10.07.2021 Views

REVISTA MUNDO PLURAL JULIO 2021

You also want an ePaper? Increase the reach of your titles

YUMPU automatically turns print PDFs into web optimized ePapers that Google loves.


Editorial

A nuestros lectores.

Mes de la Patria, de la Independencia, nuestro número recreará

algunos aspectos referentes a un tema tan apreciado por nosotros,

los argentinos.

Geopolítica, nos muestra sus razones y conclusiones, literatura y

auto ayuda siguen esgrimiendo tendencias, el tango, la moda, entre

otros…

Mundo Plural agradece a quienes aportan los artículos, para

enriquecer cada día a nuestros lectores.

Lic. Adriana Rodríguez

Directora


Directora: Adriana Alicia Rodríguez

Diseño y Edición: Adriana Rodríguez y Nicolás Balerio

Editorial Almaluz Uriburu 484 9B

Teléfono 49527082/1982.

info_editorial@editorialalmaluz.com.ar

editorialalmaluz@gmail.com

ISSN 2591-2747



Geopolítica

06. El trasfondo sobre el impuesto

global a las multinacionales. Pablo

Kornblum

11. Nuevas realidades y pluralización

de la geopolítica en el siglo XXI.

Alberto Hutschenreuter

14. Cuando Madrid fue capital de

Armenia. Marcelo Javier de los Reyes

Literatura

20. Poesía y erotismo. Ana Rossi

24. 9 de Julio y algo más. Damián

Lezama

27. El erotismo en la narración. Liliana

Bardessono

32. 9 de Julio María Cristina Terzolo

39. Literatura erótica. Carmen Terreza

42. Cupido y Freya. Gabriela Speranza

Turchet

44. Erotismo. Norma Noseda

46. Erotismo y literatura. Ana Diamante

Autoayuda

49. Mientras. Valeria Molina

50. La Felicidad. Arq. Lucia Silva

Moda

54. Versace Milan. Ana Rossi

Deportes

57.Juegos Olímpicos. José Pepe Lara

Tango

60. El tango nuestro en el mes de la

Patria. Jorge Alonso

5


Geopolítica

El trasfondo sobre el impuesto global a las multinacionales

Algunos días atrás, los Ministros de

Finanzas del G7, reunidos en Londres,

dieron una noticia que sorprendió al

mundo: los países miembros están

decididos a enfrentarse a la evasión

fiscal llevando a la praxis medidas

que tiendan a lograr que las empresas

tributen en los países donde hacen

negocios; para ser más explícitos,

las principales economías del mundo

llegaron a un acuerdo histórico para

implementar un impuesto mínimo global

a las empresas multinacionales: una

tasa impositiva corporativa que sería,

en principio, del 15%. En este aspecto,

lo firmado por Estados Unidos, Reino

Unido, Francia, Alemania, Canadá, Italia

y Japón, ejercerá presión sobre otros

países para que sigan su ejemplo, algo

que podría verse ampliado en la próxima

reunión del G20.

¿Cómo se articularía? Si finalmente

se concreta la idea, obligará a las

corporaciones que declaran como base

países donde optimizan con menores

tributos, a compensar con el pago del

monto que faltó para llegar al 15% a otros

países. Lo que se plantea es que, cuando

las multinacionales tengan márgenes de

ganancias superiores al 10%, al menos

un quinto de los impuestos deberá

ser pagados en el lugar donde estas

ganancias fueron obtenidas.

El acuerdo tiene como objetivo,

en primer lugar, el evitar una ‘carrera

a la baja’ en la que los países pueden

competir unos con otros a través del

descenso de las tasas impositivas. En

segundo lugar, las reglas tendrán como

foco el hacer que las empresas paguen

impuestos en los países donde venden

sus productos o servicios, en lugar de

donde declaran sus ganancias.

Las palabras de apoyo al proyecto

no se hicieron esperar. La Secretaria

del Tesoro de los Estados Unidos, Janet

Yellen, indicó que el impuesto “pondría

fin a la lucha por la reducción de los

impuestos corporativos y garantizaría

la equidad para la clase media y los

trabajadores de Estados Unidos en

todo el mundo”. En consonancia, el

Vicecanciller alemán, Olaf Scholz, dijo

que era “una muy buena noticia para la

justicia fiscal y la solidaridad; mientras

que era una mala para los paraísos

fiscales. Las empresas ya no estarán en

condiciones de eludir sus obligaciones

fiscales reservando sus ganancias en

países con impuestos más bajos”.

La excusa perfecta para darle

entidad a este plan fue la crisis económica

que trajo aparejado el COVID-19, el

cual ha requerido esfuerzos fiscales

extraordinarios por parte de todos los

gobiernos del mundo. ¿Si es la única

razón válida para generar tamaña

propuesta? Para nada, pero en un

mundo donde la empatía ideológica ha

sido abandonada a su suerte, cualquier

evento pragmático, palpable, sirve para

salir del aletargado escenario estructural

de desigualdades crecientes que

llevamos inmersos hace décadas.

Del otro lado del mostrador, los

gigantes tecnológicos como Amazon,

6


Google o Facebook, dada su flexibilidad

y capacidad de movilización de sus

recursos, se encontrarían entre las

corporaciones más perjudicadas. Es que

cada vez son más los ingresos tributarios

provenientes de fuentes intangibles

como patentes de medicamentos,

software y otros servicios digitales

que han migrado a tributar a paraísos

fiscales; una realidad que demuestra

una vez más que los nuevos sistemas de

producción, comercialización y pago de

impuestos desde hace décadas dejaron

de estar constreñidos a las regulaciones

nacionales. Y la descripta ‘globalización

de los sistemas y las telecomunicaciones’,

claramente ha sido una herramienta vital

para la concentración de la riqueza en el

último medio siglo.

Sin embargo, a más de uno le ha

sorprendido las respuestas de grandes

corporaciones, quienes no lo han

visto como una ofrenda terrible a su

potencialidad. “Creemos que un proceso

liderado por la OCDE que genere

una solución multilateral, ayudará a

traer estabilidad al sistema tributario

internacional”, afirmaron desde Amazon.

Por su parte, Nick Clegg, Vicepresidente

de Facebook, describió el acuerdo

como un “primer paso significativo

para generar certeza en las empresas

y el fortalecimiento de la confianza

pública en el sistema fiscal mundial”.

Mientras que Google, por su parte,

emitió un comunicado sosteniendo que

“apoyamos firmemente el trabajo que

se está realizando para actualizar las

normas fiscales internacionales, como

así también esperamos que los países

sigan trabajando juntos para garantizar

que pronto se finalice un acuerdo

equilibrado y duradero”. Es que para las

corporaciones billonarias con rentabilidad

que excede lo ‘extraordinario’, es tanto

o más relevante la estabilidad prosistémica

(donde ellos son los grandes

beneficiados), que algún impuesto que

les quite una tajada de sus jugosas

ganancias. El mal menor – hasta con

beneficios -, se podría decir.

Por supuesto, no podemos dejar de

mencionar que el escenario descripto

implica también el comienzo de una

disputa geopolítica. Por un lado, cada

Estado deberá conjugar los intereses

de sus empresas emblemáticas, las

cuales empoderarán a sus principales

lobistas para que realicen la presión

correspondiente para con la defensa

de sus intereses. En consonancia,

también se encuentran las variables

con implicancias negativas sobre la

generación de puestos de trabajo a nivel

endógeno, la merma en la recaudación

para las arcas de los Estados, o mismo

el inmiscuirse en los asuntos de política

económica gubernamental, como podría

ser la definición de que impuestos cobrar

o quienes lo deben pagar.

En este sentido, el propio Ministro

de Finanzas irlandés, Paschal Donohoe,

cuyo país ofrece una tasa impositiva

corporativa baja - del 12,5% -, sostuvo

tajantemente: “Cualquier acuerdo

tendría que satisfacer las necesidades

de los países pequeños y grandes,

desarrollados y en desarrollo”. Por

su parte, el gobierno suizo, que hace

años se encuentra bajo presión desde

el extranjero y que ha prometido en

algún momento eliminar las bajas tasas

impositivas especiales que benefician

a unas 24.000 empresas extranjeras

con sede en el país – y hasta ahora no

lo ha llevado a cabo -, también se ha

7


expresado a través de un comunicado

de su Ministerio de Finanzas: “Suiza

tomará las medidas necesarias para

seguir siendo un lugar de negocios muy

atractivo”.

se transforman en monopolios”,

sostienen. Aunque, a sazón de la verdad,

los monopolios suelen ser una regla y no

la excepción en la arena internacional

actual. Con más o menos impuestos.

Algunos tributaristas, técnicos e

internacionalistas de distintas áreas

y niveles, también mostraron cierta

suspicacia. Por un lado, porque los

gobiernos podrían eventualmente

acordar una tasa mínima, pero a su

vez pueden crear otros incentivos

para atraer a las empresas como son

las exenciones, subsidios, créditos o

cualquier mecanismo que al final de

cuentas favorezca a las firmas – ello

sin entrar en vericuetos de tinte inmoral,

como son los sueldos miserables o una

laxitud en la política medio ambiental -.

Por otro lado, también existe poca

confianza a que se llegue a un acuerdo

global: sabemos que los mismos son

difíciles de obtener – salvó que sea por

la coerción discursiva o a través de la

fuerza -, y ello se ha visto reflejado en los

últimos años: lo que ha dado mayores

resultados concretos – con aspectos

positivos y negativos para los diversos

sectores intra-nacionales involucrados –

han sido los acuerdos de tinte bilateral o

regionales, como podría ser por ejemplo

el de la Alianza del Pacífico en América.

Desde la academia ortodoxa,

también salieron a repudiar la medida.

El Instituto Cato en Estados Unidos

argumentó que de la misma manera

que la competencia entre empresas

promueve la eficiencia, la competencia

tributaria genera beneficios favorables

a la eficiencia entre países. “Sin

competencia internacional, los gobiernos

Por otra parte, David Malpass,

Presidente del Banco Mundial, indicó

que “no quería ver nuevas reglas que

obstaculizarían la capacidad de los

países pobres para atraer inversiones”.

Unan historia repetida. Ello a pesar de

que está harto probado que cuando hay

rentabilidad y estabilidad institucional,

las corporaciones trasnacionales

invierten igual. Ya sea en términos de

capital financiero o en la economía real.

Para sorpresa de algunos, los

reclamos llegaron inclusive desde

un sector del ala más progresista.

En un comunicado, la organización

Oxfam sostuvo: “Es absurdo que el

G7 afirme que está ‘reformando un

sistema tributario global disfuncional’ al

establecer una tasa mínima mundial de

impuestos corporativos que es similar a

las indulgentes tasas que se cobran en

paraísos fiscales como Irlanda, Suiza o

Singapur. Pusieron el listón tan bajo que

es muy fácil para las empresas pasarlo

por encima”. Por otro lado, Eurodad,

otra agencia abocada al desarrollo,

también indicó que “el nuevo régimen

daría derecho a los países de origen

de las grandes empresas, a menudo en

Estados Unidos o Europa, a obtener una

mayor parte del impuesto y dejando poco

para los Estados pobres donde también

operan las multinacionales. Esto llevará

a una transferencia masiva de dinero a

los países ricos”. En términos marxistas,

valor agregado generado en el tercer

mundo con beneficios para el mundo

desarrollado.

8


Para concluir el debate presentado,

nos podríamos preguntar dónde se

encuentra parado nuestro país. Pregunta

mayúscula, para un escenario que

parece demasiado alejado de nuestro

complejo presente: por un lado, porque

las empresas multinacionales – tanto

nacionales como extranjeras -, tienen al

país en un análisis permanente para con

el cómo poder ‘saltar la grieta’; y, por el

otro, porque nuestras Pymes, las cuales

deberían ser el foco de la política diaria,

luchan día a día para sobrevivir buscando

marginales – y generalmente magras

-, mejores condiciones sistémicas de

mercado.

Pablo Kornblum

En definitiva, mientras intentamos

encontrar nuestro ‘destino manifiesto

argentino’, desde los Thinks Tanks

del mundo ya hablan de un golpe a

la globalización neoliberal. Yo diría,

más bien, que estamos sentando las

bases para un regreso furibundo al

Estado-Centrismo. Y, como debería

ser siempre, tenemos que prestar más

atención de lo que ocurre allá fuera

de nuestras fronteras; simplemente,

porque necesariamente debemos estar

mejor preparados para adaptarnos

pragmáticamente a los cambios que

acontecen.

9


10


Geopolítica

Nuevas realidades y pluralización de la geopolítica en

el siglo XXI

Hace pocos años, sobre todo a partir

de la crisis entre Ucrania, Rusia y

Occidente que terminó con la anexión o

reincorporación (según desde qué lugar

se considere) de Crimea a la Federación

Rusia, hubo autores que se refirieron al

regreso de la geopolítica. A partir de entonces,

múltiples artículos recentraron la

geopolítica, una disciplina protohistórica,

si bien ha sido desde hace poco más

de cien años cuando se sistematizaron

los estudios y surgió el propio vocablo

geopolítica a partir de los estudios del

sueco Rudolf Kjellen.

En verdad, la geopolítica nunca se

había ido; ni siquiera cuando acabó la

Guerra Fría, que fue un régimen internacional

que concentró la geopolítica

en la lógica binaria del conflicto entre el

este y el oeste. Durante los años de la

globalización, “los frenéticos noventa”, la

geopolítica se mantuvo, si bien adoptó

una forma geoeconómica. Pero el propósito

continuó siendo el mismo: la relación

entre interés político y territorio,

pues la globalización, un régimen de

poder (porque nunca nada es neutro en

las relaciones internacionales), implicó

captar mercados y lograr que los gobiernos

desmontaran sus regulaciones para

penetrar los territorios con productos y

compañías.

Finalmente, el siglo XXI se inició con

categóricos hechos de cuño geopolítico.

Poco antes que terminara el siglo XX la

OTAN procedió a su ampliación, luego

vinieron los ataques del terrorismo transnacional

a blancos ubicados en el territorio

más seguro del mundo, el asentamiento

de fuerzas estadounidenses en

la zona del Golfo Pérsico, la guerra en

Georgia, etc.

De manera que la geopolítica estuvo

siempre activa. Por tanto, no podía estar

de regreso algo que jamás había partido.

Y no solo no se encontraba de regreso,

sino que las “viejas” concepciones

geopolíticas” quizá hoy se hallen sufriendo

cambios; y, más todavía, la geopolítica

ha multiplicado sus dimensiones, se

ha pluralizado.

Cuando hablamos de concepciones

clásicas nos estamos refiriendo, fundamentalmente,

a los enfoques centrados

en el factor terrestre y el factor marítimo.

Tres nombres acuden inmediatamente:

Halford Mackinder (británico), Nicolás

Spykman (holandés-norteamericano) y

Alfred T. Mahan (norteamericano). Mientras

los dos primeros se refirieron a la

necesidad de controlas masas terrestres

y zonas costeras, respectivamente, el

tercero se refirió al control de los mares.

Actualmente, la vigencia de estos

enfoques resulta notable; sin embargo,

en función del mundo como un circuito

cerrado completo, para usar términos

del británico, y el ascenso de poderes

como China, algunos expertos, como el

caso de Geoffrey Sloam, consideran que

tal vez China se encuentra en proceso

de crear una “nueva realidad geopolítica”,

pues desde hace más de un lustro

el actor asiático ha impulsado una inicia-

11


tiva transformadora desde su territorio a

Europa (“BRI”), al tiempo que desarrolla

capacidades marítimas cada vez más

desafiantes.

Por tanto, si finalmente China logra

resultados se convertirá en un poder terrestre

y marítimo de escala, casi como

Estados Unidos, que reúne condiciones

geopolíticas absolutas (tierra, mar, aire

y espacio exterior). Pero también habrá

logrado algo más: que no sean ni el

“Heartland” de Mackinder ni las “tierras

orillas” de Spykman las zonas centrales

del globo, sino el cinturón que se extenderá

desde China a Europa. Un enorme

nexo continental. Sin duda, una nueva

realidad geopolítica.

En relación con la pluralización de la

geopolítica, con ello queremos decir que

a las clásicas dimensiones de la disciplina,

tierra, mar, aire y espacio ulterior, se

suman hoy el ciberespacio (en sus diferentes

orientaciones, esto es, geopolítica

de la conectividad pacífica, y geopolítica

de la disrupción); los “territorios” funcionales

a las denominadas “guerra híbrida”

y “guerra gris”; la lógica territorial de

los actores no estatales; y aquellos socio-espacios

que fungen útiles para los

actores no estatales, aunque también algunas

veces para los mismos gobiernos.

Esta realidad es inquietante, pues

la geopolítica tradicional siempre ha implicado

(y no hay ninguna razón para

que no continúe implicando) intereses

aplicados sobre espacios geográficos

con fines corrientemente asociados al incremento

o a las ganancias de poder; es

decir, supone conflictos. Pero los “nuevos

temas” de la “geopolítica ampliada”

no agregan algo diferente orientado hacia

la cooperación (si bien es cierto que

la conectividad pacífica supone adelantos

en múltiples dimensiones), sino que,

en buena medida, expanden las posibilidades

de conflictos de nuevo cuño.

En efecto, la ciberguerra y los “espacios”

utilizados en la guerras híbridas

y grises, por caso, campañas de propaganda

y utilización de recursos no militares

ni cinéticos, suponen pugnas de

poder o rivalidades a través de medios

crecientemente sofisticados, pues el

factor tecnológico-digital es clave para

lograr ventajas internacionales. Pero se

trata de una “nueva geopolítica” (más

difusa en relación con las formas de

guerras) que, a diferencia de la clásica

geopolítica aplicada por los Estados en

relación con la captura de territorios o

proyección de intereses sobre zonas de

recursos, puede ser ejercida por Estados

“tercerizando” sus acciones por medio

de “hackers patrióticos” y fuerzas irregulares,

estrategias que implican “técnicas

de poder” que “des-responsabilizan” de

dichas acciones a un eventual Estado, o

bien puede ser llevada a cabo por actores

domésticos contra su propio Estado.

En cuanto a la lógica territorial de

los actores no estatales como el terrorismo

transnacional, la misma continúa

siendo aquella que implicó un alcance

global contra blancos situados en territorios

nacionales altamente seguros, si

bien actualmente dicho actor se encuentra

en una etapa de (relativo) repliegue

estratégico.

Finalmente, la profunda crisis socioeconómica

que ha implicado la pandemia

está fungiendo como “funcional”

para el crimen organizado, que no sola-

12


mente podría verse favorecido debido al

extenuación de capacidades de los Estados,

algo que agudizaría aquello que

hace décadas el estadounidense James

Rosenau denominó “relocalización hacia

abajo de la autoridad del Estado”, sino

de lo que podemos denominar “consecuencias

delictuales no deseadas de la

pandemia”; un fenómeno que hace unos

años lo observó muy bien la socióloga

mexicana Rossana Reguillo Cruz en relación

con el auge de las maras: “Cuando

las instituciones se repliegan, otras

‘instituciones’ tienden a ocupar su lugar

y los vínculos con el crimen organizado

les han dado a estos jóvenes un lugar

de pertenencia que no encuentran en la

sociedad”. Es decir, la Covid 19 termina

creando territorios deletéreos de inclusión

social.

con el espacio ulterior, donde las concepciones

nacionales prácticamente no

ocultan fines asociados a la seguridad y

la militarización; y hay otras en las que

dicha relación es más difusa (e incluso

posiblemente hasta cuestionable desde

la disciplina). Pero en todas hay una

situación en la que se suceden política,

intereses y territorio.

Pero, también, determinados gobiernos

de cuño populista pueden favorecerse

rentabilizando secuelas de la

pandemia. Aunque resulte un fenómeno

inicuo, el capital político que supone el

“pobrismo funcional” representa el territorio

de una geopolítica no clásica sino

“evanescente” e inficionada, tanto en las

ideas como en los hechos, por el fenómeno

del relato. En otros términos, se

trata de una “geopolítica de la decadencia”.

Alberto

Hutschenreuter

Alberto Hutschenreuter es doctor en Relaciones

Internacionales. Su último libro, publicado por

Editorial Almaluz en 2021, se titula Ni guerra ni paz.

Una ambigüedad inquietante.

La geopolítica es acaso el segmento

que registra las mayores extensiones.

Sin embargo, es importante tener presente

que la disciplina no puede desnaturalizarse,

es decir, hay fenómenos

nuevos que implican otros territorios,

pero el fin siempre nos lleva a una relación

intrínseca entre intereses políticos

y geografía. Hay situaciones más vitales

y reales, por ejemplo, los propósitos que

tienen los poderes mayores en relación

13


Geopolítica

Cuando Madrid fue capital de Armenia

Durante la Baja Edad Media, un

grupo de armenios constituido por

hombres comunes, nobles, dirigentes y

comerciantes, huyó del reino bagrátida

de Armenia (880-1045) ante el avance

de los turcos selyúcidas —cuyo imperio

prosperó entre los años 1028 y 1307

en la región que actualmente ocupan

Turkmenistan, Irán, Iraq, Siria, Turquía y

El Líbano—, para formar el reino armenio

de Cilicia, en la región sudoriental de

Turquía. Este reino fue fundado por la

dinastía armenia Rubénida o Rupénida,

que tomó el nombre de su fundador,

Rubén I o Rupén I (1025–1095), quien

quizás haya sido miembro de la dinastía

Bagratuni, que había gobernado Cilicia

tras la caída en 1045 de la ciudad de Ani,

ubicada en la provincia de Kars (actual

Turquía).

El reino armenio de Cilicia se mantuvo

independiente entre 1078 y 1375, fue un

aliado de los Estados cruzados creados

por los europeos y representó una llama

que permitió mantener viva la cultura y el

nacionalismo armenios.

Mapa del siglo XIII del Reino armenio de Cilicia,

https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=22140870

14


Cilicia no era una región nueva para

los armenios ya que algunos de ellos

vivían en esa región desde el siglo I a.C.,

desde la época de Tigranes II, rey de

Armenia entre 95 - 55 a. C.

Cabe destacar que el rey Tiridates

III se cristianizó en 301 y convirtió al

cristianismo en la religión oficial del Reino

de Armenia, siendo el primer Estado del

mundo que adoptó esa religión, dando

inicio a la conversión masiva del pueblo.

El reino armenio de Cilicia fue

conocido también como Armenia Menor,

ya que sus pobladores llegaron de la

Armenia del Cáucaso, la Gran Armenia.

Los armenios buscaron seguridad en

el Mediterráneo, en donde adquirieron

cierto poder y se unieron a los cruzados

franceses que se dirigieron a Tierra Santa

para liberarla de lo que los cristianos

consideraban el infiel.

Tres siglos después de su

fundación, el reino cayó bajo el control

de los mamelucos, quienes procedían

de Asia Central y eran mayoritariamente

guerreros de origen caucásico que

habían llegado a Egipto como esclavos,

pero que en 1250 lograron hacerse

del poder derrocando a la dinastía, lo

que llevó a que Egipto se constituyera

como sede de un sultanato en Oriente

Próximo. La aristocracia mameluca

gobernó el país en nombre del sultán

de Constantinopla. En su expansión

los mamelucos, islámicos, lograron

nuevamente desplazar a los armenios

de su reino pero ahora del de Cilicia.

Escudo de armas del Reino Armenio de Cilicia

15


Gobernaba por entonces Levon

V de Armenia (1342-1393) —más

conocido como León V—, quien fue

soberano de ese reino armenio entre

los años 1374 y 1393. Era hijo de Juan

de Poitiers-Lusignan, de la dinastía

franca de los Lusignan, y de Isabel de

Armenia, descendiente de Rupén o

Rubén, el fundador de la ya mencionada

dinastía de los Rupénidas o Rubénidas.

Cuando los mamelucos derrotaron a

los armenios, León V se refugió en

la fortaleza de Kapan, en donde se

rindió ante los mamelucos, quienes lo

enviaron a El Cairo en 1375. Permaneció

en Egipto siete años en calidad de

prisionero. Desde Egipto escribía a los

reyes cristianos para solicitarles ayuda

para su liberación.

En 1382 el rey Juan I de Castilla,

conmovido por la situación del monarca

armenio, envió a unos emisarios a pagar

el rescate. Juan de Loric llegó a El Cairo

con joyas y otras riquezas así como

halcones para pagar la liberación de

León V.

El rey armenio logró su objetivo y

llegado a la península procuró el respaldo

de otros monarcas cristianos, para lo

cual emprendió viajes por los reinos de

Europa. Su intención era organizar una

cruzada para liberar su Armenia Menor

pero su esfuerzo no resultó como él

deseaba.

Su protector, Juan I, había contraído

recientemente matrimonio en segundas

nupcias con Beatriz de Portugal. El rey

de Castilla se compadeció de su par

armenio y decidió nombrarlo señor de

Madrid, Andújar y Villarreal, la actual

Ciudad Real. A ello se sumó una

considerable renta pero la realidad es

que Madrid se convirtió virtualmente en

la capital de Armenia, ya que León V de

Armenia pasó a ser León I de Madrid.

Los madrileños no se sintieron

muy contentos con ser súbditos de un

monarca extranjero, por lo que se fue

generando un movimiento entre el pueblo

primero y entre los nobles después.

Ante estas quejas, Juan I debió firmar

una cláusula que dejara en claro que la

cesión hecha por el monarca castellano

no sería hereditaria, por lo que el título

que ostentaba León I debía morir con él.

En este punto cabe señalar que el

rey armenio no buscó malquistarse con

los habitantes de Madrid, por lo que tomó

medidas favorables como la reducción

de impuestos y su compromiso de no

despedir funcionarios. No obstante,

su mira estaba en la recuperación de

su reino y de su corona, por lo que se

dirigió a Navarra en procura de fondos

para su empresa. Ante el fracaso de la

gestión, marchó a Francia, en donde

no logró convencer a Carlos VI, quien

se limitó a cederle el castillo de Saint-

Ouen y una renta. A pesar de ello, León

I de Madrid seguía con su obsesión de

ser nuevamente León V de Armenia

y con ese propósito se involucró en la

16


Guerra de los Cien Años entre Francia

e Inglaterra, para interceder entre los

beligerantes con la intención de lograr la

paz y llevar ese espíritu bélico hacia la

cruzada que le permitiera retornar a su

Armenia de Cilicia.

La muerte lo sorprendió en París en

1393 sin lograr su propósito y sus restos

yacen en la basílica de Saint Denis,

donde yacen los monarcas franceses.

Esta es la historia de cómo Madrid,

por unos pocos años, llegó a ser capital

de Armenia antes que del reino de

España.

Marcelo Javier de los

Reyes

* Licenciado en Historia (UBA).

Doctor en Relaciones Internacionales

(AIU, Estados Unidos). Director de

la Sociedad Argentina de Estudios

Estratégicos y Globales (SAEEG).

Autor del libro “Inteligencia y

Relaciones Internacionales. Un

vínculo antiguo y su revalorización

actual para la toma de decisiones”,

Buenos Aires: Editorial Almaluz, 2019.

©2021-saeeg®

17


18


19


Literatura

Poesía y erotismo

El erotismo es el encuentro de los

cuerpos como es el encuentro de las

palabras en la poesía, donde se crea

una comunicación bajo el deseo de los

cuerpos y el significado de las palabras.

La poesía erótica es una erotización del

deseo y la palabra deseada. El encantamiento

del lenguaje frente a los cuerpos

desnudos es el encantamiento de los

cuerpos frente a la palabra erotizada. A

través del lenguaje se erotiza el deseo

de los cuerpos como transfiguración de

la libido. La poesía canta el deseo de los

cuerpos amorosos que se aman también

en las palabras. El oficio de la poesía

asume el oficio de los cuerpos como materia

prima para su maravillosa creación

poética. Allí está contenida su ética y su

estética literaria. Un nuevo humanismo

para hacer de la sexualidad un hecho

transcendental. La recrea y lo trasciende

mediante el lenguaje para hacerlo

más sublime porque el encuentro sexual

de los cuerpos se trasciende mediante

el encuentro erótico de las palabras. La

palabra recobra el cuerpo de los deseos

como el cuerpo recobra a la palabra que

la canta. Poesía y erotismo son dos expresiones

de la sexualidad y la literatura

que reivindica el cuerpo y la palabra. En

una sociedad reprimida y de doble moral

como la nuestra, la reivindicación del

cuerpo y la palabra es un arte poética y

un arte erótica, que se hace necesario

humanizar esa creación porque la poesía

como el erotismo es un arte, y la función

social del arte, es la reivindicación

de la belleza, la libertad y la realización

humana.

El hombre escribe o hace el amor

porque quiere alcanzar la inmortalidad

en tanto que también tiene derecho a

esa «ración de paraíso» como lo manifestara

algún poeta. El derecho al placer

y no a la reproducción, a través del erotismo,

y a la comunicación, a través de la

escritura, es de las primeras necesidades

del hombre que realizan la condición

humana .El nuevo humanismo en torno

a la sexualidad radica en el tratamiento

que desde la poesía y el arte podemos

redefinir lo sexual como una expresión

simbólica de los cuerpos, que los cuerpos

desnudos son también objeto del

arte y de la poesía porque el hombre es

un animal simbólico y erótico que lo expresa

a través de su escritura y su práctica

cotidiana del deseo, que es la que

lo impulsa a escribir y a amar, y que no

es solo como una expresión propia para

la satisfacción de una necesidad o una

reacción fisiológica o bioquímica.

MI PATRIA

Tu cuerpo es mi patria

rodeado de dos océanos

y un hermoso horizonte

y su paisaje son dos colinas

y un valle fértil como

su monte de Venus

en donde ondea una bandera

como su pelo del viento.

Tu cuerpo es mi patria

con sus preciosos yacimientos

20


y agrestes desembocaduras

como con su parque natural

de los nevados y sus cascadas

su jardín de orquídeas y corales

sus ciénagas y arrecifes

desiertos y santuarios

de flora y estoraques.

Tu cuerpo es mi patria

que escribo y amo

y sueño en esta página.

La poesía, como el amor, es un encantamiento.

La poesía amorosa es el

deseo realizado en la palabra. El hombre

es el único animal que ama y recrea

en la palabra la emoción, la vivencia y la

ternura del amor. En la poesía de amor

hay una erótica del lenguaje porque donde

hay amor, hay deseo, y donde hay

deseo, hay erotismo. El hombre erotiza

el deseo y ese deseo erotizado es lo que

la cultura ha denominado amor. El amor

es una invención de la cultura, es lo que

hemos inventado para sentirnos menos

solos, trasciende la animalidad del deseo

embelleciendo o ennobleciéndolo a

través de la palabra poética, esto es, la

poesía. El amor es deseo, que nace con

el hombre, y luego a través de la cultura,

es espiritualizado. El amor es el deseo

espiritualizado. Cuando un hombre le

dice a una mujer, te amo, en realidad lo

que está diciendo es, te deseo. El deseo

se ha espiritualizado. En la poesía

amorosa, el amor no es solo un estado

del corazón, es también un estado de

la palabra. El poeta enamora la palabra

y en ese proceso de seducción, crea la

poesía.

EPIGRAMA

Bajo la especie de una

biblioteca un hombre que

moró por los libros se figuró

el paraíso y una mitología

en la forma de un jardín

con manzanas prohibidas

y hubo quienes como

suntuosos palacios de oro.

En la forma de tu cuerpo

yo me imagino el paraíso.

El poeta recupera el deseo que eterniza

en la palabra. En la vida, “el amor es

eterno mientras dura,” decía Vinicius de

Moraes. En la poesía, el amor es eterno

mientras conmueva a los amantes. El

amor en la poesía, funda una estética de

la palabra. Una sensibilización del lenguaje

porque la poesía es la ternura de

todas las cosas. La relación entre amor

y poesía es una relación tan íntima como

la relación entre un hombre y una mujer.

Es su evocación. El poeta evoca en

la palabra la mujer de sus sueños o el

ideal del amor: “Si una mujer comparte

mi amor/ mi verso rozara la décima esfera

de los cielos concéntricos / Si una

mujer desdeña mi amor/ haré de mi tristeza

una música/ un alto río que siga resonando

en el tiempo/” escribió amorosamente

Borges.

La poesía de amor es la prolongación

del cuerpo en la palabra. El cuerpo

como extensión de la palabra y la palabra

como extensión del cuerpo. El cuerpo y

la palabra recreados por la poesía y el

21


deseo, para una poética del cuerpo que

haga memoria en la palabra en intento

de una poética de la palabra que haga

memoria en el cuerpo. Una poética del

cuerpo y la palabra como la expresión

más genuina de una poesía amorosa y

erótica. La poesía del deseo y el deseo

de la palabra. El poeta tiene una utopía,

que un día el amor sea como la esencia

de su palabra mágica y esplendorosa.

El poeta cree en el poder de la palabra

porque cree en el poder del amor. En el

reino de la poesía, el amor da existencia

a la palabra. En el reino del amor, la palabra

da existencia al deseo.

POÉTICA

La poesía se escribe

con la propia vida

de quien la sueña

es de quien la trabaja

como la tierra que se siembra

a veces no es de quien la escribe

sino de quien la enamora

la poesía nace desde el fondo

de sí mismo como desde el fondo

de los ojos de una muchacha

no tiene partido pero

a veces se adhiere

a causas perdidas

y se escribe con ternura

como la que tienes

cuando ella te abraza desnuda.

En el amor, la palabra endulza el

oído del amor amado. En la poesía, el

amor endulza la palabra del poeta alucinado.

El amor en la poesía, es la prolongación

del amor por la palabra. Un

encantamiento de la palabra porque el

amor es la poesía de todas las cosas.

En el amor, hay una consagración de la

palabra, por la vía del deseo. En la poesía,

hay una consagración del amor, por

la vía de la palabra. En la palabra hay

un espíritu. En el amor hay un deseo. El

amor es el espíritu de la palabra como la

poesía es el espíritu del deseo. El poeta

se realiza en la poesía, por la palabra.

El que ama se realiza en el amor, por

el deseo. En la conjugación de poesía y

amor, el amor es el deseo que se realiza

en la poesía como la poesía es la palabra

que se realiza en el amor. La palabra

es un órgano de seducción en el amor.

El deseo es la excitación de la palabra

en la poesía.

EPIGRAMA

Amo tu deseo cuando

deseas mi cuerpo

como amas mi deseo

cuando deseo tu cuerpo.

Escribir un poema de amor es vivir

el amor doblemente. En la mujer que se

ama y en la palabra que la sueña. En su

espíritu y en su carne. El amor no es solo

una metáfora en la poesía. En la poesía

el amor se hace sublime.

LABIOS

Tus bellos labios

como la sonrisa de la Gioconda.

Alabados sean en tu cuerpo

22


como los girasoles de Van Gogh.

Tus bellos labios rojos como los de

tu boca

que palpitan bajo tu falda como tu

corazón

maravillosos como la torre Eiffel.

El poeta escribe por amor, porque

el amor, como la poesía, recordando a

Luis Cardoza y Aragón, es la única prueba

concreta de la existencia del hombre.

EL MUNDO QUE TE HABITA

Ana Rossi

Al abrir la puerta

de la jaula no es un pájaro

el que vuela

es la libertad que se recobra

como no es el viento

el que se entra

cuando abres las ventanas

sino los fragores de la ciudad nocturna

y no son las páginas que sientes

cuando abres un libro dulcemente

sino es el olor de los árboles

de la que están hechas sus hojas

y donde moran felices las palabras

como cuando abres un cuerpo

es el mundo el que te habita.

23


Literatura

9 de Julio y algo más

Día de la Independencia

1816 – 205 aniversario – 2021

Dos recuerdos vinculados con esta

fecha. Sobre esta importante fiesta

patria de los argentinos, la Declaración

de la Independencia ocurrida el 9 de julio

de 1816 en la ciudad de San Miguel de

Tucumán, existe también una historia

ocurrida en el barrio de San Telmo de la

ciudad autónoma de Buenos Aires. En

la actual Plaza Manuel Dorrego, limitada

por las calles Humberto Primo, Defensa

y las cortadas Bethlem y Anselmo Aieta

(donde los domingos funciona la feria

de puestos de antigüedades, Feria de

San Telmo, iniciativa del Arq. Peña y del

Museo de la Ciudad, desde la década

del ‘70), el 13 de Septiembre de 1816,

es decir, 2 meses y días después de

la declaración de la Independencia

en San Miguel de Tucumán se juró la

Independencia también en este solar.

Una placa de mayólica colocada

por la Junta de Estudios Históricos de

San Telmo, en el año 1970, recuerda el

hecho, se encuentra ubicada en una de

las paredes de la cortada Bethlem, en

intersección con la calle Defensa.

Y su texto expresa:

“En este antiguo hueco o Plaza de

la Residencia, el 13 de septiembre de

1816, los vecinos de San Telmo juraron

la Independencia Nacional en presencia

del Director Supremo del Estado,

Brigadier General Don Juan Martín de

Pueyrredón. 13 de septiembre de 1970.

Homenaje de la Junta de Estudios

Históricos de San Telmo”

Allí por las décadas del ’70, ’80

y ’90 también existían las llamadas

fiestas julias organizadas por la antigua

República de San Telmo y cuyos bandos

publicitarios difundían los diferentes

eventos a realizarse durante la jornada.

24


En los últimos años, previos a la

pandemia, tenían lugar algunos eventos

patrocinados por el gobierno de la

ciudad, con colaboración de comercios

y vecinos, que incluían siempre, un

chocolate con facturas y churros en

alguna dependencia oficial o bar de la

zona y desfile de autos antiguos que

luego quedaban en exposición durante

toda la tarde. El corredor de desfile se

desplazaba por las calles defensa y

Balcarce y entre la Av. Independencia

y la calle Brasil, luego de hacer todo el

circuito los autos se iban estacionando, a

45 grados, sobre la calle Defensa, desde

la Av. Independencia y, habitualmente,

hasta Av. San Juan.

Junto a los vehículos en exposición

se encontraban sus propietarios que

conversaban con las personas que

recorrían la muestra y les contaban

las anécdotas acerca de su objeto de

colección.

El otro recuerdo vinculado a un 9 de

El otro recuerdo vinculado a un 9 de Julio,

es del año 2007, 14 años atrás, cuando

después de muchísimos años, y merced

a las condiciones meteorológicas que se

suscitaron, nevó en la Ciudad de Buenos

Aires. Todo un hito, ya que la última vez

que se había observado un fenómeno

así había sido 89 años atrás, el 22 de

Junio de 1918.

Bueno, hasta aquí los recuerdos

y evocaciones de hoy, espero que les

haya resultado interesante e ilustrativo.

Será hasta la próxima…

Fuentes:

# Archivo de la Junta de Estudios

Históricos de San Telmo.

# Archivo fotográfico personal Sr. Damián

Lezama

# Artículo Diario Clarín “Buenos Aires

nació en San Telmo”, 13/4/1971, pags

24 y 25, por Diana Castelar

# https://meteored.com.ar

Damián Lezama

Secretario general Junta de

Estudios Históricos de San Telmo.

Colaborador de contenidos de

Editorial Almaluz.

25


26


Literatura

El erotismo en la narración

Una historia ficticia que podría haber pasado

Este relato nació de hechos que

ocurrieron en mi vida. Empezaré por

contarles desde el principio, o casi.

Mi padre, electrotécnico de

profesión, tenía un taller en Capital

Federal, cerca de nuestro domicilio,

donde arreglaba autos. Criado en el

campo, muchas veces íbamos a pasar el

día allá, comíamos un asado y le pagaba

al encargado de cuidarlo. Añoraba el

canto de las aves y el aire puro, inquieto

como ardilla, decidió que debía hacer

algo creativo que le dé satisfacción. A

pesar de la oposición de mi madre, puso

primero un criadero de ranas. Cavó y

cavó, ayudado por un par de peones,

pequeños arroyitos que un molino y una

bomba llenaban de agua. Cercó con

lajas enterradas en su base y alambre

olímpico, el perímetro de una hectárea.

Puso faroles y carne podrida para atraer

insectos que es lo que las ranas comen,

y por fin llenó el predio de ranas para

que se reprodujeran y luego venderlas

a los restoranes. Entre los lagartos y

las aves de rapiña que se comían las

ranas, la carne que se secaba al sol y no

era visitada por ningún insecto, y algún

otro bicho que se comía los renacuajos,

desistió de ese emprendimiento. Fue un

total fracaso. Un par de años más tarde,

aprovechando el cerco y las zanjas,

construyó sobre ellas unos piletones

que se unían a lo largo de corrales de

material y puso un criadero de nutrias.

En esa época todavía estaban de moda

los tapados de piel. Durante varios años

se presentó en la Sociedad Rural y ganó,

con sus hermosas nutrias, los primeros

premios. Todo marchaba sobre rieles

y, el incansable trabajador que era mi

padre estaba feliz, hasta que una fatal

semana, ocurrió algo impensado. Unos

gitanos que andaban por la zona podando

árboles, se aliaron con el capataz del

criadero y se robaron aproximadamente

quinientas nutrias, cincuenta jaulones,

las hormas con las pieles que estaban

en el galpón secándose para luego

llevarlas a la curtiembre, varias

escopetas y todas las herramientas. Un

verdadero desastre. Y ya no había más

dinero para otro emprendimiento. Pero

mi padre, si tenía algo extraordinario,

era su buen humor y las ganas de seguir

adelante; su entusiasmo por hacer

cosas nuevas no cesaba. Consiguió que

lo contrataran otros criaderos de nutrias

para asesoramiento.

Hacía unos años había mandado a

construir en un astillero un yate de once

metros para pasear por el Delta. También

un bote con remos o chinchorro, como

suele llamarse.

Un sábado fuimos navegando por

el Delta hasta el criadero que tenía en

una isla, un conocido actor y cantante de

tango, que entre paréntesis, mi madre

admiraba y veía embobada todas sus

películas. Ese día vino con nosotros mi

novio. Mientras papá y mamá hablaban

con este hombre, mi novio y yo nos

subimos al bote y remamos por un

arroyito que terminaba en un criadero

de gansos. Nos agarró un tormentón de

verano de esos que vienen de golpe sin

aviso y tuvimos que refugiamos en la

casucha donde comían dichos gansos.

Cuando amainó la tormenta, volvimos

al yate antes que mis padres notasen

nuestra falta.

27


El relato que leerán a continuación es

una versión libre de esta historia. Lo demás

lo dejo librado a la imaginación de cada uno.

Dulce verano

Hacía calor. Mucho calor. La presión

estaba baja, costaba respirar el aire

espeso que olía a verdín. En el horizonte,

arriba de los cerros, nubarrones casi

negros y amenazantes estaban a la

espera. Sobre mí había un cielo celeste,

prístino. El sonar de las chicharras

no paraba. Las aves, nerviosas,

revoloteaban solas o en bandadas. El

agua estaba tan quieta que el paisaje

parecía estar pintado sobre ella.

Me encontró bajo un sauce,

ensimismada en mis pensamientos,

con la vista perdida en el agua. Quería

mostrarme un lugar soñado que había

descubierto.

Nos subimos al bote. Nuestras

miradas cómplices duraron el tiempo en

llegar. En esta época del año, las fuertes

lluvias hacían que el lago se desbordara

en las zonas más bajas y se adentrara

más de doscientos metros en el bosque

de la orilla. Las aguas cubrían la parte

inferior de los árboles, donde decenas de

cisnes, como de porcelana, se protegían

de los rayos del sol que apenas se

filtraban a través del follaje. Era un paisaje

surreal. Nuestro bote, tan blanco como

estas aves, se deslizaba, silencioso,

sin romper esa armonía. De lejos se

escuchaba el canto de los horneros

prediciendo la tormenta. No sé cuánto

tiempo nos quedamos embelesados

mirando ese rincón del paraíso. Nos

sacaron del trance las primeras gotas que

caían al agua y que formaban círculos

concéntricos. Una brisa cada vez más

fuerte empezó a mover las hojas de los

árboles. Levantamos los ojos. Apenas

podía verse un pedacito de cielo, oscuro,

tenebroso. Emprendimos el regreso. Él

remaba con prisa y con fuerza; aun así

no pudimos ganarle al aguacero que

no se hizo rogar. La lluvia que mojaba

nuestra ropa hacía traslucir nuestros

cuerpos: mis pechos erguidos y mis

curvas; sus pectorales y sus músculos

fibrosos bien marcados. El agua que

caía por nuestros rostros nos hacía

hacer morisquetas. Él empezó a reírse

a carcajadas contagiosas. Los dos nos

reímos con ganas hasta que nuestras

miradas se cruzaron. Ya no eran las

mismas. Tenían un brillo peligrosamente

diferente, nuevo.

Atracamos en el muelle. Bajamos.

Yo corrí; él amarró el bote y me alcanzó.

Apenas podía divisarse la cabaña,

perdida entre la arboleda y la lluvia

torrencial. Había pertenecido al casero,

después fue su reducto. Seguimos por

el camino de pedregullo que estaba

elevado sobre el terreno. Subimos los

escalones y abrimos la puerta de un

empujón.

Todo en el lugar era sencillo, rústico,

sin lujos. Muchas veces había estado allí

con amigos en común pasando el rato:

escuchábamos música, conversábamos

o jugábamos a las cartas.

Sin pensarlo, subimos al dormitorio.

Nuestras miradas hablaban del deseo.

Mientras nos sacábamos la ropa,

saboreábamos el momento. Íbamos

dejando, a cada lado de la cama, las

prendas tiradas en el piso: primero

mi remera y después la suya; luego

nos descalzamos, nos sacamos las

bermudas y sin pudor, como si recién nos

hubiéramos descubierto, la ropa interior.

Nos arrodillamos sobre el colchón y

nos fundimos en un desenfrenado

28


Literatura

abrazo. Las manos subían y bajaban

explorando los cuerpos mojados,

sudorosos, mientras las bocas y las

lenguas buscaban la humedad del otro.

Me tiré de espadas sobre las sábanas

revueltas. Con pasión, pero sin prisa, su

boca recorrió todo mi ser: curvas, lomas

y hondonadas. Libó las gotas saladas

atrapadas en mí y mezcladas con

sudor... Mi cuerpo húmedo por dentro lo

deseaba con esa urgencia que no sabe

de tiempos… Penetró cuerpo y alma.

Y fuimos jinete y corcel; corcel y jinete,

cabalgábamos sobre seres briosos,

desbocados, sin riendas; enajenados,

primitivos, arrastrados por el instinto de

llegar...

Liliana Bardessono

Bibliografía: Datos suministrados por

el Gobierno Nacional

Nuestros jadeos se mezclaron con

el ruido de las ramas, que azotadas

por el viento golpeaban el vidrio de la

ventana…

Los vaivenes se aquietaron y él,

exhausto, cayó a mi lado, me abrazó y

cerró los ojos.

Yo me quedé mirando por la

ventana. El cielo se estaba librando de

los nubarrones. Una luna llena, redonda

y luminosa se adueñó del firmamento y

tiñó todo de azul a su paso. No recuerdo

nada más. Creo que cerré los ojos y me

dejé llevar por el sueño.

Me levanté al alba. Me vestí con

la ropa que todavía estaba mojada. No

hubo carta ni despedida. El verano

terminaba igual que mis vacaciones

familiares.

Nuestra tierna amistad pertenecía al

pasado; nuestro secreto al futuro.

Teníamos hasta el próximo verano

para extrañarnos…

29


30


31


Literatura

9 de Julio

9 de julio de 2021, me bajo del

avión que me trae desde Buenos Aires

y ya puedo sentir el aire más tibio de

Tucumán que me acaricia y mientras

camino voy sacándome la abrigadísima

campera con la que subí a emprender

mi aventura.

Siempre tuve la esperanza de

adentrarme en “la casita de Tucumán”

en una fecha tan emblemática.

Se me antojaba que en ese día

precisamente ese día, los espíritus

de los Congresales cobraban vida y

deambulaban por las habitaciones de la

casa.

“Ideas locas” como me decía

mi abuela cuando me escuchaba

mencionar cosas que para ella salían de

la “normalidad”

El taxista que me lleva hasta el lugar

intenta sacarme de mi fantasía porteña

- No creo que la dejen entrar.

Ni siquiera a las escuelas que

piden cantar el himno dentro les

están dando la autorización.

No llegué hasta acá para que

un conductor me convenza que mi

“aventura” no sería posible, me digo

mientras le pago y me bajo diciéndome

que “este hombre no me conoce”!

¡Allí está! La famosa “casita de la

independencia” que nos mostraban

en la Revista Billiken y la profesora de

dibujo intentaba la recreemos para la

portada del mes de Julio en la carpeta.

Cosa que debo reconocer, en mi caso

no lograron nunca que se asemeje a lo

que ella pretendía.

No importa, siempre había alguna

alumna diestra con los lápices de colores

que satisfacía a la adusta profesora y la

felicitaba en el frente, demostrándome

una vez más que “el dibujo no era lo

mío”.

Empiezo, ilusamente a golpear la

puerta para intentar entrar, cosa que me

muestra el primero de los obstáculos

que tendré que sortear.

Nadie responde.

Un chico con aspecto de adolescente

se sonríe mientras me mira insistir con

los golpes.

- No hay nadie.

El acto es en la Plaza

- No quiero ir al acto, quiero entrar!

Le digo casi suplicante.

- ¿Para qué? Me pregunta con cara

de incredulidad.

¿Cómo le explico al púber que desde

que estaba en el colegio y me mostraban

esta casita de Tucumán soñaba con

entrar un 9 de julio, precisamente un 9

de julio, no otro día?

- Porque necesito hacerlo y

seguramente no me entenderías.

¿Quién puede ayudarme?

El chico me mira y me responde.

- Nadie le va a abrir y se aleja

seguramente pensando que yo

32


también lo haré.

- Por favor vine desde Buenos

Aires! Casi le grito y haciéndolo dar

vuelta a escucharme.

¿Qué puedo ofrecer para que me

ayuden a entrar?

¿Cómo te llamas?

Me responde que su nombre es

Lucio y cuando escucha la palabra

“ofrecer” me parece que empieza a

entender que tal vez una oportunidad se

le estaba presentando como un milagro

de 9 de julio.

- No puedo perder el tiempo en

ayudarla doña, tengo que ir a buscar

los pasteles para vender en la plaza.

Sino esta noche no comemos ni

yo ni mis hermanos.

Lo miro sonriente, que buen

negociador es este chiquilín pienso.

Entendió perfectamente que mi

desesperación podía serle de beneficio.

- Si me ayudas te compro todos los

pasteles yo misma.

¿Cuánto cuestan?

Lucio se sonríe y seguramente

comienza a idear un número que

excedería el valor de sus pasteles, pero

también sería la concreción de mi sueño,

y es una oportunidad que no iba a dejar

pasar.

- Dos mil! Me dice mirándome fijo.

Tengo ganas de decirle que es un

aprovechador y un “usurero de sueños”,

pero “en esta me metí yo solita” pienso,

y abro la billetera y le entrego los dos

billetes mientras me sonrío irónicamente.

- Venga sígame.

Y comienza a caminar conmigo

detrás por un costado que está lleno

de pastizales algunos muy altos que

impiden casi desplazarse.

Cuando llegamos a la parte de atrás,

Lucio se trepa a un cajón de bebidas que

alguien dejó en el lugar y con una de las

maderas que le sacó empieza a hacer

palanca para abrir una ventana bastante

pequeña.

Finalmente lo logra y entrelazando

sus dos manos a la altura de sus rodillas

me dice:

- Suba, la ayudo.

- ¿Cómo? ¿Tengo que meterme por

esa ventanita?

- ¡Yo puedo pasar por ahí así que

Usted también, dele! Me dice ya casi

imperativamente.

- En mi mente me persigno y

pienso, alguien me sacará si quedo

atrapada sin lograr mi objetivo.

Empieza la operación entrar por

ese pequeño espacio que me llevará

a mi destino y cuando logro hacerlo y

apoyarme en una mesa para llegar al

piso le grito:

- ¿Me esperas acá no?

- Sí, pero solo una hora, no se

demore porque me voy.

Ya me resulta un poco molesto el

“usurero de sueños”, dos mil pesos la

hora pienso mientras empiezo a caminar

por la habitación casi en penumbras.

La ansiedad de recorrer el lugar

y mirar el sillón donde seguramente

Narciso Laprida se sentó a presidir el

33


Honorable Congreso, me hacen sentir

que valió la pena el esfuerzo.

El silencio que reina me sobrecoge

por momentos.

Hay una gran mesa donde mi

imaginación ubica casi presencialmente

a los congresales.

Si hasta me parece oír las voces

de los patriotas discutiendo lo que será

nuestro destino de libertad.

Cumplo mi sueño de sentarme en

el sillón presidencial mientras cierro los

ojos disfrutando de mi aventura.

De pronto una voz me sobresalta.

No. Estoy imaginando me digo.

Giro la cabeza hacía donde creí

haber escuchado alguien me hablaba, y

una figura casi etérea enfundada en un

levitón oscuro me mira y me dice:

- ¿Cómo se atreve a sentarse allí?

El miedo que se apodera de mí es

inmenso.

Estoy delirando pienso. Y casi al

mismo momento busco la ventana por

donde entré y suplico que Lucio esté ahí

para rescatarme.

- Perdón balbuceo mientras mis

manos se humedecen del terror que

se apodera de mí.

¿Quién es usted?

- ¡Eso pregunto yo! ¿Qué le hizo

pensar que podía entrar a burlarse

en este recinto sagrado?

- No, respondo casi temblando, es

que quería estar acá un 9 de julio

para revivir lo que habrá sido ese

martes a la noche que tanto me

contaron en el colegio.

La figura etérea se sienta en una

silla lo bastante alejada de mi como para

no poder identificarle en la penumbra.

- ¿Y qué busca?

- ¡Se lo dije! revivir esa noche, le

respondo ya con la incredulidad de

no darme cuenta que estoy hablando

casi con un fantasma.

- Esa noche fue solo el corolario

de un largo camino que finalmente

nos llevó a la declaración de la

independencia.

¿Sus profesores de historia no se lo

contaron?

- Sí, pero no en esta casa ni llevando

un levitón, le digo ya más relajada.

El hombre o el fantasma a esta altura

larga una sonora carcajada que inunda

toda la habitación.

- No empezó en esta casa.

Infinidad de batallas se libraron para

poder declarar la independencia. Y

de discusiones interminables.

Belgrano estaba empecinado en su

Plan del INCA.

- ¿Qué era eso? No lo recuerdo.

- Una monarquía constitucional y

coronar a un INCA como Rey, que

sería Juan Bautista Tupac Amarú.

- Pero no lo hicieron

- Pese a que San Martín y Güemes y

las provincias del norte lo apoyaban

los diputados lo resistieron y

finalmente se decidió un estado

republicano y centralista.

- ¿Cómo es que fue esta casa el

escenario del Congreso?

34


- La donó Doña Francisca Bazán

una mujer viuda y hubo que realizar

algunas obras como tirar una pared

para ampliar la habitación donde

declararíamos la independencia.

Entonces las primeras reuniones se

hicieron en lo de Bernabé Araoz.

El donó después un escritorio

y ese sillón donde usted casi

sacrílegamente se sentó al entrar.

El resto de los muebles que están

acá los donaron los conventos de

Santo Domingo y San Francisco.

- Debe haber sido difícil en esa

época lograr reunir a todos los

diputados.

- Llegaban en galeras sopandas y

el viaje duraba de 25 a 30 días.

Al escucharlo me sonreí pensando

que el asiento de mi avión que apenas

tardó 2 horas me resultaba incómodo.

- Qué enorme sacrificio! Dije casi

sin darme cuenta.

- ¿Sacrificio? Se trataba de nuestra

independencia!

Sacrificio fue el Combate de San

Nicolás, la Batalla de Tacuarí, el

Combate de Soriano, y tantos otros

que dejaron sangre derramada en

el camino de nuestros soldados

patriotas.

Me quedé enmudecida por unos

minutos. “El fantasma” acababa de

hacerme sentir que había dicho como se

dice vulgarmente “una burrada”.

- Y ahora dígame usted.

¿Cómo están las cosas en esta

Argentina?

¿En qué año están?

- 2021 le respondo.

“El fantasma” se queda en silencio.

Pienso que no debe poder

dimensionar el tiempo transcurrido.

- Ustedes deben pensar que han

tenido la suerte de nacer en libertad.

Yo pienso que nosotros tuvimos el

honor de conseguirla.

¿Y dígame qué hicieron con ella?

Me quedo en silencio. No sé qué

responderle.

¿Qué hicimos con ella? Me pregunto

yo ahora.

- Pasaron tantas cosas, le

respondo.

Vivimos períodos de democracia,

dictadura, anarquía, y a veces otra

vez y en intervalos, repetimos la

serie.

- ¿Y qué hacen para defender a la

patria?

Tampoco sé que responderle.

- Hemos tenido gobiernos tan

corruptos que estamos como

anestesiados, la violencia se asentó

en el poder y los honestos no

supimos qué hacer.

- ¿Usted me está diciendo que de

nada sirvieron nuestras batallas

nuestra sangre derramada, un San

Martín o un Belgrano o un Güemes?

Enfrentarse al ejército realista

le puedo asegurar era mucho

más peligroso que un puñado de

malandras escondidos detrás del

poder.

¿Sabe a qué se le atrevieron

mujeres como Juana Azurduy o Macacha

Güemes?

35


Lo escucho y me sonrió recordando

que esas mujeres luchadoras hoy para

muchos desconocedores de la historia

son solo “calles” de un emblemático y

poderoso vecindario.

- ¿Dónde quedó aquel grito de

“El Pueblo quiere saber” ante el

Cabildo?

La noche de la declaración de la

Independencia en la tertulia les

dije a los vecinos y congresales

que nos esperaba “la victoria o la

decapitación” y nos declaramos

libres pese a todo.

- Usted no entiende. Los pobres

son rehenes cautivos de sus votos

con sus políticas y los que no lo son

luchan para no serlo, aunque cada

vez es más difícil.

- ¿Usted cree que los que salieron

a defender la patria y a luchar eran

todos aristócratas?

- ¿Sabe una cosa?, hoy la gente

joven emigra en masa del país.

Ya nadie quiere quedarse a defender

nada.

Mi interlocutor fantasma se queda

en silencio.

Puedo sentir que está llorando.

- No se rindan!!..

No lo hizo San Martín cruzando en

una camilla la cordillera o tantos

otros próceres.

AHORA LES TOCA A USTEDES

HACER HISTORIA!!.

Nosotros les dimos la libertad,

honren nuestra lucha, la sangre de

tantos derramada en un campo de

batalla.

- Puedo saber cuál es su nombre

- JUAN JOSÉ PASO.

Empiezo a llorar casi silenciosamente

y miro hacia el cielo aunque no lo vea

y le guiño un ojo a mi abuela y susurro

“viste que no eran locas mis ideas”

- ¿Por qué usa esa máscara rara

que le tapa la boca y la nariz?

- Es un barbijo

- ….

- Estamos en una pandemia

mundial. Hay un virus que está

matando a mucha gente y los

científicos están fabricando vacunas

para erradicarla.

- No la tienen fácil, me dice Juan

José Paso mientras se aleja hasta

diluirse en el espacio

Desde adentro le grito a Lucio que

me ayude a salir.

Mi “usurero de sueños” me recibe

diciéndome

- Y ¿para qué quería entrar?

- Para ganarle a mi abuela le digo, y

lo dejo más sorprendido que cuando

me vio golpeando la puerta de la

“casita de Tucumán”.

Cuando llego al aeropuerto para

tomar mi vuelo de regreso solamente

pienso en la frase de Juan José Paso

“NO SE RINDAN” y me digo “NO LO

HAREMOS”.

María Cristina Terzolo

36


37


38


Literatura

Literatura erótica

¿Qué es la literatura erótica?

La literatura erótica es el conjunto

de textos que tienen relación de

forma directa o indirecta con temas

relacionados con el sexo y el erotismo.

Este tipo de literatura se cree

que tuvo origen en el Antiguo Egipto y

continúa hasta la actualidad.

Sus autores se valen de un lenguaje

refinado, usan metáforas para hacer

referencia a la relación sexual sin la

necesidad de ser explícito.

Según el escritor peruano MARIO

VARGAS LLOSA no hay gran literatura

erótica, lo que hay es erotismo en

grandes obras literarias.

La literatura antigua relativa al

erotismo se caracteriza principalmente

por la unión entre lo divino y lo terrenal.

Son frecuentes las alusiones a los dioses

y los cultos a la fecundidad .

A continuación vamos a mencionar

algunas obras de diferentes épocas

y países en las cuales encontramos

contenido erótico:

En la Antigua Grecia contamos

con Lisistrata, comedia de Aristófanes

(400 A.C), aquí las mujeres inician una

huelga sexual que sólo parará cuando

los hombres den fin a la guerra.

El arte de amar del poeta romano

Ovidio (siglo 2 A.C. – 2D. C) consta de

tres cantos en los que facilita una serie de

consejos sobre las relaciones amorosas:

dónde encontrar mujeres, cómo

cortejarlas, cómo conquistarlas, cómo

mantener el amor, cómo recuperarlo,

etc. Instruye a hombres y mujeres en el

arte de la seducción

El Kámasutra (India siglo IV),

el más famoso y universal de los

manuales de sexualidad. Escrito por

Mal-la Naga Vatsiaiana como un texto

religioso dirigido al pueblo. La obra es

un compendio de técnicas y consejos en

las artes amatorias.

El Decamerón (Giovanni Boccaccio

1353), el autor utiliza la peste bubónica

que azotó Europa, para contextualizar

una serie de relatos contados por diez

jóvenes. Durante diez días, cada joven

cuenta una historia. El Decamerón

posee un alto contenido erótico, aunque

escrito con mucha elegancia

Madame Bovary, (Gustave

Flaubert, 1857) Para Mario Vargas

Llosa, «el drama de Emma es el abismo

entre ilusión y realidad, la distancia entre

deseo y cumplimiento».

Las obras anteriormente

mencionadas, son textos en los

cuales encontramos escenas eróticas,

descriptas con un lenguaje refinado e

imágenes sugerentes.

39


Bibliografía

Aristófanes. Las once comedias,

México, Porrúa, 1979

Boccaccio, Giovanni. El Decamerón.

Barcelona, Bruguera, 1969

Flaubert, Gustave. Madame Bovary.

Buenos Aires, Losada, 1978

Ovidio Amores. Arte de amar,

Barcelona, Gredos, 2008

Carmen Terreza

40


41


Literatura

Cupido y Freya

La carne yace en un largo quejido

en el cimbrear trema el armonioso

vientre.

Frente a frente en la quietud la

rasgada noche huye,

estremece la cintura en su anuncio

crepuscular.

Mientras urgen los muslos sus

oscuros cauces

desfoliando mi pubis de aguas

dormidas

en el ocaso del alba.

La impúdica mirada recorre mi

cuerpo

y en la frivolidad de tus yemas,

derraman su goce los senos.

La mata persistente, descabellada

de soles,

abre surcos de erizados sueños.

El placer ha cesado el pasador de

herrumbre antiguo festeja

bajo el ojo atento de Cupido que

sella el encuentro.

Freya

Gabriela Speranza

Turchet

42


43


Literatura

Erotismo

La etimología de la palabra erotismo,

proviene del griego eros, que significa

amor y el sufijo latino ismo que significa

acción o actividad.

Eros era el dios griego de la atracción

sexual, del amor y de la fertilidad, en

cambio en la mitología romana a este

dios se lo llamaba Cupido.

Los griegos usaban la palabra eros

para referirse a la pasión relacionada

con el amor y al deseo. En la lengua

española, este término es afín a la

sexualidad. El erotismo se asocia con la

libido y el amor se considera relacionado

con el romanticismo que tiene que ver

con los sentimientos y que va más allá de

lo físico. Igualmente podemos decir que

aunque los describimos por separado,

casi siempre se complementan.

Por lo tanto cabe agregar que el

erotismo es el deseo sexual canalizado

a través de la imaginación, la fantasía

y/o la estimulación sensorial.

El mismo, es propio de los seres

humanos porque a diferencia de

otros animales que lo hacen para

reproducirse, el hombre lo concibe no

solo por esto último sino por placer, es

así que existe independencia entre el

erotismo y la reproducción sexual. Está

dentro de un universo simbólico, afectivo

y psicológico, por lo tanto su función es

psico-afectiva.

Octavio Paz lo define como

“sexualidad socializada y transfigurada

por la imaginación y la voluntad de los

[seres humanos]”, y añade: “en todo

encuentro erótico hay un personaje

invisible y siempre activo: la imaginación,

el deseo” (Paz, 1993: 14-15). Así pues,

el erotismo sería una desviación del

acto sexual hacia nuevas formas de

placer que exceden lo reproductivo y

constituyen un fin en sí mismo: el deseo

de placer por el mero hecho de gozar;

por eso, mientras el sexo es limitado

en sus formas, el erotismo es diverso y

variable: ocupa un lugar distinto en cada

cultura y cada religión. Es el encuentro

sexual convertido en ceremonia y

representación, metáfora de sí misma/o”.

En las relaciones de pareja donde

está presente el amor, el erotismo

también existe ya que el amor sentimental

se completa con la pasión física.

Tampoco se puede obviar el hecho

de que cuando hablamos de erotismo,

estamos haciendo además referencia a

lo que es la exaltación del amor físico en

el ámbito artístico, en la literatura, cine,

teatro, pintura o escultura.

El erotismo en el arte, por ejemplo,

en Las mil y una noches, en varios de

sus relatos describen escenas eróticas.

La misma relación entre el Sultán y

Scherezade, protagonistas de la historia

contiene elementos eróticos.

En la literatura, se presenta

en distintos géneros literarios como

novelas, relatos, cuentos, pero además

en la poesía y en lo dramático.

44


Apodemos decir entonces que la

sexualidad, el erotismo y el amor son

tres caras de una misma realidad donde

el sexo es la fuente primordial.

Uso del lenguaje

Este tipo de literatura contiene un

lenguaje muy cuidadoso y refinado en

el que se da una determinada forma

para la presentación de los hechos.

Generalmente está distanciado de lo

físico, por lo cual se considera erotismo y

no pornografía ya que no es explícito sino

que se utilizan recursos generalmente

poéticos, lo cual tiene relación con el

pensamiento de Octavio Paz:

Norma Noseda

“La relación entre erotismo y poesía

es tal que puede decirse, sin afectación,

que el primero es una poética corporal

y que la segunda, es una erótica verbal

(…) La imagen poética es abrazo de

realidades opuestas y la rima es cópula

de sonidos; la poesía erotiza al lenguaje

y al mundo porque ella misma, en su

modo de operación, es ya erotismo.

Y del mismo modo: el erotismo es una

metáfora de la sexualidad animal. (La

llama doble p.10).

En el poema “Palpar”, del poemario

Salamandra, Paz grafica en imágenes

su discurso sobre el erotismo:

Palpar

Mis manos

abren las cortinas de tu ser

te visten con otra desnudez

descubren los cuerpos de tu cuerpo.

Mis manos

inventan otro cuerpo a tu cuerpo.

45


Literatura

Erotismo y literatura

POESIA ERÓTICA

«aceite de rosas y sándalo

Hacen de tu piel balcones

Donde mis manos dejan

Extasiada, sus dones.

Recorrerse sintiendo

Tu respuesta encendida

En tu cuerpo pudiendo

Demorarme una vida...»

La poesía erótica es una modalidad

literaria que explora lo místico del sexo y

libera el cuerpo de las ataduras morales,

es la confección del deseo que nace

desbordando las palabras y se convierte

en el centro del decir, que nace en lo

profundo del inconsciente.

El poema erótico abre los portales

de las sensaciones, la sexualidad y lo

prohibido a veces, convirtiéndolo en

placer.

En La llama doble - Amor y Erotismo,

Octavio Paz dice que la relación entre

erotismo y poesía es tal que puede

decirse, sin afectación, que el primero es

una poética corporal y que la segunda

es una poética verbal.

De mi libro Sin Calzones-Poemas

Desnudos, cinco poemas eróticos para

vuestro placer:

ESPECIADOS

¿De que este hecho?

Tu olor desvela,

Mezcla de amanecer

Y

caricia almizclada.

Una gota de rocío, resbala

En una chaucha de vainilla,

Tiene la esencia de tu espalda

Cuando amas.

Seco, rojo desierto azafranado

Era mi cuerpo

Encorsetado de hastío,

En un espasmo de gloria

Bautizó tu sudor a mi agonía,

Se abrió el cielo en la tierra

Con un aroma absurdo,

Mezcla del dolor y la nada,

Que dejó confundidas

A tu mente y la mía...

¿Podía el cuerpo a tomar el alma

Cuando se encontraron

¿El ocaso y la alegría?

A VECES MI BOCA

Mi boca se tragó tu mar en el deseo

Atravesó tu tierra, tu desierto, tus

ríos

Y ancló en tu almohada

Mordiendo el hilo de las horas

encendidas

Mi cuerpo fue volcán por tu fuego

Y terrón de azúcar derretida en tu

boca.

Hecha de islas que se desconocían,

Tu lava me fundió en continente

apasionado

Al que el viento que arrastra tus

palabras

Ha moldeado siguiendo las curvas

de tu acento.

Y sobrevivo, tiemblo, bailo y me

evapora

Cuando tu mirada aborda mis orillas

Porqué allí van tus besos a florecer

mi desierto

A veces, soy un pedazo de pan y tú

la oliva

A veces mi boca...es la que muerde

al tiempo...

46


DOS VIENTOS CONTRA EL TIEMPO

Armónico sonido el de las letras de

mi nombre

Cuando caen desde tu altura hasta

mi boca,

Se reparten para brillar sobre mis

dientes,

Será porque saben que ocasionan

mi sonrisa.

Y luego cuando dices quiero volver

a verte,

La música redobla en los parches

del cielo.

Su sonido me inunda con alegría de

besos

Rasguidos de cuerdas sonando

dentro.

Habla el tiempo con su agridulce

melodía

Suma y resta horas y sueños a

empellones,

Yo le digo que no llene mis cobijas

de frío

Que le traiga tu piel sin que el reloj

se entere

Danzando en ese espacio como dos

vientos

Que se arremolinan sobre las rutas

del deseo

No hay oscuridad que nos doblegar

el cuerpo

Cuando abrazamos la llama en la

que tardemos.

SINFONIA

Una nota musical,

Como de viento hecha

Corre y brinca sobre mi espalda,

Se acomoda entre mis omoplatos

Y le silva una ventolina a otra nota,

Que, atrevida y aguda,

Disfrazada de grave,

Se acomoda sobre mis nalgas

Y sonando surfea.

Todo mi dorso canta florecido

Y giro para que tu música me inunde

El pecho y el vientre y los muslos

En un Charleston, un jazz

Y un cha-cha-cha.

Mi cabeza siente y asiente,

¡Quiere más!

Mis manos dibujan teclas en el aire

Que se pierden entre tus cabellos,

Y te interpreto,

Eres mi sinfonía, única, encantada,

De un piano a un fortísimo

La vida nos deja ser

Instrumentos mágicos

Afincados entre el deseo y el amor.

ESTAS AQUÍ

Saber que estás

Sólo porque mi nuca

Se calienta con tu mirada

Y tus pasos me escalan

Y tus labios cultivan besos

En mi espalda de fiesta alborotada.

Canto en azul suave por tus dedos

Y en naranja radiante mis suspiros

En rojo pasión por tus embates

Y no existe color si canto olvido.

Ahora no canto, sólo te miro

Y tu entiendes a que voy

Y conoces el camino

Sólo tú sabes que si eres, soy,

En caricias estamos perdidos.

Soy, eres,

Seremos.

Hemos sido.

Estamos vivos.

Nos amamos

Y has venido...

No hay olvido.

Ana Diamante, eróticamente.

Ana Diamante

47


48


Autoayuda

Mientras

Mientras pase la vida, tu te quedas

pensando, imaginando, soñando,

mientras pasa la vida si te quedas quieto

no resuelves nada, el tren es uno solo

al que todos subamos, así que mientras

tanto: perdona, acompaña, ríe, ama,

recorre paisajes con tu mirada, no

importa la plata, los autos de lujo, la

fortuna es tener salud, familia, amigos,

momentos felices que recordar, que

importante es saber que te aman, que

hay días donde piensas en abandonarlo

todo y ahí aparecen los amigos, la familia

dándote apoyo, haciendo que vuelvas a

pisar la tierra, como que con un abrazo

van llenando de a poquito tu corazón

lastimado, se puede sobrevivir a pesar

de tanta mierda que pasa en el mundo,

uno muchas veces se cree que si tuviera

más plata sería más feliz, yo creo que

no, porque si no tienen fe simplemente

no tienen nada!

Valeria Molina

49


Autoayuda

La Felicidad

Lo más importante en la vida para

todos es la Felicidad, y por ello todos la

buscan, la diferencia particular de cada

uno está en dónde la buscan. Y eso es lo

que nos hace diferentes y bellos, ya que

la belleza se encuentra en la diversidad.

Si todos fuéramos azules, que aburrido

sería, ¿no? Por suerte cada uno tiene un

color que lo distingue, o sea su marca,

sus particularidades.

Si somos personas “normales”

que miramos televisión, escuchamos

la radio, leemos las noticias en los

periódicos, etc., donde nos muestran:

Cómo está el mundo, Cuanta

delincuencia o inseguridad hay en la

calle. ¿A cuánto se ha escapado el valor

del dólar? Seguramente te encontrarás

identificado con una persona miedosa.

Si, miedosa, esas que toman recaudos,

se previenen, ahorran, etc. debido

a temores subyacentes que no los

tienen conscientes. Estos vienen de los

programas grabados en nosotros por los

mayores cuando nuestro disco rígido

estaba virgen. Todas las veces que te

han dicho “cuidado”, “deberías” te han

instalado un software o programa tóxico,

o sea un virus.

Existe una parte de la población que

no mira noticieros aunque escucha en

la calle, en el trabajo, etc las mismas

noticias, y sin embargo, no temen, no

toman recaudos, y “NO LES PASA

NADA”.

¿Qué difiere en unas y otras?

Un estado de conciencia elevado, un

estado que podríamos llamar “ESTAR

DESPIERTOS”. En ese estado uno

se siente conectado con lo divino, con

nuestro Ser Superior, quién escucha

todo lo que sentimos, no tanto lo que

hablamos, sino lo que vibramos. Somos

energía, y la energía es la que se

expande y regresa a nosotros aquello

que vibramos.

SI VIBRAMOS EN AMOR, ALEGRÍA,

PAZ, ABUNDANCIA, ESO SERÁ LO QUE

SE MULTIPLICARÁ EN NUESTRA VIDA.

Pero si en cambio la vibración que

emitimos es la de miedo, carencia,

enfermedad, inseguridad, etc. El

Universo no tiene otra respuesta que

multiplicar la energía que recibe, y

decirte “tus deseos son órdenes”. Y te

envía multiplicado aquello que tu boca

habla. Es bíblico: “por sus palabras los

conoceréis”

Esto no es para atemorizarnos, pero

si para despertarnos y ser deliberados.

Las circunstancias no tienen importancia,

pero si tiene importancia la atención que

pones en ella. Si tu Felicidad es lo que

importa, ocúpate de tu parcela. Esto me

recuerda a la frase de Nelson Mandela,

él dice que todos deberíamos cultivar

nuestro huerto. Y es así. Pon buen

abono en tu mente, elimina la maleza de

pensamientos tóxicos, elimina de tu vida

a las personas tóxicas.

APRENDE A DECIR “NO” CUANDO

ALGO NO VA CONTIGO Y LO HACES

POR EL QUE DIRÁN.

A veces muchas personas viven en

la infelicidad, en un estado de víctima,

les resulta beneficioso que los demás lo

ayuden, lo contengan, y esas personas

seguro lo hacen porque les hace feliz el

dar, pero si descubren la manipulación,

50


dejarán de hacerlo. Esa persona o

despierta o muere, por elección suya.

FELICIDAD = FELIZ SI DAS

El que aprende a dar, nunca pierde,

no existe en la fórmula de Dios la pérdida.

Compartir es un verbo que multiplica la

cosecha, del que lo hace. Su cosecha

trae Paz, Felicidad, Amor; podríamos

sintetizar en una palabra: Serenidad.

La Felicidad es un estado de

Abundancia. Diría Suzanne Powel: “si

tienes hoy, lo que necesitas hoy, para

hacer lo que quieres hacer hoy, tienes

abundancia”.

El que vive en la dichosa abundancia,

da siempre las GRACIAS al Universo,

¿y qué hace el Universo con ello?

¡EXPANDIRLO!

¡ENTONCES, POR SIEMPRE FELIZ!

Arq. Lucia Silva

Posadas - Misiones

Autora de los libros:

¿Qué hacer para atreverse? 2019

De Reversa, 2016

Integrante del programa “VIVIR EN

POSITIVOS” Radio Trend Topic

51


52


53


Depor-

Moda

Versace Milan

Es prácticamente imposible

referirnos a Versace sin mencionar

seguidamente dos de sus características

más diferenciadoras: sensualidad

y atrevimiento. Y esta vez, con su

colección otoño-invierno 2020-2021

presentada en Milan Fashion Week,

lo ha vuelto a demostrar. Eso sí con

piezas únicas que, además, toman

como referente la década de los 80. Sin

embargo, ha logrado una fusión perfecta

contraponiendo estas a una selección

de prendas más sobrias de lo que la

firma nos tiene acostumbrados. Por otro

lado, no faltan guiños a las tendencias

más actuales como acabados cut out,

mezclas atrevidas de estampados y

tejidos, o una apuesta muy visual en rosa

neón. Y es que, Donatella Versace lo

tiene claro: la esencia de Gianni Versace

sigue viva en cada uno de sus diseños

adaptándose a las necesidades de

cada momento y para vestir a una mujer

poderosa, pero sobre todo, femenina.

Ana Rossi

Asesora de imagen Ana Rossi

www.youtube.com.ar/ anarossi

www.rossistyle.worpress.com

54


55


56


Deportes

Juegos Olímpicos

Otro de los episodios históricos,

de los Juegos Olímpicos, a la vista, ya

de los que comenzarán, el 23 de julio

del cte.

En Tokyo, Japón. Los Juegos

antiguos, plenos de leyenda tienen una

inseparable relación, con los dioses,

de la mitología griega. Conoceremos,

los inicios, que datan del año 776 lAC.

Entre otros personajes mitológicos,

sobresalen,

Apolo, Sócrates, célebre pensador

y filósofo cantaban encendidas alabanzas,

a las mentes cultivada, en un

cuerpo sano.

Píndaro, poeta famoso, le dedicaba al

vencedor olímpico, versos de inflamadas

estrofas triunfantes, Exenetas de

Agrigeno que ganó la carrera de carros

en los años 416 y 412 AC, hizo la entrada

triunfal, en su ciudad, acompañado de

400 carros como el suyo, tirados cada

uno, por 4 caballos blancos, vistiendo

el vencedor, totalmente de púrpura. Se

demolían a su paso todo obstáculo, así

fueran murallas. A Diágoras de Rodas,

victorioso en memorables duelos de

pugilato, se le erigio una monumental

estatua y recibió obsequio en cantidad...

joyas, piedras preciosas, un palacio,

grandes extensiones de, tierra y

animales. Atenas, para siempre lo eximio

de impuestos, si se nos permite, diría

que el vencedor, por aquellos tiempos,

“se paraba para toda la cosecha“.

Aquí Nicolino Locche y Monzón,

se quejaban, que siendo, campeones

mundiales cuándo Locche lo era

tenían que pagar sus ricos pesos, por

réditos y otras yerbas. A las mujeres

les estaba prohibido participar en los

Juegos Olímpicos; ni siquiera podían

presenciarlo..pero..resulta que Jesenica,

hija de un célebre atleta y descendiente

de Hércules, acaso el más famoso

guerrero de Grecia, acompaño a su

hijo, haciendose pasar, por su maestro

de gimnasia, vistiendo claro ropas

masculinas, Aquel ganó una dramática

prueba y al llegar a su meta, cayó

desvanecido. Jesenica no pudo reprimir

sus sentimientos maternales, y se lanzó

a la pista, para atender a su hijo en su

loca carrera, se le desprendieron las

ropas varoniles, y se descubrió quien

era. Entonces... Ahí mismo, le iban a

aplicar la pena de muerte. Volvió en

si su hijo, y al no ser atendido en sus

ruegos, pidiendo por su madre, se dirigió

corriendo a suplicar, ante la imagen

de su Dios. Cuenta la historia que en

esos momentos surcó el cielo, un rayo

con aterrador estrépito y cayó sobre el

guardia, que llevaba para ajusticiar a

Jesenica.

Durante un instante se hizo

impenetrable oscuridad y enseguida,

apareció un sol radiante como nunca.

Todo ese milagro, unido al prestigio

de ella y de sus hijos grandes atletas

y luchadores, influyó para que la

perdonarán y como los griegos, eran

inteligentes; ante la sospecha de que

57


otras mujeres pudieran violar la severa

disposición, resolvieron que los maestros

de gimnasia o instructores de los

participantes, debían como sus discípulos

asistir desnudos a las competencias. Y

retornemos a la actualidad. Los juegos

venideros deseamos que sean vínculos

ciertos de confraternidad, que tanta

falta hace a los pueblos del mundo.

Todavía hay terruños, que se desangran

en guerras crueles, que el egoísmo,

las ambiciones, los intereses y los

rencores de los hombres…Se disputan

los Juegos e igualmente se matan entre

hermanos en ciertos lugares, antes

eran más humanos... Durante el tiempo

de mandaba el traslado a Olimpia,el

desarrollo de los juegos y el regreso

de cada delegación, a sus pueblos

o ciudades, la tregua era sagrada e

inviolable .Que esta sagrada cita de

convivencia, sirva para acercar, a las

juventudes del mundo.

José Pepe Lara

58



Tango

El tango nuestro en el mes de la Patria

El mes de Julio es desde 1916

el mes de nuestra Patria. El 9 de ese

mes de ese año se declaraba nuestra

Independencia en la Ciudad de

Tucumán. Coincidentemente un 15 de

Julio, pero de 1900 nacía en Luján –Pcia.

de Buenos Aires Don Enrique Domingo

Cadícamo, prolífero poeta y letrista del

Tango nuestro. Y el 11 de ese mes, pero

del año 1914 nacía un grande del Tango

nuestro: Aníbal Carmelo Troilo.

Nuestra Patria; nuestra poesía y

el Tango nuestro amalgamados por el

coincidente nacimiento - en un mes del

calendario - de sus existencias. La patria

al liberarse políticamente del Reino

de España. Nuestra poesía, al nacer

un poeta que enriqueció y fortaleció al

Tango nuestro. Y éste porque nacía

quien lo renovaría y lo popularizaría.

De Cadícamo podemos rescatar

que, a los 18 años, trabajó en el Consejo

Nacional de Educación de Argentina

junto con el poeta, periodista y político

Leopoldo Lugones. A los 26, publicó su

primer libro de versos, titulado Canciones

grises, cuyos versos muestran influencia

del modernismo y del tango, seguido

de otros dos poemarios de idéntica

tendencia literaria: La luna del bajo fondo

(1940) y Viento que lleva y trae (1945).

Publicó la novela Café de camareras

(1969) y un libro dedicado a uno de sus

amigos, El desconocido Juan Carlos

Cobián (1972).

El primer tango que escribió fue

Pompas de jabón. El primero de los que

le grabó Carlos Gardel. También fue el

autor de Madame Ivonne, último que

Gardel grabó en Argentina, antes de

emprender la gira del 6 de noviembre de

1933 en que perdió la vida. La letra de

otro de sus conocidos tangos, Anclado

en París. Siguieron: Tres esquinas

alude al cruce de las calles “Vieytes” y

“Osvaldo Cruz”, en el barrio de Barracas,

en Buenos Aires y al café llamado

entonces “Tres esquinas”, situado en

ese paraje. Muñeca brava; De todo

te olvidas; Niebla del Riachuelo; Los

mareados; Garúa con música de Aníbal

Troilo, por nombrar los más conocidos

Entre muchos galardones que obtuvo

durante su carrera se incluye el Premio

Konex de Platino en 1985, otorgado por

la Fundación Konex, como el mejor Autor

de Tango de la década en Argentina,

también obtuvo el Konex al Mérito en

1984 en la disciplina Testimonial. Como

homenaje a su ya larga trayectoria,

el gobierno argentino en 1987 lo

declaró Ciudadano Ilustre de la Ciudad

Autónoma de Buenos Aires y en 1996 fue

distinguido como Personalidad Emérita

de la Cultura Argentina. Fallecería de

causas naturales, a los 99 años, el 3 de

diciembre de 1999.

Aníbal Troilo durante su niñez

escuchaba tocar el bandoneón en

los bares de su barrio. A los 10 años

convenció a su madre para que le

comprara su primer bandoneón por el

que pagó 140 pesos de entonces, a

pagar en 14 cuotas de 10 pesos; pero

luego de la cuarta cuota el vendedor

desapareció y nunca reclamó el resto.

60


Y con ese bandoneón, Troilo tocó casi

toda su vida.

Un año después, en 1925 (cuando

contaba con 11 años de edad) Pichuco

(que así se lo denominó y popularizó)

realizó su primera actuación, en un bar

pegado al Mercado de Abasto (el mercado

central de frutas y verduras de Buenos

Aires, hoy Shopping Abasto). Más tarde

integró una orquesta de señoritas. A los

14 años ya había formado un quinteto.

Estudió hasta tercer año en la

prestigiosa Escuela Superior de

Comercio Carlos Pellegrini. Mientras

tanto continuaba tocando el bandoneón

paseando por numerosas orquestas,

entre otras, las de Juan Pacho Maglio,

Julio de Caro, Juan D’Arienzo, Ángel

D’Agostino y Juan Carlos Cobián.

Con su orquesta (cuyos integrantes

fueron variando muchísimo) trabajó

casi ininterrumpidamente, tanto en

presentaciones en vivo como en

grabaciones, hasta el año de su muerte,

1975. Desde 1953 hasta mediados de

los años 60, Troilo mantuvo durante un

tiempo una actividad musical paralela a la

de su orquesta en dúo junto al guitarrista

Roberto Grela, que después se convirtió

en el Cuarteto Troilo-Grela. En 1968

formó su propio cuarteto. Además de

esto, Troilo grabó dos temas (El motivo

y Volver) a dúo de bandoneones junto a

Ástor Piazzolla.

Garúa; Naipe; Garras; María; Tres y dos;

Con mi perro (milonga); Mi tango triste;

Romance de barrio; Sur; Che, bandoneón;

La trampera; (milonga). Discepolín; A

Pedro Maffia; Vuelve la serenata; Una

canción; Patio mío; Milonga del mayoral;

La cantina; A la guardia nueva; La última

curda; Te llaman Malevo; A Homero; ¿Y

a mí qué?; Desencuentro; Coplas; Yo

soy del treinta; Milonguero triste; Dale

tango; Nocturno a mi barrio, Milonga

de La Parda; El último farol; Fechoría

(milonga); Una canción; La patraña; Tu

penúltimo tango.

La muerte de su mejor amigo, el

poeta Homero Manzi (1907-1951), le

produjo una profunda depresión que

duró más de un año. En su memoria

compuso el tango Responso

El Bandoneón Mayor de Buenos

Aires, Don Aníbal Carmelo Pichuco

Troilo murió el 18 de mayo de 1975 en el

Hospital Italiano, a causa de un derrame

cerebral y sucesivos paros cardíacos.

Sus estos fueron velados en el Teatro

Gral. San Martín de Buenos Aires, al

que concurrió una enorme cantidad de

admiradores; tangueros y público en

general. Se encuentra sepultado en el

Rincón de los Notables del cementerio

de la Chacarita, al lado de Agustín

Magaldi y Roberto Goyeneche.

Salute y hasta la próxima

Citaré alguno de los numerosos

tangos y milongas cuya música compuso:

Toda mi vida; Con toda la voz que tengo

(milonga); Total pa’ qué sirvo; Barrio de

tango; Pa’ que bailen los muchachos;

Acordándome de vos; Valsecito amigo;

Jorge Alonso

61


62


www.editorialalmaluz.com.ar

63


Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!