Expocultur #84

RevExpocultur

Revista Expocultur - Viajes & Cultura. Número 84



P ortada

Fotos:

Izq: © Gianni Camilleri

www.woodmonkey.be

Der: © Ciudad de Amberes

| Jonathan Ramael

Secciones

Miscelánea ......................................................................................... 4

Transporte .......................................................................................... 8

Agenda Cultural ........................................................................... 14

Hostelería ............................................................................................ 20

InnUsual ................................................................................................. 22

Enred@d@s...................................................................................... 26

Publicaciones ................................................................................. 40

Reportajes

Villena. Fiestas del Medievo ...................................................... 6

El Caminito del Rey y su entorno.

Una herencia extraordinaria ........................................................... 10

Rutas Bequerianas. Un viaje literario por la

provincia de Soria .................................................................................. 16

Montevideo de Benedetti .................................................. 24

Beethoven 2020.

250 aniversario del genio de Bonn .......................................... 28

Centroamérica. Destino de cine ......................................... 32

Por el Valle de Itria. Tesoros de Puglia ....................... 34

Especial Turismo Gastronómico ................................. 42

Un viaje por los sabores de Amberes ........ 44

Algarve. Una gastronomía de mar y tierra .............. 50

La Cocina Turca.

El gusto de una herencia espléndida .............................. 54

León. De tapas, vinos y fogones ............................................ 58

Museo Terra Oleum Jaén.

El Universo del Olivo ..................................................................... 62

Menorca. La isla del buen comer ..................................... 64

6

Villena

16

Soria

28

Alemania

44

Amberes

10

Málaga

24

Montevideo

34

Puglia

54

Turquía

Edita: Rho Delta Ediciones, S.L. – c/. Valencia, 54. 28100 Alcobendas

(Madrid). Teléfono: (+34) 91 663 70 07. ISSN: 2174-5706.

Correo Electrónico: expocultur@expocultur.com – www.expocultur.com

Dirección: Rosa Durán. Coordinación: Antonio D. Rey. Redacción: Raúl de

la Cerda, Noemí de Diego. Fotografía: Héctor de Diego.

Imprime: Soluciones Gráficas Koala, S.L. Depósito Legal: M-31419-2004

58

León

64

Menorca

3/ EXPOCULTUR


m

iscelánea EXPOCULTUR / 4

turexpo galicia vuelve en 2021

La Feira Internacional de Galicia ABANCA ha anunciado que

la 10ª edición del salón Turexpo Galicia, prevista para este

año, en el marco de la 43ª feria Abanca Semana Verde de

Galicia, se celebrará

del 3 al 6 de junio de

2021. La decisión,

motivada por la

situación sanitaria,

servirá para centrar

todos los esfuerzos en

hacer una gran edición

en 2021, un

año muy importante

por ser Xacobeo y

por cumplirse el 25 aniversario del recinto, y también para continuar

con la positiva evolución de las últimas ediciones tanto

de este Salón Turístico de Galicia como de la Semana Verde.

Más información en: www.feiragalicia.com

vitaminbox, primer smartbox de

ecoturismo de españa

Para fomentar los viajes de proximidad hacia los espacios

naturales bien conservados y apoyar al emprendedor rural, ha

nacido el proyecto

VitaminBox, la primera

smartbox de ecoturismo

en España.

Impulsada por la

agencia de viajes

EspañaGenuina y el

Club Ecoturismo en

España, esta caja de

experiencias incluye

una cuidadosa selección

de experiencias ecoturísticas en destinos como Sierra

Nevada, Geoparque de la Costa Vasca, Tablas de Daimiel,

Sierra de Aracena, La Garrotxa o Delta del Ebro, que se combinan

con estancias en alojamientos familiares, rurales y únicos.

Más información en: https://es.genuinespain.es/vitaminbox

los mumins, descubre el icono más

divertido de finlandia

Finlandia es conocida por ser el hogar de Papá Noel. Pero si hay

algo por lo que también se le reconoce es por los Mumins, unos

divertidos duendes del bosque creados por la artista finlandesa Tove

Jansson, que comenzaron en 1940 siendo tiras de cómics y son un

auténtico icono local. También se han convertido en uno de los

mayores atractivos turísticos

para viajar en familia y

por ello Visitfinland.com ha

preparado una guía para

descubrir a estos simpáticos

trolls blancos, como la

visita a Moominworld, un

divertido parque temático

situado en la ciudad de

Naantali, entre muchas

otras opciones.

Más información en: www.visitfinland.com

nueva versión de orbis: mejora la

gestión en tu agencia de viajes

Para facilitar el trabajo ante la situación creada por el

COVID-19, Pipeline Software ha presentado la nueva versión

de sus aplicaciones Orbis de gestión comercial para

agencias de viajes. Entre sus principales novedades, cabe

destacar el nuevo sistema de emisión de bonos sustitutivos

al reembolso, las nuevas herramientas y enlaces con los

Servicios de Confianza TDC Mail, que facilitan el teletrabajo

y la relación con los clientes y proveedores, y la captura

de los transportation credit voucher emitidos por compañías

aéreas. La nueva versión incorpora además otras novedades,

como la conciliación automática de facturas de Ergo,

Evelop!, Quelónea, Seur

y Veturis, enlace contable

con SAGE 50 C o

mejoras en las capturas

de RENFE, entre muchas

otras utilidades.

Más información en: www.pipeline.es

ibiza festival onspring/offspring calendar

Más de cincuenta empresas e instituciones

ibicencas se han unido a Ibiza Festival

On/Offspring Calendar, una iniciativa que

nace con el propósito de convertir a esta

isla balear en un destino destacado más

allá de los concurridos meses de verano.

Aumentar e impulsar la economía local y

consolidar la marca Ibiza no solo como un

destino vacacional, sino también como un

destino cultural, abierto y atractivo, presente

en la mente del consumidor en los meses

menos calurosos y concurridos, son algunos

de los objetivos principales de esta iniciativa

coordinada y dirigida por OD Group y

Concept Hotel Group, con el apoyo de la

Asociación de Directores de Hotel de Ibiza.

Así, los involucrados trabajarán en la confección

de un amplio calendario de ocio y

cultura que ofrecerá distintos eventos en seis

categorías: Nightlife, Foodie, Live Music,

Deportes, Cultura y Folk; desde fiestas propiamente

dichas a conciertos, festivales gastronómicos

y de arte, mercadillos artesanales,

talleres y conferencias, proyecciones de

cine, teatro, desfiles de moda, competiciones

deportivas... Una Ibiza plenamente viva

y visible más allá de los meses estivales.

Más información en: www.ibizafestivalcalendar.com


futuroscope 2020: siente todas las fuerzas de atracción

T ras una exitosa temporada 2019, en la que 1,9 millones de

visitantes disfrutaron de sus innumerables posibilidades, el parque

francés de Futuroscope encara la temporada 2020 con importantes

novedades y, como cada año, las mejores atracciones para

toda la familia.

La primera gran novedad para este año es, sin duda, la nueva

atracción, Objetivo Marte. Se trata de un doble hito para

Futuroscope: es la mayor inversión en la historia del parque, con 20

millones de euros, y es la primera montaña rusa de Futuroscope.

En este sentido, Objetivo Marte supone una nueva etapa en la que

el parque asume plenamente su identidad lúdica, con una atracción

capaz de combinar tecnologías de vanguardia, algunas únicas

en Europa, con una tematización sobre el espacio y su conquista.

Así, la nueva montaña rusa, con recorrido en interior y

exterior, permitirá al visitante ponerse en la piel de un futuro astronauta

y medir sus habilidades para partir a una misión al planeta

Marte. Además, el pre-show ludo-sensitivo, que se realiza en el

“módulo de contención”, incorpora distintos tests que permitirán

evaluar la resistencia física de los visitantes. Campos electromagnéticos,

erupciones solares, aceleración supralumínica, puntos de

alta velocidad hasta los 55Km/h… el parque pone toda su experiencia

tecnológica al servicio de la creación de una montaña rusa

de nueva generación sin perder su carácter familiar. En definitiva,

Futuroscope en estado puro.

Además de Objetivo Marte, el simulador de caída libre Zéro Gravity

abrirá la primavera que viene, y la Arena Futuroscope, una nueva

sala polifuncional que será capaz de acoger eventos culturales y

deportivos de alcance nacional o internacional, está anunciada para

finales de 2021. Con ella, el parque podrá aprovechar de unas 45

fechas en verano para proponer shows y espectáculos en vivo.

Por supuesto, las más de 40 atracciones que componen la oferta

del parque volverán a estar disponibles para sus visitantes, incluyendo

sus grandes “imprescindibles”, como Arthur, la Aventura

Objetivo Marte ©Glory Paris/Futuroscope

El Estadio Acualímpico – Futuropolis ©JL Audy/Futuroscope

4D, la nueva versión de Bailando con robots y La Máquina del

tiempo de los Rabbids, entre muchas otras. Así como Futuropolis,

la nueva ciudad de los niños que abrió sus puertas en la primavera

de 2019, que ofrecerá, una año más, sus más de 21 juegos

y atracciones para menores de 10 años; más de 3 hectáreas al

aire libre –un parque dentro del parque– donde los más pequeños

disfrutan jugando a ser adultos, convirtiéndose en bomberos,

inventores, marineros, socorristas…

Uno más de los elementos que hacen de Futuroscope un destino

perfecto es, desde luego, su oferta gastronómica. Todas las recetas

que componen el “menú” de Futuroscope se preparan in situ,

dando prioridad a los productos locales. Desde los 10 puntos de

comida para llevar a un bar aéro; desde las parrilladas a las

tapas, pasando por ofertas de hamburguesas exóticas…, hay

opciones para todos los gustos y todos los bolsillos.

Futuroscope es un excepcional parque de atracciones y también

es un resort hotelero; a sus 40 atracciones y espectáculos nocturnos

se suman hasta una decena de hoteles, de 1 a 4 estrellas, a

menos de 10 minutos andando, así como el Hotel de

Futuroscope, accesible directamente a través de una pasarela

peatonal. Entretenimiento, gastronomía y hospedaje para disfrutar

de una escapada o unas buenas vacaciones.

En cualquier caso, Futuroscope volverá a abrir sus puertas,

observando al detalle todas las medidas de seguridad sanitaria,

los fines de semana del 13 y 14 de junio, 20 y 21 de junio y a

partir del 27 de junio abrirá todos los días.

Más información en: www.futuroscope.com/es

5/ EXPOCULTUR


VILLENA

Fiestas del Medievo

Villena es una ciudad especial, un lugar donde la historia se ha dibujado con todo lujo de detalle. La localidad

valenciana es, particularmente, un vívido recuerdo de la riqueza y la complejidad que la Edad Media

supuso en estas tierras de frontera; reminiscencia que, año tras año, vuelve a cobrar

vida, de manera sorprendente, en las Fiestas del Medievo.

Villena es mágica, y El Rabal es su principal hechizo.

Este antiguo barrio árabe, uno de los dos núcleos, junto

con la ciudad intramuros, que conforman el casco histórico

–declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1968–, es un laberinto

de calles estrechas en las se encuentran numerosos edificios

rehabilitados, rincones sorprendentes, singulares vestigios

de la morería y la judería… todo vigilado por el imponente

Castillo de la Atalaya. Levantado sobre el monte de San

Cristóbal, el castillo de Villena es originalmente almohade, del

siglo XII, pero fuertemente reformado tras la conquista cristiana,

entre los siglos XIV y XV; un magnífico ejemplo de construcción

bajo medieval, estratégicamente emplazado en el corredor del

río Vinalopó para controlar el paso entre La Mancha castellana,

el valle de Montesa y las tierras de Levante y Murcia.

EXPOCULTUR / 6


Pasear por El Rabal, dejar que su encanto se vaya apoderando

de uno, poco a poco; subir al castillo y disfrutar de las

espectaculares vistas… Lugares y sensaciones que dan sentido,

precisamente, al hecho de viajar. Pero no siempre fue así,

porque el Rabal es también un gran ejemplo de puesta en

valor de un barrio, casi abandonado, que gracias a sus vecinos

ha conseguido recuperar un legado invaluable de la historia de

la ciudad. Un proceso que requirió mucho esfuerzo y dedicación,

y que tuvo entre sus acciones más importantes la celebración

de diferentes fiestas que rescatan la rica historia del

lugar, entre ellas, desde luego, las Fiestas del Medievo.

A principios del mes de marzo, de cada año y desde hace

casi dos décadas, Villena se traslada en el tiempo hasta la época

medieval gracias a uno de sus festejos más reconocidos –junto al

de Moros y Cristianos y el Festival Leyendas del Rock–, las Fiestas

del Medievo. La ciudad, y sobre todo El Rabal, se transforma: en

sus calles y plazas comienzan a aparecer músicos, malabaristas,

exhibiciones de cetrería, magos, traga-fuegos, maestros del ajedrez,

cuentacuentos, teatro callejero… más de un centenar actividades

para públicos de todas las edades y, sobre todo, para

disfrutar en familia, dan lugar a un maravilloso viaje al pasado.

La celebración comienza con una recreación histórica de la

visita de los Reyes Católicos a Villena en el año 1488, en la que

participa tanto el grupo de teatro de la localidad como miembros

de la corporación municipal. A ello le sigue el pregón, a

cargo de personas que han destacado en el plano local, cuyo

siempre emotivo discurso es seguido por cientos de personas

en la Plaza de Biar. Así inicia este viaje a la época de los castillos,

los trovadores y las batallas feudales; batallas que, por cierto, son

recreadas a base de “lechugazos” en una de las actividades más

divertidas y seguidas por villenenses y visitantes: La Lechuguina.

Otro de los momentos que destacan dentro de este abanico

de actividades es la Boda Medieval. Cada año, una pareja

decide realizar su boda de una forma muy diferente a la

habitual, en la que los contrayentes e invitados van ataviados

con trajes de época y reciben las alianzas de un halcón que

desciende de la Torre del Homenaje hasta la explanada de la

fortaleza, donde se realiza el enlace. La ceremonia comienza

cuando la prometida sale de su casa y es acompañada hasta

el Castillo por la comitiva, formada por vecinos engalanados

con trajes de época, turistas y curiosos. ¡Una fiesta única!

También lo es la Procesión de las Antorchas, cuyo objetivo

es liberar a la ciudad de brujas y malos espíritus. Durante el

recorrido, que transcurre por El Rabal y termina en el Castillo

de la Atalaya, los participantes se deleitan con la música de

diferentes bandas y con la escasa luz que desprenden sus

antorchas para espantar a los malos espíritus. El recorrido finaliza

en el castillo con fuegos artificiales y un concierto, que

cada año cambia de estilo musical.

Una pieza clave de este viaje al pasado es, por supuesto,

el Mercado, en el que participan más de 200 puestos de artesanía

y gastronomía. Esta última subraya el carácter fronterizo

de Villena, nexo de unión entre la Meseta y el Mediterráneo. La

cocina villenense se caracteriza por las influencias de estas dos

grandes tradiciones culinarias, que han dado origen a un hacer

tradicional muy vinculado a la gente del campo, teniendo

como resultado platos tan sencillos y populares como exquisitos,

como la Gachamiga.

De la cocina manchega se adoptan los platos más consistentes,

que ayudan a combatir el frío invierno villenense, como

el tradicional Gazpacho de Villena, como las Pelotas de

Relleno, el Arroz y Pata, los caracoles, las habas, el Triguico…

Platos contundentes que ofrecen, con su sabor, un viaje a otras

épocas. Y en el apartado de los duces, la tradición árabe aflora

en pastas, como los sequillos, los rollicos de vino, los almendrados

o las toñas. Tampoco hay que olvidar las tortas que se

venden en un puesto junto a la Ermita de San José, cuyos

beneficios se utilizan para obras benéficas.

Además, en paralelo al Mercado se organizan numerosas

actividades, incluyendo la teatralización histórica del

Desencuentro del Cid en Villena, varias exhibiciones de vuelo

de aves rapaces, así como numerosos talleres infantiles en los

que se enseña a los más pequeños a realizar malabares, a diseñar

un caballo medieval o elaborar pan, entre otras opciones.

Todo ello aderezado por los tradicionales pasacalles, espectáculos

de saltimbanquis, magia medieval, danza árabe, andalusí

y clásica, música celta, cantos gregorianos…

En todo caso, la música, la gastronomía, la artesanía y la cultura

se funden, durante todo el fin de semana, en un casco histórico

único, dando lugar a una auténtica fiesta –declarada de

Interés Turístico Autonómico por la Generalitat Valenciana– que

año tras año supera su número de visitantes. Un momento

mágico que recupera la identidad y pone de relieve la historia

de este maravilloso destino, Villena.

Más información en: www.turismovillena.com


t

r

a

n

sporte

tap está preparada para despegar

en españa

Con todas las medidas Clean & Safe para garantizar

una operación de plena confianza para sus clientes y

tripulaciones, TAP ha confirmado su plan de vuelos

hasta el mes de agosto. En España, la compañía portuguesa

volverá a despegar el 1 de julio, desde Madrid

y Barcelona con dos vuelos diarios, y desde Sevilla y

Málaga con tres vuelos semanales, todos con destino

Lisboa. Ya en agosto, TAP incrementará su oferta a tres

vuelos diarios en Madrid y Barcelona y once semanales

en Sevilla y Málaga, pero además reiniciará sus

vuelos diarios desde Valencia también a la capital lusa.

En todo caso, la compañía irá recuperando de forma

gradual su oferta de vuelos a Europa, incluyendo 21

ciudades en julio y más de 30 en el mes de agosto.

Además, TAP incrementará su oferta de larga distancia

con vuelos a Brasil, USA, Canadá, África y Oriente Medio.

Más información en: www.flytap.com

iberia express: más frecuencias a canarias

Iberia Express ha comenzado

a reforzar sus operaciones

en Canarias con

vuelos diarios a Gran

Canaria y Tenerife Norte,

y más frecuencias semanales

a Lanzarote y

Fuerteventura. Además,

en julio y agosto la compañía

ofrecerá aún más

frecuencias desde y hacia

las islas, incluyendo la reintroducción de la conexión entre La Palma

y Madrid, y los vuelos transversales Gran Canaria-Oviedo, Tenerife

Norte-Oviedo y Tenerife Norte-Vigo, que operarán, en los tres casos,

con 2 vuelos a la semana. En materia de seguridad, la aerolínea

seguirá aplicando todas las medidas recomendadas para garantizar

la seguridad de los pasajeros y tripulantes.

Más información en: www.iberiaexpress.com

precios más accesibles y más flexibilidad

con latam

Sumando nuevos estándares

de flexibilidad y precios

más bajos, así como

más medidas sanitarias, el

grupo LATAM incrementará

paulatinamente sus operaciones

durante el verano.

Tras la drástica reducción

de vuelos de LATAM y sus

filiales como consecuencia

del COVID-19, el grupo espera alcanzar en julio un 18% de

su capacidad total previa a la crisis. Para ello, la aerolínea se

ha impuesto reducir costos y ser más eficientes para poder

ofrecer pasajes que en un promedio pueden ser hasta un 20%

más baratos. Además, los pasajeros tendrán más flexibilidad

para comprar y programar sus viajes, entre otras medidas.

Más información en: www.latam.com

emirates una flota cuidada al 100%

Mientras el mundo anhela volver a viajar, Emirates ha está

ocupada protegiendo su flota de fuselaje ancho, el grupo de

Airbus 380 y Boeing 777 más grande del mundo. Así, Emirates

Engineering se ha encargado de muy distintas tareas, desde

cubrir los motores de 218 de sus 270 aviones, estacionados en

los aeropuertos de Dubai,

hasta someter a algunas

de ellas a un mantenimiento

exhaustivo. Tras los trabajos

de protección y preservación,

se han realizado

también distintos controles

periódicos, desde simples

inspecciones a pie para

asegurar que las cubiertas

están en su lugar hasta comprobaciones complejas que implican

la reactivación de los sistemas de la aeronave.

Más información en: www.emirates.com

iberia retoma el vuelo

Con un mínimo de 40 destinos de España y Europa programados

para el mes julio y hasta alcanzar 53 destinos en agosto, el

Grupo Iberia ha comenzado a retomar el vuelo. En todo caso, la

oferta disponible supone que solo se ha

puesto a la venta el 21% de la capacidad

inicialmente prevista para su red de

corto y medio radio; valores que podrían

aumentar hasta el 35% en función

de la demanda y de la eliminación de

restricciones. Además, la compañía está

también lista para recuperar vuelos de

largo radio a medida que la situación

permita reanudar este tipo de viajes. En

este sentido, el incremento en las operaciones

de las aerolíneas del grupo

–Iberia, Iberia Express e Iberia Regional– llega acompañado de las

medidas de seguridad e higiene recomendadas por las agencias de

seguridad, así como de una política de flexibilidad que busca generar

una confianza adicional entre los

clientes a la hora de comprar sus billetes.

El aumento de la actividad del

grupo también supone una excelente

oportunidad para canjear los bonos

acumulados de viajes anteriores para

volar este verano. Basta con entrar en

iberia.com y elegir el destino deseado,

directo o en conexión, mientras al

menos un tramo esté operado por alguna

de las compañías del Grupo Iberia.

Más información en: www.iberia.com

EXPOCULTUR / 8



El Caminito del Rey

y su entorno

UNA HERENCIA EXTRAORDINARIA

En pleno corazón de la provincia de Málaga, un conjunto de vertiginosas pasarelas colgadas de las

altas paredes del Desfiladero de los Gaitanes, conocidas como el Caminito del Rey, acompañadas por

otras infraestructuras hidroeléctricas y varias joyas del patrimonio histórico, dan lugar a un entorno

excepcional en el que se entrelazan tesoros invaluables y parajes naturales imposibles.

Desde la más remota prehistoria hasta la actualidad,

la confluencia de los valles de los ríos Guadalhorce, Turón

y Guadalteba ha supuesto un lugar de especial interés en múltiples

sentidos. Antiguos yacimientos arqueológicos, vestigios

medievales, proezas de la ingeniería decimonónica e innovadores

proyectos de rescate patrimonial y emprendimiento turístico

hacen de este territorio un mosaico natural, histórico y cultural

que no tiene desperdicio. Una herencia extraordinaria que

ha comenzado su andadura para buscar el reconocimiento de

la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.


Caminito del Rey y Desfiladero de los Gaitanes

Paraje Natural del Desfiladero de los Gaitanes

De enorme valor medioambiental y un auténtico capricho

estético de la naturaleza, el Paraje Natural del Desfiladero de

los Gaitanes es uno de los lugres más singulares de la

Cordillera Antequerana y, por lo tanto, del interior de la provincia

de Málaga.

Abarcando más de dos mil hectáreas de los términos municipales

de Ardales, Álora y Antequera, este entorno ha sido clasificado

como Zona de Especial Protección para las Aves/ZEPA

(1987), declarado Paraje Natural por la Junta de Andalucía

(1989) y parte de la Reserva de la Biosfera Intercontinental del

Mediterráneo Andalucía-Marruecos y de la lista de Lugares de

Importancia Comunitaria de la Región Biogeográfica

Mediterránea (2006). Atravesado por el río Guadalhorce, el

Paraje Natural se extiende entre los embalses que interrumpen

el curso del propio río, así como del Turón y el Guadalteba, y

la estación ferroviaria de El Chorro; ambos puntos conectados

por un impresionante conjunto de estrechos valle y cañones

cársticos de unos 7 kilómetros de largo. Y esta joya en sí misma

es el lugar en el que se encuentran los distintos atractivos que

ofrece el Caminito del Rey y su entorno.

Estación de El Chorro y puentes sobre los Gaitanes

En la segunda mitad del siglo XIX, la conexión ferroviaria

entre Córdoba y Málaga supuso un momento clave en el

desarrollo de Andalucía. Nuevas técnicas arquitectónicas y

constructivas permitieron la osadía de aprovechar el

Desfiladero de los Gaitanes para atravesar las montañas del

Sistema Bético, dando lugar a un patrimonio industrial excepcional

encabezado hoy en día por la estación ferroviaria de

El Chorro y los distintos puentes y viaductos construidos para

solucionar el paso por la escarpada garganta.

Entre 1860 y 1865, las obras ferroviarias dieron lugar a dos

estaciones, una en cada extremo del Desfiladero: al norte, la

Estación de Gobantes, que ha quedado bajo las aguas del

embalse del Guadalhorce, y al sur, la Estación de El Chorro,

que no sólo sigue allí, en uso, sino que conserva muchos de

sus elementos originales, desde los túneles de acceso a las vías

hasta el edificio para viajeros y control del jefe de estación. Un

singular conjunto de vestigios que supone parte fundamentalmente

de los últimos ciento cincuenta años de historia de la

provincia de Málaga, Andalucía y España.

Pasarelas del Salto hidroeléctrico de El Chorro: el

Caminito del Rey

Las obras del ferrocarril Córdoba-Málaga no solo permitieron

mejorar la conectividad entre ambas ciudades, también

hicieron posible la construcción, en pleno Desfiladero

de los Gaitanes, de una serie de infraestructuras hidroléctricas

que aprovechaban las aguas del Guadalhorce. Y es precisamente

la pasarela de servicio que se construyó –anclada

a la roca de las impresionantes paredes verticales de los

cañones, y en algunos puntos hasta cien metros sobre el

cauce del río– para gestionar estas obras hidroeléctricas lo

que hoy conocemos como el Caminito del Rey.

La antigua pasarela, construida por los trabajadores de la

“Hidroeléctrica de El Chorro” entre 1903 y 1921, para internarse


Puente sobre los Gaitanes

por los cañones hacia los lugares de trabajo, fue la que recorrió

parcialmente el rey Alfonoso XIII cuando acudió, el 21 de mayo

de 1921, a inaugurar la presa de El Chorro; es por ello que desde

entonces se le conoce, precisamente, como el Caminito del Rey.

Después de medio siglo de funcionar como vía de servicio,

pero también como medio de comunicación para los habitantes

del valle del Guadalhorce, diversos cambios en el

Desfiladero hicieron que la pasarela quedase abandonada y,

con el paso del tiempo, seriamente deteriorada. Y no fue hasta

2008 cuando la Diputación de Málaga decidió “revivir” aquella

singular obra. Así, tras ocho años de planeación y ejecución del

proyecto, un nuevo Caminito, que discurre en paralelo al original,

abrió sus puertas al público el 28 de marzo de 2015.

En conjunto, los restos de la antigua pasarela –conservados

como parte del patrimonio industrial de la zona–, el

nuevo Caminito y otros atractivos, de ayer y de hoy, que se

encuentran en los cañones de los Gaitanes, como el balcón

de cristal, el puente colgante, el viaducto de agua, el tramo

subterráneo por la compuerta del canal, el Valle del Hoyo, el

refugio de los murciélagos, el sendero de Gaitanejo, el mirador

de las Cambutas, las marmitas del Desfiladero de Gaitanejo…,

hacen del Caminito del Rey una auténtica joya histórica y,

desde luego, recorrerlo supone una experiencia inolvidable.

y su entorno–, estás infraestructuras hidráulicas, a las que luego se

sumarían las presas del Guadalhorce y el Guadalteba, sirvieron

para garantizar la producción energética, el abastecimiento de

agua potable y el riego durante el verano.

Cueva paleolítica de Ardales

Pero la riqueza de este singular territorio no se debe solo a su

patrimonio natural e industrial, no. La confluencia de los tres valles

fluviales ha sido, desde siempre, un lugar especial. Evidencia de

ello es la Cueva de Ardales, un asentamiento prehistórico, refugio

de Neandertales y Sapiens, con más de ochenta mil años de antigüedad,

incluido por el Consejo de Europa dentro del Itinerario

Cultural Europeo Caminos del Arte Rupestre Prehistórico.

También conocida como la cueva de Doña Trinidad Grund

–por la propietaria del sitio a finales del siglo XIX– este sistema cárstico

ampliamente ramificado, con sus laberintos de columnas, lagos

permanentes y bellas formaciones de estalagmitas, se encuentra a

las afueras de la propia localidad de Ardales. Descubierta en 1821,

cuando un terremoto abrió la entrada tras haber permanecido

Embalse Conde de Guadalhorce

Embalses de El Chorro/Conde de Guadalhorce y Gaitanejo

Con la “conquista” ferroviaria e hidroeléctrica del Desfiladero

de los Gaitanes a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, otras

obras de ingeniería contemporáneas no harían más que acrecentar

el ya de por sí excepcional patrimonio industrial del lugar.

Y una clara muestra de ello son la pequeña presa de Gaitanejo

y el azud de las Cambutas, que un primer momento suministraron

el caudal necesario para el salto hidroeléctrico, justo antes de las

gargantas, y, posteriormente, el gran embalse del El Chorro/Conde

de Guadalhorce, que interrumpe el flujo del río Turón uno dos

kilómetros río arriba del inicio del Caminito del Rey, previo a su

confluencia con el Guadalhorce y el Guadalteba. Proyectos del

ingeniero Rafael Benjumea –artífice, en buena medida, de todas las

grandes obras que tuvieron lugar en el Desfiladero de los Gaitanes

EXPOCULTUR / 12


sellada durante 3.500 años, la cavidad conserva más de un millar

de representaciones gráficas, incluyendo figuras de animales y

humanos, y huellas de manos. Excepcionales manifestaciones artísticas

que abracan todo el arco cronológico de Paleolítico Superior,

es decir desde hace 65.000 años y hasta hace 8.500, y que fueron

realizadas tanto por “artistas” Neandertales como Sapiens.

Además, al interior de la cueva –cuyo recorrido se extiende por

algo más de un kilómetro y medio– se han encontrado restos

humanos y herramientas, entre otros vestigios ya del Neolítico.

Necrópolis prehistórica de las Aguilillas

Ubicado entre los términos de Ardales y Campillos, sobre

un promontorio que vigila la confluencia de los ríos Gudalteba

y Turón, este conjunto de siete estructuras funerarias de entre

el III y II milenios a.C., labradas parcial o totalmente en la roca,

es una más de las joyas históricas de la zona.

Las tumbas de la Necrópolis de Aguilillas, descubiertas en

1991, se distribuyen por la ladera del cerro, salvo una que se

encuentra en la parte superior; las primeras están excavadas en

la roca y la última combina la excavación en la roca y el empleo

de losas de piedra y pequeñas lajas de mampostería para la

cubierta. La estructura típica incluye un pasillo, seguramente al

descubierto, que conduce a una cámara interior, circular u

oval, y con una altura no superior a los dos metros. Más de dos

mil piezas arqueológicas, desde puntas de flechas hasta vasijas

de cerámica, se han encontrado en estas tumbas. Para descubrir

este singular complejo, existe un sendero circular, de

unos dos kilómetros de recorrido y dificultad media-baja, que

permite visitar las siete tumbas de la necrópolis.

Iglesia rupestre mozárabe de Bobastro

Testigo de la riqueza y complejidad de al-Andalus, las ruinas

de esta iglesia rupestre del siglo IX, de estilo mozárabe,

ubicadas a unos dos kilómetros al norte de El Chorro, en la vertiente

sur del Desfiladero de los Gaitanes, son otro de los tesoros

que forman parte de este excepcional territorio.

Tallada en la roca, la iglesia de planta basilical está formada

por tres cavidades, un crucero con tres compartimentos y tres

naves, y es uno de los escasos restos materiales de la antigua ciudad

de Boboastro, un reducto muladí y mozárabe sublevado

contra el emir de Córdoba a finales del siglo IX, que fue finalmente

conquistado y demolido por Abderramán III en el 928.

Además de las naves, sobre el suelo de roca viva se encuentra

una sepultura de forma trapezoidal, seguramente perteneciente

a Omar ben Hafsún, el líder de la rebelión de Boboastro.

Ruinas de la Iglesia Mozárabe de Bobastro

El Caminito del Rey y su entorno, Patrimonio Mundial

Por tratarse de obras maestras de la genialidad humana, por la

magia de su propia historia, por su extraordinario valor universal,

distintos lugares del mundo se han hecho merecedores del reconocimiento

como Patrimo Mundial de la UNESCO. Ahora, cimentado

precisamente en los tesoros históricos y culturales que aquí se

han presentado, el Caminito del Rey y su entorno buscan convertirse

en el 9º Patrimonio Mundial de Andalucía y el 48º de España.

Corazón de la candidatura, las pasarelas y senderos del

Caminito del Rey ya han recibido numerosos premios y reconocimientos

desde que hace cinco años completasen su proceso de

recuperación. Entre ellos, los tres Premios Europa Nostra, el galardón

más destacado que concede la Unión Europea en materia

de patrimonio; las distinciones en la XIII Bienal Española de

Arquitectura y Urbanismo, en la X Bienal Iberoamericana de

Arquitectura y en el Premio de Arquitectura del Archmarathon de

Milán. Y a ello se suma, desde luego, el resto de los elementos

que hacen de este territorio un mosaico histórico y cultural excepcional

para dar forma a una solicitud robusta y bien definida.

Una candidatura impulsada por la Diputación de Málaga que ha

superado ya la cifra de 20.000 adhesiones, pero cuyo recorrido

para obtener el reconocimiento que otorga UNESCO aún es largo.

En todo caso, más allá del eventual desenlace de la declaratoria,

hoy es un hecho incuestionable que, en menos de 20 kilómetros

cuadrados, tanto la Historia como la Naturaleza se han encargado

de imprimir sus huellas de una manera excepcional en este lugar de

la provincia de Málaga. Indiscutible es también que el viajero

puede, afortunadamente, disfrutar ahora mismo de todo ello.

Más información en: www.caminitodelrey.info

Pasarela del Caminito del Rey. Todas las imágenes cedidas por Turismo y Planificación Costa del Sol


a

gend

a

c

u

l

t

u

r

a

l

“entre artistas”, jean marie del moral

vuelve a cáceres

Poco a poco, el mundo de la cultura vuelve a abrir sus puertas

y muchos espacios prorrogan las exposiciones que ya

estaban en curso. Tal es el caso de la muestra Entre artistas,

del fotógrafo francés Jean Marie del Moral, que ha reabierto

sus puertas en la Sala de Exposiciones del Archivo Histórico

Provincial de Cáceres. Organizada

por la Junta de

Extremadura y producida por

Promoción del Arte, la exposición

recoge una excepcional

selección de 52 retratos en

los que asistimos de primera

mano al proceso creativo de

artistas como Joan Miró o

Esther Ferrer, desde el interior

de sus propios talleres.

Más info: www.promociondelarte.com

chagall en la fundación barrié

La Fundación Barrié ha reabierto

sus salas de exposiciones en A

Coruña prorrogando la exposición

Chagall. Fábulas y sueños

hasta el 26 de julio, así como

con la paertura de sus dos muestras

permanentes, “Francisco

Llorens” y una selección de su

excepcional “Colección de Pintura

Contemporánea Internacional”.

En este sentido, para garantizar

la seguridad de los usuarios, se

Marc Chagall

han adoptado una serie de Poemas_ Grabado 3, 1968

medidas de higiene y prevención,

incluyendo el uso obligato-

VEGAP, A Coruña, 2020. -

Xilografía y Collage

Chagall ®

rio de mascarilla en todo el

recinto y la reducción del aforo en las exposiciones, entre otras.

Más información en: www.fundacionbarrie.org

albertina modern, el nuevo

museo de arte moderno de viena

Ha abierto sus puertas

la Albertina Modern,

el nuevo museo de arte

moderno y contemporáneo

de Viena. Este

segundo establecimiento

de la Albertina, alojado

en la Künstlerhaus

de Viena –que ha sido

restaurada para devolverla a su esplendor original– puede

presumir de una colección de más de 60.000 obras de

5.000 artistas, lo que le convierte en uno de los más grandes

museos de arte contemporáneo. La andadura del nuevo

museo ha comenzado con la exposición The Beginning.

Kunst in Wien 1945 bis 1980, una panorámica del arte austríaco

en las tres importantes décadas tras 1945.

Más información en: www.albertina.at

marte, arte contemporáneo en castellón

La Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Castellón,

MARTE, celebrará su séptima edición del 5 al 8 de noviembre en

el Auditorio y Palacio de Congresos de la localidad valenciana.

Además de sus secciones habituales, como Curated Space y

MARTE Editorial, el evento ofrecerá diversas novedades, entre las

que destaca el inicio de un programa, dentro de la propia feria,

dedicado a la cerámica contemporánea. La provincia de

Castellón es referente mundial en la producción de este material

y, por ello, MARTE ha decidido

apostar por su puesta en

valor. También cabe señalar

que esta edición de la feria

contará con un nuevo proyecto

vinculado al mecenazgo

y ayuda para producción

artística en complicidad con

el tejido empresarial local.

Más información en: www.feriamarte.com

casa de méxico en españa reabre sus puertas al público

Ubicada en el número 20 de la madrileña calle de Alberto

Aguilera, la Casa de México en España ha reabierto sus puertas

al público aplicando las medidas sanitarias de protección

frente al COVID-19 sugeridas por las autoridades locales y estatales.

Y lo ha hecho también mostrando

a uno de los hitos del arte mexicano

del siglo XX, Pedro Friedeberg.

Iterativo, irónico e irreverente, este

artista reta los límites de la imaginación,

y su característica obsesión

arquitectónica, estructuras imposibles

e icónicas piezas tridimensionales llenan

las salas de exhibición de la Casa

de México en España hasta el 20 de

septiembre. La reapertura de este

espacio cultural también ha incluido la exposición Alfredo

Castañeda, de la mano del Maestro, un homenaje al pintor y

poeta mexicano a diez años de su fallecimiento. Castañeda ha

hecho de su obra algo insólito y maravilloso; un universo lleno

de recuerdos, visiones, obsesiones,

reflexiones, evasiones, sensaciones,

sueños y ensueños. Además, en la

medida en que la situación sanitaria lo

vaya permitiendo, la Casa de México

en España retomará su agenda de

talleres gastronómicos, actividades

infantiles y visitas guiadas, entre

muchas otras propuestas.

Más información en: www.casademexico.es

EXPOCULTUR / 14



Río Duero y Ermita de San Saturio, patrón de Soria

Rutas Bequerianas

Un viaje literario por la provincia de Soria

Los hermanos Bécquer, Gustavo Adolfo y Valeriano –el primero, narrador y poeta romántico, el segundo,

pintor e ilustrador costumbrista–, murieron hace 150 años, en 1870, pero antes de esa fecha tuvieron

la oportunidad de crear, y legarnos, un excepcional conjunto de obras de arte, unas literarias, otras

plásticas. Creaciones que tienen que ver, de distintas maneras, con la provincia de Soria. Y es

precisamente ahí, en tierras sorianas, donde dos rutas siguen las indelebles huellas que

los dos hermanos Bécquer dejaron plasmadas en este singular rincón de Castilla y León.


sus más hermosas Leyendas. Allí también, Valeriano pintó El

leñador y La hilandera, entre muchas otras de sus obras.

Así, la influencia que ejercieron Soria y el Moncayo en los

Bécquer queda patente en versos y trazos. Arroyos, cascadas,

hayedos, pinares, cuevas, viejos castillos, pueblos minúsculos…

no es sorpresa que el poeta y el pintor encontraran inspiración

recorriendo estos parajes. Lugares que aún hoy son

capaces de tocar profundamente a quienes los visitan. Y qué

mejor manera de explorar estos rincones sorianos que recorriendo

las Rutas Bequerianas.

La Ruta de Gustavo Adolfo

Concebida como un itinerario circular, esta Ruta, centrada

en la vida y obra del menor de los hermanos Bécquer, tiene

origen y destino final en Soria capital, ciudad en la que se desarrollan

leyendas becquerianas como El rayo de luna (1862),

que recorre el bucólico entorno de las ruinas del monasterio

templario de San Polo, en la ribera izquierda del Duero.

También El monte de las ánimas (1861) se desarrolla en la

misma zona a las afueras de la ciudad, tanto en el paraje homónimo

como en el cenobio Hospitalario de San Juan de Duero,

uno de los tesoros románicos más importantes de España

–que el propio Gustavo soñaba con convertir en museo artístico

provincial–, o la antigua Puerta del Postigo –hoy desaparecida–

y el viejo Puente de Piedra medieval.

Saliendo de la capital cruzando el Duero por la carretera

nacional N-234, los pasos del menor de los Bécquer se dirigen

a la localidad de Almenar. Se dice que ahí, en el Pozo Román

del río Araviana, se inspiró el autor para escribir la leyenda de

Los ojos verdes (1861). Además, el Castillo de Almenar, un

doble recinto amurallado del siglo XV –y uno de los castillos

mejor conservados de la provincia de Soria–, también inspiró

la imaginación del escritor sevillano.

Fotografias cedidas por el archivo del área de Turismo de la Diputación de Soria

Gustavo y Valeriano nacieron en Sevilla, pero

las particularidades vitales de ambos les llevaron a distintos

puntos de la geografía peninsular, incluyendo la provincia de

Soria. Casado con Casta Esteban, natural de la localidad soriana

de Torrubia, Gustavo pasó largas estancias en Noviercas, no

lejos de la anterior, así como en el monasterio de Veruela, al

otro lado del Moncayo. Temporadas, muchas de ellas acompañado

por Valeriano, en las que fue capaz de crear algunas

de sus mejores obras influenciado por el singular paisaje y la

gente que le rodeaba. En Soria, Gustavo escribió algunas de

No muy lejos de Almenar se encuentra Gómara, escenario

de la leyenda La Promesa (1863), y de vuelta a la N-234 la Ruta

visita Torrubia, localidad donde nació, en 1841, Casta Esteban

Navarro, esposa de Gustavo. En este lugar se puede visitar la

Casa Museo Mujer de Bécquer, la antigua casa familiar convertida

en museo, que muestra cada una de sus estancias y el

mobiliario del siglo XIX que aún mantiene.

La siguiente parada, también fundamental para entender la

vida y obra de este singular autor, es Noviercas. Tras el matrimonio

de Gustavo y Casta, ambos hermanos pasaron temporadas

más largas en la provincia, y esta localidad fue su lugar de

residencia. En plena plaza mayor del pueblo, el Museo

Gustavo Adolfo Bécquer se encuentra alojado en la casa en la

que vivió la pareja, y donde nació uno de sus hijos. También

se puede visitar la iglesia de San Justo y Pastor, donde se bautizaron

dos de los tres hijos de los Bécquer, y el Torreón de

Noviercas, de origen musulmán y reconstruido en el siglo XIV,

durante la guerra fronteriza entre Castilla y Aragón.

Inmortalizado por Valeriano en el óleo Procesión de

Noviercas, esta antigua torre alberga actualmente un interesante

Centro de Interpretación sobre la Ruta de los Torreones.

Una alternativa más para sentir el universo becqueriano en

el entorno de Noviercas es pasear siguiendo las huellas del

poeta a través del “Camino de los ojos verdes” (PRC-SO91), un

17 / EXPOCULTUR


recorrido circular por dehesas arboladas de rebollos, quejigos

o encinas, campos de labor y extensos praderíos, que muestra

todos los encantos de la zona, aquellos que en su día cautivaron

tanto la imaginación de Gustavo como la mirada de

Valeriano. El baile. Costumbres populares de la provincia de

Soria, un óleo de 1886 pintado por el mayor de los Bécquer

–actualmente en el Museo del Prado–, muestra, precisamente,

una fiesta en las era de Noviercas, con el Moncayo al fondo y

los personajes vestidos con los trajes típicos de la zona.

Desde Noviercas, Bécquer solía visitar el huerto de su suegro

en Pozalmuro, o la ya mencionada Torrubia; o minúsculas villas,

como Ólvega, con su iglesia de Santa María la Mayor; Borobia y

la ermita de Nuestra

Señora de Todos los

Santos, del año 1200 y

edificada por Santo

Domingo de Guzmán; o

Pinilla del Campo, con sus

cultivos de cereales y

rebaños lanares. Lugares

donde la tradición popular

recuerda cómo los dos

hermanos buscaban información,

motivos, matices,

detalles, usos, costumbres…,

múltiples elementos

y sensibilidades que

quedaron plasmados en

sus trabajos.

El punto más alejado

de la Ruta de Gustavo

Adolfo es Beratón, pueblo

soriano en la comarca

de Ágreda y último punto

de la provincia de Soria

antes de entrar en la

comarca aragonesa de

Purujosa. Es precisamente

ahí, en las faldas mismas

del imponente Moncayo,

donde se desarrolla La

corza blanca, una trágica

historia de amor y magia

publicada el 27 de junio

de 1863, en el diario La

América. O la famosa

leyenda de El Gnomo,

del mismo año y publicada en el mismo medio, con sus múltiples

referencia a la mítica montaña. También desde aquí, o

desde la vecina localidad de Cueva de Ágreda, se puede partir

para realizar el ascenso a la máxima cumbre del sistema

Ibérico (2314m) siguiendo el GR86.

Comenzando la vuelta hacia la ciudad Soria por la N-122,

todavía es preciso parar en Ágreda, la Villa de las Tres Culturas.

Conociendo la curiosidad del poeta, y también la del pintor,

seguro que recorrieron esta localidad moldeada por la armónica

convivencia entre la cultura judía, la musulmana y la cristiana.

Contemplaron sus barrios y sus murallas, disfrutaron con el

románico de la Virgen de la Peña y San Miguel, con los restos

de la muralla árabe y de la antigua sinagoga, con la estampa del

Palacio de los Castejones y su bello jardín renacentista…

Hablamos de un conjunto histórico-artístico hoy catalogado

como Bien de Interés Cultural.

La Ruta de Valeriano

Al igual que el itinerario que sigue los pasos del hermano

poeta, la Ruta de Valeriano Bécquer parte de Soria capital para

descubrir los distintos lugares de la provincia que inspiraron al

pintor. Y si en la ciudad y su entorno Gustavo Aldofo situó

algunas de sus Leyendas más significativas, también ahí

Valeriano encontró, por ejemplo, la ermita de San Saturio,

patrón de Soria, a la que inmortalizó en un hermoso grabado

realizado en 1867.

Saliendo de la capital

en una dirección similar a

la que traza actualmente

la carretera N-122, los

Bécquer descubrieron

lugares como Fuentetoba

o Villaciervos, localidades

en las que Valeriano realizó

distintos grabados

sobre los personajes típicos

de la zona: el sastre,

el leñador, el pastor, el

vendedor de huevos… El

5 de febrero de 1867,

Valeriano Bécquer escribió,

desde Soria, al director

del Museo Nacional

de Pinturas para comunicarle

el envío de “tres

cuadros de escenas y

tipos populares de la

provincia de Soria (…) he

creído dar una idea justa

del país estudiando sus

tipo de Villaciervos,

donde he colocado la

escena del baile”.

La Ruta de Valeriano

continúa por la N-122 en

dirección al Burgo de

Osma, y lo hace atravesando

extensos sabinares

centenarios o visitando

lugares como Calatañazor, una hermosa villa medieval de calles

empedradas, coronada por su antiguo castillo encaramado

sobre el risco. Muy cerca, en Muriel de la Fuente, en una

pequeña pero profunda laguna –hoy conocida como el

Monumento Natural de La Fuentona–, nace el río Abión.

Lugares pintorescos, característicos de un mundo rural lleno

de peculiaridades, y muestra todos ellos de la riqueza histórica

y natural de esta zona de la provincia de Soria que tanto

cautivó los sentidos de los Bécquer.

“Procesión de Noviercas”, óleo de Valeriano Bécquer.

La antigua Uxama celtíbera, el actual Burgo de Osma, es

quizás la parada más importante de esta variante de las Rutas

Becquerianas. Y esto es así no solo porque Valeriano Bécquer

EXPOCULTUR / 18


Castillo de Almenar, entorno en el que se ambienta la leyenda “Los ojos verdes” (1861) de Gustavo Adolfo Bécquer.

pintó en 1866 óleos como Un leñador en las cercanías de

Burgo de Osma e Hilandera en las cercanías de Burgo de

Osma –hoy también parte de la colección del Museo del

Prado– inspirado por las típicas escenas que puedo contemplar

tanto en la ciudad como en su entorno. La relevancia de

esta etapa de la ruta también tiene que ver con el propio

patrimonio histórico, artístico y cultural de la ciudad. El Castillo

de Osma, en la margen izquierda del río Ucero, o, ya en el

Conjunto Histórico, la Plaza Mayor, el antiguo Hospital de San

Agustín, la Casa Consistorial, la Catedral de Santa María de la

Asunción y la Universidad de Santa Catalina son solo algunos

ejemplos de la riqueza de esta antigua y monumental ciudad

episcopal, uno de los recintos medievales mejor conservados

de toda la provincia de Soria.

Desde el Brugo de Osma la ruta gira hacia el este para atravesar

las ricas tierras de Berlanga de Duero y dirigirse a

Almazán, una localidad que también puede presumir de un

excepcional patrimonio románico, con elementos tan bellos

como la iglesia de San Miguel, así como de importantes muestras

de arquitectura barroca, renacentista y gótica, desde el

Palacio de los Hurtado de Mendoza hasta el antiguo convento

de la Merced, pasando por la imponente muralla y sus inexpugnable

puertas, como la de Herreros, la del Mercado y la de

la Villa. En todo caso, Almazán y su entorno fueron fuente de

inspiración de trabajos del mayor de los Bécquer como La

panadera de Almazán, un simpático grabado de 1867.

Antes de que la ruta vuelva finalmente a Soria capital, hay

que hacer una visita a la vecina localidad de Morón de

Almazán. En ella se encuentra –alojado en el palacio renacentista

de los Hurtado de Mendoza– el Museo Provincial del

Traje Popular, el lugar perfecto para descubrir distintos ejemplos

de las prendas y vestidos inmortalizados en las estampas

del propio Valeriano Bécquer, desde la aldeana más humilde

hasta la más rica labradora, desde el pastor trashumante, hasta

el carretero de gala.

Excelente dibujante y pintor costumbrista, Valeriano destacó

no solo por su talento artístico sino también por el valor

etnográfico de sus obras, capturando las distintas escenas y

tipos que encontró en sus distintos viajes por estos lugares,

desde Fuentetoba hasta Almazán.

Un viaje literario por Soria

Gustavo y Valeriano recorrieron la provincia de Soria buscando

las raíces, lo genuino. Y lo encontraron. Y lo plasmaron

en sus respectivas obras. Hoy, algo más de un siglo y medio

después, aquella gente y aquellos lugares que inspiraron leyendas,

que quedaron inmortalizados en lienzos y grabados,

siguen estando ahí, en el mismo lugar, esperando, como en

tiempos de los Bécquer, para cautivar los sentidos de quienes

se animen a descubrirlos.

Más información en: www.sorianitelaimaginas.com

Arcos del antiguo monasterio Hospitalario de San Juan de Duero, referencia en leyendas becquerianas como “El Monte de las Ánimas” (1861).


h

ostelerí

a

nh hotel group lanza feel safe at nh

Tras revisar todos sus procedimientos y llevar a cabo cerca de

700 adaptaciones en sus estándares operativos, NH Hotel

Group ha presentado su nuevo plan de medidas frente a la crisis

sanitaria bajo el concepto Feel Safe at NH. Avaladas por

expertos, estas medidas se implementarán en cada una de las

364 propiedades del Grupo y se organizan en 10 líneas de

actuación, desde los procesos de limpieza e higienización de

cada espacio del

hotel hasta nuevas

soluciones digitales,

pasando por la gestión

de la restauración,

normativas de

distanciamiento

social, purificación

del aire y el agua…

Todos los aspectos

que permiten ofrecer

las máximas garantías de seguridad para clientes y empleados.

Más información en: www.nh-hoteles.es

vincci hoteles recibe el verano

“con más ganas que nunca”

La cadena hotelera presenta su nueva campaña de verano

con la que quiere recibir el período estival y a sus huéspedes

“Con Más Ganas Que Nunca”. Un concepto que gira en

torno al deseo que todos tenemos de volver a viajar este verano;

que transmite a la perfección el sentimiento, tanto de cada

uno de los establecimientos como de todo el equipo humano

de la cadena, por recibir a sus clientes con los brazos abiertos.

La campaña se engloba en el sello VINCCI CARE que busca

un equilibrio entre

las medidas adoptadas

por la compañía

para garantizar

el bienestar de

sus clientes y las

expectativas que

sus huéspedes tengan

en cada uno

de sus viajes.

Más información en: www.vinccihoteles.com

be live hotels vuelve en julio

Be Live Hotels, la cadena hotelera de Globalia, con establecimientos

repartidos por Baleares, Canarias, Portugal y la

República Dominicana, reanuda su actividad a partir del

mes de julio. En concreto, diez establecimientos de la cadena

volverán a abrir sus puertas con medidas de seguridad

reforzadas y unas ofertas imbatibles, además de un novedoso

sistema de pujas en el que el cliente es quien indica

cuánto está dispuesto a pagar. Para poder beneficiarse de

esta promoción, basta con registrarse de forma gratuita,

seleccionar el hotel deseado entre los adheridos a la promoción

y realizar la propuesta de precio personalizado, con

un máximo de tres intentos por hotel para una misma fecha.

Cada solicitud será contestada al instante y, si es aceptada,

sólo resta completar el proceso de reserva. Por supuesto,

cuidar a empleados, huéspedes y colaboradores sigue siendo

una prioridad máxima para Be Live, por lo que se han

reforzado todas las labores de limpieza y desinfección,

incluyendo la asignación de un tiempo sin uso de cada

habitación entre un cliente y otro.

Más información en: www.belivehotels.com

pierre & vacances prepara la reapertura

El grupo francés de

apartamentos vacacionales,

hoteles y

resorts ha anunciado

que ya está trabajando

en la adaptación

de todos sus procesos

y tomando todas

las medidas necesarias

para reforzar la

seguridad de clientes y empleados al momento de reabrir sus

instalaciones. En este sentido, Pierre & Vacances ya está trabajando

con HS Consulting para definir y adaptar protocolos

estrictos de limpieza y desinfección de acuerdo con los requisitos

y recomendaciones de las autoridades sanitarias. Medidas

que incluyen, entre otros aspectos, la limpieza exhaustiva de

todas las instalaciones, protocolos para el servicio de restauración

y la instalación de dispensadores de líquido desinfectante

en las áreas comunes.

Más información en: www.pierreetvacances.com

#quedateenespaña y vive galicia con carrís

Bosques, playas, patrimonio, cultura, historia, gastronomía…

Galicia es un auténtico paraíso para disfrutar

del norte de España. En este sentido,

Santiago de Compostela, A Coruña,

Ourense o Ferrol forman una combinación

perfecta para vivir un viaje único, y

en cada una estas localidades Grupo

Carrís cuenta con los mejores establecimientos

para conocer todo lo que ofrece

la comunidad gallega. El Hotel Carrís

Casa de la Troya se encuentra a escasos

metros de la Catedral de Santiago de Compostela. Hotel Carrís

Marineda posee una privilegiada ubicación

en el complejo comercial y de ocio

más grande de España, Marineda City

Ocio, Shopping & Business, en A Coruña.

El Hotel Carrís Cardenal Quevedo ofrece

una estancia tranquila en pleno centro de

Ourense. El mar define la identidad de

Ferrol y el Hotel Carrís Almirante es un

alojamiento ideal para descubrirlo.

Más información en: www.carrishoteles.com

EXPOCULTUR / 20



InnUsual

Parador Costa da Morte

Arquitectura y Naturaleza

El número 98 de la red hotelera nacida en 1928, el

nuevo Parador Costa da Morte, es un interesante diálogo entre la

exuberante naturaleza que lo rodea y la arquitectura contemporánea

proyectada por el arquitecto vigués Alfonso Penela. Un singular

punto de encuentro entre la Galicia de ayer, la de hoy y la de

mañana, que está listo para abrir sus puertas en cuanto sea posible.

El edificio de nueva planta, de unos 15.000 metros cuadrados,

se va escalonado conforme al perfil de la ladera en la que se

asienta, mirando, por supuesto, al mar. En cada uno de sus

cinco niveles, salvo en el superior, las cubiertas vegetales

hacen que el parador se integre plenamente en las tres hectáreas

de paisaje circundante, hasta llegar a la playa. Un edificio

que no solo busca respetar el espléndido marco natural que

le acoge sino que, a su manera, supone un manera de resarcir

la catástrofe ambiental que significó el vertido del Prestige en

2002, en esas mismas aguas.

Al interior, 63 habitaciones distribuidas en cuatro de los cinco

niveles, todas ellas con terraza y vistas al mar, dialogan también

con el entorno gracias a su disposición y a los materiales

empleados en su decoración: madera, piedra, vidrio…

Distintos salones para eventos y zonas comunes también forman

parte de este singular edificio que se articula a partir de

una plaza de acceso.

Además, en una clara apuesta por el arte, la cultura y la tradición

gallega, este nuevo establecimiento cuenta dentro de sus

espacios con obra de algunos de los fotógrafos gallegos más

destacados, como José Suárez, Ramón Caamaño, José Vidal o

Manuel Ferrol, entre otros, así como distintos fotógrafos actuales

que retratan una Galicia repleta de matices. La fotografía

convive con la obra de escultores de la talla del artista gallego

Francisco Leiro, pero también con las tradiciones y la artesanía

de la zona, como el bordado de Camariñas o la cerámica de

Buño. Del mismo modo, el nuevo parador cuenta con una

biblioteca en la que se puede encontrar una selección de

obras de la literatura gallega y de los escritores del Batallón

Literario da Costa da Morte, como Miro Villar, Estevo Creus,

Alexandre Nerium y María Lado, entre muchos otros.

EXPOCULTUR / 22


También conectado con la plaza de acceso al edifico, el Spa

es otro de los atractivos del Parador Costa da Morte. Baño

turco, cabinas de tratamientos, jacuzzi, piletas de agua caliente

y agua fría, sauna, solarium exterior… todos los recursos

necesarios para disfrutar de diversas experiencias de relajación

y cuidado de la mente y el cuerpo. Así mismo, el hotel dispone

de una piscina exterior “infinity” de muro de vidrio. Y todo

ello, una vez más, con inmejorables vistas al mar.

Sabores de Galicia

La gastronomía, como es habitual en Paradores, merece mención

especial. Y es que el nuevo Parador Costa da Morte supone

un enclave único donde la buena mesa y su privilegiado

entorno están en plena concordancia.

Así, las frías aguas del Atlántico ofrecen lo mejor de sus productos,

como también lo hacen las huertas y granjas gallegas de la

zona. En conjunto, mar y tierra hacen posible disfrutar de deliciosas

elaboraciones tanto en el restaurante y comedor de desayunos

como en la cafetería. En ambos casos, disfrutando desde sus

respectivas terrazas de esas vistas al mar que hacen de este parador

un lugar muy especial. Gastronomía local, recetas tradicionales,

productos Km 0… un auténtico placer para el paladar.

Muxia, corazón de la Costa da Morte

A una hora larga de viaje tanto desde Santiago de Compostela

como de A Coruña, el nuevo Parador Costa da Morte se

encuentra situado en la carretera que une la villa de Muxía con

el cabo Touriñán, en el último tramo del conocido cómo

Camino de la Costa, junto a la espectacular playa de Lourido.

En este sentido, el flanco exterior de la ría de Camariñas, donde se

ubica el parador, ofrece todo el encanto natural de esta exuberante

zona de Galicia, así como una buena colección de tesoros

históricos y culturales. Empezando por la propia playa de Lourido,

el fino arenal en forma de concha se extiende unos 350 metros y

está rodeado por una zona dunar en cuya parte alta está el Castro

de Lourido, un pequeño yacimiento de la Edad de Hierro.

Por supuesto, en el vecino pueblo de Muxia la visita obligada es al

Santuario de la Virgen da Barca, templo mariano de especial relevancia

e íntimamente ligado al Camino de Santiago. En el mismo

término municipal, el conjunto arquitectónico de Moraime, las distintas

iglesias románicas –como las de San Pedro de Leis o Santa

Leocadia de Frixe, el cabo Touriñan y su espectacular puesta de

sol –la “última” de Europa continental–, o el paseo fluvial del río

Negro, en Os Muíños, con sus diecisiete molinos restaurados, son

solo algunos ejemplos de los innumerables atractivos que se localizan

muy cerca del Parador Costa da Morte.

También en la zona, el Faro del Cabo Fisterra, "el fin del

mundo"; la Cascada de Ézaro, la única de Europa continental

que cae directamente al mar; o los 200km de senderos, entre

Malpica y Finisterre, que forman el espectacular Camiño dos

Faros, forman parte del singular catálogo de lugares de gran

interés que se encuentran en la inmediaciones del parador.

En cualquier caso, el nuevo Parador Costa da Morte ofrece un

conjunto de experiencias que no tiene desperdicio.

Arquitectura contemporánea y paisaje auténticamente gallego

para disfrutar de una escapada, o unas buenas vacaciones, de

esas que no se olvidan.

Parador Costa da Morte

Lugar de Lourido s/n

Muxía, A Coruña

Tel. (34) 881 16 1111

www.parador.es

23 / EXPOCULTUR


Plaza Matriz o de la Constitución

Letrero de la ciudad en la colina de Kibón, Pocitos

Teatro Solís

Montevideo

de Benedetti

Palacio Salvo

El 14 de septiembre de 1920 nació Mario Benedetti. Ahora, cien años después de aquella fecha, y once

desde su fallecimiento en el año 2009, el escritor, poeta, dramaturgo y periodista uruguayo no solo

es una de las figuras más importantes de la literatura latinoamericana, también es la excusa

perfecta para descubrir una ciudad que fue fundamental en su vida y obra, Montevideo.

Recorrer la capital uruguaya supone ir encadenando,

a ritmo de tangos y milongas, los lugres, reales e imaginarios,

que pueblan la historia y los párrafos y estrofas de

Mario Benedetti. Antes y después del exilio que le llevaría a

Buenos Aires, Lima, La Habana, Palma de Mallorca y Madrid, el

autor fue vecino de Montevideo, y ahí están, esperando al viajero

interesado, una larga serie de huellas que así lo atestiguan.

Montevideo es una ciudad pequeña, de escala humana,

perfecta para recorrerse a pie o en bicicleta buscando los lugares

de Mario: cafés en pleno centro de la ciudad, distintas plazas

y parques, la gran avenida 18 de Julio, la misma Rambla que

bordea todo el litoral montevideano… lugares que para Mario

tuvieron un significado poderoso; múltiples referencias que se

pueden encontrar en la excepcional obra de Benedetti.

EXPOCULTUR / 24


Partiendo desde la Ciudad Vieja, corazón de Montevideo,

los pasos de Mario visitan algunos de lugares más significativos

de la capital uruguaya, como el gran Teatro Solís, joya decimonónica

y uno de los principales escenarios de Sudamérica;

como el Café Brasilero, un “clásico” del mundo cultural de la

ciudad, que el escritor frecuentó junto con otros artistas,

como Eduardo Galeano y Daniel Viglietti; como el Centro

Cultural de España, lugar en el que Benedetti presentó sus últimos

libros y con el cual mantuvo un vínculo estrecho, fruto de

sus años de exilio en España; como el Mercado del Puerto, la

Plaza Zabala, la peatonal Sarandí…

Saliendo del casco antiguo por la Plaza Independencia, la

avenida 18 de Julio y su entorno se convierten en hilo conductor

de la geografía benedettiana. Ahí se encuentran, por

ejemplo, la Contaduría General de la Nación (calle Paraguay,

1429), donde Mario trabajó entre los años 1940 y 1945, o el

último domicilio del autor, en el 1337 de la calle Zelmar

Michelini, así como múltiples referencias que habitan en sus

textos, como el emblemático Palacio Salvo, mencionado en La

tregua (1960), o el antiguo cine Rex –hoy convertido en el

espacio cultural Sala Zitarrosa– y el ascensor panorámico de la

Intendencia, dos lugares que figuran en Andamios (1996).

Aún en el entorno de la 18 de Julio, pero ya en el barrio

Cordón, el teatro El Galpón, la plaza de los Treinta y Tres, el

edificio Magallanes y la Biblioteca Nacional son solo algunas de

las referencias que aparecen en obras como Curados de

espanto y sin embargo (La casa y el ladrillo, 1977), La borra del

café (1992), Larga distancia (Despistes y franquezas, 1989) y

Soy un caso perdido (Cotidianas, 1979). Fuera del plano literario,

en Cordón también se encuentra la Universidad de la

República, institución que nombró al propio Benedetti Doctor

Honoris Causa en 2004, o el Monumento a los detenidos y

desaparecidos en América Latina, una referencia clave en la

lucha por los derechos humanos y en particular por las víctimas

de las dictaduras latinoamericanas, tema fundamental en la

vida y obra de Benedetti.

Otro punto clave para descubrir, en esta misma zona de la

ciudad, la figura de tan incomparable autor es la sede de la

Plaza Independencia

Fundación Mario Benedetti, en la calle Joaquín de Salterain,

1293, esquina Guaná. Tanto el museo como la biblioteca que

se encuentra en la institución ofrecen una singular colección

que incluye los manuscritos originales de Mario, sus obras

publicadas y libros personales –más de 10.000 volúmenes,

ubicados en las mismas estanterías que estaban en su casa–,

así como distintos objetos cotidianos muy significativos, desde

su escritorio hasta sus gafas, entre muchos otros.

Hacia el norte de la ciudad, en los barrios de Capurro y

Prado, o hacia el sur, en torno al parque Rodó y Punta Carretas,

los ecos de Benedetti se multiplican a través de l ugares inmortalizados

en frases y versos: “Sueño con un pasado lejanísimo

[…] cuando en los meses de vacaciones íbamos al Prado en

horas de la siesta,…” (Primavera con una esquina rota, 1982);

“Los domingos [...] iban al Parque Rodó, a caminar por el borde

del lago, a soportar sin comentarios el escándalo de los chicos

en la calesita…” (No ha claudicado, Montevideanos,

1959). Y siguiendo la costa hacia las afueras de la ciudad, en

Malvín, en el número 4543 de la calle Velsen, aún se encuentra

la residencia en la que habitaron Mario y su esposa, Luz

López, hasta 1972.

Desmenuzar Montevideo a través de Benedetti puede ser

una tarea infinita, pero que sirva de puntos suspensivos la visita

al Panteón Nacional, en Barrio Sur, lugar donde descansan,

paradójicamente, los restos mortales de figuras inmortales del

Uruguay, como Mario Benedetti, desde luego.

En todo cas o, para facilitar la posibilidad de descubrir el

Montevideo de Mario, existe una guía, editada por la Fundación

Mario Benedetti, y muy pronto una aplicación móvil desarrollada

por la Intendencia de la ciudad, que invitan a hacer un recorrido

por todos estos y tantos otros lugares en Montevideo que

fueron pieza clave en el apasionante puzle que componen la

vida y obra del autor. Además, el bus turístico local tendrá, dentro

de poco, una parada especial en la puerta de la misma

Fundación, el punto de partida perfecto para comenzar a descubrir,

paso a paso, la Montevideo de Benedetti.

Más info. en: www.fundacionmariobenedetti.uy / www.descubrimontevideo.uy

Mercado del Puerto


descubre el ferrol de

la ilustración

Viajar al Ferrol de la Ilustración es

posible gracias a la nueva aplicación

móvil que ofrece la ciudad

coruñesa. La app ‘Ferrol de la

Ilustración’, que recorre los principales

monumentos de la histórica ciudad

de una forma diferente y divertida,

está disponible de manera gratuita

en la Playstore de Android o

desde la Apple Store. Gracias a esta

herramienta, que contiene personajes

y datos reales, el usuario regresará

al siglo XVIII –sin salir de casa o

al pasear por la propia ciudad gallega–,

para descubrir la historia de

Ferrol, siempre ligada al mar, a la

construcción naval y a la Corona de

España, de la mano del Marqués de

la Ensenada o María de Castro.

www.visitferrol.com

viaja a italia en un abrir y cerrar de ojos

Ahora es posible viajar por

Italia en un abrir y cerrar de

ojos gracias a la nueva aplicación

gratuita de Realidad

Virtual que ha lanzado la

Agencia Italiana para el

Turismo (ENIT). Descargable en

la App Store y Google Play, la

nueva app permite viajar virtualmente

por el país de la bota y vivir una experiencia de inmersión que pone al

viajero en el centro. Con visores especiales o simplemente con la función panorámica

del móvil, se puede ir a cualquier parte de Italia y sumergirse en el modo

de vida italiano. Descubrir, por ejemplo, una de sus hermosas playas; o hacer un

tour enogastronómico en Nápoles; o recorrer Roma en una Vespa...

www.italia.it

hotelbeds da las gracias con "holidays for heroes"

Holidays for Heroes es la

manera en que Hotelbeds, el

bedbank líder mundial, ha decidido

dar las gracias a todos aquellos

profesionales que prestan servicios

esenciales y que están trabajando

duro para combatir el

COVID-19. Se trata de descuentos

exclusivos de hasta el 25% en

estancias en los hoteles participantes,

en reservas hasta el 31 de octubre, y con llegadas al destino hasta final

de año; todas las tarifas ofrecidas serán totalmente reembolsables. Además,

Hotelbeds donará 5 euros a la Cruz Roja Internacional por cada reserva.

www.hotelbeds.com

el museo del prado lanza la primera tienda de museo en amazon

El Museo del Prado ha lanzado la primera tienda de museo en Amazon.es.

Ahora, los productos e impresiones oficiales del museo madrileño podrán ser

adquiridos por todos los clientes de Amazon a nivel europeo. La nueva tienda

cuenta con un amplio catálogo de merchandising oficial, actualmente de 600

referencias, que se irá enriqueciendo con las novedades y colecciones asociadas

a la actividad del propio museo. Todo ello presentado en cuatro categorías: accesorios,

reproducciones, camisetas y hogar, en las que se encuentran productos que

van desde 10€ hasta 330€, incluyendo, por ejemplo, las reproducciones oficiales

de las 50 obras más icónicas del museo, en 5 tamaños y en papel o lienzo.

www.museodelprado.es

EXPOCULTUR / 26


www.facebook.com/Expocultur

@Expocultur

omio presenta el “open travel index”

Para ayudarnos a viajar en estos

nuevos tiempos, Omio, la plataforma

de reserva de viajes multimodales,

ha lanzado una nueva funcionalidad:

Open Travel Index. Esta herramienta

permite obtener información

sobre cómo los diferentes países han

respondido a la pandemia y cómo y

cuándo se están levantando las restricciones

de viaje. Además, en la

sección de proveedores se pueden

revisar las medidas específicas de 50

proveedores de viajes, como el uso

obligatorio de mascarillas o la certificación de aptitud para viajar.

www.omio.es

recorre bonn con

beethoven

En el marco del 250 aniversario de

Ludwig van Beethoven, la ciudad alemana

de Bonn –lugar de nacimiento

del genial compositor– y Deutsche

Telekom han lanzado la aplicación

BHTVN2020. Disponible gratuitamente

en la App Store y en Google

wakesenses, nueva web de experiencias online

Desde una cata de vinos con concierto,

a una clase de cocina, pasando por una

degustación de quesos a la hora del aperitivo

o una sesión de coctelería con DJ, la

nueva plataforma online WakeSenses ofrece

la posibilidad de vivir experiencias nuevas

para disfrutar del ocio, la cultura y la

gastronomía sin la necesidad de salir de

casa. La dinámica es sencilla, solo hay que

seleccionar la experiencia online deseada,

registrarse y comprar (tarjeta o PayPal) a

través de la plataforma, recibir los productos incluidos en casa y conectarse en

la fecha y hora acordada para dejarse guiar por el experto.

www.wakesenses.com

Play, esta app ofrece un recorrido

guiado virtualmente por un joven

Beethoven de 22 años para descubrir

7 lugares de la ciudad que marcaron

la vida y obra del compositor.

Realidad aumentada, objetos 3D y

las funciones de superposición de los

edificios que ya no existen muestran

los lugares más importantes de los

años que Beethoven pasó en Bonn.

www.bthvn2020.de

globalia meetings & events ofrece nuevo servicio online

Globalia Meetings & Events, la agencia de Globalia especializada en eventos

y viajes de incentivo, ha lanzado un nuevo servicio de Eventos Online, dirigido al

mercado MICE. Cambiando el espacio clásico por el entorno digital, el servicio

cuenta con dos formatos: Eventos Streaming, en el que se transmite a las pantallas

de la audiencia el evento grabado desde un plató profesional, y Eventos in

House, en el que no es necesario salir de casa, pero los ponentes y presentadores

pueden plantear las mismas dinámicas que en los encuentros más clásicos a

partir de las soluciones que ofrece la agencia. Además, el nuevo servicio lleva

todo el contenido a la app del evento: registro, agenda, comentarios…

www.globaliaeventos.com

27 / EXPOCULTUR


Monumento a Beethoven en la Münsterplatz de Bonn © Michael Sondermann

Beethoven 2020

250 aniversario del genio de Bonn

El 16 de diciembre de 1770 nació, en la ciudad alemana de Bonn, uno de los más grandes genios de la

historia de la música: Ludwig van Beethoven. Hoy, 250 años después, son muchos los lugares de

Alemania donde los viajeros amantes de la cultura y de la música pueden descubrir y

disfrutar de la herencia del excepcional compositor, director y pianista.


Ciudadano cosmopolita, artista plenamente

moderno, humanista comprometido con los valores de la

Ilustración, amante de la naturaleza, creador visionario; Ludwig

van Beethoven, el compositor alemán más importante de

todos los tiempos, es una figura apasionante, y la conmemoración

del 250 aniversario de su nacimiento ofrece la excusa

perfecta para redescubrir su vida y obra. Viajar a Bonn, su ciudad

natal, y a los más diversos puntos que a todo lo largo y

ancho de Alemania recuerdan, precisamente, la genialidad del

maestro, es la mejor manera de redescubrir y disfrutar de este

apasionante personaje.

Bonn: el origen

Ludwig van Beethoven nació en Bonn, en el número 20 de

la calle Bonngasse. Por supuesto, la Beethoven Haus, aquel

emblemático edificio, aún sigue ahí, convertido en uno de los

atractivos más importantes de la ciudad a orillas del Rin; en uno

de los museos “musicales” más visitados del mundo y en una de

las 100 atracciones más populares de Alemania. La casa natal del

compositor ofrece a sus visitantes un panorama exhaustivo de la

vida y obra de este virtuoso de la música a través de la mayor

colección dedicada a Beethoven en todo el mundo.

Partitura original de Beethoven ©Michael Sondermann

El pasado 17 de diciembre de 2019 –coincidiendo puntualmente

con el comienzo del año festivo que Alemania

dedica a Beethoven–, el museo volvió a abrir sus puertas tras

finalizar amplios trabajos de renovación y con nuevas estancias

adicionales. Entre los objetos que atesora en sus 12 salas de

exhibición destacan más de 150 originales, desde manuscritos,

cuadros y cartas hasta muebles y utensilios de uso cotidiano

que acompañaron a Ludwig van Beethoven a lo largo de los

años. Además, el museo alberga alrededor de tres exposiciones

temporales al año. Propuestas más que interesantes que

giran en torno al músico y su época, desde los viajes que realizó

en vida hasta su peculiar relación con la Naturaleza, pasando

por innumerables temáticas que ilustran la importancia, la

diversidad, la complejidad y la riqueza del legado de Ludwig

van Beethoven.

También en Bonn, la Ruta Beethoven es un itinerario cultural

urbano que une cerca de una veintena de lugares de la ciudad

relacionados con el compositor, como la iglesia de San

Remigio, donde fue bautizado; el monumento a Beethoven en

la Münsterplatz; la antigua taberna Zehrgarten, lugar de reunión

de intelectuales y artistas de la época, incluido el propio

Ludwig; o la capilla del Palacio Electoral, hoy el edificio principal

de la Universidad de Bonn –los electores de Colonia residieron

en Bonn desde el siglo XVI hasta 1794–, donde un

jovencísimo Beethoven de 13 años consiguió su primer trabajo

remunerado como organista adjunto de la corte.

La misma Ruta tiene una extensión que permite visitar una

decena de sitios relevantes en la trayectoria del compositor en

los alrededores de la antigua capital de la RFA. Lugares como

el manantial de Roisdorfer, en cuyas aguas medicinales se solía

bañar el músico a temprana edad; los pueblos medievales y

castillos cercanos, como Alfter, Odendorf o Rheinbach, que el

maestro visitó en distintos momentos de su vida; o lugares de

naturaleza exuberante e inspiradora, como la capilla de

Petersberg o la montaña de Drachenfels, forman parte de este

singular itinerario por la región de Renania.

Otro punto clave relacionado con el legado de Beethoven

en Bonn es el Beethovenhalle. Este edificio destinado a la celebración

de eventos y conciertos, situado a orillas del Rin, es un

monumento protegido y se encuentra en proceso de renovación

hasta el año 2024. El Beethovenhalle es el hogar artístico

de la orquesta Beethoven, que con sus 106 músicos es una de

las mejores orquestas de Alemania y cada temporada toca en

unos 50 conciertos y 120 representaciones operísticas.

Busto del compositor en los jardines de la Beethoven Haus ©Sonja Werner


Además, varios espacios de la ciudad muestran distintas estatuas

y monumentos en homenaje al compositor, como la monumental

escultura sedente del Rheinaue, el parque ribereño de

Bonn. Los viajeros que siguen las huellas de Beethoven también

pueden encontrar bustos del músico en el jardín de la Beethoven

Haus, entre ellos la famosa escultura realizada por Naum Aronson,

emplazada allí desde 1905. Desde 1990 otro busto, confeccionado

en cemento por Klaus Kammerichs, atrae todas las miradas

en el parque público situado delante del Beethovenhalle. En

2010 se instaló en el centro del Redoutenpark, en el barrio de

Bad Godesberg, un busto más, creado por el escultor Franz

Rotter en los años 60, y en 2014 se sumó a los monumentos beethovenianos

al aire libre una figura del compositor parcialmente

coloreada, obra de Markus Lüpertz, en el jardín de la ciudad.

Junto con las “huellas físicas” de Beethoven en Bonn, la ciudad

también ha hecho del gran maestro una piedra angular de su dinámica

agenda cultura. Y clara muestra de ello es el Beethovenfest, el

gran festival que se celebra todos los años, desde 1845, durante

cuatro semanas del otoño. La obra de Ludwig van Beethoven es el

elemento central en torno al cual giran los cerca de 70 conciertos

de orquestas, conjuntos y solistas internacionales que se celebran

en más de 20 lugares de Bonn y otras localidades vecinas.

Otro de los programas concebidos en torno a la figura del

compositor es la Semana Beethoven, un festival de música de

cámara que se celebra desde 2014, siempre a finales de enero

y principios de febrero, en la espectacular sala de conciertos

de la propia Beethoven Haus, a unos pasos del lugar en que

nació el compositor. En todo caso, Beethoven, su vida y su

obra, forman parte indiscutible del alma de la ciudad de Bonn.

De las orillas del Rin al resto de Alemania

Por supuesto, la influencia de Beethoven se extendió más

allá de su lugar de origen. Distintos lugares, algunos íntimamente

relacionado con la vida del compositor y otros sentido

homenaje a su genialidad, se encuentran en distintos puntos

de Alemania; descubrirlos es una buena manera de disfrutar

del maravilloso legado del genio de Bonn.

Casa de la madre de Beethoven en Ehrenbreitstein (Coblenza):

la casa natal de María Magdalena, madre de Ludwig, alberga una

singular exposición biográfica. En ella se muestran pinturas y obra

gráfica, objetos de uso cotidiano, instrumentos y material de archivo,

tanto original como facsímil, así como representaciones artísticas

de Beethoven y su madre, de los siglos XX y XXI.

Antigua abadía de Michaelsberg en Siegburg: en esta iglesia,

que marca claramente desde lejos la estampa de la ciudad de

Siegburg, tocó el órgano por primera vez un joven Beethoven

de 10 años, y volvió a hacerlo todas las veces que pudo. Los

visitantes tienen libre acceso al lugar, que está abierto durante el

día, desde los edificios de la antigua abadía benedictina.

Parque Beethoven en Colonia: este gran espacio natural, de

unas 40 hectáreas de extensión (más un jardín especial anexo),

es una de las numerosas zonas verdes que surgieron en la ciudad

en los años 20; un agradable espacio para disfrutar de la naturaleza

y la calma que tanto solía buscar el propio compositor.

El barrio Beethoven de Augsburgo: creado entre 1880 y

1910 como una elegante zona residencial burguesa al oeste

Beethoven: compositor, director de orquesta y virtuoso del piano.

Fotos ©Sonja Werner


de la antigua Schießgraben, este singular barrio es actualmente

una de las zonas residenciales más exclusivas de esta ciudad

de la región de Suabia.

Biblioteca Nacional de Berlín: el gran “templo de las letras” de

la capital alemana alberga una de las colecciones más importantes

del mundo de fuentes biográficas de Ludwig van Beethoven.

Además de numerosas partituras manuscritas, libros de apuntes,

cuadernos de conversación y cartas, comprende también cerca

de un tercio del legado compositivo manuscrito del músico, incluyendo

el manuscrito original de la "Novena Sinfonía", declarada

Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

La Gewandhaus de Leipzig: la espectacular sala de conciertos

y su orquesta de fama mundial, bajo la batuta de Kurt

Masur, son sinónimo de interpretaciones legendarias de todas

las sinfonías de Beethoven. Todos los fines de año, la

Además, numerosas ciudades alemanas cuentan con su propio

homenaje al gran compositor. Como Núremberg, donde el

Beethoven “marmóreo” diseñado en 1927 por el escultor Konrad

Roth se sienta en un trono en St. Johannis, en Neutorgraben. O la

ciudad hanseática de Rostock, a orillas del Báltico, donde se

encuentra un relieve de Beethoven obra de Paul Wallat. O el

monumento a Beethoven del parque Taunusanlage, en Fráncfort

del Meno, que fue creado entre 1926 y 1948 por Georg Kolbe.

En cualquier caso, a lo largo y ancho del país, son muchas

las huellas, tanto las de la época como las que se han ido plasmando

con el paso del tiempo, que recuerdan la vida y obra

del incomparable Ludwig van Beethoven.

Zehrgarten, parada de la Ruta Beethoven en Bonn ©Beethoven Jubiläums GmbH

Gewandhaus ofrece conciertos dedicados a la “Novena

Sinfonía”.Museo de Artes Plásticas de Leipzig: en este importante

espacio cultural se puede contemplar la que probablemente

sea la escultura más conocida de Beethoven, creada

por Max Klinger en 1902, además de una variante contemporánea

de la efigie del música, obra de Markus Lüpertz, situada

delante del propio museo.

Walhalla, monumento cerca de Ratisbona: en este singular

panteón de la historia y la cultura germánica el viajero también

se puede encontrar con el insigne compositor. Construido

entre 1830 y 1842, esta copia del Partenón ateniense alberga

130 bustos de personajes ilustres que representan cerca de

2.000 años de historia teutona, desde Arminio, caudillo que

resultó victorioso en la Batalla del bosque de Teutoburgo en el

año 9 D.C., hasta el Canciller Konrad Adenauer, pasando, por

supuesto, por Ludwig van Beethoven.

Visitantes a la puerta de la Beethoven Haus ©Barbara Frommann

BTHVN2020

Desde el pasado 16 de diciembre de 2019 se puso en

marcha un extenso programa de eventos articulados bajo la iniciativa

BTHVN2020 –Beethoven ocasionalmente firmaba sus

cartas y partituras con la abreviatura 'Bthvn'– para conmemorar,

a lo grande el 250 aniversario del nacimiento del gran maestro.

Conciertos, conferencias, artes escénicas, exposiciones… más

de 300 proyectos, así como miles de eventos puntuales relacionados

con la vida y obra de Beethoven, que se irán sucediendo

–en la medida de lo posible, dadas las circunstancias

sanitarias actuales– a lo largo del año. Y si bien Bonn, como lugar

de nacimiento del compositor, es el epicentro de la acción, la

programación se extiende también por el resto de Alemania.

En cualquier caso, la monumental figura de Ludwig van

Beethoven, la singularidad de su obra, son motivo suficiente para

viajar a Bonn, y al resto de Alemania, en cualquier momento, y disfrutar

de los innumerables detalles de su apasionante legado.

Más información en: www.germany.travel / www.bthvn2020.de

31 / EXPOCULTUR


Centroamérica: Destino de Cine

De acción y aventura, románticas, dramas, suspense,

terror, documentales…, todo tipo de grandes producciones

cinematográficas y series internacionales han apostado por

Centroamérica y el Caribe como set de rodaje. Las playas de Costa

Rica, la selva de Nicaragua o el centro histórico de Santo Domingo,

capital de República Dominicana, son solo algunos de los escenarios

que hacen de esta región un auténtico destino de cine.

Desde Guatemala y Belice hasta Panamá, los países que conforman

Centroamérica, así como destinos caribeños como

República Dominicana, destacan por sus espectaculares paisajes

repletos de densas selvas, playas de ensueño con arena blanca

y aguas cristalinas, o ciudades de estilo colonial con un encanto

único. Un singular conjunto de atractivos que ha convertido a la

región en un gran escenario para producciones de todo tipo.

EXPOCULTUR / 32


Imágenes cedidas por Visit Centroamérica

En todo caso, durante este tiempo en que sólo podemos

viajar de forma virtual desde el sofá de casa, o cuando podamos

volver a comernos el mundo a bocados, descubrir esta

colección de escenarios tan reales como cinematográficos

supone disfrutar de lugares realmente excepcionales.

Panamá: La casa de papel

La producción de Atresmedia, catapultada por Netflix,

que ha seducido a los fanáticos de las series en todo el

mundo se trasladó hasta Panamá en su tercera temporada.

Más exactamente al archipiélago de San Blas, ya que en la Isla

Pelicano encuentran refugio dos de sus personajes, Tokio y

Río. Y es natural que hayan huido allí, ya que estas islas bañadas

por el Caribe panameño, también conocidas como Guna

Yala, cuentan con muchos atractivos turísticos, tanto naturales

y como culturales. Sus maravillosas playas, sus múltiples propuestas

de ecoturismo y turismo de aventura, incluyendo la

observación de aves y las travesías en sea kayak, son solo una

pequeña muestra de ello. Además, la cultura tradicional que

aún mantienen los habitantes de las islas, convierte a San Blas

en uno de los destinos turísticos más excitantes que ofrece

Panamá al mundo.

Costa Rica: Jurassic Park

Uno de los grandes clásicos del director Steve Spielberg,

que hizo aparecer dinosaurios en las pantallas de todo el

mundo, Jurassic Park (1993), nos traslada, en la pantalla, a Isla

Nublar, un paraíso natural que supuestamente se encuentra

en el Pacífico de Costa Rica. Sin embargo, esta isla es solo

productos de la imaginación de los guionistas. La que sí es

una realidad, y en la que se rodó la película, es la Isla del

Coco, una auténtica joya ecológica que se ubica a más de

500 kilómetros de la costa costarricense y que cuenta con un

parque natural poblado por densos bosques tropicales de

gran belleza, cascadas extraordinarias y una fauna increíble,

tanto en tierra como en sus aguas circundantes, que incluye

distintas especies de delfines, ballenas jorobadas y más de

cien clases de aves.

República Dominicana: Piratas del Caribe

La saga de Piratas del Caribe, protagonizada por Johnny

Depp, es otro gran clásico de la gran pantalla que ha pasado

a la historia por hacernos vivir las más trepidantes y diversidad

aventuras ambientadas en pleno océano, en pintorescas islas y

densas junglas tropicales. En su primera entrega (Gore

Verbisnki, 2003), la cinta contó con escenas rodadas en la

Península de Samaná, en República Dominicana. Se trata de una

bellísima región que cuenta, por supuesto, con extensas playas

de arena blanca y aguas cristalinas. En ella se ubican, además,

las cuevas marinas e islotes y cayos del Parque Nacional

de los Haitises –el escondite pirata perfecto–, y en sus aguas

se organizan, en el mes de enero, tours para avistar a las miles

de ballenas jorobadas que surcan sus costas.

Guatemala: Terminator: Destino oscuro

En la última aparición de Sarah Connor, llevada a la pantalla

por Tim Miller (2019), los personajes del filme se toman un

tiempo para relajarse en las playas de Guatemala, concretamente

en el departamento de Izabal. En la localidad de

Livingston, en la costa del Caribe guatemalteco, se pueden

encontrar esas mismas estampas de refrescantes aguas turquesa

y playas de arena fina; un escenario paradisiaco marcado

por la clara influencia de la cultura afrocaribeña Garífuna.

Además, no muy lejos de ahí se encuentra la antigua ciudad de

Puerto Barrios –cabecera del departamento– que posee un

vasto patrimonio histórico que se remonta a su fundación en

1524, así como el enorme lago Izabal, el más grande del país,

resguardado por el singular castillo de San Felipe de Lara, entre

otros atractivos irresistibles.

Honduras: Un lugar en el Caribe

En esta película de Juan Carlos Franconi (2017), su protagonista,

un famoso escritor latinoamericano, viaja a Roatán, la

mayor isla del archipiélago hondureño de Las Islas de la Bahía.

Parte del Sistema Arrecifal Mesoamericano –el segundo arrecife

más grande del mundo después de la Gran Barrera de

Coral (Australia)– y formadas por la extensión marina de una

cordillera terrestre y la propia caliza coralina, en ellas habitan

una flora y una fauna únicas en el mundo, y la espectacular

Roatán puede considerarse como un auténtico paraíso en la

tierra. De hecho, es el primer destino turístico de Honduras

gracias a sus fabulosos paisajes y a sus instalaciones de primera

línea, desde los mejores sitios de inmersión para practicar

submarinismo y sus relajadas playas hasta clubs nocturnos

y campos de golf.

Naturaleza exuberante y playas de ensueño, culturas precolombinas,

legado colonial, lugares Patrimonio de la

Humanidad, ferias y fiestas populares, una gastronomía fuera

de serie…, en definitiva, Centroamérica ofrece un conjunto de

destinos y un catálogo de experiencias totalmente capaces de

sorprender a cualquiera, dentro y fuera de las pantallas.

Más información en: www.visitcentroamerica.com


Cisternino, uno de los ‘Borghi più belli d’Italia’

Locorotondo: el pueblo que asumió la forma circular de su muralla

Por el Valle de Itria...

Tesoros de Puglia

Roma, Florencia, Milán, Venecia, Nápoles… Italia es una colección de destinos fulgurantes, lugares maravillosos,

llenos de arte y cultura; de esos que siempre forman parte de las listas de viajeros de todo el mundo.

Pero, por supuesto, hay otra Italia. Una Italia fuera de los reflectores; una Italia donde el tiempo pasa

de una manera distinta; una Italia de huertas y rebaños, de viejos palacios ajados que, sin embargo,

luchan por mantener su brillo de antaño; una Italia de tradiciones milenarias, de huellas de un

pasado en el que se cuenta la historia del Mediterráneo… Una Italia realmente auténtica.

Y el Valle de Itria, en el corazón de la región de Puglia, es una clara muestra de ello.


Martina Franca, joya barroca y rococó. Foto: Berthold Werner

Ceglie Messapica, otro buen ejemplo del encanto del Valle de Itria

Puglia, el “tacón de la bota”, es una larga franja

de tierra flanqueada por el Adriático que va desde la península

del Gargano, al norte, hasta el golfo de Tarento, al sur. Un

paisaje cubierto de olivos y viñas, manchado de viejo bosque

mediterráneo, y salpicado de ciudades y pueblos llenos de

encanto. Más allá de su capital, Bari –una de las tres grandes

urbes del Mezzogiorno, la Italia meridional, junto con Nápoles

y Palermo– y de sus ciudades más importantes, como Taranto,

Foggia, Bríndisi o Lecce, la región es eminentemente rural.

Al oeste de Bríndisi, en el Valle de Itria, la típica masseria

–finca agrícola y ganadera, común en el sur de Italia y particularmente

en Puglia, que recuerda al cortijo andaluz, a la masía

catalana o a la hacienda colonial latinoamericana– es el centro

de la vida en el campo. A contrapunto, los viejos borghi

medievales –los antiguos cascos históricos amurallados– aportan

el carácter urbano pero sin dejar de lado es bucólico aire

campestre que parece impregnarlo todo en esta esquina de

Italia. Entremedias florece una gastronomía, una historia, una

cultura, unas tradiciones…, que acaban por dar forma y fondo

al inagotable encanto del propio valle.

Cisternino

Recorrer el Valle de Itria supone encontrarse con lugares

como Cisternino, pueblos con un encanto único; con una

belleza que surge de la suma de sus matices: el pequeño café

en la esquina de la plaza, el antiguo lienzo de muralla, los

abuelos charlando en un banco, la recoleta capilla con frescos

del XVI, el balcón repleto de flores… detalles que se van

sumando hasta componer un cuadro del que no se puede

desviar la mirada.

Considerado uno de los Borghi più belli d’Italia (“Los

Pueblos más Bonitos de Italia”, asociación que agrupa a una

selección de destinos que destacan por su encanto, patrimonio,

gastronomía…), Cisternino se alza sobre una colina poco

pronunciada y es el ejemplo “clásico” de arquitectura espontanea,

de ese urbanismo que no surge de un plan detallado

sino de las necesidades reales de la gente. Las estrechas callejuelas

van conectando, unas con otras, a través de arcos y

pasadizos; las casas se apoyan, fraternalmente, unas en otras;

pequeños patios se abren a escaleras exteriores y, de vez en

cuando, alguna plaza permite que los rayos del inclemente sol

mediterráneo toquen el suelo empedrado.

35 / EXPOCULTUR


El Valle de Itria es tierra de trulli, las típicas construcciones de forma cónica que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

Cisternino cuenta la historia del Valle de Itria a través de

joyas patrimoniales como su Torre normando-sueva, una regia

edificación de casi veinte metros de altura levantada en el siglo

XI; como la iglesia madre de San Nicolás, del siglo XII –construida

sobre una antigua iglesia basiliana del siglo VIII cuyos

basamentos aún se conservan–; como las distintas casonas y

palacetes que recuerdan a gobernadores, obispos, terratenientes

y comerciantes que durante siglos han ido moldeando

estas tierras.

Fuera de sus murallas, Cisternino es tierra de trulli, las típicas

construcciones de forma cónica, realizadas en piedra seca,

que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la

UNESCO en 1996. Casas de aperos, habitaciones temporales,

resguardo para los animales… estos singulares edificios revestidos

de símbolos hunden sus raíces en la dilatada historia de

la zona y coronan un paisaje cultural excepcional. No es casualidad

que algunos de ellos se han restaurado para convertirse

en restaurantes y hoteles boutique.

En todo caso, el antiguo burgo y sus alrededores resumen

el encanto del Valle de Itria, esa peculiar mezcla entre un singular

patrimonio histórico y el encanto inagotable de una campiña

poblada por olivos centenarios, viñas y huertas.

Locorotondo

Muy cerca de Cisternino, un poco hacia el oeste, se

encuentra otra de esas huellas medievales y renacentistas que

salpican el valle coronando sus bajas colinas: Locorotondo.

También dentro de las listas de los Borghi più belli…, el pueblo

destaca tanto por su arquitectura y su patrimonio cultural

como por su peculiar forma “redonda”. Como su propio nombre

indica –Locorotondo: derivado del latín Locus Rotondus,

“lugar redondo”–, el pueblo asumió la forma circular determinada

por su muralla del siglo XIII.

Como sucede en los principales borghi del Valle de Itria,

Locorotondo guarda un excepcional despliegue de joyas

arquitectónicas que narran la historia del propio valle. La iglesia

madre de San Jorge Mártir, del siglo XVIII, o la iglesia della

Madonna della Greca, cuya primera referencia es de 1520

pero cuya antigüedad bien puede alcanzar el siglo XII, dan testimonio

del papel central de la religión en estas tierras. Del

mismo modo, la Torre del Reloj, de 1819, o el barroco Palazzo

Morelli subrayan la relevancia de ricos terratenientes y grandes

comerciantes. Sin embargo, ninguno de estos edificios, ni los

religiosos ni los civiles, tiene un protagonismo desmedido, y se

van entretejiendo con las viviendas más sencillas y tradicionales,

todas bañadas por un blanquísimo y resplandeciente

encalado, dando al lugar un singular equilibrio, una armonía,

que hace del conjunto un espacio lleno de gracia e intimidad.

Tanto desde Cisternino como desde Locorotondo –el

“balcón” más bonito de la zona–, la vista se pierde por las

ondulantes tierras del Valle, con sus trulli y sus viñas, pero

como si de un mítico canto de sirena se tratase la propia mirada

no puede dejar de buscar, un poco más allá, las aguas del

Adriático. Y es que el litoral pugliesi es también una colección

EXPOCULTUR / 36


de tesoros que no tiene desperdicio. En esta zona en particular,

el Parque Natural de las Dunas Costeras da Torre Canne a

Torre San Leonardo es un ecosistema protegido en el que las

playas y sus dunas entablan un diálogo milenario con gruesos

y retorcidos olivos, todos ellos antiquísimos, con el Dolmen de

Montalbano, con la antigua Vía Trajana que conectaba Roma

con Bríndisi, con viejas masserie que siguen produciendo lo

mejor de la tierra…

Una vez más, podemos hablar de un paisaje realmente

cautivador salpicado por sutiles huellas de una historia tan rica

como dilatada; un lugar ideal para disfrutar de una ruta a pie, a

caballo o en bicicleta, algunas, incluso, con degustaciones de

productos locales incluida (el Centro de visitantes Albergabici

es la opción perfecta para ello).

Martina Franca

Joya barroca y rococó, Martina Franca es la localidad más

poblada del Valle de Itria. Elegante y artística, la ciudad es una

sucesión de patios y plazas conectadas por callejuelas; de

palacios e iglesias, pero también de las típicas casas encaladas

que forman parte indisoluble de la identidad del valle.

Entre los tesoros arquitectónicos del centro histórico de

Martina Franca destacan, por ejemplo, el Palacio Ducal, residencia

de la familia Caracciolo, antigua estirpe napolitana y una

de las casas nobiliarias más importantes de Italia; como el

Palazzo dell’Università y la Torre del Reloj, así como la amplia

colección de palacetes señoriales, como el de Martucci, el de

Motolese, el de Maggi y el de Ancona. La imponente basílica

de San Martino, con esculturas de Stefano da Putignano y

Giuseppe Sammartino, e importantes lienzos de Domenico

Carella, también se encuentra, junto con muchos otros ejemplos

de arquitectura religiosa, dentro de las murallas medievales

de la ciudad.

Por otra parte, Martina Franca es un buen ejemplo de la

apasionante vida cultural del valle, entre otras cosas porque ahí

se celebra, durante el mes de julio y desde hace casi 40 años,

el Festival della Valle d’Itria, un maravilloso encuentro con lo

mejor de la ópera, de lo más clásico a nuevas propuestas de

Elegante y artística, así es Martina Franca. Foto: Berthold Werner

Ceglie Messapica da cuenta de la riqueza cultural del Valle

vanguardia. Más allá, toda la región es escenario de múltiples

fiestas patronales, como las de San Jorge, en Locorotondo, o

las de San Quirico, en Cisternino; de festivales, como el Locus

Festival o el Festival Costa dei Trulli; de eventos gastronómicos,

como el Ceglie Food Festival… En general, el Valle de Itria ofrece

propuestas artísticas y culturales de todo tipo que le convierten

en un destino vivo y, sobre todo, muy atractivo.

Continente y contenido: arquitectura, arte y cultura viva;

Martina Franca es visita obligada a la hora de recorrer el Valle

de Itria. Un laberinto urbano lleno de sorpresas que, sin embargo,

no deja de ofrecer ese aire rural que, a manera de leitmotiv,

da sentido a todo el territorio.

Ceglie Messapica

Dejando el triángulo que forman Cisternino, Locorotondo y

Martina Franca, viajando un poco más hacia el sur, Ceglie

Messapica es otro buen ejemplo del inagotable encanto del Valle

de Itria y, sobre todo, de sus largas y profundas raíces históricas.

Fundada probablemente unos mil años antes de Cristo, se

trata de una de las localidades más antiguas de la región y por

ella han pasado pueblos pelasgos o pre-helénicos, yapigios

mesapios, romanos… Las antiguas murallas que rodeaban la

ciudad, conocidas como paretone, los montículos defensivos

o specchia, y los distintos hallazgos que se encuentran en el

museo arqueológico local, dan buena cuenta de la enorme

riqueza histórica y cultural de Ceglie Messapica, y por extensión

de todo el Valle de Itria.

37 / EXPOCULTUR


Su actual trazado urbano, herencia de época medieval,

está dominado por el Castillo ducal de los Sanseverino, la torre

normada adyacente y la colegiata de la Asunción; esta última

construida sobre las ruinas de una antigua acrópolis. Por

supuesto, las casas encaladas y las laberínticas calles de la

localidad son un recordatorio ineludible de la peculiar fisionomía

del Valle de Itria.

Además, como buen mosaico histórico, Ceglie Messapica

también ofrece interesantes ejemplos de arquitectura civil

decimonónica, sobre todo neoclásica con algunos matices

barrocos, geométricos y florales, como el Teatro Comunale y la

Torre del Reloj de la plaza del Plebiscito. Más de una decena

de palacetes, de distintas épocas, cierran el círculo del rico

acervo arquitectónico de Ceglie.

Al igual que en el resto del Valle de Itria, el núcleo urbano

de Ceglie Messapica tiene su propio correlato en las tierras

agrícolas que le rodean. Entre olivares y tierras de cultivo, las

masserie siguen siendo el corazón del mundo rural y la despensa

de la espléndida gastronomía del valle. De aquellas

casonas siguen saliendo las almendras del típico biscotto de

Ceglie Messapica, las uvas de los singulares vinos de

Locorotondo o Martina Franca, la pasta de trigo para las tradicionales

orecchiette, la jugosa carne de cerdo de las populares

bombette de Cisternino y el capocollo de Martina Franca,

la leche del queso caciocavallo, las frutas y joyas de la huerta,

los aceites de oliva virgen extra… Sabores auténticos, ligados

a la tierra y a la tradición, que se reparten por todo tipo de restaurantes,

de trattorie, de bares y cafés, de mercados, de festivales

gastronómicos, de pastelerías y panaderías.

El tiempo pasa y las cosas cambian, aunque en el Valle de

Itria parezca que no. Prueba de ello es que las masserie y los

trulli también han sabido evolucionar, sin dejar de lado su sólida

identidad, para adaptarse incluso al presente más cosmopolita.

Así, hoy es posible encontrar por todo el valle muchas

de estas construcciones tradicionales convertidas en hoteles

de lujo, en pintorescos Bed & Breakfast, en restaurantes de

todo tipo… El encanto de la arquitectura tradicional, las maravillas

de la gastronomía local y las nuevas expresiones ligadas al

turismo internacional han logrado crear un conjunto experiencias

que invitan a vivir al máximo todas las maravillas que ofrece

este hermoso territorio.

Tesoros de Puglia

Cisternino, Locorotondo, Martina Franca, Ceglie Messapica,

pero también Alberobello, Ostuni, Fasano y tantos otros

pequeños pueblos, hacen del Valle de Itria un auténtico conjunto

de tesoros en pleno corazón de Puglia. Gracias a su singular

encanto rural, a su enorme riqueza histórica y cultural acumulada,

capa tras capa, en los cascos antiguos de sus borghi,

a la inagotable hospitalidad de su gente, a sus fiestas populares

y delicadas artesanías, a su excepcional gastronomía… el

Valle de Itria es un destino fascinante, atemporal, que ofrece

toda la magia de la Italia más auténtica.

Más información en: www.italia.it / www.viaggiareinpuglia.it

El Valle de Itria es un auténtico conjunto de tesoros en pleno corazón de Puglia



p

u

blic

a

ci

o

Cada vez son más los turistas motivados por el arte y la cultura, y

por ello la Comunidad Valenciana, con sus 1.800 Bienes de Interés Cultural y 11

Patrimonios de la Humanidad, además de un inabarcable catálogo de expresiones

culturales de todo tipo, desde arte rupestre y tesoros medievales hasta y fiestas

populares o arquitectura de vanguardia, ha publicado esta amplia guía de

experiencias en torno a la Cultura. Un material que incluye diversas actividades

culturales de carácter general así como propuestas en torno a temáticas concretas, como la Ruta de la Seda, el Territorio Borgia, la

Ruta del Grial y la Red de Arte Contemporáneo en entornos rurales.

Más información en: www.experienciascv.es

n

es

En los últimos años, la gastronomía castellano-manchega ha experimentado

un intenso proceso de evolución, posicionando a esta Comunidad como un excelente destino

enogastronómico. Y para comenzar a abrir boca, Turismo Castilla-La Mancha ha publicado

un singular recetario: Alta Gastronomía 360º. Un paseo por la cocina y los productos de

Castilla-La Mancha. Deliciosas propuestas con los mejores productos de la tierra, realizadas

por los grandes chefs de los restaurantes más destacados, maridadas con vinos excepcionales

y, sobre todo, una invitación irresistible para descubrir in situ todo el sabor de la mejor gastronomía

castellano-manchega.

Más información en: www.turismocastillalamancha.es

Ferias y mercados, fiestas populares, eventos gastronómicos, música y danza…

Durante los doce meses del año, la Provincia de Segovia ofrece todo tipo de eventos; propuestas

para todos los gustos y presupuestos, en las más diversas localidades, que subrayan la riqueza

cultural de este territorio. Del Mercado Barroco de La Granja de San Ildefonso a la Feria del

Chorizo de Cantimpalos, de la Feria de Mayo en Cuéllar a las Jornadas de Música

Contemporánea de Segovia capital, la guía Segovia. Turismo de Eventos ofrece, mes a mes, una

amplia selección de los mejores eventos que tienen lugar en la provincia. En otras palabras, la

excusa perfecta para visitarla.

Más información en: www.segoviaturismo.es

Del Pirineo a la costa mediterránea, Cataluña es una tierra de contrastes, de

una rica diversidad que se ve reflejada en su despensa y que se ha sabido traducir en una

riqueza gastronómica excepcional. En todo caso, gozar del buen comer y beber en Cataluña,

a través de sus paisajes, productos y cocina, es a lo que invita la guía Cataluña. Experiencias

gastronómicas. Un centenar de páginas con toda la información y múltiples propuestas: rutas

enogastronómicas, hoteles gastronómicos, enoturismo, experiencias con productores, mercados,

clases de cocina… todo lo necesario para saborear Cataluña al máximo.

Más información en: www.catalunya.com

EXPOCULTUR / 40


Si hacemos caso a la leyenda, fue Carlomagno quien fundó Andorra en el año

805. En cualquier caso, el pequeño principado pirenaico es, hoy en día, un cumulo de tesoros

culturales que bien merece una visita. Y así lo constata la guía Cultura, editada por

Turismo de Andorra para presentar, precisamente, los innumerables valores artísticos y patrimoniales

de este singular destino. Iglesias y monumentos –incluyendo las joyas del prerrománico

y románico andorrano–, museos y espacios expositivos, itinerarios culturales, arquitectura

contemporánea, eventos culturales… un “mapa” muy completo para navegar por la

invaluable diversidad cultural del país de los Pirineos.

Más información en: www.visitandorra.com

Las dunas más grandes de Europa Central, la mayor concentración de lagos del

continente, el pozo petrolífero más antiguo del mundo, la reconstrucción de la mayor batalla

acontecida en la Europa medieval, el muelle marítimo de madera más largo del mundo… En

Polonia hay montones de cosas y lugares de los que la mayoría no tenemos ni idea. Para descubrir,

para visitar, para hacer, para experimentar; en definitiva, para exprimir al máximo un viaje a

este maravilloso país, la guía Polonia. Todo lo que necesitas desmenuza al detalle las innumerables

posibilidades que ofrece el destino, desde sus grandes capitales hasta sus lugares más recónditos

e inesperados.

Más información en: www.polonia.travel

Sudáfrica es un país extraordinario. Su naturaleza en estado puro, la

calidez de sus habitantes y la riqueza de su patrimonio cultural la convierten en un

destino realmente fuera de serie, y para presentarlo al mundo, South African Tourism

–la agencia nacional de turismo sudafricana– ha publicado Bienvenido a Sudáfrica.

Una guía completa para visitar nuestro país. Como su nombre indica, esta publicación

abarca todo tipo de contenidos para ofrecer una radiografía completa a todas aquellas

personas que tengan la intención de acercarse a este singular destino, desde

información práctica (accesibilidad, clima, dinero, etc.) hasta las principales atracciones, monumentos y ciudades más importantes.

Más información en: www.southafrica.net

Una obra de divulgación histórica sobre viajeros, científicos y sabios andalusíes que

cumplieron con el hach, el precepto islámico de peregrinar a La Meca; eso es, en sentido estricto,

Peregrinos Hispano-musulmanes a La Meca. Pero esta publicación de Lunwerg (Planeta), realizada

por el Consorcio Español Alta Velocidad Meca Medina en colaboración con Sociedad Geográfica

Española, es mucho más. Es un apasionante viaje a través de las fascinantes –y poco conocidas–

biografías de 15 andalusíes y moriscos que vivieron entre el siglo XI y el XVII en la península ibérica

y que plasmaron sus vivencias a lo largo del arduo camino que conectaba Oriente y Occidente.

Más información en: www.sge.org

41 / EXPOCULTUR



Las sidrerías del País Vasco son visitadas por cerca de

800.000 personas al año y se celebran más de 60 Sagardo

Egunak (Día de la Sidra). Y para explorar este apetitoso universo,

Turismo de Euskadi ha presentado el Sagardomapa,

un mapa temático

que facilita el conocimiento

de la cultura

de la sidra vasca

a través de 83 sidrerías,

además de

Sagardoetxea y el

caserío Igartubeiti,

dos museos dedicados

a la sidra.

turismo.euskadi.eus

La Guía Michelin Nordic Countries 2020 ha vuelto a destacar

a Noruega como un destino gastronómico de primera

línea. Este año, 4 restaurantes noruegos, cada uno situado en

diferentes regiones del país, han recibido su primera estrella

Michelin. De este

modo, el país cuenta

en 2020 con 11 dignos

representantes

incluidos en la prestigiosa

lista. En todo

caso, Noruega ofrece

experiencias culinarias

únicas para

todo tipo de foodies.

www.visitnorway.es

Maaemo.Oslo

Turrialba, ciudad costarricense

localizada en el Valle Central, cuenta

con todo tipo de atractivos turísticos,

incluyendo su deliciosa gastronomía.

Particularmente, en este destino

se elaboran deliciosos quesos

artesanales, entre los que se encuentra

el más famoso de toda Costa

Rica: el queso de Turrialba. Además,

desde 2002 se lleva a cabo en Santa

Cruz, un pueblo típicamente rural en

las faldas del volcán Turrialba, la

Expo Feria del Queso.

www.visitcostarica.com

Las Islas Baleares apuestan, cada

vez más, por el producto Km. 0, por

las explotaciones tradicionales sostenibles,

por las variedades locales y

razas autóctonas… Por ello, el archipiélago

invita a sus visitantes a descubrir

y comprar los mejores productos

gastronómicos directamente de sus

productores; ya son más de 50 los

registrados en este programa.

www.illesbalears.travel

Desde una visita por las instalaciones guiada por los profesionales que velan

por el cuidado de los esturiones hasta la posibilidad de bañarse junto a estos singulares

peces; desde una cata para conocer los matices de cada especialidad

hasta un almuerzo en plena naturaleza

con el chef Estrella Michelin

Diego Gallegos; estas son solo algunas

de las experiencia que ofrece

Caviar de Río Frío en su maravilloso

entorno de cría localizado en la granadina

Sierra de Loja.

www.caviarderiofrio.com

La Ruta del Vino Ribera del Duero ha reabierto sus puertas con todas las medidas

de seguridad necesarias para hacer frente a la situación sanitaria actual. La

implantación del sello “Turismo de Confianza” por parte de la Junta de Castilla

y León avala que los establecimientos y espacios participantes cuentan con las

medidas de seguridad necesarias para disfrutar de un turismo de calidad, sostenible

y saludable. De esta forma, las bodegas, restaurantes, museos, hoteles y

alojamientos rurales que integran la Ruta están listos para acoger a los amantes

del vino y la cultura vitivinícola.

www.rutadelvinoriberadelduero.es

43 / EXPOCULTUR


Río Escalda ©Gianni Camilleri

The Chocolate Line ©Visit Flanders

Cervecería ©De Koninck - Stillmation.photography

Fotos cedidas por la Oficina de Turismo de Amberes

UN VIAJE POR LOS

SABORES DE AMBERES

Todo el mundo sabe que Amberes es la ciudad de Rubens y van Dyck, y de los diamantes, y uno de

los puertos comerciales más importantes del mundo…, pero no tantos saben –por lo

menos hasta ahora– que también es un apasionante destino gastronómico.


Y es que a la gente de Amberes le encanta la comida y la

bebida, y lo mejor del caso es que les gusta tomarse su tiempo

para disfrutar de una buena mesa. En verano, las terrazas y los

eventos culinarios marcan la atmósfera, alegre y distendida. Pero

la ciudad belga no sólo muestra su lado más sabroso durante la

temporada estival. En cualquier época del año, las patatas fritas

y la cerveza –ambas a menudo alabadas como "las mejores del

mundo"– son una auténtica seña de la identidad local. Como

también lo son las numerosas especialidades locales, herencia

de la rica tradición culinaria de la ciudad; o las nuevas propuestas

gastronómicas que han surgido de la mano de chefs realmente

innovadores y atrevidos. De igual modo, Amberes es un

delicioso caldero en el que se mezclan los sabores del mundo.

Desde que las hierbas y especias de todo el mundo comenzaron

a llegar a su enorme puerto en el siglo XVI, la gastronomía

de Amberes ha sido un delicioso mosaico global.

Amberes tradicional

Cervezas, patatas fritas, chocolate… la “triada” belga está

bien presente en Amberes, y eso hay que aprovecharlo. No es

casualidad que en Bélgica existan unos 680 tipos de cerveza

distintos y que se produzcan más de 170 mil toneladas de

chocolate... ¡cada año! Vamos, que alguna cosa harán muy,

pero que muy bien.

Mejillones y patatas fritas, dos clásicos de Amberes ©Jan Crab

De las mejores cervezas a las clásicas patatas

fritas; de exóticos mercados a restaurantes con Estrella

Michelin…, los sabores de Amberes son un reflejo de la rica

tradición belga, pero también de la cocina más cosmopolita y,

por supuesto, de la propia multiculturalidad de la ciudad. En

todo caso, visitar este destino, que los propios amberinos califican

orgullosamente como ciudad mundial con ambiente de

pueblo, supone descubrir un conjunto de propuestas culinarias

que no tiene desperdicio.

Así, para quienes buscan una dulce experiencia, la ciudad

cuenta con propuestas como The Chocolate Line, una espectacular

tienda que se encuentra en el histórico Palacio op de

Meir, joya rococó por la que pasó el mismísimo Napoleón,

gran fan del chocolate. Las chocolaterías Del Rey y Sjokolat, o

la tienda Jitsk, una de las muchas que ofrecen productos típicos

artesanales, también son buen ejemplo de la oferta chocolatera

amberina. Otra visita imprescindible en pleno centro

de Amberes es Chocolate Nation, el museo más grande sobre

el chocolate belga en el mundo. Catorce salas temáticas ofrecen

un viaje irresistible desde las plantaciones de cacao hasta

los más sofisticados ateliers¸ pasando por todos y cada uno

de los detalles de esta apreciada joya gastronómica. ¿Ganas

de más? Apúntate a cualquiera de los cursos y talleres que

ofrece el museo. Y ya apuntando a esa diversidad que caracteriza

a la ciudad, el bar Quetzal –nombre de la hermosa ave

venerada por los antiguos mayas en México y Centro América,

lugar de origen del cacao– ofrece todo tipo de bebidas y

delicias de chocolate.

Al igual que sucede con el chocolate, o quizás más, el

universo cervecero de Amberes es prácticamente inagotable.

Y un buen lugar para empezar a descubrirlo puede ser

De Kulminator, elegida mejor cervecería del mundo y cuya

carta ofrece más de 600 variedades. Paters Vaetje, a un lado

de la catedral y también con una selección infinita, o Elfde

Gebod, con su peculiar decoración de antiguas estatuas religiosas,

también son una buena opción. Si se quiere ir un

paso más allá, la cervecería De Koninck es un museo interactivo

de la cerveza que muestra a través de diez salas interactivas

los entresijos de esta típica bebida, empezando por la

típica Bolleke local. Y todo ello complementado con un bar,

suvenires, un obrador artesanal, una tienda de quesos, un

restaurante gourmet... ¡hasta una tienda de bicis de diseño!

Lo mismo sucede en Het Pakhuis, una brasserie y microcervecería

donde no solo se come bien sino se puede ver

cómo fabrican su propia cerveza.

45 / EXPOCULTUR


Dicen que las primeras aparecieron por la ciudad cuando

Juan de Molina le hizo llegar desde Canarias, a su hermano que

vivía en Amberes, tres tipos de tubérculos procedentes de

América. El caso es que las patatas llegaron para quedarse, y

para disfrutarlas de la manera más auténtica hay que ir a un frituur,

la típica fritería de comida rápida. Su truco es freír las

patatas dos veces, la primera a 145°C, luego las dejan descansar

un poco, y la segunda a unos 180°C, para que adquieran

ese crujiente tan irresistible.

Grote Markt ©Sigrid Spinnox

Una de las más famosas de Amberes es Frituur Number

One, abierta día y noche desde 1980, pero quizás el clásico

por excelencia sea Fritkot Max, el frituur más antiguo, en servicio

24x7 desde 1842 –con todo y museo sobre las patatas fritas

en la primera planta. Y para que no se diga que el arte de

la patata frita es cosa simple, el chef estrella Sergio Herman, del

famoso restaurante The Jane, ha abierto un frituur “deluxe”

(algo más caro, por qué no decirlo), el Frites Atelier. Además

de la excelente materia prima y la indiscutible maestría técnica

a la hora de freír, si algo hace especial a las frietjes en Amberes

es la variedad de salsas que las acompañan, pero ese tema

merece un tratado culinario aparte, así que solo queda invitar

a probarlas todas.

Cuenta la leyenda que el gigante Druon Antigoon cobraba

peaje a todos aquellos que quisieran entrar a la ciudad. Si el

viajero se negaba a pagar, la enorme criatura le cortaba la

mano y la arrojaba al río Escalda. Hasta que un joven soldado

romano, llamado Brabo, se enfrentó al temido guardián, le

cortó la mano y la arrojó al río. Se dice también que de ahí

viene el nombre de Amberes: Antwerpen, del neerlandés

hand werpen (arrojar mano). En todo caso, más allá de mitos

y leyendas, lo que sí está claro es que las típicas galletas o

bombones Antwerpse Handjes (Manitas de Amberes), hechas

de una masa con almendras o chocolate con leche, recogen

aquella muestra del folclor popular, reflejando, una vez más, la

inquebrantable conexión entre la ciudad, su enorme riqueza

cultural y, por supuesto, su gastronomía.

Manitas de Amberes ©Jan Crab

El Elixir d’Anvers, un famoso licor tradicional preparado con 32

plantas y hierbas de distintas partes del mundo, desde 1863, por

la destilería de la familia De Beukelaer. Los típicos caramelos de café

Mokatine, preparados por la Confiserie Roodthooft desde 1934 y

conocidos localmente como ‘t Arabierke (“el pequeño Árabe”,

por la figura impresa en su envoltorio), que se han convertido en

la chuche más famosa de Amberes. La excepcionalmente buena

tradición cafetera de la ciudad, surgida de la importancia de su

puerto marítimo y reflejada en todo tipo de bares y cafés. Muchos

son los ejemplos de esos sabores de Amberes que están, una vez

más, íntimamente ligados a una rica y dilatada tradición culinaria.

Pero estos “clásicos” no son todo. Amberes también ofrece,

por supuesto, una buena muestra de la mejor cocina flamenca

“de toda la vida”, como el Stoofvlees, un guiso de

carne de buey y cerveza, o el Waterzooi, otro guiso típico a

base de pollo, pescado o bogavante, con verduras y crema

de leche; como la anguila en salsa verde, el conejo con ciruelas,

la endivias envueltas en jamón dulce o los espárragos a la

flamenca, entre muchísimas otras recetas de la mejor cocina

popular. Platos contundentes, con cuerpo, que reflejan, y

combaten, esos días fríos y lluviosos tan frecuentes en el norte

de Europa.

Gastronomía flamenca de “toda la vida” ©Jan Crab


Lugares como Ciros, Felix Pakhuis, De Pottekijker, De Rooden

Hoed, De 7 schaken o Sit Anthony Van Dijck –este último encajado

en el callejón Vlaaikensgang, la calle más pequeña de

Amberes–, muestran la cara más clásica de la gastronomía amberina.

En cualquier caso, ya sean unas buenas patatas fritas o un

contundente guiso tradicional, todo ello siempre acompañado

de una buena cerveza local, descubrir los sabores más tradicionales

de Amberes es una auténtica delicia.

Amberes contemporáneo

Con todo su bagaje gastronómico, o más bien gracias a

ello, Amberes ha sabido dar un paso adelante para construir,

también, una escena culinaria plenamente contemporánea.

Restaurantes con Estrella Michelin, como Dôme, Butcher's

son, Bistrot du Nord, Het Gebaar, Kommilfoo, Lam & Yin, ’t

Fornuis, The Glorious, Nathan, FRANQ, o los 2 estrellas ‘t Zilte

Otro proyecto singular es el de Graanmarkt 13, un microcosmos

en el que cada piso cuenta una historia diferente: una tienda

de moda y diseño, un singular propuesta de alojamiento y el restaurante

del chef Seppe Nobels –miembro de “Flanders Kitchen

Rebels”, una iniciativa de Turismo de Flandes para promover la gastronomía

flamenca en todo el mundo–, quien no solo transforma

los mejores ingredientes de temporada y km0 sino que también

los produce en el propio tejado del edificio: hierbas aromáticas y

miel que van directo al palto tras bajar unos cuantos escalones.

Además, el restaurante es el mejor clasificado del Benelux en la

lista de los 25 mejores “restaurantes de verduras” del mundo.

Una característica más de la escena gastronómica de la ciudad

es, sobre todo en la temporada estival, su ambiente relajado

y la creatividad que siempre reflejan sus propuestas.

Como los típicos zomerbar (bares de verano), que bajo el

concepto pop-up van surgiendo por toda la ciudad. Uno de

't Zilte. ©Bart Van Leuven

–ubicado en la novena planta del museo MAS, desde donde

tiene una panorámica fantástica sobre la ciudad– y The Jane

–una imponente capilla antigua transformada en templo de la

modernidad culinaria–, encabezan esa escena gastronómica

rica y diversa, en la que se conjugan con maestría y mucha creatividad

los valores locales con matices de vanguardia.

Siguiendo por la vertiente más actual, si algo caracteriza a

Amberes es que la ciudad sabe romper moldes. Ya sea en

reinterpretaciones de su patrimonio histórico o en innovadoras

propuestas, comer en Amberes puede ser una experiencia

realmente fuera de serie. Como la que ofrece el restaurante

Fiera, ubicado en la Oude Handelsbeurs, la bolsa de Amberes,

la más antigua del mundo (original de 1531, pero recientemente

renovada). Un lugar precioso y una propuesta gastronómica

con influencias de todo el mundo, fiel al espíritu del

lugar en el que se encuentra.

ellos es el Bar Chapel, situado en una antigua capilla y el jardín

de un monasterio del bullicioso distrito de Borgerhout. Otro

ejemplo de este ecléctico escenario es el Wasbar (bar de lavadoras),

donde se puede tomar o beber algo mientras se espera

a que salga la colada. Lo dicho, Amberes es siempre una

sorpresa tras otra.

La ciudad también es sinónimo de agua y, sobre todo, de

las aguas del río Escalada; su fisonomía, su historia y, desde

luego, su gastronomía, están íntimamente ligadas al río.

Restaurantes a la orilla del Escalda, como RAS, De Kaai o Het

Pomphuis –cerca del edificio más antiguo de la ciudad, el castillo

de Het Steen, donde se instalará en diciembre de este año

la nueva Oficina de Turismo de Amberes y un museo interactivo

sobre la ciudad– son buenos ejemplos. Tomar algo en cualquiera

de estos locales y disfrutar de las vistas al río y hacia

algunas de sus icónicas postales, como el edificio

47 / EXPOCULTUR


Comida marroquí ©Jonathan Ramael

El barrio de ‘La Islita’ ©Lebak Photography | Neutelings Riedijk Architecten

Loodswezen, el Royal Yacht Club o, un poquito más lejos, el

magnífico Havenhuis, la “Casa del Puerto” de la arquitecta Zaha

Hadid, es una experiencia más que agradable.

No se puede hablar de Bélgica sin hablar de mejillones, y

para comer unos buenos mejillones en Amberes se puede ir a

la otra orilla del río a través del espectacular túnel de peatones

de Santa Ana. Un pasadizo subacuático muy especial, sobre

todo por sus escaleras mecánicas de madera, inaugurado en

1933 para conectar ambas riberas del Escalda. La “playa” de

Amberes en la ribera izquierda se llama Sint Anneke y aunque

uno no se puede bañar en el río sí que se puede relajar en la

arena, disfrutar de las vistas hacia la ciudad, dar un paseo y, por

supuesto, acercarse a lugares como De Zeester o An’s Hoeve

para comer una buena ración de estos magníficos bivalvos.

La tradiciones cervecera de Amberes también se ha reinventado,

y una clara muestra de ello es el Bierpassieweekend,

literalmente el “fin de semana de los apasionados de la cerveza”,

una feria al aire libre que llevará a cabo su vigésimo primera

edición en 2021, los días 25, 26 y 27 de junio, en la

Groenplaats, en pleno corazón de la ciudad. Catas de todo

tipo de cervezas –incluyendo exclusivas novedades–, publicaciones

especializadas, música en directo, cacharrillos

varios… ¡todo girando en torno a la popular bebida!

Umami ©Jonathan Ramael

Restaurantes de vanguardia, nuevos conceptos, diseño,

pop-ups, clásicos reinterpretados… la ciudad es un hervidero

de propuestas que muestran su rostro más actual, más cosmopolita.

No es casualidad, en este sentido, que Amberes

haya sido elegida como sede para el año 2021 de la gala de

The World’s 50 Best Restaurants, los galardones que celebran

lo mejor de la gastronomía internacional. Además, la entrega

de premios estará acompañada de varias conferencias de los

chefs más importantes del mundo, entre otras actividades relacionada

con la alta gastronomía.

Amberes cosmopolita

La ciudad tiene cerca de medio millón de habitantes, ¡que

representan a más de 170 nacionalidades! En otras palabras,

muchas culturas tienen su propia cocina en Amberes, dando

fondo y forma a una escena gastronómica totalmente cosmopolita.

En definitiva, un paraíso foodie.

Así, por ejemplo, el norte de Amberes es un barrio multicultural

con más de 100 nacionalidades, una realidad que se ve reflejada

en el singular mosaico de restaurantes y tiendas turcas, africanas,

japonesas, árabes e indias que colorean sus calles. Del mismo

modo, los restaurantes y supermercados chinos están reunidos,

obviamente, en el Barrio Chino de la calle Van Wesenbekestraat. A

su vez, la cultura judía también está muy presente en Amberes,

especialmente en el área alrededor de la Estación Central –el

Barrio de los Diamantes–, donde se pueden encontrar algunos

restaurantes kosher, como Hoffy’s o Beni Falafel.

Y para realmente percibir a fondo el colorido y la diversidad

del cosmopolitismo culinario de Amberes, nada como visitar alguno

de sus mercados. Después de todo, esta ciudad siempre ha

EXPOCULTUR / 48


sido un gran centro de intercambios, con productos de todo el

mundo yendo y viniendo por su puerto, sus lonjas y comercios.

Así, por ejemplo, el Vreemdelingenmarkt (“mercado exótico”),

que se instala los sábados en la calle Oudevaartplaats, la

plaza de Theaterplein y sus alrededores, se especializa en la

venta de productos locales, pero también de especialidades

turcas, marroquíes y todo tipo de delicias “del sur”. Compartir

impresiones con los tenderos –uno francés, otro marroquí, el

de más allá mexicano…–, descubrir un queso con mucho

carácter o unas olivas de aroma irresistible, tomar un té con

nueces o un pad thai… recorrer el Vreemdelingenmarkt supone

viajar por los sabores del mundo.

Otro ejemplo interesante es el Vogelenmarkt (“mercado

de aves”), que los domingos vende un poco de todo en el

mismo lugar que el Vreemdelingenmarkt de los sábados. En

este caso la comida no tiene un papel tan protagónico, pero

es divertido recorrer sus puestos de flores, ropa de segunda

mano, antigüedades, joyería y, como su nombre indica, aves

exóticas… incluso algún hámster y uno que otro conejo

puede aparecer por ahí, aunque no tanto como a mediado

del siglo XX, cuando el mercado era el punto de venta más

importante de palomas mensajeras, canarios, loros, periquitos...

vamos, que eran otros tiempos.

Mercado exótico ©Jan Crab

Y de vuelta a estos tiempos, nada más actual que el mercado

bio de Falconplein. En Amberes hay una conciencia cada

vez mayor respecto a la importancia del cuidado del medio

ambiente y de una alimentación acorde con el tema. En este

sentido, también ha crecido el número de tiendas de productos

ecológicos, servicios de venta de verduras de temporada

directamente de los agricultores de la zona, restaurantes

“eco”… y todos los domingos, este colorido mercado es el

epicentro del comercio de productos ecológicos, frescos,

saludables y de proximidad.

Una muestra más del eclecticismo de la ciudad es

Antwerpen Proeft/Taste of Antwerp, el festival gastronómico

más importante de Amberes. En 2021, del 13 al 16 de mayo,

en los antiguos depósitos portuarios de Waagnatie –un sitio

espectacular, hoy convertido en recinto para ferias y eventos–,

los asistentes podrán disfrutar de las degustaciones de la mejor

concina local e internacional, acompañadas de talleres y clases

magistrales, que formarán parte de este divertido encuentro

con los mejores restaurantes y chefs del momento.

Disfrutando de unos gofres © Victoriano Moreno

Todos los sabores de Amberes

Arte, cultura, patrimonio histórico, arquitectura, moda,

compras… y una gastronomía realmente fuera de serie, hacen

de Amberes un destino realmente apetitoso en cualquier

época del año. Ya sea disfrutando de unas clásicas patatas fritas

con una buena cerveza Bolleke, o descubriendo las innovadoras

propuestas culinarias de una joven promesa de los

fogones, o viajando por las cocinas del mundo en un pintoresco

mercado, los sabores de esta polifacética ciudad belga

ofrecen un conjunto de experiencias capaz de superar las

expectativas de cualquier viajero.

¡Que aproveche!

Más información en: www.visitantwerpen.be/es

Mercado de aves ©Sigrid Spinnox


Fotos cedidas por Región de Turismo del Algarve

ALGARVE

Una gastronomía de mar y tierra

La región portuguesa del Algarve, al sur del país, es un paraíso de sol y playa salpicado de tesoros naturales,

históricos y culturales, pero no solo eso. El Algarve es también un destino gastronómico que ofrece

todo el sabor de la buena mesa portuguesa, de lo tradicional a la vanguardia culinaria.

El Algarve es Portimão, con sus playas entre acantilados,

su pintoresco centro histórico y su cosmopolita oferta

turística. El Algarve también es Sagres, con su antigua fortaleza,

hito de la época dorada de la navegación, y el mítico faro del

cabo de San Vicente, extremo suroeste de la Península Ibérica y

punto de referencia en las cartas náuticas. Es Lagos y sus murallas,

Silves y su castillo, el fuerte de Ponta Bandeira, el castillo viejo de

Castro Marim junto al río Guadiana…, el Algarve es, por supuesto,

su rico pasado fenicio, romano, árabe y cristiano. El Algarve

es, en definitiva, patrimonio, naturaleza, cultura, arte, ocio, compras,

playa y un sinnúmero de posibilidades que dan lugar a un

destino apasionante. Y el Algarve es, también, gastronomía.

EXPOCULTUR / 50


Efectivamente, foodies empedernidos, paladares exigentes y

amantes del buen comer tienen una cita con la cocina del sur de

Portugal. La variada gastronomía del Algarve, sus ramas, tallos y raíces,

componen uno de los principales atractivos de la región

portuguesa con mayor número de restaurantes con estrella

Michelín y una cocina popular digna de cinco estrellas. Su sabroso

recetario es resultado de la variada y excelente materia prima

que le ofrece no sólo el mar que baña sus más de 200 kilómetros

de costa, sino también la sierra que, tierra adentro, aporta

excelentes carnes, verduras y legumbres a unos guisos que

hacen las delicias de quien los prueba. Ingredientes de primera

calidad que se transforman en platos maravillosos gracias al buen

hacer de todos aquellos que se encuentran tras los fogones.

En todo caso, descubrir la gastronomía del Algarve supone

desvelar algunos de sus secretos más atractivos, desde sus

mercados y restaurantes hasta sus viñedos y bodegas. Aromas,

sabores y texturas que hacen del sur de Portugal un destino

más que apetecible.

Mesas y mercados

Si algo caracteriza a la oferta gastronómica del Algarve es

su diversidad. La región ofrece todo tipo de opciones, desde

alegres u coloridos mercados hasta la excelencia de los establecimientos

con estrella Michelín, pasando por todo tipo de

fondas, tascas, tabernas, bares, cafeterías, restaurantes…

En este sentido, no hay localidad en el Algarve que no

ofrezca el habitual barullo y el irresistible caleidoscopio de

colores y aromas que supone un mercado. Así, por ejemplo,

los dos edificios gemelos del mercado de Olhão, con sus

grandes torreones cilíndricos y sus paredes de color ladrillo,

rodeados de pequeñas casas blancas, son una de las postales

más conocidas de la ciudad. O el marcado de Loulé, una joya

por dentro y por fuera; las recientes obras de rehabilitación

que ha experimentado este lugar se han traducido en el

Premio Turismo de Portugal, que distingue a las infraestructuras

de interés público que ayudan a aumentar el número de visitantes.

En Silves, la arquitectura del mercado es diferente: la

esfera armilar —un elemento típico del periodo del Estado

Nuevo, también conocido como «Portugués Suave»— y las

torres municipales de inspiración medievalista sirven de marco

a un espacio de tradición y productos de calidad, y al imprescindible

diálogo entre compradores y vendedores, por

supuesto. Faro, Quarteira, Vila Real de Santo António, Portimão,

Tavira… descubrir los mercados del Algarve es una manera

imprescindible de acercarse a su gastronomía.

En la vertiente más sofisticada, los restaurantes de vanguardia

se han ido abriendo paso en la oferta gastronómica local de

manera clara y contundente. Así, hoy en día son seis los establecimientos

reconocidos por la emblemática Guía Michelí.

Con dos estrellas, el Vila Joya, en Estrada da Galé (Albufeira), a

las órdenes del chef austriaco Dieter Koschina, y el Ocean, del

Vila Vita Parc Resort & Spa, en Alporchinhos (Lagoa), encabezado

por el también austriaco chef Hans Neuner. Además, con

una estrella se ha estrenado el Vistas, del Monte Rei Golf &

Country Club, cuyo chef es Rui Silvestre, y continúan el Gusto by

51 / EXPOCULTUR


Heinz Beck, del hotel Conrad Algarve, en Quinta do Lago; el

Vista, en la playa de Rocha, Portimão, del chef João Oliveira; y

el Bon Bon, en Carvoeiro, encabezado por el chef Louis Anjos.

Y entre unos y otros se despliega la amplia oferta gastronómica

de la región. De sotavento a barlovento, del cabo de

San Vicente al Guadiana, las opciones son muchas y muy distintas,

y van desde los restaurantes que ponen sobre la mesa

los “clásicos” locales, como la cataplana –en cualquiera de sus

múltiples versiones– o los pescados y maricos frescos, hasta

las terrazas de playa o los locales de especialidades de cualquier

lugar del mundo.

Sabores de Algarve

Además del pescado y el marisco, resultado ineludible de

esos más de 200 kilómetros costa, el Algarve es lugar de sabores

excepcionales, producto

de una dilatada tradición y,

sobre todo, de las manos

mágicas de quienes se encargan

de darles vida.

Una clara muestra de esto

son los quesos locales. Los

frescos y curados de cabra,

de la serranía algaravía, se han

coronado como los más

populares de la zona. Una

buena opción para descubrir

los quesos locales, además

de algunas de las propias

queserías y explotaciones

visitables de la zona, es la

Feria del Queso y el Vino de

Faro, un punto de encuentro

con los mejores productores

de la zona, pero también del

resto de Portugal, y una

buena muestra de lo enormemente

atractivos que suelen

ser los diversos festivales gastronómicos

de la región,

desde el Festival de la Sardina

de Portimão o el Festival de

Mariscos de Olhão hasta el

Festival de la Perdiz en Martim

Longo o la Feira do Presunto de Monchique, entre muchísimos

otros, tanto en la costa como en el interior de Algarve.

En la sierra y el barrocal, la zona de transición entre la sierra

y la costa, la mesa es más de carnes, como la gallina cerejada,

el cerdo, el cordero, el jabalí o la perdiz, pero también del

cocido de garbanzos o judías, o de los embutidos, que en São

Brás de Alportel y en Querença se honran con una feria y una

fiesta. Ahí la agricultura es una de las actividades principales, y

los árboles, que dan los frutos indispensables para la fabricación

de licores y de dulces tradicionales, aportan una belleza

singular a los campos durante la floración, como el almendro en

febrero, una de las imágenes emblemáticas del Algarve.

Los dulces de almendra, higo y algarroba, como el dom

Rodrigo, que se presenta envuelto en vistoso papel de aluminio,

o el morgado, normalmente adornado con motivos regionales y

flor de almendro, o los dulces de pasta dura de almendra que

reproducen los más diversos frutos y verduras, así como los típicos

figos cheios (higos rellenos) y el aguardiente de madroño o

de higo, o el licor de almendra amarga, forman parte fundamental

del patrimonio gastronómico y cultural del Algarve.

Algarve tierra de vinos

Como siempre en el mundo del vino, el lugar lo dice todo,

y el Algarve, como extremo sur de Portugal, reúne las condiciones

necesarias para la producción de grandes blancos, tintos y

rosados. Incluso, cuatro zonas productoras en la región cuentan

con Denominación de Origen Protegida (DOC): Lagoa DOC,

Lagos DOC, Portimão DOC y Tavira DOC. Ya sea acompañando

unas tradicionales almejas al estilo Bulhão Pato, o un arroz con

marisco, o un pescado a la plancha, o incluso un plato de caza,

los vinos del Algarve son una

parte fundamental de la gastronomía

local.

Pero el universo vinícola

de la región no se limita a la

mesa, el enoturismo algaravío

ha experimentado un importante

y, sobre todo, muy

atractivo avance en los últimos

años. La oferta de bodegas

visitables crece constantemente,

y cada vez son más las

rutas que permiten descubrir

toda la riqueza de los vinos

de esta región. Herdade dos

Seromenhos, Monte do Além

o Quinta da Horta Nova, en la

zona de Lagos; Quinta da

Vinha o Quinta do Francês, en

Silves; Quinta dos Vales,

Monte dos Salicos y Herdade

do Morgado do Quintão, en

Lagoa, son solo algunos de los

muchos ejemplos de las múltiples

bodegas y viñedos que

se encuentran en el Algarve.

En todo caso, la cultura

enológica local es espléndida,

y se puede decir que descubrirla es una de las mejores maneras

de conocer la diversidad, la historia y la cultura del sur de Portugal.

De mar y tierra

El Algarve es un singular punto de encuentro entre el mar

y la tierra. Litoral, berrocal y serranía hacen del extremo sur de

Portugal un paisaje diverso, polifacético, que, por supuesto, se

ve reflejado en una gastronomía igualmente caleidoscópica.

Lagos, Portimão, Albufeira, Faro, Olhão, Monchique, Querença,

Alta Mora, Azinhal…, recorrer la región supone, en definitiva,

descubrir y disfrutar de una oferta gastronómica rica y diversa.

Desde un pequeña tasca hasta un restaurante con estrella

Michelín; desde un pintoresco mercado hasta un frondoso

viñedo, el Algarve ofrece experiencias realmente apetecibles.

Más información en: www.visitalgarve.pt

EXPOCULTUR / 52


VIVE LA

BELLEZA

de sumergirte en los

senderos de la historia.

ESTÁS EN

ITALIA.

Foros Romanos

Roma - Lazio

#treasureitaly

@italiaturismoMadridturismoMadrid

italiait @Italia_espanol italia.it


Fotos cedidas por la Oficina de Turismo de Turquía

La Cocina Turca

EL GUSTO DE UNA HERENCIA ESPLÉNDIDA

“No hay que subestimar ningún plato llamándolo simplemente comida. Está bendecido y

representa por sí mismo ¡a una civilización entera!”

Abdülhak Şinasi Hisar, escritor turco


Observar cómo se prepara y sirve una comida

es una de las mejores maneras de entender y apreciar una cultura.

Cada pueblo ha creado su propia manera de entablar un

diálogo con los alimentos que forman su despensa, un recetario

donde cada plato es el reflejo de su gente, del lugar donde

habitan; gestos, matices, aromas, sabores… múltiples ingredientes

unidos en un gran banquete.

En este sentido, para todos aquellos que viajan con la

intención de participar de ese gran festín, o simplemente para

los turistas que no dejan de apreciar una buena mesa, Turquía

La cocina turca no es fruto de la casualidad. Al igual que

otras grandes cocinas del mundo, se trata del resultado de la

combinación de tres elementos claves: un entorno natural realmente

privilegiado, un patrimonio histórico excepcional y una

larga tradición sociocultural. El entorno es la despensa, la base

irreemplazable, rica y diversa en flora y fauna. En segundo lugar,

el legado de la cocina imperial de época otomana es simplemente

ineludible. Cientos de cocineros, especializados en

diferentes tipos de platos y deseosos de agradar el paladar

real, influyeron en la forma de preparar las recetas tal y como

se conocen hoy en día. Por último, no debe subestimarse la

y su cocina ofrecen un abanico de posibilidades que no tiene

desperdicio. La variedad de platos, la manera de convertirlos

en verdaderos manjares y el evidente laberinto artesanal de su

preparación, son de tal riqueza que se podría estar toda una

vida disfrutándolas.

El origen

Un niño hábil de mente, viendo cocinar a su madre lahana

dolması (col rellena) en un aburrido día gris de invierno, seguramente

se preguntará: “¿Quién en la tierra descubrió esta

peculiar combinación de arroz salteado con piñones, hierbas,

pasas y especias, envuelto cuidadosamente en transparentes

hojas de col, de media pulgada de grosor, que se apilan en un

plato ovalado y se decoran con rodajas de limón? ¿Cómo es

posible convertir esta humilde verdura, con tan pocos ingredientes,

en un manjar de reyes? ¿Cómo puede un plato tan

delicioso ser, a la vez, tan saludable?"

longevidad de la estructura social; el tiempo es la esencia.

Como escribió Ibn-i Haldun, “la religión del rey, con el tiempo,

se convierte en la del pueblo”; y esto también es válido para

la comida del rey. Los 600 años de reinado de la dinastía otomana

y la transición cultural a la moderna Turquía, han hecho

posible la evolución de una gran cocina.

Que se cumplan estas tres claves es poco frecuente, se

dice que solo sucede en la cocina francesa, china y turca. Sin

embargo, Turquía tiene también el privilegio de estar en el

cruce de caminos entre Oriente y Occidente, conectando las

lejanas estepas de Asia Central con el Mediterráneo y Europa.

Tan singular encrucijada, física y cultural, ha dado a su cocina

una diversidad única, un carácter que la ha abierto a la improvisación

y a la adaptación regional, al tiempo que conserva ese

reflejo de la alta cultura y, a la vez, de los innumerables rituales

de la vida cotidiana.

55 / EXPOCULTUR


La despensa

Con una diversidad ecológica que supera a la de cualquier

otro país a lo largo del paralelo 40º, Turquía es, antes que nada,

una gran despensa. El paisaje turco abarca tal variedad de zonas

geográficas que en pocos kilómetros es posible cambiar de

escenario, de temperatura, de altitud, de humedad... En consecuencia,

la diversidad del paisaje es también la de la cocina.

En la región oriental, con escarpadas montañas cubiertas

de nieve, los inviernos son largos y fríos, pero en primavera las

mesetas altas se llenan de flores silvestres, y el correr del agua

regala un verano fresco. Tierras ganaderas, de mantequilla,

yogur, queso y carne, pero también de miel y cereales, de

hierbas aromáticas y un sinfín de tés.

En el corazón de Turquía, secas mesetas ven crecer interminables

campos de trigo, y a lo largo de las rutas comerciales antiguas

ciudades cultivan sus huertos. Como Konya, capital del imperio selyúcida,

centro de una cultura que atrajo a eruditos y poetas de

todo el mundo durante el siglo XIII. La espléndida cocina que se

disfruta hoy aquella ciudad es la herencia de los banquetes que en

tiempos remotos ofrecía el Sultán Alaaddin Keykubad.

Hacia el oeste, los cálidos y fértiles valles a orillas del Mar

Egeo son de naturaleza generosa, lugar de frutas y verduras de

todo tipo, así como de los mejores mariscos; el aceite de oliva

es omnipresente. En la costa más templada del Mar Negro,

protegida por las altas montañas del Cáucaso, abundan avellanas,

maíz y té. Los pescadores de la zona buscan el hamsi, un

pequeño pez, similar a la anchoa, con unas cuarenta formas

diferentes de prepararlo, ¡incluyendo postres! A contrapunto,

el sureste es muy cálido, desértico, y se caracteriza por sus

rebaños y pastas dulces; por platos picantes que posiblemente

conservan mejor los alimentos o, como dicen sus habitantes,

ajustan el calor del cuerpo al calor del exterior.

El centro culinario de Turquía es la región de Mármara,

incluyendo Trakya, y Estambul su gran reina. Esta fértil y templada

región ofrece una amplia variedad de frutas y verduras, y un

cordero de exquisito sabor. Además, los peces del Bósforo

son más variados que en otros mares. En cualquier caso,

Estambul ha sido el centro de la cocina turca y para entenderlo

mejor es indispensable adentrarse en las cocinas del sultán.

La cocina de palacio

Una visita al palacio Topkapı evidencia la importancia del

arte culinario de los sultanes otomanos. Bajo diez de sus grandes

cúpulas, las inmensas cocinas ocupaban varios edificios y

en el siglo XVII cerca de 300 personas vivían en palacio para

trabajar en ellas; centenares de cocineros se especializaban en

diferentes tipos de platos: sopas, pilav, kebab, verduras, pescados,

panes, postres, golosinas y helva, siropes y confituras,

bebidas… Un interminable banquete que alimentaba hasta

diez mil personas por día, sin contar las bandejas de comida

que el sultán solía enviar como favor real.

Fue ahí donde los cientos de cocineros de los sultanes

desarrollaron y perfeccionaron la cocina turca. Siglos de tra-


bajo con la despensa local, pero también con las influencias

que llegaban desde los Balcanes, del sur de Rusia, el norte de

África, de la Ruta de las Especias… Las provincias del vasto

imperio estaban comunicadas por un sistema de rutas comerciales

con refrescantes caravasares; los tesoros del mundo

desembocaban en Estambul.

Los gremios jugaron también un papel importante en el

desarrollo de la cocina del sultán. Cazadores, pescadores, panaderos,

carniceros, pasteleros…, los mejores servían a palacio, y en

ocasiones especiales presentaban sus productos en espectaculares

desfiles por las calles de Estambul. Además, siguiendo el ejemplo,

las casas otomanas poseían una gran cocina y competían en

la preparación de grandes banquetes. En cada barrio, más de un

hogar abría sus puertas a quien quisiera cenar allí durante el

Ramadán y otras fiestas sagradas. Como un riachuelo que baja

constante por la montaña, la cocina tradicional fue evolucionando

y extendiéndose hasta los rincones más modestos del país.

El gusto de una herencia espléndida

A partir de esa excepcional despensa, de la rica herencia del

sultán y de las infinitas reinterpretaciones que el tiempo y la propia

evolución social y cultural han permitido, el recetario turco se

ido sedimentando hasta adquirir su rostro actual: una abrumadora

variedad de platos, cada uno con una combinación única de

productos y su propia forma de preparación y presentación.

Hay todo tipo de panes y pastas, infinidad de verduras y frutas,

de carnes y pescados, de legumbres…, pero cada plato

contiene, en esencia, sólo uno o dos ingredientes principales. Los

turcos son puristas en su gusto culinario, es decir, los platos se

valoran por el sabor del ingrediente principal sin esconderlo con

salsas o especias. La berenjena debe saber a berenjena, el cordero

a cordero, la calabaza a calabaza... Contrariamente a lo que

se suele pensar, las hierbas y especias se utilizan con moderación;

la menta y el eneldo con el calabacín, el perejil con la berenjena,

el comino se espolvorea sobre la sopa de lentejas rojas o se mezcla

en la carne picada al hacer köfte, y el limón y el yogur complementan

platos de carne y verduras, equilibrando el sabor del

aceite de oliva. No obstante, las combinaciones son infinitas.

Hay ensaladas y carnes a la parrilla que se preparan en un

momento, y hay también elaboraciones que son el súmmum de

la paciencia; hay frutas frescas y hay postres que requieren de

hábiles manos para cobrar vida. Y lo hay todo entremedio.

Además, para los turcos el entorno es tan importante como la

propia comida. Por lo tanto, los lugares relacionados con los alimentos

deben ser considerados también parte del protocolo.

Desde los mercados, con sus cientos de aromas entremezclados,

hasta las tabernas y restaurantes de cada región, ciudad y

pueblo, cada lugar forma parte del sofisticado ritual de la mesa

turca. En todo caso, el gusto de esta espléndida herencia culinaria,

formado por cada uno de sus múltiples ingredientes, de

una colorida huerta a una abundante mesa, pasando por los

ecos de las bulliciosas cocinas del sultán, hace de Turquía un

viaje gastronómico realmente fuera de serie.

Más información en: www.turismodeturquia.org

57 / EXPOCULTUR


León

De tapas, vinos y fogones

Museos, monumentos, palacios, festivales... León es historia, arte y cultura. Pero aquel austero campamento

de la Legio VI Victrix romana y antigua capital del Viejo Reino, convertido hoy en ciudad vibrante

y cosmopolita, es también sus calles llenas de restaurantes, bares, tabernas, mesones,

cervecerías... León es, sin ninguna duda, su espectacular gastronomía.


Cocido maragato, olla berciana, lechazo asado,

ancas de rana a la baezana, picadillo, varias preparaciones con

trucha, como la sopa o la trucha frita, el bacalao ajoarriero…,

la gran tradición de embutidos, desde la cecina y la morcilla

–sin arroz ni piñones, solo con sangre y mucha cebolla– hasta

los chorizos, el jamón, el lomo… León es una colección de

delicias que se puede disfrutar rodeado de siglos de historia.

Tampoco se puede olvidar su singular la cultura vitivinícola.

¡En León se come, pero también se bebe! En particular, los

vinos de la región están amparados por dos Denominaciones

de Origen, la D.O. León y la D.O. Bierzo; dos zonas de producción

que ofrecen una cuidada selección de vinos para

todos los gustos y presupuestos.

Hablamos de una singular colección de sabores que se ha

ido moldeando por las idas y venidas del Camino de

Santiago, por las cocinas de palacios y monasterios, por una

geografía singular que conecta la meseta con las montañas del

noroeste peninsular, por sus ferias y jornadas gastronómicas…

por mil un matices que han dado lugar a una despensa y un

recetario único.

Visitar León es, en definitiva, disfrutar de una gastronomía

en la que confluyen los mejores productos de la tierra, el

recetario tradicional, las nuevas vanguardias culinarias y, desde

luego, las hábiles manos que día a día se encargan de hacer

realidad cada bocado. Comerse León es disfrutar de unas

estupendas tapas en el Barrio Húmedo, es compartir un buen

vino y es, también, degustar todo el sabor que surge de sus

espléndidos fogones.

León de tapas

La morcilla de La Bicha, el embutido del Jamón Jamón o

del Entrepeñas, el salmorejo de Camarote Madrid, las croquetas

de El Rebote, las patatas de El Flechazo… Si hay algo típico

en León, algo que conjuga toda la enorme variedad de su

despensa y que se traduce en la máxima manifestación del

mestizaje entre gastronomía y cultura, esas son, sin duda, sus

tapas. Una larga tradición, rica en costumbres y recetas, que

alcanza su máxima expresión en dos zonas de la ciudad: el

Barrio Húmedo y el Barrio Romántico.

Muy cerca de la Plaza Mayor, subiendo por la Calle Ancha,

desde la Casa Botines hacia la Catedral, el Barrio Húmedo se

deja saborear a mano derecha y el Romántico se antoja a la

izquierda. En este último se encuentran algunos de los monumentos

más representativos de la ciudad, como el Palacio de

los Guzmanes, joya renacentista del siglo XVI; como la Basílica

de San Isidoro, una de las obras maestras del románico en

España; como la propia Catedral de Santa María de Regla, un

excepcional mosaico artístico que no hace más que contar la

dilatada historia de la ciudad. Pero ahí se encuentran también

lugares como el Camarote Madrid, Clandestino, La Trébede y El

Patio, solo por mencionar unos pocos.

Al otro lado de la calle Ancha, el Barrio Húmedo, a cuyas

puertas está uno de los únicos tres ejemplos de la arquitectura

de Antonio Gaudí fuera de Cataluña, la excepcional Casa

Botines, alberga, además, palacios como el del Conde Luna o

el de Don Gutierre, o la famosa Casa de las Carnicerías, así

como distintas calles en las que aún se puede disfrutar del

viejo comercio tradicional. Y es en esta zona donde se

encuentran los establecimientos de tapeo más populares de

León. Es, por ejemplo, en la Plaza de San Martín donde se va

a degustar la tapa de morcilla de La Bicha o las famosas croquetas

de El Rebote, entre tantas otras opciones.

En Burgo Nuevo, en La Pícara, en Eras de Renueva, en la

Chantría…, por si los dos barrios “clásicos” fueran poco, tam-


Además de los bares, restaurantes y vinotecas, la escena

vinícola de León también incluye, desde luego, a las distintas

bodegas que se encuentran en su entorno. Aprovechar la

estancia en la ciudad para descubrir lugares como Bodegas

Vitalis, Bodegas y Viñedos Casis, Gordonzello, Pardevalle y

Tempesta, entre otras, supone vivir al máximo la gran tradición

vitivinícola de estas tierras, incluyendo los vinos de las dos

variedades de uva autóctonas, y prácticamente únicas en el

mundo, el Prieto Picudo y el Albarín Blanco, pero también los

Mencía, los Godello, los Verdejo…

Catas, visitas a bodegas y viñedos, eventos eno-gastronómicos,

centros de interpretación y espacios dedicados a la

cultura de la vid y el vino… León es un es un auténtico viaje

con los cinco sentidos por la historia y la cultura del vino.

León de fogones

Construida a partir de una despensa fuera de serie, la cocina

leonesa tiene su siguiente pilar en unos fogones que han

sabido sacar, desde siempre, el mejor partido a los productos

de la tierra.

La ternera del Bierzo, el pimiento morrón de Fresno de la

Vega, el puerro de Sahagún, el tomate de Mansilla de las Mulas,

la alubia de La Bañeza, la lenteja de Tierra de Campos, el queso

de Valdeón, los embutidos… Sin un buen conjunto de productos

excelentes es prácticamente imposible construir una

gastronomía que realmente llame la atención, pero esa es justamente

la gran ventaja de León y su provincia. La calidad y

cantidad de materias primas de primerísima calidad que se

bién en distintos zonas fuera del casco histórico, y en mitad de

muchas otras atracciones leonesas, el arte del tapeo es una

deliciosa constante.

En cualquier caso, estas pequeñas muestras de la mejor

gastronomía en miniatura, que acompañan siempre a un buen

vino o a una cerveza fresquita –que León también es muy cervecera–

se han convertido en una clara seña de identidad de

la cocina local y, por lo tanto, en un motivo más que suficiente

para visitar la ciudad y disfrutar de todo su sabor.

León de vinos

León es también ciudad de vinos, de muy buenos blancos,

tintos y rosados; de los de la D.O. Bierzo y de los de la D.O.

León, por supuesto, pero también de todos aquellos que llegan

a la ciudad para ser disfrutados de la mano de su excepcional

gastronomía, de los Rioja y los Ribera a los Rueda, los

Toro o los Cigales, entre tantos otros.

Pasear por las calles, contemplar las profundas huellas de

su historia, tomar un vino, una tapa, rodearse de buena

gente… disfrutar de esos momentos que no se olvidan y, al

día siguiente, simplemente repetir. Y todo ello en un contexto

cultural efervescente, porque León es una de las ciudades de

España cuya agenda cultural no para de cautivar a propios y

ajenos: conciertos, museos, obras de teatro, festivales, salas

de exposiciones, eventos deportivos, fiestas tradicionales…,

un lugar donde siempre se puede disfrutar de un buen plan.

¡Y de un buen vino!

EXPOCULTUR / 60


producen en la ciudad y su entorno ha permitido crear, a

fuego lento, un recetario que no tiene desperdicio.

Y precisamente sobre esa despensa y ese recetario, las

manos expertas que trabajan tras los fogones leoneses se

encargan de hacer realidad todo tipo de maravillas culinarias,

desde lo más tradicional hasta las nuevas propuestas de la vanguardia

gastronómica; de esos ricos platos de cuchara que

ayudan a sobrellevar el frío invierno leonés al uso de nuevas

técnicas que permiten reinterpretar todos esos ingredientes

con mucha solera. El cocido maragato, la olla berciana, el

lechazo asado y la sopa de trucha son solo algunos de esos

“clásicos” que se pueden disfrutar como siempre se han

hecho o en cualquiera de sus múltiples versiones contemporáneas.

En todo caso, los fogones de la ciudad han dado lugar

a una gastronomía única, en la que dialogan, bien equilibrados,

los sabores de ayer, hoy y mañana.

León es ciudad de “clásicos”, como Casa Mando, a las

puertas del Barrio Húmedo; como el restaurante Sorrento, con

su famoso cocido; como el emblemático Bodega Regia, el

Alfonso Valderas, El Palomo o El Besugo, entre tantos otros.

León es también lugar de nuevas propuestas gastronómicas,

como el restaurante Lav, del chef Javier del Blanco, en el hotel

Alfonso V; como el restaurante Pablo, con una Estrella Michelin

que reconoce el trabajo tras los fogones de Juanjo Losada; o

como el restaurante Concinandos, regentado por Yolanda

León y Juanjo Pérez, también con Estrella Michellin y ubicado

en la 'Casa del Peregrino', a un costado del espectacular

Convento de San Marcos (hoy convertido en Parador de León,

también ejemplo del buen hacer tras los fogones). Un amplio

abanico de posibilidades con propuestas para todos los gustos

y presupuestos, pero siempre con el sabor inconfundible

de la mejor gastronomía local.

De la cocina leonesa también surge una excepcional

repostería. Las manzanas reineta, las castañas y las peras conferencia

del Bierzo, las mantecadas y hojaldres de Astorga, las

rosquillas de San Froilán, los frisuleos, la leche frita, los nicanores

de Boñar, los ronchitos, los lazos de San Guillermo, el arroz

con leche, las canelas, el membrillo…, en la ciudad confluyen,

una vez más, las riquezas de unas tierras singulares, desde las

dulces joyas de origen conventual, siempre ligadas al Camino

de Santiago, hasta nuevas propuestas de factura artesanal, creativas

y de inmejorable calidad, elaboradas por todo tipo de

obradores, confiterías y restaurantes.

De tapas, de vinos y de fogones, de manos expertas, de

recetas de ayer y de hoy, de los mejores productos de la tierra…,

la gastronomía de León es, en cualquier caso, un auténtico

placer para los sentidos. El hecho de que la ciudad haya

sido nombrada Capital Española de la Gastronomía en 2018, o

que cada vez sean más los visitantes, nacionales y extranjeros,

que se acercan a ella para descubrir y experimentar todos su

sabores, no hace más que confirmar que León es, sin ninguna

duda, su magnífica gastronomía.

Más información en: www.leon.es

61 / EXPOCULTUR


MUSEO TERRA OLEUM JAÉN

El Universo del Olivo

Símbolos de la cultura mediterránea, el olivo y el aceite de oliva representan todo un universo de conocimientos

milenarios, de formas de vida, de nuevas técnicas productivas… y, desde luego, tienen una relación íntima e

inquebrantable con la gastronomía. Y todo ello es lo que se muestra, precisamente, en este espacio expositivo

realmente fuera de serie: Terra Oleum, el Museo Activo del Aceite de Oliva y la Sostenibilidad.


Terra Oleum, alojado en un moderno edificio

del Geolit –parque científico y tecnológico del aceite y del olivar–

en el término municipal de Mengíbar (Jaén), no solo ha

sido seleccionado como centro de referencia en la Unión

Europea para la difusión de la cultura del aceite de oliva, también

ha roto todos los moldes en lo que se refiere a la musealización

de un producto agroalimentario. Dicho de otra manera,

este singular museo ofrece un amplio conjunto de experiencias

para descubrir, con toda la familia y de una manera

dinámica y atractiva, todo sobre el olivo y el aceite de oliva.

Con un discurso centrado en dos conceptos centrales, la sostenibilidad

y la calidad, el museo cuenta con una exposición

permanente integrada por modernos módulos interactivos, elementos

3D, dispositivos audiovisuales, ejemplos de maquinaria

industrial, recursos escenográficos… Herramientas que confluyen

para narrar, al detalle, los pormenores del olivar: la floración

de mayo, la recolección de la aceituna, la extracción del aceite

en otoño, las calidades de los aceites... Una campaña completa

contada de forma amena y para todos los públicos.

La exposición también permite echar un vistazo al olivar como

típico ecosistema mediterráneo, explorando sus características

ecológicas, desde las tipologías de suelo hasta la flora y la

fauna. A contrapunto, el papel protagónico del aceite de oliva

en la dieta mediterránea –declarada Patrimonio Inmaterial de la

Humanidad por la UNESCO– también forma parte de este interesante

recorrido expositivo.

Junto con la exposición permanente, Terra Oleum también

ofrece habitualmente, y siempre de la mano de los mejores

expertos, un amplio programa de talleres, cursos y seminarios

para todos los públicos, así como degustaciones de los mejores

aceites de oliva vírgenes extra en la Oleoteca del museo.

Este espacio está destinado a resaltar las percepciones gustativas

y olfativas del aceite, una experiencia que permite percibir

a este “oro” líquido en todo su esplendor.

Una propuesta más dentro de Terra Oleum es Oleaginus, un

espacio dedicado al arte y la cultura en diálogo con el olivar y

el aceite. Informaciones sobre las denominaciones de origen,

una librería especializada, pintura contemporánea y arte oleario,

reclaman la atención del visitante en una atmósfera de luz

tamizada por los patios solares que nacen en sus terrazas.

Además, dentro de los más 11.000m2 que abarca Terra

Oleum, el pequeño bosque de olivos centenarios que rodea

al museo es también una parte fundamental de la experiencia.

Formado por variedades de olivo típicas de Andalucía, cada

uno de estos ejemplares refleja el paso del tiempo en sus

sinuosos troncos; algunos, ¡más de cuatro siglos de historia!

La singular combinación entre arquitectura y recursos museísticos

de vanguardia con las propias particularidades de un cultivo

milenario, esencia de la cultura mediterránea, hace de

Terra Oleum un lugar más que atractivo.

Oleoturismo en Jaén

La provincia de Jaén es la primera productora de aceite de

oliva del mundo y, por lo tanto, se ha convertido en el epicentro

del oleoturismo. Museos –como Terra Oleum–, almazaras,

restaurantes especializados, alojamientos rurales, cortijos,

fiestas, degustaciones y catas de aceite, oleo-spas... un auténtico

ecosistema turístico que ha crecido en torno a los olivares

y el aceite permite disfrutar de experiencias realmente atractivas,

al tiempo que se conoce, a fondo y en riguroso directo,

todo el proceso de producción del aceite, desde el cultivo

del olivar hasta el envasado en la almazara, pasando por la

recogida de la aceituna en el campo.

Por supuesto, una excelente cocina, tanto tradicional como de

vanguardia, pero siempre ligada al aceite de oliva virgen extra,

es también uno de los pilares del oleoturismo en Jaén.

Gastronomía que marida los productos de la huerta, el cordero,

las carnes de monte... con los mejores aceites.

En todo caso, visitar Terra Oleum y aprovechar las múltiples

opciones que ofrece el oleoturismo en la provincia de Jaén es

uno de los mejores planes que puede disfrutar cualquier entusiasta

del mejor turismo gastronómico.

Más información en: www.terraoleum.es



MENORCA

LA ISLA DEL

BUEN COMER

Cuando uno piensa en la isla balear de

Menorca, casi de manera automática vienen a la cabeza esas

sensaciones de paraíso mediterráneo, de veranos largos de

sol y playa, de naturaleza viva, de matices artísticos y culturales

que salpican el territorio… pero hay algo más, algo que late,

en el fondo, como si fuese un sutil hilo conductor: los sabores,

los aromas… Menorca es, indiscutiblemente, la isla del

buen comer.

Para conocer una cultura es imprescindible descubrir su

gastronomía, y la de Menorca es intensamente mediterránea,

es auténtica, es original, es producto de una despensa que se

ha venido configurando a partir de una geografía concreta,

aderezada con el paso del tiempo y con las aportaciones de

todos los que han pasado por ahí. La gastronomía de Menorca

es también, por supuesto, el reflejo de todos esos menorquines

y menorquinas, de ayer y de hoy, que cuidan un rebaño o

cultivan un huerto, que salen a faenar en sus embarcaciones,

que encienden cada mañana los fogones… Descubrir la isla

del buen comer es disfrutar de platos excepcionales y, al

mismo tiempo, sentir en cada bocado todo el encanto de

Menorca y su gente.

La despensa menorquina

A lo largo de la historia, Menorca ha creado su propia gastronomía:

la geografía insular y el aislamiento durante largos

periodos de tiempo han hecho que en la isla surjan productos

únicos; una despensa singular que marca profundamente no

solo sus platos sino el propio quehacer diario de sus habitantes.

Antioxidante, antidepresivo, anticancerígeno, protector

cardiovascular, digestivo… ¡afrodisíaco! El azafrán –el ‘oro rojo’

menorquín–, la diminuta y delicada especia, crece en tierras

descubiertas y soleadas; curiosamente, en Menorca hay testimonios

del siglo XIII que hablan de los orígenes de este cultivo

en la isla. Hoy, en iSafrà, una finca de la localidad de Es

Mercadal, siembran unos 20.000 bulbos, a mano y sin fertilizantes,

y se requieren unas 150.000 flores para completar 1

kilo de producto. La floración se produce en noviembre y se

mantiene en óptimas condiciones durante unos 25 días, cuando

se practica su recolección. El azafrán menorquín es de los

mejores del mundo y su precio actual está en torno a los 15€

el gramo. Un auténtico ‘oro rojo’.

El producto artesanal más internacional de la isla es el

queso de la D.O. Mahón-Menorca, un manjar premiado en

repetidas ediciones de los World Cheese Awards, y esto tiene

que ver, directamente, con otro de esos “ingredientes” únicos

de la gastronomía local: la “vermella” menorquina, la vaca roja

de Menorca. Esta raza autóctona, con sello de calidad desde

2005, está plenamente adaptada al entorno y su alimentación

a base de pastos de la propia isla, salados por los vientos marinos,

le otorga una excepcional calidad tanto a su carne como

a su leche, destinada, precisamente, a la elaboración de los

mejores quesos menorquines.

El vino, la ginebra, los embutidos, la miel, el aceite de oliva,

la almendra, el pescado, el marisco, la perdiz… distintos productos,

de mar y de tierra, que dan sentido, identidad y singularidad,

a la excepcional gastronomía menorquina.

Rutas gastronómicas por Menorca

La tradición gastronómica de la isla, transmitida de generación

en generación, resume la esencia de su gente: sencilla, de

carácter apacible y que sabe disfrutar de la vida y de los frutos

de su tierra. En este sentido, para mostrar al mundo las

joyas de su gastronomía, Menorca ha puesto en marcha un

club de producto que invita a explorar los sabores de la isla

recorriendo sus cuatro rutas gastronómicas. Restauradores,

productores, artesanos…, la oportunidad perfecta para conocer,

degustar y comprar los mejores productos locales.

Ruta del vino Illa de Menorca.- Isla mediterránea, isla de

vinos. Menorca es lugar de bodegas y viñedos, de experiencias

que giran en torno a la cultura del vino, y esta ruta enoturística

es la mejor manera de descubrirlo. Enmarcados por la

Indicación Geográfica Protegida ‘Vi de la Terra Illa de Menorca’,

los blancos y tintos de la isla se pueden conocer, degustar y

comprar en diversas bodegas, tiendas especializadas, restaurantes,

bares, mercados… Saborear los vinos menorquines es

llevarse un sorbo de la propia isla.

Además, como colofón de este itinerario, se puede visitar

en el puerto de Mahón la destilería de Gin Xoriguer, uno de los

productos más auténticamente menorquines. Esta ginebra,

que cuenta con la Indicación Geográfica Protegida ‘Gin de

Mahón’, se produce de manera artesanal en base a una receta

de principios del siglo XVIII y en alambiques de cobre de

más de 250 años de antigüedad. Fuego, agua, enebro, leña…

auténtica tradición embotellada.

Ruta del Queso Mahón-Menorca.- Esta isla y su gastronomía

no se entienden sin uno de sus productos estrella: el queso

Mahón-Menorca. Producido desde tiempos remotos, este

65 / EXPOCULTUR


“clásico” de la mesa menorquina cuenta con una

Denominación de Origen Protegida desde 1985 y, además, es

el responsable, en buena parte, del propio paisaje de la isla.

Los pastos verdes y bien cuidados, el campo salpicado de

eras y llocs (fincas, en menorquín), los terrenos divididos con

muros de piedra seca… el queso ha ido configurando el rostro

de Menorca. Y la Ruta del Queso es la invitación a visitar

algunas de estas granjas para conocer de cerca a las hábiles

manos que están detrás de esta joya gastronómica, realizar

talleres culinarios y degustaciones de las diferentes variedades,

conocer. En definitiva, una oportunidad para descubrir la esencia

del campo menorquín.

Por supuesto, también son muchos los restaurantes, tiendas

especializadas y espacios gastronómicos de toda la isla que

hacen de este espectacular queso un auténtico protagonista.

Ruta de las Recetas Tradicionales Menorquinas.- Asadores,

cervecerías, cocina de autor, italianos, hindúes, mexicanos, tapas,

vegetariana…, la gastronomía es, sin duda, uno de los atractivos

más potentes de la isla, pero dentro de su amplia gama de sabores

los más auténticamente menorquines, merecen una mención

aparte. Restaurantes, mesones y mercados han recuperado y

puesto en valor algunos de los platos más tradicionales de la isla;

platos centenarios bien en su presentación original, bien en versiones

actualizadas, desde pescados y mariscos hasta carnes y

hortalizas. Además, esta ruta invita a descubrir también las propias

técnicas de elaboración de esa singular colección de platos

a través de talleres y actividades relacionas con la más auténtica

gastronomía menorquina, incluyendo, por supuesto, a la gran

desconocida: la repostería tradicional de la isla.

Ruta de la Gastronomía Marinera.- El mar condiciona casi

todos los aspectos de la vida cotidiana de Menorca: su paisaje,

su gente y, desde luego, su gastronomía. En este sentido, la

Ruta de los Oficios, Tradiciones y Gastronomía Marinera invita a

descubrir ese vínculo inquebrantable de la isla con el mar, visitando

sus puertos, sus lonjas y mercados. La ruta también permite

adentrase en este mundo de aguas cristalinas a través de

los museos marítimos, las visitas organizadas y los talleres gastronómicos

que se ofrecen en distintos establecimientos.

La caldereta de langosta tiene parada propia en esta ruta,

una delicia irresistible con una fama más que merecida.

Aunque este conocido plato no es el único: el visitante podrá

descubrir un sinfín de propuestas con sabor salado, sabor a

mar. Degustar, comprar y experimentar todo el encanto marinero

de este maravilloso destino mediterráneo.

Región Europea de Gastronomía 2022

El pasado 18 de enero, Menorca recibió el título de Región

Europea de Gastronomía para el año 2022, un reconocimiento

que la acredita como uno de los grandes referentes de la

cocina internacional.

Impulsado como un gran proyecto colectivo entre la administración

pública, entidades y empresas menorquinas, este

nombramiento otorgado por el Instituto Internacional de la

Gastronomía, la Cultura, las Artes y el Turismo (IGCAT) supone

la confirmación de la cocina local y tradicional como una de

las manifestaciones culturales que definen a Menorca y su

gente. Una iniciativa que pone en valor todo lo que aporta la

cultura culinaria vinculada al territorio y amparada en la sostenibilidad,

la protección del medio ambiente y el paisaje.

Así, además de ser Reserva de la Biosfera, Reserva Starlight,

Destino Sostenible e Isla del Deporte, este maravilloso destino

balear completa con su gastronomía un palmarés que la convierte

en un lugar simplemente irresistible.

En restaurantes de todo tipo, en lugares tan emblemáticos

como el mercado del Claustro del Carmen de Mahón, en los

mismos sitios donde se elaboran los productos gracias a la

rutas gastronómicas o a iniciativas como Farmers Way, de

Farmers & Co., y también, cómo no, en cualquiera de las jornadas

gastronómicas que tienen lugar en la isla durante todo el

año, como las Jornadas de Peix y las de Sa Perdiu (ambas en

febrero), el festival “Menorca en el Plato” (en junio), la Mostra

de Cuina Menorquina (en septiembre) o la Fira Arrels (en abril),

Menorca, la isla del buen comer, invita a descubrir uno de esos

pilares que la hacen realmente única: su gastronomía.

Más información en: www.menorca.es



More magazines by this user
Similar magazines