Revista Lingüística Romana

g.uptc71395

Roma y su papel

en la lingüística


Elaborado por:

Julio César Martínez Torres Ana Sofía Cárdenas Robayo

Código: 201911082 Código: 201911358

Lic. en Lenguas extranjeras

Lic. en Lenguas extranjeras


¿Quiénes fueron los antiguos romanos?

La civilización romana surgió en el año 753 a.C.

como una comunidad pequeña cerca del paso

comercial del río Tíber (de la actual Italia).

Roma se convirtió en una de las potencias

imperiales más exitosas de la historia.

El gobierno romano se caracterizó por un fuerte

espíritu militar, lo que justifica su incesante

actividad bélica. Sin embargo, logró convertirse

en potencia por su capacidad estratégica para

establecer alianzas.

A diferencia de los griegos que excluían a los

extranjeros y sometían a los pueblos

conquistados, Roma los incorporó a su sistema

político-social y les otorgó la ciudadanía

romana.


Origen de la civilización romana

El origen de Roma es muy antiguo. Los antiguos romanos lo achacaron a unos

gemelos llamados Rómulo y Remo. Ésta es la historia. Tras la batalla que destruyó

Troya hasta los cimientos, Eneas logró huir de la ciudad gracias a la intervención

de la diosa Afrodita. En su huida llegó hasta la zona de África septentrional,

donde se acaba de fundar la ciudad de Cartago, siendo gobernada por la reina

Dido, que se enamoró de Eneas. Sin embargo, los dioses tenían otro destino para

él, así que enviaron un mensajero para decirle que debía partir. Así, Eneas partió

hacia la costa italiana.

Una vez en tierras italianas, llegó hasta la ciudad de Lacio. El rey Latino, quien

gobernaba en aquellas tierras, le hospedó en su propia casa. Allí conoció a la hija

del rey, Lavinia, con quien contraería matrimonio poco después. Juntos tuvieron

un hijo al que llamaron Ascanio. Éste, cuando ya era un adulto, fundó la ciudad de

Alba Longa, la nueva capital del reino latino.

Tras varias generaciones de reyes, nacieron Numitor y Amulio. Ambos optaban al

trono, pero Amulio decidió apartar a su hermano. También se deshizo de la hija de

éste, Rea Silvia, obligándola a ingresar como sacerdotisa vestal, que adoraban a la

diosa Vesta, de manera que se mantuviera virgen y no tuviese nunca hijos que le

reclamasen el trono. Pero un día, Rea Silvia fue a pasear junto al río y se quedó

dormida en la orilla. Casualmente pasó por allí el dios Marte y se enamoró de ella.

De ese amor nacieron dos hijos.


Amulio mandó matar a los niños. Por ello, Rea Silvia decidió meterles en una

cesta y lanzarlos al río Tíber. La cesta quedó varada en la orilla a 20 kilómetros

de la desembocadura del río. Allí les encontró una loba que les amamantó en su

guarida del monte Palatino hasta que un pastor les encontró. Éste decidió

cuidarles como si fueran sus propios hijos y los llamó Rómulo y Remo.

Cuando crecieron y supieron su origen, decidieron destronar al usurpador,

Amulio, y le devolvieron el trono a su abuelo, Numitor. Ambos se propusieron

fundar una ciudad en la zona donde habían sido criados por la loba. Sin

embargo, no se ponían de acuerdo en la localización exacta, por lo que

decidieron preguntarles a los dioses. Rómulo fue al monte Palatino y Remo al

monte Avenino, dos de las siete colinas que había en el lugar. Remo vio 6

buitres, pero Rómulo vio 12, por lo que él decidió el lugar donde se asentaría la

ciudad.

Rómulo trazó en el suelo el dibujo de dónde irían las murallas y las puertas de la

ciudad, y afirmó que mataría a quien las traspasase. Remo no creyó que la

amenaza fuera real o que a él no le iba a afectar, así que se atrevió a atravesar

uno de los trazos realizados por Rómulo. Éste cumplió su promesa y mató a su

propio hermano. En su honor, decidió llamar a la ciudad Roma. Así, Roma

quedaría fundada en el año 754 antes de Cristo.


Economía romana

La economía de la civilización romana se estableció como un sistema de

intercambio y comercio comunitario. Todos tipos de bienes comerciales y

productos agrícolas, ganaderos y diversos servicios, se utilizaron como medio de

intercambio.

La actividad agrícola, la explotación de esclavos y el comercio fueron las principales

fuentes productivas. La agricultura requería del trabajo de una gran cantidad de

esclavos para producir a cualquier escala.

Los agricultores podían donar al gobierno las cosechas excedentes, en lugar de

abonar los impuestos públicos. Éstos consistían en modestas valuaciones que

aplicaban sobre la tierra, el hogar, otros bienes, los esclavos, animales, artículos

personales y riqueza monetaria.

Egipto, Sicilia y Túnez fueron

las principales regiones

productivas que enviaban los

granos a Roma y luego, desde

el puerto en el río Tíber, se

distribuían hacia todo el

imperio.


Sociedad romana

La sociedad romana se dividía en 2 grandes grupos muy

diferenciados:

Los patricios u hombres libres: Disfrutaban del pleno

goce de sus derechos, participaban en el Senado y ocupaban

altos cargos políticos y militares.

Los plebeyos u hombres sin libertad: Estaban privados

de derechos políticos e involucraba tanto a los pequeños

propietarios, campesinos, comerciantes y artesanos, como a

los esclavos.

Durante la época imperial se produjo una ampliación del

derecho ciudadano entre algunos provinciales y el trabajo

esclavo entró en crisis por la disminución de provisiones, el

cese de las conquistas, el temor a sublevaciones y a la

influencia del cristianismo.


Arquitectura romana

La arquitectura romana de la época de la República,

resultó uno de los grandes aportes para las culturas

posteriores. Aunque esta civilización construyó más

edificios civiles que religiosos, se destacaron las

obras de ingeniería como los acueductos, puentes,

termas, calzadas, arcos y columnas

conmemorativas. El coliseo romano fue una de las

construcciones más majestuosas de la antigüedad

(la obra comenzó en el año 71 a.C.).


La religión romana era politeísta y

desempeñaba un rol muy importante en la

vida cotidiana de los romanos. Adoraban a

divinidades que eran protectoras de los

hogares a las que llamaban lares. El dios más

importante era Júpiter, rey de los dioses

que, junto a su esposa Juno la diosa del

cielo, gobernaban al resto de las deidades,

como:

Júpiter

Rey de los dioses

Juno

Diosa del cielo


Marte

Dios de la guerra

Mercurio

Mensajero de los dioses

Neptuno

Dios del mar

Diana

Diosa de la caza


Vesta

Diosa del hogar

Minerva

Diosa de la sabiduría

Venus

Diosa del amor

Plutón

Dios del inframundo



1

Los

romanos se apropiaron de las gramáticas

griegas y de todas sus ideas principales.

Pasaron las gramáticas griegas al latín,

adquiriendo importancia durante la edad

media.

2

3

Sus

gramáticas señalaban las mismas partes que las

señaladas en las gramáticas griegas (nombre,

verbo, participios, pronombre, preposición,

adverbio, interjección y conjunción)

Sus gramáticas se caracterizan por su gran contenido

didáctico, diferenciándose de sus referencias griegas.

4


5

Marco Terencio Varrón, trató cuestiones de

lingüística general como la controversia entre

analogía y anomalía.

Prisciano trata por primera vez, la relación entre

el sonido y el significado.

6

7

Elio

Donato, fue el más influyente de su época y

fue reconocido por intentar salvar la lengua

clásica.

Los romanos estudiaron, formalizaron y

estructuraron el estudio de la gramática latina.

8


1 2

9

Se

evidencian cuatro clases de sonido en el

lenguaje ()

Sus gramáticas se construyeron a imagen

y semejanza de la gramática de Dionisio

de Tracia.

1 0

1 1

La

controversia anomalía/ analogía

se desarrolló en Roma.


1 4

1 3

1 5



Similar magazines