La evolución del escenario marítimo, en relación a los delitos de mayor connotación y<br />

la persecución efectiva de estos, constituye un importante desafío para la Inteligencia<br />

Marítima, que debe ser capaz de asistir con eficiencia a los requerimientos del Ministerio<br />

Público, debiendo para ello contar con las capacidades humanas y materiales que permitan<br />

desarticular las organizaciones criminales que operan en las aguas jurisdiccionales y que<br />

constituyen una amenaza al orden público y a la seguridad nacional.<br />

Constitución Política de la República.<br />

Código Procesal Penal.<br />

Código Penal.<br />

Decreto Ley N°2.222 Ley de Navegación, de 1978.<br />

Ley Orgánica de la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante, D.F.L. N°292, de 1953.<br />

Ley N°19.806, de 2002, Normas Adecuatorias del Sistema Legal Chileno a la Reforma Procesal Penal.<br />

Ley N°20.000, de 2005, Que Sanciona el Tráfico Ilícito de Drogas y Estupefacientes.<br />

Ley N°18.892, de 1989, General de Pesca y Acuicultura, actualizada mediante Ley N°20.925, de 2015.<br />

Ley N°20.931, de 2016, Que Facilita la Aplicación Efectiva de las Penas Establecidas para los Delitos de Robo, Hurto y Receptación<br />

y Mejora la Persecución Penal en Dichos Delitos.<br />

Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.<br />

BIBLIOGRAFÍA<br />

Sentencia de la Excelentísima Corte Suprema, en causa Rol N°6441-13.<br />

Reglamento de Orden Seguridad y Disciplina en Naves y Litoral de la República, D.S (M) N°1340 bis, de 1941.<br />

Manual de Policía Marítima de la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante.<br />

M. Francisca Möller Undurraga. (2009). Apuntes de Derecho del Mar Para Comandantes de Buque.<br />

Renzo Cuneo Loyola. (2016).Trabajo de Investigación Final para optar al título de Magister en Gestión y Conducción Marítima,<br />

Academia de Guerra Naval, “La Función Policial de la Autoridad Marítima”.<br />

Liderazgo, la fuerza de la confianza mutua.<br />

Claudio Munoz<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


31<br />

Pag<br />

ESCENARIOS DE<br />

ACTUALIDAD<br />

“Pendidos desde el<br />

cielo, ocultos en el<br />

terreno,inmersos<br />

bajo las olas,<br />

¡Combatimos!...<br />

A nada<br />

le tememos.”<br />

A LOS GUERREROS DE LAS BOTAS MOJADAS,<br />

60 AÑOS DE HISTORIA. ALGUIEN ESPECIAL…<br />

Jaime Pacheco Frez<br />

CN<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


32<br />

Pag<br />

A LOS GUERREROS<br />

DE LAS BOTAS MOJADAS,<br />

60 AÑOS DE HISTORIA.<br />

ALGUIEN ESPECIAL…<br />

ESCENARIOS DE<br />

ACTUALIDAD<br />

Al celebrar el sexagésimo aniversario<br />

de la creación de la especialidad de<br />

Buceo Táctico en nuestra Armada,<br />

selecto grupo de hombres que deben<br />

recorrer un largo y tortuoso camino,<br />

desarrollando uno de los programas de<br />

instrucción más intensos y exigentes<br />

de las Fuerzas Armadas en Chile, para<br />

llegar a convertirse en un “Guerrero de<br />

las Botas Mojadas”. Este artículo contiene<br />

algo de historia y una breve descripción<br />

de las actividades del programa de<br />

entrenamiento que forma parte de la vida<br />

de un Buzo Táctico (BT); no pretende ser<br />

un referente técnico en ninguno de los<br />

temas tratados, mencionando solo algunas<br />

particularidades propias de su vida<br />

profesional. El espíritu aventurero joven y<br />

alta motivación personal son parte de los<br />

ingredientes básicos que permiten a un<br />

marino optar por pertenecer a este selecto<br />

grupo de elite, encendiendo la pasión<br />

por la constante superación personal que<br />

permite al Buzo Táctico sobreponerse a<br />

los escenarios más diversos y complejos,<br />

lo que los convierte, sin lugar a dudas, en<br />

“Alguien Especial”.<br />

Algo de<br />

historia...<br />

La historia no informa con exactitud cuándo<br />

ni quién pudiera ser el primer hombre que<br />

se sumergió, pero la necesidad lo hizo<br />

internarse en el agua y sumergirse bajo la<br />

superficie. El buceo sin ayudas mecánicas<br />

se practica desde tiempos antiguos para<br />

la recolección de perlas o esponjas; desde<br />

hace siglos se han probado diversos<br />

mecanismos para proveer de aire al<br />

buceador y así permitir una permanencia<br />

más prolongada bajo el agua.<br />

La participación del hombre rana en<br />

acciones de combate se hizo operacional<br />

en los comienzos de la Segunda Guerra<br />

Mundial, cuando fueron hundidos los<br />

acorazados ingleses “Queen Elizabeth” y<br />

“Valiant”, de 30.000 toneladas, el petrolero<br />

noruego “Sagona” y el destructor HMS<br />

“Jervis”, por parte de seis hombres rana<br />

de la marina italiana, hecho ocurrido el<br />

19 de diciembre de 1941 en el puerto de<br />

Alejandría.<br />

En 1943 los estadounidenses comenzaron<br />

el proyecto del grupo de demoliciones<br />

submarinas; su principal misión fue la<br />

limpieza de playas empleando a personal<br />

del servicio naval para formar este grupo.<br />

Por su parte, los británicos, usando<br />

nadadores, buceadores, mini submarinos<br />

y canoas sumergibles tuvieron un éxito<br />

considerable; hundieron o neutralizaron<br />

sobre 100.000 toneladas de buques,<br />

incluyendo al acorazado alemán “Tirpitz”,<br />

además de destruir el baluarte de laArmada<br />

Imperial japonesa, el crucero“Takao”.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


33<br />

Pag<br />

ESCENARIOS DE<br />

ACTUALIDAD<br />

A los guerreros de las botas mojadas,<br />

60 años de historia.alguien especial…<br />

CN J. Pacheco<br />

La historia no informa con exactitud cuándo<br />

ni quién pudiera ser el primer hombre que<br />

se sumergió, pero la necesidad lo hizo<br />

internarse en el agua y sumergirse bajo la<br />

superficie. El buceo sin ayudas mecánicas<br />

se practica desde tiempos antiguos para<br />

la recolección de perlas o esponjas; desde<br />

hace siglos se han probado diversos<br />

mecanismos para proveer de aire al<br />

buceador y así permitir una permanencia<br />

más prolongada bajo el agua.<br />

En 1943, el oficial de la marina francesa<br />

y oceanógrafo Jacques Yves Cousteau<br />

y el ingeniero francés Émile Gagnan<br />

perfeccionaron el equipo de respiración de<br />

los buzos con un cilindro de aire comprimido<br />

conectado a la máscara de la cara a través<br />

de una válvula que regulaba la presión;<br />

este equipo permitía al buzo estar por un<br />

tiempo debajo del agua sin depender del<br />

apoyo de aire desde la superficie, siendo el<br />

primer dispositivo de buceo autónomo con<br />

aplicaciones prácticas, manteniéndose<br />

vigente hasta nuestros días.<br />

Los orígenes del buceo de combate o<br />

táctico en la Armada de Chile se remontan<br />

al año 1958, cuando el Teniente 1° Arturo<br />

ARAYA Peeters 1 presentó su memoria<br />

profesional de ascenso titulada “El Buceo<br />

como Arma Ofensiva”.<br />

Posteriormente, el 05 de agosto del<br />

1959, el entonces Comandante en Jefe<br />

de la Armada Vicealmirante Leopoldo<br />

FONTAINE Nakin, decretó la creación de<br />

la sub especialidad de Buceo Táctico. En<br />

el decreto de creación se establecieron las<br />

características que debían poseer los<br />

integrantes de esta sub especialidad: ser<br />

buen nadador, poseer gran iniciativa y tener<br />

una resistencia física y psíquica especial.<br />

Estos requisitos eran suficientes para<br />

cumplir la misión que ese decreto había<br />

establecido: “La demolición submarina de<br />

carácter ofensivo y defensivo”.<br />

El impulso decisivo para consolidar esta<br />

naciente especialidad se vio materializado<br />

en 1962 con el envío de oficiales a los<br />

Estados Unidos, para efectuar el curso de<br />

demoliciones submarinas (UDT 2 ).<br />

El programa BUD/S 3 , es el curso más<br />

difícil dentro de las Fuerzas Armadas de<br />

los EE.UU. y los SEAL 4 y UDT se sienten<br />

orgullosos de ello; dentro de las frases del<br />

bronce que los inspira destaca “el<br />

único día fácil fue ayer”, lo que indica la<br />

permanente presión sicológica a la que<br />

se ven enfrentados los alumnos durante<br />

todo el entrenamiento. Desde el mar,<br />

aire o tierra los buzos tácticos alcanzan<br />

sus objetivos; de estas capacidades de<br />

inserción se deriva el nombre de los Navy<br />

SEAL (Sea, Air, Land), correspondiente<br />

a los buzos tácticos de la Marina de los<br />

EE.UU.; curiosamente los traductores de<br />

películas hollywoodenses relativas a los<br />

SEAL’s los denominan “FOCAs”, traducción<br />

que se aleja del real significado de este<br />

acronismo.<br />

En el año 1963 se efectúo el primer Curso<br />

de Buceo Táctico en Chile, integrado<br />

por Oficiales, Gente de Mar e Infantes de<br />

Marina, en las dependencias de la actual<br />

Escuela de Abastecimiento y Servicios,<br />

graduándose 13 alumnos.<br />

La conformación como una unidad<br />

permanente se establece en 1967 con<br />

la creación del Grupo de Buzos Tácticos,<br />

bajo el mando del Director de la Escuela<br />

de Grumetes y teniendo como base la isla<br />

Quiriquina. Esta situación se mantuvo hasta<br />

1970, año en que el Grupo de Buzos Tácticos<br />

es trasladado a la Primera Zona Naval,<br />

pasando a depender del Sub Departamento<br />

de Municiones e instalándose donde<br />

funciona en la actualidad el Comando<br />

de Fuerzas Especiales, por cierto con<br />

dependencias bastante más modestas de<br />

lo que se puede apreciar hoy en día.<br />

En 1976 se crea la Agrupación de Buzos<br />

Tácticos como una unidad independiente<br />

y con un comandante al mando. Esa unidad<br />

dependió operativa y militarmente del<br />

Comando de Submarinos hasta 1981; es<br />

durante ese período cuando los Buzos<br />

Tácticos llegaron a su mayor grado de<br />

alistamiento para el combate, siendo<br />

desplegados en el Teatro de Operaciones<br />

Austral listos para entrar en acción.<br />

1 Edecán Naval, fallecido con el grado de Capitán de Navío en julio de 1973. 2 Underwater Demolition Team<br />

3 Basic Underwater Demolition / SEAL 4 De la sigla SEa Air Land, correspondiente a los Buzos Tácticos de la Marina de los EE.UU.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


34<br />

Pag<br />

ESCENARIOS DE<br />

ACTUALIDAD<br />

El decreto de creación estableció “la demolición<br />

submarina de carácter ofensivo y defensivo”.<br />

En 1981 se crea el Comando de Buzos<br />

Tácticos y nuevamente cambian de<br />

dependencia, pasando a subordinarse al<br />

Comandante en Jefe de la Primera Zona<br />

Naval, situación que se mantuvo por 20<br />

años.<br />

Después de un largo camino bajo<br />

mandos y ubicaciones diferentes, el 26<br />

de diciembre del año 2001 el Comando<br />

de Buzos Tácticos pasó a depender del<br />

Comandante de Operaciones Navales y,<br />

a contar del 5 de noviembre del año 2005,<br />

pasa a depender del Comando de Fuerzas<br />

Especiales, organización que concentra a<br />

los Buzos Tácticos y a los Comandos IM 5<br />

bajo un mando único.<br />

Es en este escenario donde la especialidad<br />

de Buceo Táctico llega a sus 60 años, lleno<br />

de historia y tradiciones, y con marinos<br />

comprometidos con su Institución y la<br />

Patria. Es en esta oportunidad donde<br />

los hombres que forman parte de esta<br />

especialidad de elite se detienen a<br />

reflexionar, observando con admiración el<br />

camino recorrido por sus antecesores,<br />

Buzos Tácticos igual que los de hoy,<br />

esforzándose por mantener a los “Guerreros<br />

de las Botas Mojadas” en el sitial que con<br />

esfuerzo y sacrificio han alcanzado.<br />

Programa de<br />

Entrenamiento…<br />

El Buzo Táctico es un hombre más especial<br />

de lo que a simple vista parece: su forma de<br />

trabajar es individual dentro de un equipo,<br />

lo que significa que aunque quede un solo<br />

BT en pie, la misión se puede completar,<br />

siendo una amenaza real para el adversario.<br />

Los BT no son los mejores deportistas en<br />

un área específica ni records olímpicos; sin<br />

embargo, me atrevería a decir que son los<br />

más constantes y esforzados.<br />

Dentro de las pruebas que deben rendir los<br />

marinos, menores de 30 años, que deseen<br />

llegar a ser un buceador de combate, están<br />

apnea, natación 500 mts, barras, sentadillas,<br />

flexiones de brazos, abdominales y carrera<br />

de 2.400 mts, en una prueba física continua,<br />

con mínimo descanso entre ejercicios,<br />

orientado a producir un desgaste físico en<br />

forma progresiva; además de todo eso, los<br />

postulantes deben enfrentar una ent<strong>revista</strong><br />

personal y tener salud compatible.<br />

Posterior a aprobar los exámenes físicos<br />

y enfrentar uno de los chequeos médicos<br />

más completos de la Armada, el postulante<br />

estará en condiciones de iniciar uno de los<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


35<br />

Pag<br />

ESCENARIOS DE<br />

ACTUALIDAD<br />

El Buzo Táctico es un hombre más especial<br />

de lo que a simple vista parece: su forma de<br />

trabajar es individual dentro de un equipo,<br />

lo que significa que aunque quede un solo<br />

BT en pie, la misión se puede completar,<br />

siendo una amenaza real para el adversario.<br />

Los BT no son los mejores deportistas en<br />

un área específica ni records olímpicos; sin<br />

embargo, me atrevería a decir que son los<br />

más constantes y esforzados.<br />

Dentro de las pruebas que deben rendir los<br />

marinos, menores de 30 años, que deseen<br />

llegar a ser un buceador de combate, están<br />

apnea, natación 500 mts, barras, sentadillas,<br />

flexiones de brazos, abdominales y carrera<br />

de 2.400 mts, en una prueba física continua,<br />

con mínimo descanso entre ejercicios,<br />

orientado a producir un desgaste físico en<br />

forma progresiva; además de todo eso, los<br />

postulantes deben enfrentar una ent<strong>revista</strong><br />

personal y tener salud compatible.<br />

Posterior a aprobar los exámenes físicos<br />

y enfrentar uno de los chequeos médicos<br />

más completos de la Armada, el postulante<br />

estará en condiciones de iniciar uno de los<br />

HOOYAH! (se pronuncia “ÚYA”). Grito de<br />

guerra de los Buzos Tácticos, tomado de los<br />

Navy SEAL norteamericanos; permite enfrentar<br />

cualquier situación de riesgo con decisión,<br />

sobreponiéndose al temor y estrés inicial.<br />

A los guerreros de las botas mojadas,<br />

60 años de historia.alguien especial…<br />

CN J. Pacheco<br />

“Recuerde, usted es<br />

voluntario para entrar y<br />

voluntario para irse…”<br />

Esta breve frase que recibe a los alumnos<br />

cuando se presentan a la unidad por<br />

primera vez, contiene la esencia del curso:<br />

es “voluntario”, y el marino puede optar por<br />

abandonarlo en cualquier momento sin<br />

ninguna consecuencia disciplinaria para<br />

su carrera naval; pero es ahí donde está el<br />

verdadero desafío y fortaleza del alumno:<br />

deben sobreponerse a la fatiga, temores,<br />

frío y otros tantos desgastes, físicos y<br />

sicológicos, sabiendo que al alcance de<br />

su mano está la posibilidad de pasar a<br />

una vida de mayor confort. Lo riguroso<br />

del entrenamiento permite a los futuros<br />

buzos tácticos desarrollar el carácter<br />

y el físico necesario para desarrollar a<br />

futuro operaciones especiales de alta<br />

complejidad.<br />

La estructura del programa de instrucción<br />

está diseñada para que aquellos que<br />

superaron los exámenes médicos, físicos<br />

y sicológicos, se replanteen su existencia<br />

y vocación en las primeras cinco semanas<br />

de instrucción. El programa cuenta con<br />

un filtro natural, que deja fuera a todos<br />

aquellos que siendo físicamente aptos,<br />

no cumplen con el perfil sicológico para<br />

un buceador de combate: “el agua”; es en<br />

este medio donde el hombre está solo<br />

frente a sus temores; no puede detenerse<br />

y desvanecerse ya que se ahoga; no puede<br />

pedir ayuda mientras está en la oscuridad<br />

y profundidad del mar; tiene que ser capaz<br />

de superar muchas variables que pueden<br />

desencadenar en un fatal final para su<br />

integridad física.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


hasta convertirlo en roca; fortalecer el<br />

espíritu hasta ser imbatible; superar el frío y<br />

la fatiga hasta convertirse en un “Guerrero<br />

de las Botas Mojadas”.<br />

Ser un buen y eficaz nadador es una aptitud<br />

que todo Buzo Táctico tiene, permitiéndole<br />

alcanzar objetivos en o desde el mar<br />

a largas distancias. La natación de<br />

emergencia, esto es, mantenerse a flote<br />

y realizar una serie de rutinas en el agua<br />

amarrados de pies y manos, permite al<br />

alumno sellar a fuego la primera regla de<br />

oro: “controle sus reacciones, recuerde<br />

que usted es un Buzo Táctico”. Por otra<br />

parte, las técnicas de patrullaje son<br />

indispensables para alcanzar los objetivos<br />

costeros o marítimos, o dirigirse al punto<br />

de extracción una vez completada la<br />

misión; además, desde los albores de la<br />

especialidad se vio en el paracaidismo un<br />

eficiente método de inserción, por lo que<br />

todo Buzo Táctico debe ser un experto<br />

paracaidista libre militar.<br />

36<br />

Pag<br />

ESCENARIOS DE<br />

ACTUALIDAD<br />

Cualquier marino físicamente apto podría<br />

superar un día de curso, pero 41 semanas<br />

de entrenamiento, día tras día, es otra cosa,<br />

lo que supera sólo por un bajo porcentaje<br />

en cada promoción (aproximadamente<br />

el 18%). El alto nivel de retiros del curso,<br />

particularmente en las primeras cinco<br />

semanas, ha sido materia de preocupación<br />

en la Institución, al igual que en la US<br />

Navy respecto del programa BUD/S; sin<br />

embargo, se reconoce que es uno de los<br />

riesgos de este exigente curso.<br />

La base de la formación física de un Buzo<br />

Táctico es la “gimnasia BT”, correspondiente<br />

a la ejecución diaria de 42 ejercicios<br />

que van aumentando su repetición día<br />

a día; por ejemplo, la primera semana<br />

comienza con 30 flexiones de brazos y 20<br />

abdominales; en la semana 41, los alumnos<br />

hacen 180 flexiones y 300 abdominales. El<br />

alumno consume cerca de 3.400 calorías<br />

diariamente, las que son recuperadas por<br />

4 ejercicios de rancho cada día. Toda esta<br />

actividad física permite fortalecer el cuerpo<br />

La estructura del programa de instrucción<br />

de buceo táctico es en base a 5 módulos:<br />

Módulo 1, Nivelación Física (4 semanas<br />

– pre curso); Módulo 2, Habilidades<br />

Básicas BT (6 semanas); la 5ta semana es<br />

la “Semana de Fortaleza y Liderazgo” (5<br />

días), antes conocida como “Semana del<br />

Infierno”; Módulo 3, Buceo de Combate<br />

(10 semanas), donde se aprenden las<br />

técnicas de buceo de circuito abierto<br />

y cerrado; Módulo 4, Guerra Terrestre<br />

(7 semanas); Módulo 5, Operacional<br />

Avanzado (14 semanas), correspondiente<br />

a entrenamiento e instrucción modular,<br />

donde cada sub módulo es requisito para<br />

iniciar el siguiente.<br />

La etapa más compleja y demandante es<br />

la correspondiente al buceo con “circuito<br />

cerrado”; todo el programa de instrucción,<br />

desde la primera semana de entrenamiento<br />

hasta el momento de ponerse un equipo<br />

de buceo de circuito cerrado, va orientado<br />

a preparar física y sicológicamente a los<br />

alumnos para minimizar los riesgos en esta<br />

compleja técnica; a esta altura, el alumno<br />

bucea de día o de noche por largas horas,<br />

sin aumentar sus pulsaciones más allá de<br />

las que cualquier persona tiene cuando<br />

efectúa un paseo a pie.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


37<br />

Pag<br />

CN J. Pacheco<br />

A los guerreros de las botas mojadas,<br />

60 años de historia.alguien especial…<br />

ESCENARIOS DE<br />

ACTUALIDAD<br />

Semana de<br />

Fortaleza y<br />

Liderazgo…<br />

El Contraalmirante de la Marina de los<br />

EE.UU. Draper Laurence Kauffman ,<br />

experto en demoliciones submarinas,<br />

concibió la idea de que un hombre puede<br />

dar físicamente diez veces más de lo que<br />

cree si tiene un entrenamiento apropiado,<br />

adoctrinamiento y espíritu; de todo esto, el<br />

espíritu es lo principal.<br />

Tomada del programa norteamericano<br />

BUD/SEAL, denominada “Hell Week”<br />

(Semana del Infierno), corresponde a un<br />

período de 120 horas de permanente<br />

actividad física, con descansos temporales<br />

que no completan más allá de 4 horas<br />

de sueño en total, donde se somete a los<br />

alumnos a un escenario de fuerte estrés y<br />

presión psicológica.<br />

6 De la jerga naval chilena para referirse a las comidas del día (desayuno, almuerzo, onces y cena).<br />

El objetivo de esta semana es llevar al<br />

alumno más allá de los límites físicos que<br />

creía tener, lo que se ve facilitado al trabajar<br />

con personas con un cuerpo y mente<br />

cansados, poniendo a prueba su espíritu.<br />

Aquel marino que se da cuenta que no es<br />

capaz de superar esta “locura” y opta por<br />

abandonar el programa de instrucción,<br />

corresponde al hombre racional que<br />

prefiere una vida profesional y familiar<br />

convencional, sin mayores riesgos<br />

que el propio que demanda la vida de<br />

cualquier hombre de armas; en cambio<br />

los que siguen, son aquellos que están<br />

dispuestos a enfrentar los riesgos sin medir<br />

consecuencias, en un juego de aventura<br />

extrema y desafiante. Los que superan<br />

la “Semana del Infierno” tienen una alta<br />

probabilidad de ser un Buzo Táctico; el resto<br />

es más sencillo: completar las 36 semanas<br />

de instrucción faltantes sin permanecer<br />

más de 48 horas con baja médica.<br />

Aquellos que aprueban el curso saben<br />

que son de los pocos que pueden ser<br />

considerados en un momento de conflicto,<br />

y que todo aquel que lo haya aprobado<br />

Alquien Especial...<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


38<br />

Pag<br />

tiene sus mismas capacidades y atributos.<br />

Por otra parte, la contribución que hace<br />

el Buzo Táctico al servicio de a bordo es<br />

transversal, pudiendo desempeñarse en<br />

todos los departamentos y actividades de<br />

una unidad de superficie; muy reconocido<br />

ha sido ese aporte por parte de las<br />

dotaciones que han tenido algún buzo<br />

táctico entre ellos.<br />

una unidad de superficie; muy reconocido<br />

ha sido ese aporte por parte de las<br />

dotaciones que han tenido algún buzo<br />

táctico entre ellos.<br />

Un justo homenaje y reconocimiento<br />

queremos hacer a nuestros caídos en este<br />

60° Aniversario de la especialidad de Buceo<br />

Táctico; aquellos buzos tácticos que nos<br />

precedieron y murieron en determinados<br />

actos del servicio, dejando familias, sueños y<br />

amigos que los extrañamos y agradecemos<br />

todo lo que dieron por nuestra Institución.<br />

Sabemos que nuestra actividad es de alto<br />

riesgo, pero estamos convencidos que<br />

nuestra Patria nos necesita y tenemos<br />

que estar permanentemente preparados<br />

para cumplir, en caso que se requiera,<br />

el juramento que un día, siendo jóvenes,<br />

hicimos ante Dios y nuestra bandera:<br />

“…hasta rendir la vida<br />

si fuese necesario.”<br />

Finalmente, podemos darnos cuenta<br />

que estos hombres, marinos comunes y<br />

corrientes, de diversas especialidades,<br />

que corresponden al 20% del total de<br />

postulantes que anualmente se presentan<br />

al proceso de selección y que aprueban<br />

todos los exámenes; son parte del 18% del<br />

total de marinos que inicia el programa<br />

de entrenamiento de 41 semanas;<br />

deben recorrer un largo proceso de<br />

entrenamiento, sometidos a una constante<br />

y progresiva presión física y sicológica que<br />

les exige superarse día a día, desarrollando<br />

uno de los programas de instrucción más<br />

riguroso y severo de todas las fuerzas<br />

especiales en Chile; y una vez en servicio,<br />

deben mantener el entrenamiento que los<br />

lleva a desarrollar operaciones especiales<br />

de alta complejidad y riesgo, manteniendo<br />

su amor y atención permanente hacia su<br />

familia; sin duda que eso los convierte en<br />

“Alguien Especial…”<br />

ESCENARIOS DE<br />

ACTUALIDAD<br />

BIBLIOGRAFÍA<br />

1. SEALS AT WAR – The Story of U.S. Navy Special Warfare, by Edwin P. Hoyt.<br />

2. Paper “UDT/Seal training – From Tadpole to Professional in 25 Weeks”.<br />

3. Historial del ex Comando de Buzos Tácticos.<br />

4. Experiencias y apuntes personales.<br />

7 Durante la Segunda Guerra Mundial, organizó el primer grupo de demoliciones submarinas de la marina norteamericana, lo que<br />

posteriormente derivó en los Navy SEALs.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


39<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

Acciones<br />

Tácticas.<br />

DERRIBO DEL IRAN AIR 655<br />

POR EL USS VINCENNES<br />

INVESTIGACIÓN EN LA<br />

ACADEMIA POLITÉCNICA NAVAL.<br />

¿Es posible?<br />

CONCIENCIA MARÍTIMA<br />

NACIONAL<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


40<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

ACCIONES<br />

TÁCTICAS<br />

RESUMEN<br />

Es un cuento de ficción respecto del conflicto en el mar entre dos poderes<br />

navales, protagonizado por la escolta antisubmarina de una Fuerza de Tarea que<br />

quiere materializar un desembarco y un submarino que quiere penetrar la cortina<br />

y atacar al HVU. La principal<br />

innovación, sin embargo, radica en la nueva tecnología del misil IDAS, capaz de<br />

efectuar un ataque submarino-aéreo, cambiando radicalmente las desiguales<br />

condiciones entre los helicópteros en versión A/S y los submarinos actuales.<br />

Esta tecnología, real y disponible en el mercado, puede cambiar la táctica de la<br />

guerra ASW contemporánea.<br />

Pablo Macchiavello Poblete<br />

CN<br />

IDAS, submarino, guerra antisubmarina, helicóptero antisubmarino.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


41<br />

Pag<br />

P.Macchiavello Acciones Tácticas<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

SH-60<br />

Pony 27<br />

El Capitán de Corbeta Troy McClure<br />

se sentía orgulloso. Flamante<br />

comandante de aeronave, era uno de<br />

los pilotos de ala rotatoria de primera línea<br />

de combate de la armada de Arcadia y servía<br />

como dotación de uno de los modernos<br />

helicópteros multipropósito Sikorsky SH-60<br />

SeaHawk. Su destacamento se encontraba<br />

embarcado en el DD Monty Burns, buque<br />

insignia de la Flota Arcadia. Siendo honesto<br />

consigo mismo, jamás imaginó estar en<br />

esta situación: si bien los países de Arcadia<br />

y Telmar nunca habían tenido relaciones<br />

abiertamente amigables, las amenazas<br />

y tensiones entre ambos países siempre<br />

habían sostenido un nivel de agresividad<br />

acotado a la diplomacia y mantención del<br />

status quo. No había tenido mucho tiempo<br />

para reflexionar y este no parecía una<br />

buena oportunidad para hacerlo, ya que<br />

se encontraba operando junto al grupo<br />

de tareas compuesto por los buques de<br />

proyección, liderado por el LSDH Carl<br />

Carlson con los más de mil infantes de<br />

marina que transporta, junto con los de<br />

apoyo logístico, como el AO Lenny Leonard<br />

y unidades de combate que conforman la<br />

escolta, entre los que se contaba el propio<br />

Burns y la FFG Nelson Muntz. Al regresar<br />

del vuelo, y luego de llevar a cabo los<br />

chequeos pertinentes, encontró finalmente<br />

un momento de calma para ordenar sus<br />

pensamientos. Los primeros días a bordo<br />

habían sido complejos, acomodándose al<br />

espíritu de una unidad sobrecargada con el<br />

frenesí del combate.<br />

SS<br />

Barrabases<br />

El Capitán de Fragata Pancho Matraca<br />

llevaba tres días durmiendo pocas horas y<br />

escuchando el mismo sonido rutinario.<br />

Conocida es la extraña condición de<br />

quienes navegan por muchos días: al<br />

dejar el puerto y adentrarse en el mar las<br />

personalidades cambian, dada la respuesta<br />

del organismo por verse rodeado de un<br />

medio que no es natural. Quien haya vivido<br />

este fenómeno debe multiplicarlo para<br />

entender lo que pasa dentro de una lata de<br />

1800 toneladas y sólo 53 metros de eslora,<br />

sumergido por un espacio de 20 días a 75<br />

metros de profundidad. Este era el caso<br />

del SS Barrabases, un moderno submarino<br />

del tipo U-212 de construcción alemana en<br />

los astilleros de Howaldtswerke-Deutsche<br />

Werft, en Kiel. El SS Barrabases había sido<br />

adquirido por el estado de Telmar cinco<br />

años atrás y el Comandante Matraca podía<br />

sentirse orgulloso por comandar este<br />

submarino, que secretamente había sido<br />

dotado de capacidades impensadas.<br />

Al zarpar la situación con Arcadia no<br />

se encontraba en buenos términos.<br />

Rivalidades económicas reforzadas por<br />

problemas limítrofes preexistentes habían<br />

mantenido tensión entre los estados,<br />

lo que hacía habitual el despliegue en<br />

funciones de disuasión. Sin embargo, hace<br />

menos de 7 días un avión militar fue<br />

derribado más allá de la frontera, lo<br />

que produjo el término de toda relación<br />

diplomática y la decisión de Arcadia<br />

de movilizar una Fuerza de Tarea,<br />

posiblemente de desembarco de acuerdo<br />

al último reporte de inteligencia, con la<br />

intención de recuperar territorios perdidos<br />

en disputas territoriales pasadas. La<br />

misión del submarino, recibida hace 96<br />

horas, era acercarse sin ser detectado a<br />

Revista de Marina Nº969, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


42<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

Submarino U-212<br />

la Fuerza Naval y, a la distancia óptima de<br />

lanzamiento de sus torpedos, atacar a la<br />

unidad más valiosa: aquella que transporta<br />

los contingentes de Infantería de Marina<br />

o los suministros vitales para mantener el<br />

esfuerzo de guerra. La misión no era fácil,<br />

considerando las Reglas de Enfrentamiento<br />

vigentes, el ataque debía ser realizado<br />

dentro de la Zona de Exclusión.<br />

Era hora de hablar con la tripulación.<br />

Pancho sintió como se erizaba la piel<br />

cuando tomó el 1MC:<br />

-Poner atención el buque, habla el<br />

Comandante…-<br />

El Teniente 1° Peter Valdés y su equipo de<br />

sonaristas liderados por el Cabo Manguera<br />

detectaron a la Fuerza de Desembarco<br />

cerca de las 1800 horas del día anterior<br />

y se mantenían escoltándola fuera de la<br />

Zona de Exclusión, sin ser detectados.<br />

Gracias al tremendo trabajo realizado por<br />

los servicios de inteligencia en tiempo de<br />

paz, las bases de datos acústicas habían<br />

permitido identificar positivamente el<br />

sonido de las hélices del petrolero Leonard<br />

y del buque de desembarco anfibio<br />

Carlson, entre otros buques menores.<br />

Imperceptiblemente para la mayoría,<br />

pero de manera característica para un<br />

oído entrenado como el de Matraca y su<br />

dotación, el familiar sonido cambió, lo que<br />

significaba que la Fuerza había caído y se<br />

dirigía a las playas de Telmar. Era cuestión<br />

de tiempo para que entraran a la ZE y,<br />

entonces, el submarino debería utilizar su<br />

armamento y cumplir con su deber.<br />

DD<br />

Monty Burns<br />

A<br />

medida que pasaba el tiempo de<br />

navegación, los adestrados marinos<br />

habían logrado frenar su ímpetu y<br />

regresar al entrenado ritmo que caracteriza<br />

la vida de un buque de guerra en el mar.<br />

Sin embargo, el Capitán McClure sabía que<br />

entraban a un punto crítico de la ruta, pues<br />

luego de algunos días de navegación sin<br />

inconvenientes, por orden del Oficial de<br />

Comando Táctico se había dado la señal<br />

para caer con rumbo hacia el litoral de<br />

Telmar, en demanda de la playa asignada<br />

para el desembarco. Como todo buen<br />

oficial de marina, sabía que aún cuando el<br />

arte de la guerra se encuentra<br />

ACCIONES TÁCTICAS<br />

P .Macchiavello<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


43<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

A<br />

medida que pasaba el tiempo<br />

de navegación, los adestrados<br />

marinos habían logrado frenar su<br />

ímpetu y regresar al entrenado ritmo que<br />

caracteriza la vida de un buque de guerra<br />

en el mar. Sin embargo, el Capitán McClure<br />

sabía que entraban a un punto crítico de<br />

la ruta, pues luego de algunos días de<br />

navegación sin inconvenientes, por orden<br />

del Oficial de Comando Táctico se había<br />

dado la señal para caer con rumbo hacia<br />

el litoral de Telmar, en demanda de la<br />

playa asignada para el desembarco. Como<br />

todo buen oficial de marina, sabía que aún<br />

cuando el arte de la guerra se encuentra<br />

en sorprender al adversario cuando<br />

menos lo espera, son los zonas críticas de<br />

convergencia de rutas y cercano al litoral<br />

donde se vive el verdadero peligro, pues<br />

el dominio de estos puntos determina<br />

el Control del Mar y, en consecuencia,<br />

SS<br />

Barrabases<br />

-…continuar-.<br />

Helicóptero SeaHawk<br />

SH-60B en vuelo<br />

El Comandante Matraca dejó el MC, dio las<br />

últimas instrucciones al Jefe de Guardia<br />

en la Central y fue a su camarote. Bajo<br />

su mando tiene una obra maestra de la<br />

ingeniería alemana. Un submarino tipo 212<br />

dotado de propulsión independiente de la<br />

atmósfera, lo que permite ser muy discreto.<br />

Dentro de las novedades de este tipo de<br />

unidades se cuenta: motores combinados<br />

de diesel y propulsión independiente de<br />

aire (AIP), la capacidad de navegar a altas<br />

velocidades gracias a un sistema de células<br />

de combustible de hidrógeno comprimido,<br />

operar sumergido hasta 3 semanas sin<br />

emerger, baja huella térmica y magnética,<br />

libre de vibraciones, muy silencioso y<br />

virtualmente indetectable. Sabe que su<br />

mayor amenaza son los medios aéreos.<br />

Los escoltas no le preocupan demasiado,<br />

tiene una gran ventaja acústica sobre<br />

ellos y si se acercan demasiado, siempre<br />

pueden poner un torpedo en el agua del<br />

tipo WASS BlackShark para ahuyentar sus<br />

esfuerzos de caza.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


44<br />

Pag<br />

DD<br />

Monty Burns<br />

SS<br />

Barrabases<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

El llamado de “Pony 27 en acción, Pony 27<br />

en acción” por el parlante del camarote lo<br />

había sacado de la cama hace 70 minutos.<br />

Luego de vestirse apresuradamente y<br />

llegar a recibir instrucciones del PWO,<br />

cumplió con el tiempo dispuesto de 60<br />

minutos para estar volando. Su tripulación<br />

debía relevar al Pony 22, helicóptero de la<br />

misma clase, destinado a la Fragata Muntz,<br />

en los roles de protección en la cortina.<br />

-Como principal sensor antisubmarino de<br />

la fuerza, los tripulantes de los buques<br />

confían en nosotros- exclamó McClure a<br />

su dotación.<br />

Y claro que podían hacerlo, con un equipo<br />

de tres hombres perfectamente adiestrado,<br />

el aparato cargaba una impresionante<br />

variedad de sensores, desde un complejo<br />

procesador para las 25 sonoboyas que<br />

pueden ser lanzadas, hasta un detector de<br />

anomalías magnéticas MAD, pasando por<br />

una potente cámara infrarroja, un sensor<br />

de emisiones electromagnéticas MAE y<br />

un radar que aprovecha la altura de vuelo<br />

para detectar cualquier contacto en el<br />

horizonte. De cada uno de los costados<br />

del helicóptero cuelga un torpedo MK-<br />

46, suficientemente preciso y rápido para<br />

eliminar cualquier submarino adversario.<br />

El Teniente 2° Kirk Van Houten, TACCO<br />

del helicóptero, se sentía emocionado<br />

cuando volaba, ya que se desplazaba<br />

diez veces más rápido que los buques de<br />

superficie para investigar cualquier indicio<br />

de submarino que fuera reportado por la<br />

línea de coordinación táctica. Estando a<br />

bordo del helicóptero se sentía intocable;<br />

acústicamente era indetectable para la<br />

amenaza submarina, quienes confían en el<br />

sonar como principal medio de detección<br />

y dada la separación que proveía el aire,<br />

podía atacar sin temor a represalias.<br />

–Los submarinos no se atreverán a<br />

acercarse mientras nosotros estemos<br />

cerca, una indiscreción significaría su<br />

perdición- pensó el Teniente Van Houten.<br />

-El enemigo es, al menos, igual de<br />

inteligente que nosotros- pensó el Teniente<br />

Valdés.<br />

La pantalla de traqueo pasivo claramente<br />

mostraba que la Fuerza de Tareas había<br />

fijado el rumbo para interceptar una<br />

flota de pequeños pesqueros que se<br />

encontraban en el área y que estaban<br />

reportados en el SITPESQ. Si bien el análisis<br />

de ondas permitía identificar los sonidos<br />

de los buques mayores, sería necesario<br />

pedir permiso al comandante para subir a<br />

profundidad de periscopio y verificar que<br />

en la línea de fuego no existiera ningún<br />

buque o implemento de pesca que pueda<br />

mermar la acción de un torpedo, toda<br />

vez que desde el momento de fuego<br />

el submarino delataría su posición. El<br />

comandante no estaría feliz con la noticia.<br />

Efectivamente el comandante no lo estaba.<br />

En su interior sabía que la asesoría del<br />

Teniente Valdés era correcta y no había<br />

nada que hacer al respecto.<br />

–Oficial de Guardia, subamos a profundidad<br />

de periscopio- fue todo lo que logró<br />

articular ante los ojos atentos de sus<br />

subordinados.<br />

En este momento sentía el peso de la<br />

responsabilidad de la vida de los 33<br />

tripulantes que conformaban la dotación.<br />

Su dotación.<br />

ACCIONES TÁCTICAS<br />

P .Macchiavello<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


45<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

SH-60<br />

Pony 27<br />

El vuelo consistía en un patrullaje de 6<br />

horas continuas, con las detenciones<br />

necesarias para efectuar combustible en<br />

caliente en la cubierta de vuelo del DD<br />

Burns. Concordante con las instrucciones<br />

recibidas en la CIC, el Capitán McClure<br />

consideraba que existían muy bajas<br />

probabilidades de encontrar un submarino<br />

en el área. La apreciación en la CIC era<br />

que la zona de confluencia de submarino<br />

se encontraba todavía a 140 millas, lo que<br />

correspondía a 14 horas a la velocidad<br />

actual del HVU.<br />

DD<br />

Monty Burns<br />

En la CIC del buque insignia se vivía un<br />

ambiente de relativa calma. El T1° Moe<br />

Szyslak se encontraba en la mitad del<br />

cuarto nocturno, acababa de mandar el<br />

correspondiente relevo de aeronave, lo que<br />

permitía mantener una rebusca hacia proa<br />

de un posible submarino y se encontraba<br />

planificando la disposición de la cortina<br />

para la amenaza que se consideraba estaría<br />

presente a contar de 14 horas más. Por eso,<br />

el toque de alerta y posterior reporte del<br />

módulo de inteligencia lo sobresaltó.<br />

–Por reporte de inteligencia de alta<br />

confianza existe, al menos, un submarino<br />

en el área-.<br />

–Elevar la alarma– dijo rápido y casi<br />

automáticamente el PWO –e informen al<br />

helicóptero de sus nuevas instrucciones…-<br />

SH-60<br />

Pony 27<br />

La orden de cambiar de estacionamiento<br />

a popa llegó por sorpresa, sin embargo<br />

se cumplió rápidamente. Para no alertar<br />

al posible submarino, el Teniente Van<br />

Houten apaga el radar. Su cámara infrarroja<br />

busca metódicamente sobre la superficie<br />

para detectar cualquier mástil. Es posible<br />

que el submarino quiera confirmar, a<br />

través de sus periscopios o sensores de<br />

guerra electrónica la presencia de nuestra<br />

Fuerza Naval y, quizás, eso lo obligue a ser<br />

indiscreto.<br />

SS<br />

Barrabases<br />

Izar el periscopio de búsqueda y el MAE –<br />

dijo el Comandante Matraca.<br />

El submarino se encontraba a 18 metros<br />

de profundidad, listo a romper la superficie<br />

del agua con sus mástiles y pronta estaba<br />

toda la dotación a cumplir las órdenes del<br />

comandante. Era un momento crucial en el<br />

desempeño de la misión y los tripulantes<br />

confiaban que el resguardo de la noche y<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


Pacífico es perceptible. Rápidamente se<br />

informa de la situación a la fuerza a través<br />

de la línea de comunicación táctica y el<br />

helicóptero pone rumbo al punto situado<br />

a 20 millas, para seguir investigando. Aún<br />

cuando las pulsaciones comienzan a<br />

aumentar con la información, se actúa con<br />

calma a bordo de la aeronave.<br />

-Puede que sólo sea un barril a la deriva-<br />

Indica por el comunicador el Capitán<br />

McClure.<br />

46<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

Helicóptero SeaHawk SH-60F con<br />

sonar de profundidad variable<br />

-O quizás sea sólo una gaviota que ha<br />

amarizado para descansar.-Menciona sin<br />

mucha convicción el T2 Van Houten.<br />

una mar levemente rizada les ayudarían a<br />

mantener el sigilo. Las lecturas del MAE no<br />

se hicieron esperar y en esa demarcación<br />

se tenían bullas de radar similares a las<br />

que podrían esperarse de los buques<br />

de Arcadia. Mientras los operadores de<br />

guerra electrónica analizan la información,<br />

el comandante en persona vigilaba el<br />

horizonte en busca de una aeronave.<br />

Tradicionalmente han sido la principal<br />

amenaza para las fuerzas submarinas y<br />

el día de hoy siguen siendo un enemigo<br />

temible, aunque la tecnología lo había<br />

dotado de algunas opciones…<br />

SH-60<br />

Pony 27<br />

Hacia las 0500 y con la luz crepuscular<br />

recién comenzando a despuntar, con un<br />

gran esfuerzo y concentración de parte de<br />

la dotación táctica que protege a la fuerza,<br />

hay suerte.<br />

-La cámara infrarroja ha detectado algo,<br />

señor- informa el operador Cabo 1° Kent<br />

Brockman.<br />

Al acercarse a la pantalla el Teniente Van<br />

Houten confirma que un punto de calor<br />

minúsculo sobre las frías aguas del Océano<br />

DD<br />

Monty Burns<br />

En la CIC el reporte de un posible submarino<br />

avistado por el helicóptero SeaHawk fue<br />

un golpe de inyección para que muchas<br />

cosas sucedieran al mismo tiempo. Sonó la<br />

alarma de combate y en pocos segundos<br />

el Comandante se encontraba en la CIC<br />

recibiendo la información. Durante los<br />

primeros días se habían perdido muchos<br />

torpedos disparados con premura ante los<br />

más ínfimos indicios de detección, por lo<br />

que se había decidido ser más cauto en las<br />

reacciones. Sin embargo, la información de<br />

inteligencia y este nuevo indicio causaba<br />

sospecha, y el Teniente Szyslak no creía en<br />

coincidencias.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


47<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

SS<br />

Barrabases<br />

A través de la cámara infrarroja del<br />

periscopio el comandante Matraca<br />

observa algo que llama la atención: un<br />

punto de calor que vuela nivelado, lo<br />

que descarta que sea un pájaro. Con una<br />

blasfemia en tono bajo, concluye que ha<br />

sido descuidado y confiado en el estado<br />

del mar. Debido a la carencia de emisiones<br />

electromagnéticas de intensidad<br />

considerable, permaneció en la superficie<br />

más del tiempo prudente. Los mástiles<br />

han estado expuestos demasiado tiempo<br />

y ahora un helicóptero les ha detectado.<br />

El helicóptero no transmitía con radar, por<br />

lo que todavía existe la posibilidad de que<br />

no hayan sido descubiertos. El aumento<br />

de velocidad y la característica caída del<br />

grueso en evasión antisubmarina no deja<br />

espacio para dudas, el helicóptero se dirige<br />

hacia ellos y en cuanto tengan claro que se<br />

trata de un submarino, lanzará uno de sus<br />

torpedos justo sobre la vertical, lo que es<br />

casi imposible de esquivar. La mente del<br />

Comandante Matraca lo llevó a las clases<br />

de táctica del Curso de Comandante<br />

de Submarino; ante esta situación no<br />

quedaba más remedio que arriar todo,<br />

bajar a profundidad de evasión e intentar<br />

escapar. Pero ahora tenía otra opción, dado<br />

los cuatro ejemplares de su nueva arma<br />

estibados en los tubos de proa.<br />

SH-60<br />

Pony 27<br />

El piloto, Capitán McClure, está ahora<br />

apenas a dos millas del avistamiento y<br />

no parece haber ninguna duda sobre los<br />

mástiles del submarino.<br />

-Están perdidos- pensó el CC McClure.<br />

-Casi sin esperarlo, oirán un torpedo<br />

entrar al agua y empezará a transmitir tan<br />

cerca que no tendrán tiempo para evadir-<br />

sentenció por la línea de coordinación<br />

interna el T2 Van Houten.<br />

El oficial de guardia en el periscopio ni<br />

siquiera habrá visto llegar al helicóptero<br />

acercarse. Desde la CIC del DD Burns se<br />

da libertad de maniobra para efectuar el<br />

lanzamiento de un torpedo de combate.<br />

El TACCO prepara el lanzamiento, cuando<br />

algo inusual ocurre. De repente, la<br />

superficie del agua se quiebra. Un objeto<br />

acaba de llegar a la superficie y acto<br />

seguido se aprecia la ignición de un motor<br />

cohete.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


SS<br />

Barrabases<br />

Decidido a permanecer en profundidad<br />

de periscopio y resignado a sus bajas<br />

probabilidades de éxito al evadir, el<br />

comandante prefiere adquirir datos<br />

precisos respecto de la posición del<br />

helicóptero.<br />

-El submarino ha sido detectado e<br />

intentaremos acercarnos a la fuerza de<br />

Arcadia en otra ocasión. Teniente Valdés,<br />

prioridad es pasar datos de control de<br />

Decidido a permanecer en profundidad<br />

de periscopio y resignado a sus bajas<br />

probabilidades de éxito al evadir, el<br />

comandante prefiere adquirir datos<br />

precisos respecto de la posición del<br />

helicóptero.<br />

-El submarino ha sido detectado e<br />

intentaremos acercarnos a la fuerza de<br />

Arcadia en otra ocasión. Teniente Valdés,<br />

prioridad es pasar datos de control de<br />

fuego precisos mediante el periscopiodijo<br />

de forma decidida el Comandante.<br />

-A su orden mi comandante- respondió<br />

el oficial que leyendo las intenciones de<br />

su comandante sabía que, de tener éxito,<br />

harían historia en las páginas de la guerra<br />

antisubmarina en particular y la táctica<br />

naval en general.<br />

El oficial de armas introduce los datos en la<br />

recientemente instalada consola.<br />

-Blanco correcto interrogativo mando<br />

aprueba- pregunta el Teniente Bototo,<br />

oficial de armamento.<br />

El comandante McClure se toma unos<br />

segundos, que parecen eternos, para<br />

dimensionar lo que está a punto de suceder.<br />

–Mando aprueba, disparar-Fuego- repite<br />

automáticamente y sin dudar el Teniente<br />

Bototo<br />

SH-60<br />

Pony 27<br />

En los pocos segundos que preceden<br />

al derribo del helicóptero SeaHawk, la<br />

primera impresión es que el submarino ha<br />

lanzado un ataque misilero sobre la fuerza<br />

de superficie mediante el uso de un misil<br />

del tipo Sub Harpoon o quizás Exocet<br />

SM-39. Al mismo tiempo que el Teniente<br />

Van Houten alerta a la fuerza por la línea<br />

de acción, efectúa una nota mental para<br />

verificar la información de los submarinos<br />

adversarios, pues no tenía registrado que<br />

tuvieran esa capacidad. Sin embargo<br />

el misil vira y se dirige rápidamente<br />

hacia la aeronave. El Capitán McClure<br />

intenta reaccionar, pero el tiempo es tan<br />

escaso que las bengalas usadas como<br />

contramedida no sirven de nada.<br />

SS<br />

Barrabases<br />

A los pocos segundos, uno de los cuatro<br />

misiles IDAS alojados en cuatro de los<br />

ocho tubos lanzatorpedos sale hacia la<br />

superficie, arrancando su motor cohete. La<br />

cámara IR de la parte delantera del misil<br />

envía imágenes a la consola de armas<br />

del submarino, a través de una señal<br />

inalámbrica y de un cable de fibra óptica<br />

conectado entre el pod de expulsión<br />

del misil y el sistema en el submarino. El<br />

oficial de armas distingue claramente que<br />

se trata de un SH-60 SeaHawk y durante<br />

la fase de aproximación, envía órdenes<br />

al misil para evitar las contramedidas. La<br />

distancia disminuye…<br />

-¡Impacto!- exclaman al unísono el oficial<br />

de armas y el segundo comandante, en<br />

señal de alivio.<br />

48<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

El helicóptero se precipita al mar envuelto<br />

en llamas.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


49<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

DD<br />

Monty Burns<br />

Todo era silencio en la CIC del buque. Lo<br />

que parecía un ataque deliberado sobre<br />

un contacto, se convirtió, en cosa de<br />

segundos, en desconcierto. La primera<br />

señal de desastre vino del puente,<br />

cuando reportó una explosión a una altura<br />

aproximada de 100 pies, correspondiente<br />

con la altura del helicóptero. El silencio<br />

que se tuvo posteriormente en la línea,<br />

la nula respuesta del IFF del helicóptero<br />

y el desvanecimiento del contacto amigo<br />

venían a confirmar las malas noticias.<br />

El primero en reaccionar fue el Comandante,<br />

quien declaró la emergencia de amaraje<br />

del helicóptero y se puso en contacto por<br />

la línea con la Fragata Muntz.<br />

-Muntz este es el comandante del<br />

Burns, solicito de forma inmediata que<br />

su helicóptero vaya por los posibles<br />

sobrevivientes-.<br />

SH-60<br />

Pony 22<br />

2 horas más tarde y considerando medidas<br />

extra de protección, que incluían caladas<br />

con el sonar de profundidad variable cada<br />

10 millas para cerciorarse que no había<br />

amenaza para la integridad del helicóptero,<br />

éste llegó al área del siniestro.<br />

-Muntz acá Pony 22, se encuentran restos<br />

de la aeronave flotando sobre la superficie.<br />

No ha habido supervivientes, cambio –<br />

Del otro lado de la línea hubo por respuesta<br />

un seco y corto.<br />

-Recibido, regrese al buque-.<br />

Diseño del misil IDAS<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


50<br />

Pag<br />

SS<br />

Barrabases<br />

Después que el helicóptero se precipitara<br />

envuelto en llamas al agua, el comandante,<br />

con el control total del submarino,<br />

comienza una evasión que puede llevarle<br />

días hasta encontrar una nueva posición de<br />

lanzamiento. Ha perdido la oportunidad de<br />

atacar, pero ha escrito una nueva página<br />

en la historia de la guerra antisubmarina.<br />

-Oficial de Guardia, tome el control y<br />

llévenos a profundidad de periscopio,<br />

debemos cargar baterías y reportar esta<br />

acción- ordenó el comandante cuando el<br />

peligro había pasado.-<br />

Ya habrá otra oportunidad para completar la<br />

cacería y, esta vez, no sería tan imprudente<br />

ni ellos tan confiados. Al menos les había<br />

enseñado una buena lección-.<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

-Oficial de Guardia, tome el control y<br />

llévenos a profundidad de periscopio,<br />

debemos cargar baterías y reportar esta<br />

acción- ordenó el comandante cuando el<br />

peligro había pasado.-<br />

Ya habrá otra oportunidad para completar la<br />

cacería y, esta vez, no sería tan imprudente<br />

ni ellos tan confiados. Al menos les había<br />

enseñado una buena lección-.<br />

BIBLIOGRAFÍA<br />

Figura Nº1 –Submarino con capacidad de lanzar misiles sobre blancos de superficie, aéreos y terrestres.<br />

Extraída de: http://www.navyrecognition.com/index.php/news/defence-news/2016/june-2016-navy-naval-forces-defenseindustry-technology-maritime-security-global-news/4055-sub-launched-missile-idas-ejected-for-the-first-time-from-norwegiansubmerged-submarine.html<br />

Figura Nº2 –Submarino U-212<br />

Extraída de: http://www.navy.mil/view_image.asp?id=65498<br />

Figura Nº3 –Helicóptero SeaHawk SH-60B en vuelo<br />

Extraída de: http://fuerzanaval.com/wp-content/uploads/2017/01/SH-60B_Seahawk2.jpg<br />

Figura Nº4 –Helicóptero SeaHawk SH-60F con sonar de profundidad variable<br />

Extraída de: http://fuerzanaval.com/wp-content/uploads/2017/01/SH-60B_Seahawk2.jpg<br />

Figura Nº5 –Ejemplo de diseño de una cortina ASW<br />

Extraída de: https://www.ibiblio.org/hyperwar/USN/ref/ASW-Convoy/ASW-Convoy-4.html<br />

Figura Nº6 –Mástiles de submarino aflorados<br />

Extraída de: https://navaltoday.com/2013/09/12/uk-cassidian-optronics-presents-new-oms-200-low-profile-optronic-mast/<br />

Figura Nº7 –Diseño del misil IDAS<br />

Extraída de: http://fuerzanaval.com/wp-content/uploads/2017/01/idas_Large.jpg<br />

ACCIONES TÁCTICAS<br />

P .Macchiavello<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


51<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

DERRIBO DEL IRAN<br />

AIR 655 POR EL USS<br />

VINCENNES<br />

RESUMEN<br />

El 3 de Julio de 1988, no fue un día normal para la guerra entre Irán e Irak, ni<br />

menos para la dotación del USS Vincennes, ya que durante su comisión en el<br />

área del Golfo Pérsico, éste fue protagonista de uno de los mayores incidentes<br />

aéreos de la historia, derribando con dos misiles SM-2MR al avión Airbus A300<br />

de la aerolínea “Iran Air”, quitándole así la vida a 290 civiles.<br />

Christian Pearce Cabach<br />

IDAS, submarino, guerra antisubmarina, helicóptero antisubmarino.<br />

Revista de Marina Nº969, pp. 18-31 ISSN 0034-8511<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


52<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

La maniobra<br />

política<br />

Este conflicto entre la República<br />

Islámica de Irán y la de Irak comenzó<br />

el 22 de Septiembre de 1980 y se<br />

prolongó hasta finales del año 1988. Si<br />

bien se podrían atribuir una gran variedad<br />

de motivos por los cuales comenzó esta<br />

guerra, los más aceptados radican en<br />

pugnas históricas basadas en la enemistad<br />

árabe-persa y discrepancias limítrofes<br />

posteriores a la fijación de estos en los<br />

acuerdos de Argel (1975).<br />

Representación del lanzamiento<br />

del USS Vincennes al vuelo 655.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019<br />

Irak declaró en el mes de octubre del año<br />

1980 que la zona al norte de la latitud 29°30´<br />

Norte sería una zona de no agresiones y<br />

adicionalmente, el año 1982, decretó una<br />

zona de exclusión en torno al puerto de<br />

exportación petrolero en la isla Kharg. El<br />

año 1984 se expandieron las acciones en<br />

el campo marítimo, ya que Irán intensificó<br />

ataques aéreos y con lanchas rápidas<br />

contra embarcaciones mercantes de<br />

países vecinos, los cuales se sospechaba<br />

que podrían estar pestando apoyo indirecto<br />

a Irak. Por su parte Irak si bien estableció la<br />

zona, que tenía como fin el


53<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

DERRIBO DEL IRAN AIR 655<br />

POR EL USS VINCENNES<br />

Este conflicto entre la República<br />

Islámica de Irán y la de Irak comenzó<br />

el 22 de Septiembre de 1980 y se<br />

prolongó hasta finales del año 1988. Si<br />

bien se podrían atribuir una gran variedad<br />

de motivos por los cuales comenzó esta<br />

guerra, los más aceptados radican en<br />

pugnas históricas basadas en la enemistad<br />

árabe-persa y discrepancias limítrofes<br />

posteriores a la fijación de estos en los<br />

acuerdos de Argel (1975).<br />

Irak declaró en el mes de octubre del año<br />

1980 que la zona al norte de la latitud 29°30´<br />

Norte sería una zona de no agresiones y<br />

adicionalmente, el año 1982, decretó una<br />

zona de exclusión en torno al puerto de<br />

exportación petrolero en la isla Kharg. El<br />

año 1984 se expandieron las acciones en<br />

el campo marítimo, ya que Irán intensificó<br />

ataques aéreos y con lanchas rápidas<br />

contra embarcaciones mercantes de<br />

países vecinos, los cuales se sospechaba<br />

que podrían estar pestando apoyo<br />

indirecto a Irak. Por su parte Irak si bien<br />

estableció la zona, que tenía como fin el<br />

facilitar la investigación de contactos y no<br />

agredir unidades de terceras banderas, no<br />

demostró esfuerzos reales por evitar daños<br />

colaterales en esta zona. Esta actitud, de<br />

batir a discreción en área de exclusión<br />

quedó de manifiesto el 17 de mayo de<br />

1987, con el ataque por parte de un Mirage<br />

F-1EQ, equipado con misiles Exocet, al USS<br />

Stark, matando a 37 marinos y dejando al<br />

buque seriamente averiado.<br />

Estados Unidos fue un país neutral<br />

durante el conflicto, no obstante el 24 de<br />

julio de 1987 tomó la resolución, en base<br />

a una solicitud del gobierno de Kuwait,<br />

de ejecutar la “Operación Earnest Will”, la<br />

cual consistía en otorgar protección a los<br />

petroleros de Kuwait, los cuales debían<br />

enarbolar la bandera de los Estados Unidos.<br />

Lo anterior se produjo debido a que eran<br />

atacados y abordados por Irán. Lo anterior<br />

C.Pearce<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


USS Vincennes;<br />

acciones previas<br />

al accidente<br />

EL USS Vincennes, era un crucero “Clase<br />

Ticonderoga”, ese año al mando del<br />

Capitán de Navío Will Rogers. Esta fue una<br />

de las primeras unidades en implementar<br />

el sistema de combate Aegis, el cual<br />

integraba los sistemas de armas y los<br />

radares de la unidad, detectando contactos<br />

a una mayor distancia y entregándole una<br />

gran cantidad de información al operador,<br />

lo que le permitía tener una mejor<br />

evaluación de contactos y empleando el<br />

armamento de forma más eficiente frente<br />

a variadas amenazas.<br />

El 20 de abril, mientras el crucero se<br />

encontraba participando de ejercicios<br />

con otras unidades de superficie en el<br />

área South of California (SOCAL), recibió<br />

la orden de retornar a su puerto base,<br />

San Diego y zarpar a la brevedad al Golfo<br />

Pérsico. Esta sorpresiva orden se debió<br />

a la necesidad de compensar la falta de<br />

sensores de alerta temprana disponibles<br />

en el Golfo Pérsico, ya que las aeronaves<br />

que operaban en esa área, los Boeing<br />

E3 AWACS y los E-2C AWACS, estaban<br />

teniendo problemas para obtener permisos<br />

de vuelo y problemas con las horas de<br />

vuelo disponibles, por lo que se generaba<br />

una zona ciega principalmente en el sector<br />

del Estrecho de Hormuz, siendo el sistema<br />

Aegis el llamado a suplir esta deficiencia.<br />

Fue así como el 1 de junio el Vincennes,<br />

posterior a haber arribado a la zona del<br />

medio oriente, comenzó su primera patrulla<br />

en el área de operaciones, encontrando<br />

acción al siguiente día con una fragata<br />

de la Marina de Irán la cual realizaba<br />

un abordaje y registro a un mercante.<br />

El Comandante del crucero aproximó a<br />

una distancia menor a la permitida por<br />

las reglas de enfrentamiento (ROE), con<br />

el propósito de observar la maniobra,<br />

pudiendo esta acción haber sido percibida<br />

por Irán como un “intento hostil”. Si bien se<br />

produjo una situación tensa, su mando el<br />

Contraalmirante Less, le ordenó abandonar<br />

la acción, ya que el registro se encontraba<br />

dentro del marco legal..<br />

Aproximadamente un mes después, el día<br />

2 de julio, esta unidad nuevamente se vió<br />

involucrada en acciones contra la marina<br />

de Irán, ya que detectaron la aproximación<br />

desde el Norte de tres agrupaciones de<br />

lanchas rápidas iraníes, cerrando sobre<br />

otros mercantes que navegaban la misma<br />

zona; estos comenzaron a interrogar por<br />

radio VHF a todas las embarcaciones, sin<br />

ejecutar acciones ofensivas, no obstante,<br />

minutos después aproximadamente a<br />

las 07:11 hrs, la USS Elmer Montgomery,<br />

una fragata de la Marina de los Estados<br />

Unidos que se encontraba en el área,<br />

escuchó fuertes explosiones sin recibir<br />

ningún llamado de emergencia por parte<br />

de alguna unidad, ni tampoco pudiendo<br />

determinar su procedencia.<br />

Fue así como a las 07:12 hrs, en paralelo a las<br />

acciones descritas en el párrafo anterior, al<br />

Vincennes se le daba la orden de dirigirse<br />

al área para apoyar al Elmer Montgomery<br />

en la vigilancia de las lanchas rápidas, por<br />

lo que éste despegó su helicóptero objeto<br />

verificar la actitud de las embarcaciones<br />

menores. Aproximadamente 30 minutos<br />

después del despegue el helicóptero<br />

reportó que cuatro de las embarcaciones<br />

menores aproximaban a un mercante que<br />

se encontraba en la zona. Durante estas<br />

acciones unas lanchas guardacostas de<br />

Aproximadamente un mes después, el día<br />

2 de julio, esta unidad nuevamente se vió<br />

involucrada en acciones contra la marina<br />

de Irán, ya que detectaron la aproximación<br />

desde el Norte de tres agrupaciones de<br />

lanchas rápidas iraníes,<br />

54<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


55<br />

Pag<br />

DERRIBO DEL IRAN AIR 655<br />

POR EL USS VINCENNES<br />

MONOGRAFÍAS<br />

TEMA Y ENSAYOS DE PORTADA<br />

C.Pearce<br />

cerrando sobre otros mercantes que<br />

navegaban la misma zona; estos<br />

comenzaron a interrogar por radio VHF<br />

a todas las embarcaciones, sin ejecutar<br />

acciones ofensivas, no obstante, minutos<br />

después aproximadamente a las 07:11 hrs,<br />

la USS Elmer Montgomery, una fragata de<br />

la Marina de los Estados Unidos que se<br />

encontraba en el área, escuchó fuertes<br />

explosiones sin recibir ningún llamado de<br />

emergencia por parte de alguna unidad,<br />

ni tampoco pudiendo determinar su<br />

procedencia.<br />

Fue así como a las 07:12 hrs, en paralelo a las<br />

acciones descritas en el párrafo anterior, al<br />

Vincennes se le daba la orden de dirigirse<br />

al área para apoyar al Elmer Montgomery<br />

en la vigilancia de las lanchas rápidas, por<br />

lo que éste despegó su helicóptero objeto<br />

verificar la actitud de las embarcaciones<br />

menores. Aproximadamente 30 minutos<br />

después del despegue el helicóptero<br />

reportó que cuatro de las embarcaciones<br />

menores aproximaban a un mercante que<br />

se encontraba en la zona. Durante estas<br />

acciones unas lanchas guardacostas de<br />

la Real Armada de Omán disuadieron a<br />

las lanchas rápidas de su intención de<br />

continuar cerrando, justificando que se<br />

encontraban dentro su mar territorial. A<br />

las 09:15 hrs el helicóptero del Vincennes<br />

reportó que se encontraba bajo ataque<br />

de un grupo de lanchas rápidas iraníes<br />

ubicadas aproximadamente a 100 yds<br />

de su posición. Es importante destacar<br />

que, según las ROES implementadas en<br />

ese minuto, los helicópteros no podían<br />

aproximar a menos de 4 mn de unidades<br />

iraníes. A las 09:20 hrs el Comandante<br />

Rogers ordenó cubrir estado 1 en su unidad<br />

y asumió en control táctico de la Elmer<br />

Montgomery. El crucero cerró distancia a<br />

máximo andar, sabiendo que las lanchas<br />

rápidas ya habían cesado sus hostilidades<br />

y navegaban rumbo norte. Posterior a<br />

solicitar autorización a su mando, las<br />

unidades de la US Navy rompen fuego<br />

contra las embarcaciones menores, las<br />

cuales ya a esa altura y siendo las 09:43<br />

hrs, se encontraban al interior de aguas<br />

iraníes. Durante este enfrentamiento las<br />

unidades dispararon un total de 119 tiros<br />

de 5¨contra las lanchas de la Armada de<br />

Irán, sin registro de cantidad de bajas o<br />

impactos a éstas.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


56<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

TEMA Y ENSAYOS DE PORTADA<br />

Derribo del<br />

vuelo 655<br />

Siendo las 09:43 hrs cumpliendo con el<br />

itinerario del aeropuerto de Bandar Abbas,<br />

despega el vuelo 655, un avión Airbus<br />

A300, de la aerolínea “Irán Air” el cual<br />

tenía como destino la cuidad de Dubai en<br />

Emiratos Árabes Unidos, llevando a bordo<br />

274 pasajeros y 16 tripulantes. La aeronave<br />

fue inmediatamente detectada por el<br />

radar SPY-1 del crucero “Ticonderoga” a<br />

una distancia de 47 mn, altura de 900 pies<br />

y volando por aerovía, siendo evaluada<br />

inicialmente como “Desconocido-Asumido<br />

Enemigo”, procedimiento normal para<br />

cualquier aeronave que despegaba<br />

desde aeropuertos de Irán. Debido a la<br />

gran cantidad de información táctica en<br />

la CIC y puente del Vincennes, producto<br />

del reciente enfrentamiento de superficie<br />

con las lanchas rápidas iraníes y ahora con<br />

este nuevo contacto aéreo, posiblemente<br />

la adrenalina influyó en que el operador<br />

del panorama aéreo entregara como<br />

información que la aeronave se encontraba<br />

aumentando velocidad y descendiendo,<br />

lo cual era incorrecto. Lo anterior produjo<br />

la errónea apreciación de que el contacto<br />

aéreo podría corresponder a una aeronave<br />

USS Vincennes.<br />

de combate iraní, evaluada probable F-14,<br />

asumiendo la intención de que estaría<br />

cerrando objeto brindar apoyo a las<br />

lanchas de dicho país. El operador aéreo<br />

verificó el listado de vuelos para el día, no<br />

se encontraba seguro de la zona horaria<br />

de este por lo que no pudo utilizarlo para<br />

correlacionar información.<br />

Al minuto 48, obtiene el contacto la USS<br />

Sides, fragata de la clase Oliver Hazard<br />

Perry, que se encontraba en el área<br />

efectuando tareas normales de patrullaje,<br />

la cual a diferencia de la evaluación del<br />

Vincennes, no concordaba con que podría<br />

ser una aeronave de combate, debido a<br />

que sumado a la información de perfiles<br />

de vuelo, ésta transmitía con IFF modo 3.<br />

Es relevante precisar que esta evaluación<br />

no fue entregada al Vincennes.<br />

Tres minutos después de la detección por<br />

parte de la Sides el Vincennes asume el<br />

Control Táctico de la unidad, informando<br />

a su mando que en caso que el contacto<br />

aéreo continuara cerrando, sin contestar<br />

los warning realizados, ésta procedería a<br />

derribarlo. Siendo las 9:52 hrs, el avión se<br />

mantenía cerrando a 22mn de la posición<br />

de la unidad y a una altura de 9.200 pies.<br />

Posterior al noveno warning realizado,<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


57<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

DERRIBO DEL IRAN AIR 655<br />

POR EL USS VINCENNES<br />

C.Pearce<br />

Siendo las 09:43 hrs cumpliendo con el<br />

itinerario del aeropuerto de Bandar Abbas,<br />

despega el vuelo 655, un avión Airbus<br />

A300, de la aerolínea “Irán Air” el cual<br />

tenía como destino la cuidad de Dubai en<br />

Emiratos Árabes Unidos, llevando a bordo<br />

274 pasajeros y 16 tripulantes. La aeronave<br />

fue inmediatamente detectada por el<br />

radar SPY-1 del crucero “Ticonderoga” a<br />

una distancia de 47 mn, altura de 900 pies<br />

y volando por aerovía, siendo evaluada<br />

inicialmente como “Desconocido-Asumido<br />

Enemigo”, procedimiento normal para<br />

cualquier aeronave que despegaba<br />

desde aeropuertos de Irán. Debido a la<br />

gran cantidad de información táctica en<br />

la CIC y puente del Vincennes, producto<br />

del reciente enfrentamiento de superficie<br />

con las lanchas rápidas iraníes y ahora con<br />

este nuevo contacto aéreo, posiblemente<br />

la adrenalina influyó en que el operador<br />

del panorama aéreo entregara como<br />

información que la aeronave se encontraba<br />

aumentando velocidad y descendiendo,<br />

lo cual era incorrecto. Lo anterior produjo<br />

la errónea apreciación de que el contacto<br />

aéreo podría corresponder a una aeronave<br />

de combate iraní, evaluada probable F-14,<br />

asumiendo la intención de que estaría<br />

cerrando objeto brindar apoyo a las<br />

lanchas de dicho país. El operador aéreo<br />

verificó el listado de vuelos para el día, no<br />

se encontraba seguro de la zona horaria<br />

de este por lo que no pudo utilizarlo para<br />

correlacionar información.<br />

Área de Operaciones; entre el<br />

Golfo Pérsico y el de Oman.<br />

Al minuto 48, obtiene el contacto la USS<br />

Sides, fragata de la clase Oliver Hazard<br />

Perry, que se encontraba en el área<br />

efectuando tareas normales de patrullaje,<br />

la cual a diferencia de la evaluación del<br />

Vincennes, no concordaba con que podría<br />

ser una aeronave de combate, debido a<br />

que sumado a la información de perfiles<br />

de vuelo, ésta transmitía con IFF modo 3.<br />

Es relevante precisar que esta evaluación<br />

no fue entregada al Vincennes.<br />

Tres minutos después de la detección por<br />

parte de la Sides el Vincennes asume el<br />

Control Táctico de la unidad, informando<br />

a su mando que en caso que el contacto<br />

aéreo continuara cerrando, sin contestar<br />

los warning realizados, ésta procedería a<br />

derribarlo. Siendo las 9:52 hrs, el avión se<br />

mantenía cerrando a 22mn de la posición<br />

de la unidad y a una altura de 9.200 pies.<br />

Posterior al noveno warning realizado, sin<br />

haber dado acuse de recibo a ninguno,<br />

tanto en las frecuencias de emergencia<br />

militar como civil, el operador aéreo<br />

realiza un reporte interno, que por segunda<br />

vez, sumaría aun más información errónea<br />

para la mala clasificación de que era una<br />

aeronave de combate, reportando que el<br />

contacto se encontraba descendiendo y<br />

aumentando su velocidad, siendo que no<br />

era así, interpretando mal la información<br />

entregada por el sistema. En la fragata se<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


58<br />

Pag<br />

encontraban escuchando estos reportes<br />

por parte del Vincennes y no existía tal<br />

error de apreciación, teniendo claro que la<br />

aeronave se encontraba ascendiendo,<br />

manteniendo su velocidad, volando sobre<br />

una aerovía, contestando IFF modo 3<br />

y con un perfil de avión comercial, no<br />

obstante nuevamente no reportaron esta<br />

información. Un minuto después, con el<br />

avión a 12 mn de las unidades y con una<br />

altitud real de 12.370 pies y aumentando,<br />

diferente a lo creído en el crucero, el<br />

Comandante da la orden de “batería<br />

abierta” sobre el contacto aéreo, lanzando<br />

así dos misiles SM-2, impactándolo y<br />

destruyéndolo por completo.<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

Al recibir el reporte de que la aeronave<br />

derribada era un vuelo comercial, la acción<br />

generó una gran controversia internacional<br />

entre ambos países, siendo la postura inicial<br />

de EE.UU. la de respaldar al Comandante<br />

de la unidad, no obstante años después<br />

esta versión varió, admitiendo que<br />

las unidades estadounidenses si se<br />

encontraban dentro de mar territorial Iraní.<br />

Incluso años después el gobierno de los<br />

EE.UU. indemnizó a todas las familias de<br />

las víctimas del vuelo.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


59<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

USS Vincennes lanzando SM-2M<br />

DERRIBO DEL IRAN AIR 655<br />

POR EL USS VINCENNES<br />

C.Pearce<br />

Tres minutos después de la detección por<br />

parte de la Sides el Vincennes asume el<br />

Control Táctico de la unidad, informando<br />

a su mando que en caso que el contacto<br />

aéreo continuara cerrando, sin contestar<br />

los warning realizados, ésta procedería a<br />

derribarlo. Siendo las 9:52 hrs, el avión se<br />

mantenía cerrando a 22mn de la posición<br />

de la unidad y a una altura de 9.200 pies.<br />

Posterior al noveno warning realizado, sin<br />

haber dado acuse de recibo a ninguno,<br />

tanto en las frecuencias de emergencia<br />

militar como civil, el operador aéreo realiza<br />

un reporte interno, que por segunda vez,<br />

sumaría aun más información errónea<br />

para la mala clasificación de que era una<br />

aeronave de combate, reportando que el<br />

contacto se encontraba descendiendo y<br />

aumentando su velocidad, siendo que no<br />

era así, interpretando mal la información<br />

entregada por el sistema. En la fragata se<br />

encontraban escuchando estos reportes<br />

por parte del Vincennes y no existía tal<br />

error de apreciación, teniendo claro que<br />

la aeronave se encontraba ascendiendo,<br />

manteniendo su velocidad, volando sobre<br />

una aerovía, contestando IFF modo 3<br />

y con un perfil de avión comercial, no<br />

obstante nuevamente no reportaron esta<br />

información. Un minuto después, con el<br />

avión a 12 mn de las unidades y con una<br />

altitud real de 12.370 pies y aumentando,<br />

diferente a lo creído en el crucero, el<br />

Comandante da la orden de “batería<br />

abierta” sobre el contacto aéreo, lanzando<br />

así dos misiles SM-2, impactándolo y<br />

destruyéndolo por completo.<br />

Al recibir el reporte de que la aeronave<br />

derribada era un vuelo comercial, la acción<br />

generó una gran controversia internacional<br />

entre ambos países, siendo la postura inicial<br />

de EE.UU. la de respaldar al Comandante<br />

de la unidad, no obstante años después<br />

esta versión varió, admitiendo que<br />

las unidades estadounidenses si se<br />

encontraban dentro de mar territorial Iraní.<br />

Incluso años después el gobierno de los<br />

EE.UU. indemnizó a todas las familias de<br />

las víctimas del vuelo.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


60<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

CONCLUSIONES<br />

• El procedimiento de investigación de contacto, es la base para poder determinar<br />

una correcta evaluación a un contacto, entregándole al mando toda la información<br />

necesaria para la correcta toma de decisiones.<br />

• El USS Sides debió intentar por todos los medios disponibles informar de que<br />

su evaluación del contacto aéreo era distinta a la del USS Vincennes, pudiendo con esto<br />

haber cambiado el destino de las víctimas de este incidente.<br />

• Las distintas zonas horarias de cada país, confundieron al USS Vincennes, no<br />

permitiéndole verificar de forma correcta el listado de vuelos regulares que realizaban las<br />

aerolíneas en la zona.<br />

• Las warnings fueron realizadas 6 en la frecuencia de emergencia militar y 3 en<br />

la frecuencia de emergencia civil, pero nunca en la del control de tráfico aéreo de la ruta.<br />

Esto fue vital, ya que la aeronave no contaba con equipamiento militar y las warning en<br />

la frecuencia civil, si bien deben haber sido recibidos por el vuelo 655, debido al perfil<br />

de vuelo con que se interrogaba, estos podrían deben haber sido obviados, ya que no<br />

concordaban con el perfil de vuelo real del avión.<br />

• Los operadores del nuevo sistema Aegis no contaban con el entrenamiento<br />

adecuado, cometiendo errores en la interpretación de la información y en el ingreso de<br />

datos a este.<br />

BIBLIOGRAFÍA<br />

1. Autores: Dan Craig, Dan Morales y Mike Oliver (2004). Estudio realizado en la Universidad de MIT, EE.UU. “USS<br />

Vincennes incident, aeronautics and astronautics spring”.<br />

2. Autor: David Evans (1993). Estudio de Caso Vincennes. US. Naval Institute.<br />

3. Autor: Stephen Andrew Kelly (2007). Tesis de graduación “Better lucky than good; operation earnest will as gunboat<br />

diplomacy”. Naval Postgraduate School”.<br />

4. Autor: sin datos (2006). La guerra iran-Irak. www.elgrancapitan.org<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


61<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

INVESTIGACIÓN<br />

EN LA ACADEMIA<br />

POLITÉCNICA NAVAL.<br />

¿Es posible?<br />

ABSTRACT<br />

Los cambios dados a través de los años, al sistema de aseguramiento de la<br />

calidad, se han generado con espíritu de perfeccionamiento y mejoras del mismo,<br />

con el fin de representar, la realidad objetiva de las instituciones de educación<br />

superior en términos de calidad de educación.<br />

Sin embargo, aún falta precisar procedimientos específicos de evaluación para las<br />

instituciones de las FF. AA, que, si bien son instituciones de educación superior,<br />

éstas presentan particularidades que las distinguen de las instituciones civiles,<br />

comenzando por sus sistemas de admisión, la especificidad de su formación y la<br />

proyección de ésta en el ámbito laboral. ajustarse a los cambios.<br />

Hugo Valenzuela Cynthia Cáceres Carlos Matus<br />

Profesor en Academia<br />

Politécnica Naval.<br />

hugo.valenzuela@pucv.cl<br />

Profesor en Academia<br />

Politécnica Naval.<br />

ccaceres@armada.cl<br />

Profesor en Academia<br />

Politécnica Naval.<br />

cmatus@armada.cl<br />

Acreditación, Investigación, Pregrado<br />

Revista de Marina Nº969, pp. 18-31 ISSN 0034-8511<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


62<br />

Pag<br />

Introducción:<br />

Entre los académicos de las<br />

universidades nacionales se suele<br />

comentar sobre la baja calidad de<br />

los alumnos que ingresan cada año, en<br />

el sentido de la dificultad para lograr<br />

que estos se comprometan con sus<br />

estudios y sobre su poco interés, al menos<br />

aparente, por aprender. La discusión lleva,<br />

frecuentemente, a los modelos actuales<br />

de educación, sus ventajas y desventajas.<br />

En la discusión acerca de la formación<br />

por competencias versus formación<br />

tradicional en la que hay adherentes que<br />

plantean que en realidad no hay nada<br />

nuevo (Gimeno Sacristán, y otros, 2008) y<br />

abiertos detractores (Chadwick, 2005) ; sin<br />

embargo, la discusión parece centrarse en<br />

lo metodológico más que en el problema<br />

de fondo. La Academia Politécnica Naval,<br />

como institución de formación terciaria de<br />

la Armada, no es la excepción.<br />

Las universidades reconocen que la<br />

investigación es una tarea irrenunciable y<br />

consustancial a su condición como entidad<br />

de educación superior – sin investigación no<br />

hay universidad posible en la sociedad del<br />

conocimiento – también, que los resultados<br />

de la investigación deben permear hacia la<br />

sociedad y que la universidad DEBE crear<br />

nuevo conocimiento como resultado de lo<br />

anterior. (Rodríguez-Ponce, 2017)<br />

Por otra parte, aunque la Academia<br />

Politécnica Naval no se define como una<br />

universidad, es evaluada – medida – por la<br />

Comisión Nacional de Acreditación (CNA),<br />

con los mismos estándares que las estas<br />

y ha sido recientemente re acreditada por<br />

5 años hasta el 24 de septiembre de 2023<br />

en los criterios de gestión institucional<br />

y docencia de pregrado (Comisión<br />

Nacional de Acreditación, 2018) . El<br />

prestigio institucional y los cambios a la<br />

ley de educación y reglamentos asociados<br />

obligarán a que la Academia se acredite, en<br />

breve plazo, en los criterios de vinculación<br />

con el medio, docencia de postgrado e<br />

investigación. Para los dos primeros, ya hay<br />

iniciativas en curso por parte de la dirección<br />

quedando pendiente cómo resolver el<br />

tema de la investigación; que no es un<br />

problema simple, dado que el sistema<br />

de contratación de los académicos,<br />

establecido en el Estatuto del Personal<br />

de las Fuerzas Armadas (DFL-1/1997), no<br />

permite la dedicación de los profesores<br />

civiles y militares a actividades distintas a<br />

las de docencia. ¿Cómo se podrá resolver,<br />

entonces, este criterio de acreditación?<br />

En este artículo se revisan los cambios<br />

por venir al sistema de acreditación a<br />

las universidades chilenas, y se define<br />

y propone la investigación de pregrado<br />

como una de muchas posibles soluciones<br />

a ambos problemas simultáneamente: la<br />

motivación de los alumnos hacia su<br />

propio aprendizaje y al cumplimiento de<br />

los criterios de acreditación. Se revisan<br />

los beneficios de programas similares<br />

aplicados en universidades y centros<br />

de formación de oficiales de las fuerzas<br />

armadas – de nivel universitario – de<br />

países referentes, así como la forma de<br />

enfrentar el problema por parte de otras<br />

instituciones de la defensa nacional.<br />

Finalmente se muestra que no solo es<br />

posible realizar investigación de pregrado<br />

en la Academia Politécnica Naval, sino<br />

que ya hay algún camino recorrido,<br />

faltando su ordenamiento y formalización,<br />

prácticamente sin costos directos para la<br />

Institución.<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


63<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

iNVESTIGACIÓN EN LA<br />

ACADEMIA POLITÉCNICA NAVAL<br />

H.V/C.C/C.M<br />

La<br />

“Investigación<br />

de Pregrado” y<br />

sus beneficios.<br />

Luego de tres años de investigación,<br />

entre los años 2006 y 2009, el Council<br />

on Undergraduate Research (CUR),<br />

que agrupa 13.000 miembros individuales<br />

y más de 700 universidades alrededor del<br />

mundo logra declarar que la investigación<br />

de pregrado es “Una indagación o<br />

investigación realizada por un estudiante<br />

de pregrado que hace una contribución<br />

intelectual o creativa original a la disciplina”<br />

(Council on Undergraduate Research,<br />

2018) .<br />

Un aspecto clave en la definición de<br />

investigación de pregrado es el propósito<br />

para el que está destinado, para la mayoría<br />

de los integrantes del CUR, la investigación<br />

de pregrado debe fomentar el aprendizaje<br />

de los alumnos. Algunos académicos se<br />

oponen a etiquetar el aprendizaje de los<br />

alumnos como investigación hasta que<br />

su producto alcance un nivel de calidad<br />

publicable o que pueda ser presentado<br />

en conferencias o congresos. Otros, en<br />

cambio, ponen mayor énfasis en que<br />

la investigación de pregrado sea una<br />

contribución importante para que los<br />

académicos puedan continuar con sus<br />

agendas de investigación, mientras<br />

enseñan a sus alumnos de pregrado. Hay<br />

consenso en que cada universidad debe<br />

definir si la investigación de pregrado estará<br />

centrada en el aprendizaje de los alumnos,<br />

centrada en la producción científica o en<br />

ambos. (Beckman &amp; Hensel, 2009) En<br />

cualquier caso, la originalidad del trabajo<br />

– como contribución a la disciplina – debe<br />

ser tomada en cuenta para efectos de ser<br />

o no considerada como “investigación”,<br />

aunque no se requiere que contribuya<br />

“ampliamente” a esta. Lo mismo ocurre con<br />

las consideraciones sobre las posibilidades<br />

de que un alumno de pregrado trabaje en<br />

forma multidisciplinar, colaborativamente<br />

que deben ser “escaladas” a sus<br />

posibilidades. Las consideraciones de<br />

audiencia de su trabajo también deben ser<br />

tomadas en cuenta – referidas al campus<br />

o a publicaciones netamente estudiantiles<br />

o referidas a su entorno profesional.<br />

(Beckman & Hensel, 2009) .<br />

Es más, o menos claro que, la investigación<br />

de pregrado es beneficiosa; para los<br />

estudiantes, la oportunidad de definir un<br />

problema y trabajar hacia la solución que<br />

puede tener aplicaciones prácticas en la<br />

vida real constituye un valor significativo.<br />

Es más probable que los estudiantes se<br />

involucren activamente en el proceso<br />

cuando su curiosidad es estimulada por la<br />

pregunta de investigación. Resolver<br />

problemas de investigación ayuda a los<br />

estudiantes a desarrollar pensamiento<br />

creativo, ganar confianza en sus habilidades<br />

intelectuales, mejorar sus habilidades<br />

de comunicación oral y escrita (Landrum<br />

& Nelsen, 2002) , aprender a manejar la<br />

ambigüedad y, quizás lo más importante,<br />

desarrollar el hábito de preguntarse “y<br />

si” y “y por qué no”, que son las bases del<br />

pensamiento crítico (Beckman &amp;<br />

Hensel, 2009) (Russell, Hancock, &amp;<br />

McCullough, 2007) (Madan &amp; Teitge,<br />

2013) . Según resultados de investigaciones<br />

al respecto, la experiencia educacional<br />

del alumno de pregrado se ve aumentada<br />

(Lopatto, Survey of Undergraduate<br />

Research Experiences (SURE): First<br />

Findings, 2004) , tanto en términos de su<br />

satisfacción general (Russell, Hancock,<br />

&amp; McCullough, 2007) , como en<br />

su aprendizaje (Lopatto, The Essential<br />

features of Undergraduate Research, 2003)<br />

(Beckman &amp; Hensel, 2009) .<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


64<br />

Pag<br />

Según los investigadores que repre<br />

sentan a las instituciones del Premio de<br />

Reconocimiento por la Integración de<br />

la Investigación y la Educación, en una<br />

conferencia organizada por la National<br />

Science Foundation de los Estados Unidos<br />

de Norteamérica (Lopatto, The Essential<br />

features of Undergraduate Research,<br />

2003) , los requisitos esenciales para<br />

realizar investigación de pregrado son<br />

los siguientes, respecto de los alumnos:<br />

preparación mediante lectura de literatura<br />

relevante, el soporte de un mentor y de una<br />

comunidad de aprendizaje, oportunidad<br />

para diseñar la investigación, la experiencia<br />

del trabajo independiente y cuando el<br />

trabajo está terminado, la oportunidad para<br />

una comunicación profesional de calidad.<br />

El Diseño y la<br />

Investigación<br />

a lo largo del<br />

currículum.<br />

Algunos casos<br />

comparables.<br />

Para la mayoría de las disciplinas de<br />

Ingeniería, el proyecto final consiste en<br />

la aplicación realista para el diseño de<br />

una solución a un problema real. Estos<br />

proyectos, deben enfocarse en el diseño<br />

de soluciones y son, frecuentemente,<br />

vistos como incompatibles con<br />

proyectos de investigación por parte de<br />

los académicos; sin embargo, muchos<br />

proyectos de investigación ofrecen<br />

la posibilidad de “engancharse” con<br />

proyectos de ingeniería de soluciones,<br />

lo que es, comúnmente, pasado por<br />

alto (Lemley, y otros, 2010) . La evidencia<br />

muestra que un número importante de<br />

proyectos de investigación académicos<br />

son en realidad, impulsados por la industria<br />

(Howe & Wilbarger, 2006) , sobre todo en<br />

las áreas de ciencias, tecnología, ingeniería<br />

y matemáticas (STEM por sus siglas en<br />

Inglés).<br />

Aunque hay algunos desafíos y dificultades<br />

es esencial que un programa de este<br />

tipo tenga un énfasis, a lo largo del<br />

currículo, en la educación que integre<br />

el diseño innovador y la investigación<br />

multidisciplinaria. Un ejemplo es la “clínica<br />

de ingeniería” de la Universidad de Rowan,<br />

que considera “horas de clase” en cada<br />

semestre, para estimular a los alumnos al<br />

desarrollo de proyectos multidisciplinarios<br />

orientados a la investigación científica o<br />

a la investigación aplicada en industrias.<br />

En estas actividades se conforman<br />

“corporaciones” integradas por alumnos<br />

de todas las cohortes que desarrollan<br />

soluciones específicas para problemas<br />

aplicables, como, por ejemplo, el rediseño<br />

del sistema de transferencia de antenas<br />

de submarinos, auspiciado por el Centro<br />

de Guerra de Superficie de la US Navy<br />

(Kauser, Hesketh, Marchese, & Schmalzel,<br />

2001) .<br />

Otro ejemplo interesante de conocer es<br />

el caso del modelo de tutoría cercana<br />

(o ayudantías) del Walter Reed Army<br />

Institute of Research (WRAIR) y que ha<br />

sido adoptado por otros diez centros<br />

de investigación del Ejército y uno de la<br />

Armada de los EE.UU., en que el “tutor<br />

cercano” es un alumno del último año<br />

que realiza prácticas de enseñanza de<br />

verano, en conjunto con una pasantía de<br />

investigación que es completada durante<br />

el año académico en el WRAIR o en el<br />

laboratorio de alguna universidad. Este<br />

modelo es un enfoque multidisciplinario<br />

que incorpora las fortalezas de los modelos<br />

de tutorías en ciencias, tecnologías,<br />

ingeniería y matemáticas mejorando el<br />

aprendizaje de todos los participantes. Los<br />

estudiantes de pregrado, que actúan como<br />

profesores ayudantes de cursos inferiores,<br />

son instruidos por académicos y científicos<br />

experimentados, mientras ellos desarrollan<br />

o aprenden distintos protocolos de<br />

investigación que contribuyan a la<br />

formación del pensamiento crítico<br />

(Tenenbaum, Anderson, Jett, &amp;<br />

Yourick, 2014) .<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


65<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

iNVESTIGACIÓN EN LA<br />

ACADEMIA POLITÉCNICA NAVAL<br />

H.V/C.C/C.M<br />

Los cuerpos de enfermeras del Ejército,<br />

Armada y Fuerza Aérea de los EE.UU.<br />

también se han incorporado a estos<br />

programas de investigación de pregrado<br />

a través de programas de investigación<br />

en los que participan los alumnos,<br />

aprovechando el soporte organizacional<br />

militar y las experiencias de los pares y<br />

tutores (Trego, 2017) .<br />

Por otra parte, la Academia Naval de los<br />

EE.UU. (USNA) en Annapolis, Maryland,<br />

también presenta un caso de éxito en el<br />

que un cambio curricular permitió crear<br />

tiempo para que los alumnos de últimos<br />

años participen en investigación científica<br />

intensiva guiada por académicos, durante<br />

el año lectivo. Estos proyectos tienen la<br />

misma orientación definida y explicada<br />

previamente (Council on Undergraduate<br />

Research, 2018) , tal que los alumnos que<br />

participan en proyectos de investigación<br />

deben presentar en publicaciones,<br />

los resultados de su participación y<br />

exponerlas en conferencias científicas<br />

de nivel correspondiente, obteniendo la<br />

equivalencia con un trabajo de finalización<br />

típico (Dillner, Ferrante, Fitzgerald, &<br />

Schoeder, 2011) . Un ejemplo mencionable,<br />

es desarrollo y construcción de una<br />

embarcación a vela específicamente<br />

diseñada para satisfacer las necesidades<br />

de la USNA, proyecto realizado por<br />

los estudiantes del departamento de<br />

Arquitectura Naval e Ingeniería Oceánica<br />

(MIller, 2003) .<br />

En la Academia Militar de los EE.UU.<br />

(USMA) en West Point, se ha desarrollado<br />

un programa similar pero orientado a<br />

las áreas humanidades de la formación<br />

del oficial en los que utilizan el diálogo<br />

socrático incrustado en una discusión<br />

analítica para impulsar el pensamiento<br />

crítico y la creatividad de sus estudiantes<br />

(Shoop &amp; Ressler, 2011) . En el Naval<br />

Postgraduate School (NPS), de la Armada<br />

de los EE.UU., existe un programa similar en<br />

el área de la Investigación de Operaciones,<br />

muy vinculado con el quehacer operativo<br />

real y actual de la Armada de los EE.UU. en<br />

el que los alumnos resuelven problemas<br />

reales de investigación, guiados por sus<br />

propios académicos (Rosenthal, 2007) .<br />

Cabe destacar que el NPS nació, en 1909,<br />

como departamento de postgrado e<br />

investigación en la USNA.<br />

A nivel de las Fuerzas Armadas<br />

latinoamericanas, solo Argentina ha<br />

desarrollado un programa similar, motivado<br />

por su Sistema de Acreditación de<br />

Educación Superior, que incluso ha abierto<br />

las instituciones de educación superior al<br />

ingreso de alumnos civiles (Soprano, 2013) .<br />

A nivel de las Fuerzas Armadas<br />

Nacionales, la Academia Politécnica Militar<br />

(ACAPOMIL) ha desarrollado, al interior de<br />

sus instalaciones, un Centro de Estudios<br />

en Ciencia y Tecnología que, centralizando<br />

los proyectos de investigación final de los<br />

alumnos de Ingeniería Politécnica Militar,<br />

logra vincularlos con otros organismos<br />

del Ejército o relacionados, tales como<br />

las Fábricas y Maestranzas del Ejército<br />

(FAMAE), el Complejo Químico Industrial del<br />

Ejército (CQIE), el Instituto de Investigación<br />

y Control del Ejército (IDIC), la Comisión<br />

Chilena de Energía Nuclear (CCHEN), el<br />

Centro de Estudios Nucleares del Ejército<br />

(CENE), el Instituto Geográfico Militar (IGM),<br />

el Instituto Antártico Chileno (INACH) entre<br />

otros, logrando algunas publicaciones<br />

de ciencias relacionadas con el quehacer<br />

del Ejército, en <strong>revista</strong>s indexadas<br />

internacionales o en su <strong>revista</strong> indexada<br />

propia (Caro de Kartzow, 2010) , según<br />

se puede ver un su sitio web, así como<br />

la dictación de programas de postgrado<br />

propios o en alianza con universidades<br />

(Academia Politécnica Militar, 2017) .<br />

Por otra parte, la Academia Politécnica<br />

Aeronáutica (APA), te también cuenta con<br />

programas de postgrado propios, cuenta<br />

con el Centro de Investigación y Desarrollo<br />

en Ciencias Aeroespaciales desde 2009,<br />

en el que se involucra a alumnos de pre<br />

y postgrado en diversos proyectos de<br />

investigación científica y tecnológica,<br />

con el fin de llegar a ser un centro I2D de<br />

excelencia y con prestigio internacional al<br />

año 2025, como se indica en el su sitio web<br />

(Academia Politécnica Aeronáutica, 2017) .<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


66<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

La Academia Politécnica Naval, está en<br />

deuda; sin embargo, tiene algo de camino<br />

recorrido en esta dirección, con algunos<br />

ejemplos notables, como se verá a<br />

continuación.<br />

Durante 2017, en el marco de XXV Congreso<br />

Panamericano de Ingeniería Naval, llevado<br />

a cabo en Ciudad de Panamá, la Academia<br />

Politécnica Naval presentó dos trabajos de<br />

Investigación derivados de los trabajos de<br />

titulación de alumnos de ingeniería Naval.<br />

En el congreso, participaron universidades<br />

de Latinoamérica, España y Portugal,<br />

además de numerosas instituciones<br />

relacionadas con el mundo naval, marítimo<br />

y portuario tales como empresas navieras,<br />

astilleros y diferentes Armadas de<br />

Latinoamérica.<br />

El primer trabajo presentado, titulado<br />

”Diseño preliminar de un sistema de<br />

generación Undimotriz (WEC) On-Shore”<br />

(Sepúlveda, 2016) . Este trabajo consistió<br />

en la selección y posterior diseño de un<br />

sistema de generación eléctrica, basado<br />

en el movimiento de las olas, que logra<br />

maximizar la relación costo-eficiencia en<br />

los procesos de construcción, despliegue,<br />

operación y retiro de un generador “On-<br />

Shore” entorno a su ciclo de vida. Mediante<br />

un estudio hidrográfico realizado en las<br />

costas de Chile, se determinó el lugar<br />

óptimo para la instalación de un sistema de<br />

palas pivotantes, que permite establecer las<br />

condiciones de borde para la modelación<br />

del soporte submarino requerido por<br />

el generador. Finalmente, con los<br />

requerimientos derivados del ciclo de vida<br />

y los factores tecnológicos e hidrográficos,<br />

se diseñó hasta una etapa de nivel<br />

preliminar, de un sistema de generación<br />

de palas pivotantes con la capacidad de<br />

reflotamiento y reposicionamiento que<br />

logra maximizar la relación costo eficiencia<br />

en torno al ciclo de vida del sistema.<br />

El segundo trabajo, titulado “Caracterización<br />

mecánica de un acero TRIP (Transformed<br />

Induced Plasticity), en función de su<br />

aplicación en construcción naval “ (Alarcón<br />

& Gómez, 2016) . En este estudio se<br />

profundizó en el desarrollo de nuevos<br />

materiales como el acero TRIP que se<br />

utiliza, principalmente, en la industria<br />

automotriz, por lo que no se ha analizado<br />

cuáles podrían ser las posibles aplicaciones<br />

dentro de los otros sectores industriales. En<br />

este trabajo se analizó el comportamiento<br />

mecánico de un acero TRIP, con una<br />

composición química experimental, se le<br />

caracterizó y se efectuó la comparación<br />

con los aceros que se utilizan normalmente<br />

en la construcción naval y así poder<br />

determinar la factibilidad de su futuro<br />

desarrollo y utilización en la Industria Naval.<br />

Estos dos ejemplos, entre otros, permiten<br />

vislumbrar que la Academia Politécnica<br />

Naval tiene la capacidad de generar<br />

trabajos de investigación de nivel<br />

académico y profesional, comparables<br />

con cualquier universidad nacional e<br />

internacional.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


67<br />

Pag<br />

iNVESTIGACIÓN EN LA<br />

H.V/C.C/C.M MONOGRAFÍAS<br />

ACADEMIA POLITÉCNICA NAVAL<br />

Y ENSAYOS<br />

CONCLUSIONES<br />

Aunque la Academia Politécnica Naval no se define como una Universidad, es evaluada<br />

(acreditada) como si lo fuera. En 2018, logró re certificarse por 5 años, mejorando<br />

su acreditación anterior; sin embrago, con los cambios derivados de las recientes<br />

modificaciones a la legislación relativa a la educación superior, deberá desarrollar<br />

acciones para superar las falencias que persisten, especialmente en lo referente a la<br />

generación y transmisión de nuevo conocimiento en sus ámbitos de interés.<br />

El desarrollo de un programa de investigación de pregrado permitiría resolver, al menos<br />

en una etapa inicial, la falta de un programa de investigación formal, como existe en otras<br />

universidades nacionales y, especialmente, en sus instituciones pares – las Academias<br />

Politécnicas Aeronáutica y Militar – que han desarrollado centros de investigación propios<br />

que les permiten resolver el problema.<br />

La revisión bibliográfica permite ver cómo, en instituciones comparables, se ha llevado a<br />

cabo esta iniciativa con buenos resultados no solo en el área de la investigación; sino que<br />

además reportan mejoras cuantificables en sus resultados académicos y en los procesos<br />

docentes. Aunque en un principio pareciera que no existe investigación en la Academia<br />

Politécnica Naval, se puede ver que esta está presente y debe formalizarse para poder<br />

ser productiva y mejorar los resultados institucionales. Se propone, entonces, que la<br />

institución pondere las posibilidades que permitirían no solo mejorar los resultados<br />

académicos y sino que aumentar el ya elevado prestigio de la Armada en el entorno<br />

académico.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


68<br />

Pag<br />

BIBLIOGRAFÍA<br />

Academia Politécnica Aeronáutica. (2017). Centro de Investigación en Ciencias Aeroespaciales.<br />

Obtenido de Academia Politécnica Aeronáutica: www.apa.fach.cl<br />

Academia Politécnica Militar. (2017). Centro de Estudios de Ciencia y Tecnología. Obtenido de<br />

Academia Politécnica Militar: www.acapomil.cl<br />

Alarcón, A., &amp; Gómez, R. (2016). Caracterización mecánica de un acero TRIP (Transformed Induced<br />

Plasticity) en función de su aplicación en construcción naval (Tesis de Grado). Viña del<br />

Mar, Chile: Academia Politécnica Naval.<br />

Beckman, M., &amp; Hensel, N. (2009). Making Explicit the Implicit: Defining Undergraduate Research.<br />

CUR Quarterly, 29(4), 40-44.<br />

Caro de Kartzow, R. (2010). Aportes Tecnológicos de la Ingeniería Militar al Desarrollo Nacional.<br />

Política y Estrategia(115), 202-217.<br />

Chadwick, C. (2005). Por qué no soy constructivista. Revista Brasileira de Aprendizagem Aberta e a<br />

Distância, 1-6.<br />

Comisión Nacional de Acreditación. (27 de junio de 2018). BUSQUEDA AVANZADA DE<br />

ACREDITACIONES. Obtenido de https://www.cnachile.cl/Paginas/buscador-avanzado.aspx<br />

Council on Undergraduate Research. (26 de Junio de 2018). Council on Undergraduate Researh,<br />

Learning Trough Research. Obtenido de https://www.cur.org/<br />

Dillner, D. K., Ferrante, R. F., Fitzgerald, J. P., &amp; Schoeder, M. J. (2011). Integrated Laboratories:<br />

Laying the Foundation for Undergraduate Research Experiencies. Journal of Chemical<br />

Education(88), 1623-1629.<br />

Gimeno Sacristán, J., Pérez Gómez, Á. I., Martínez Rodríguez, J. B., Torres Santomé, J., Angulo<br />

Rasco, F., &amp; Álvarez Méndez, J. M. (2008). Educar por Competencias ¿que hay de nuevo?<br />

Madrid, España: Ediciones Morata, S.L.<br />

Howe, S., &amp; Wilbarger, J. (2006). 2005 National Survey of Engineering Capstone Design Courses.<br />

ASEE Annual Conference and Exposition. Chicago.<br />

Kauser, J., Hesketh, R. P., Marchese, A., &amp; Schmalzel, J. (2001). Design and Research Across the<br />

Curriculum. International Conference on Engineering Education, (págs. 13-18). Oslo,<br />

Norway.<br />

Landrum, R., &amp; Nelsen, L. R. (2002). The Undergraduate Research Asssistantship: An Analysis of the<br />

Benefits. Teaching of Psychology, 29(1), 15-19.<br />

Lemley, E., Jassemnejad, B., Mounce, M., Weber, J., Rai, S., Duffle, W., . . . Taheri, B. (2010). Linking<br />

Senior Design Projects to Research Projects. American Society for Engineering Education.<br />

Lopatto, D. (2003). The Essential features of Undergraduate Research. Council on Undergraduate<br />

Research Quarterly, 139-142.<br />

Lopatto, D. (2004). Survey of Undergraduate Research Experiences (SURE): First Findings. Cell<br />

Biology Education, 3, 270-277.<br />

Madan, C. R., &amp; Teitge, B. D. (2013). The Benefits of Undergraduate Research: The Student&#39;s<br />

Perspective. The Mentor: An Academic Advising Journal.<br />

MIller, P. H. (2003). Student Research Projects for the New Navy 44 Sail Training Craft. The 16th<br />

Chesapeake Sailing Yatch Symposium. Annapolis, Maryland.<br />

Rodríguez-Ponce, E. (2017). Los desafíos estratégicos para la gestión de la investigación<br />

universitaria en la sociedad del conocimiento. Ingeniare, 25(3), 362-363.<br />

Rosenthal, R. E. (2007). It&#39;s More Than a Job or an Adventure. Operations Research Management<br />

Science.<br />

Russell, S. H., Hancock, M. P., &amp; McCullough, J. (2007). Benefits of Undergraduate Research<br />

Experiences. Science, 548-549.<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

Sepúlveda, F. (2016). Diseño preliminar de un sistema de generación undimotriz (WEC) on-shore<br />

(Tesis de Grado). Viña del Mar, Chile: Academia Politécnica Naval.<br />

Shoop, B. L., &amp; Ressler, E. K. (2011). Developing the Critical Thinking, Creativity and Innovation of<br />

Undergraduate Engineering Students. International Journal of Engineering Education,<br />

27(5), 1072-1080.<br />

Soprano, G. (2013). Autonomía y Heteronomía de la Educación Militar. Un Análisis de los Procesos<br />

de Evaluación Institucional en los Institutos Universitarios de las Fuerzas Armadas<br />

Argentinas. Avaliação: Revista da Avaliação da Educação Superior, 19(1).<br />

Tenenbaum, L. S., Anderson, M. K., Jett, M., &amp; Yourick, D. L. (2014). An Innovative Nera-Peer<br />

Mentorin Model for Undergraduate and Secondary Students: STEM Focus. Innov High<br />

Educ, 39, 375-385.<br />

Trego, L. L. (2017). Developing a military nurse scientist program of research: A military women&#39;s<br />

health exemplar. Nursing Outlook(65), 130-139.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


69<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

CONCIENCIA<br />

MARÍTIMA<br />

NACIONAL<br />

RESUMEN<br />

Se analiza cada uno de los componentes de la expresión “conciencia marítima<br />

nacional”, partiendo por aclarar la diferencia entre ‘conciencia’ y ‘conocimiento’<br />

marítimo. En lo propiamente marítimo se tratan los Intereses Marítimos; en lo<br />

nacional se hace referencia a la condición geográfica del país y algunos aspectos<br />

histórico-antropológicos que han incidido en nuestra aproximación al mar. En<br />

cuanto a la conciencia marítima, se indica cómo desde la subjetividad individual<br />

se puede pasar a una conciencia nacional; se destaca el papel de la Armada y la<br />

necesidad de incorporar el mar en la educación básica y media.<br />

Carlos Valderrama<br />

carvalde@hotmail.com<br />

Miguel A. Vergara<br />

vergara441@gmail.com<br />

Conciencia, lo marítimo, lo nacional, intereses marítimos, condición geográfica.<br />

Revista de Marina Nº969, pp. 18-31 ISSN 0034-8511<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


70<br />

Pag<br />

La conciencia.<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

Introducción.<br />

Examinaremos el contenido de<br />

la noción “conciencia marítima<br />

nacional”, desglosando cada uno de<br />

sus componentes. Lo primero que<br />

salta a la vista es que frecuentemente<br />

asociamos la conciencia marítima<br />

con el conocimiento de los Intereses<br />

Marítimos (II. MM) y con la condición<br />

geográfica del país. Pero, entonces,<br />

estamos asumiendo una igualdad entre<br />

‘conciencia marítima’ y ‘conocimiento<br />

marítimo”, lo que pareciera ser<br />

impropio.<br />

Intentaremos dilucidar qué es la<br />

‘conciencia’, apoyándonos en algunos<br />

conceptos filosóficos y religiosos, para<br />

después hacer una analogía al caso que<br />

nos ocupa. Enseguida nos adentraremos<br />

en ‘lo marítimo’ identificando los recursos<br />

y las actividades que conforman los<br />

Intereses Marítimos; continuaremos con<br />

“lo nacional” en su vertiente geográfica<br />

y humana.<br />

Aclarado el contenido de los términos<br />

analizaremos globalmente la “conciencia<br />

marítima nacional”. Explicaremos cómo<br />

se podría pasar de la subjetividad de la<br />

conciencia individual a una conciencia<br />

colectiva. Se destaca el papel de la<br />

Armada en el fomento de la conciencia<br />

marítima y la necesidad de lograr<br />

su desarrollo en la educación básica<br />

y media, finalizando con algunss<br />

conclusiones.<br />

No es fácil precisar qué es la<br />

conciencia, ya que no tiene<br />

un correlato físico; es algo<br />

absolutamente subjetivo. Se relaciona con<br />

un cierto conocimiento al que se suma<br />

un aspecto volitivo. Nos aproximaremos<br />

a la conciencia apoyándonos en Ortega<br />

y Gasset y en algunos conceptos de la<br />

Iglesia Católica, experta en conciencia<br />

moral para, de ahí, proponer algunas<br />

conclusiones.<br />

Aproximación<br />

filosófica<br />

Ortega y Gasset 2 , plantea que “donde<br />

quiera y como quiera que exista eso que<br />

llamamos conciencia, lo encontramos<br />

siempre constituido por dos elementos:<br />

una actitud o un acto de un sujeto y un<br />

algo al cual se dirige ese acto. Aquel<br />

acto puede ser de muchas especies: ver,<br />

fantasear, entender, querer, emocionarse,<br />

etc. Se trata de maneras diversas de<br />

andar afanados con algo”. Más adelante<br />

agrega que<br />

“esa cosa que denominamos conciencia<br />

es la más rara que hay en el universo,<br />

pues tal y como se nos presenta parece<br />

consistir en la conjunción, complexión<br />

o íntima perfecta unión de dos cosas<br />

totalmente distintas: mi acto de<br />

referirme a, y aquello a lo que me<br />

refiero”.<br />

1 Basada en charla dictada por Almte ® Miguel A. Vergara Villalobos, en la Academia de Guerra Naval, el 21<br />

de agosto de 2018, como parte del Seminario de Intereses Marítimos.<br />

2 Ortega y Gasset, Jorge, Conciencia, objeto y las tres distancias de este, en Obras Completas, tomo II,<br />

Revista de Occidente, Madrid, 1961, pp. 62-63.1938.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


71<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

Cuando observo, por ejemplo, una mesa<br />

ella no es mi conciencia, pues mi conciencia<br />

es ese “estar ante mí de la mesa”. Por tanto,<br />

existe una unidad inseparable entre dos<br />

elementos absolutamente divergentes<br />

entre sí como lo son, por un lado, ese<br />

“estar ante mí de la mesa”, por otro, la<br />

mesa propiamente tal 3 . Además, todo<br />

objeto, supongamos la misma mesa del<br />

ejemplo anterior, puede estar referida al<br />

sujeto de tres maneras diferentes: i) como<br />

una relación de presencia o percepción<br />

sensible; ii) teniendo presente su imagen,<br />

como un recuerdo o representación; y, iii)<br />

en el modo de una alusión o referencia<br />

intelectual, o sea, como una mención 4 .<br />

Haciendo una analogía con la ‘conciencia<br />

marítima’, podemos decir que en ese caso<br />

el sujeto tiene ante sí el mar, respecto del<br />

cual puede ejercer diversos actos, tales<br />

como mirarlo, comprenderlo, quererlo,<br />

disfrutarlo, emocionarse, etc. Y ese ‘tenerlo<br />

ante sí’, puede ser sensible, imaginario,<br />

o una mención. Se anticipa, así, que la<br />

‘conciencia’ acerca del mar no es unívoca,<br />

sino bastante variable, amplia y subjetiva.<br />

Es distinta la vivencia de mojarse los<br />

pies en las olas, que conocer el mar por<br />

fotografías; o mojárselos solo durante el<br />

verano o todos los días del año.<br />

Aproximación<br />

de la Iglesia<br />

Para la Iglesia Católica, la conciencia es<br />

el núcleo más íntimo y sagrado del ser<br />

humano; allí está solo con Dios, cuya voz<br />

resuena en lo profundo de su ser. Más<br />

específicamente, la ‘conciencia moral’<br />

es un juicio de la razón por el que una<br />

persona reconoce la cualidad moral de<br />

un determinado acto, que piensa realizar,<br />

está realizando o ha realizado. Por eso,<br />

es preciso que cada uno preste mucha<br />

atención a su interioridad, para así poder<br />

oír y seguir la voz de su conciencia 5 .<br />

La conciencia moral es el lugar, el espacio<br />

santo donde Dios habla al hombre 6 . Lo<br />

que sucede en la intimidad de la persona<br />

está oculto a la vista de los demás. La<br />

conciencia dirige su testimonio únicamente<br />

hacia la persona misma; y, a su vez, sólo la<br />

persona conoce la respuesta a la voz de la<br />

conciencia 7 . Lo propio de la conciencia es<br />

el razonamiento, que se traduce en un juicio<br />

moral sobre los actos de una persona. Este<br />

juicio, en tanto moral es práctico, puesto<br />

que ordena lo que la persona debe hacer o<br />

no hacer, o bien valora retrospectivamente<br />

un acto ya realizado por ella 8 . Como todo<br />

juicio práctico, el juicio de la conciencia<br />

tiene un carácter imperativo: el hombre<br />

debe actuar en conformidad con dicho<br />

juicio 9.<br />

Cabe desatacar que, siendo la razón una<br />

sola y misma facultad intelectual, podemos<br />

distinguir un conocimiento especulativo<br />

que se orienta a la consideración de la<br />

verdad; y un conocimiento práctico que<br />

ordena lo aprehendido a la praxis, a la<br />

acción 10 . La ética se relaciona con el<br />

conocimiento práctico, pues no basta con<br />

saber lo que debemos hacer, sino que es<br />

imperativo actuar, es decir, aplicar lo que<br />

sabemos. Todos los juicios de nuestra<br />

conciencia moral son esencialmente<br />

prácticos; pero en ellos “anida siempre la<br />

posibilidad de error, pues la conciencia no<br />

es un juez infalible” 11 . De allí la necesidad<br />

de educarla para que sea recta y veraz. Tal<br />

educación “es indispensable para seres<br />

humanos sometidos a influencias negativas<br />

y tentados a preferir su propio juicio y a<br />

rechazar las enseñanzas autorizadas” 12<br />

. “La educación de la conciencia es una<br />

tarea de toda la vida” 13 .<br />

3 Cf., Ibíd., p.63.<br />

4 Cf., Ibíd. p.66.<br />

5 Cf., Catecismo de la Iglesia Católica, Lumen, B. Aires, 1992., art. 1776-1779<br />

6 Cf., Encíclica Veritaris splendor, Juan Pablo II, San Pablo, 1992, art, 58<br />

7 Cf., Ibíd., art. 57.<br />

8 Cf., Ibíd., art 59.<br />

9 Cf., Ibíd., art 60<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


Conclusiones<br />

sobre la<br />

conciencia<br />

Lo marítimo<br />

72<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

Sumando las concepciones filosófica y<br />

religiosa podemos concluir que:<br />

I<br />

II<br />

III<br />

IV<br />

V<br />

La conciencia permite un ‘aparecer’ de<br />

las cosas ante el sujeto.<br />

Tal ‘aparecer’ tiene distintas<br />

graduaciones y consistencia,<br />

dependiendo de si es una experiencia<br />

sensible, un recuerdo o imaginación, o<br />

mención de un tercero.<br />

Sobre ese ‘aparecer’ el sujeto puede<br />

ejercer el acto de ver, fantasear,<br />

comprender, querer, emocionarse, o<br />

una combinación de ellos.<br />

La conciencia tiene un carácter volitivo<br />

que impele a la acción.<br />

La apreciación de la conciencia es<br />

subjetiva y puede ser errónea. Por tanto,<br />

debe ser debidamente educada, lo que<br />

requiere un esfuerzo permanente.<br />

En particular, destacamos el aspecto<br />

volitivo de la conciencia, que nos aguijonea<br />

a la acción. Así, podemos concluir que la<br />

noción ‘conciencia marítima’ conlleva una<br />

cierta inclinación de la voluntad hacia lo<br />

marítimo, que está ausente en el mero<br />

‘conocimiento marítimo’. Sin embargo,<br />

ambos conceptos están íntimamente<br />

relacionados, puesto que la conciencia<br />

requiere ser educada para que tienda<br />

a ‘lo marítimo’. Esa educación exige<br />

conocimiento teórico y práctico, pues<br />

nadie ama lo que no conoce.<br />

10 Cf., Suma Teológica I, q.79, a.11.<br />

11 Ibíd., art. 62<br />

12 Catecismo de la Iglesia Católica, art 1783.<br />

13 Ibíd., art. 1784.<br />

Lo marítimo naturalmente se refiere al mar<br />

con los múltiples recursos y actividades<br />

que ofrece, lo que usualmente se engloba<br />

bajo el concepto de Intereses Marítimos (II.<br />

MM); también considera las condiciones<br />

geográficas e histórico-antropológicas del<br />

país, que examinaremos en los parágrafos<br />

siguientes.<br />

Los II. MM se definen como “el conjunto<br />

de beneficios reales o potenciales que<br />

un país puede obtener de las actividades<br />

relacionadas con el uso del mar, y<br />

de la explotación sustentable de sus<br />

recursos” 14 . Para que esos beneficios se<br />

concreten de manera eficiente, se deben<br />

armonizar tres aspectos estrechamente<br />

concatenados: i) la investigación sobre los<br />

recursos marinos existentes; ii) el uso y la<br />

explotación sustentable de esos recursos;<br />

iii) la fiscalización, y protección de los<br />

ecosistemas marinos.<br />

El mar ofrece variados recursos, tales<br />

como: pesca, acuicultura, minería<br />

submarina, energía, agua salada, fuente de<br />

inspiración artística, etc. Y, según se indicó<br />

en el parágrafo 2.3, el hecho de tomar<br />

conciencia de aquellos recursos, impele a<br />

la voluntad a realizar ciertos actos, como:<br />

contemplarlos, cuantificarlos, preservarlos,<br />

mojarse los pies o nadar en el mar, etc.;<br />

o bien organizar actividades colectivas<br />

con vistas a lograr beneficios económicos<br />

y sociales, por ejemplo: comercio y<br />

transporte marítimo, turismo y recreación,<br />

industria de ribera, investigación científica<br />

y cultura marítima, etc. Este conjunto de<br />

recursos y actividades tradicionalmente se<br />

engloba bajo el concepto de II.MM.<br />

De tales intereses y de la condición<br />

geográfica del país es preciso tener un<br />

mínimo conocimiento, de manera que sirva<br />

como germen para incentivar y desarrolar<br />

el componente volitivo de la conciencia<br />

marítima, según lo explicaremos más<br />

adelante.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


73<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

Lo nacional<br />

Nos queda por comentar el componente<br />

“nacional” de la expresión ‘conciencia<br />

marítima nacional’. Para esto, nos<br />

centraremos en los aspectos geográficos<br />

y humanos.<br />

Aspectos<br />

geográficos.<br />

Nadie podría discutir que, analizando su<br />

geografía, Chile no tiene otro destino que<br />

ser un país marítimo. Bastan algunas cifras<br />

para fundamentarlo:<br />

Longitud: 4.400 km<br />

Ancho promedio: 180 km<br />

<br />

Perímetro de línea de costa: 84.000 km<br />

<br />

Territorio continental: 750.000 km2<br />

<br />

Territorio antártico: 1.200.000 km2<br />

<br />

Territorio insular (Oceanía): 270 km2<br />

Zona Económica Exclusiva (ZEE):<br />

3.500.000 km2<br />

Plataforma continental: 4.600.000<br />

<br />

Mar presencial: 20.000.000 km2<br />

Dado que nuestra ZEE es casi cinco veces<br />

superior que Chile continental, podemos<br />

decir que somos propiamente un<br />

maritorrio antes que un territorio; asimismo,<br />

deberíamos desterrar para siempre la<br />

consabida ‘larga y angosta faja de tierra’,<br />

reemplazándola por lo que somos: una<br />

‘larga y ancha franja de mar’. También es<br />

erróneo considerar que limitamos al Oeste<br />

con el mar, pues lo hacemos con Oceanía:<br />

Rapa Nui es nuestra punta de punta<br />

de lanza que se interna en el Pacífico,<br />

recordándonos cuál es nuestro destino.<br />

A esto debemos agregar la privilegiada<br />

proximidad a la Antártica, que es un<br />

llamado a estar activamente presentes en<br />

ese continente.<br />

Fuimos descubiertos por el mar, a través de<br />

él consolidamos nuestra independencia,<br />

y nuestro porvenir está en el mar. Sus<br />

especies vivas, el suelo y subsuelo marino,<br />

constituyen una importante fuente de<br />

alimentación, de minerales y de energía.<br />

Además, es la principal ruta de nuestro<br />

comercio exterior, que en un 95% se realiza<br />

por vía marítima 15 . Con razón el escritor<br />

Benjamín Subercaseaux, señaló: “Chile es<br />

una tierra de Océano. O sea, un país que<br />

por su estructura y su posición geográfica<br />

no tiene mejor objetivo, ni mejor riqueza, ni<br />

mejor destino -más aún-- ni otra salvación<br />

que el mar” 16.<br />

Sin embargo, la geografía no lo hace<br />

todo; también influye la economía y la<br />

idiosincrasia de la gente. De hecho, hay<br />

regiones o ciudades que muestran un<br />

mayor apego al mar. Nadie podría negar la<br />

vocación marinera de Chiloé; y en menor<br />

medida, aunque con altos y bajos, son<br />

dignas de mención Iquique, Antofagasta,<br />

Valparaíso y las regiones del Bío-bío y<br />

Magallanes.<br />

Aspectos<br />

históricosantropológicos<br />

En Chile hubo culturas prehispánicas con<br />

una potente impronta marítima. Entre<br />

los navegantes costeros se cuentan los<br />

changos y los lafquenches; y entre los<br />

que navegaban los canales australes,<br />

están los chonos, alacalufes y yámanas.<br />

No obstante, es claro que fue la cultura<br />

colonial castellano-española la que nos<br />

14 Cf. Valderrama F., Carlos, Los Intereses Marítimos Nacionales, Revista de Marina N°945, mar-abr 2015, p. 17.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


74<br />

Pag<br />

marcó con idiosincrasia terrestre. Desde ya,<br />

España antes que conformar una Flota para<br />

defender sus intereses de ultramar, optó<br />

por fortificar los puertos y crear ejércitos<br />

móviles, para enfrentar a las fuerzas que<br />

intentaban desembarcar por algún punto<br />

de nuestro extenso litoral 17 . El poderío<br />

naval español se basaba principalmente<br />

en la posesión de puertos fortificados,<br />

como El Callao y Valdivia. Pero, como<br />

dirá Mahan, “las posiciones militares, los<br />

puertos fortificados, por tierra o por mar,<br />

por poderosos que sean o admirablemente<br />

situados que estén, no confieren control<br />

por sí solos” 18 . Así, primero los corsarios<br />

ingleses y después los holandeses,<br />

asolaron las costas del Pacífico sin temor<br />

a un poder naval que se les opusiera 19 .<br />

El resultado es que somos un país cuya<br />

conciencia marítima no guarda relación<br />

con su configuración geografía. A la<br />

herencia castellana se suma el hecho que<br />

la valoración del mar siempre ha competido<br />

con la agricultura y, particularmente, con<br />

la minería. Primero el salitre y después<br />

el cobre, han sido las vigas maestras de<br />

nuestro desarrollo económico, sin que se<br />

haya tomado suficiente conciencia de la<br />

vital importancia de la vía marítima para<br />

exportar esos bienes.<br />

Con todo, si bien no nos caracterizamos<br />

por ser una raza particularmente marítima,<br />

hemos tenido estadistas y marinos con<br />

una elevada conciencia marítima. Uno de<br />

los principales es el padre de la patria,<br />

general Bernardo O’Higgins que, con<br />

su formación británica, comprendió la<br />

importancia estratégica del dominio del<br />

mar; de ahí su preocupación por crear la<br />

Escuela de Guardiamarinas y conformar<br />

de la nada una Flota; es famosa su frase<br />

después de la batalla de Chacabuco: “Este<br />

triunfo y cien más serán insignificantes si<br />

no dominamos el mar”.<br />

Otro destacado político con visión marítima<br />

fue el ministro Diego Portales que, en<br />

carta al almirante Blanco Encalada, dijo:<br />

“Las fuerzas navales deben operar antes<br />

que las militares, dando golpes decisivos.<br />

Debemos dominar para siempre en el<br />

Pacífico: ésta debe ser su máxima ahora,<br />

y ojalá fuera la de Chile para siempre”.<br />

También cabe citar al comandante<br />

Policarpo Toro, cuya visión y tenacidad<br />

fue decisiva para que Chile incorporara<br />

Rapa Nui al territorio nacional. A fines del<br />

siglo XIX merece mención especial el<br />

presidente José Manuel Balmaceda por su<br />

compromiso por desarrollar el Poder Naval.<br />

Entre las personas que impulsaron la<br />

conciencia marítima en el siglo pasado,<br />

habría que incluir al Presidente y almirante<br />

Jorge Montt, por su preocupación por<br />

potenciar el Poder Naval. Al Presidente<br />

Gonzalez Videla, que se comprometió<br />

con las 200 millas de ZEE, en tiempos que<br />

parecía un absurdo; a lo que se suma su<br />

visión sobre la importancia de la Antártica,<br />

siendo el primer presidente en poner<br />

pie en ese continente. Al almirante José<br />

Toribio Merino, por el fomento de la Marina<br />

Mercante, la ley de navegación, la ley de<br />

pesca, la modernización de los puertos, el<br />

fomento a la acuicultura, etc. Al almirante<br />

Jorge Martínez Bush, por su concepción<br />

oceanopolítica y la creación del concepto<br />

de Mar Presencial. En este siglo XXI cabría<br />

mencionar al presidente Ricardo Lagos<br />

Escobar, por su contribución al desarrollo<br />

del Poder Naval.<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

15 Vergara Miguel A., ¿Es necesario un ministerio del mar?, Revista de Marina N° 963, mar-abr 2018, p. 21.<br />

16 Subercaseaux, Benjamín, Chile o una loca geografía, ed. Ercilla, Santiago de Chile, 1940.<br />

17 Núñez R., Sergio, ¿Tiene Chile conciencia marítima?, Revista de Marina, mayo-junio 1980, p. 209.<br />

18 Ibíd.<br />

19 Cf. Ibíd., p. 208.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


75<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

Fomento de<br />

la conciencia<br />

marítima<br />

En el fomento de la conciencia marítima,<br />

lejos el principal actor ha sido la Armada,<br />

pionera en su visión oceánica y en la<br />

proyección de Chile al Pacífico. Más allá<br />

del comandante Policarpo Toro y de los<br />

almirantes Merino y Martínez, la institución<br />

desde siempre ha tenido una impronta de<br />

aguas azules y una elevada conciencia de<br />

la importancia del dominio del mar, en la<br />

senda marcada por O’Higgins y Portales.<br />

La Academia de Guerra Naval ha sido<br />

señera en la formación de oficiales con<br />

una superior conciencia marítima, la que<br />

en los últimos años ha sido reforzada<br />

con una creciente preocupación por la<br />

preservación y cuidado de los ecosistemas<br />

marinos.<br />

Nuestra apertura al Pacífico y la<br />

dependencia del libre tráfico marítimo ha<br />

hecho que gradualmente el país haya ido<br />

percibiendo la responsabilidad que nos<br />

cabe en la seguridad internacional del<br />

Pacífico. Es así como, con la comprensión<br />

y beneplácito de sucesivos gobiernos,<br />

hemos participado cada vez más<br />

intensamente en ejercicios multilaterales<br />

con Armadas amigas. Entre ellos: Panamax,<br />

Marara, Team Work South, Unitas y Rimpac.<br />

En este último, el más grande ejercicio<br />

naval que se realiza en el mundo, a Chile<br />

le correspondió el año 2018 asumir el<br />

mando de la Componente Marítima de la<br />

Fuerza Combinada, compuesta por más<br />

de cuarenta buques pertenecientes a una<br />

veintena de países.<br />

Junto a la Armada existen otras<br />

organizaciones que también contribuyen<br />

con su grano de arena a fomentar la<br />

conciencia marítima nacional. Entre otras,<br />

la más que centenaria Liga Marítima y la<br />

Fundación Mar de Chile, que se esfuerzan<br />

por difundir la importancia del mar en<br />

nuestro desarrollo. También está la<br />

Fundación Carlos Condell, creada en 1984,<br />

que, entre otras cosas, imparte formación<br />

técnico profesional en el ámbito marítimo;<br />

y desde hace tres años forma oficiales<br />

para la marina mercante, de cubierta y<br />

máquinas. Asimismo, hay Universidades<br />

de esta V Región que imparten carreras<br />

asociadas con las ciencias del mar; entre<br />

ellas, la Universidad Católica de Valparaíso,<br />

la Universidad Andrés Bello, la Universidad<br />

de Valparaíso; y varias otras a lo largo del<br />

país.<br />

En fin, no hay duda de que nuestra<br />

conciencia marítima se ha incrementado<br />

en los últimos años, particularmente<br />

en la mirada hacia el Pacífico y en una<br />

mayor preocupación por los ecosistemas<br />

marinos. Desde ya en marzo de este año<br />

se promulgó una nueva Política Oceánica<br />

Nacional, que esperamos no quede solo<br />

en buenas intenciones. Nos falta mucho<br />

para ser un país marítimo, pero no estamos<br />

de brazos cruzados; y la Armada, pilar<br />

fundamental en esta cruzada, tiene claro<br />

el desafío. No obstante, la creación de una<br />

sólida conciencia marítima debería ser<br />

una política de Estado, que parta desde la<br />

enseñanza básica y media.<br />

Como lo hemos venido repitiendo,<br />

lo fundamental para desarrollar una<br />

conciencia marítima es la educación teórica<br />

y práctica respecto del mar. Será tanto más<br />

eficiente cuanto más temprano se inicie.<br />

No basta con conocer teóricamente el mar,<br />

sino que hay que experimentarlo: sentir las<br />

olas, practicar deportes náuticos, navegar,<br />

consumir productos del mar, etc. Un<br />

ejemplo digno de imitar es la forma en que<br />

se ha potenciado la conciencia ecológica<br />

en los niños y jóvenes, simplemente<br />

porque se partió inculcándola desde<br />

el Jardín Infantil. Urge incorporar en el<br />

currículo escolar ciertos aspectos referidos<br />

al mar y sus potencialidades.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


CONCLUSIONES<br />

La principal diferencia entre la conciencia marítima y el conocimiento marítimo es el<br />

componente volitivo de aquella. La noción de conciencia no se queda en la teoría, sino<br />

que impele a la acción. No obstante, dado que para querer (aspecto volitivo) primero es<br />

necesario conocer, existe una estrecha relación entre el conocimiento de lo marítimo y la<br />

voluntad de entusiasmarse con alguna actividad relacionada con el mar. El conocimiento<br />

debe considerar aspectos teóricos y prácticos, de modo de estimular la voluntad.<br />

76<br />

Pag<br />

MONOGRAFÍAS<br />

Y ENSAYOS<br />

El desarrollo de la conciencia marítima requiere algún grado mínimo de conocimiento de<br />

los II. MM., de la condición geográfica y de la historia del país, que deben ser profundizados<br />

y aplicarlos en situaciones concretas, repetidas periódicamente, hasta despertar el gusto<br />

por realizar voluntariamente esa actividad, creando una especie de hábito. Podemos<br />

hacer una analogía con el cultivo de las virtudes, que demandan la repetición de ciertos<br />

actos hasta transformarlos en hábitos.<br />

A lo largo de nuestra historia hemos tenido algunos estadistas y marinos con una elevada<br />

conciencia marítima, que deberían tomarse como modelos para insuflar al país una<br />

mentalidad marítima. Heredamos los genes de nuestros conquistadores españoles que,<br />

en vez de defender territorios de ultramar mediante una flota, optaron por fortificar ciertos<br />

puntos estratégicos de la costa. La realidad es que, a principios del siglo XIX, cuando<br />

nos independizamos, nuestra tradición marinera era prácticamente nula. Fue necesaria<br />

la visión de O’Higgins y de Portales para que comprendiéramos la importancia del mar.<br />

A pesar del marcado déficit en la educación marítima y de la atracción que ejerce la<br />

agricultura y la minería, Chile tiene un cierto grado de conciencia marítima que obviamente<br />

debería incrementarse, de modo de ser consecuentes con el destino marítimo al que nos<br />

impele la geografía. Comparativamente con dos o tres décadas atrás, hoy día existe mayor<br />

conciencia respecto de la importancia del Pacífico y del cuidado de los ecosistemas<br />

marinos; en definitiva, desarrollamos más actividades relacionadas con el mar.<br />

Al fomento de la conciencia marítima contribuye no solo la educación, sino también<br />

el ejemplo. Mientras más personas realicen actividades exitosas en el mar, más gente<br />

querrá imitarlos y tenerlos como modelo o fuente de inspiración. Esto hará que la<br />

conciencia marítima individual y subjetiva, gradualmente se difunda y se expanda hasta<br />

transformarse en una conciencia marítima nacional. El rol del Estado y de las élites es<br />

fundamental.<br />

La Armada ha cumplido un papel relevante en crear e incrementar la conciencia marítima<br />

de los chilenos. Si bien existen otras instituciones privadas y públicas que también<br />

contribuyen a este noble propósito, la Marina continuará siendo el pilar fundamental, y<br />

no se aprecia que haya probabilidades de relevo, aunque no es su función principal. Es<br />

claro que se requiere una política de Estado orientada a fomentar la conciencia marítima<br />

nacional.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


77<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

CIENCIA Y<br />

TECNOLOGÍA<br />

INNOVACION TECNOLOGICA<br />

EN LA INSTALACION DEL<br />

SISTEMA PROPULSOR<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


78<br />

Pag<br />

CIENCIA Y<br />

TECNOLOGÍA<br />

INNOVACION TECNOLÓGICA<br />

EN LA INSTALACION DEL<br />

SISTEMA PROPULSOR<br />

INTRODUCCION<br />

el sistema propulsor del buque oceanográfico y geofísico AGS 61 “Cabo de Hornos” de la<br />

Armada de Chile, es del tipo Diesel-Eléctrico que consta de dos motores eléctricos DC<br />

dispuestos en tándem sobre un bastidor común que es fijado a la estructura del buque<br />

y tres motores diesel generadores que proporcionan el poder eléctrico a los motores<br />

propulsores. La propulsión se produce por medio de una hélice de 5 palas de paso fijo<br />

que recibe el movimiento a través de un eje intermediario y un eje de cola apoyado sobre<br />

un descanso intermediario de empuje y sobre los dos descansos del tubo de codaste. Ver<br />

siguiente gráfica del sistema propulsor completo.<br />

Eric Solís Dabanch<br />

Ingeniero de Diseño Mecánico<br />

Especialista en sistemas propulsores navales<br />

IDAS, submarino, guerra antisubmarina, helicóptero antisubmarino.<br />

Revista de Marina Nº969, pp. 18-31 ISSN 0034-8511<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


79<br />

Pag<br />

CIENCIA Y<br />

TECNOLOGÍA<br />

PRIMER<br />

DESAFÍO<br />

TÉCNICO<br />

Debido a las dimensiones y gran<br />

peso de los motores eléctricos<br />

DC junto con el espacio reducido<br />

de la sala de máquinas de popa, se<br />

presentarán dificultades en el proceso<br />

de alineamiento al necesitar desplazar<br />

los motores DC sobre la base de fijación<br />

por medio de los pernos gata horizontal<br />

y vertical. Adicionalmente, la estrategia<br />

constructiva contempla cerrar el<br />

bloque estructural que contiene los<br />

motores eléctricos DC para continuar<br />

con la construcción del buque, lo que<br />

imposibilitará el levante del motor con<br />

el apoyo de una grúa terrestre en caso<br />

de ser necesario.<br />

Idea<br />

de solución<br />

Propuesta<br />

de solución<br />

Desarrollar los cálculos y<br />

procedimiento de alineamiento en<br />

grada de construcción naval, que<br />

consideren las tolerancias de alineamiento<br />

y las variables del alineamiento del sistema<br />

propulsor con una secuencia invertida a la<br />

recomendada por fabricante en manual de<br />

instalación.<br />

Para poder llevar a cabo lo anterior,<br />

se diseñó y fabricó un dispositivo de<br />

alineamiento llamado Drilling JIG, que<br />

reemplazó en forma idéntica a los motores<br />

eléctricos DC en lo que respecta a la<br />

posición de los pernos de anclaje a la<br />

base y los topes de colisión, pero con<br />

la gran ventaja de su menor peso. Ver<br />

figura siguiente con la modelación de la<br />

estructura proyectada en SW de cálculo<br />

de elementos finitos Algor:<br />

Instalar en la grada de construcción<br />

naval en forma adelantada los motores<br />

DC sobre su base en la posición más<br />

aproximada a la definitiva teniendo<br />

los agujeros de los pernos de anclaje<br />

perforados en la base junto con los topes<br />

de colisión laterales y axiales. La tolerancia<br />

de posición de los motores eléctricos DC<br />

debe ser máximo 2,5 mm respecto de<br />

la posición final de alineamiento con el<br />

buque a flote.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


80<br />

Pag<br />

CIENCIA Y<br />

TECNOLOGÍA<br />

Este dispositivo mecánico se alineó a bordo<br />

del buque con sistema de alineamiento<br />

óptico y estación total según se muestra<br />

en la siguiente fotografía.<br />

Luego, se trazó y mecanizó las perforaciones<br />

de anclaje, posición final de los topes<br />

de colisión laterales y axiales de los motores<br />

eléctricos DC de acuerdo a la siguiente<br />

figura del arreglo general de la instalación:<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


81<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

Resultados<br />

Obtenidos<br />

Después de realizado el montaje<br />

y alineamiento racional de los<br />

componentes de la línea de ejes<br />

con el buque a flote, se confirmó que<br />

la posición dispuesta en grada al motor<br />

propulsor resultó dentro de las tolerancias<br />

esperadas, ya que sólo fue necesario<br />

desplazar los motores eléctricos DC aprox.<br />

2 mm axialmente hacia proa, quedando<br />

en perfecta posición las perforaciones de<br />

anclaje en la base y los topes de colisión.<br />

Idea de<br />

solución<br />

Desarrollar un sistema de fijación de los<br />

motores DC a su base que asegure el<br />

estiramiento de los pernos de anclaje, que<br />

la tuerca no se suelte y que sea posible de<br />

instalar en los espacios disponibles en el<br />

bastidor del equipo. Todo lo anterior debe<br />

ser respaldado con memorias de cálculo y<br />

revisado por GL.<br />

SEGUNDO<br />

DESAFÍO<br />

TÉCNICO<br />

Debido a las reducidas dimensiones<br />

de las consolas dispuestas<br />

para anclaje del bastidor junto<br />

con el espacio reducido de la sala de<br />

máquinas de popa, se presentarán dificultades<br />

en el proceso de instalación<br />

y apriete de los pernos de anclaje del<br />

bastidor de los motores DC, por las dimensiones<br />

de los pernos (M48 grado<br />

8.8) y el alto torque de apriete requerido<br />

que implica el uso de llave de torque<br />

de crujido grande y multiplicador<br />

de torque.<br />

Propuesta de<br />

solución<br />

Desarrollar un sistema de fijación de los<br />

motores DC a su base que asegure el<br />

estiramiento de los pernos de anclaje, que<br />

la tuerca no se suelte y que sea posible de<br />

instalar en los espacios disponibles en el<br />

bastidor del equipo. Todo lo anterior debe<br />

ser respaldado con memorias de cálculo y<br />

revisado por GL.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


82<br />

Pag<br />

PROYECTO<br />

MEDUSA,<br />

ANCLAJE DE MOTORES DC<br />

(DC motos foundation)<br />

TEMA DE PORTADA<br />

Resultados<br />

obtenidos<br />

Se obtuvo la pretensión requerida a los<br />

pernos de fijación por medio de una<br />

llave de torque manual de pequeñas<br />

dimensiones que se ajustó a los espacios<br />

disponibles, consiguiéndose el torque<br />

de apriete que aseguró que la tuerca no<br />

se suelte y equipo mantenga su posición<br />

dada por el alineamiento racional. También<br />

se logró notablemente la disminución del<br />

tiempo de ejecución del trabajo.<br />

TERCER<br />

DESAFÍO<br />

TÉCNICO<br />

Debido a las propiedades debajas<br />

emisiones de ruido a irradiar por<br />

este buque para la investigación<br />

pesquera y estudio oceanográfico,<br />

el sistema propulsor debe cumplir<br />

exigentes tolerancias de alineamiento<br />

racional de la línea de ejes que aseguren<br />

el cumplimiento de dichas bajas<br />

emisiones, lo que exige extremar las<br />

capacidades técnicas y profesionales<br />

del astillero en este ámbito. debido a<br />

las propiedades de bajas emisiones<br />

de ruido a irradiar por este buque para<br />

la investigación pesquera y estudio<br />

oceanográfico, el sistema propulsor<br />

debe cumplir exigentes tolerancias de<br />

alineamiento racional de la línea de<br />

ejes que aseguren el cumplimiento de<br />

dichas bajas emisiones, lo que exige<br />

extremar las capacidades técnicas<br />

y profesionales del astillero en este<br />

ámbito.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


83<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

Idea de<br />

solución<br />

Desarrollar un método de alta precisión y<br />

confiabilidad para medición de carga en los<br />

descansos de la línea de ejes. Este requisito<br />

es exigido por el diseñador y fabricante<br />

del sistema propulsor Wartsila por medio<br />

de los cálculos de alineamiento racional<br />

que aseguran la correcta carga estática<br />

en cada descanso del sistema propulsor.<br />

Todo este proceso debe ser aprobado por<br />

casa clasificadora GL (Germanischer Lloyd)<br />

y la ITO (Inspectoría Técnica de Obras de la<br />

Armada).<br />

Propuesta de<br />

solución<br />

desarrollar el método de medición de<br />

carga en los descansos por medio de<br />

Celdas de Carga baja el principio de Strain<br />

Gauge. Ver siguiente figura que muestra<br />

los instrumentos y equipos usados en este<br />

procedimiento.<br />

Resultados<br />

Obtenidos<br />

se logró controlar en forma eficiente<br />

y precisa la carga en los descansos<br />

de la línea de ejes de acuerdo al<br />

procedimiento de alineamiento racional.<br />

Se consiguió entregar el trabajo de<br />

alineamiento en forma más confiable y<br />

directa al inspector de la casa clasificadora<br />

GL y la ITO, al ser este un procedimiento<br />

con instrumentos de alta precisión y<br />

calibramiento vigente. Finalmente el<br />

proceso de alineamiento del sistema<br />

propulsor fue aprobado por el fabricante<br />

Wartsila y corroborado por los buenos<br />

resultados obtenidos en las pruebas de<br />

mar.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


84<br />

Pag<br />

CONCLUSIÓN<br />

TEMA DE PORTADA<br />

Después de desarrollar la ingeniería de detalle del sistema propulsor de este y otros<br />

proyectos de construcción naval en Asmar (T), se puede concluir que al desarrollar una<br />

correcta planificación de los trabajos involucrados en un sistema tan esencial como<br />

la propulsión de un buque, se puede anticipar los posibles escenarios técnicamente<br />

más relevantes para concurrir con la experiencia y capacidades que posee un astillero<br />

constructor. Para lograr este objetivo se hace necesario conocer las capacidades<br />

humanas, técnicas y de infraestructura con las que se dispone, para así obtener<br />

con ingenio los resultados esperados. Indispensable es también, estar en constante<br />

perfeccionamiento para estar actualizado de los cambios tecnológicos que nos ofrecen<br />

los sistemas computacionales y el mercado de proveedores del ámbito naval.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


85<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

NOVEDADES<br />

DEL MUNDO NAVAL<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


86<br />

Pag<br />

Ceremonia<br />

134º<br />

Aniversario<br />

Valparaíso, 28 junio 2019<br />

TEMA DE PORTADA<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


87<br />

Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

CRÓNICA<br />

Ataque a Pearl Harbor y<br />

sus circuntancias.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


88<br />

Pag<br />

CRÓNICA<br />

ATAQUE A PEARL HARBOR<br />

Y SUS CIRCUNSTANCIAS<br />

RESUMEN<br />

Se bosquejan los hechos y circunstancias que modulaban las relaciones entre EEUU y Japón,<br />

los objetivos que los enfrentaban y la gestión política, diplomática y resoluciones militares<br />

que condujeron a la sorpresa.<br />

Objetivos Política Exterior Fuerza Diplomacia Inteligencia Sorpresa<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


89<br />

Pag<br />

CRÓNICA<br />

EL ATAQUE AÉREO<br />

A PEARL HARBOR<br />

“And you, Japan, you<br />

crowded islands,you<br />

tragic land,<br />

sayonara, you<br />

enemy, you friend”.<br />

“Sayonara”, James Michener, 1953<br />

cinco “enanos”. Pese a las apariencias,<br />

éste no fue un resultado súbito producto<br />

de dos olas compactas de atacantes<br />

que golpearon fría y organizadamente,<br />

desapareciendo sin dejar rastro, sino<br />

que de una lucha cruenta de dos horas<br />

y diez minutos de duración, en la que los<br />

combatientes rindieron cara su vida, ya<br />

sea desde las carlingas de los aviones<br />

atacantes, de los buques de superficie<br />

y submarinos, o de las pocas aeronaves<br />

que consiguieron despegar presentando<br />

combate.<br />

A<br />

las 0600 horas del domingo 7 de<br />

diciembre de 1941, (hora de Hawái),<br />

la Primera Flota Aérea japonesa al<br />

mando del vicealmirante Chuichi Nagumo,<br />

conformada en base a seis portaviones<br />

con todo su material aéreo, inició su ataque<br />

contra la flota americana fondeada en<br />

Pearl Harbor, distante 200 millas, con el<br />

objeto de destruirla. La primera ola de<br />

183 aviones lanzó sus armas a las 0758<br />

horas, mientras que una segunda de 170,<br />

había despegado cuarenta y tres minutos<br />

antes. Producto de la sorpresa se logró<br />

destruir el acorazado Arizona, hundir el<br />

California y el West Virginia en sus sitios<br />

de amarre, causar averías severas en el<br />

Oklahoma que se dio vuelta de campana<br />

y ocasionar daños más o menos severos<br />

a otros cuatro acorazados, tres cruceros<br />

ligeros y varias unidades menores,<br />

además de la destrucción de ciento<br />

ochenta y ocho aviones y severos daños<br />

a otras ciento cincuenta, lamentándose<br />

también la pérdida de 2.403 vidas, entre<br />

ellas 68 civiles, y 1.178 heridos. No habían<br />

portaaviones americanos en puerto, no<br />

obstante constituir objetivos prioritarios.<br />

Como epílogo, sabemos que cumplida su<br />

misión, la Flota atacante se retiró victoriosa<br />

hacia el oeste, lamentando sólo la<br />

pérdida de cincuenta y cinco aviadores<br />

y veintinueve aeronaves, sesenta y cinco<br />

submarinistas, un submarino “clase I” y<br />

Durante la sesión plenaria del Congreso<br />

americano convocada para el día<br />

siguiente, el Presidente F.D. Roosevelt<br />

pronunció un breve discurso que inició<br />

con la afirmación: “Ayer, 7 de diciembre de<br />

1941 —una fecha que vivirá en la infamia,<br />

Estados Unidos de América fue atacado<br />

repentina y deliberadamente por fuerzas<br />

navales y aéreas del Imperio del Japón”.<br />

Más adelante agregó que el día anterior<br />

éste había atacado Malasia y la pasada<br />

noche, Hong Kong, Guam, las Islas Filipinas<br />

y la isla de Wake y terminó expresando:<br />

“Pido que el Congreso declare que desde<br />

el ataque no provocado y vil de Japón el<br />

domingo 7 de diciembre de 1941 existe el<br />

estado de guerra entre Estados Unidos y el<br />

Imperio japonés”. El Parlamento aprobó el<br />

requerimiento con un solo voto disidente.<br />

Sin embargo, la perspectiva de guerra<br />

con Japón no era desconocida. Ya en 1907<br />

ella había inducido a la USN a iniciar la<br />

planificación de una eventual guerra, que<br />

con los años sirvió de base al “War Plan<br />

Orange”, vigente hasta 1940. Y además,<br />

al decir de Samuel Morrison, Washington<br />

se debatía por ese entoncesen el “dilema<br />

de convivir con la agresión japonesa<br />

continuando su exportación de petróleo, o<br />

arriesgar una guerra si la cortaba”. (5, 36) Y<br />

la cortó.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


90<br />

Pag<br />

Relación Bilateral de<br />

Estados Unidos de<br />

América y Japón<br />

CRÓNICA<br />

El aislamiento entre ambas naciones,<br />

producto de las casi 4.500 millas de<br />

mar que las separan, fue súbitamente<br />

interrumpido el año 1853 con la recalada<br />

a la bahía de Tokio de una escuadrilla<br />

norteamericana al mando del comodoro<br />

Perry. Este arribo, a más de ignorar las<br />

disposiciones de aislamiento vigentes<br />

e inspirar al compositor de Madame<br />

Butterfly, humilló a los japoneses porque<br />

el marino portaba una carta del Presidente<br />

Millard Fillmore señalando que quería<br />

gozar del libre comercio con China,<br />

disfrazando lo que era una suerte de<br />

ultimátum. (2, 191) Habida su indefensión,<br />

el Emperador dio una respuesta<br />

conciliadora accediendo a la mayor parte<br />

de lasexigencias; mas asegurándose de<br />

preservar la identidad nacional, utilizó este<br />

episodio para terminar con el aislamiento<br />

y la vulnerabilidad del imperio, e inició un<br />

proceso de apertura, industrialización y<br />

desarrollo militar. Un objetivo insoslayable<br />

para el éxito del proyecto era poner a su<br />

flota en niveles de paridad con sus pares<br />

de las potencias occidentales y si bien<br />

no concitó mayor atención su victoria<br />

sobre una inexperta marina china en 1894,<br />

cuyo premio fue la anexión de Corea;<br />

Tsushima en 1905, alimentó intensamente<br />

la visión de un Japón fuerte y le dio un<br />

status de potencia naval que el presidente<br />

Theodore Roosevelt reconoció al incluirlo<br />

en el periplo de la White Fleet alrededor<br />

del mundo en 1907, en señal de poder y<br />

advertencia.<br />

Al desencadenarse la Gran Guerra Mundial,<br />

Tokio se alineó con los vencedores<br />

haciéndose sin esfuerzo de Shandong<br />

y Tsingtao (hasta entonces base de Von<br />

Spee), las Marianas (excepto Guam), las<br />

Carolinas y las Marshall, toda una extensa<br />

área de penetración en el Pacífico. Sinn<br />

perjuicio que resuelto a colaborar estrecha<br />

y pacíficamente con el mundo occidental<br />

y afianzar su seguridad, se incorporó a la<br />

Liga de las Naciones y al Tratado Naval de<br />

Washington de 1922, que puso a su Armada<br />

inmediatamente tras la norteamericana y<br />

la británica.<br />

Superada la Guerra, mientras que los<br />

beligerantes agobiados por la Gran<br />

Depresión de 1929, reponían lentamente<br />

sus heridas cobijados en el marco de paz<br />

de la Liga de las Naciones, Washington<br />

se iba imponiendo de la estatura política<br />

del Japón y convenciéndose de que si<br />

bien Tokio no parecía poner en riesgo su<br />

Seguridad Nacional, sí representaba una<br />

amenaza potencial a sus intereses en el<br />

Asia y el Pacífico occidental, (7, 127) como<br />

lo demostraba su política agresiva en dicha<br />

zona. Fue en este contexto donde tratando<br />

de conciliar sus intereses las potencias<br />

regionales, EEUU, Japón, Gran Bretaña y<br />

Francia subscribieron en 1921 el “Four Power<br />

Treaty”, por el cual se comprometieron<br />

a respetar sus derechos mutuos en las<br />

posesiones y dominios insulares en la<br />

región del Pacífico; y firmaron el año<br />

siguiente junto con China y otros estados<br />

el “Nine-Power Treaty”, cuyo propósito era<br />

asegurar el respeto a la soberanía china,<br />

contribuir a su desarrollo y mantener un<br />

principio de igualdad de oportunidades de<br />

comercia con ella. El “Immigration Act” (13)<br />

aprobada por el Congreso americano en<br />

1924, prohibiendo la inmigración japonesa,<br />

golpeó duramente el orgullo nacional.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


91<br />

Pag<br />

CRÓNICA<br />

Diplomacia,<br />

Inteligencia y<br />

Operaciones Militares<br />

Como Presidente y Comandante en Jefe,<br />

Roosevelt resolvió que ante un conflicto<br />

con Japón, el Teatro Decisivo sería el<br />

Atlántico y Europa, y que en Asia Oriental<br />

se desarrollaría una defensiva estratégica;<br />

resolución que prácticamente puso al país<br />

en una tensa espera del primer golpe, sin<br />

conocerse su naturaleza y objetivo.<br />

Por ende, la Flota del Pacífico continuaría<br />

basada en Hawái, aunque se le segregó un<br />

portaviones, tres acorazados y cruceros<br />

(incluyendo el Brooklyn y Nashville) y<br />

dos escuadrones de destructores que se<br />

asignaron a la Flota del Atlántico, (5, 57)<br />

dejándola en manifiesta inferioridad frente<br />

a su adversario asiático.<br />

Ambas Partes buscaban la paz. Pero si<br />

Washington la asimilaba al término de<br />

todas las operaciones militares, Tokio<br />

la entendía como el estado imperante<br />

cuando dominara en la Gran Asia Oriental<br />

permaneciendo en China e Indochina.<br />

Esta fue el meollo del accionar final de la<br />

Diplomacia, que a través de una sucesión<br />

de propuestas y contrapropuestas, siguió<br />

activa cuando la Inteligencia americana<br />

quebró la clave diplomática nipona en<br />

marzo de 1941 (capacidad conocida como<br />

MAGIC), que le permitió a Washington<br />

imponerse de las reales intenciones de<br />

Tokio (exceptuando el ataque a Pearl<br />

Harbor, el que no trascendió al escalón<br />

diplomático); e incluso durante la<br />

navegación de la Fuerza de Ataque hacia su<br />

objetivo, habilitando al Embajador japonés<br />

a reunirse 50 veces con el Secretario de<br />

Estado norteamericano Cordell Hull.<br />

En septiembre de 1941 Tokio presentó sus<br />

exigencias en términos inaceptables para<br />

EEUU y dio a su Embajador un plazo de<br />

seis semanas para satisfacerlas, (el que se<br />

amplió hasta la medianoche del 6 de<br />

diciembre), en el entendido que si fracasaba,<br />

Japón se prepararía para una guerra con<br />

Estados Unidos, Gran Bretaña y Holanda.<br />

Los acontecimientos se aceleraron. El 9<br />

de octubre se conoce en Washington el<br />

plan japonés para elaborar una cuadrícula<br />

de Pearl Harbor con la ubicación de cada<br />

acorazado. Revelando el carácter belicista<br />

del Gabinete, una semana después asume<br />

de Primer Ministro el general Tojo,<br />

reteniendo Interior y Guerra, y el 4 de<br />

noviembre se crea la Primera Flota Aérea<br />

(que atacará a Ohau), según lo informa<br />

MAGIC. Las negociaciones continúan y el<br />

día 20 Tokio presenta su proposición final<br />

que implicaba la completa des rucción de<br />

China por Japón y que Hull describe como<br />

“una abyecta rendición de nuestra posición,<br />

bajo intimidación”, (5, 74) a cuyo rechazo<br />

contribuyó la oposición de Chiang Kai-shek<br />

y la detección de una importante fuerza de<br />

ocupación japonesa que se desplazaba por<br />

el Mar de China Meridional contradiciendo<br />

el pretendido pacifismo nipón. Washington<br />

necesitaba ganar tiempo para fortalecer sus<br />

fuerzas y reforzar sus posiciones en Asia y<br />

como último argumento el día siguiente<br />

(Nov. 26) el Secretario de Estado entregó<br />

a su interlocutor la “Hull Note”, (8) que<br />

en síntesis comprometía a Estados Unidos<br />

a descongelar los activos retenidos, iniciar<br />

conversaciones para establecer un nuevo<br />

tratado comercial y firmar un pacto de<br />

no agresión entre todos los interesados,<br />

si Japón evacuaba sus tropas de China e<br />

Indochina.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


El 27 de noviembre Washington informó a<br />

los jefes militares de Hawái, general Short<br />

y almirante Kimmel que “se espera un<br />

movimiento agresivo por Japón dentro de<br />

los próximos días”, seguida por la orden a<br />

Kimmel de “ejecutar un despliegue defensivo<br />

en preparación a realizar tareas de guerra”,<br />

y de “desarrollar el reconocimiento aéreo<br />

y otras medidas que estime necesarias” a<br />

Short. (11). Si las hostilidades no pueden<br />

evitarse – rezaba la instrucción - el deseo<br />

de EEUU era que Japón apareciese como<br />

agresor. La inmediata respuesta del general<br />

informando que se había activado la “Alerta<br />

1” de defensa integral en Oahu satisfizo<br />

a Marshall, quien desconocía que para<br />

Short esta señal simplemente indicaba la<br />

activación de “la alerta contra sabotaje<br />

y revueltas”, conforme a la modificación<br />

introducida desde Ohau pero no recibida<br />

en Washington. (6, 152-157).<br />

En Tokio, la Conferencia Imperial rechazó<br />

la Nota, dispuso la guerra y ordenó a su<br />

Embajada en Washington destruir códigos,<br />

documentos y elementos de cifrado, y<br />

procedió a elaborar de inmediato una<br />

comunicación a Washington que en<br />

su párrafo final (14°) informaba que “…<br />

se consideraba imposible alcanzar<br />

un acuerdo a través de posteriores<br />

negociaciones” (11), el que fue descifrado<br />

en la Embajada durante la noche del 6 al 7<br />

de diciembre. El mensaje, que fue descifrado<br />

por la inteligencia americana alertó a la<br />

Casa Blanca y determinó a Marshall a<br />

transmitir la correspondiente advertencia<br />

a Oahu, la que debiendo ser recibida<br />

hacia las 07.00 horas, lo hizo después de<br />

iniciado el ataque por dificultades en el<br />

sistema de transmisión. Esa misma tarde<br />

Roosevelt envió una comunicación personal<br />

al Emperador para detener la inminente la<br />

crisis, que fue demorada en Tokio y no llegó<br />

a su destinatario.haciéndose sin esfuerzo de<br />

Shandong y Tsingtao (hasta entonces base<br />

de Von Spee), las Marianas (excepto Guam),<br />

las Carolinas y las Marshall, toda una extensa<br />

área de penetración en el Pacífico. Sinn<br />

perjuicio que resuelto a colaborar estrecha<br />

y pacíficamente con el mundo occidental y<br />

afianzar su seguridad, se incorporó a la Liga<br />

de las Naciones y al Tratado Naval de<br />

Washington de 1922, que puso a su Armada<br />

inmediatamente tras la norteamericana y la<br />

británica.<br />

Superada la Guerra, mientras que los<br />

beligerantes agobiados por la Gran<br />

Depresión de 1929, reponían lentamente<br />

sus heridas cobijados en el marco de paz de<br />

la Liga de las Naciones, Washington se<br />

iba imponiendo de la estatura política<br />

del Japón y convenciéndose de que si<br />

bien Tokio no parecía poner en riesgo su<br />

Seguridad Nacional, sí representaba una<br />

amenaza potencial a sus intereses en el<br />

Asia y el Pacífico occidental, (7, 127) como<br />

lo demostraba su política agresiva en dicha<br />

zona. Fue en este contexto donde tratando<br />

de conciliar sus intereses las potencias<br />

regionales, EEUU, Japón, Gran Bretaña y<br />

Francia subscribieron en 1921 el “Four Power<br />

Treaty”, por el cual se comprometieron<br />

a respetar sus derechos mutuos en las<br />

posesiones y dominios insulares en la<br />

región del Pacífico; y firmaron el año<br />

siguiente junto con China y otros estados<br />

el “Nine-Power Treaty”, cuyo propósito era<br />

asegurar el respeto a la soberanía china,<br />

contribuir a su desarrollo y mantener un<br />

principio de igualdad de oportunidades de<br />

comercia con ella. El “Immigration Act” (13)<br />

aprobada por el Congreso americano en<br />

1924, prohibiendo la inmigración japonesa,<br />

golpeó duramente el orgullo nacional.<br />

92<br />

Pag<br />

CRÓNICA<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


93<br />

Pag<br />

LIBROS<br />

TEMA DE PORTADA<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


“El chico que siguió<br />

a su padre hasta<br />

Auschwitz.<br />

Una historia real”<br />

94<br />

Pag<br />

LIBROS<br />

En 1939, Gustav Kleinmann, un tapicero judío de<br />

Viena, fue capturado por los nazis. Junto a Fritz,<br />

su hijo adolescente, fueron mandados al campo<br />

de Buchenwald, en Alemania. Empieza así una<br />

desgarradora historia en la que sus protagonistas<br />

serán víctimas del hambre y de las palizas, mientras<br />

participan como mano de obra en la construcción<br />

del mismo campo de concentración en el que<br />

permanecerán cautivos. Cuando Gustav reciba<br />

la noticia de su traslado a Auschwitz, una segura<br />

sentencia de muerte, su hijo Fritz hará todo lo posible<br />

por no separarse de su padre y seguirlo hasta Polonia.<br />

Ante el horror cotidiano del que serán testigos, solo una fuerza les mantendrá con<br />

vida: el amor entre un padre y su hijo. Basado en el diario secreto que Gustav escribió<br />

durante los seis años de cautiverio, así como en ent<strong>revista</strong>s con miembros de la familia<br />

y supervivientes, este libro emerge como un extraordinario relato de coraje, lealtad y<br />

supervivencia.<br />

Dronfield, Jeremy. Editorial Planeta. 2019. 512 pp.<br />

El fin del<br />

“Homo Sovieticus”<br />

Con la sola ayuda de una grabadora y una pluma,<br />

Svetlana Aleksiévich se empeña en mantener viva<br />

la memoria de la tragedia que fue la URSS, en narrar<br />

las microhistorias de una gran utopía. «El comunismo<br />

se propuso la insensatez de transformar al hombre<br />

“antiguo”, al viejo Adán. Y lo consiguió. En setenta y<br />

pocos años, el laboratorio del marxismo-leninismo<br />

creó un singular tipo de hombre: el Homo sovieticus»,<br />

condenado a desaparecer con la implosión de la URSS.<br />

En este magnífico réquiem, la autora reinventa una<br />

forma literaria polifónica muy singular que le permite<br />

dar voz a cientos de damnificados: a los humillados y<br />

a los ofendidos, a madres deportadas con sus hijos, a<br />

estalinistas irredentos a pesar del Gulag, a entusiastas<br />

de la perestroika anonadados ante el triunfo del capitalismo, a ciudadanos que plantan<br />

cara a la instauración de nuevas dictaduras… Un texto extraordinario por su sencillez, que<br />

describe de un modo conmovedor la sobrecogedora condición humana.<br />

Alexievich, Sevetlana. Editorial Acantilados. 2015. 656 pp.<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


95<br />

Pag<br />

INTERNET<br />

TEMA DE PORTADA<br />

Solo Para<br />

Nautas<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


SOLO PARA<br />

NAUTAS<br />

Ya que somos marinos, se podría esperar<br />

que practicáramos deportes náuticos<br />

en nuestro tiempo libre, ya sea estando<br />

en servicio o en retiro; sin embargo, nos<br />

sobran las excusas para centrar nuestra<br />

atención en las actividades tierra adentro.<br />

La más socorrida es la falta de acceso<br />

al mar en nuestras bahías, de por sí<br />

bastante reducidas en su extensión al<br />

menos en la zona central pero no por eso<br />

menos atractivas. Para qué mencionar las<br />

maravillas que tenemos al sur de Puerto<br />

Montt, donde nos limitan la distancia y el<br />

clima.<br />

Otra excusa válida es el costo de adquirir y<br />

mantener una embarcación, un tema que<br />

se suple en parte gracias al Club Naval de<br />

Deportes Náuticos, pero cuyo inventario es<br />

reducido y no todos somos socios de esa<br />

entidad.<br />

¿Qué pasaría si uno pudiera construir<br />

su propia embarcación menor, con<br />

herramientas básicas y con un costo<br />

accesible, y que pudiera ser guardada en el<br />

patio de la casa? Afortunadamente existen<br />

numerosos diseñadores navales que<br />

ponen a disposición de la creciente<br />

multitud de aficionados al concepto Hágalo<br />

Usted Mismo sus creaciones, que van<br />

desde pequeñas canoas para una o más<br />

personas, hasta veleros con capacidad de<br />

navegación costera e incluso oceánica.<br />

A continuación, algunos sitios web que<br />

espero sirvan para despertar el interés de<br />

los lectores:<br />

www.gentrycustomboats.com<br />

Este sitio está decididamente dirigido a la<br />

construcción casera de embarcaciones a<br />

remo y vela. Sus diseños abarcan desde un<br />

par de tablas para el cada vez más común<br />

deporte de Stand Up Paddle (SUP),<br />

canoas y kayaks de diferentes tamaños<br />

e incluso hay un par de veleros de cuatro<br />

metros de eslora. Lo particular de estas<br />

embarcaciones es que se requiere un<br />

mínimo de capacidades de carpintería, ya<br />

que constan de un armazón tradicional de<br />

quilla, cuadernas y demás componentes<br />

estructurales, pero son revestidas en tela<br />

poliéster de 8 onzas impermeabilizada<br />

con barniz. Esto las hace particularmente<br />

livianas para llevar sobre el techo de un<br />

auto y emplearlas en cualquier lugar con<br />

acceso al agua. El diseñador ofrece planos<br />

y kits para casi todos sus modelos. A modo<br />

de ejemplo, la canoa unipersonal Wee<br />

Lassie demora 20 a 25 horas en construirse.<br />

El costo de los planos digitales es de US$<br />

10, o US$ 15 si se prefieren impresos.<br />

Los materiales se obtienen en Chile con<br />

excepción de la tela y el tendón artificial<br />

para las costuras que pueden comprarse<br />

en Amazon.<br />

96<br />

Pag<br />

INTERNET<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


97<br />

Pag<br />

INTERNET<br />

www stevproj.com<br />

En el sitio de Stevenson Projects pueden<br />

encontrarse diseños de embarcaciones<br />

más tradicionales con estructura de<br />

madera terciada incluyendo remo, vela<br />

y motor. Entre las más simples destaca<br />

un kayak cuyos planos cuestan US$ 25 y<br />

la página incluye el listado de materiales.<br />

Asimismo, cuenta con una amplia variedad<br />

de modelos y tamaños de veleros<br />

para diferentes bolsillos; un proyecto<br />

particularmente atractivo es el llamado<br />

Weekender, un precioso velero de líneas<br />

clásicas construido con madera terciada,<br />

resina y fibra de vidrio. Sus planos cuestan<br />

US$ 102 y el valor de los materiales varía<br />

según las calidades que se elija.<br />

www.clcboats.com<br />

Chesapeake Light Craft es una empresa<br />

ubicada en Maryland, Estados Unidos,<br />

que cuenta con una enorme variedad de<br />

diseños de embarcaciones menores para<br />

todos los gustos y presupuestos. Aquí<br />

no solo pueden comprarse los planos,<br />

sino también los kits precortados para<br />

ensamblar el bote solo desprendiendo<br />

cada pieza del panel de terciado marino<br />

en que fue cortada mediante una máquina<br />

de control numérico o CNC. Luego el<br />

proceso consiste en unir los componentes<br />

mediante costuras temporales de alambre<br />

de cobre que luego son reemplazadas<br />

con fibra de vidrio y resina epóxica,<br />

formando una estructura monocoque<br />

rígida y completamente impermeable.<br />

Este método simplifica la construcción<br />

y mantenimiento a cambio de un mayor<br />

precio, lo que debe tenerse en cuenta para<br />

elegir entre planos o kit.<br />

La variedad de diseños de esta empresa<br />

va desde canoas y kayaks hasta el<br />

velero llamado PocketShip de 15 pies<br />

con capacidad de alojar a dos personas,<br />

el que con algunas limitaciones puede<br />

ser empleado en navegaciones de fin<br />

de semana. El sitio es amigable con el<br />

usuario que no puede decidir entre las 64<br />

variedades de kayaks, por ejemplo, con un<br />

comparador que mide cinco parámetros<br />

para ayudar a elegir el modelo más<br />

adecuado a las necesidades del cliente.<br />

Por último, si nuestro presupuesto no nos<br />

permite darnos el lujo de comprar el bote<br />

de nuestro gusto para comenzar a formar<br />

nuestra flota, siempre queda la posibilidad<br />

de entretenerse recorriendo estos y otros<br />

sitios web para soñar con el día en que<br />

estemos preparando el lanzamiento y la<br />

primera navegación de la embarcación<br />

construida con nuestras manos. A<br />

continuación, dejo otras direcciones para<br />

navegar en la web en espera de hacerlo en<br />

la realidad.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


98<br />

Pag<br />

BAÚL<br />

HISTÓRICO<br />

TEMA DE PORTADA<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


99<br />

Pag<br />

BAÚL HISTORICO<br />

ALGO MÁS SOBRE LA DISTRIBUCION<br />

DEL TRABAJO ENTRE LOS OFICIALES<br />

TOMO LXIV.- VALPARAÍSO, Julio y Agosto de 1919.- NÚM. 372<br />

Todos sabemos que los servicios de una Marina de Guerra requieren distintas clases<br />

de personal. Estas clases deberían naturalmente formar grupos separados; pero por<br />

lo reducido, relativamente, de estos servicios en nuestra Marina, hoy día engranan<br />

unos con otros y se confunden en sus puntos de contacto, sin permitir trenzar definidamente<br />

las líneas divisorias. El grupo principal lo forman los oficiales que usan los<br />

buques, que los comandan, navegan y operan; y que en los grados superiores administran<br />

y dirigen las secciones principales y el gran conjunto que forma la Armada.<br />

Otro de los grupos lo forma personal que prepara y mantiene en estado eficiente el<br />

material, compone desperfectos y desgastes sufridos en el servicio, y, por último, que<br />

construye ese material para entregárselo al personal que lo va a usar. A este último<br />

grupo pertenecen los oficiales mayores que se han perfeccionado en electricidad y<br />

construcción naval, que son los que han causado las apreciaciones más amargas<br />

que aparecen en el artículo en referencia. Si estamos de acuerdo en la necesidad de<br />

este personal y que él sea nacional, ¿a dónde iba a buscar la superioridad a los que<br />

debían formar ese grupo? ¿entre los ingenieros civiles salidos de la Universidad o<br />

entre los ingenieros de las fábricas? ¿o era preferible buscarlos entre los de la Armada,<br />

acostumbrados desde niños a vivir entre mecanismos, pensar en mecanismos,<br />

remaches, pernos y operaciones mecánicas? La respuesta, me parece, cae por su<br />

propio peso A aquellos que sostienen que los que reparan los buques deben embarcarse<br />

para conocerlos, les puedo asegurar que en las reparaciones se aprende a<br />

conocer mejor una nave que estando embarcado, por el hecho de tener que reparar,<br />

renovar y modificar las distintas partes que pertenecen a todos los cargos de a bordo<br />

y en buques de tipos y construcción tan distintos. En estas ocasiones uno tiene que<br />

visitar y conocer departamentos y mecanismos de cuya existencia esos oficiales no<br />

tenían o no tienen la más remota idea. A todo esto hay que agregar que las observaciones<br />

hechas por los que navegan y manejan los buques y accesorios, generalmente,<br />

llegan a las oficinas técnicas, de modo que a la experiencia propia adquirida, se<br />

agrega la oportunidad de oír y clasificar la experiencia de todos aquellos que hacen<br />

estos 1·eparos, críticas u observaciones. Al hacer esta exposición, no he pretendido<br />

haber descubierto alguna novedad, sino dejar establecido que la situación tan criticada<br />

por algunos ha sido creada por el criterio imparcial y amplio de la superioridad<br />

que conoce mejor las necesidades de la Marina, y que deja en claro que esta situación,<br />

junto con sus prerrogativas y desventajas, es, como ya lo he dicho, inherente a<br />

nuestras profesiones. Finalmente, cada cual no solo tiene el derecho, sino también la<br />

obligación moral, de tratar de surgir en su profesión, ambición que es el patrimonio<br />

de todo ser humano.<br />

EUGENIO BERTENS.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


FOTOGRAFÍAS<br />

CON HISTORIA<br />

100<br />

Pag<br />

BAÚL HISTORICO<br />

“Servicios de emergencia prestados por la dotación del CL<br />

O´Higgins a los damnificados del terremoto de Valdivia, el 22<br />

de mayo de 1960.”<br />

REVISMAR Marzo - Abril 2019


101<br />

Pag<br />

BAÚL HISTORICO<br />

HACE<br />

30AÑOS<br />

EL HOMBRE<br />

EN LA LUNA<br />

Julio – Agosto de 1969 Volumen 86 - Número 671<br />

La humanidad vivió el acontecimiento más extraordinario de toda su historia los días<br />

20 y 21 de julio de este año, cuando los astronautas norteamericanos Armstrong y<br />

Aldrin pusieron pie en la superficie de la Luna mientras un tercer astronauta, Collins,les<br />

aguardaba orbitando el satélite para traerlos de regreso a la Tierra.<br />

Este hecho no tiene parangón con ninguna otra de las grandes realizaciones humanas<br />

con que quisiera comparársele, porque ésta fue la primera vez que el hombre abandonó<br />

físicamente su planeta nativo para posarse en el suelo de otro cuerpo celeste. Ninguna<br />

expedición anterior, ningún viaje de descubrimiento, tuvo características semejantes ni en<br />

sus propósitos ni en su desarrollo, teniendo en cuenta las grandiosas empresas de Vasco<br />

de Gama, Colón, Magallanes y los conquistadores de los Polos. Mediante el prodigioso<br />

concurso de las comunicaciones modernas, radio y televisión, millones de personas<br />

siguieron paso a paso la maravillosa aventura lunar, que tampoco puede calificarse de<br />

aventura, por In impresionante exactitud de su realización, basada en aquel otro prodigio<br />

de nuestro tiempo que son las computadoras electrónicas…<br />

También puede encontrar en esta edición:<br />

Editorial: Torpedos y armas submarinas 425<br />

El valor individual de la guerra moderna por Julio Santibáñez E. 429<br />

Semblanza Histórica de la Especialidad de Torpedos por Sergio Carvajal M. 431<br />

No Renegar por Alain Bouchet 433<br />

Ejercicios combinados antisubmarinos por Segundo Barka 438<br />

Conducción de las operaciones navales en la<br />

guerra civil española por E. Manera 449<br />

La flota fantasma por J. B. 460<br />

El terremoto de Valparaíso y las teorías de Cooper por Homero Hurtado L. 463<br />

La oceanografía desde el espacio por Don Walsh 470<br />

Prolegómenos sobre seguridad nacional por Rubén Scheihing N. 478<br />

A 400 años de la publicación de La Araucana por Rodrigo Fuenzalida Bade 483<br />

Sesquicentenario del Servicio Religioso de la Armada por Juan Williams Vargas 490<br />

El capitán de navío OM Alejandro Navarrete Cisterna por Eduardo Zapata B. 496<br />

Bicentenario de Napoleón por Ladislao D’Hainaut F. 501<br />

Navegantes y corsarios por los mares de Chile por Homero Hurtado Larraín 505<br />

Cualidades necesarias a un oficial de división por Edgardo von Schroeders 517<br />

El paso del Kirke por J. S. 525<br />

Chile y los Clippers del salitre por Ariel Sandoval Hernández 527<br />

La obsesión por Ricardo Valenzuela 529<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511


102<br />

Pag<br />

HACE<br />

50AÑOS<br />

BAÚL HISTORICO<br />

CREACIÓN DE LA<br />

CUARTA ZONA NAVAL<br />

Año CV – Volumen 106 Número 791 * JULIO - AGOSTO 1989<br />

Por Decreto N°453, publicado recientemente en el Diario Oficial, ha cobrado vigencia<br />

legal, a contar del 21 de mayo, la Cuarta Zona Naval, con asiento en Iquique y con un<br />

área jurisdiccional comprendida entre el límite norte del país y la latitud 26° sur y<br />

hasta las 200 millas de Zona Económica Exclusiva por el oeste. Eso sí, permanecen<br />

bajo jurisdicción de la Primera Zona Naval las islas de Pascua, Sala y Gómez, San Félix<br />

y San Ambrosio, con todas las proyecciones marítimas y de plataforma que ellas<br />

generan.<br />

Para protocolizar la creación de esta nueva Zona Naval, que viene a reemplazar al<br />

antiguo Distrito Naval Norte, el 27 de mayo se efectuó en Iquique la ceremonia oficial,<br />

presidida por el Sr. Comandante en Jefe de la Armada, Almirante don José Toribio<br />

Merino Castro. En el acto estuvieron presentes más de dos mil efectivos de la<br />

institución, entre los que se contaban integrantes de la Escuadra y Fuerza de<br />

Submarinos, que se encontraban en el área como parte del programa anual de<br />

entrenamiento y de celebración de las festividades del 21 de mayo.<br />

También puede encontrar en esta edición:<br />

- Algo por qué luchar: el control del mar Miguel A. Vergara Villalobos 362<br />

- La inteligencia artificial en el proceso de<br />

toma de decisiones Hugo Barra Salcedo 368<br />

- Torpederas de vapor de la Armada de Chile Federico Thomas Cavieres 373<br />

- Helicópteros navales franceses modernos Gustavo Jordán Astaburuaga 381<br />

- La estela del Bounty Mario Barros van Buren 394<br />

- El aerodeslizador. Una nave extraordinaria Hugo Alsina Calderon 403<br />

- En el año del sesquicentenario del combate naval<br />

De Casma (rumbo a la gloria del triunfo marcial) Carlos Aguirre Vidaurre-Leal 409<br />

- Sonoboyas Juan Pablo Martínez de F. 432<br />

- La iniciativa: base del éxito en el combate anfibio Gastón Arriagada Rodríguez 436<br />

- Servicios portuarios y comercio exterior chilenos Jorge Baeza Concha 439<br />

- A los héroes navales del 21 de mayo Fernando Navajas Irigoyen 463<br />

REVISMAR Julio - Agosto 2019


103<br />

Pag<br />

A NUESTROS<br />

COLABORADORES<br />

Los autores deberán tener presente las<br />

siguientes recomendaciones:<br />

Evitar el empleo de abreviaturas cuando<br />

sea posible. Las siglas y los acrónimos,<br />

siempre con mayúsculas, deberán escribirse<br />

en claro la primera vez que se empleen.<br />

Las siglas muy conocidas se escribirán sin<br />

puntos y en su traducción española (ONU,<br />

CIR, ATS, EE.UU., Marina de los EE.UU., etc.)<br />

Algunos nombres convertidos por el uso<br />

en palabras comunes se escribirán en redonda<br />

(Banesto, etc.).<br />

Se aconseja el empleo de minúsculas<br />

para los empleos, cargos, títulos (capitán,<br />

gobernador, conde) y con la inicial<br />

mayúscula para los organismos relevantes<br />

(Estado, Presidente de la República, etc.).<br />

Se escribirán con letra cursiva los nombres<br />

de buques, libros, <strong>revista</strong>s y palabras y<br />

expresiones en idiomas diferentes del<br />

español.<br />

La lista bibliográfica seguirá el modelo<br />

APA, deberá presentarse en orden<br />

alfabético; en caso de citar varias obras<br />

del mismo autor, se seguirá el orden<br />

cronológico de aparición, sustituyendo<br />

para la segunda y siguientes el nombre<br />

del autor por una raya. Cuando la obra<br />

sea anónima, se alfabetizará por la<br />

primera palabra del título que no sea<br />

artículo. Se enuncian a continuación<br />

algunos ejemplos:<br />

Libro:<br />

Autor (es). (Año de publicación).<br />

Título del libro (cursiva). Lugar de<br />

publicación; Editorial.<br />

Revista:<br />

Autor (es). (Fecha). Título del artículo.<br />

Nombre de la Revista, Volumen,<br />

páginas.<br />

Periódico:<br />

Autor (es). (Año de publicación).<br />

Título del artículo. Título del<br />

periódico, páginas.z<br />

Página web:<br />

Autor (es). (Año de publicación). Título<br />

del artículo. Fecha de recuperación<br />

del documento. Asociación que<br />

publica el artículo. URL.<br />

Revista de Marina Nº971, pp. 18-31 ISSN 0034-8511<br />

Las notas de pie de página se emplearán<br />

exclusivamente para hacer aclaraciones<br />

al texto, se procurará que sean breves y<br />

aporten información esencial al artículo<br />

y no para citar fuentes. Estas últimas<br />

sólo aparecerán referidas en el texto y<br />

desglosadas en la bibliografía.<br />

Las citas de referencia en el texto se harán<br />

de acuerdo a las Normas APA, como se<br />

indica:<br />

Un trabajo por un solo autor.<br />

Walker (2000) comparó los tiempos de<br />

reacción.<br />

Un trabajo por un solo autor.<br />

Cuando un trabajo tenga dos autores,<br />

cite ambos nombres cada vez que se<br />

presente la referencia dentro del texto<br />

Cuando un trabajo tenga tres, cuatro<br />

o cinco autores, cítelos a todos<br />

la primera vez que se presente la<br />

referencia; en citas subsecuentes,<br />

incluya únicamente el apellido del<br />

primer autor, seguido de et al. (sin<br />

cursivas y con punto después de “al”) y<br />

el año, si se trata de la primera cita de<br />

la referencia dentro de un párrafo:<br />

Wasserstein, Zapulla, Rosen, Gerstman<br />

y Rock (1994) hallaron que …<br />

Wasserstein et al. Encontraron que<br />

(omita el año en citas subsecuentes<br />

después de la primera cita dentro de<br />

un párrafo).<br />

Cuando un trabajo tenga seis o más<br />

autores, cite únicamente el apellido<br />

del primero de ellos, seguido por et al.<br />

(sin cursivas y con un punto después<br />

de “al.”) y el año para la primera cita y<br />

también para las subsecuentes (sin<br />

embargo, en la lista de referencias,<br />

proporcione las iniciales y apellidos de<br />

los primeros seis autores y para todos<br />

los restantes utilice las abreviaturas et<br />

al.).<br />

Una los nombres de una cita de autor<br />

múltiple en un texto corrido por medio<br />

de la conjunción copulativa “y”. Dentro<br />

de un material parentético, en tablas y<br />

pies de figura, así como en la lista de<br />

referencias, una los nombres mediante<br />

el signo & (del latín et, que significa y).<br />

Como Nightlinger y Littlewood (1993)<br />

demostraron… Como se ha demostrado<br />

(Nightlinger & Littllewood, 1993)


Pag<br />

TEMA DE PORTADA<br />

SUSCRIPCIONES<br />

INCORPORACIÓN<br />

Enviar un correo a subscriptores@<br />

<strong>revista</strong>marina.cl, y el encargado der la<br />

oficina de subscriptores se pòndrá en<br />

contacto con usted.<br />

VALORES<br />

Subscripción personal Armada<br />

Dcto Mensual<br />

Subscripción personal Capradena<br />

Dcto Mensual<br />

Subscripción personal<br />

Pago Anual<br />

Subscripción en el extranjero<br />

Pago anual<br />

$1400<br />

$1550<br />

$18.600<br />

US$ 80

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!