REVISTA MUNDO PLURAL NOVIEMBRE

editorialalmaluz

NOVIEMBRE 2019


Editorial

Volvemos una vez más con nuestra revista MUNDO PLURAL, durante el mes de noviembre

continuamos ofreciendo contenidos de calidad y prestigio.

La dinámica de MUNDO PLURAL hace que arribe a distintos rincones de este interesante

planeta, los autores en este número se sumergen en el género literario, fantastico,

donde nuestros autores demuestran estar a la altura.

Los esperamos en el próximo número y brindamos junto a ustedes. Gracias y a leer esta

nueva entrega.

Directora Adriana Alicia Rodríguez


SUMARIO

Teatro

Tango

Directora: Adriana Alicia Rodríguez • Diseño y Edición:

Adriana Rodríguez y Magalí Durán.

Editorial Almaluz Uriburu 484 9B, teléfono 49527982,

info_editorial@editorialalmaluz.com.ar


Mundo Plural

Guía básica de política exterior

para navegantes desorientados

Considerando que las recientes elecciones

en Argentina implicarán una "nueva orientación"

en materia de política exterior, es pertinente

realizar algunas breves apreciaciones

no tanto sobre el curso del mundo actual sino

sobre aquellos ―clásicos‖ que, más allá de la

irrupción de nuevos temas (reales e ilusorios),

permanecen en la escena donde interactúan

los Estados.

En primer lugar, hay que separar lo potencial

de lo que es. En clave contingente, Argentina

es uno de los países-continentes del mundo,

y por sus condiciones en relación con la población,

los recursos, el territorio, su cultura, sus

capacidades materiales e inmateriales, etc.,

está llamada a alcanzar un rango de potencia

media, es decir, un actor con capacidad para

proyectar influencia y poder a nivel regional y

más allá también, como asimismo ser portador

de un grado ostensible de deferencia por parte

de los demás Estados.

Pero Argentina no es una potencia media: es

un actor cuyas condiciones de alta viabilidad y

desarrollo (relativos) no guardan relación con

su jerarquía o posición internacional. Dicho de

otra manera, no hay relación entre sus condiciones

extraordinarias para el crecimiento y el

desarrollo y el estado declinante de su poder

nacional, un concepto que desafortunadamente

hace años dejó de utilizarse y que abarca

todos los circuitos que implican el avance de

un país (político, económico, social, tecnológico,

militar, espacial, energético, etc.). Considerando

el incierto curso del mundo y la ausencia

de régimen entre Estados, vamos a requerir

poder nacional, tanto en las ideas pero sobre

todo en los hechos.

Esta condición o estatus internacional por alcanzar

lleva a que la política exterior se halle

imposibilitada de estar por encima de la política

o situación interior, por tanto, no sea la principal

y verdadera política del país (Spengler

sostenía que la política exterior era la verdadera

política de un país, porque reflejaba el ordenamiento

y coherencia de la política interna).

Mientras el frente doméstico se mantenga

fragmentado, débil o sin lograr resultados en

cuanto a mover ascendentemente el poder nacional,

la política externa solo será un hecho

formal, cosechará indiferencia y también podría

ser un evento que coloque al país en una

situación comprometida.

En segundo lugar, toda política exterior que

intente serlo, es decir, proyecte al país al mundo

con el fin de lograr seguridad y ganancias

hacia dentro, deberá fundarse en un diagnóstico

real y preciso sobre lo que sucede en el

mundo. Un buen diagnóstico incrementará

sensiblemente las posibilidades de una inserción

internacional efectiva; por el contrario, un

diagnóstico sesgado, ideologizado o improvisado

implicará una inserción defectiva, yerro

que no solo hará perder oportunidades

capitales, sino dejar al país en una situación

de aislamiento y vulnerabilidad.

Aunque este último punto pueda parecer una

obviedad, el diagnóstico exige un nivel profesional

de escala y una dosis de realismo que

no siempre fue un sitio común en Argentina,

donde tradicionalmente existió un apego

al moralismo y al multilateralismo en materia

de relaciones entre Estados, incluso en tiempos

de confrontación con otro Estado, como

en 1982, cuando el propio canciller argentino

(un abogado) estaba convencido de que la

ONU, es decir, el marco jurídicoinstitucional,

inclinaría la situación favorablemente

a la Argentina, convicción que acabó

chocando con la realidad que supone el interés

y el poder.

Debemos recordar que para la corriente realista

en las relaciones internacionales la moral no


es su objeto de estudio. En los términos de

Hans Morgenthau: ―El realismo político se

rehúsa a identificar las aspiraciones morales

de una nación en particular con las leyes que

gobiernan el universo. Es el concepto de interés

definido en términos de poder lo que nos

salva de los excesos morales y la torpeza política‖.

Otro realista, Edward H. Carr, es más

―conciliador‖ aunque igualmente contundente:

―Cualesquiera que sean los principios morales

en juego, siempre habrá una cuestión de poder

imposible de expresar en términos de moralidad‖.

El diagnóstico necesariamente debe partir del

firme reconocimiento del estado anárquico que

predomina en las relaciones entre Estados, es

decir, no existe a escala mundial una autoridad

centralizada que, como sucede hacia dentro

de los países, delimite el poder de aquellos.

En la "arena" internacional las leyes e instituciones

están restringidos por el poder y capacidades

de los Estados.

En términos más sencillos, no existe ningún

―número telefónico‖ policial internacional o

―vigilante nocturno‖, como sostiene John

Mearsheimer, al que un Estado pueda acudir y

aguardar que llegue la autoridad supraestatal

en el caso de encontrarse en una situación

comprometida ante otro Estado o alianza de

Estados: o bien retrocede en tal situación y se

aviene a la voluntad de la otra parte, o bien

tendrá que "arreglárselas solo", contando únicamente

con sus capacidades, con su autoayuda

y eventualmente con sus alianzas con

otro u otros Estados, si es que las tiene. Más

aún, sus esperanzas en las organizaciones

intergubernamentales podrían rápidamente

difuminarse, si por la decisión de algunos de

sus miembros preeminentes las mismas quedaran

paralizadas o, peor todavía, la entidad

multilateral decidiera que la responsabilidad de

lo ocurrido es suya, es decir, del que solicita

auxilio.

En cuarto lugar, es necesario y conveniente

que alguna vez se trabaje, en paralelo incluso

con el desarrollo de escenarios favorables,

con las "hipótesis de fracaso", es decir, con

aquellos contextos en principio propicios o

atractivos para los intereses del país, pero que

acaban convirtiéndose en lo que nunca esperábamos,

precisamente por considerar únicamente

cursos favorables. Por caso, la globalización

siempre fue apreciada como posibilidad

y solución, nunca como un régimen de poder,

es decir, un fenómeno no neutro, que mantenía

propósitos relativos con ganancias de

otros a expensas del quebrantamiento de

aquellos activos nacionales de protección.

Un caso muy reciente que solamente fue contemplado

en clave de hipótesis de éxito fue el

acuerdo Unión Europea-Mercosur. El anuncio

―tenemos acuerdo, señor presidente‖ por parte

del canciller argentino no solo informaba, sino

que daba por seguro su concreción. Pero el

solo hecho de considerar que semejante

acuerdo, si finalmente llegara a aprobarse

(algo ya complejo), supone tiempo y prácticamente

un cambio socioeconómico cultural de

producción, aquella hipótesis debería ser

acompañada de la necesaria hipótesis de fracaso

o, al menos, de mínimos de cautela.

Otro caso que nunca fue contemplado desde

―escenarios de frustración‖ fue la UNASUR,

una entidad sobre la que hasta se consideró

se llegaría a superar o moderar el ―sacrosanto‖

principio de no intervención en América Latina,

el lugar jurídico preeminente en la región, hecho

que nos proporciona una idea del fuerte

patrón soberanista que predomina. Hoy la

UNASUR no solo fracasó, sino que dejó de

existir por las fuertes diferencias que existían

entre sus miembros.

En otros términos, sobre todo en relación con

―procesos nuevos‖ que suceden a escala global,

es imperativo trabajar desde lo propio, no

importando aquellas cuestiones o ―imágenes‖

que son impulsadas desde afuera con fines de

poder soterrados bajo una pátina de atractivos

que prácticamente vuelve anatemático todo


Mundo Plural

esfuerzo nacional de crítica y alerta. El poder a

escala internacional funciona cada vez más sutilmente

y hay países que, por no pensar por sí

mismos, acaban estrechando y hasta elogiando

realidades que, en verdad, deberían ser

consideradas como hipótesis mayores de conflicto.

Las hipótesis de fracaso implican que una iniciativa

finalmente no funcione y lo proyectado

termine teniendo resultados formales; pero

también implica tener presente la experiencia y

considerar que las situaciones pueden cambiar

y lo que es favorable hoy no lo sea mañana.

Una de las pocas pero seguras cosas que nos

enseña el realismo es que existe

―incertidumbre en las intenciones‖, es decir,

nunca podemos saber lo que están pensando

los gobernantes de los Estados con los que interactuamos.

Si bien esa suerte de ―ley entre

Estados‖ concierne a poderes preeminentes,

las relaciones internacionales son relaciones

de poder y competencia, antes que relaciones

de derecho y cooperación, aún entre actores

medios y menores e incluso entre aquellos insertos

en procesos de complementación.

Para evitar no quedar sujeto a los segundos

términos de esa ecuación, la política exterior es

un instrumento para lograr, si es efectiva, márgenes

ampliados para la seguridad nacional y

la deferencia internacional. Pero mucho dependerá

ello de la reconstrucción del frente interno,

pues si hacia adentro el país continúa fraccionado,

sin resultados estructurales y repitiendo

el pasado, la política exterior será una expresión

formal que no solo carecerá de la necesaria

deferencia por parte de Estados (extraregionales

y regionales), sino que pondrá en

riesgo el mismo interés nacional.

Por último, el rumbo del mundo es incierto y

nada de lo que vaya a suceder será desconocido,

es decir, siguiendo a Maquiavelo, que ―no

trataba sobre reinos que no había conocido‖,

es necesario basarse en lo que el mundo ha

sido, no en lo que deseamos que sea. Y en ese

mundo la vieja ecuación de poder interestatal

del soldado e historiador Tucídides se mantendrá,

esto es, ―los poderosos que hacen lo posible

y los débiles que lo consienten‖.

Alberto Hutschenreuter

Doctor en Relaciones Internacionales. Posgrado en Control

y Gestión de Políticas Públicas. Fue profesor en la

UBA. Es profesor titular de Geopolítica en la Escuela Superior

de Guerra Aérea.


Mundo Plural

Los fríos (e insuficientes) números de la

economía

Sudamérica – y América Latina en general -,

ha crujido. La desigualdad y la pobreza, atemperados

por la coerción y el control comunicacional

que denota la historia de nuestra región,

suelen encontrar su punto de eclosión

cuando se conjugan con otras variables menos

economicistas, menos palpables para la

macro, pero potentes en términos cualitativos.

La pasión, las ganas de vivir mejor, la necesidad

de cambiar un presente de carencias. Las

últimas semanas han sido una clara muestra

de ello.

El falso “milagro económico chileno” desnudo

para al resto de la sociedad lo que los economistas

sabemos desde el primer día que ingresamos

a la Universidad. Crecimiento no es

igual a desarrollo, y el efecto derrame no solo

no es una relación estrictamente proporcional

entre acumulación de capital y propagación

pro-positiva del mercado interno, sino que

además es claramente insuficiente para terminar

con las desigualdades. Los números hablan

por sí solos. Mientras el 1% más adinerado

del país acumuló el año pasado el 26,5%

de la riqueza, el 50% de los hogares de menores

ingresos accedió solo al 2,1%; a ello se le

adiciona que el 50% de la población activa

percibe un salario de US$550 al mes (el sueldo

mínimo actual de subsistencia es de

US$414), bajo un escenario donde los medicamentos

no genéricos y la educación privada,

solo para citar algunos ejemplos, son los

más caros de la región.

Sin embargo, este contexto no es suficiente

para explicar el millón de personas que se

unieron para reclamar frente al Palacio de la

Moneda; para ello, se deben comprender los

arraigados factores culturales que mellan en

la estructura social chilena. La capacidad de

desarrollo de la ciudadanía se encuentra limitada

por el apellido que se tiene, por el lugar

donde se vive, por el colegio que se puede

pagar para sus hijos. Por ende, el hartazgo no

es puntual de un aumento del boleto del metro.

Es acumulativo y suele tener un detonante.

En este caso, ha sido la burla de altos funcionarios

del gobierno de Sebastián Piñera

que le pedían, a la enorme mayoría de jóvenes

y trabajadores que apenas llegan a fin de

mes, que se levanten más temprano pero evitar

tener que realizar ‗ese esfuerzo económico‘.

Aquel que las elites, de las cuales ellos

son parte, no realizan. Ni siquiera lo perciben.

Lo mismo ocurrió en Ecuador. Con enorme

liviandad, el gobierno de Lenin Moreno le pedía

a la ciudadanía hidalguía para soportar el

incremento exponencial del precio del combustible,

tras la quita de subsidios que permitirían

ahorrar 1.000 millones de dólares. Mientras

que, al mismo tiempo, los medios de comunicación

no ocultaban, con total desparpajo,

exenciones impositivas por 4.600 millones

de dólares para los grupos económicos concentrados

amigos del poder político. Como

consecuencia, una gran parte de la ciudadanía

salió a las calles. Sobre todo los indígenas,

con sus mujeres al frente, quienes han

sido hasta el día de hoy las más vulnerables:

por su género, por ser indígenas, por ser pobres.

El estricto cumplimiento financiero bajo

las directrices del FMI provocaron el despertar

de aquellas violentadas en su ser. Evidentemente,

el honor no entiende de medidas obsecuentes

para con la estabilidad macroeconómica.

Las elecciones en Bolivia y Uruguay han dado

otra muestra de desgaste gubernamental;

por más efectivos que hayan sido en defender

sus valores progresistas, ambos gobiernos

han percibido el descontento existente en un

núcleo blando del electorado que busca alternativas

superadoras. En este sentido, el ser

humano quiere vivir mejor, tener una mejor

calidad de representación institucional, poder

satisfacer con felicidad sus propios deseos.

Pero también los gobiernos han perdido su

eficacia y se han enlodado en la ineficiencia y

la corrupción, desarrollando un frecuente estatus-quo

de poder que se balancea entre la oligarquía,

la plutocracia y el nepotismo; lo que

potencia, bajo un discurso de mayor eficiencia

y democracia, aún más el drenaje de un electorado

pragmáticamente desleal.


No es ilógico entonces que más allá del sostenido

crecimiento económico boliviano durante

casi todo el gobierno de Evo Morales, los actuales

bloqueos abrevan en las medidas de

fuerza que realizaban en los '70, '80 y '90, los

mineros, indígenas y cocaleros, en una Bolivia

hundida en la miseria y el saqueo. Otros actores,

medios similares, el mismo objetivo de

cambio. Tampoco para con la estabilidad macroeconómica

que ha conseguido el Frente

Amplio, que con 14 años de crecimiento ininterrumpido

y un PBI per cápita que se ha incrementado

en un 73% desde que asumió Tabaré

Vázquez por primera vez (17.278 dólares

anuales en 2018), encuentra difícil remontar el

escenario adverso de ballotage. El electorado

de centro le reclama el incumplimiento para

frenar las altas tasas de homicidios, o la falla

en la trasformación productiva hacia energías

renovables, entre otros. Simplemente exigen

salir – aunque sea parcialmente - de los datos

duros de la macroeconomía, y acercarse a los

requerimientos tangibles y cotidianos del pueblo.

Por su parte, la continuidad del periodo chavista

inaugurado hace 20 años, conlleva una

clara impronta geopolítica – por no decir militar

– de apoyo Chino-Ruso-Cubano, que le permite

a Nicolás Maduro mantenerse en el poder, a

pesar de padecer una inflación anual que supera

los 4 dígitos. Un ejemplo es la elección

de Venezuela para ocupar un asiento en el

Consejo de Derechos Humanos de Naciones

Unidas, a pesar de las incontables denuncias

sobre una clara estrategia gubernamental para

neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición

política. Igualmente, Maduro no solo no

se hace problemas, sino que relativiza cualquier

argumento que le puedan adjudicar. Más

aún si en el Consejo también se encuentran

Filipinas y Arabia Saudita, entre otros países

enormemente cuestionados por su praxis coercitiva.

Mientras la mala gestión de la política económica

doméstica ha sido la norma durante

años, el poner el foco en el contexto global le

brindó un respiro al gobierno bolivariano: el

real (y agresivo) bloqueo económico estadounidense,

se contrapone con el apoyo de las

potencias orientales que ya se encuentran insertas

y quieren incrementar su influencia en

la región: tanto en términos diplomáticos, como

para con la realización de ingentes inversiones,

o la obtención de recursos naturales.

En este sentido, el caos económico y la hiperinflación

poco le importan a Rusia, China y

otros Estados europeos, mientras obtengan

sus objetivos estratégicos (petróleo, Zinc, etc.).

La que si sufre, más allá de su nivel de ideologización,

es la mayoría de la población venezolana.

Que, para citar un ejemplo, busca desesperadamente

obtener ingresos en dólares

(alrededor del 40% ya percibe la divisa estadounidense,

sobre todo vía remesas) para poder

adquirir bienes y servicios básicos

(medicamentos, alimentos, etc.). La brusca

aceleración de la dolarización en Venezuela

tiene como objetivo el defenderse de la hiperinflación,

proteger el patrimonio y simplificar

las ya tumultuosas operaciones económicas.

Medidas económicas necesarias, pero que no

cierran la ‗brecha política‘ ni mitigan la violencia

social.

En este sentido, es interesante destacar que

durante el último debate presidencial argentino,

un candidato propuso, con enorme liviandad,

equilibrar el déficit fiscal despidiendo un

millón de empleados públicos, además de exponer

con cierta lógica racional el ‗vivir con lo

nuestro‘ a través de la eliminación de cuajo de

la coparticipación federal. Lo preocupante es

que no solo no se ha referido, bajo una estricta

lógica economicista, a lo que ocurriría en el

corto plazo con un hundido mercado interno

por la falta de consumo; sino que ni siquiera

ha mencionado como podría lidiar con un contexto

socio-económico insostenible. Una angustia

familiar que no se podría describir con

palabras, pero que, evidentemente, no entraba

dentro de su espectro de análisis. Un desapego

que es la norma en una no depreciable

cantidad de políticos de nuestro país, que parece

que olvidan que su objetivo central cuando

asumen es el bien común; pero sobre todo

el mejorar la calidad de vida de los que menos

tienen.

Lo expuesto denota varios puntos interesantes:

por un lado, la alternancia de ciclos progresistas

y conservadores, donde los diferentes

gobiernos no pueden desarrollar una lectura

pragmática y oportuna del mix que representan

los cambios en el escenario internacional

– siempre dinámico -, el descreimiento generalizado

de su propia casta política, y especialmente

la falta de políticas abarcativas y

superadoras que ellos mismos no pueden o

quieren proveer. Por otro lado, el continuo


Mundo Plural

Pablo Kornblum

que las soluciones economicistas homogéneas

son validas para cualquier lugar y momento

histórico, es un error que suele acarrear

enormes consecuencias socioeconómicas

negativas. Una Latinoamérica repleta

de inequidades requiere políticas redistributivas

y sociales que promueven sociedades

más justas; y la única forma de proveerlas

es comprender la especificidad de cada historia,

cada cultura, cada forma de vivir.

En este sentido, la puja de intereses intranacional

es una permanente en todas las naciones,

pero no es una cuestión exclusiva de

la disputa por la riqueza. Hoy en día se ponen

a consideración otras variables que se conjugan

y complementan entre sí, lo que dificulta

la acción simplista de la vieja política focalizada

en ideales concentrados. Temáticas como

el aborto, la protección del medio ambiente, o

la inserción social de grupos minoritarios se

entremezclan en la agenda económica de todos

los partidos y requieren un trabajo quirúrgico

para delinear un programa de Estado.

Solo con una enorme claridad conceptual, altruismo

moral y capacidad técnica, se podrá

suavizar la virulencia (política, social y económica)

en el intercalar de gobiernos de izquierda

y derecha (en contraposición a lo ocurrido

en estos tiempos en nuestra región, donde se

han observado traspasos de mando con altos

niveles de turbulencias).

En definitiva, propongo para concluir el observar

los países del mundo con mejores indicadores

en su calidad de vida: Suecia, Noruega,

Finlandia, Australia o Canadá, por ejemplo.

Altos PBI per cápita en sociedades fuertemente

igualitarias, han generado una ciudadanía

más educada, respetuosa, e igualitaria en tanto

la comprensión, tolerancia y aceptación de

los derechos de los individuos, que redundan

a su vez en un círculo virtuoso en términos de

mejoras económicas individuales y colectivas

y que, posteriormente, repotencian nuevamente

el desarrollo social previamente descripto.

Quizás allí se encuentre la clave para

nuestra Latinoamérica: que los fríos números

de la economía dejen de ser el objetivo per

se, y se tornen una herramienta que primariamente

genere altos niveles de educación y

formación; ya que de este modo se podrá comenzar

resolviendo enormes dilemas morales

que luego, como un bumerán positivo, redundarán

en la construcción de sociedades más

justas y equitativas en términos económicos.

Twitter: KornblumPablo

Economista y Doctor en Relaciones Internacionales. Autor del

Libro “La Sociedad Anestesiada. El sistema económico global bajo la óptica


Mundo Plural

Evo Morales Ayma ¿Nacido

del pueblo, o nacido de Dios?

Evo Morales asumió como primer presidente

aymara del Estado Plurinacional, Multiétnico y

Plurilingüe de la Bolivia. Desde los comienzos,

el mandato de Morales ha suscitado grandes

controversias en un país claramente indígena,

pero siempre gobernado por minorías europeas.

“El Evo” como lo llama cariñosamente su pueblo,

se encuentra a la cabeza del Estado desde

el 2006.

El 6 de diciembre de 2009 el pueblo boliviano

lo volvió a elegir en unas nuevas elecciones

presidenciales, en las que logró la legitimidad

de su mandato con el 64,22 % de los votos y

reasumió la presidencia de Bolivia el 22 de

enero de 2010.El MAS (movimiento al Socialismo)

partido de Morales, realizó una controversial

reforma a la Constitución Política del

Estado ampliando los derechos a los relegados

del suelo boliviano entre los que se encontraban

los mineros, los campesinos, los pequeños

agricultores, los jóvenes, las mujeres

embarazadas y niños. Para el 2014 Evo es reelecto

con un amplio margen, lo que le permitiría

gobernar hasta iniciado el año 2020.

2016 es el año del referéndum constitucional

para reformar el artículo 168 de la Carta

Magna "para que la presidenta o presidente y

la vicepresidenta o vicepresidente del Estado

puedan ser reelectas o reelectos por dos veces

de manera continua". El 51 por ciento votó

'no'.

Sin embargo en noviembre 2018, el Tribunal

Constitucional autorizó a Evo Morales y Álvaro

García Linera (actual vicepresidente y candidato

al mismo cargo) a presentarse. Lo hizo

tras responder una demanda de

'inconstitucionalidad' que habían presentado

los precandidatos. Entonces Morales tuiteó:

"La Revolución Democrática sigue". Al mes

siguiente, el Tribunal Electoral Supremo lo habilitó

formalmente.

La dicotomía entre un Evo Morales que nació

del pueblo o un Evo Morales que nació de

Dios o la Pachamama parece profundizarse;

hoy Morales encarna la figura de un líder venerado

por los sectores campesinos, rurales e

indígenas, amado por los intelectuales de izquierda

trotskista y clase media baja. Sin embargo,

los sectores con mayor poder adquisitivo,

quienes estuvieron cautivados por la figura

de Morales en sus dos primeros mandatos,

hoy parecen darle la espalda. Es necesario

subrayar llegado a este punto el inmenso

desafío que tiene el equipo de comunicación

de Morales: Evo intenta encarnar la figura mítica

de Tupac Katari ―líder de una revuelta indígena

que hizo tambalear al gobierno colonial

español‖ y que de acuerdo a las crónicas, antes

de morir, pronunció entre susurros,

―volveré y seré millones‖.

El equipo de marketing político de Evo, tienen

la difícil tarea de encarnar esa profecía en lo

que ―El Evo‖ es, sobre todo para los sectores

más marginados y a su vez mayoritarios del

país andino.

El mandatario se afianza en la inmensa mayoría

que lo vota, gracias a la estabilidad económica

que él supo prolongar. Esa mayoría es

su joya política a la que Morales no se cansa

de agradecer en cada unidad educativa que


inaugura o en cada puente que transita. Evo

declaró en un acto similar:- ―yo no quería

postularme, pero si es el deseo del pueblo,

entonces El Evo está a sus órdenes. Si el

Evo sigue, la revolución del pueblo avanza y

se profundiza‖- culminó el actual mandatario.

El relato de un Morales místico, apoyado y

aconsejado por Katari, Bartolina Sisa y otros

héroes andinos, estuvo muy marcado desde

el comienzo de su presidencia, cuando un

Evo joven, esbelto y aymara era investido

como jefe supremo de los indígenas de los

Andes en un ancestral rito indígena en la ciudad

sagrada de Tiwanaku, cerca de La Paz,

un día antes de convertirse en el primer presidente

indígena de Bolivia.

―Descalzo, vestido con un poncho rojo con

bordados dorados y coronado con unas flores

blancas, el presidente electo fue entronizado

en una ceremonia en estas ruinas preincaicas,

donde sacerdotes le transmitieron una

energía positiva y poderes telúricos y espirituales

para ayudarle en sus cinco años de

mandato. Esta ceremonia indígena y mística,

en la cual no participó ninguno de los 65 presidentes

blancos o mestizos que antes gobernaron

Bolivia, fue seguida por una multitud de

decenas de miles de campesinos, que hicieron

ofrendas a la Pachamama vitoreando el

nombre de Evo‖ declaró el diario El Territorio.

¿Volverán los campesinos a ondear las Whipalas

y a sonar los cycus? ¿Se escuchará

una vez más el famoso 'jallalla Evo' (viva

Evo) y el "Uka jacha uru jutasjiway" (el gran

día ha llegado)? Después de las pasadas

elecciones parece demostrar que el Tata Inti

aún lo sigue alumbrando.

JUAN CRUZ TISERA

Doctor en Relaciones Internacionales Universidad del Salvador (USAL). Becario Doctoral

del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Autor de

varios artículos científicos sobre relaciones internacionales.


Mundo Plural

COMIENZA LA SIGUIENTE BATALLA DE LA CRISIS CATALANA

El estado español, en una maniobra que denota

más miedo que otra cosa, ha dado el pistoletazo

de salida para la campaña contra las

sentencias del juicio político, llamada el Tsunami

Democrático. Y, como siempre, lo hace

de manera berreta y un poco atropellada. Es

evidente que, con una legalidad estricta en la

mano, no podrá sostener mucho la tontería de

acusar a unos miembros de los Comités de

Defensa de la República, reconocidos activistas

de la no-violencia, de terrorismo. Pero sí

que abre el espacio para una campaña que

justifique una intervención a base de inventar

una violencia inexistente que los medios de

comunicación españolistas ya están preparando.

Como violencia no hay más que por parte

del lado español la tienen que inventar a toda

costa. Lo cual ha de servir, también, para la

campaña electoral buscando el voto anti catalanista

que, esta vez, quiere sumar el PSOE

para variar, restándoselo a la derecha. La jugada,

si solo la vemos con esta óptica electoral,

puede parecer, incluso, mínimamente inteligente.

Pero está claro, suponiendo -siempre

desde el punto de vista de las cortas visiones

típicamente españolas- que los catalanes sean

lo suficientemente bobos y pusilánimes para

no tomarse seriamente a ellos mismos y la independencia.

Lo que, tal como están las cosas,

parece mucho suponer. Después de todo,

siempre todo gobierno español puede aplicar

el 155 basándose en una violencia inexistente

y acallarlos, y listos. O cuando menos, esta

parece su mentalidad. Una mentalidad que

quiere negar la tozuda realidad porque no saben

qué hacer con ella, están atrapados en su

propia trampa y, en un grado u otro, según cada

actor del lado españoleta de este drama, se

sienten del todo impotentes; por lo tanto aplicando

la estúpida estrategia de atacar primero,

de generar una mentira, que, como decía j.

Goebbeis (ministro de propaganda de Hitier),

suficientemente repelida acabe siendo verdad,

de tratar de convertir a los CDR's en fascistas

violentos cuando, en realidad, son el pueblo

llano auto organizado en una estrategia no violenta.

Lo cual es una demostración de impotencia

política que los independentistas pueden

aprovechar mediante la tenaz presencia

en las calles sin generar enfrentamientos violentos,

con brazos en alto mientras son aporreados

por fuerzas represivas.

Los gobiernos españoles de turno parece

que quieren empujar en la dirección de la independencia

a Cataluña con una actitud puramente

represiva, vacía de contenido político,

que lo único que pretende es acallar a una

mayoría popular por las malas. Por tanto, lo

único que les hace falta a los independentistas

es aprovechar el impulso e ir sumando represión,

y razones, para preparar la salida hacia

una situación que posibilite hacer efectiva la

declaración de independencia del 3 de octubre

del 2.017, con el presidente Torra exiliado o

detenido y asumir las funciones de gobierno

en el exilio por parte del Consejo de la República

ahora en Waterloo (Bélgica) presidido por

Puigdemont. Así, mientras España aplica el

artículo 155 de la Constitución e interviene el

gobierno catalán, bien pudiera ser que se estuviera

desarrollando paralelamente la República.

Pero, está claro, esto supondrá que todo

el poder pasará a los CDR que será quienes

tendrán que controlar el territorio a base de

hacerle imposible el control a las fuerzas de

ocupación mediante estrategias de desobediencia

civil no violenta que harán muy difícil

sostener el discurso de guerra contraterrorista

de las fuerzas represivas del estado. Por tanto,

no es descartable que estas propias fuerzas

acaben por inventarse atentados perpetrados

por ellos mismos. Una vez quede evidente

que el gobierno español ha perdido el control

del territorio tienen que multiplicar los esfuerzos

para conseguir reconocimiento internacional.


Este escenario posible es cada vez más probable.

Cada paso que da España es una

muestra de absoluta carencia de inteligencia

política. La lucha basada en la estrategia de

la no-violencia tiene, en un moderno estado

de la Unión Europea, un difícil enemigo,

puesto que vence quién convence y los gobiernos

españoles, primero de Rajoy con el

Partido Popular y ahora con Sánchez del

PSOE, no han sido capaces ni de gobernar

ni aun menos proponer una salida política

para Cataluña. La siguiente parada es la publicación

de las sentencias del juicio a los

dirigentes sociales y políticos encarcelados

hace ya dos años, todas las señales están

claras, serán duras con pretensiones ejemplificantes.

Cataluña estallará. Además, el siguiente

punto en la agenda es que pretenden

inhabilitar al president Torra por mantener

pancartas en apoyo de los presos en el balcón

de Palacio de la Generalitat (sede del gobierno

catalán), para ser exactos 48 horas,

durante la campaña electoral.

La cuestión es: ¿Hasta cuándo creen los españolistas

que pueden mantener la situación?

Es aquello de que para que el burro

avance hacen falta dos cosas, el palo y la zanahoria,

porque sólo el palo hace que el burro

se canse y de coces. Pero claro, no parece

que el pueblo catalán sea muy burro, en

cambio los gobiernos españoles no saben, o

no quieren saber, usar la zanahoria.

Políticos catalanes acusados de rebelión

Movilizaciones masivas en Catalunya

en octubre

Carles Vilanova


Mundo Plural

EL ANTIGUO VÍNCULO ENTRE INTELIGENCIA Y RELACIONES INTER-

NACIONALES

Marcelo Javier de los Reyes Giménez*

Palabras clave: inteligencia, relaciones internacionales,

historia, geopolítica,

incertidumbre.

Introducción

Normalmente suele observarse a la Inteligencia

y a las Relaciones Internacionales como

disciplinas de las Ciencias Sociales que transitan

por caminos separados y, quizás, inconexos.

Nada más alejado de eso, como podrá

apreciarse cuando se aborde la evolución de

la inteligencia a lo largo de la Historia.

Como bien afirma el profesor Gustavo Díaz

Matey, doctor en Ciencias Políticas por la Universidad

Complutense de Madrid y MA en estudios

de Inteligencia y Seguridad por la Universidad

de Salford, Manchester, ―es curioso

comprobar como el estudio de la inteligencia,

que en último término es una de las herramientas

claves para la toma de decisiones,

está ausente en los inicios de la teoría de las

Relaciones Internacionales‖.

El mismo Díaz Matey sostiene que esto se debió

a que, hacia 1948, cuando Hans Morgenthau

escribió su libro Politics among Nations,

solo hacía tres años que había finalizado la

Segunda Guerra Mundial y que sus protagonistas,

los militares, eran homenajeados en

todos los países que salieron victoriosos de la

contienda. Agrega que por esos años se iniciaba

la confrontación entre los Estados Unidos y

la Unión Soviética por lo que todo lo inherente

a lo militar ―cubría gran parte de todo lo que

tenía que ver con la inteligencia‖, a lo que se

debe agregar la cultura del secretismo que imperaba

sobre esa actividad.

De este modo, la inteligencia no tuvo su lugar

en los estudios teóricos de relaciones internacionales

sino que debió ir abriéndose un nuevo

camino a partir de la teorización que Sherman

Kent comenzó a desarrollar sobre esa

actividad.

Desde sus orígenes la Inteligencia, entonces

considerada como la actividad de espionaje,

estaba íntimamente vinculada al arte militar, a

la guerra, y así permaneció durante siglos.

Esa actividad contribuyó a la expansión y a la

seguridad de las entonces ciudades-Estado,

reinos e imperios, por lo cual desde esos tiempos

estuvo vinculada a las relaciones internacionales

—aunque éste, como se verá más

adelante, no sea el concepto apropiado para la

historia antigua— como un elemento fundamental

de la estrategia.

Durante la Edad Media y, en general, durante

la Moderna, la Inteligencia estuvo vinculada a

las misiones de los emisarios y diplomáticos

que respondían en forma directa a los monarcas.

Se trataba entonces, no de un funcionario

que actuaba en el marco de un organismo estructurado

sino prácticamente en solitario y por

una relación personal. Si bien los monarcas

recurrían a enviados, emisarios o embajadores,

con el correr del tiempo algunos Estados

fueron dando, paulatinamente, lugar a la creación

de organismos que fueron tomando forma,

principalmente, hacia el siglo XIX. El siglo

XX fue el siglo de los servicios de inteligencia,

los cuales se consolidaron durante las dos

guerras mundiales y durante la Guerra Fría.

“Espionaje” y “situación

internacional”

En los orígenes de esta interrelación no se

puede hablar ni de ―inteligencia‖ ni de

―relaciones internacionales‖ ya que, por un lado,

los orígenes de lo que hoy se conoce como

―inteligencia‖ fue el ―espionaje‖ y, por el


otro, en el mundo antiguo no existían naciones,

ya que por ejemplo si bien la Biblia habla

de ―nación‖ y ―naciones‖, no lo hace en el mismo

sentido que ha alcanzado el término luego

de la firma del tratado de Westfalia que, en

1648, puso fin a la guerra de los Treinta Años.

En ese sentido, el mundo antiguo no conformaba

un ―sistema internacional‖, sino lo que el

Doctor Manfred Wilhelmy considera una

―situación‖ internacional, habida cuenta que no

existían naciones.

El término ―inteligencia‖ es mucho más amplio

que la mera actividad realizada por los espías.

Las más antiguas informaciones respecto a

esta actividad las podemos encontrar en numerosas

citas de la Biblia, por ejemplo, en Josué

2:1-7, Números 13:1-2 y también encontramos

referencia a los espías en el Génesis,

cuando luego de los siete años de abundancia

en Egipto comenzaron los siete años de escasez

que generaron hambre en la población de

Canaán. En ese libro leemos que Jacob, enterado

de que en Egipto había alimentos, envió

a sus hijos a comprar trigo y fue donde se encontraron

con José, su hermano y señor de la

tierra. Aunque éste los reconoció no lo demostró

y, en cambio, les dijo: ―Vosotros sois unos

espías, que habéis venido a reconocer las

partes no fortificadas de la tierra‖ (Génesis

42:1,17.).

La Biblia también nos da cuenta de otro elemento

importante de la inteligencia: el mensaje

encriptado. En el libro del Apocalipsis o libro

de la Revelación, el objetivo es comunicar la

revelación de Dios a su pueblo en una etapa

trágica de la historia, entre el 92 y el 96 d.C.,

durante una de las persecuciones romanas a

los cristianos. A raíz de ello, el libro debía enviar

un mensaje a través de símbolos que fueran

comprensibles solo para un grupo de gente,

usando un lenguaje secreto para evitar que

los representantes del imperio consideraran el

texto como una amenaza e intensificaran la

persecución. Algunos símbolos provenían del

Antiguo Testamento, mientras que otros los

explica el mismo escrito. Por ejemplo, los

―siete candeleros‖ son las ―siete iglesias‖; los

colores también tienen su significado: ―blanco‖

implica ―victoria‖ y ―rojo‖ ―derramamiento de

sangre‖. El ―Cordero‖ es ―Jesús resucitado‖,

―la Bestia‖ es el ―Imperio romano‖ y el número

―666‖ es ―Nerón‖ ya que en ―Nerón César‖ cada

consonante de sus palabras tiene un valor

numérico en hebreo y todas juntas suman

―666‖. La ―otra bestia‖ que se parece a Jesús

son los ―falsos profetas‖. Estos son algunos

ejemplos de los que existen en este libro.

Alvin Toffler menciona que en El libro de los

muertos del antiguo Egipto se describió el espionaje

como uno de los más graves pecados

del alma.

Sun Zi ―más conocido en Occidente como

Sun Tzu― en El arte de la guerra (1996), una

obra que ya tiene 2.500 años, se refiere a la

actividad de los espías, como se menciona en

el capítulo III, y en el cual expresa: ―Quienes

no sean muy sensatos y sabios no pueden valerse

de espías; quienes no sean bondadosos

y generosos no pueden dirigir a espías, quienes

no sean minuciosos y bien calculadores

no pueden discernir las informaciones verídicas,

proporcionadas por espías‖.

La utilización de los espías también era conocida

en la época de Alejandro Magno, rey de

Macedonia, quien vivió entre el 356 y el 323

a.C. En vísperas de la batalla de Gaugamela

(Tell Gomel, a unos 35 kilómetros al noroeste

de Mosul, norte de Asiria), el 1º de octubre de

331, Alejandro Magno se estableció a unos

cinco kilómetros de las tropas persas. A sabiendas

de la existencia de espías entre sus

tropas, Alejandro Magno hizo correr el rumor

de que llevaría a cabo el ataque esa misma

noche. Esta información se trasmitió a las

fuerzas persas, que recibieron la orden de

mantenerse atentas a la espera de los macedonios,

pero, en cambio, Alejandro ordenó a

sus soldados que descansaran y procedió a

atacar en la mañana siguiente aprovechando

el cansancio de los persas. Este ejemplo nos

permite apreciar que Alejandro Magno no solo


Mundo Plural

utilizó la contrainteligencia sino que echó

mano de otra herramienta de la inteligencia: la

desinformación.

Además de la reunión de información de inteligencia,

contrainteligencia, acciones encubiertas

y operaciones clandestinas, técnicas, códigos

y sistemas de cifrado, en el mundo antiguo

también se recurrió al asesinato político,

se apeló al escape y a la evasión, a la creación

de disfraces, al uso de tinta que desaparecía,

entre otras. Textos de escritores de la

antigüedad, como Eneas el Táctico, Polibio,

Polyaenus ―autor macedonio del siglo II d.C.,

quien escribió Estratagemas en la guerra, dedicada

a los emperadores romanos Marcos

Aurelius y Lucius Verus―, Sextus Julius Africanus

y Vegetius ―autor del siglo IV d.C., cuya

obra principal es Epítoma rei militaris, también

conocida como De re militari (―Compendio

de técnica militar) y autor, asimismo, de Digesta

Artis Mulomedicinae, tratado de veterinaria

sobre las enfermedades de caballos y mulos―,

contienen menciones acerca del uso de

la información de señales.

Eneas el Táctico escribió un tratado acerca de

las medidas que conviene adoptar en ocasión

del sitio de una ciudad. Se estima que lo escribió

entre 357 y 340 a.C. y en ese tratado

―traza una interesante imagen de una pequeña

polis de la metrópoli, imagen que resulta mucho

más realista que todo lo que puede extraerse

de las demás fuentes literarias de dicha

época‖. Eneas ha proporcionado el primer

instructivo en el que recomienda qué hacer

ante la inminencia de una guerra: desde recomendaciones

sobre provisiones y esclavos

hasta medidas sobre seguridad en las comunicaciones.

Describió en detalle dieciocho métodos

diferentes de envío de mensajes, algunos

de ellos empleando sistemas de encriptado.

Proponía una vigilancia especial para que entre

la ciudad y los exiliados que vivían fuera de

ella —considerada una fuente permanente de

agitación— no se estableciera ningún tipo de

enlace, para lo cual aconsejaba la implementación

de la censura en la correspondencia.

Del mismo modo proponía un estricto control

de ingreso y egreso de la ciudad y que las autoridades

debían tomar conocimiento acerca

de los forasteros que entraban a la ciudad,

dónde se alojarían, además de tener un registro

de todos los moradores de la ciudad. Consideraba

que, aunque para mantener la ciudad

debían reclutarse mercenarios, cuando se

efectuasen los ejercicios de alarma los forasteros

y mercenarios debían ser trasladados a un

área preventivamente asignada por motivos de

seguridad. En su tratado se refiere también a

la forma correcta de cerrar las puertas de la

ciudad, al servicio de la guardia y al sistema

de señales, entre otras cosas.

Debido a que desde la antigüedad muchas de

las operaciones de inteligencia se desarrollaron

en forma encubierta, existen pocos registros

a los que puedan recurrir los historiadores.

Sin embargo, las fuentes conocidas nos

permiten apreciar que los decisores en la antigüedad

entendieron que las actividades de inteligencia

formaban parte del arte de la guerra

y que eran muy necesarias para quien ejercía

el gobierno. La reunión de información de inteligencia

era fundamental al momento de conquistar

una ciudad, de ejercer el dominio sobre

poblaciones rivales o, como se mencionó en el

caso del imperio persa, para controlar a sus

propias poblaciones con el objetivo de perpetuar

el régimen.

La inteligencia en la Edad Media y Moderna

En la Edad Media los monarcas también se

valieron de emisarios y de informantes que hacían

las veces de espías y que se infiltraban

entre los enemigos.

Las repúblicas italianas y otros monarcas europeos

apelaron al uso de embajadores, quienes

representaban a sus gobiernos ante otros

estados pero quienes, además, cumplían con

la misión de reunir información y noticias de

interés que era enviada a sus respectivos gobiernos.

Eavesdroppers, “fisgones”


En Occidente la inteligencia asumió un papel

relevante durante dos conflictos: el primero

entre Inglaterra y Escocia; el segundo entre

Inglaterra y España, conducidas por Isabel I y

Felipe II, en las décadas ochenta y noventa

del siglo XVI.

Por esos años también Francia desarrolló un

entramado de inteligencia tanto dirigido hacia

el interior del reino como hacia otras potencias.

Fue una de las grandes preocupaciones

del cardenal Richelieu (1586-1642) durante su

gestión de gobierno. Esta experiencia llevó a

que, en torno de 1700, los franceses alcanzasen

la reputación de clever spymaster, tal como

lo expresa el profesor de Historia de la

Univesity of New Hampshire Douglas L.

Wheeler. Por este motivo, muchas palabras

de esta profesión pasaron al idioma inglés —

como cita Wheeler— desde el francés: reconnaissance,

reconnoitre o reconnoiter, surveillance,

espionnage, aunque esta última se

escribe con una sola ―n‖ en inglés, espionage.

En el siglo XVIII se profesionalizó la diplomacia

y se estructuraron los ejércitos y las armadas

regulares que acompañaron la consolidación

del Estado nación. Hasta entonces la actividad

de inteligencia dependía directamente

de los gobernantes y de los jefes militares.

La inteligencia en la Edad Contemporánea

Las revoluciones políticas y tecnológicas que

tuvieron lugar a partir de 1800 motivaron a los

líderes y comandantes a utilizar la inteligencia

para propósitos cotidianos y recurriendo a medios

tradicionales. Así, en tiempos de paz,

bancos, compañías de seguros y mercaderes

procuraban información para proteger sus respectivos

negocios y expandir sus inversiones.

A partir del siglo XIX, acompañando la industrialización,

las innovaciones tecnológicas

también favorecieron a la inteligencia. El desarrollo

de las comunicaciones y de los transportes

más rápidos contribuyó en la recolección y

diseminación más rápida de la información de

inteligencia.

En tiempos de guerra se realizaban exploraciones

de reconocimiento en cercanías del

enemigo, se enviaban espías para descubrir

los planes del adversario y se interceptaban

mensajes y documentos, entre otras actividades.

Es la época de la aparición de los primeros

organismos. En 1825 se creó en Rusia la Okhrana,

Servicio de Seguridad de los zares rusos

que tenía por objetivo descubrir a los opositores:

los primeros servicios estaban más destinados

a la represión interior y al espionaje con

respecto a otras potencias. El caso de Rusia

no fue el único. La inteligencia prusiana fue

desarrollada por Wilhelm Stieber, al cual el

canciller Otto von Bismarck le encargó la creación

de una red de espías en el interior de

Austria. Bismarck tenía como propósito la unificación

de los estados germano parlantes para

lo cual debía debilitar el poder del Imperio

austrohúngaro. Stieber, quien se recibió de

abogado en 1844 y había decidido incorporarse

a la policía de Berlín, resolvió casos de alto

perfil recurriendo a disfraces para obtener información

e infiltrarse en las bandas criminales.

Otras técnicas que utilizó fueron la observación

cuidadosa, la interceptación de correspondencia

y las operaciones encubiertas. Puso

en su mira a grupos subversivos, enfrentó

a los revolucionarios de 1848 y en su mira estuvieron

Karl Marx y otros líderes socialistas.

Para llevar a cabo la tarea encargada por Bismarck

estableció una agencia de noticias como

pantalla y desarrolló una amplia red de espías

en Austria y ―fue el primero en observar

que era más seguro usar cientos de hombres,

cada uno de los cuales obtenía fragmentos de

información, que basarse en unos pocos espías

estrella que trabajaran en profundidad‖.

Su red de espionaje fue la que facilitó las victorias

de Prusia en la guerra contra Austria

(1866) y contra Francia (1870-1871).

Del mismo modo, debe considerarse la importancia

de la inteligencia durante la guerra de

Secesión estadounidense (1861-1865). Por

ese entonces en los Estados Unidos no existía

ninguna organización dedicada a la inteligencia

y esa actividad fue manejada de forma

descentralizada tanto por la Unión como por la

Confederación. Tampoco se utilizaba el término

―inteligencia‖ sino ―servicio secreto‖ y sus

oficiales aprendieron acerca de la inteligencia

a través de la historia militar. Ambas partes

obtuvieron información mediante la interceptación

de documentos del enemigo y del correo,

a través de la decodificación de mensajes e

interrogación de prisioneros.


Mundo Plural

Las telecomunicaciones militares brindaron

oportunidades únicas de recopilación de información.

Ambos bandos progresaron en las

operaciones de interceptación y señales de

telégrafo, así como en el criptoanálisis y la

criptografía.

El uso del telégrafo constituyó un elemento

primordial para el sistema de comunicaciones

en tiempos de guerra y el ―cifrado‖ y el

―criptoanálisis‖, para descifrar el texto cifrado

interceptado, estuvieron a la orden del día en

este conflicto.

En general, los organismos de inteligencia fueron

constituyéndose durante el siglo XX. En el

caso de Alemania, su servicio de inteligencia

sentó las bases sobre el organismo creado en

Prusia en 1866, Amt Auslands und Abwehr o

simplemente denominado Abwehr. El organismo

quedó fuera de servicio con motivo de la

derrota del Imperio alemán en la Primera Guerra

Mundial, pero fue reestructurado y abierto

nuevamente en 1921, pocos años después de

proclamarse la República de Weimar. Cabe

destacar que, en las últimas semanas de la

guerra, el servicio alemán se abocó a la construcción

de una red de espionaje alemana en

Argentina con el objetivo de fortalecer la presencia

del capital alemán en el mercado argentino

y recobrar la importante presencia

económica adquirida antes de 1914. Esta operación

fue denunciada por los hombres de negocios

estadounidenses, quienes observaron

una declinación en el número de pedidos de

bienes norteamericanos en el mercado argentino.

Abwehr

La Abwehr, organización de inteligencia militar

alemana, estuvo operativa hasta la caída de la

Alemania Nazi.

Por su parte, la inteligencia británica encuentra

sus orígenes en su ejército, más precisamente

en el Departamento topográfico. En 1909, con

posterioridad a la guerra contra los bóers, fue

fundado el Secret Service Bureau que luego

dará lugar a la creación del MI5 (Military Intelligence,

Section 5). Hasta ese momento no

existió una oficina de inteligencia militar formalmente

organizada.

Como ya fuera mencionado, por esos años los

Estados Unidos no contaban con un servicio

de inteligencia, el cual comenzará a ser organizado

recién a partir de la Segunda Guerra

Mundial. Fue precisamente este conflicto el

que potenció la actividad de la inteligencia, la

cual fue acompañada por el desarrollo de las

comunicaciones y de las tecnologías asociadas.

Por esos años, el Reino Unido aún era un

imperio colonial expandido por todo el mundo,

presencia que le facilitaba obtener información

de inteligencia casi en cualquier lugar del planeta,

en el marco de los recursos humanos

disponibles y de los adelantos tecnológicos

que existían por esos años. Cabe agregar que

ese conflicto permitió el desarrollo de nuevas

tecnologías o la mejora de otras ya existentes.

Los lazos entre la inteligencia británica y la estadounidense

encuentran hitos fundamentales

durante la Segunda Guerra Mundial. En este

sentido, uno de los puntos cruciales de esa

cooperación en materia de inteligencia se encuentra

en el descifrado de la máquina Enigma,

utilizada por las fuerzas alemanas para la

transmisión de mensajes utilizando la criptografía

(del griego κρσπτος —kryptos— = oculto,

secreto, disimulado; γραφη—graphé— =

escritura), disciplina científica que tiene por

propósito encubrir mensajes a través de la utilización

de un algoritmo que, posteriormente,

debe permitir volver ese mensaje a su escritura

original.

A los efectos de desarrollar la actividad de inteligencia

destinada a la interceptación y análisis

de información transmitida por medios

electromagnéticos (SIGINT), en 1939, los británicos

crearon una base militar en una mansión

victoriana en Bletchley Park, Buckinghamshire.

En la misma llevaron a cabo la

tarea de descifrar los códigos que utilizaban


los alemanes durante la guerra. En ese sitio

desarrollaron e instalaron la primera computadora

denominada Colossus bajo la dirección

del matemático, filósofo y criptógrafo Alan Turing,

considerado uno de los padres de la informática

moderna. A juicio de Stephen Hawking

fue el matemático más brillante del siglo

XX. No obstante, el descifrado del código

Enigma se atribuye también a la labor de tres

criptógrafos polacos: Marian Rejewski, Henryk

Zygalkski y Jerzy Rozycki. Desde 1928 los polacos

se encontraban abocados a descifrar el

código Enigma, para lo cual utilizaban cuatro

estaciones de escucha en Varsovia, Starogard,

Poznam y Krzeslawice. Ante la imposibilidad

de lograrlo, los militares polacos recurrieron

a la asistencia de matemáticos de la Universidad

de Poznam, liderados —

precisamente— por Marian Rejewski. Con ese

propósito los polacos echaron mano a una

máquina Enigma comercial, pues originariamente

ese invento tenía ese propósito.

Alan Turing

En vísperas de que estallara la guerra, en julio

de 1939, el teniente general Waclaw Stachiewicz

—a la sazón, jefe del Estado Mayor de

Polonia—, permitió que los secretos acerca

del descifrado de Enigma fueran compartidos

con los servicios de inteligencia aliados. De

este modo, los polacos entregaron a las inteligencias

británica y francesa, copias de las

máquinas Enigma.

El trabajo realizado en forma conjunta entre

británicos y estadounidenses para el descifrado

de la máquina Enigma fue el inicio de una

colaboración, en materia de inteligencia, que

trascendió la Segunda Guerra Mundial y se

mantuvo durante la Guerra Fría.

Las fuerzas armadas establecieron una estrecha

relación en materia de SIGINT (signals

intelligence) que dio origen a la firma de un

acuerdo entre los Estados Unidos y el Reino

Unido que, originariamente, fue denominado

BRUSA, ahora conocido como UKUSA, United

Kingdom-United States Security Agreement

(National Security Agency, 1940-1956). El objetivo

ya no era la Alemania Nazi sino la Unión

Soviética, la potencia que había integrado la

―extraña alianza‖ que salió victoriosa de la

guerra. Ciertamente, la desconfianza de Churchill

durante el conflicto fue confirmada y los

entonces aliados bien pronto se abocaron a la

tarea del espionaje de sus ex socios. Precisamente,

la vigilancia masiva se consolida a partir

de este tratado entre el Reino Unido y los

Estados Unidos, cuyo objetivo era y es recolectar

información de inteligencia en el marco

de un sistema bipolar liderado por Estados

Unidos y por la Unión Soviética. Demás está

decir que fue realizado en forma absolutamente

secreta.

Desde entonces las partes colaboran en forma

muy estrecha en el intercambio de información

de inteligencia. Para llevar adelante su misión,

los cinco miembros que conforma la red de

espionaje global conocida como Five Eyes o

red Echelon —Estados Unidos, Reino Unido,

Canadá, Australia y Nueva Zelanda— se han

repartido el planeta para rastrillar las comunicaciones

a escala global y su funcionamiento

fue vital durante la Guerra Fría para espiar al

bloque comunista. A pesar de que el bloque

comunista ha desaparecido tras la implosión

de la Unión Soviética, acaecida en 1991, las

actividades de inteligencia entre ambas partes

continúan y la red Five Eyes está vigente.


Mundo Plural

Reunión de Five Eyes en agosto de 2018. El Ministro

de Asuntos Interiores, Peter Dutton, el

Ministro de Seguridad Pública de Canadá, Ralph

Goodale, el Ministro de Justicia de Nueva Zelanda,

Andrew Little, el Ministro del Interior británico,

Sajid Javid, y el Secretario de Seguridad

Nacional de los Estados Unidos, Kirstjen Nielsen,

en Gold Coast.. En una declaración conjunta,

los ministros dijeron que los gobiernos extranjeros,

los actores y sus representantes estaban

involucrados en “actividades coercitivas,

engañosas y clandestinas” para “sembrar la

discordia, manipular el discurso público, sesgar

el desarrollo de políticas o perturbar los mercados”.

De una “desconocida seguridad” a un mundo

incierto

El mundo bipolar que se inició poco después

de finalizada la Segunda Guerra Mundial y que

se extendió hasta 1991 se caracterizó por ser

un período dominado por el potencial enfrentamiento

bélico entre las superpotencias, Estados

Unidos y la Unión Soviética, y por la amenaza

nuclear. Sin embargo, fue un periodo de

la historia en el que los escenarios internacionales

podían ser previsibles.

El fin de la bipolaridad derivó en un mundo

que tendió hacia una alta complejidad que no

había sido prevista. Emergieron amenazas

que se constituyeron en los principales temas

de observación por parte de los organismos de

seguridad y de inteligencia a escala global a

partir de 1991. Se trata de amenazas que, en

general, no provenían de otro Estado sino

amenazas causadas por actores no estatales

nacionales o transnacionales: terrorismo, narcotráfico,

proliferación de armas livianas, de

armas químicas o biológicas, de crimen organizado,

etc.

A estas cuestiones preocupantes se suman

las ―guerras comerciales‖ y la puja entre globalismo

y nacionalismo, lo que ha invertido la tradicional

posición de los actores: Estados Unidos,

presidido por Donald Trump se manifiesta

contrario al globalismo, mientras que Rusia y

China se constituyen como defensores del internacionalismo.

El considerado fin de la Guerra Fría de ninguna

manera ha significado el fin de los conflictos

y mucho menos de la incertidumbre. Por el

contrario, los conflictos se incrementaron, sobre

todo los regionales y los intraestatales

Quien ha puesto más en evidencia la fragilidad

y la volatilidad de nuestra sociedad actual fue

el sociólogo polaco Zygmunt Bauman, particularmente

al introducir el concepto de modernidad

líquida. En su libro Modernidad Líquida

explica que la diferencia entre los líquidos y

los sólidos es que los primeros no conservan

fácilmente una forma durante mucho tiempo y

están continuamente dispuestos a cambiarla.

Para los líquidos lo que cuenta es el flujo del

tiempo y no el espacio que ―como los sólidos―

puedan llegar a ocupar. Considera que

la ―era de la modernidad sólida‖, con sus certezas,

ha llegado a su fin. Bauman se vale de

esta metáfora de la liquidez para explicar la

fase actual de la modernidad, caracterizada

por la desregulación, la flexibilización, la liberalización

de todos los mercados, la disolución

de lo público en favor de lo privado, en síntesis,

la inestabilidad.

Bauman continuó su elucidación con lo que

podemos considerar más relevante desde la

inteligencia: ―La planificación del futuro desafía

nuestros hábitos y costumbres, las capacidades

que aprendimos para superar los escollos

del camino‖.

Nos encontramos ante una encrucijada y se

hace difícil encontrar el camino a seguir ante

un sinnúmero de alternativas que se nos presentan

pero que no sabemos hacia dónde nos

llevarán. De ahí que Bauman considera importante

debatir acerca de la siguiente cuestión:

―¿Cómo restablecer el equilibrio entre política

y poder? Porque ahora la política es local y el

poder global‖.


En su libro La Sociedad Poscapitalista, Peter

F. Drucker también hace referencia a las profundas

transformaciones del mundo actual y

vaticina, entre otras cosas, que esa será una

―sociedad de grandes organizaciones‖, tanto

oficiales como privadas, que necesariamente

operarán en virtud del flujo informativo.

En este contexto de incertidumbres, han tenido

lugar una suma de acontecimientos que no

fueron percibidos con anterioridad por los servicios

de inteligencia. Entre ellos pueden mencionarse

el derrumbe del Muro de Berlín por

parte de los alemanes (1989) ―parece impropio

hablar de ―caída‖ y aún más cuando lo hacemos

desde la inteligencia―, la implosión de

la Unión Soviética (1991), los ataques del 11

de septiembre (11-S) en Washington y Nueva

York (2001), los atentados del 11 de marzo

(11-M) en España (2004), la crisis de las hipotecas

subprime o ―hipotecas basuras‖ ―que

terminó detonando en 2008 con consecuencias

de alcance global―, por citar algunos

ejemplos.

En esta ―sociedad de grandes organizaciones‖

—como la ha definido Peter Drucker—, las correspondientes

a la inteligencia han debido

repensar sus funciones, reorganizarse, reestructurarse

y adecuarse a la multiplicidad de

actores que hoy se encuentran en la mira de

las mismas. Parafraseando a Bauman, para la

inteligencia, el mundo de la Guerra Fría ―si

se considera su final con la implosión de la

Unión Soviética, visión que no es compartida

por el autor de este trabajo― era de una

―realidad sólida‖ y el posterior de una ―realidad

líquida‖.

A modo de conclusión

En el presente estudio se ha podido observar

como la Inteligencia y las Relaciones Internacionales

son dos disciplinas que desde la antigüedad

han estado interactuando, a veces

una sobre la otra, conforme a los escenarios

mundiales que se fueron dando a lo largo de

la historia. Los ejemplos brindados no dejan

duda que ambas disciplinas se entrelazan

desde sus orígenes y ha sido así desde entonces,

aunque en la actualidad la inteligencia y

particularmente la inteligencia estratégica deben

considerarse como esenciales en un mundo

complejo, diverso e incierto. Para ello, seguramente,

deberá considerarse que los servicios

tendrán que recurrir a la obtención de información

por medios propios en mayor medida,

quizás disminuyendo el porcentaje dedicado

a las fuentes abiertas.

Un buen servicio de inteligencia debe anticiparse

a los hechos a los efectos de evitar las

sorpresas, por lo que puede ayudar a evitar

que un conflicto escale y derive en una guerra

o evitar un ataque terrorista. Incluso durante el

transcurso de una guerra, la inteligencia también

ayuda a minimizar los riesgos en vidas y

en pérdidas materiales. La historia nos da muchos

ejemplos de ello.

De ahí que debe ser ponderada por cada Estado

que desee brindar seguridad y protección

para sus ciudadanos, así como mantener intacta

su soberanía nacional.

En la época de Sherman Kent la inteligencia

parecía limitarse a la reunión de información,

pero ya desde fines del siglo XX la inteligencia

comenzó a poner el peso en el análisis. Para

ello debe recurrir a lo que se denomina

―comunidad ampliada de inteligencia‖, concepto

por el cual los servicios de inteligencia deben

incorporar para sus propósitos a los think

tank, para lo que deberán constituir organismos

que deberían trabajar como intermediarios

entre ellos y esos centros de pensamiento

académico, de modo tal de no mostrarse

abiertamente en estas actividades.

Las relaciones internacionales y los diversos

actores del escenario mundial presentan en la

actualidad un dinamismo como nunca antes

se ha visto. Los actuales virajes en ciertas posiciones

que han sido tradicionales coadyuvan

a un incremento de la incertidumbre.

Es evidente que los nuevos escenarios, nacionales,

regionales y mundiales, harán aún más


Mundo Plural

necesaria la actividad de la inteligencia estratégica

a los fines de obtener la mayor información

posible sobre las cuestiones que

resulten necesarias, con el objetivo de ofrecer

los elementos imprescindibles para proceder

a la toma de decisiones. Esto requiere

cada vez más equipos multidisciplinarios de

profesionales en el seno de los servicios de

inteligencia. La complejidad mundial, también

demanda prestar atención a lo que expresan

sociólogos, filósofos y hombres de

otras disciplinas, escritores y artistas incluidos,

respecto a sus observaciones del curso

que toman las sociedades y las políticas a

escala nacional, regional y mundial.

Marcelo Javier de los Reyes Giménez

Licenciado en Historia, Facultad de Filosofía y

Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA)

y Doctor en Relaciones Internacionales, Atlantic

International University (AIU), Estados Unidos.

Fue docente de la Universidad del Salvador, de

la Escuela Superior de Guerra del Ejército Argentino

y profesor de “Inteligencia” en la Maestría

en Inteligencia Estratégica Nacional de la

Universidad Nacional de La Plata (UNLP).


Mundo Plural

El realismo mágico en la dramaturgia actual en la

Argentina

El realismo mágico, ese movimiento

artístico, descripto en las primeras décadas

del siglo XX y que, abarcando casi todas las

ramas del arte, pero predominantemente en la

literatura, alcanzó, a mediados del mismo siglo

su máxima expresión en los escritores latino-americanos,

al punto que a alguno de

ellos como Juan Rulfo y Gabriel García Márquez

se les adjudica la paternidad del género,

no obstante todos hemos aceptado la existencia

de precursores notables, cómo Arturo Ulsar

Pietri, Miguel Ángel Asturias, Augusto Roa

Bastos y Alejo Carpentier.. Sin embargo es

larga es la nómina de los autores que adoptaron

este tipo de literatura como ser Jorge Luis

Borges, Julio Cortázar, Carlos Fuentes y Mario

Vargas Llosa y entre las mujeres a Isabel

Allende y Laura Esquivel. Por su origen todos

ellos formaron parte del ―Boom Latino-

Americano de Literatura‖ Pero al mismo género

pertenecen Frank Kafka, Günter Grass, Milan

Kundera y Salman Rushdie, entre otros.

Releyendo los textos de dos jóvenes

dramaturgas argentinas: Maruja Bustamante y

Sol Bonelli, auténticas representantes de la

dramaturgia del siglo XXI, encontramos elementos

característicos del realismo mágico, lo

cual nos demuestra que dicho género no ha

desaparecido del mundo artístico.

Maruja Bustamante es además de dramaturga,

actriz, cantante y directora teatral.

Con sólo cuarenta años de edad es autora de

varias piezas teatrales. Analizaremos aquí su

obra: Adela está cazando patos, escrita en el

2007 y estrenada en Buenos Aires en 2008.

En realidad es una re-escritura de Hamlet de

Shakespeare. Cambia el argumento y plantea

la venganza de una hija mujer, de la muerte

de su padre, provocada, según ella, por el administrador

de sus bienes y presunto amante

de su madrastra. Pero aparecen varios de los

elementos del género que nos ocupa:1) La

acción se desarrolla en una chacra en una

provincia del nordeste argentino, donde el padre

fue un importante puntero político, que se

manejó siempre como amo y señor de la Provincia

en que viven (Estas son actitudes feudales

, muy comunes en nuestras provincias).

2) El lenguaje es una sutil mezcla del habla de

los lugareños y del castellano aporteñado de

los personajes principales que viven habitualmente

en Buenos Aires 3) Los usos y costumbres

son los habituales en esos lugares. 4)

Irrumpe en la acción la figura del padre muerto,

pero no lo hace en forma de un fantasma,

sino encarnando la figura de Yasí Yateré, un

pequeño demonio presente en las leyendas

de la región Guaraní, símbolo de la exacerbación

de la sexualidad, que suele asustar a los

niños por su aspecto físico y sus actitudes. 5)

Este diablillo aparece según la leyenda, a la

hora de la siesta.6) Por esta razón la autora

no divide la acción en actos, sino en siestas.

7) Todos los personajes aceptan con naturalidad

la presencia de ese ser mitológico. 8)

Apoyados por la música y el ritmo del drama,

aparecen elementos oníricos nada despreciables.

Esta misma autora ha escrito también

la obra Paraná Porá, en el año 2009, en la

cual aparecen también elementos propios del

realismo mágico. Las dos obras mencionadas

y cuatro más de la misma autora, integran un

libro La Hija Boba, publicado por la editorial

Blatt & Ríos en 2014

Así mismo, una de las más brillantes

jóvenes figuras del teatro alternativo de Buenos

Aires, la actriz, dramaturga, productora y

directora Sol Bonelli, estrenó en 2016 su ópera

prima teatral Las Flores de Tajy, En ella

encontramos elementos del realismo mágico.

Por comenzar el lugar escogido para el desarrollo

de la acción es un lúgubre burdel perdido

en el interior de nuestro país, al costado de

una ruta, hasta donde es arrastrada una jovencita

raptada de la selva misionera después

de drogarla y es sometida al escarnio dela

prostitución. . La música, la iluminación y el

relato de las escenas en que ella añora su hábitat

perdido, le dan un carácter onírico.


Teatro

Los personajes se expresan con un lenguaje

coloquial acorde con el lugar físico y geográfico

Además hablan con naturalidad de la posible

intervención de un demonio menor, llamado

Curupí que en las leyendas de origen Guaraní,

monstruoso y responsable de raptos de

niñas inocentes. Ninguno parece dudar de la

materialización de esa leyenda. Y siempre se

menciona como protagonista a la selva y las

flores de Tajy que abundan en ella (Nombre

Guaraní de la flor del lapacho)

Este trabajo surgió del estudio de los trabajos

de estas dos autoras., pero sin duda una búsqueda

más exhaustiva de los textos de muchos

jóvenes dramaturgos deben transitar por

caminos similares.

Lo que resultó más llamativo es que las dos

hayan buscado y adaptado personajes mitológicos

de culturas de nuestros pueblos originarios,

no siendo ellas pertenecientes a ese sector

de nuestra población. Esto le ha dado sin

duda un vuelo distinto a sus creaciones.

Seguiré indagando, segura de que hay un interesante

camino por transitar, convencida de

aquello que dijo Alejo Carpentier es una gran

verdad: Aquí en América, lo insólito es cotidiano,

siempre fue cotidiano.

Edith Fedora

Soto


Mundo Plural

Octubre teatral en Buenos Aires.

El abrupto florecer de los Jacarandá

nos anuncia la definitiva instalación de la primavera

en nuestra ciudad. Pero el embellecimiento

de la misma con esas maravillosas flores

azul-liliáceas anticipa, también, la finalización

de la temporada teatral. Esto se observa

sobre todo en las salas comerciales, que comienzan

a ensayar para sus temporadas veraniegas

que se iniciarán en enero próximo.

Ésta ha sido sin duda una temporada

inusual. Digo esto porque, a pesar de atravesar

una crisis económica muy importante el

fervor porteño por el teatro, no ha decaído. Si

bien es cierto que las salas comerciales, dado

el costo de las localidades, han notado una

merma en la venta de las mismas, los productores

han apelado diferentes recursos como 1)

el sponsoreo de ciertos espectáculos por parte

de algunas empresa comerciales; 2) establecer

funciones especiales para grupos a un

costo algo más reducido. 3) Dividir las grandes

salas en varias más pequeñas, cosa que

permite presentar más espectáculos y horarios

diversos. 4) reponer algunos de los éxitos

del año anterior, que siempre asegura un público

cautivo que sigue al ritmo del ―boca a

boca‖ y además reduce los costos ya que se

puede utilizar la misma puesta, sin tener que

recurrir a montar nueva escenografía, luces,

etc. 5) Se han presentado gran cantidad de

monólogos y otras piezas de pocos para economizar

tiempo, espacios y remuneraciones a

los artistas.

Debemos festejar que la mayoría de

estas piezas han tenido un suceso notable, y

en especial la comedia dramática ―Toc-Toc‖

que luego de dar finalizado, hace cuatro meses,

sus presentaciones, en estos días dará

comienzo a su décima temporada. ¡Eso sí!..

Con un elenco nuevo

A pesar de las dificultades, algunos de

los estrenos de esta temporada han tenido

éxitos significativos.

Otro tipo de espectáculos muy exitosos

y de calidad como fueron las comedias musicales,

la mayoría de gran calidad como una

nueva y original versión de ―Cabaret‖ multi -

premiada en varios rubros por la Asociación

de Críticos del Espectáculo.

En cuanto a los teatros alternativos,

bastante acostumbrados a la escasez de recursos,

hicieron gala de su entusiasmo y resiliencia,

para subsistir. Y, finalmente aunque

muchas salas pequeñas tuvieron que cerrar

sus puertas, no sólo se las ingeniaron para

establecer nuevos días y horarios para dar cabida

a otros grupos que carecían de sala propia.

Gracias a eso pudimos conocer muy buenos

trabajos. Y aún en estos momentos en

algunas de estas salas están presentando es -


pectáculos nuevos.

Un fenómeno que quiero destacar es el hecho

de que, la brecha entre lo que llamamos

Circuito de teatro Comercial de Arte y las salas

Alternativas se hace cada vez más pequeña,

y hoy vemos como piezas exitosas del alternativo

pasan a los teatros comerciales,

(donde la mayoría de las veces actúan con

gran suceso de público); y a la inversa, también

es más común que grandes intérpretes,

dramaturgos y directores ofrezcan sus trabajos

en salas alternativas.

Se observa también, el crecimiento de lo que

llegó a nuestra ciudad con el nombre de

―Micro Teatro‖ (pequeñas y múltiples salas

donde unos pocos actores brindan piezas que

no superan los 15 minutos), y se han establecido

tanto en el centro, como en los barrios

periféricos de la ciudad. Tienen mucho éxito y

la enorme importancia de convocar a la gente

joven. Simultáneamente, se han ido incorporando

a estas salas grandes actores y directores.

Cómo verán Buenos Aires sigue dejándose

arrastrar por su pasión teatral.

En el próximo número abordaremos las actividades

del teatro oficial en Buenos Aires,

dónde se ha trabajado muy activamente

Edith Fedora

Soto


Mundo Plural

Realismo Mágico en Literatura

El realismo mágico es un movimiento literario

y pictórico del siglo XX que también está presente

en el cine, y que intenta mostrar lo

irreal o extraño como algo cotidiano o común.

Su objetivo no es el despertar emociones,

sino expresarlas, siendo además y sobre todo,

una actitud frente a la realidad.

Historia del realismo mágico

La primera persona en utilizar el término

―realismo mágico‖ y quien acuñó el término

fue el crítico de arte e historiador alemán

Franz Roh (1890 – 1965) en 1925, llamándole

―Magischer Realismus‖, para referirse

a un estilo pictórico conocido como ―Neue

Sachlichkeit‖ (la Nueva Objetividad), una alternativa

al expresionismo.

El realismo mágico literario surgió en América

Latina. A comienzos del siglo XX, era muy

común que los escritores viajaran frecuentemente

a los centros culturales europeos como

Berlín, París o Madrid, y fueron influenciados

por el movimiento artístico de la época.

Los escritores Alejo Carpentier o Arturo Uslar-

Pietri, por ejemplo, fueron influenciados por

movimientos como el surrealismo durante sus

estadías en París entre 192 y 1930.

Sin embargo, la publicación de la traducción

de Roh en la Revista de Occidente, encabezada

por la figura literaria de Ortega y Gasset,

fue el disparador de la vinculación de los

realismos mágicos pictóricos y literarios.

Jorge Luis Borges inspiró y alentó a otros escritores,

en América, en el desarrollo de este

nuevo género, su primera publicación del realismo

mágico ―Historia Universal de la Infamia‖,

es de 1935. Entre 1940 y 1950, el realismo

mágico latinoamericano alcanzó su

apogeo.

Para comprenderlo, nos puede ayudar el análisis

que realizó el escritor guatemalteco

William Spindler en su artículo ―Realismo

mágico: una tipología‖, que si bien tiene ciertas

objeciones por parte de críticos, fue un

acto de intentar categorizar el realismo mágico.

Spindler sostiene que hay tres tipos de

realismo mágico, aunque no son de ninguna

manera incompatibles entre ellos:

Realismo mágico ―metafísico‖ europeo:

con su sentido de extrañeza y lo extraño,

ejemplificado por la ficción de Kafka.

Realismo mágico ―ontológico‖: caracterizado

por ―seriedad‖ al relacionar eventos

inexplicables.

Realismo mágico ―antropológico‖: en

donde una cosmovisión nativa se une a la

cosmovisión racional occidental.

Si bien hay muchas críticas sobre que América

Latina sea la piedra angular de todas las

obras del realismo mágico, es indudable

que es en este continente en el que se aprovechó

y expandió al máximo, ofreciendo al

mundo una gran cantidad de autores del género.

Características literarias del realismo mágico

Existen una serie de características que proporcionan

a un texto la categoría de realismo

mágico. Sin embargo, no son excluyentes ni

exclusivas, y su aplicación en una obra varía,

pudiendo utilizar una o muchas de ellas. Pese

a ello, representan más o menos con precisión

lo que podemos esperar en un texto de

este estilo


· Contenido de elementos mágicos/

fantásticos, percibidos por los personajes como

parte de la "normalidad".

· Elementos mágicos tal vez intuitivos,

pero (por lo general) nunca explicados.

· Presencia de lo sensorial como parte

de la percepción de la realidad.

· En términos de espacio, la mayoría se

ubica en los niveles más duros y crudos de la

pobreza y marginalidad social, espacios donde

la concepción mágica, mítica se hace presente.

· Los hechos son reales pero tienen una

connotación fantástica, ya que algunos no tienen

explicación, o es muy improbable que

ocurran.

· Se refiere a la novedad de los personajes

irreales que siempre actúan sin actuar, es

decir, que la capacidad del personaje se ve

reflejada en cada letra de la novela.

Encontramos cuatro posturas en el tiempo:

· Tiempo cronológico: Las acciones no

siguen el curso lógico del tiempo.

· Ruptura de planos temporales: mezcla

de tiempo presente con tiempo pasado

(regresiones) y tiempo futuro

(adelantos).Pedro Páramo de Juan Rulfo).

Además, se fragmenta el texto en secuencias

que no concuerdan en tiempo y espacio.

· Tiempo estático: El tiempo cronológico

se detiene, es como si no trascendiera; en

cambio, fluyen los pensamientos de los personajes.

· Tiempo invertido: Es el más contradictorio:

considerar la noche día cuando leemos:

"Era el amanecer". Se hizo la noche", entre

otras.

literatura:

Entre sus principales exponentes están el colombiano

Gabriel García Márquez, el peruano

Mario Vargas Llosa y el guatemalteco Miguel

Ángel Asturias, todos galardonados con el

Premio Nobel de Literatura. También destacan

autores como el mexicano Carlos Fuentes

con su novela Aura, el gallego Álvaro Cunqueiro,

aunque muchos aclaman como padres

del realismo mágico a Juan Rulfo con Pedro

Páramo, Arturo Uslar Pietri con su cuento La

lluvia (1935), José de la Cuadra con Los Sangurimas,

la cubano-estadounidense Mireya

Robles con Hagiografía de Narcisa la bella,

Laura Esquivel con Como agua para chocolate,

la chilena Isabel Allende con La casa de

los espíritus, Pablo Neruda, Julio Cortázar,

con obras como ―Bestiario‖ y ―Final del juego‖.

Jorge Luis Borges también ha sido relacionado

con el realismo mágico, pero su negación

absoluta del realismo como género o

como una posibilidad literaria lo pone contra

este movimiento. Alejo Carpentier, de Cuba,

en su prólogo al Reino de este mundo, define

su escritura inventando el concepto de real

maravilloso, que, a pesar de sus semejanzas

con el realismo mágico, no debería ser asimilado

a él.

Otros autores destacados:

Jorge Amado (―Doña Flor y sus dos maridos‖)

Isabel Allende (―La casa de los espíritus‖)

Demetrio Aguilera Malta (―Siete lunas y siete

serpientes‖)

Manuel Mujica Lainez (―Bomarzo‖)

Mario Jorquera – (―La harina mía‖)

Autores destacados del realismo mágico en


Ojos azules

El viento murmuraba entre las desteñidas

hojas de los árboles en aquel otoño. Uno de

los últimos rayos de sol iluminó sus enormes

ojos azules detrás de la vidriera. Él estaba

paralizado, detenido en el tiempo.

Cuando nuestros ojos se alinearon, mi

cuerpo pasó del frío al calor y sufrí leves temblores

que me sacudieron de manera imperceptible.

Me invadió su perfume. Noté que

había pasión en su mirada. En ese instante

supe que jamás nos separaríamos. Fue un

amor inesperado, fulminante, loco.

Entré al salón y vi la oportunidad que

haría posible mi sueño. Estiré una pierna y

empujé una pequeña columna que junto con

otras sostenía relojes y pulseras. El efecto

dominó hizo que todo cayera al piso. Empleados

y curiosos se ofrecieron para recoger los

objetos. Aprovechando el descuido, tomé la

mano de mi enamorado y salimos corriendo.

Lo llevé a mi casa. Le ofrecí café y masitas.

Las rechazó sin decir palabra, solo se limitaba

a sonreír con sus labios carnosos que

mostraban una dentadura perfecta.

Al día siguiente, con esa ansiedad

que me caracteriza, se lo presenté a mi familia.

Si bien todos se quedaron asombrados,

creo que porque nunca me habían visto enamorada,

no omitieron ni una sílaba. Duros como

estaban, con sus caras congeladas, aprobaron

nuestra unión.

El cura se negó a casarnos. Había

algo legal, que no entendí bien, que impedía

nuestra boda. Eso no nos importó. La fiesta

resultó un éxito y esa noche acosté a mi amado

junto a mí. Dormimos tomados de la

mano.

Liliana

Bardessono


El dolor de Carla

Carla caminaba dando vueltas alrededor de

la plaza mientras la brisa del verano le acariciaba

la cara, era en ese lugar donde encontraba

un refugio para olvidar su pena.

Se había sentado en uno de los bancos de

cemento, aunque no le importaba la incomodidad

porque desde allí veía los árboles coronados

de hermosas flores con vivos colores y

dulces aromas.

Era una joven bella y esbelta, codiciada por

los jóvenes de su edad, pero ella amaba a

uno solo del cual estaba profundamente enamorada.

Pablo hizo su partida hacia las Malvinas como

otros jóvenes para dar la vida en esa triste

y dura contienda. Estuvo esperando mucho

tiempo pero él nunca regresó, entonces ella

quedó sola prometiéndole amor eterno.

Carla – Pablo te estaba esperando, me siento

como esas flores que acaricia el viento.

Pablo – Soy el hombre más feliz del mundo

estando a tu lado.

Carla ya había abandonado la plaza y caminaba

entristecida sin rumbo hasta detener su

marcha, pensativa, con la mirada perdida, en

su mente solo se dibujaba la figura de Pablo.

Era de noche y había llegado a un lugar descampado,

enseguida sintió la mano de su

amado que la apretaba y le decía:

Pablo – Vamos está oscureciendo y es peligroso

este lugar, tenemos que llegar temprano

a casa.

Carla – Nada me importa, solo quiero estar

con vos.

En su florecido refugio había girado la cabeza

y un palo borracho se elevaba casi al lado del

banco. El tronco, se había convertido en el

cuerpo de Carla, delgado y esbelto pleno de

juventud, pero poco a poco se volvía grueso

como una matrona. En sus brazos veía crecer

ramas con los dedos terminados en flores

blancas y rosas.

¿Qué me pasa? Se preguntó a sí misma, las

espinas del árbol se le acercaban a ella como

si fueran gruesas agujas haciendo sangrar

su corazón.

De pronto se despertó, el libro que estaba

leyendo se le cayó de las manos, lo recogió y

de su rostro comenzaron a salir lágrimas que

se deslizaban por sus mejillas. Entró en un

profundo letargo y un algodón blanco como

una seda la cubrió entre sus brazos y le susurró

al oído, Carla te estaba esperando, volvamos

a casa.

Norma Noseda


Mundo Plural

CONFESIÓN

Disculpe Padre que no sea día de confesión,

pero mi culpa es tan grande que me he tomado

el atrevimiento de venir a verlo sin previo

aviso. Sé que es una obviedad, pero Padre he

pecado. Y no una vez, o dos, o quizás tres, he

pecado siete veces en una noche. Antes de

pasar a mi relato, necesito que usted sepa que

he sido siempre un hombre de bien. Buen hijo,

buen hermano, buen amigo y, por sobre todas

las cosas, un buen ―hijo de Dios‖. Sí, como lo

oyó. Yo era un buen hijo de Dios. Hasta ese

día Padre. Hasta ese día… Era una mañana

de domingo, y como todas las mañanas de domingo,

mi familia y yo concurríamos a la iglesia

del pueblo. Transcurría la ceremonia normalmente,

sin nada que alterara el orden de los

sucesos. Hasta ese momento en que ella apareció.

No era una mujer cualquiera. Era diferente.

Altiva, bella e inteligente, derrochaba

sensualidad al caminar. Su mirada era tan penetrante

que podía ser capaz de atravesar con

sus ojos la mismísima muralla China de punta

a punta, ida y vuelta y sin escala. Esa era Inés.

Esa era ―mi‖ Inés. Inés y yo comenzamos una

relación a los pocos días de aquella mañana

otoñal. Fue todo muy rápido. Con ella nada sucedía

lentamente. Pero una noche pasó algo

que cambiaría para siempre nuestra historia.

Fui a su casa. Ella vivía sola. Recuerdo que

llevé un buen vino tinto y me esperó con manjares

afrodisíacos, como le gustaba llamarlos.

Comimos y nos embriagamos hasta el cansancio.

Seguido a eso, no se pudo esperar otra

cosa que lo previsible. Nos sumergimos en un

océano de pasión descontrolada y lo hicimos

una y otra vez hasta el hartazgo. Ya cansados

nos fundimos en un sillón y no quisimos levantarnos,

ni para limpiar los desechos que habían

quedado esparcidos por toda la habitación.

2 Es ahí cuando le confesé mi deseo más

profundo de conquistar los placeres materiales

que logran tener los hombres poderosos, esos

que tanto odiaban los devotos de la iglesia a la

que yo asistía. Le enumeré las millones de razones

por las cuales yo estaba capacitado para

lograr tales sueños mundanos. Me sentí importante

ante mi adorada mujer. Me sentí el

mejor. Pero ella también me habló de esos anhelos

Padre… Me desarrolló sus grandes cualidades

para conseguir todo aquello. Y sabía

que era mejor que yo. Mucho más. Siempre lo

había sabido. Eso me carcomía la mente y el

espíritu. Pero en un instante, porque fue solo

eso Padre, tan solo un instante, sentí sonar su

teléfono y la vi correr a la otra habitación para

atenderlo. Sin que ella lo notara escuché como

le decía a él, porque nunca supe ni sabré su

nombre, lo mucho que lo extrañaba, como necesitaba

tenerlo otra vez en su vida y que ya

no soportaba estar al lado de un fracasado como

yo. Me sentí morir. El corazón se me detuvo,

pero la mente fue veloz y sin pensarlo, como

una fiera desbocada, tomé un cuchillo de

los que habíamos usado en aquella cena y como

un demonio furioso, clavé ese látigo de

metal en su corazón. La sangre se desprendía

a borbotones de su cuerpo. La había matado

Padre ¡Dios mío! ¡No puedo concebir que la

maté! Es por eso Padre que le decía que había

pecado siete veces en una noche. Siete pecados

y capitales todos ellos… - ¿Qué sucede

Padre? ¿A quién está llamando? Se supone

que en el confesionario estaríamos sólo Usted

y yo. - Enfermera lleve al paciente a la habitación.

Todavía no ha elaborado la situación de

haber dejado los votos por una mujer que lo

traicionó. Evidentemente no ha respondido a la

medicación. Refuércela esta noche. Trate de

que pueda descansar y mañana tráigalo nuevamente

al mediodía. Veremos si con el aumento

de la dosis podemos tener mejores resultados.

Vaya, llévelo por favor. - ¿Padre

quién es ésta mujer? ¿A dónde me lleva? Por

favor Padre, tan solo dígame que Dios me ha

perdonado. - Descanse Sr. Luggini, descanse.

Mañana hablaremos nuevamente y, quédese

tranquilo… Dios me ha dicho que lo ha perdonado.

Mariela de

Gregorio


Mundo Plural

Los arregladores en el tango nuestro

Arregladores es una palabra con la que

se identifican en el tango nuestro a quienes

realzan o dan matices o aceleran o lentifican

pasajes en sus melodías. De este modo los directores

de las orquestas de tango solicitan a

ellos trasunten mediante ―arreglos‖ el espíritu

con el que quieren transmitir al público sus interpretaciones.

Ciertos tangos ejecutados por

una orquesta se lo escucha con melodía más

lenta que en otras. Generalmente los directores

de esas orquestas – en la mayoría de los

casos también ejecutantes de algún instrumento

– requerían de los arregladores mayor lucimiento

de ese instrumento, aunque no estuviera

él en su ejecución. Una demostración elocuente

y fácilmente comprobable por su difusión

es el tango La Cumparsita ejecutada por la

orquesta de Juan D‘arienzo al compararla con

la que grabó la orquesta de Aníbal Troilo, por

ejemplo.

En muy pocos años se conformaron orquestas

que procuraban imponer un aire renovador

al Tango. Lo que hoy conocemos en

marketing como ―diferenciación comparativa‖,

no eran solo las orquestas sino también los

cantores emblemáticos de cada una de ellas

que buscaban imponer su estilo.

Buceando entre nuestros historiadores del tango

nuestro encontré información de Hugo Bianchi

sobre este tema que volcó en su tratado

―Tango & Marketing‖:

―Un aporte muy importante al éxito del nuevo

Tango fue realizado por los arregladores, cuya

misión fue contribuir a armonizar y pulir los estilos

interpretativos de los conjuntos, siendo los

más destacados Galván y Artola.

Argentino Galván (13/07/1913 – 08/11/1960)

Violinista, arreglador, director y compositor. Artífice

admirable del arreglo instrumental, conjuntamente

con Héctor María Artola, es el responsable

también de su sistematización. En

1931 resuelve formar su primer sexteto y comienza

a manifestarse su inclinación hacia el

arreglo. Es en las orquestas de Aníbal Troilo y

Miguel Caló donde Galván irá plasmando un

estilo renovador con su tendencia de hacer prevalecer

las cuerdas en el tratamiento del conjunto.

Héctor María Artola (0/04/1903 – 08/07/1982)

Bandoneonista, director, compositor y arreglador.

Tomó lecciones de piano y flautín. En 1918

era también organista y además estudiaba bandoneón.

En 1967 se retira de la actividad musical,

aunque el 8 de noviembre de 1968 estrena

en la Iglesia parroquial de San Juan Bosco,

‗Como el incienso‘, primera composición en género

tanguístico para iglesia, música de Héctor

María Artola y versos de Roque de Paola‖.


Tango

Si bien la lista es más larga, considero que

citando a estos destacados artífices de un

mayor lucimiento del tango nuestro, queda

plasmada la importancia de esta verdadera

especialidad.

Y como humilde homenaje a quien me honrara

con su amistad evoco a Pascual ―Cholo‖

Mamone, que mediante sus arreglos hacía

posible que las interpretaciones de su orquesta

sonaran como música de cámara.

Salute (saludo gardeliano)

Jorge Alon-


Mundo Plural

EL OBSERVADOR, EVOLUCIONA.

Una de mis primeras maestras en el camino

de la autoayuda, fue Louise Hay (1926-2017),

una escritora y oradora estadounidense, considerada

una de las figuras más representativas

del movimiento del Nuevo Pensamiento.

El primer libro que leí de ella fue ―El Poder está

dentro de ti‖, más adelante llegó a mis manos

el más importante de todos, para mí.

―Usted puede sanar su vida‖. Aclaro que es mi

valoración. Creo que todo llega en el momento

oportuno, en el lugar adecuado y de la manera

perfecta. Y esto que acabo de tipear es

algo que aprendí de ella a través de sus libros.

Aprendí que cada uno crea su realidad, y si

es así, ¿cómo la crea? Pues lo hace a través

de las palabras, a través de los pensamientos.

Ellas salen de nosotros y vuelven convertidas

en experiencias. Es Ley.

Nosotros no tenemos momentos sin pensamientos,

lo que sucede es que a veces no tenemos

noción de todo lo que va pasando por

nuestra mente, ya sea en forma de imágenes,

o de palabras. Pienso en una persona y hasta

puede ser que sin darme cuenta declare algo

en voz alta. Y de eso que declaré depende

cómo estoy creando mi realidad. Me cruza

alguien por mi mente y puede ser que me

venga un pensamiento de gratitud o de belleza.

―Qué linda persona es ella‖. Tengo sed y

visualizo una bolsa de naranjas y dentro mío

voy imaginando que camino al trabajo me detendré

a comprar naranjas, este pensamiento

es neutro pero si mi manera de pensar es

siempre bella quizás este pensamiento aún

se rellene con una frase más, ―de paso le ayudo

a ese señor‖.

Podemos vivir con un enemigo dentro de la

cabeza, andar en piloto automático pensando

cosas como: ― allá va el tonto aquel, que…‖

poniendo una etiqueta suave. Tengo sed, ―me

compraría unas naranjas en el puesto ese,

pero ese vendedor es un…‖ y agrego algo nefasto,

negativo, vengativo, etc.

Desconectar el piloto automático del pensamiento,

no es tarea fácil, primero tenemos

que poder mirarnos, ser observadores de esa

cizaña que le encanta instalarse en cada cosa

que cruza por nuestra cabeza y empezar a

sacarla. Empezar a convertirnos en el observador

de nuestra mente. Entonces cuando

aparece un mal pensamiento, ―lo cancelo‖ y

declaro todo lo contrario. ―Mi vida es un

desastre‖, Uh! Acabo de descubrir lo que pensé.

Cancelo y declaro lo que deseo para mi

vida y en tiempo presente. ―Mi vida es maravillosa‖.

Esa persona me hizo algo que merece

que piense mal de ella, pero yo puedo elegir.

Alto poder es el de ―elegir‖. Y entonces decido

pensar, ―ella me trató mal sin motivo, que problema

tendrá?‖ Es mejor eso a ―ella me trató

mal, que se cree, no sabe con quién se está

metiendo‖. Este pensamiento aunque nunca

se transforme en hechos de venganza, de todos

modos hace que por mi cuerpo circule

neuropéptidos malos que me envenenan, me

hacen lucir con un rictus de amargura, y luego

esos son los que nos marcan señales que

nos envejecen.

Los buenos pensamientos generan también

químicos, pero de los sanos, como la serotonina,

la oxitocina, etc. que también dejan marcas

en nuestro rostro, esas son las que acompañan

a la sonrisa.

Seamos observadores, tanto de nuestros

pensamientos, como de las palabras que salen

de nuestra boca. Con el tiempo poco a

poco nos daremos cuenta que ya no nos salen

decretos negativos, ya somos conscientes

y serlo significa despertar. Ya sabemos que

nuestra realidad la creamos nosotros y hemos

decidido crear la que nos gusta, no estar en la

mala mirando lo que pasa afuera sin entender

que todo empieza por mirar dentro.


Te conviertes en alguien que cuida mucho

sus palabras sus pensamientos, sus acciones.

Y comienza a ver como su realidad ha

cambiado y desde afuera hasta le preguntaran

qué ha hecho. No solo somos más afortunados,

sino que lucimos distintos, como no

andamos por la vida con quejas, sino en estado

de gratitud, la paz se instala en nuestra

vida, y donde hay paz, hay felicidad.

Arq. Lucía Silva

Posadas, Misiones

Autora del libro “De Reversa” 2016

“Qué hacer, para atreverse”2019


Mundo Plural

Efectos clásicos

“Los clásicos hay que ganarlos como sea”.

―No hay nada más importante que ganar el clásico‖.

―Si perdemos el clásico vamos a sufrir

muchísimo‖. Todas esas frases se pueden escuchar

a menudo cuando se disputan encuentros

entre equipos que arrastran una rivalidad

histórica.

En gran medida, se suele pensar que todas

estas palabras tienen un gran componente

emocional, con lo cual deben ser mucho más

cercanas al pensamiento de los simpatizantes

que al de los protagonistas. Sin embargo, no

siempre es así.

Estas mismas frases suelen ser esbozadas

por jugadores, directores técnicos y hasta dirigentes

de clubes que consideran que su ―año

deportivo‖ gira en torno al resultado obtenido

cuando se enfrenta con su clásico rival.

La última vez que un protagonista se atrevió

a relativizar la importancia de un derby generó

una polémica tan grande que solo fue acallada

con la obtención de un campeonato. Tal es el

recuerdo de 2014 cuando Racing se tenía que

enfrentar a Independiente y el DT de la

―academia‖, Diego Cocca, respondió que prefería

salir campeón antes que ganar el clásico.

Y para colmo, lo perdió. Podría haber sido un

escándalo, pero salvó todo el año consiguiendo

el campeonato.

Lo curioso de los clásicos es que ya trascienden

al sentimiento del hincha, a la cargada

y al folklore deportivo.

Actualmente, en la Argentina, el máximo

clásico está terminando por condicionar los

mercados de pase, las decisiones dirigenciales

y hasta las políticas de los clubes.

Mientras River disfruta de los éxitos conseguidos

de manera consecutiva frente a Boca,

no hace grandes erogaciones para adquirir jugadores

ni tampoco cambios fuertes en su estructura

dirigencial. Lo único que preocupa en

Nuñez es que el DT, Marcelo Gallado, se quede

en la institución.

Por el lado de la Rivera, los dirigentes no

saben bien que hacer para que el efecto de las

eliminaciones mano a mano contra su clásico

rival no sigan aumentando el mal humor de los

hinchas.

Para mitigar el dolor mueven fuerte el mercado

de pases, y a veces no tienen el resultado

esperado, cambian de entrenador o tratan de

desviar la atención del socio mostrando el excelente

resultado económico que tienen en los

balances del club. Pero nada de eso parece

ser suficiente y menos aun cuando se trata de

un año electoral.

Todos estos efectos provocados por los resultados

en esos partidos especiales no son

exclusivos de River y Boca.

Veamos otros ejemplos cercanos en el tiempo.

Lanús cae derrotado en su estadio ante

Banfield por 1 a 0. Al terminar la fecha, el

―granate‖ aparece segundo en la tabla de posiciones,

mientras que el ―taladro‖ está decimonoveno.

Sin embargo, en Banfield están felices,

ni se acuerdan que necesitan revalidar

resultados para evitar sufrir con el promedio

que los asecha y los puede dejar a punto de

perder la categoría. Pueden terminar el año en

zona de descenso directo, pero seguramente

los escucharemos decir frases como ―pero a

Lanús le ganamos siempre‖.

En definitiva, ganar el clásico es una especie

de medicina que puede servir para mejorar el

estado de ánimo pero que muchas veces es

tan solo una ―engaña pichanga‖, un placebo

que no tiene más que un efecto de sanación

ilusorio y temporario.

Habrá equipos que sumen puntos luego de

ganar su derby gracias al ―envión anímico‖ pero,

lo más importante es si mejora o no el volumen

de juego, y eso no suele pasar por mero

hecho de ganar un partido.


Deportes

Otro caso es el que ocurre con el sorprendente

Tigre de Gorosito. Fue sorpresivo en la

copa de la ―Súper Liga‖ ganándola y jugando

en gran nivel a pesar de que ya estaba condenado

a jugar en la segunda categoría.

Arrancó la Primera nacional como candidato

ya que mantuvo a varios de sus jugadores y a

su entrenador, pero el equipo no termina de

arrancar, le cuesta generar juego y convertir

goles y además comete errores defensivos.

Todo esto hasta que enfrente se encuentran

con un clásico contra Chacarita en San Martín.

Ahí aparece algo similar al ―Matador‖ de la

temporada anterior y se alza con una contundente

victoria 3-0.

En definitiva, pasa en todas las categorías, a

todos los equipos y en todos los niveles del

club.

Los partidos clásicos tienen sus secuelas, y

está bien que así sea. Lo que no está bien, es

que todo un año de trabajo deportivo se evalúe

en virtud de como terminó el partido contra el

histórico rival.

Diego de Horta


Mundo Plural

Moda

Hoy te anticipamos las principales

tendencias en moda para mujer primavera

verano 2020 para Argentina.

Viendo los desfiles de Europa podemos anticipar

lo que preparan las marcas de ropa

argentinas para la temporada verano

2020.

Los colores y estampas verano 2020 se vienen

muy alegres y vibrantes. llamativo

tonos de naranja, fucsia y amarillo en

prendas monocromáticas o combinados

en estampas florales, lunares, animal

print, batik o cuadros.

Con respecto a los estilos de moda 2020 se

verán total look monocromáticos (en colores

neutros, denim o intensos). Los

años 70 están presentes en el estilo boho

chic. Los 80 con sus grandes hombros.

El estilo sporty con sus calzas ciclistas. Y

para ir a trabajar sigue vigente el Working

Girls.

con estampados pathwork y florales.

Tambien en la combinacion de estampas

de moda.

Los outfits mas relajados e informales viene

con el estilo deportivo invadido por calzas

ciclistas. Lo podes usar para estar cómoda

en el día o super chic en las noches.

Además de las blusas con hombreras y faldas

midi super ponibles para esta temporada.

Aquí algunos ejemplos:

Total Look

El total look en tonos claros y neutros son

muy elegantes y frescos. Si quieres algo

bien llamativos ponte un outfit naranja o

fucsia. Para algo informal y urbano puedes

optar por un total denim.

Los looks mas boho chic y relajados están

presente en las largas faldas y vestidos

Si sos una mujer oficinista y formal no te

pueden faltar un traje ya sea con pantalón

largo o bermuda.


Moda

Ana Rossi

www.rossistyle.worpress.com

www.youtube.com.ar/ anarossi


Presentación de “Inteligencia y Relaciones

Internacionales” del autor

Marcelo de los Reyes

Comienzo de la presentación , la palabra de Carlos Pardo

El público durante la presentación


La Directora de Almaluz Adriana Rodriguez junto a el Doctor Carlos

Pardo y al autor del libro Marcelo de los Reyes.

Un invitado con su libro, junto a Marcelo

de los Reyes


Presentación de “21 m2 de Mujer”

de la autora Ana Gallard

La autora tomando la palabra en la presentación de su libro

Maria Laura Pil, Profesora de pintura de la autora, Ana Gallard, Adriana

Rodriguez, Directora de Almaluz y Victoria Pardo, quien tradujo el

libro al ingles y colaboro con la escritura.


El público en la presentación

21 m2 de Mujer


Presentación de “Una travesía por

tu interior” de la autora Agustina

Grandoli

Agustina Grandoli y Adriana Rodriguez

Familia y amigos junto a la autora


La escritora y la Directora de la Almaluz durante la presentación

Una travesía por tu interior

More magazines by this user
Similar magazines