L'Officiel Deco Argentina 2020

online.magazines
  • No tags were found...

EN

CASA

Lila Juan

Gherardo Felloni

Andrea Sanz

Ramón Sauma

Gabriel Carvajal

Sol Rueda

Anushka Elliot

1


EN

CASA

Lila Juan

Gherardo Felloni

Andrea Sanz

Ramón Sauma

Gabriel Carvajal

Sol Rueda

Anushka Elliot

2


3


COLLECTIVE

WWW.ALVARORENNER.COM

4


5


EN CASA

6 CARTA EDITORIAL

12 SELLO FLANEUR

18 DEPARTAMENTO CON ARTE

22 SIEMPRE FLORES

24 CHEZ GHERARDO FELLONI

34 VIVIR EN UN HOTEL

40 BUENOS AIRES EN PAUSA

46 DIARIO DE UN VIAJE

54 REFUGIO ENTRE CUMBRES

58 EL DISEÑO MANDA

64 DERNIERES VOLONTES

6


7


DIRECTOR DE ARTE

GERMAN ROMANI

DIRECTORA EDITORIAL

ANA TORREJON

REDACTORA Y EDITORA WEB

CELESTE NASIMBERA

GERENTE COMERCIAL

FEDERICO GABRIELO

GLOBAL BRANDS MEDIA

Coronel Díaz 1617 (1425) CABA

DIRECTOR Y PUBLISHER

ALEX MILBERG

ADMINISTRACION

CLAUDIO CASTELLANI

REPRESENTANTE DE VENTAS USA

JB MEDIA CONSULTING CORP.

jill@jb-mediaconsulting.com

michael@jb-mediaconsulting.com

2300 NW 94th Ave. Ste 205 - Doral, FL

IMPRENTA

MUNDIAL

José A. Cortejarena 1862, CABA

DISTRIBUCION CABA

DISTRIBUIDORA SANABRIA

Dr. Enrique Finochietto 1602

DISTRIBUCION INTERIOR

AUSTRAL

Isabel La Católica 1371 CABA

EDITORA GENERAL

DORA BECHER

JALOU MEDIA GROUP

MANAGEMENT

128, quai de Jemmapes 75010 Paris

DIRECCION

GERENTES

COPRESIDENTES DE CONSEJO EJECUTIVO

Y ADMINISTRATIVO

MARIE-JOSE SUSSKIND-JALOU

MAXIME JALOU

DIRECTOR GENERAL

DIRECTOR DE CONSEJO EJECUTIVO

Y ADMINISTRATIVO

BENJAMIN EYMERE

DIRECTORA GENERAL ADJUNTA

MIEMBRO DE CONSEJO EJECUTIVO

Y ADMINISTRATIVO

MARIA CECILIA ANDRETTA

DIRECTOR CREATIVO INTERNACIONAL

STEFANO TONCHI

DIRECTORA ARTISTICA Y CASTING

JENNIFER EYMÈRE

ASISTENTES EJECUTIVOS

CELINE DONKER VAN HEEL

GIULIA BETTINELLI

PUBLICIDAD

GERENTA DE INGRESOS GLOBALES

ERICA BARTMAN

GERENTE DE INGRESOS FRANCIA Y SUIZA

JEAN-PHILIPPE AMOS

DIRECTORA DE MEDIOS ITALIANOS

CARLOTTA TOMASONI

GLOBAL DIGITAL Y MEDIA PLANNING

ILARIA PREVITALI

INTERNACIONAL Y MARKETING

DIRECTOR INTERNATIONAL DE LICENCIAS,

DESARROLLO DE NEGOCIOS

Y BRAND MARKETING

FLAVIA BENDA

DIRECTOR DE PRODUCTOS DIGITALES

GIUSEPPE DE MARTINO

MANAGER DE PROYECTOS DIGITALES

BABILA CREMASCOLI

ESTRATEGA DE MARKETING Y MEDIOS

LOUIS DU SARTEL

DIRECTOR DE CONTENIDOS Y EVENTOS

INTERNACIONALES

ALLEGRA BENINI

CONTENIDOS EDITORIALES Y ARCHIVOS

INTERNACIONALES

GIULIA BETTINELLI

FUNDADORES

GEORGES, LAURENT

AND ULLY JALOU (†)

Nuestra tapa:

Andrea Sanz en su casa en el Hotel Bidasoa de Santiago

de Chile. Foto: Pilar Castro.

L ’Officiel Argentina es una marca comercial publicada por Global Brands Media bajo la licencia

de HTMedia SA, Coronel Díaz 1617, 2º piso, ante L’Officiel. Opiniones y comentarios expresados

no representan necesariamente la opinión de HTMedia SA. HTMedia SA no acepta ninguna responsabilidad

por inversiones o cualquier decisión tomada por lectores en base a lo publicado.

www.lofficiel.com.ar

INSTAGRAM: @lofficielarg

FACEBOOK: @LOfficielArgok

TWITTER: @lofficielarg

EDICIONES INTERNACIONALES

L’Officiel de la Mode, L’Officiel Hommes Paris, L’Officiel Voyage, L’Officiel ART International, Jalouse, La Revue des Montres, The International Watch Review, L’Officiel Island, L’Officiel Peak, L’Officiel Jewels,

L’Officiel Arabia, L’Officiel Hommes Arabia, L’Officiel ART Arabia, L’Officiel Argentina, L’Officiel Austria, L’Officiel Baltics, L’Officiel Belgique, L’Officiel Hommes Belgique, L’Officiel ART Belgique, L’Officiel

Brasil, L’Officiel Hommes Brasil, L’Officiel China, L’Officiel Hommes China, Jalouse China, L’Officiel India, L’Officiel Indonesia, L’Officiel Italia, L’Officiel Hommes Italia, L’Officiel Korea, L’Officiel Hommes

Korea, La Revue des Montres Korea, L’Officiel Latvia, L’Officiel Lithuania, L’Officiel Hommes Lithuania, L’Officiel Malaysia, L’Officiel Mexico, L’Officiel Maroc, L’Officiel Hommes Maroc, L’Officiel NL, L’Officiel

Hommes NL, L’Officiel Poland, L’Officiel Hommes Poland, L’Officiel Russia, L’Officiel Singapore, L’Officiel Hommes Singapore, L’Officiel St Barth, L’Officiel Switzerland, L’Officiel Hommes Switzerland, L’Officiel

Thailand, L’Officiel Hommes Thailand, L’Officiel Turkey, L’Officiel Hommes Turkey, L’Officiel Ukraine, L’Officiel Hommes Ukraine, L’Officiel USA, L’Officiel Hommes USA, L’Officiel Vietnam. www.lofficiel.com

8


L L E N A T E

D E F L O R E S

l l e n a t e d e v i d a

w w w . a n e t t e . c o m . a r

9


EDITORIAL

Mundo en mundos

“La sabiduría de la vida consiste en la eliminación de lo no esencial. En

reducir los problemas de la filosofía a unos pocos. Solamente: el goce del

hogar, de la vida, de la naturaleza, de la cultura”. Lin Yutang.

La pausa y el confinamiento no estaban en nuestros planes,

podemos decir que nos encontraron por sorpresa y fue un viaje sin escalas

a las cuatro paredes. Hubo quienes descubrieron que los ladrillos

tenían un corazón y se podían llamar hogar. Algunas personas supieron

que en lo íntimo radicaban las sombras y esos espacios no fueron

protección, encarnaron la amenaza. La inmensa mayoría ejercitó la

supervivencia y adaptó lo existente a las nuevas necesidades. Casas grandes

o pequeñas se transformaron en gimnasios, oficinas, barras de bares y

foros de conversaciones por Zoom. Balcones como escenarios, jardines que

cotizan como tesoros y terrazas que unen el suelo con el cielo sin barbijos.

Compartimos con ustedes las historias de vida de quienes conjugan desde

hace tiempo el vivir con el producir y cuyas maneras de habitar tomaron

la trascendencia de sus producciones. Son inspiraciones de aquí y de allá,

travesías imaginarias, el deseo irrefrenable de dejar volar las miradas.

Como las cajas chinas o las muñecas rusas, miles de universos,

tantos como continentes.

Ana Torrejón

10


AVISO


“Flâneur

soy yo”

Lila Juan se siente esa observadora urbana capaz de captar el espíritu de la época

y trasladarlo a sus accesorios. Piezas únicas con magia.

Por DORA BECHER

Fotos FLOR CISNEROS

Estilismo CNAVAR

12


13

Chaleco y

pantalones,

Boken.

Camisa, Zadig

& Voltaire.

Sandalias,

Gianvito Rossi.

Pendientes

y cartera,

Flâneur.


14


Hace tres años se mudó a la casa de sus sueños. O de su sueño,

en singular. Lila Juan tenía un objetivo: un taller grande

e integrado a los demás espacios, con una ventana que le

permitiera mirar el verde de su jardín, “plantas tropicales y

pocas flores”, así de preciso. “Mis chicos ya están grandes,

no viven conmigo, quería una casa para esta etapa de la

vida. El taller es donde paso la mayor parte del tiempo.

Ni siquiera pongo música, disfruto un montón del silencio”,

dice de ese “laboratorio” donde crea las piezas de Flâneur —su marca—, que

animan el rubro de los accesorios festivos desde que aparecieron hace ya siete años.

Artista plástica y escenógrafa, la mayoría de sus clutches son compactos, con

formato cuadrado o rectangular, y están recubiertos por diferentes materiales.

Diseña todos y realiza con sus manos los de la línea pionera, en resina. “Parece

una miel”, le reconoce a esa sustancia pastosa, a la que además le atribuye magia

cuando se vuelve sólida. En su ámbito, su taller, como toda la casa, un proyecto

del estudio Barrionuevo-Sierchuk, hace y deshace, desafía roles, puede manejar

un pincel fino o un taladro, su habilidad manual no tiene límites.

El nombre Flâneur fue idea suya. Tiene muchas acepciones: paseante, callejero,

explorador urbano. Lila prefiere la definición del poeta francés Charles Baudelaire,

que en 1860 lo calificó como “observador apasionado”. “Tiene que ver conmigo.

Soy esa persona que mira el mundo y desde ahí todo empieza a cobrar sentido. Soy

muy visual, me gusta lo estético, lo sensorial”, asegura y hace su lista de preferidos

en la que cita el amor por la casa, la ópera y la música en general. Disfruta cocinar

Obras: “Sin

título”, de

Elena Dahn.

“Cepillos”,

de la serie

Kunstformen

der Natur

de Gaspar

Libedinsky.

15


“La pieza única es un objeto que te acompaña

toda la vida, con imperfecciones que dan cuenta

de que está hecho a mano. El lujo ahora es eso”.

para su novio. Usa ropa clásica y ecléctica; el día puede comenzar con una camisa

con volados y seguir con un vestido shocking porque da por sentado que “no es

siempre la misma persona”. El arte es su vocación y su continente. Tiene cuadros

que son herencia de familia, pero ni bien se mudó empezó a armar su propia

colección con obra contemporánea. La primera que compró es del artista Eduardo

Basualdo, una especie de roca gigante que cuelga del techo de su living y a la que

describe como “un meteorito cayendo”. “Es la representación de lo impredecible.

La vida es un poco eso, ¿no?”. Viaja mucho y le da placer —cual flâneur— descubrir

lugares. Apuesta a que la riqueza de lo distinto es fuente de inspiración.

Su capacidad de trabajo le resulta una de sus mejores cualidades. Encuentra dos

tipos de individuos, los que piensan y los que hacen. Se ubica cómoda en el segundo

grupo. “No me quedo en el plano de las ideas, los sueños necesitan concretarse”.

Pruebas al canto. Comenzó con sesenta modelos y hoy, en su local de la Galería

Promenade, hay más de cien que renueva constantemente. Opina que la moda es

lenguaje, y que la ropa y los accesorios hablan de quien los lleva. Entre sus seguidoras

históricas se encuentran Celeste Cid, Oriana Sabatini, Flavia Palmiero, Julieta Spina,

Flor Torrente, Pampita… Juliana Awada fue la que mostró al mundo varias petacas

emblemáticas, como la de acrílico transparente con la bandera argentina.

A la labor solitaria en el taller contrapone su interés por armar equipos. De a poco

fue sumando artesanos a su emprendimiento, que le abrieron la posibilidad de crear

con nuevos elementos. Alpaca, yute, ratán, acrílico, cristal, hilo sisal… Ahora está

probando con cuero trenzado, goma e impresiones digitales, que también amplían

su repertorio de collares, aros y tiaras. El año pasado participó de varios proyectos

colaborativos. Con Juan Daels realizaron clutches, joyas contemporáneas, carteras

tejidas en macramé y un arnés con eslabones cortados en láser que el diseñador

mostró en BAFWeek. “Estoy feliz de que Juan me haya elegido. Soy clienta desde

hace años. Me atrae ese tipo de artistas que uno descubre a través de lo que hacen”.

Además, armó accesorios en toquilla e intervino sombreros panamá para la firma

Greenpacha, mientras se preparó para participar en noviembre de la segunda edición

de Consorcio Piso 2, que reunió en forma efímera a más de veinte diseñadores

independientes.

La experimentación con materiales nuevos la está llevando a imaginar una

cápsula en el exterior. “Mi fantasía es llegar a Japón, donde lo artesanal es

muy valorado. La pieza única es un objeto que te acompaña toda la vida, con

imperfecciones que dan cuenta de que está hecho a mano. El lujo ahora es eso”.

No le asusta el porvenir. Sabe que los proyectos artísticos necesitan esfuerzo y

dedicación, y ella tiene energía de sobra. “Difícilmente alguien pueda seguirme”,

dice y sonríe. Y por sobre todo destaca su disposición anímica para enamorarse

de lo que le gusta. “Soy embajadora de lo mío”, menciona con orgullo y cuenta

que desde que fundó Flâneur nunca más usó una cartera grande. n

16


Camisa,

Harshman.

Aros, Flâneur.

Maquillaje

y peinado:

Solange Perkes

para Perkes

Gandini Studio.

17


Colección Ca.Sa de arte

latinoamericano. 1200 obras

de artistas consagrados y

emergentes.

18


Una galería

en un

departamento

El sueño de muchos: vivir rodeados de obras de arte.

Pinceladas de una colección con historia.

Por FEDERICO FERRARI SANCHEZ

En la calle El Litre de la comuna de

Vitacura en Santiago de Chile hay

un departamento repleto de obras

de arte latinoamericano que cubren

paredes y mesas. Son alrededor de

sesenta e incluyen cuadros e instalaciones.

La propiedad es del empresario

Ramón Sauma y las piezas

representan solo el cinco por ciento de la colección Ca.Sa.

que reunió junto a su socio, el arquitecto Gabriel Carvajal,

a lo largo de más de treinta años.

19


Carvajal tenía una tienda de antigüedades

y también vendía cuadros de arte moderno.

Con Sauma se interesaron en adquirir piezas, en

principio de la corriente geométrica, y hoy tienen

1.200 de artistas consagrados y emergentes, la

mayoría chilenos, pero también de países como

Argentina, Brasil, Perú y Cuba. Entre los autores

se destacan Paz Errázuriz, José Balmes, Alfredo

Jaar, Iván Navarro y Voluspa Jarpa.

A medida que crecía la colección decidieron

crear la Fundación Ca.Sa. “Es una manera de dar

apoyo al arte latinoamericano. Nos dedicamos

a su promoción, difusión y enseñanza”, asegura

Cristián Aninat, el director ejecutivo, que

agrega que cuentan con un premio que ya lleva

seis ediciones. En la última, que fue en 2019,

reconocieron al artista chileno Sebastián Riffo

Valdebenito con una residencia de un mes en

el Museo de Arte Moderno de Chiloé y con

la posibilidad de formar parte de una muestra.

Además la fundación genera otras acciones.

A comienzos de 2020 donó al Museo

Guggenheim de Nueva York cuatro fotografías

de la artista chilena Lotty Rosenfeld, que serán

exhibidas en octubre del próximo año en una

muestra. Otro proyecto en el que trabajan es

“Ca.Sa Rodante”. “Haremos circular parte

de la colección por distintas regiones”, afirma

Aninat y explica que la idea es achicar distancias

y acercar arte para disfrutar y aprender. n

FOTOS: DERECHOS RESERVADOS.

20


21

Departamento de Ramón

Sauma en Vitacura,

Santiago de Chile, con

unas sesenta piezas entre

cuadros e instalaciones.


Las flores

del bien

El ojo tiene que viajar y la invitación es a una travesía imaginaria que despierta los sentidos.

AZAHAR FLORES

Foto ESTEBAN VARGAS

Romi Kaempffer y Christian Gutiérrez eran

estudiantes de Bellas Artes. Un día aliaron saberes

y crearon Azahar como manifiesto poético. El

objetivo de ayer y el de ahora es retomar la florería

clásica desde una perspectiva contemporánea.

En sus arreglos se percibe un juego de luces y

sombras. Trabajan con texturas para lograr

movimientos y efectos pictóricos.

Las especies se resignifican. No hay flores

prohibidas ni colores descartados. Lo que abunda

es el nuevo equilibrio, la vida breve e intensa.


Chez

Gherardo

Felloni

El director creativo de Roger Vivier abre las puertas de su casa en París.

Un triunfo ecléctico con combinaciones inesperadas. Entre piezas valiosas,

objetos kitsch, souvenirs personales y recuerdos de moda.

Por GIOVANNA PISACANE

Fotos ROMAIN RICARD

24


La entrada a

la casa. En el

centro, la mesa de

cemento, resina

y cera de Nicola

Martini. Los floreros

son del artista

contemporáneo

William Martin. La

araña es de Seguso,

una pieza histórica

de los años 60.

25


Gherardo Felloni, director creativo de Roger Vivier

desde 2018, en su casa de París.

En sentido de las agujas del reloj:

el salón con sillones realizados por Gae

Aulenti para el Palacio Grassi y la mesa de Duccio

Maria Gambi. Sobre la pared, “Artwork” de Victor

Vasarely, entre las dos lámparas de los

70, provenientes de la sala de espera de

la estación central de Milán.

El comedor tiene en el centro una mesa de

los años 40; al fondo “Two Naked Women”,

la pintura de Nicolas Party.

La cabeza de mármol representa a Apolo.

La cabina armario con la pintura “Back With a Face”

también de Party (de la Galería Kaufmann Repetto

de Milán). En el centro, una mesita años 60 de

Fornasetti y un florero Belle Epoque napolitano.

Lo primero que

hizo apenas se

instaló en la sede

central de Roger

Vivier, en

París, fue redecorar

su oficina.

“Quería estar

rodeado de las

cosas que más

me gustan: ya sean feas o bellas, pobres o

lujosas, para mí es fundamental tener objetos

que me representen”, cuenta Gherardo

Felloni. Entre sus pasiones enumera

la lírica, el teatro y las películas de época,

un amor declarado también a través de las

campañas para la casa de la que hoy es director

creativo. La Primavera/Verano 2019

fue un homenaje a Catherine Deneuve,

que con Belle de jour, de Luis Buñuel, no

solo conquistó millones de adictos a los

zapatos, también introdujo la marca en el

imaginario colectivo burgués. Y la campaña

con Susan Sarandon en el rol de una

maestra de teatro es una remake inspirada

en el film de Antonio Pietrangeli de 1965

Yo la conocía bien. Su casa en el corazón

de París es una verdadera invitación a

viajar entre objetos curiosos comprados

en ferias vintage, obras de arte y muebles

restaurados, cada uno con su historia.

¿Diseñador de interiores frustrado? “Soy

un comprador ocasional, a excepción de

las joyas que suelo encontrar en Milán,

en lo de Pennisi. Amo ponerme collares

bellos con sabor antiguo combinados con

jeans y zapatillas. Voy seguido al mercado

de pulgas y, desde hace algunos años, a

remates, particularmente en Italia”.

Los muebles por los que siente más

afecto incluyen “la consola en fórmica

verde con espejo redondo diseñada por

Gio Ponti, recuperada del Hotel Parco dei

Principi”. También la mesita de la cocina.

“Es de los años 40. Pertenecía a un maestro

de escuela que tenía seis hijos. Para

darles clase, había tallado un agujero en

el centro, donde se acomodaba él, y seis

cajoncitos para ellos”. Una mezcla entre

lo antiguo y lo moderno, entre obras de

arte, recuerdos y zapatos. Por todos lados.

Como si fueran trofeos. Sandalias Mary

Jane y pumps; volúmenes de diseño y

moda; fotografías de época, como el retrato

de Monica Vitti sobre la chimenea

de la sala, ahí, en medio, entre un par de

Christian Dior vintage verdes, un proto-

26


27


tipo realizado bajo la dirección de John

Galliano que nunca se llegó a producir.

“El taco lo había hecho con mis propias

manos”, puntualiza. O también los décolleté

negros de Roger Vivier para Christian

Dior: “El primer zapato de Vivier de

los años 70 que compré en un remate”.

Y las botas con margaritas del diseñador

Fabrizio Viti, “la primera persona con

quien trabajé. Estas botas me las regaló él

y son de la colección con la que debutó

con su marca”, cuenta. En la pared, un par

de Miu Miu “Furry”, recuerdo de su paso

por el reino de Miuccia Prada, donde en

2014 se ocupaba de artículos de cuero y

joyas. “Todos los que las ven las asocian

con un Muppet”, dice y ríe.

“Mi casa se basa en la combinación

de opuestos: tengo una cabeza de Apolo

en mármol, según la escuela romana del

Ottocento, que podría simbolizar a mi yo

28


adulto, pero está apoyada sobre una base

de cemento rosa bebé de Duccio Maria

Gambi que a su manera la transforma

en algo infantil”, agrega. Domina la sala

“Two Naked Women”, la pintura de Nicolas

Party, uno de sus artistas preferidos.

“Me inspiro en muchas cosas. Si tuviera

que elegir a un mentor, pensaría en Nina

Yashar. Observándola aprendí mucho

sobre cómo combinar objetos”. Aquí no

hay piezas descartables, sin alma: “No

me gusta tirar cosas, compro a largo

plazo y siempre voy a tener alfombras”.

En la casa, Mina, la gata, parece estar

Living: en el fondo, una

copia en yeso de “Esclavo

moribundo” de Miguel Angel.

29


Arriba. Mary Jane verdes de Christian Dior,

prototipo jamás producido, creado por Felloni bajo

la dirección de John Galliano. Los décolleté negros

de Roger Vivier para Christian Dior y las botas con

margaritas de Fabrizio Viti.

Abajo. Las Miu Miu “Furry” sobre la pared, los

zapatos rosa con plumas Roger Vivier, las “Maharaja

Sling Back Pump” de la Primavera/ Verano 2019 y las

Mary Jane plateadas de Miu Miu.

En el centro una mesita de cóctel del diseñador de

interiores Piero Fornasetti, años 60. A la derecha,

delante de la ventana, la escultura “Diana”, realizada

en Francia en el siglo XIX.

al mando. “Es tan dueña como yo, tiene

acceso a todos los espacios, pero creo que su

lugar preferido es mi cama”. A Felloni no

le entusiasma trabajar en su hogar: “Tengo

un estudio, pero no lo uso casi nunca.

Además, ahí adentro parece que hubiera

explotado una bomba”. Desde la ventana

se ve su jardín. “Es donde me relajo”. Pero

el comedor, donde está la mesa grande, es

el lugar que elige la mayor parte del tiempo,

aunque sea para mirar una película. Y

la cocina: “Como buen italiano que vive

en Francia, siento la necesidad de cocinar.

Solo cosas simples porque no tengo mucho

tiempo. La cocina francesa es elaborada,

a veces demasiado para las costumbres de

los italianos”.

Dijo el escritor Víctor Hugo: “Por la caracola

se puede entender al molusco, por la

casa, al habitante”. “¿Mi casa? La definiría

como ecléctica, a mi manera: me representa

casi en todo; he buscado y cuidado todo lo

que hay en ella”. n

TRADUCCION: TERESA DONATO.

30


31


Vivir en

un hotel

El Bidasoa es el emprendimiento familiar de los Sanz,

pero también su hogar. Andrea, la menor, cuenta los

cambios que implementó junto a sus dos hermanos

para convertirlo en sustentable. Un proyecto a la

medida de los tiempos.

Por CECILIA CONDE

Fotos PILAR CASTRO

uién no soñó alguna vez con

vivir en un cinco estrellas?

Para Andrea Sanz esa es una

realidad. No es la primera ni

la única de su familia. La historia

comenzó con su padre

Mauricio, que nació en un

hotel del norte de España. Por la Guerra Civil, abandonó

Europa y se mudó a Chile. Pasaron varias décadas, pero

cuando tuvo oportunidad, el señor Sanz tomó revancha:

compró una gran casona en Santiago y la convirtió en un

alojamiento boutique que bautizó con el nombre de un río

famoso del País Vasco, Bidasoa.

32


Todos los muebles del

departamento se trajeron

de Estados Unidos. Sobre

el sillón de tres cuerpos,

Andrea sostiene un libroobjeto

del poeta sufí Rumi.

Lo consiguió en Los Angeles,

la ciudad donde vive la

mitad del año.

33


“Como no tengo terraza

ni un espacio al aire libre, era

necesario traer un poco de

naturaleza dentro. Las plantas

tropicales se adaptaron

muy bien porque el departamento

tiene mucha luz”.

Hallazgo de feria: un pequeño mueble de bar vintage y de líneas simples

se esconde en un rincón de la cocina.

En el mismo terreno, detrás de esa gran

casa que durante 30 años recibió viajeros de

todo el mundo, tres de los siete hijos de Sanz

se pusieron al hombro el proyecto: levantar el

establecimiento más sustentable de la región.

El nuevo edificio conserva el nombre, pero

ahora es una construcción que cumple con

todos los requisitos: aislación térmica, filtrado

de agua, uso de energías limpias y biogás,

entre otras cosas.

La particularidad de este lugar no es solo

su costado eco; allí se alojan sus dueños:

“Además de Maritxu, Chicho y yo, nuestros

padres viven aquí”, cuenta Andrea, la menor

del trío. A cada uno de los descendientes se

destinó seis módulos para que los modificaran

según sus preferencias. “Opté por tirar

la mayoría de las paredes. Mi hermana, que

vive en el frente, tiene algo completamente

distinto”, detalla sobre su departamento de

160 metros cuadrados.

Con esos cambios, Andrea consiguió un

espacio donde se integraron el living, la cocina

y el escritorio. “Soy escritora y no me

gusta encerrarme. Prefiero estar donde pasan

cosas. Aislarme en una habitación me hace

sentir que estoy trabajando”, bromea. Además

de ese gran ambiente, su casa tiene dos

habitaciones.

Para decorar el piso, rompió con la estética

que tiene el resto de la construcción, donde

abundan los materiales nobles y los tonos madera,

cemento y verde. Amante del art déco,

trabajó junto a los diseñadores Grisanti-Cussen

(los mismos que estuvieron a cargo del

interiorismo del edificio) para recrear una

apuesta entre vintage y moderna.

Tonos pasteles para tapizados y cortinas,

líneas retrofuturistas para los muebles, formas

geométricas para las lámparas y la opulencia

de ciertas piezas decorativas, como los animales

de bronce o la biblioteca con cantos dorados,

forman el decorado de su día a día. Las

plantas también tienen un lugar importante.

“Como no hay terraza ni un espacio al aire

libre, era necesario traer un poco de natu-

34


35

Esencia retro y calidez

se conjugan en un gran

ambiente central de estilo

art déco y tonos pasteles.

Andrea confiesa que

creó este espacio, donde

se integran living, cocina

y escritorio, para no

sentirse encerrada.


En el hall de distribución a

las habitaciones, se pueden

ver los pisos de porcelanato

de mármol de la firma

Duomo, responsable de

todos los revestimientos del

departamento. Los pufs son

de Zara Home.

Andrea se recibió de

psicóloga y su biblioteca

es un mix de libros de

esa carrera, de arte y de

espiritualidad.

36


aleza adentro. Las tropicales se adaptaron muy

bien porque el departamento tiene mucha luz”.

La mayoría de los objetos los compró en Los

Angeles, donde vive parte del año porque escribe

guiones de ciencia ficción para películas y series

de televisión. “Casi todo el mobiliario del hotel lo

trajimos de allá así que aproveché y también compré

algunos para mi departamento”, cuenta Andrea,

que además recorrió anticuarios y ferias para

darle ese acento setentero que invade los rincones.

La unión con la ciudad estadounidense va más

allá del mobiliario y los mercados de pulgas. “A

la ciudad le dicen Los Vegángeles –cuenta con

conocimiento de causa–. Está repleta de centros

budistas, todos los restaurantes tienen una opción

vegana... Sin duda, el brainstorming creativo

empezó allá”. Férrea defensora del medio ambiente,

su militancia por una vida más sustentable

la llevó a idear este hotel… Y va por más.

“Siempre estoy atenta a la oportunidad de implementar

nuevas prácticas que nos conviertan

en un lugar que le haga bien a la comunidad y al

ecosistema”. Su nuevo gran proyecto –que también

comparte con sus hermanos– es la reinauguración

de la vieja casona que compró su padre,

convertida en un hotel boutique con aires vintage.

A pesar de que los proyectos en Santiago se

multiplican, Andrea seguirá manteniendo su

rutina de viajes entre Chile y Estados Unidos.

“Sin duda vivir en un hotel es entretenido,

nunca estás sola y, como soy medio miedosa,

me siento segura. Pero también sabés que, por

cualquier problema con un pasajero, finalmente

te van a llamar. Y el timbre suena mucho más

que en una casa normal”, dice entre risas esta

huésped vitalicia. n

“Siempre estoy atenta a la

oportunidad de implementar

nuevas prácticas que nos conviertan

en un lugar que le haga bien a la

comunidad y

al ecosistema”.

En sintonía con las lámparas y las mesas, la mayoría de los objetos

elegidos para decorar los ambientes son dorados y se compraron en

tiendas vintage y mercados de pulgas. El color también se repite en los

mosaicos de la cocina.

37


Eterna y en pausa

La ciudad desierta, el ruido de los pasos y el registro de una cámara. Calles, edificios, ventanas,

puertas y estatuas. Un silbido bajito de fondo, un eco de barbijo, es el homenaje del dos por cuatro.

Fotos GERMAN ROMANI

Tango que he visto bailar

contra un ocaso amarillo

por quienes eran capaces

de otro baile, el del cuchillo.

Tango de aquel Maldonado

con menos agua que barro;

tango silbado al pasar

desde el pescante del carro.

Despreocupado y zafado,

siempre mirabas de frente,

tango que fuiste la dicha

de ser hombre y ser valiente.

Tango que fuiste feliz

como yo también lo he sido,

según me cuenta el recuerdo,

que está hecho un poco de olvido.

Desde ese ayer, cuántas cosas

a los dos nos han pasado;

las partidas y el pesar

de amar y no ser amado.

Yo habré muerto y seguirás

orillando nuestra vida;

Buenos Aires no te olvida,

tango que fuiste y serás.

“Alguien le dice al tango”,

de Jorge Luis Borges.

Patrimonio amenazado: casas antiguas en vías de extinción en el barrio de Palermo.

38


Edificio Mihanovich.

La primera edificación

con veinte pisos que

tuvo la ciudad.

39


Kavanagh,

en su

época, el primer

rascacielos

de hormigón

más alto de

Sudamérica.

Confitería del

Molino, de

1916. El edificio

fue declarado

Monumento

Histórico

Nacional en 1997.

Rincón del barrio

de Balvanera.

Ingenio popular

presente en las

calles de

Palermo.

40


Palacio Paz.

Frente a Plaza

San Martín,

una de las

residencias

más lujosas

de principios

del siglo XX.

41


Réplica de la

Victoria de

Samotracia en el

patio del Palacio

Estrugamou.

Palacio

Anchorena.

Tiempo olvidado

en el Cementerio

de Recoleta.

42


“Buenos Aires es algo que duele,

pero duele lindo”.

Horacio Ferrer,

escritor y poeta.

La Perla, uno

de los “bares

notables”

de Buenos Aires.

Germán Romani es diseñador gráfico y

fotógrafo, formado en diversas disciplinas

de arte visual. Comenzó su carrera en el

mundo de la publicidad y en los últimos

veintitrés años se especializó en el rubro

editorial. Integró el equipo de arte de

las revistas Elle y Bazaar Argentina. En

Alemania, donde vivió cuatro años,

trabajó en varias publicaciones, con las

cuales sigue colaborando. Actualmente

es el director de Arte de L’Officiel

Argentina. Como fotógrafo se especializa

en retratos y fotos de calle. En estos

momentos está terminando de editar su

proyecto “Imágenes del Buenos Aires

antiguo, que va desapareciendo”,

como él mismo describe.

germanromani.com.

Instagram: @german.romani.

Mirando hacia arriba en el hall del Palacio Barolo.

43


Periplo, la editorial de

Eloise Alemany, ya tiene

más de 30 títulos.

En el living de la casa

que comparte con

su pareja, el editor

Sebastián García,

abundan los libros que

coleccionaron a través

de los años. “Empecé a

armar la biblioteca con

obras de fotografía y

diseño que me gustan

especialmente. En

Londres compraba

mucho en librerías de

usados”. El gran mueble

de piso a techo era de

la dueña anterior de la

casa, Cecilia Amenábar,

exmodelo y

artista, quien lo pensó

para discos

Historia

de un viaje

Amor y libros. La francesa Eloise Alemany encontró en Buenos Aires un lugar

donde quedarse. Cazadora de tesoros, la mayoría de los objetos y muebles de la casa

son de algún mercado de pulgas porteño o francés.

Por FLORENCIA BIDABEHERE

Foto POMPI GUTNISKY

Estilismo SILVINA BIDABEHERE

44


45


46


Eloise con el catálogo

de libros para niños,

una de las ramas de su

editorial, que este año

tendrá cuatro nuevos

títulos. “Tengo amigos

en todo el mundo, por

eso me resulta fácil

establecerme en países

diferentes. Eso sí, donde

estoy necesito armar

mi nido rápidamente,

apropiarme de los

espacios, tener un lugar

para sentirme en casa”.

Apesar de sus raíces, a Eloise Alemany le

tocó venir al mundo fuera de Francia.

Unos meses antes de su nacimiento, su

familia emigró a Japón, donde su padre

había sido enviado como diplomático.

Diecisiete años después viajó a Estados

Unidos para estudiar Arte e Historia del Arte. Después se

fue a vivir a Londres. Allí se quedó diez años. “El amor me

trajo a Buenos Aires, pero quise tener mi proyecto. Así nació

Periplo, el sello editorial con el que ya publiqué más de

treinta títulos, la mayoría de cocina”, dice Eloise.

De espíritu cosmopolita, reconoce que cada ciudad

sembró algo de quien es hoy. Mientras vivió en Tokio, su

madre, Pascal, decidió –como la legendaria Julia Child–

enseñar el arte culinario francés a los japoneses que quisieran

aprenderlo. En cuanto a su padre, pronto se cansó de la vida

diplomática y decidió echar raíces allí. Primero consiguió

empleo en Nina Ricci y más tarde en Kenzo.

Al llegar a Londres, ya con su título, Eloise trabajó en la

comunicación de marcas de lujo como Joseph. Su siguiente

desafío fue en la revista i-D, como asistente del director y

encargada de eventos especiales de la marca. “Fue para los 20

años de la publicación que me encargaron relevar destinos

de América Latina para llevar la muestra aniversario con

fotografía de tapa y grandes retratos. Entonces empecé a

viajar por Argentina, Chile, Venezuela y México”.

Con su castellano de colegio –que ya es casi perfecto–,

hizo grandes amigos en Buenos Aires y, de golpe, apareció

una nueva escala: “Aquí me enamoré y eso fue un empujón

para venirme a vivir. Pero soy muy independiente y esa no

47


La cocina abierta y acogedora es el corazón de la

casa. Los aromas y sabores forman parte de la vida de

Eloise. Le recuerdan su niñez en Tokio, cuando su mamá

enseñaba cocina francesa. Hace unos años organizó las

famosas Noches Grimod: un ciclo de cenas itinerantes

en espacios no tradicionales, como talleres de arte.

“Siempre quise hacer propuestas diferentes”.

podía ser esa la única razón”. Su alma de coleccionista la

llevó a crear Souvenir, una tienda efímera de objetos de

diseño. A la par, le llegó su primer proyecto literario: un

libro de diseño argentino que compiló y editó. “Luego

decidí que quería hacer uno de arte contemporáneo y lo

publicó la Editorial Larivière”.

Si las industrias del lujo y la moda –clara herencia de

su padre– habían dominado hasta entonces, las tardes de

cocina al lado de su madre fueron el norte que guio su vida

porteña. La primera experiencia se llamó Noches Grimod,

un ciclo de cenas itinerantes inspiradas en Grimod de La

Reynière, un personaje emblemático en la historia de la

gastronomía moderna. Al mismo tiempo, sintió el impulso

de hacer el libro que siempre había soñado: “El de amateurs

de la cocina, pero con experiencia, fotografiados en su

ámbito. Muchos eran amigos. Había diseñadores como

Martín Churba y Valeria Pesqueira”.

Luego vino otro proyecto. “Crecí con mi mamá

enseñando sus exquisiteces francesas y siempre hablamos

de recopilar sus recetas”. Juntas editaron Cuaderno dulce,

el primero de una colección de autores de cocina. “Hasta

hicimos uno para cocinar con niños, que disparó otros

títulos dedicados al público infantil”, cuenta mientras

mira la biblioteca de su casa, que va del piso al techo con

ejemplares de diseño que fue armando con los años, junto

a su pareja, Sebastián García, fundador de la editorial Libros

del Zorro Rojo. “Bah, en verdad fue pensada para discos.

Esta fue la casa de Cecilia Amenábar y cuando me mudé,

esa gran biblioteca ya estaba acá”.

Amante de las antigüedades, dice que es una experta

en encontrar “escondites” donde rescatar desde muebles

hasta pequeños adornos. “Pasé por una etapa de juntar

antigüedades. Iba a las ferias, al mercado de pulgas, a

otros mercados de Chacarita. En Francia hacía lo mismo.

Compraba usados y me los traía. Ahora estoy en un

momento en el que me despojo de cosas. ¡Mi otra casa era

un cachivache!”.

Raíces francesas, crianza japonesa, educación inglesa.

¿Dónde queda el español, el idioma de su obra? “Cuando

llegué pensaba que hablaba bien –dice y ríe–, pero me

costaba; me resultaba difícil seguir las conversaciones en

las reuniones con mucha gente”. Ahora, sentada en su casa

del barrio de Florida, rodeada de ejemplares y de sus gatos

Coqui y Mármol, es casi una porteña más, aunque aclara:

“El acento todavía se me nota”. n

“Pasé por una etapa de juntar

antigüedades. Iba a las ferias, al

mercado de pulgas, a otros mercados de

Chacarita. En Francia hacía lo mismo.

Compraba usados y me los traía. Ahora

estoy en un momento en el que me

despojo de cosas”.

48


49


50


51

Es una experta en encontrar

escondites de los que rescatar

algún tesoro. “Los mercados de

pulgas eran mi debilidad. Ahora

estoy en una etapa más tranquila.

¡Mi otra casa era un cachivache!”.


Refugio

entre cumbres

Dos horas de auto lo separan de Santiago de Chile y la travesía es entre montañas y bosques.

Una fusión entre el arte y el servicio aplicado a hotelería de alta gama.

Por VANINA ROSENTHAL

Fotos PILAR CASTRO

Producción general JAIME AGUILERA

52


53

El jardín zen de Viña Vik.


.

Lugar de oro” significa en lengua mapuche el

Valle de Millahue, sitio en el que está emplazado

Vik Chile, una ecuación que concentra viñedo,

bodega, hotel y proyecto arquitectónico al que

la catalogación lo encuadra como uno de los

mas lujosos del país trasandino.

El diseño fue del arquitecto Smiljan Radic, quien trabajó

junto a los propietarios Carrie y Alexander Vik para llegar a

una construcción que produjese el mínimo impacto ambiental.

Interiores y exteriores se integran en perspectivas que

El complejo ocupa en

total 4.300 hectáreas

El paisaje se cuela

en todos los rincones

del lugar.

contemplan la magnificencia del entorno con el diseño

orgánico y no producen ruidos visuales. Es la naturaleza la

que se filtra en todos los rincones concebidos bajo estrictos

parámetros y conceptos.

En un enclave de 4.300 hectáreas en las que se pueden

realizar todo tipo de actividades al aire libre funciona un

fitness center, el restaurante especializado en cocina a base de

productos orgánicos y la icónica bodega con su producción

nacional de Cabernet Sauvignon, Carmenere Syrah, Merlot

y Cabernet Franc.

La capacidad operativa es de 22 suites, que como todos

los rincones del hotel están decoradas con textiles y piezas

únicas. La colección de arte está compuesta por talentos que

refieren a la pasión global de los propietarios. Por supuesto,

el maestro Roberto Matta destaca en el living comunitario

con su mensaje que no requiere más que abrir los sentidos

hacia la trascendencia.

Viajar es una experiencia que empieza al soñar la travesía,

al anotar mentalmente las aventuras, al preparar el ánimo para

emprender el trayecto. Vik Chile es un ámbito para la reflexión

y para el buen vivir. n

54


El diseño orgánico del

hotel se integra con la

naturaleza.

Las suites están

decoradas con textiles

y piezas únicas.

Obras de arte en el

living comunitario.

55


Juntas y

a la par

Madre e hija. Atelier y showroom. Sol y Anushka conviven con parecidos

y diferencias en un espacio icónico de la ciudad.

Por CATA GRELONI PIERRI

Fotos FLOR CISNEROS

Estilismo CNAVAR

Bajo el sol del mediodía, el encuentro

con Sol Rueda y Anushka Elliot

comienza con una meditación,

una taza inglesa con té humeante,

un agradecimiento a la unión entre

mujeres. La cita es en el segundo

piso de La Colorado, el emblemático

edificio británico de ladrillos

de principios del siglo XX ubicado en la esquina de

Cabello y República Arabe Siria, Palermo. Allí instalaron

hace dos años y medio Sentido, la sede argentina de su

tienda de decoración uruguaya, luego de una década de

éxito frente al mar, en José Ignacio. El local combina

la pasión de la familia por los viajes exóticos a tierras

como Vietnam, Myanmar o Indonesia con el gusto por

los sabores, colores y aromas particulares de las culturas

con las que entablaron un vínculo.

De cada región, eligen lo más artesanal, hogareño y

singular. Seleccionan desde mobiliario y manteles de lino

de la India que hacen estampar con bloques de madera

tallados hasta chales con hebras de colores extraídos de

flores de loto para ofrecer a sus clientes viajes a través

56


57


58


Sol: total look Anushka

Elliot. Sandalias, Prada.

Anushka: total look

Anushka Elliot.

Sandalias, Daels.

de objetos que tienen memoria e historia. Anushka

(“Nuni”, como le dicen sus padres y sus tres hermanas)

busca transmitir la misma filosofía en los diseños de

la marca homónima, que forma parte de la propuesta

integral de Sentido pero que se ubica en la planta baja.

Madre e hija vivieron treinta años en Caracas, Venezuela.

Luego se mudaron a Uruguay y después vinieron

las alternancias con la Argentina natal. “Nuni” fue la

primera en instalar su marca en Buenos Aires. Sus piezas,

con servicio personalizado de atención, se encuentran

en el ámbito luminoso de la planta baja y expanden el

universo con los pisos superiores, en los que encontró

lugar y anidó el proyecto de su madre.

Juntas pero diversas generan una trama de impresiones

para resignificar el estilo y desacelerar el pulso. Lo bello,

si es colaborativo, es más trascendente. n

59


Dernières

volontés

2

Por AGUSTINA FERNANDEZ SARDO

1 1

3

4

1. #NiUnDíaSinFlores

para aromatizar y

alegrar el ambiente.

@blummflowerco

2. Sumar un toque

de color con los

plaid de la nueva

colección de

Hermès. Ideal

para pie de cama

o el sofá.

hermes.com

3. En casa. Kits

de Vero Alfie para

bordar y realizar

tus propios tapices.

veroalfie.com

4. Crear un rincón

único con los objetos

de Cari Rios.

@caririos.deco

5. Para los amantes,

los vasos “Barista”

de Gato x

Sommelier

de Café. Doble

pared de vidrio

con cinco medidas

a elegir según cada

momento.

gatostore.com

6. Leer L’Officiel

en un silloncito

Didot.

didotweb.com

7. Arte tecnológico.

“The Frame”, la

última televisión

de Samsung que se

transforma en una

obra de arte

cuando está

apagada.

@samsungarg

5

6

7

FOTO: DERECHOS RESERVADOS.

60


AGOSTO

MUY PRONTO EN TODOS

LOS KIOSCOS DE TODO EL PAIS

www.lofficiel.com.ar

INSTAGRAM: @lofficielarg • FACEBOOK: @LOfficielArgok • TWITTER: @LOFFICIELARG

More magazines by this user
Similar magazines