25.07.2021 Views

CC360º Nº 2 Galeria Guemes sin diagramar a completar

You also want an ePaper? Increase the reach of your titles

YUMPU automatically turns print PDFs into web optimized ePapers that Google loves.

2 - Julio 2021

GdMd

Grupo de Medios Digitales

100% 100% 100%


Editorial

Hoy les presentamos El Pasaje Güemes, el

primer rascacielos de Buenos Aires y un pasaje

que se construyo a principios del siglo XX y que

conecta San Martín una de las calles del centro

financiero de la ciudad con la calle Florida su

primera peatonal, símbolo de nuestra ciudad en

el siglo XX.

Este pasaje es un lugar de encuentro donde se

conectaron y conectan, no solo dos de las

calles principales del centro porteño, sino

tambien, personas, personajes, empresas

iniciando sus historias, sus emprendimientos,

sus sueños, bajo la luz tamizada de sus cúpulas

acristaladas. Contar algunas de sus historias, la

de Gardel cantando antes que Hollywood lo

hiciera una de sus estrellas, Pepe Biondi

haciendo malabares, en el teatro, de su

subsuelo, también fue la primera sede de radio

Rivadavia de Alejandro Romay, departamentos

de solteros, en donde vivieron Antoine Saint

Exupery, en el departamento 605 donde vivió

tambien una mascota, un lobo marino que trajo

de uno de sus viajes al sur, cuando era un de

los pilotos de la Aeropostale, la primera

empresa de correos de la futura Air France,

Pasaje que recorrieron y recorren personas y

personajes de la Ciudad a través del tiempo,

como relata Julio Cortazar en “El otro cielo” el

ultimo de los cuentos de su libro “De todos los

fuegos el fuego”.

Estamos atravesando n una etapa muy especial

de nuestra sociedad, en donde a parte de ella

solo le interesa los números, los rendimientos

destruyendo el encanto de los edificios de

nuestra ciudad, esa misma ciudad que convoca

a turistas de todo el mundo, para recorrerla para

conocer sus edificios, su arte, sus historias y

sus sentimientos.

Es por eso que desde Conectar Cultura,,

rendimos un homenaje a los edificios y a los

lugares que forman parte de nuestra cultura

pero fundamentalmente rendimos homenaje a

sus propietarios, a sus inquilinos, a la gente que

se unen para salvar y revalorizar a un bien que

nos pertenece y de esa manera resguardan y

revalorizan un futuro mejor para todos.


El Principio del Principito

por Hugo Kliczkowski

El Principio

del Principito

Guardianes de

nuestro Patrimonio.

Música sobre

el cielo de Buenos Aires.

Antoine de Saint- Exupery

El piloto narra sus ensoñaciones, de un pequeño

príncipe que habitando un planeta pequeñísimo

también habita el inmenso universo de su imaginación.

"Todas las personas mayores

han comenzado por ser niños

aunque pocas lo recuerden.

prólogo de El Principito

5

49

71

El primer rascacielos

de Buenos Kalisay Aires

El mirador de

Buenos Aires.

35

51

Medioteca

75

Kalisay

Dialogos

sin tiempo.

45

55

Homenaje

Galería

Pasaje Güemes.

47

63


https://vimeo.com/192044189

Enriquece su

audiencia en

cualquier lugar

y en cualquier

dispositivo

que tenga.

Reduce costos

de impresión,

produccion y

distribución.

Descubre “bajo la

piel” que trabajo

esta funcionando

bien y cual no.

Reduce el tiempo

para que su

publicación se

ubique en el

frente de sus

lectores, tan

rápido como

cuanto se crea,

su audiencia

ya lo ve.

Puede hacer

cambios de último

momento, lo hace

más rápido y

sin costos de

reimpresión.

e-

Aplique en sus

publicaciones

con videos,

audios y

mucho más!

Arqui

La revista digital de SARAVIA Contenidos


DIRECCIÓN

Florida 165 / San Martín 170

Ciudad de Buenos Aires

ADMINISTRACIÓN

Edificio San Martín 2º piso / Oficina 201 - C1005AAC

Te.: (54 11) 4331-3041 Fax: (54 11) 4342- 2022


El Principio del Principito

por Hugo Kliczkowski

Antoine de Saint- Exupery

El piloto narra sus ensoñaciones, de un pequeño

príncipe que habitando un planeta pequeñísimo

también habita el inmenso universo de su imaginación.

"Todas las personas mayores

han comenzado por ser niños

aunque pocas lo recuerden.

prólogo de El Principito


Alvaro Abós (1)

“Cuando decidí contar la vida de Antoine de Saint-Exupéry

de los 16 meses que vivió en la Argentina, comprobé que

ninguna de las muchas biografías que se le han dedicado,

acertaba a descifrar lo siguiente… fue aquí cuando llegó a

un momento de la vida que no todos alcanzamos”.

“El momento en el que alguien descubre la verdad sobre sí

mismo y adquiere su auténtica identidad, descubre al amor

de su vida y de su destino”.

En la Argentina, Saint-Exupéry supo que sería hombre,

piloto, escritor y amante”.

https://youtu.be/j7DhohBxX0g


Esta historia podría comenzar cuando la

empresa Aeroposta Argentina, creada en

1927 y de capital francés, decide instalar

su sede en Buenos Aires.

Era filial de la Compañía General

Aeropostale (germen de lo que luego sería

Air France), una empresa de aviación

pionera que operó desde 1918 hasta 1933.

Su primer nombre fue Société des lignes

Latécoère, o simplemente “La Linea”.

Marcel Blatche instala Aeropostale en la

localidad de Pacheco, años más tarde

cuando se transforma en Air France,

sería su jefe de escalas.

Transportaba correspondencia y

paquetería desde Argentina hacia

Santiago de Chile y Asunción del

Paraguay, para dichas rutas tenía

contratados a pilotos franceses y

argentinos.

Al decidir ampliar sus rutas, contrata a Antoine de Saint-Exupéry como director técnico y

encargado de organizar una nueva ruta al sur que ligara Buenos Aires con Río Gallegos,

haría escalas en Bahía Blanca, San Antonio Oeste, Comodoro Rivadavia y Puerto Santa Cruz.


El Principito llega a la Argentina

Escribe a su amigo, el piloto argentino

Rufino Luro Cambaceres (1895 – 1970)

“…Cuántos y cuántos recuerdos del

trabajo común.

Los viajes al Sud, la construcción de

“La Línea”, los vientos de Comodoro

Rivadavia, las fatigas, las inquietudes

y las alegrías que he compartido con

usted… Me encontraba en la Argentina

como en mi propio país. Me sentía un

poco vuestro hermano y pensaba vivir

largo tiempo en medio de vuestra

juventud tan generosa...”

Era 1931, cuando Rufino Luro

Cambaceres dirigía Aeroposta Argentina.

Es el año que Rufino realiza otra proeza,

aterriza en Ushuaia haciendo escala en

Rio Grande.

Saint-Exupéry llega a la Argentina

para hacerse cargo de su trabajo el

12 de octubre de 1929, permanece

en la Argentina 16 meses, hasta el

1º de febrero de 1931, y vive en el

departamento 605 de la Galería

Güemes, sobre la calle Florida.

En las rutas argentinas de

Aeroposta, descollaron tres

aviadores que figuran con

honores en la historia de la

aviación francesa:

Jean Mermoz (1901 - 1936)

Henri Guillaumet (1902 - 1940)

y Antoine de Saint-Exupéry

(1900 - 1944)

Los tres murieron en accidentes

aéreos. El vuelo inaugural de

Bahía Blanca a Comodoro

Rivadavia, lo realizan Saint

Exupéry con Mermoz en un

monoplano Late 25 y 28.

En su flota también utilizaban

aviones Laté 24 sin cabina.


Aerolíneas Argentinas

En mayo de 1949 se crea Aerolíneas

Argentinas, al fusionarse Aeroposta

Argentina con las empresas Aviación

del Litoral Fluvial Argentino, Flota

Aérea Mercante Argentina y Sociedad

Mixta Zonas Oeste y Norte.

En su etapa en la Argentina, Saint-

Exupéry va a desafiar su pasado

familiar, es hijo de un vizconde,

su familia, aunque ha perdido recursos

y “está venida a menos”, tiene un

linaje que se remonta a la Edad

Media.

Fue el tercero de cinco hijos, tuvo tres

hermanas y un hermano, quien falleció

a los 15 años de fiebre reumática.

Antoine le acompañó en su lecho de

muerte; su impresión de este suceso

fue plasmada en el final de

«El Principito».

Siempre mantuvo un vínculo

indestructible, y a veces conflictivo

con su madre.

En una de sus cartas, a las que

nunca pondría fecha, le pide que

en los sobres no ponga la palabra

“Conde” antes de su nombre”.

Se dedica a sus pasiones, piloto y

escritor, conoció apasionadamente

la Argentina y escribió que “…los

meses que he pasado en la Argentina

habían sido los mejores de su vida”.

Sus amigos lo definían como un

hombre alto, grueso, casi calvo, de

andar bamboleante, se podría decir

que era poco agraciado.

De nariz respingona y ojos saltones,

de frente amplia y cierto aspecto de

melancolía, tenía algo infantil en el

rostro.

Rufino Luro Cambaceres, piloto y gran

amigo de Saint-Exupéry, lo retrató:

"…ancho de espaldas, sus brazos

colgando a lo largo del cuerpo, con

un caminar cuya marcha se hacía

ondulante, semejaba el caminar de un oso".

Sin ser misógino, no tenía mucho

éxito en el campo amoroso, y le

aguardaba en Buenos Aires una larga

soledad afectiva, sólo aliviada por

ciertas relaciones profesionales, a las

que tenía fácil acceso pues le pagaba

muy bien la compañía aérea para la

que trabajaba.


Accidente de

Henry Guillaumet

La odisea andina de Guillaumet

inspiró al autor de "El Principito" en su

libro "Tierra de hombres", tema que

fue llevada al cine por Jean Jacques

Annaud (1943) en "Alas de Coraje".

Henri Guillaumet, que como mencioné

era un héroe de la aviación francesa,

unía Francia con América del Sur.

En 1927, Guillaumet había sido

seleccionado para trabajar en el

servicio postal que unía a Mendoza

con Santiago de Chile.

Solamente en 3 años, entre 1927 y

1931 cruzó los Andes en casi 400

ocasiones.

Durante seis días, con las pocas provisiones

que llevaba a bordo, Guillaumet caminó

sin rumbo, hasta que fue encontrado por

un labrador.

Los diarios de la época dedicaron una gran

cobertura a la búsqueda del aviador, en ella

participó el propio Saint Exupéry junto con

los grupos de rescate.

Guillaumet murió diez años más tarde,

en 1940, en un combate aéreo sobre el

Mediterráneo, durante la Segunda Guerra

Mundial, como veremos le sucedió

seguramente a Saint-Exupéry.


“Entre mi hijo y yo la luna”

La historia de Henri Guillaumet me hacer

recordar cuando nos propuso el artista,

pintor, escultor y diseñador uruguayo

Carlos Paéz Vilaró (1923 - 2014) hacer

un libro de la búsqueda de su hijo Carlos

Miguel Páez Vilaró (1953) en la Cordillera.

En Octubre de 1972, los rugbiers del

Colegio Old Christians de Montevideo,

durante su gira deportiva a Chile tuvieron

un accidente, al estrellarse su avión en la

Cordillera de los Andes.

Solo sobrevivieron 16 de los 45 pasajeros,

cuando los descubrieron habían pasado

3 meses del accidente.

Aquella tragedia ocurrió en Malargüe,

también en Mendoza, a unos 150

kilómetros del lugar donde sobrevivió

Guillemaut.

Al conocer la noticia, Páez Vilaró se

trasladó al lugar de la tragedia y se sumó

al operativo de búsqueda y rescate

organizado por el gobierno chileno.

Luego de ocho días de rastreos

infructuosos, se dio por muertos a

los accidentados.

Páez Vilaró no se dio por vencido:

en una época de grandes tensiones

políticas en Chile reclutó a voluntarios,

consultó a videntes y rabdomantes y se

internó en las montañas en la búsqueda

desesperada de su hijo.

El libro tuvo el título de “Entre mi

hijo y yo la Luna”.

Carlos, nos comentaba que cuando

veía la luna, sabía que era la misma

que veía su hijo, de quien estaba

seguro, estaba con vida. En uno de

nuestros tantos encuentros en Casa

Pueblo en Punta del Este, Uruguay,

le propusimos que incluyera sus

hermosos dibujos en cada capítulo

del libro. Carlos accedió, el libro tuvo

gran aceptación y muchas re

ediciones.


La vida de Antoine

Antoine de Saint-Exupéry (Antoine Marie Jean-Baptiste Roger Conde

de Saint-Exupéry), nació en Lyon el 29 de Junio de 1900 y falleció

a los 44 años cerca de Marsella sobre el Mar Mediterráneo un día

de Julio de 1944.

Huérfano de padre desde los 4 años, se crió en el entorno

femenino de una familia aristocrática, con su madre, que trabajaba

de enfermera y su tía, vivían en el castillo de sus abuelos maternos

en Saint-Maurice-de-Remens.

Se educó en las escuelas jesuitas de Villefranche, luego durante

la Primera Guerra Mundial, estudió en el Colegio Marianista de

Friburgo (1915-1917), por ser Suiza un país neutral.

Al no aprobar el ingreso en la Universidad se matricula enArquitectura

en la Escuela de Bellas Artes. Al poco tiempo abandona Arquitectura,

cuando es rechazado en la Escuela Naval, decide a los 21 años ser

piloto.

Lo destinan como subteniente al Grupo de Caza del 33º Regimiento

de Aviación. En un grave accidente se fractura el cráneo y, presionado

por la familia de su entonces prometida Louise de Vilmorin, dejó la

aviación dedicándose a oficios menos peligrosos, de tipo burocrático,

e iniciándose en el periodismo.

Es entonces cuando descubre una nueva pasión: la escritura,

y comienza con sus primeros poemas y cuentos. Fue piloto de

“La Linea”, una empresa que transportaba correo entre Toulouse,

Barcelona, Málaga, Tetuán, Sahara Español, hasta las antiguas

colonias francesas, que más tarde serían Senegal,

El Grupo Latécoère, tenía su sede en Toulouse,

fundada en 1917 por un pionero de la aeronáutica

Pierre-Georges Latécoère (1883 - 1943).

Era famosa por sus hidroaviones como el

Latécoère 631 de seis motores.

Conocía la ruta Toulouse - Dakar, y sus

circunstancias ya que en varias ocasiones debió

negociar con fuerzas marroquíes que habían

tomado a aviadores como prisioneros.

Por dicha labor, el gobierno francés le condecoró

con “La Medalla de la Legión de Honor”.

A finales de 1927.fue destinado como jefe de

escala en Cabo Juby. Está localizado en el

noroeste de la costa atlántica de Africa, al sur

de Marruecos, frente a las Islas Canarias.


Le Corbusier y Saint-Exupéry

La noche del 12 de octubre de 1929, Le Corbusier y Antoine de

Saint Exupéry coincidieron y durmieron bajo el mismo techo del

lujoso hotel Majestic, en la Avenida de Mayo 1302.

A finales de 1920 la asociación “Amigos del Arte”, recibe a Le

Corbusier. Tanto la escritora y mecenas Victoria Ocampo (Ramona

Victoria Epifanía Rufina Ocampo 1890 - 1979) como la vanguardia

porteña, esperaban que con sus conferencias diera una perspectiva

a lo que consideraban un Buenos Aires sin futuro.

Soñaban con que Le Corbusier diera a luz una nueva Buenos Aires,

que salvara a la Fenicia ciudad convirtiéndola en un Olimpo

moderno. Si alguna duda habría, (tema muy comentado), era cual

habría podido ser la relación que mantuvieron Le Corbusier y la

cantante y bailarina Josephine Baker “la Venus negra” (Freda

Josephine McDonald 1906 - 1975).

La gira de conferencias de Le Corbusier incluyó Montevideo,

Buenos Aires y Rio de Janeiro. Tanto Josephine Baker como Victoria

Ocampo le encargaron el diseño de sus casas, ninguna de ellas se

realizó, los planos de las viviendas se conservan en la Fundación le

Corbusier.

Es conocida la foto, en una fiesta a bordo del barco “Lutetia”,

ella de muñeca rusa y el de indígena.


Frases

Metáforas, que son en parte mitad sueño y mitad vigilia,

Parte de nuestros pensamientos se alinean con lo que

en aquellos momentos nos dijo El Principito.

“No se ve bien sino con el corazón,

lo esencial es invisible a los ojos”

“Todas las personas mayores fueron

al principio niños, aunque pocas de

ellas lo recuerdan”.

“Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante”.

”No era más que un zorro semejante a cien mil otros.

Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo”.-

“Para los vanidosos todos los demás hombres son admiradores”.

“Los hombres ocupan muy poco lugar sobre la Tierra. Las personas

mayores no les creerán, seguramente, pues siempre se imaginan

que ocupan mucho sitio”.

“Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer”.

“Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día,

cada uno pueda encontrar la suya”.

”Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos”.

“Lo que hace bello al desierto es que en algún lugar esconde un pozo”.

“Tendré que soportar dos o tres orugas si quiero conocer a las mariposas”.

“Es mucho más difícil juzgarse uno mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte

correctamente serás un verdadero sabio”.

“Las personas mayores nunca son capaces de comprender las cosas por sí mismas,

y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones”.


Su carrera literaria

En su primer relato en 1926 “El aviador”, narra sus recuerdos junto a sus

apuntes de vuelo, especialmente sus épicas primeras entregas del correo

aéreo al hemisferio sur desde Francia a través de España, Marruecos y

Mauritania, a Dakar. Cuando en 1928 se trasladó a Sudamérica, ya había

comenzado su carrera literaria,

En 1929 publicó “Correo del Sur” (Courrier Sud), bajo el sello de

Ediciones Gallimard, una editorial con excelentes obras de grandes

escritores, y con un prestigio creciente desde su creación en 1919.

En diciembre de 1930, con “Vuelo de noche” (Vol de Nuit),

obtiene el premio Femina, por la revista del mismo nombre

creada por Pierre Lafitte.

Este premio literario francés, fue creado en 1904 como contraposición

al Premio Goncourt. Un jurado exclusivamente femenino, le otorga

el premio, había sido entregado en 24 oportunidades, él recibe

el premio número 25. La trama, quizás premonitoria, es la del piloto

Fabien que afronta una tormenta en la Argentina.

Rivière, su jefe, medita en su oficina, mientras la esposa de Fabien

está muy intranquila y desea saber sobre su marido.

La historia de éste héroe, tuvo un enorme éxito de ventas, más de

6 millones de ejemplares en todo el mundo. En 1939 se edita

“Tierra de hombres”, en 1942 “Piloto de guerra”, en 194

“El Principito” y en 1948 en forma póstuma sus cuadernos

de nota en “Ciudadela”.


Conoce a Consuelo Suncín

(la incorpora como “La Rosa” en su cuento)

Saint-Exupéry, era soltero y ganaba mucho dinero, llevaba una vida

entre divertida y aventurera, haciendo base en el Teatro-Dancing

Tabarís, y el Royal Pigall de la Avda Corrientes 825 entre otros lugares

de ocio nocturno en Buenos Aires..

Invitado a escuchar una conferencia organizada por los Amigos del

arte en la Galería Van Riel de la calle Florida conoció a Consuelo.

Consuelo Suncín-Sandoval Zeceña, nació en El Salvador (1901 –

1979), fue escritora y artista. Ricardo Cárdenas su primer marido,

fallece en un accidente de ferrocarril.

A los 22 años va a México donde inicia estudios de Derecho que

abandona para seguir Periodismo. Vive en Francia, donde conoce al

diplomático, escritor y periodista guatemalteco Enrique Gómez Carrillo

(1873 - 1927), quien escribió alrededor de 80 libros de diversos

géneros, especialmente crónicas internacionales.

El la retrató en “El Principito”, Consuelo es “La Rosa”, con la que dialoga el protagonista.

“Los escritores tramposos crean personajes perfectos:

exageradamente felices y heroicos, o exageradamente desdichados y vapuleados.

Escriben historias para un teatro de marionetas.

Creen que los personajes les pertenecen, pero los personajes sólo pertenecen a la propia historia”.

A Cielo Abierto


A los 11 meses de la boda,

Gómez Carrillo fallece a causa

de un derrame cerebral.

Es el año 1927, dueña de una

gran fortuna, decide a sus 25 años,

afincarse en Buenos Aires, donde

obtiene la nacionalidad argentina.

Antoine, se había radicado

en Concordia, pues había sido

nombrado director de la empresa

Aeroposta Argentina, es en uno

de sus viajes a Buenos Aires,

que conoce a Consuelo.

Consuelo estaba en Buenos Aires

para cobrar los sueldos que

le adeudaban a su esposo.

Había sido amigo personal del

presidente Hipólito Yrigoyen

(1852 - 1933), quien lo había

nombrado Cónsul Argentino en París.

A partir de aquí, la nota romántica, amorosa y

divertida… Al verla, Antoine se enamoró, y esa

misma noche la invitó a volar, por lo que fueron

al aeropuerto de Pacheco y (dicen) que

montaron en el Laté 24 que tenía 2 asientos,

para el piloto y el copiloto.

Sobrevolando el río de la Plata le dijo:

“O usted me da un beso o nos estrellamos

los dos”… (Creo dadas las circunstancias y

mi apego a la vida , hasta yo le hubiese dado

un beso).

Y el aviador, ya embriagado acelerando continuó

“Quiero casarme con usted. O me da el sí o

nos hundiremos en el río”.

Esa noche terminó en el departamento de la

Galería Güemes. (Ya aquí sé que hubiera hecho

yo, porque antes de ir al departamento, ya había

aterrizado…)

Fue un amor apasionado, juntos se peleaban y

separados se añoraban, tuvieron otras parejas,

pero para volver a juntarse.


Volviendo a Antoine

Antoine y Consuelo dejaron el Río de la Plata y viajaron a París

donde sí contrajeron matrimonio. Luego fueron a Nueva York.

“La verdad está sobrevalorada. Es triste. Tal vez deberíamos inventar

algo que sea mejor que la verdad”.

Antoine de Saint-Exupéry


Reportero

“…Es bueno haber tenido un amigo,

incluso si uno va a morir”

Hace varios reportajes, en 1934 sobre la Indochina Francesa

(hoy Vietnam), en 1935 sobre Moscú; en 1936 sobre España,

previo al inicio de la Guerra Civil.

Sin embargo, no abandona su pasión, y continua como piloto

de pruebas, participando en algunos “raids” o intentos de

récords, que en ocasiones se saldaron con graves accidentes,

como el ocurrido en la zona del Sahara vecina a Egipto

el 30 de diciembre de 1935.

Características del Caudron

Un motor lineal de 6 cilindros invertidos en

línea Renault Bengali 6Q-09, refrigerado por líquido,

de 220 hp al despegue.

Velocidad Máxima: 300 km/h. Techo de servicio: 6.000 m.

Alcance Máximo: 1.500 km.

Envergadura: 10,4 m. Longitud: 9,10 m. Altura: 2,3 m.

Pesos: Vacío: 755 kg. Máximo al despegue: 1.380 kg.

Carga Útil: 150 Kg.


Luego de la escala en Marsella, el avión, pintado de crema y rojo, aterriza en Bengasi

para repostar combustible, despegando al poco tiempo en dirección a El Cairo.

Después de tres horas y 30 minutos y tras haber recorrido 3.700 kilómetros en total,

el Caudron se encuentra a 2.000 metros de altura con un amplio frente nuboso con

fuertes turbulencias. Temiendo desorientarse y calculando que el Delta del Nilo se

encontraba cerca, Saint-Exupéry decide descender de 1.000 muy rápidamente a

500 metros… El desierto no aporta ninguna información y las nubes impiden ver las

estrellas para recuperar las referencias visuales… El altímetro indica 300 metros…

De pronto, a las 02.35 horas, el Simoun, a 270 kilómetros por hora, colisiona

parcialmente con una duna que se elevaba oculta en medio de la inmensidad del

desierto de Libia. Milagrosamente el avión cayó con cierta suavidad y sin partirse…

Ambos estaban golpeados pero enteros.

Alrededor del avión averiado había solo arena y vientos.

Tenían algo de agua, alguna fruta y algo de vino.

Ambos experimentaron alucinaciones visuales y auditivas.

Para el tercer día estaban tan deshidratados que dejaron

de sudar, al cuarto día un beduino montado en

un camello los salvó.

El accidente le sirvió como

inspiración para su libro

“Tierra de Hombres”, publicado en

febrero de 1939, libro que

ganó varios premios y fue

elogiado por la crítica,

Este episodio en el desierto,

aparece como “punto de partida”

de El Principito.


Saint Exupery o Saint-Ex

como lo llamaban en sus frases

“He comprometido mi cuerpo en la aventura”.

“Apoyó la nuca en el cuero del asiento y comenzó

esa profunda meditación del vuelo en la que se

saborea una esperanza inexplicable”.

“Habíamos luchado, habíamos sufrido, habíamos

atravesado tierras sin límites, habíamos amado a

algunas mujeres, jugado algunas veces a

cara y cruz con la muerte”.

“Una tierra vestida de sol, la alfombra clara de los

prados, la luna de los bosques, el velo fruncido del mar”.

“Desde allá arriba, abajo cada casa encendía su estrella”.

“Yo busqué en la mujer el regalo que podía dar.

Pero eres distinto según las estaciones, y los días y los vientos”.

“Nadie llegará nunca al conocimiento de una sola alma de hombre;

hay el secreto de cada uno, un paisaje interior de

llanuras invioladas, de quebradas de silencio, de pesadas

montañas, de jardines secretos”.

“No me dejéis tan triste. Escribidme enseguida,

decidme que El Principito ha vuelto...”.

“Sólo los niños saben realmente lo que buscan.

Dedican su tiempo a su juguete o a una muñeca que viene

a ser lo más importante para ellos. Si se lo quitan, lloran…"

El Principito

"La madurez del hombre es haber vuelto a encontrar

la seriedad con que jugaba cuando era niño”.

Friedrich Nietzsche (1844 - 1960).


Muere un hombre,

a la par que nace el mito.

“Era un vendedor de píldoras perfeccionadas que calman la sed. Se toma una por

semana y no se siente más la necesidad de beber. ¿Por qué vendes esto?

-Dijo el principito. – Es una gran economía de tiempo – replicó el comerciante. –

Los expertos han hecho cálculos. Se ahorran cincuenta y tres minutos por semana. –

¿Qué se hace con estos cincuenta tres minutos? – ¡Se hace lo que cada uno quiera!

-Yo, -dijo el principito – si tuviera cincuenta y tres minutos para gastar,

caminaría lentamente hacia una fuente”.

El Principito


Sus lesiones ocasionadas por sus

choques anteriores le complicaban

movimientos como el de ponerse por

sí mismo su traje de vuelo, necesitaba

ayuda.

En las primeras misiones tuvo algunos

inconvenientes y destrozó una nave en el

aterrizaje. Estuvo ocho meses en tierra.

Hasta que en julio de 1944 otra vez le

permitieron subir nuevamente a un avión.

Un mes y medio antes, se había

producido el desembarco de los Aliados

en Normandía, era el día D y por esos

días, las fuerzas francesas, inglesas y

norteamericanas hacían pie en el sur de

Italia desde el norte africano. Eran horas

que daban un giro a la guerra.

El siguiente desembarco estaba

planificado en La Provenza.

Se le encomendó sobrevolar la zona, a

gran altitud, para inspeccionar, fotografiar

y detectar el estado y el modo de las

defensas alemanas.

El 31 de Julio de 1944,

el comandante Antoine de Saint-

Exupéry realiza su sexta y la que

sería su última misión.

Su objetivo es ayudar en la

preparación del desembarco en

Provenza, son las 8,45 de la

mañana, sale a bordo del avión

Lightning P38, despegando de

Borgom en la isla de Córcega.

No regresó, cuando aún le quedaba

combustible para más de una hora

de vuelo, su nave desapareció

de los radares.


29 de Octubre de 1998.

Las Últimas Noticias

(Santiago, Chile).

Cayó al Mediterráneo,

no se sabe si alcanzado

por un caza nazi o

debido a un fallo

mecánico. Piloteaba su

deseado Lightning P38.

Cuatro semanas más

tarde París fue liberada.

Antes de despegar había dejado escrito en su mesa de trabajo:

"Si me derriban no extrañaré nada. El hormiguero del futuro me asusta y odio

su virtud robótica. Yo nací para jardinero. Me despido, Antoine de Saint-Exupéry".


En el 2004 se rescataron restos de un

fuselaje que podrían haber sido del avión

que pilotaba Saint-Exupéry. Sin certezas,

y con dudas se reconocieron los restos

aéreos como de su avión, el lugar donde

se encuentran los restos del avión son

la costa de Calanques y la isla de Riou

al sur de Francia, frente a Marsella.

El buzo Luc Varnell llegó al lugar donde

se hallaban los restos.

Sobre un panel de la caja del turbocompresor,

los investigadores descubrieron

una serie de cuatro cifras aisladas y

grabadas manualmente: 2734, seguidas

por la letra «L», que significa “left”.

Se trata, según el informe, del número de

fabricación que el constructor de aviones

Lockheed inscribía en sus aviones en su

cadena de montaje. Este número civil

correspondía, a la matrícula militar 42-

68223. El avión de Saint-Exupéry.

Teorías

Dadas su popularidad, y el hecho que desapareciera del radar y no se

encontraran restos hasta muchos años después, produjeron muchas

especulaciones y versiones. Una sostenía que el piloto se desvaneció

al comando del avión por la falta de oxígeno y que eso produjo el final.

De esa teoría se aferró Hugo Pratt (1927 - 1995) para imaginar los

últimos instantes de Saint-Exupéry en el que fue su comic final:

“Saint-Exupéry, el último vuelo” (80 páginas editorial Norma).

Los restos del avión se encuentran

en el Museo del Aire y del Espacio,

en Le Bourget, afueras de París, en

un sitio dedicado al escritor / aviador.

Pratt hace que en esos minutos el aviador haga un repaso de su vida y hasta dialogue

con El Principito, sería una versión “poética” de la muerte de Saint-Exupéry, en lugar de

desvanecerse, tiene alucinaciones, mientras dos aviones de la Luftwaffe le persiguen

para darle caza. Otras versiones afirmaban que averiado su avión por un ataque alemán,

realizó un aterrizaje de emergencia y fue apresado y muerto en tierra por soldados nazis.

Otra teoría, que fue la que más adeptos tuvo con el correr de los años, indicaba que,

divisado mientras cumplía con sus tareas de inspección, el avión de Saint-Exupéry fue

derribado por un piloto enemigo y se precipitó en el mar. Algunos dijeron que se había

suicidado y que voluntariamente impactó el Lightning P38 contra el mar.


El Principito (4) nació en Nueva York

¿Qué tiene esa historia de un niño que se le aparece a un

aviador caído en un desierto y le cuenta historias poéticas,

sutiles y al mismo tiempo llenas de sentido? ¿Es un mero

cuento infantil o, al decir del filósofo Martin Heidegger

(1889 - 1976) es uno de los libros más profundos que

se han escrito nunca?

Cuando escribía a su editor americano, solía hacer

dibujos en el borde de sus cartas. Éste le pidió que

escribiera un cuento infantil que incluyera sus dibujos.

Era el año 1943, dibujando un niño rubio en trazos de

acuarela, completó el cuento al que llamó El Principito,

Le Petit Prince. Las ilustraciones de El Principito fueron

realizadas por Saint-Exupéry.

El autor nunca se consideró un buen dibujante,

algo de lo que se burla El Piloto al inicio de la obra.

La editorial Reynal & Hitchcook de Nueva York, saca

la primera edición, Saint-Exupéry entrega el original de

su obra en francés, y lo traduce al inglés Katherine Woods.

A la semana, el 6 de Abril de 1943 sale una edición

en francés. La traducción de Woods sería la versión

estándar en inglés durante 52 años hasta que Penguin

publica una nueva versión en 1995. Cinco años después,

la versión de Richard Howard se convertiría en el nuevo

estándar en inglés. Cuando acaba la guerra y Francia

es liberada de la ocupación alemana, sale en 1946

una edición de Editions Gallimard (2).


La primera traducción al español la hizo el político y escritor

bonaerense Bonifacio del Carril (1911 – 1994) (3), la editó Emecé

Ediciones de Argentina en 1951, a partir de la cual siguieron otras

muchas.

España saca su primera edición en 1965, y dos años más tarde,

en 1967, vio la luz la célebre traducción que de ella hizo el poeta

José Hierro.

Le siguieron las ediciones de 1968 en Colombia y Cuba, 1980

en Uruguay, 1981 en Chile, 1985 en Perú, y 1986 en Venezuela…

Quizás es la obra literaria más vendido de la historia, más de

200 millones de ejemplares, traducida a más de 250 idiomas o

dialectos, disputa ese título junto a “Historia de Dos Ciudades”

de Charles Dickens (1812 – 1870).

Entre esos 250 idiomas también fue traducido al manchego,

andaluz, valenciano, braille, coreano, latín, aymara (Pririnsipi

Wawa), quechua, guaraní (Principe-í), dialectos africanos.


Más datos de El Principito

Las aventuras del aviador perdido en el desierto parten de un hecho

autobiográfico, la aparición de un Pequeño Príncipe, seguramente

un producto de sus personales y mágicas alucinaciones.

En las conversaciones con el Principito, único habitante del asteroide

B-612, Saint-Exupéry narra su propia idea de la estupidez humana

frente a la sabiduría de los niños.

Personajes

El Piloto, es el personaje central, es sin dudas el autor.

El Zorro, el animal que acompaña al Principito en su viaje,

se inspira en los zorros del desierto que Saint-Exupéry

conoció en sus vuelos como piloto por el norte de Africa.

La Rosa, está inspirada en su esposa Consuelo.

El planeta donde se encuentra “La Rosa”, está rodeado por tres

volcanes. Es El Salvador, la tierra de Consuelo.

Las aventuras de El Principito, se basaron en un joven Saint-Exupéry,

y se inspiraron en el hijo del aviador Charles Lindbergh (1902 - 1974).

Éste vivía cerca del piloto francés con quien había establecido una

buena relación. Los Baobabs, árboles que destrozan planetas con sus

raíces, señalan al nazismo y su pretensión de dominar al mundo.

El coleccionista, dejó a sus 94 años, el material que había comprado

en una subasta hacía más de 35 años en 1986 en Bevaix.

Propietario de una de las mayores colecciones de arte de Suiza,

creó en 1980 la Fundación Winterthur para gestionar su patrimonio.

Las anotaciones y dibujos estaban conservados dentro de una carpeta

de cartón y "están en muy buen estado", dijo Elisabeth Grossmann,

conservadora de la Fundación para el Arte, la Cultura y la Historia

de Winterthur.

Se encontraban entre una enorme cantidad de obras de arte

(menciona miles). "Otras obras, estaban en peor estado”.

La carpeta contenía tres dibujos vinculados a El Principito -el Bebedor

en su planeta, la Boa que digiere a un elefante acompañado de notas

manuscritas, el Principito y el Zorro- así como un poema ilustrado con

un pequeño dibujo y una carta de amor dirigida a su mujer Consuelo.

Otros dibujos originales de Saint-Exupéry están en la Morgan Library

de Nueva York, el destino al que irán los bocetos que se encontraron.

Sus originales

En diciembre de 2018, luego de la muerte de un empresario

inmobiliario, Bruno Stefanini (1924 – 2018), de Zúrich,

se descubrieron los bocetos originales de El Principito que estaban

en una vieja construcción al norte del país.

Los dibujos encontrados están hechos en papel de correo aéreo

con tinta china y acuarela. “Saint-Exupéry”, Norma Editorial 2020.

Guion de Pierre-Roland Saint-Dizier y

dibujos de Cédric Fernandez


Silvia Hamilton, musa y amante

“Necesito senos en los que beber amor”,

Christine Nelson, comisaria de la exposición

celebrada en el 2014 en la Morgan Library

escribe en el catálogo de la muestra:

"Pocos saben que esta gran obra de la literatura

francesa, de la literatura universal, nació en

Nueva York. El Principito es realmente una

historia de Nueva York".

A las siete de la mañana de un día primaveral

de 1943 Antoine de Saint-Exupéry visita a su

amante Silvia Hamilton, en su departamento

en Park Avenue.

Se presenta con su uniforme militar, deja Nueva

York para unirse a las fuerzas aliadas en Argel.

Le da un manuscrito de su libro con un texto

dedicado a ella que dice: "Me voy y me gustaría

tener algo maravilloso que darte, pero esto es

todo lo que tengo"

Se lo entrega junto a los dibujos originales de

El Principito, escrito en parte en esa casa e

inspirado en sus habitantes.

Silvia había pronunciado frases que diría el zorro

en la ficción y su perro había hecho de modelo

para los dibujos de la oveja. El hijo de Silvia,

Stephen (que luego sería juez federal), fue el

primer niño que leyó El Principito.

El material expuesto fue vendido por Silvia

Hamilton en 1968 al museo, incluido el único

dibujo que guardó para su nieto: el borrador de

una de las escenas más tristes, cuando el

protagonista contempla 44 veces seguidas la

puesta de sol moviendo la silla en su pequeño

planeta solitario

A finales de 1940 Saint-Exupéry llega a Nueva

York desde Lisboa huyendo de la invasión

alemana a Francia, planeaba estar unas pocas

semanas, pero se quedó más de dos años.

Intentó, sin conseguirlo, aprender inglés.

Tenía poca relación con la comunidad francesa,

dividida por lo que ocurría en Francia,

su relación con Consuelo lo atormentaba,

especialmente debido a sus escapadas

nocturnas.

Le ayudó recibir un premio literario nada más

llegar y los ánimos de Elizabeth Reynal y Peggy

Hitchcock, esposas de sus futuros editores,

para comenzar a escribir su libro más famoso.

Como le encantaba hacer dibujos en los

márgenes de sus libros y de sus cartas, repetía

la figura de un niño que se le parecía, con poco

pelo y pajarita.

El matrimonio Reynal, le sugirió convertirlo en

un héroe, en un libro infantil.

Compró un cuaderno de papel de calco y unas

acuarelas en una librería de la Octava Avenida y

desarrolló la historia en diferentes lugares, en el

rascacielos del Central Park West donde vivió,

en la mansión que alquiló en Long Island un

verano, en el estudio de un amigo en

la calle 52 y en el apartamento de Silvia.

"Tenía fama de distraído, pero era un artista

meticuloso", cuenta Christine Nelson, trabajaba

sin parar, llamaba de madrugada a amigos en

París o en California para leerles los últimos

párrafos escritos.

Escribía y revisaba rodeado de pilas de papeles,

siempre con una taza de café o té al lado y con

un pitillo en la boca.

Sus originales muestran manchas de café

y dibujos con quemadura de cigarrillo.

Cuando dejó Nueva York, Saint-Exupéry se

llevó un ejemplar de El Principito en francés

que enseñaba a menudo a sus compañeros

de guerra en Argel, lo prestaba con la condición

de que se lo devolvieran en 24 horas y les pedía

comentarios.

Tenía siempre el libro en mente y reclamaba

información a su editorial neoyorquina.

En otoño de 1943, recibió las buenas críticas y

los primeros datos de ventas: 30.000 ejemplares

en inglés y 7.000 en francés, le parecieron unas

cifras modestas.

Quería publicar su libro en Francia, pero no

vivió suficiente para verlo.


1 Publicidad Aerolíneas Argentinas - Saint Exupery 1-2 y 3 -

"Despegue" "Aterrizaje" "Vuelo Nocturno"

https://youtu.be/Ex0vGxR6ypw

El último vuelo de Saint Exupéry. 1 mar 2017

5 Conferencia sobre el inolvidable piloto y escritor

Antoine de Saint-Exupéry ofrecida por la

Fundación Infante de Orleans el 5/4/2020.

El ponente es Darío Pozo, ingeniero informático,

piloto privado y voluntario de la Fundación.

6 Segunda parte del 12/4/2020, que retoma

la historia donde quedó al final de la primera

sesión. El ponente es Darío Pozo.


Notas

1 “Mira la catedral que habitas”. Alvaro

Abós (1941) Editado por Sudamericana.

Titulé mi libro con una frase que me había

impresionado, tomada de su Piloto de

guerra: “Mira la catedral que habitas”.

Es decir, no olvides nunca que la vida

tiene algo de sublime.

2 Diario el Mundo. “Horas sin Ocio”,

Ricard Bellveser. 27 agosto 2018.

7 "Oasis" es un documental de 50 minutos

de duración sobre el paso de Antoine de Sant

Exupéry por Concordia, Entre Rios, Argentina

3 Bonifacio del Carril, durante el

autodenominado Proceso de

Reorganización Nacional (instaurado en

Argentina luego del golpe cívico-militar de

1976) participó en diversas actividades

organizadas por el gobierno para mejorar

su imagen en el exterior. Lo hizo como

presidente de la Academia Nacional de

Bellas Artes.

8 Las ruinas del Castillo

San Carlos, un hito de la

ciudad de Concordia.

Las dos historias del lugar,

su etapa de olvido, abandono.

El vandalismo y la posterior

puesta en valor.

4 La astronomía le ha rendido varios

homenajes a El Principito:

– Un asteroide descubierto en 1975 fue

nombrado “2578 Saint-Exupéry”, en su

honor.

– Un asteroide descubierto en 1993 fue

nombrado **46610 Bésixdouze**. Que

traducido al español, sería B-seis-doce,

en honor al asteroide B-612, donde vivía

el Principito.

– La “Fundación B612”. Se encarga de

rastrear asteroides que puedan significar

una amenaza a la Tierra.

-En 2003, la luna de un asteroide recibió

el nombre de “Petit-Prince”


El primer rascacielos de

Buenos Aires

El 15 de Diciembre de 1915, se inaugura el Pasaje Güemes, a la

manera de la galería Vittorio Emanuelle en Milan y las galerías

Madler en Leipzig Alemania, la inauguración fue organizada por el

Círculo de la Prensa y a ella asistieron el Presidente de la Nación Dr.

Victorino de la Plaza (de origen Salteño), otras autoridades y

descendientes del General Güemes.

La Galería Güemes fue considerada el primer

rascacielos construido en Buenos Aires, con sus 14

pisos y 87 metros de altura. Los promotores de la obra fueron

los salteños Emilio San Miguel y David Ovejero, dueños de

gran fortuna y propietarios de la casona de 1830 que

existía en el terreno.

El emprendimiento fue encomendado al arquitecto italiano

Francisco Gianotti.

La Galería fue considerada una de las obras cumbres del Art

Noveau.

La construcción empezó en 1913, debió afrontar no pocos

problemas, pues sus propietarios quedaron en bancarrota por

el costo de la obra que subió de 10 a 15 millones de pesos

fuertes, fatalidad agravada por el hundimiento del barco

ocasionado por un submarino alemán, que traía los mármoles

italianos para la fachada sobre Florida.

El nombre de la Galería rinde homenaje al máximo héroe de la

provincia de Salta, General Martín Miguel de Güemes. El 15 de

diciembre de 1915, la inauguración fue organizada por el

Círculo de la Prensa y a ella asistieron el Presidente de la

Nación, Victorino de la Plaza y descendientes del prócer

salteño.


evista e-AN 29, diciembre del 2015,

nota sobre el Pasaje Güemes en su

100 aniversario.


Pasajes, galerías, en Europa.

En la Galleria Vittorio Emanuele II se

pueden encontrar, además de

agradables restaurantes con terraza,

las tiendas más elegantes de la

ciudad.

El edificio, construido entre 1865 y

1877, está formado por dos arcadas

perpendiculares cubiertas por una

bóveda de vidrio y hierro.

Galerías Saint Hubert

Construidas en 1846 por encargo del

rey para proteger a los habitantes de

Bruselas de la lluvia durante sus

compras. Son un símbolo de Bélgica,

fueron las primeras galerías

comerciales de Europa.


El primer centros

de compras de

Buenos Aires.

Al igual que otras Galerías

de fin del siglo XIX y

principios del XX, la

Galería Güemes fue

concebida al estilo de los

grandes espacios

europeos, que eran

lugares de encuentro, de

esparcimiento y donde,

además de las compras,

sucedían acontecimientos

sociales; eran los

predecesores de los

actuales shoppings.

Los promotores de la obra

fueron los salteños Emilio

San Miguel y David Ovejero,

dueños de gran fortuna y

propietarios de la casona de

1830 que había en el

terreno sobre Florida. Al

principio se pensó en

realizar la obra tan sólo

sobre esta calle, pero luego

se sumó al proyecto el

Banco Supervielle,

propietario del lote que

miraba a San Martín. Se

optó entonces por un

edificio-pasaje que

conectara ambas calles

mediante una Galería de

116 metros.

El emprendimiento fue

encomendado al arquitecto

italiano Francisco Terencio

Gianotti. La Galería Güemes

fue considerada una de las

obras cumbres de Art

Noveau.

La construcción comenzó en

1913, y debió afrontar no

pocos problemas, pues sus

propietarios quedaron en

bancarrota por el costo de la

obra que subió de 10 a 15

millones de pesos fuertes,

situación agravada cuando

un submarino alemán

hundió el barco que traía los

mármoles italianos para la

fachada sobre Florida y

otros costosos elementos

para su terminación.

El nombre del edificio, rinde

homenaje al máxime héroe

de la provincia de Salta,

General Martín Miguel de

Güemes.

clickee en la imagen

para ampliar

información.


El Pasaje Güemes un símbolo del Modernismo,

en los comienzos del siglo XX.

Al visitante de aquellos años lo sorprendía la variedad

de usos y funciones que albergaba en su interior.

En el subsuelo un teatro y un importante salón de

eventos y restaurante.

En la planta baja la Galería con locales comerciales y

variada gastronomía.

Desde el primer piso oficinas, y a partir del 6º nivel se

encontraban los departamentos totalmente amueblados

que se alquilaban temporalmente.

Al llegar al piso 14º se encontraba uno frente a la

confitería que tenía vistas a la ciudad y donde sonaban

los acordes de una orquesta que tocaba desde un

balcón interno del salón.

Cuatro niveles más arriba el mirador, punto más alto de

la ciudad durante varios años con una vista única de

360 grados en pleno centro de la ciudad.

Todo ello acompañado por alardes técnicos como

ascensores capaces de recorrer 140 metros en 60

segundos, sistemas contra incendios que bombeaban

hasta 24 mil litros por hora y que eran activados a

través de alarmas eléctricas ubicadas en la planta baja

y los subsuelos.

Los distintos sectores contaban con refrigeración,

calefacción y ventilación forzada, y hasta fue comidilla

por indiscreto el tablero luminoso que informaba acerca

de la ocupación de las oficinas.

Un sistema de tubos neumáticos servía de correo

interno del edificio.

No menos impacto causó la combinación de

iluminación natural y artificial de la bóveda y la

broncería del pasaje, o los detalles de broncería de los

escaparates y de las puertas de los ascensores.

El teatro contaba con butacas montadas sobre una losa

de hormigón armado que, a su vez tenía apoyo

pivotante capaz de cambiar la pendiente de la sala.

El conjunto causaba una impresión verdaderamente

futurista teniendo en cuenta que corría el año 1915.


cine, tango y variete

1923 la aventurera del Pasaje Güemes de

Julio Irigoyen película muda, no se

conservan registros

1949 León Klimovsky se llamaba Carlos

Gardel

1993 Leonardo Favio graba escenas para

Gatica El Mono

1996 Alan Parker grabo escenas con

Madonna y Antonio Banderas para Evita.

Alejandro Romay tiene su primera

emisora de radio en el subsuelo

Julio Cortazar fragmento de

El otro cielo

(Todos los fuegos el fuego, 1966)

“., el Pasaje Güemes, territorio ambiguo donde ya hace

tanto tiempo fui a quitarme la infancia como un traje

usado. Hacia el año veintiocho, el Pasaje Güemes era la

caverna del tesoro en que deliciosamente se mezclaban la

entre visión del pecado y las pastillas de menta, donde se

voceaban las ediciones vespertinas con crímenes a toda

página y ardían las luces de la sala del subsuelo donde

pasaban inalcanzables películas realistas.


Las Josiane de aquellos días

debían mirarme con un gesto entre

maternal y divertido, yo con unos

miserables centavos en el bolsillo,

pero andando como un hombre, el

chambergo requintado y las manos

en los bolsillos, fumando un

Commander precisamente porque

mi padrastro me había profetizado

que acabaría ciego por culpa del

tabaco rubio. Recuerdo sobre todo

olores y sonidos, algo como una

expectativa y una ansiedad, el

kiosco donde se podían comprar

revistas con mujeres desnudas y

anuncios de falsas manicuras, y ya

entonces era sensible a ese falso

cielo de estucos y claraboyas

sucias, a esa noche artificial que

ignoraba la estupidez del día y del

sol ahí afuera. Me asomaba con

falsa indiferencia a las puertas del

pasaje donde empezaba el último

misterio, los vagos ascensores que

llevarían a los consultorios de

enfermedades venéreas y también

a los presuntos paraísos en lo más

alto, con mujeres de la vida y

amorales, como les llamaban en los

diarios, con bebidas

preferentemente verdes en copas

biseladas, con batas de seda y

kimonos violeta, y los

departamentos tendrían el mismo

perfume que salía de las tiendas

que yo creía elegantes y que

chisporroteaban sobre la penumbra

del pasaje un bazar inalcanzable de

frascos y cajas de cristal y cisnes

rosa y polvos rachel y cepillos con

mangos transparentes.

Todavía hoy me cuesta cruzar el

Pasaje Güemes sin enternecerme

irónicamente con el recuerdo de la

adolescencia al borde de la caída;

la antigua fascinación perdura

siempre, y por eso me gustaba

echar a andar sin rumbo fijo,

sabiendo que en cualquier

momento entraría en la zona de las

galerías cubiertas, donde cualquier

sórdida botica polvorienta me atraía

más que los escaparates tendidos a

la insolencia de las calles abierta,..”

En América del Sur del siglo XX, el

Pasaje Güemes fascina al narrador

y es el portal de viajes en el tiempo.

Construido entre 1912 y 1915, su

arquitectura se inspira en las

grandes galerías extranjeras del

momento. Esta es la primera

galería y el primer rascacielos de

América del Sur, con sus 87 metros

de altura y catorce plantas. Situado

entre la calle Florida (una de las

calles más concurridas de la

ciudad) y San Martín, este edificiopasaje

representaba la

modernización de la capital de

Argentina. Por ejemplo, los

ascensores tenían una velocidad

prodigiosa hasta el momento,

porque viajaban 140 metros de

altura en 60 segundos. En la planta

superior del edificio había un

telescopio, de manera que el

público tenía acceso a una vista

panorámica de la ciudad.

Sin embargo, en los años 1940, la

época en que el narrador frecuentó

la Galería Güemes, esta vivió su

decadencia, como la padecían las

galerías europeas. Esta se

convierte en un escenario ideal

para los personajes marginales y

las prácticas ilegales


Bajando al pecado.

Para el año 1928 aproximadamente

el Pasaje Güemes se había

convertido en una caverna de

deseos donde se mezclaban el

pecado donde se encontraban

kioscos donde se vendíanrevistas

con mujeres desnudas, en el cine

ardían las luces donde pasaban

inalcanzables películas

condicionadas, luego en 1967 ya en

la decadencia total del pasaje se

quemó desde la entrada de Florida


hasta la cúpula de hall central y

hasta el bello teatro se había

convertido en un local de striptease.

“En lel principio de los 60 en mi

adolescencia, bajaba estas

escaleras, entrando por Florida, era

el lugar de sordidos espectáculos

del striptease, con presentaciones

de sexo explicitas, que despertaban

mis juveniles hormonas”


Kalisay

El tango, se interpretaba gen

violín, flauta y guitarra. A pa

musical, definitivamente el b

Este era un instrumento inve

Band que luego se comercia

adaptación al nombre bando

El bandoneón, era cosa de g

quienes se acercaron al tang


https://youtu.be/VIsyMMl_xIA

eralmente en sus comienzos con un trío de

rtir de 1910, se suma a la interpretación

andoneón.

ntado en Alemania en 1835, por Heinrich

lizó con el nombre de Band-Union. De allí la

neón, a su llegada al Río de la Plata en 1870.

ringos. Por esta razón, fueron los intérpretes

o del 2 x 4, alegre y de ejecución rápida.


Homenaje

https://youtu.be/VIsyMMl_xIA


Las tardecitas de Buenos Aires tienen ese,

qué sé yo, ¿viste?

Salís de tu casa por Arenales

Lo de siempre, en la calle y en vos

Cuando de repente, de atrás de un árbol,

me aparezco yo

Mezcla rara de penúltimo linyera

Y de primer polizonte en el viaje a Venus

Medio melón en la cabeza

Las rayas de la camisa pintadas en la piel

Dos medias suelas clavadas en los pies

Y una banderita de "Taxi Libre" levantada

en cada mano

¡Te reís! pero solo vos me ves

Porque los maniquíes me guiñan

Los semáforos me dan tres luces celestes

Y las naranjas del frutero de la esquina me

tiran azahares

¡Vení! que así, medio bailando y medio

volando

Me saco el melón para saludarte, te regalo

una banderita y te digo

Ya sé que estoy pianta'o, pianta'o, pianta'o

No ves que va la luna rodando por Callao.


Gurdianes de

nuestro Patrimonio


https://youtu.be/VIsyMMl_xIA

Esta pagina es un homenaje, un

agradecimiento, a los propietarios, a los

administradores, al personal y a los inquilinos

de la Galería Güemes, a la gente que trabajan

para salvar y revalorizar a un bien que nos

pertenece y de esa manera resguardan y

revalorizan un futuro mejor para todos.


el Mirador de Buenos Aires

El mirador que permite una vista

privilegiada de Buenos Aires desde su

piso 14, a 87 metros de altura, y que fue a

lo largo de años el punto más alto de la

Argentina. Hoy conserva el interés ya que

la postal de la Ciudad en 360 grados que

ofrece es imperdible. Se pueden divisar

desde allí edificios emblemáticos, cúpulas

clásicas, el Río de la Plata y hasta la costa

uruguaya si el cielo está lo suficientemente

despejado.

En el último piso la casa de los Sres. Atilio

Grimaldi, Fermin Encage, Juan Subirana y

Cía, que tenían sus oficinas en la torre,

habían instalado un poderos telescopio

para que el público por solo 25 centavos


gozara de observar una gran panorámica

de la ciudad desde esa altura. Esa empresa

formada en 1911 era una de las empresas

más importantes de artículos de óptica,

que perdura en el recuerdo de la ciudad de

Buenos Aires, su nombre, Griensu SA,

estaba formada por las primeras silabas de

sus fundadores.


Dialogos sin tiempo

por Carlos Sánchez Saravia

Cuando comenzamos a organizar las muestras

de arte en la Galería Güemes pense en

organizar una muestra de una artista plástica

que uniera el espíritu de este tradicional

edificio que une, la propuesta de sus primeros

dueños los salteños Emilio San Miguel y David

Ovejero, de hacer a fines del siglo XIX un


edificio que mostrara lo mas representativo de

la arquitectura moderna, como son las obras

del Art Nouveau, reflejadas en sus vitraux, sus

bronces, sus tallas de marmol, sus artefactos

de iluminación,...; como la de sus actuales

dueños, que albergan, en este edificio de

renta, al lado de excelentes restauraciones,

locales que presentan el diseño actual

adaptado este edificio que forma parte de

nuestro Patrimonio.

Y me encontre con Ides que en su arte

abstracto, dialoga sin tiempo, entre la juventud

de su arte con la adultez de su experiencia.


Ides Kihlen nacio en la provincia de Santa Fe

el 10 de Julio de 1917, en plena Primera

Guerra Mundial y durante el auge del Arte

Abstracto. Hija de padre sueco y madre

descendiente de suizos, vivió sus primeros

años en las provincias de Corrientes y Chaco,

para luego mudarse a Buenos Aires donde

comenzó sus estudios.

Se cambio, por decisión propia, su nombre

sueco por Ides, inventado por ella.

A los 14 años ingreso a la Escuela Nacional de

Artes Decorativas y se recibió muy joven, a los

17 años. También hizo su carrera en el

Conservatorio Nacional de Música.

https://youtu.be/nkpaAYY-szc

Sus dos grandes pasiones, la pintura y la

música, entre las cuales nunca pudo elegir, y

que la acompañan al día de hoy.

Estudió en París con el prestigioso André

Lhote, con el catalán Vicente Puig, y con

grandes maestros argentinos como Pio

Collivadino, Emilio Pettoruti, Batlle Planas,

Adolfo Nigro y Kenneth Kemble, entre otros.

Dedicó su vida entera al arte sin mostrar sus

obras, con su familia e íntimos como únicos

testigos. Rechazó todas las invitaciones a

exponer, hasta que en el año 2000 un día un

galerista que fue a su casa para cotizar una

obra de otro artista, vio su obra de casualidad

y quedó admirado, logrando convencerla de

hacer su primera muestra individual en arteBA.

Para ese entonces Ides tenía ya 80 años. Fue

un éxito rotundo, y a partir de ese momento, su

carrera fue imparable. Expuso en el Museo de

Arte Moderno de Buenos Aires, CCK, Museo

de Arte Decorativo, en el Museo de Arte

Moderno de Bahía y Museo de Arte

Contemporáneo de San

Pablo, en Brasil, y en prestigiosas Galerías de

Arte de Argentina, España, EEUU, Sydney.

Recibió el premio “Tornillo Siglo XXI” creado

por Quinquela Martín, como persona cultora de

la verdad, el bien y la belleza.

En el año 2017 fue nombrada “Personalidad

Destacada de la Cultura” por la Legislatura

Porteña.

Cuenta con tres libros publicados sobre su


obra, con comentarios de reconocidos críticos

argentinos (entre ellos Mario Gradowczyk,

Rafael Squirru, arq Alberto Bellucci, Nelly

Perazzo,Rosa Faccaro, Fermín Fevre,

Mercedes Casanegra, Osvaldo Mastromauro,

Laura Batkis, Juan Javier Negri , y Rodrigo

Cañete.

Su obra forma parte de importantes

colecciones privadas en Argentina y el mundo.

Hoy a sus casi 104 años sigue pintando y

tocando el piano, desde que se despierta, muy

temprano por la mañana. Es una de las más

importantes representantes del arte abstracto

argentino, dueña de un estilo original, honesto

y auténtico, como pocos artistas han logrado

desarrollar, sin dejarse influenciar por la moda.

Es sin duda un ejemplo de pasión, dedicación

y trabajo


s

m

d

s

E

p

d

e

e

s

l

l

e

e

e

y

n

[

E

c

(

C

e


u voz

i día de trabajo es todo el día a veces a las 7

e la mañana estoy pintando 112 horas

eguidas

l trazo del artista se consigue con el

ensamiento se consigue con, con la

edicación y esa paciencia y no creerse que

s un gran artista nunca

ste cuadro tiene música entonces yo quiero

aber cómo se halla este color el colorado en

a escala para mí suena así, esta nota se

lama mi

ste es blanco, este sol, es un amarillo oscuro

ntonces la música

s, aquí esta, mi, do, sol

así se puede formar la escala con un

ombre distinto

Feliz cumpleaños Ides,

felices jóvenes 104 años

Música]

sta es una obra mia tanto de, están todos los

olores ahí

Musica)

uando yo estoy pintando, no siento que

stoy pintando

https://youtu.be/QU-EUO_ru2Q


https://youtu.be/72jrxdCGu-I

Luz Bencich

JJRoiz


Galería / Pasaje Güemes

de Francisco Terencio Gianotti

Por el arq. Carlos L Dibar

Para principios del Siglo pasado,

cuando Europa tras la Revolución

Industrial se iba convirtiendo en

futuro, Buenos Aires quería parecerse

a las antiguas capitales Europeas:

Roma; Madrid; Paris; Londres y

también algunos toques germanos.

Las grandes urbes conformadas a

través de la sumatoria de edificios

palaciegos durante doscientos años

eran el modelo codiciado.

Por esos años las Élites locales se

fortalecían económicamente mientras

sus hijos se educaban en Europa.


El Exodo

Unas décadas antes, para 1870/71 la fiebre

amarilla azotaba Buenos Aires dejando un

tendal de 14.000 muertos equivalente al 8% de

la población (a cantidad de población hoy

hablaríamos de entre 300 mil muertos en

CABA y 800 mil en AMBA)

Cifras pavorosas y sin vacunas, la población

abandonó sus casonas familiares en San

Telmo y Montserrat para emigrar hacia mas al

Norte en los alrededores de la Recoleta.

Una excelente oportunidad para dejar esas

casas de dejos coloniales e incursionar

primeramente en los modelos Italianizantes

renacentistas y clasicistas, hasta el

Academicismo Neo clásico italiano imponente

en el edificio del Congreso, emulando el

Monumento a Vittorio Emanuelle de la mano

tempranamente del Arq. Francisco Tamburini y

su discípulo Vittorio Meano que fueron la

transición hacia otro Academicismo, el francés

de L´Ecole de Beux Arts de Paris, inspiración

para Julio Dormal en la realización del interior

del mismo Teatro Colon donde vuelca todos

los ornamentos materializados en exquisitos

vitraux, mármoles y dorados a la hoja que

pudiera incursionar.


Bs As a la manièr de Paris

Para ubicarnos cronológicamente,

hacia1894 se inauguraba la Av. de Mayo;

se planifican las Diagonales Norte y Sur y

bajo la Intendencia del “Haussman

porteño” D. Torcuato de Alvear y su

incansable paisajista Director de Parques

Nacionales D. Carlos Thays le dan la

magnificencia de los Parques

palermitanos, las grandes Avenidas y la

gloria de la Ciudad latina que evocaba

Paris con rincones de Madrid y Londres

en aisladas expresiones notables de

arquitectura.

Por ese entonces Callao era una de las

Avenidas donde mas notables edificios de

envergadura y magnificencia se

concentraban, las cúpulas ostentaban un

gusto y refinamiento notable.

Callao “la elegante” divide dos barrios

originarios de la Ciudad: San Nicolás

fundacional y su crecimiento como

Balvanera y avanza como una notable

proa hacia la Recoleta.


Confiterias y Galerias y Pasajes

Comerciales

A partir del alejamiento de Rosas (20 años antes

del éxodo de San Telmo), las férreas disciplinas y

el encierro socio-recreativo, sobretodo en Bs As

empieza a tomar un auge importante el encuentro

social espontaneo.

Y para ello que mejor que las Confiterías que

llegando al 1900 eran hitos importantes y

convocantes que determinaban y se configuraban

con los habitantes de distintas zonas y barrios de

la Ciudad.

Pero también en Europa estaba en auge el

agrupamiento de los comercios mas sofisticados

que conformaron los Pasajes y Galerias como La

Fayette en Paris; la Vittorio Emanuelle en Milan; (

Harrods en Londres) Las Galeries Royales en

Bruselas.

La primera ciudad que tuvo pasajes comerciales

fue Paris y de ahí se extendió al resto de Europa

desde fines del Siglo XIX, estos pasajes eran

construidos en forma de galerías que conectaban

dos puntos o calles relevantes, con tiendas a

ambos lados con cubiertas de techos acristalados

que las convertían en zonas muy agradables para

pasear y realizar compras al abrigo de la

intemperie que incluían cafés y restaurantes y

hasta actuaciones musicales.


Galería - Pasaje

Güemes

El centro porteño no le iba a la

zaga y prontamente las fue

incorporando, siendo la Galería

Güemes en forma de Pasaje un

exponente local de esta moda

internacional palaciega pero ya

con toques de modernidad que

incorporaban la liviandad del

vidrio y del acero que

expresaban magníficamente la

entonces modernidad del Art

Nouveaux y los comienzos del

Arte Decò.

Para el desafío de esta

realización, la elección de

Gianotti era más que acertada.

Para ese entonces ya estaban

posicionados una docena al

menos de arquitectos franceses

que asociados con otros locales

realizaban mayormente las

Residencias-Palacios como las


ealizadas Para José C Paz en el

actual Circulo Militar casi único

exponente del estilo Luis XIV en

la ciudad; las Residencias para la

familia Ortiz Basualdo, una actual

embajada de Francia y la otra

lamentablemente demolida

también para los Paz frente a la

Plaza San Martin.

Los Anchorena en el gran

Palacio multifamiliar actual

Palacio San Martin que alberga

la Cancilleria.

Los Alvear en tres notables

exponentes de la arquitectura de

René Sergent, premiado en

Francia con la orden de

“Arquitectura Palacio” en la gran

Exposicion de Paris, realiza el

Palacio “Sans Souci” para Carlos

Maria y para sus hermanas

Josefina el “Palacio “Errasuriz”

actual Museo de Arte Decorativo

y para Elisa el Palacio Bosch

actual residencia del Embajador

de los EEUU.

Francisco Terencio Gianotti fue

como decíamos el felizmente

elegido porque tenía los dos

componentes necesarios: la

majestuosidad del Academicismo

y la capacidad de manejar

grandes espacios coronados con

la modernidad del vidrio y el

acero.

Oriundo de un pueblo cercano a

Turín, donde como su hermano

Giovanni Battista estudiaba

arquitectura precisamente en la

Academia de Bellas Artes de

Turín (claro no era de Beaux Art

de Paris)

Recibido en 1904 viaja a

Bruselas para seguir a su

hermano a perfeccionar sus

estudios.

Ahí se encuentra con otros

arquitectos y otros estilos que

descollaban casi

revolucionariamente

anteponiéndose a todo

clasicismo…. El Art Nouveaux y

un gran exponente como Víctor

Horta y un Enri Van der Velde

que lo deslumbran!!

A lo largo de sus estudios el

establece un vinculo con el Arq.

Alfredo Melani, catedrático de la

Academia de Bellas Artes de

Milán quien le da otra mirada

dentro de la encrucijada

arquitectónica y artística de la

época donde la Bauhaus aun no

existía, pero su advenimiento era

incipiente y el cubismo de

Picasso y Braque ya se estaba

gestando desde el incipiente

Siglo.

Cuando Francisco Terencio

decide viajar a la Argentina su

“maestro Alfredo Melani” le da un

consejo, casi un mandato: “Que

persista tu idea modernista en

Buenos Aires”.


Contenidos actualizados

dirigidos a publico objetivo,

relacionado con: arquitectura,

diseño, patrimonio, arte, real

estate,...

Agenda con renovación

semanal o mensual.

Cursos, recomendaciones,

consejos para uso de

materiales o técnicas de

aplicación.

Noticias.

Descripciones de nuevos

productos, novedades.

Cursos de capacitación de

instalación de productos.

Entrevistas a referentes del

sector, videos o audios.

Geo localización de

sucursales de venta.

Cuadernos

de bocetos

y agendas

personalizados

+

Contenidos

actualizados

en tiempo real.


360º

Bosquejos urbanos / ConectarCultura360º

auspiciados

360º

Cuadernos de notas

tapa blanda o dura.


Musica sobre el cielo

de la ciudad de Buenos Aires

En el ultimo piso de la Galeria, muy

cerca del cielo de Buenos Aires,

ensayó durante más de 60 años el

Coro Arax, dirigido por el maestro

armenio Jean Almouhian.

La sala, que fue reinaugurada en

diciembre de 2018, está en el

último piso, por lo que sus

ventanas regalan excelentes vistas


a la ciudad.

Hace dos meses el día 14 de mayo

falleció en la ciudad de Buenos

Aires el Maestro Jean Almouhian,

musicólogo, autor y compositor,

orquestador vocal e instrumental.


BUENOS AIRES

Showrrom - Centro de Diseño

Arenales 1412 - C1061AAN CABA

Argentina

Tel: +5411 4819 9444 ó +5411 4819 9445

Kalpakian Casa

Arenales 1444 - C1061AAP CABA

Argentina

Tel: +5411 4819 9420 ó +5411 4819 9421

www.kalpakian.com


https://www.instagram.com/tv


Mediateca 2021

https://youtu.be/ICoiFKS_vM4

h


ttps://youtu.be/eeyuHZd3gqQ

https://youtu.be/8Rv-PbRRppk


aviso n

1 2

3


uestro


360º

GdMd

Grupo de Medios Digitales

Edición / 14 de mayo 2021

Diseño / Daniel Coronel

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!