INFO AUTO USA Agosto 2019

online.magazines

Como tren motriz para el súper deportivo, Artioli eligió un motor

V12 de 3.5 litros con cuatro turbocompresores y una máxima de 8.250

RPMs. Dos árboles de levas por banco de cilindros y cinco válvulas por

cámara de combustión que aseguraron un rápido intercambio de

gases.

Los turbos trabajaron con una presión de refuerzo entre 1.05 y

1.2 bar y minimizaron el retraso de los mismos como se temía, casi

hasta la no existencia. Con las válvulas del acelerador completamente

abiertas, el EB110 aceleraba a la máxima elasticidad. 15 litros de aceite

en la lubricación del cárter seco aseguraron una lubricación más que

suficiente del motor.

Dependiendo del modelo y la configuración, el motor

suministraba entre 560 y 610 HPs., potencia que se transmitía

permanentemente a las cuatro ruedas.

Esto se garantizaba mediante una transmisión manual de seis

velocidades, un diferencial de deslizamiento limitado en la parte trasera

y una distribución de par del 27:73 por ciento. En las llantas de magnesio

de 18 pulgadas se sentaron los neumáticos delanteros en las

dimensiones 245/40 ZR18 y los traseros en 325/30 ZR18.

Todo esto transcurría a principios de la década de 1990 y

definitivamente, fue la sensación. Un V12 con cuatro turbocompresores

e intercooler, tracción en las cuatro ruedas y dos diferenciales, algo

inaudito, pero se transformó en un absoluto súper deportivo.

Para acelerar de 0 a 60 MPH (100 KPH) el EB110 necesitó solo

3.26 segundos, lo que lo convertía en el auto de producción más rápido

de su tiempo. Su velocidad máxima era de 220 MPH (351 KPH) récord

mundial para un auto deportivo estándar, incluso 30 años después, el

EB110 sigue siendo uno de los autos más rápidos del planeta.

Gracias al sistema de tracción total, el EB110 fue de un manejo

suave y debido al ABS estándar, también se consideró un vehículo

seguro. Entonces Bugatti saltó y se colocó en la cima de la industria

automotriz, sin competencia. Ahí era exactamente donde Artioli

siempre había visto la marca.

Además, el EB110 ofrecía una comodidad extrema: Aire

acondicionado, ajuste eléctrico de los asientos, dirección asistida, cierre

centralizado y un sistema de sonido de alta calidad entre las

características estándar. El interior presentaba los materiales más

magníficos del mundo, entre ellos el cuero de la fábrica italiana de

muebles Poltrona Frau.

34 INFO AUTO

More magazines by this user
Similar magazines