02.06.2021 Views

Revista CICPC Edición Nº 47

Create successful ePaper yourself

Turn your PDF publications into a flip-book with our unique Google optimized e-Paper software.

1

REVISTA CICPC


República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz

Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas

DIRECTIVA CICPC

2

REVISTA CICPC


SUMARIO

5 Editorial.

7 No van a poder destruir al Cicpc porque tiene funcionarios honestos.

14 El Cicpc es una institución concebida para que solo estén los mejores.

22 Para mejorar en el Cicpc es fundamental ver el espejo del pasado en el

Ctpj.

28 La ética y los valores morales son las claves del éxito para un funcionario

del Cicpc.

33 La Dirección de Diseño Estratégico de Investigación Penal está en marcha.

38 EL ROBO DE MEDICINA.

40 Formar a los nuevos funcionarios del Cicpc es una tarea de mucha res

ponsabilidad.

49 Tomar el camino correcto y no caer en delitos es fundamental para per

manecer en el Cicpc.

56 Trabajar con ahínco y vocación son esenciales para alcanzar el éxito en

la institución.

60 Un funcionario a carta cabal que lucha a diario por impulsar la Delegación

Estadal Portuguesa.

79 Mantener la pulcritud en el Cicpc es otro de los grandes objetivos.

87 La oficina de Respuestas a las Desviaciones Policiales luchará por man

tener la ética en el Cicpc.

92 Nace la División de Desviaciones Policiales para mantener la integridad y

moral del Cicpc.

96 La División de Investigación de Homicidios trabaja con mística para bajar

ese delito.

106 La División de Contra Delitos Financieros mantiene a raya a los delin

cuentes.

113 Colocar datos personales en las redes sociales puede servirle a las ban

das de extorsión.

118 La División de Investigaciones de Delitos Contra Secuestro del Cicpc.

125 La División Contra Bandas trabaja en firme para tener a raya el delito.

130 Garantizar una adecuada defensa procesal disciplinaria es otra tarea vital

en el Cicpc.

133 “LA BALISTICA FORENSE, Y SUS APORTES EN LA INVESTIGACION

DE VICTIMAS POR ARMAS DE FUEGO”.

ÓRGANO DIVULGATIVO DEL CUERPO DE INVESTIGACIONES

CIENTÍFICAS PENALES Y CRIMINALÍSTICAS

Depósito Legal pp200202CS1355 / ISSN: 1690-2270 RIF: J-30911311-9

Presidente Honorario

Comisario general Douglas Rico

Directores Honorarios

Comisario general Jhonny Salazar

Comisario general Mercy G. Bracho

Comisario general Bladimir Flores

Comisario general Juan de la Cruz Periera M.

Director - Editor

Comisario jefe Félix Avendaño

Directores General

Comisario general Rubén Lugo

Comisario general Alejandro Hernández

Comisario general Cuoto Rendón

Director de Información

Lic. Fabián Avendaño

Colaboradores

Lic. Josmelith Martínez

Lic. Nelson Contreras

Lic. Marbelia Girón

Lic. Hernan Romero

Gerente General

Dr. Luis Avendaño (+)

Consultor Jurídico

Dra. Sixta Cárcamo

Dr. José Antonio Camoripano

Dirección de Arte

Publicidad Sondeo, c.a.

Fotografías

Prensa Cicpc

Josmelith Martinez

Diseño y Diagramación

Junior José Oliveros Gutierrez

Impresión:

Digital Edition

Redacción: Av. Sur 4, Esq. Reducto a Municipal,

Edf. San Pablo, Piso 2,

Ofic. 26, El Silencio. (Detrás del Teatro Municipal).

Telf.: (0212) 484.97.47 / Fax: (0212) 484.47.25

Caracas - Venezuela

E-mail: revistacicpc@gmail.com

www.revistacicpc.com - Twitter: @Revistacicpc

Instagram: @revistacicpc -Facebook: @revistacicpc

Youtube: Revistacicpc

Para la inserción de avisos publicitarios contáctenos

por los teléfonos:

(0212) 484.97.47 - Fax: (0212) 484.47.25

Todos los derechos reservados

Ningún segmento de esta publicación puede

ser reproducido, archivado en sistemas de clasificación

o reproducción de datos, retransmitido

en modo alguno, electrónico, eléctrico, químico,

mecánico, óptico, fotográfico o cualquier otro, sin

el permiso previo por escrito de los editores.

3

REVISTA CICPC


4

REVISTA CICPC


EDITORIAL

Hay un refrán muy criollo que dice: “la pelea es peleando” y eso es justamente lo que los 16 mil

hombres y mujeres del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalisticas (Cicpc)

mantienen siempre latente. Todos y cada uno de ellos reconocen que la lucha contra la

delincuencia es dura, es constante, pero aseguran poseer el corazón y la fortaleza para salir

victoriosos.

Lo ha expresado claramente en entrevista a este medio informativo, el comisario general

Douglas Rico, director general del Cicpc, al señalar que existen factores externos que están

interesados en destruir la institución policial y han acudido a la nueva tecnología: las redes

sociales para divulgar con saña, el odio que les invade en sus el alma, pero en el Cicpc no

están dispuestos a torcer el brazo.

Han pasado ya 63 años desde la creación del Cicpc y antes cuando nació, creció y se

desarrolló la Policía Judicial, conocida en su época como la “PTJ”, que pasó luego a convertirse

en el Cuerpo Técnico de Policía Técnica Judicial “CTPJ”, instituciones en las que

hombres y mujeres valientes, aplicando los rigores de la investigación científica la colocaron

como una de los más importantes cuerpos policiales de investigación del mundo.

El país trata de salir adelante en medio de una pandemia que ha frenado parte de ese

desarrollo y, al mismo tiempo, un bloqueo económico que como lo señala el comisario Rico

también ha detenido el avance del país en todas sus dimensiones.

El Cicpc, por supuesto, no ha escapado a los rigores de las limitaciones económicas y una

prueba de ello lo explica el comisario general Douglas Rico al señalar que se han buscado

por todos los medios los recursos para para poder desarrollar una labor más profunda contra

la delincuencia que beneficie a la ciudadanía.

Y uno de los objetivos planteados y el principal proyecto, en estos momentos, es la construcción

de la “Torre B”. Se trata de un proyecto de edificación ubicado en un área aledaña a

la sede en la parroquia caraqueña de San Agustín, donde se aspira levantar una instalación

que permitirá un mejor desenvolvimiento en las funciones del personal de la policía científica.

Sin embargo, faltan los recursos que, aunque ya fueron prometidos, el comisario general

Douglas Rico considera que falta poco para disponer de ellos e iniciar los trabajos.

Si Dios lo permite para terminar este proyecto, que ya tiene más de 20 años de estar en

los planes del Cicpc y por supuesto tanto del ministerio del Poder Popular para Relaciones

Interiores, Justicia y Paz como del propio presidente de la República, Nicolás Maduro, quien

está pendiente de conseguir el dinero para hacer realidad la obra.

Como se puede apreciar esta moderna instalación es uno de los grandes anhelos de la gran

familia del Cicpc con la que podrán brindar un mejor servicio a la población venezolana.

Son muchos más los requerimientos que tiene nuestra policía científica, sin embargo, son

funcionarios que a lo largo de los años han demostrado su apego al trabajo, a la honorabilidad

en beneficio de la seguridad de nuestra población.

5

REVISTA CICPC


6

REVISTA CICPC


El comisario general Douglas Rico está honrado de dirigir la institución

No van a poder destruir al Cicpc

porque tiene funcionarios honestos

Por. Nelson Contreras

Felix Avendaño

Asegura que ha sido

atacado desde diferentes

sectores en los últimos

tiempos, pero siente que

esos ataques provienen

de personas que con saña

y mala intención quieren

enlodar el trabajo de la

institución y de todo su

personal, pero asegura que

no lo van a lograr

Funcionario honesto lo es,

trabajador incansable es

más que visible, defensor

a ultranza del Cuerpo de

Investigaciones Científicas,

Penales y Criminalísticas, eso no lo

puede negar nadie.

Se trata del comisario general Douglas

Rico, director general del Cicpc,

quien manifiesta ser un político porque

su nombramiento lo hizo un político

como lo es nada menos que el presidente

de la República, Nicolás Maduro,

pero por, sobre todo, se considera un

policía que lucha a diario por el bienestar

y la seguridad de los ciudadanos

venezolanos.

“Mi cargo es político y todos los que

pertenecen a la directiva también tienen

cargos políticos, porque fuimos

designados por el presidente de la República,

pero yo no dejo de ser el policía

que fui durante todos mis 27 años

de carrera. Entonces, yo si tengo que

tomar decisiones políticas y también

decisiones policiales, aunque no puedo

dejar de decir que soy la representación

del gobierno nacional en el Cicpc”,

refiere sin recatos de ningún tipo.

Conversar con el comisario general

Douglas Rico, es comprobar que se

trata de un investigador, de un funcionario

público que sabe muy bien dónde

están los problemas vitales de la

policía que dirige, y al mismo tiempo,

sabe perfectamente cómo se pueden

resolver.

Por supuesto, el tema económico

entra en escena y es allí donde está

concentrada gran parte de la traba que

tranca los intentos por resolver la problemática

y todo se deriva del hecho

del bloqueo económico que le han impuesto

a Venezuela, un aspecto que

asegura le ha impedido al Gobierno

central cumplir con numerosos proyectos,

muchos de los cuales no se han

podido llevar a cabo en el Cicpc por las

limitaciones económicas que genera el

bloqueo.

Sin embargo, reconoce que esos proyectos

se materializarán en realidades

en un futuro cercano, porque el propio

presidente Maduro así se lo ha asegurado.

HAY MUCHOS PROYECTOS

Entre los temas que están vigentes y

que el Cicpc necesita resolverlos está

la continuación de la construcción de

la torre 2 ubicada en San Agustín, que

en el proyecto original le fue asignada

al otrora Cuerpo Técnico de la Policía

Judicial, hoy Cuerpo de Investigaciones

Científicas Penales y Criminalísticas,

pero no se ha logrado concluir por

completo.

Como es bien sabido la torre de San

Agustín tuvo 28 años construcción,

pero no había sido utilizada, hasta que

en 2016 se decidió terminar de completar

lo que faltaba en la primera torre

y así decidieron mudar algunas dependencias

a esa instalación.

“Es así como lo hicimos y nos vinimos

en el 2016. En agosto de ese año el

presidente constitucional, Nicolás Maduro

Moros, junto a la primera combatiente

Cilia Flores de Maduro y el tren

ejecutivo vino a esta sede e inauguramos

el edificio Luis Monrroy, en homenaje

al comisario general fallecido”.

Recordó que el edificio Luis Monrroy,

inició las actividades en la referida torre

y en el transcurso de dos años ya

estaba el proyecto de dos torres. Contigua

a la primera estaba proyectada la

morgue, pero ya no se podrá construir

puesto que en ese terreno funciona el

Metro Cable de San Agustín.

Sin embargo, relata que les sigue

quedando espacio para completar la

torre gemela, que es necesario levantarla

por cuanto serían dos torres que

se unirán una con la otra para que en

caso de un evento sísmico fuerte puedan

sostenerse.

“No obstante, la primera cuenta con

unas estructuras que son las vigas de

San Andrés – creo que la llaman asíque

evitan que a la hora de cualquier

movimiento telúrico pueda sufrir daños”.

Recalca que lo cierto es que este año,

a pesar de la situación de crisis generada

por el bloqueo que tiene el país, el

presidente, en diciembre pasado en un

acto con la Policía Nacional Bolivariana

aseguró que gestionaría los recursos

para lograr ese objetivo de seguridad.

Tuvieron varios eventos y el presidente

siempre insistió en facilitar los recursos

al Cicpc.

Señaló que habían presentado ocho

proyectos para que fuesen aprobados

por el ciudadano presidente, en los que

está la construcción de la nueva sede,

de la nueva torre o el edificio nuevo

que tendrá, por lo menos, cuatro pisos

de estacionamiento y funcionarían

otras oficinas, además de un gimnasio,

que es necesario para los funcionarios.

Entonces señala que se está trabajando

en eso, aunque reconoce que la

situación económica que tiene el país

en la actualidad no es la más holgada

por lo cual no es fácil lograr los recursos.

7

REVISTA CICPC


PRESIDENTE MADURO ES UN

GRAN BATALLADOR

Al referirse al presidente Maduro Moros

considera que es “un mandatario

batallador y ganador de mil batallas,

como lo ha demostrado en los últimos

tiempos. Es un estratega conductor de

victorias”, sostiene con mucha inspiración.

Espera que les puedan construir

el edificio anexo para que sea ocupado

rápidamente y no que pasen otros

28 años y no se ocupe como en otrora

pasó con la primera torre.

Hizo énfasis en que, si no hubiese

decidido venirse para la primera torre,

todavía estuviera inocuo, funcionando

quizás con una sola oficina.

Cree que les dieron dignidad y armonía

a los trabajadores de criminalística

al mudarlos para ese sitio, a pesar de

que como todo cambio genera resistencia,

pues al principio si la hubo, ahora

está seguro que nadie de los que se

oponía quiere regresar a la sede de

Parque Carabobo.

“Entonces una de las cosas que necesitamos

es que ese proyecto se materialice,

para que se lleve a feliz término.

Ya se hizo la maqueta, por parte

de la comisaria general, Cintia Contreras,

junto al comisario general, Carlos

Atrio”, afirma con satisfacción.

Y se muestra orgulloso de que esos

dos funcionarios se hubiesen encargado

de realizar ese trabajo, de elaborar

las maquetas, lo que, a su juicio, demuestra

que dentro de la institución

hay muchos profesionales, en diferentes

áreas, que impulsan al Cicpc.

EL LUMINOL ESTÁ EN MARCHA

Otro de los proyectos que felizmente

han logrado resolver en la parte más

importante se ubica en la elaboración

de unos reactivos o químicos, que

permiten obtener el luminol, gracias

a un proyecto endógeno que se está

haciendo con el apoyo de la licenciada

Keila Lara.

Ese objetivo tiene que ver con la elaboración

del luminol, un químico que

se utiliza para el hallazgo de presunta

sustancia hemática en un sitio de suceso

que ha sido borrada. Para ello se

utiliza el químico, que en otrora era importado.

La licenciada Keila Lara junto con

científicos del Ivic elaboraron un proyecto,

se articuló y crearon el luminol

made in Venezuela, pero hay un reactivo

que es necesario importarlo ya que

es una materia prima necesaria para la

elaboración del producto.

De esta forma, otro de los proyectos

para hacer el luminol está centrado en

traer parte de ese insumo porque todo

lo demás se consigue con la industria

petroquímica del país.

“Cosas como esas permiten modernizar

el Ciipol que tiene ya una capacidad

que se está mermando y por ende

necesitamos ampliar el Ciipol, con

esos proyectos”.

EL RÉGIMEN DISCIPLINARIO

ESTÁ POR APROBARSE

No deja fuera el tema de la disciplina,

una de sus más grandes preocupaciones

pues desea que el Cicpc esté

integrado por funcionarios dignos. Al

respecto, señala que se elabora la reglamentación

interna para contar con

un régimen disciplinario realmente

efectivo.

En ese sentido, señaló que el referido

texto del régimen disciplinario está por

aprobarse por parte del presidente de

la República.

UNA MINISTRO QUE TRABAJA

En cuanto a la llegada de la ministra

del Poder Popular para Relaciones Interiores,

Justicia y Paz, Almirante en

Jefe Carmen Meléndez aseguró que

tan pronto ella llegó sostuvo la primera

reunión y preguntó que alternativas

estaban pendiente, qué pagos tenían

por realizar y se le suministro toda la

información.

“No habíamos terminado de llegar a

la oficina cuando estaban llamando ya

de finanzas para entregarnos los recursos.

Ha sido una ventaja trabajar

con ella en cuanto al otorgamiento de

recursos para el Cicpc. De verdad es

una mujer muy trabajadora”, afirma al

señalar que la ministra desarrolla un

ritmo de trabajo muy fuerte.

8

REVISTA CICPC


Mencionó que recientemente estuvo

en una gira de trabajo por diferentes

sedes del Cicpc en el interior del país

que consideró altamente positivas.

“Cerramos la gira en Porlamar y allí

nos tocó realizar un evento muy hermoso

atendiendo al distanciamiento

social y a las medidas de bioseguridad.

Allí se llevó ayuda técnica para todos

los organismos de seguridad ciudadana

y de protección civil, así como

la entrega de bienes, indumentarias y

equipos para que realicen sus trabajos

los funcionarios del Cicpc, de la Policía

Nacional, las policías estadales y las

municipales”.

Igualmente, mencionó que un funcionario

del Cicpc fue beneficiado con una

vivienda. Se trató de un joven que tiene

a su esposa y un hijo con problemas

de salud y que vivían en una zona no

acorde para el desarrollo y bienestar

de esa familia.

En ese caso salió premiado con una

vivienda de la Gran Misión Vivienda

Venezuela en un acto muy emotivo.

Comisario, la situación social

de los funcionarios es muy

importante sobre todo en

esta época de pandemia.

¿El personal del Cicpc está

recibiendo el apoyo que

requieren?

“Nosotros hacemos el gran esfuerzo

de conseguir todo lo que es posible en

cuanto alimentación, de hecho, una de

las cosas que en el interior del país nos

hemos afincado mucho es en la alimentación.

Estamos obligados a darle

la alimentación a nuestros funcionarios,

conseguir que tengan asegurado

el desayuno y el almuerzo”.

Considera que hay muchos despachos

donde han visto que han sido

negligentes con estas órdenes, por lo

que muchos se les ha relevado de las

jefaturas.

“Estuvimos ayudando a los jubilados

con una persona que nos conseguía

las bolsas Clap, pero esa persona al

parecer ya no puede conseguirlas por

lo que están buscando que otra persona

se las venda a un precio que sea

accesible para que los funcionarios

puedan retirar su comida en Caracas.

En el interior se hacen jornadas y

también les hacen llegar a algunos

jubilados sus alimentos; en Maracaibo,

han sido abanderados con ese

propósito y en Aragua también. Hay

varios estados en que han colaborado

con los jubilados, a quienes considera

hombres y mujeres que dieron todo su

sacrificio por el trabajo en la institución

y muchos de ellos están enfermos de

la tensión, de los triglicéridos, del corazón

y de muchas otras patologías, por

lo que necesitan del apoyo de todos los

sectores.

LA GUERRA EN LAS REDES

SOCIALES

No obstante, reconoce que la guerra

de los que llamó reyes del teclado en

las redes sociales busca enlodar el trabajo

que desarrollan unos 16 mil hombres

y mujeres que luchan a diario contra

una delincuencia que no cesa de

dar golpes a la ciudadanía, por lo que

estima fundamental no desmayar un

solo instante para mantener la seguridad

de la ciudadanía en todo el país.

Considera que las campañas de desprestigio

que muchos inescrupulosos

han desatado a través de las redes sociales

buscan definitivamente dividir al

Cicpc, pero asegura que esta es una

institución que se ha ganado el respeto

del pueblo, y, por tanto, no podrán desaparecerla.

“Muchas personas están buscando

dividir el Cicpc, quieren fracturarlo y

por eso atacan a la institución para que

se acabe. Esta institución no se va a

dividir, no le haremos el juego a nadie;

nosotros somos institucionalistas y no

vamos a permitir que ninguna otra persona

que no sea el Estado, intervenga

para separar y ordenar acciones que

van en contra del Estado.

EVITAR MUERTES EN LOS

BARRIOS ES FUNDAMENTAL

En ese sentido, trajo a colación un

reciente hecho en el que trataron de

enlodarlo cuando al solicitarle a un

delincuente y a los integrantes de su

banda entregara voluntariamente las

armas se hizo para evitar que muchos

9

REVISTA CICPC


habitantes de esos sectores populares

mueran en medio de las balaceras.

A ese respecto responde: “volviendo

al tema del hampa (...) cuando yo hablo

de conversaciones no soy yo quien

va a conversar. Yo dije en mi entrevista

que era un equipo de alto nivel, del

cual yo no soy parte, el que iba a llevar

adelante las conversaciones para que

depongan las armas.

“Pero en caso de que no lo hagan,

bueno están las autoridades del Estado

dispuestas a actuar”.

Y es que la polémica se ha levantado

en muchos sectores para mostrarlo

como un policía que se ha doblegado

ante la delincuencia por lo que reitera

que eso no es así ya que no es solo

la delincuencia de la Cota 905 la que

ataca, sino toda la que está a lo largo y

ancho del territorio nacional.

Señala que hay varios grupos delincuenciales

y los han ido atacando y

dominado de distintas formas, lo cual

estima es algo que se debe evitar debido

a los daños colaterales, vale decir

que muera un funcionario, que muera

un niño, una niña, una madre o un

adulto mayor o cualquier persona que

no tiene nada que ver con la organización

criminal.

“Cuando yo veo al súper héroe de

las redes y del teclado desde otro país

hablando me da risa y de verdad que

quien conoce la historia lo único que le

queda es ser el súper héroe de las redes

sociales y del teclado, porque con

toda la fuerza que tiene el Cicpc, se la

pondría a su disposición y no saldría

de esta oficina donde estoy, porque

nos conocemos y nosotros todos los

que trabajamos aquí vivimos las mismas

épocas, pero yo, quizás le doblo

en años de servicio que él tuvo dentro

de la institución y siempre he dicho que

soy una persona disciplinada”.

RESPETA Y CUMPLE LAS ÓR-

DENES QUE RECIBE

Refiere que él no es un electrón libre

y por ende no puede tomar decisiones

personales para comprometer a la institución.

Son decisiones que deben ser

de mucha conciencia y de órdenes que

se reciben por ser un cuerpo jerarquizado

y armado.

Al referirse al aspecto de las organizaciones

criminales que hacen vida no

solo en Caracas, sino en muchas partes

del interior del país manifiesta que

hay grupos de la sociedad que piensan

distinto a la manera como el Gobierno

nacional se maneja.

Esos grupos, refiere, piensan distinto

y quieren que el Gobierno siempre tenga

las de perder.

“Hicieron una bulla porque en la parroquia

La Vega había un grupo violento

y ventilaron por las redes cualquier

cantidad de información diciendo

que el Gobierno no actuaba, tampoco

la Policía Nacional y al día siguiente

cuando actuamos esas mismas personas

se fueron con los familiares de las

personas que resultaron fallecidas en

ese operativo a la comisión de Derechos

Humanos que dirige Michelle Bachelet

y denunciaron al Gobierno nuevamente”,

sostiene con cierto margen

de desencanto.

Por esta razón considera que todo

obedece a un juego político que hace

la oposición con el tema de la seguridad

ciudadana y asegura que no van a

caer en ese juego.

Comisario general Douglas

Rico, en la actualidad se han

incrementado las estafas a

través de las redes sociales,

¿Qué está haciendo el Cicpc

para frenar estos delitos?

“Bueno tenemos la División de Delitos

Informáticos, que investiga esos

delitos. Allí el comisario general Pavel

Uzcàtegui, jefe de esa División, junto

con un equipo de trabajo han desarrollado

diversos programas, elaborando

trípticos informativos para que las personas

no sean víctimas de este tipo de

delitos.

Sostiene que, como se sabe, la pandemia

los mantuvo encerrados por

mucho tiempo y aun así continuaron

trabajando, pero por la pandemia no

10

REVISTA CICPC


se ha logrado neutralizar a esos delincuentes.

Se trata de muchas personas que

desde sus casas se dedican a extorsionar,

a cometer delitos a través de

las redes sociales, con el robo de identidad

para cometer las fechorías.

“Por eso cuando ocurre un evento

de estos inmediatamente la División

de Delitos Informáticos acude, o se

presenta, o la gente denuncia el acto

delictivo. Se han hecho muchas cosas

para evitar que las personas sean víctimas”.

ORIENTAN A LA NIÑEZ

Considera que eso es lo que más se

ha incrementado, de resto está la prevención

social que viene haciendo la

comisaria general, Mercy Bracho y su

equipo para ir orientando a los niños

través del internet, a los fines de que

puedan utilizar el internet con la finalidad

de que les llegue la información

orientadora.

De igual forma, se busca que los niños,

niñas y adolescentes sepan cuál

es el verdadero uso que deben darle

al internet ya que asegura hay muchas

cosas malas que se transmiten de diferentes

maneras.

“Hemos visto algunos juegos diabólicos,

por llamarlos de alguna manera,

que llevan a los niños a la muerte.

Tenemos ya casos de la ballena azul

y otros tipos de juegos mortales que

conllevan al deceso de esos infantes,

porque los siguen a través de internet”.

¿Cuál ha sido la mayor

satisfacción que ha

experimentado desde que

asumió la Dirección General

del Cicpc?

“Mira, no tengo una máxima satisfacción,

porque yo digo que esa la tendré

el día que culmine mis labores aquí.

Ese día pensaré en todo lo que hice

y lo que dejé de hacer. Lo importante

es que esta institución siga adelante,

dejarla bien parada, con un nombre

intachable, con una historia, con una

trayectoria. Esa será mi mayor satisfacción

el día que deje de ocupar este

cargo que, como todos los cargos, son

transitorios, pues nadie es eterno”.

Recalcó que en todos los organismos

del Estado se producen cambios y será

en ese momento cuando le digan que

se vaya, que tendrá un análisis perfecto

de la satisfacción que pueda tener

sobre su trayectoria como director.

Comisario, en ocasiones la

gente se pregunta si el delito

ha bajado en Venezuela

a causa de que miles de

personas han emigrado a otros

países. ¿Eso es así o el delito

sigue constante?

“Fíjate bien. Son muchas las aristas

que tenemos en cuanto a la disminución

de la delincuencia. Es posible que

ese seguimiento que se le hizo en un

momento a todas esas organizaciones

criminales algunos de ellos migraron,

pero, no es menos cierto que el trabajo

que se ha hecho aquí de prevención,

de ataque y desarticulación de bandas

criminales ha sido efectivo”

Subraya que eso ha hecho y ha logrado

que disminuyan los casos sobre

todo el delito rey que es el homicidio

que estaba ocurriendo mucho y ahora

se ha mantenido por debajo de otros

años.

Refiere que basta ver las estadísticas

del Observatorio Venezolano de la

Seguridad en el que se puede apreciar

que año a año han ido disminuyendo

11

REVISTA CICPC


los homicidios que era el más importante.

Está consciente en que han surgido

nuevos modus operandi en delitos

menos violentos, entre ellos están los

cibernéticos que si han incrementado.

“Muchos son delitos que no son violentos,

pero igualito a las personas en

las distintas formas les quitan su dinero,

haciendo ver una cuenta, una persona

que se hace pasar por otra para

intercambio de dinero en divisas y bueno

esos son los delitos que más se han

incrementado”.

Acota que no se sabe a ciencia cierta

cuántos delincuentes pudieron haberse

ido del país, aunque en el Cicpc

también manejan cifras a ese respecto.

LAS CIFRAS ENGAÑOSAS

“Los medios opositores manejan cifras

escandalosas. Realmente habría

que ver cuánta es la cantidad de autobuses

que se necesitarían para sacar

a toda esa cantidad de personas que

dicen se fueron.

Y no tiene dudas en asegurar que

todas esas cifras son una mentira, entonces,

muchos podrán alegar que el

delito ha disminuido porque la gente se

fue del país, pero está convencido que

eso no es así porque aquí se ha hecho

un trabajo verdadero y se ha logrado

la desarticulación de muchas organizaciones

criminales.

Está claro en afirmar que no es cierto

que muchos delincuentes andan huyendo

de la policía venezolana y por

ende se fueron del país.

Resalta que si fuese así no estuvieran

ocurriendo delitos en el país, porque

los delitos siempre los hay. Interpreta

que lo que ocurre es que los han

ido controlando.

Para el comisario general Douglas

Rico el delito nunca desaparecerá.

Pueden controlarlo, pero nunca acabarlo.

Siempre habrá delito.

Hace énfasis en que el delito se viene

cometiendo desde la época romana en

que nacieron las leyes en vista de la

conducta inapropiada de algunas personas.

Entonces señala que esa es

una situación que nunca cambiará,

“Podemos controlarlo, pero nunca

desaparecerá y al delincuente menos,

siempre habrá un delincuente de distintas

formas: unos serán violentos, otros

no violentos y todos practican distintos

modus operandi”.

¿Qué lo motivo a crear Cicpc al

Día, como órgano informativo

y también los programas

radiales que usted tiene,

recordando que en la historia

de Ctpj y del Cicpc a ningún

director se le había ocurrido

crear medios informativos?

“En el transcurso del tiempo hemos

visto como los medios impresos han

ido desapareciendo motivado a que la

modernidad y el internet dieron paso a

las redes sociales. Hoy en día todo se

maneja por las redes y muchos verdaderos

hechos están allí, aunque también

hay mucha información falsa”.

12

REVISTA CICPC


Por esa razón señala que tenían que

dar a conocer lo que hace el Cicpc, y

por ello la creación de esos medios informativos.

Antes no podían, algunos

de sus antecesores, tener acceso a los

medios para suministrar información.

“Yo, al contrario, soy presto todo el

tiempo a dar información y que se sepa

incluso hasta las cosas negativas que

se han hecho. Todo lo hemos dicho.

Por ejemplo, cuando detenemos a un

funcionario involucrado en un hecho

delictivo lo decimos; no tenemos esa

premisa que dice que los trapos sucios

se lavan en casa”.

Adelantó que como innovación los

programas radiales los van a estar renovando

para que sean más atractivos.

Por ello, traerán gente jubilada para

entrevistarla, gente del presente, del

pasado y del futuro. Ya cambiaron y

promete traer a ganadores de los premios

cangrejos para que relaten los casos

por el que en su momento recibieron

las condecoraciones de oro, plata

y bronce.

Además, han ido variando al introducir

la parte de la prevención social.

Van además a darle una connotación

especial a los programas para no hacer

aburrida la programación y que se

haga agradable. Por ello se elaboran

diez páginas solamente porque es lo

que permite Instagram.

“No podemos hacer once porque no

lo permite la red Instagram. Buscamos

innovar con eso para hacerlo atractivo,

igual se sigue informando a través de

las cuentas Twitter e Instagram a través

de las cuentas @cicpcprensa y @

douglasricovzla”

Cree que esa es la mejor manera de

saber si están haciendo algo o en que

están trabajando. Por ello considera

que es informando como se puede conocer

cuál es la labor que ejecuta el

Cicpc.

EL MENSAJE FINAL

“Lo más importante es que los gerentes

nuestros que tienen un cargo

deben tomar conciencia de la posición

que tienen y que orienten mucho a sus

subalternos”.

Sostiene que ese personal nuevo muchas

veces está desorientado y se deja

llevar por cualquier cosa, porque no

leen, porque no revisan. Por ello hay

que brindarles el mayor apoyo.

“Si nos ponemos a repetir lo que los

demás dicen caeremos en el error de

los demás o nos inducen al error; quieren

dividir a esta institución y llevarla a

la destrucción, pero no lo van a lograr”,

sostiene con vehemencia.

Y ahonda en su planteamiento al

considerar que un grupo de personas,

entre ellos algunos exfuncionarios que

están fuera de la institución, los atacan,

por lo que considera deben defender el

trabajo que realizan todos los funcionarios

del Cicpc.

Estima que como gerente de la institución

lo mejor es enseñarles a los

muchachos que antes de emitir una

opinión primero deben escuchar o leer,

o ver bien las cosas para sacar una

conclusión y así poder dar sus puntos

de vista con bases y criterios exactos.

“Aquí cada quien es libre de emitir

sus pensamientos; lo que, si les pido,

es que no se inmiscuyan en la política,

sino que se dediquen hacer su trabajo

como yo lo hice durante 27 años. Mi

cargo ahorita es político. Yo tengo que

ejercer esa parte política como director,

pero ellos no”, recalcó para finalizar.

13

REVISTA CICPC


Jhonny Salazar, subdirector general nacional de la policía cientifica

El Cicpc es una institución concebida

para que solo estén los mejores

Por. Nelson Contreras

Felix Avendaño

Informó el subdirector que

se llegó al acuerdo que había

que celebrar el 20 de febrero

el Día del Investigador

Contra el Crimen, no

solamente, en honor a esos

hombres y mujeres del

Ctpj, sino también a todos

aquellos, que, sin duda

alguna, dejaron un legado,

ya que ayudaron a construir

esta historia que hoy tiene

63 años.

La celebración del Día del

Investigador, siempre todos

los 20 de febrero, será

una fecha importante, porque

se conmemora la data

de creación del Cuerpo Técnico de Policía

Judicial (Ctpj), que para el comisario

Jhonny Salazar “es nuestra génesis

porque de ahí venimos”.

Treinta y un años de labores en la policía

ciuentífica le dan el aval suficiente

para que el comisario general Jhonny

Salazar, obtenga el grado de subdirector

general del organismo al que considera

se le debe mantener siempre

en lo más alto del sentir popular porque

siempre el ciudadano busca en los

funcionarios del Cicpc a sus aliados al

momento de resolver cualquier hecho

criminal que se les presente.

De entrada el hábil investigador refiere

que el Cuerpo Técnico de Policía

Judicial pasó a ser el Cuerpo de Investigaciones

Científicas, Penales y Criminalísticas

para adecuarse a un mandamiento

constitucional.

Las autoridades del momento consideraron

que en honor a todo lo que

había significado el Ctpj, toda esa

historia en honor a tantos hombres y

mujeres que pusieron en alto esa institución

dentro y fuera del país, se llegó

al acuerdo que había que celebrar en

esa fecha el Día del Investigador Contra

el Crimen, no solamente, en honor a

esos hombres y mujeres del Ctpj, sino

también a todos aquellos -muchos de

ellos ya no presentes en este plano terrenal-,

que, sin duda alguna, dejaron

un legado, ya que ayudaron a construir

14

REVISTA CICPC


esta historia que hoy tiene 63 años.

Si nosotros tomamos en cuenta que

la carrera de un funcionario de investigación

o de cualquier funcionario

del Cicpc son 30 años, estaríamos

hablando que llegamos a la tercera

generación; estamos comenzando la

tercera generación de investigadores

y esos, por supuesto, genera muchas

expectativas, nos lleva a revisarnos

internamente y a planificar de manera

concienzuda cuáles son los retos que

tenemos a futuro.

Si ustedes me preguntan: ¿Cuál es el

mayor reto que tiene los investigadores

en la actualidad, los investigadores

contra el crimen, en Venezuela en el

Cicpc?, bueno yo diría que es el mantener

la confianza del pueblo venezolano

en sus actuaciones.

Si una organización como el Cicpc

no mantiene viva y firme esa confianza

que el pueblo debe tener, que la ciudadanía

debe tener en cada una de sus

actuaciones, está perdiendo la esencia

de lo que fue su primer lema “Seguridad

y Confianza de la Ciudadanía”.

Con ese lema nacimos y creo que hoy

en día tiene más tiene vigencia que

nunca; ¿cómo hacemos para que cada

día el pueblo venezolano, la ciudadanía

confíe en el trabajo que hacemos?

Ese es uno de los principales retos que

tienen los investigadores del crimen.

SIEMPRE UN PASO ADELANTE

DEL DELITO

Otro de los retos que tienen nuestros

investigadores e investigadoras

es mantenernos a la vanguardia en los

procesos de investigación, ¿qué significa

eso? que siempre le llevemos un

paso adelante al delito.

El delito nace en sociedad y como es

un fenómeno que se da en sociedad,

tiene características, elementos que lo

favorecen y, por supuesto, nosotros los

investigadores debemos analizar cada

uno de esos elementos que en un momento

determinado influye, favorece

o facilita la comisión de determinado

delito.

Ese es otro de los retos que tenemos.

Cómo nosotros nos preparamos para

llevarle un paso al frente a la delincuencia

y poder adelantarnos a la comisión

de ciertos delitos.

Otro reto que tenemos es mantener

nuestros procesos de formación académico

actualizado. Hoy día es una

realidad el uso de la tecnología, no solamente

para apoyar los procesos de

investigación, sino también como una

herramienta que usan los delincuentes

al momento de cometer el delito. Eso

es una realidad, entonces nosotros debemos

estar conscientes que tenemos

ese elemento a favor, pero también en

contra y entonces los procesos de capacitación

de mejoramiento profesional

de formación continua deben estar

estructurados de manera que le permita

al investigador obtener herramientas

– conocimientos- habilidades y destrezas

que le permitan enfrentar con éxito

las distintas modalidades delictivas a la

que se va a enfrentar en el día a día.

Y por último y no menos importante

tiene que ver con ese proceso de consolidación

de los equipos de trabajo,

como una organización con tres niveles

operativos, tácticos y estratégicos

como nosotros estructuramos o distribuimos

de manera equitativa cada uno

de nuestros investigadores en esos

tres niveles de manera que a nivel nacional

puedan distribuirse con éxito de

acuerdo al tipo de delito, de acuerdo a

las características delictivas y por supuesto

al comportamiento poblacional

que tenemos.

Institucionalmente hay retos importantes

como es continuar mejorando

la infraestructura que tenemos, un plan

de expansión del Cicpc que nos lleva a

proyectar la creación de otras delegaciones

municipales y ejes municipales

de otros estados.

Hay un proyecto para el estado La

Guaira en Naiguatá, tenemos proyectos

en el estado Carabobo, dos proyectos

para el estado Sucre.

Tenemos un proyecto para los Valles

del Tuy, estado Miranda, así como la

consolidación en el estado Nueva Esparta,

en el estado Aragua y sin dejar

de lado lo que para nosotros es nuestra

columna vertebral que es área criminalística.

LAS NUEVAS TÉCNICAS

Recientemente creamos las RedCrim

(Regiones Estratégicas de Investigación

Criminalística) para ir fortaleciendo

en cada una de las ocho regiones

lo que son nuestros laboratorios, nuestras

salas técnicas, de manera que

cada día las actuaciones de nuestros

funcionarios tengan ese esquema criminalístico,

científico que es lo que nos

15

REVISTA CICPC


diferencia a nosotros del resto de las

instituciones.

De manera que este 20 de febrero

nos sirve para reflexionar y sobre todo

revisarnos a lo interno para continuar

avanzando en lo que es el fortalecimiento

institucional que pasa también,

en no desmayar en la búsqueda de mejoras

socio - económicas para nuestros

funcionarios a los fines de que puedan

afrontar con mayor fortaleza la difícil situación

económica del país.

La directiva nacional ha estado consciente,

el Gobierno nacional también lo

está de esa realidad y se están haciendo

intentos importantes para que en

un corto plazo cada uno de nuestros

funcionarios indistintamente del nivel a

que pertenezca pueda tener un sueldo

digno y una serie de beneficios que le

permitan cubrir sus necesidades básicas

como la de su núcleo familiar. Ese

es otro de los aspectos que nosotros

institucionalmente debemos seguir trabajando.

EN EL CICPC ESTÁN LOS ME-

JORES INVESTIGADORES

Por otra parte, y no menos importante,

es siempre recalcar que esta es una

institución que está concebida, que

está estructurada para que solamente

estén los mejores y en una fecha como

esta nosotros debemos recalcar eso,

quienes deben estar en el Cicpc son

los mejores contra el crimen, no hay

cabida para mediocres en esta institución.

El enemigo número uno para esta

institución debe ser la mediocridad, y

la mediocridad se manifiesta de muchas

formas vale decir en la apatía,

en falta de compromiso, en la falta de

vocación, en el incumplimiento de las

normas internas, en el no acatamiento

de las órdenes, en la falta de amor y

pasión por lo que se hace.

Ahí está presente la mediocridad

como un cáncer que poco a poco se va

metiendo en las instituciones y se apodera

de los más débiles. Por eso nosotros

debemos hacer hincapié siempre

y reiterar que es una institución que

está estructurada, concebida con el fin

de que solamente estén los mejores y

hacia allá debemos seguir apostando.

Cuando una persona ingresa a esta

institución se convierte en uno de los

mejores, pero el problema no es que

se convierta, sino como se mantiene

siendo uno de los mejores y eso pasa

por adecuarse a toda una serie de lineamientos

como son instrucciones,

hábitos y cultura de la organización.

Allí tienen una gran responsabilidad

los niveles tácticos y estratégicos que

son los niveles de control de supervisión

de revisión no solamente de las

actuaciones y tareas que les toca desempeñar

a los nuevos funcionarios, a

los más jóvenes, sobre todo los que

están en el nivel operativo que son los

detectives, sino también de enseñarlos,

de acompañarlos, de motivarlos

y reconocerle su trabajo. Entonces es

una fecha, es un momento para hacer

ese tipo de reflexiones.

¿Tenemos en la actualidad a

los hombres y mujeres investigadores

que queremos o los

que necesita la institución?

Creo que hay que seguir trabajando

sobre eso. Alguien en una oportunidad

me preguntaba si los investigadores de

antes eran mejores que los investigadores

actuales y yo le respondía con la

claridad que me caracteriza que tanto

en el presente como en el pasado tuvimos

y tenemos buenos investigadores,

de los mejores, pero eso no nos

basta, debemos preocuparnos por desarrollar

esa cultura de la calidad del

servicio en los nuevos investigadores

en la nueva camada que son los que

dentro de poco, no solamente van a dirigir

los procesos de investigación, sino

que también tendrán la responsabilidad

de dirigir las diferentes unidades

del Cicpc.

Y, por último, es importante también

recalcar el plan de formación que tenemos

el cual debe estar ajustado a una

realidad institucional, que no podemos

crecer por crecer, mayor cantidad de

funcionarios no nos hace más efectivos,

lo que nos da la verdadera efectividad

es el compromiso, el trabajo, la

dedicación, el esfuerzo y la calidad de

los hombres y mujeres que tenemos

dando lo mejor de sí, casi a cambio de

nada.

Entonces yo soy muy celoso de los

planes masivo de formación porque,

sencillamente, un investigador no se

forma de la noche a la mañana, un investigador

contra el crimen es el resultado

de una serie de procesos académicos,

de experiencia en el campo de

trabajo, acompañamiento en horas de

trabajo, de la praxis; un investigador es

muy diferente a otras profesiones donde

basta revisar un manual un protocolo

para obtener los resultados en materia

de investigación contra el crimen.

Además la formación, debe ser idónea,

una capacitación al día; también

cuenta mucho la experiencia la prác-

16

REVISTA CICPC


tica, el contar con herramientas, habilidades,

conocimientos y destrezas

para abordar con éxito cualquier delito

y llegar al descubrimiento de la verdad

que a la alarga es la misión de todo investigador,

el descubrimiento de la verdad

sobre la comisión de un hecho que

está previsto en la norma como delito y

ese descubrimiento de la verdad pasa

por reconstruir lo más parecido a la

realidad ese fenómeno.

Se debe establecer básicamente cierta

circunstancia sobre cuándo ocurrió,

cómo ocurrió, por qué ocurrió, quién lo

cometió, para qué lo cometió y cómo

lo cometió, esas son las interrogantes

a las que siempre un investigador del

crimen le va a dar respuesta, por eso

es que nosotros como organización

siempre hacemos hincapié en el comportamiento

de nuestra gente, en el

desarrollo del funcionario, porque es el

recurso más valioso que tiene el Cicpc.

No hay algo que tenga más valor dentro

del Cicpc que su talento humano y

a él tenemos que seguir apostando y

cuando tengamos que tomar una decisión

dura, que a veces nos duele como

organización sobre cualquier miembro

por una desviación, por una mala praxis,

la tenemos que tomar con contundencia

para que sirva de ejemplo a los

otros que están haciendo carrera aquí.

EN EL CICPC NO ESTÁN

PERMITIDOS LOS ERRORES

Lamentablemente en esta institución

no se pueden cometer errores, los errores

aquí siguen teniendo un alto costo

para nuestra gente y los errores aquí,

las fallas se pagan de tres formas: o

con la vida, o con la libertad, o con la

pérdida de la carrera; no hay una forma

distinta de pagar los errores aquí. Por

eso nosotros cada día somos más exigentes

en el tema disciplinario que es

lo que a la larga mantiene de pie a una

organización como esta.

Aquí es importante que cada uno,

en el nivel donde esté, haga lo que le

corresponde hacer y lo haga bien. El

éxito de esta y cualquier organización

es cuando su talento humano, en este

caso sus investigadores, hacen o cumplen

con cada una de las funciones, tareas,

actividades que tienen encomendadas

y lo hacen bien.

Cuando cada quien está comprometido

con su rol, cuando los que están

arriba permiten que los otros investigadores

que están abajo vayan desarrollándose,

vayan creciendo y no sean

egoístas en los procesos enseñanza -

aprendizaje porque los que vienen subiendo

van a ser mañana los que nos

van a reemplazar. Uno siempre quiere

que lo reemplacen los mejores, que el

que venga sea mejor que uno.

Ese proceso solamente se logra

cuando los que estamos arriba, que

en algún momento vamos a irnos de

la organización, nos preocupamos

por formar, por preparar por ayudar a

la madurez institucional, a la madurez

profesional de los que son llamados a

sustituirnos en un futuro y ahí no podemos

ser egoístas.

Creo que una de las debilidades que

hemos tenido como organización es

que durante unos años no nos preo-

17

REVISTA CICPC


cupamos por esa formación. Creo que

es momento de que nosotros afiancemos

el compromiso con la nueva generación

en manos de quien vamos a

dejar una organización como el Cicpc

que debe mantenerse en el corazón y

en el sentimiento de los venezolanos,

porque esta es una institución de los

venezolanos y si hay una institución a

la que el venezolano, el ciudadano le

hace un seguimiento diario de sus actuaciones

es al Cicpc.

El pueblo siempre espera de nosotros

una respuesta a cualquier fenómeno

delictivo que nos toque enfrentar y la

respuesta siempre será la resolución

del caso que presentemos al público,

saber quiénes fueron los responsables.

Ese ha sido el accionar de esta organización

durante 63 años de vida

institucional que ya tiene, siempre he

dicho que las fechas aniversario, de

celebración además de alegrarnos nos

generan un mayor compromiso y ese

compromiso pasa por revisarnos como

estamos en la actualidad, cuáles son

los retos que a futuro tenemos, pero

sobretodo saber si contamos o no con

efectividad y que sientan que hay un

estado con instituciones como el Cicpc

que está dispuesta siempre a combatir

el delito en el terreno que se presente.

Ese es el mensaje que siempre le damos

a nuestros funcionarios a nuestros

investigadores a nuestras investigadoras:

la fortaleza, la contundencia de

nuestras acciones siempre va a ser un

marco referencial para los que están al

margen de la ley, que sepan siempre

que se encontrarán con el brazo fuerte,

con la contundencia de la acción de los

hombres y mujeres del Cicpc.

Del otro lado está el pueblo venezolano

que sabe que tiene una institución

en la puede confiar, que es del pueblo

para el pueblo, y que el mejor control,

la mejor fiscalización, la mejor supervisión,

precisamente la contraloría que

hace la ciudadanía sobre lo que nosotros

hacemos a diario. Lo demás son

deseos.

Alguien decía en estos días que, si el

Cicpc no tenía miedo por el crecimiento

de otras instituciones, pues bienvenido

el crecimiento de otras instituciones, la

competencia siempre es buena y un

estado se fortalece cuando se fortalecen

sus instituciones.

Ahora cada institución tiene sus competencias,

tiene sus funciones, sus

atribuciones de acuerdo a la ley. En

materia de investigación penal el órgano

principal es el Cicpc y los investigadores

reconocidos en Venezuela y

en el exterior son los investigadores

del Cicpc y seguiremos trabajando con

todas las instituciones del Estado para

combatir el delito, para que en este

país haya paz y seguridad y vamos a

estar siempre al frente, en el combate

al delito nunca en la retaguardia.

Siempre hemos estado al frente y

cada vez que el Estado venezolano

necesita la intervención del Cicpc ahí

están sus hombres y mujeres prestos y

dispuestos a asumir el reto que le toca

enfrentar.

Comisario general el 20 de febrero

se celebró el Día del Investigador del

Crimen, llamado antes Día del Investigador

Criminal. ¿Este año se dice que

son 63 años, como una forma de agregar

la sumatoria del Cuerpo Técnico

Policía Judicial?

Bueno, tanto para los funcionarios

como el público en general, las instituciones

se trasforman, cambian, las

instituciones se renuevan y nosotros

nacimos en el año 58, pasamos por un

proceso de transformación de adaptación

a los nuevos tiempos, al nuevo

ordenamiento jurídico vigente encabezado

por la Constitución del año 1999.

A partir del año 2001 pasamos a ser

Cuerpo de Investigaciones Científicas,

Penales y Criminalísticas. Eso está

muy claro, este año 2021 cumplimos

ya 20 años como Cicpc y en honor a

la fecha de creación de esa institución

génesis de la investigación penal en

Venezuela como fue el Ctpj se celebra

todos los 20 de febrero el Día del Investigador

Contra el Crimen, por ello

celebramos ese día la creación de una

institución que le dio paso a lo que hoy

tenemos en Venezuela como la policía

científica.

Así, el 20 de febrero siempre va ser

para nosotros una fecha emblemática

porque es el nacimiento institucional,

pero tenemos que entender y adaptarnos

a los cambios.

En el año 2001 hubo un cambio que

pasamos de ser Cuerpo Técnico de

Policía Judicial a Cuerpo de Investigaciones

Científicas, Penales y Criminalísticas

y a partir de ese momento

comenzamos a escribir una nueva historia

y por ello este año cumplimos 20

años que sumados a los otros 43 que

teníamos como Ctpj suman los 63 a los

cuales mucha gente hace referencia

cada 20 de febrero.

Ahora, ¿que celebramos nosotros el

Día del Investigador Criminal los 20 de

febrero? ¿Qué celebramos los 24 de

noviembre?

La creación del Cuerpo de Investigaciones

Científicas, Penales y Criminalísticas;

son dos fechas distintas, una

18

REVISTA CICPC


fecha para reconocer, para felicitar

para conmemorar al hombre y a la mujer

que hace la investigación del delito

y la otra para festejar el aniversario de

la creación de nuestra organización.

Son dos fechas que tienen mucha

importancia o mucha significación para

los hombres y mujeres que hacemos

vida en esta institución, pero que cada

una tiene una connotación distinta.

EN EL CICPC NO HAY

ENTRADA A LA MEDIOCRIDAD

La mediocridad no tiene cabida dentro

del Cicpc. Esa siempre ha sido

nuestra enemiga y creo que no solamente

nuestra, lo que pasa es que muchas

veces no nos atrevemos a decirlo

por la calle del medio; pero una institución

como esta que además de la

delincuencia que es nuestra enemiga

en el campo de batalla, internamente

tenemos nuestros enemigos y uno de

los enemigos internos es la mediocridad

que tiene muchas caretas, muchas

facetas, tiene muchas formas de meterse

de adueñarse de incorporarse a

la gente.

De esta forma, cuál es nuestro deber

decir que la vamos a combatir que aquí

no hay cabida para ella y que cuando

un funcionario actúa con apatía, con

flojera, con falta de vocación, con falta

de compromiso, con desinterés en

lo que hace, podríamos decir que en

ese funcionario la mediocridad se apoderó

de él o dejó que la mediocridad

lo abordara o ingresó aquí siendo un

mediocre y no lo detectamos.

Entonces, si ingresó con estas características,

después que está aquí

adentro tiene que convertirse en uno

de los mejores, porque no hay cabida

para otro tipo de gente.

Tenemos que trabajar para que esto

se mantenga en el tiempo. Es parte

de los retos que tenemos. Cómo nos

mantenemos, siendo los mejores y que

solamente estén aquí los mejores. Eso

es un trabajo grande, porque tenemos

esa enemiga que se apodera de algunos

y contamina.

Y como lo negativo muchas veces se

dispersa, se riega de manera fácil es

peligroso y la mediocridad es la que

permite que por ejemplo un funcionario

nuestro sea reclutado por una organización

criminal. Por eso es peligroso,

es parte de los retos que tenemos.

De esta forma cuando le decimos

a un funcionario que aquí tienen que

estar los mejores y que no hay cabida

para más nadie y que lo importante

no es llegar, porque puede llegar por

suerte.

Lo que importa es mantenerse y demostrar

que tienes la capacidad la entereza

suficiente para hacer carrera

aquí es el otro reto. Si tuviste suerte e

ingresaste, te ayudó el psicólogo que

ese día estaba, porque le pareciste

buena gente y te dieron la oportunidad,

pues ahora mantente, ahora tienes el

reto de mantenerte aquí y demostrar

que valió la pena la oportunidad que te

dieron.

LA MORAL POR ENCIMA DE

TODO

Porque parte de la batalla que tenemos

nosotros en la actualidad además

de económica es de moral, es de valores

y en una institución como esta es

importante el tema de los valores que

muchas veces lo hablamos, lo repetimos

mucho.

Se aprende más en este tipo de profesión

viendo, observando, por eso es

que cuando yo digo que los más antiguos,

que los de niveles superiores

deben ayudar al desarrollo, al crecimiento

de los otros, de los llamados a

sustituirlos, es porque estamos claros

que el ejemplo, la praxis arrastra más

o convence más que un determinado

mensaje en un momento cualquiera.

Ese es uno de los retos que tenemos

en una institución que debería tener 30

mil hombres investigadores, pero ahora

podemos estar cerca de los 16 mil.

En 63 años no hemos podido llegar a

esa cantidad y eso implica o simplemente

te remite a decir que cualquiera

no puede estar en el Cicpc y muchos

llegaron, pero como llegaron se fueron

o tuvimos que sacarlos.

19

REVISTA CICPC


¿Qué significa que 10 mil

hombres y mujeres aspiraron

a entrar a la Unes y de esos

quedaron 500?

Lo importante no es llegar sino cómo

te mantienes aquí 30 años, porque se

dice fácil, yo voy a cumplir 31, entonces

el otro reto es ese. Lo demás pudiéramos

hablar de lo que sea lanzar

un discurso bonito, no, el tema es que

precisamente en tiempos de transformación

de cambios, de revolución, que

a muchos le gusta esa palabra, eso implica

transformación, renovación, cambios

drásticos en algunos aspectos,

sustitución de procedimientos, ruptura

de paradigmas para qué, para llegar

más al pueblo, para que la gente tenga

más acceso a uno.

¿Cuál es uno de los retos que

más ha tenido este país?

El acceso a la justicia, cómo un ciudadano

común, en un momento determinado

es víctima de un delito, tiene

acceso a las instituciones y que en mi

caso he tratado, sea atendido y que reciba

una respuesta. Ese es otro tema y

pudiéramos seguir hablando aspectos

que tienen que ver con la dinámica institucional.

No es solamente decir que somos

la mejor policía del mundo -que yo no

tengo duda que lo seamos en términos

de rendimiento, en términos de capacidad-,

pero ¿nos quedamos nada más

con eso, no lo demostramos? ¿Me

conformo con lo que los demás digan

que somos la mejor? o que yo crea

que somos la mejor.

¿Cómo demuestro que seguimos

siendo los mejores? ¿Dónde tengo que

fortalecer? ¿Cómo dejamos de un lado

nuestras diferencias, nuestros puntos

de vistas distintos, nuestra inmadurez?

Eso es parte de lo que tenemos que

revisar. ¿Será qué estamos bien?

¿Será que nuestros investigadores en

63 años están contentos? ¿Están de

acuerdo con lo que está pasando? ¿No

tienen necesidades?

Institucionalmente es parte de lo que

tenemos que revisar. ¿Está contenta la

gente con el trabajo que estamos haciendo?

¿Se siente a gusto en el Cicpc?

NO SE PERMITEN LAS

EQUIVOCACIONES

Más allá de decir que somos los mejores,

ahora los mejores también se

equivocan y en parte es porque aquí

los errores, las equivocaciones tiene

una connotación importante y ya el

pueblo venezolano, sabe cómo actúa

el Cicpc y ya no acepta excusas, ya

no acepta que no resolvamos nada,

como tampoco acepta que un funcionario

nuestro se vaya a involucrar en

una mala praxis o en una comisión de

un delito.

Lo puede cometer cualquier otra institución,

pero cuando lo comete el Cicpc

es grave, porque aquí están los mejores,

y los mejores son también las mejores

personas y las mejores personas

no cometen delito. Eso hay que internalizarlo,

porque tiene tanta publicidad

porque es noticia cuando un funcionario

se involucra en un hecho, porque la

gente no espera eso. Porque el Cicpc

está para protegerlos y resolverles sus

casos cuando son víctimas.

Por eso siempre le digo a mis compañeros

que nuestra responsabilidad

es alta muy alta y que no hay manera

de justificar un mal accionar porque la

gente no lo va a entender porque acostumbramos

al pueblo, a las personas

a que aquí están los mejores. ¿Un delito?

ve al Cicpc. ¿Cuál es la primera

institución en la que el ciudadano piensa?

en el Cicpc, porque son los que

tienen experiencia y saben que van a

hacer.

UN CICPC SIEMPRE VALIOSO

EN LA COMUNIDAD

Por eso lo delicado de la misión que

nosotros tenemos y no todo el mundo

la puede entender. Por eso cuando una

persona sale a la calle con esa credencial,

ese logo a veces no tiene idea de

lo que representa, está en el ojo del

huracán, la gente ve como habla, camina,

cómo se comporta, cómo se viste,

¿quiénes son sus amigos? ¿dónde

vive y eso es parte de los que muchos

20

REVISTA CICPC


aquí no han entendido.

En un edificio viven 100 personas,

pero si allí habita un funcionario del

Cicpc, todos preguntan ¿dónde está?

¿Cuál es su carro? El hijo del señor o

la señora del Cicpc, hay un problema

en el edificio y vamos hablar con el vecino

que trabaja en el Cicpc.

Puede haber médicos, ingenieros,

abogados, pero ahí vive el Cicpc. Eso,

históricamente, será así por los siglos

de los siglos. Tengo un hijo ingeniero y

profesor, pero mi hijo que trabaja en el

Cicpc, porque es una referencia aquí

en Venezuela y por eso es que nosotros

debemos cada día ver más las

cosas que pasan aquí, no descuidar

las alertas tempranas, la supervisión

constante a los estados para conversar

y reflexionar con los funcionarios para

buscarle solución a los problemas de

los funcionarios.

NO A LOS DESCUIDOS EN LA

INSTITUCIÓN

Esta es una institución que no se

debe descuidar por lo complejo, lo delicado

de lo que maneja; fíjate en un

caso de personas desaparecidas.

De nosotros depende si los familiares

de esa víctima vuelven al ver por lo

menos el cadáver y cuál es la esperanza

que, por lo menos, le entreguemos

el cadáver para su cristiana sepultura

y dónde siembra esas esperanzas, en

el Cicpc.

Cuando a la persona la despojan de

un bien valioso ¿qué tiene? ¿cuál es

la esperanza? que el Cicpc se lo recupere;

cuando a una persona le matan

un familiar. ¿Cuál es la esperanza que

tiene? que el Cicpc de con los responsables.

Pueden actuar 200 organismos, pero

siempre esperan que el Cicpc de la

respuesta. Por eso es que la atención

al público, a la víctima, aquí tiene papel

importante, porque tenemos que

manejar también esa parte cómo atendemos,

cómo le damos esa respuesta

a la víctima, o a ese familiar o allegado

que quiere una respuesta, que quiere

saber cómo van las cosas-

Entonces, es un trabajo titánico lo

que corresponde aquí y por supuesto

que cuando hay que tomar decisiones

y aplicar medidas con contundencia

quizás a mucha gente no les gusta,

como no le gusta a muchos familiares

de investigados cuando el Cicpc lo

aprehende, le pone los ganchos, lo judicializa,

o como se dice ahora lo pone

a derecho o presenta a las autoridades

competentes.

Entonces, en esta fecha creo que

uno de los aspectos más importantes

que tiene de todo lo que hablamos, es

ratificar el compromiso que tienen los

hombres y mujeres investigadores del

delito.

Hay tiempo para la revisión, para

saber dónde estamos, cuáles son los

retos que tenemos, cómo hemos avanzado

en el fortalecimiento institucional.

¿Cuáles son las aspiraciones

del Cicpc?

La mayor aspiración es que esta institución

se mantenga fuerte en el tiempo

con el equipamiento logístico necesario

para aumentar su capacidad de respuesta,

con un pie de fuerza que haga

temblar al delincuente.

Porque eso también es importante

cuando demostramos contundencia,

cuando el delincuente sabe que lo vamos

a enfrentar en el terreno que sea.

Eso es importante cuando un delincuente

ve a 100 o 200 hombres parados

ahí, dispuestos a buscarlo donde

esté.

21

REVISTA CICPC


Comisario general, Juan de la Cruz Pereira, es el Asesor Legal Nacional

Para mejorar en el Cicpc es fundamental

ver el espejo del pasado en el Ctpj

Por. Nelson Contreras

Felix Avendaño

Cree que para darle un

buen futuro a la institución

tienen que revisar el

ayer con la finalidad de

mejorar las estrategias

del presente y proyectar

objetivos a trazar dando,

buena congruencia al tema

jurídico, sin olvidar todo

el aspecto constitucional

en el que se ha vinculado

la policía científica en

relación a tantos decretos

nacionales.

Si existe en el Cicpc un funcionario

siempre dispuesto al

cumplimiento del deber, así

como a mantener siempre

inmaculado el buen nombre

de la institución en la que labora ese no

es otro que el comisario general, Juan

de la Cruz Pereira.

El Asesor Legal Nacional comisario

general Juan de la Cruz Pereira, explica,

que esta organizaciòn llega a

sus 63 años de existencia, 20 de ellos

como el Cuerpo de Investigaciones

Científicas, Penales y Criminalísticas,

se siente optimista por los logros alcanzados

y por los que vienen, aunque

también reconocen que se debe trabajar

muy duro para labrar ese éxito.

“Primero que nada bienvenidos. Para

nosotros es un placer tenerlos aquí

como parte de nuestra familia, y bueno

emocionado cada entrevista que a

uno se le plantea, ya que tratamos de

hacerla de la mejor manera de la manera

más explícita”, sostiene a título de

abreboca a una conversación con el

equipo periodístico de la Revista Cicpc.

Sostiene que es muy importante hablar

de su organización de muchas fases

particularmente como estudiante

universitario. Cree que hablar de su

institución y no tocar la historia, es una

falta de respeto.

PARA UN BUEN FUTURO SE

DEBE MIRAR EL PASADO

Por ello considera que para tener un

buen futuro tienen que revisar el pasado

para mejor las estrategias del

presente y proyectar objetivos a trazar

dando, por supuesto, buena congruencia

a lo que concierne a su ámbito, que

es el tema jurídico, sin olvidar todo el

22

REVISTA CICPC


aspecto constitucional en el que se ha

vinculado la policía científica en relación

a tantos decretos nacionales.

“Por supuesto, sin dejar por fuera en

los convenios, acuerdos y tratados internacionales

donde nuestra nación se

vincula y donde su organismo de seguridad

del estado es como un garante

para la aplicación de la administración

del Estado como tal y la administración

de justicia porque forma parte de

las competencias del Cicpc se dé en

su punto justo”, recalca con marcado

entusiasmo.

Desde el comienzo en la Dirección

del doctor Rodolfo Plaza Márquez al

respecto señala que tomando en cuenta

la data de 1958 en la que nace, se

forma la idea estructural de iniciación

de una policía de investigaciones.

Revisando un poco los fragmentos de

la historia, considera que la policía judicial

se integró con un grupo de muchachos

de todas las universidades que

estaban en el momento y, por supuesto,

muchos aspirantes que querían ser

policías, pero más que cualquier cosa

es revisar la parte intelectual del policía

que era tan necesaria para generar

credibilidad, sino había credibilidad en

aquel tiempo, por supuesto, iba a haber

un caos institucional en razón de la

generación que iba a formar esa nueva

policía de investigaciones”, subraya el

entrevistado.

A respecto recuerda que con el transcurrir

del tiempo en esa policía todos

los contextos legislativos, todos los

contextos de normas de doctrinas, de

ordenamiento jurídico se enmarcaron

en razón de aplicar la justa y verdadera

justicia, sin violentar el debido proceso,

sin violentar los estatutos legales que

necesitaba nuestra nación.

Todo ello, apunta el comisario general

Juan de la Cruz Pereira, generaron

muchos cambios, muchas reformas

en razón de que de ser incorporados

como un organismo de investigaciones

que justo iba a llegar a la verdad, sin

obviar los detalles.

INVESTIGADORES POR

EXCELENCIA

“Por nuestra razón inicial somos investigadores

por excelencia y los detalles

ayudan o nos favorecen en una

línea de investigación donde debemos

establecer un criterio detectivesco continuando

en el día a día a mediados de

la refundación de nuestra policía y a la

vez incorporando un mejor criterio jurídico

interno”, considera el analista del

tema policial.

Afirma, que sin dejar de reconocer el

estatuto de la función pública en lo que

concierne a la policía de investigaciones,

“nuestro reglamento interno, nuestro

reglamento de régimen disciplinario

y toda nuestra nueva estructura han

sido analizadas en mesas técnicas, no

solamente en el Cicpc, sino también en

el ministerio del Poder Popular de Interior

Justicia y Paz”.

Señala que está dirigido ahorita por

la vicealmirante, Carmen Meléndez,

en el cual se han ajustado unos lineamientos

de participación de todas las

direcciones que dependen del ministerio

para tener un fin común que es un

basamento legal moderno, actualizado

a los estándares internacionales por el

cual deben dar respuesta a la cantidad

de casos que quedan aún sin concluir.

Por supuesto, afirma que se debe

mejorar el pronunciamiento investigativo

criminalístico y técnico de la institución

ante el momento contractual en el

proceso de los debates, en el proceso

penal.

EL CICPC TIENE MUCHAS

ÁREAS

Esto, sostiene, ha deliberado muchas

áreas del Cicpc, como son las de planificación,

de consultoría jurídica, las

restantes áreas directivas, inspectoría

general, secretaría general, subdirección

general y dirección general.

Agrega que haciendo un levantamiento

nacional -porque no es solamente la

óptica del área metropolitana de Caracas-

sino que afirma han profundizado

los estándares jurídicos que se manejan

a nivel del eje fronterizo que son

tan importantes y estratégicos a pesar

de tener una única ley que es la implementación

por distancia, la implementación

por carencia, la implementación

por zona foránea.

“Tenemos muchas zonas foráneas,

afirma, en la cuales los estatutos jurídicos

pudieran imperar; sin embargo, no

es sencillo en razón de la aplicación de

la ley y la aplicación de la manera más

justa, más unísona, más transparente

sobre lo que concierne al trabajo que

hace la policía, nuestra el Cicpc” ratifica

el funcionario.

De igual manera, sostiene el entrevistado

que el ordenamiento jurídico

23

REVISTA CICPC


anual siempre es revisado, en razón

de que toda reforma desde el máximo

representante jurídico que son los tribunales,

el Tribunal Supremo de Justicia

hacia abajo, todas las sanciones de

ley son en positivo.

“Todas las verificaciones y los estatutos

que allí se avalúan o se avalan o se

rechazan, son razones que tienen que

cumplir unas condiciones, unos requisitos

que establece nuestra legislación

y que no se pueden olvidar. Todo es

estudiado en la institución con un sólo

sentido y está centralizado en que se

apliquen los mejores estándares, tanto

en lo que concierne al derecho civil, al

derecho laboral, derecho administrativo

y derecho penal”, subraya.

El comisario general Juan de la Cruz

Pereira cree que esas son las áreas

que más se profundizan en el Cicpc en

el ámbito nacional.

“Hoy día y con mucha gallardía y muy

honrado y muy feliz, podemos decir

que los estándares jurídicos realizados

en las distintas mesas técnicas desde

que yo tengo aquí gestión como asesor

legal nacional, las discusiones han

sido muy amplias muy certeras y muy

evaluativas. En un tiempo la participación

de nosotros no era consistente

en razón de que se centraba mucho

la opinión de la policía desde el ente

rector”.

Señala que hoy les han permitido los

avances y piensa que más que cualquier

avance es buscar resultados,

porque es ineficaz que se mantenga un

ordenamiento jurídico interno o externo

sin evaluar los resultados.

Los resultados en cada estudio tienen

que ser resultados exitosos y para que

sean resultados exitosos tienen que

darle participación al equipo.

Aparecen nuevos delitos y la justicia

actúa

“En nuestra policía nosotros le damos

participación a todas las áreas del Cicpc

y a las que están naciendo nuevas;

tenemos delitos importantes que

hemos aprendido.

Con el nacimiento del delito nace su

estudio, nace su aplicabilidad de la ley,

nace su sanción, nace la parte pericial

y de experticia, crece la parte criminalística,

la parte probatoria de certeza

o de orientación y define el perfil que

debe tener cada funcionario del Cicpc

para la mayor respuesta a la exigencia

solicitada”.

Estas exigencias, constata el funcionario,

bien sea por cualquier ente

o simplemente por el Ministerio Público,

como ente rector del proceso penal

reciben la parte investigativa, esto,

por supuesto, les da una gran responsabilidad

ya que de allí dependen los

resultados futuros logrando mejorar la

misión y la visión de la institución.

En este sentido, señala que la aplicabilidad

de la norma o la aplicabilidad de

la ley genera un crecimiento magnánimo,

sin embargo, es muy cuidadoso en

razón de que se deben llevar los parámetros

y los estatutos legales “para

que la nación o la sociedad venezolana

entienda la máxima responsabilidad

que tenemos y el sentido de nuestro

trabajo, es netamente probatorio: llegar

a la verdad, con un sólo orden que

se aplique de mejor manera la justicia.

Sin embargo, en los nuevos estándares

de la policía científica tienen la

parte de socialización y la parte de

protección y preservación, por ello, no

puedo dejar de generar la parte de la

prevención.

“Si no tenemos una prevención, no

podemos minimizar el delito. Ahorita

hemos entendido, en estos últimos

años, que si hay una buena prevención

no vamos a permitir que el crimen se

desarrolle, porque simplemente lo vamos

a estrangular y lo vamos a asfixiar

y vamos a generar muchas corrientes

de sociabilización, de cultura, arte, deportes

y simplemente la sociedad va a

funcionar medianamente como merece

buscando, por supuesto, el sustento y

la tranquilidad” manifiesta con entusiasmo.

LA LUCHA CONTRA EL DELITO

ES A DIARIO

Sin embargo, sostiene que las exigencias

de los grupos organizados,

de las civilizaciones o simplemente la

comunidad, como se habla en razón a

la estrategia de preservar la seguridad,

con los Cuadrantes de Paz es un enfoque

muy grande en razón a lo que

es la evaluación del comportamiento

de cada cuadrante, para definir que se

defina la criminalidad mayor o menor.

Considera que se deben enfocar en

ese criterio. Ellos implementan un ordenamiento

aplicable a ese delito, aplicable

a ese problema, aplicable a esa

situación que pudiera no generarse

como delito sino también como falta,

que no debería desarrollarse solamen-

24

REVISTA CICPC


te en mayores, sino en menores y que

no debería protege únicamente a los

delitos.

“Se me ocurre que, a los delitos contra

la propiedad, a los delitos contra la

persona y también a los niños, niñas

y adolescentes en su generalidad y

cuidado si no se presenta a lo que les

concierne con los adultos mayores.

En ese sentido precisó que son casos

que les han dado una generalización

de la ley y deben hacer una protección

en razón de proteger al trabajo.

“No permitir que, lamentándolo mucho,

que, por un resultado malo, se

pierda una gestión inmensa de sacrificio

de hombres y mujeres en la que

se ha desarrollado semestralmente un

análisis estadístico para establecer si

vamos a puerto seguro o simplemente

vamos a ir decayendo como un organismo

que combate la criminalidad

nacional”.

La diversidad de los delitos amerita

reformas de la ley; la eventualidad o la

casuística que hacen los delincuentes,

o las bandas, o los grupos criminales

generan que el Estado venezolano

alterne los estudios para definir más

contundencia por un aspecto, pero

también muchísima más prevención

por otro.

En razón a esta situación entiende

que esto se debe sensibilizar, se debe

centrar o se fusione en lo que es la correcta

administración de justicia, por

qué, porque como institución garante

de la parte investigativa técnica y científica

y hay que agregar ahora también

la parte jurídica por la participación que

tenemos ahora, gracias a Dios, en el

ministerio y en las distintas áreas del

Estado donde solicitan el apoyo de la

policía científica.

UN PERSONAL AMPLIAMENTE

CAPACITADO

Señala que están con sus mejores

expertos, sus mejores estudiosos en la

materia lo que les conlleva a enfocar

los caminos firmes a corto, mediano y

largo plazo, sin olvidarse, por supuesto,

de la preparación universitaria que

han alcanzado, como lo establece la

Unes, implementando técnicas de estudio

a nivel básico.

En pregrado, en la parte doctoral, van

los estudios de cuarto nivel donde no

han suspendido la preparación, ni la

formación, tampoco la selección de aspirantes

en todas las áreas del saber

porque no solamente su institución se

nutre con la Unes también tiene una

selección y un reclutamiento de distintos

profesionales en todas las áreas

que tienen competencia como Cicpc.

Esa selección está enfocada a la parte

de criminología, biología, toxicología,

químico, matemático; les espera

una parte industrial con expertos de ingeniería

mecánica, refrigeración, electricidad

y hoy día esas áreas las hemos

creado a nivel nacional.

LA LUCHA ES TAMBIÉN

CONTRA EL COVID-19

“Ustedes lo saben, en conjunto con

todas las direcciones que dependemos

del ministerio, unas áreas van contra el

Covid -19, en razón de que nos hemos

visto inmersos, lamentándolo mucho,

víctimas de la pandemia. Hemos tratado

de fortalecer todo y cada una de las

fases de la prevención contra el Covid

para esperar el momento oportuno,

ajustado a los lineamientos del Ejecutivo

nacional, seamos atendidos con la

vacuna que ya está muy cercana a la

población venezolana.

Señala que tienen que entender algo

que ya muchas veces no depende

nada más del venezolano, sino que

depende también de la disciplina y la

conciencia que tenga la población en

razón a tener al Covid, controlado para

tener menos infección.

ES NECESARIA UNA REFORMA

DE LEY AL CICPC

Concreta que, para no desviarse del

tema, es decir, efectivamente la estructura

del Cicpc ameritaba una Reforma

de Ley y esa se dio en las distintas

áreas como antes le referí de una manera

muy general.

“Sin embargo, le corresponde a

nuestra dirección, en el momento que

lo amerite, seguir filtrando proyectos

y proyectos de ley a fin de que sean

estudiados por el ministerio correspondiente

y una vez que sean estudiados y

avalados en las condiciones que establece

el Procurador General de la República,

sean aprobados”.

Considera que los proyectos que se

elaboren serán sometido para que

sean pulidos y transferidos a la Asamblea

Nacional para que allá se den los

últimos toques y definir una vez la ley,

ajustada a la anuencia de nuestra presidencia

y la vicepresidencia de la República.

“No podemos hacer ajustes al momento

en que se establece un período

de flexibilidad, un período radical; sin

embargo, nosotros seguimos trabajando

toda la semana a un porcentaje del

50% o 100% para darle un ejecútese a

todos nuestros procesos legales y todo

el ordenamiento jurídico que amerita,

porque el delincuente sigue cometiendo

delitos”.

Por supuesto, afirma que la policía

científica sigue generando criterios de

25

REVISTA CICPC


investigación para dar respuesta a todos

y cada uno de los delitos que se

desarrollen en el territorio nacional.

¿Algo más que agregar?

“En la actualidad tenemos cuatro reglamentos

del Cicpc, ya en incorporación

a nuestro ministerio para que sean

avalados en su acondicionamiento y

ajustándolos para que sean enviados

al ente correspondiente para que valide

el estudio y el ejecútese o aprobación

de nuestra Asamblea Nacional con lo

que concierne a nuestra institución.

“Sin embargo, como lo dije en un primer

momento, no es un trabajo sólo

de nuestra organización o de nuestro

Cicpc. Es un trabajo mancomunado de

nuestro ministerio, nuestro viceministerio

en razón de mejorar y ajustarnos a

la necesidad nacional”.

Sostiene que tienen que ajustarse

a la necesidad del pueblo en lo que

concierne a la necesidad de dar la respuesta

que merecen. “Por supuesto,

tenemos que llegar a la verdad, pero

para llegar a la verdad tenemos que

aplicar la mejor consideración en normas

y en estatutos para tener validez

jurídica y credibilidad ante el pueblo

venezolano”.

PRINCIPIOS Y VALORES SON

LA CLAVE

Incorporaron en el apoyo a toda verificación

de todos los casos que nacen

a nivel nacional donde el Estado necesita

de la participación del Cicpc para

fomentar la tranquilidad del país, para

fortalecer la credibilidad en lo que concierne

a nuestra esencia y, por supuesto,

formula un llamado a las nuevas generaciones,

que se están incorporando

a nuestras filas que lo más grande que

tienen son los valores y los principios,

la constancia, la perseverancia y la tenacidad.

Esos principios son los que considera

los llevarán a tener una óptica de

la verdad y nunca van a pensar que

por cualquier caso por más complejo

que sea, siempre hay una brecha por

donde entrar o por donde comenzar.

Lo que no pueden olvidar es que la

paciencia es la virtud de los sabios y

entre paciencia, constancia y perseverancia

están seguros de que se van a

trazar objetivos y se van a lograr resultados.

Estima que el llamado es a la unión,

es la calidad del trabajo, no la cantidad.

Cree que la calidad del trabajo es lo

que va a generar una reacción en cadena

nacional e internacional, porque

le están mandando un mensaje a las

mafias, a las transnacionales del crimen

que piensan en hacer tránsito en

Venezuela.

“Que vengan con el sentido del orden

y la legalidad, porque aquí existe una

policía de investigaciones que como

reiteré busca la calidad de nuestra participación

en cualquier parte del territorio,

en cualquier área de Venezuela:

allí vamos a estar nosotros pendientes

a cualquier situación de riesgo que genere

en cualquier denuncia”, afirma con

marcado sentido de responsabilidad.

Por supuesto, agrega para finalizar

que van a dar una respuesta contundente

al tamaño que amerita cualquier

situación delictual, con un solo sentido

de generar conciencia en nuestros

funcionarios y responsabilidad del acto

que vayan a realizar.

¿Qué mensaje le daría a nuestros

funcionarios por el Día del

Investigador del Crimen?

Bueno, imagínate, el 20 de febrero

para nosotros que somos provenientes

del Cuerpo Técnico de Policía Judicial

y somos ahora actuales funcionarios

del Cuerpo de Investigaciones Científicas,

Penales y Criminalísticas, tenemos

que decir que el primero fue la génesis

de nosotros, es de donde se vio

nacer la idea de un grupo de jóvenes y

eso transcendió en el tiempo con una

transformación de una policía muy básica

a una gran policía muy moderna.

Señala que hoy día cuentan con una

credibilidad internacional y unos estándares

de participación bien estratégicos,

en razón de mejorar simplemente

la evolución y el desarrollo de la sociedad

venezolana.

26

REVISTA CICPC


27

REVISTA CICPC


Comisario general Luis del Valle Gómez Díaz orgulloso de su labor

La ética y los valores morales son las claves

del éxito para un funcionario del Cicpc

Por. Nelson Contreras

Felix Avendaño

32 años de su vida los

ha dedicado a la policía

científica desempeñándose

con excelente capacidad

en todos los cargos que

ha cumplido. Hoy más

que nunca se siente feliz

de seguir aportando su

experiencia como director

de la Oficina de Análisis y

Control Estadístico

“La responsabilidad en el trabajo,

la vocación de servicio,

la disciplina, la responsabilidad,

la honestidad, la ética, la

moral, son parte de los valores

institucionales que deben caracterizar

a todo funcionario y una prueba

ésta, es que con 32 años de servicio

me mantengo activo”.

Con estas palabras el comisario general

Luis del Valle Gómez Díaz, director

de la Oficina de de Análisis y Control

Estadístico del Cuerpo de Investigaciones

Científicas, Penales y Criminalísticas

(Cicpc) confiesa su apego a la

institución a la que le ha dedicado gran

parte de su existencia.

UNA LARGA TRAYECTORIA EN

EL CICPC

El comisario general Luis del Valle

Gómez Díaz Comenzó es del curso 24

de detectives de las Minas de Baruta

enero-diciembre de 1988. Adscrito a

la seccional de Güiria que en aquella

época se denominaba así, actualmente

delegación municipal Carúpano.

Continuó sus estudios a distancia,

continuaba trabajando, inscribía las

materias y venía desde el despacho

donde estaba adscrito los días sábados

a presentar exámenes para retornar

a Güiria. Así los viernes presentaba

los sábados aquí en Caracas y en la

noche se regresaba.

Muchas veces hacia guardias el día

domingo y cuando el jefe de investigaciones

llegaba él estaba allí.

Obtuvo el TSU en criminalística, licenciatura

en ciencias policiales. Licenciatura

en gerencia de recursos humanos

(UDO), maestría en gerencia y administración

de policía, diplomado en administración

social.

Con dos años de servicio le tocó hacerle

la suplencia al jefe de investigaciones,

tuvo que imponerse con coraje

y disciplina ante un personal más antiguo

que él; y dejó estadísticas sorprendentes

con un 96% de efectividad

y a su regreso las encontró 110% de

efectividad.

28

REVISTA CICPC


“Mi jefe me preguntó ¿cómo lo hice?

le dije usted dio una orden y se cumplió,

mejorando y rescatando siempre

la imagen de la institución a través de

ese marco de la disciplina, y para mantenerlo

hay que respetar”.

Confiesa que siempre ha mantenido

que el respeto se gana con respeto.

Con la jerarquía de subinspector, fue

transferido a Carúpano y allí tuvo la

oportunidad de ser jefe de investigaciones

– en 1996- encargado con memorando

interno y al respecto afirma

que modestia aparte se hizo un buen

trabajo en esa oportunidad.

“Desde muy baja jerarquía tuve responsabilidades

de jefatura. Siendo inspector

jefe (2002) fui nombrado coordinador

regional Sucre, paralelo a este

cargo también ejercía la coordinación

regional de operaciones de Sucre.

Afirmó que tuvo la responsabilidad de

coordinar todas las comunicaciones de

la gerencia superior en todos los despachos

de Carúpano, Cumaná y Güiria.

Fue jefe de la delegación municipal

Cumaná durante siete meses. Se desempeñó

como supervisor de investigaciones

de la delegación municipal

Carúpano. Pasó por todos los cargos,

vale decir de subcomisario, comisario,

comisario jefe y comisario general.

Refiere que no hizo ninguna homologación

al cumplir con todas esas etapas.

Así fue supervisor de investigaciones

en la delegación municipal de Güiria,

luego trabajó como jefe de ese despacho

durante tres años y en simultáneo

fue miembro suplente del Consejo

Disciplinario Oriental y jefe delegación

municipal Tucupita.

Asumió la Jefatura de la delegación

municipal Porlamar (2010). Fue Supervisor

de delegaciones municipales de

los estados Monagas y Sucre.

Asimismo, se desempeñó como jefe de

la delegación municipal y luego estadal

de Delta Amacuro. Director de investigaciones

de campo. Director de

investigaciones contra drogas a nivel

nacional. Jefe de la región estratégica

oriente (2017). Coordinador nacional

de dependencias especiales.

Supervisaba la Dirección de Investigaciones

contra el terrorismo, así como la

Dirección de Investigaciones Delito en

la función pública, la Dirección de Investigaciones

de campo, Dirección de

Estrategias Especiales y la Dirección

de Investigaciones de los bloques de

búsqueda a nivel nacional.

Como puede apreciarse el comisario

general Luis del Valle Gómez Díaz posee

un caudal de valiosa experiencia

en la cual los valores morales, la ética

y el sentirse un funcionario a carta cabal

de la institución han sido las cartas

de presentación de este valioso funcionario.

Cuando nace la nueva estructura, por

el decreto 4.022, Gaceta Oficial N°

41.761 del 15 de noviembre del 2019,

asumió el cargo de director de la Oficina

de Análisis y Control Estadístico,

adscrita a la Dirección General del Cicpc.

La nueva estructura está constituida

por cuatro niveles a saber: Nivel superior.

Nivel de apoyo y asesoría. Nivel

sustantivo (donde está la unidad de

29

REVISTA CICPC


investigación penal, la unidad de criminalística

y la unidad de apoyo especiales

a la investigación).

Nivel operativo desconcentrado territorialmente

que está constituido por las

24 delegaciones nacionales, 24 unidades

de apoyo a la investigación estadal

y 8 regiones estratégicas.

FUNCIONES CLAVE

La principal función de la Oficina de

Análisis y Control Estadístico es dirigir

y supervisar la aplicación de la política

y lineamiento en materia de estadística

emanado del órgano rector y la Dirección

General del Cicpc.

Cuenta con ocho competencias las

cuales son asesorar y asistir a la Dirección

General y a las distintas unidades

administrativas que componen el Cicpc

en el ámbito de su competencia.

Tiene bajo su supervisión a la División

de Datos Estadísticos, ubicada en

Parque Carabobo, a cargo del experto

profesional Kenny Palacios y la Dirección

de Seguimiento a la Información y

Análisis Estadístico, ubicada en Simón

Rodríguez a cargo del comisario general,

Iván Romero.

¿Cuáles son las funciones de

estas divisiones?

“La División de Datos Estadísticos es

la que se encarga de compilar toda la

información estadística de todos los

delitos que ocurren a nivel nacional,

recaudos que pasan a la División de

Seguimiento a la Información y Análisis

Estadísticos, donde un equipo multidisciplinario

debe analizarla y ese estudio

permitirá al nivel superior tomar

decisiones. Con estos instrumentos se

asesorará a cada una de las unidades

administrativas que conforma, tanto el

nivel sustantivo en la Unidad de Investigaciones

Penales, como las Oficinas

que conforman el cuarto nivel”.

También cuentan con la parte operativa

desconcentrada territorialmente,

donde están las delegaciones estatales,

municipales, las regiones estratégicas;

estas entidades pueden tomar

las decisiones, aplicar los operativos

en los sectores en los cuales el índice

delictivo se ha incrementado.

Estos números permitirán conocer

en qué sector se incrementan, en qué

sector disminuyen para poder aplicar la

política criminal. Esa información pasa

al Observatorio Venezolano de la Seguridad

del Ministerio de Interior Justicia

y Paz donde generarán las políticas

de seguridad de Estado.

UNA LABOR MUY DETALLISTA

“Todos los días recibo un reporte de la

División de Datos Estadísticos de los

casos de relevancia en homicidios y

enfrentamiento del Cicpc con la delincuencia

y los enfrentamientos de otros

organismos como la Guardia Nacional,

Policía Nacional, las policías estatales

y municipales. Después que los reviso

y analizo los elevo a nivel superior y lo

envío a la sala situacional en la que están

todos los jefes a nivel nacional, los

jefes de estados y los jefes de Redip.

Señaló que envía ese cuadro con información

estadística para que verifiquen

si esos datos que fueron reportados

son los correctos y ahí mantiene la información

veraz y oportuna en tiempo

real y así con esa dinámica cada jefe

de despacho está pendiente de esos

reportes para corregir de inmediato

cualquier detalle.

Esto se realiza para que cuando lleguen

esos números a la sala situacional

de la Dirección General y al Observatorio

Venezolano de la Seguridad del

ministerio lleguen precisos.

Está pendiente de que eso se cumpla.

La relevancia de la Oficina de Análisis

y Control Estadístico con sus dos divisiones

radica que de allí dependerá, de

esa compilación de datos y análisis estadísticos,

un instrumento que permitirá,

al nivel superior, así como al órgano

rector, la toma de decisiones en materia

de seguridad.

Asimismo, se asesorará a todas las

unidades operativas, tanto en el nivel

sustantivo: (ocho en la unidad de investigaciones

penales con sus siete

direcciones como las regiones estra-

30

REVISTA CICPC


tégicas, las direcciones estadales y

municipales) para que analicen cómo

está ocurriendo el delito en su zona y

aplicar las estrategias en materia de

seguridad. Esto se lleva a cabo con la

finalidad de combatir el delictivo en todas

sus modalidades.

¿El control de los privados de

libertad, también lo maneja

esta oficina?

“Desde que existía la coordinación de

dependencias especiales y llevaba el

monitoreo de todos los detenidos, de

todas las personas que eran detenidas

por el bloque a nivel nacional; fui designado

por el comisario general Douglas

Rico, para llevar el control de todos los

privados existentes en las sedes del

Cicpc en todo el territorio nacional”.

Sostiene que desde ese entonces se

diseñó un instrumento para compilar

esa información de manera cuantitativa

y cualitativa; allí en ese instrumento

está la información de todos los adultos

procesados y penados; los adolescentes

procesados y sancionados en

todo el territorio nacional y lo llevan en

dos instrumentos por cada Redip y por

cada delegación estadal.

El pasado 17 de Mayo tenían una

población de privados de libertad de

11.598, de ellos 11.301 adultos y 297

adolescentes. De los procesados habían

10.552 distribuidos en 9.515 masculinos

y 1037 femeninos.

Entre los penados habían 962 (813

masculino y 149 femeninos), en adolescentes

a nivel nacional 297, de ellos

213 eran procesados y 84 sancionados.

Todos los lunes actualiza la información

para saber qué cantidad de detenidos

y en qué condiciones se encuentran

en el despacho y la eleva a nivel

superior y a las instancias competentes

al servicio penitenciario con la finalidad

de que le otorguen los cupos a esos

privados de libertad en los diferentes

centros penitenciarios.

“Estamos gestionando con el comisario

general Douglas Rico para que la

Oficina de Administración y Finanzas y

de Planificación y Presupuesto otorgue

los recursos para el fortalecimiento de

los equipos tecnológicos de la División

de Datos Estadísticos, ya que esos

equipos tienen una vieja data y no pueden

esperar que colapsen, porque están

activos los 365 días del año”.

UN MENSAJE PARA LOS

FUNCIONARIOS

“Más allá de palabras, es el ejemplo. El

jefe debe dar el ejemplo y con ejemplo

dejas muchas enseñanzas; caminar

por el sendero blindado con los valores

institucionales la honestidad, responsabilidad,

ética, moral, disciplina y la

vocación de servicio; siempre he dicho

que el pilar es la disciplina, porque el

que es responsable es disciplinado”

Sostiene además que “el que es honesto

es disciplinado y tiene pasión y

vocación de servicio.

Entonces el pilar fundamental es la

disciplina; disciplina, disciplina y más

disciplina, como dice el amigo japonés

“tarde o temprano la disciplina vencerá

la inteligencia”.

Siempre asegura que ha caminado por

el sendero de la disciplina y es el mensaje

que le envía a todo el personal del

Cuerpo de Investigaciones Científicas,

Penales y Criminalísticas.

“Vayan por ese camino: la disciplina,

la honestidad, la transparencia, la lealtad

y encontrarán el éxito institucional

- profesional y personal”, asegura con

entusiasmo el entrevistado.

31

REVISTA CICPC


32

REVISTA CICPC


Una dependencia del Mpprijp para atacar delitos menores

La Dirección de Diseño Estratégico

de Investigación Penal está en marcha

Por. Nelson Contreras

Felix Avendaño

El comisario jefe, Edwar

Pérez, asume esta gran

responsabilidad y siente

que está en capacidad de

cumplir una función loable

que le encomendaron

porque considera que

un funcionario del Cicpc

cuando sale a ocupar

otros cargos lo hace con

abnegación y patriotismo

Asumir el reto de dirigir

la Dirección General de

Diseño Estratégico de

Investigación Penal, dependiente

del ministerio

de Interior, Justicia y Paz es uno de

los desafíos más fuertes que ha asumido

en su dilatada carrera policial el

comisario jefe Edwar Pérez, quien está

dispuesto a encauzar este proyecto

gracias a la amplia experiencia que alcanzó

en su paso dentro del Cuerpo de

Investigaciones Científicas, Penales y

Criminalística (Cicpc).

¿Cuáles son las funciones de

esta Dirección?

“El ámbito de las competencias y funciones

de la Dirección General de Diseño

Estratégico de Investigación Penal,

dependiente del del viceministerio

del Sistema Integrado de Investigación

Penal, son tales que permiten por instrucción

del viceministerio están el diseñar

políticas públicas en materia de

investigación penal”, relata de entrada

el comisario jefe Edwar Pérez.

Al respecto indicó que entre las más

importantes funciones están llevar

adelante las políticas de estrategias y

líneas de acción en materia de diseño,

validación e implementación, seguimiento

y evaluación, planes y programas

de educación en lo que al viceministerio

le compete, aplicable para

todos los organismos de seguridad

Destaca que el viceministerio tiene

33

REVISTA CICPC


igualmente unas acciones lineales

para todos y consisten en estandarizar

las funciones policiales en el ámbito de

la investigación penal, es decir, todos

tienen que andar por esa ruta.

“Nosotros desde este viceministerio

luchamos permanentemente en materia

de derechos humanos enmarcados

en la Gran Misión Cuadrantes de Paz,

que está contenida en el Plan de la

Nación 2019-25 y en este año en particular

ante el Plan Bicentenario por los

200 años de la Batalla de Carabobo”,

sostiene con marcado entusiasmo.

Indicó que en los primeros 200 días

desarrollarán una cantidad de actividades

fundamentadas y orientadas en la

protección y en el reforzamiento de los

derechos humanos.

Una segunda competencia, afirmó

el entrevistado, está en la de formular

los planes de programas inherentes a

la investigación penal para el personal

del viceministerio y para los funcionarios

y funcionarias adscritos a la investigación

penal, ya que esos son los

servicios de policía acreditados para

los funcionarios que son formados con

la finalidad de atender delitos cuyas

penas no exceden a los ocho años. Allí

están los órganos adscritos como son

el Cicpc, Senamecf, Senades, Ondocft

(Oficina Nacional Contra la Delincuencia

Organizada y Financiamiento al Terrorismo),

También se agregan los entes especializados

como la Guardia Nacional

Bolivariana en materia de la competencia

que realiza sobre investigación

penal.

FORTALECER LA ACCIÓN

PENAL

Desarrollan todas estas políticas y

todos esos planes para fortalecer la

investigación penal, formar la policía

encriptada en delitos menores, porque

el objetivo es que el Cicpc, como órgano

principal de investigación penal

del país de acuerdo lo que establece

la norma y la Constitución, en el artículo

332, numeral segundo, ratifica que

es es el órgano especial dedicado a la

investigación penal y su función fundamental

es dedicarse a los casos de impacto.

Una de las tareas del ministerio

y el viceministerio es precisamente ir

formando nuevos funcionarios distintos

a la organización del Cicpc para que se

dediquen exclusivamente a los delitos

menores de ocho años cuya competencia

no la ocupa el Cicpc.

“A los efectos que el Cicpc sea más

eficiente en la investigación de los delitos

de connotación; insisto y ratifico

mi reconocimiento actual que tenemos

con la delegación a la alta comisionada

de los derechos humanos asignada

acá en Venezuela los cuales, en su

informe más reciente, que fue noticia

mundial, Venezuela en materia de investigación

penal y en muchas otras

áreas es punta de lanza en las buenas

prácticas y especialmente el Cicpc”, resalta

con vehemencia.

DERECHOS HUMANOS ES

FUNDAMENTAL

Al respecto indicó que en conjunto

con el Senamecf enarbolaron las

buenas prácticas que desarrollan sus

funcionarios en el ámbito de investigación

penal y eso les llena de orgullo,

por considerar que el viceministerio

está haciendo lo necesario para darle

a estos funcionarios, a esta institución,

las herramientas necesarias para que

esas buenas prácticas logren su objetivo

en la materia de derechos humanos.

Aparte del objetivo determinante,

sostiene el entrevistado, que es el

esclarecimiento científico de la investigación

penal de un hecho en particular

lo cual robustece la administración

de justicia como órgano dedicado a la

investigación delitos menores para resarcir

el daño a través del proceso que

corresponde, pero con un Cicpc más

dedicado a la investigación de delitos

de alta complejidad.

Señala que otra de las funciones es

coordinar con los órganos desconcentrados

del viceministerio de investigación

penal y los demás viceministerios,

además del Ministerio del Poder Popular

para las Relaciones Interiores, Justicia

y Paz con la Universidad Nacional

Experimental de la Seguridad (Unes) y

el ministerio de asuntos inherentes al

diseño de planes nacionales de formación

en todo lo que corresponde a la

formación y capacitación de los funcionarios

a nivel nacional.

Recordó que la Unes fue creada bajo

la gestión del presidente Hugo Chávez

Frías teniendo como norte llevar

la vanguardia en la formación de todos

los organismos de seguridad de todo

el país bajo una única rectoría la Unes

y a ella le corresponde la formación y

capacitación de todo el personal a nivel

nacional.

El comisario jefe Edwar Pérez subraya

que son un órgano articulador,

34

REVISTA CICPC


porque una vez que la Unes forma a

los funcionarios de todos los órganos

adscritos al viceministerio, les corresponde

acreditarla para instruir delitos

cuya pena no exceda los ocho años.

También tienen un tema de articulación

nacional con el Consejo General

de Policía, adscrito al ministerio, sobre

el ejercicio de las competencias y atribuciones

que corresponden a la definición,

planificación y coordinación de

las políticas públicas en el ámbito de la

investigación penal.

Considera que eso es lo que significa

el Consejo General de Policía que

además se ajusta a un ente regulador

de la función policial en el ámbito de la

investigación y ella permanentemente

con este viceministerio y otros órganos

encargados, realizan labores de supervisión,

control y de desarrollar políticas

para definir las actuaciones y competencias

de los órganos de policía a nivel

nacional.

“Tenemos una articulación con la

Unes para detectar las necesidades de

todos los entes dedicados a la seguridad

ciudadana de nuestro país.

¿Cómo es eso?

Por ejemplo, este viceministerio coordina

con el Cicpc cuál es su necesidad

este año de formación. Allí aparece el

Plan Nacional de Investigación Científica

en el ámbito de investigación penal

en el cual se desarrolla un plan para

orientar, para desarrollar la investigación

y encaminarla a la solución científica.

Le corresponde al entrevistado articular

una necesidad durante todo un año

también para formar a los funcionarios

que van a aplicar el plan; saber cuántos

funcionarios necesita el Cicpc dedicados

a la investigación penal y criminalística.

Allí se articula con la Unes y

se desarrollan todos estos planes para

formar a estos muchachos, incorporarlos

a la institución y desarrollar este

plan y muchos otros que desarrolla el

viceministerio.

UNA ARDUA LABOR DE LA

DIRECCIÓN

“Tenemos un conjunto de competencias

que rayan en la asesoría, formulamos

propuestas en materia de formación

y capacitación, participamos en la

difusión de cursos, talleres, seminarios

y conversatorios, diseñamos instrumentos

técnicos para seguir la evaluación

de los planes definidos desde el

Ejecutivo Nacional y desarrollados a

través de este viceministerio”.

Enfatiza que diseñan y validan todos

los instrumentos técnicos dedicados a

la investigación penal. Además, diseñan,

evalúan e implementan las políticas

para estandarizar la función de la

investigación penal y todas las funciones

y competencias que puedan desarrollarse

a partir de cualquier actividad

que tenga que ver con la investigación

penal.

TRABAJAN CON LOS

CUADRANTES DE PAZ

Resalta que se creó la Gran Misión

Cuadrantes de Paz para geo - referenciar

la investigación penal y la aplicación

de esta al tema de la territorialidad

del delito y ser mucho más eficientes

y más efectivos en la aplicación y en

el desarrollo de los funcionarios dedicados

a este trabajo tanto a la policía

como los órganos de investigación penal.

Eso es fundamental que lo tomen

como norte porque es lo que considera

el funcionario les va a definir la

aplicación de los planes y políticas en

determinados sectores; la geo-referenciación

aplicada al tema de la Gran

Misión Cuadrantes de Paz que es una

ruta que les indica que delito tratar en

un sector determinado de forma eficiente

y allí con la participación de la

comunidad.

Señala que incluso hay trabajos que

se realizan con las Casas de Paz. Hasta

allá llega el viceministerio e inculca

y desarrolla actividades para generar

acercamiento a todos estos órganos

dedicados a sus funciones de acreditación

como funcionario de investigación

penal y los órganos dedicados propiamente

a esta área.

Subraya que esas son algunas de las

competencias de la Dirección General

de Diseño de Investigación Penal del

viceministerio del Sistema Integrado

de Investigación Penal. Por ello, considera

iomportante hablar de ellas y de

todos los proyectos que tienen ejecutados.

Dentro de las actividades que realizan

están los seminarios, ¿podría ampliar

acerca de ese punto?

“Por instrucciones de nuestro viceministro

y, por supuesto, de la ministra vicealmirante

Carmen Meléndez, hemos

emprendido un conjunto de actividades

importantes para este año destinada a

fortalecer los derechos humanos.

Agrega que Venezuela en estos momentos

a nivel mundial ha sido colocada

como un país violador sistemá-

35

REVISTA CICPC


tico de los derechos humanos, por la

comisión designada por las Naciones

Unidas que presentó unos puntos fundamentales,

no solamente que tienen

buenas prácticas en cada una de las

instituciones dedicadas a la investigación

penal, sino que el tema de la vulneración

de los derechos humanos no

es sistemática, sino que es individual y

cuando se detectan se han desarrollado

acciones en contra de esos funcionarios

al margen de la ley.

LAS SANCIONES FRENARON

EL DESARROLLO

Además, recalca el reporte de la comisionaduría

de los derechos humanos

de la ONU que dice que en Venezuela

tenía un buen perfil económico latinoamericano

por sus riquezas naturales.

Este tema conocido por todo el mundo

se detuvo motivado a las sanciones

económicas unilaterales que vienen

desde Estados Unidos y del continente

europeo.

Esto significa que, si esas sanciones

no existieran en este momento nuestro

país fuera la potencia que en los

últimos 5 ò 6 años venía perfilándose

antes de las sanciones en materia

energética, gasífera, hidrocarburos,

materiales estratégicos y en el área de

la minería.

Considera que eso lo reconoció la

comisión que realizó la investigación

en Venezuela, es decir, los seminarios

que han venido desarrollando atienden

al tema de la industria petrolera, investigación

de los delitos de homicidios,

las buenas prácticas de la criminalística

de campo en el sitio del suceso, el

abordaje al sitio del suceso, tratamiento

digno al cadáver, manual único de

la cadena de custodia documento importante

y rector para el tratamiento de

ese suceso.

“Tratar ahora al cadáver como evidencia,

nunca se había visto y el vehículo

también pasa a ser una evidencia

categorizada y forma parte del sistema

de la cadena de custodia. Esto es un

avance transcendental en Latinoamérica

en materia de abordaje al sitio de

suceso”, considera.

Señala que también manejan desde

el Senamecf todo lo que corresponde

a talleres dedicados al tratamiento del

cadáver y restos humanos.

¿Qué deja al Cicpc el hecho

que uno de sus funcionarios

ocupe este cargo?

“Yo me debo a los líderes que han

formado nuestra institución, comisario

general Humberto Ramírez, nuestro

viceministro exdirector y funcionario

de carrera del Cicpc, nuestro director

del Cicpc, comisario general Douglas

Rico, como un prominente dirigente

hacia el interior de nuestra institución,

como un gran líder, una persona con

mucho carisma con mucho apego a

nuestra institución con mucho amor a

la patria y una gran visión”

Explicó que viene de criminalística

que fue su carrera por más de 20 años

y hoy en día ocupa este nuevo cargo.

“Primero le doy gracias a Dios, porque

creo que se debe a eso, segundo

el apoyo de nuestro viceministro, comisario

general, Humberto Ramírez,

al comisario general Douglas Rico que

también me apoyo en este nuevo emplazamiento

a mi carrera, a nuestra

ministra Carmen Meléndez que me ratificó

en el cargo”.

“Que nuestra institución es una formadora

de líderes, hecho reconocido

desde hace más de 60 años en nuestro

territorio y a nivel internacional. Deja

a un hombre entregado a su Patria y

siempre pensando en dejar en buen

pie a nuestro Cicpc, institución a la que

le debo mi formación profesional”.

Sostiene que el Cicpc también lo ha

ayudado hoy en día a conocer áreas

que probablemente en otro ámbito es

probable no había conocido.

Espera dar lo mejor de si, como siempre

lo hace un funcionario del Cicpc

cuando ocupa cargos fuera de la institución.

Está seguro que eso es lo que

mejor da el Cicpc cuando forma funcionarios

que ocupan cargos externos y

hacia allá van para ayudar en todo lo

que se pueda para formar, fortalecer

a los funcionarios y luchar cada día

más por las buenas prácticas que en

la institución se desarrollan permanentemente.

Esto indica le permite llevar el sitial

de honor que hoy en día tiene el Cicpc,

la institución a la cual se debe porque

asegura que allí se formó como profesional.

“Amo a mi institución, tanto como

cualquier funcionario del Cicpc que

tenga tiempo acá. Nosotros los que

estamos de este lado conocemos lo

que significa esta estirpe, esta raza

de ser del Cicpc, sin caer en lo banal

esta institución ha aportado un grado

importante de arena a la construcción

social, política y al desarrollo de la investigación

penal de nuestra hermosa

Venezuela”, confiesa para finalizar.

36

REVISTA CICPC


37

REVISTA CICPC


EL ROBO DE MEDICINA

Por el Comisario General Douglas Rico

“Entre las modalidades del

delito de robo existe el modus

operandi conocido como

el “el robo de piratas de carretera”

y consiste en que

un grupo de personas interceptan un

vehículo pesado de carga y se apoderan

del contenido de la misma para

luego comercializarla por la mitad del

valor. Pueden tratarse de medicinas,

cauchos, alimento, línea blanca, línea

marrón, repuesto de vehículo y todo

aquello que puede ser transportado en

grandes cantidades.

En muchos casos que son denunciados

se trata de simulación de hechos

punibles por parte del conductor del

vehículo, pero lo preocupante de esta

situación es cuando se trata de medicamento

que demanda un trato especial,

sobre todo cuando son medicinas

que requieren un grado de temperatura

baja o cadena de frío y humedad favorable

para conservar el componente

activo en perfecto estado, otros medicamentos

no requieren estar refrigerados

pero no pueden estar a muy altas

temperaturas que puedan activar el

componente activo antes de ser ingeridos

por el paciente, estando el fármaco

aún en su empaque original.

¿Pero qué es el componente

Activo o Fármaco?

El principio activo es aquella sustancia

con actividad farmacológica, es

decir, es la sustancia medicinal que

compone esencialmente un medicamento.

La misma se describe con la

Denominación Común Internacional

recomendada por la Organizaciòn

Mundial de la Salud como nombre o

denominación común usual, científica

del medicamento, un ejemplo de esto

es la aspirina y el componente activo:

el acetilsalicílico.

Cuando se consume una medicina es

para la prevención, tratamiento, mitigación

y cura de alguna enfermedad,

pero cuando el ingrediente activo ya

se ha activado o degradado, valga la

redundancia, ya este no produce el

efecto deseado en el paciente para su

tratamiento, por lo cual no hay mejoría

sino complicaciones. Pero más grave

es la falsificación de medicamentos,

que puede producir otros daños irreversibles

en la salud de la persona.

Una vez que los delincuentes se han

apoderado de la mercancía, es trasladada

a un depósito que no tiene el

más mínimo control sanitario, no existe

un control de frío. Luego comienza la

comercialización ilícita, dependiendo

el tipo de medicina, puede ser vendida

por estos individuos en pequeñas

farmacias, abastos, comercio informal

(buhoneros), pero también en algunas

38

REVISTA CICPC


clínicas privadas.

Hay medicamentos que han sido robados

en nuestros país y luego fueron

localizados en Colombia, el medio de

transporte para llevarlos al hermano

país fue un transporte público con doble

fondo y cerca del motor, la cantidad

de calor que se produce en esa zona

es superior a los 36 grados, que es la

temperatura normal del ser humano

y por tanto contraproducente para el

conservador de los medicamentos.

¿Qué debemos hacer?

1.-Compre los medicamentos en far-

CPC, Sebin, GNB, PNB, o Ministerio

Público, también lo puede hacer a través

del número telefónico 0800-TÔXI-

CO (0800-8694267), con esto evitará

que un familiar, amigo o usted, pueda

ser víctima de estos delincuentes.

6.- En fecha 26/12/2006 fue publicado

en Gaceta Oficial número 38.591, el

Reglamento Orgánico del Ministerio

del Poder Popular para la Salud, donde

se creó el Servicio Autónomo de Contraloría

Sanitaria, cuyo objeto fundamental

es promover y proteger la salud

de la población.”

macias o lugares autorizados para

ello, como cadenas de supermercados

donde se expenden sin récipe y por lo

tanto generan confianzas de ser entes

que comercialicen directamente con

los laboratorios o cadenas de distribución

de los productos originales.

2.- Revise que el estuche se encuentre

en buen estado, no debe estar deteriorado

o el cartón con signos de haberse

mojado y secado, además que no tengan

etiquetas sobrepuestas.

3.- En algunos casos la fecha de expiración

es tachada, debe contener el

número sanitario y de lote.

4.- Observe se existen cambios en el

empaque, en el olor, el sabor, color o

cualquier otro elemento que le genere

suspicacia, diríjase a un farmacéutico

de confianza.

5.-Denuncie cuando tenga conocimiento

de estos hechos en los Organismos

de Seguridad Ciudadana como el CI-

39

REVISTA CICPC


Solo tienen opción de entrar los mejores aspirantes

Formar a los nuevos funcionarios del Cicpc

es una tarea de mucha responsabilidad

Por. Nelson Contreras

Felix Avendaño

Para el comisario

general Rubén Alfonso

Lugo Campos, Director

Nacional de la Academia

de Formación de

Investigación Penal y

Criminalistica y Director

de gestión academica de

la Universidad Nacional

Experimental de la

Seguridad (UNES), tiene a

su cargo el reto de formar

académicamente a los

policías del futuro, entre

ellos los de la policía

científica.

“En mi estadía acá en la Universidad

vine a aportar mi

conocimiento y mi larga experiencia

como investigador

del crimen a la formación de

los futuros funcionarios del Cicpc”, señala

de entrada el comisario general

Rubén Alfonso Lugo Campos, un profesional

que ha dedicado su trayectoria

al Cicpc, aunque ahora se desempeña

como director de gestión académica de

la Unes.

Ese afán por la enseñanza, por ser un

hombre que ayude a formar los hombres

del futuro para que luchen contra

la delincuencia, le lleva a convertirse

en uno de los docentes más calificados

con que cuenta la Universidad Nacional

de la Seguridad (UNES).

Conversar con el comisario general

Lugo Campos es una experiencia

indiscutible por el caudal de conocimientos

que muestra en su narrativa.

Por esa razón entremos en los detalles

más interesantes de su exposición en

la Revista Cicpc.

UN CATEDRÁTICO EJEMPLAR

Vamos a hablar de lo que son esos

procesos de formación dentro de la

universidad y que cobran vital importancia

para que se desarrollen hoy en

día dentro de la institución.

Comencemos a decir que la academia

o la universidad ofrece dos programas

nacionales de formación que se

le denomina PNF. Eso significa que se

ofrece un TSU en investigación penal

y un programa nacional de formación

PNF- TSU para criminalística, es decir,

ofertamos dos carreras fundamentalmente.

Aparte de eso se ofrece la licenciatura

en investigación penal y uno de los

logros importantes es que logramos incorporar

a la Unes a nivel de posgrado

con el posgrado en criminalística que

se ofreció en alguna oportunidad en el

Instituto Universitario de Policía Científica

(Iupolc). Actualmente se ofrece

ese doctorado dentro de la universidad

como fortalecimiento en las áreas es-

40

REVISTA CICPC


pecializadas del Cicpc.

CURSOS PARA LOS

FUNCIONARIOS

También se ofrece sólo para funcionarios

del Cicpc cursos especializados

en diversas materias, es decir, cursos

especializados en materia de investigación

de secuestro, de investigación

de homicidios, en investigación de

robo y hurto de vehículos, en materia

de sustancias químicas, en temas de

crisis y negociación de rehenes.

Todos aquellos cursos que detecten

una necesidad de adiestramiento por

parte del Cicpc estarán abiertos en la

UNES.

¿Cómo es el proceso de captación

para cursar las carreras

básicas de investigación penal

y criminalística?

Comienza por un proceso de captación

que consiste en que la academia y

la universidad, a través de la dirección

de comunicación emite a través de las

redes sociales y la página principal de

la universidad el proceso para captar al

aspirante con la finalidad de que forme

parte de la futura generación de relevo

del Cicpc.

Este proceso de captación se hace a

través de la página web donde los aspirantes

deben inscribirse y llenar un

formulario para posteriormente pasar a

un segundo paso que es el proceso de

preinscripción.

El desarrollo de la preinscripción es

la etapa en la que se presentan los

aspirantes con una carpeta en la cual

insertan todos los requisitos para formalizarlos

en el control de estudios de

la universidad.

Una vez que se ha formalizado esta

preinscripción o inscripción comienza

el proceso de selección, que está

compuesta o estructurada por cuatro

pruebas fundamentalmente: la primera

de ella es la psicológica que va de la

mano con la psicotécnica realizada por

un equipo de psicólogos de la Universidad.

Aprobadas estas dos pruebas pasan

a una tercera que es la prueba la evaluación

médica. Esta evaluación se

realiza en el servicio médico de la universidad

con un equipo de doctores especialistas

en distintas áreas quienes

evalúan físicamente a los aspirantes

para constatar si reúnen las condiciones

médicas - físicas y mentales para

seguir en el proceso.

Allí se les exige una serie de exámenes

de laboratorio que deben consignar

ante el servicio y una vez aprobada

la evaluación son remitidos para que

presenten la prueba de educación física

en la que se establecerán las condiciones

físicas que poseen estos aspirantes

para cursar la carrera.

UNA ESCOGENCIA MUY

RIGUROSA

Allí un equipo de profesores en el

área hace una serie de pruebas y circuitos

y sólo los más aptos y los que

tengan mayores condiciones pasan a

la siguiente fase que corresponde al

proceso de elección.

Este proceso tiene dos pruebas, la

primera de ellas es la del panel de expertos,

en la que participa directamente

el Cicpc.

La prueba consiste en que un equipo

41

REVISTA CICPC


de comisarios con vasta experiencia en

el área de la investigación y la criminalística

activos y jubilados hacen acto de

presencia en la sede de la academia y

participan en el panel de expertos tres

o cinco comisarios.

Tiene que ser un número impar, entrevistan

a un aspirante le hacen preguntas

sobre sus orígenes, sobre su

círculo familiar y social, círculo de amigos,

se verifican si pudiera tener o no

registros policiales o si alguno de sus

familiares ha sido o está siendo investigado

por la comisión de algún delito.

Se hace un descarte de todo lo que es

su perfil y todo su círculo social y familiar

del aspirante.

Además, se le hacen preguntas de

conocimiento general, se evalúan actitudes

conductuales y se hacen preguntas

de conocimiento general sobre

la historia de nuestra patria. También

sobre la historia del Cicpc, los orígenes

del Cicpc y cuál es la percepción social

que tienen hacia el Cicpc.

Cumplida esta prueba de panel de

expertos viene una visita socio conductual

que es la última. En esta fase

comisiones del Cicpc de diversas jurisdicciones

van al domicilio del aspirante

donde reside a fin de entrevistar a su

grupo familiar y a los vecinos a través

de los consejos comunales para determinar

cuál y como es la conducta del

aspirante.

Pasados todos estos exámenes y todas

estas pruebas y determinado que

el aspirante cumple con todos los requisitos

exigidos y el perfil de ingreso

que exige tanto la academia como el

propio Cicpc, son elegidos y admitidos

a cursar estudios de la carrera en el

centro de formación respectivo.

Comienza el proceso de selección y

cómo es esa formación de esos aspirantes

durante esos procesos, la formación

tiene varias prácticas de acercamiento,

es decir, donde el estudiante

tiene un contacto directo con la institución.

Hay una que se denomina práctica de

acercamiento institucional donde el estudiante

conjuga los conocimientos adquiridos

en las aulas de clase con las

unidades operativas del Cicpc.

Así comienza ese roce, lo teórico con

lo práctico; arranca a convalidar conocimientos,

saberes. luego hay otra fase

durante su formación que dura aproximadamente

dos años que se llama

prácticas de acercamiento comunitario.

Estas prácticas tienen que ver que el

estudiante universitario logre transversalizar

el conocimiento y el contenido

de las unidades curriculares de estudio

en la universidad con los problemas

reales que presentan las comunidades

en cuanto al asunto de la seguridad

ciudadana.

Esto quiere decir, que aquí los estudiantes

comienzan a conocer cuáles

son los problemas reales que tienen

las comunidades en cuanto al tema de

la seguridad y a iniciar su proceso de

investigación para proponer ideas que

puedan solucionar estas situaciones

desde la propia universidad; esto tiene

que ver con lo que es la transformación

del nuevo modelo policial.

Luego viene otro nuevo acercamiento

que se denomina prácticas de servicio

donde nuevamente los estudiantes van

a la sede del Cicpc y ahí comienzan a

hacer un diagnóstico de los problemas

de las comunidades y el tratamiento

que le da la policía de investigación a

estos problemas.

De allí se comienzan a generar las

primeras investigaciones para que el

estudiante a través del proyecto socio -

integrador haga su tesis de grado.

Luego viene una formación técnica

especializada, en la que los estudiantes

nuevamente tienen ese contacto

con la realidad dentro del Cicpc en actividades

de alta complejidad y de condiciones

y tareas físicas exigentes a fin

de que también se identifiquen, en este

caso reciben un entrenamiento.

En dias recientes se pudo observar a

unos estudiantes de la unidad de apoyo

a la investigación en la Brigada de

Acciones Especiales (BAE), recibiendo

una inducción previa a lo que en su

42

REVISTA CICPC


momento será esta formación técnica

y especializada.

AL CICPC SOLO ENTRAN LOS

MEJORES

Finalmente, ya culminando la carrera

tienen lo que se denomina prácticas

profesionales, que no es más que la

pasantía, la práctica profesional.

Allí es cuando el estudiante ha culminado

académicamente y se somete a

un período de pasantía dentro de las

unidades operativas en las que a futuro

van a realizar en esencia actividades

bajo la conducción de funcionarios

experimentados de manera tal que se

vayan familiarizando con el trabajo que

van a desempeñar una vez que se gradúen

y que opten por ingresar al Cicpc.

Esto es más o menos un preámbulo

de todo lo que pasa durante la formación

del estudiante. Esto es importante

porque esto nos llama a la reflexión de

que la formación no es exclusiva de

la Universidad, sino que aquí hay que

apelar al principio de corresponsabilidad.

La formación es responsabilidad tanto

de la universidad, de la academia

que hace vida en la universidad, pero

también de cada uno de los integrantes

del Cicpc, que en cinco oportunidades

recibe a estos jóvenes que se están

formando y que de manera directa

pueden supervisar y evaluar conductas

a fin de filtrar cada vez más y sólo elegir

a los mejores. Esto es más o menos

el proceso.

¿Qué diferencia existe entre

los egresados de ahorita de la

Unes y los del Instituto Universitario

de Policía Científica

(Iupolc)?

Establecer una diferencia entre el Instituto

y la universidad es muy complejo,

porque se tiene que hablar un poco del

Iupolc que fue nuestra alma mater, la

que formó y profesionalizó a nuestros

funcionarios y esa profesionalización

influyó en que nuestra policía sea considerada

una de las mejores del mundo.

Es así porque está construida sobre

la base de profesionales al servicio del

pueblo, profesionales con alto espíritu

de sacrificio, vocación de servicio y

sentido de pertenencia.

En el Instituto Universitario no solamente

se graduaron o estudiaron funcionarios

de nuestra policía, también

lo hicieron jueces, fiscales y en una

época determinada rindió sus frutos

que hoy en día son las bases que sustentan

nuestra institución por razones

y circunstancia de los cambios y transformaciones

que ha sufrido el país en

los últimos años.

Con la entrada en vigencia de los

nuevos ordenamientos jurídicos y la

instalación de un nuevo orden constitucional

evidentemente hubo una

transformación en todo el ámbito de la

seguridad y en esa transformación uno

de los elementos fundamentales es la

creación de la Universidad Nacional

Experimental de la Seguridad como el

alma mater donde se formaría y concentrarían

todos los órganos de seguridad

con la finalidad de que las distintas

policías se integraran y se unieran en

la lucha contra nuestro peor enemigo

que es la delincuencia, que es el crimen.

Esa integración trajo como conse-

43

REVISTA CICPC


cuencia que se suprimieran todos los

institutos de formación de todas las policías

en uno sólo, en la Unes.

Hacer comparaciones habría que esperar.

Hasta ahora podemos decir que

el Iupolc fue una institución excelente

que nos formó, que gracias a esa formación

hoy estamos aquí liderizando

la institución, pero que con la creación

de la Unes como proyecto aún falta

mucho camino por recorrer.

Esta universidad apenas tiene doce

años y lo importante es que se ha ido

adecuando con las necesidades de los

órganos de seguridad en este caso del

Cicpc.

A medida que ha transcurrido el tiempo

se ha ido modificando y actualizando

para atender las necesidades de

adiestramiento y formación de nuestra

institución y de hecho nos ha permitido

ahora la participación del Cicpc dentro

de la universidad; entonces son dos

instituciones muy difíciles de comparar.

Para mí las dos son excelentes, no

por el hecho de que yo esté aquí, sino

que como proyecto es un proyecto muy

ambicioso muy bonito que si todos nos

integramos y si todos ponemos nuestro

granito de arena puede en el futuro

seguir creciendo como hasta hoy lo ha

hecho.

¿Un joven que culmina sus

estudios en la academia, tiene

garantizado su puesto en el

Cicpc?

Fíjate la universidad ofrece la carrera

de investigación penal y criminalística,

culmina los estudios y es egresado con

un título. Esto nos diferencia de las demás

academias que hacen un curso.

Aquí ofrecemos una carrera universitaria.

Ellos salen con un título universitario

y optan por ingresar al Cicpc, para

ello tienen que presentar una serie de

pruebas, recuerden que en el proceso

de formación transcurren aproximadamente

dos años.

Si bien es cierto los perfiles de ingreso

a la academia y a la universidad son

compatibles o son los mismos que el

Cicpc, no es menos cierto que el Cicpc

se reserva su derecho de admisión.

Por ello somete a una nueva prueba,

mejor dicho, una batería de pruebas

para confirmar el ingreso, incluso después

del ingreso viene un período de

pruebas, que está establecido en la ley

Orgánica del Trabajo, pero igual debe

optar por presentar exámenes dentro

de la institución para ingresar.

¿Cuáles son esas baterías de

pruebas?

Son las psicológicas, psicotécnico,

prueba médica porque no sabemos si

en dos años que afección tiene y si nos

vamos a los momentos actuales con el

tema de la pandemia nosotros no sabemos

si una persona se puede enfermar

de un día para otro.

Entonces se hacen pruebas médicas,

no se hace prueba física, pero si se

hace el panel de expertos y nuevamente

la visita socio conductual.

Usted habla de la pandemia y

estamos en cuarentena. ¿Qué

ha hecho la Unes en todo ese

lapso con respecto a los estudiantes?

¿Les ofrecen clases

presenciales o cómo es el procedimiento?

Recordemos cuando se decretó la

emergencia sanitaria producto de las

consecuencias que generó el Covid-19

la universidad no se paralizó, siguió la

formación a través del mundo virtual.

La universidad fue a la casa. En síntesis,

la universidad nunca paró pues

siguió su formación desde el punto de

vista virtual. Se dieron incluso algunos

cursos para el manejo de la plataforma

que fueron creadas a raíz de la pandemia

mundial a los fines de dar clases

a través de plataformas virtuales como

zoom. email, classroom y de esta manera

continuaron las labores académicas.

Cuando se generaron instrucciones

para que se lograra y se dividiera entre

semanas flexibles y radicales, en

las flexibles se permitía el ingreso a las

instalaciones de la universidad con todas

las medidas de bioseguridad de un

grupo de estudiantes de manera ordenada

para ver materias especializadas

que debían contar con la instrucción

presencial.

Hasta ahora se ha hecho así, es decir,

la universidad nunca ha parado,

de hecho, la octava cohorte de investigación

penal y la segunda cohorte de

criminalística que le correspondía su

graduación en noviembre del año pasado

lograron cumplir los objetivos y

graduarse.

44

REVISTA CICPC


A través de la academia y con el apoyo

del viceministerio de investigación

penal y con la participación del Cicpc y

de la propia universidad se han creado

mesas técnicas para la implementación

de protocolo en diversas materias, protocolos

de actuación que van a permitir

que el funcionario apegue sus actuaciones

al marco legal y que las haga de

manera organizada en relación a este

proyecto con la participación de cada

uno de los entes que he mencionado

y que en las mesas de trabajo dirige

el viceministro de investigación penal a

cargo del comisario general Humberto

Ramírez.

Así hemos tenido a bien la aprobación

de varios protocolos importantes

para la investigación, fíjense se los

menciono, hasta ahora se ha aprobado

siete protocolos uno es el protocolo

de disposición final para la cadena de

custodia.

¿Qué significa cada protocolo?

Cuando el funcionario actúa o cuando

hace sus actuaciones, enmarca sus

actuaciones en el marco de las leyes,

pero nunca antes se hacía de manera

organizada, es decir, siguiendo un

patrón, unos lineamientos legales establecidos

por el órgano rector para

evitar la comisión de delito, para evitar

la vulneración de los derechos humanos

y para evitar que las actuaciones

no estén ajustadas a derecho.

Entonces se generan los protocolos

y hasta ahora se han aprobado siete

protocolos cuyas mesas de trabajo

han sido dirigidas por el viceministerio

integrado de investigación penal con la

participación del Cicpc, de la universidad

y la academia.

¿Cuáles son esos protocolos?

Uno es el protocolo único para la disposición

final de cadáveres no reclamados,

es decir, en el tema de investigación

sobretodo de homicidios hay

un tema bien álgido con los cadáveres

que nos son reclamados. Eso genera

un problema para el Estado, entonces

muchas veces no se sabe qué hacer

con esos cadáveres.

¿Qué hace el estado con unos cadáveres

que nadie reclama? ¿Qué hace

la policía científica? ¿Qué hace el Senamecf?

¿Qué hacen los órganos facultados

para este tipo de trámites?

Se establece un protocolo que consiste

en legalmente establecer qué hacer

con esos cadáveres, darles cristiana

sepultura, porque no solamente es

un problema de salud, es un problema

social que se presenta. Existe otro

protocolo llamado de investigación de

delitos de secuestros, es decir, ya está

organizado sistematizado.

¿Cómo se trabaja el delito de

secuestro, es decir, el protocolo

es el que te va a indicar a ti

como investigador que debes

hacer y cómo lo debes hacer?

Reitero que para evitar la vulneración

de los derechos humanos para

certificar que las actuaciones estén

ajustadas a derecho y que sea una investigación

totalmente profesional hay

otro protocolo que tiene que ver con el

protocolo de habilitación y suspensión

de atribuciones y competencias de los

cuerpos en materia de investigación.

Fíjense este protocolo es importante

porque el Estado tiene un proyecto

de municipalizar la justicia. Esto trae

como consecuencia que se le permitirá

a la Policía Nacional Bolivariana, a las

policías estatales y municipales trabajar

investigación penal de delitos cuyas

penas sean menores de ocho años.

Esto con la finalidad de descongestionar

el exceso de trabajo que tiene el

Cicpc que sólo ahora tendrá más atención

en los delitos considerados más

graves cuyas penas oscilan de ocho

años en adelante.

Esto no significa que el Cicpc no trabajará

los mal llamados delitos menores,

pero es una forma que las demás

policías sean habilitadas, ya que existe

un protocolo para que las demás policías

puedan ser habilitadas en el cam-

45

REVISTA CICPC


po de la investigación penal en estas

condiciones.

El protocolo de aprehensión y resguardo

de detenidos también es importante

saber cómo manejar el tema de

los aprehendidos que se encuentran

en cada una de nuestras sedes.

Protocolo de aprehensión resguardo

y custodia preventiva traslado del detenido

o detenida.

Esto es importante porque nosotros

desde que entró en vigencia el Copp,

no deberíamos tener detenidos en los

despachos, porque se supone que tu

presentabas los detenidos.

Los detenidos quedaban a disposición

de un tribunal y este debía remitirlos

a un establecimiento penitenciario y

si recuerdas los calabozos de los despachos

fueron eliminados, pero otra

vez tuvieron que reactivarse en virtud

del hacinamiento. Así se crea un protocolo

de cómo manejar el tema de los

detenidos.

El protocolo de investigación de homicidios

ya existe. Se refiere a cómo

se deben manejar y trabajar los delitos

de homicidios y un protocolo de cómo

trabajar la investigación sobre el robo y

hurto de vehículos, es decir, se están

creando protocolos en cada una de las

áreas especializadas.

UNES SIEMPRE ABIERTA

Siempre la universidad está abierta

para fortalecer el tema de la formación

porque la formación es continua. Una

vez que el estudiante egresa de esta

universidad debe proseguir sus estudios

en todos los niveles licenciatura,

postgrado.

1.- Porque es de carácter obligatorio

que nuestros funcionarios se profesionalicen.

2.- Porque es un requisito para que

puedan obtener sus ascensos a los

grados inmediatos superiores según

sea el caso.

UNA GESTIÓN

EMPRENDEDORA

En cuanto a la gestión es importante

destacar que a mi llegada en el año

2018 teníamos presencia en seis centros

de formación denominados consolidados;

que significa que eran los

centros donde existían las estructuras

originales de la Unes.

Los seis centros que se consideraron

más importantes del país estaban ubicados

en Caracas, Aragua, Carabobo,

Zulia, Lara y Anzoátegui.

De esos seis centros de formación

que comenzaron hoy en día contamos

con la presencia de nuestra academia

en 19 estados del país y están en estos

momentos en proceso de formación

los integrantes de la cohorte novena, la

cohorte décima, la tercera y cuarta de

criminalística, la undécima y la quinta

de criminalística para un total de aproximadamente

diez mil de aspirantes a

ingresar al Cicpc en los próximos años.

Cuando les dije de las necesidades

del Cicpc fueron evaluadas y trasmitidas

a la universidad. En temas de formación

es necesario incrementar el pie

de fuerza de nuestra organización para

que se puedan cubrir todos los espacios

a nivel nacional y satisfacer la demanda

de investigación del crimen.

Otro factor es que este crecimiento

tiene mucha relación con el vértice

ocho de la Gran Misión Cuadrantes de

Paz que está relacionada con la expansión

de la Unes; ese es el fundamento

legal.

¿Es cierta la alta cantidad de egresados

de la UNES? ¿Ha sucedido antes?

¿Tantos estudiantes, diez mil, como se

habla?

No, es la primera vez, como te digo

hemos ido en aumento de acuerdo a

las necesidades y seguimos formando

estudiantes, bachilleres y profesionalizando

a los que ya son funcionarios.

Esto es histórico una expansión tan

inmensa que hemos desplegado en

todo el territorio nacional y también tiene

que ver con la demanda y la identificación

de los jóvenes con querer ser

parte del Cicpc.

UNA CARRERA INTACHABLE

Tengo 31 de servicios y en la actualidad

ocupo el cargo de director de gestión

académica de la Universidad. Esto

significa que me compete todas las demás

academias.

Es decir, dentro de la nueva estructura

de la Universidad Nacional Experimental

de la Seguridad existe una

dependencia del rectorado, una dependencia

que se denomina Dirección

de Gestión Académica y de esa dependencia

dependen todas las academias

que hacen vida en la universidad.

Es decir, la academia del Cicpc, la de

los bomberos, la de la Policía Nacional

Bolivariana, la de Protección Civil,

y la de Formación de Seguridad de la

Nación que es la academia del Sebin,

todas ellas se encuentran dentro de la

estructura y dependen de la Dirección

Académica.

Temporalmente, he sido designado

por el rector como director de gestión

académica. Entonces esto es como

una dependencia antes del llegar al

rectorado.

Aparte de eso mi cargo original es ser

46

REVISTA CICPC


director de la Academia de Formación

del Cicpc en la Unes y la academia es

una instancia entre el Cuerpo de Investigaciones

Científicas, Penales y Criminalísticas

y la universidad propiamente

dicha.

Significa esto, que en base a la formación

y a los requerimientos del Cicpc

se deben adecuar a las necesidades

del Cicpc para que aquí se formen

los futuros funcionarios.

El último cargo que ocupé dentro del

Cicpc fue el de subdirector general nacional

y antes fui coordinador nacional

de investigaciones penales,

¿Cuáles son los estudios que

has realizado hasta la actualidad?

Afortunadamente mi estadía en la

universidad me ha dado el tiempo para

mejorar y profesionalizarme desde el

punto de vista académico. Actualmente

soy doctor en seguridad ciudadana

mención policial egresado de la UNES.

Además de esto tengo otro doctorado

en ciencias de la educación egresado

de la Universidad Nueva Esparta.

Soy abogado especialista en derecho

penal, magister en derecho penal, especialista

y magister en seguridad ciudadana,

mención policial, licenciado

en ciencias policiales, especialista en

gerencia y administración de policía y

magister en gerencia y administración

de policía.

¿Qué mensaje le envía usted a

los jóvenes que desean ingresar

a la Universidad Nacional

Experimental de la Seguridad,

especialmente a la academia

del Cicpc?

A los jóvenes que desean cursar

estudios en las carreras que demanda

el Cicpc y cuya finalidad es graduarse

y formar parte de nuestra gran familia

Cicpc, mi mensaje es que trabajen

con amor y con pasión.

Esos son los dos únicos elementos

que van a permitir el éxito dentro de

esta difícil y compleja carrera; es decir,

cuando nosotros decidimos forman

parte de esta institución.

También decidimos emprender una

lucha una dura lucha del bien contra

el mal y aquí yo invoco un pensamiento

de Martin Luther King que dice: “lo

peligroso no es la perversidad de los

malvados, sino la tranquilidad de los

buenos”.

Entonces cuando nosotros decidimos

involucrarnos como funcionarios públicos

como servidores públicos debemos

comprender que va a existir una

lucha del bien contra el mal. Les insto

a que desarrollen esa capacidad para

discernir y puedan diferenciar el bien

del mal y se encaminen por el lado correcto

de la historia que es el bien. Los

buenos somos más. Ese es el mensaje

que les doy.

En el año 2015 por mandato presidencial

se ordenó que se crearan las

academias de policías dentro de la

Universidad en atención a la demanda

de la policía que le permitieran a los órganos

de seguridad participar de manera

directa en la formación.

No obstante, ya la universidad había

partido con una estructura en la cual no

concebía no estaban previstas las academias,

estaban previstos los centros

de formación donde se forman todos

los órganos de policía.

En atención a este mandato se crean

las academias a través de un punto de

cuenta interno de la universidad; sin

embargo, estructuralmente o dentro de

la estructura de la universidad no aparecía.

En el año 2019 se aprobó la nueva

estructura de la Universidad Nacional

Experimental de la Seguridad y luego

de un trabajo de diversas mesas técnicas

que se hicieron en el resto de

las academias y participar en consejos

universitarios, se logró que se hiciera

la primera propuesta de que fueran

incluidas las academias de formación

dentro de la universidad. Se envió al

ministerio de Planificación y hoy en

día Gracias a Dios y a las academias

tienen estructura y forma dentro de la

universidad, incluso tienen delegados

a nivel nacional.

47

REVISTA CICPC


48

REVISTA CICPC


Cumplir con las normas de la institución evitan la destitución

Tomar el camino correcto y no caer en delitos

es fundamental para permanecer en el Cicpc

Por. Nelson Contreras

Josmelith Martínez

La comisaria general,

Cintia Carolina Contreras

Reyes, asumió una

gran responsabilidad al

formar parte del Consejo

Disciplinario que sanciona

a los funcionarios

infractores y se siente

satisfecha de poder

colaborar en impartir

justica para enaltecer a la

integridad de la institución

No es fácil para un funcionario

del Cuerpo de

Investigaciones Científicas,

Penales y Criminalísticas

asumir el reto de

Actualmente el cuerpo colegiado que

lo constituye el Consejo Capital está integrado

por la doctora Nancy Vásquez,

una abogada de mucha trayectoria en

la institución muy conocedora del área

penal y del derecho en general, junto

al comisario general, Johannis Torres y

yo. En la parte de la secretaria de auintegrar

el Consejo Disciplinario porque

esa dependencia tiene la difícil tarea

de investigar las faltas que cometen los

funcionarios y que pueden llevar hasta

la destitución de los infractores.

Sin embargo, la comisario general

Cintia Carolina Contreras Reyes, con

24 años en la institución, ha asumido

esa tarea con mucha responsabilidad

y siempre con el único objetivo de ayudar

a impartir justicia en la parte interna

de la institución.

Conversar con esta funcionaria es

agradable, pues sencillamente es un

libro abierto. Cuenta además de su larga

carrera policial, con otras ramas de

la ciencia como lo son el haber logrado

los títulos de abogado, y haber estudiado

la carrera de arquitectura, entre sus

numerosas borlas universitarias.

En efecto, inicialmente se tituló como

arquitecto, estudió el peritaje evaluador

en el Colegio de Ingenieros, es

abogada, tiene postgrado y especialización

en seguridad ciudadana, maes-

tría en gerencia policial, maestría en

seguridad ciudadana y finalmente el

año pasado culminó el doctorado en

seguridad ciudadana en la Unes.

¿Desde cuándo está en el

Consejo Disciplinario?

“Asumí esta responsabilidad en 2020,

pero como bien es sabido desde que

fue declarada la pandemia el ejercicio

de llevar a cabo las audiencias se realizan

los días de flexibilización.

¿Quiénes te acompañan en la

gerencia?

49

REVISTA CICPC


diencias está la doctora, Ilda Rangel.

¿Cómo están las relaciones

con las otras instancias y la

directiva del Cicpc?

Las relaciones son buenas con las

otras instancias que están vinculadas

al Cicpc. Con esto me refiero a investigaciones

internas, es decir lo que

llamamos disciplina y la Inspectoría

General Nacional, el Debido Proceso,

Recursos Humanos y la Asesoria Jurídica

por parte de la Direccion, todas

son instancias que se involucran con el

Consejo para el manejo de la disciplina

en general.

Considera que las relaciones son

buenas porque hay una integración,

buena comunicación, y aunque también

hay algunas debilidades, todos se

avocan a subsanarlas.

Agrega que eso es lo más importante

sobre todo ahora que está presente el

tema de la pandemia, porque sostiene

que se hace cuesta arriba la asistencia

del personal, y a veces son cambiados

durante la semana radical, por lo cual

les dicen que las audiencias tienen que

celebrarse en la flexible lo que genera

cierta incomodidad. Sostiene que esos

son gajes del oficio y no representan

mayor gravedad.

UNA TAREA DIFÍCIL

En cuanto a las otras dependencias

enfatiza que en muchas ocasiones el

hecho de pertenecer al Consejo Disciplinario

no es una tarea agradable,

porque como son un órgano de decisión,

siempre hay la tendencia a que

el funcionario en general los vea como

los verdugos -que no lo son-.

Recalca que las decisiones que toma

el Consejo son objetivas y estrictamente

acogidas a lo que el órgano instructor

plasmó en el expediente y lo que se

vislumbró en la audiencia.

¿Qué hacen los miembros del

Consejo?

Ellos analizan lo que ha sido evocado

por el órgano instructor plasmado en

un expediente y lo que se ha establecido

en la audiencia. Así se llega a una

conclusión netamente ajustada en el

hecho, se realizan los análisis con profundidad

y con nuestras experiencias,

porque nosotros también somos funcionarios

policiales, nos permite emitir

una decisión lo más ajustada posible

para hacer justicia.

¿Podría hablarnos un poco

de lo que hace el Consejo

Disciplinario en el Cicpc?

Lo que hace el consejo está estrictamente

establecido en la ley, porque

ella fija que el Consejo Disciplinario

debe ser un apoyo de carácter permanente

a nivel nacional a fin de que se le

dé celeridad a los procesos en materia

disciplinaria.

Lo que se trata es que conozca y decida

las infracciones más graves sujetas

a sanción, garantizando el cumplimiento

de la normativa interna y de las

leyes que rigen la materia.

Enfatiza que así está establecido taxativamente

en la norma y en el nivel

superior está escrito en la Gaceta Oficial.

Así cada una de las instancias del

Cicpc y del Consejo Disciplinario están

en el nivel superior conjuntamente con

la Dirección General.

Esta área estará encargada de tomar

decisiones estratégicas de alto nivel en

materia de investigación penal y criminalística,

operativa, funcional y estructural,

con la finalidad de garantizar el

adecuado desarrollo de los procesos

estratégicos y medulares del Cuerpo

de Investigaciones Científicas, Penales

y Criminalísticas.

Asimismo, para impartir justicia dentro

del Cicpc también forman parte los

representantes de la Dirección General,

a cargo de director general, con

jerarquía de comisario general, y con

el apoyo del Consejo Disciplinario de

la Policía de Investigación que tiene un

carácter permanente a nivel nacional,

a fin de dar celeridad a los procesos en

materia disciplinaria para conocer y decidir

sobre las infracciones más graves

que están sujetas a la sanción de destitución,

garantizando el cumplimiento

de la normativa interna y de las leyes

que rigen la materia.

¿Podría hablarnos de las

sanciones que se les imponen

a los funcionarios del Cicpc?

Las sanciones están establecidas en

la ley en el artículo 91. Allí hay varios

ordinales, por supuesto, los numerales

50

REVISTA CICPC


2, 3, 5, 7, 10, 12 se concatenan con el

artículo 86 numerales 6,7 y 11 que están

referidos a aquellas faltas graves.

Se llaman graves cuando un funcionario

se subsume en algún tipo de delito,

cualquiera de ellos desde el más

leve hasta el más grave y que una vez

que se llegue a aperturar una averiguación

penal a ese funcionario en la

jurisdicción ordinaria que sería la penal

se le da una condena por cualquier tribunal

de ejecución pertinente.

Sostiene que automáticamente si se

llega a abrir una averiguación penal a

ese funcionario y se le da una condena

esto provoca que por una providencia

que firma el ciudadano director, sea retirado

del Cicpc.

¿Qué pasa mientras el tribunal

no lo condena?

Nosotros tenemos que igualmente

celebrarle su audiencia interna y optamos

por la parte del derecho funcional,

que no tiene que ver con el penal, pero

en el penal se pueden producir consecuencias

en las que, si sale condenado,

automáticamente se le da retiro

mediante una providencia.

Todas aquellas conductas que contravengan

la ética, la moral, los principios

escritos o no escritos, estando en

servicio o fuera de servicio pueden producir

la destitución de algún funcionario

según lo tipifica la Ley del Estatuto

de la Función Pública del Cicpc.

¿Cuáles son los delitos que

más se sancionan en el

Consejo Disciplinario?

La parte penal, que es donde se ventilan

esos delitos, guardan relación

porque impactan en la conducta disciplinaria,

en el derecho funcionarial,

pero, sin embargo, el disciplinario no

sanciona delitos, sanciona faltas que

están estipuladas en los artículos que

mencionó.

Enfatiza que los principales delitos

que cometen los funcionarios son los

de extorsión, los cuales están tipificados

en el área penal y se sancionan

con la destitución.

Pero la comisaria general Cintia Contreras

sostiene que es errado decir que

lo destituyeron porque estaba vinculado

a un delito de extorsión, ya que el

Consejo Disciplinario no maneja sanciones

para delitos, solo maneja sanciones

para faltas que están establecidas

en los artículos que mencionó y

que están vinculados a conductas que

son contrarias, que producen daño a la

institución, a su imagen, a su credibilidad,

y por esa falta de ética, de moral,

de principios, de valores que son el

norte de cualquier servidor público, son

severamente sancionados.

El Consejo Disciplinario apoya a la

Dirección Nacional y justamente como

este es un órgano de toma de decisiones

procede a avalar o no la solicitud

del órgano rector que es la Inspectoría

General.

Explica que esa Inspectoría solicita la

destitución del funcionario porque su

conducta delictual está incluida en el

artículo 91, numeral 2, por ejemplo, y

cuando los miembros del consejo hacen

el análisis determinan si procede o

no esa solicitud y si la misma es positiva

es porque realmente la conducta del

funcionario involucrado se subsume en

ese artículo que es un delito grave.

Entonces señala que se trata de decidir

si procede o no la sanción. El consejo

analiza el expediente sobre lo que

se difundió en la audiencia y el órgano

instructor, que es la Inspectoría General

Nacional, emite su opinión sobre la

conducta del funcionario.

De esta manera, se analiza lo que

está en las pruebas presentadas en

la audiencia y entonces el Consejo

Disciplinario podría decidir, si fuere el

caso, sino se destituye porque ya hay

una instrucción que está hecha por una

instancia que es la Inspectoría General

Nacional la cual analiza la conducta y

asume cada uno de los artículos que

están establecidos.

Sostiene que hay una confusión en el

común de las personas cuando visualizan

al Consejo Disciplinario y establece

que no es que el funcionario el que

incurrió en una extorsión y lo destituyeron.

Al respecto señala que no es la extorsión,

es la connotación de un delito

en la instancia ordinaria en la parte penal,

en cambio, en la parte de derecho

funcionarial conviene leer el artículo 91

del Decreto con Rango, Valor y Fuerza

de Ley que establece los siguientes

términos.

Numeral 2: Comisión intencional

o por imprudencia, negligencia o

impericia graves, de un hecho delictivo

que afecte la prestación del servicio

policial o la credibilidad y respetabilidad

de la Función Policial de Investigación.

Numeral 5: Violación reiterada de

reglamentos, manuales, protocolos,

instructivos, órdenes, disposiciones,

reserva y, en general, comandos

e instrucciones, de manera que

comprometan la prestación del servicio

o la credibilidad y respetabilidad de la

Función Policial de Investigación.

Considera que allí se puede determinar

claramente si un funcionario de

manera reiterada ha violado un regla-

51

REVISTA CICPC


mento, el manual de instrucción o una

orden que le ha dado un superior inmediato

que tiene la orden de pasar

las novedades y si el funcionario no las

pasa u omite algo de lo que su superior

le dio, también se le aplica ese numeral

como lo establece el artículo 91.

Entonces, todo este análisis lo hace

el órgano instructor que le adjudica el

articulo con unos numerales específicos

para sancionar la conducta del

funcionario y solicita a la instancia del

Consejo Disciplinario que se le aplique

la destitución.

Señala que ellos elaboran el análisis

y en base a ello lo analizan tras contrastarlo

con el de la audiencia penal

y con las pruebas del expediente se

decide si procede o no la solicitud que

hace el órgano instructor.

Otro numeral es el que se refiere a

la falta de probidad, vías de hecho,

insubordinación, conducta inmoral en

el trabajo o acto lascivo que lesione

el buen nombre y los intereses de los

órganos o entes de la administración

pública, aspectos que también son tomados

en cuenta.

El Numeral 11 establece: Conducta

desconsiderada, irrespetuosa,

agresiva o de maltrato u hostigamiento

hacia superiores, supervisores,

subalternos, compañeros de trabajo,

víctimas o personas en general.

El simple hecho como puede ser

cuando llegue una persona a poner

una denuncia y el funcionario cometa

un maltrato, un irrespeto eso es ya una

causal de destitución.

La conducta irrespetuosa, agresiva,

de maltrato contra los superiores, subalternos

o que un jefe maltrate o que

falte el respeto a un subordinado también

es causal de destitución.

Indica que el derecho penal podría

traer consecuencias en la aplicación

de justicia o en el incurrir en una falta

que será sancionada desde el punto de

vista disciplinario si se le vincula.

Cuando funcionario comete un

delito y se le compruebe ¿cuáles

son los pasos a seguir?

Cuando hay una sentencia definitivamente

firme dada por un tribunal de

ejecución y el funcionario es condenado,

automáticamente, genera que incurrió

en una conducta reprochable y por

ende ya ni siquiera necesita audiencia

interna porque ya en la instancia penal

hubo un pronunciamiento y al tener

una condena firme hay que darle el

retiro a través de una providencia que

firma el ciudadano director.

¿Qué recomendaciones le haría

usted a los funcionarios del

Cicpc que podrían incurrir en

faltas?

La recomendación es que deben estar

conscientes en que siempre es mejor

tomar el camino correcto, el camino de

la honestidad, el de la responsabilidad,

el de ser personas integras, porque es

fácil creer que uno se las sabe todas,

que se tiene el dominio de la situación

y que nadie lo va a descubrir, porque

es habilidoso, astuto, inteligente porque

incurre en hechos irregulares y no

lo van a descubrir, pero ciertamente la

vida ha demostrado que no hay nada

oculto bajo el cielo, que la mentira tiene

patas cortas y que siempre habrá algún

momento en que todo se descubrirá y

que no vale la pena perder la carrera,

la reputación personal y la familia por

cometer una fechoría.

Sostiene que el funcionario debe

estar consciente en que además de

todo lo mencionado con anterioridad,

si incurre en el delito perderá algo tan

preciado como es la libertad por creerse

oportunista y creer que se la sabes

todas.

La recomendación principal que expresa

la comisario es que se debe escoger

el camino correcto, seleccionar

la ruta de las personas íntegras.

Sostuvo que todos somos honestos,

aunque no todos somos íntegros. Así

lo que necesita el Cicpc son funcionarios

íntegros y esa es la recomendación

que formula.

“Seamos personas integras que la integridad

es diferente a la honestidad.

Puede ser que te están viendo, pero la

52

REVISTA CICPC


integridad se manifiesta, aunque no te

vean. Por ello deben hacer las cosas

correctamente; debemos ser funcionarios

íntegros”.

¿Cuál es su mayor satisfacción

como funcionario del Cicpc?

Mi mayor satisfacción es que todos

estos años de vida que he invertido

aquí han contribuido de alguna forma

a hacer justicia. Eso es lo que me llena

y me impulsa a seguir aquí a pesar de

todo lo que puedan decir, aun a costa

de todas las dificultades, de las carencias,

no me importa, porque mi vida

aquí ha servido para hacer justicia y

eso para mi es muy importante.

¿Desde que llegó al Cicpc ha

ganado algún premio Cangrejo

de Oro, Plata o Bronce?

No porque como lo dije en homicidios

solo duré como un año y medio y todavía

no he celebrado lo del Cangrejo, en

virtud a que he estado en las áreas administrativas

y allí no se reciben esos

galardones.

¿Alguna condecoración como

la Orden Francisco de Miranda?

Si me la otorgaron en Segunda Clase

y eso fue cuando represente a Venezuela

y a la institución en el Mundial de

Tiro realizado en Sudáfrica, competencia

en la que ocupe el segundo lugar

en tiro práctico de la clasificación estándar.

Esa fue la primera medalla femenina

que tiene Venezuela hasta ahora, porque

nadie ha logrado quitarme esa fila

de primera, no ha habido otra dama

que realice esa gloria en ningún mundial

de tiro.

¿Qué proyectos tiene a corto

mediano y largo plazo?

A corto plazo generar estrategias aquí

en el Consejo Disciplinario esperando

que se apruebe el nuevo reglamento;

también que nos aprueban audiencias

más cortas para reducir los tiempos

con el nuevo reglamento, crear nuevas

estrategias para lograr ser más operativos

más expeditos en los procesos

internos del Consejo Disciplinario.

Sostiene que se requiere generar una

interacción con otros despachos con la

finalidad de que puedan suplir ese apoyo

y hacer más eficiente la respuesta

que se requiere de los Consejos Disciplinarios.

A largo plazo planea estudiar cada

uno de los procesos que se están llevando

a cabo y ver si hay posibilidades

de hacer propuestas que optimicen

esos procesos a largo plazo, pero cree

que eso si se tiene que sentar ya y hacer

un análisis para ver cómo se puede

resolver esa situación para hacerla

más expedita.

En la parte del archivo considera

debe ser automatizado, digitalizarlo

buscar la manera de escanear los expedientes

de tal manera que ayude a

que la Procuraduría General de la República,

que solicita los expedientes,

se les pueda enviar en formato digital.

Considera que en la actualidad hay

una problemática con la Procuraduría

General de la República por cuanto

esa es la instancia del Estado que

cuando va a lo contencioso solicita los

expedientes al Cicpc y su Consejo Disciplinario

no tiene la capacidad para

imprimirlos a los fines de remitir las copias

certificadas.

De esta forma, sostiene se están enviando

los originales a la Procuraduría.

Por ello propició una reunión con la

doctora, Clara Berroterán, de la PGR,

para justamente buscarle una solución

a ese inconveniente que está centrado

en escanear los expedientes, grabarlos

en CD y la hoja donde está la certificación

con sello húmedo del Consejo

Disciplinario para así, de alguna forma,

subsanarlo, por considerar que es muy

engorroso el trabajo al no disponer de

la logística, del papel, la tinta para imprimir

todos los expedientes.

“Yo lo hice y por eso me trasladaron

a Operaciones de Tecnología y allí obtuve

una experiencia de aprendizaje

bastante grande porque ciertamente

no conocía esa área. Allí permanecí

un corto tiempo en virtud a que me

volvieron a enviar a la División de Infraestructura.

Una vez que me gradué

como abogado me pusieron a la orden

del Consejo Disciplinario”.

UNA TRAYECTORIA

INTACHABLE

¿Qué te motivo estar aquí en el

Cicpc?

Inicialmente yo pertenecía a la Policía

Municipal de Chacao, y estando en esa

policía me llamo la atención el ampliar

mis conocimientos no solo de la policía

municipal y por ello fui al Iupolc a

realizar unos estudios de investigación

criminal que lo hacían en el curso de

profesionales.

Allí fui interactuando en lo que era

53

REVISTA CICPC


eso y realicé el postgrado de la gerencia

de administración policial. para ampliar

profundizar lo que tenía esa área

de la investigación.

Con esa inquietud y con el apoyo del

comisario Víctor Amram, quien para

ese momento era el director de Iupolc,

optó por seguir adelante y una vez que

termina el curso de investigación criminal

regresa a Polichacao.

Sin embargo, con la ayuda del comisario

Amram pudo dar el salto para trabajar

en el Cicpc.

El conocido profesor e investigador

de la policía científica la ayudó para

alcanzar el ingreso y así con ese grupo

de profesionales con los que había

estudiado la investigación criminal, comenzó

su vida en la parte de la investigación.

Terminó su postgrado y siguió

con la maestría y cuando ingresó, lo

hizo en el área operativa, vale decir en

homicidios.

“Fue triste para mí porque a mí me

gustaba mucho el área operativa, pero

no me arrepiento de las áreas en las

que me he desarrollado toda vez que

ha sido mucho aporte para la institución”.

Con la llegada a la División de Homicidios

del comisario Ángel Martínez,

apodado “La Gaviota”, este estableció

que no quería femeninas para ese entonces

en ese servicio.

Entonces las tres féminas que estaban

allí fueron reubicadas y a la entrevistada

la transfirieron al área de planificaciones

policiales.

Previamente, en las pasantías, estuvo

en planimetría, un área que le pareció

fabulosa porque como tiene la

carrera de arquitectura manejaba muy

bien el levantamiento planimétrico y

así solo era integrar las evidencias en

los planos.

PLANIMETRÍA ES BÁSICO

Asegura que le llamó la atención que

en planimetría estaba la reconstrucción

de hechos, retrato hablado y ciertamente

en la arquitectura esa parte no

se maneja, pero la desarrolló por considerar

que era importante ver cómo

era posible dibujar el rostro de alguien

a quien no había visto el agresor, ya

que quién le había visto el rostro era

la víctima.

Señala que ese concepto que se maneja

se centra en que el funcionario

tiene la habilidad para extraer esa intromisión,

ese remembrar, ese hecho y

definir el rostro del individuo para luego

plasmarlo en ese retrato lo cual estima

es una virtud.

Luego en planificaciones policiales

estuvo unos 12 años, llegando a ser

la jefa de la división. Luego pasó a

desempeñarse como directora de infraestructura,

no obstante, esa labor

fue interrumpida por unos cambios que

hizo el ciudadano ministro, el general

Néstor Reverol y fue trasladada a Operaciones

de Tecnología.

Allí alcanzó una amplia experiencia

de aprendizaje porque ciertamente no

conocía de esa área y estuvo un corto

tiempo. La volvieron a enviar a la

División de Infraestructura cuando el

personal del ministerio había regresado

al ente rector y creció el área de infraestructura.

Una vez que se graduó

de abogado la asignaron a la orden del

Consejo Disciplinario.

¿Qué mensaje le daría usted a

los funcionarios del Cicpc?

“Seamos como Cristo, como Bolívar,

como el Ché, como Manuelita Sáenz:

seamos verdaderos humanos, potenciemos

los valores humanos, el amor

humano. El fallecido comandante Hugo

Chávez está enmarcado lo social. En

sus frases está englobada la justicia

que ha llevado en su carrera policial.

Estima necesaria transmitir ese mensaje

a las generaciones que vienen, en

virtud a que pese a todas las dificultades

siempre habrá otra manera, alguna

forma, de resolver los problemas,

pero por el camino correcto.

54

REVISTA CICPC


55

REVISTA CICPC


La comisaria general Lizzetta Marín enfrenta un duro reto en el Cicpc

Trabajar con ahínco y vocación son esenciales

para alcanzar el éxito en la institución

Por. Nelson Contreras

Felix Avendaño

Se trata de una de las

pocas funcionarías de

la policía científica que

gracias a su abnegada

y destacada labor ha

cosechado dos Cangrejos

de Oro, tres de Plata y

dos de Bronce, logros

que avalan su intachable

trayectoria. En la

actualidad es directora

de la Región Estratégica

de Criminalística del área

Capital (RedCrim).

Para la comisaria general Lizzetta

Marín González su

misión en el Cuerpo de Investigaciones

Científicas,

Penales y Criminalísticas

(Cicpc) ha sido siempre la lucha por

engrandecer a la institución, por demostrar

que cada funcionario reúne las

condiciones para lograr objetivos que

ayuden a resolver los casos, obviamente

si se lo proponen en las labores

que desempeñen.

En la actualidad la funcionaria se desempeña

como directora de la Región

Estratégica de Criminalística del área

Capital, que se resume en RedCrim,

un trabajo meticuloso que debe llevar

adelante, ya que con la elaboración del

reglamento interno el Cicpc se vio en

la necesidad de crear este cargo con

el fin de supervisar, coordinar, controlar

todas las actuaciones criminalísticas

que se realizaban en los diferentes

estados donde operan los Redip de investigación.

De forma paralela fueron creados la

misma cantidad de Redip de criminalística,

que corresponden a lo que son las

áreas de las regiones: Capital, Oriente,

Occidente, Los Llanos, Insular, Guayana

y la Central.

“Con el fin de llevar adelante todas

las actuaciones de criminalística y que

se rijan por los lineamientos que establezca

la unidad de criminalística como

oficina rectora, tienen que ser supervisados

por el Redcrim para que los trabajos

sean emanados por los laboratorios

que existen a nivel nacional.

UNA TRAYECTORIA INTACHA-

BLE EN SU INSTITUCIÓN

La comisaria general Lizzetta Marín

González es una experta en balística

motivado a sus 18 años de trabajo rea-

56

REVISTA CICPC


lizados en ese departamento, luego

fue jefa del laboratorio Físico Químico

aproximadamente durante cuatro meses,

posteriormente, estuvo dos meses

en el laboratorio Biológico y luego

fue jefa de la División de Balística. Allí

pasó alrededor de cuatro años como la

jefa de la División.

Luego fue postulada por la comisaria

general Wilmary Abarca para optar por

el cargo de directora de Criminalística

Científica Comparativa cargo en el que

se desempeñó aproximadamente dos

años y a partir de noviembre fue designada

directora de la Región Estratégica

de Criminalística del área Capital.

Entre los estudios que ha realizado

se cuentan haber obtenido el grado de

TSU en criminalística, licenciada en criminalística;

especialización y maestría

en gerencia y administración de policía

y es egresada de la primera promoción

de criminalística de Mariche en 1997.

¿Ha obtenido alguna

premiación?

Tengo siete cangrejos distribuidos

en dos de oro, tres de plata y dos de

bronce. Estos fueron obtenidos en mis

años como experto en balística, tengo

la Orden Honor al Mérito “Francisco de

Miranda”, en su segunda clase; el reconocimiento

del Cicpc y una mención

honorifica.

¿Qué puede decirnos

exactamente sobre el

Redcrim?

Exactamente en el RedCrim del área

Capital son numerosos los logros que

hemos obtenido. Hemos realizado supervisiones,

específicamente en los

tres estados que me corresponden que

son La Guaira, Miranda y Distrito Capital.

Se trata de una supervisión directa

y presencial en las salas técnicas que

actualmente se llaman coordinaciones

de sala técnica de cada delegación

municipal y de los ejes de homicidios

de esos tres estados. En Miranda tenemos

siete salas técnicas con sus correspondientes

coordinaciones.

¿Cuáles son los jefes que

están a la cabeza de esa

oficina?

Para el estado Miranda tenemos la

División Especial de Criminalística dirigida

por la inspectora, Denis Gil, quien

tiene siete salas técnicas bajo su control

y cuatro ejes de homicidios y por

La Guaira tenemos a la comisaria jefe,

Seybris Silva, que tiene bajo su control

una sala técnica y el eje de homicidio.

Aquí en Caracas tenemos nueve delegaciones

municipales y cuatro ejes

de homicidios para un gran total de 285

personas, quienes están bajo el mando

del RedCrim del área Capital.

¿Cuál sería el logro más

importante que han alcanzado?

Es como dar el valor que tiene la actuación

en criminalística dentro de la

investigación penal. Teníamos por muchos

años, como olvidado, lo que era

el trabajo en las salas técnicas que son

áreas importantes, porque la investigación

se puede iniciar por una entrevista,

actas o actuaciones que realizan los

funcionarios, pero si no está sustentado

por una buena actuación criminalística

no tiene valor, ni siquiera en el

sistema judicial. Todas estas áreas de

criminalística habían sido olvidadas por

años o las mantenían con bajo perfil.

Considero que lo más primordial es

realzar esas actuaciones que realizan

los mismos funcionarios de áreas técnicas

y valorar la importancia de este

trabajo. Hace un mes terminé el plan

de trabajo dirigido a los jefes de grupos

de brigada de investigación de cada

delegación municipal, eje y jefes de

salas técnicas.

¿Qué tereas realizó usted

durante el plan de formación?

Darle la formación y las herramientas,

pero no las ponían en práctica; era

como darle las herramientas y recordarles

cuáles son todas las actuaciones

y experticias que realiza la unidad

de criminalística en la que ellos se pueden

apoyar y sustentar científicamente

sus expedientes.

El plan de formación duro cuatro semanas

y fue dictado en las diferentes

regiones, por ejemplo, en lo que era

en la subdelegación municipal Guarenas,

donde estuvieron invitadas todas

las dependencias que están hacia ese

sector, entre ellos: Guarenas, San José

de Barlovento, Higuerote y Caucagua.

El segundo día se dictó en la sede

de la subdelegación municipal Los Teques,

dirigido a las dependencias de

57

REVISTA CICPC


Altos Mirandinos y de Ocumare del

Tuy; el miércoles y jueves se realizó en

Caracas para todas las delegaciones

municipales y los ejes del Distrito Capital

y los viernes se dictaba en lo que

era en La Guaira dirigido al personal

que estaba trabajando en esa entidad.

Este este plan se dio en un lapso de

cuatro semanas y ya concluyó. Ahora

viene dentro de las funciones del RedCrim

lo que son las supervisiones directas

que ya habíamos hecho en los

primeros días del año cuando se realiza

un sondeo para saber qué era lo

que hacía falta o que inducción necesitaba

el personal.

Sostiene que se necesita saber cuáles

son las herramientas tecnológicas

que requieren actualmente; entonces

ahora van a una segunda supervisión

que busca verificar que todo lo que

impartieron en esas cuatro semanas y

que lo estén practicando.

¿Qué planes tienes a corto y

mediano plazo?

A mediano plazo la inauguración del

RedCrim del Miranda, que, aunque ya

está trabajando, no tiene todavía la infraestructura

adecuada, aunque conversé

con el comisario general, Celestino

Rubín, jefe de la delegación estadal

Miranda, y me dijo que en 2 o 3 meses

estaremos inaugurando la estructura,

porque el personal está trabajando.

Sin embargo, ya el personal está altamente

capacitado en diferentes disciplinas

como lo son el abordaje del

sitio del suceso, así como las áreas

biológicas, físico-química, de análisis

de reconstrucción de hechos, además

de las áreas de planimetría, trayectoria

balística y retrato hablado.

Contaran con áreas de balística, telemática,

telefonía o sea suficientes

funcionarios están laborando allá en

Miranda y van a tener su laboratorio

totalmente equipado para poder realizar

las experticias y poder descentralizar

el trabajo que realiza la Unidad

de Criminalística, de La Guaira; le falta

poquito, pero igual ya tenemos funcionarios

especialistas trabajando. Diría

que un 20% o 30% todavía están en

la ubicación, remodelación de donde

estarán ubicados. Yo creo que Miranda

estará con un porcentaje del 80%.

Considera que en un plazo de unos

seis a nueve meses ya estará operativa

la sede en la ciudad de La Guaira.

¿Ya Miranda y La Guaira tienen

los equipos?

No tienen los equipos, pero si hay

mucho trabajo que puede realizarse

con los equipos de Caracas y otros

que básicamente permiten abordar el

sitio del suceso. No se necesita llevar

un gran equipamiento.

¿Cuáles son las funciones de

RedCrim?

Las funciones fueron establecidas

en el reglamento interno y algunas de

ellas son: supervisar, evaluar, dirigir

políticas y lineamientos estratégicos

que emanan de la Dirección General

Nacional y de la Unidad de Criminalística

que contribuyen a fortalecer la naturaleza

de la institución.

Igualmente, representan a la Dirección

General Nacional y a la Unidad

de Criminalística en el ámbito de su

territorialidad y deben planificar, dirigir,

coordinar, supervisar y hacer seguimiento

a los procesos de todas las

delegaciones municipales específicamente

de sus salas técnicas con el fin

de dar respuesta oportuna a los asuntos

que se sometan a su consideración

para mejorar continuamente su funcionamiento

Sostiene que deben promover y facilitar

la comunicación de las delegaciones

municipales estadales, específicamente

de la sala técnica con la Dirección

General del Cuerpo Investigaciones

Científicas Penales y Criminalísticas

(Cicpc) para el eficiente intercambio de

información que garantice la operatividad

y el cumplimiento de objetivos en

el área de criminalística.

Compilar los datos estadísticos lo

considera también un trabajo importante.

“En el tiempo que tiene trabajando

el RedCrim nos dimos cuenta que hay

muchas actuaciones criminalísticas

que no estaban siendo reflejadas y ese

es un trabajo que ahora si se está llevando

a cabo, vale decir lo que son horas,

hombres, material e insumos que

se están gastando y no estaba siendo

reflejado en las estadísticas; eso es

parte de lo que ha realizado el Red-

Crim.

Además, compilan los datos estadísticos

referentes a las incidencias delictivas,

en este caso, no solo es conocer

el índice delictivo, sino las experticias y

las evidencias procesadas.

Realizan estudios demográficos de

nuevas modalidades delictivas georreferenciales

que permiten generar

58

REVISTA CICPC


las activaciones de nuevas unidades

operativas. Promueven relaciones y el

acercamiento con el Poder Popular en

instituciones públicas y privadas.

Asimismo, resaltan que garantizan

la supervisión disciplinaria de los funcionarios

y funcionarias adscritos a las

salas técnicas. Diseñan y proponen

planes estratégicos administrativos y

operacionales ante el órgano rector regular

con el propósito de fortalecer las

unidades.

TRABAJO ACUSIOSO

La entrevistada, quien obtuvo el cargo

de comisario general el pasado mes de

noviembre de 2020, menciona que otro

logro que ha realizado el RedCrim se

refiere a la incineración de drogas que

estaban resguardadas en las salas de

resguardo de las delegaciones municipales,

igualmente se logró este año dar

la disposición final a las evidencias que

ya habían sido procesadas en el Eje de

Homicidios de Barlovento y sostiene

que esa es una relación importante con

el Ministerio Público (MP) o con el ente

que sea necesario para poder descongestionar

las salas de resguardo. También

lograron coordinar con la unidad

competente la formación, capacitación

continua, reentrenamiento de los funcionarios

en materia de criminalística,

tema que ya se está aplicando y acaba

de culminar el plan de formación.

Implementan mecanismos de control

que permitan cumplir con los diferentes

protocolos, manuales, metodologías y

lineamientos de actuación en materia

de criminalística. Super importante

también es el manejo de la cadena

de custodia, un recordatorio que se le

hizo a los funcionarios, un protocolo

que debe ser un cumplido o va dirigido

a todos los funcionarios que manejen

evidencias y, por supuesto, los primeros

que manejan estos datos son los

que abordan el sitio de suceso; dentro

del plan de formación también se abordó

este tema de la cadena de custodia.

¿Qué importancia tiene la

creación de los Redip de

criminalística?

Yo pienso su importancia está en

descentralizar un poco las actuaciones

que realiza la unidad de criminalística

con relación a lo que es la supervisión

y control de las actuaciones criminalísticas

en cada uno de los laboratorios,

salas técnicas que están dentro de las

delegaciones municipales o ejes de

homicidios.

¿Los jefes de los Redip a

nivel nacional, estaban aquí

en la sede de la Unidad de

Criminalística?

Ellos no se encontraban en esta sede,

por cuanto pertenecían a la nómina o

al personal que trabaja o pertenece a

la unidad de criminalística; eran jefes

de laboratorios de estado que, por su

rango, por su experiencia le dieron la

oportunidad de formar parte de lo que

eran los Redip de criminalística. Aquí

trabajan personas con experiencia, con

antigüedad, son especialistas, pero de

cada estado, de cada región y por eso

fueron designados.

MENSAJE A LOS FUNCIONA-

RIOS DEL CICPC

Pienso que siempre lo más importante

es la actitud. Esto es una forma de

vida.

El Cicpc o los funcionarios tomamos

el trabajo que siento es mi forma de

vida. Yo desde que me levanto voy

planificando lo que voy hacer.

Siempre debemos tener una actitud

positiva a las situaciones, a las responsabilidades

que nos otorgan. Yo pudiera

decir que al principio en cada uno

de los cargos por los que he pasado

siempre hay ese miedo, ese temor, esa

responsabilidad.

Ya sabemos que, entre más rango,

más responsabilidad y más compromiso

con la institución; entonces mi mensaje

sería el de mantener una actitud

positiva ante cualquier circunstancia y

ante cualquier obstáculo que la vida

nos pueda presentar.

59

REVISTA CICPC


Se siente orgulloso de formar parte de la policía científica

Un funcionario a carta cabal que lucha a diario

por impulsar la Delegación Estadal Portuguesa

Por. Nelson Contreras

Felix Avendaño

El comisario general, Jerssen Alexander Mojica Camargo

se muestra altamente complacido de sus logros en la

institución y sobre todo de su lucha por inculcar valores,

mística y profesionalismo a todos sus subalternos. En la

capital llanera gracias a su valioso trabajo ha transformado

para bien la labor que brinda el Cicpc a la comunidad

han llevado a mostrar su capacidad en

diferentes entidades del país, aunque

en el Instituto Universitario de Policía

Científica (Iupolc), ya desaparecido,

fue uno de los más sobresalientes catedráticos.

Un repaso de su fructífera trayectoria

en la institución la brinda el comisario

general Jerssen Mojica en una entrevista

realizada por el equipo de la Revista

Cicpc en la propia entidad llanera.

“Es un orgullo ser funcionario

del Cicpc; todo lo que yo tengo

se lo debo al Cicpc, toda

la formación profesional que

he tenido como persona se

la debo a mi trayectoria dentro de la

institución”, así con mística, con vocación

de servicio y con amor a la policía

cientifica se manifiesta el comisario

general, Jerssen Alexander Mojica Camargo.

Con 26 años y 9 meses de servicio

ininterrumpidos, el comisario general

Mojica Camargo sigue firme en su labor

al frente de una importante misión

como la de ser Jefe de la Delegación

Estadal del Cuerpo de Investigaciones

Científicas, Penales y Criminalísticas

en el estado Portuguesa.

La lucha contra el delito y por la preservación

de la vida de los ciudadanos,

así como de sus subalternos y jefes lo

¿A cual promocion pertenece

usted?

La primera promoción que egresó del

núcleo básico Espíritu de Santa Capilla.

¿Como fue su experiencia en la

primera promoción?

Mira las experiencias siempre han

60

REVISTA CICPC


sido muy gratas, por supuesto, cuando

uno ingresa a esta institución ingresa

con muchas ilusiones, con muchas expectativas,

y yo debo decir que ignoraba

lo que era la investigación del crimen,

ignoraba lo que era la PTJ acudí

a la sede del Iupolc a través del libro de

opciones universitarias de la Opsup.

Esa publicación la entregaban cuando

terminabas el bachillerato, te hacían

llegar y leyendo la breve reseña del

Iupolc que había en el libro me llamó

muchísimo la atención el querer pertenecer,

por querer trabajar en el área de

la investigación del crimen.

Comencé a realizar el curso para detective,

que así se llamaba y de esa

manera llegué al Iupolc en Colinas de

Bello Monte, Plaza Auyantepuy.

Allí empecé a hacer el proceso de

preinscripción en el primer intento no

quedé. Ya habían cerrado el proceso

de preinscripción eso fue y me dijeron

que para el año siguiente tenía opción

para hacer la preinscripción.

Sin embargo, anotaban el nombre, el

número telefónico y como a los 15 días

de ese mismo año recibí una llamada

telefónica en la que me decían “mire

vamos a abrir un proceso dentro de

dos meses: ¿estás interesado?, Claro

que si, por supuesto, les respondí”.

En total, fuimos seleccionados 88 aspirantes

de un proceso de selección en

el que participaron más 2.500.

Ingresamos a Bello Monte en esa

oportunidad. Nos encargamos durante

los tres primeros meses de la inducción,

del proceso, del orden cerrado,

la disciplina en el orden entendido, por

supuesto, todo lo correspondiente a la

parte de adoctrinamiento para poderse

desarrollar dentro de la institución.

Pasé el primer semestre allí en la

sede allá del Iupolc de Bello Monte

y por razones académicas yo quedó

como comandante general por ser el

número uno en el orden académico, y

de allí en adelante fui el comandante

general durante cinco semestres consecutivos,

pero siempre me mantuve

como el número uno académicamente,

siempre con promedio de 8.30 en el índice

académico.

¿Qué pasó allí?

Que la capacidad de hospedaje de

los dormitorios de Bello Monte se fue

haciendo pequeña porque en la primera

promoción ingresamos 88 alumnos,

la segunda promoción ingresaron creo

que 24 o 26 alumnos apenas, pero ya

la tercera promoción fueron más de 90

alumnos que cubrían la capacidad de

los dormitorios. Así hubo que habilitar

algunas aulas en la parte superior de

Bello Monte para que sirvieran de dormitorio.

Definitivamente, para no romper el ciclo;

la idea del comisario Víctor Amrán

era que saliera un ciclo de cada promoción

a cumplir con su parte laboral,

ingresar a las filas del CTPJ en ese

momento para no romper el ciclo, pues

ese edificio que estaba incautado, estaba

en proceso de litigio penal, en

uso, resguardo y custodia al CTPJ y

nos enviaron para allá.

En 1985 termino el período de pasantías,

vino el acto académico en febrero

precisamente en el marco del aniversario

del CTPJ y por ser el número uno

en la promoción deciden dejarme en el

Iupolc junto a los otros tres primeros de

la promoción. Nos dejaron trabajando

en el Iupolc para qué sirviéramos de

modelo a las generaciones futuras.

Así, transcurrieron los primeros cinco

años de mi carrera trabajando en el Iupolc

como personal de planta.

Llegué a ocupar el cargo, ya no siendo

comandante general del alumnado,

sino que era ya un detective. Así llegué

a ser el jefe del departamento de inspectoría

delegada de cursos.

Ya cuando estaba próximo a ascender

a la jerarquía de subinspector me

transfieren para la División Nacional

Contra Robos, por supuesto, venía de

trabajar en un área administrativa académica

para trabajar realmente lo que

es la parte operativa policial

Llego a la División Contra Robos con

el reto de poner en práctica los conocimientos

policiales y que eso que había

aprendido no solamente la parte académica,

sino también en la parte de

formación, todo eso tenía que ponerlo

en práctica allá en robos.

¿Quién estaba cuando llegaste

a la División Contra Robos?

Estaba como jefe el comisario Sixto

Peña Bernal cuando yo llegué a la Divi-

61

REVISTA CICPC


sión Contra Robos. Allí formé parte de

un grupo de investigaciones, durante

tres o cuatro meses aproximadamente

luego decidieron crear dentro de la

estructura de esta División, la Brigada

Especial Contra Extorsión y Secuestro

y de ahí me pasan al grupo de investigaciones

tres.

Esa Brigada que fue la génesis, fue

la que dio inicio a la División Nacional

Contra Extorsión y Secuestro en el momento

de su fundación.

Allí estuve un período de dos años

más o menos, y luego me transfieren a

investigaciones nacionales, donde de

nuevo me encontré con el comisario

general Sixto Peña Bernal.

Había tres asistentes: Eleuterio Hernández,

Ángel Navas y Luís Tomas

Castillo y estuve trabajando allí como

un año aproximadamente en investigaciones

nacionales sirviendo de apoyo

operativo para algunos casos importantes

que ocurrían a nivel nacional.

Luego asumiendo la subdirección

general nacional con el comisario general,

Raúl Simón Yépez Chirinos, me

transfieren para la subdirección durante

cuatro años y medio.

Llegué como jefe de escoltas y pasé

a desempeñarme como jefe de los Servicios

de la Supervisión General Nacional

y luego me designan como asistente

de la subdirección, apenas siendo

subinspector.

Luego el comisario general director

Marcos Chávez decide trasladarme al

equipo de la Dirección General Nacional,

acompañando allí a Edgar Navarro,

María Teresa Aguilera y Ronald

Cordero.

Estuve allí con ellos dos o tres meses

solamente porque nuevamente el comisario

general Raúl Yépez Chirinos,

que estaba jubilado en esa oportunidad,

fue llamado para asumir la Coordinación

Nacional de Policía en el Ministerio

Interior y Justicia.

TOMÓ RUMBO AL MINISTERIO

Me solicitan en comisión de servicios

y fue aprobada por el comisario Marcos

Chávez y me llevan a trabajar al

ministerio donde ejercí el cargo de director

del Centro de Comando y Control

Policial durante casi dos años.

Fue un cargo que sería el equivalente

hoy en día a la Dirección de Seguridad

62

REVISTA CICPC


que funcionaba en Caracas y en ese

momento creo que eran más de 90 policías

municipales.

Se hizo un trabajo interesante yo

pasé un año y medio en esa dirección

y decido pedirle el cese de la comisión

de servicio para precisamente ejercer

mi cargo de inspector jefe y estaba aspirando

a ser jefe de investigaciones.

EN LOS TEQUES MOSTRÓ SU

CAPACIDAD

Me conceden el cese de la comisión

de servicio y regreso al Cicpc y me envían

como jefe de investigaciones a la

subdelegación de Los Teques.

RUMBO A INTERPOL

Luego me trasladan a Interpol a la

División de Puerto y Aeropuerto recibiendo

la designación de parte del comisario

general Diego Rauskin. Estaba

ocupando ese cargo el comisario jefe,

Jesús Benavides y Rodolfo MC Turk,

era el jefe de la división de investigaciones

de Interpol y luego estando yo

allí en Puerto y Aeropuerto se presentó

otro cambio dentro Interpol.

Designaron al comisario general Jesús

Urbina, presidente del INTT, el ministerio

ordena la intervención de ese

Instituto con miembros de la División

de Investigaciones de Vehículos y lo

designan como presidente y él me llama

para que lo ayude en el proceso de

recibir el INTT.

Luego me designan como vicepresidente

de esa institución aprobado, por

supuesto, el punto de cuenta, firmado

por el ministro, etc, allí estuve también

Ciudadana porque tenía que ver con

el control y supervisión de todas las

policías estadales y todas las policías

municipales.

De allí nacían los planes de seguridad

que se empezaron a implementar

en la ciudad capital y a realizar las supervisiones

y las mesas técnicas, las

intervenciones de la policía que estaban

en ese momento siendo objeto de

reformas para adecuarlas todas y empezar

un proceso de homologación.

También fue un trabajo muy administrativo,

sin embargo, muy enriquecedor

porque no tenía de alguna manera la

responsabilidad de manejar las 24 policías

estadales, la policía metropolitana

63

REVISTA CICPC


64

REVISTA CICPC


cerca de dos años.

Así regreso nuevamente al Cicpc y

tras unas vacaciones retorno a Interpol

y me designan jefe de la Dirección de

Archivo Internacional de Interpol. Allí

estuve más de tres años.

EN LA RUTA DEL TÁCHIRA

El comisario general Douglas Rico

llega a la directiva también junto con el

comisario general Jose Gregorio Sierralta.

En ese momento, el comisario

general Douglas Rico era el subdirector

y me designó, junto con la junta directiva,

como jefe de la subdelegación

de San Cristóbal.

Eso fue casualmente el 3 de febrero

65

REVISTA CICPC


del 2014 hace siete años. Me voy a

San Cristóbal y recuerdo como anécdota

que yo estaba llegando allí y el 5

de febrero empezaron las manifestaciones

estudiantiles que desencadenaron

en las guarimbas del 2014. Estuve

en esa entidad tres años y medio.

APURE TAMBIÉN LO RECIBIÓ

Luego de allí me postulan como jefe

del estado Apure y asumo el cargo en

2017. También es un estado con mucha

particularidad, con mucha frontera,

mucha distancia entre una oficina

y otra. Cada estado, cada región tiene

sus particularidades, tiene su idiosincrasia

tiene un manejo distinto con el

personal.

El tema del arraigo, de la idiosincrasia,

por ejemplo, del andino es totalmente

distinto a las del apureño, y

eso permite a uno como gerente tener

visiones distintas. Ahí en Apure la distancia,

las extensiones de terreno es la

mayor dificultad; trasladarse de un sitio

a otro, es complicado.

Suelo comentarlo, por ejemplo, los

casos de decesos, los homicidios las

comisiones salen a cubrirlas y ruedan

por carreteras cuatro o cinco horas,

muchas veces pernoctan fuera del

despacho regresan a los dos días con

el cadáver, pues entonces son particularidades

que uno como gerente tiene

que aprender a manejar e inclusive

hasta conocer.

Lo cierto es que estando en la delegación

estadal Apure de alguna manera

impulsé la reforma de la sede, cosa

que le debo a mi sucesor comisario

Gustavo Hernández junto al equipo de

trabajo al igual que al actual jefe de la

delegación estadal, el comisario general,

Orlando Rojas, quien para ese momento

fue mi supervisor.

Ellos construyeron y concretaron esa

reforma importantísima ya que fue un

logro importante para esa gestión de

las instalaciones de la delegación estadal

Apure que estaban en condiciones

muy precarias.

Hoy en día son instalaciones dignas

y eso es un logro importante para esa

gestión. Alli estuve unos ocho meses y

deciden trasladarme para acá a la delegación

estadal del estado Portuguesa.

¿Qué cargo ostentas

actualmente?

Soy jefe de la delegación estadal Portuguesa

desde abril de 2018.

¿Quiénes te acompañan en la

gerencia como supervisor y

como jefe de investigación?

Como supervisor de las delegaciones

municipales del estado Portuguesa

tengo al comisario jefe César Muñoz

Morales, quien está de reposo actualmente

ya que tuvo fractura en una pierna

durante su servicio, producto de un

66

REVISTA CICPC


impacto de bala y eso fue dejando secuela

y está de reposo. Sus funciones

son supervisar las delegaciones municipales

que es un trabajo fundamental

para un supervisor.

¿Qué supervisa en las

delegaciones municipales del

estado Portuguesa?

El funcionamiento adecuado, por supuesto,

las instrucciones que emanan

tanto de la directiva como del director

de la delegación estadal tienen que

estar pendiente que sean cumplidas y

acatadas por las delegaciones municipales.

Ellos tienen la responsabilidad, principalmente,

de hacerle seguimiento al

análisis estadístico para el tema de la

georreferenciación del delito de la jurisdicción

del estado Portuguesa y de alguna

manera hacer que las diferentes

salas de análisis y seguimiento estratégico

de la información de las dependencias

operativas como la delegación

municipal Guanare, la delegación municipal

Acarigua.

De igual manera, deben cumplirse en

el Eje de Investigación Contra Homicidio,

el Eje de Investigaciones Contra el

Hurto y Robo de Vehículos, para que

reporten de manera oportuna a la sala

situacional de la delegación estadal y

nosotros, por supuesto, poder reportarle

con prontitud y con exactitud la información

a la sala situacional del Redip.

Esa es la función principal del supervisor

de la delegación municipal, además

de suplir al director de la delegación

estadal en los actos y reuniones

en los que yo no pueda estar presente

y darle continuidad a las directrices o lineamientos,

las planificaciones que se

dan en función al trabajo en ausencia

del director de la delegación estadal.

Cesar Ramón Muñoz Morales ya tiene

con nosotros en Portuguesa cerca

de tres años. Él estuvo primero como

jefe de la delegación municipal Guanare

y luego que el comisario Jorge Luís

Túa, que fue supervisor de las delegaciones

estadales, se va al estado Delta

Amacuro como jefe de región allá, el

asumió la supervisión de la delegación

municipal.

¿Tienes jefe de investigación?

No, en todo caso quien me asiste es

la jefe de sala situacional que es la

que lleva toda la estadística, la consolidación

de toda la información toda la

circular y me permite hacerles seguimiento

a las directrices de la dirección

general nacional, desde el punto de

vista operativo cada dependencia tiene

su jefe de área de investigaciones.

¿Cuántas delegaciones

municipales dependen

de la delegación estadal

Portuguesa?

Yo tengo dos delegaciones municipales

la de Acarigua y la de Guanare que

se encuentra aquí en la ciudad capital.

En la delegación municipal Guanare el

jefe de la delegación es el comisario

jefe, Jonathan Apóstol, mientras el comisario

Víctor Rodríguez es el supervisor

y la jefe de la investigación es la

inspectora, Patricia Herrera.

En la delegación municipal Acarigua

se encuentra el comisario general Euro

González, el supervisor es el comisario

Víctor Colmenares y el jefe del área de

investigación es el inspector jefe, Car-

67

REVISTA CICPC


los Guairimata.

¿Cuáles son las funciones más

importantes de un jefe de delegación

estadal en este caso

del estado Portuguesa?

Las funciones de un jefe de delegación

estadal es la misma en los 23 estados

a nivel nacional. En primer lugar,

representar a la Dirección General Nacional

en cada una de las dependencias

estadales, seguir los lineamientos,

las directrices que emanan de la Dirección

General Nacional y bajar esos lineamientos

a los cuadros inferiores en

este caso a las delegaciones municipales

y a las demás dependencias operativas

que hacen vida en el estado.

Aparte de las dos delegaciones municipales

tengo los Ejes de Investigación

Contra Homicidio, de Investigaciones

Contra el Hurto y Robo de Vehículos,

tengo un Bloque de Búsqueda y Aprehensión

de Vehículos, tengo un laboratorio

criminalístico, la inspectoría regional

que es una dependencia de la

delegación estadal y está la oficina de

reseña que fue creada recientemente,

cada una de estas dependencias operativas,

como las llamamos nosotros,

son dependencias especiales.

Estas tienen la particularidad de que

funcionan principalmente desde Caracas,

de su división central, el eje de homicidios

funcionalmente depende de la

dirección de investigaciones contra los

delitos de la vida y la integridad psicofísica,

sin embargo, la supervisión re-

68

REVISTA CICPC


cae sobre el director de la delegación

estadal.

Otra de las funciones importantes del

Director de Delegaciones precisamente

es supervisar el buen funcionamiento

de cada una de sus dependencias,

entre ellas la dependencia operativa,

hacerle seguimiento, por supuesto, a

los casos de connotación que ocurren

en la jurisdicción, mantener relaciones

cordiales y estrechas con todos los entes

públicos o privados que hacen vida

en la institución.

Además, representan, como ya lo dije,

a la Directiva General Nacional, aquí en

el estado y darle cumplimiento a los lineamientos

y a las políticas que emanan

del órgano rector el Ministerio y la

Dirección General Nacional del Cicpc.

¿Cómo están las relaciones

con la gobernación del estado

Portuguesa?

Puedo decir que las relaciones son

excelentes. Desde mi llegada al estado

siempre ha sido una filosofía mía, una

política buscar el acercamiento con el

ejecutivo regional, porque de alguna

manera son la máxima autoridad en los

estados, en entidades federales.

Con el ingeniero Rafael Calle, quien

es el actual gobernador, de verdad que

tenemos una muy buena receptividad

y se han mantenido unas relaciones

cordiales.

Como dinámica el gobernador tiene

la particularidad que el día lunes convoca

a una reunión de estado mayor

regional a las que asisten todos los directores

de la gobernación y además

algunos directores nacionales de los

organismos policiales que hacemos

vida aquí en la entidad.

Comisario general Jerssen Mojica y el Comisario jefe Jonathan Apostol

¿A qué te refieres con el

organismo del estado?

Me refiero al Cicpc. Yo asisto todos

los lunes a esa reunión de estado

mayor regional ya que me permite el

acercamiento y estar en constante comunicación,

no solamente con el gobernador

sino con todo el tren ejecutivo

del estado y eso me ha permitido de

alguna manera mejorar las instalaciones,

también la percepción del Cicpc

ante los otros organismos de seguridad

y los órganos públicos que trabajan

en el estado.

Comisario general Euro González y Comisario general Jerssen Mojica

69

REVISTA CICPC


¿Existe apoyo alguno por parte

del gobernador con el Cicpc?

Siempre ha habido una importante

comunicación y un gran apoyo en cada

una de las metas que nos hemos trazado.

Siempre hemos contado con el

apoyo de la gobernación o a través de

alguna de sus direcciones.

¿Con los otros cuerpos

policiales como están las

relaciones?

Excelentes, aquí ha habido muy buena

sinergia con la policía estadal Portuguesa,

con la PNB, con el Sebin, con el

Dgcim, producto de esas reuniones de

estado mayor regional y de cada área.

En el caso en específico de la seguridad

del estado Portuguesa también

se conformó un estado mayor de seguridad.

Nos reunimos todas las semanas

el mismo día lunes en horas de la

tarde y asistimos todos los directores

de cada organismo que tienen que ver

con la materia de seguridad, inclusive

el frente de prevención social del

70

REVISTA CICPC


LABORATORIO CRIMINALISTICO DE LA DELEGACIÓN MUNICIPAL ACARIGUA

Mpprijp.

Allí, ese estado mayor de seguridad

está liderizado y representado por el

gobernador, el secretario de seguridad

ciudadana y el jefe de la Zodi, en este

caso, el general de división del ejército,

y por la Guardia Nacional, Alfredo González

Viña.

Eso nos permite también tener una

interacción interesante para tener un

apoyo. Siempre hay mucha coordinación

y donde no tenemos presencia

nosotros, el Cicpc, de alguna manera

coordinamos con esos organismos

para que nos sirvan de apoyo en el manejo

de la información y llegar a esos

sitios inclusive.

Eso nos ha permitido cambiar y romper

paradigmas, esos celos profesionales

con otro organismo de seguridad

del estado, acá es todo lo contrario se

liman las asperezas cada quien, dedicado

a su área de competencia, por

supuesto, pero trabajando siempre de

la mano porque el propósito es el mismo:

tratar de combatir la criminalidad y

reducir precisamente los índices delictivos

del estado.

¿Cómo son las relaciones con

la comunidad?

Excelentes, producto de esa política

que maneja la gobernación del estado

y también por los lineamientos que hemos

recibido nosotros de la Dirección

General Nacional del Cicpc que nos piden

que busquemos los acercamientos

con los consejos comunales.

Hoy en día con las estructuras del Poder

Popular y los Clap, se rompió un

poquito la dinámica por la pandemia,

pero antes de la pandemia semanalmente

se hacían reuniones del estado

mayor de seguridad y se rotaban por

cada uno de los municipios.

Justamente, en esos municipios

siempre convocaban al Poder Popular

y eso permitió, de alguna manera,

el acercamiento de las comunidades,

los consejos comunales, los dirigentes

comunales, los directores de lucha de

batalla comunal, pues se acercaban

mucho a la institución.

Así, empezábamos a interactuar, a

intercambiar números telefónicos y

hoy en día mantenemos unas relaciones

cordiales de manera oportuna que

nos ha permitido identificar problemas

relacionados con la seguridad en ciertos

sectores.

¿Qué cambios ha habido en la

delegación estadal desde su

ingreso?

El cambio más significativo que yo

quizás pueda decir es la percepción

que tiene ahora el estado Portuguesa

y sus habitantes del Cicpc que mantienen

conversaciones con los diferentes

jefes, directores y autoridades de aquí

del estado.

Me han comentado que hubo una

transformación importante o significativa;

hay más confianza en el Cicpc

REGIÓN ESTRATÉGICA DE INVESTIGACIÓN PENAL LOS LLANOS

71

REVISTA CICPC


ya no se le teme al Cicpc. He tenido

la oportunidad conversar con algunas

personas que decían que nunca

habían entrado a la sede del Cicpc.

Nosotros incluso hemos hecho reuniones

con los consejos comunales y con

otros organismos del estado.

¿A qué se debió ese cambio?

No voy hablar del pasado porque

sencillamente desde que yo llegué mi

intención ha sido y así lo he expresado

en cada uno de los cargos que he ejercido

que la comunidad o la sociedad

tengan una imagen positiva del Cicpc,

que no vean al Cicpc como un órgano

cisamente otra dinámica.

Hoy en día te puedo decir que hay integración,

que no hay separación y yo

opresor, como un órgano con malas

prácticas policiales, todo lo contrario,

somos gente dispuesta ayudar, dispuesta

a resolverle los problemas que

ellos vienen a abordar aquí y a solucionar

aquí en nuestras instalaciones.

El clima organizacional en el estado

Portuguesa a mi llegada era un muy

denso, era un clima donde había mucha

ruptura, había muchos grupos minúsculos

como lo dicen los miembros

de la directiva, había algunos electrones

libres que piensan o creen que no

tienen un jefe que no tienen una directriz

y por ende no tienen que atender a

las instrucciones de un ente superior.

Pues me dediqué a detectar esos

electrones libres, a detectar a esos

grupos que de alguna manera le hacen

daño a nuestra institución en este caso

al estado Portuguesa para buscar precreo

que lo importante es que tenemos

que trabajar en equipo.

Aquí quizás en el estado Portuguesa

el Cicpc está representado ahorita

por Jerssen Mojica, pero debajo de mi

hay más de 400 funcionarios, más de

veintitantos funcionarios en retiro, pues

tengo que contar al personal que haya

pasado a retiro, porque alguna manera

sigue siendo familia del Cicpc y en este

caso merecen siempre mi atención.

Entonces somos más de 400 miembros

de esta institución que debemos

trabajar en un mismo norte, trabajar en

un mismo equipo y creo que eso sería

la única garantía de que sea una gestión

exitosa. Si buscamos separaciones,

si buscamos más bien divisiones

dentro de la institución pues vamos a

estar destinados al fracaso.

¿Qué logros se han realizados

desde que llegaste a

Portuguesa?

Tendríamos que hablar de logros tangibles

e intangibles porque hay logros

que desde el punto de vista gerencial

no se perciben, no se ven, no se

72

REVISTA CICPC


muestran y ese que acabo de hablar:

el clima organizacional de lograr que

los funcionarios que forman parte del

Cicpc Portuguesa trabajen ahora de

manera mancomunada y no de forma

aislada,

Pues obviamente son estrategias

como gerentes dar la atención a los

funcionarios, la atención social del funcionario

ha sido importante y ha sido

una de mis preocupaciones por la gerencia

de esta entidad.

Recuerdo que el primer año de mi

gestión hicimos en las vacaciones escolares

un plan vacacional que definitivamente

fue referencia, inclusive para

otras instituciones del estado.

Fueron cinco días de actividades infantiles

coordinadas con recreadores,

psicólogos con los niveles de seguridad,

por supuesto, fue necesaria la

alimentación para los niños y en esa

oportunidad ese plan vacacional estuvo

dirigido a todos los hijos de los funcionarios,

no solamente del Cicpc, sino

inclusive del Senamecf.

Si mal no recuerdo fueron más de 98

niños entre las edades de los 6 a los 12

años los que participaron. Se hicieron

visitas guiadas, se hicieron actividades

múltiples y eso fue un éxito. De verdad

que recibimos comentarios muy positivos

e inclusive hasta de instituciones

del estado.

Eso nos obligó que en el siguiente

año 2019 hiciéramos una réplica tratando

de innovar no me parecía en ese

momento justo que repitiese el mismo

sitio, así que me atreví ir un poquito

más allá del primer año cuando hicimos

actividades solamente dentro del

estado.

En el segundo año me los llevé al estado

Lara. Los llevamos a visitar la Flor

de Venezuela, el monumento de la Virgen

de la Divina Pastora, a los cines y

eso es brindarles atención a los funcionarios,

eso es muy importante para mí.

Yo no estoy inventando, ni estoy innovando

nada, recién asumí el cargo de

director en múltiples reuniones siempre

estuve pendiente de la atención social

a los funcionarios, que los apoyen, que

velen por el bienestar de ellos.

73

REVISTA CICPC


APOYAR A LOS FUNCIONARIOS

ES CLAVE

La comisario general, Mercy Bracho

también ha sido muy reiterativa en

esas instrucciones que apoyemos a los

funcionarios tanto que a ella le reportamos

la agenda social de todas las actividades

que nosotros desarrollamos

en el mes.

Portuguesa tiene la particularidad de

ser un estado productor agrícola pienso

yo que debemos aprovechar esa

condición y he hecho múltiples jornadas

de atención social en las que se le

ha entregado combos alimenticios, se

le ha aliviado un poquito la carga presupuestaria

a los funcionarios, sobre

todo en tiempos tan difíciles, por relaciones

interinstitucionales.

¿El combo que entrega el Clap

también lo reciben?

Ellos lo reciben en su casa. En mi

primer año de gestión se compraba la

bolsa Clap y se le entregaba al funcionario

y traía los productos básicos. En

la última jornada que realizamos la bolsa

posee 12 artículos producidos en su

mayoría, en el estado llanero.

Como logro tangible está el comedor.

Cuando yo llegué no estaba funcionando

el comedor, no había comedores

acá. Recuerdo la primera visita que

hizo la comisario general Mercy Bracho

precisamente fue con una jornada

integral social que hicieron para los

funcionarios. Ella nos visitó y ese día

me pidió que pusiéramos en funcionamiento

un comedor, no existía. Había

un área, pero estaba siendo utilizada

por una brigada de investigaciones y

no estaba en funcionamiento, me lo

propuse como reto gerencial.

¿Hace cuantos años que se

realizó ese comedor?

Desde noviembre 2018 reinauguré el

comedor de Guanare y en noviembre

de 2019 puse en funcionamiento el comedor

de Acarigua y debo decir que

los funcionarios desayunan y almuerzan

gratis. Los funcionarios que están

de guardia en horas nocturnas y fines

de semana, también ellos preparan

sus alimentos, pero los insumos son

conseguidos a través de las relaciones

interinstitucionales.

Es una de las mayores satisfacciones

que podemos tener nosotros el equipo

de gerentes del estado. No es fácil sostener

dos comedores de esa manera,

además de los alimentos que se llevan

para sus casas y también quisiéramos

que fuera periódicamente, pero, por la

situación país, por el bloqueo que ha

habido, no se ha podido. Los mismos

comerciantes colaboran.

En diciembre, debo decirlo, se hizo

una jornada donde se beneficiaron los

detectives, el personal administrativo e

inclusive todo el personal jubilado de

esta entidad llanera se les entregó un

combo alimenticio, productos avícolas

de una marca reconocida y eso, de

alguna manera, ayuda al presupuesto

individual de los funcionarios. Eso

ayuda a mantener un poquito elevada

74

REVISTA CICPC


la moral del funcionario que no puede

subsistir.

La moral del funcionario va decayendo

al punto que a mi llegada a Portuguesa

habían 4, 5 renuncias semanales,

pero a raíz de la reinauguración del

comedor la cosa cambió. Además, hemos

recuperado de manera progresiva

el parque automotor.

En noviembre del 2018 también se

hizo el acto, del rendimiento de honores

a los héroes y heroínas que habían

caído en cumplimiento del deber y me

di cuenta que no había un espacio

adecuado, pues se inauguró uno para

cumplir con esa jornada.

En 2018 un funcionario nuestro de la

delegación municipal Acarigua falleció

producto de un enfrentamiento. Me

sentí incomodo por no tener un espacio

donde rendirle los honores a los funcionarios

que ofrendaron su vida por nosotros,

así que me propuse como meta

el año que viene hacerle el homenaje

con un momento y empezamos en

septiembre del 2019 a construirlo.

Hoy en día el monumento que tenemos

en el estacionamiento debo decir

es una réplica del original que estuvo

durante mucho tiempo en la Plaza Auyantepuy

de Colinas de Bello Monte.

¿Además del monumento bien

merecido para la Delegación

Estadal que otros proyectos

has realizado?

En noviembre del año pasado logramos

inaugurar, dentro del marco del

aniversario del Cicpc, la División Central

de Reseña en Guanare. Tenemos

dos circuitos judiciales el proyecto dice

que debemos hacer una división central

de reseña por cada circuito judicial.

La División Central de Reseña se hizo

en un anexo al edificio principal, una

obra que empezó desde cero también

con un replanteamiento del terreno,

asentamiento de base, construcción de

muro de estructura, placa, por supuesto,

y ya está en el momento de la inauguración.

Se encuentra perfectamente

en funcionamiento con el Saime.

La particularidad de esa División

Central de Reseña es que nos permite

verificar realmente la identidad de la

persona antes de la presentación a los

órganos jurisdiccionales.

Fue un proyecto importante que se

impulsó hace ya tres o cuatro años y

hoy en día ya Portuguesa tiene su División

Central de Reseña en Guanare y

estamos próximos a inaugurar la División

Central de Reseña para Acarigua

que atiende el otro circuito judicial.

Todos los organismos policiales deben

traer a la persona o al detenido,

se traen las huellas a través de la aplicación

del Saime de las personas y se

cotejan de manera que se evita la usurpación

de identidad también y que se

judicialice la persona que dice ser.

Todos los organismos de seguridad:

PNB, policía del estado, Guardia Nacional

deben traer a sus aprehendidos

antes de su presentación.

La Oficina Central de Reseña funciona

las 24 horas del día, es un servicio

más del Cicpc.

¿Qué otro logro se han

realizado en la Delegación

Estadal Portuguesa?

Tenemos la sede del Eje de Investigación

de Vehículos. Esa es una sede

que fue cedida en comodato antes de

gestión y estaba en unas condiciones

muy precarias. Allí estaban unas instalaciones

deportivas y digamos que no

reunía las condiciones como para el

funcionamiento para un Eje de Investigaciones

de Vehículos.

Sin embargo, ya hoy en día se le han

hecho las modificaciones, se han remodelado,

se han hecho unas instalaciones

cómodas, óptimas para la permanencia

de nuestros funcionarios allí

para que trabajen en ambiente cordial,

gracias a la gestión que vienen desarrollando

los mismos funcionarios del

Eje de Investigaciones de Vehículos y

es un logro importante también, porque

si el personal para poder trabajar de

manera acorde a gusto, tiene que tener

en unas condiciones óptimas para

poder desarrollarse.

Otro de los logros significativos fue

el día que inauguramos la Oficina de

Atención a la Víctima, creada recientemente

en la reforma que estuvimos

en la en la estructura organizativa del

Cicpc y que está actualmente gerenciada

por el comisario general, Carlos

Sifontes, quién le ha dado un impulso

significativo a esa área importantísima.

Esa Oficina, de alguna manera, permite

continuar el seguimiento que le

debemos dar algunas víctimas vulnerables

en algunos delitos. Aquí en Guanare

ya tenemos en funcionamiento

esa Oficina de Atención a la Víctima,

mientras en Acarigua estamos acondicionando

la oficina aun cuando se está

cumpliendo la función, pero estamos

acondicionando para crear una sede

propia en esa ciudad.

¿Planes a mediano y corto

plazo?

Tenemos para este mes la inauguración

de la Oficina Central de Reseña

(OCR) en Acarigua muy a corto plazo

75

REVISTA CICPC


estamos trabajando sobre la marcha y

los otros proyectos que tenemos como

esa oficina que se va a inaugurar.

Además de eso tenemos como reto

gerenciar, la construcción y puesta en

funcionamiento de tres delegaciones

municipales en los municipios Guanarito,

Biscucuy que atenderá a los municipios

Sucre y Unda y el de la delegación

municipal de Turén que atendería el

municipio Esteller y el municipio Santa

Rosalía.

Es un reto gerencial definitivamente,

sin embargo, habían conversaciones

antes de la pandemia con las autoridades

regionales no solamente con el

gobernador y el secretario de seguridad

ciudadana, sino además con los

alcaldes de esa zona de esos sectores

y con las autoridades regionales en

Araure para remodelar o mudar definitivamente

al Eje de Homicidios que

actualmente está en una sede, que según

mi criterio, no está apta, no es una

sede cómoda y no está ubicada en un

sitio acorde para el funcionamiento de

una unidad operativa tan importante.

Ya tenemos conversaciones adelantadas

para lograr ubicar la sede acondicionarla

y poder mudar al Eje de Investigación

de Homicidios en Araure

que está al lado de Acarigua.

¿Como consideras el balance

de tú gestión?

Pienso que positivo. Esto no solo me

corresponde a mí como protagonista

de alguna manera decirlo, pero ha sido

positivo no por lo tangible, sino por los

logros alcanzados, revisar también la

estadística. Ha habido una disminución

importante el índice delictivo en el

estado.

No ha sido un trabajo solamente del

Cicpc, sino una labor mancomunada

con los órganos de seguridad como la

PNB, la policía del estado, la Guardia

Nacional, el Ministerio Público, con el

Conas, los tribunales de justicia.

PORTUGUESA ES MODELO

Portuguesa ha estado en los últimos

tres años entre los tres primeros lugares

como el estado más seguro de

Venezuela. En el 2018 estuvo en el segundo

lugar, en el 2019 en el segundo

lugar y yo digo que en segundo lugar

peleado por un tema de la tasa poblacional.

Ese año 2019 el Zulia quedó como

el primer estado más seguro, debido

al tema de la población, pero el OVS

hace un análisis de la tasa poblacional

y la tasa delictiva y eso da un índice

muy satisfactorio, pues las autoridades

regionales, y en este caso corresponde,

como director de delegación estadal

del Cicpc, decir que estamos entre

los tres primeros estados más seguros

de Venezuela.

Eso, precisamente, es producto de

seguir con los lineamientos de nuestra

directiva, continuar las directrices del

órgano rector, tratando de atender y

darle impulso a los Cuadrantes de Paz,

tema que viene desde sus inicios desde

que se creó la Gran Misión a Toda

Vida Venezuela y ha pasado por la Misión

Justicia Socialista.

Se ha venido perfeccionando esa

política de estado en materia de seguridad.

Nosotros como Cicpc estamos

obligados precisamente a atender

esos lineamientos.

¿Cuáles son los delitos que

cometen frecuentemente en el

estado Portuguesa?

En materia de criminalidad el Estado

Portuguesa por su geopolítica, presenta

especies delictivas propias de los

estados llaneros.

El hurto genérico es el delito de mayor

ocurrencia, lo cual es una constante

nacional, sin embargo aquí se caracteriza

mas este delito por el sitio donde

ocurren que suelen ser fincas, haciendas

y unidades de producción agrícola

o ganadera que suele ser aprovechado

por los delincuentes para sustraer

equipos y maquinarias típicas de estos

lugares para luego ser comercializadas

en el mercado negro.

Así también es frecuente, el hurto de

ganado o especies animales de corral,

conocido como “abigeato”, delito que

se ve favorecido por las grandes extensiones

de terrenos de los que disponen

algunos ganaderos y la falta de

control de inventario diario, elementos

que facilita al delincuente sustraer de

un rebaño una o varias reses sin ser

detectado, sino días y hasta semanas

después de ocurrido el hecho.

Los hurtos y robos de vehiculos es

otra de las especies delictivas que se

presentan en esta entidad llanera, sin

embargo con los planes de seguridad

que hemos implementado y el desmantelamiento

de las bandas organizadas

dedicadas a este tipo de delito,

hemos logrado disminuir a su mínima

expresión la ocurrencia de estos delitos

en el Estado.

En los últimos años las bandas que

han sido desmanteladas han sido integradas

en su mayoría, por sujetos

provenientes de estados vecinos y del

área central.

En términos genéricos el Estado Portuguesa

en los últimos tres años ha

76

REVISTA CICPC


ocupado, según el reporte anual del

Observatorio Venezolano de la Seguridad,

los tres primeros lugares como el

Estado de menor incidencia delictiva,

lo que lo hace afirmar que es uno de

los Estados más seguros de Venezuela.

Esto se ha logrado principalmente a

la sinergia que existe entre los diferentes

organismos de seguridad que

hacen vida en el Estado, quienes permanentemente

nos articulamos para

abordar casos específicos y quienes

según la política del Gobernador del

Estado.

Nos reunimos semanalmente en un

Estado Mayor de Seguridad y Defensa

para tratar temas inherentes al tema y

lograr las coordinaciones necesarias

sin menoscabo de las funciones propias.

¿Cuáles son los estudios que

has realizado?

Soy TSU en Criminalística. Comenté

al inicio de la entrevista que fui parte

de la primera o el primer cohorte del

comisario general, Víctor Amrám, del

Iupolc, y en ese momento no estaba

aprobado por el Ministerio de Educación

Superior el título de Técnico Superior

en Ciencias Policiales.

Nuestra formación en esencia fue

Ciencias Policiales, pero el título que

nos otorgaron fue de criminalística, sin

embargo, para validar ese título nosotros

vimos mucha materia asociada al

tema de criminalística, microanálisis,

balística 1, planimetría, identificación

no rutinaria e identificación judicial.

Luego de eso hice la licenciatura en

ciencias policiales, casi de manera simultánea

saqué, bajo un convenio con

el Instituto de la Policía Metropolitana,

la licenciatura en tecnología policial,

mención sistema de seguridad y, por

supuesto, hice los estudios de la especialización

y maestría en gerencia y

administración de policía en el Iupolc.

¿Qué mensaje le puedes

ofrecer a los funcionarios?

Bueno el mensaje que yo siempre le

doy los funcionarios es que debemos

ser coherentes de lo que hacemos con

lo que queremos hacer dentro de la

institución. Aquí, definitivamente, tiene

que haber un propósito de vida, debe

haber una vocación de servicio.

Nosotros debemos estar ganados a

prestarle auxilio, apoyo y asistencia a

todas las personas que vienen a buscar

solución a sus problemas.

En el Cicpc hay que trabajar para

ellos, hay que prepararse, suelo decirlo,

en algún momento debemos tener

disciplina y respeto, vocación de servicio

o compromiso y profesionalismo.

Eso debe ser siempre una firma para

un funcionario del Cicpc.

Un funcionario puede ser muy brillante

operativamente hablando, pero si

no tienes disciplina, no tienes respeto,

lealtad, vocación de servicio, sencillamente,

es un funcionario que tendrá

problemas a lo mejor en el desarrollo

de su carrera.

El que quiere continuar y concluir su

carrera dentro del Cicpc en buena lid

tiene que respetar de alguna manera

los buenos principios.

Y bueno es una actuación que debe

estar enfocada con profesionalismo,

con vocación de servicio, con ese

compromiso, no dejársela a otro. Precisamente

uno debe crecer como persona,

como ser humano, para poder

sentir que eres el apoyo para muchas

personas, inclusive desconocidas para

nosotros.

77

REVISTA CICPC


78

REVISTA CICPC


El comisario general Luis Regalado Sánchez a cargo del nuevo reto

Mantener la pulcritud en el Cicpc

es otro de los grandes objetivos

Por. Nelson Contreras

Felix Avendaño

La Oficina de Respuestas

a las Desviaciones

Policiales responde a

ese criterio al mantener

un seguimiento fiel de

las actuaciones que

realizan los funcionarios

para actuar de inmediato

cuando sea necesario y

poner orden en cualquier

hecho delictuoso que se

presente.

Se desempeña actualmente

como director de la Oficina de

Respuesta a las Desviaciones

Policiales, un despacho

que tiene su basamento en

el Decreto Presidencial número 4022,

mediante el cual se dicta el Reglamento

Orgánico del Cicpc y establece la

Unidad de respuesta a las desviaciones

policiales como apoyo y asesoría a

la dirección general nacional.

Tales apreciaciones fueron emitidas

por el comisario general Luis Vicente

Regalado Sánchez, un abnegado servidor

púiblico que ha dedicado gran

parte de su existencia al fortalecimiento

del Cuerpo de Investigaciones Científicas,

Penales y Criminalísticas.

De entrada, precisa la importancia de

aclarar qué significan las oficinas dentro

de la nueva estructura, pues señala

que son de nivel de apoyo; y este se

conceptualiza como el desarrollo de la

gestión administrativa en los ámbitos

de la planificación del desarrollo del recurso

humano y de la ejecución de los

recursos financieros, así como asesorar

y apoyar al nivel superior.

“Es decir, brindamos ese asesoramiento

y apoyo a la Dirección General

Nacional en materia de Desviaciones

Policiales. Este nivel estará integrado

por las distintas oficinas”, enfatiza el

entrevistado.

Y de inmediato pasa a desglosar las

características de cada una de ellas:

son las Oficinas de infraestructura, Oficina

de Atención a la Víctima, Oficina

de Respuesta a las Desviaciones Policiales,

Oficina de Recursos Humanos,

todas esas entidades tienen el nivel de

apoyo y estarán a cargo de un director

o directora de línea que es la función

del cargo que actualmente posee dentro

de la institución.

Resalta que son una unidad administrativa

que está adscrita a la Dirección

del Cuerpo de Investigaciones Científica

Penales y Criminalísticas y que reporta

los hechos investigados al ministerio

del Poder Popular de Relaciones

Interiores, Justicia y Paz con competencia

en materia de seguridad ciudadana

sobre situaciones complejas

desde el punto de vista administrativo.

79

REVISTA CICPC


Son oficinas estructuradas o de envergadura

que impliquen o trabajan sobre

la violación de la Constitución de la República

Bolivariana de Venezuela y la

ley en materia de desempeño policial

amenazando el cabal desempeño del

servicio.

Todo ello conforma a los principios y

las directrices establecidas en el decreto

con rango, valor y fuerza de la

Ley Orgánica del Servicio de Policía

de Investigación, el Cicpc y el Instituto

Nacional de Medicina y Ciencias Forenses.

También establece en el artículo 74

que la creación, organización y funcionamiento

de la Oficina de Respuesta

de la Desviaciones Policiales, que internamente

es conocida bajo las siglas

de Ordepol (Oficina Respuesta Desviaciones

Policiales) y se rige por lo

establecido en el presente decreto con

rango, valor y fuerza de ley sus reglamentos

y resoluciones.

“Ese es el basamento jurídico de esta

Oficina.

Estamos inmersos dentro de ese artículo

74 como una dependencia con

competencia en materia de seguridad

ciudadana, pero sobre situaciones

complejas, estructuradas o de envergadura

que impliquen el no cumplimiento,

acatamiento de la Constitución

y de nuestras leyes o reglamentos internos,

pero en lo administrativo, es

decir, hacia lo interno hacia los funcionarios

esa es nuestra principal función

como tal”.

Relata en forma más resumida que la

función principal es determinar los indicios

de comisión de faltas graves y

de hecho punibles, coordinar trabajos

de inteligencia y supervisar -esta es la

parte importante- con las oficinas del

Cicpc para detectar cualquier tipo de

desviación en la parte policial.

Dentro de eso también tienen el objeto

de la creación que está inmersa en el

artículo 112, de esta Oficina como tal.

Esta Dirección se desprende dentro

del organigrama en la estructura de

esta dependencia que posee un jefe

adjunto y se desprende una División

de Investigaciones de las Desviaciones

Policiales.

Esa División, enfatiza el declarante,

tiene como objeto investigar, comprobar

y suministrar información relacionada

sobre las situaciones complejas,

estructuradas o de envergadura que

impliquen la violación de las normas y

las leyes establecidas en este país, por

parte del personal del Cicpc.

Las funciones estan estructuradas en

el artículo 113 y se basan en realizar

las diligencias que permitan la búsqueda,

compilación y procesamiento

y análisis de la información para determinar

los indicios sobre la comisión

de hecho constitutivo en falta graves

o delitos cometidos por funcionarios o

funcionarias.

Trata además de suministrar información

compilada a las unidades competentes

para su procesamiento y análisis

correspondiente.

Al respecto señala que han creado

una sala de tipo virtual para hacerle seguimiento

a todas denuncias que aparecen

reflejadas en las redes sociales.

Todas aquellas informaciones las procesan

con los distintos jefes o directores

de los estados, directores de las

regiones estratégicas, a los fines de

alertarlos sobre cualquier tipo de situación

que pudiera estar ocurriendo en

cada una de sus dependencias.

La Oficina proporciona información

procesada cuando sea requerida por la

Dirección General a fin de contribuir a

la toma de decisiones.

En este punto, al analizarlo, podemos

observar que como dependemos directamente

del Director General Nacional

todas aquellas informaciones que nos

lleguen o le lleguen al director estamos

en el deber de procesarlas y una vez

realizado ese trabajo se crea una especie

de informes o de dossier y se le

remite al director a fin de que él tome la

decisión pertinente.

¿Cuál es la decisión

pertinente?

“Si de ese informe se establece la comisión

de alguna falta o hecho punible

obviamente se da la apertura de la investigación

correspondiente, si no será

la decisión que tome el Director General

sobre si considera la remoción o no

de ese personal”.

También coordina las acciones de inteligencia

en las distintas unidades administrativas

del Cicpc a fin de detectar

los casos graves de desviaciones policiales

en los que estén involucrados

los funcionarios y funcionarias policia-

80

REVISTA CICPC


les de investigación, expertos o expertas

en criminalísticas.

Implementa los mecanismos que permitan

seleccionar los procedimientos

adecuados a fin de evitar la difusión de

los resultados de inteligencia, es decir,

el resguardo de todo el trabajo de campo

que realizan.

La oficina elabora planes estratégicos

que permiten mantener actualizada

una base de datos estadísticos sobre

los casos investigados a fin de implementar

las medidas que conlleven a la

disminución de las desviaciones policiales.

“Esto es importantísimo, ya que una

de las bases en la que se sustenta esta

oficina y que de una u otra forma contribuirá

con la toma de decisiones de la

directiva, está en relación a la permanencia

o no de un jefe o de un funcionario

en el lugar de adscripción, ¿por

qué te digo esto?, porque si nosotros

lo logramos, vamos hacer un sistema

en donde determinemos que “A” cometió

tal falta en tal estado, pero a ese

mismo “A” se tomó la decisión de darle

otro cargo gerencial en el sitio “B” y

logró incurrir en la misma falta y se le

otorgó un nuevo cargo en el sitio “C”.

Considera que así puede, a la hora de

tomar una decisión, darle a ese gerente

–entre comillas- un nuevo cargo y

ya se tiene un historial del por qué esa

persona fue removida de aquí, de allá.

Por supuesto, otra persona que no

conozca la dinámica de la institución,

puede decir ¿por qué no hay una oficina

de recursos humanos?

“Sí, es cierto hay una Oficina de Recursos

Humanos, pero la conceptualización

de nosotros internamente es

por las necesidades del servicio. Lo importante

de este artículo es darle una

visión al Director General Nacional o a

la directiva de dónde puede hurgar, en

donde puede pesquisar para saber el

por qué - claro en un futuro- por qué

“A” fue removido hacia otro sitio y con

eso yo tengo una base para tomar una

decisión- cualquier otra que le confiera

las leyes y demás normativas vigentes

o que le sea asignada por la Dirección

General Nacional o la Inspectoría General”.

Explica que en este caso también interviene

el ministerio de Interior, Justicia

y Paz porque según el basamento

esta Oficina depende tanto de la parte

directiva como del ministerio referido.

UN BUEN EQUIPO

Se siente bien acompañado al señalar

que cuenta con un equipo conformado

por el comisario general Marco Antonio

Macturk Mora adjunto de la oficina y

el comisario Henedrix Aray, jefe de la

División de Investigaciones de las Desviaciones

Policiales.

Considera que el 2020 fue un año

bastante duro, difícil por la situación

conocida como la pandemia, y lograr

estructurar la oficina, en este tiempo,

ha sido muy duro.

“Se ha necesitado la colaboración no

sólo de distintos jerarcas de la institución

que nos han ayudado, sino también

de personal amigo externo que ha

colaborado muchísimo en la construcción

de estos espacios para hacerlos

agradables, tanto para el pueblo que

requiera en un futuro mediato nuestros

buenos oficios, así como también para

el talento humano que se va a desempeñar

en las distintas labores de inteligencia,

contrainteligencia de investigaciones

que se va a llevar a cabo aquí”.

Sostiene que en la actualidad están

trabajando con el viceministerio en

relación a la creación de un protocolo

que permitió al Cicpc y en particular a

esta oficina la Investigación de los Delitos

contra la Vulneración de los Derechos

Humanos.

“Es una necesidad y es una orden del

presidente Nicolás Maduro la creación

de una oficina que investigue este tipo

de hechos; también tenemos presencia

en las redes sociales y a través del

teléfono 0212-5648615.

Allí las personas podrán suministrar la

información con la garantía del anonimato

como tal, cuando realizan el trabajo

de inteligencia se les infoirma que

la confidencialidad está garantizada,

porque es una de las fundamentaciones,

para que vayan fluyendo las informaciones

y así el personal obtiene ese

feedback que han tenido hasta ahora.

¿Qué oficinas tienen similitud

con esta?

“Primero tenemos que esta oficina fue

81

REVISTA CICPC


creada dentro de la nueva estructura

como una adecuación sugerida por el

Consejo General de Policías para nivelarnos

con otras instituciones que

cumplen funciones policiales. Es decir,

le agregamos esta para diferenciarla y

repito la llamamos internamente Ordepol”.

Sostiene que en la institución es bien

sabido que tienen cuatro niveles bien

diferenciados para la decisión de un

expediente a nivel administrativo.

El primer nivel es la Dirección de Investigaciones

Internas que se encarga

de recibir las distintas denuncias sobre

algún comportamiento ilegal o falta de

algún funcionario en la parte administrativa.

Allí ellos son los encargados de realizar

las actuaciones pertinentes al esclarecimiento

de la falta. Un segundo

nivel es la Inspectoría General Nacional

que recibe el expediente instruido

por Investigaciones Internas con la

adecuación jurídica necesaria.

Una vez que ese expediente administrativo

tiene esa adecuación jurídica

necesaria va con una pre resolución al

consejo disciplinario que es el encargado

de escuchar al funcionario y de una

u otra forma oralmente debatir sobre la

culpabilidad o no de este funcionario.

De allí el expediente es llevado con

una decisión previa al Director General

Nacional, quien tiene la última palabra.

Esas son las funciones someramente

de cada una de estas oficinas. Si se

contrastan con las funciones de esta

oficina se podrá apreciar que no tienen

función de instrucción.

“Esta oficina no tomará denuncias por

lo menos por la parte administrativa,

porque para eso tenemos la Oficina de

Investigaciones Internas. Somos los

encargados de investigar, comprobar

y suministrar información relacionada

sobre situaciones complejas, pero

nuestra función como tal es de inteligencia,

basado en informes o dossier

para que el Director General Nacional

tome una decisión en relación a una situación

particular que esté ocurriendo

en cualquier lugar.

En cambio, cuando Investigaciones

Internas se entera, por cualquier medio

la comisión de una falta o una situación

que implique una situación grave, que

implique la presencia de ellos, tienen

que iniciar la investigación, ellos simplemente

obtienen la información y

realizan el trabajo de inteligencia, lo

constatan y verifican para enviarle esa

información al director.

“No tenemos funciones ni instructora,

ni decisoria en relación a expedientes;

esta oficina trabaja contrainteligencia,

es decir, hacerle inteligencia a la inteligencia

y proporcionar esa información

a la Dirección General, como al Inspector

General o al ministro de turno quienes

decidirán qué se debe investigar y

procesar”.

También actúan cuando hay otros temas

como la implementación de mecanismos,

planes estratégicos sobre

datos estadísticos; pero hay una diferencia

muy marcada, aunque es lo

básico es que no instruirán casos administrativos.

¿Cuándo Investigaciones

internas está haciendo el

seguimiento a un caso, puede

su Oficina trabajarlo?

“En algunas circunstancias pudiera

ser que la información llegue a ambos,

82

REVISTA CICPC


electrónicos, la información a través de

terceros que están siendo vulnerados

en sus derechos humanos”.

Aclara que ellos actúan previa autorización

y conocimiento del ciudadano

Director General Nacional y también

del Inspector General.

¿Se logró el objetivo en

la modificación de estas

instalaciones?

“Si, estoy altamente satisfecho con mi

equipo de trabajo por los logros obtenidos.

Hemos hecho aportes gracias

a distintos jerarcas dentro de la institución

que vieron la necesidad de la

creación de esta Oficina y la empresa

privada, así como los amigos del Cicpc”.

Así han logrado darles un cambio a los

espacios físicos, cambios estructurales.

El reglamento fue aprobado por el

presidente constitucional Nicolás Maduro

Moros, quien comenzó el tema de

la adecuación jurídica sobre cómo podíamos

crear esta Oficina y cuáles van

pero, no obstante, para eso existe una

comunicación fluida entre el director de

esta oficina y el de investigaciones internas”.

Indica que se ponen de acuerdo y ahí

se ve, si ya está plenamente identificado

el funcionario, y si debe cederle a

Investigaciones Internas la consecución

de la investigación administrativa.

Pero, si no se ha determinado quiénes

son, si lo que se tiene es una presunción

de que en algún despacho se está

cometiendo acciones fuera de lo legal,

antijurídica, atípica, lo que se requiere

es un trabajo para poder llegar y constatar

que eso efectivamente se está

haciendo por supuesto que ese trabajo

investigativo lo realiza su despacho.

Los casos que ustedes investigan

¿son por sugerencia o es

una orden del Director General

Nacional?

“Nuestra función principal es de seguimiento

y apoyo al Director General Nacionalirector

para eso se trabaja, investiga,

hacemos inteligencia de aquellas

informaciones que el Director General

Nacional nos suministre, pero también

tenemos otras vías de información que

son las redes sociales, los correos

83

REVISTA CICPC


a ser sus basamentos. Fueron análisis

en la Dirección para sacar algo muy

importante.

LOGROS OBTENIDOS

Por supuesto, considera que han

cumplido los logros, y cree que lo han

logrado en un año tan difícil como el

2020 en el que alcanzaron a realizar el

trabajo de la adecuación estructural.

De igual forma, alcanzaron los objetivos

de remodelar e instalar el sistema

eléctrico de todo el piso del despachó,

así como la impermeabilización.

La oficina está ubicada en la terraza

abierta de la División Contra Terrorismo

y se muestra orgulloso de lo que

se ha logrado y por supuesto continuar

trabajando para el logro de los objetivos.

¿Qué cantidad de personas

estarán trabajando en esta

oficina cuando ya esté

funcionando al 100%?

“Eso ya dependerá de la visión que

tenga el Director General Nacional;

nosotros pensamos en la creación de

cuatro a cinco brigadas que se van a

encargar del trabajo de inteligencia de

los distintos dossiers”.

Estima que cada brigada podría estar

integrada por cinco o seis funcionarios

con un jefe de brigada con rango de

comisario preferiblemente inspector

jefe o comisario para que tenga poder

decisorio en los diferentes sitios, porque

manejará un tema muy complicado

y vulnerable que es el referido al

comportamiento interno de los distintos

funcionarios.

Señala que ese personal con jerarquía

tiene experiencia de campo y así ofrecerá

mejores resultados al director y a

la directiva en pleno y al ministro.

¿Cuál es el mensaje que usted

le suministra a los funcionarios

sobre la importancia de esta

oficina?

“Mi mensaje son tres palabras: querer

es poder, si nosotros queremos nosotros

podemos y el ejemplo está en todo

lo que hemos conversado, esta palpable,

quisimos y pudimos crear Caucagua

y ahí está dando resultados; quisimos

y pudimos crear Redip Capital y

ahí está dando resultados; quisimos y

pudimos crear esta oficina”.

FUERZA AL FUTURO

Considera que para su entender es

una estructura para las futuras generaciones

y ahora mismo puede comenzar

a generar resultados de inmediato

y puede ser un aval a la hora de tomar

decisiones por parte del Director General

Nacional,

Punto importante es saber, no sólo lo

que el jefe le dice, sino también tener

la visión de un despacho u oficina que

dependa directamente de él y que pueda

contar con personal de confianza y

conozca la otra cara de la moneda.

Se le podrá decir al Director General

que Oficina ha decaído a nivel de números,

de resultados, de eficacia, de

nivel interno, de clima organizacional.

Señala que eso es importantísimo para

un director.

Podrá saber que la medición que realizaron

está en cero, el personal está

desmotivado, la gente no va a laborar,

llega con retardo, no cumple con las

normas internas y todo eso es importante

a la hora de una evaluación.

Estima que el director que esté o los

que vengan, deben conocer qué importancia

tiene el despacho a su cargo o

si es una oficina que está trabajando

directamente con la de infraestructura

a la hora de generar nuevos cargos o

de colocar a distintos funcionarios en

nuevas o distintas funciones. “Esta oficina

pudiera servir de medidor de esa

gestión”.

84

REVISTA CICPC


Enfatiza que el amor por lo que hacen

necesariamente se debe realizar con

pasión, con amor, porque eso le dará a

la segunda fuerza que es la motivación

para el logro de los objetivos.

“Si no sienten amor por algo, por supuesto,

no van a estar motivados para

realizar cualquier función que te pongan.

La motivación asegura les otorgará

llevar a la tercera fuerza que es

la pasión por lo que se tu siente y no

se podrá obtener el mejor resultado si

no estás motivado en alma, mente, y

corazón. Olvídate que no vas hacer absolutamente

nada”.

UNA TRAYECTORIA

INTACHABLE

“Gracias a Dios y a la directiva por la

oportunidad de estar aquí por treinta

años y seguir hasta que Dios y la directiva

dispongan lo contrario. Igualmente,

estaré a la orden a esta institución

que me ha dado todo en la vida:

mi familia, mis estudios en derecho internacional

público mención derechos

humanos”.

Tiene además la aprobación del TSU

en criminalística, licenciatura en ciencias

policiales, especialización en gerencia

y administración de policía y la

maestría en gerencia y administración

de policía.

Sus últimos tres cargos fueron de supervisor

y creador conjuntamente con

el comisario general Anixo Salaverria

del Redip Capital. Pasó a la supervisión

de delegaciones del área capital,

Luego volvíó de nuevo al Redip Capital

como director de esa oficina y lo asignaron

a crear la Oficina de Respuestas

a las Desviaciones Policiales.

REVISTA CICPC: UNA

FORTALEZA

“Gracias por esta nueva oportunidad

a la Revista Cicpc, órgano por excelencia

divulgativo de nuestros logros

y nuestros objetivos y metas internas

es muy importante resaltarlo porque

es una revista que se ha mantenido

en tiempo y espacio y es una fortaleza

que no debemos perder y que no deben

perder las futuras generaciones de

gerentes de esta institución.

Sostiene que la Revista Cicpc los ha

fortalecido por ser un medio por el cual

pueden divulgar estudios y analizar artículos

de carácter científico que es lo

más importante y es que reconoce que

este medio es un valioso aporte para

los estudios de doctorados, siendo

uno de los requisitos para tu aprobar

el doctorado.

“Esta publicación es una revista de carácter

científico ya que posee artículos

como tales y por ende es importante

porque ese es nuestro carácter dentro

del Cicpc. Hago énfasis en las notas

científicas porque esa es nuestra concepción”.

Confiesa que ante todo deben ser investigadores

de carácter científico y

pensamos como científicos, y utilizar,

por supuesto, el método científico en

todas las actuaciones que ejecutan.

“Gracias a ustedes, el órgano divulgativo

del Cicpc, por ser un baluarte

de nuestros objetivos, metas, trabajo

de nuestros pensamientos, porque

gracias a ustedes aquí nos podemos

expresar libremente”.

85

REVISTA CICPC


86

REVISTA CICPC


Una nueva alternativa para la policía científica

La Oficina de Respuestas a las Desviaciones Policiales

luchará por mantener la ética en el Cicpc

Por. Nelson Contreras

Felix Avendaño

Para el comisario

general Marco Antonio

Macturk Mora, inculcar

la honestidad entre los

funcionarios es de vital

importancia. Por ello,

con la nueva oficina, van

a corregir algunas fallas

que se presenten en ese

sentido.

Mantener el orden, la

moral, la honestidad

y la ética profesional

por sobre todas

las circunstancias es

la norma que debe mantenerse en el

Cuerpo de Investigaciones Científicas,

Penales y Criminalísticas (Cicpc), institución

que pondrá en servicio la Dirección

de Desviaciones Policiales que

tendrá en el comisario general Marco

Antonio Macturk Mora a uno de sus

funcionarios más abnegados.

Desde sus inicios en el Cicpc, el comisario

General Macturk Mora ha dado

muestras de su rectitud y es por esa

razón que está listo para asumir el cargo

de jefe adjunto en la referida oficina.

Nunca han parado de trabajar. Desde

que el ciudadano director les encomendó

la misión de crear la oficina están

trabajando asistiendo a diferentes

reuniones en el viceministerio con el

comisario general Humberto Ramírez

para abordar además el tema en materia

de derechos humanos que también

será una de las funciones primordiales

e la oficina que estará muy pronto en

vigencia.

En esas reuniones se instalan mesas

de trabajo destinadas a crear protocolos

sobre derechos humanos, una fase

que ha sido fructífera, porque hoy por

hoy ellos pertenecen al grupo ministerial

recién creado,

“El grupo ministerial de derechos humanos

es un logro importante para

esta oficina. Estamos trabajando prácticamente

en el anonimato, porque,

aunque no hemos inaugurado ya pertenecemos

a esa comisión”.

Reconoce que no es un tema nacional

sino un asunto global en materia de

derechos humanos y por ende tienen

que estar muy pendientes en relación

a esa circunstancia.

“Estamos aportando nuestro grano de

arena en esa materia. Por esa razón

trabajamos y hemos preparado proto-

87

REVISTA CICPC


colos para que se realicen”.

Explicó que están trabajando con

entrevistas a testigos y a las víctimas

en casos de violaciones de derechos

humanos. Es una materia que están

abordando con fuerza en los últimos

días.

Al respecto indicó que si se habla del

plan de acción en materia de derechos

humanos participan todos los cuerpos

policiales que hacen vida en el país.

Señaló que se busca conformar en el

Cicpc un área de trabajo especial para

la investigación de asuntos vinculados

a la vulneración de los derechos humanos,

tal cual como lo instruye el plan de

los derechos humanos vigente, la ley

estratégica dos, la acción programática

ocho y la responsabilidad que le corresponde

al Cicpc

La acción acordada para ese momento

fue constituir una oficina que de respuestas

ante las desviaciones policiales

cuya función está en proceso en el

marco de refundación de la nueva estructura

del Cicpc.

UNA OFICINA QUE TRABAJA

Hizo referencia a que hoy por hoy la

oficina espera nada más por la inauguración

y para ello están trabajando,

elaborando proyectos, aparte de todas

esas reuniones, tienen pendiente culminar

la segunda ala de la oficina donde

se van a colocar unas brigadas, un

comedor, el archivo, unos dormitorios;

para que los funcionarios que laboren

allí desarrollen sus labores de una manera

eficiente.

Todos los bienes de la oficina son bienes

nacionales. Cuando habla de la

creación se puede decir que el Cicpc

está ganando, esta adquiriendo, ya

que aparte de crear la dependencia se

recuperan espacios que estaban deteriorados.

“Pertenecemos al grupo ministerial y

si no hemos arrancado oficialmente

ya tenemos cuatro puntos positivos de

esta oficina, en virtud a que estamos

trabajando desde que el director nos

ordenó la creación”

Subrayó que se han creado protocolos

en materia secuestro y hurto; y considera

que están listos para realizar ese

trabajo en el capítulo de las entrevistas

a testigos y víctimas de derechos humanos.

En cuanto a las funciones del jefe adjunto,

que son las que a él le corresponde,

mencionó que está el suplir al

director de la oficina cuando este no se

encuentre. Así le corresponde también

dirigir, instruir y atender a las personas

afectadas.

Explica que cuando salen a las calles

tratan de minimizar que pasen hechos

dolosos y que los funcionarios cometan

faltas.

“Si nos enteramos que está sucediendo

un hecho, una falta o un delito en

cualquiera de nuestras oficinas, lo podemos

atacar con tiempo y determinar

qué pasa y con ese informe cronológico

minucioso, sacamos conclusiones

y finalmente hacemos las recomendaciones

de lo que pensamos y creemos

que pudiera hacer el ciudadano Director

General Nacional Douglas Rico”.

Destaca que el trabajo que realizan es

de apoyo y asesoría al Director General

Nacional para que el evalué y tome

la decisión final con la finalidad de evitar

problemas futuros que pudieran

producir ataques al Cicpc.

Sostiene que aparte de los derechos

humanos, cree que la esencia de la oficina

es evitar o minimizar los casos de

connotación en el Cicpc en cualquier

estado del país.

Para ello pueden utilizar los servicios

de inteligencia o de cualquier otro despacho

que sea necesario utilizar en el

momento de realizar un trabajo investigativo.

Aclara que aunque no abren investigaciones

dan las pautas para que el

ciudadano director tome esa decisión.

¿Cree que la creación de la

oficina es de gran importancia

para el Cicpc?

“Por supuesto, aunque cuando arrancamos

fuimos a varios sitios y había

esa duda, saltaban las interrogantes

por cuanto muchos querían saber

quiénes éramos, es decir preguntaban

si pertenecíamos a disciplina, o a la

inspectoría. y al respeto les respondíamos

que somos la oficina de respuestas

a las desviaciones policiales.

88

REVISTA CICPC


¿Qué hace disciplina?

“Disciplina abre el proceso investigativo,

mientras nosotros, antes de algo,

pudiéramos determinar antes de que

sucedan las cosas y pudiéramos adelantarnos

y solventar antes que pase

cualquier situación”.

Refiere que el Director General Nacional

pudiera hacer cualquier cambio y

se solvente y continúe el desarrollo de

cada una de las oficinas. Esa la considera

la médula del trabajo que van a

desarrollar.

¿Comparando con cargo

anteriores, cómo define

este nuevo desempeño en la

institución?

“Este cargo es de mucha responsabilidad.

En cargos anteriores uno atacaba

directamente a la criminalidad, al delincuente,

también la parte penal, pero en

este caso vamos a trabajar con funcionarios

del Cicpc. Esto es muy delicado

ya que es un trabajo muy serio y responsable,

porque somos los ojos del

Director Nacional General a la hora de

cualquier investigación que se haga.

Ya estamos desarrollando un trabajo

súper profesional, que se centra en investigar

a algún funcionario que desvíe

su misión de pulcritud ya sea jefes

de despacho, inspectores, detectives,

cualquiera que cometa irregularidad.

¿Qué comentarios ha

escuchado sobre la creación

de esta oficina, como la ven

los funcionarios?

“Creo que hubo mucha confusión,

por supuesto, la función de los funcionarios

ya la conocen, no todos, claro

está. No obstante, a través de las redes

sociales les hemos suministrado

información desde que iniciamos. Se

les ha informado sobre la proyección

de esta oficina; aunque todavía tenemos

un trabajo pendiente de divulgación

en el Cicpc”.

¿Por qué esta oficina

se considera como de

contrainteligencia?

“Porque se trata de trabajar esa parte

interna en contra de los funcionarios.

Eso no es fácil, hay que desarrollar

bastante la logística, y capacitar al

personal para realizar este trabajo. Tenemos

que pensar sobre qué funcionarios

van a pertenecer a las filas de

esta oficina, antes de que se realice la

inauguración”.

¿Hay un proyecto a corto y

largo plazo?

“A corto plazo está la construcción de

la segunda ala de la oficina y a largo

plazo buscamos que esta dependencia

no solo esté en Caracas, sino que

crezca y se abran nuevas sedes en los

estados principales, así como en los

Redip principales, ¿por qué?, ¿qué es

lo que pasa?, pues es sencillo a nivel

nacional una sola oficina es difícil porque

siempre habrá trabajo y es posible

que no podamos atacar al mismo tiempo;

ahora si tenemos oficinas, por lo

menos, en los Redip, nosotros pudiéramos

articular con ellos y no es necesario

sacar una comisión de Caracas que

vaya al Zulia o a cualquier otro estado.

Eso podría ser un proyecto a mediano

y largo plazo, vale decir la creación de

las oficinas como lo ha venido haciendo

la inspectoría nacional y otros despachos.

“Quiero decir que nosotros los jefes de

despacho, los que tenemos jerarquía

somos los que tenemos que llevar la

batuta en materia disciplinaria. A veces

no estamos tomamos los correctivos

justos y necesarios en el momento debido;

a veces dejamos pasar algunas

cosas por equis razón o circunstancias

y lo que hemos ido es creando son

unos monstruos o funcionarios que están

haciendo cosas que no deberían

hacer”.

LA DISCIPLINA POR SOBRE

TODO

Sostiene que los jefes en materia disciplinaria

deberían ser más fuertes,

doblemente fuertes para no dejar pasar

ni una. “Si nos vamos a nuestras

raíces cuando uno se equivocaba no

89

REVISTA CICPC


le dejaban pasar nada y eso era ejemplarizante”.

Considera que si la falta que se cometiera

era digna de una sanción la

hacían. Cree que deben rescatar esa

génesis, esas directrices ya que estima

que no se debe permitir que ningún

detective, ningún inspector, ningún funcionario

realice cualquier acto contrario

y a veces por alguna circunstancia no

es sancionado.

Cree que hoy más que nunca, como

lo dice el ciudadano director, todo tiene

que denunciarse, todo tiene que levantarse

un informe y pasarlo a la superioridad

y que la superioridad tome las

riendas del caso.

Por ello, si tiene que hacerlo debe

abrir la averiguación administrativa.

Confiesa que en su trayectoria ha estado

en sitios donde tuvo que elaborar

informes por ser el superior inmediato

en el grupo y se presentaban actos delictuosos

que no podían dejar pasar.

De tres informes que le tocó elaborar

dos funcionarios fueron retirados de la

institución. Estima que como jefes para

los tiempos que vivimos no deben permitir

que los funcionarios realicen actos

contrarios a la ética y moral de la

institución.

“Cuando nosotros ya tenemos conocimiento

del hecho, tenemos que reportarlo,

hacer lo que sea necesario para

sancionar, porque el problema es que

si no sancionamos estamos premiando.

Ese es el llamado que formulo y se

ubica en sancionar en el tiempo debido

cada una de esas faltas e irregularidades

que comete un funcionario”.

Afirmó que le dice a los demás compañeros

que es necesario sancionar a los

infractores, que se sienta la disciplina

que siempre han tenido toda la vida en

la institución.

“Ciertamente esa disciplina se ha ido

relajando un poquito en el tiempo, pero

si tenemos esa fuerza y como jefes,

vamos a retomarla, vamos a usarla a

hacerla efectiva. Porque yo lo digo, lo

hago y lo pregono, esa es la recomendación

que yo les doy a los jefes”, sostiene

con marcada seguridad.

UNA CARRERA DE PRESTIGIO

“Desde mi llegada al Cicpc, tengo de

TSU en criminalística, licenciado en

ciencias policiales, abogado y diplomado

en gerencia.

Afirma que tuvo la oportunidad de realizar

varios viajes al exterior y se especializó

un poco en la parte de gerencia.

Viajó a Nuevo México donde realizó un

curso de alta gerencia de manejo de

personal y gerencia como tal.

Luego estuvo en Ottawa, Canadá, en

el año 2013, con la Real Policía Montada

participando en un seminario internacional

sobre drogas. Allí tuvo la

oportunidad de compartir con policías

del extranjero.

También participó en operaciones de

trabajo materia de drogas, es especial

en la Operación Libertador y Operación

Huracán, realizadas en República

Dominicana y en Trinidad y Tobago.

En Panamá, se tocaron tópicos en materia

de drogas, eso por la parte internacional.

Los cargos que he venido desarrollando

a través de su trayectoria en el

Cicpc como jefe, ha estado en las subdelegaciones

del área capital: Simón

Rodríguez, La Vega, Caricuao, Santa

Mónica.

Fue jefe de Siipol; tuvo la oportunidad

de estar en los llanos en Altagracia de

Orituco. Ahora está apoyando al comisario

general Luis Regalado y aunque

no hemos inaugurado la oficina, estamos

desarrollando algunos trabajos

en esa materia para activar la oficina

como tal.

90

REVISTA CICPC


91

REVISTA CICPC


El comisario general, Henedrix Aray Guzmán, dirigirá las operaciones

Nace la División de Desviaciones Policiales

para mantener la integridad y moral del Cicpc

Por. Nelson Contreras

Felix Avendaño

Esta nueva dependencia

tiene una importancia vital,

por cuanto tendrá como

objetivo esencial mantener

los valores, la rectitud,

honorabilidad, de los

funcionarios del Cicpc.

La División de Investigaciones

de Desviaciones

Policiales, está próxima a

instaurarse en forma oficial

como una necesaria

oficina de contraloría interna y bajo

esa premisa debe cumplir una ardua

labor, fomentando la rectitud y honorabilidad

de los funcionarios del Cuerpo

de Investigaciones Científicas, Penales

y Criminalísticas (Cicpc), según lo

manifiesta el comisario general, Henedrix

Aray Guzmán, jefe de la Division

de Investigaciones de la Desviaciones

Policiales.

Asume además una tarea muy esencial

para la justicia como lo es la defensa

de los derechos humanos, una

tarea que le encomendaron al Cicpc y

por lo cual agradece la confianza que

han depositado las altas autoridades

del Gobierno nacional en la institución

policial que representa.

Lógicamente una dependencia como

la que dirige causa muchas veces algún

temor a los funcionarios, pero el entrevistado

considera que no debe ser así,

pues como refiere el dicho “el que no

la debe no la teme”, y por ello se hace

necesaria, para mantener siempre en

alto los ideales de integridad, justicia e

imparcialidad en el Cicpc.

¿Qué puedes decir de la

importancia de esta oficina?

Considera que era y es necesaria una

oficina de desviaciones policiales porque

es como tener una contraloría interna.

Muchos de los casos se pueden

solventar antes de iniciar una investigación

administrativa o penal; una vez

que se enteran de una desviación policial

serán como entes intermediarios.

Si no se corrige la anormalidad se

pasa a un segundo plano que será la

investigación administrativa o la investigación

penal.

Conjuntamente con el comisario general

Marco Macturk y el comisario general

Luis Regalado están en conversación

para ver si a nivel nacional se

nombre en cada estado a un represen-

92

REVISTA CICPC


tante o un delegado de desviaciones

policiales, porque tiene una diferencia

con la inspectoría general o con las

inspectorías delegadas de las entidades,

ya que estas aperturan la investigación

administrativa.

“Nosotros, si amerita el caso, haremos

una investigación de campo. Esperamos

la inauguración para ver si con el

órgano regular se tramita ese recurso

que es importante, como lo es nombrar

un representante por cada estado para

que reporte las desviaciones policiales

y si es necesario nos trasladamos al

estado que requiera la investigación de

campo”, recalca con certeza.

Al respecto destaca que hay un plan

muy importante que ya fue conversado

con el comisario general Luis Regalado

y este se centraliza en que el Cicpc

tiene un papel muy importante con respecto

al Gobierno Nacional.

DERECHOS HUMANOS: OTRA

BUENA TAREA

“Nosotros nos encargamos a trabajar

todos los casos de violación de derechos

humanos, tema que actualmente

está en el tapete, para darle respuesta

al informe de la Alta Comisionada

de las Naciones Unidas para los Derechos

Humanos, Michelle Bachelet

y para ofrecerle respuestas al mundo

sobre esta materia.

Refiere que no hay en el país ningún

organismo investigativo actualmente

que lleve esos casos; lo bueno es que

le están dando esa confianza al Cicpc;

prontamente esta oficina será importante

y una vez que arranque con esos

casos la oficina será ampliada, tanto en

el talento humano como en las funciones,

y vamos a reportar directamente

al ministerio de Interior y Justicia y Paz.

¿Por qué mencionas a la

doctora Bachelet?

Porque en el último informe salieron

a relucir los cuerpos de seguridad del

Estado y porque ella detectó que no

había ningún cuerpo especializado que

atacara o consiguiera la verdad de la

investigación de violación de los derechos

humanos.

En los protocolos que se están discutiendo

le están dando importancia

a eso. El presidente de la República y

todo su gabinete están preocupados,

al punto que le dieron la designación

a la ministra Carmen Meléndez y la ministra

al Cicpc para que aclare todos

los casos de violación de los derechos

humanos.

¿Qué mensaje les ofrece a

nuestros funcionarios?

“La mayoría tiene un mal concepto sobre

la investigación a los funcionarios;

sin embargo, tienen que saber que nosotros

en el Cicpc la misión más importante

es la investigación y no podemos

dejar pasar que los funcionarios se

desvíen de las actuaciones policiales”.

“Queremos dejar claro que esto es

una ampliación de nuestras funciones

y que, si tenemos sentido de pertenencia,

en un futuro vamos a comprender

que investigar las desviaciones policiales

es un aspecto muy importante para

que la comunidad, la ciudadanía y en

general el pueblo venezolano confíe en

nuestros funcionarios”.

¿Como ha sido su trayectoria

en la institución?

Fui adjunto a la coordinación de dependencias

especiales. Supervisor

de la delegación estadal de Barinas.

Adjunto al supervisor del área capital.

Subdirector y director de la UNES. Soy

del Curso 28 de Investigación Criminal

en Baruta, técnico superior de la primera

promoción de ciencias policiales.

Licenciado en ciencias policiales.

Maestría y especialización en gerencia

de administración de policía.

Actualmente se encuentra esperando

el acto de grado de los doctorados en

ciencias de la educación y en derechos

humanos.

¿De qué se encarga el jefe de

investigaciones de esta oficina?

Al respecto precisa que se encarga de

hacer una investigación de campo de

todas las desviaciones policiales que

son aquellas que conciernen a faltas

graves y por ende a delitos.

Aclara que, según las funciones, no

pueden instruir expedientes, pero están

obligados realizar la parte de investigación

de campo que es el área de inteligencia

a nivel de análisis telefónico

y de información.

Se encargan de recabar todo eso y

mediante un informe notifican al director

y al inspector general del Cicpc; una

93

REVISTA CICPC


vez que ellos analizan las evidencias

tomarán la decisión de apertura la investigación

de manera administrativa

o de manera penal. Todo depende del

informe final.

¿Quiénes dependen de la

División de Investigaciones?

La División tendrá prontamente un

coordinador supervisor, un coordinador

de investigación, un coordinador

de análisis de la información policial y

un coordinador de sustanciación.

¿Cuáles son las funciones

que desempeñarán estos

funcionarios?

El coordinador supervisor se encarga

de la logística y los jefes de las demás

coordinaciones y es la figura que quedará

cuando yo esté cumpliendo otras

actividades o funciones.

Asegura que el coordinador de investigaciones

se encargará de armar las

investigaciones de campo para dar un

informe final, tanto al director general

como al inspector general y que ellos

tomen las decisiones de acuerdo al

caso que se esté investigando.

El coordinador de procesamiento y

análisis de la información se encargará

de llevar un sistema para llevar la información

estadística de las desviaciones

policiales a nivel nacional.

Se encarga además de las redes sociales

para publicar todos los acontecimientos

y todos los avances que se

hagan en esta División, incluirán dentro

de ese proyecto crearán un área de

inteligencia a nivel de redes sociales

en caso de una desviación policial.

La coordinación de sustanciación y

archivo estará encargada de instruir el

informe correctamente que se enviará

al director general y al inspector general.

¿En este cargo qué casos han

desarrollado?

“Como no se han inaugurado formalmente

las funciones de esta División

nos hemos encargado de hacer una

especie de intermediarios. Así, en caso

de recibir, a través de las redes sociales,

llamadas telefónicas o que una

persona se haya enterado que esta División

existe, actuamos”.

“Hemos recibido denuncias y las coordinamos

con los jefes de despacho

para que solucionen la denuncia o se

la remitimos a la División de Investigaciones

Internas”.

Señala que, por ejemplo, si se presenta

una desviación de un funcionario de

la delegación municipal de El Llanito

que está extorsionando a una persona,

de inmediato, coordinan con el jefe del

despacho para que tome riendas sobre

qué está pasando con su funcionario y

si no lo hace remiten el caso a Investigaciones

Internas.

¿Actualmente le ha tocado

desarrollar un caso en especial

por orden del Director General

Nacional?

“Si un sólo caso en el estado Barinas,

aunque para ese momento yo no había

sido nombrado jefe de la División, lo

asumieron los comisarios Regalado y

Macturk, quienes fueron comisionados

por el director general”.

Señaló que se trató de unos funcionarios

que cometieron un delito con un

traficante de drogas, posterior a una investigación

de campo y mediante análisis

telefónicos levantaron el informe y

se tomaron decisiones especiales para

la apertura de una investigación penal

y se ordenó el cambio inmediato de todos

los jefes de todo el estado.

Es una ardua labor la que le espera a

los funcionarios de la nueva División

de Investigaciones de Desviaciones

Policiales que tiene como objetivo fundamental

mantener la integridad de

sus funcionarios y preservar los valores

de los derechos humanos.

94

REVISTA CICPC


95

REVISTA CICPC


El comisario general Noel Ruiz Contreras la dirige con eficacia

La División de Investigación de Homicidios

trabaja con mística para bajar ese delito

Por. Nelson Contreras

Felix Avendaño

Esta oficina es considerada

la columna vertebral del

Cicpc pues se encarga de

investigar los homicidios

que ocurren en el área

metropolitana de Caracas,

igualmente, se encarga de

aquellos casos que afectan

los derechos humanos.

La División de Investigaciones

de Homicidios es calificada

como la columna

vertebral del Cuerpo de Investigaciones

Científicas,

Penales y Criminalísticas (Cicpc) por

cuanto es en esa área donde se investigan

los homicidios que se realizan en

la Gran Caracas y apoyan las investigaciones

del interior del país con un

grupo de funcionarios que se desempeñan

con gran mística para resolver

los casos por más difíciles que sean.

Al frente de esta importante División

se encuentra desde hace ocho años el

comisario general, Noel Ernesto Ruiz

Contreras, quien cuenta con 24 años

de servicios ininterrumpidos en la policía

científica donde ha alcanzado nada

menos que siete premios cangrejos,

entre ellos dos de oro.

¿De qué se encarga la División

Contra Homicidios?

“Se encarga de investigar todos los

homicidios que ocurren en el área Metropolitana

de Caracas, igualmente,

aquellos casos que afectan los derechos

humanos, es decir, más que todo

abrimos los presuntos enfrentamientos

que ocurren en el área y los hechos

de connotación, vale decir aquellos

hechos que generan conmoción, casos

que son bastantes difíciles, casos

complejos, y de eso se dedican a trabajar

los muchachos; apoyamos, igualmente,

a nivel nacional a cualquier

despacho que requiera una comisión

de aquí de la división y salimos e investigamos”.

¿Quiénes te acompañan en la

gerencia?

La supervisión de investigaciones

está dirigida por el comisario general,

96

REVISTA CICPC


Lenin Rivas y como coordinador de

investigaciones está el comisario Jackson

Gavidia.

¿De qué se encarga el

supervisor y el coordinador de

investigaciones?

El coordinador de investigaciones es

quien tiene contacto directo con los

grupos. Cuento con ocho brigadas de

investigaciones que montan guardia

cada ocho días y está compuesta entre

8 y 10 funcionarios.

“El coordinador de investigaciones

solamente es el encargado de recibir

las guardias, de tener ese choque de

primera mano con las averiguaciones,

con los expedientes y es el motor de la

División en el sentido de que tiene que

coordinar todo en relación con esos

casos que van cayendo”, sostiene con

amplio conocimiento de los casos.

Refiere que es el que tiene que estar

pendiente de la brigada para que efectivamente

cumplan con las tareas de

verificar, de chequear, de revisar, que

vayan a los lugares para realizar una

excelente investigación.

Destaca que el supervisor viene siendo

el segundo jefe del despacho. Él

aparte de supervisar la coordinación

de investigaciones con todos los grupos

se encarga de la parte operativa

en materia de estadísticas desde la

sala de análisis estratégico.

Además, señala lleva la parte de sustanciación,

porque un expediente tiene

que llevar todos los elementos necesarios

y supervisar todas las àreas del

despacho inclusive velar por la situación

de las unidades, es toda una supervisión

constante.

“Yo como jefe de despacho me encargo

de que tanto el trabajo del coordinador

como el del supervisor se cumpla

a cabalidad, igualmente, siempre sigo

siendo investigador, porque uno solicita

los expedientes, los revisa y entre

todos hacemos un equipo que busca

que nada se escape y que se haga

todo lo relacionado con el caso. No cometer

ninguna negligencia que afecte

la investigación”.

¿Hay que tener un perfil

especial para formar parte de

la División de Homicidios?

“No, el perfil aquí son las ganas de

hacer las cosas bien, el deseo de querer

investigar. Si viene un funcionario

para acá que no cumple sus funciones

en el trabajo, obviamente, el mismo

despacho lo desechará o tendrá que

buscar otra rama, porque en el delito

de homicidio, sino tienes el interés y

las ganas de hacer las cosas no vas a

lograr los objetivos, no se podrá crecer

como investigador de homicidios”.

Entonces, considera que en ese caso

se buscará otra manera, otro tipo de

oficina, porque en homicidios la misma

dinámica que tiene un funcionario lo

llevará a ser un investigador de homicidio.

LOS EJES DE HOMICIDIOS

¿Qué son los ejes de homicidios

y quiénes están a la cabeza de

esos ejes?

“Los jefes de los ejes de homicidios

tuvieron su oportunidad de haber trabajado

esa misma área, bien sea en

una comisaría, en una subdelegación

o en una delegación municipal”.

La idea de los ejes de homicidio se

concretó en el año 2013 porque se vio

el interés de crear funcionarios especializados

en materia de homicidios

ya que este tipo de delitos venia acrecentándose.

En ese sentido indicó que

primero crearon un proyecto llamado

“Proyecto Cangrejo” que incorporó a

varios funcionarios del año 2011-2012

los que fueron colocados a trabajar el

delito de homicidio como tal por cuanto

venían atrasados en la comisaria.

“Es decir mi oportunidad la comencé

en la comisaria Oeste. Trabajamos muchos

casos. Allá un investigador de homicidios

laboraba 10 casos en un mes.

Aquí no, había un solo funcionario para

trabajar 10 casos y era preocupante

que al funcionario por más que hacía,

no le daba tiempo de investigarlos, porque

venía guardia, otra guardia y entonces

tenía un cúmulo de trabajo en

el cual no era especializado, sino que

era un grupo nada más de ocho funcionarios

para investigar un delito tan

grande”.

97

REVISTA CICPC


Comisario Jackson Gavidia, comisario general Noel Ruiz Contreras y el Inspector Jefe Lenin Rivas.

EL PROYECTO NACIÓ EN

CARACAS

Cuando se da el cumplimiento de la

función de los ejes se comenzó con un

proyecto aquí en Caracas. Nada más

dividieron a la capital en 4 partes a saber:

eje oeste, eje central, eje este y

eje noroeste.

Por jurisdicción se incluyeron más

investigadores a trabajar el delito de

homicidio y ese ha sido el éxito de los

ejes de homicidios que luego se expandieron

a nivel nacional.

Sostuvo que en ese momento cuando

se creó el proyecto los ejes dependían

de la División de Homicidios y esta a

su vez tomaba las decisiones sobre los

ejes.

Pero cuando pasan los ejes a nivel

nacional y se comienzan a crear los

ejes en los estados se aprecia la efectividad

que habían alcanzado en el área

metropolitana y se apreció una mayor

efectividad en Carabobo y Zulia.

Así fue dando muy buenos resultados

y es por ello que los ejes tienen más

personal, fueron dotados de unidades,

de funcionarios que, de verdad, querían

trabajar homicidios.

Ya ese peso que tienen los investigadores

de trabajar 10 casos fue distribuido

tanto es así que las bandas fueron

disminuyendo al punto de que un fin de

semana caían hasta 30 muertos y en

la actualidad, sin tocar el tema de las

estadísticas, en un fin de semana no

cae ni un muerto en la Gran Caracas.

Tienen muchas guardias en las que

no hay un homicidio en Caracas y otras

que a veces caen uno o dos y ya con

los ejes lograron arropar esos delitos;

se ataca de una vez el caso que

se presenta y al poco tiempo muchas

bandas caen.

¿A qué se debe el éxito

centrado en que no hay tantos

asesinatos en el país?

“Para mí el delito de homicidio es

multifactorial; muchas veces hay personas

que la cultura los lleva al camino

de la delincuencia; otra cosa es la vida

que los llevó a ser violentos y cometen

el delito de homicidio.

Entonces qué pasaba antes, pues

una persona cometía el delito de homicidio

y por el cúmulo de trabajo los

funcionarios se organizaban, no iban

al sitio del suceso, no tenían esa constancia

de atacar directamente a la banda

y de repente iban un día, pero les

tocaba otro caso y no podían cumplir

con los objetivos”.

Comenta que así ese delincuente se

confiaba y de repente cometía otro homicidio

y así continuaba hasta llegaba

a consumar hasta 10 crímenes en un

sector.

Señala, igualmente, que se abrían

los expedientes y obtenían la orden

de aprehensión; pero el delincuente

seguía cometiendo delitos; ahora no

todos los ejes atacan los casos de

inmediato, al igual que la División los

aborda e inmediatamente al delincuente

le cuesta más cometer el delito de

homicidio o si lo comete tendrá que

irse del país, aspecto que muchos lo

han hecho. Justamente por eso este

delito ha bajado su regularidad.

¿Cómo están constituidas esas

ocho brigadas y además cuál

es la función de cada brigada?

“Todos son investigadores; cada brigada

tiene un jefe, un adjunto y auxiliares

en el trabajo.

98

REVISTA CICPC


¿Qué jerarquía tiene el jefe de

brigada?

“Puede ser inspector, inspector jefe,

inspector agregado o en dado caso

inspector, pero dado su desarrollo con

una jerarquía de inspector se ha ganado

el puesto de jefe de brigada, porque

son personas dedicadas a su trabajo,

son muy pocos los que se escapan la

investigación”.

Afirma que esos jefes de brigada tienen

capacidad de gerencia, de dirigir

personal para que hagan las cosas

como deben hacerlas, aunque aquí

ellos en la oficina dicen coloquialmente

que la división camina sola porque ya

tienen una cultura.

Son ocho años trabajando bajo su

gerencia y ya en ese período de tiempo

tienen una licenciatura en trabajo

y ya todos se adaptaron a su manera

de pensar, a su manera de hacer las

cosas. Ya vienen arraigados con licenciaturas

y con doctorados.

¿Cuál es la función del jefe de

brigada?

“Tienen como meta principal gerenciar,

pero a su nivel, es decir, tengo

100 personas bajo mi mando, son ocho

grupos de investigaciones, pero aparte

de eso tengo la sala de análisis de seguimiento

estratégico que es la parte

numérica, el área de las estadísticas,

para cumplir la sustanciación para lo

cual trabajan en la división un gran total

de 96 funcionarios”.

Señala que las brigadas están compuestas

por un inspector, inspector

agregado, inspector jefe y ese jefe de

brigada es un pequeño gerente que tiene

el deber de informar a los tres jefes

lo que está realizando.

Entonces el jefe de brigada monta

una guardia con su personal debidamente

con un traje y presentación

acorde con lo que representa lo que

es la división de investigación de Homicidios

y es el que se traslada a un

sitio cuando ocurre un hecho, es decir

me notifica que hay una persona fallecida

en Antímano y por jurisdicción, por

territorio se traslada una comisión del

eje noroeste y va la división con el jefe,

el adjunto acompañado de algunos de

los jefes auxiliares obligatoriamente al

sitio porque ellos son los que tienen la

máxima experiencia del delito de homicidio

en su grupo.

En ese grupo con ese jefe de homicidio

se traslada otro grupo al sitio y verifica

si el caso debe ser trabajado por el

eje o lo trabaja la división.

“Por decirte algo pueden llegar a

Antímano y si la persona tiene buena

presencia, buena vestimenta, tienen

que describir a la víctima y si está en

situación de calle, una persona que

pudo haber sido secuestrada tienen

que tener la pericia de la descripción

de la persona, de las condiciones de la

muerte, en dado caso que no haya ningún

testigo o familiar que diga lo que

pudo haber pasado”

Se establece este procedimiento con

la finalidad de poder evaluar si el caso

lo iniciamos nosotros o lo investiga el

eje noroeste, pero igualmente, todos

son especialistas en homicidios.

Todo funciona en conjunto como las

brigadas, como la sala de análisis y

seguimiento estratégico y la sala de

sustanciación. Todos los casos que

se inician se transmiten o se llevan a

través de un expediente desde que les

notifican la muerte, todo eso lo instruyen

los investigadores.

Sin embargo, pasa por una sala de

99

REVISTA CICPC


100

REVISTA CICPC


sustanciación, pero esa sala es una

persona que está dedicada a la sustanciación.

Esa persona debe revisar que

todo este acorde con la hora, que todo

esté revisado. Eso es un expediente

que debe ser sellado, foliado, firmado

por los jefes del despacho. Todo tiene

un orden correlativo a la hora de salir

del despacho esa es el área de sustanciación,

el área de archivo que también

depende de esa área.

Considera que de repente tienen un

caso de un homicidio que está cayendo

y se consiguieron conchas de bala

de calibre 45 lo cual no es común, pues

acuden a la sala de sustanciación y revisan

qué casos hay, dónde se han recuperado

las conchas de bala 45.

Eso les da la oportunidad de buscar

el expediente revisarlo, analizarlo, hacerle

un memorándum y mandar esas

evidencias a la División de Balística

para que comparen, tanto las evidencias

del caso anterior como del caso

reciente.

TRABAJO DIFÍCIL

Entonces son cosas o elementos que

se van sumando y por eso trabajan en

común todo.

Tienen la sala de análisis y seguimiento

estratégico de la información

porque de esa manera pueden ver

qué ocurrió; un ejemplo puede ser que

asesinaron a una persona en situación

de calle y ha sido un asesino en serie

como paso en Portuguesa con ciertas

características y después cayó otro y

gracias al trabajo que se hace en la

sala de análisis y seguimiento estratégico

se pueden ver cuántas mujeres

han sido víctimas de asesinato en los

últimos seis meses.

De igual manera, como ocurre en las

delegaciones municipales, verifican no

solo los homicidios, sino si aparecen

personas que han sido violadas en algún

sector adyacente y asimismo también

pueden ver cuáles son las áreas

o el sector donde se está cometiendo

más el homicidio.

APARECE EL FEMICIDIO

“En la actualidad estamos viviendo

algo que no todas las personas lo tenían

antes y esas son las redes sociales

donde la información llega de una

manera violenta, inmediata, y se obtiene

información verdadera, pero también

información falsa y como muchos

casos la connotación, la fuerza en la

noticia que todo el mundo se asombra

101

REVISTA CICPC


por el delito de femicidio.

No es un delito nuevo, sin embargo,

en la legislación venezolana si fue tomado

en cuenta de hace muchos años

cuando tomaron el delito de la violencia

de género.

Cuando el delito de violencia de género

entró en vigencia con su ley la

misma fue muy cuestionada porque se

estaba protegiendo a las mujeres, pero

porque muchos se preguntaban el por

qué no no protege al masculino.

“Todos somos iguales ante la ley y

partiendo de esa premisa, todos tenemos

la conciencia de que la mujer es la

parte débil en una relación hasta en la

vida, es la que tiene menos fuerza para

defenderse, pero muchos se aprovechan

de la mujer”.

Dijo que en este caso la violencia de

género contemplaba cuando era violencia

verbal o psicológica, pero había

otros tipos de violencia y por ello la preocupación

del Estado fue crear una ley

de violencia, que ha sido modificada

en muchas oportunidades con el simple

hecho de proteger a la mujer que

necesitaba dde esa protección.

Entiende que antes había mucho machismo

y la mujer no podía trabajar por

orden del marido, del padre de un hermano

quienes en muchos casos procedían

a practicar el maltrato a la mujer.

El tiempo ha demostrado que la mujer

ha sido capaz de desarrollarse y de ser

mucho mejor que los hombres.

“Si tienen el valor de darnos la vida y

son luchadoras con el hecho de cuidar

a los hijos, de llegar del trabajo a hacer

la comida, son más valiósas, más

fuertes que nosotros desde mi punto

de vista”.

Cuando crean esa ley contra la violencia

a la mujer lo que buscaron era

proteger a la mujer, pero hay individuos

que son verdaderamente violentos y

cuando se juntan con una mujer en

pareja comienzan a maltratarlas hasta

de llegar al punto de ocasionarle la

muerte.

Se pregunta qué pasa en Venezuela,

y se responde que en el país se protegió

la ley de la violencia de género,

pero cuando se comete el delito de homicidio

contra la mujer no era calificado

como femicidio, era un homicidio a

la persona, la imputaban con el delito

de homicidio calificado de acuerdo a

las circunstancias de hecho.

El femicidio nace con la intención de

crear una mayor pena a esa persona

que comete el delito contra la mujer de

acuerdo con los artículos 57 y 58 que

establece la ley de violencia.

¿Por qué el delito de femicidio

no lo trabaja la División de

Violencia?

“Porque la División de Violencia está

basada efectivamente en trabajar el

delito ocurrido en violencia de género,

pero no hasta el punto de homicidio.

Por esa razón lo trabajan los investigadores

del eje de homicidios, pero

basados en la aplicación de esa ley.

La división de violencia trata de proteger

a esa persona que fue al despacho

pidiendo ayuda y con las medidas de

prevención.

Sostiene que en dado caso se práctica

la aprehensión del sujeto para que

no vaya a practicar el delito de femicidio

o sea que asesine a su pareja o

que de repente busque a la mujer para

maltratarla.

Eso también es un delito de femicidio,

es decir la ley se basa en el odio, Se

trata de la condición de la mujer que es

maltratada por el hombre basado en el

odio.

“Las personas dirán porque mataron

a una mujer en tal lado, pero ese delito

de femicidio no lo pueden determinar, a

menos que tengan a una persona que

está siendo señalada en ese hecho y

esa fue la pareja, allí si es un delito de

femicidio”.

“Si fue violada fue un delito de femicidio,

pero vamos al punto de que una

muchacha de 25 años va en una camioneta

de pasajeros y viene un sujeto

a robar, eso no es un delito de femicidio,

porque no fue en condición de odio

hacia la mujer. No están dadas las condiciones

para que sea un femicidio”.

Aclaró que eso era un homicidio, con

la cuestión de las redes sociales las

personas ven a una mujer muerta y de

una vez lo catalogan de femicidio, pero

hay que ver las condiciones del hecho

para ser identificado como tal o como

homicidio.

Entonces eso es lo que se basa, en

las diferencias de homicidio o femicidio,

es decir, que no todas las mujeres

que son asesinadas pueden ser catalogadas

como femicidios. El delincuente

comete el delito que puede ser femicidio

u homicidio como ya manifestó,

pero todo depende de las circunstancias

que rodean el hecho.

102

REVISTA CICPC


¿Como jefe de la División se

pueden prevenir los femicidios?

“Si en gran parte se pueden prevenir,

pero no todo el tiempo. Hay mujeres

que no denuncia a sus parejas. Si nosotros

no tomamos en cuenta la prevención,

un hecho se puede convertir

en un punto de femicidio”.

Por ello formuló un llamado a aquellas

mujeres que son maltratadas psicológicamente

o que tengan presión

de un hombre que comete el delito

establecido en la ley de la violencia de

genero a que lo denuncie.

Estima que si no toma el valor de

denunciarlo ellos están en desconocimiento

de lo que sucede a menos que

sea de oficio que se enteren por cualquier

circunstancia.

Así la persona que tenga el temor de

denunciar o se enteran que una mujer

está en un hospital en coma o en terapia

intensiva y no puede hablar porque

fue severamente maltratada por el

hombre, entonces inician la averiguación

de oficio.

Ahí se dan cuenta si se trata de un femicidio,

o un delito de violencia de género

y para así tomar las medidas que

establezcan las medidas contra el sujeto

que cometió el delito de femicidio.

UNA TRAYECTORIA INTACHABLE

El comisario general Noel Ernesto

Ruiz Contreras, se desempeña como

jefe de la División de Investigación de

Homicidios.

Ingresó a la institución por la sede en

Mariche en 1996. Allí estuvo internado

con un grupo de alumnos. Ahí era jerarquizado

también de acuerdo al semestre

de estudios, la carrera era para

estudiarla en tres años y para poder

alcanzar el título de Técnico Superior

Universitario y a su vez al graduarse le

daban la jerarquía de detective.

Llegó a la escuela con 17 años de

edad y apenas cumpliendo los 18 años

comenzó en firme los estudios.

Recibe el nombramiento como agente

en enero del año noventa y siete, es

decir que desde allá hasta aquí ya tiene

24 años de servicio.

¿Qué promoción es esa?

“Soy de la novena promoción de

Ciencias Policiales de Mariche. Una

vez graduado yo hice unas pasantías

en la División de Homicidios que tenía

la sede en Parque Carabobo y de allí al

graduarme trabajé en la comisaría de

menores en Coche, donde queda ahorita

la delegación municipal de El Valle

y allí se trabajaban solo delitos especializados

en menores”.

De allí fue transferido a la comisaría

de El Llanito y a los pocos meses hicieron

un cambio general de comisarías

y trabajó muchos años en la subdelegación

Oeste o delegación municipal

oeste.

Allí estuvo once años continuos y

muchos años fueron dedicados a la investigación

de homicidios. Pasó luego

por vehículos, por inteligencia y retorné

a su casa que es donde se encuentra

en la actualidad, es decir, que hace 24

años empezó allí y bueno allí continua.

Tiene ocho años en esta División.

Comenzó como jefe de brigada y duró

poco tiempo como jefe de brigadas, en

la gerencia estaba el comisario Humberto

Ramírez cuando era director y el

comisario Ramón Maldonado era secretario

general.

Este funcionario fue quien lo postuló

para el cargo como jefe de investigación

de la división y hace 18 años por

circunstancias de la vida le tocó investigar

el caso sobre la muerte precisamente

del comisario Maldonado.

Comentó que estuvieron viajando,

acompañados por el comisario Daniel

Álvarez y el comisario José Pernía.

Todos ellos estuvieron trabajando por

mucho tiempo en diferentes regiones

del país y dieron con el esclarecimiento

total del asesinato del comisario Maldonado.

“Bueno allí duré cuatro años como

jefe de investigaciones -que ahorita le

cambiaron el nombre– ahora es coordinador

de investigaciones. Pasé después

a ser supervisor de investigaciones

durante dos años y ahora tiene ya

casi tres años como jefe del despacho.

Ha ascendido y ha logrado las últimas

jerarquías en esta división, donde ha

logrado numerosos premios o reconocimientos

por el trabajo que han realizado

al lado de los muchachos. Aclara

103

REVISTA CICPC


que no fue por su persona que se alcanzaron

los éxitos, sino porque fue un

buen trabajo de equipo.

Aseguró que siempre han trabajado

en armonía, con respeto, con disciplina

y con eso han hecho de la División de

Homicidios lo que ha sido, es decir la

División que siempre ha sido la columna

vertebral del Cicpc que es lo más

importante.

¿Cuándo habla de

reconocimientos, a cuántos

Cangrejos te refieres?

“Bueno yo en la actualidad he alcanzado

siete cangrejos, de ellos dos son

de oro y obviamente he obtenido otros

cangrejos de plata y bronce”.

“El primero que obtuve lo gané en el

Zulia, al integrar una comisión que viajó

de Caracas al estado Zulia, para investigar

el caso de una paraje de italianos.

Fue un hecho bastante conmovedor

por cuanto tenían más de 30 años de

casados y fueron secuestrados”.

Explico que a la pareja los iban a llevar

a Colombia, pero en la Goajira se

les volteó el bote donde los llevaban y

murieron ahogados. Lograron el esclarecimiento

del hecho y tuvieron varios

detenidos, comprobaron todo el caso,

cómo sucedió y fue su primer caso

como tal y todavía lo recuerda, porque

obviamente se dedicó a la redacción

del caso, aspecto que atribuye a las

circunstancias de la vida.

¿Ese fue el primer Cangrejo?

“Si ese fue el primer Cangrejo, de hecho,

lleva por título Hasta que la muerte

nos separe, porque las víctimas tuvieron

muchos años juntos”.

¿Y el último Cangrejo a qué

caso se refirió?

“El último Cangrejo que ganamos fue

el año antepasado y se le denominó

“El silencio de una voz”. Se trató de la

muerte del señor Evio Di Marzo, hermano

del cantante Yordano”.

Realizaron unas pesquisas, descubrieron

el vehículo involucrado, pero

no se sabían las características y a

fuerza de dificultades, de allanamientos,

de todo, lograron la captura de los

sujetos que se involucraron en el hecho

y otros sujetos que se enfrentaron

a las comisiones.

¿Cuál es el mensaje que usted

envía a los funcionarios?

“Primero que nada tengan la confianza

en nosotros, de verdad que si estamos

aquí es porque tenemos pasión

y vocación para luchar por la justicia”.

Indica que, por ejemplo, en la División

de Investigación de Homicidios cuenta

con la abnegación de sus subalternos,

pero los admira porque son personas

que realmente les gusta el trabajo.

“En las situaciones que estamos viviendo,

en las circunstancias que nos

rodea, con esta pandemia, tomamos el

riesgo de prevenir a las comunidades

porque nos gusta el trabajo”.

Sostiene que el personal a su cargo

los admira, los apoya y busca siempre

subirles el ánimo para que trabajen con

fuerza que se pongan siempre en los

zapatos de los demás, en la empatía

de que si una persona llega a la oficina

pidiendo ayuda es por algo.

“Si nosotros tenemos empatía con

respecto al trabajo que realizamos

nunca vamos a entender lo que esa

persona está viviendo”, recalcó.

104

REVISTA CICPC


105

REVISTA CICPC


El comisario general Howard José Timaure es un líder en el Cicpc

La División de Contra Delitos Financieros

mantiene a raya a los delincuentes

Por. Nelson Contreras

Felix Avendaño

Desde el 2003 cuando se

creó esta dependencia

tiene una efectividad del

66% en la resolución de

casos. Estos resultados

reflejan el buen trabajo

que llevan adelante en un

sector tan difícil como lo es

la investigación bancaria y

los delitos con las divisas,

entre otras áreas.

Combatir los delitos financieros

no es una tarea

fácil pues se requiere de

un equipo de funcionarios

plenamente capacitados

para mediante investigaciones de tipo

financiero desarticular a las organizaciones

o personas que realizan este

tipo de fechorías.

El comisario general Howard José

Timaure, dirige esta importante oficina

del Cuerpo de Investigaciones Científicas,

Penales y Criminalísticas (Cicpc)

con una eficiencia a toda prueba, tras

conocerse que tienen un 66% de efectividad.

“Desde que se inició esta oficina en el

año 2003 hasta ahorita llevamos casi

7.000 casos iniciados de los cuales se

han remitido aproximadamente 4.600

casos para una efectividad de 66%. El

resto todavía continúan en la fase de

investigación” destaca el entrevistado

que se encuentra dirigiendo la División

Contra Delitos Financieros desde febrero

de 2019.

El comisario general Howard Timaure

es abogado egresado de la Universidad

Santa María. Tiene una especialización

en Derecho Penal y es magíster

en negociación económica. Actualmente

espera el título de doctor en ciencias

de la educación.

En el Cicpc se ha desempeñado en diferentes

cargos entre los cuales están

el haberse desempeñado como jefe de

la oficina de Interpol en Maiquetía durante

20 meses, También fue jefe de la

subdelegación Chacao por 27 meses y

lleva un par de años al mando de la División

Contra Delitos Financieros.

Lo acompañan en la gerencia la comisario

jefe, Flor Cordero, en calidad

de coordinadora de investigaciones y

el inspector jefe Yorvis Bastidas como

jefe de investigaciones.

UNA LABOR MUY

SOBRESALIENTE

El destacado investigador señala que

ejecutan las políticas, estrategias y lineamientos

en materia de investigación

de los delitos financieros en el que

se afecte el sistema bancario nacional

o el sistema financiero.

“Llevamos adelante las estrategias en

conjunto con las unidades administrativas

de criminalística con la finalidad

106

REVISTA CICPC


de realizar el abordaje técnico-científico

del sitio de suceso para obtener los

elementos de convicción que permitan

establecer las responsabilidades de

los autores, así como de los cómplices

y del resto de partícipes en el hecho”,

resalta el comisario general Howard Timaure.

Asimismo, generan, registran y remiten

a la Dirección de Investigaciones

de Delitos contra la Propiedad de la Dirección

rectora todos los datos estadísticos

del delito financiero y proponen lo

conducente ante las unidades competentes.

De igual forma, atienden y asesoran

a la víctima para el inicio de la investigación.

En este caso, se realiza la denuncia

en oficio en materia de delito,

vale decir aquellos hechos delictuales

cometidos en el sistema bancario

nacional, sistema de banca pública y

privada, sociedad de corretaje, de sociedad

de seguros, de reaseguros e

incluyendo criptoactivos.

Ejecutan políticas, estrategias y lineamientos

en materia de investigación de

delitos financieros que conlleven al esclarecimiento

de los hechos punibles,

es decir, todo el trabajo que realizan

está orientado a lo que ocurre en el

sistema financiero nacional.

“Casi siempre las víctimas, como lo

dije antes, o son los bancos, sociedad

de corretaje, o una sociedad de seguros.

Por ello, es distinta la víctima en

este tipo de delito. Para las víctimas

en los delitos de fraude y estafa los

atendemos como División y siempre la

víctima es un ciudadano o una persona

jurídica”.

De igual manera, ejecutan las estrategias

en conjunto con las unidades de

criminalística a los fines de realizar el

abordaje técnico-científico del sitio del

suceso para obtener los elementos de

convicción que permitan esclarecer la

responsabilidad de los autores, cómplices

y demás partícipes del presunto

hecho punible.

Es decir, afirma que trabajan de la

mano con criminalística, lógicamente

para dar respuesta y que se elabore de

forma contundente el expediente o las

actas procesales administrativas al Ministerio

Público (MP).

“Siempre tenemos que apoyarnos

con criminalística, para a través de los

expertos tengamos el resultado pleno

de cómo y cuándo se cometió el hecho.

Los controles que permiten la sustanciación

función y posterior remisión

de los hechos investigados ante la jurisdicción

competente. Nosotros como

división perteneciente a la Dirección

de Delitos Contra la Propiedad nos

basamos en números y cada División

perteneciente a esta dirección tienen

los controles que se llevan normalmente

en los despachos para así, en

su debido momento, remitir los casos

de nuestro conocimiento a los órganos

jurisdiccionales”.

Subraya que, asimismo, generan,

registran y remiten a la Dirección de

Delitos Contra la Propiedad los datos

estadísticos, los casos de delito financiero

coadyuvando en la planificación

y diseño de estrategias y lineamientos

para optimizar la actuación del desempeño

en el proceso de actuación.

Sostiene que desde que su institución

necesita la manera de trabajar a través

de los números, de las estadísticas inician

el expediente y al culminarlo es

remitido. De esa manera pueden medir

la eficacia en común.

¿Cuáles son las funciones de

esta División?

“Esta oficina, como su nombre lo

dice, se enfoca mucho en lo que son

los delitos financieros; que son aquellos

hechos punibles capaces de afectar

gravemente el orden socioeconómico

produciendo una evidente ruptura

en el equilibrio del hecho económico,

atentando así contra la integridad de

las relaciones económicas públicas,

privadas y mixtas”.

“Entonces, partiendo desde ese punto

de vista atendemos lo que afecte al

orden económico. El sistema financiero

abarca nuestra investigación y en base

a ello orientamos nuestra investigación

al sistema bancario nacional, sociedad

de seguros, reaseguros, sociedades

de corretaje y nosotros somos los llamados

a realizar esas investigaciones”.

¿Cuáles de tus funciones son

las más importantes?

“Lo más importante es recibir, atender

107

REVISTA CICPC


y asesorar a la víctima para iniciar o recibirle

la denuncia, esas personas que

vienen en busca de una respuesta por

parte de nosotros. Esas personas han

visto afectado su patrimonio y ejecutamos

las políticas, las estrategias, los

lineamientos en materia de investigación

de delito financiero que afectan el

sistema bancario nacional o el sistema

financiero de un ente público y privado”

Resalta que también coordinan y solicitan

la información necesaria a órganos

y entes, empresas públicas o privadas

con el propósito de compilar los

elementos necesarios para el esclarecimiento

del delito. La oficina se apoya

firmemente con los órganos públicos y

privados para obtener las respuestas

necesarias que forman el expediente.

LA RELACIÓN CON LAS

COMUNIDADES ES ESENCIAL

De igual manera, el comisario general

Howard José Timaure enfatiza que

proponen ante las unidades competentes

el acercamiento con la comunidad

e instituciones educativas que conlleven

a la prevención del delito.

“Hoy en día, no solamente, nos debemos

a la investigación del delito como

tal; debemos ser funcionarios integrales

y relacionarnos con las sociedades,

consejos comunales, con liceos, con

las escuelas de manera de prevenir

este tipo de delitos”.

Señala que otra de las tareas es establecer

mecanismos de compilación de

información a través del poder popular

sobre los delitos financieros y sus conexos

con el fin de utilizarla en un proceso

de investigación penal.

“Es como decimos la inteligencia que

va a utilizar ese tipo de información

con los concejos comunales; ellos son

la fuente de información directa para

nosotros. Manejan informaciones que

nos las hacen llegar y damos respuestas

bien sea realizando un dispositivo

de seguridad para ellos que son fuente

viva y manejan de cerca lo que ocurre

allí en su despacho”.

RELACIÓN CON LA INTERPOL

Un aspecto importante del trabajo

está centrado en establecer enlaces

con la Dirección de Policía Internacional

(Interpol), lo cual considera es muy

necesario para la inclusión, verificación

y búsqueda de personas participes, armas

objetos, vehículos automotores,

naves y aeronaves con la finalidad de

lograr su ubicación, captura y repatriación

en la Interpol.

Considera que la Interpol es una institución

encargada, a través de su sistema

I 24/7, en la inclusión de personajes

y objetos para que de esa manera una

persona requerida o un objeto requerido

a través de ellos se puede lograr

la repatriación o la extradición activa y

pasiva de los ciudadanos que se encuentran

relacionados con un delito.

Coordinan con la unidad competente

la formación continua de reentrenamiento

de funcionarias y funcionarios

en materia de investigación de delitos

financieros, lo cual es otra de las misiones

que tienen encomendada.

UNA DIVISIÓN ÉLITE

“La División de Delitos Financieros es

una División élite de alto perfil en la que

los funcionarios tienen una característica

particular y es que son profesionales

en materia de banca y finanzas”.

Es por esta razón que asegura que

los funcionarios de la oficina tienen

conocimientos de lo que es la contabilidad;

son expertos en materia de

telefonía y deben ser especialistas en

conocer cómo funciona un banco desde

afuera hacia adentro.

Implementan mecanismos de control

que permitan cumplir con los diferentes

protocolos, manuales, metodología y lineamientos

de actuación relacionados

en materia de delito financiero.

Hoy en día, cada oficina tiene su manual

o su protocolo sobre cómo llevar

una investigación más que todo en estos

delitos específicos.

Por ello señala que los funcionarios

se especializan y se desarrollan protocolos

son distintos a los que atienden

en otras oficinas.

¿Cuál es el delito que más se

comete?

“En los últimos dos años el delito más

cometido es la estafa, el fraude de ofer-

108

REVISTA CICPC


tas de divisas en el que cualquiera de

las dos partes no cumple, bien sea el

ofertante o el que oferta; las ofertas de

divisas ese es el que está últimamente

elevando las estadísticas”.

¿Qué otros delitos se trabajan

en la División?

“Los delitos bancarios, en los que

aquellos empleados bancarios que

tienen bajo su responsabilidad a las

cuentas de los clientes, caen en el delito.

Entonces, es un abuso de confianza

el acceso indebido a las cuentas. Con

ello las vulneran y afectan el patrimonio

de las personas que van y depositan

su dinero en las agencias bancarias”.

¿Ha quienes captan las organizaciones

criminales?

“Las organizaciones captan a los

empleados bancarios le hacen ofrecimientos

para que de una manera u otra

entreguen claves, el usuario y, de esa

forma, sustraen el dinero para enviarlo

a distintas cuentas”.

¿Algún plan a mediano plazo?

“Tenemos pensado que esta oficina

cuente con una brigada de expertos

contables financieros que dependan directamente

de esta División y no como

la que existe hoy en día que trabaja

con la División de Expertos Contables

y Financieros y depende de Criminalística.

Esa unidad de expertos contables

debe hacer vida en esta oficina, un espacio

exclusivo para ello y puedan realizar

esa experticia en tiempo récord”.

¿Qué otro plan?

“Tenemos que expandir esta división

al interior del país, aunque ya tenemos

en planes un par de bases”.

¿Dónde estarían esas bases?

“Una en el estado Carabobo y la otra

estaría en el oriente del país”.

¿Cómo seria la relación de

esas bases con la División acá

en Caracas?

“Estarían bajo el mando del jefe de

la delegación en el sitio que estén ubicados,

es decir, si van a estar en Carabobo

estarán bajo el mando del jefe

de la delegación, pero se encargarían

de todo este tipo de delitos financieros

y bancarios. Funciona como una oficina

más, pero específicamente en esta

materia”.

¿Luego lo remiten a la ciudad

de Caracas?

“No, por la jurisdicción, por el territorio

solamente en el estado Carabobo. Acá

se lleva un control sobre la cantidad de

casos iniciados y remitidos”.

¿Cuáles son los logros que han

alcanzado desde que asumió la

gerencia de esta División?

“Cuando llegamos a esta oficina, en

febrero del 2019, estuve con la comisaria

Yoraima Arismendi, el jefe de investigaciones

para ese entonces era

el comisario Aldo Aguilera, hoy en día

fallecido, excelente colega y gran profesional”.

Se muestra muy orgulloso de haber

realizado un trabajo para darle a los

funcionarios una comida al día. Para

ello recuperaron un comedor que que

ahora es exclusivo para los funcionarios

de la División y en el cual el equipo

reporteril de Revista Cicpc hizo acto de

presencia en el momento de su reinauguración.

Señala que se encuentra funcionando

en excelentes condiciones y por

medio de ese comedor tienen garantizado

como mínimo el almuerzo sin

costo alguno.

¿Qué otro logro ha alcanzado?

“Toda la infraestructura en las instalaciones

fue remodelada.

Se puso en marcha el segundo ascensor

que es un logro conjuntamente

con el comisario Pavel Uzcátegui, de

la división de Delitos Informáticos; pusimos

en marcha un segundo ascensor

para que los funcionarios trabajen

con más eficacia y también para que

se sientan a gusto las personas que

nos visitan a diario a solicitar nuestros

servicios”.

Inspector jefe Yorvis Bastidas, C/G Howard Timaure y la C/J Flor Cordero

109

REVISTA CICPC


¿La División ha trabajado algún

caso con otro organismo policial?

“Solo con nuestros funcionarios. En

muy pocas ocasiones hemos realizado

trabajos combinados, solo lo hacemos

cuando ellos así lo solicitan”.

¿Cómo premia usted la excelencia

de sus funcionarios?

“Bueno nuestros funcionarios son

nuestro activo más valioso. Nuestros

funcionarios tienen un gran profesionalismo

y una entrega, que en medio

de las circunstancias que estamos viviendo,

no se detienen en el día a día;

continúan laborando 24/7”.

Resalta que destacan el buen trabajo

de los funcionarios con estimulo, con

felicitaciones internas a través de la

Orden del Día que se hacen a través

de la Dirección General y así se les

estimula a cada momento. Agrega que

se les hace saber lo valioso que son

para la institución y que son el futuro

del Cicpc.

NUNCA PRESTEN LA CUENTA

BANCARIA

Últimamente se ha visto que las personas

naturales o jurídicas reciben

dinero en su cuenta producto de algún

fraude y al entrevistarlas señalan

“presté la cuenta” ya sea por necesidad,

o porque fueron incautos.

“Realmente las cuentas no se pueden

prestar. El slogan de esta oficina, es

decir: “Presta tu cuenta bancaria y la

sentencia saldrá a tú nombre”. Nosotros

llamamos a las personas a que no

presten sus instrumentos financieros”.

¿Por qué?

“Porque siempre es usado para recibir

dinero producto de algún fraude, de

alguna estafa. El llamado que le hacemos

a estas personas es que no presten

sus instrumentos financieros”.

LA VENTA DE DIVISAS DELITO

DE MODA

Considera que hoy en día está muy

de moda el boom es la venta de divisas.

Por ello dice que las personas que

vayan a realizar negociaciones deben

hacerlo cara a cara, y recomienda que

no lo realicen a través de las redes sociales,

porque hay mucho fraude electrónico,

lo que se conoce como hackeo

y las personas que conocen este tipo

de divisas no saben con quién están

negociando y resulta que lo hacen con

un tercero y al final no les cumplen con

la entrega de los bolívares o con la entrega

de las divisas.

Sostiene que lo más recomendable

es hacer la negociación cara a cara,

pedir referencias de las personas, establecer

si viven en el país, porque muchas

veces hacen negociaciones con

personas que están fuera del país.

No se debe proporcionar datos personales,

instrumentos mercantiles a

terceros porque como lo dijo antes

no se puede prestar las cuentas, por

considerar que es algo personal y así

evitarán tener consecuencias jurídicas.

¿Qué pasa con el ciudadano

que presta la cuenta bancaria?

“El ciudadano que presta la cuenta

bancaria y recibe dinero ilícito le sale

una consecuencia jurídica, le tocara

al MP con los tribunales competentes

decidir alguna medida en contra de él”.

Pero recalca que no es un delito vender

o comprar divisas, ya que fue despenalizado

por el Gobierno nacional.

La ley contra los Ilícitos Cambiarios

también fue derogada.

El Gobierno es el encargado de decidir

quién tiene la responsabilidad de

la compra y venta de las divisas. Lo

que dice la Ley del Sistema Bancario,

es que lo pueden realizar algunas las

casas de cambio. Así, esas personas

que actúan en este medio por obtener

un lucro tendrán una consecuencia al

momento que se cometa un delito.

110

REVISTA CICPC


¿Cuáles son las funciones del

jefe de investigaciones y del

supervisor?

“El jefe de investigaciones de esta oficina

es el inspector jefe, Yorvis Bastidas.

Él está a cargo de dirigir a las seis

brigadas de investigación que conforman

esta oficina”.

Además, está encargado de supervisar

el plan de trabajo de cada uno de

estos casos iniciados y atenderlos. El

jefe de investigaciones es el encargado

supervisar directamente a las seis

brigadas de investigación. Es quien

realiza los planes de investigaciones

conjuntamente con el supervisor para

llevar a feliz término un procedimiento.

Para darle mayor jerarquización afirma

que el supervisor es de quien depende

todos en la oficina; está encargado

de supervisar todas las áreas.

Hoy en día con la nueva estructura

tiene el nombre de coordinador, todas

las áreas dependen del supervisor, es

decir las áreas de investigaciones, de

análisis y seguimiento, de sustanciación,

todas dependen de él.

Entonces, tiene una gran responsabilidad

y las veces que el jefe no esté es

el que se encarga de asumir las riendas

de la oficina, realmente es como

un adjunto.

Sostiene que la comisario Flor Cordero,

es una gran persona, es abogada

de profesión, también está terminando

un par de doctorados y es una persona

comprometida.

¿Comisario usted puede mencionar

algunos casos resueltos?

“Hace poco desarticulamos una banda

denominada “Crackers Gubernamentales”.

Estas personas a través de

accesos indebidos sustraían el dinero

de entes públicos, en este caso de las

alcaldías de Anaco, así como la del

municipio Sucre y del municipio Libertador”.

“Aproximadamente, se logró la detención

de 16 personas. Fue afectado un

monto, para ese entonces convertido

en divisas de $ 650.000, afectando el

patrimonio de estos entes. Logramos

la captura y la desarticulación de esta

banda y se logró el recuperar el 65%

del dinero sustraído, el otro 35% fue

bloqueado por las instituciones financieras”.

¿Cómo se llegó a resolver ese

caso comisario?

“Se tuvo conocimiento a través de

noticia crimen. Se solicitó una brigada

para apoyar el delito en el estado Anzoátegui,

en la población de Anaco con

la finalidad de apoyar en la investigación

a la alcaldía de esa región que había

sido objeto de un fraude. Se habían

apoderado de todo el dinero de nómina

y vacaciones de los empleados de la

alcaldía”.

Es allí donde los comisionan desde

la directiva para que se envíen los expertos

de esta oficina y se logró desarticular

a esta organización que tenía

ramificaciones en los estados Bolívar,

Anzoátegui, Yaracuy y Carabobo.

¿Cuál es el mensaje que usted

le ofrece a la ciudadanía?

“La pido a la ciudadanía que confié en

las instituciones de seguridad ciudadana,

que cuando sean víctimas de un

hecho delictivo por más pequeño que

sea el monto vayan y denuncien”.

Resalta que el Cicpc está desplegado

en todo el territorio nacional y los

funcionarios trabajan las 24 horas del

día, los siete días de la semana y están

prestos a servirles y orientarles, para

darles respuestas.

“Nosotros buscamos el bien del ciudadano.

Nacimos para servir y no ser

servidos. Nos debemos al pueblo,

entonces que las personas acudan a

nuestras instituciones donde le garantizamos

que, por más pequeño que sea

su caso, se trabaja igual a los grandes

y se lograrán los resultados adecuados.

¡Somos eficaces!”.

111

REVISTA CICPC


112

REVISTA CICPC


El comisario general Jesús Andrade Núñez dirige las acciones

Colocar datos personales en las redes sociales

puede servirle a las bandas de extorsión

Por. Nelson Contreras

Felix Avendaño

En la División Nacional de

Investigaciones de Delitos

Contra Extorsión del Cicpc

se trabaja a diario para

atacar este tipo de delito.

Prevenir a la comunidad,

sobre todo, suprimiendo

la información personal

en las redes sociales, es

fundamental para evitar ser

víctima de este delito.

La batalla de la División Nacional

de Investigaciones

de Delitos Contra Extorsión

del Cuerpo de Investigaciones

Científicas, Penales y

Criminalísticas (Cicpc) ya está dando

resultados altamente favorables, por

cuanto los funcionarios que la integran

a nivel nacional tienen plenos conocimientos

del trabajo que deben adelantar

para solucionar los casos.

De igual forma, la comunidad en todo

el país poco a poco comprende que no

deben dar los datos a través de las redes

sociales, especialmente, para que

los delincuentes puedan realizar los

delitos en forma libre, porque ese es

su principal caldo de cultivo.

El comisario general, Jesús Alejandro

Andrade Núñez, está al frente de la División

Nacional de Investigaciones de

Delitos Contra Extorsión y tiene plena

confianza en que pronto aumentarán la

efectividad, porque cuenta con un equipo

de primera línea, altamente calificado

para cumplir tales funciones.

Cuenta con 26 años de antigüedad,

con tres de ellos tres en la jerarquia.

Actualmente como jefe de la División

Nacional de Investigaciones de Delitos

Contra Extorsión

¿Cuál fue el motivo de crear

esta División?

Porque anteriormente se encontraba

113

REVISTA CICPC


fusionada la División Contra Secuestro

y Extorsión, pero el delito de secuestro

es un delito plural que causa mucho

daño, porque ataca lo que es el patrimonio,

la familia y todos los intereses

que conlleva.

Cuando se presenta un caso la comunidad

denuncia la extorsión y en

algunas ocasiones no se les presta la

debida atención, porque siempre prevalece

el secuestro en virtud a que se

encuentra una persona en cautiverio.

Existió o existe una mutación del delito

de extorsión y la banda delictiva que

se dedica más al secuestro con diferentes

modalidades, en atención a esto

se separaron esas dos divisiones para

que hubiera una unidad especializada

en la investigación del delito de extorsión.

¿Dónde está ubicada la

oficina de División Nacional

de Investigaciones de Delitos

Contra Extorsión?

Actualmente en la Av. Loyola, en San

Ignacio de Chacao, adyacente o dentro

de la subdelegación Chacao.

¿Cuáles fueron los inicios de

esta division?

Primero realizar la misión encomendada

por nuestro director nacional comisario

general Douglas Rico.

¿Cuál es la misión de esta

division?

Crear la División Nacional de Investigaciones

de Delitos Contra Extorsión y

sus diferentes bases a nivel nacional,

es decir en cada estado y contar con

un equipo especializado para trabajar

este delito.

Ello le concedió la potestad por cuanto

fui jefe por tres años de la División

Nacional Contra el Secuestro.

Como conozco la materia me dio la

potestad de escoger el equipo que se

necesitaba, es decir un grupo especializado.

Se seleccionaron 30 hombres

y mujeres en Caracas y se crearon 10

bases a nivel nacional, cada base con

un aproximado de 10 funcionarios por

base lo que quiere decir que tenemos

más o menos 130 funcionarios a nivel

nacional especializado dedicados al

delito de extorsión.

Inicialmente el reto fue ayudar a crear

la División Contra Extorsión, No teníamos

sede, ni la ayuda de la alcaldía

de Chacao ni la comunidad, pero se

logró construir porque arrancamos de

cero en unos espacios dignos para los

funcionarios y para atender al público

víctima de este delito.

¿Cuáles son las funciones

de la División Nacional de

Investigaciones de Delitos

Contra Extorsión?

La función netamente es la investigación

del delito dentro de las mismas

funciones de la División está la encaminada

al buen funcionamiento de las

bases a nivel nacional.

Eso viene con supervisión a las bases

para que se rijan por los jefes estadales,

pero su funcionamiento viene

emanado de las directrices que se le

dan desde Caracas.

¿Cuál es la idea?

Mantener la misma línea con un mismo

patrón de investigación y con la

aplicación de lo que es el manual de

investigaciones contra el delito de extorsión

que también se encuentra en la

creación junto a la División.

¿Podemos adelantar algo del

manual de creación?

Todavía no está culminado, está por

ser aprobado por el ministerio, pero en

el texto se establece todo lo que son

los parámetros de cómo se debe investigar

el delito de extorsión.

Viene en lo más importante, en su origen

y eso es la atención a la víctima,

la investigación de la cual proviene la

información con la cual están haciendo

uso de la misma para ser extorsionados.

En ese sentido también está incorporado

el manual de control y seguimiento

en cuanto a los casos de investigación

de campo. A veces tienen que ir a

la calle a realizar un pago controlado

que se práctica en este tipo de delito.

¿La extorsión ha cambiado?

Si ha cambiado, han mutado, así

como muta el delito, muta el proceso

de investigación. Si ha cambiado solo

114

REVISTA CICPC


que la extorsión era que llamaban y te

decían que tienen información tuya y

de tus familiares para que efectuase

un pago.

Ahorita se ha tornado un poco más

violenta, se han presentado casos donde

si eres comerciante te lanzan una

granada o un artefacto explosivo en

tu local comercial, y si es una persona

natural le han efectuado disparos en la

puerta de la residencia, todo esto como

amedrentamiento porque te tienen ubicado

y saben dónde atacarte.

Asimismo, también hay otro tipo otro

tipo modalidad. Envían a las personas

un video de un sujeto con armas

largas, artefactos explosivos. En ese

video van narrando sobre la persona

que atacarán y todo esto es porque las

bandas tienen sus tentáculos.

EN LAS CÁRCELES DIRIGEN

LOS GOLPES

El origen son sujetos que se encuentran

privados de libertad en las distintas

cárceles, pero estos a su vez tienen

tentáculos afuera o parte de la banda

que son lo que se dedican a tomar fotografías

o vídeos o hacer estas acciones

violentas que ya hicimos mención.

¿Ha disminuido o aumentó el

delito de extorsión?

Primeramente, uno de los objetivos

fue y estábamos claros que la cifra iba

a subir porque había una cifra negativa

por cuanto la persona no denunciaba

la mayoría de los casos.

Se está buscando todo lo contrario

que las personas denuncien, que haya

la confianza de que se le está dando

atención a su caso, en segundo lugar,

que se le está ofreciendo una respuesta

y tercero crear una base de datos de

estas organizaciones criminales.

Tenemos un programa para establecer

quiénes son, dónde cometen sus

acciones para levantar una data. Los

números telefónicos, los sitios geográficos

son necesarios.

Podemos hablar del aumento de la

estadística por la recepción de denuncias,

pero hemos tenido un numero

positivo en torno a que hemos aprehendido

a numerosas personas que

cometen este tipo de hechos.

¿Cuál es el estado en el que

más se comete extorsión en el

país?

Los estados más críticos por ser los

más violentos en cuanto a este tema

de la extorsión son los estados Zulia y

Aragua, porque están las bandas conocidas.

En Aragua está la “Banda del Flipper”

que son unos sujetos que están en el

penal de Tocorón y tienen aterrorizado

al estado Aragua.

¿Qué han hecho para

contrarrestar esas bandas?

Se les ha atacado duro; ha habido

detenciones, se han dado de baja a

sujetos altamente peligrosos que se

han enfrentado a comisiones nuestras

y podemos decir que tanto en el estado

Zulia y Aragua se les han dado duros

golpes a estas bandas criminales.

¿Qué mensaje le das a

nuestras víctimas de

extorsión?

Lo primero es que no se dejen amedrentar

por una llamada. Por ello deben

acudir de inmediato a las instalaciones

de esta División, tanto en Caracas

como a nivel nacional, para que sean

asesorados antes de realizar cualquier

tipo de pago.

¿Dónde están ubicadas las

bases de Contra Extorsión?

Las cabezas de todas estas bases

están en Zulia, Aragua y Carabobo; en

el oriente tenemos a Puerto La Cruz;

en Monagas, Ciudad Bolívar; en el occidente

tenemos Zulia, Lara, Falcón.

También tenemos base en el estado

La Guaira, en el estado Miranda y en

lo que es la principal, la División en Caracas

y todas dirigidas por comisarios

y otras por inspectores jefes con antigüedad

en la jerarquía.

UNA VIDA DEDICADA AL CICPC

Los últimos cargos que ha desempeñado

el comisario general, Andrade

Núñez, han sido los de Director de

Vehículos, Director de Delitos Contra

la Función Pública y Director de Inteligencia,

responsabilidades que ha realizado

con gran solvencia y alta mística.

En cuanto a los estudios que ha realizado

se cuentan la licenciatura en

ciencias policiales, abogado con los últimos

estudios culminados de maestría

en derecho penal.

¿Desde cuando asumió su

nuevo cargo?

Desde el 10 febrero del 2020 cuando

se fundó o se dio comienzo a la División

Nacional de Investigaciones de

Delitos Contra Extorsión. En respuesta

a solicitud del ciudadano director, el comisario

general nacional Douglas Rico

quien hizo el pedido al ministro sobre la

creación de esta división.

115

REVISTA CICPC


¿Planes a corto y mediano

plazo?

Planes a mediano plazo es buscar

una sede propia, pero con este tema

de la pandemia nos quedamos cortos,

aunque tenemos el apoyo para lograrla

del Ondocft y de la ONA.

Se tiene la colaboración de esas oficinas

y estamos, si Dios quiere, en la

adquisición de una sede para el área

Capital. Ya tenemos sede inaugurada

en el estado Bolívar, Aragua y Zulia y

podemos decir que casi el 80% de las

bases a nivel nacional ya tienen inauguradas

sus sedes contra la extorsión.

Otro 20% ya tiene la sede, pero se

encuentra para a la espera del acondicionamiento

para el buen funcionamiento

de la misma. El comisario general

Douglas Rico me dijo que podía

habilitar una sede en la Urdaneta y otra

en Parque Carabobo, tanto el delito de

extorsión como de secuestro.

Pienso que son delitos especializados

en los que debe haber una sede

fuera de la principal del Cicpc para que

haya aún más confianza en lo que es

el anonimato del denunciante, que la

gente se sienta más segura al denunciar.

¿El funcionario que trabaja en

Contra Extorsión debe tener un

perfil especial?

Debe ser un funcionario cauteloso,

que tenga conocimiento de lo que es la

telefonía, un funcionario 100% operativo

y en lo que se hace mayor énfasis

es la atención a la victima de este tipo

de delito.

¿Cómo es la relación con la

comunidad y trabajan con

otros organismos de seguridad

del estado?

Hasta los momentos no hemos trabajado

casos con otros organismos policiales.

Estamos en contacto y compartimos

información, por ejemplo, con el

Conas que es el Comando Nacional de

Antisecuestro de la Guardia Nacional.

Se han realizado reuniones ministeriales

en las que se estableció una

línea de comunicación para que haya

una sola información en cuanto a las

bandas delictivas, en cuanto a la comunidad.

Por otra parte, estamos abiertamente

en contacto con las comunidades. Se

han hecho operativos de prevención,

se han enviado muchos mensajes por

las redes sociales con la finalidad de

presentar los casos de las víctimas de

una extorsión.

¿Quiénes lo acompañan en su

gerencia?

Acá, me encuentro acompañado del

tren gerencial de la División por el comisario

Leudis Lucena, que es el supervisor

de áreas y es un comisario que

trabajó muchos años en homicidios y

también en extorsión y secuestro.

Además, está el comisario Jean Vázquez

que es el jefe de investigaciones

y también trabajó en secuestro y es conocedor

de la materia y especializado

de la misma.

¿Cómo llega la información a

los extorcionadores?

Lamentablemente la información sale

de las redes sociales; los familiares

más que todo los niños y adolescentes

colocan, fotos, números telefónicos,

direcciones y eso lo captan los delincuentes

para cometer sus fechorías,

ya que ellos también ingresan a Instagram,

Facebook y ahora Tik Tok.

Los delincuentes estudian, que sitios

frecuentan, las tareas dirigidas, qué

tipo de vehículo manejan. Todo ello

porque las personas colocan fotos de

sus vehículos, bien sea ostentoso o

humilde. Esto es captado por el delincuente

y arma su base de datos con el

fin de extorsionar a la familia.

Se debe tener cuidado con el personal

de confianza que trabaja en las

casas, como albañiles, domésticas,

limpieza.

También se debe tener mucho cuidado

con la información que se publica

las personas en las redes.

Igualmente, lo pueden cometer el delito

de extorsión haciéndose pasar por

funcionarios de entes gubernamentales

como Misión Vivienda, Tú Casa

bien Equipada, Banco de Venezuela, o

algún tipo de banco.

Ellos realizan una llamada en la que

dicen que fuiste seleccionado para gozar

de un beneficio y que debes dar información

para ser contactado y la persona

la suministra al delincuente sobre

cuántas personas integran la familia,

edades, números de teléfonos, número


de cédula y de allí hacen una investigación

que será utilizada en contra para

llevar adelante la extorsión.

Entonces, ¿cuál es la

recomendación fundamental?

No dejar que esa llamada extorsiva te

amedrente y efectúes un pago. No podemos

hacer eso sin la debida orientación

y la respectiva denuncia por ante

el personal de esta División para que

se dé respuesta a cualquier caso de

extorsión.

Es muy importante que tanto en el delito

de secuestro como en el de extorsión

es necesario que personas tengan

la confianza de denunciar, porque esa

persona que te llama para extorsionar

te dice que tiene contacto en la policía,

o que tiene quién le informe.

DARLE EL APOYO A LA

POBLACIÓN

Entonces hay que darle confianza a

la ciudadanía de que serán atendidos

y van a tener una buena respuesta. En

cuanto al personal, debo decir que en

reuniones previas realizadas en el ministerio

se está coordinando un curso

a nivel nacional de preparación con

certificados referidos a lo que es el

protocolo de investigación del delito de

extorsión.

Eso está próximo y está dirigido a todos

los funcionarios que trabajan este

delito a nivel nacional. Igualmente, no

está de más que se tenga en cuenta

agradecer el apoyo de la División Nacional

de investigaciones de delitos

Contra Secuestro al mando del comisario

general, Darwin Echeverria y al

director del Delito Contra la Delincuencia

Organizada, el comisario general,

Alexis Herrera.

Esas Divisiones realizaron un aporte

importante de logística para esta División

ya que nos fue cedido por la División

Nacional de investigaciones de

delitos Contra Secuestro una buena

cantidad de patrullas para que fueran

utilizadas por nuestros funcionarios.

¿Cuáles son los pasos para

colocar una denuncia?

Tenemos el número telefónico que

coloca el comisario general Douglas

Rico en sus redes sociales, así como

el de atención y también contamos con

nuestra página en Instagram que es @

contraextorsioncicpc.

¿Qué bandas han neutralizado

y que eran un azote para la

comunidad?

No hemos neutralizado completamente

las bandas, porque los cabecillas

se encuentran dentro de los penales

pagando condenas. La banda

AK-47, la Banda del Flipper en Maracay,

la banda de los Meleán en Zulia,

donde se han dado de baja a varios

sujetos y se han logrado detener a los

delincuentes que están en la calle y

que cometen esas acciones violentas

contra las víctimas.

Asimismo, hay una banda del estado

Lara y su cabecilla es el Santanita.

Ellos fueron los que pusieron de moda

los artefactos explosivos a los comercios

en los cuales también hubo importantes

detenciones y de hecho no

tenemos conocimientos de nuevos casos

en esa zona.

117

REVISTA CICPC


El Comisario General Darwin Echeverría Marcial marca el rumbo

La División de Investigaciones de Delitos Contra

Secuestro del Cicpc

Por. Nelson Contreras

Felix Avendaño

El entrevistado considera que la prevención es la mejor

herramienta para combatir ese delito tan peligroso,

“a veces las personas cometen imprudencias que los

llevan al secuestro”. Realizó un llamado a las personas

que sean víctimas de un secuestro a ser asesoradas

por los expertos, tanto del Conac y como del Cicpc que

si saben cómo atacar ese tipo de transgresión

“El delito más delicado es el

secuestro. Tuve que llegar

aquí para entenderlo, porque

tenemos que realizar una

investigación cuando la persona

se encuentra en cautiverio que

está en máximo riesgo y es su vida”,

asegura el comisario general Darwin

Echeverría Marcial, jefe de la División

de Investigaciones de Delitos Contra

Secuestro del Cuerpo de Investigaciones

Científicas, Penales y Criminalísticas

(Cicpc).

Considera el entrevistado que en

comparación al homicidio donde ya la

víctima está fallecida y en el robo siempre

son bienes materiales, en el caso

del secuestro la víctima está en cautiverio

y exigen una cantidad de dinero

por ellos.

Por ello tienen realizar las investigaciones

siempre y cuando no se cometa

una imprudencia o una mala actuación

que los lleve a un desenlace fatal al

momento de buscar que esa persona

recupere su libertad.

En líneas generales estima que ese

es el centro de la División a su cargo

y además por muchas circunstancias

fue algo muy acertado la creación del

protocolo en materia de investigación

de extorsión y secuestro que en la actualidad

se modifica.

Así informa que habrá un protocolo

para extorsión y un protocolo para

secuestro, porque era más empírico

había más riesgo en situación a la víctima,

tomando en cuenta que los delincuentes

van evolucionando en su modus

operandi.

“Por eso debemos adaptarnos a las

estrategias de las nuevas bandas y de

118

REVISTA CICPC


allí nace ese protocolo de extorsión y

secuestro”.

¿Cuál es la importancia

de esta división para la

comunidad?

“Sigo pensando en la prevención,

porque a veces las personas cometen

imprudencias que los llevan al secuestro

que es un delito muy peligroso para

la víctima, esa persona como sus familiares

están afectados psicológicamente,

y si no tiene o tiene una mala

asesoría van a prolongar el secuestro

o llevarlo a un final fatal”.

Por esa razón realizó un llamado diario

a las personas que sean víctimas

de un secuestro a ser asesoradas por

los expertos, tanto del Conac y como

del Cicpc que tienen competencia en

ese delito y es donde están los expertos

en negociación e investigación.

Subraya que si las personas buscan

ayuda con esos expertos tendrán un

desenlace feliz y van a llegarle a esas

bandas.

¿Quiénes te acompaña en la

gerencia?

“Como supervisor comisario jefe,

William Villamizar y el comisario Eric

Rodríguez quien es el jefe de investigaciones.

¿Cuántos funcionarios te

acompañan?

“Aquí en la División Nacional tenemos

72 funcionarios, contamos con

seis brigadas de investigaciones y una

brigada de telemática a cargo del inspector

jefe, Héctor Ramírez, ingeniero

en telecomunicaciones. Tenemos la

sala de operaciones donde se centraliza

toda la información a nivel nacional

y se lleva la estadística, casuística, las

bandas, vale decir, se lleva toda la información

que se pasa a la dirección

del Cicpc y luego al ministerio”, recalca

el comisario general Darwin Echeverria.

“Y a nivel nacional somos 165. Tenemos

bases en el Táchira, Lara, Carabobo,

Aragua, Miranda donde hay tres

sedes: Miranda 1 en los Teques; Miranda

2 en Guarenas y Miranda 3 en los

Valles de Tuy”.

Además, cuentan con una base centralizada

en el oriente con sede en

Puerto la Cruz que cubre todo el oriente

del país.

¿Cómo llega a la División que

diriges la información de las

bases?

“Todos los funcionarios que han trabajado

en secuestro tienen conocimiento

de algún caso, por ejemplo, si

ocurrió en Barquisimeto, ellos piden el

número de averiguación acá y trabajan

su caso por allá, siempre se aplica todo

lo que es la telemática, la telefonía, en

fin todo pasa por la sala de telemática

donde hay una base de datos”.

Señala, como ejemplo, que si sale

un caso en el Zulia y solicitaron unos

números y cae un nuevo caso en Barquisimeto

cuando llega la información

a la Central la verifican y se investiga

si pertenecen a la misma banda, si los

números de las llamadas guardan relación

con otros casos a nivel nacional o

si tienen contacto con un número que

han investigado. Allí toda la telefonía

está centralizada.

“Tenemos esa capacidad, tanto con

los números de teléfonos, seriales,

emails de los equipos. Una vez que tenemos

la información como dependemos

de la Dirección Contra Delincuencia

Organizada, a cargo del comisario

general Alexis Herrera, él es quien se

encarga de elevar la información a las

direcciones y demás supervisores que

nosotros tengamos.

¿Desde que asumió esta

División que cambios has

realizado?

“Apartando un poco la humildad y reconociendo

lo que han hecho los que

me antecedieron, cada jefe ha aportado

su grano de arena. Los logros que

hemos alcanzado aquí en la División

es el mayor crédito de todos, desde el

supervisor de investigaciones hasta el

último obrero que tenemos”.

UN FUNCIONARIO CON

SENTIDO DE PERTENENCIA

“Soy una persona con sentido de pertenencia,

lo que logramos es lo que

realicen ellos. Aquí, nosotros recibimos

un excelente staff; hemos tratado

de mejorar lo que ya estaba bien, por

ejemplo, la iluminación con 32 cámaras

de vigilancia, un cercado eléctrico;

119

REVISTA CICPC


se reforzaron los calabozos; se reforzaron

las salas de espera para tener

un mayor control y evitar que los muchachos

sean sumergidos en actos de

corrupción.

Realizan el registro biométrico al

momento de ingresar el funcionario al

calabozo instancia que queda registrada,

al igual el saber quién abrió las

puertas. Han disminuido a casi nulo el

uso de teléfonos celulares en los calabozos.

“Buscamos que nuestros funcionarios

se sientan en un ambiente de trabajo

cómodo que, a pesar de la situación

del país, somos privilegiados en tener

una sede como la que tenemos y darles

a ellos ese sentido de pertenencia.

Yo creo que el objetivo principal es que

ellos se sientan bien porque nosotros,

los gerentes, tratamos de dar las herramientas

y que ellos tengan un ambiente

de trabajo acorde”.

Considera que el logro principal es

que tienen un buen comedor y se esta

mejorando el espacio de la cocina, repararon

algunos artefactos dañados y

pronto inaugurarán la cocina.

Arrancaron los proyectos con lo único

que tenían pues confiesa que “la intención

de hacer las cosas, porque no tenemos

más nada”.

El servicio de comedor les cubre a los

muchachos su desayuno almuerzo y la

cena. También afirma que han recuperado

algunas unidades.

VIGILANCIA EXTREMA CON

LOS DETENIDOS

Esos han sido los mayores logros

y en el caso de los calabozos tienen

cámaras y audios, que muchos no lo

saben, pero “los vamos chequeando,

los vamos vigilando. Antes para sacar

a un preso había que llamar al BAE.

Ahora los tenemos con la cabeza rapada

y con su disciplina hemos logrado el

traslado para los penales.

Señala que nunca paran a pesar de

la pandemia y de la escasez de gasolina,

tienen un compromiso y disponen

de mucha gente que está comprometida,

que viven la policía como la vivo él:

con pasión.

“Qué me preocupa ahora, solo que

estoy tratando de prepararme para

cuando ya no esté, para cuando me toque

irme; el día que me toque irme no

voy hablar mal de la institución, porque

todo lo que sentí lo dije estando activo

y cuando ya no esté activo no tengo

nada que hablar. Muchos comisarios

se fueron y ahora nos critican, nos desacreditan,

pero cuando estuvieron aquí

no hicieron nada”

Afirma que lo bueno de esto es que en

la policía todos se conocen, todos saben

cómo fueron, cómo llegaron, cómo

se mantuvieron y en tal caso cómo se

fueron. “Eso para mí es importante;

como dije hay mucha gente comprometida

que le gusta el proyecto; puedo

agregar que mi gerencia es un extracto

de todos esos jefes que yo tuve. Es un

poquito de cada quien. Yo no trato de

imitar a ninguno, pero si tengo cuestiones

positivas de cada uno y la practico

y tengo mi propio perfil gerencial.

¿Cuál es la efectividad?

“La efectividad es alta. Tenemos buenas

estadísticas. El mes de enero de

este año tuvimos estadísticas igual al

año pasado con 13 casos. En la actualidad

hemos disminuido los secuestros

y la efectividad en comparación con el

año pasado tenemos más detenidos,

más casos resueltos, más órdenes de

aprehensión. tenemos que tener claro

que la pandemia ha ayudado un poco,

hay que ser claros en eso, pero en las

semanas que no son radicales vamos

muy bien”.

¿Quiere decir que en semanas

radicales esta gente baja la

guardia?

“No, en semanas radicales nos atacan

más; en los días de carnaval realizamos

un plan con patrullajes en una

zona bien determinada que lo sacó la

sala de operaciones, más la ruta, que

tiene la sala temática con la telefonía

y fue efectivo. Tuvimos cero secuestros

en carnaval, porque le agarramos

como el horario. Hicimos la presencia

policial tratamos de hablar con la gente”.

CUIDADO CON LOS

“MARKETPLACE”

Agrega que ahora les están atacando

mucho con los “Marketplace” que son

ofertas engañosas en las que se han

visto inmersos varios funcionarios.

La zona más crítica que tenían eran

los Valles del Tuy, Coche, el Hipódromo,

pero asegura que en esos sitios

prácticamente erradicaron ese modus

operandi.

120

REVISTA CICPC


Allí confiesa que tuvieron una alta

efectividad, Se presentaron enfrentamientos,

detenidos y prácticamente

acabaron con esas bandas, pero la

gente sigue cayendo en esas ofertas

engañosas.

“Sacamos una brigada de investigaciones

que solamente trabaja esos

delitos que ha dado buenos resultados.

Ya hemos pasado un informe al

ciudadano viceministro del sistema integrado

de investigación penal (Visiip),

comisario general Humberto Ramírez y

le manifestamos que es en los penales

donde están dirigiendo ese modus

operandi llamado “Marketplace”.

Lo difícil es que la llamada la realizan

desde un centro penitenciario más que

todo del estado Trujillo y es difícil porque

el que llama está en Trujillo, el que

logra tener a la persona en cautiverio

puede estar en cualquier área de Caracas

o de los Valles del Tuy, pero el que

negocia es otro, ósea que tienen tres

grupos y muchas veces pagan, pero no

liberan a la víctima porque es como un

triángulo.

¿Qué quiere decir que pagan y

no liberan a las victimas?

“Significa que una vez que tienen el

dinero, ya no tienen contacto con el penal

ni con el que tiene a la víctima en

cautiverio, sino que se agarran la plata

para ellos. Ellos prefieren liberar y es

peligroso porque no tienes dominio, no

depende de ti, de tu investigación, porque

tienes tres grupos distintos.

UNA LABOR ABNEGADA

de Uairén y desarrolló su primer cargo

gerencial como jefe de investigación

en la subdelegación de la Guaira siendo

inspector agregado.

Luego pasó a formar parte de la División

Legitimación de Capitales, posteriormente,

como comisario, fue supervisor

de investigación en esa misma

División.

Fue supervisor de investigaciones en

Interpol, luego paso a lo que asegura

fue su graduación como gerente y ello

fue haber llegado al eje de homicidio

en la sede de El Llanito.

“Allí fue donde me hice investigador

y al alcanzar el grado de gerente para

mí fue un logro importante. Creo que

fueron las escaleras que más lento

subí. Allí estuve tres años. Fui jefe de

la División Contra Robos durante año

y medio.

¿En División de Investigaciones

de Delitos Contra Secuestro

se siente complacido?

Manifiesta que por circunstancias

llegó a la División de Investigaciones

de Delitos Contra Secuestro donde se

siente muy a gusto porque trabajan sin

detenerse a pesar de la pandemia, allí

continua y piensa que los muchachos

que están en esa área lo hacen porque

les gusta.

“No hay una sensación tan grande

como es devolverle la libertad a una

persona que fue secuestrada. Yo no

he vivido esa experiencia de salir a

rescatar, pero ellos sí. Siempre he sido

un gerente humilde, siempre le digo a

los muchachos que tenemos que tener

esa humildad de conocimiento”, sostiene

con marcada vehemencia.

Y al respecto agrega que se puede

saber mucho, pero tiene que saber

manejarse, porque puedes caer mal y

en la profesión policial el tratar de demostrar

que sabes mucho puede pecar

de insubordinado, de ser una falta de

respeto.

“Aquí los muchachos han venido a

aprender, ya que solo por ser yo comisario

general no lo se todo. Los que

están ingresando nacieron en el mundo

de la internet, nosotros estamos un

poco más lentos y siempre escucho las

opiniones de ellos. No podemos desecharlos

porque tengan un mes en la

policía, ellos pueden aportar algo que

nos pueda llevar a resolver un caso”.

Sostiene que siempre serán más los

buenos que los malos, y por ello señala

que un gerente con más de 10, 20 y 25

años de experiencia tiene la capacidad

para detectar la deficiencia o lo negativo

que pueda tener un funcionario,

analizar si pueden corregirlo o sencillamente

se le debe desechar.

TRABAJAR PRONTO CON LOS

MUCHACHOS

No cree que deban esperar a que

ocurra una locura, un problema más

El comisario general Echeverría Marcial

da a conocer el valioso historial

que la logrado en el Cicpc. Comienza

por informar que es egresado de la

cuarta promoción de Mariche. Tiene 25

años de servicio, ya que ingresó, el 01-

01-1996.

Señala que cuando se inició en la División

Contra Robos, es donde empezó

su pasión por la institución.

Estuvo en la comisaria de Chacao,

en la del Oeste, de La Vega, la de El

Llanito, donde asegura haberse desarrollado

como investigador. Perteneció

a División Contra Robos, así como en

la División de Vehículos.

Trabajó en una brigada especial: el

G.T.A. Se desempeñó en Santa Elena

C/ J William Villamizar, C/G Darwin Echeverria y Com. Eric Rodriguez

121

REVISTA CICPC


grave que lamentablemente ese muchacho,

tal vez por inexperiencia o porque

no ha tenido buenos profesores o

porque no tomó atención en su debido

momento, así pueden desarrollar algo

negativo en contra de la institución y

termine perjudicando a sus compañeros

y a su jefe.

“Como gerentes debemos conversar

mucho con ellos como dice el director

general nacional Douglas Rico “hablar

con ellos hasta el cansancio”, también

ser rígidos al momento de sancionarlos,

tener una constante supervisión y

control sobre ellos. No podemos pasarnos

la papa caliente y echarle la culpa

a la institución ni a los profesores que

los están formando”.

Agrega que como gerentes deben

asumir todo lo que suceda bajo su gerencia,

por lo que deben realizar los correctivos.

Es por esa causa que habla

mucho con ellos señalándoles que deben

cumplir las órdenes que imparte,

no por temor a que los pueda arrestar,

cambiar, sino que cumplan las órdenes

por compromiso, que se enamoren de

la policía, que vean lo bueno y bonito

que es esto.

El comisario general Darwin Echeverría

agrega que en la institución se van

adquiriendo conocimientos en el día a

día. Por ello en 63 años se han impulsado

y han corregido los errores. En

63 años han pasado por varias situaciones

del país, de tipo político, económicos

y permanecen en el tiempo.

¿Cuáles estudios has

realizado?

Soy licenciado, especialista en ciencias

policiales y tecnológicas en la Universidad

Católica Santa Rosa. Estudié

derecho y empezare una maestría.

¿Qué planes tiene a corto y

mediano plazo?

“A corto plazo prevención, por ejemplo,

para la embajada china a petición

de ellos, estamos grabando unas recomendaciones

para su personal diplomático.

Siempre hemos estado atentos

a las invitaciones, por ejemplo, hemos

conversado con la gente del BOD. En

ocasiones son pequeños detalles que

se incumplen te ves inmerso en esa

situación”

Agrega que llevan la charla sobre

cómo prevenir, luego cómo actuar

como familiar en el momento que ya se

es víctima del secuestro.

Lo importante es el tema de la prevención,

prevención y más prevención.

Enfatiza que a mediano plazo aspiran

tener de parte del ministerio algunas

solicitudes que les han presentado en

lo que se refiere a tecnología porque

considera que ahorita, por la situación

económica y política del país y por los

venezolanos que están fueran del país,

las comunicaciones se están realizando

vía WhatsApp y no tienen línea,

sino que se pegan a un servidor.

122

REVISTA CICPC


“Hay una tecnología que se está solicitando

y ya el comisario general Humberto

Ramírez se ha visto preocupado

por esta situación. Los últimos casos

de secuestros fueron en la Cota; el

delito de secuestro no puede ser trabajado

por ninguna institución que no

tenga la preparación. Hemos notado

últimamente como en el caso del secuestro

de la niña en Táchira que todos

querían trabajar ese secuestro.

“Gracias a Dios eran los familiares

directos de la niña los que estaban implicados,

porque si no tal vez el desenlace

hubiese sido fatal porque se

cometieron muchos errores. De igual

manera, a mediano plazo, aspiramos

sentarnos con el Conac y convencerlos

que vamos remando hacia el mismo

objetivo”

¿Cómo están las relaciones

con otros cuerpos policiales?

“Excelentes. Con el Conas, que pertenece

a la Guardia Nacional. Ellos

tienen competencia en secuestro y extorsión,

pero no tenemos ningún tipo

de inconvenientes con ellos, pues en

algunas ocasiones trabajamos combinados

algunos casos”.

Señala que el pasado mes de diciembre

y los primeros días de enero se

presentaron varios casos de secuestro

en un día. Ellos tenían un caso y su División

tenía dos.

“Nos sentamos conversamos y determinamos

que eran los mismos autores

y se logró realizar un pago controlado

y liberar a la víctima.

En la actualidad solicitamos las órdenes

de aprehensión tanto ellos como

nosotros. La gente que está secuestrando

en Caracas está identificada

plenamente, lo único es que están metidos

allá en la Cota, pero hemos detenido

a personas que han suministrado

la información.

Hemos detenido a las personas que

de una u otra manera se benefician de

ese dinero que ellos adquieren, ósea

están plenamente identificados”.

¿Qué reconocimientos ha

obtenido usted durante su

carrera policial?

“Participé en los cangrejos, pero no

gané, he estado en buenos equipos.

Creo que el reconocimiento principal

es el que yo me puedo dar día a día al

verme en el espejo por haber cumplido

con mi trabajo, luego vino las distinciones

Honor al Mérito en primera y en

segunda clase.

“Me enviaron a China y el reconocimiento

principal es el seguimiento que

tengo con mis funcionarios que me ven

como ejemplo, jefe, amigo. Tal vez eso

no se pueda guindar en la pared, pero

obtienes el reconocimiento del jefe que

cree en mí”

“Si no llego es porque me hacen

trampa y a la trampa a que me refiero

es a que me enferme, a que me pase

algo en la calle, a que un muchacho se

meta en un problema y termine jubilado

porque el crédito y los estudios los

estoy haciendo yo y ahí vamos”.

Reafirma que siempre va poco a poco

y ha llegado a donde ha querido. Llegó

a comisario general que considera es

la máxima jerarquía de la institución si

es que no crean otra. Cree que ya no

tiene nada que perder, tal vez hasta

gane.

¿Qué mensaje le das a los

funcionarios que te acompañan

en esta División?

“Dedicación, constancia y disciplina si

tenemos esos tres nos llevará a la carrera

del éxito; pensar siempre en sacar

un caso, en realizar un buen trabajo,

en servir a la colectividad que todo

lo demás llega sólo, que no vendamos

nuestros principios por cualquier tontería”.

Considera además que, por esa dedicación,

constancia, disciplina, perseverancia

y sobre todo la pasión es lo que

los mueve en la institución policial.

“Los funcionarios de esta división tienen

la pasión y la mística. Llegan aquí

con todos los problemas, trabajar aquí

y hacer las cosas bien, eso tiene un

crédito, así que les hago un llamado a

tener pasión y disciplina”, sostuvo para

culminar.

123

REVISTA CICPC


124

REVISTA CICPC


El Comisario General, Gerardo Contreras, dirige las operaciones

La División Contra Bandas trabaja

en firme para tener a raya el delito

Por. Nelson Contreras

Josmeliyh Martínez

Para el jefe de esta Unidad

de investigación del

Cicpc el trabajo de sus

integrantes no ha frenado

a pesar de la pandemia del

Covid 19, porque entiende

que la ciudadanía necesita

a diario las labores de la

policía científica

El comisario general, Gerardo

Contreras, jefe de la

División de Contra Organizaciones

Criminales antes

llamado (Contra Bandas),

afirmó durante la celebración del Día

del Investigador del Crimen que esa

es una fecha muy importante “porque

es el día en el que celebramos un año

más dedicado en la lucha contra el crimen,

un año más de nuestras vidas dedicado

a la institución, y a todo aquel

venezolano que necesita se le dé respuesta

en materia de la investigación

de un delito”.

Para el investigador del Cuerpo de

Investigaciones Científicas Penales y

Criminalísticas (Cicpc) como institución

a través de los hombres y mujeres que

la forman no pueden dejar pasar por

alto esta fecha y hay sostiene que hay

que celebrarlo todos los años mientras

exista la institución por cuanto sostiene

que son miembros e integrantes de la

institución.

¿Cómo observa el desempeño

de los funcionarios hoy en día

con el tema de la pandemia?

“Aparte de la investigación del delito,

que no se ha paralizado, nosotros sabemos

la situación que está pasando

el mundo en general con el tema de

la pandemia y ante ello el Cicpc ofrece

respuestas al pueblo, a la gente, a

los ciudadanos que necesiten la institución

en cuanto a la investigación del

crimen”, asegura el comisario general

Gerardo Contreras quien cuenta con

26 años de servicio en la institución.

Destacó que lo hacen con todas las

medidas de prevención, necesarias

para evitar la propagación de este

maligno virus que ataca al mundo en

general. Ante ello aseguró que siguen

adelantando la investigación del delito.

Considera que están cumpliendo una

tarea muy importante en lo que se refiere

a la orientación, a la educación del

ciudadano en general en materia de la

prevención del Covid-19, así como en

materia de normas de bioseguridad, lo

cual lo realizan todos los días en las

125

REVISTA CICPC


diversas comunidades de la ciudad

capital, porque asegura que la División

de Contra Organizaciones Criminales

está en la ciudad capital, pero el Cicpc

lo hace a nivel nacional dando charlas,

orientando, patrullando, dotando a la

gente que no tiene tapabocas, que no

tienen guantes para la prevención para

así poder lograr que este virus se termine

de ir.

¿Cuáles son los delitos que

más ha trabajado contra

bandas desde que empezó esta

pandemia?

“Nos dedicamos a enfrentar a aquellas

organizaciones criminales que

se encuentran en determinados sectores.

Nosotros recibimos llamados

del pueblo indicándonos que en un

determinado sitio hay una banda criminal,

también cuando una oficina en

particular va a realizar un trabajo en

algún sector y necesita del apoyo de

la División, porque puede haber una situación

hostil, pues allí estará presente

Contra Bandas. En líneas generales,

lo que hacemos es tratar de identificar,

ubicar y desarticular todas a aquellas

organizaciones criminales presentes

en algún determinado lugar del territorio”,

sostiene con marcado orgullo el

entrevistado.

¿Cómo están las relaciones

con los otros organismos

policiales?

“Bien con los organismos policiales

en general ya que cuando se hace

necesaria la intervención nuestra o

cuando tenemos que actuar conjunta y

mancomunadamente en algún sector,

siempre se ha hecho de la mejor manera,

no hay ninguna diferencia entre

las instituciones, porque la esencia de

nosotros, tanto la nuestra como de las

otras instituciones, es darles seguridad

a los ciudadanos”.

¿Cómo ha sido la efectividad

de Contra Organizaciones

Criminales con la pandemia?

“El trabajo se viene realizando igualito.

Nosotros no hemos abandonado el

trabajo aun cuando hemos tenido funcionarios

que han resultado positivos

al Covid-19.

A pesar de ello, hemos tomado las

prevenciones dentro de la oficina, hemos

reducido los grupos de trabajo y

seguimos el trabajo que se ha venido

realizando; no hemos disminuido la

actividad ni la hemos incrementado, el

trabajo se ha venido realizando siempre

y cuando sea necesaria la intervención

de la oficina de Contra Organizaciones

Criminales o Contra Bandas”.

¿Cómo está la relación con la

comunidad y con los vecinos?

Bien, ojo ante la opinión pública, ante

las redes sociales la División Contra

Organizaciones Criminales es un despacho

que es bien visto por la gente,

que lo ve positivo; nos escriben mucho,

nos llaman a través de la línea 0-800,

a través del Instagram y del Facebook

o a través de los números de teléfono

de la oficina”.

Resalta que tienen siempre la participación

y apoyo del pueblo, de la ciudadanía

porque confían en la División,

porque buscan una respuesta positiva

de la institución, de una División que

forma parte del Cicpc que se dedica a

darle resultados a la ciudadanía.

¿La División de Contra

Organizaciones Criminales ha

hecho patrullajes preventivos

contra el Covid-19 en la ciudad

capital?

“Todos los días en la ciudad de Caracas

se realizan patrullajes preventivos;

se hace revisión en las pensiones con

la finalidad de buscar aquellos ciudadanos

que ingresan al país en forma

ilegal y que son llamados trocheros.

Entonces, nosotros nos dedicamos a

buscar ese tipo de personas en pro de

prevenir que se propague el virus del

Covid-19, porque provienen de otros

países”.

El comisario general Gerardo Contreras

sostiene que esas personas están

en la obligación de hacerse los exámenes

respectivos para determinar qué

están negativos y entonces como no

cumplen con ese protocolo, se dedican

a ubicarlos y de mandarle a practicar

la prueba para estar seguro de que no

126

REVISTA CICPC


van a contagiar a otras personas de la

comunidad en un futuro próximo.

¿Qué cambios ha realizado

comisario general Gerardo

Contreras desde su llegada

a la División Contra

Organizaciones Criminales?

“Desde mi llegada el nombre se ha

cambiado porque cuando yo llegué

aquí se llamaba División Contra el

Crimen Organizado, ahora se llama,

según la nueva estructura, Contra Organizaciones

Criminales, pero cambió,

en líneas generales, la esencia del trabajo”.

Destacó que este es el mismo cambio

que tiene como premisas fundamentales

la preparación y capacitación continua

del personal en materias como

entrenamiento con el Grupo BAE, entrenamiento

del grupo con los Bomberos,

entrenamiento con Defensa Civil,

entrenamiento con grupos paramédicos

para la asistencia en un sitio al funcionario

que sale lesionado.

“Nosotros, como institución, hacemos

el traslado inmediato del funcionario a

un hospital, ahorita tenemos un equipo

de cinco funcionarios capacitados

en primeros auxilios, de asistencia inmediata

y esos son cambios positivos

para la organización como tal y de allí

vienen los cambios en pro de crecer,

en pro de mejorar, de dar un mejor servicio

para que el funcionario se sienta

asistido, y entienda que forma parte de

una organización que vale, eso es muy

importante”.

¿La División de Contra

Organizaciones Criminales se

encuentra a nivel del territorio

nacional o solo en la ciudad de

Caracas?

“Nosotros estamos acá en Caracas,

pero asistimos a nivel nacional, porque

cuando nuestros superiores inmediatos,

en este caso la directiva lo requiere

por un caso de envergadura y nos

solicita el traslado de la División Contra

Organizaciones Criminales cualquier

parte del territorio nacional, allí vamos

a estar”.

¿Cuáles son los planes del

jefe de la División de Contra

Organizaciones Criminales a

mediano, corto y largo plazo

durante su gerencia?

“Bueno no solo aquí en Contra Organizaciones

Criminales, sino donde

vaya porque somos rotativos, nosotros

cumplimos un rol en el que vamos gerenciando

en diferentes partes del territorio

nacional. Al sitio que vayamos

creo que lo primero que tenemos que

inculcarles a los funcionarios es la integralidad

en la gerencia y tratar de

formar la gerencia media, que no se

dediquen nada más a lo que es trabajo

a la institución, sino que se aboquen a

mejorar lo que es la calidad del talento

humano, a mejorar lo que es la calidad

de las instalaciones físicas, a mejorar

la misión y la visión de la organización,

a mejorar la esencia de lo que es el

trabajo como investigadores del crimen

que somos. Somos unos gerentes

integrales y mejoraríamos siempre lo

que es la imagen de nuestra institución

como tal y los resultados”.

¿Por qué el nuevo nombre

denominado Contra

Organizaciones Criminales?

“Bandas es un término coloquial, pero

si buscas un término más profesional

en el castellano el más apropiado es

el de organización criminal porque los

integrantes de las bandas se organizan

para cometer crímenes y para hacer

una organización tiene que tener

estructura, poseen armamentos, planes

de ejecución, logística y por eso

bandas es Contra Organizaciones Criminales,

porque no es una banda de

rateros, son organizaciones criminales.

¿Comisario general Gerardo

Contreras desde su llegada

ha obtenido algún cangrejo en

respectiva distinción de oro,

plata y bronce?

“No, aquí en Contra Bandas no, es

decir que no hemos participado para la

obtención de ese preciado galardón”.

¿Podría mencionar algún

cangrejo que usted gano?

“Tengo uno de oro siendo integrante

127

REVISTA CICPC


de la Division Contra Homicidios con

un caso denominado Cementerios

Clandestinos. Fui uno de los partícipes

ahí.

¿Comisario general Gerardo

Contreras podría hablarnos

sobre las funciones del

supervisior de investigaciones

y el jefe de investigaciones

en Contra Organizaciones

Criminales?

“Las funciones del supervisor de investigaciones

están centradas en

coordinar y ejecutar todas las supervisiones

de todas las áreas en pro del

buen funcionamiento de todos esos

espacios”.

Hizo hincapié en que no puede haber

fallas en ninguna de las áreas. El

supervisor de investigaciones que revisa

cada grupo, cada brigada, canaliza

previamente, hace los estudios para

hacer cualquier incursión con la finalidad

de evitar que ocurran bajas o que

resulten funcionarios heridos.

Eso, según lo expresa, es buscar que

la Unidad realice una actuación limpia,

una labor lo más perfecta posible. Esa

es la función del jefe de investigaciones

a la alusion previa de una incursión.

¿En su gerencia ha recibido a

los estudiantes de la Unes?

“Si, siempre han tenido contacto con

nosotros los representantes de la Universidad

Experimental de la Seguridad

(Unes). Aquí Contra Organizaciones

Criminales ha participado en la evaluación

de los participantes. Se realizan

cursos y para el ingreso a la institución

siempre se han tomado en cuenta a los

que participan. Aquí también tomamos

en cuenta lo que es el acercamiento

que realiza Contra Organizaciones Criminales

como tal. Pero en sí no me han

mandado nuevos para acá, como es

una unidad de apoyo y de choque tiene

que tener funcionarios con mucha

experiencia para que pueda aguantar

una situación hostil”.

¿Con cuantas brigadas

cuenta Contra Organizaciones

Criminales?

“6 brigadas y 1 motorizada de apoyo.

Esta unidad de apoyo motorizada cumple

con la función de asistir y de apoyar

a todas aquellas unidades que se vean

involucradas en una situación irregular;

la división motorizada está obligada a

llegar de inmediato para prestar ayuda

a la unidad que lo requiera”.

¿Quiénes lideran las seis

brigadas y la brigada

motorizada?

Por lo general se encarga un inspector

jefe y un inspector agregado de estas

brigadas.

¿Cuál sería su mensaje a los

funcionarios del Cicpc y a la

colectividad en tiempos de

pandemia?

“Mi mensaje es que cambiarán las

generaciones, cambiarán de nombre

las instituciones lo que no cambiará

es la génesis, es la esencia del hombre

que forma parte de una institución

como es el Cicpc o como lo fue la PTJ

en la investigación del crimen, que en

sus respectivas épocas se han encargado

de darle una correcta respuesta a

la ciudadanía sin perder nunca el sentido

de pertenencia de la institución”,

recalcó el funcionario.

128

REVISTA CICPC


129

REVISTA CICPC


La Experta Profesional Especialista II, Paula Labrador,

tiene una función clave

Garantizar una adecuada defensa procesal

disciplinaria es otra tarea vital en el Cicpc

Por. Nelson Contreras

Josmelith Martínez

La jefa de la División

de Defensa Procesal

Disciplinaria brinda,

junto a su equipo, la

asistencia jurídica en

todo estado y grado del

proceso a los funcionarios

y funcionarias que se

encuentren investigados en

causas administrativas y

disciplinarias

En el Cuerpo de Investigaciones

Científicas, Penales

y Criminalísticas la

gran mayoría de sus funcionarios

se dedican a darlo

todo en la lucha contra el delito en

sus diferentes áreas, pero en el caso

de la Experta Profesional Especialista

II Paula Labrador su labor es mucho

más comprometida pues se encarga

de la defensa procesal disciplinaria,

una labor altamente importante para la

imagen de la institución policial.

Realizó estudios como especialista

en Derecho Procesal Penal, y Magister

en Criminalística, egresada del ya

desaparecido Instituto Universitario de

Policía Científica (Iupolc).

¿Cuál es el cargo que ostenta

actualmente?

Soy jefa de la División de Defensa

Procesal Disciplinaria y soy abogada

Experta Profesional Especialista II.

¿Dónde ha laborado antes de