MondoSonoro Febrero 2020

online.magazines

MONDOVINILOS

Yann

Tiersen

Portrait

Mute

La madurez de Núria Graham

Núria Graham

Marjorie

Primavera Labels

8

POP / Puede sonar osado, precipitado y,

hasta cierto punto imprudente afirmar

algo así con tanta rotundidad. Pero Núria

Graham ha grabado el disco de madurez

que nadie esperaba a estas alturas. A

sus veintitrés años, sin pedir permiso,

derribando barreras y mirando de tú a

tú a quien pretenda retarla. Que nadie

confunda su mirada y sonrisa inocentes

como signos de fragilidad, porque son la

demostración de que Graham se enfrenta

a cada movimiento con naturalidad y sin

complejos, algo que consigue gracias

a una cabeza muy bien amueblada y un

entorno que la mima y mantiene con los

pies en el suelo. A su edad medita y razona

cada uno de los pasos de su carrera,

algo que la lleva a no dar jamás ninguno

en falso. La catalana se muestra siempre

emocionalmente equilibradísima y conocedora

de las herramientas con las que

trabaja. Aunque, como siempre ocurre con

los grandes artistas, todo depende de la

combinación entre el talento y el grado

de compromiso. Precisamente de eso no

adolece Núria Graham. Para su tercer disco,

con viajes a esa Irlanda que la nutre

de ideas, la de Vic canta con un tono grave

y profundo, interpreta con más serenidad

y aplomo. Sirva como primer ejemplo

Connemara, canción en la que nos cuenta

cómo alguien que no esperas desaparece.

En Do You Wanna Wake Up For A While

Everyday ríe de inicio, haciéndole por

el camino un guiño a la euforia controlada

de Florence Welch, mientras que en

Hazel parece invocar a la lluvia de ranas

de Magnolia como hacía Aimee Mann. Y

podríamos seguir canción por canción,

destacando piezas como Shirley –en la

que recupera el estilo de Does It Ring A

Bell?–, Heat Death –en la que se cuestiona

si es necesario seguir buscando respuestas–

o No Returning, una demostración

más de que la madurez no está reñida

con la juventud. Que se lo pregunten a la

Graham. —toni castarnado

8

CONTEMPORÁNEA/ El día

que se evalúe el grueso de

la trayectoria de Yann Tiersen,

2019 será un año que brille de

forma especial. No en vano, si a

principios del mismo, se sacaba

de la manga All (18), uno de sus

pináculos discográficos, ahora

le toca a Portrait, una especie de

examen interior abocado hacia

la oscuridad. Tanta luz y afrancesamiento

achampañado nunca

fueron del gusto de Tiersen, que a

través de estas veintidós reinterpretaciones

de su repertorio, más

tres temas de nueva cosecha, le

dedica una transfiguración muy

especial a la su espectro luminoso.

En este sentido, su reinvención

siniestra de La Dispute, una

de las piezas más reconocidas de

Amelie, no podría ser más significativa.

Por otro lado, Stephen

O’Malley, de Sunn O))), es pieza

básica en Prad, uno de los temas

nuevos de tan abrumador repaso

a un cancionero que, tal como

indica el mismo título del álbum,

es el verdadero retrato de Dorian

Gray de un músico en estado de

gracia. —marcos gendre

Travis Scott

& Jackboys

Jackboys

Cactus Jack/

Epic

Sun Of The

Dying

The Earth

Is Silent

Art Of

Propaganda

Roddy Ricch

Please Excuse

Me For Being

Antisocial

Atlantic/

Warner

Soto Asa

La Cruz

La Vendición

Pinegrove

Marigold

Rough Trade/

Popstock!

TRAP / Travis Scott es uno

7

de los artistas más importantes

del panorama musical. Su

anterior trabajo, Astroworld, (18)

fue aclamado por unanimidad

como uno de los mejores del 2018.

Por desgracia, no ha conseguido

repetir el éxito en este Jackboys,

su primer proyecto junto a varios

artistas de su compañía, Cactus

Jack. En Jackboys encontramos

una sorprendente colaboración

con Rosalía, así como otras –más

esperadas– con grandes nombres

de la escena norteamericana como

Lil Baby o Young Thug. El proyecto

es desigual. Mientras que

un tema como Gatti se encuentra

entre lo peor que ha lanzado

Travis Scott en los últimos años,

otros como Gang Gang –con Sheck

Wes– funcionan perfectamente.

Si bien es cierto que, tras una

primera escucha, el álbum puede

caer perfectamente en el olvido

(no esperéis aquí nada revelador

de Rosalía), con las escuchas

sucesivas gana enteros gracias al

inimitable estilo de Travis Scott y

a unas muy buenas producciones

que lo respaldan. —luis m. maínez

7

DOOM / Con su segundo

RAP / Roddy Ricch es uno de

URBAN / Haber nacido en

8

6

álbum, la banda madrileña

los jóvenes talentos de la

Ceuta, residir actualmente

pulveriza los registros de

un disco interesante, aunque

irregular, como fue The Roar

Of The Furious Sea (17). El

sexteto, en el que se halla algún

que otro componente de los

desaparecidos –y reivindicables–

As Light Dies, regresa con

un disco mucho más robusto

y, sobre todo, ambicioso: no en

vano, su edición corre a cargo

de Art Of Propaganda, hogar de

los austriacos Harakiri For The

Sky. Tres cuartos de hora de una

gran carga emocional en los que

consiguen revertir su principal

defecto –la fuerte influencia de

My Dying Bride o los primeros

Anathema– mediante una capacidad

compositiva incuestionable,

además de resolver de forma

solvente los complejos arreglos

–por ejemplo, los de Monolith,

punto álgido del disco– que la

excelente producción de The

Earth Is Silent no hace más que

realzar. Sombrío, emocionante y,

a todas luces, convincente.

—tomeu canyelles

escena trap norteamericana y lo

que ya venía apuntando ha terminado

de explotar en 2020 con

este Please Excuse Me For Being

Antisocial, que se ha aupado (en

dos ocasiones) al Nº 1 de Billboard.

Lo ha conseguido porque este

álbum es el ejemplo perfecto de

cómo el sonido trap ha alcanzado

la perfección formal como música

mainstream y, también, porque

Roddy Ricch es uno de los mejores

de su generación. Ricch ha conseguido

armar un trabajo en el que

sobresale la calidad de las producciones

(Mustard, Fabio…), la

buena elección de los featurings

(suman y el artista no se difumina)

y la incontestable versatilidad

de la que hace gala a lo largo

del trabajo, que le permite acercarse

al sonido Atlanta a pesar

de que es un artista de Compton,

una de las cunas del sonido West

Coast. The Box, High Fashion o Prayers

To The Trap God dan buena

prueba de que Ricch es uno de los

nombres más prometedores del

momento. —luis m. maínez

en Granada y tener veintiséis

años son, cuando menos, ingredientes

interesantes a la hora de

ofrecer una propuesta musical.

Es el caso de Soto Asa, que acaba

de lanzar La Cruz, mixtape en la

cual se atreve a experimentar con

el trap para acercarlo al reggaetón

sin ningún tipo de prejuicio.

Las letras son duras y oscuras,

pero el ritmo digno de ser pinchado

en la pista de baile. Y esa

es una combinación peligrosa si

lo que buscas es permanecer en

el underground y no caer en la radiofórmula.

Sin embargo, él sabe

con quiénes rodearse para no

desviar su visión y sonido: Yung

Beef, La Zowi y DJ Florentino,

entre otros, colaboran en el proyecto.

La Cruz tiene joyitas como

Iahla o La Nesesito, pero algo nos

dice que no pasará a la historia

del trap nacional y que Soto Asa

podría haberlo hecho mejor. No

obstante, pensar eso sobre un artista

que acaba de despegar hace

relativamente poco no está nada

mal, ¿no? —álvaro tejada

POP / Les estábamos esperando

y os explicaré por

8

qué, pero antes dejadme apuntar

algo sobre el pasado reciente de

la banda. Pinegrove empezaron

a despuntar en el 2016 con Cardinal,

su segundo trabajo, y se

convirtieron en la banda de indie

folk y americana de los emos

modernos. Solo un año después,

cuando la banda atravesaba su

mejor momento, el cantante y

compositor de la banda, Evan

Stephens Hall, decidió aparcar el

proyecto y cancelar numerosas

fechas. Los problemas personales

y legales con los que estaba

lidiando Hall, en los que tampoco

toca entrar ahora, forzaron el

hiato indefinido de la banda, que

perdió el apoyo de su sello. Ya

tenían un nuevo disco grabado,

Skylight (18), que finalmente

lanzaron ellos mismos como

pudieron y pasó bastante desapercibido.

Si la banda de New

Jersey ya destacaba por sus letras

personales e introspectivas,

en el presente Marigold, Hall se

desnuda como nunca y airea sus

heridas. —luis benavides

#34 febrero 2020 mondosonoro.com — @mondo_sonoro — facebook/mondosonoro

More magazines by this user
Similar magazines