18.04.2020 Views

Libropincho "Doce donaires y un sin embargo"

Create successful ePaper yourself

Turn your PDF publications into a flip-book with our unique Google optimized e-Paper software.

DOCE

DONAIRES

Y UN SIN

EMBARGO


23 de abril 2019

DOCE DONAIRES Y UN SIN EMBARGO

Edición no venal con motivo del Día del Libro en Segovia.

© 2019, Libropincho

Una creación de Ediciones

La uÑa RoTa, S. L.

Apdo. de correos 380,

40080 Segovia

ediciones@larota.es

www.larota.es

© 2019, de los dibujos:

Daniel Montero Galán

Autor: Antonio Machado

Selección de textos extraídos

de Juan de Mairena: sentencias,

donaires, apuntes y

recuerdos de un profesor apócrifo

(1936) y el poema XXIV

de Proverbios y cantares

(1909) de Antonio Machado.

DL SG 116-2019

Puedes ver otros libropinchos en:

WWW.LIBROPINCHO.ES


HABLA JUAN DE MAIRENA

A SUS ALUMNOS


La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su

porquero.

Agamenón: Conforme.

El porquero: No me convence.

«Hay hombres hiperbólicamente benévolos y

cordiales, dispuestos siempre a exclamar, como

el borracho de buen vino: “¡Usted es mi padre!”.

Hay otros, en cambio, tan prevenidos contra su

prójimo...».

Juan de Mairena acompaña esta nota del siguiente

dialoguillo entre un borracho cariñoso

y un sordo agresivo:

–Chóquela usted.


–Que lo achoquen 1 a usted.

–Digo que choque usted esos cinco.

–Eso es otra cosa.

(Mairena, en su clase de Retórica y Poética).

–Señor Pérez, salga usted a la pizarra y escriba:

«Los eventos consuetudinarios que acontecen

en la rúa».

El alumno escribe lo que se le dicta.

–Vaya usted poniendo eso en lenguaje poético.

1. Achocar: (De choque) Arrojar o tirar a alguien contra la

pared u otra superficie dura.



El alumno, después de meditar, escribe: «Lo

que pasa en la calle».

Mairena: No está mal.

(La pedagogía, según Juan de Mairena en 1940).

–Señor Gozálvez.

–Presente.

–Respóndame sin titubear. ¿Se puede comer

judías con tomate?

(El maestro mira atentamente a su reloj).

–¡Claro que sí!

–¿Y tomate con judías?

–También.

–¿Y judíos con tomate?


–Eso... no estaría bien.

–¡Claro! Sería un caso de antropofagia. Pero

siempre se podrá comer tomate con judíos. ¿No

es cierto?

–Eso...

–Reflexione un momento.

–Eso, no.

El chico no ha comprendido la pregunta.

–Que me traigan una cabeza de burro para

este niño.

Mairena: ¿Ha comprendido usted, señor

Martínez?

Martínez: Creo que sí.


Mairena: ¿Podría usted resumir lo dicho en

pocas palabras?

Martínez: Que no conviene confundir la

crítica con las malas tripas.

Mairena: Exactamente.

Sobre la Pedagogía decía Juan de Mairena en sus

momentos de mal humor: «Un pedagogo hubo;

se llamaba Herodes».

Aprendió tantas cosas –escribía mi maestro, a

la muerte de un amigo erudito–, que no tuvo

tiempo para pensar en ninguna de ellas.




Los hombres que están siempre de vuelta en todas

las cosas son los que no han ido nunca a

ninguna parte. Porque ya es mucho ir; volver,

¡nadie ha vuelto!

Era Mairena –no obstante su apariencia seráfica–

hombre, en el fondo, de malísimas pulgas.

A veces recibió la visita airada de algún padre

de familia que se quejaba, no del suspenso adjudicado

a su hijo, sino de la poca seriedad del

examen. La escena violenta, aunque también rápida,

era inevitable.


–¿Le basta a usted ver a un niño para suspenderlo?

–decía el visitante, abriendo los brazos

con ademán irónico de asombro admirativo.

Mairena contestaba, rojo de cólera y golpeando

el suelo con el bastón:

–¡Me basta ver a su padre!

(Amplificación superflua).

–Daréte el dulce fruto sazonado del peral en

la rama ponderosa.

–¿Quieres decir que me darás una pera?

–¡Claro!



Pero volvamos a nuestras frases hechas, sin cuya

consideración y estudio no hay buena retórica.

Reparad en esta: abrigo la esperanza, y en la mucha

miga que tiene eso de que sea la esperanza lo

que se abrigue. La verdad es que todos abrigamos

alguna, temerosos de que se nos hiele.

De diez cabezas, nueve

embisten y una piensa.

Nunca extrañéis que un bruto

se descuerne luchando por la idea.


Sin embargo…

No toméis, sin embargo, al pie de la letra lo que

os digo. En general, los viejos sabemos, por viejos,

muchas cosas que vosotros, por jóvenes,

ignoráis. Y algunas de ellas –todo hay que decirlo–

os convendría no aprenderlas nunca. Otras,

sin embargo, etc., etc.



BARES Y CAFETERÍAS DE SEGOVIA QUE COLABORAN:

ALMA NOSTRA

CASA SILVANO

«MARACAIBO»

CASARES

CATHEDRA

EL DESVÁN

EL SAXO

EL SECRETO DE

SAN CLEMENTE

ÍCARO

(SEGOVIA Y LA GRANJA)

INTEMPESTIVOS

JUAN BRAVO

FONDA ILUSTRADA

LA BODEGA

DEL BARBERO

LA DILIGENCIA 35

LA POSTAL

LA TROPICAL

Y TAMBIÉN:

LA ZAPATERÍA

PASAPÁN

PASTELERÍA

MARÍN

PIANETA

EXPRESSO

PUB CELIA BAR

SANTAMERA

SANTANA

SHOUT

CLÍNICA VETERINARIA EL ESPINAR / TIENE MIGA


No olvidéis que es tan fácil quitarle a un

maestro la batuta, como difícil dirigir con

ella la Quinta sinfonía de Beethoven, dijo Juan

de Mairena, «poeta, filósofo, retórico e inventor

de una Máquina de Cantar». La uÑa RoTa

quiere festejar así el centenario de la llegada

de Antonio Machado a Segovia. El Libropincho

es una tapa literaria e ilustrada sazonada con

ingenio —el humor importa—, que invita a ser

degustado en los bares y cafés colaboradores,

o donde usted prefiera, faltaría más, y a ser

compartido y leído en voz alta. Ideal para hacer

la digestión durante la hora de la siesta.


Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!