REVISTA PESCA OCTUBRE 2019

mkisner

La revista Pesca nos informa sobre temas del mar y de la pesca. Difunde información e ideas obtenidas de diversas fuentes sobre la pesca en el Perú y el mundo. Intenta contribuir a la formación de opinión propia en base a información diversa.

EDICION DIGITAL OCTUBRE 2019 Nº: 219w - 10/19 www.revistapesca.blogspot.com

DIRECTORES FUNDADORES: ELSA ESPARZA / ALEJANDRO BERMEJO

LA RUTA DEL CEVICHE: VIAJE A LOS ORÍGENES DEL

PLATO INSIGNIA DE PERÚ

EL IMPACTO HUMANO EN LOS

OCÉANOS YA SE DUPLICA CADA

DÉCADA

DIFERENCIAS ENTRE ATN Y BONITO

LA PESCA DE PALANGRE ESTÁ

ACABANDO CON LOS TIBURONES

¿POR QUÉ EL OCÉANO ES IMPORTANTE PARA EL HOMBRE?

PROPIEDADES NUTRICIONALES

DEL PESCADO

ES LA ANCHOA, BOQUERÓN

O BOCARTE ¿DIFERENTES A

LA ANCHOVETA PERUANA?

EL 75% DE LAS ESPECIES MARINAS EN MÉXICO ESTÁN

SOBREEXPLOTADAS

Revista Pesca octubre 2019 1


TARIFAS DE PUBLICIDAD 2019

Ponemos a su disposición tarifas de publicidad

competitivas y el acceso a la publicación de artículos

y temas que fuesen de su interés. Su

anuncio puede ser acompañado con un publirreportaje

sobre su empresa o sobre el tema que

Usted desee.

Para publicidad interior en la edición de la revista,

enviar su diseño en formato PDF indicando en

qué página desea que sea colocado.

EDICION REVISTA PESCA

MENSUAL

Página interior 300.00

Media página interior 150.00

Cuarto de página interior 75.00

Facturación y cobranza

Los precios están expresados en soles. Se coordinará en su momento la forma y oportunidad de pago.

Si desea anunciar con nosotros, contáctenos. Estaremos gustosos de atenderlos. Para mayores detalles sírvase

dirigirse al correo electrónico:

revistapesca@outlook.com

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería.

El objetivo de la revista Pesca es difundir información, ideas y corrientes de opinión para crear conciencia de la

necesidad de hacer sostenible la extracción de los recursos marinos, de seguridad alimentaria y del cuidado del

medio ambiente.

Pero sobre todo, contribuir con información para que el lector empiece a formarse una opinión propia sobre la

problemática pesquera., que permita ampliar nuestra visión de la pesquería mediante la lectura y el análisis individual.

https://issuu.com/revistapesca

http://revistapesca.blogspot.pe/

Correo electrónico:

revistapesca@outlook.com

Presidente de la Revista Pesca: Marcos Kisner Bueno

Revista Pesca octubre 2019 2


Revista Pesca octubre 2019 3


Fundada en 1960 OCTUBRE 2019 * Vol. 219 * Número 10-19

C O N T E N I D O

EDITORIAL 2

EL SECTOR PESCA EN CIFRAS 3

OCEANO Y AMBIENTE 8

Los océanos serán una pesadilla para la humanidad 9

Si los océanos no están protegidos será irreversible 10

Las reservas marinas 11

El impacto humano en los océanos 12

La población marina de agua dulce 13

La sobrepesca y la crisis climática 14

Las macro algas y el CO2 15

El ecosistema marino se calienta más rápido 16

La batalla contra el cambio climático 17

Olas de calor en los océanos 19

La pesca de palangre acaba con los tiburones 21

La pesca del tiburón necesita ayuda de ecologistas 22

¿Por qué el océanos es importante para el hombre? 23

Salvemos nuestros mares 26

¿El fin de la vida en el mar? 27

Se acaba el bacalao del Mar del Norte 29

El ser humano destroza los fondos marinos 30

OCDE ¿Pasamos el examen? 42

La ruta del ceviche 44

Anchoa, boquerón, bocarte o anchoveta 49

Exponen principales problemas de la pesca 51

¿Cómo vivieron el día del pescador en Chorrillos? 52

La otra historia del guano 55

El atún rojo: ¿por qué es tan caro? 56

Especies sobre explotadas en Mexico 57

Las mejores partes del pescado van a la basura 58

Pescado fresco y congelado 59

La mal llamada pesca artesanal 61

Cuando el mar era libre 62

Principios de ingeniería económica 63

POLITICA Y PESCA 64

Atún: un caso que daña al Perú 66

Claro oscuros del acuerdo Mercosur 67

La desarticulación entre Estado y empresa 69

Pesca no, lechuga sí 71

La investigación argentina 72

El poder central pesquero 73

El reparto de los peces 76

BITACORA 32

Propiedades nutricionales del pescado 34

Cuba una isla sin peces 38

La corriente de Humboldt. ¿un Dorado efímero? 39

Mallman renunció a uno de sus platos tradicionales 40

La revista Pesca no se solidariza necesariamente con las opiniones

vertidas en los artículos firmados, los cuales son de responsabilidad

de sus autores.

Revista Pesca octubre 2019 1


EDITORIAL

En octubre de 1960, Alejandro Bermejo fundó la Revista Pesca en un escenario completamente diferente al que

vive la pesquería peruana el día de hoy.

Las diferencias entre la actual década y la del 60 son obvias; pero quizá lo que marca la mayor distinción es la

globalización y el alcance del entorno comunicacional e informativo. Hoy se tiene mayor acceso a la información

y al conocimiento gracias a la internet y a los avances tecnológicos; pero a su vez existen mayores riesgos

generados por las informaciones falsas, los comentarios tendenciosos y las manipulaciones sicológicas que se

hacen a través de la nueva parafernalia informativa.

En dicho contexto, la Revista Pesca se adaptó al entorno y se alejó de la edición impresa para convertirse en

una edición digital en línea para facilitar el acceso, además, a mayores lectores.

Amplió su espectro informativo a temas pesqueros, ambientales y oceanográficos del mundo y del Perú en un

afán de proporcionar datos objetivos que permitan al lector ampliar su visión, adoptar juicios personales y sacar

conclusiones propias en base a información verificable y lo más objetiva posible.

El entorno actual crea un escenario favorable a la inducción de ideas y a la manipulación, por lo cual la generación

de opiniones propias basadas en análisis de la data que se publica, se constituye en una necesidad vital

para mantenerse centrado en los temas de fondo y no convertirse en parte de una población que sigue a ciegas

las opiniones de otros, que no necesariamente pueden ser ciertas, valederas o correctas.

Fijar posición en base a análisis de datos y de diferentes puntos de vista es lo que debe contar para el lector.

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería. Difunde

información, ideas y corrientes de opinión que tienen por objeto crear conciencia de la necesidad de hacer sostenible

la extracción de los recursos marinos, de seguridad alimentaria y del cuidado del medio ambiente. Pero,

sobre todo, de contribuir con información para que el lector empiece a formarse una opinión propia sobre la

problemática pesquera.

Nos anima el sincero deseo de ser comunicadores de información objetiva, técnica y política que nos permita

contribuir al engrandecimiento del conocimiento mar y de sus recursos por parte de la ciudadanía, para poder

defender el buen uso de sus recursos naturales y de sus ecosistemas marinos, fluviales y lacustres.

En 2019 la revista Pesca cumple 59 años al servicio de la información pesquera, tratando de innovar para informar

y comunicar cada vez mejor.

Revista Pesca octubre 2019 2


Revista Pesca octubre 2019 3


LAS CIFRAS OFICIALES DEL SECTOR

PESCA DE ACUERDO AL BOLETIN

DE PROMPERU 2018

Revista Pesca octubre 2019 4


Revista Pesca octubre 2019 5


Revista Pesca octubre 2019 6


Revista Pesca octubre 2019 7


Revista Pesca octubre 2019 8


LOS OCÉANOS SERÁN UNA

PESADILLA PARA HUMANIDAD:

ONU

Los mismos océanos que contribuyeron a la evolución

del ser humano acabarán aportando miseria a escala

global si no se reduce la contaminación de CO2

(dióxido de carbono) que está dañando el entorno marino,

según el borrador de un informe de la ONU.

Los cambios destructivos que están en curso pueden

hacer terminar con las reservas de peces, multiplicar

por mil los daños causados por los ciclones

(ahora también conocidos como supertormentas) y dejar

sin techo a cientos de millones de personas por la

subida del nivel del mar, según el "informe especial"

sobre océanos y zonas heladas del Panel Intergubernamental

de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) de la

ONU.

Los glaciares que se derriten darán primero demasiada

agua y después muy poca a miles de millones de personas

que dependen de ellos, según el informe.

Además, la superficie del hielo permanente del hemisferio

norte podría derretirse entre 30 y 99% y registrar

una explosión de emisiones de CO2 y metano, acelerando

todavía más el calentamiento global.

Los temas de este informe serán presentados a los

gobiernos que asistan a una cumbre climática el

23 de septiembre en Nueva York, convocada por el

secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para obtener

mayores compromisos nacionales en la lucha contra

el calentamiento.

Las mayores naciones contaminantes son las menos

comprometidas

Pero según varios expertos, las ofertas de los mayores

países emisores del mundo: China, Estados Unidos,

India y los de la Unión Europea, podrían no estar a

la altura de la urgencia climática.

Estos países representan casi el 60% de las emisiones

globales procedentes de energías fósiles; se exponen

a sufrir impactos devastadores relacionados con los

océanos y los glaciares, pero ninguno de ellos parece

preparado para anunciar metas ambiciosas.

El presidente estadounidense, Donald Trump, quiere sacar

a su país del Acuerdo de París y ha hecho trizas las

políticas climáticas de su antecesor, Barack Obama.

India desarrolla con rapidez la energía solar, a la vez

que continúa construyendo centrales de carbón.

La Unión Europea ambiciona una meta de cero emisiones

netas, pero varios Estados miembros se muestran

resistentes.

Fuente

https://www.unotv.com/noticias/portal/internacional/detalle/los-oceanos

-sean-una-pesadilla-para-humanidad-onu-683889/

Revista Pesca octubre 2019 9


BARDEM: "SI EN 2030 LOS OCÉANOS

NO ESTÁN PROTEGIDOS AL 30 %, ES

IRREVERSIBLE"

El actor español Javier Bardem defendió este lunes la

necesidad de un pacto mundial por la protección de los

océanos, justo al arranque de la tercera ronda de negociaciones

en la ONU para su consecución, donde el intérprete

participó como embajador de Greenpeace.

"Dicen los expertos que si para el 2030, dentro de 11

años, los océanos no están protegidos el mínimo del 30

% de los océanos en el mundo, la situación será irreversible.

Esto suena muy catastrófico y de película de Hollywood,

de catástrofe, pero es verdad", subraya el ganador de un

Óscar en una entrevista con Efe en Nueva York, antes de

hablar ante cientos de delegados en Naciones Unidas.

El actor es un embajador de Greenpeace desde el año

pasado, cuando acudió en enero con la organización a la

Antártida, donde tuvo la oportunidad de comprobar con

sus propios ojos el deterioro que sufren las aguas por la

acción humana.

"Mi presencia aquí es la de un señor que se subió a un

barco de Greenpeace sin saber nada y fue testigo de la

maravilla que había en el Antártico y su fragilidad.

Y la pena de que encontrasen microplástiscos en esas

aguas tan remotas de las cosas que utilizamos", dice el

marido de Penélope Cruz, en referencia a todos los desperdicios

que generan los países desarrollados.

Estos días se celebra la tercera ronda de negociaciones

en Naciones Unidas para la consecución de un Tratado

Global de los Océanos que garantice su protección.

"La maquinaria se ha puesto en marcha y todas estas

organizaciones y la gente y los expertos para que los

países hagan un tratado que era inexistente: una

'Constitución' que proteja el océano de hecho, que sea

un tratado que tenga que seguirse a rajatabla por todos

los países del mundo", advierte.

Asimismo, para resaltar la relevancia de los océanos en

nuestra vida diaria, pone el ejemplo de que una de cada

tres inhalaciones de aire que respiramos procede del

mar: "Da igual que estemos en Manhattan, en Madrid o

en una ciudad superpoblada. La tercera vez que inhalamos

viene de los océanos, tan importante es".

Y, sin embargo, como destaca el intérprete, "el océano

es el asunto climático menos discutido en las altas instancias

políticas".

Es por esto que Bardem, quien afirma que por la educación

recibida siempre ha intentado "hablar de cosas que

consideraba importantes", se subió al barco de Greenpeace,

viajó hasta la Antártida y grabó un documental,

"Sanctuary", del cual se emitieron este lunes unos minutos

a los delegados de la ONU.

Ahora, utiliza su influencia como actor destacado en la

esfera internacional para presionar a los Estados para

proteger los océanos.

"Sin una voluntad política que rija y ponga unos límites,

el ciudadano se siente perdido. Y una de ellas está sucediendo

ahora, que es el tratado para la protección de

esos océanos. Para que podamos dentro de 11, 12, 13,

14 años... seguir viviendo en un mundo azul", explica.

Si bien algunos países muestran una mayor voluntad política

que otros, como España, cuya defensa de este tratado

hace "muy feliz" al actor, existen otros como Estados

Unidos y su presidente, Donald Trump, al que Bardem

define como "negacionista".

Con todo, el ganador de un Óscar por "No Country for

Old Men", ve más importante que haya un fuerte apoyo

popular.

"Es una cuestión que nos afecta a todos: no hay banderas,

nacionalidades, ni razas. Esto ya es la especie humana.

Es importante que el apoyo popular, el apoyo mediático

sea fuerte... para que entiendan (los Gobiernos)

que los estamos mirando, que no es ninguna broma, que

esto es algo urgente", insiste.

"Ya no es algo teórico, es algo experiencial, y tenemos

que seguir recordando que esto es urgente", subraya.

Fuente

https://www.eldiario.es/internacional/Bardem-oceanos-protegidosirreversible_0_933007241.html

Revista Pesca octubre 2019 10


LAS RESERVAS MARINAS, UNOS

ESPACIOS ÚNICOS QUE BENEFICIAN

TAMBIÉN A LA PESCA

Son espacios que permiten a los pescadores locales beneficiarse

del efecto “rebosamiento” o exportación de biomasa, y que

ha sido documentada en dichas reservas.

Isla de la Graciosa desde el Mirador del Río, Lanzarote. Foto:

Cedida por Raúl Nieto

Las reservas marinas pesqueras españolas cumplen 33 años y

en ese período se han convertido en espacios únicos para la

práctica del buceo, de la fotografía submarina o para disfrutar

de su entorno privilegiado.

Según ha recordado hoy en un comunicado el Ministerio de

Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), en España hay 11

espacios de esta índole cuyo objetivo principal es la regeneración

de las especies, la preservación de la biodiversidad y la

explotación sostenible.

El buceo de recreo está regulado para que sea una experiencia

de calidad pero compatible con la conservación de los espacios

marinos, gracias a la necesaria sensibilización del buceador

en el disfrute de esta actividad de ocio. El MAPA ha editado

un folleto con la información necesaria para disfrutar de su

práctica, pero de una forma responsable.

Para los amantes de la fotografía, destaca la celebración de la

Open Fotosub Isla de El Hierro que es, desde 1996, -año en

que se creó tal reserva– un clásico de las competiciones

abiertas de fotografía submarina y de las más prestigiosas del

mundo.

Localización de las 11 reservas marinas españolas. EFEAGRO/

Cedida MAPA.

Algunas reservas albergan, además, bienes de interés cultural

pertenecientes al patrimonio arqueológico y son los buceadores,

en sus rutinas habituales, los que se convierten en avistadores

de estos objetos que, una vez localizados, se comunican

a las autoridades arqueológicas. Son espacios que

permiten a los pescadores locales beneficiarse del efecto

“rebosamiento” o exportación de biomasa, y que ha sido documentada

en dichas reservas.

Esto significa que al aumentar la densidad de una especie de

interés pesquero dentro de una reserva y alcanzarse la capacidad

máxima para albergarla dentro de sus límites, se produce

una emigración de los individuos del interior de la reserva

a los alrededores de la misma, según el Ministerio.

La primera reserva reconocida fue en 1986 -en la Isla de Tabarca

(Alicante)- y desde entonces se han catalogado diez

más, ocho en el mar Mediterráneo y tres en Canarias.

Son Isla de Tabarca, Masía Blanca, Mallorca-Cala Rajada, Islas

Columbretes, Cabo de Palos-Islas Hormigas, Cabo Tiñoso,

Cabo de Gata-Níjar, Isla de Alborán, Isla Graciosa e

Islotes del Norte de Lanzarote, Isla de La Palma y Punta de La

Restinga-Mar de Las Calmas.

Fuente

https://www.efeagro.com/noticia/reservas-marinas-pesca-espana/

Revista Pesca octubre 2019 11


EL IMPACTO HUMANO EN LOS

OCÉANOS YA SE DUPLICA CADA

DÉCADA

El impacto humano total en los océanos del mundo casi se duplicó,

en promedio, en la última década y podría duplicarse nuevamente

en la próxima década sin una acción adecuada.

Publicado en la revista Scientific Reports, un estudio del National

Center for Ecological Analysis and Synthesis (NCEAS) en la Universidad

California Santa Bárbara, evaluó por primera vez dónde están

cambiando los impactos combinados que los humanos están teniendo

en los océanos, desde la contaminación de nutrientes hasta la

sobrepesca, y qué tan rápido. En casi el 60% del océano, los impactos

acumulativos están aumentando significativamente y,

en muchos lugares, a un ritmo que parece estar acelerándose.

"Eso crea aún más urgencia para resolver estos problemas", dijo el

autor principal Ben Halpern, director de NCEAS y profesor de la Escuela

Bren de Ciencias y Gestión Ambiental Bren de la Universidad de

California en Santa Bárbara.

El cambio climático es un factor clave que impulsa el aumento

en todo el mundo, a medida que los mares se calientan,

acidifican y se elevan. Además de eso, la pesca comercial, la

escorrentía de la contaminación terrestre y el transporte marítimo se

intensifican progresivamente cada año en muchas áreas del océano.

"Es un problema multifactorial que debemos resolver. No podemos

solucionar una cosa si queremos reducir la velocidad y, finalmente,

detener la tasa de aumento de los impactos acumulativos", dijo Halpern.

El estudio también proyectó los impactos dentro de una década, en

función de la tasa de cambio en el pasado reciente, descubriendo que

podrían duplicarse nuevamente si el ritmo del cambio continúa sin

control.

La evaluación proporciona una perspectiva holística de dónde y en

qué medida las actividades humanas dan forma al cambio oceánico,

para bien o para mal, lo cual es esencial para la política y la planificación.

Sin embargo, hay una ventaja en la historia. Los autores encontraron

"historias de éxito" en todos los continentes, áreas donde los

impactos han disminuido, como los mares de Corea del Sur, Japón, el

Reino Unido y Dinamarca, todos los cuales han visto una disminución

significativa en la pesca comercial y la contaminación.

Estas disminuciones sugieren que las políticas y otras acciones para

mejorar las condiciones oceánicas están haciendo una diferencia,

aunque el análisis no atribuye acciones específicas a esas disminuciones.

"Podemos mejorar las cosas. Las soluciones son conocidas y están

a nuestro alcance. Solo necesitamos la voluntad social y política para

actuar", dijo Halpern.

Para evaluar el ritmo del cambio, los autores aprovecharon dos

evaluaciones anteriores y similares realizadas por varios de los mismos

miembros del equipo y otros en 2008 y 2013, que proporcionaron

una primera visión del alcance total y acumulativo de

los impactos de la humanidad en los océanos.

"Anteriormente, teníamos una buena medida de la magnitud de los

impactos humanos, pero no teníamos una idea clara de cómo están

cambiando", dijo la coautora Melanie Frazier, científica de datos de

NCEAS.

Frazier se sorprendió al ver en los datos cómo las temperaturas

oceánicas han aumentado dramáticamente en un período de tiempo

relativamente corto.

"No se necesitan estadísticas sofisticadas para ver qué tan

rápido está cambiando la temperatura del océano y comprender

la magnitud del problema", dijo Frazier. "Creo que este estudio,

junto con muchos otros, destaca la importancia de un esfuerzo

global concertado para controlar el cambio climático".

Fuente

https://m.europapress.es/ciencia/habitat-y-clima/noticia-impactohumano-oceanos-ya-duplica-cada-decada-20190813164806.html

"Si no prestas atención al panorama general, te pierdes la

historia real", dijo Halpern. "El panorama general es crítico si desea

tomar decisiones de gestión inteligentes: ¿dónde va a obtener el mayor

rendimiento por su dinero".

Las regiones de particular preocupación incluyen Australia, África

Occidental, las islas del Caribe Oriental y Medio Oriente, entre otros.

Los hábitats costeros como manglares, arrecifes de coral y pastos

marinos se encuentran entre los ecosistemas más afectados.

Revista Pesca octubre 2019 12


EN POCO MÁS DE 40 AÑOS, LA

POBLACIÓN MARINA DE AGUA

DULCE SE HA REDUCIDO UN 88%

Los grandes animales que viven en ríos y lagos han disminuido

en un 88 por ciento de 1970 a 2012, el doble

de la pérdida de poblaciones de vertebrados en tierra

o en el océano.

Es el cálculo resultante de un estudio del Instituto Leibniz

de Ecología de Agua Dulce y Pesca Interior (IGB) y

colegas internacionales, publicado en Global Change Biology.

Sus autores constatan que las especies de peces grandes

se ven particularmente afectadas. Y, sin embargo, persisten

grandes brechas en las acciones de monitoreo y

conservación de la mega fauna de agua dulce, particularmente

en áreas con altos niveles de biodiversidad.

Los científicos compilaron datos de series de tiempo disponibles

para 126 especies de mega fauna de agua dulce

en todo el mundo, así como los datos de distribución

geográfica históricos y contemporáneos de 44 especies

en Europa y los Estados Unidos.

"Los resultados son alarmantes y confirman los temores

de los científicos involucrados en el estudio y la

protección de la biodiversidad de agua dulce", dice en un

comunicado Sonja Jähnig, autora principal del estudio y

experta en los efectos del cambio global en los ecosistemas

de los ríos en IGB.

La mega fauna de agua dulce incluye todos los animales

de agua dulce que pesan 30 kilogramos o más, como

especies de delfines de río, castores, cocodrilos, tortugas

gigantes y esturiones.

De 1970 a 2012, las poblaciones mundiales de mega

fauna de agua dulce disminuyeron en un 88 por ciento,

especialmente en los dominios de Indomalaya (en un 99

por ciento) y Paleártico (en un 97 por ciento): el primero

cubre el sur y el sudeste de Asia y el sur de China, y el

segundo Europa, África del Norte y la mayor parte de

Asia.

Las especies de peces grandes como los esturiones,

los salmónidos y los bagres gigantes están particularmente

amenazados: con una disminución del 94

por ciento, seguidos de reptiles con el 72 por ciento.

La sobreexplotación es la principal amenaza para la

mega fauna de agua dulce, ya que a menudo son objetivo

de carne, piel y huevos.

"Además, el declive de las grandes especies de peces

también se atribuye a la pérdida de ríos que fluyen libremente,

ya que el acceso a las zonas de desove y alimentación

a menudo está bloqueado por represas.

Aunque los grandes ríos del mundo ya han sido muy

fragmentados, se planean otras 3.700 represas grandes

o en construcción: esto exacerbará la fragmentación del

río aún más. Más de 800 de estas represas planificadas

se encuentran en zonas de diversidad de mega fauna de

agua dulce, incluidas las cuencas de los ríos Amazonas,

Congo, Mekong y Ganges", dice Fengzhi He, primer

autor del estudio.

Fuente

https://www.ecoticias.com/naturaleza/195900/poco-mas-40-anospoblacion-marina-agua-dulce-reducido-88

Revista Pesca octubre 2019 13


LA SOBREPESCA Y LA CRISIS

CLIMÁTICA, ARTÍFICES DEL

AUMENTO DE MERCURIO EN EL

PESCADO

Carlos de Pablo

La sobrepesca y el cambio climático están provocando

que los niveles de mercurio aumenten en los peces. De

acuerdo con el estudio de la Universidad de Harvard, el

calentamiento del agua está detrás de un aumento del

56% en la acumulación del tóxico en atunes rojos

La sobrepesca y el calentamiento del agua aumenta los

niveles de mercurio

De acuerdo con un estudio publicado en la revista

Nature, los episodios de altas temperaturas oceánicas,

que se están volviendo cada vez más frecuentes, y la

sobrepesca están provocando que los niveles de mercurio

en los peces estén aumentando

considerablemente.

El mercurio es un elemento tóxico que ha aumentado

en los océanos durante los últimos años debido a distintos

factores, como los vertidos procedentes de la quema

del carbón para la producción de electricidad.

Con la aprobación del Convenio de Minamata sobre el

Mercurio en 2013 se pusieron en marcha algunas estrategias

para detener el incremento de este elemento. Un

elemento que significa un riesgo también para la salud

humana ya que puede producir neurotoxicidad y

trastornos en el desarrollo fetal al llegar a nosotros a

través del pescado en su forma más peligrosa: el metilmercurio.

A pesar de que, en cierto modo, estas iniciativas han estabilizado

las emisiones de mercurio al océano, Amina

Schartup, investigadora de la Universidad de Harvard,

entidad que ha liderado el estudio, ha advertido que

el calentamiento de los océanos y la sobrepesca

están repercutiendo de forma negativa en los esfuerzos

por controlar el mercurio.

“Las emisiones de mercurio se han estabilizado en los

últimos años, pero en este estudio demostramos que

otros factores, como la temperatura del agua de mar y

los cambios en la estructura de la cadena alimentaria,

también influyen en los niveles del tóxico en el pescado”,

ha señalado la experta.

Para poder llegar a estas conclusiones, Elsie Sunderland,

principal autor del artículo, y su equipo han utilizado

más de 30 años de datos sobre las concentraciones

de mercurio en el ecosistema del golfo de Maine, en

el noroeste del océano Atlántico.

En esas aguas han estudiado en concreto al atún rojo

del Atlántico(Thunnus thinnus), un tipo de atún que se

captura en España, entre otros países, y que ha estado

amenazado por su alta explotación.

Gracias a esta información, el estudio ha revelado que el

mercurio aumentó hasta de un 23% entre los años

1970 y 2000. En el caso del atún rojo, el calentamiento

del agua podría estar detrás de un aumento del 56%

en la acumulación del tóxico.

“El calentamiento del agua de mar está incrementando

la actividad de los peces de sangre fría, que consumen

más alimentos y, por lo tanto, absorben más metilmercurio”,

ha explicado Amina Schartup.

La influencia de la sobrepesca

En el trabajo también se ha observado que, en algunos

casos, la sobrepesca provoca cambios en la dieta

de los depredadores y hacen aumentar el nivel del

neurotóxico.

“Si un pez depredador consume normalmente una presa

baja en mercurio, pero que está sobreexplotada, cambia

a otra especie que puede tener una mayor acumulación.

Revista Pesca octubre 2019 14


En este caso, veríamos un aumento de la carga de la

neurotoxina en el depredador”, ha subrayado Schartup.

Por ejemplo, actualmente el bacalao tiene que depender

en mayor medida del arenque y la langosta, que tienen

mayores concentraciones de neurotoxina que otros

peces de los que se alimentaba en la década de 1970.

Los investigadores han destacado que estos resultados

ponen de manifiesto la importancia de estos cambios

en la acumulación del mercurio y que deberían

ser tomados en cuenta en las evaluaciones de las concentraciones

y la toma de decisiones.

“Hemos demostrado que, para continuar con la reducción

de los niveles del tóxico en el pescado, tenemos que

presionar para que se produzcan reducciones más

agresivas en las emisiones de mercurio y de gases

de efecto invernadero”, ha concluido Amina Schartup.

Fuente

https://www.elagoradiario.com/cambio-climatico/

sobrepesca-cambio-climatico-mercurio-peces/

LAS MACROALGAS SON LAS

GRANDES ALIADAS PARA RETENER

EL CO2

Las macroalgas marinas desempeñan un papel clave en

el secuestro de carbono de la atmósfera debido a que

viajan mucho más allá de las zonas costeras, según un

estudio publicado en Nature Geoscience.

de 1.000 metros, lo que significa que es poco probable

que regrese a la atmósfera.

"Este hallazgo tiene enormes implicaciones sobre cómo

se calcula el presupuesto global de dióxido de carbono --

destaca la estudiante Alejandra Ortega, la primera autora

del estudio--. Indica que las macroalgas son importantes

para el secuestro de carbono y deberían incluirse en

las evaluaciones del carbono acumulado en el océano,

conocido como carbono azul".

Las macroalgas se ignoran en las evaluaciones actuales

de carbono azul, principalmente porque estas plantas

marinas sin raíces no permanecen en el mismo lugar,

sino que se desplazan con las corrientes y las mareas.

Poco se sabía sobre su destino una vez que se alejan

flotando de la costa.

Las algas o macroalgas forman los hábitats costeros con

vegetación más extensos y productivos. Un equipo de

investigación internacional ha informado que una amplia

gama de especies de macroalgas se desplaza hasta

5.000 kilómetros más allá de las zonas costeras.

Con alrededor del 70 por ciento de estas algas, el carbono

se hundirá a profundidades oceánicas por debajo

Las algas y macroalgas colonizan todas las latitudes y

son eficientes para capturar CO2 atmosférico y convertirlo

en material vegetal.

Como resultado, no ha habido evaluaciones detalladas

de su papel en el secuestro de carbono en hábitats costeros,

particularmente en los sedimentos de pastos marinos

y manglares.

Ahora, el equipo, dirigido por Carlos Duarte y sus colegas

de La Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdalá,

en el Centro de Investigación del Mar Rojo y el Centro

Revista Pesca octubre 2019 15


de Investigación de Biociencia Computacional (CBRC),

Arabia Saudita, ha identificado secuencias de ADN de

macroalgas en cientos de metagenomas generados por

las expediciones oceánicas mundiales Tara Oceans y Malaespina,

el dirigido posteriormente por Duarte.

Las expediciones examinaron el océano global a una profundidad

de 4.000 metros y secuenciaron el material

particulado recogido en la muestra de agua para crear

un recurso de ADN global.

Los científicos marinos buscaron macroalgas en estos

metagenomas oceánicos globales, utilizando el Dragon

Metagenomic Analysis Platform (DMAP), desarrollado por

bioinformáticos CBRC, utiliza la supercomputadora de

KAUST para anotar y comparar conjuntos de datos metagenómicos.

Por primera vez, el equipo pudo proporcionar evidencia

semicuantitativa de la presencia de macroalgas más allá

de la costa. "Todavía se necesita trabajo para poder traducir

una cantidad específica de ADN en una cantidad

específica de carbono orgánico en un taxón específico,

pero encontrar ADN de macroalgas es el primer paso",

asegura Ortega.

Fuente

https://www.ecoticias.com/co2/195819/Las-macroalgasson-las-grandes-aliadas-para-retener-el-CO2

EL ECOSISTEMA MARINO SE

CALIENTA MÁS RÁPIDO DE LO

PREVISTO

Los ecosistemas marinos de todo el mundo están experimentando

temperaturas oceánicas inusualmente altas con

más frecuencia de lo que los investigadores habían previsto.

El doctor Andrew Pershing, director científico del Instituto de

Investigación del Golfo de Maine (Estados Unidos), dirigió un

nuevo estudio, titulado 'Desafíos para las comunidades naturales

y humanas debido a las sorprendentes temperaturas del

océano', y publicado en 'Proceedings of the National Academy

of Sciences' (PNAS).

Como parte de este nuevo esfuerzo de investigación, el doctor

Pershing, cuya investigación identificó previamente el Golfo

de Maine como uno de los ecosistemas con el calentamiento

más rápido en el océano global, observó tendencias de calentamiento

similares en todo el mundo.

El doctor y sus colegas examinaron 65 grandes ecosistemas

marinos desde 1854 hasta 2018 para identificar la frecuencia

de temperaturas oceánicas sorprendentes, que definieron como

una temperatura media anual que es dos desviaciones estándar

por encima de la media de las tres décadas anteriores.

Los investigadores identificaron estas "sorpresas" en todo el

mundo, incluido el Ártico, el Atlántico Norte, el Pacífico oriental

y fuera de Australia. Además, estos eventos de calentamiento

ocurrieron casi al doble de la tasa que esperaban los

científicos.

En comunidades naturales (arrecifes de coral, peces, plancton,

etc.), las nuevas especies que prefieren condiciones más cálidas

a menudo pueden reemplazar a las especies amantes del

frío que sufren cuando un ecosistema se calienta.

"En los 65 ecosistemas que examinamos, esperábamos que

unos seis o siete de ellos experimentaran estas 'sorpresas' cada

año --explica Pershing--, pero hemos visto un promedio de

12 ecosistemas experimentando estos eventos de calentamiento

cada año durante los últimos siete años, incluyendo un

máximo de 23 'sorpresas' en 2016".

El estudio explora los impactos asociados de estos eventos de

calentamiento tanto en comunidades naturales como humanas.

Según el estudio, en el calentamiento gradual de los ecosistemas,

el cambio de especies debería ser capaz de mantener el

ritmo. Sin embargo, en los ecosistemas que están experimentando

un cambio mucho más rápido, se espera que estas comunidades

naturales sufran reducciones tanto en la biomasa

como en la diversidad.

Un aumento en las "sorpresas" del océano también afecta a

los humanos. Los investigadores exploraron el desafío que los

rápidos cambios en el ecosistema plantean a las personas que

toman decisiones sobre los recursos oceánicos.

Revista Pesca octubre 2019 16


A medida que el planeta continúe calentándose, los ecosistemas

y las comunidades humanas se adaptarán a las condiciones

cambiantes. Sin embargo, según los científicos, no está

claro si dichos ajustes mantendrán el ritmo a medida que se

aceleren las tendencias climáticas.

Como parte del estudio, el equipo de investigación comparó

dos estrategias distintas de toma de decisiones comunitarias.

Utilizando un modelo económico, compararon decisiones prospectivas

basadas en tendencias climáticas con los resultados

de decisiones tomadas solo en experiencias históricas.

Descubrieron que las decisiones a futuro son mucho mejores a

medida que aumenta la tasa de calentamiento. Según el

estudio, muchos ecosistemas marinos ya se están calentando

lo suficientemente rápido como para aplicar este marco de

toma de decisiones.

"Estamos entrando en un mundo donde la historia es una guía

poco confiable para la toma de decisiones --señala Pershing--.

En un mundo que cambia rápidamente, apostar a que las tendencias

continuarán es una estrategia mucho mejor".

A medida que la incidencia de estos eventos de calentamiento

extremo continúa aumentando, los resultados de este estudio

resaltan la importancia de usar proyecciones climáticas y

otras herramientas predictivas para tomar decisiones sobre el

futuro.

Fuente

https://www.ecoticias.com/cambio-climatico/195825/Elecosistema-marino-se-calienta-mas-rapido-de-lo-previsto

LA BATALLA CONTRA EL CAMBIO

CLIMÁTICO SE DISPUTARÁ EN LOS

OCÉANOS

Los mayores ecosistemas del mundo son también los que más

contaminación están recibiendo cada año: los océanos y mares,

cuyo futuro determinará todo el equilibrio ecológico del

planeta

En junio de 2017 la ONU organizó la primera Conferencia de

los Océanos. Aquella fue una de esas cumbres que dejan un

marcado sabor agridulce: por un lado, fue tremendamente

positivo que las naciones de –casi– todo el mundo se diesen

cuenta del grave problema medioambiental que enfrentan ya

los océanos; por otro, que la conferencia se celebrara hace tan

solo dos años nos demuestra que hasta ahora la comunidad

internacional no ha sido consciente de un hecho irrefutable: si

los océanos del planeta se mueren, pronto les seguiremos nosotros.

El estado de nuestros mares y océanos no es bueno y es algo

que cualquiera de nosotros puede comprobar en un día de

playa: malos olores en la orilla, plásticos y basuras que se desplazan

al ritmo de las olas e incluso plagas de medusas cada

vez más grandes y persistentes. Todo son señales de que algo

va terriblemente mal en el 70% de la superficie del planeta, la

misma que ocupan los océanos. Vamos a comprobar hasta

qué punto la actividad humana afecta al mayor ecosistema

que tenemos.

La máquina de la vida

Las teorías más consolidadas sitúan el origen de la vida en los

océanos, en esa especie de «sopa primitiva» que les precedió.

De eso hace unos 4000 millones de años según los últimos

cálculos; desde entonces, todos los ecosistemas de la Tierra

han estado íntimamente ligados a los océanos.

https://youtu.be/YG79Wui2_EY

Para empezar, los océanos son el hogar de entre el 50% y el

80% de las especies del planeta: desde el ser más grande de

nuestro mundo, la ballena azul, hasta el fitoplancton marino,

responsable de la mitad del oxígeno que respiramos. Además,

los mares y océanos cumplen otra función clave en la supervivencia

de todas las especies –y ahí estamos nosotros incluidos

–: regulan la temperatura global y absorben el CO 2 .

Así que podemos asegurar que los océanos no solo albergan

vida sino que la sustentan, incluso dentro de los continentes,

donde su influencia parece ser mucho menor. Pero hasta hace

Revista Pesca octubre 2019 17


muy poco tiempo los océanos no han sido más que una vía de

comercio, una fuente de alimentos y el vertedero global del

progreso humano.

Lo que ya hemos dañado

Lo del vertedero global no es una exageración. El Servicio de

Estudios del Parlamento Europeo estima que entre 4,8 y 12,7

millones de toneladas de plástico acaban cada año en los

océanos e incluso llegan a formar inmensas islas de basura.

Este es un problema que afecta no solo a los ecosistemas marinos,

sino a nosotros mismos. Ya hay estudios que han encontrado

microplásticos dentro de nuestros cuerpos y lo más

probable es que hayan llegado a nuestra cadena alimenticia a

través de la fauna marina. Hablamos, por tanto, de un problema

sanitario de primer orden.

El rayo de esperanza aquí es el cambio en la normativa; por

ejemplo, el de la producción de plásticos: la Unión Europea ha

aprobado una directiva que prohíbe la fabricación de utensilios

de plástico de un solo uso a partir de 2021.

Por supuesto, que una ingente cantidad de plásticos termine

en el océano pone en peligro a numerosas especies marinas,

muchas de las cuales ya están en jaque por la sobreexplotación

pesquera.

Tal vez uno de los mejores ejemplos lo representan especies

como el atún o el bacalao, cuyo número ha disminuido en un

90% en las últimas seis décadas. Esto nos lleva a un escenario

muy real en el que la pesca marina puede terminar desapareciendo

en la mayoría de caladeros del mundo si seguimos aplicando

la fórmula actual: ecosistemas marinos contaminados,

sobreexplotación pesquera y aumento de la temperatura del

agua.

Tampoco ayuda que los mares y océanos sean cada vez más

ácidos como consecuencia del aumento de CO 2 en la atmósfera.

Esto afecta, de nuevo, a las criaturas más sensibles de la

cadena trófica y a todo el equilibrio del ecosistema marino.

Las consecuencias de la acidificación de los océanos no son

inmediatas ni fácilmente perceptibles por los humanos –de ahí

que el problema haya estado en un segundo plano hasta ahora–.

Sin embargo, la subida de las temperaturas de los océanos

tiene otra cara aún más visible: los grandes desastres naturales

que cada vez se producen con mayor frecuencia y virulencia,

como tifones y huracanes.

https://youtu.be/_o_1PhBYDsI

E incluso las especies invasoras son susceptibles de aprovecharse

del cambio climático; no es casual que en los últimos

años las costas españolas hayan sufrido plagas de medusas

cada vez más intensas y molestas. Ante la falta de depredadores

naturales, estas especies se reproducen sin control y terminan

invadiendo grandes zonas costeras.

¿Cómo lo solucionamos?

No hay una solución fácil a la contaminación de los océanos.

Son muchos los países, organismos y sectores productivos que

se deben poner de acuerdo, y ni siquiera proyectos tan inspiradores

como The Ocean CleanUp pueden marcar la diferencia

en esta batalla.

Así que toca organizarse y empezar a atajar, uno por uno, los

males que aquejan a nuestros océanos, empezando por el tipo

de energía que producimos y terminando por el control de lo

que llega a los océanos. En eso consiste el Tratado Global de

los Océanos, un «compromiso» de la ONU para redactar el

plan que salvará a nuestros océanos a partir de 2020.

Fuente: El Blog de Caixabank

Precisamente ese es otro de los puntos clave que nos indica

que los océanos se están transformando –para mal– a marchas

aceleradas. Según los estudios publicados por la revista

Science este pasado mes de enero, en 2018 se batió el récord

de aumento de temperatura de los océanos. De nuevo, las

principales perjudicadas son las especies marinas, pero esta

vez aquellas que forman la base de la cadena alimenticia:

grandes arrecifes de coral y bancos de kril. Sin ellos, el resto

de especies están condenadas a la extinción.

Fuente

https://www.estrelladigital.es/articulo/mundo/batalla-cambioclimatico-disputara-oceanos/20190726135050380070.html

Revista Pesca octubre 2019 18


OLAS DE CALOR EN LOS OCÉANOS,

UNA SILENCIOSA CARA DEL

CAMBIO CLIMÁTICO

Christian Garavaglia

Preocupa el aumento de episodios más cálidos que lo habitual

en distintos océanos del mundo, con graves impactos ecológicos

y económicos. ¿Qué antecedentes hubo en las últimas décadas

y cuáles son las proyecciones a futuro?

¿Qué son las olas de calor en los océanos?

A escala local, estas olas de calor pueden ser inducidas por

un calentamiento anómalo del océano en la superficie del mismo

(causado por cambios en la temperatura del aire, vientos o

cobertura nubosa, por ejemplo), o como resultado de corrientes

horizontales o verticales y la mezcla en el océano circundante.

A menudo, estos procesos locales son forzados

por oscilaciones climáticas a gran escala.

El estudio liderado por Neil Holbrook muestra que algunos de

las olas de calor más intensas registradas entre 1982 y 2016

ocurrieron en el Océano Pacífico tropical oriental, durante los

eventos de El Niño.

Crece el interés en las olas de calor marinas, por sus fuertes

impactos ecológicos y económicos.

Mucho se viene hablando en los últimos años sobre las consecuencias

que tiene el aumento de la temperatura media global.

El concepto de cambio climático refiere a la sumatoria de

distintos desequilibrios que vienen documentándose en el planeta

en las últimas décadas, tales como el aumento en la frecuencia

de tormentas severas u olas de calor. Si hablamos

puntualmente de los océanos, el aumento del nivel medio del

mar y el derretimiento de glaciares aparecen siempre como las

consecuencias más inmediatas y palpables.

Según las conclusiones de Holbrook y sus colegas, El Niño no

solo es el impulsor primordial de las olas de calor oceánicas en

gran parte del Pacífico, sino también en otros como el Índico y

el Atlántico. Esta influencia es posible gracias a

las teleconexiones, vías atmosféricas y oceánicas a través de

las cuales las señales climáticas pueden comunicarse a lo largo

de miles de kilómetros.

Antecedentes registrados

Un estudio previo liderado por Frölicher y Laufkötter y publicado

también en “Nature” lista los casos más emblemáticos de

olas de calor marinas de los últimos años. En 2003, ocurrió un

evento destacado sobre el Mediterráneo noroccidental, con

aguas que alcanzaron temperaturas entre 3°C y 5°C por encima

del periodo de referencia 1982-2016.

Sin embargo, mucho menos se conoce y se ha hablado de

las olas de calor en los océanos. Un reciente estudio publicado

en “Nature”, señala que el interés en estos eventos transitorios

está creciendo como así también sus impactos ecológicos

y económicos potencialmente dramáticos.

Revista Pesca octubre 2019 19


Las consecuencias in situ de estas olas de calor pueden ser

la reducción de algas marinas, mortalidad de algunas especies

y el blanqueo de arrecifes de coral como se ha documentado

en los últimos años. Sin embargo, las consecuencias no se

limitan al océano, sino que también pueden alterar las condiciones

climáticas en la superficie terrestre. Por ejemplo, las

altas y anómalas temperaturas de la superficie del mar en el

noreste del Pacífico han aumentado la probabilidad de que se

repitan los tres inviernos secos que se dieron en California entre

2011 y 2014.

Las consecuencias son también económicas, dado que estos

fenómenos afectan de forma directa las actividades pesqueras,

la acuicultura e incluso el turismo.

Resumen de las olas de calor marinas más destacadas de los

últimos años. Fuente: nature.com

Una ola de calor marina de intensidad similar se dio en

la costa oeste de Australia en 2011, pero perdurando durante

nada menos que diez semanas. En esta ocasión, el fenómeno

de La Niña tuvo un rol destacado en este suceso.

La mayor ola de calor marina documentada recibió el nombre

de “The Blob” y ocurrió frente al sur de California entre 2013 y

2015, alcanzando temperaturas de hasta 6°C por encima de lo

normal. Las causas de este fenómeno se atribuyeron a fuertes

anomalías en la presión del nivel del mar, que impidieron la

pérdida de calor del océano a la atmósfera.

“Actualmente se carece de conocimientos sobre la progresión

futura de las olas de calor marinas en diferentes escenarios de

calentamiento global y el riesgo de eventos consecutivos, a

pesar de la sólida evidencia de que el calentamiento global

aumentará su frecuencia y su magnitud”, señalan Frölicher y

Laufkötter.

Fuente

https://www.meteored.com.ar/noticias/ciencia/olas-de-caloren-los-oceanos-una-silenciosa-cara-del-cambio-climatico.html

Consecuencias y proyecciones futuras

Revista Pesca octubre 2019 20


LA PESCA DE PALANGRE ESTÁ

ACABANDO CON LOS TIBURONES

Un nuevo estudio científico evidencia que una cuarta parte de

los hábitats oceánicos están alterada por la pesca

El tiburón blanco, considerado como una especie vulnerable,

comparte el 35% de su hábitat con la pesquería (BBC)

En muchos de los libros sobre pesca en el Mediterráneo escritos

entre los siglos XVIII y principios del siglo XX se describe la

abundancia de tiburones de tamaño medio. A día de hoy, ver

tiburones en el Mediterráneo es algo muy raro. El incremento

de la presión pesquera, sobre todo de la pesca de palangre, es

una consecuencia directa de su desaparición. De hecho, los

tiburones de muchas zonas del mundo se ven obligados a

compartir grandes partes de su hábitat con los barcos pequeros.

Un nuevo estudio, publicado en la revista Nature, constata que

la práctica de pesca de palangre invaden casi una cuarta parte

del área donde viven los tiburones. En algunas regiones,

esa invasiones aún mayor.

Esta práctica de pesca utiliza líneas que pueden alcanzar los

100 kilómetros e incluyen cientos de anzuelos, y es la práctica

de pesca la que atrapa a los tiburones más pelágicos (más

grandes).

Los tiburones pelágicos viven en aguas abiertas y muchas especies

migran largas distancias cada año. Para rastrear su movimiento,

David Sims de la Asociación de Biología Marina del

Reino Unido, Plymouth, y su equipo marcaron casi 1.700 tiburones

pelágicos con transmisores satelitales entre 2002 y

2017.

Un tiburón enredado en una red de pesca, que le causa escoliosis

(Daniel Cartamil)

El equipo también registró el movimiento de los buques pesqueros

de palangre utilizando datos de los sistemas de identificación

automática instalados en muchos barcos.

De promedio en un mes un 24% del área oceánica donde habitaban

los tiburones se vio invadida de operaciones de pesca

de palangre. Esta peligrosa convivencia entre pesca y tiburón

varía según la zona. Del 8% en el este del Pacífico hasta el

38% en el suroeste del Océano Índico, pero las embarcaciones

pesqueras tienden a estar presentes en la mayoría de los lugares

del mundo con densidades particularmente altas de tiburones,

como frente a la costa de California (EEUU), y en el sur

de la Gran Barrera de Coral (Australia).

Los resultados muestran que los tiburones no tienen muchas

opciones cuando se trata de buscar refugio, dicen los autores,

quienes sugieren la creación de áreas protegidas alrededor de

hábitats importantes de tiburones.

Esta protección es particularmente importante porque muchas

especies de tiburones pelágicos se consideran amenazadas.

El Tiburón cailón (Lamna nasus), por ejemplo, está catalogado

como vulnerable y comparte el 47% de su espacio con la pesca

de palangre, y el tiburón de aleta corta (Isurus oxyrinchus)

se encuentra en peligro de extinción, este comparte el 37% de

su hábitat a nivel mundial con la pesquería, llegando

al 62% en el Atlántico norte. El gran tiburón blan-

Revista Pesca octubre 2019 21


co (Carcharodon carcharias) también se considera como una

especie vulnerable y el tiburón azul (Prionace glauca) casi

amenazado. Estos comparten sus hábitats un 35% y 49%,

respectivamente.

Artículo científico de referencia:

‘Global spatial risk assessment of sharks under the footprint of

fisheries’. Nuno Queiroz, Nicolas E. Humphries y David W.

Sims. Nature (2019) https://doi.org/10.1038/S41586-019-1444

-4

Fuente

h t t p s : / / w w w . l a v a n g u a r d i a . c o m / n a t u r a l / h e r o e s -

villanos/20190725/463692750166/tiburones-riesgo-pescapalangre-nuevo-estudio.html?facet=amp

LA PESCA DEL TIBURÓN NECESITA

AYUDA DE LOS ECOLOGISTAS

España está situada en el tercer puesto mundial en capturas

de condrictios

denuncia a los demás ni la pesca ilegal, que siempre hacen

otros. Tampoco tenemos que salir de Vigo para recordar que

aquí mismo Greenpeace denunció la pesca ilegal no declarada

y no regulada, identificando buques responsables atracados en

nuestro puerto. Apenas se necesitan unos minutos en Internet

para conocer las incontables campañas de Greenpeace contra

la pesca ilegal en todos los mares y contra las flotas implicadas.

No existe tal manía especial a nuestra flota.

GUSTAVO RIVAS

ANTÓN LOIS

Esta semana fue noticia un nuevo encuentro entre

Greenpeace y la flota palangrera en Azores, y, como es

habitual, los argumentos son siempre los mismos por este orden.

Greenpeace nos tiene inquina, no se meten con los demás

y los datos para justificar sus campañas son falsos.

La parte de los juicios de valor es opinable y relativo. No hace

mucho, en una campaña similar por la pesca sostenible, al

barco Esperanza se les recibió como héroes en Burela en su

entrada a puerto y, poco después, el mismo barco fue apedreado

en el puerto de Vigo con manifestación multitudinaria,

y unánime pidiendo su expulsión.

Esto enlaza con el siguiente argumento recurrente. Nunca se

Finalmente llegamos al último argumento: los datos, para los

que siempre recurro a mi viejo hermano de batalla y maestro

Sebas Losada, responsable de estos menesteres en Greenpeace

internacional. Para que no se nos acuse de tendenciosos

nos referiremos exclusivamente a los oficiales. Para empezar,

seguramente pensamos que la pesca de tiburones es un asunto

fundamentalmente de las flotas asiáticas, residual en nuestro

caso, pero no es cierto, somos una potencia mundial. La

FAO confirma que España capturó en 2011 nada menos que

89.212 toneladas de condrictios (tiburones, rayas, etc.), tercera

posición detrás de Indonesia e India. Más datos: una revisión

global de 1.041 subespecies de peces condrictios encontró

que una cuarta parte están amenazados, según la lista roja

de UICN por sobrepesca. Solo un tercio se consideran

«seguros», el dato más bajo entre vertebrados. Hace muy poco,

en mayo de 2019, el grupo experto en tiburones de la

IUCN actualizó su evaluación para 58 especies, de las que un

tercio, 17, fueron clasificadas como amenazadas de extinción.

Vamos con una de estas especies como ejemplo de caso, el

marrajo dientuso. Según ICCAT, con capturas de cero toneladas

el marrajo dientuso tendría un 53 % de posibilidades de

recuperar su población… en 2045. Solo España desembarcó en

Revista Pesca octubre 2019 22


el 2017 (dato de Cepesca) 3.000 toneladas de esta especie

catalogada por la comunidad científica como amenazada. El

mismo sector que intentó que se evitara considerar en extinción

a dicha especie, como años antes intentó que no se

prohibiera el finning (la corta de aletas) a la flota europea.

Pero esta discusión no es nueva. Hace veinte años que los

informes científicos empezaron a alertar del peligro de sobrepesca

de tiburones. Se argumentó entonces por el sector que

no existían datos suficientes. Paralelamente, lejos de aplicar el

principio de precaución y reducir la presión pesquera (o al menos

mantenerla) se hizo lo contrario: aumentar las capturas

durante esas dos décadas. Hoy ya existen «datos suficientes»

que confirman que esta pesquería está al borde del colapso. El

argumento ahora es el «impacto socioeconómico» de reducir

las capturas.

¿Qué impacto socioeconómico tendrá extinguir las especies?

Los tiburones no necesitan a los pescadores para sobrevivir, es

el sector pesquero quien los necesita para garantizar su supervivencia.

Los ecologistas por defender no solo la legalidad,

sino dicha sostenibilidad, no somos el enemigo, bien al contrario,

deberían vernos como aliados y trabajar conjuntamente,

como ya hace buena parte de la flota artesanal en Galicia. Los

tiburones ya estaban en este planeta antes de los dinosaurios.

Fuente

Nuestra especie, que no los vio llegar, puede hacerlos desaparecer.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/vigo/2019/06/30/pescatiburon-necesita-ayudaecologistas/0003_201906V30C4992.htm

¿POR QUÉ EL OCÉANO ES

IMPORTANTE PARA EL HOMBRE?

Sólo hay un Océano Mundial, que cubre el 72 % de la

superficie de la Tierra y es esencial para la humanidad.

Todos los seres humanos dependen del mar, incluso si

viven lejos o en el interior. Desempeña un papel en el

equilibrio social, económico y ambiental de todos los países

del mundo.

El océano libera más oxígeno a la atmósfera que todos

los bosques combinados de todo el mundo gracias a la

vegetación marina (fitoplancton).

El océano desempeña un papel fundamental controlando

el clima mundial: intercambia calor y gases con la atmósfera

a través de corrientes y de vientos en la superficie

del mar.

El océano es una fuente vital de proteína animal para mil

millones de personas alrededor del mundo.

Más el de 50% de la población mundial vive en las costas,

y será el 75% en el 2025.

El transporte por embarque marítimo representa el 90%

de las mercancías internacionales negociadas del mundo.

El océano contiene cantidades considerables de minerales

preciosos y de recursos energéticos tales como petróleo,

gas, sal, metales preciosos…

Cuenta con 140 millones de trabajos en pesca y acuicultura

y muchos más en el empleo indirecto en actividades

relacionadas con el mar (distribución de productos pesqueros,

envío, turismo, explotación minera, actividades

militares marinas, actividades relacionadas con la ciencia,

actividades recreativas…)

El océano tiene una fundamental importancia estratégica

política y militar.

ALGUNOS EJEMPLOS

Importancia de los recursos marinos vivos para la humanidad

El mantenimiento de la biodiversidad marina y los recursos

vivos del mar es esencial para el hombre: provee a

la gente el alimento, trabajos y renta. En muchos países

del mundo donde el nivel de proteína total es bajo, el

pescado y los productos del mar son la principal fuente

de proteínas animales. La pesca y la acuicultura proporcionan

empleo directo, pero también muchos trabajos

indirectos en la distribución y la transformación de los

productos del mar. Es de gran importancia económica

Revista Pesca octubre 2019 23


para muchas familias, pero también para los países que

exportan su producción. Así para las sociedades fuertemente

dependientes de pescado, estos recursos representan

seguridad alimentaria, pero también una seguridad

económica y social.

Importancia de las zonas costeras para la humanidad

Las áreas costeras son algunos de los ecosistemas más

productivos y biológicamente más diversos en el planeta.

Áreas como los humedales, manglares, estuarios y arrecifes

coralinos soportan no sólo una enorme variedad de

vida, sino también son el punto de partida de las principales

cadenas de alimento oceánicas, y tienen un papel

del “nursery” para muchas especies. Así, son esenciales

para el mantenimiento de la biodiversidad marina en el

sistema oceánico total. Los ecosistemas costeros también

proporcionan una gama de servicios que benefician

a la gente en todo el mundo: como un hábitat (la mayoría

de las ciudades grandes están establecidas en la costa),

ayuda a reponer las pesquerías, atrae el turismo y

otros negocios, y actúan como filtros naturales de las

aguas residuales. Han demostrado actuar como barreras

naturales contra la erosión, pero también contra tormentas

y tsunamis violentos.

Importancia de tener un océano limpio

Es esencial conservar un océano limpio para preservar

los recursos vivos del mar, la salud del hombre (evitar

los problemas de enfermedad ligados al bañarse o al

consumo del alimento marino), y preservarlos tiene valor

económico y social (recursos vivos para consumo, ventajas

ligadas al turismo y otros pasatiempos, contienen los

costos ligados a problemas sanitarios, a problemas sociales

vinculados al desempleo después de un derrame de

petróleo por ejemplo…)

Importancia del océano para la regulación del clima

Los océanos regulan el equilibrio mundial del clima terrestre:

absorben calor y lo redistribuyen alrededor del

mundo por medio de las corrientes y de la interacción

con la atmósfera. También absorben los gases y gran

cantidad de CO2, que causa la modificación química del

agua por acidificación. Es esencial en la regulación del

cambio climático, hoy los océanos están profundamente

afectados por él. El flujo de las principales corrientes,

una de las fuerzas impulsoras de los océanos, puede

cambiar.

Evaluación del valor de los recursos y servicios del

océano

A través de la historia, el océano ha sido siempre una

cuestión crucial: su interés geopolítico radica en el hecho

de que el control de las rutas marítimas permitió la supremacía

militar y comercial. En el pasado, el valor del

mar y de los ecosistemas costeros fue evaluado generalmente

por los recursos que proporcionan (pescados y

otros recursos vivos, recursos minerales, arena, madera

de los manglares, productos químicos extraídos de mamíferos

marinos…), pero se ha ignorado el valor de otros

servicios que el océano proporciona: la economía de la

recreación y turismo, comunicación y transporte comercial,

ventajas sociales (empleo) y beneficios ecológicos

como la regulación del clima terrestre, y participación en

el ciclo del agua, recibiendo y tratando los deshechos,

protección de líneas de costa contra tsunamis y olas,

produciendo el oxígeno por el plancton vegetal, siendo

un reservorio de biodiversidad… Gradualmente, los administradores,

los encargados de políticas y los ciudadanos

están comenzando a reconocer el valor de estos servicios

proporcionados por los océanos al hombre.

ALGUNOS HECHOS Y FIGURAS

Importancia de las pesquerías para el hombre

1. Las capturas de pesquerías y de acuicultura suministraron

al mundo de alrededor de 106 millones de toneladas

de alimento de pescado en el 2004, proporcionando

un evidente suministro per. cápita de 16.6 kilos (peso

vivo equivalente). En total, el pescado proveyó a más de

2.6 mil millones personas de al menos 20 por ciento de

su promedio per. cápita de proteína animal.

2. Las red de exportaciones de pesquerías de los países

en vías de desarrollo han demostrado una tendencia en

aumento continuo en las últimas dos décadas, creciendo

de US$ 4.6 mil millones en 1984 a US$ 20.4 mil millones

en el 2004. Estas cifras son significativamente mayores

que para otras materias agrícolas tales como arroz, café

y té.

Importancia de las áreas costeras para el ser humano

3. Las áreas costeras abarcan el 20 por ciento de la su-

Revista Pesca octubre 2019 24


perficie de la Tierra y contienen más del 50 por ciento

del total de la población humana.

5. Los ecosistemas costeros producen el 90 % de las

pesquerías mundiales y casi el 80 % de especies conocidas

de peces marinos (13.200 especies).

3. Los arrecifes y manglares protegen el litoral absorbiendo

por lo menos entre el 70-90 por ciento de la

energía de olas generadas por el viento.

4. Sobre 1.200 de los principales estuarios, lagunas y

fiordos de todo el mundo, se identificó que cubrían un

área de cerca de 500.000 km2. Cuentan con aproximadamente

el 80% de la descarga de agua dulce mundial.

El 62% estos estuarios importantes se ubican a 25 kilómetros

de ciudades con 100.000 o más habitantes.

Importancia de las actividades en el mar (transporte,

pesca, producción de gas o petróleo fuera de la costa…)

5. El 90 % del tonelaje de comercio internacional mundial

se transporta por barcos.

6. Hay 6.000 instalaciones fuera de la costa de petróleo

y de gas operando en todo el mundo que proporcionan

cerca de 25 a 30 por ciento del suministro de energía

mundial.

Importancia de los océanos en el equilibrio del

clima

7. Los océanos pueden absorber alrededor de mil veces

más calor que la atmósfera. De esta manera crean una

inercia masiva en el cambio climático, que retrasa su

inicio, pero se aseguran que una vez que comience, no

puede ser revertido al menos en varios siglos.

8. Cerca del 90 % del contenido total del carbón del

mundo está ubicado en el fondo del océano, sobre todo

en la forma de biomasa muerta. El fitoplancton sólo vive

alrededor de un día o dos, y cuando muere, se hunde al

fondo. Por lo tanto, en tiempo geológico, el océano se ha

convertido en el principal reservorio de almacenaje para

el dióxido de carbono atmosférico.

Evaluación del valor económico del océano

9. El turismo desempeña un papel importante en la economía

de muchas naciones costeras (25 % de total de la

exportación en el Pacífico y 35 % en las islas del Caribe).

10. El valor económico anual total de los arrecifes se ha

estimado entre US$ 100.000 y US$ 600.000 por km2

(según áreas y evaluaciones nacionales) y el valor de los

manglares en más de US$ 900.000 por km2.

11. La mejor estimación sugiere que el valor de los servicios

globales del océano sería de alrededor de US$ 23

trillones por año, solo levemente menor que el PBI mundial.

Fuente

http://mardechile.cl/wordpress/?p=6615

El potencial pesquero que Perú posee por sus posibilidades de extracción del recurso anchoveta, lo coloca en una

posición privilegiada dentro del contexto mundial. Sin embargo, más allá del análisis económico se hace necesario

una reflexión más profunda que vaya más allá de la aritmética de la economía global.

El Estado no interviene nada más que dando el marco regulatorio dirigido a cumplir metas de control biológico y de

protección. Las medidas comúnmente aplicadas son: las vedas, las cuotas, limitaciones al tamaño mínimo, control

de artes y sistemas de pesca, etc. El objetivo de este ordenamiento es la preservación de las especies más explotadas,

restringiendo la presión sobre su biomasa en etapas críticas.

Todo el movimiento exportador genera ganancias, y se realiza dentro de las normas legales vigentes; pero se hace

con un recurso natural que es patrimonio de la Nación y que debe ser regulado por el Estado para que alcance a

todos sus propietarios, o sea todos los ciudadanos peruanos. Es por eso que existen los impuestos y los derechos de

pesca.

Revista Pesca octubre 2019 25


Eneko Aierbe

SALVEMOS NUESTROS MARES

Coordinador de pesca de Ecologistas en Acción

Cuando nos aproximamos a cualquier orilla de cualquier parte

del mundo o cuando nos asomamos a la cubierta de un barco

que navega por alguno de los océanos, la sensación que tenemos

los humanos es de pequeñez. O de inmensidad. Pequeñez

la nuestra e inmensidad del mar, de los océanos. Siempre ha

sido así. Hasta tal punto que hasta hace bien poco pensábamos

que no podíamos hacer nada ante esa inmensidad. Hiciésemos

lo que hiciésemos seríamos incapaces de alterarla.

Por desgracia, desde hace unos años vemos que esto no es

así. Primero fueron señales de agotamiento de algunas poblaciones

pesqueras, en zonas concretas, que no se pescaban

como antes o que cada vez había que estar más horas o ir

más lejos para pescar lo mismo; episodios de contaminación

localizados; zonas del mar en donde la cantidad de oxígeno

empezaba a estar por debajo de lo que permite un desarrollo

normal de los ecosistemas… Pero cada vez las señales son

más alarmantes.

Por otro lado, la sensación de que el mar todo lo depuraba ha

dado paso a darnos cuenta de todos los contaminantes que ha

ido acumulando a lo largo del tiempo. Los que se pueden degradar

pueden tener una afección local en difusores de emisarios,

depuradoras o vertidos puntuales accidentales o no. Pero

los que no se degradan, al tratarse de compuestos sintéticos,

se van acumulando a lo largo del tiempo y, en muchos casos,

pasan a la cadena trófica sufriendo procesos de biomagnificación.

Es decir, que lo ingerido por los pequeños organismos de

la base de la pirámide alimenticia se acumula en los grandes

que están arriba del todo. Uno de esas especies somos nosotros.

La crisis climática es cada vez más evidente y en los océanos

se manifiesta especialmente virulenta con ascensos del nivel

del mar que conllevan la destrucción de ecosistemas costeros

(y, lógicamente también poblaciones e infraestructuras que

nos hemos empeñado en construir al borde mismo del mar). El

calentamiento del agua del mar que conlleva la migración de

especies hacia los polos con los consiguientes cambios en los

ecosistemas que se ven alterados de distinta forma al tener

que dar cabida a especies que no eran conocidas en esas latitudes

y con quienes no ha habido tiempo de establecer un

equilibrio. El aumento de la acidez del agua que conlleva el

estrés de los organismos calcáreos y su paulatina desaparición.

Y muchos otros síntomas.

Mención aparte merecen las basuras, y los plásticos en concreto,

en el problema de la contaminación. Ha sido necesario ver

que el mar ya no soportaba mayor cantidad de basuras y que

nos las devolvía una y otra vez en las playas y a lo largo de

toda la costa, para darnos cuenta del enorme problema que

tendremos que afrontar durante los próximos siglos. Porque se

han descubierto plásticos en los lugares más remotos e inaccesibles

del planeta, incluso a más de 10000 m de profundidad

en las fosas de las marianas. Por no hablar de los microplásticos,

esos que casi ni vemos.

Y por último uno de los problemas más serios en lo que respecta

a la biodiversidad como es la sobrepesca. Una pesca

industrial descontrolada amenaza hoy en el planeta a un gran

Revista Pesca octubre 2019 26


número de especies tal y como ha señalado recientemente el

informe IPBES auspiciado por la ONU. Las aguas europeas no

se libran de este problema puesto que un 41% de las poblaciones

pesqueras del Atlántico y un 87% de las del Mediterráneo

siguen, a día de hoy, sufriendo una pesca excesiva según

el último informe facilitado por los asesores científicos de la

Unión Europea.

Por todo ello, por la magnitud de estas amenazas a las que

sometemos a los mares, y por la creciente concienciación ambiental

de la sociedad europea, la Unión Europea se dotó de

una serie de normas y directivas de obligado cumplimiento

que pretendían mejorar el estado de los mares europeos. Cabe

mencionar específicamente dos: la Política Pesquera Común

cuyo objetivo principal es conseguir una pesca sostenible

para todas las poblaciones pesqueras para el año 2020 y

la Directiva sobre la Estrategia Marina cuyo principal objetivo

es que todos los mares alcancen el Buen Estado Ambiental

en 2020. Son objetivos ambiciosos pero creemos que son

lo mínimo si queremos asegurar el futuro de nuestros mares.

Así pues, el año que viene es un año clave para medir cómo

vamos con los deberes en lo que respecta a tener unos mares

más saludables y resilientes ante los severos cambios que se

avecinan. Desde Ecologistas en Acción vemos con preocupación

que estos objetivos no van a ser alcanzados y, lo que es

peor, que no parece que a los responsables de que vayamos a

suspender les importe demasiado. Es por ello que hemos decidido

sumarnos a una iniciativa puesta en marcha por organizaciones

ambientales de Europa para reunir el máximo número

de apoyos con el objetivo de hacer ver a los ministros de Pesca

y a los de Medio Ambiente que se tomen en serio la normativa

aprobada por sus respectivos gobiernos y que hagan todos

los avances necesarios para alcanzar los objetivos el año

que viene. El futuro de los mares lo requiere. La campaña se

llama ‘Salvemos nuestros mares’ y esperamos que te unas a

nuestra petición.

Fuente

https://contrainformacion.es/salvemos-nuestros-mares/

¿EL FIN DE LA VIDA EN EL MAR?

La mayor acumulación de plásticos encontrada en los océanos

a nivel mundial se ubica entre Hawai y California, esta zona es

conocida como “El Gran Parche de Basura del Pacífico” y está

conformado por 80 mil toneladas de plástico. La superficie es

tan grande que el espacio que abarca equivale a tres veces el

tamaño de Francia.

La mayor acumulación de plásticos encontrada en los océanos

a nivel mundial se ubica entre Hawai y California. Foto: Francis

Perez

La contaminación provocada por el uso de plásticos es una de

las mayores amenazas que enfrentamos en la actualidad. Al

ser un material muy versátil y usualmente económico, se convierte

en uno de los más utilizados. Se estima que la mitad de

todo el plástico que se produce está diseñado para ser utilizado

una sola vez y esto está trayendo severas consecuencias a

nivel ambiental, recordemos que el plástico se degrada, no

desaparece. El problema es tan grave que se estima que, si

seguimos con este patrón, habrá más plástico que peces en el

océano para el año 2050.

Desde los años 70’s se ha analizado esta área, pero el estudio

más grande a la fecha fue realizado por el equipo de investigación

de la organización Ocean Cleanup. Apoyándose de un

equipo conformado por 30 barcos, 652 redes para muestrear

la superficie y aeronaves para obtener imágenes aéreas de la

basura, lograron recolectar 1.2 millones de muestras de plástico

que fueron identificadas y separadas en cuatro categorías:

1) Microplásticos (0.05 a 0.5 cm)

2) Mesoplástico (0.5 a 5 cm)

3) Macroplástico (5 a 50 cm)

4) Megaplástico (más de 50 cm)

Revista Pesca octubre 2019 27


La contaminación provocada por el uso de plásticos es una de

las mayores amenazas que enfrentamos en la actualidad. Foto:

Ocean Cleanup

Los resultados fueron alarmantes y sorprendentes para muchas

personas. ¡El 46 por ciento de la masa total de los plásticos

está conformada por redes de pesca! El propósito de las

redes es que sean muy resistentes y duraderas, estas mismas

características son las que las convierten en un peligro. Sabemos

que las redes fueron creadas para capturar principalmente

a peces que serán destinados para consumo de la humanidad,

pero una vez que dejan de ser útiles, muchas veces quedan

varadas y terminan flotando en el océano junto con más

equipo de pesca (cuerdas, jaulas, etc.) provocando que cientos

de animales queden enredados y mueran.

La demanda por el consumo de peces y otros animales marinos

es la razón por la cual hay tantas redes de pesca causando

estragos. Además, estas redes no son selectivas, animales

como delfines, tortugas, tiburones y leones marinos terminan

agonizando entre las redes; también los grandes arrecifes de

coral se ven afectados.

La demanda por el consumo de peces y otros animales marinos

es la razón por la cual hay tantas redes de pesca causando

estragos. Foto: Vegan Outreach

El plástico impacta de manera directa nuestra salud, especialmente

si seguimos alimentándonos de peces. Durante el proceso

de bioacumulación, los químicos que se encuentran en

los plásticos ingresarán en el cuerpo del animal que lo ingiera

y cuando este animal se convierta en presa, los químicos ahora

estarán en el cuerpo de quien consuma dicho animal, este

puede ser nuestro caso. El consumo de plásticos (dependiendo

de la cantidad) según la US FDA puede ocasionar disrupciones

a nivel hormonal, problemas en el desarrollo en infantes, complicaciones

en la tiroides e incluso cáncer.

Si queremos ayudar a cientos de especies y al ecosistema marino,

reducir en medida de lo posible nuestro uso de plásticos

es una buena manera de comenzar, pero dejar a los peces y a

otras criaturas marinas fuera de nuestro plato incrementaría

de manera significativa nuestros esfuerzos individuales, que

terminarán sumando a los esfuerzos colectivos. Por tu salud,

por el planeta, por los animales, considera cambiar tus hábitos

de consumo, el tiempo se agota.

Fuente

https://www.sinembargo.mx/30-06-2019/3603072

Revista Pesca octubre 2019 28


SE ACABA EL BACALAO DEL MAR

DEL NORTE

ANTÓN LUACES, es columnista de MUNDIARIO. Está especializado en información marítima. @mundiario

El bacalao atraviesa una complicada situación en aguas de la

Unión Europea: al colapso del stock del Báltico oriental se suma

idéntica situación desde los años 90 en el stock del oeste

de Escocia.

Bacalao del Mar del Norte. / Diario Marítimo

La pesquería del bacalao vive en una crisis permanente

desde hace años en aguas del Mar del Norte. Pero ahora es el

Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM) el

que, tras anunciar el colapso de la especie en la zona indicada,

recomienda la reducción de los límites de captura en un 70%.

No es nada nuevo. El bacalao atraviesa una complicada situación

en aguas de la Unión Europea: al colapso del stock del

Báltico oriental se suma idéntica situación desde los años 90

del siglo pasado en el stock del oeste de Escocia. Y a ello hay

que sumar las peticiones ecologistas que plantean que la UE

siga las recomendaciones de los científicos si se quiere superar

la grave crisis de esa especie.

Mientras se mantiene la sobrepesca del bacalao en el Mar del

Norte, los científicos piden una reducción de capturas del

70%, por lo que antes de seguir las recomendaciones científicas

deberá de ser cumplida la obligación legal de pescar de

forma sostenible en 2020 y años posteriores, tal y como formula

el responsable de pesca de Oceana Europa, Javysier López.

El bacalao, como muy bien conoce el sector pesquero gallego

(que apenas dispone ya de barcos que lo capturen, por prohibición

expresa de la Comisión Europea) es una especie muy

importante tanto desde el punto de vista ecológico como del

comercial. Son las flotas del Reino Unido, Dinamarca y Noruega

las que lo capturan en el Mar del Norte. Este stock alcanzó

un pico de 270.000 toneladas en los años 70 y en 2006 se

desplomó a tan solo 44.000.

Desde entonces y tras una década de esfuerzos para recuperarlo,

en 2017 se consideró como una opción sostenible. Como

tal se promocionó, haciéndolo aparecer como un caso de éxito

de la recuperación de un stock pesquero a punto de colapsar,

como recuerda la organización Oceana. Desde entonces, los

ministros de pesca de la Unión Europea han fijado con frecuencia

Totales Admisibles de Capturas (TAC) por encima de

las recomendaciones científicas. A pesar de ello, es precisamente

Oceana la entidad que alerta de que el bacalao puede

tardar décadas en recuperarse del colapso.

Para la UE, sin embargo, existen desde 2010 "signos de cierta

recuperación del bacalao de Terranova" lo que, a su juicio,

está permitiendo un incipiente, aunque discreto, retorno de

esta flota a su caladero tradicional.

La cuota española para el año 2019 se reduce a un total de

14.462 toneladas: 11.562 en las zonas I y IIb (Svalbard) y

2.900 en las zonas I y II en aguas de Noruega.

Hace más de 500 años del inicio de la actividad extractiva del

bacalao por la flota española, que en los siglos XVI y XVII tuvo

una gran importancia. Las aguas de Terranova y Groenlandia

fueron el más importante caladero para los barcos gallegos y

vascos; pero el establecimiento por Naciones Unidas de las

Revista Pesca octubre 2019 29


Zonas Económicas Exclusivas (ZEE) de los países ribereños en

1977 (con esta medida las aguas internacionales se alejaron

desde las 12 a las 200 millas de la costa) y el posterior colapso

(década de los 90) del stock del bacalao en aguas del Atlántico

Noroeste produjeron además de una drástica disminución del

número de unidades pesqueras, un cambio de zona de actividad

siendo actualmente el Mar de Barents su principal caladero,

reservado en exclusiva a la flota bacaladera. El nivel de los

TAC en el Mar de Barents es fijado anualmente en los meses

de octubre o noviembre por una comisión ruso-noruega

(Estados costeros de este mar). Las cuotas españolas de bacalao

en el Mar de Barents se publican cada año en un Reglamento

comunitario que establece las posibilidades de pesca

disponibles en aguas de la Unión Europea.

Pese a que la caída de la tasa general de sobrepesca en el

Atlántico Nordeste y Mar del Norte se estimaba en más del

80% hace una década, en la actualidad esa tasa es del 40%.

Los esfuerzos para acabar con ella se han estancado en los

últimos años. Y no se dan señales de mejoría a corto plazo,

con lo que ya son muchas las voces que proclaman el final de

esa pesquería tan necesaria para las flotas bacaladeras de España

(Galicia y País Vasco) y Portugal. @mundiario

Fuente

https://www.mundiario.com/articulo/economia/acaba-bacalao-marnorte/20190629193537156870.html

EL SER HUMANO DESTROZA LOS

FONDOS MARINOS

Los océanos de todo el mundo se pueden enfrentar a daños

severos e irreversibles a menos que se establezcan salvaguardas

ambientales más estrictas para protegerlos de los riesgos

de la minería en aguas profundas, advierte el informe In Deep

Water (En aguas profundas)), publicado hoy por Greenpeace.

Al poner el foco sobre esta amenaza emergente, el estudio

revela que la industria minera de aguas profundas es consciente

de que sus actividades podrían provocar la extinción de

especies únicas y pide a los gobiernos que acuerden un sólido

Tratado Mundial de los Océanos en Naciones Unidas que ponga

la conservación -y no la explotación- en el centro de la gobernanza

de los océanos.

“La salud de nuestros océanos está estrechamente vinculada a

nuestra propia supervivencia. A menos que actuemos para

protegerlos, la minería de aguas profundas podría tener consecuencias

devastadoras para la vida marina y la humanidad “,

ha declarado Louisa Casson, de la campaña de Protección de

los Océanos de Greenpeace. “Las profundidades marinas son

el ecosistema más grande del planeta y el hogar de criaturas

únicas que apenas comprendemos. Esta industria codiciosa

podría destruir las maravillas de las profundidades del océano

incluso antes de que tengamos la oportunidad de estudiarlas”.

Hasta la fecha, la comunidad científica sólo ha explorado o

muestreado alrededor del 0,0001% del lecho marino profundo.

El informe de Greenpeace cita a científicos, gobiernos, ecologistas

y representantes de la industria pesquera, que alertan

de las amenazas inevitables a la vida marina en amplias áreas

de los océanos de todo el mundo debido a la maquinaria minera

y a la contaminación tóxica asociada si los gobiernos permiten

que comience la minería en aguas profundas. El informe

también explica cómo la minería de aguas profundas podría

empeorar la crisis climática al interrumpir las reservas de

“carbono azul” en los sedimentos del fondo marino.

Aunque la minería comercial en alta mar aún no ha comenzado,

ya se han otorgado 29 licencias de exploración a países

como China, Corea, Reino Unido, Francia, Alemania y Rusia,

que han reclamado vastas áreas del océano Pacífico, Atlántico

e Índico, cubriendo un área de alrededor de un millón de kilómetros

cuadrados, casi dos veces la superficie de España. La

filial del gigante estadounidense de armas Lockheed Martin

cuenta con dos licencias de exploración expedidas por Reino

Unido.

El informe también destaca la debilidad de la actual fragmentación

en la gobernanza de los océanos, con la Autoridad Internacional

de los Fondos Marinos (ISA, por sus siglas en inglés),

el organismo de la ONU responsable de regular la industria

minera de aguas profundas, priorizando los intereses corporativos

por encima de una protección marina firme.

“La ISA no es apta para el propósito de proteger nuestros

océanos. Está más preocupada por promover los intereses de

la industria minera de aguas profundas y hacer lobby para no

lograr un firme Tratado Global de los Océanos”, ha señalado

Casson.

“Es fundamental que los gobiernos acuerden un Tratado en la

ONU lo suficientemente sólido como para allanar el camino

para la creación de una red de santuarios marinos que dejen

fuera del alcance todas las formas de explotación industrial,

incluida la minería en aguas profundas. También necesita hacer

cumplir los más altos estándares ambientales para impedir

actividades de este tipo en los santuarios”, ha concluido.

Revista Pesca octubre 2019 30


La publicación de este informe tiene lugar al mismo tiempo

que el barco ‘Esperanza’ de Greenpeace se dirige hacia mitad

del Atlántico, donde realizará una nueva investigación en la

Ciudad Perdida, una formación espectacular de chimeneas

hidrotermales activas que se elevan sobre el fondo marino y

pueden contener pistas sobre el origen y evolución de la vida.

A pesar de que esta zona ha sido declarada Patrimonio de la

Humanidad por la Unesco, la Ciudad Perdida se encuentra bajo

amenaza después de haber sido incluida en un área de la

Cordillera del Atlántico Medio por un contrato de exploración

minera en alta mar otorgado por la ISA al Gobierno polaco en

febrero de 2018.

Los océanos de todo el mundo se pueden enfrentar a daños

severos e irreversibles a menos que se establezcan

salvaguardas ambientales más estrictas para protegerlos

de los riesgos de la minería en aguas profundas,

advierte el informe In Deep Water (En aguas profundas), publicado

hoy por Greenpeace.

Al poner el foco sobre esta amenaza emergente, el estudio

revela que la industria minera de aguas profundas es consciente

de que sus actividades podrían provocar la extinción

de especies únicas y pide a los gobiernos que acuerden un

sólido Tratado Mundial de los Océanos en Naciones Unidas

que ponga la conservación -y no la explotación- en el centro

de la gobernanza de los océanos.

“Las profundidades marinas son el ecosistema más grande del

planeta y el hogar de criaturas únicas que apenas comprendemos.

Esta industria codiciosa podría destruir las maravillas

de las profundidades del océano incluso antes de que tengamos

la oportunidad de estudiarlas”. Hasta la fecha, la comunidad

científica sólo ha explorado o muestreado alrededor del

0,0001% del lecho marino profundo.

El informe de Greenpeace cita a científicos, gobiernos, ecologistas

y representantes de la industria pesquera, que alertan

de las amenazas inevitables a la vida marina en amplias

áreas de los océanos de todo el mundo debido a la maquinaria

minera y a la contaminación tóxica asociada si los gobiernos

permiten que comience la minería en aguas profundas.

El informe también explica cómo la minería de aguas profundas

podría empeorar la crisis climática al interrumpir las reservas

de “carbono azul” en los sedimentos del fondo marino.

“La salud de nuestros océanos está estrechamente vinculada a

nuestra propia supervivencia. A menos que actuemos para

protegerlos, la minería de aguas profundas podría tener consecuencias

devastadoras para la vida marina y la humanidad “,

ha declarado Louisa Casson, de la campaña de Protección de

los Océanos de Greenpeace.

Aunque la minería comercial en alta mar aún no ha comenzado,

ya se han otorgado 29 licencias de exploración a países

como China, Corea, Reino Unido, Francia, Alemania y Rusia,

que han reclamado vastas áreas del océano Pacífico, Atlántico

e Índico, cubriendo un área de alrededor de un millón de kilómetros

cuadrados, casi dos veces la superficie de España. La

filial del gigante estadounidense de armas Lockheed Martin

cuenta con dos licencias de exploración expedidas por Reino

Unido.

El informe también destaca la debilidad de la actual fragmentación

en la gobernanza de los océanos, con la Autoridad

Internacional de los Fondos Marinos (ISA, por sus siglas

en inglés), el organismo de la ONU responsable de regular la

industria minera de aguas profundas, priorizando los intereses

corporativos por encima de una protección marina firme.

“La ISA no es apta para el propósito de proteger nuestros

océanos. Está más preocupada por promover los intereses de

la industria minera de aguas profundas y hacer lobby para no

lograr un firme Tratado Global de los Océanos”, ha señalado

Casson.

“Es fundamental que los gobiernos acuerden un Tratado en la

ONU lo suficientemente sólido como para allanar el camino

para la creación de una red de santuarios marinos que

dejen fuera del alcance todas las formas de explotación industrial,

incluida la minería en aguas profundas. También necesita

hacer cumplir los más altos estándares ambientales para impedir

actividades de este tipo en los santuarios”, ha concluido.

La publicación de este informe tiene lugar al mismo tiempo

que el barco ‘Esperanza’ de Greenpeace se dirige hacia mitad

del Atlántico, donde realizará una nueva investigación en la

Ciudad Perdida, una formación espectacular de chimeneas

hidrotermales activas que se elevan sobre el fondo marino

y pueden contener pistas sobre el origen y evolución de la vida.

A pesar de que esta zona ha sido declarada Patrimonio de la

Humanidad por la Unesco, la Ciudad Perdida se encuentra bajo

amenaza después de haber sido incluida en un área de la

Cordillera del Atlántico Medio por un contrato de exploración

minera en alta mar otorgado por la ISA al Gobierno

polaco en febrero de 2018.

Fuente: Greenpeace

Fuente

https://www.ecoticias.com/medio-ambiente/195300/El-serhumano-destroza-los-fondos-marinos

Revista Pesca octubre 2019 31


Revista Pesca octubre 2019 32


Revista Pesca octubre 2019 33


PROPIEDADES NUTRICIONALES

DEL PESCADO

El pescado constituye una fuente importante de nutrientes y contribuye a una dieta equilibrada y saludable.

Los pescados, en general, presentan un contenido calórico bajo, son buenas fuentes de proteínas de alto valor biológico, aportan vitaminas

tanto hidrosolubles como liposolubles así como algunos minerales. Además, muchas especies son ricas en ácidos grasos poliinsaturados

omega-3, cuyo beneficio para la salud cada vez es más patente.

El valor nutritivo va a depender de diferentes variables como la especie, la edad, el medio en el que vive, la alimentación o incluso la

época de captura.

Sus componentes principales son:

Proteínas: Su contenido proteico varía entre el 15 al 24% en función del tipo de pescado. Las proteínas son de alto valor biológico, al

contener aminoácidos esenciales para la vida, particularmente metionina, cisteina, treonina, lisina (imprescindible para el c recimiento

de los niños) y triptofano (imprescindible para la formación de la sangre).

Tabla 1. Contenido proteico de algunas especies de pescado.

% Pro te ína

Mer luz a 12

Len gu ad o 17

Ma gros ( bl ancos )

R ap e 17

Bac a la o 18

Pes c ad o

S em igr as os Trucha 16

C ab a ll a 15

Gras os ( azul es )

S ardina 17

S al món 20

Atún 23

Os tra 1 0 ,2

Mol uscos

Al me j a 1 0 ,7

Me ji lló n 1 0 ,8

Vie ira 19

C ig al a 15

Lan gos ta 18

C rustác eos

Néc ora 20

C ento llo 20

Ga m b a 21

Revista Pesca octubre 2019 34


Grasas: Su contenido varía entre un 0,1% y un 15%, y en función de la cantidad de grasa los pescados se pueden clasificar del siguiente

modo:

- Pescados blancos o magros (menos del 3% de grasa): bacalao, gallo, lubina, merluza, lenguado, rape.

- Semigrasos (del 3 al 5% de grasa): besugo, cabracho, dorada, rodaballo, trucha.

- Pescados azules o grasos (más del 5% de grasa pudiendo llegar al 15%): atún, bonito, caballa, boquerón, sardina, salmón.

- Mariscos (aproximadamente el 2% de la fracción comestible): almeja, cigala, gamba, mejillón, centollo.

Las grasas de muchas especies, principalmente de pescado azul, se caracterizan por su composición en ácidos grasos poliinsatu rados

omega.3, y en concreto ácido docosahexaenoico (DHA) y acido eicosapentaenoico (EPA), que en la actualidad se relacionan con l a

disminución de los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Tabla 2. Porcentaje de ácidos grasos del total de la grasa de algunas especies de pescado.

Ác. Araqu id ónico

(ω - 6)

EPA (ω DHA

- 3) (ω - 3)

Tota l

(ω - 3)

Bac a la o 1 ,5 1 6 ,3 3 6 ,1 5 3 ,1

C ab a ll a 6 ,9 1 1 ,2 2 2 ,8 4 1 ,2

S al món 2 ,8 1 1 ,0 2 0 ,0 3 9 ,9

S ardina 0 ,9 1 1 ,3 2 5 ,8 4 3 ,4

Len gu ad o 4 ,9 1 6 ,4 7 ,6 3 5 ,7

Trucha 1 ,4 5 ,1 1 6 ,8 3 0 ,1

Atún 4 ,1 7 ,5 2 6 ,4 3 7 ,6

Mer luz a 3 ,6 1 3 ,2 2 3 ,9 4 4 ,6

P al m íti-

Ác.

co

Ác.

co

Es te ári-

Ác. P al mi tol eico

Ác. O le ico

Ác. L inol ei co

(ω - 6)

Bac a la o 2 2 ,1 4 ,8 2 ,1 9 ,5 1 ,2

C ab a ll a 1 7 ,5 5 ,8 6 ,0 7 ,8 1 ,9

S al món 1 3 ,0 3 ,0 5 ,2 1 4 ,0 2 ,0

S ardina 1 4 ,5 4 ,9 7 ,0 1 5 ,4 1 ,4

Len gu ad o 1 6 ,5 3 ,6 1 5 ,3 1 2 ,2 1 ,4

Trucha 1 1 ,4 7 ,3 8 ,2 1 7 ,4 1 2 ,3

Atún 9 ,5 7 ,9 7 ,5 1 7 ,5 1 ,8

Mer luz a 9 ,1 7 ,9 3 ,3 1 5 ,4 1 ,9

Revista Pesca octubre 2019 35


Vitaminas: El pescado contiene cantidades variables de vitaminas hidrosolubles, fundamentalmente B1, B2, B3. Algunos pescados

como las sardinas, arenques, anchoas, son también ricos en vitamina B12. También contiene vitaminas liposolubles como la E, p resente

en diversos pescados en cantidades significativas y vitamina A y D abundante en su hígado.

Tabla 3. Contenido medio de vitaminas en el pescado.

Pes c ad os m a gros

Pes c ad os gr as os

Vit a min a A 50-1 0 0 UI 4000-6 0 0 0 UI 1

Vit a min a D 10-2 0 UI 8000-1 2 0 0 0 UI 2

Vit a min a B1 0 ,1 -0 ,4 m g 0 ,3 -0 ,4 m g

Vit a min a B2 0 ,2 -0 ,4 m g 0 ,3 -0 ,6 m g

Nico tin a mi d a 6 -1 2 m g 4 -8 m g

1 1 UI= 0,3 mg 2 1 UI = 0,025 mg

Minerales: El pescado fresco supone un aporte importante de sodio, que se ve incrementado en las conservas o cuando el pescado

se somete al ahumado o curado. El hierro, está presente en mayor cantidad en los pescados de mar, que en los de agua dulce. T ambién

es una buena fuente de potasio y el aporte de calcio es significativo si se ingiere con espinas. Minerales como yodo, ma gnesio,

fósforo o zinc se encuentran en menores proporciones.

Tabla 4. Minerales más representativos de los pescados y mariscos son (mg/100 g).

S odi o Pot as io C alc io Hierr o Yodo Fós foro

Atún 30-50 250-350 30-50 Apr ox . 1 0 ,0 5 200-220

Bac a la o 70-100 300-400 10-15 0 ,5 -0 ,7 0 ,1 -0 ,2 150-250

Mer luz a 100-120 250-350 30-50 1 0 ,0 1 -0 ,0 3 140-170

S al món 30-60 300-400 10-20 1 0 ,0 0 3 5 200-300

S ardina 120-140 300-400 50-100 2 -3 0 ,0 1 -0 ,0 2 200-300

Trucha 20-50 400-600 10-20 1 0 ,0 0 3 5 200-300

Lan gos ta 200-300 200-400 50-80 2 -3 0 ,1 -0 ,5 200-400

Me ji lló n 250-400 200-300 20-40 5 -6 0 ,1 -0 ,2 200-300

Revista Pesca octubre 2019 36


Todos estos componentes hacen del pescado un alimento esencial en nuestra dieta, siendo especialmente interesante el pescado

azul por su contenido en grasas cardiosaludables.

Tabla 5. Atributos nutricionales de distintas especies de pescado (en 100 g de parte comestible).

Fós foro

( mg )

Pot as io

( mg )

Vit.

(U. I. )

A Vit.

( mg )

B1 Vit.

( mg )

At ún 200 - 450 0 ,1 5 0 ,1 5

Bacalao 190 350 - 0 ,0 5 0 ,0 5

Besug o 220 - - - -

Br ót ola 180 280 - 0 ,1 0 ,2

Caballa 240 380 400 0 ,1 5 0 ,3 5

Co rvina 200 - - 0 ,0 4 0 ,1 2

Lenguad o 200 330 - 0 ,1 0 ,1

Merlu za 190 300 - 0 ,0 5 0 ,0 5

Mer o 200 - - 0 ,1 0 ,1

Salmón 200 - - 0 ,0 8 -

Sardina 300 - 55 0 ,0 2 0 ,1

Trucha 200 400 - 0 ,0 8 0 ,0 8

B2

K C al

Prot eín as

(g )

Gras a

(g )

S odi o

( mg )

C alc io

( mg )

Hierr o

( mg )

At ún 170 24 6 40 30 1

Bacalao 80 17 0 ,4 60 20 0 ,5

Besug o 100 20 2 ,5 - 15 1 ,8

Br ót ola 80 17 0 ,8 90 25 2

Caballa 180 20 11 95 15 2

Co rvina 90 19 1 ,4 - 42 1

Lenguad o 82 18 0 ,7 80 30 1

Merlu za 80 18 0 ,7 80 25 1

Mer o 84 18 0 ,8 - 25 1 ,5

Salmón 180 22 10 - 60 0 ,8

Sardina 190 20 13 100 80 2 ,5

Trucha 110 1 8 ,5 3 40 15 1

Autor/es

Redacción Infoalimentacion.c om

http://www.infoalimentacion.com/pescado/propiedades_nutricionales_pescado.htm

Revista Pesca octubre 2019 37


¿UNA ISLA SIN PECES?

CUBA BUSCA ENFRENTAR

PROBLEMA CON REFORMA LEGAL

Los cubanos consumen un cuarto de los alimentos marinos

que comían a fines de la década de 1980, según

datos oficiales, y sólo una fracción del promedio global

de consumo de pescado per cápita, lo que los ha llevado

a bromear con que son una isla sin peces.

La cantidad de peces de Cuba ha caído drásticamente

en las últimas décadas debido a la pesca excesiva y factores

ambientales, dicen científicos, lo que llevó el país

a aprobar el mes pasado una ley que impone nuevas

normas a la industria pesquera.

La Habana. Los habitantes del poblado pesquero cubano

de Cojimar, que inspiró la novela "El viejo y el

mar" de Ernest Hemingway, dicen que tienen problemas

para capturar peces.

La cantidad de peces de Cuba ha caído drásticamente

en las últimas décadas debido a la pesca excesiva y factores

ambientales, dicen científicos, lo que llevó el país

a aprobar el mes pasado una ley que impone nuevas

normas a la industria pesquera.

"Atrapamos menos, cerca de la mitad de lo que solíamos",

dijo Carlos Durán, un hombre de 63 años de piel

curtida que ha pescado por más de cuatro décadas.

"Algunas personas salieron 10 veces sin atrapar nada".

Cuba estima que la población de 54 especies que pesca

comercialmente, como meros y pargos, ha caído un

44% en los últimos cinco años y las capturas se han

desplomado un 70% en ese período.

La nueva política pesquera apunta a recuperar al menos

las existencias locales al frenar la pesca ilegal e implementar

la gestión científica de la cría de peces utilizando

cuotas y división en zonas para la captura.

La baja ha sido un golpe para la industria pesquera de

Cuba, que ya había sufrido el desmantelamiento de su

flota estatal de larga distancia porque no pudo mantenerla

luego del colapso de su antiguo benefactor, la

Unión Soviética.

El crecimiento de las granjas de cultivo piscícola no ha

logrado compensar la escasez, agravada por la disminución

de las importaciones del país. Gran parte de los

alimentos de origen marino que Cuba produce, como

langostas y camarones, se exportan para generar ingresos.

Si bien el país permite desde hace una década que pescadores

privados vendan su producción -aunque exclusivamente

al Estado-, la burocracia es un grave obstáculo

para su productividad.

Los cubanos consumen un cuarto de los alimentos marinos

que comían a fines de la década de 1980, según

datos oficiales, y sólo una fracción del promedio global

de consumo de pescado per cápita, lo que los ha llevado

a bromear con que son una isla sin peces.

La nueva política pesquera apunta a recuperar al menos

las existencias locales al frenar la pesca ilegal e implementar

la gestión científica de la cría de peces utilizando

cuotas y división en zonas para la captura.

Esas prácticas son cada más aceptadas a nivel global,

pero Cuba es pionera en el Caribe, según Daniel

Whittle, director senior del Environmental Defense

Fund, una organización sin fines de lucro que ha estado

asesorando a las autoridades cubanas sobre conservación

y pesca sustentable.

Whittle dijo que las prácticas también deberían volver a

la industria más resistentes a los nuevos desafíos, como

el cambio climático y la protección de su rica biodiversidad

marina, que incluye algunos de los arrecifes de coral

más prístinos del mundo. Si bien las prácticas podrían

afectar la oferta de peces en el corto plazo, deberían

aumentarla a la larga.

Fuente

https://www.americaeconomia.com/negocios-industrias/una-isla-sinpeces-cuba-busca-enfrentar-problema-con-reforma-legal

Revista Pesca octubre 2019 38


¿LA CORRIENTE DE HUMBOLDT UN

EFÍMERO ELDORADO?

© IRD / Arnaud Bertrand

Malas noticias para los pescadores de anchoveta de Perú

y Chile: el formidable ecosistema marino que los hace

vivir desde hace varias décadas podría ser solo un

efímero Eldorado. Los investigadores de los Laboratio

Mixto Internacioal PALEOTRACES (1) y Laboratio Mixto

Internacioal DISCOH (2) exploran la historia antigua de

la corriente de Humboldt, para anticipar su futuro.

"La corriente de Humboldt no siempre ha sido tan productiva",

afirma Arnaud Bertrand, biólogo marino del

IRD. “Este sistema oceánico del Océano Pacífico está

incluso hoy en la cima de su riqueza biológica en comparación

con los últimos 25 000 años. Y muchas pistas

sugieren que podría experimentar un empobrecimiento

significativo en el siglo XXI (3)."

¿La corriente de Humboldt? Este es el nombre de la circulación

marina que corre a lo largo de la costa oeste

de América del Sur. Impulsada por los vientos que soplan

paralelos a la costa, esta corriente provoca un aumento

en la superficie de las aguas venidas de las profundidades.

El fenómeno, conocido como surgencia,

drena grandes cantidades de nutrientes a la superficie

que permiten una gran producción primaria que abastece

a grandes poblaciones de zooplancton y peces.

El afloramiento más productivo del mundo

"Esta intensa actividad biológica y bacteriana consume

gran parte del oxígeno en el agua", explica el investigador

del IRD. La anchoveta, que soporta un agua pobre

en oxígeno, a diferencia de otras especies pelágicas como

la sardina o el jurel, es por lo tanto el recurso pesquero

más importante en estas costas sudamericanas.

La anchoveta es tan abundante que se ha desarrollado

en la región, desde la década de 1950, una gran actividad

pesquera alrededor de este pequeño pez con carne

grasa.

Involucrando a una real armada, tanto industrial como

artesanal, la captura de anchovetas moviliza mucha

mano de obra y una gran inversión. Es el tercer recurso

del PBI peruano y los cinco millones de toneladas que

se pescan cada año se procesan casi por completo en

harinas exportadas para alimentar ganado en todo el

mundo, salmón, cerdos, etc. Pero la población de anchoveta

que se desarrolla gracias a la prodigalidad natural

de la corriente de Humboldt varía significativamente

con el tiempo. Y los científicos están trabajando para

comprender en qué medida y por qué.

Hacer que los sedimentos hablen

"La observación de la dinámica de la población de peces

en la región hasta ahora se ha basado en estadísticas

de pesca y, por lo tanto, solo se remonta a unos 60

años", dice el paleo-ecólogo Renato Salvatecci, quien

realizó su investigación doctoral sobre este tema en el

IRD.

"Para conocer mejor sus variaciones temporales, fuimos

a investigar los sedimentos marinos. Dado el bajo contenido

de oxígeno de este entorno, los desechos orgánicos

se degradan poco y se conservan durante miles de

años", dice el científico, actualmente becario postdoctoral

en la Universidad de Kiel, Alemania.

Con el uso de dispositivos de extracción de testigos para

preservar la estratigrafía de los suelos muestreados, los

científicos recolectaron aluviones acumulados a lo largo

del tiempo en la plataforma continental, a unos cientos

de metros debajo de la superficie del Pacífico. Al estudiar

los restos de peces, escamas y vértebras, han logrado

rastrear la historia de las poblaciones marinas y

su abundancia específica en los últimos 25 000 años.

Utilizando análisis isotópicos y geoquímicos de los testigos

de sedimentos, también obtuvieron información sobre

el contenido de oxígeno y la producción de fitoplancton

a lo largo de este período. "Descubrimos que

la extraordinaria productividad de este ecosistema solo

ha comenzado a principios del siglo XX", indica el especialista

en sedimentos. La actividad pesquera industrial

se desarrolló en un momento muy excepcional en la historia

de la corriente de Humboldt. Y para los científicos,

esto no es de buen augurio...

Disminución anunciada

Revista Pesca octubre 2019 39


"Independientemente de la fuerte presión antrópica

ejercida sobre el recurso, el sistema cambiará necesariamente

a un nivel más bajo de productividad en el

contexto del cambio climático", estima Arnaud Bertrand.

Al comparar las observaciones del clima anterior y las

predicciones de los modelos climáticos, los científicos

proponen un posible escenario para el siglo XXI. Según

ellos, la corriente de Humboldt podría moverse más o

menos abruptamente hacia condiciones cercanas a las

observadas hace 11 500 a 19 000 años: una baja productividad

primaria, una intensificación de la deficiencia

de oxígeno del agua y una baja productividad peces pelágicos,

anchovetas, sardinas...

"Estas perspectivas deberían alentar a los actores a anticipar

la disminución anunciada del recurso. Una mejor

valoración de las capturas, que ya no estarían destinadas

a transformarse en simples "forrajes" para la ganadería,

sino que se utilizarían directamente para el consumo

humano, permitirían mantener un alto nivel de

empleo en el sector pesquero de la región” concluye

Arnaud Bertrand.

2. Laboratorio Mixto Internacional "Dinámica del sistema

de corriente de Humboldt" (Unidades Mixtas de Investigación

IRD MARBEC LOCEAN, LEMAR y GET / Instituto

del Mar del Perú - Callao, Perú)

3. Renato Salvatteci, Dimitri Gutierrez, David Field, Abdel

Sifeddine, Luc Ortlieb, Sandrine Caquineau, Tim

Baumgartner, Vicente Ferreira & Arnaud Bertrand.

« Fish debris in sediments from the last 25 kyr in the

Humboldt Current reveal the role of productivity and

oxygen on small pelagic fishes », Progress in Oceanography,

28 mai 2019 ; doi : 10.1016/

j.pocean.2019.05.006

Contactos: Arnaud Bertrand - IRD / Renato Salvatteci -

Universidad de Kiel, Alemania

Fuente

https://peru.ird.fr/toda-la-actualidad/actualidades-delinstituto/la-corriente-de-humboldt-un-efimero-eldorado?

fbclid=IwAR3atciRpckPiokjrZYExzBjd3O1nqc6iSlFhxtVq-

I2UK6WpnoJGInirdY

Notas :

1. Laboratorio Mixto Internacional "Paleoclimatología

Tropical: Trazadores y Variabilidad" (Unidad Mixta de

Investigación IRD LOCEAN / Universidad Federal Fluminense-Niteroi,

Brasil / Universidad de Antofagasta - Antofagasta,

Chile)

• Cada armador y pescador posee como criterio básico y principal el hecho de que no tendrá en cuenta el resultado de sus decisiones

sobre el bienestar de la sociedad;

• No tiene en consideración el rendimiento del resto de los pescadores o armadores, ni el crecimiento o situación del stock;

• El armador o pescador bajo libre acceso no tiene incentivos para considerar dichas cuestiones, ya que lo no capturado por él,

será capturado por otro.

• En consecuencia, cada armador, cada empresa pesquera, cada pescador, actuarán guiados por la maximización de su renta

individual que le garantiza obtener un ingreso neto superior al que le correspondería en otras actividades alternativas.

• En la medida que la industria pesquera peruana posee una capacidad de capturas muy superior a la tasa a la que los ecosistemas

pueden reproducirse, significa que los recursos hidrobiológicos así como el capital no se están utilizando eficazmente.

De la misma forma, la globalización ha formalizado la desviación de la mayor parte de la producción pesquera de los mercados locales

y nacionales hacia los mercados de exportación, lo que crea una triple preocupación:

• Cómo se distribuyen los beneficios;

• Como repercute y qué efectos genera sobre los recursos hidrobiológicos, debido a la intensa presión sobre los mismos.

• Cómo afecta a la alimentación nacional el desvío de sus recursos alimentarios hacia el extranjero.

Revista Pesca octubre 2019 40


¿POR QUÉ FRANCIS MALLMANN

RENUNCIÓ A UNO DE SUS PLATOS

MÁS TRADICIONALES?

Esteban Pittaro/Aleteia Argentina

Shutterstock | lenisecalleja.photography

El salmón rosado a la sal salió del menú habitual de los restaurantes

de este famoso cocinero y fue remplazado por otra

pesca. Descubre el motivo

Francis Mallmann, distinguido y destacado cocinero de origen argentino

pero con trayectoria en Europa y Estados Unidos dio un brusco viraje y

mutó uno de sus más tradicionales platos. El salmón rosado a la sal

salió del menú habitual de sus restaurantes y fue remplazado por otra

pesca, o eventualmente, por salmones salvajes. Mallmann se unió así al

reclamo de quienes advierten de los posibles efectos de los antibióticos

dados a los salmones de criadero, particularmente en criaderos de Chile.

Esta semana respaldó una acción de concientización en ese sentido en

la Patagonia Argentina, en Tierra del Fuego, donde se discute

la posible instalación en el Canal de Beagle de salmoneras. Una

reglamentación del Municipio de Ushuaia pone un freno a su instalación

dentro del tejido urbano, pero para evitar el desarrollo de esta industria

en las aguas argentinas del Canal se necesitarían normas y leyes superiores,

como una ley nacional.

Durante la acción, Mallmann sirvió sándwiches de centolla, una

especie autóctona que podría peligrar, consideran, si se radica la salmonicultura

con el formato utilizado al otro lado de la cordillera en Chile. El

cocinero pidió “cuidar los recursos naturales para los pescadores artesanales”

y advirtió sobre los antibióticos usados en la producción que

podría llevarse adelante en la zona.

Si bien quienes promueven la instalación sugieren que no habría impacto

directo de los antibióticos utilizados para aumentar la productividad

de las salmoneras en humanos, y que se tomarían todas las medidas

para evitar el impacto medioambiental, persisten las dudas y la resistencia

gana adeptos.

Un informe del Foro para la Conservación del Mar Patagónico y

Áreas de Influencia con motivo del proyecto de instalación de salmoneras

en el Canal, anunciado meses atrás y sobre el que el gobierno

aún no anunció avances, enumeraba como las principales consecuencias

ambientales de la industria las siguientes:

1. Escape de salmónidos e introducción de especies exóticas

que reemplacen a las autóctonas. En Chile, se han registrado

escapes de hasta un millón de especies en una ruptura de una

jaula.

2. Abuso de antibióticos y otras sustancias químicas por el reconocimiento

del alto volumen de antibióticos utilizados, tema

sobre el que ya advirtieron la OMS, la FAO y la OIE.

3. Introducción y propagación de enfermedades

4. Acumulación de residuos derivados de alimentos no consumidos

y otros desechos que afectan la biodiversidad del fondo

del mar.

5. Acumulación de desechos industriales descartados como

cabos, jaulas, etc.

6. Presión pesquera sobre otras especies usadas para procesar

alimento para los salmones

7. Interacción con otras especies animales, alterando su alimentación,

su hábitat, y propiciando contagio de enfermedades.

En Canadá y Estados Unidos hay proyectos para erradicar las salmoneras,

debido a impactos como los advertidos en ese informe. Y más cerca,

los debates públicos en Chile son seguidos con mucha atención. Los

informes de la ONG Oceana, del lado chileno, señalan que el 100% de

las empresas que producen salmones en Chile tuvieron un índice

de consumo de antibióticos superior al promedio de Canadá.

Las permanentes noticias sobre litigios en el país andino, y los ecos

de la catástrofe por el virus ISA en 2008 en ese país, son permanente

advertencia de los detractores de las salmoneras a este lado de los

Andes.

La oposición a las salmoneras, y la fragilidad política de los tiempos

electorales, parecen haber cerrado las puertas, por el momento, a su

radicación en el Canal de Beagle. Que el Maestro Mallmann haya reemplazado

su uso sin renunciar al sabor y a la calidad confirma que hay

alternativas.

Fuente

https://es.aleteia.org/2019/08/19/por-que-francis-mallmann-renuncio-a

-uno-de-sus-platos-mas-tradicionales/

Galería fotográfica

Revista Pesca octubre 2019 41


OCDE, BIODIVERSIDAD Y PESCA

Por Carmen Heck

Directora de Políticas de Oceana Perú

¿PASAMOS EL EXAMEN?

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo

Económico (OCDE) decidió posponer el ingreso de seis

países a esta institución, entre ellos Perú. Como se

sabe, ser parte de la OCDE es una meta priorizada

por el Gobierno, que debe cumplir una serie de estánd

a r e s a nt e s d e p o d e r s e r m i e m b ro .

La OCDE promueve “políticas que mejoren el bienestar

económico y social de las personas alrededor del mundo”,

por lo que ser un país miembro sirve para dinamizar

la economía y, por ende, prosperar.

Para dicho fin, en el año 2017 el gobierno peruano

aprobó el Plan de Acción para la implementación de

las recomendaciones de la Evaluación de Desempeño

Ambiental (EDA) elaborada por esta organización y la

Comisión Económica para América Latina y el Caribe

(CEPAL), que establece estrategias de corto (1 año),

mediano (3 años) y largo plazo (5 años).

En este contexto, cabe preguntarnos qué tanto hemos

avanzando en el cumplimiento de este plan. Por lo

pronto, en materia de conservación marina y pesca, la

respuesta no es muy auspiciosa.

Una de estas recomendaciones fue aumentar la superficie

marina protegida para avanzar hacia el 10% de

protección del mar territorial, y asegurar la representatividad

de todos los ecosistemas marinos peruanos;

meta a la que Perú se ha comprometido a través de

diversos acuerdos internacionales como los Objetivos

de Desarrollo Sostenible y como parte

del Convenio sobre la Diversidad Biológica

(CDB), ambos de la ONU. Así también, es un objetivo

del país al bicentenario.

Para ser admitido en la OCDE, el Perú debe aplicar una

serie de recomendaciones como incrementar la protección

del mar peruano. (Foto: Mario Gomi/Oceana)

En el sector pesca, se busca implementar una gestión

integral de los recursos marinos, así como la formalización

de la pesca artesanal. (Foto: Andre Baertschi/

Oceana)

Para lograrlo se planteó aprobar la creación de

un ANP en ecosistemas marinos como meta de mediano

plazo. Sin embargo, aún se encuentra pendiente

la creación de la Reserva Nacional Mar Tropical de

Grau e incluso con esta solo se lograría tener bajo

protección el 0.5% del mar territorial.

Por su parte, para el sector pesca, se identificó la necesidad

de contar con una Política Nacional de Pesca y

Acuicultura basada en el enfoque ecosistémico (que

considera no solo los aspectos ambientales, económi-

Revista Pesca octubre 2019 42


cos y sociales de una pesquería, sino también el impacto

de la actividad en el hábitat en el que se desarrolla),

la misma que debería estar implementada para

el bicentenario.

A pesar de ello, hasta la fecha no se conocen los

avances para la elaboración de tan importante instrumento

de planificación, ni se han generado espacios

de participación transparentes que incluyan a los diversos

actores vinculados con la pesca, proceso indispensable

para atender las necesidades de un sector

tan complejo e importante para la economía y la seguridad

alimentaria del país.

Otro punto a fortalecer es la transparencia. La Evaluación

de Desempeño Ambiental (EDA) destacó la importancia

de hacer accesibles los datos sobre capturas,

desembarques, pesca incidental, entre otros aspectos.

Así como fortalecer al IMARPE y el Instituto de Investigaciones

de la Amazonía Peruana (IIAP) para que

brinden información imparcial e independiente para la

toma de decisiones.

evaluaciones realizadas por el IMARPE. Tareas aún

pendientes, que, de cumplirse, promoverían más y

mejor investigación, así como un mejor entendimiento

sobre las razones detrás de las decisiones de manejo,

lo que a su vez reduciría las frecuentes controversias

alrededor de las mismas.

Tampoco se conocen mayores avances respecto a la

elaboración de una lista de especies acuáticas amenazadas

y vulnerables, la que ya existe para las especies

de flora y fauna silvestres terrestres. Por el contrario,

el Perú no cuenta siquiera con un reporte sobre la situación

de los principales recursos pesqueros, información

clave para asegurar su sostenibilidad.

Si bien existen esfuerzos importantes en aspectos como

la formalización de la pesca artesanal y la lucha

contra la pesca ilegal, aún queda mucho por hacer para

cumplir con las metas trazadas.

Para ingresar a la OCDE no se requiere solo de buenos

deseos, sino sobre todo de voluntad política. En el ámbito

ambiental (y pesquero) el camino ya está trazado,

hay un plan a seguir, solo falta ponerse manos a la

obra y cumplirlo.

Otros puntos por fortalecer son la protección de especies

marinas amenazas y la lucha contra la pesca ilegal.

(Foto: Andre Baertschi/Oceana)

En esa línea el Gobierno definió, entre sus metas de

corto plazo, establecer plataformas de intercambio de

información científica en materia pesquera y acuícola,

y construir sistemas de información para difundir las

Sobre la autora

Abogada especializada en derecho pesquero, ambiental

y de recursos naturales. Amplia experiencia en propuestas

de políticas públicas para la sostenibilidad de

recursos naturales. Ha sido directora del Programa de

Ciudadanía y Asuntos Socioambientales de la Sociedad

Peruana de Derecho Ambiental.

Fuente

https://laprensa.peru.c om /actualidad/notic ia -ocdebiodiversidad-y-pesca-pasamos-examen-91414

Revista Pesca octubre 2019 43


LA RUTA DEL CEVICHE: VIAJE A LOS

ORÍGENES DEL PLATO INSIGNIA DE

CARMEN ERCEGOVICH

PERÚ

De los puestos callejeros a los restaurantes más sofisticados,

un recorrido por la costa del país donde esta comida hecha a

base de pescado crudo es un orgullo nacional.

Ceviche, cebiche, seviche o sebiche. La Real Academia

Española a veces se pone rígida, pero acepta todas las variantes

ortográficas para el nombre de este plato “propio de

algunos países americanos, hecho a base de pescado o marisco

crudo cortado en trozos pequeños y preparado en un

adobo de jugo de limón o naranja agria, cebolla picada, sal y

ají”, según reza la definición.

Aunque la potestad de su creación es difícil de determinar con

exactitud, para Perú el ceviche es un emblema patrio,

declarado patrimonio cultural de la Nación desde el año

2004. También es en este país donde parece alcanzar su máxima

expresión. La calidad de la materia prima, el notable

trabajo de chefs que ofician como embajadores en el mundo

y la propia pasión del peruano por su tradición culinaria impulsaron

su popularidad. Y si bien no sería justo reducir la

riquísima -en su doble apreciación: sabrosa y diversagastronomía

local a esta única comida, lo cierto es que se

trata de un ícono casi tan famoso como las ruinas de Machu

Picchu.

“Ser peruano es celebrar la grandeza del ceviche. No en vano

es para nosotros mucho más que un alimento: es sinónimo de

celebración del triunfo, de feliz encuentro con los amigos, de

consuelo en las tristezas o hasta de reconciliación y hermandad”,

afirma en su libro Ceviche Power el premiado

chef Gastón Acurio. Y es así: como el asado para los argentinos,

se trata de una comida que atraviesa geografías

y estratos sociales, que congrega y se comparte,

que se sirve en las casas más humildes y en los salones más

sofisticados.

La ruta del ceviche peruano

Si el gran protagonista de este plato es el fruto del mar, es

lógico que el punto de partida de un viaje que explore sus

matices debe encontrarse a lo largo de los 3 mil kilómetros

de costa peruana sobre el Océano Pacífico.

El chef Luciano Mazzetti recorrió Perú en busca del mejor ceviche

(El Gourmet).

“Aunque lo puedas comer en la sierra, en la selva y en zonas

de agua dulce, yo diría que cuanto más cerca del mar, mejor,

porque más fresco será el pescado”, observa Luciano

Mazzetti, chef y conductor de TV peruano. Al frente de la

serie Maestros del ceviche, que se emite por el canal El

Gourmet, Mazzetti recorrió su país entrevistando colegas y

experimentando las sutilezas que cada cocinero le imprime al

plato en su lugar de residencia. Después de la experiencia,

considera que “hay tantos ceviches distintos como tipos de

pescado”. Y eso, teniendo en cuenta la biodiversidad de las

aguas en esta parte de América, abre un enorme abanico de

posibilidades. La mayor concentración está en el norte, en la

frontera con Ecuador. Allí, en la ribera de los departamentos

de Tumbes y Piura, las corrientes de agua cálida de de El

Niño y la fría de Humboldt generan un ecosistema único que

produce el 70% del total de las especies que se pescan. Una

extraordinaria fuente natural que genera empleo a más de

170 mil personas de la región.

Costa norte: verano eterno y ceviche afrodisíaco

Pero este mar no sólo atesora una fauna impresionante, también

atrae a los amantes de los deportes acuáticos y a quienes

llegan hasta aquí para conocer algunas de las mejores

playas del país, a lo que se suma el clima tropical que asegura

temperaturas de verano todo el año.

Revista Pesca octubre 2019 44


Atardecer en las playas de Pimentel, Perú (Alex Bryce /

PROMPERÚ)

Zorritos, Punta Sal, Máncora, Vichayito y Los Órganos,

ubicadas en los departamentos de Tumbes y Piura, son algunos

de los balnearios más elegidos por su paisaje de arenas

blancas e infraestructura de servicios. A casi todas se accede

fácilmente desde las ciudades cabecera que conectan con el

aeropuerto de Lima, o desde la ruta Panamericana, que a

esta altura pasa muy cerca del Pacífico.

Paseo en canoa en el Santuario de los Manglares de Tumbes

(Gihan Tubbeh / PROMPERÚ)

Pero sin olvidar que nuestro recorrido es gastronómico, un

paseo obligado es el Santuario Nacional de los Manglares

de Tumbes, un área protegida de casi 3.000 hectáreas

de bosque e islotes donde se refugian ejemplares únicos de

aves, peces, crustáceos y moluscos. Sus canales pueden transitarse

en canoas desde las cuales se observa el trabajo de

recolección de la preciada concha negra, que se utiliza

para la preparación del ceviche más famoso del norte. Cuidando

respetar las vedas por tratarse de una especie en extinción,

los pescadores realizan una labor artesanal de extracción

manual entre las extensas ramas y raíces de los mangles,

un tipo de árbol retorcido que crece entre el mar y los

ríos de las zonas tropicales. Entre el lodo se esconden las

conchas de las que más tarde, una vez abiertas y limpias, se

toma el molusco que se sirve cortado, fresco y adobado en en

la mesa de los restaurantes. Mito, leyenda o realidad, por

aquí aseguran que su sabor intenso y sensual tiene potentes

efectos afrodisíacos.

Surf en Máncora, Perú (José Barragán/PROMPERU).

Para los surfistas, sin embargo, el paraíso se encuentra un

poco más al sur, entre Piura y el departamento de La Libertad.

Allí, las olas más desafiantes esperan en lugares como

Cabo Blanco, Lobitos, Pacasmayo y Puerto Chicama.

Recolección de conchas negras en el Santuario de los Manglares

de Tumbes (Renzo Tasso / PROMPERÚ).

Otra versión no unánime pero sí sostenida por algunos histo-

Revista Pesca octubre 2019 45


iadores, es que el ceviche se inventó en estas tierras.

Se cree que las civilizaciones preincaicas norteñas, como los

tumpis, que eran navegantes, ya preparaban el pescado crudo

macerado con tumbo, un fruto agrio que les llegaba de la

selva. Mucho después, a partir del siglo XVI, los españoles

trajeron el limón y la cebolla.

Lima, la capital gastronómica

Avanzando hacia el sur, Lima sale al encuentro, majestuosa

con su acervo histórico y cultural. Y si de ceviche hablamos,

aquí es donde alcanza su estatus más sofisticado, el que lo

llevó a una vidriera mundial. La capital del país también está

considerada una de las capitales gastronómicas del continente,

que alberga a los únicos restaurantes de toda América

en el top 10 de los mejores del mundo según el ranking

50 Best Restaurants. En la lista que en 2019 lidera el

francés Mirazur (del argentino Mauro Colagreco), los

limeños Central y Maido ocupan los puestos sexto y décimo

respectivamente.

Virgilio Martínez en su restaurante de Lima, Central (Gentileza

Central).

Central abrió en 2008 en Miraflores, el barrio más trendy del

distrito, pero luego se mudó al vecino Barranco. Comandado

por Virgilio Martínez -elegido mejor chef mundial en

2017 en los Chef Choice Awards- y su esposa Pía León, el

local ofrece experiencias de degustación explorando los distintos

ecosistemas y alturas de Perú, por un precio que oscila

entre los 150 y los 180 dólares. En el mismo nivel,

Maido (también ubicado en Miraflores), es un exponente

de la cocina nikkei, que fusiona la tradición peruana y la japonesa.

El famoso ceviche de lenguado del restaurante peruano Chez

Wong (Lima), considerado el mejor del mundo (AP)

Ahora bien, aún después de pasar por estos lugares -si el bolsillo

se lo permitió- el turista foodie seguirá preguntándose

dónde se come el mejor ceviche de la ciudad. Es entonces

cuando le indicarán que se dirija al mucho menos glamoroso

distrito de La Victoria, donde hace cuatro décadas Javier

Wong comenzó a cocinar en su casa para los obreros del

barrio. Sin tener siquiera un cartel en la puerta, le llamó a su

humilde espacio “Sankuay”, que significa “serrano” en chino,

el idioma de sus ancestros. Con el tiempo, su sencilla gastronomía

fue ganando prestigio por el boca a boca y la visita de

clientes mundialmente famosos. Sankuay pasó así a ser conocido

como Chez Wong y a ser señalado por el diario británico

The Guardian como el sitio donde se prepara "the tastiest

dish in the world" (el plato más sabroso del mundo) en 2014.

Hoy, a los 72 años y con una salud débil, Wong se resiste a

retirarse y sigue preparando su célebre ceviche de lenguado

en el mismo lugar algunos mediodías a la semana.

Shizen, un exponente de los restaurantes nikkei con "barras

cevicheras" de Lima (Instagram).

Revista Pesca octubre 2019 46


Si lo que se busca es comer como lo hacen los limeños lo que

hay que hacer es buscar una buena barra cevichera en

cualquier rinconcito de la ciudad. Comida al paso, sabrosa,

que se acompaña de una limonada, una cerveza o las populares

chicha morada (bebida hecha a base de maíz morado y

piña) o la gaseosa Inka Cola. O bien, parar en algún puesto

callejero para ir por un buen ceviche de carretilla.

Playa El Raspón, en Paracas (EFE).

La costa sureña: desierto, bodegas, misterios... y más ceviche

Sólo bastan unas tres horas de viaje por la Panamericana Sur

para que el paisaje costeño comience a volverse más árido y

adentrarse en los desiertos del departamento de Ica. Kilómetros

de dunas y arenas que sólo se pueden surcar en

vehículos 4x4 hasta descender hacia el océano.

Gran parte de este territorio conforma la Reserva Nacional

de Paracas, en la provincia de Pisco, zona protegida que se

puede recorrer por agua y tierra. Navegando frente a la costa

se puede observar el enigmático Candelabro tallado sobre

la meseta -llamado así por su forma- de 180 metros y 2.500

años de antigüedad, que se cree que podría tener relación

con las misteriosas líneas de Nazca. No lejos de ese punto

se ubican las magníficas Islas Ballestras, con su reserva de

pelícanos, flamencos, lobos marinos y pingüinos de Humboldt.

Dentro de la reserva hay un único hospedaje, muy recomendable

para quienes quieran vivir la experiencia completa de

inmersión en un ecosistema único. Inti-Mar es un albergue

sencillo cuyas seis habitaciones tienen vistas privilegiadas del

océano, pero además su dueño es experto en maricultura y

junto a su esposa se dedican a la cosecha de conchas de

abanico o vieyras, que sacan del mar por la mañana y luego

sirven en su restaurante.

Vista del océano en el albergue Inti-Mar, en la Reserva Nacional

de Paracas, Perú.

Pero para los amantes del buen comer y beber todavía hay

mucho más en el sur de Perú. La ruta del ceviche se puede

complementar con la del pisco peruano, destilado de uvas

cuya denominación de origen indica que sólo puede elaborarse

en los departamentos de Lima, Ica, Arequipa, Moquegua y

Tacna. Una decena de bodegas permiten recorrer los viñedos

y degustar variedades del aguardiente, además de vinos dulces,

secos y espumosos.

El enigmático Candelabro de Paracas, Perú (Gihan Tubbeh /

PROMPERÚ).

Revista Pesca octubre 2019 47


Fuente

https://www.clarin.com/viajes/ruta-del-ceviche-peruano-viajeorigenes-ingredientes-plato-insignia_0_rc8YgURNn.html

El pisco sour es el trago más popular de Perú (PROMPERU).

La rápida innovación tecnológica que permite e incentiva el incremento de las capturas debe obligar al Estado a limitar y a i mponer

controles y límites a la pesquería. La sobreinversión y la sobre capitalización del sector pesquero no son una responsabilidad del Estado,

sino del empresariado. Por tanto el éxito económico de esas inversiones no pueden constituir argumento alguno para ejercer mayor

presión sobre las capturas.

De ahí la necesidad de regular y controlar el esfuerzo pesquero, dentro del marco de una Política de Estado que privilegie los intereses

de la Nación antes que los extranjeros.

Es necesario llevar a cabo políticas de gestión adaptadas a los principios de precaución y de interés nacional.

En este escenario cabe preguntar si la capacidad de producción de hidrobiológicos del Perú permite incrementar su oferta exportable,

que se verá presionada y favorecida por la firma de tratados de libre comercio.

Es evidente que en el caso de harina de pescado producida en base a anchoveta, no habrá posibilidad, (no debería haberla por lo menos)

de incrementar las cuotas de captura, por lo cual no habría forma de incrementar estas exportaciones.

En el caso de recursos destinados al Consumo Humano Directo, a menos que se orienten capturas a nuevos recursos o recursos su

explotados, tampoco habría forma de producir un incremento de la oferta.

La única forma de incrementar la oferta exportable, sin afectar al ecosistema marino peruano, sería con productos provenientes de la

acuicultura. Esto nos lleva a la hipótesis de que el sector pesquero peruano solamente puede ofrecer posibilidades de grandes inversiones

en acuicultura, más no en mayor oferta de productos terminados para exportación procedentes de la pesca de captura.

Queda vigente la cuestión de si es éticamente aceptable exportar proteína a terceros países en circunstancias en las cuales hay una

demanda nacional insatisfecha.

Revista Pesca octubre 2019 48


ANTONIO RAMIREZ

ES LA ANCHOA, BOQUERÓN O

BOCARTE ¿DIFERENTES A LA

ANCHOVETA PERUANA?

En Europa es un lujo, una delicia. En Perú se usa como

forraje

Por su alto contenido de ácidos grasos poliinsaturados, más

conocidos como Omega 3, (DHA y EPA) minerales y vitaminas,

insuperables para la salud humana, “la anchoveta”, engraulis

ringens, es la mejor, por el plancton que arrastra la

corriente antártica y los nutrientes del ecosistema de Humboldt

que eslabona una biodiversidad extraordinaria de más

de tres mil especies, que hacen del mar peruano, el mar más

rico del mundo.

La familia de las anchovetas según importancia de su

cardumen

La familia que se pesca en el Pacífico es Engraulis Ringens

o anchoveta y la pescada en el mediterráneo es

la Engraulis Encrasicolus, o anchoa española. La anchoa

del Mediterráneo y la del Cantábrico… ¿son iguales? Sí. La

variedad que se pesca en las tres zonas FAO que rodean la

península ibérica es la misma, tanto en el Mediterráneo como

el Cantábrico central y Atlántico noroeste se pesca la Anchoa

Europea (Engraulis Encrasicolus). Con estos datos, quedan

desterrados los mitos a cerca de las diferencias “genéticas”

entre las anchoas capturadas en las costas de Girona y las del

mar español, pero… ¿hay diferencias entre ambas?

En el mundo se pescan 12 variedades diferentes de

boquerones (anchoa, bocarte, anchoveta o como quiera

llamársele). Las tres zonas FAO de mayor productividad

son, por este orden: el Pacífico norte, Pacifico sur y Mediterráneo-Mar

Negro.

ANCHOA DEL CANTÁBRICO MUY COTIZADA EN ESPA-

ÑA, ITALIA Y GRECIA

ANCHOVETA PERUANA TIENE MAYOR CONTENIDO

GRASO Y ES MEJOR

Sí, hay diferencias, pero en el contenido graso. Estas no son

por una cuestión de especie, pero sí por las diferentes condiciones

de vida en ambos ecosistemas. El Mediterráneo está

en promedio cuatro grados más cálidos que el Cantábrico, lo

que hace que la cantidad de grasa de sus peces sea menor

que sus primos del norte; ya que, esta grasa será muy valiosa

en el plato. Por otra parte, la alimentación también es distinta:

El plancton del Mediterráneo tiene menor cantidad de nutrientes

que el Atlántico y este hecho está provocando que la

biomasa de anchoa disminuya cada año, es decir, por lo general

son de tamaño inferior.

Revista Pesca octubre 2019 49


una región: decide limpiar la piel y las espinas de la anchoa

después de su curación en salmuera para que el producto

fuese más fácil de consumir y prueba a conservar los lomos

en aceite de oliva. Cuando Giovanni se refiere a este nuevo

bocado delicioso, utiliza una palabra del dialecto genovés:

anchüia.

Estamos en 1883 y acaban de nacer las anchoas en

aceite.

ANCHOA DEL MEDITERRANEO

El origen del nombre Anchoa.

El boquerón o Anchoa según evidencias, ya se utilizaba

antes del año 300 a.C. en Roma. La anchoa (en salazón) es

uno de los ingredientes básicos del mítico Garum, (El Garum

es una salsa mítica de la antigua Roma cuya composición no

suena demasiado apetecible: vísceras y sangre de pescado,

todo ello fermentado durante semanas. Tenía dos usos perfectamente

compatibles y combinables: uno, dar sabor a la

comida –se supone que sabía salado, y se usaba más o menos

como la salsa de soja– y dos, dar exclusividad a los señores,

porque solo lo consumían las clases altas). Es una receta

similar a un paté que aparece en numerosos textos clásicos.

ANCHOA EN ACEITE DE OLIVA

Debe su nombre al vocablo genovés Anchüia

Entonces y sin duda alguna, el siciliano Giovanni, es quien

universalizo el nombre de este pescado azul; en todas partes,

a los boquerones curados en salmuera y conservados en aceite

se les llama anchoas. Cuando la elaboración es en vinagreta

utilizamos boquerón, también de modo generalizado.

Desde la época del Imperio romano hasta nuestros días los

italianos han buscado nuevos caladeros con los que abastecerse

en momentos de baja producción de sus propias aguas,

así fue como el Siciliano Giovanni Vella llegó a Cantabria en

1883 buscando producto que llevarse a Trapani. En cuanto

piso Santona se sorprendió de que los pescadores locales utilizaran

los boquerones como carnada para capturas mayores,

por lo que no le fue difícil comprar buenas cantidades para

enviarlas a Italia.

En su afán por mejorar el producto, Giovanni investiga sobre

diferentes formas de elaboración y conservación del pescado

que hasta ese momento se curaba e importaba en salazón

con piel y espinas. En ese momento, toma dos decisiones que

cambiarán para siempre una receta, una industria e incluso

Lo que genera más confusión es la denominación en fresco.

En muchas zonas del norte se utilizan la palabra bocarte, en

el sur utilizan el término boquerón y en Euskadi… todos son

anchoas, todos dan la misma receta.

En resumen, los muchos nombres de este pez y sus recetas

no son más que el fruto de la evolución de siglos de pesca, de

distintas elaboraciones; de muchos pueblos de la península

cuyo medio de vida ha girado en torno a su captura, cada

uno en su idioma.

Anchoa, boquerón o bocarte; en el fondo da igual cómo

le llamemos… todos sabemos que nos referimos al

tesoro que un día Giovanni decidió conservar en aceite.

Revista Pesca octubre 2019 50


I n f l u e n c e r g a s t r o n ó m i c o a u t o r d e l

blogwww.lamejorchuletadebilbao.com

Fuente

https://proteinamilagrosa.lamula.pe/2017/11/10/es-la-anchoaboquero

n -o -bo carte-diferentes -a-la-anchoveta -peruana/

a n t o n i o r a m i r e z / ?

fbclid=IwAR1mA_WSKFgdxdVrdIbFLhq0DjadiF5uSpAYZpMn60j6zjI08

DSX543iOR4

LA ANCHOVETA, LA SARDINA, LA CABALLA, EL JUREL,

EL BONITO SON PESCADOS AZULES

Tomado de: Markos R.

EXPONEN PRINCIPALES

PROBLEMAS DE LA PESCA

La inseguridad y la pesca industrial son dos de los problemas que más

preocupan a los pescadores artesanales de América Latina y el Caribe,

aseguró a Efe la ecuatoriana Gabriela Cruz, miembro del Foro Mundial

de Pescadores y Trabajadores de la Pesca (FMPTP).

Cruz aprovechó la celebración del día del pescador en Ecuador y en

otras naciones de la región, para reflexionar sobre los retos que afronta

el sector en América Latina y el Caribe, y entre ellos mencionó la necesidad

de una mayor lucha contra la inseguridad, en especial contra el

narcotráfico.

Ello, porque en esa actividad ilícita se ven envueltos varios pescadores

artesanales, unos por voluntad propia y otros presionados bajo amenazas,

señaló al detallar que "hay más de 700 pescadores presos en Estados

Unidos y Centroamérica".

Se mostró, preocupada por la inseguridad marítima en general pues los

delincuentes del mar -a los que se refirió como "piratas"- roban las embarcaciones

o los motores, "muchas veces para venderlos" a narcotraficantes.

"En Ecuador, por ejemplo, ya tenemos doce muertos en el año 2019" a

manos de los delincuentes del mar, informó antes de indicar que la

inseguridad marítima es "uno de los grandes problemas" que afectan

también "a Perú, Venezuela, Colombia, Panamá, México", entre otros.

Comentó que cuando desaparece un pescador en el mar, organizaciones

de pescadores artesanales de distintos países se apoyan en la búsqueda,

pero el asunto de la seguridad "es un tema de los Gobiernos".

Presidenta de la Federación Nacional de Cooperativas Pesqueras del

Ecuador (Fenacopec), Cruz comentó a Efe que han pedido a las autoridades

la articulación entre la Policía Nacional, el Ejército y la Marina

para enfrentar la situación "porque esto es un problema grave".

"No podemos ir armados al mar porque nuestra Legislación no lo permite",

añadió la también pescadora artesanal al puntualizar que el control

de las Fuerzas Armadas "es insuficiente".

En Ecuador, los 120.000 pescadores artesanales, reunidos en 570 organizaciones,

generan más de 100 millones de dólares anuales en exportaciones,

en especial para Europa y Estados Unidos, dijo.

A la intranquilidad por la inseguridad, los pescadores artesanales suman

la preocupación por "la depredación de los recursos por las grandes

flotas industriales", la disminución de recursos marinos y la contaminación

de ríos y mares, anotó.

Y reclaman, una mayor atención de los Gobiernos con, entre otros, la

creación y refuerzo de políticas públicas y líneas de crédito, enumeró

Cruz, miembro del FMTPT.

Dicho Foro es una red internacional de organizaciones de pescadores a

pequeña escala en los cinco continentes, que trabaja para el establecimiento

y la defensa de los derechos humanos fundamentales, la justicia

social y la cultura de los pescadores y las personas trabajadoras de la

pesca.

FMPTP pretende influir en el diseño de las políticas públicas, asegurando

una participación significativa en los procesos de toma de decisiones

que afecten directamente las vidas de las comunidades y trabajadores

que practican una pesca artesanal o a pequeña escala.

Cruz destacó que los pescadores artesanales de la región apuestan por

una pesca sostenible y por ello han planteado vedas y se autorregulan

para usar artes de pesca que eviten daños a la biomasa de los recursos

marinos.

En Ecuador -añadió- se busca limitar las embarcaciones pues consideran

que "el mar no soporta más" de las 27.000 existentes actualmente.

En pro de una pesca sostenible, destaca también la importancia de

establecer áreas de manejo y la protección de los manglares, entre

otros

https://www.vistazo.com/seccion/pais/actualidad-nacional/exponenprincipales-problemas-de-la-pesca

Revista Pesca octubre 2019 51


¿CÓMO HAN VIVIDO EN

CHORRILLOS EL DÍA DE SAN

PEDRO Y SAN PABLO?

Carlos Batalla

“Villa de Pescadores de Chorrillos”. En los años 50, también

se recordaba la figura del héroe de la independencia

peruana, el humilde pescador José Olaya Balandra,

quien se inmoló por la patria dos años después de proclamarse

la independencia, en 1823.

La celebración sampedrana en Lima tenía un centro: el balneario

de Chorrillos, tradicionalmente conocido como “Villa de

Pescadores de Chorrillos”. Postal de 1965. (Foto: Archivo Histórico

El Comercio)

El 29 de junio, Día de San Pedro y San Pablo y Día del

Papa, también es una jornada para recordar a Roma.

No la actual, sino la antigua y pagana que se convirtió,

con el paso de los siglos, en el centro del cristianismo.

Dentro de ese legado, una figura importante fue Pedro

o Simón Pedro, el pescador crucificado de cabeza por

Nerón en el monte vaticano (67 d.C.); y, asimismo, Pablo

de Tarso, un auténtico consagrado a Cristo. Ellos

dos fueron los apóstoles mártires más recordados de la

historia cristiana.

Pero, ¿cómo vivieron esa fecha en un balneario como

Chorrillos, centro de pescadores creyentes en San Pedro?

Pues a mediados del siglo XX, la misa del 29 de

junio estuvo consagrada especialmente a Pedro (Pablo

tenía una propia misa el 30 de junio), quien, como base

fundamental de la Iglesia de Cristo, pasó a ser el Día del

Papa, es decir, del “Sumo Pontífice Romano”.

La celebración sampedrana en Lima tenía un centro: el

balneario de Chorrillos, tradicionalmente conocido como

Al mediodía la sagrada imagen recorría las calles del distrito

adornadas para la ocasión. Postal de 1955. (Foto: Archivo

Histórico El Comercio)

San Pedro en tiempos de Odría

Para el 29 de junio de 1955, Chorrillos era un distrito

aún golpeado por los estragos del terremoto del 24 de

mayo de 1940, y en sus calles quedaban aún las vías

depredadas durante la infausta guerra con Chile (1879-

1883). El balneario estaba en una eterna reconstrucción,

la cual, en su avance, había arrasado varias calles

tradicionales. Pese al bullicio de autos y tranvías por las

avenidas, lo que se respiraba en ese distrito era un ambiente

señorial, en el que se imponía la Escuela Militar

con sus murallas altas, torreones y centinelas. Una crónica

de El Comercio de esa jornada señalaba que el

pueblo chorrillano era “pintoresco” y que “muchos vecinos

son pescadores de oficio, como San Pedro”.

Revista Pesca octubre 2019 52


La tradición de esos años indicaba que la figura de San

Pedro debía ser transportada por la bahía, muy temprano,

en un bote de vela y que debía traer consigo peces

vivos. El desembarco solía ser tan emocionante como

su embarque en el viejo muelle. Y luego venía la

procesión al mediodía, con la efigie sagrada de San Pedro

cargada sobre los hombros de los pescadores vecinos,

entre la rada del puerto y algunas calles adornadas

para la ocasión.

Desde muy temprano, pescadores y fieles se congregaban en

la playa Agua Dulce para acompañar a la imagen de San Pedro.

(Foto: Archivo Histórico El Comercio)

San Pedro chorrillano con Prado

San Pedro traía abundancia pesquera a toda Lima y alegría a

los vecinos chorrillanos. Postal de 1959. (Foto: Archivo Histórico

El Comercio)

En tanto, en el Callao, ocurría algo curioso: un concurso

de pesca en que casi una veintena de bolicheras intentaban

pescar más que cualquiera. En 1955, el Ministerio

de Agricultura dio como ganador en ese concurso a un

pescador chalaco que trajo en sus redes nada menos

que 709 kilos de pejerreyes. El final fue con fiesta, aunque

nunca igual como en Chorrillos.

San Pedro traía abundancia pesquera a toda Lima y alegría

a los vecinos chorrillanos. Olaya y San Pedro iban

de la mano desde hacía décadas; fervor patriótico y fe

religiosa eran las piezas que fortalecían la voluntad de la

gente. Por eso, uno de los momentos más intensos era

escuchar la “oración patriótica” que se imponía en la

misa de San Pedro.

El cambio del gobierno del dictador Manuel A. Odría

(1948-1956) al del demócrata Manuel Prado (1956-

1962) dio nuevas esperanzas de mejoras para el balneario

y su fiesta sampedrana. Por eso, en 1957 ya había

más participación ciudadana, en medio de un entusiasmo

cívico-militar: miembros de las Fuerzas Armadas,

autoridades políticas, efectivos bomberiles, escolares, el

pueblo de todas las edades se aglomeraba entorno al

malecón chorrillano para rendir tributo a José Olaya,

principalmente, pero todos se quedaban para presenciar

el paseo marítimo de San Pedro, como todos los años

cada 29 de junio.

En 1958, la Misa Tedeum del cardenal Juan Landázuri

Ricketts en la Catedral de Lima fue en homenaje a la

figura del papa Pio XII, quien fallecería en octubre de

ese año y sería reemplazado por el papa Juan XXIII. La

solemnidad se imponía al lado del presidente Manuel

Prado. Pero la nota curiosa de esa jornada no estuvo en

la Plaza de Armas limeña, sino, otra vez, en la “ciudad

heroica”, cuando la imagen de San Pedro de Chorrillos

cayó al agua al iniciarse la procesión, ante la sorpresa

general. Una caída que ocurriría algunas veces más en

los años siguientes. A finales de esa década siguieron

con más misas, procesiones y mucha solemnidad en los

actos populares. El patrón de Chorrillos relucía en cada

ceremonia, al lado de su escolta José Olaya. Otra vez

Revista Pesca octubre 2019 53


creyentes, militares y civiles se arremolinaban en una

tradición de todos los 29 de junio.

Los vecinos chorrillanos seguían la procesión subidos a los

botes de los pescadores. Postal de 1965. (Foto: Archivo Histórico

El Comercio)

En los años 60, era usual observar cómo una lancha

transportaba la imagen de San Pedro a una nave mayor,

el BAP Elías Aguirre, que la regresaba a tierra firme

y desde allí la llevaban cargada unas cuadras hacia

adentro, hacia la Iglesia Matriz. En 1964, el presidente

Fernando Belaunde Terry presidía la comitiva oficial del

gobierno en la ceremonia religioso por el Día del Papa;

y, en 1965, en medio de las celebraciones por el Día de

San Pedro, y en un boom de la pesca, los pesqueros

artesanales chorrillanos no solo rezaron por su santo

patrón, sino también por la defensa de viveros de peces

en el litoral del balneario. El proyecto ya había localizado

varios lugares en Chorrillos donde podrían implementarse

criaderos para miles de corvinas, chitas y hasta

lenguados.

Los años 80 junto al patrón chorrillano

Finalmente, en la década de 1980, luego de un decenio

como el de 1970, que privilegió los actos castrenses, el

segundo gobierno de Belaunde Terry pensó en el desarrollo

de la zona pesquera de Chorrillos. En tanto, la misa

de San Pedro en la Catedral de Lima permitió al cardenal

Juan Landázuri recordar a los peruanos que solo

la unión y el esfuerzo de todos, así como la búsqueda

de la paz nos harían salir de la ola de violencia política y

crisis económica en la que vivíamos los peruanos.

El año de 1982 fue especialmente delicado para el país

y quizás el mensaje de San Pedro llegó con más sentido

humano y comprensión del dolor que nos desgarraba.

Esperanza era la palabra clave, y en ese enfoque tuvo

un significado especial la apertura del Mercado Pesquero

Artesanal de Chorrillos, en tiempos del popular alcalde

Pablo Gutiérrez (el de la gorrita).

El presidente Fernando Belaunde inauguró el mercado pesquero

en Chorrillos. Postal de 1982. (Foto: Archivo Histórico

El Comercio)

El nuevo mercado nació con el apoyo del Ministerio de

Pesquería, que lo equipó con la tecnología de la época.

Colaboraron con la obra las autoridades ediles y el sindicato

de pescadores de la zona, que representaba a más

de 10 mil trabajadores. Belaunde aseguró que un mercado

como el inaugurado ese día en Chorrillos mejoraría

“la oferta de productos del mar para el consumo popular”.

El mercado pesquero fue ubicado en un punto de

la Costa Verde de fácil acceso para los limeños y tuvo

un costo de 100 millones de soles de la época. Los fieles

de San Pedro contarían en el terminal con cuatro áreas

donde habría venta al por menor y al por mayor, así

como lavado y eviscerado de las especies marinas.

Ese 29 de junio de 1982, el presidente Belaunde no solo

inauguró el mercado pesquero, también participó junto

a su esposa Violeta Correa de un almuerzo en la casa

del ex alcalde chorrillano Jorge Reyna. Allí, el primer

mandatario confesó que había frecuentado muy a menudo

Chorrillos antes de volver a ocupar la presidencia,

y que, además, “tenía amigos cerca del muelle, los pescadores”.

El mar de Chorrillos como fuente nutricia, material y espiritual,

el Día de San Pedro y San Pablo, el Día del Papa

y el homenaje a José Olaya han marcado, en cada 29

de junio, un día de paz, prosperidad y bendiciones no

solo para esos vecinos orgullosos de su histórico distrito,

sino para todos los ciudadanos limeños.

Fuente

https://elcomercio.pe/archivo-elcomercio/han-

vivido-chorrillos-dia-san-pedro-san-pablo-noticia-

650386

Revista Pesca octubre 2019 54


LA OTRA HISTORIA DEL GUANO

"La Edad del Guano realmente merece su reputación

de haber sido una ‘era de mierda’ ", afirma

con certeza el historiador Gregory T. Cushman.

El libro Los señores del guano: una historia ecológica

global del Pacífico, del profesor de la Universidad

de Kansas, Gregory T. Cushman, ofrece una

perspectiva descarnada sobre el conflicto con Chile,

originado por el control del guano y el salitre.

Los recursos naturales que gestaron un periodo de

bonanza económica para el país, al final originaron

probablemente el episodio más desgraciado de la

historia de la República.

“Más que inaugurar una época de paz y prosperidad,

el guano y los nitratos motivaron guerras y

alimentaron el crecimiento de las desigualdades

entre clases y naciones”, explica Cushman: “La

Edad del Guano realmente merece su reputación

de haber sido una ‘era de mierda’”.

para recuperar la economía que derivaron en escándalos

de corrupción. Además, no se administraron

razonablemente los recursos que comenzaron a

disminuir por la explotación masiva e incontrolada.

“Los gobernantes del Perú durante la Edad del

Guano no se preocuparon demasiado por el agotamiento

de las antiguas reservas de guano del país”,

así que “el presidente (Manuel) Pardo tomó acciones

agresivas para usar nitratos con el fin de apuntalar

la situación económica peruana, pero solo

consiguió llevar a la región a una guerra por el nitrógeno”,

señala el historiador.

Simultáneamente, el régimen de Bolivia hizo lo propio

en Antofagasta, lo que generó la reacción

de Chile. “Chile sabía que Perú y Bolivia habían firmado

un pacto de defensa mutua en 1873, así que

lanzó un ataque preventivo que terminó, en poco

tiempo, con la ocupación de Tarapacá, de las islas

guaneras peruanas e incluso de Lima”. Fue, sin duda,

“una era de mierda”.

Sin subestimar los intereses chilenos y extranjeros

(especialmente ingleses) que condujeron al estallido

de la confrontación bélica, Cushman señala

también cómo contribuyeron los peruanos en crear

las condiciones para la guerra.

“De 1840 a 1879, Perú exportó un número estimado

de 12,7 millones de toneladas (de guano) de

sus islas, con un valor de entre 100 y 150 millones

de libras esterlinas (aproximadamente entre 13 a

20 mil millones de dólares)”, señala Cushman. Según

los cálculos citados por el historiador, alrededor

del 60% de estos ingresos se destinaron

al Estado peruano. Pero se hicieron inversiones

fallidas, o se firmaron contratos con extranjeros

Fuente

https://larepublica.pe/politica/2019/07/05/la-otra-historia-del-guano/?

fbclid=IwAR2jdo0CY072Dv6nT-

IkWvnOKhg0e6BUmh9JDvFs3rRS-

Ya6K3E0D8LW9KHc#.XSCkqDedpkE.facebook

NOTA DE PESCA

En 2019 el escenario de la explotación de los recursos

naturales y los escándalos de corrupción se mantienen

casi igual que en los años previos a la pre Guerra del

Pacífico.

Pareciera que la historia nos está mostrando que el problema

es más serio y complejo de lo que pueda alguien

imaginar y no se ven soluciones o alternativas posibles.

Revista Pesca octubre 2019 55


EL ATÚN ROJO: ¿POR QUÉ ES TAN

CARO?

El atún rojo es un pescado azul muy atractivo por

su sabor y textura, y que aporta magníficos beneficios

a nuestra salud

Además, el atún rojo puede aportarnos magníficos

beneficios a la salud gracias a su composición nutricional.

Se caracteriza por su elevado aporte en ácidos

grasos Omega 3. También presenta vitaminas, principalmente

la B12, que son básicas para el buen funcionamiento

de nuestro organismo, y contiene minerales

esenciales como fósforo, magnesio, yodo y hierro.

¿Es realmente atún rojo?

El atún rojo es un pescado muy codiciado en todos los

mercados.

Su pesca se somete a estrictos controles que fijan

cuotas de capturas anuales

El atún rojo es el pescado más codiciado en los

mercados, sobre todo en el japonés. Pero también es

una especie protegida, por su peligro de extinción. En

una subasta del país nipón, un atún rojo alcanzó el

precio récord de 2,7 millones de euros, que cuadriplicó

el máximo precio pagado hasta esa fecha por un

ejemplar de esta especie amenazada. Este atún pesaba

278 kilos, con lo cual se pagó el kilo a unos

9.710 euros. Y es que el atún rojo, es utilizado para

elaborar un tipo de sushi altamente cotizado por consumidores

japoneses.

En España, el atún rojo no alcanza tales precios,

por la ley de oferta y demanda. Al considerarse especie

en peligro, se fijan cuotas de captura anuales, y

se somete a estrictos controles. Esto se debe a que,

desde 1950, se calcula que el número de ejemplares

adultos ha caído casi un 85% en el Atlántico occidental

y un 67% en el oriental. Pese a ello, puede alcanzar

grandes cifras (su lomo cerca de 55 euros el kilo y la

ventresca, 79).

Su reducida pesca y comercialización han hecho que

muchos establecimientos gastronómicos solo los puedan

ofrecer en temporada. Sin embargo, otros prefieren no

retirarlo de sus cartas, y en muchos casos es cuestionable

si realmente están sirviéndonos atún rojo.

Pero, ¿qué podemos hacer los consumidores ante

ese fraude gastronómico? Al servirse despiezado, es

muy difícil de identificar. En pescadería es más sencillo,

ya que podemos comprobar el etiquetado. Aquí también

puede haber fraude, pero es bastante improbable. En el

caso del rojo, debe ser Thunnus thynnus. La otra opción

es pedir el 'Documento Oficial de Captura' que acompaña

a todas las transacciones comerciales de atún rojo,

que tanto pescaderías como restaurantes deberían tenerlo.

En cualquier caso, de lo único que podemos estar seguros

es que si nos venden un filete de atún a un

precio barato, no es atún rojo. La otra opción es

comprobarlo con nuestras papilas gustativas, pero únicamente

es una opción para aquellos que lo han probado

en ocasiones anteriores.

Fuente

https://www.diariovasco.com/gastronomia/despensa/atun-rojo-caro-

20190812092042-nt.html

Revista Pesca octubre 2019 56


EL 75% DE LAS ESPECIES MARINAS

EN MÉXICO ESTÁN

SOBREEXPLOTADAS

Si bien México tuvo un potencial muy amplio en pesca durante

cerca de cinco décadas, la producción y la sobreexplotación

pesquera encienden focos amarillos para las pesquerías, porque

cerca del 75% de las especies están sobreexplotadas.

Investigaciones y valoraciones de científicos establecen que

hay problemas tanto para la pesca tradicional, como para la

pesca industrializada debido a las notables bajas en capturas

y las condiciones de impacto ambiental que ya se advierten

en los litorales y zonas de mar abierto.

Datos que aporta el investigador Miguel A. Cisneros Mata, del

Instituto Nacional de Pesca, indican que México ocupa el lugar

16 en toneladas desembarcadas.

“Nuestra zona económica exclusiva (ZEE) va de la línea de

costa hasta 200 millas náuticas (360 km) mar afuera, generando

una superficie acuática de 3.2 millones de kilómetros

cuadrados de mar territorial”, comentó.

Destacó que casi toda la actividad pesquera marina se realiza

en los primeros 50 km a lo largo de 11 mil 500 km de litoral,

aunque la pesca también se realiza en las lagunas costeras,

lagos, ríos y presas. Desde hace una década, la producción

pesquera mexicana oscila alrededor de 1.1 millones de toneladas

por año, con un valor promedio de 16 mil millones de

pesos.

La flota de pesca artesanal se conforma por unas 111 mil embarcaciones

menores o pangas reportadas oficialmente en

2018. En cuanto a la pesca industrial, los 2 mil 500 barcos

activos, generan unos 25 mil empleos directos y otros 125 mil

indirectos. Además, esta flota es muy importante para el país

porque permite la ocupación física de nuestra ZEE.

La pesca apenas genera 0.2% del producto interno bruto

(PIB); sin embargo, es fundamental en la generación de alimentos

con alto contenido de proteína para consumo humano

directo e indirecto.

Con los últimos datos registrados en materia pesquera por el

Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP),

con datos de la Conapesca de 2017, Yucatán se establece

como el estado con número seis en capacidad pesquera y de

captura de especies de escama y otras variedades.

Se indica que, se lograron un total de 48 mil 212 toneladas de

pesquerías, con un valor total de mil 951 millones de pesos.

Si bien, en nuestro estado hay registradas 48 empresas industrializadoras

de pescado, en una década el número de

pescadores se redujo de 20 mil 240 trabajadores del mar a

menos de 11 mil 300 en 2017.

Yucatán destaca en captura de langosta, con producciones de

643 toneladas, con valor estimado en 128 millones; pulpo 25

mil 121 toneladas y un valor comercial de mil 255 millones de

pesos y mero con una captura total de 7 mil 111 toneladas y

un valor comercial de 226 millones de pesos.

En los datos del Anuario Nacional de Pesquerías se establece

que, Yucatán únicamente recibió el 4 por ciento de los créditos

destinados al sector, contra el 32 por ciento que se aplicó

en el estado de Sinaloa y 26 en Sonora.

En Yucatán están registradas 150 cooperativas, de éstas el 80

por ciento trabaja en pesca ribereña, con embarcaciones artesanales

y el 20 por ciento en embarcaciones mayores y pesca

industrial.

De esta forma, de los 35 mil millones de pesos que aporta a

la economía nacional el sector pesquero, nuestro estado es el

número seis, debajo de Sinaloa, Sonora, Baja California, Tamaulipas,

Campeche y Veracruz, que alcanzan los volúmenes

más importantes de captura y entrega una producción estimada

en mil 333 millones de pesos.

Fuente

https://reporteroshoy.mx/noticias/el-75-de-las-especies-marinas-enmexico-estan-sobreexplotadas/

Junto con la acuacultura, la pesca contribuye a la economía

del país en la seguridad alimentaria, generación de empleos,

desarrollo regional, e ingreso de divisas. Hay en México unos

300 mil pescadores: 52% en el Pacífico, 40% en el Golfo de

México y el Caribe mexicano, y 8% en estados sin litoral marino.

Revista Pesca octubre 2019 57


LAS PARTES MÁS NUTRITIVAS DEL

PESCADO VAN A LA BASURA

El pescado es conocido por la calidad de su proteína y su rico

contenido en Omega 3, pero la mayor cantidad de micronutrientes

se encuentran en las partes que se desechan, advierte

la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura

(FAO) que analiza alternativas para rescatarlas.

"Del pescado en general siempre se habla como una fuente

de proteína, pero a mí me gusta dar énfasis en los otros nutrientes

que diferencian a los productos pesqueros de otro

tipo de carnes", explicó a Efe Jogeir Toppe, oficial de Industrias

Pesqueras de la Oficina subregional para Mesoamérica

de la FAO.

Lo hizo en un foro sobre sostenibilidad marina celebrado recientemente

en la ciudad de Manta, en el litoral ecuatoriano,

donde se abordaron diferentes cuestiones relacionadas con la

industria pesquera, así como propiedades nutritivas del pescado.

Numerosos estudios reflejan que los túnidos y otros pescados

son una importante fuente de ácidos grasos Omega 3, esenciales

para el mantenimiento de la función cerebral.

De acuerdo a investigaciones sobre la materia, el consumo de

proteínas del pescado reduce en un 36 % el riesgo de morir

por enfermedades coronarias y refuerza los ácidos DHA y

EPA, que son las formas de omega 3 cerebrales.

Asimismo, revelan que las madres que se alimentaron con

una dieta rica en pescado durante la gestación tuvieron hijos

que a los 5 años de edad tenían un coeficiente intelectual seis

puntos superior al de otros cuyas progenitoras no consumieron

el alimento en igual medida.

"El mayor componente de nuestro cerebro es el DHA, un

omega 3 de larga cadena que se encuentra en el pescado",

refirió el representante de la FAO, antes de subrayar que "el

gran desafío" desde el punto de vista alimentario es la deficiencia

de micronutrientes que afecta al 30 por ciento de la

población mundial.

Indicó que alrededor de 3.000 millones de personas en el planeta

tienen deficiencia de hierro, vitamina A, yodo y zinc, que

se encuentra en grandes proporciones en los productos pesqueros,

"en algunas partes más que en otras".

Y es que los filetes de los productos del mar suelen ser las

partes más consumidas, aunque no las que más nutrientes

aportan necesariamente, datos que apenas se conocen debido

a que los subproductos nunca fueron destinados para el

consumo humano.

Toppe incide en que la poca información nutricional de los

desechos del pescado arroja que estas partes pueden llegar a

contener niveles muy elevados de micronutrientes esenciales:

"Estamos hablando de diez, cien y hasta mil veces más altos

que en el filete y que no se aprovechan".

Esas partes generalmente son la cabeza, la columna y vísceras,

"una joya de nutrientes", y que terminan en la mayoría

de los casos convertidas por la industria en harina de pescado

para uso no humano.

Representan además entre el 50 y el 90 % del peso total del

pescado, y se calcula que entre el 30 y el 70 % de la materia

prima se elimina durante su procesamiento.

Ante estos datos, la FAO ha desarrollado proyectos piloto en

Perú y África que incorporan productos especialmente confeccionados

a base de estos subproductos pesqueros en la alimentación

escolar y con resultados muy prometedores.

"Tenemos en cuenta el coste bajo, pero el nivel nutricional

alto" de la materia, señala el directivo y pone el ejemplo de la

anchoveta peruana, especie originaria del Pacífico de la que

se han aprovechado todas sus partes y elaborado productos

que lograron "una aceptabilidad muy alta en las escuelas".

Otro estudio en el continente africano incluyó en el menú escolar

un polvo preparado con la espina dorsal del atún para

fortificar un plato tradicional y que resultó un éxito.

Estas iniciativas muestran, según Toppe, que "se puede cambiar

la mentalidad" y buscar su posible comercialización.

En América Latina se consume la mitad del pescado que debería

consumirse según los parámetros del organismo, generalmente

por tradición y la creencia de que rinde menos que

la carne.

Estefanía Bravo, licenciada en nutrición por la Universidad

Católica del Ecuador, asegura que en los estratos sociales

más bajos el pescado es visto como un producto caro y sus

desechos suelen emplearse para caldo, que tras la cocción

pierde parte de su gran valor nutricional.

"Todo el pescado es excelente, desde los beneficios que brindan

los ácidos grasos para el desarrollo de los niños, hasta su

carne prácticamente magra y buena para reducción y mantenimiento

de peso", concluye.

Daniela Brik

Fuente

https://www.eldiario.es/sociedad/partes-nutritivas-pescado-vanbasura_0_915508721.html

Revista Pesca octubre 2019 58


PESCADO FRESCO, CONGELADO Y EN LATA,

¿CUÁL ES MEJOR?

ROSA MARÍA TORRES

Foto: Bigstock

Los tres son igual de nutritivos y de saludables. Eso sí, ten en cuenta

algunas recomendaciones

pescado están apagados y si las branquias están amarillentas.

A la hora de consumirlo no retires la piel, porque es rica en

colágeno y, en los pescados blancos como la merluza, es dónde

se concentra el omega 3.

El pescado es un alimento vital en nuestra dieta. Se aconseja

tomarlo al menos una vez en semana. Además, tiene una

gran ventaja respecto a otros alimentos, y es que sigue conservando

sus propiedades tanto si se consume fresco,

en lata o si se congela.

Según un estudio reciente publicado por la FAO: “La proporción

de pescado congelado destinado al consumo humano ha

aumentado considerablemente en las últimas décadas, y se

prevé un incremento de 26 millones de toneladas, que supone

un 15% más si se compara con el período base (promedio

2014-2026)”. Eso sí, debemos recordar que no debemos

romper la cadena de frío de cualquier pescado. De esta

manera conseguiremos mantener a raya todos los nutrientes

que contienen.

El pescado es una importante fuente de proteínas de alta calidad

que ayudan a reconstruir los músculos. Además, es un

alimento muy cotizado entre los deportistas. Es rico en

Omega 3, vitaminas y minerales. Se aconseja su consumo,

entre otras cosas, porque disminuye la inflamación de las

articulaciones y es un fuerte aliado contra la fatiga

y depresión.

Fresco

A la hora de comprar un pescado fresco es muy importante

saber distinguirlo. ¿Cómo? Observa el color: debe ser metálico,

los ojos brillantes, transparentes y estar hacia

fuera y oler a mar y sal. Debemos desconfiar si los ojos del

Congelado

Como el pescado fresco no hay nada, sin embargo, sigue

siendo muy nutritivo. Es el método de conservación más

popular que evita la proliferación de bacterias, siempre y

cuando se respete la cadena de frío. El punto negativo se lo

llevan sus propiedades organolépticas (las características físicas

que pueden percibir de ellos los distintos sentidos, como

el sabor, el olor, la textura y el color), eso quiere decir que al

congelarse el pescado puede perder sabor y textura.

Por otra parte, es más económico y tiene una razón muy

obvia: se recolecta en la época de mayor abundancia, en

temporada alta. El ahorro puede llegar a suponer un 40%

frente al pescado fresco. Comprar el pescado congelado se

está convirtiendo en el gran aliado de la economía doméstica.

Revista Pesca octubre 2019 59


Enlatado

Normalmente atún, bonito, anchoas o sardinas se consumen

en lata. Todos los nombrados anteriormente son ricos

en Omega 3 y gracias a su conservación en aceite la

presencia de mercurio se reduce de forma considerable y

predisponen la absorción de selenio.

Fuente

https://www.65ymas.com/salud/alimentacion/pescado-fresco-congelado

-y-en-lata-cual-es-mejor_2273_102.html

Pero a la hora de elegir la conserva procura que sea al natural

y, si prefieres la opción en aceite, que sea de oliva

virgen extra. Observa bien la lata y elige aquellas que no

estén ni hinchadas ni abolladas, porque esto puede poner en

riesgo tu salud. Y, por supuesto, vigila al detalle la fecha

de caducidad.

El recurso pesquero no aumenta en función de la demanda.

Se ha atribuido siempre a los recursos marinos, no solo el carácter de renovable, sino además, la cualidad de inagotable.

Se ha elegido aceptar el mito, en obstinada ignorancia de los hechos, creyendo que los recursos pesqueros son infinitos e inagotables y

forzando la extracción hacia límites impredecibles en sus consecuencias.

La forma más racional de proteger nuestros recursos pesqueros es adoptando un enfoque precautorio y no incurrir en incentivar mayor

consumo, que a su vez presiona sobre mayores capturas. Los peces son recursos naturales renovables, solo si se les deja reproducirse

adecuadamente cuidando de no reducir sus poblaciones. Esto requiere de regulación basada en información científica.

En tanto no haya información que permita regular la captura de estas especies y asignarles no solamente un cuota anual de extracción,

sino establecer sistemas de control eficaces, no parece que haya otra acción más sensata posible.

Es imprudente e irresponsable promover mayor consumo y mayor extracción, sin disponer de adecuada y suficiente información científica

y capacidad de regulación, fiscalización y control.

Revista Pesca octubre 2019 60


LA MAL LLAMADA PESCA

ARTESANAL

Jorge Medicina Di Paolo

Director de la Carrera de Economía de la Universidad de Lima

La Cuenta Satélite de la Economía Informal 2007-2015, elaborada

por el INEI, revela un importante estudio sobre el estado

actual de la producción y el empleo informal de la economía

local. En dicho sector subsisten pequeñas unidades productivas

de baja productividad organizadas de manera muy básica

y sin capacidad para acceder a un crédito bancario, por lo que

las personas que se emplean en tal situación son víctimas del

sistema. La PEA local está compuesta por un alto porcentaje

de subempleo informal y, como tal, están excluidos de recibir

beneficios laborales, tales como la seguridad social, CTS, vacaciones,

indemnización por despido o cualquier otro que se

adquiere en el mercado laboral formal.

De acuerdo con el INEI, el sector informal constituye el

73.2% del empleo total y apenas un 26.8% de la PEA participa

formalmente en la transformación de riqueza medida en el

PBI. Los sectores más informales son agropecuario y pesca

(97%), respectivamente. Luego, servicios turísticos (84%),

transportes y comunicaciones (80%), construcción (77%),

entre otros. En total, son cerca de 8.7 millones de unidades

productivas, de las cuales el 23.5% son formales y 76.5%,

informales. En diferentes ponencias o conferencias se ha explicado

que la informalidad, junto a la precariedad institucional,

es el mayor freno para el avance del crecimiento sostenido.

Cuando se habla del sector pesca en el Perú, se trata de

una actividad formal que representa, en el mejor de los casos,

un 1.3% del PBI total. Esta actividad de tipo formal registra

la captura de especies para originar una cadena de

transformación con escaso valor agregado, como es el caso

particular de la anchoveta en harina y aceite de pescado destinado

al consumo humano indirecto, orientado casi un 100%

al mercado externo. Lamentablemente, al ser la harina de

pescado un commodity, no podemos discriminar precios obteniendo

un reducido margen de ganancias por volumen de

producción. La captura de otras especies como los peces demersales,

pelágicos, mariscos y moluscos se emplea para el

consumo humano directo local o extranjero. La presentación

puede ser frescos, congelados, enlatados, curados, secos o

salados. Por lo general, esta captura se logra dentro de las

200 millas marítimas utilizando embarcaciones de menor escala

y que hoy son catalogadas como artesanales. Dichas embarcaciones

cuentan con bodegas de almacenamiento que

cubren 32.6 toneladas. Por ser consideradas de tipo artesanal,

no asumen los riesgos de sus tripulantes (4 a 7 por cada

embarcación), tampoco los costos externos de producción por

las externalidades negativas que acarrean en el momento de

la captura hasta llegar a su destino final. Esto es, el desembarque,

comercialización y transporte.

La habilitación de cada embarcación para esta actividad marítima

es totalmente informal, pues minimiza costos no obstante

los altos riesgos que acarrea. Los costos laborales son marginales

porque no se asumen los riesgos que existen para

cada tripulante o peón de cada embarcación. No se cuenta

con un seguro de vida, tampoco se otorgan beneficios sociales

y la paga es mínima, según el volumen de captura. La

forma perversa de pagar salarios a los peones de lanchas le

permite a cada dueño de embarcación seguir acumulando

capital para adquirir mayores unidades y aparejos en un mercado

totalmente informal.

De acuerdo con encuestas últimas, se ha incrementado el

número de embarcaciones y peones que trabajan bajo la pantalla

de pesca artesanal y que el 70% de pescadores artesanales

informales se concentra en la zona norte del país, desde

Lambayeque hasta Tumbes. Además, concentra la mayoría de

embarcaciones de menor escala para la captura ilegal de la

anchoveta cercana a la costa y de la pota, emigrando a otras

bahías o caletas tranquilas a lo largo de la costa peruana.

Este mercado presenta imperfecciones propias de la informalidad,

como el poder de mercado que se concentran en pocos

compradores que manipulan el precio, no ofrecen las garantías

de mantener una cadena de frío, mucha contaminación,

información asimétrica y colusión entre los manipuladores y

acaparadores de cada especie. ¿Quién está detrás de este

sector informal que no asume los costos externos de la contaminación

de las bahías, distrito o lugar? Respuesta difícil por

la complejidad de las normas de la Ley General de Pesca, que

en cada gobierno fue mutando con nombre propio a beneficio

de pocos y malos empresarios a costa de la desgracia de muchos.

Una tarea pendiente que deberán trabajar los ministros

de la Producción y del Ambiente.

https://elperuano.pe/noticia-la-mal-llamada-pesca-artesanal-63771.aspx

Revista Pesca octubre 2019 61


CUANDO EL MAR ERA LIBRE

Antón Luaces

Cuando el mar era libre, nuestros pescadores eran

"olímpicos", practicaban la denominada "pesca olímpica",

a la que se puso fin desde la Secretaría General de

Pesca Marítima hace nueve años. Fue cuando el responsable

de tal secretaría anunciaba que "se ha acabado la

pesca olímpica. Ahora vamos al reparto de cuotas". Y

los problemas de sobrepesca continúan (al menos al

decir de las distintas organizaciones no gubernamentales

con vara alta en Bruselas y de aquellas otras que

surgen como setas en las humedades de la Comisión

Europea), la escasez de las pesquerías son piedra de

toque para que la propia Comisión establezca recortes

de manera inmisericorde, los barcos gallegos van a menos,

los puestos de trabajo se reducen un día sí y otro

también (alrededor de cien mil personas vivían de la

mar en Galicia a principios de este siglo y hoy no superan

las 30.000) y la pesca olímpica, oficialmente prohibida,

la practican aquellos que para su suerte, tienen barcos

con base en „por ejemplo en el caladero nacional

Cantábrico Noroeste„ comunidades como el País Vasco

o Cantabria, que es por donde las pesquerías que más

interesan en Galicia hacen su entrada en aguas de la

península.

No es, verdaderamente pesca olímpica, pero son los

barcos vascos y cántabros -suerte para ellos- los que

primero avistan las avanzadillas de pesquerías como las

de la anchoa, el jurel o la caballa que, cuando pueden

ser capturadas por los barcos gallegos, son como náufragos

en la sopa cantábrica: fideos a la deriva que llegan

a los mercados cuando estos están saturados y su

valor es el mismo que tiene un suspiro en los acantilados

de A Costa da Morte o el Ortegal.

del pincho, la más apreciada, la más cara en el mercado

y, por tanto, la que mayor beneficio dejaba para unos

marineros carentes de salario fijo (trabajaban a la parte)

y sin prácticamente derecho alguno a bordo durante

esas tres semanas que se pasaban de borrasca en borrasca

y con vientos casi siempre rolando al este o nornoroeste

a causa de una baja presión que nada tenía -ni

tiene- que ver con la presión que se ejercía sobre todos

y cada uno de los tripulantes del barco, desde el contramaestre

al cho.

Aquella libertad que el mar tuvo fue recortada por las

organizaciones de armadores „hicieron valer sus intereses„

que se dieron prisa en crear las Organizaciones Regionales

de Pesca de las que más tarde renegarían y,

sobre todo, por los países „entre estos España, a pesar

de sus muchas limitaciones„ que dieron un paso adelante

para acotar espacios y, sobre todo, establecer derechos

de pesca en una denominada Zona Económica Exclusiva

de la que ahora se ríen a mandíbula batiente los

pescadores japoneses, chinos, coreanos, rusos y, naturalmente,

los desaprensivos que practican pesca ilegal,

que es como la pesca olímpica pero para su buchaca.

No, ya no será posible nunca más la pesca olímpica. Hemos

acabado con ella. Y no solo porque la UE lo diga.

Está a la vista: los investigadores marinos y las ONG

dicen que no hay qué pescar. Y la Unión Europea se lo

cree, bendita sea. Amén.

Fuente

https://www.laopinioncoruna.es/mar/2019/07/05/marlibre/1417225.html

Sí, el mar fue libre. Pescar era fácil. Y llenar barco y lancha,

habitual. Un lance, para un palangrero en Gran Sol,

significaba meter en bodega 20 o 25 cajas de merluza

Revista Pesca octubre 2019 62


PRINCIPIOS DE INGENIERIA

ECONOMICA EN DISEÑO DE

BUQUES

Mg. Rene Pallalever.P; Ing. Edwin Butikoffer; Consultores Ingeniería Económica Buques

Introducción

Las condiciones de libre mercado deberían establecer límites

superiores e inferiores para la rentabilidad. Por lo tanto, podemos

usar tasas de interés razonables para encontrar el valor

presente de ingresos o costos futuros. Por el contrario,

podemos convertir el costo invertido en un costo anual promedio

por medio del factor de recuperación de capital. Este

concepto resulta útil cuando no podemos predecir el ingreso

pero solo sabemos que es el mismo entre las alternativas.

Siendo ese el caso, el barco más rentable será el que pueda

producir el servicio al costo anual promedio más bajo.

Resumen

Al comienzo de este Paper discutimos el papel importante del

análisis del flujo de caja en determinar la capacidad de un

negocio del transporte de carga para sobrevivir a los cambios

del mercado que son una característica del transporte de

carga de un Buque. Se menciona las variables costos e

ingresos que representan al flujo de caja de un negocio de

transporte , con el fin de comprender cómo se pueden controlar

los costos y cómo se pueden aumentar los ingresos en

general a las restricciones impuestas para un Buque , la organización

empresarial y el marco legal dentro del cual está

operando la embarcación. Por lo cual queda por discutir las

técnicas para preparar los cálculos del flujo de efectivo que

se puedan usar como base para la toma de decisiones de Inversiones

en Buques de Transporte de Carga, ya sean Pesqueros,

Graneleros, Wellboats, etc.

Cuatro métodos de análisis de flujo de caja son ampliamente

utilizados en la industria del transporte de carga de un Buque,

cada uno de los cuales aborda el flujo de caja desde una

perspectiva diferente:

1.- El análisis del flujo de caja del viaje (VCF):

Es la técnica utilizada para hacer el día a día en la toma de

decisiones de fletamento. Calcula el flujo de caja de un viaje

de un barco en particular o combinación de viajes. Esto proporciona

la base financiera para operaciones y la toma de

decisiones de cómo elegir entre oportunidades de alternativas

de charter donde hay varias opciones, o en una crisis que se

decide si se va a dejar el barco o arreglarlo.

2.- El análisis de flujo de caja anual (ACF):

Calcula el flujo de caja de un barco, o de una flota de barcos

año por año. Es el formato generalmente utilizado para el

flujo de caja. Al proyectar el flujo de caja total para la unidad

de negocios durante un período completo del ejercicio financiero,

muestra a si, supuestos específicos, el negocio como un

todo generará suficiente efectivo para financiar sus operaciones

después de tener en cuenta los factores que complican

tales como obligaciones fiscales, reembolsos de capital y periódicos

mantenimiento.

3.- El análisis de la tasa de flete requerida (RFR):

Es una variante del flujo de caja anual. Este análisis se enfoca

exclusivamente en el lado del costo de la ecuación, calculando

los ingresos que el barco necesita ganar para cubrir sus

costos. Esto es útil para los armadores calcular si la inversión

de un barco será rentable y si los bancos llevan el análisis de

crédito para decidir cuánto prestar. También se puede usar

para comparar diseños alternativos de buques.

4 El análisis del flujo de caja descontado (DCF):

Se refiere al valor temporal de dinero. Se utiliza para comparar

opciones de inversión donde los flujos de efectivo difieren

significativamente con el tiempo. Por ejemplo, si un nuevo

barco implica una gran inversión inicial pero es barata de

operar, mientras que un barco viejo es barato de comprar

pero tiene mayores costos más adelante en su vida. La Metodología

DCF proporciona una forma estructurada de comparar

dos inversiones.

Estos métodos son complementarios y cada uno aborda el

flujo de caja de manera diferente de una forma adecuada a

las necesidades de diferentes decisiones en buques de carga.

Y.Morutso and K.Taguchi, Optimización Técnico – Económica al Proyecto

de Flota de Buques; Icare Concepción, realizado 10-14 Agosto

1981. Universidad Concepción, Chile & Universidad Osaka, Japón.

Bibliografía:

Mg. Rene Pallalever (*): Investigador en Ingeniería Económica de

Buques; Editor de Revistas Especializadas, Revista Chile Pesquero, Induambiente;

Consultor Internacional Naciones Unidas (Ext.) Ingeniería Económica

Buques. Además he realizado Proyectos para la India, Italia, Chile, Peru,

sobre Estudio de Revisión del Rendimiento Tecno – Económico de las Flotas

Pesqueras Mundiales. Poseo Publicaciones en, Arqueología, Antropología,

Medio Ambiente y Economía de los Recursos Naturales, Cualquier duda contactarse

a mi Email: rpallalevero@gmail.com; Chile.

Ing. Edwin Butikkofer: Investigador en Ingeniería Económica de Buques,

Especialista en Ingeniería de Motores Marinos de Buques Pesqueros y Equipos

Electromecánicos , con más de 17 años de experiencia en el sector Pesquero

y Acuícola, con pasantía en Motores Diésel de Tercera Generación y

Propulsión Marina: Astilleros Hyundai ,Astilleros Ulsan Corea del Sur además

posee estudio de Tecnólogo Pesquero; Ingeniero Pesquero . Cualquier duda

contactarse a mi Email: erbutikofer@gmail.com.; Chile.

Revista Pesca octubre 2019 63


Ocupar las calles es una de las

herramientas más efectivas para crear

cambio social porque

demuestra poder y unión.

A veces es la única vía.

Revista Pesca octubre 2019 64


Revista Pesca octubre 2019 65


ATÚN: UN CASO EN QUE SE DAÑA

AL PERÚ PRIMERO

En enero de 2007 se publicó la Ley 28965, de promoción

para la extracción de recursos altamente migratorios,

como el atún. Establece que, a la captura de especies

con tal característica obtenidas por embarcaciones extranjeras

con permiso de pesca otorgado por el Perú,

independientemente de la zona de captura le es aplicable

cualquiera de los regímenes aduaneros previstos en

el Texto Único Ordenado de la Ley General de Aduanas.

Ante inconvenientes en su aplicación, en noviembre de

2008 la gerente jurídica de la Sunat, Sonia Cabrera Torriani,

actualmente en servicios en la misma entidad,

emitió el Informe 067-2008-SUNAT/2B4000, en el que

concluye que “…la captura del recurso hidrobiológico

realizada por embarcaciones de bandera extranjera premunidas

de permiso de pesca en cualquier zona del dominio

marítimo del Perú o de las 200 millas marinas, así

como fuera de dicho territorio, da lugar a la aplicación de

los siguientes regímenes aduaneros: importación, tránsito,

transbordo, depósito en aduanas, exportación, exportación

temporal, admisión temporal para perfeccionamiento

activo, drawback y reposición de mercaderías en

franquicia, siempre que se cumplan para efectos de su

destinación con los requisitos que para tal fin establece

la Ley General de Aduanas…”.

Debido a esta disposición normativa y medidas complementarias

que se han dado, se ha ido consolidando desde

entonces una industria atunera nacional que era

inexistente en 2007 y que hoy genera exportaciones por

41 millones de dólares anuales, con proyección a 250

millones en 2021. Los empresarios nacionales han invertido

más de 200 millones de dólares en maquinaria,

equipo y embarcaciones especiales para esta actividad,

que requiere de mucha eficiencia ya que tiene pequeños

márgenes de utilidad y precisa grandes volúmenes de

producción.

A pesar de que en junio de 2018 se promulgó la Ley

30788, que declara de interés nacional el incentivo al

desarrollo de la industria atunera en el país, la Sunat pareciera

haberse propuesto desaparecerla en 2019. Su

Intendencia de Aduana de Paita, principal puerto atunero

nacional, ha decidido desconocer las Declaraciones

Aduaneras de Mercancías referidas a las compras de

atún a naves extranjeras por parte de industrias peruanas,

y desde el 2016. Con ello, en la práctica está desconociendo

la Ley 28965 y la opinión de la gerente jurídica

de la Sunat. Esto obliga a los industriales a pagar el 30%

del valor de todo el atún adquirido en esos años como

Impuesto a la Renta (renta que no es tal), con lo que

está decretando la desaparición de la industria atunera

peruana en las próximas semanas.

En momentos en que empresarios y trabajadores del

sector resaltan en el mundo nuestra vocación atunera,

resulta inexplicable que la Sunat la destruya y el MEF no

se entere. Pero lo más dramático es que volveremos a

liquidar, igual que en los 70, esta iniciativa privada que

podría revitalizar a la industria nacional de pesca para

consumo humano. Así, perderían la posibilidad de obtener

empleo formal más de 6,000 peruanos y se producirá

un cierre de plantas conserveras. ¿Hay alguien en las

altas esferas interesado en seguir comprando conservas

asiáticas de dudosa calidad, a quien le disguste el fortalecimiento

de nuestra industria? A la hora de hacer daño,

¿quieren hacerlo al PERÚ PRIMERO?

Alfonso Miranda Eyzaguirre

Ex viceministro de Pesquería.

Revista Pesca octubre 2019 66


CLAROSCUROS DEL ACUERDO DEL

MERCOSUR CON LA UNIÓN

EUROPEA EN MATERIA PESQUERA

E INDUSTRIAL NAVAL

El reciente Acuerdo firmado entre el MERCOSUR y la Unión

Europea fue presentado como un «Acuerdo histórico» y, sinceramente,

adheriríamos a esta denominación, si no conociéramos

las asimetrías entre ambos bloques; la escasa integración

y desarrollo del MERCOSUR y, la política de desindustrialización

que se promueve desde el gobierno, al menos en el área

de la actividad pesquera, a la que me limitaré, al relacionar

este Acuerdo con respecto a la exportación de los productos

pesqueros del Atlántico Sur.

Deberemos profundizar o ajustar este análisis, cuando conozcamos

algo más que las directrices que algunos corresponsales

han difundido, pero, que, en materia pesquera, para que

se trate de un «Asociación Estratégica» como también se ha

denominado a este Acuerdo, deberían reunirse una serie de

medidas instrumentales que no se vislumbran.

Empecemos por decir que, en la situación desestructurada y

carente de un plan de desarrollo nacional, en la que se encuentra

la Argentina, es prudente que la implementación lleve

10 años, de otro modo, seríamos virtualmente invadidos, si es

que ello igualmente no ocurre; aunque, en la dinámica del

intercambio del comercio internacional, es improbable que los

acuerdos de hoy no muten mucho antes de ese plazo. Un

Acuerdo de esta naturaleza, no puede llevarse adelante sin un

plan participativo de cada uno de los sectores productivos y

exportadores y, ello es lo que ocurre al menos en el industrial

pesquero. No hay una «Asociación Estratégica» entre el sector

productivo nacional y el mercado europeo.

La eliminación de aranceles. Con respecto a la política

arancelaria, ello incidirá de distinta forma en la actividad pesquera

y sus proveedores. Para ubicarnos en la relaciones del

sector pesquero con la Unión Europa habría que tener presente

que la Argentina exporta anualmente unos 2 mil millones de

dólares y que solo el 36% de ese monto se destina a los países

de la Unión Europea; aunque, el 60% de estas exportaciones

son commodities con reducido o nulo valor agregado, de

modo tal, que si no se promueve la industrialización en Argentina,

exportando valor agregado y productos destinados

directamente a las góndolas de Europa, la quita no será relevante.

Y en este sentido, el gobierno de turno debe resolver

definitivamente el problema de la inflación y del costo interno

del país, ya que los productos argentinos no pueden competir

con el Índice de Precios al Consumidor Anual de España

(0,52%), Italia (0,68%) o Francia (0,83%), sus primeros compradores

europeos. A todo ello, habría que agregarle, que hay

productos pesqueros de países de la Unión Europea que están

subsidiados y, por el contrario, nuestros productos sufren retenciones;

las empresas europeas tienen líneas de crédito de

bajo interés y no sufren la carga impositiva y burocrática de

nuestro país.

Por otra parte, hasta hace unos días atrás, los industriales navales

promovían un DNU para favorecer la construcción de

embarcaciones pesqueras en la Argentina, pero, a partir de

este Acuerdo, la importación de buques podría estar libre

de todo gravamen de importación y ello podría significar

la desactivación de la industria naval del país.

Apertura de las Licitaciones Públicas. En materia pesquera

y a la luz de las próximas renovaciones de las Cuotas y

Autorizaciones de Captura, las empresas europeas podrían

competir en un plano de igualdad con las empresas argentinas,

situación que, en atención a que el recurso pesquero se

trata de un bien agotable, el ingreso de nuevos actores se hará

en base al cierre de empresas existentes. Se agregará, a la

sostenida penetración china en la actividad, el ingreso de nuevas

empresas españolas, reemplazando a las pequeñas y medianas

empresas nacionales. Ello se agravará, si el gobierno

no promueve la exportación de productos con alto valor agregado,

de modo de generar mayor empleo y divisas.

Seguridad sanitaria, regulaciones y estándares técni-

Revista Pesca octubre 2019 67


cos. En la Pesca este ítem será neutro por cuanto nuestro país

tiene altos estándares de seguridad alimentaria, utilizando sistemas

de autocontrol desde 1998 con la aplicación de los planes

HACCP (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control).

Contrario a algunas opiniones desinformadas, la Argentina

desde hace más de 40 años ha sido habilitada para exportar a

los mercados más exigentes, como la Unión Europea, Estados

Unidos, Japón, etc.

La circulación marítima y fluvial. El gobierno ha dado

muestras de desinterés respecto a ocupar con buques argentinos

la hidrovía y, las embarcaciones que transportan bienes

por esta vía lo hacen con bandera paraguaya, boliviana y uruguaya,

motivo por el cual, el libre acceso de buques europeos,

profundizará la ausencia de ocupación argentina en el transporte

fluvial y el desarrollo regional. Hay quién ha manifestado

que los buques extranjeros que pescan ilegalmente en la Zona

Económica Exclusiva Argentina y en el área adyacente a ésta

en Alta Mar podrían calificar el origen de sus capturas según la

bandera del buque que extraiga el recurso (por ejemplo, español),

pero esto se contradice con la política que ha llevado

hasta la fecha la Unión Europea de combatir la pesca ilegal

(INDNR) y las propias normas de la Convención de las Naciones

Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR). En materia

de Asociación Estratégica, esté Acuerdo debería terminar con la pesca

clandestina de buques españoles que depredan nuestros recursos argentinos

en el Atlántico Sur y son los principales socios en esta materia con

el Reino Unido de Gran Bretaña en Malvinas, pero nada de ello no está

escrito en este Acuerdo.

La denominación de origen. No tendría implicancia alguna para la

pesca y por el contrario puede tener una significancia negativa importante

en la industria alimentaria que verá invadido el país con denominaciones

que tienen mucha tradición y prestigio internacional.

Medio Ambiente. La Argentina es firmante del Acuerdo de París y se

ha obligado a la lucha contra el calentamiento global, pero, el Acuerdo

también establece la obligatoriedad de dar cumplimiento a la Convención

del Comercio Internacional de Especies Protegidas de Fauna y Flora Salvaje,

la Convención de la Diversidad Biológicas y los Códigos de Conducta

de la FAO. En materia pesquera estas cuestiones ambientales

o de protección del recurso no son atendidas por el gobierno

nacional, ya sea porque no ha realizado acción alguna con respecto a la

depredación que realizan los buques pesqueros extranjeros con o sin

licencia ilegal británica en el Atlántico Sur, el descarte de especies de la

flota nacional, la falta de estudios de impacto ambiental a la hora de

licitar las exploraciones y explotaciones de hidrocarburos offshore y la

falta de tratamiento de efluentes industriales. El Código de Conducta

para la Pesca Responsable de la FAO está lejos de cumplirse en la Argentina

y como ha manifestado recientemente su Interventor Héctor

Lobbosco en el Senado de la Nación, el INIDEP no fue consultado a la

hora de licitar las nuevas áreas petroleras y tampoco cumple con la Disposición

205/19 que establece que los buques deben llevar al menos un

60% de inspectores. Este Instituto sobre 252 buques que operan solo

cuenta con 55 observadores, «porque están en un plan de reducción de

personal», es decir, que en este tipo de agentes calificados, que son

indispensables para evitar la depredación pesquera, su número solo alcanza

al 22%, motivo por el cual, seguramente, a fines del año pasado,

la certificadora norteamericana Seafood Watch calificó negativamente

con «rojo» el manejo del langostino y, en particular, la organización

cuestionó duramente el bycath que lleva a descartar grandes volúmenes

de merluza en la captura de langostino, con los daños ambientales y

laborales que ello implica. Para revertir esta situación la Argentina debería

invertir ingentes sumas de dinero para aplicar a todas las tareas de

seguridad de la Armada y la Prefectura Nacional, controles independientes

de las capturas y, relevamiento en el mar del INIDEP.

El régimen laboral. La actividad en general cumple con las obligaciones

de la Organización Internacional del Trabajo, pero, tiene deudas

muy importantes relativas a la seguridad del personal embarcado debido

a la vetustez de los buques que, en promedio, superan los 40 años de

antigüedad, generando un alto riesgo para los trabajadores y los crecientes

naufragios que provocan desapariciones y muertes de los tripulantes.

El gobierno ha rechazado sistemáticamente y, vetado en el caso de la

Ley de Marina Mercante y Fluvial, toda forma de financiar la renovación

de la flota, a pesar de que es necesario invertir importantes sumas para

modernizar la flota pesquera y evitar nuevos naufragios. Ello, además,

se contradice con la libre importación de buques que el Acuerdo habrá

de facilitar.

En síntesis, más allá de que aún falta conocer detalles, este Acuerdo

está absolutamente desequilibrado entre los firmantes y carece de todo

planteo de Asociación Estratégica, en un país endeudado, sin crédito

para el desarrollo de las empresas y con una inflación que, como hemos

dicho, le hace perder toda competitividad a los productos argentinos en

el mundo.

Habrá que poner las barbas en remojo, porque estamos por presenciar

una carrera, donde los argentinos no hemos ni empezado

a entrenarnos y la Unión Europea ya lleva varios grandes

premios ganados. Y, ¿el gobierno?, no ha podido resolver aún -

ni siquiera- la inflación.

Dr. César Augusto Lerena

Experto en Atlántico Sur y Pesca, ex Secretario de Estado, ex Secretario

de Bienestar Social (Ctes) ex Profesor Universidad UNNE y FASTA,

Asesor en el Senado de la Nación, Doctor en Ciencias, Consultor, Escritor,

autor de 24 libros (entre ellos “Malvinas. Biografía de Entrega”)

y articulista de la especialidad.

30 de junio de 2019

Revista Pesca octubre 2019 68


LA DESARTICULACIÓN ENTRE EL

ESTADO, LA EMPRESA PRIVADA Y

LA SOCIEDAD

En toda la costa peruana, la pesca artesanal o llamada

de menor escala es de dominio informal (en muchos casos

ilegal); a la que cada día se adhieren más personas

sin control alguno, lo que acarreará sin ninguna duda un

costo muy alto para la sociedad. Pero no se trata solo de

ocupar a más personas, que dentro de la PEA se les denomina

como subempleados y con ello disfrazar el desempleo.

El peón o tripulante de una embarcación con

capacidad de bodega que va desde las cinco toneladas

hasta las 26 toneladas percibe ingresos muy bajos y estos

pueden variar en función de la captura y el precio

según la oferta en el desembarque. Asimismo, la baja

productividad del subsector se debe a la escasa dotación

en infraestructura para el desembarque y el acopio, el

almacenaje, la cadena de frío, los obsoletos equipos en

bienes de capital –embarcaciones y motores–, los desaciertos

de las políticas de gobierno y la muy lamentable

fuerza laboral que cuenta con escasa y baja preparación

educativa, todo ello determina los bajos ingresos que se

perciben en esta actividad. Esta pérdida de competitividad

ha motivado que los agentes y actores de

la pesca artesanal pierdan el interés por insertarse

en el mercado formal. Las reglas extralegales que

se originan conllevan a muchas familias del subsector a

no salir del círculo de la pobreza que se evidencia a simple

vista por la precariedad de sus viviendas y del entorno

familiar por sus escasos recursos para cubrir la canasta

alimentaria y la satisfacción de las necesidades

básicas; además de que no se invierte en una mejor calidad

educativa, en previsión médica o de un seguro de

vida. Simplemente, los ingresos son muy bajos y no permiten

contar con capacidad de ahorro y con ello invertir

para su crecimiento o realización personal.

La falta de articulación entre el Gobierno, la sociedad y

la empresa privada es lo que no ha permitido que el subsector

de la pesca marítima de tipo artesanal tenga un

mayor dinamismo o crecimiento en la composición del

valor bruto de la producción local. Esta desarticulación es

la que no ha podido frenar el crecimiento de la informalidad

y con ello el efecto visible del desorden, el poder de

mercado y las externalidades negativas como la contaminación

de residuos, tal como los derrames de aceite, petróleo

y combustibles en general en las zonas cercanas

al litoral, como en las playas y en los mismos desembarcaderos

o muelles artesanales.

Esta mala competencia, o falla de mercado, acarrea un

estilo muy deplorable por la manipulación desde el momento

de la captura, y del intermediario hasta el consumidor

final. Todo este proceso de realiza con escaso

control sanitario por la carencia de surtidores de agua y

por la falta de drenajes que recolecten los desperdicios

sólidos de las especies marinas en el momento del eviscerado

o del desconchado de los moluscos o crustáceos.

Asimismo, una característica recurrente en cada punto

de acopio o compra directa de la captura en el mismo

muelle o desembarcaderos de pesca artesanal (DPA) es

la zona tugurizada, con excesivo tránsito de camiones

refrigerados (con cámaras para la transportación del

pescado con hielo), además de ser una zona pestilente e

insalubre. Los DPA o los terminales pesqueros dentro de

Lima metropolitana, como el de Pucusana (sur) o el de

Ancón (norte), son una muestra visible de lo descrito

líneas arriba.

Es inadmisible que el Gobierno central le reste importancia

a esta lamentable situación sin medir las consecuencias

adversas por las condiciones de bajo estándar en

que se desarrolla la mal llamada pesca artesanal,

cuando en realidad es una pesca informal sin control

alguno, y que distorsiona toda posibilidad de

mejora para el consumidor final y de las personas

que se dedican diariamente a esta actividad para

sobrevivir.

Revista Pesca octubre 2019 69


LA PARADOJA DE LA AGONÍA DE LA PESCA MARÍ-

TIMA DEL TIPO ARTESANAL EN EL PERÚ

La amenaza contra el crecimiento sostenido y el no poder

alcanzar el pleno empleo (PBI real igual al PBI potencial)

se deben en parte a la falta de competitividad.

Para alcanzar dicha meta se deben priorizar los mecanismos

institucionales con el fin de que las actividades extractivas

de carácter informal puedan ser formalizadas.

Es un tema sumamente sensible y que requiere de una

política de Estado con actores vinculantes en todo el proceso

(descripción de los hechos, conocimientos teóricos,

diseño de políticas y control o medición de los resultados).

Si el Estado no es efectivo en el diseño de las políticas y

estrategias para formalizar las actividades extractivas, es

muy probable que en unos años más, se vea a lo largo

de nuestro litoral y a pocas millas de la costa la desaparición

de especies ya no tan comunes para el consumo

humano directo como el tramboyo, la chita, el lenguado,

la corvina, la cabrilla, la cabinza, el cherlo, la pintadilla,

la doncella, la reineta, el ojo de uva y el mero. Actualmente,

adquirir una de estas en el mercado es complicado

por su carestía y sus altos precios que pronto se convertirán

en un bien de lujo y que solo una minoría con

alto poder adquisitivo podrá disfrutar. Además, resulta

complicado obtener otras especies de moluscos, como el

chanque (abalón), caracoles, almejas, conchas de abanico

(en su estado natural) y choros.

Es una constante amenaza para las próximas generaciones

que el subsector no pueda ser sustentable en el

tiempo y con ello se perdería un recurso natural valioso

por su alto contenido proteico, nutricional y agradable

para la alimentación de millones de peruanos que necesitan

de estos alimentos para su dieta diaria.

A pesar de la gran extensión de territorio costero que

tiene el Perú, hay lugares visiblemente concentrados en

pequeñas caletas, distritos que sobreviven gracias a la

pesca artesanal (informal). Estos poblados se concentran

en mayor número entre los departamentos de Áncash

hasta Piura (norte del país) y por el sur Ica y Moquegua.

El Perú posee unos de los mares con mayores recursos

en su estado natural y de gran riqueza en nutrientes en

toda la cadena alimenticia marina, pero se corre el riesgo

de depredar y contaminar las zonas costeras (caletas,

puertos) y con ello se llegaría a la desaparición de muchas

especies marinas que pululan en grandes cardúmenes

del tipo pelágicas y que se desplazan en los estratos

superficiales del ámbito marino.

En las 200 millas del mar peruano existe una gran biomasa

que con responsabilidad ambiental se podría convertir

en riquezas con más valor agregado y con ello aumentar

la participación del subsector en el PBI peruano,

mejorando los niveles de ingresos de la población local

que directa o indirectamente participan en las múltiples

actividades alrededor de la pesca marítima.

Mientras en la pesca marítima artesanal se siga con técnicas

rudimentarias, con bajo rendimiento de captura,

estrecho margen de beneficios por bodega, en vez de

busca una salida formal se continuará en el círculo vicioso

haciéndose llamar pesca artesanal cuando en realidad

se comporta como una pesca de consumo humano directo

ilegal de mediana escala. Si hoy se realizara un segundo

censo sobre la pesca marítima artesanal, con toda

seguridad se vería que en tan solo dos años ha aumentado

la flota de embarcaciones de mayor calado con una

tipología que ya no se ajusta a la artesanal. Hoy se observa

en cada muelle o caleta embarcaciones fondeadas

de proporciones mayores con capacidad de bodegas que

oscilan entre las 26 m3 y las 32 m3. Dichas embarcaciones

tienen una autonomía para estar en el mar por 6 a 7

días, operadas por 7 tripulantes y navegando entre las

600 y 800 millas (Chimbote a Ilo) paralelamente a la línea

costera en busca de peces más grandes, con ayuda

de aparejos más sofisticados para justificar la inversión

realizada y con ello obtener las ganancias esperadas.

¿Por qué no ser una unidad de producción que opere

correctamente y compita como una empresa unipersonal

o asociada, como una pyme o mype, y contribuya con el

Estado como cualquier empresa formal?

El problema se ha ido de las manos y se ha dejado a libre

albedrío el aumento del número de embarcaciones

mal llamadas artesanales (utilizando el nombre como

fachada). Ello ha originado rendimientos marginales decrecientes

en cada punto de acopio, de los muelles artesanales

o de los desembarcaderos de pesca artesanal

DPA. Sus agremiaciones reclaman, como empresas formales,

invertir en infraestructura y ganar como tales,

pero en el accionar siguen como informales diciendo que

pertenecen a la pesca artesanal. De este modo evaden

responsabilidades, costos que restan ganancias y se manejan

en la extra legalidad en busca de alcanzar el poder

del mercado informal con beneficios a costa de externali-

Revista Pesca octubre 2019 70


dades negativas para la sociedad.

¿Podrá seguir sobreviviendo la pesca marítima de tipo

artesanal?

Todo parece indicar que el pescador debida y claramente

identificado como artesanal no tendrá margen de maniobra

ni posibilidades para alcanzar un mejor sustento de

vida. La informalidad y la ilegalidad se están gestando y

creciendo en mayor proporción, pero con embarcaciones

más grandes y requeridas para navegar durante más

días y a la vez más alejadas de la costa. Si no se corrige

esta falla en el mercado mediante una política de Estado,

con institucionalización y articulación de los agentes privados

y de la sociedad, lamentaremos pronto un mayor

desorden producto de la complacencia y desidia de los

gobiernos que declinaron su accionar por el costo político.

Fuente

Pesca artesanal en el Perú

Jorge Amadeo Medicina Di Paolo

Universidad de Lima. Lima, Perú

https://revistas.ulima.edu.pe/index.php/

Ingenieria_industrial/article/viewFile/115/122

Rosa Palacios

PESCA NO, LECHUGA SÍ

“Las regulaciones existen, pero nadie las cumple y nadie las

hace cumplir porque en la lógica extractivista lo único que importa

es el lucro ¿o no?”

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

lechugas. ¿Por qué no? Si son orgánicas, son un medio de vida

más que razonable. Pero ¿pescar? ¿A quién beneficia? ¿Al pescador?

No. Nunca. Solo beneficia a la industria pesquera contaminante

con olores horrendos. Esa maldita industria que

mete a los pobres peces, a veces aún vivos, a unos hornos

gigantes para convertirlos en harina de pescado.

Me dirán que la exportación de harina de pescado representa

un ingreso importante para el fisco. Eso dicen, pero ¡les devuelven

el IGV! ¿No se dan cuenta de que no pagan impuestos?

Depredan el mar, explotan a los trabajadores y, de nuevo,

no pagan impuestos. ¿Para qué queremos pesca? ¿Qué

industria pesquera ha puesto el colegio, el hospital, la carretera

y el mercado en esas caletas pobres de la costa donde esta

se desarrolla? ¿Acaso no hay pobreza ahí? ¿Acaso no les corresponde

solo a ellos poner toda la infraestructura? Si vas a

explotar el recurso, le tienes que pagar a la gente de la localidad.

Pero en realidad, no. Lo que interesa es el ambiente

¿verdad?

¡Basta de silencio! Estamos unidos en la defensa

del medioambiente y por tanto tenemos que detener el

“pecicidio” salvaje y bárbaro que está destruyendo el hábitat

que peces y humanos debemos mantener en armonía. Ellos,

los peces, hacen su parte, ¿no es hora de hacer la nuestra? La

pesca, esa industria extractiva demoníaca, ¡los está matando!

Todos los días de faena pesquera mueren millones de inocentes

peces a los que se extrae del agua condenándolos a la tortura

de morir expuestos al sol. ¿Y las redes? ¿No han visto los

millones de ballenas varadas en la costa norte que mueren en

las orillas por culpa de estos instrumentos de dominación? Y

¿acaso no se pesca con dinamita? Dicen que no, pero no hay

que creerles. Todos pescan con dinamita.

¿Y los trabajadores de la pesca?, dirán otros. Y yo les contesto:

¡explotados! Pobres hombres maltratados por el mar, que

están abandonados por el Estado. ¿Vale la pena sus penurias y

sacrificios? ¡Jamás! Qué hagan otra cosa. Pueden sembrar

Por último, van a salir unos científicos a decir que los animalitos

no sufren. Mentira. Les dirán que las vedas y las cuotas de

pesca garantizan la reposición del recurso y que a nadie conviene

su depredación. Mentira. ¿Acaso el Estado tiene policía

en cada lancha? Si no puede atrapar ladrones en las calles,

¿va a fiscalizar el mar? Las regulaciones existen, pero nadie las

cumple y nadie las hace cumplir porque en la lógica extractivista

lo único que importa es el lucro ¿o no? Entonces, pues

queda claro que eso de regular es falso. No se puede sacar

pescado del mar. Ni con cordel. ¿Qué se hace desde la prehistoria?

Sí pues y miren las consecuencias. Ya es hora de parar.

Me dirán que no se puede hacer ceviche, parihuela, sudado o

chupe sin productos del mar. Bueno ¿no pueden privarse de

esos banales placeres por una causa mucho más noble? La

harina de pescado alimenta animales en China ¿o no sirve para

eso? Ahí está el negocio. No en tu ceviche. Pero si somos

consecuentes tenemos que hacer que la huelga sea total. Nada

de pescado en tu mesa. ¿Que la pesca puede reducir la

Revista Pesca octubre 2019 71


anemia? Típica respuesta de los histéricos como Augusto Álvarez

Rodrich y Rosa María Palacios. Ellos son neoliberales, extractivistas,

promineros. ¿Qué pueden esperar? ¿Les interesa

la salud de los niños? ¡Jamás!

Lechuga o muerte, ¡venceremos!

https://larepublica.pe/economia/2019/08/18/rosa-maria-palacios-pescano-lechuga-si/?

fbclid=IwAR1Y1On5Eu_uDg4LSQDrGUqqCBeL1IoHIc7iK48Uz3xaC2syVcd

U2Ds50Kg#.XVldClKDFjo.facebook

Fuente

LA INVESTIGACIÓN ARGENTINA

¿AL SERVICIO DE LA NACIÓN O DEL

REINO UNIDO?

El 28 de noviembre de 1990 se firmó el Acuerdo de Conservación

Conjunta argentino-británica de los recursos marítimos

argentinos al este de Malvinas para evitar la pesca clandestina

de buques extranjeros. En 1995 se acuerda la investigación conjunta

argentino-británica de pesca en el Atlántico Sur, más allá

del área de exclusión de Malvinas y ésta se realiza, con los medios

y la capacidad técnica y operativa de Argentina y los británicos

se hacen de una información vital para prever la disponibilidad

de los recursos pesqueros. Ambos acuerdos tienen el

objetivo británico de otorgar licencias a los buques extranjeros

y propios.

En estos días, la Cancillería y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y

Pesca han querido mostrar como un éxito la investigación de nuestros

recursos dentro de la «Zona Provisional de Conservación y Administración

de Pesquerías» (FICZ) establecida en 1986, en forma arbitraria, por

el gobierno ilegal inglés en Malvinas.

Entiende la Cancillería, que esta es «una muestra más, de la necesidad

de avanzar en un diálogo maduro con Gran Bretaña» ratificando los

“Acuerdos de Madrid” de 1989 con la firma en 2016 del Pacto Foradori-

Duncan, donde ambos países declararon: «…adoptar las medidas apropiadas

para remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico

y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas…» y mantuvieron

viva la “fórmula del paraguas”. ¿Qué otra prueba más amor debe dar

la Argentina, mientras los británicos avanzan en forma sostenida sobre

nuestros territorios marítimos y la explotación de nuestros recursos?

Aduce la Cancillería que «por primera vez después de más de 20

años, la Argentina y Gran Bretaña realizarán un operativo científico

conjunto en aguas en disputa alrededor de las islas Malvinas»(Infobae,

Martín Dinatale, 10/8/19), pero, en realidad

¿qué mérito tiene poner todos los recursos del conocimiento,

tecnológicos y operativos argentinos, para investigar dentro de

la FICZ, si ésta es un área limitada exclusivamente a la captura

de buques extranjeros que pescan con licencia ilegal británica y,

prohibida a los argentinos? Es obvio, que el único beneficiario

será el R.U. y la Argentina contribuirá con éste, a mejorar su

información biológica y consolidar la economía de las Islas y,

con ello, dar fiel cumplimiento al Pacto que nos hemos referido

de remover todos los obstáculos de los británicos en Malvinas.

Y, es verdad, no conocer la ecología y el stock del recurso, que

representa el 75% de sus ingresos económicos, limita el desarrollo a las

Islas, pero, resulta bastante absurdo que la Argentina, en lugar de hacerles

un sitio mediante un «boicot biológico» a los ocupantes de nuestros

territorios, le transfiera el conocimiento y los medios, que nos han

costado años y grandes recursos económicos, siempre escasos en el

país. Una política equivalente, a la que ya ocurre con los cientos de miles

de profesionales, que, formados en la Universidad Pública, emigran a los

países desarrollados a quienes les prestan sus servicios. Es decir, los

países emergentes, como el nuestro, invierten en capacitación para beneficio

de los desarrollados y, aquí se agrava, cuando ese país desarrollado

ocupa parte de nuestro territorio nacional.

¿El R.U. le paga el combustible al buque de investigación argentino Victor

Angelescu para efectuar estas tareas o por la prestación de este servicio?

Si es así, sería muy bajo el precio para que alguien pudiese justificar

la entrega de la soberanía nacional. La comercialización final de los

productos capturados con licencia ilegal británica desde 1976 a la fecha

le han significado al país una pérdida del orden de los 140 mil millones

de dólares y, con el millón de toneladas que los buques extraen de la

Zona Económica Exclusiva, dentro, o fuera, sobre los recursos migratorios,

se podría haber duplicado los ingresos nacionales y el empleo del

sector.

Cooperar con el invasor no parece la mejor idea y habría que esperar

que la cooperación tuviese un aporte equivalente en favor de la Argentina.

En los procesos de cooperación hay que evaluar los aportes que

cada parte realiza, pero, también y fundamentalmente hay que saber

qué se espera de esa cooperación. En 1982 el R.U. ocupaba 11.410

km 2 (El Archipiélago de Malvinas) y en la actualidad ocupa 1.639.900 de

km 2. , ello, pese a la conocida fórmula del Paraguas, promovida por el

gobierno inglés durante la Cancillería de Caputo y aprobada bajo el

Acuerdo de Madrid en la Cancillería de Cavallo y, los ingentes esfuerzos

de la Cancillería de todos estos años y hoy, por cooperar y cooperar, sin

resultado alguno favorable a la Argentina. No puede calificarse esto de

«diálogo maduro» y en tal caso, la madurez debería ser de las dos partes.

Como podemos ver, lo que el funcionario de Cancillería califica

de avanzar, parece más bien retroceder, algo que la Argentina ha hecho

sin solución de continuidad, con algunas excepciones, desde 1982 en

Revista Pesca octubre 2019 72


adelante y, no se ha tratado este importante tema como una política de

Estado, pese a lo prescripto en la Constitución Nacional.

Ahora, llama la atención que, pese a la importancia biológica,

económica y política de esta investigación conjunta de los recursos

argentinos en el área de Malvinas, el Consejo Federal

Pesquero no trató este tema en ninguna de las 21 reuniones

realizadas por este cuerpo en 2019, quebrantándose los artículos

4º, 5º y otros de la Ley 24.922.

A no ser que el Consejo Federal Pesquero y la Cancillería entiendan, que

el área de Malvinas no está sujeta a la jurisdicción nacional, o Provincial,

tratándose de una parte de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e

Islas del Atlántico Sur.

El Artículo 7º y 14º de la Ley 24.922 indica que la Autoridad de Aplicación

debe «conducir y ejecutar la política pesquera nacional, regulando

la investigación; conducir y ejecutar los objetivos y requerimientos relativos

a las investigaciones científicas y técnicas; intervenir en negociaciones

bilaterales o multilaterales internacionales relacionadas con la actividad

pesquera; emitir las autorizaciones para pesca experimental, previa

aprobación del Consejo Federal Pesquero (CFP)» y, el artículo 9º, 11º y

14º indican que el CFP debe "establecer la política pesquera nacional; la

política de investigación pesquera; aprobar los permisos de pesca experimental;

dictaminar sobre pesca experimental y establecer los objetivos y

políticas de las investigaciones científicas y técnicas referidas a los recursos

vivos marinos».

Por su parte, el artículo 12º de la misma ley precisa que «corresponde al

INIDEP la planificación y ejecución de sus actividades científicas y técnicas

y la administración y la disposición de sus buques de investigación

conforme las políticas que oportunamente establezca el CFP».

Ante esta responsabilidad abrumadora, ¿por qué la Autoridad de Aplicación

y el CFP no han tratado, fundado y aprobado o no la ejecución de

esta investigación conjunta? Más aún, teniendo en cuenta, que entre los

miembros que conforman el CFP hay un diplomático de la Cancillería.

Ahora, cómo puede ser, que científicos argentinos y británicos, usando

todos los recursos del país investiguen graciosamente los recursos nacionales,

cuando el CFP, quien, como hemos visto, es el responsable de

establecer las políticas de investigación no trata el tema; aunque sí,

aprueba en este mismo año dos investigaciones alemanas y una de Estados

Unidos en el mar argentino, dicho sea de paso, sin fundamento alguno

para hacerlo, como se desprende de las respectivas Actas.

Independientemente de Acuerdos preexistentes, el CFP debe aprobar

cada investigación que se realice en el mar argentino y, más aún, cuando

intervienen investigadores extranjeros. ¿Por qué? Porque así lo establece

la ley y, muy especialmente su artículo 13º que indica que «los

resultados de todo trabajo de investigación sobre los recursos pesqueros

deben ser puestos a disposición de la Autoridad de Aplicación antes de

cualquier utilización o divulgación de los mismos». Cuestión de aplicación

imposible, cuando en la investigación intervienen a bordo científicos

ingleses, que tienen acceso directo a la información y, que la ponen a

disposición de los súbditos británicos antes que los propios argentinos

puedan conocerla.

Es más, por el tipo de investigación y, tratándose de espacios marítimos

ocupados, entendemos que no debiera alcanzar con una Resolución del

CFP, sino que debería aprobarse en el Congreso Nacional.

¿Por qué el CFP no aprueba o desaprueba esta investigación y

viola la Ley de Pesca Nacional? Tal vez, porque el Reino Unido

no quiere sentar el precedente de ser autorizado expresamente

por el Consejo Federal Pesquero para realizar investigaciones

en el territorio que ocupa. Lo cierto, que por las razones que

fuese, este trascendente tema no fue tratado durante 2019 por

este Consejo y uno debiera preguntarse ¿por qué?

Dr. César Augusto Lerena

Experto en Atlántico Sur y Pesca, ex Secretario de Estado, ex Secretario

de Bienestar Social (Ctes) ex Profesor Universidad UNNE y FASTA,

Asesor en el Senado de la Nación, Doctor en Ciencias, Consultor, Escritor,

autor de 24 libros (entre ellos “Malvinas. Biografía de Entrega”)

y articulista de la especialidad.

EL PODER CENTRAL PESQUERO

ADMINISTRA MAL E IMPIDE EL

DESARROLLO DE LAS PROVINCIAS

La administración por parte del gobierno nacional se origina

con una legislación pesquera nacional inconstitucional, a cuyo

amparo el Subsecretario de Pesca y Presidente del Consejo

Federal Pesquero regula la actividad en forma central, en lugar

de representar los intereses proporcionales de las Provincias

del litoral marítimo y, distorsionando la aplicación de las normas

nacionales y provinciales referidas a la actividad pesquera,

la sustentabilidad del recurso y el desarrollo previsible y

sostenido de los pueblos y ciudades que debieran vivir de esta

actividad.

Las facultades y derechos de estas provincias quedaron conculcados

a partir de 1998 cuando se sancionó la mal llamada

Ley Federal de Pesca (Nº 24.9229), a través de la cual, la Nación

mal administra los recursos pesqueros, se apropia de

aranceles y derechos económicos derivados de la explotación

de los recursos provinciales, ocasionándoles un daño gravísimo

al impedirles un desarrollo planificado y, la aplicación de políticas

industriales que den sustentabilidad económica y social a

Revista Pesca octubre 2019 73


sus comunidades.

Resulta inadmisible, en especial para las provincias patagónicas

-donde la pesca, debiera ser un recurso sustancial en sus

economías- que estas se vean limitadas en sus desarrollos y

sufriendo dificultades económicas por las políticas centrales

que, gastando ingentes sumas de dinero para sostener la burocracia

nacional, no solo se apropian de las autonomías regionales

-además de encarecer la actividad productiva- sino que

las dejan a merced de una voluntad autocrática carente de

imaginación y de un proyecto federal.

Como ejemplo, podemos decir, que la Provincia de Chubut,

por estas políticas, desde 1998 a la fecha ha tenido un perjuicio

económico del orden de los 21 mil millones de pesos, suma

derivada de la imposibilidad de percibir derechos, de pérdidas

industriales por depredación, menor producción y falta de radicación

industrial y su consecuente falta de percepción de ingresos

brutos, a la par de una pérdida de unos 9,2 millones de

horas de mano de obra local, es decir unas 462 mil horas

anuales. Todo ello, sin discutir una posible coparticipación

(caso soja) de los derechos de las exportaciones de los productos

originarios de la Provincia que podrían ascender a unos

687 millones de pesos anuales.

Nada puede esperarse de este modelo pesquero de administración

central que lleva ya 50 años, profundizado con la sanción

de la Ley 24.922 que concentró la decisión y los recursos

en pocas manos e impiden una mayor distribución y un crecimiento

exponencial de la actividad.

Accesoriamente a ello, el Subsecretario de Pesca de la Nación

y sus antecesores, han sido pésimos administradores, a la par

de utilizar nuevas formas de concentrar la pesca y reducir el

valor agregado, a contramano de las necesidades de empleo

de Argentina.

Mientras que la ilegal Dirección de Pesca de Malvinas administra

la captura de unas 200/250.000 toneladas anuales desde

dos contenedores, nuestro Subsecretario recauda un promedio

de 200 millones de pesos anuales provenientes del aporte de

las empresas y, en el período 2016-2019 recaudó $

868.901.268, es decir, que desde la sanción de la Ley 24.922

en 1998 a los valores actuales se recaudaron $ 6,2 mil millones

de pesos, que obviamente, la Nación se los quitó a la industria

pesquera, sin aportarle un beneficio proporcional a sus

contribuyentes ni a las provincias donde se originan los recursos.

La Ley 24.922 en su artículo 44º indica, en qué proporción

debe distribuirse el Fondo Nacional Pesquero, que se conforma

con el cobro de derechos, permisos, multas, etc. y, si bien la

misma Ley faculta al Consejo Federal Pesquero a modificar esa

distribución, es evidente, que más allá de que habría que devolverle

a las Provincias sus recursos, los parámetros indicados

respecto a la investigación y el control marítimo, no debieran

ser disminuidos, sino por el contrario, aumentados, si es queremos

asegurar una sustentabilidad biológica e impedir la pesca

ilegal por parte de buques extranjeros en el Atlántico Sudoccidental.

No entiendo porque motivo la Nación debe coparticipar con las

Provincias el 50% de la recaudación, cuando ya tiene asignado

fondos destinados al funcionamiento de la Subsecretaría y el

Consejo Federal Pesquero. Y, habría que preguntarse por qué

se derivan fondos del FONAPE a la Fundación ArgenInta, con

motivo de Cartas de Acuerdo, cuando todos los fondos del

Estado deben estar sujetos al control previsto en la Ley de

Contabilidad Pública y, sufrir los procesos licitatorios pertinentes

a la hora de adjudicar importantísimos fondos para la prestación

de servicios, etc. No quiere decir que esta deba ser una

metodología destinada a evadir controles o licitaciones, pero,

parece muy similar a las conocidas y judicializadas entregas de

fondos del entonces Ministerio de Planificación a las Universidades.

Sería interesante conocer al respecto la opinión de los

organismos de control del Estado.

El gobierno de la Nación, en la figura del subsecretario y presidente

del CFP, en el período del año 2016 a julio de 2019, más

allá de las reiteradas demoras en transferir los fondos pertinentes,

afectó para sostener a la burocracia nacional la friolera

de 270 millones de pesos, es decir, que en lugar del 3% previsto

en los incisos c) y d) del Artículo 44º de la Ley 24.922 la

Nación se quedó con un 31% de la recaudación total. Es decir,

un monto equivalente al 16% del promedio del total de las

exportaciones pesqueras de los últimos cuatro años. Esto bien

podríamos denominarlo: «como hacer lo posible desde la burocracia

nacional para quitarle competitividad al sector productivo

nacional». Por supuesto, no nos olvidamos los costos derivados

de tasas, ganancias, IVA, rentas, seguridad social, etc.

que son parte de los costos impositivos que sufre toda la empresa

nacional.

Puede observarse rápidamente esta desproporcionada recaudación

cuando observamos que mientras la burocracia nacional

se lleva el 31% de lo recaudado, cinco provincias solo acceden

al 43%, cuando es sabido que los recursos más valiosos

tienen origen en sus jurisdicciones.

A valores actuales desde la sanción de la Ley 24.922 a la fecha

la Nación se ha llevado una suma del orden de los 2 mil

millones de pesos.

Poco hay que esperar de esta gestión para recuperar el millón

de toneladas anuales que los buques extranjeros se llevan del

Atlántico Sur, en la ZEE Argentina, en el área de Malvinas y los

migratorios en la Alta Mar ya que no hay aplicadas al efecto -

todo lo contrario- y, entre otras cosas, no se afectan la cantidad

suficiente de fondos para sostener el funcionamiento de

Revista Pesca octubre 2019 74


los buques de la Armada y la Prefectura Naval. En ese sentido

la Ley en su artículo 44º inc. b) preveía afectar el 20% de los

recursos a las tareas de patrullaje y en estos cuatro últimos

años solo se les aportó un 11% con una cifra ligeramente superior

a los 98 millones de pesos. De ello resulta, que las empresas

argentinas estén limitadas en sus extracciones y que, a

su vez, el escaso apresamiento de buques extranjeros derive

en las bajas multas aplicadas, cuyos ingresos podrían ayudar,

al menos, a sostener la actividad de control.

También, la misma ley en el artículo 44º inciso a) preveía la

afectación del 25% del Fondo Nacional Pesquero para la investigación,

sin embargo, habiéndole aportado en estos cuatro

años poco más de 103 millones de pesos, por lo que el INIDEP

habría accedido a una coparticipación de solo el 11,8%, siendo

fácil entender, las dificultades que, en materia de investigación,

relevamiento y control biológico en las capturas, ello

puede implicar.

Finalmente, los fondos destinados a la capacitación previstos

en la Ley del orden del 2% de lo recaudado, en este período

alcanzaron a los 21 millones de pesos resultando insuficientes

a la luz de una actividad compleja y diversa que requiere de

mano de obra calificada, no solo en las tareas de extracción e

industrialización, sino también en los oficios que giran alrededor

de la actividad.

Podemos optar entre un modelo centralizado y concentrado

que beneficia a unos pocos funcionarios y empresarios, o proyectar

un modelo participativo y distributivo que promueva en

forma sinérgica las potencialidades de las provincias, las empresas

y la fuerza del trabajo; preservando las autonomías y

nuestra soberanía marítima y alimentaria.

Dr. César Augusto Lerena

EL GOBIERNO BUSCA ADELANTAR LA RENOVACIÓN DE CUOTAS DE PESCA

PARA ENTORPECER LA POLÍTICA PESQUERA DE ALBERTO FERNÁNDEZ

La reciente reunión realizada en el Ministerio de Producción y Trabajo -a tres meses de la finalización del mandato de gobierno- por

parte de funcionarios de Pesca e Industria, entre ellos el Subsecretario de Pesca Juan Bosch, con empresarios de la pesca, co n la

intención de adelantar la renovación de las cuotas de captura que recién vencen en el año 2024, es un abierto intento de ento rpecer

las reformas sustanciales que habrán de realizarse a partir del próximo 10 de diciembre, en el caso de confirmarse los resultados de

las PASO.

Esta pretensión de postergar por quince años más las Cuotas Individuales de Captura, pretende atar de manos al próximo gobierno

que tiene previsto efectuar profundas reformas en la Administración de los recursos pesqueros, entre ellas, el proceso de oto rgamiento

de Cuotas y Autorizaciones de Captura, para garantizar el incremento del valor agregado, la mayor generación de empleo y

la radicación industrial.

Los argumentos utilizados por los empresarios y el gobierno para buscar esta postergación de los plazos aún vigentes, intenta n encontrar

justificativo en la ejecución del DNU 145/19, pero, estos fundamentos carecen de toda seriedad a la luz de los plazos que el

referido Decreto de Necesidad y Urgencia (Proyecto, Art. 2º de la Ley Pinedo) otorga para renovar la flota pesquera: «Los límites de

antigüedad establecidos en el artículo 1° de la presente ley regirán a partir del 1° de enero de 2040» (sic), por lo cual, carece de

toda razonabilidad técnica no esperar los tres meses que median para la asunción de las nuevas autoridades y los términos establecidos

por ley.

Por otra parte, en el Congreso Nacional, se están tratando sendos proyectos de ley de Solanas-Luenzo que dejarían sin efecto el

referido Decreto 145/19, revisando el aval de Cuotas y Autorizaciones de Captura para la construcción y, propiciando otros medios y

plazos, para la renovación de la flota pesquera.

Se entenderá que, tratándose estas Cuotas y Autorizaciones, de las principales herramientas que tiene el Estado para administrar,

explotar, conservar y distribuir adecuadamente el recurso, seguramente se habrá de revisar esta decisión si, como a prima fac ie lo

indican las PASO, el próximo gobierno estuviese en manos del Dr. Alberto Fernández. Aunque, es de suponer que semejante aprobación

no pase el Consejo Federal Pesquero, donde los representantes de las provincias son todos originarios de Estados, dond e el

gobierno de Cambiemos, ha perdido las recientes elecciones.

Lo mismo ocurre en lo relativo a los aranceles de importación de buques, donde los equipos técnicos del peronismo ya han estu diado

los caminos necesarios para ello, de asumir el próximo 10 de diciembre.

Vísteme despacio que estoy apurado (Napoleón Bonaparte).

Dr. César Augusto Lerena

Revista Pesca octubre 2019 75


EL REPARTO DE LOS PECES ES UNA

CUESTIÓN DE FE. NO ES UN BIEN

NEGOCIABLE

Se largó la campaña electoral y las PASO demostraron en detalle,

el humor y las necesidades de la gente. El gobierno después

de casi cuatro años de decirnos que «este es el camino»

llevó a los argentinos al barranco que, era lógico imaginar

(a pesar de las encuestas) con un 35% de pobreza, 7% de

indigencia, 10,1% de desempleo y una inflación anual del 54%

y acumulada en 2019 del 25% que empobrece a la cada vez

más angustiada clase media.

La fe mueve montañas (Mateo 17:20) y, es lo que han tenido

los argentinos estos años, ante la promesa del presidente de

reducir a cero el hambre y la inflación con «el mejor equipo en

cincuenta años». Pidió que se lo juzgue y las PASO dictaron su

veredicto, democrático y final.

Ante tal incomprensión (¿?), los gobernantes, declarando que

habían escuchado el mensaje, salieron en desordenada carrera

a tratar de revertir el resultado electoral (El síntoma), no a

darle bienestar a la gente (Curar la enfermedad) y, es ahí,

donde quedó al desnudo la verdad: no había equipo, No era el

mejor, no había plan ni senda que transitar.

Y, en las oscuras sombras de esa derrota -como suele ocurrir-

los que se abrazaron y se sacaron fotos con cuanto funcionario

de gobierno hubiese; los que se reunían en amplias mesas de

directorio para mostrar una imagen de consenso; los que

acompañaron normas antidemocráticas para mezquinos fines

personales y, hasta los que pusieron a disposición de los spots

publicitarios de campaña un inexistente desarrollo nacional;

los mismos, dotados de garrochas inconmensurables saltaron

a abrazarse presurosos a las muy probables nuevas autoridades

nacionales, provinciales y barriales. Y hubo fotos, como es

lógico.

El sector pesquero no es la excepción. Y, empezó la promoción

del futuro subsecretario de pesca, como si se tratase de un

método mercantil de ir con plata y comprar un sillón. El gobierno

se dio cuenta, tarde y mal, pero se apioló, pero, estos

promotores, todavía no han caído, de que no se trata de imponer

un señor que los represente y resuelva según sus intereses,

sino que la hora dramática exige, poner al sector a contribuir

con su cuota parte, a paliar esta gran crisis nacional, a

través de agregar valor a las materias primas, generar empleo

registrado, contribuir a disminuir el hambre de los argentinos y

dar sustentabilidad económica, biológica y social a la actividad.

El próximo gobierno no solo quiere transitar ese camino, sino

que es el único camino posible para sacar a la Argentina de la

pobreza, la desocupación y el desencanto.

El sector pesquero no necesita un apoderado en la Subsecretaría

de Pesca, sino un proyecto sustentable;

dicho con énfasis: económico, social y biológico,

que, han sido incapaces de diseñar y encarnar los que han

formado parte del Consejo Federal Pesquero durante años. Si

no fuese así, no tendríamos un bajísimo valor agregado en las

exportaciones, una disminución sostenida del empleo, depredación

y el descarte de ingentes toneladas de proteínas, la

extracción de millones de toneladas por parte de buques extranjeros,

la expropiación de los recursos provinciales y la aplicación

de reglas que perjudican seriamente a las empresas

nacionales y extranjeras radicadas en el país.

La Nación no necesita un Subsecretario de Pesca que represente

la voluntad y los negocios de un mandante, necesita de

Secretarios de Pesca provinciales fuertes que administren sus

recursos provinciales y un Subsecretario Nacional que coordine

las acciones y fije las políticas nacionales para dar previsibilidad

a la explotación, la industria y el comercio, interviniendo

en aquellas cuestiones donde la pesca ocupa un rol protagónico

en la Soberanía Nacional en el Atlántico Sur.

Este funcionario y el Consejo Federal Pesquero que preside,

deberían:

Cuidar el medio ambiente marino y la biomasa del Atlántico

Sur, que además de demostrar a los Estados de Bandera

(extranjeros) la vocación nacional de combatir la depredación

y contaminación. Procurar también una explotación sustentable

de hidrocarburos, de modo de asegurar un ambiente marino

sustentable compatible con la pesca.

Asegurar a las pequeñas empresas la Unidad Económica Pesquera

y su Función Social para garantizar la permanencia y

d e s a r r o l l o d e l a s e m p r e s a s f a m i l i a r e s .

Duplicar las exportaciones pesqueras anuales, como resultado

de agregar valor a la merluza y al langostino; aumentar las

capturas de calamar y agregarle valor, acordar la captura extranjera

de 750 mil toneladas sin control argentino en la zona

Revista Pesca octubre 2019 76


adyacente a la ZEE.

Triplicar la mano de obra directa en la actividad pesquera hoy

estimada en 25.000 personas (en blanco) como consecuencia

de las mayores exportaciones, el incremento de consumo interno

(hoy está en 6kg/año y el promedio mundial es de 19kg/

año), el cambio del modelo extractivo por el industrial, agregando

mayor valor a los productos, prohibiendo el descarte y

su aprovechamiento industrial.

Contribuir a la reducir del hambre de la niñez y adolescencia

cubriendo las necesidades proteicas diarias de tres millones de

niños y adolescentes diarios todo el año, con motivo del desembarco,

proceso industrial y aprovechamiento de las 300 mil

toneladas que se descartan por año, ajustándose a las exigencias

de descarte cero que la Unión Europea aplica desde 2014

y la Ley 24.922 exige desde 1998.

Definir los ámbitos de aplicación de la legislación nacional y

federalizar los recursos pesqueros para devolverle los recursos

originarios a las provincias, generando una mayor radicación

poblacional e industrial, con la consiguiente generación de empleo

y riqueza.

Aumentar la ocupación del Atlántico Sur con barcos nacionales

en la Alta Mar, con motivo de los incentivos a la flota argentina

para pescar en esta área.

Reducir todos los derechos e incentivar la captura del calamar

para darle competitividad a esta flota frente a los subsidios

que recibe la flota extranjera y, al mismo tiempo, provocar

una menor captura de esta especie por parte de los buques

extranjeros licenciados por el gobierno ilegal de Malvinas.

Ampliar el interés de los argentinos en la problemática marítima

y pesquera derivada de un mayor consumo de esta especie,

de la mayor afectación de fondos para la capacitación de

los consumidores y difusión de las bondades del pescado en la

salud.

Mejorar la calificación del personal y consecuente eficiencia en

el trabajo y calidad de los productos como consecuencia de

afectación de más fondos a la capacitación de operarios y técnicos.

Desalentar la presencia de buques extranjeros en el Atlántico

Sur como consecuencia de una mayor presencia de fuerzas

armadas y de seguridad en el mar, otorgándoles una mayor

cantidad de fondos y, de promover acuerdos con empresas

nacionales que les permitan menores costos operativos, disminuyendo

el interés en las licencias ilegales británicas por parte

de buques extranjeros con motivo de mejores condiciones

económicas y operativas para las capturas asociados a empresas

nacionales.

Ampliar la distribución de los recursos pesqueros de dominio

del Estado para generar un mayor desarrollo de las pequeñas

y medianas empresas.

Renovar la flota pesquera obsoleta, en especial los 240 buques

que a 2019 se consideran que han cumplido la vida útil, como

consecuencia de la afectación de mayores fondos para construcción

nacional y la disposición de medios financieros y otras

facilidades previstas en la Ley de Renovación Solanas-Luenzo

que se trata en el Congreso de la Nación y, con tal motivo reducir

la siniestralidad y los naufragios con pérdidas de tripulantes.

Establecer una tabla de vida útil de los buques pesqueros,

para sacar los buques de la operatividad en término y evitar

naufragios con pérdidas humanas.

Disponer de una Ley Federal y Social de Pesca que promueva

el desarrollo pesquero y la sustentabilidad del recurso y, el

amparo a todas las reformas que se propician promover una

previsión cierta a las inversiones nacionales y extranjeras en la

actividad, un desarrollo integral de todos los territorios de la

Nación y cumplir con la función social de la explotación de este

recurso del Estado.

Mejorar las condiciones de negociación en las empresas nacionales

con los buques extranjeros que pescan las especies migratorias

argentinas y asociadas en la Alta Mar, a través de

facilitar los acuerdos con las empresas locales, al reafirmar la

titularidad de Argentina de esos recursos en su condición de

país ribereño y titular de sus especies originarias.

Jerarquizar y ampliar el alcance de la misión y funciones de la

Subsecretaría para demostrar a los actores de la actividad la

vocación del Estado de darle mayor importancia y atención a

los asuntos productivos relativos al Atlántico Sur y facilitar al

funcionario las negociaciones de acuerdos y la ejecución de los

programas de inversión y desarrollo.

Reducir los costos operativos, dándole mayor participación a

las Provincias, al sector empresario y gremial en el Consejo

Federal Pesquero.

Independizar del poder político la investigación del INIDEP

dándole autonomía en las decisiones para asegurar la tarea

científica, garantizar los informes sobre el stock biológico y la

Captura Máxima Sostenible y, en base a ello, siendo necesario

y vinculante, su dictamen previo para el otorgamiento de Cuotas

y Autorizaciones de Captura por parte del Consejo Federal

Pesquero.

Efectuar un seguimiento en forma continua de todos los proyectos

de inversión, radicación industrial, agregado de valor y

ocupación de mano de obra etc. a las empresas concesionarias

de cuotas y autorizaciones de captura.

Disponer, que si bien las transferencias de los buques, en determinadas

condiciones serán posibles, el Estado cobrará todos

los derechos relativos a los permisos, cuotas y autorizaciones

de captura, evitando la venta entre privados de estas habilitaciones.

Revista Pesca octubre 2019 77


Procurar que la Argentina, en su carácter de carácter ribereño,

pueda ejercer un mayor control de sus recursos pesqueros en

el Atlántico Sur.

Procurar, a través de las acciones y negociaciones pertinentes,

que todos los buques que pesquen en la Zona Económica Exclusiva

o más allá de esta, sobre los recursos migratorios originarios

en la Z.E.E. deberán encontrarse habilitaciones y abonar

los correspondientes derechos.

Sancionar a todos los buques que con o sin licencia ilegal inglesa

pesquen en el área de exclusión ilegal británica de Malvinas,

por cuanto transgreden las normas argentinas y las Resoluciones

de las Naciones Unidas y la CONVEMAR.

Declarar la emergencia pesquera y contra la contaminación

marina en el Atlántico Sur para favorecer el control de la pesca

ilegal en el Atlántico Sur y, para favorecer las negociaciones

entre empresas y llegar a acuerdos de explotación de los recursos.

operaciones de buques extranjeros en el Atlántico Sur y posibiliten

una integración rioplatense para defensa del Atlántico Sur

y, con la República de Chile de modo de favorecer la realización

de actividades económicas en el área austral bioceánica.

Procurar la adhesión de todos los países de América del Sur al

Tratado Antártico y la firma de un acuerdo de transformación

del Continente Antártico en la “Reserva Ambiental, Científica,

Acuífera y Alimentaria de Latinoamérica” puede visibilizar las

acciones de Argentina sobre la Antártida y el Océano Austral.

No se necesita promover con cualquier subterfugio, al

futuro Subsecretario de Pesca, se necesita un plan que

cambie definitivamente el rumbo y contribuya a la

grandeza de la Nación y al Bienestar de su pueblo. Y,

mientras tanto, por favor, no más medidas que hagan

más insustentable la actividad.

Dr. César Augusto Lerena

Concretar nuevos Acuerdos con Uruguay que dificulten las

El Océano es el arma que hoy tenemos para remediar o mitigar el cambio climático, pero es preciso una gobernanza

inteligente que proteja los ecosistemas marinos, con una proyección social, que promueva nuevos negocios que mejoren

los niveles de vida.

Es imposible disimular el hecho que los desembarques de las especies más populares destinadas al consumo humano

nacional, objetivo principal de los pescadores artesanales, están en niveles bajísimos debido a la reducción

dramática de las respectivas biomasas. Sin embargo esto último es una deducción de lo que se observa, puesto que

se desconoce la existencia de informes científicos que muestren el estado de salud de esas poblaciones de peces.

Las especies como la cojinova, corvina, lenguado, congrio, mero, chita, etc. escasean y por tanto, aumenta el costo

de la faena, sube el precio al consumidor y consecuentemente baja o desaparece la rentabilidad del esfuerzo pesquero

(y la del pescador).

Tampoco se puede ocultar que el número de personas que pescan ha aumentado y que éstas están cada vez mejor

equipadas a nivel de flota y de aparejos tecnificados.

A ello se le define como aumento o crecimiento del esfuerzo pesquero.

Sucede que la biomasa de las diversas especies objetivo siguen el camino inverso, éstas se reducen y por tanto son

insuficientes para satisfacer las expectativas y necesidades de todos los partícipes de la pesquería.

Revista Pesca octubre 2019 78

More magazines by this user
Similar magazines