The Red Bulletin Noviembre 2019 (MX)

online.magazines

Luego de siete

temporadas de la NBA

con Nueva Orleans,

Davis está listo para

unirse a su compañero

LeBron James para revitalizar

el espectáculo

en Los Ángeles.

Anthony Davis agacha la cabeza al entrar al

gimnasio. Para ser justos, la parte superior

de su hoodie sin mangas roza el marco de la

puerta, y, de cualquier manera, el seis veces

ala-pívot NBA All-Star no se arriesga a lastimar

cualquier parte de su invaluable cuerpo

en esta muy sofocante tarde de agosto en San

Fernando Valley. El partido de inicio de pretemporada

de los Los Ángeles Lakers –contra

los campeones de la conferencia del Oeste,

los Golden State Warriors, está a 60 días,

y Davis ya camina con la actitud deliberada

de un cazador de grandes presas.

La cacería es real. Davis, de 26 años, tiene

un inventario de logros personales casi tan

grande como su envergadura de 228.6 cm.

Y también tiene títulos de campeonato de

equipo: un campeonato dentro de la NCAA y

el oro olímpico. Pero el más grande premio

de todos –un título de la NBA– se le ha escabullido.

En siete temporadas con los Pelicans

de Nueva Orleans, se ganó la reputación de

anotador dominante, defensor tenaz, además

de tirador silenciosamente preciso y armador

de jugadas versátil.

Sin embargo, incluso si no ha sido por su

culpa, esos siete años en Nueva Orleans dejaron

a Davis con un gran total de 13 juegos

de postemporada, y lo más cerca que estuvo

de olisquear un título fue una derrota en la

segunda ronda frente a Golden State durante

la primavera de 2018.

Esa suerte bien pudo haber cambiado el

15 de junio. Aquella tarde, Davis se estiraba

en un hotel de Malibú mientras veía a Matt

Damon analizar las implicaciones de crecer

61

More magazines by this user
Similar magazines