DEBUT Magazine Enero 2020

online.magazines

3 USOS

(QUE SEGURO NO SABÍAS)

DEL AGUA TERMAL

¡Dale triple uso a tu Agua termal!

Hace varios años ya se instaló dentro de nuestros

productos de skin care el agua termal. Y si bien está

súper familiarizada con pieles sensibles y con

rosácea, también pueden usarla todo tipo de pieles. A

continuación, te contamos como optimizar su uso:

DESCON-

GESTIONAR

Y CALMAR:

por supuesto

que su función

más eficiente es la descongestiva y

calmante. Pero no solo las pieles

sensibles lo padecen. Cualquier piel

expuesta a altas temperaturas

necesita refrescar la piel, o incluso

calmar un sarpullido o una quemadura

solar.

HIDRATAR: sus propiedades ricas

en minerales le aportan una hidratación

ligera a nuestra piel, siendo una

opción súper agradable para

todas aquellas que no soportan

sentir la piel muy cargada.

FIJADOR DE MAKE UP: y como

último uso te lo presentamos como

parte de tu kit de make up, ya que

funciona como fijador para que tu

maquillaje dure más tiempo.

¿Cómo se aplica el agua termal?

#1. Una larga vaporización

Utilizar el Agua Termal por la mañana,

antes de la crema de día, sobre

una piel perfectamente limpia y, por

la noche, luego del desmaquillaje.

Vaporizar generosamente. La idea

es partir de la mandíbula derecha

hasta arriba de la ceja izquierda.

Recorrer la frente de izquierda a

derecha y descender hasta la

mandíbula izquierda.

#2. Secar la piel con suavidad

Con la ayuda de un pañuelo de papel,

absorber el excedente de Agua Termal,

dando suaves golpecitos sobre el rostro.

Cuando retiremos ese sobrante, la piel todavía

estará un poco húmeda, ¡es normal! Aplicar,

a continuación, la crema de día o de noche,

los activos y minerales del agua se sumarán

a los de la crema y actuarán en conjunto

para fortificar nuestra piel.

#3. Masajear para calmar el rostro

Una rutina de cuidado debe ser también un

momento de bienestar y recomendamos la

aplicación con un pequeño automasaje

calmante, perfecto para las pieles sensibles.

Lo llaman “Piel a piel” y se practica con las

manos frías. Pasar las manos por agua fría,

secarlas y ponerlas inmediatamente sobre

las mejillas y frente, alisando la piel hacia el

exterior.

BELLEZA | 72

More magazines by this user
Similar magazines