03.11.2021 Views

INESA-REVISTA

º2 EDICÓN

º2 EDICÓN

SHOW MORE
SHOW LESS

Create successful ePaper yourself

Turn your PDF publications into a flip-book with our unique Google optimized e-Paper software.

Agua, Salud, Producción y Medio Ambiente

Año 2 No.2 Septiembre de 2021

Sin mujeres

no hay agua

p.02

Agua y Cultura:

Acueducto de

San Bartolomé

p.12

Sitalá:

Experiencia de

Organización Comunitaria

p.17

PROGRAMA

ESTATAL

HÍDRICO

2019-2024

p.14

Obras Públicas

de corazón

p.20

Juventudes

2030

p.25

Revista trimestral del:


1

2

GANADORES DEL

1ER CONCURSO

DE FOTOGRAFÍA

AMBIENTAL

1

2

CATEGORIA ACCIÓN AMBIENTAL

1ER LUGAR: HEYDI ELENA GUTIERREZ

(TITULO: LEKIL CUXLEJAL)

2DO LUGAR: CLAUDIA TECO VÁZQUEZ

(TITULO: RECICLAJE EN CASA)

CATEGORIA IMPACTO AMBIENTAL

1ER LUGAR: OSCAR MIGUEL MENDOZA VE-

LÁZQUEZ (TITULO: TRANSICIÓN)

2DO LUGAR: CALEB NAHAIEL SÍMUTA VICENTE

(TITULO: ¡PRECAUCIÓN! HUMANO SUELTO)


DIRECTORIO

Rutilio Escandón Cadenas

Gobernador Constitucional del

Estado de Chiapas

Ángel Carlos Torres Culebro

Secretario de Obras Públicas. Gobierno

de Chiapas

Roger Efraín Ruíz Gómez

Encargado del Instituto Estatal del Agua

Colaboradores

Froilán Esquinca Cano

Coordinador de Acciones Comunitarias y

Participación Ciudadana para la Salud. IMSS

Biol. Yonalli Hernández Ávila

Regidora Presidente de la Comisión de

Medio Ambiente y Recursos Hidráulicos,

del Gobierno Municipal de Berriozabal

Chiapas

Alejandro E. Labastida

Instituto Estatal del Agua

Mtra. Erandi Amor Castillo Pérez

Asociación de Empresas de Agua y

Saneamiento, ANEAS.

Ing. Jorge Luis Gómez Jiménez

Director General de la Comisiòn de

Caminos e Infraestructura Hidráulica del

Gobierno de Chiapas

María del Rosario Bonifaz Alfonzo

Secretaria de Medio Ambiente e Historia

Natural. Gobierno de Chiapas

Antrop. Juan Martín Coronel Lara

Cronista del H. Ayuntamiento de

Venustiano Carranza 2018-2021

Joseline Domínguez

Jose Luis Mendez Rodriguez

Cantaro Azul A.C.

Leonardo Lenin Banegas Barahona

Doctorante del Programa de Doctorado en

Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil en

la ENAPROC, Chiapas, México

¿Quiénes Somos?

En la actual crisis civilizatoria que nos toca vivir, el agua, como bien público, derecho

humano y recurso estratégico requiere de renovadas tácticas y políticas

públicas de largo alcance y mayor eficiencia, para su uso sustentable, en lo doméstico,

comercial, industrial y agropecuario, para asegurar una mayor cobertura

y eficiencia en su uso, preservandolo para las nuevas generaciones, tomando en

cuenta a demás modelos de prevención ante las vulnerabilidades y los desastres

hidro-meteorológicos.

El Instituto Estatal del Agua, es el órgano rector de los recursos hídricos en el

estado y tiene como objetivos fundamentales, establecer mecanismos, métodos

y sistemas de planeación, programación, financiamiento y operación, que

propicien y logren la mayor racionalidad en el aprovechamiento sustentable

del agua en nuestro territorio.

Estamos comprometidos a promover nuevos modelos, técnicas y tecnologías

que estimulen el ahorro, fortalezcan una renovada Cultura (inteligente y racional)

del Agua, el aprovechamiento y la conservación del recurso, vinculándolo

con sistemas de información y colaboración científica y tecnológica, con organismos

públicos, sociales y privados, nacionales y extranjeros, que se relacionen

con la materia y que promuevan e impulsen ante la sociedad, una amplia

concientización, propiciando la creación de órganos ciudadanos, que generen

acciones a favor del mejor uso y aprovechamiento del recurso, fortaleciendo el

derecho de los usuarios; así mismo, asesorar en lo técnico, financiero, administrativo

y operativo, a los Organismos Operadores Municipales y Comités Comunitarios

del Agua, fomentando la participación ciudadana y el compromiso

social.

Brinda asesoria, capacitación, apoyos y equipamentos para fortalecer a los Delegados

Técnicos Municipales del Agua y a los Espacios de Cultura del Agua.

El Instituto Estatal del Agua, como organismo descentralizado de la Administración

Pública, fomenta y fortalece a los actores para que se responsabilicen

del buen funcionamiento de la infraestructura hidráulica e hidrológica que se

construya en nuestro estado; así también, valida Proyectos Ejecutivos de agua

potable, alcantarillado sanitario y saneamiento, Certifica los Laboratorios de

Calidad del Agua y promueve su educación y cultura.

René León Farrera

Director General del SMAPA

Mtra. Getsemaní Moreno Martínez

Directora General del Instituto

de la Juventud del estado de Chiapas

José Luis Orantes Gómez

Instituto Estatal del Agua

Diseño Editorial

Rafael Eduardo Fregoso Contreras

Rogelio Rafael Aquino Cárdenas

MISIÓN

Establecer mecanismos, métodos y sistemas de

planeación, programación, financiamiento y operación,

que propicien y logren la mayor racionalidad

en el aprovechamiento sustentable del agua

en el Estado, para consumo humano, industrial y

agropecuario, para beneficio del desarrollo social

y económico del Estado

Hojas de Agua es una publicación trimestral del Instituto

Estatal del Agua del estado de Chiapas.

Unidad Administrativa, Edificio A, Anexo A9,

Colonia Maya. C.P. 29010 Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Tel: 961 118 4356

comunicacion@inesa.chiapas.gob.mx

Revista trimestral Hojas de Agua.

Año II. No. II. Octubre de 2021.

Registros en trámite. Publicación gratuita.

Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente

reflejan la postura del editor de la publicación.

Se permite la reproducción total o parcial de los contenidos,

haciendo referencia a sus autores y a la publicación Hojas de Agua.

VISIÓN

Ser un organismo rector especializado en

la planeación, financiamiento, operación

y normatividad del sector hídrico estatal,

fortalecedor de los organismos

operadores y propulsor de tecnologías.


Hay que ser como el agua, que fluye mansa

e indiferente. Todo va por sí solo.

Si el agua está turbia, dejadla quieta,

y ella sola, gradualmente, adquirira transparencia.

Cuando vuestra mente esté perturbada e inquieta,

dejad actuar al tiempo, y el reposo

se producirá lentamente.

-Lao Tse.


CONTENIDOS

Sin mujeres no hay agua

02

Gobernanza de la

Gestión Comunitaria

del Agua

Ojos de Agua

05

10

Acueducto de

San Bartolomé

12

Programa

Estatal Hídrico

2019-2024

14

Experiencia de

Organización comunitaria

17

Obras Públicas

de Corazón

15

Entrevista:

Ing René León Farrera

29

Fondos de Agua

para financiar la

conservacion

31


La Salud Humana,

los Ecosistemas y

las Pandemias ante

el Cambio Climático

Parte 2

Froilán Esquinca Cano

Coordinador de Acciones Comunitarias y Participación Ciudadana

para la Salud del IMSS

En algunos países, las medidas políticas tomadas

durante COVID-19 pueden sentar las bases para la

expansión permanente de la atención médica en esta

dirección; Irlanda ya ha nacionalizado la asistencia

sanitaria durante la pandemia. Soluciones como

estas que centran la equidad, la justicia y los derechos

humanos garantizarán la resistencia tanto en la

adaptación al cambio climático como en la preparación

para una pandemia.

Más allá de la cobertura universal de salud y las

medidas proactivas de resiliencia climática, tanto la

adaptación al cambio climático como la preparación

para una pandemia se pueden enmarcar como parte

de la obligación legal de los países de hacer realidad

el derecho a la salud a través de sus leyes, políticas y

presupuestos. De conformidad con los instrumentos

internacionales de derechos humanos, como el Pacto

Internacional de Derechos Económicos, Sociales y

Culturales, los países tienen la obligación de respetar,

proteger y cumplir el derecho a la salud, incluso tomar

medidas para prevenir enfermedades epidémicas

(Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales

y Culturales; Naciones Unidas, 1966).

Cada vez se reconoce más que abordar el cambio

climático es un componente de la realización del

derecho a la salud: el Acuerdo de París reconoce que

al tomar medidas para abordar el cambio climático,

los países deben considerar, respetar y promover sus

obligaciones sobre el derecho a la salud. La sólida

cooperación mundial y la gobernanza con un enfoque

centrado en los derechos humanos, respaldado por

marcos legales e institucionales apropiados, es un

requisito previo para enfrentar con éxito estos desafíos

multidimensionales y superpuestos con soluciones

integradas.

estrategia a largo plazo para la preparación ante una

pandemia.

La emergencia de COVID-19 ha eclipsado agudamente

el cálculo público con la crisis climática; El brote sigue

creciendo en la mayoría de los lugares, con más de 187

millones de casos confirmados a nivel mundial y en

México 2.59 millones hasta la fecha de la publicación.

La interrupción de la vida cotidiana, los sistemas

de salud y las economías de la pandemia no tiene

precedentes, y las reverberaciones continuarán mucho

después de que la primera ola de infecciones disminuya

y se desarrolle una vacuna. A medida que continúan los

brotes, los gobiernos se enfrentarán con el desarrollo y

el ajuste de políticas que aborden no solo la pandemia

en sí, sino también posibles colisiones e intersecciones

con otras crisis regionales o mundiales.

Un conjunto de evidencia preocupante ya indica

que los riesgos climáticos, que están aumentando

en frecuencia e intensidad bajo el cambio climático,

probablemente se crucen con el brote de COVID-19

y la respuesta de salud pública. Estos riesgos

compuestos exacerbarán y se verán exacerbados por la

crisis económica que se desarrolla y las disparidades

socioeconómicas y raciales de larga data, tanto dentro

de los países como en todas las regiones, de manera

que pondrán a poblaciones específicas en mayor

riesgo y comprometerán la recuperación. Estas cargas

recaerán desproporcionadamente en los países del Sur

Global; El Secretario General de las Naciones Unidas

ha señalado que “... como con la crisis climática, el

continente africano podría terminar sufriendo los

mayores impactos [de la pandemia COVID-19]”

Esto plantea un tremendo desafío político: mientras

se mantienen a la vista los objetivos climáticos y la

contención de la pandemia, los países enfrentarán

una serie de crisis de adaptación climática que

requieren una respuesta inmediata e, idealmente, una

preparación anticipada.

La pandemia de COVID-19 será una prueba sin

precedentes de la capacidad de los gobiernos para

gestionar los riesgos compuestos, ya que los riesgos

climáticos interrumpen la respuesta al brote en todo

el mundo. Se pueden tomar medidas inmediatas para

minimizar la pérdida de vidas atribuible al clima,

pero la adaptación climática también necesita una

01


SIN MUJERES

NO HAY AGUA

Biol. Yonalli Hernández Ávila

Regidora Presidente de la Comisión de Medio Ambiente y

Recursos Hidráulicos, del Gobierno Municipal de Berriozabal Chiapas

El agua es un recurso imprescindible para la vida

y un componente fundamental para el equilibrio

ecológico de nuestros ecosistemas, representa un

tema complejo y de interés colectivo, es un derecho

humano y se encuentra dentro de las agendas

internacionales, como la “Agenda 2030” plasmado

en el objetivo 6 “Agua y Saneamiento”.

Este objetivo pone como algunas de sus metas a

alcanzar para el 2030 “6.1. El acceso a agua potable”

y “6.B. Participación de las comunidades locales”.

Por lo que se han realizado diferentes esfuerzos con

visión de gestión integral de los recursos hídricos.

En esta relación se han visualizado el papel

fundamental de la participación de la mujer en

relación al agua. En América Latina, hasta el

momento la vinculación género – agua, ya sea

como un recurso o como un servicio, se ha centrado

en el eje pobreza – mujer- acceso al agua potable

(Ramírez, 2007). Por lo que resulta importante

tomar acciones que promuevan la participación de

la mujer, en los espacios públicos comunitarios en

relación a la gestión integral del agua.

En el municipio de Berriozabal, desde la creación del

“Organismo Municipal de Servicios Comunitarios

de Agua y Saneamiento” (OMSCAS), promovemos

el fortalecimiento de las capacidades a las

Organizaciones Comunitarias de Servicios de Agua y

Saneamiento (OCSAS), así como reconocer el papel

valioso de la mujer, en torno al agua.

Las mujeres dentro de las comunidades rurales, se

encuentran a cargo del abastecimiento del agua en

sus familias, caminando largas distancias para su

acarreo, así mismo, son ellas las que se encargan de

la limpieza del hogar, preparar los alimentos y se

hacen cargo de las personas vulnerables que sufren

alguna enfermedad por consumir agua no segura

para consumo humano.

Por todo lo anterior, es necesario contribuir al

involucramiento de las mujeres dentro de los

espacios de toma de decisiones, ya que el acceso al

agua potable, se encuentra estrechamente vinculado

al desarrollo integral de las personas.

A través del programa “Brigadas de Mujeres

Comunitarias por el agua” del OMSCAS, se

organizaron a más de 150 mujeres jóvenes como

promotoras socio-ambientales en torno al agua, en

donde por más de un año, recibieron capacitación

continua en temas estratégicos para fortalecer los

Comités Comunitarios del Agua en sus comunidades,

como lo son:

• Agua y Género.

• Identidad del Comité de Agua.

• Administración de Recursos.

• Manejo Integral de Cuencas.

• Mantenimiento de los Sistemas de Agua.

• Manejo Integral de los Residuos Sólidos.

Uno de los primeros resultados, fue el

empoderamiento de mujeres jóvenes de

comunidades rurales, capaces de estar en los

espacios de toma de decisiones, como el caso del

“Comité de Agua de Montebello, Berriozábal”, en

donde una de las Mujeres Brigadistas por el Agua,

tomó el papel de Presidenta de dicho Comité. Así

mismo, fungen como Contraloría Social dentro de

sus comunidades, asegurándose del buen manejo

de las finanzas recaudadas y cumplimiento de su

reglamento interno, donde también se encargan de

replicar los talleres de capacitación para el resto de

la comunidad.

Otro producto fue incentivar la gestión comunitaria

del agua, la cual se refiere a la expresión más alta

de participación, que implica un proceso de toma de

decisiones, a través del cual se determina el futuro

de una localidad, en términos de su desarrollo en

agua y saneamiento, y que mejor que el rol de la

mujer sea considerado en un primer plano, ya que,

¡sin mujeres no hay agua!

02


Una variedad de peces”

La mirada del “Pañuelo Rojo

Alejandro E. Labastida

Instituto Estatal del Agua

03

_ Su profunda mirada parecía traspasar la roca

del Cañón del sumidero. Una y otra vez meneaba

su cabeza con gesto de disgusto, como desaprobando

como, negando, posiblemente, sentimientos

muy guardados.

_ La tercera vez que lo vimos sentado en su lancha,

sujetando una caña de pescar, mi amigo y

yo, intentamos saludarlo. Al abordarlo se mostró

amigable, como si estuviera acostumbrado

y dispuesto a platicar con nosotros. En seguida

de los saludos y presentaciones, comenzamos a

dejar salir nuestra curiosidad. Quizás nuestras

preguntas por obvias que parecieran, él las enriquecía

con detallada descripción de vivencias

sacadas de una realidad que permanecía fresca

en su memoria.

_ Bueno, si me ven “pescar”, no es tal, aquí

ya no hay peces; los hubo en abundancia hace

tiempo, cuando el agua no era turbia y había tramos

de río en que se podía mirar el fondo del río

hirviendo de peces. Como verán hoy todo eso se

acabó; así que no vengo a pescar, estoy aquí casi

a diario para recrearme un paraíso perdido.

_ A pesar de danto calor, vemos que siempre trae

en el cuello ese pañuelo. ¿Tiene algún significado?

_ Huy…muchísimo, es un épico fragmento de

la historia de Chiapas; de cuando este cañón

nos abrió sus brazos de roca para permitirnos

la gran hazaña de recorrerlo allá por el año de

1960. Eramos siete chiapanecos y un zacatecano

que partimos de qui de Cahuaré, el grupo se

llamaba “Pañuelo rojo”, como este que traigo.

_ A lo mejor no se lo quita ni para dormir; comentamos.

_ Jajajaja, bueno, no tanto así, pero nunca salgo

sin este pañuelo, y me siento muy orgulloso de

portarlo; cinco de mis amigos que ya partieron

(qepd), se lo llevaron puesto y lo mismo será

conmigo. Pediré que mis cenizas sean arrojadas

a estas aguas.

_ Al estar narrando hechos y lugares, sus ojos se le

ponían brillosos, se emocionaba tanto que hasta

nos sentíamos contagiados de su narración.

_ Fue muy aleccionadora la experiencia de esos

días y noches en comunión con la madre naturaleza;

con el despertar del canto de las aves,

el rumor del agua y el viento entre los árboles.

Todo el grupo maravillado, compartíamos el


afán de triunfo en la expedición. Si bien el reto

era enorme por los peligros que nos acechaban;

vencer el desafío nos provocaba intentarlo a

como diera lugar. Esta búsqueda de lo desconocido

y maravilloso nos dio fuerza para llegar

a la meta. Huy… que les cuento, aquello fue de

película, recuerdo que dormíamos entre felinos

como los gatos montes, pumas y jaguares;

además de víboras, cocodrilos, aullidos de monos.

Acampábamos en la arena de las riberas o

colgados de acantilados; las playas estaban llenas

de lagartos y espesas nubes de murciélagos

cubrían el cielo. Nos acompañaba el rumor de

las cascadas y raudales entre lo desconocido y

fascinante en el fondo del cañón. Pero déjenme

les comento que hubo sucesos históricos que le

dieron realce a nuestro reto, pues antes de que

Pañuelo rojo lograra su proeza; otros ya lo habían

intentado, sin conseguirlo. Los anales de

la historia registran un primer intento fallido

allá por el año de 1527 por el Capitán español

Luis Martín.

Posteriormente a esa fecha, se aventuraron dos

hermanos franceses: Foudon y Pedro Gastinel;

quienes fallecieron en el intento; el Maestro

Marcos E. Becerra en1915 y 1922; también hizo

intentos. Por su parte, el General Francisco J.

Grajales, exgobernador de Chiapas, sólo recorrió

dos o tres kilómetros, hasta el paraje “la

Ceiba”. En 1959 una norteamericana llamada

“La mujer de los ríos”, también por esas fechas

lo intentó. Otro explorador de nombre Francisco

Alberdi, hizo el intento pero desapareció,

nunca regresó.

_ Y del equipo Pañuelo rojo, llegaron todos

hasta el final de la travesía?

_ Afortunadamente sí, aunque no faltó quienes

apostaran por el fracaso de la exploración; pero

meses antes de aventurarnos nos aplicamos

entrenando muy fuerte como equipo; se gestionaron

con algunas empresas y el gobierno

del estado, algunas vituallas y equipo para el

viaje. El ocho de abril de 1960 llegamos a Playa

grande, municipio de Chicoasén. Bueno jóvenes,

en una versión muy apretada les he contado

porque vivo enamorado de este portento

natural llamado Cañón del sumidero, en pocas

palabras he querido decirles que yo amo a Chiapas,

a toda su gente, a su indigenismo.

_ Y va a seguir viniendo a “pescar”?

_ Por supuesto que sí, y me apena decirlo, pero

entre la variedad de peces, aquí se puede atrapar

al pez pañal; el pez chancla; el pez bolsa; el

pez zapato; el pez calzón; el pez botella; el pez

calcetín; el pez llanta; el pez cubreboca. Entre

otros especímenes de plástico y basura que

nadan en las aguas de este hermoso lugar.

Fotografías de: Jacob García

04


Económico 2014 de INEGI en total existían 2 688

Organismos Operadores de los servicios públicos

de agua en México de los cuales 46.3% prestaba

los servicios de agua únicamente a las cabeceras

municipales; 33.2% brindaban los servicios de agua

en la cabecera municipal y otras localidades y,

solo el 13.0% de los organismos de agua brindaban

los servicios a todo el municipio, tanto las áreas

urbanas como las rurales . Es decir, la mayoría

de los operadores de agua brindan los servicios a

poblaciones urbanas excluyendo otras localidades

en su mayoría rurales reproduciendo inequidades

en el acceso al agua.

Gobernanza de la gestión

comunitaria del agua en México:

Retos y avances

Mtra. Erandi Amor Castillo Pérez

Asociación de Empresas de Agua y Saneamiento, ANEAS.

La gestión comunitaria del agua hasta hace pocos

años era un tema casi invisible, del que escasamente

se hablaba en México. Incluso, como objeto de

investigación, era poco abordado por la academia,

por lo tanto, los estudios relacionados con el

tema son relativamente recientes. Sin embargo,

en la práctica, la gestión comunitaria del agua ha

funcionado en nuestro país por muchos años, la

mayoría de las veces navegando contra corriente, por

ello, es necesario reconocerles el capital social con

el que cuentan para dar continuidad a sus funciones

sociales de carácter vital para la comunidad. En

este espacio esbozo algunos de los retos con los que

se enfrenta la gestión comunitaria del agua, sus

avances y menciono algunas pautas que pueden ser

útiles en la gobernanza del agua a nivel comunidad

en nuestro país.

Retos.

El artículo 16 de la Observación General No 15,

redactada por el Comité de Derechos Económicos,

Sociales y Culturales, señala que los Estados Parte

deben poner especial atención a la población que

históricamente han tenido dificultades para ejercer

su derecho humano al agua, el servicio al agua

debe proveerse sin discriminación a las localidades

rurales. Sin embargo, de acuerdo con el Censo

Sin duda, cada municipio enfrenta retos particulares,

pues son distintos en tamaño, población y recursos,

con lo cual, cada autoridad local debe encontrar el

modelo de gestión más adecuado para eficientar

sus recursos disponibles y así ofrecer el servicio de

agua potable y saneamiento a todas las localidades

periurbanas y rurales. La dotación del recurso

hídrico es diferenciado en todo el territorio nacional;

las capacidades institucionales de las autoridades

locales varían significativamente, y cada población

se organiza de distintas maneras entorno al

agua, por lo tanto, la gobernanza del agua a nivel

comunidad requiere de creatividad, innovación

social y aprendizaje, e identificar el modelo de

gestión que se adapte al territorio. En este sentido,

es de vital relevancia una comunicación fluida

entre las autoridades y las comunidades, lo que

se denomina capital social vertical que no es más

que una retroalimentación entre estas dos partes,

reforzar las relaciones de confianza para conjuntar

esfuerzos hacia objetivos comunes.

Es necesario un sistema de información de la gestión

comunitaria del agua para la acción efectiva. Hoy en

día no se conoce el número total de organizaciones

comunitarias de los servicios de agua y saneamiento

(OCSAS) existentes en México, no sabemos el

número y particularidades de gestores comunitarios

que laboran diariamente para que buena parte de las

población rural y periurbana tenga acceso al vital

recurso ¿Cuántas mujeres y hombres participan?

¿Cuál es la edad promedio de los gestores

comunitarios? ¿Cuánto tiempo duran los gestores

comunitarios en sus funciones? ¿Se capacitan?

¿Cuál es la calidad de agua que proveen? ¿Cómo

hacen transparente su gestión? ¿Ejercen algún

tipo de discriminación en el acceso al agua en la

comunidad? Estas son solo algunas de las preguntas

de las que deberíamos tener respuesta. Sin duda,

generar un sistema de información al respecto, es

un gran reto, pues la realidad es heterogénea, pero

tampoco es un trabajo imposible, la conjunción de

esfuerzos entre gobierno y sociedad -academia,

organizaciones civiles, empresas- pueden

05


concretarlo. La información es

sin duda, el recurso más valioso

para tener un panorama de la

situación actual de las OCSAS, sin

este sistema de información se

podrán tener buenas intenciones,

pero poca efectividad en las

acciones que tengan como

propósito, fortalecer la gestión

comunitaria del agua.

A nivel de entidad federativa,

algunas leyes estatales consideran

sistemas de información relativas

al agua, donde puede incluirse

información básica relacionada

a la gestión comunitaria, como:

el número total de OCSAS;

calidad de agua que suministran;

tipo de fuente de agua. Sin

embargo, el gobierno municipal

puede ir más a detalle con la

información, pues está más

cercano a las localidades rurales,

por ejemplo, puede identificar las

características sociodemográficas

de sus miembros de estas

organizaciones, las características

de la formación de estos y algo que

resulta muy urgente, inventariar

los impactos del cambio climático

en los sistemas comunitarios

del agua. Las alianzas con

fundaciones, universidades,

centros de investigación y

organizaciones de la sociedad

civil, siempre son útiles para

crear sinergias y llevar a cabo

proyectos exitosos como la de

un sistema de información de la

gestión comunitaria del agua.

La gestión comunitaria del

agua como pieza clave para

ampliar las capacidades de

resiliencia locales. La pandemia

causada por el virus COVID-19

nos ha puesto a reflexionar

sobre nuestras prioridades,

y la salud se ha posicionado

en un primer orden. En este

sentido, el nexo organización

comunitaria del agua y salud

es de vital importancia para

prevenir, resistir y sobreponerse

a las crisis sanitarias a través

de la gobernanza de la gestión

comunitaria del agua, basada

en el fortalecimiento del capital

social, es decir, el establecimiento

de relaciones de confianza entre

gobierno y comunidad, generar

canales de comunicación fluidos,

creación conjunta de protocolos

de acción.

La propuesta suena fácil, pero el

capital social, entendido como

una especie de infraestructura

social, es un conjunto de recursos

intangibles que son movilizados

en escenarios de riesgos,

impredecibles como es el caso

del COVID-19 y a diferencia de

otros recursos materiales, no

se pueden crear de la noche a

la mañana, se necesita tiempo,

sobre todo en esas localidades

donde históricamente existe

desconfianza de las comunidades

a participar con el gobierno, o en

donde se sigue reproduciendo

una cultura paternalista donde la

participación esté condicionada

por un intercambio monetario. El

trabajo de los gobiernos locales

es de comunicar y hacer ver que,

si bien es una obligación de los

municipios brindar los servicios

de agua, también el artículo 4º

Constitucional sobre el derecho

humano al agua es un asunto de

corresponsabilidad donde todos

los niveles de gobierno deben

estar involucrados, así como la

participación de la sociedad.

Avances.

La gestión comunitaria del agua

ha adquirido mayor visibilidad

en la arena pública, es decir, más

actores han tomado conciencia

de su relevancia, su problemática

y sus posibilidades. Sin duda, el

VIII Encuentro Latinoamericano

de Gestión Comunitaria del Agua

llevado a cabo en el 2018 en

06


Oaxtepec, Morelos -primer Foro Internacional en

su tipo con sede en México- catapultó el tema de la

gestión comunitaria del agua. Este fue un esfuerzo

conjunto de coordinación entre la academia -El

Colegio de México-, el IMTA, organizaciones

de la sociedad civil -CLOCSAS, Cántaro Azul-,

diversas fundaciones -AECI, Fundación AVINA-,

y el gobierno estatal de Morelos, los cuales

fueron fundamentales para posicionar la gestión

comunitaria del agua como un tema relevante en

el país. Ahí confluyeron los gestores comunitarios

de la región latinoamericana y el Caribe donde se

intercambiaron experiencias. Este evento fue clave

para dimensionar la importancia de la gestión

comunitaria del agua no sólo en México, sino en

la región con la cual compartimos características

comunes; y también se elaboró un posicionamiento

que se llevó al Foro Mundial del Agua. Esfuerzos

de este tipo son de la mayor importancia para

que la gestión comunitaria del agua siga teniendo

vigencia como un tema central, pero, sobre todo,

porque estos espacios sirven para el intercambio

de experiencias y el aprendizaje, de tal modo que,

es necesario incentivar desde todos los espacios

posibles encuentros regionales sobre la temática.

No hay duda de que la capacidad de escucha por

parte de la autoridad del agua, ha sido pieza clave

para poder avanzar hacia la corresponsabilidad

necesaria en el tema de la gestión comunitaria del

agua. Los Foros Regionales para la Construcción de

una Nueva Ley General de Aguas, han sido escenarios

imprescindibles para plantear la problemática y

soluciones relacionada a la gestión comunitaria

del agua. Por vez primera, en la historia reciente

las OCSAS se incluyen con nombre y apellido en

las Reglas de Operación para el Programa de Agua

potable, Drenaje y Tratamiento de la CONAGUA, con

lo cual ya son sujetas de apoyo y además se impulsa la

participación de las mujeres en los Comités de Agua

como en las Contralorías Sociales, esto representa

un gran avance, la voluntad política es esencial para

dar atención a estas organizaciones.

Para dar continuidad a los esfuerzos para atender

a las OCSAS, es necesario involucrar a los jóvenes

para garantizar un relevo generacional. Pero,

al mismo tiempo, es momento de pensar en un

esquema que les incentive a participar, por ejemplo;

su participación puede ser el inicio de una carrera

profesional relacionada al agua. La gobernanza de la

gestión comunitaria del agua, requiere de un cambio

cultural hacia la corresponsabilidad, movilizar el

capital social, incrementar las relaciones basadas

en la confianza para facilitar procesos, mejorar los

procesos comunicativos entre gobierno y comunidad

y, sobre todo, la coordinación estratégica con

los actores no gubernamentales -universidades,

institutos, empresas, organizaciones civiles- para

potencializar los esfuerzos del gobierno.

07


El agua en comunidades rurales

Ing. Jorge Luis Gómez Jiménez

Director General de la Comisiòn de Caminos e

Infraestructura Hidráulica del Gobierno de Chiapas

Parte fundamental en la construcción de sistemas

de agua potable y/o saneamiento en el medio rural,

es el de garantizar dignificación de vida, tal como

lo establecen las distintas leyes, como un derecho

humano fundamental para todos los ciudadanos

y con ello lograr la sostenibilidad de los servicios

a través del fortalecimiento de la organización

comunitaria para una correcta participación en las

tareas inherentes de operación y mantenimiento de

los sistemas, con una identidad propia al sentir que

son de beneficio común y de sus familias.

Tema que amerita un trabajo que suma voluntades,

hasta las más diversas que nos llevan a entender la

cosmogonía con la que se entiende la importancia

del agua en áreas rurales en una correcta integración

de distintos servicios que mejoren las condiciones

de vida de estos núcleos poblacionales.

En la Comisión de Caminos e Infraestructura

Hidráulica del Gobierno del Estado de Chiapas,

en coordinación y bajo convenio con el Gobierno

Federal, se implementa el Programa de Agua

Potable, Drenaje y Saneamiento (PROAGUA),

teniendo como uno de sus objetivos, el sensibilizar

a los beneficiarios de las obras a través del trabajo

social, esto es implementado, incluso antes del

inicio de la ejecución del proceso constructivo,

que bajo diversos aspectos metodológicos que se

determinan por la idiosincrasia, usos y costumbres

de cada grupo social, permiten fortalecer la

organización encaminada a lograr la sostenibilidad

del o los servicios.

Para tal efecto, se llevan a cabo una serie de acciones

que contribuyen a generar el proceso de apropiación

de un elemento externo (obra) a la comunidad,

bajo una necesidad sentida principalmente por las

mujeres y niños, que son a la postre, en la mayoría

de los casos los responsables del suministro de agua

hacia el hogar y de dedicar el tiempo necesario a

realizar las tareas domésticas, que tienen que ver

con el aseo de la casa, la comida; llevar la comida

a su compañero que se encuentra laborando en

la parcela, la atención a los niños, la atención al

cuidado de los animales de traspatio, el lavado de

ropa, y un sin número de actividades más que son

atribuidas directamente como responsabilidad de la

mujer.

El desgaste físico por acarreo y la incidencia de

enfermedades asociadas a la calidad del agua, son

factores determinantes que contribuyen a esa suma

de voluntades, que conllevan a abrir espacios de

participación colectiva bajo los que se vislumbran

los esquemas organizativos, que permiten generar

la conciencia en la conformación de un fondo

comunitario que les permitirá atender cualquier

contingencia relacionada con el sistema de agua

potable y/o saneamiento. Además de que una

08


obra de esta naturaleza, facilita toda la serie de

actividades que históricamente se le han atribuido

a la mujer en una suerte de responsabilidad directa,

que de ninguna forma es equitativa en el hogar.

Los derechos y obligaciones de los usuarios bajo

este esquema organizativo, son sometidos a la

Asamblea General y constituidos en un reglamento

interno, que regirá a partir de su firma, los derechos

y también responsabilidades de cada uno de los

beneficiarios del o los sistemas, hecho que resulta

sin duda alguna, de suma importancia, ya que

se resalta el valor del agua y de la obra, que si se

consolida, dejará atrás la carga laboral para las

mujeres y niños en el acarreo del agua.

Nuestro trabajo al acercar el agua a cada domicilio

o hasta donde técnicamente se pueda, no termina

ahí, trabajamos también para incidir en la calidad

de agua apta para consumo, ya que se realizan

análisis físico-químico-bacteriológicos sobre la

calidad del agua, para el estricto cumplimiento de

las normas sanitarias, asimismo, se capacita a las

distintas figuras organizativas para medir el cloro

residual en el sistema, y que éste no le proporcione

al agua sabor a cloro; también se realizan pláticas

de sensibilización para que los beneficiarios de

los sistemas tengan la disponibilidad de consumir

agua clorada y a los responsables de este proceso,

se enfatiza su responsabilidad; una falla en la

medición del cloro residual, puede ocasionar que los

habitantes sometan a Asamblea la posibilidad de no

continuar consumiendo agua clorada.

Es sin duda, una serie de valores, usos, desusos y

costumbres que se deben considerar al hablar del

agua y de saneamiento en el medio rural, incidir

en un cambio de ideología es un proceso largo y

sinuoso, pero sensibilizar y capacitar es a lo que

apostamos en el corto plazo, para que a mediano

y largo plazo, se pueda vislumbrar una conciencia

colectiva que nos lleve al éxito de las actividades

planteadas. El proceso del agua en las comunidades

y en todo centro poblacional es un derecho humano

consagrado en nuestra Constitución y en todos los

Tratados e Instrumentos internacionales que velan

por una cultura de la promoción y defensa de los

derechos humanos.

*Comparador colorimétrico para medición de cloro.

Éxitos en Chiapas han existido muchos y en diversas

ramas, sin embargo, en el sector hidráulico, también

podemos poner a guisa de ejemplo, varios exitosos

en el estado, en el siguiente número continuaremos

compartiendo con ustedes, algunos de los casos

que reflejan una organización comunitaria sólida y

triunfadora, con obras que cumplen cabalmente con

sus objetivos.

09


Arq. María del Rosario Bonifaz Alfonso

Secretaria de Medio Ambiente e Historia Natural del Gobierno de Chiapas

Es común en nuestros días, cuando un gran

porcentaje de la población vive en ciudades, que

algunas personas, y muy frecuentemente los niños,

no reflexionen sobre el origen del agua que se usa

a diario en casa y piensen que viene de la llave. Se

da vuelta al grifo y el agua sale por la nariz de la

tubería. Parece milagroso, por eso no es raro que

cuando el extensionista o el maestro o quien está

dando un taller en alguna comunidad, a la pregunta

¿de dónde viene el agua?, reciba a coro, la respuesta

de la concurrencia: … ¡de la llave! He conocido

quiénes, en esa situación, van conduciendo al

auditorio dando marcha atrás, hacia el verdadero

sitio de donde viene el agua; de la llave al tubo que

la conduce, del tubo al tanque que la almacena, del

tanque a la bomba que la extrae del arroyo o del río

y de ahí, aguas arriba, hasta los “ojos de agua”; así

llamamos en Chiapas a los lugares en donde el agua

brota: los manantiales.

¿Por qué llamaremos así en Chiapas a estos lugares?

¿Serán realmente “ojos” por los que el agua ve la luz

después de transitar por ríos subterráneos llenos de

indecible oscuridad y frío? Será porque el agua puede

ver el cielo en estos lugares; los “ojos de agua”

límpidos, transparentes, ¿por qué les llamamos así

a estos sitios donde el agua “nace”?

Rodeados de bosques de ensueño, estos lugares,

están generalmente al inicio de una cuenca, otro

concepto muy conveniente de divulgar entre las

personas. Habitemos en ciudades o en el medio

rural, todos vivimos en alguna sin saberlo y menos

conocemos cómo funciona, cómo toda su pendiente,

de uno y otro lado, va hacia el río que generalmente

la divide en dos secciones y cómo toda el agua que

se desliza por sus laderas, corre hacia el cauce o se

infiltra al subsuelo. Cuando tenemos la fortuna de

contar con un bosque o alguna selva en la cuenca, el

agua es almacenada en las raíces, troncos y fronda

de los árboles, que al transpirar generan vapor de

agua, el mismo que forma las nubes y luego cae en

forma de lluvia cumpliendo con el ciclo del agua.

Toda la humedad infiltrada al subsuelo busca salida

por alguna parte y esas oquedades por donde brota a

la superficie son los “ojos de agua”.

Foto: Olivia Bonifaz, Barrio La Pila, Comitán de Domínguez, Chiapas

Un “ojo de agua” o varios de ellos dan origen y

alimentan al río que atraviesa una cuenca donde

el bosque y el suelo en relación con el agua son

un trinomio complementario e indivisible. Si no

tenemos cuidado de los primeros dos componentes:

bosque y suelo, más temprano que tarde nos

faltará el tercero, el agua. La experiencia indica

que entre mejor se conoce esta relación, mejor

es la comprensión de ese ciclo que pocas veces se

encuentra tan bien descrito como en esta canción

infantil del inolvidable Cri Cri:

La gota de agua

que da la nube

como regalo

para la flor

en vapor se desvanece

cuando la calienta el sol

y nuevamente al cielo sube

hasta la nube

que la soltó

la gotita sube y baja baja y sube

al compás de esta canción:

Allá en la fuente

había un chorrito…

10


Para mí, originaria de Comitán, esta fuente y estos

chorritos me eran completamente familiares, pues

cuando pequeña, era de nuestra “Pila”, en el barrio

de ese nombre y de sus surtidores, que se proveía

de agua el pueblo. No había agua entubada, los

aguadores la almacenaban en unos pequeños barriles

de cedro, mismos que cargaban a lomo de burro y

la repartían por las calles. Ya entonces era difícil

pensar que el agua no viniera de la pared de la casa

de Don Roque, dónde se encontraban los surtidores

o de más atrás, de la caja de agua enterrada bajo el

quiosco o más allá aún, de las aguas subterráneas

de la “Cueva de tío Ticho” y al final que en realidad

proviniera de la evaporación del agua contenida

en las masas inmensas de pinos que poblaban los

bosques entre Comitán y San Cristóbal y que ahora

cada día se ven menos.

Aunque hoy día la ciudad se surte de pozos ubicados

más al oriente, en la ciénaga, otro reservorio de este

vital líquido; en Comitán los “chorros” de La Pila son

un termómetro sobre si hay o no, agua disponible

para todos; si se adelgazan, la población se preocupa

y si se secan son pésimo presagio.

Pero la falta de agua es algo que no es privativo de

una ciudad en especial, es el mundo entero quien ha

visto alterado sus ciclos, porque el volumen de agua

que hay en el planeta es constante; el problema es

que no hay el mismo nivel de absorción en el suelo,

por eso hay sequía y procesos de desertificación

dónde antes hubo humedad y espesura.

No es fortuito que haya pensado en esa canción

infantil al escribir este artículo. Es que, ante la

crisis climática, pienso mucho en los niños; en que,

mientras más bosque perdamos en la tierra, más

secos veremos los “ojos de agua” y más llenos de

ella veremos los suyos y los de todos nosotros.

11

Esperemos que no; que, aunque el reloj esté

corriendo en contra, logremos en poco tiempo un

incremento tal de la conciencia que nos permita

recuperar la masa forestal que se necesita para

que los “ojos de agua” se asombren por nacer

nuevamente, eternamente, en lugares encantados,

en una tierra llena de color y alegría, donde todos

los matices de verde la vistan brillando por todas

partes, en praderas y montañas, donde la vida vibre

vigorosamente y su majestad el bosque sagrado,

de lugar nuevamente a lagos, cascadas y arroyos

murmurantes en los que el agua, copiosa, propicie

la abundancia de pájaros que le devuelvan su canto

y fertilicen el bosque y lo siembren de nuevo, que

los demás seres que lo habitan equilibren y regulen

en él los múltiples procesos de los que surge la vida,

manifiesta en variadas florescencias cuyos colores

llenen todos los corazones de gracia, alegría y

plenitud


Agua y Cultura

Antrop. Juan Martín Coronel Lara

Cronista del H. Ayuntamiento de Venustiano Carranza 2018-2021

En el centro geográfico del estado de Chiapas, 90

kilómetros al sureste de la capital Tuxtla Gutiérrez,

se halla sobre la ladera sur del cerro Yalenchén, a

800 msnm, el pintoresco poblado de Venustiano

Carranza. Esta pequeña ciudad mexicana, cuya

población en 2015 ascendía a 17,000 habitantes,

atesora en lo que anteriormente fue su centro

histórico, una de las obras hidráulicas coloniales

más bellas del sureste de México: “El Arco”, como

comúnmente le denominan sus pobladores a

un acueducto del siglo XVIII considerado, por su

importancia arquitectónica y social, Monumento

Histórico Nacional por el INAH.

Orígenes coloniales de Venustiano Carranza

Esta ciudad fue fundada por dominicos entre 1549 y

1560 con el nombre de San Bartolomé de Los Llanos,

toponimia que conservó hasta 1934, año en que se le

cambio por su denominación actual. San Bartolomé

fue, en un principio, un pequeño asentamiento de

hablantes del tsotsil; no obstante, su importancia

durante la Colonia fue en aumento a tal grado

que, a lo largo de un siglo, entre 1720 y 1821, era el

asentamiento más poblado de la Alcaldía Mayor de

Chiapa.

De manantiales y vestigios prehispánicos

En parte, el hecho de que San Bartolomé fuese

fundado sobre el Yalenchén obedece, a mi parecer,

a las bondades naturales y estratégicas del espacio.

Existe diversas referencias históricas que indican

que, a lo largo de la época colonial los habitantes

tsotsiles de este asentamiento se abastecían de

agua de dos manantiales ubicados en las partes

más elevadas de la mancha urbana: El Pozo –hoy La

Toma- y La Pimienta –hoy barrio Zona Urbana-.

La importancia en el Yalenchén de estas fuentes de

agua para uso humano, claramente documentado

para la Colonia y los siglos XIX y XX, parece incluso

remontarse hasta la época prehispánica. En efecto,

aunque no existe estudios arqueológicos, podemos

proponer a manera de hipótesis la existencia de una

estrecha correlación entre la existencia de estos

cuerpos acuáticos y los vestigios prehispánicos,

en su mayor parte enterrados bajo los barrios que

conforman Venustiano Carranza. Existe áreas

dentro de la ciudad donde es frecuente hallar

diversos objetos de procedencia prehispánica, sobre

todo en los barrios El Calvario, Chacotic, El Cafetal,

San Sebastián y Zona Urbana, cercanos todos a

los antes mencionados manatiales de El Pozo y La

Pimienta.

La función del Acueducto

Desde la temprana época colonial, quizás desde

el siglo XVI, fue trascendental la construcción de

sistemas hidráulicos que transportaran el agua

de El Pozo y La Pimienta, al centro del poblado.

Una de estas obras, quizá la más importante,

iniciaba precisamente en el manantial llamado

antiguamente El Pozo; el agua seguía su trayectoria

a través de canales de barro cocido -anteriormente

de laja de piedra-; y culminaba a un costado de la

iglesia de San Bartolomé. En dos tramos separados

de este sistema, y para sortear el declive orográfico,

se levantaron arcos, de los cuales, únicamente

persiste en pie el tramo que culmina en la primera

avenida norte. Este se encuentra formado por

cuatro arcos de medio punto realizados en tabique

y mampostería de piedra, termina en una columna

de agua de fuste geométrico y remate a manera de

bóveda, es precisamente este tramo el conocido con

el nombre de “El Arco”.

Existe controversia sobre la longitud original de

“El Arco”, pues algunas versiones sugieren que se

prolongaba, de donde culmina actualmente; hasta

el costado de la iglesia de San Bartolomé; otras

hipótesis en tanto sugieren que el agua se trasladaba

12


de “El Arco” hasta la plaza de

dicha iglesia a través de canales

a ras de suelo. Lo cierto es que,

hasta que no se realicen estudios

arqueológicos y arquitectónicos

no podemos responder a esta

interrogante. Lo que sí es claro,

es que el sistema hidráulico era

mucho más complejo de lo que

se cree, pues la existencia de

una pila abastecedora de agua,

hoy abandonada, cercana a la

casa cural permite inferir que un

ramal de los canales continuaba

hasta transportar el agua a una

distancia muy cercana de la casahabitación

de los sacerdotes. Se

trata pues al parecer de una pila

privada para la élite clerical que

habitaba San Bartolomé.

Por otra parte, y sin entrar en

detalles, hay que señalar que el

agua del manantial de La Pimienta

era transportada en canales de

barrio, a ras de suelo hasta la

plazuela del señor del Pozo, en

cuyo costado se hallaba, según

diversos testimonios orales,

una hermosa pila adornado con

un flamante león. La evidencia

histórica más temprana sobre

la existencia del Arco data de

1792, cuando se aprueba su

reconstrucción, no obstante,

algunos investigadores sugieren

que su origen se remonta,

inclusive hasta finales del siglo

XVI.

Un monumento

de interés arqueológico

En marzo de 2018, con la

arqueóloga Carmen Júarez,

experta en sistemas hidráulicos

coloniales, recorrimos la ciudad

de Carranza. Con la ayuda

y los conocimientos de los

habitantes locales, pudimos, a

grandes rasgos, reconstruir

geográficamente la trayectoria del

antiguo sistema hidráulico, el cual

lamentablemente se encuentra,

en la mayor parte de su extensión,

enterrado por la creciente mancha

urbana. De hecho, con excepción

del tramo de los Arcos del centro,

los canales prácticamente han

sido destruidos.

Desde mediados del siglo pasado

y debido a la introducción del

agua potable en los hogares,

la función dispensadora del

sistema hidráulico colonial fue

gradualmente cayendo en desuso.

A principios del siglo XXI y debido

a una inundación y al descuido de

las autoridades municipales, el

hermoso acueducto que se hallaba

en el barranco del actual barrio La

Toma, se desplomó perdiéndose

para siempre este bello ejemplo

de arquitectura de agua. Hay que

señalar que, por aquellos años, y

con la asesoría del INAH, se llevó

a cabo trabajos de remodelación

de los Arcos del centro.

Más recientemente, a principios

de 2021 el entusiasta maestro

Félix Madain Coutiño Trujillo

y su amable equipo, quienes

colaboran en el Instituto Estatal

del Agua, se han interesado en

los restos arqueológicos del

acueducto. Hemos realizado dos

gratificantes recorridos en que

hemos charlado extensamente

sobre la importancia del agua en

la cosmovisión de los indígenas

actuales de Carranza. No es

casual que, en la caja de agua

del manantial de El Pozo exista

empotradas cruces verdes a las

cuales se les efectúa complejos

rituales para pedir las lluvias.

Testigo del pasado próspero

y colonial de la antigua San

Bartolomé de Los Llanos, El Arco

se erige, hoy en día, imponente

para su deleite y contemplación.

Sin duda, esperamos con ansias

que, en un futuro, estudios de corte

arqueológico y arquitectónico nos

brinden más datos sobre su origen

y características constructivas.

Quizás en un tiempo no muy

lejano, se hagan hallazgos

insospechados en torno a esta

excepcional obra de la arquitectura

hidráulica chiapaneca.

13


PROGRAMA

ESTATAL

HÍDRICO

2019-2024

Instituto Estatal del Agua

El Instituto Estatal del Agua elaboró el Programa

Estatal Hídrico (PEH), documento rector de la

política hídrica en el Estado de Chiapas para la

administración 2019-2024 con proyección al

2030. Este proceso consideró diversas acciones y

planteamientos estratégicos del grupo de trabajo del

INESA, además de la participación de dependencias

municipales, estatales (Sría. de Obras Públicas,

Protección Civil, de Salud, Medio Ambiente e

Historia Natural, del Campo y DIPRIS) y federales

(CONAGUA); de la Mesa de Gobernanza del Agua,

coordinada por la Comisión de Recursos Hidráulicos

del Congreso del Estado; de organizaciones no

gubernamentales e instituciones académicas y de

los usuarios del agua.

Su elaboración se realizó en apego al Programa

Nacional Hídrico formulado por la CONAGUA,

alineándolo a sus objetivos y estrategias, por lo que

el Programa Estatal se fundamenta en 5 objetivos: a

Acceso al Agua y al Saneamiento; Uso Eficiente

y sostenible; Fenómenos Hidrometeorológicos;

Cuencas y Acuíferos y Gobernanza del Agua. Éstos

analizan la problemática y las iniciativas que

deberán emprenderse para resolver las condiciones

que prevalecen en el sector hídrico de nuestro

estado.

Acceso al agua y al saneamiento.

El acceso al agua potable y al saneamiento son

derechos humanos fundamentales. Fundamentales,

porque de ellos depende el ejercicio de otros,

relacionados con la salud y la seguridad personal.

Uno de los indicadores importantes es la cobertura

de los servicios, las cuales se pudieron calcular

a partir de las estadísticas del Instituto Nacional

de Geografía y Estadística (INEGI), obteniéndose

por localidades tanto urbanas como rurales las

coberturas de agua, alcantarillado y saneamiento

(87, 88, y 13% respectivamente), significa que

poco más de 700,000 habitantes no cuentan con

agua y alcantarillado y que las aguas residuales de

4´823,000 habitantes no son tratadas. Especial

atención deberá tener este tema para evitar la

creciente contaminación de ríos y acuíferos.

La estrategia deberá estar encaminada a fortalecer

el desarrollo técnico y la autosuficiencia financiera

de los Organismos Operadores para impulsar el

incremento de la eficiencia en la prestación de los

servicios, propiciar la participación comunitaria

mediante la aplicación de programas y acciones

que focalicen las inversiones en las poblaciones

prioritarias para la construcción de nuevos sistemas,

rehabilitación de los existentes y ampliación de

aquellos que lo requieran, abatiendo el rezago y

mejorando las coberturas.

Uso eficiente y sostenible.

La insuficiente participación ciudadana en la

gestión del agua dificulta la toma de conciencia y

responsabilidad individual en el ahorro del agua. De

los 2,000 millones de m3/año concesionados, el 75%

corresponde al uso agrícola y se estiman pérdidas

del 60%. El uso público urbano representa el 21%

del volumen con una eficiencia del 50%, en usos no

consuntivos el volumen es de 60,000 millones de

m3/año y es utilizado el 100% para la generación de

energía eléctrica.

En este apartado se requieren estructuras y

mecanismos de medición permanentes que

mejoren las eficiencias, siendo necesario buscar la

eficacia en la extracción del agua principalmente

con la modernización de la infraestructura para los

diferentes usos aplicando criterios de sostenibilidad

en cuencas y acuíferos.

Fenómenos hidrometeorológicos.

Chiapas por su ubicación geográfica y condiciones

14


orográficas es altamente vulnerable a los fenómenos

hidrometeorológicos extremos. En los últimos 15

años a partir del Huracán Stan (noviembre del 2005)

se han cuantificado daños por un monto que rebasa

los 19,800 millones de pesos.

Fortalecer la atención de emergencias relacionadas

con el agua requiere de una política comprometida

con la gestión integral de riesgos, por lo que el PEH

contempla fortalecer los sistemas de información

hidrológica y meteorológica a través de la

modernización de la infraestructura de medición

y observación que genere con oportunidad los

pronósticos meteorológicos.

Cuencas y acuíferos.

La contaminación es el problema de mayor riesgo

para mantener las cuencas y acuíferos de manera

sustentable y sostenible, un escaso ordenamiento

territorial ha permitido el crecimiento

desordenado de la población hacia espacios de

vocación habitacional, sin excepción en

todos los municipios del estado; por ello, se

ha generado un crecimiento desordenado

con el consecuente deterioro de los recursos

naturales, suelo, agua y bosque.

A esto hay que agregarle los incendios forestales

que se presentan en forma cíclica cada año. Para

tener una idea, solamente en el año 2020, se

registraron 315 incendios que afectaron a más

de 17,000 has; además no se pueden soslayar

las condiciones de erosión que se presentan

en nuestro territorio consideradas como altas y

muy altas, con una superficie en esta situación de

alrededor de 1 millón 440 mil hectáreas. Pero eso

no es todo, producimos 2,500 toneladas por día

de desechos sólidos (basura), y 16 millones de m3/

día de agua residual no tratada. Este es el grado de

contaminación a la que nos enfrentamos.

En este sentido el PEH promueve la rehabilitación y

puesta en marcha de las 292 plantas de tratamiento

de aguas residuales identificadas; así como la

construcción de nuevas plantas en las poblaciones

que aportan aguas residuales en 7 cuencas

prioritarias: Cañón del Sumidero, Río Sabinal, Río

Grande, Valle de Jovel, Río Suchiapa, Río Lagartero

y Río Zanatenco en donde es urgente dar respuesta a

la gestión integrada del agua.

Puntos importantes a tener en cuenta sobre la

contaminación del agua

• Los contaminantes constituyen la principal

causa de la degradación de la calidad del agua en el

mundo.

15


• La contaminación del agua se genera por falta

de gestión y tratamiento adecuados de los residuos

humanos, industriales y/o agrícolas.

• El crecimiento de la población, la

urbanización y la producción industrial afectan a la

calidad del agua.

• Las inundaciones y sequías frecuentes o

prolongadas producidas por el cambio climático

ponen en peligro la calidad del agua y la salud de las

personas y de los ecosistemas.

• Es más económico proteger los recursos

hídricos que limpiar la contaminación producida.

Gobernanza del agua.

La Atención Social es el nuevo modelo de gestión del

agua basado en la participación comunitaria a partir

del proceso de planeación desde lo local, solamente

así se generará el sentido de pertenencia de los

beneficiarios; en este renglón hoy nos percatamos

que hay una deficiente participación ciudadana y

en mucho provocado por una escasa labor de

concertación, por lo que habrá que incentivar

la coordinación interinstitucional en todas

las acciones.

Esta situación la observamos en los Consejos

de Cuenca en donde los representantes

no tienen una idea clara de sus funciones

y responsabilidades, aunado a la falta de

gestión ambiental lo que exige actuar de

inmediato en promover en la sociedad la educación

para la conservación de los recursos naturales.

Esto será posible una vez que el Organismo Rector

Estatal de los Recursos Hídricos (INESA) retome la

planeación integral desde lo local, con el apoyo del

Sistema Estatal de Información del Agua (SEIA),

promovida por la Mesa de Gobernanza del Agua y

que debe ser coordinado por el mismo organismo.

Importante es activar la Iniciativa de Ley para la

Gestión Integral del Agua en el Estado, porque en

ella se retoma la estructura organizativa para una

renovada práctica institucional, respaldada en el

derecho humano al agua,en donde se impulsa la

participación social en la planeación, promueve

la vigilancia y monitorea las acciones a través del

Sistema Estatal de Información del Agua (SEIA).

Checa el video

explicativo del

PROGRAMA

ESTATAL HIDRICO

¡ESCANEA CON TU

TELÉFONO EL QR!

16


EXPERIENCIA DE

ORGANIZACIÓN

COMUNITARIA

EN LA LOCALIDAD DE SITALÁ, CHIAPAS

Joseline Domínguez

Jose Luis Méndez Rodríguez

Cántaro Azul A.C.

ESPAÑOL

La organización comunitaria es la estructura que existe dentro de

un determinado grupo de personas que se unen para analizar los

problemas que afectan en su comunidad y buscan alternativas de

solución. Los problemas pueden ser de carácter social, cultural,

económico, político, productivo y de servicios. Es el caso del municipio

de Sitalá en donde:

El día 15 de diciembre del 2020 fue histórico para la gobernanza del

agua en el Estado de Chiapas, debido a que la Asociación de Patronatos

de Agua de dicho municipio, firmó su primer acuerdo públicocomunitario

con diversas instituciones públicas cuyas competencias

en materia de agua, saneamiento y desarrollo se enfocan en localidades

rurales e indígenas.

El municipio de Sitalá se ubica en la región socioeconómica Tulijá

Tzeltal-Chol, su historia como pueblo tzeltal data desde tiempos

prehispánicos, aquí predomina la lengua indígena tzeltal, se

caracteriza por su alto índice de marginación y rezago (6º lugar

del país), su población es de 13,720 habitantes (INEGI 2015), y la

actividad productiva es la agricultura para autoconsumo destacando

la producción de café.

En el mes de junio de 2019, acompañados por CONIDER, organización

que forma parte de la “Alianza Crecer Juntos por Sitalá”, diversas

autoridades comunitarias de este municipio comenzaron a reunirse

en asambleas municipales para dialogar sobre sus necesidades en

común. En el análisis de las problemáticas de su territorio llegaron

a la conclusión de que la falta de acceso al agua segura y servicios de

saneamiento es una necesidad primordial y común, por lo que las

localidades interesadas iniciaron un proceso de organización- Las

que no contaban con Patronatos de Agua lo constituyeron fiel a sus

costumbres organizándose para elegir a sus representantes de forma

democrática.

En este proceso constituyeron el espacio “Asamblea Municipal de

Patronatos de Agua” la cual sesiona una vez al mes para construir y

dar seguimiento al plan de trabajo comunitario en materia de agua y

saneamiento. Asimismo, han recibido capacitaciones en materia de

género, derechos humanos, calidad de agua y gestión comunitaria. En

TZOTZIL

K’alal ya syom sba te ants winiketik ta xchapel

k’op yu’un slejbeyel sbejlal xchajpanel

wokolil, ja’ stujul te tsobleje. Maba junuknax

te wokolil, ay chachajp stsakoj yip ta swenta

tak’in, stalel jkuxlejaltik, wokolil ta yutil

komunal, a’telil ta swenta we’el uch’elil, sok

te bin ya xtujun ku’untik ta komunaltike. Ja’

kalbetik sk’oplal te municipio yu’un Sitala:

Muk’nax sk’oplal bin laj yich’ pasel ta

sk’ajk’al 15 yu’un diciembre, ja’ laj yich’beyik

sk’oplal de j-ateletik yu’un ja’ (Asociación de

patronatos de agua) ta slum k’inal Sitala, ja’

tey-a me ine banti laj tsak yip te a’telil, sok

laj swet’ sbiil sok yantixan k’ulej a’teletik

sok j-atejpatanetik yu’un Chiapas, mach’atik

stsakoj ya’telik ta swenta yu’un ja’, yu’un

bats’il lum.

Ta junio yu’un 2019 CONIDER laj syom j-atej

jtujuneletik ta xchapel k’op yu’un slejbeyel

sbejlal xchapel wokoliletik. K’alal ochik

ta xchapel k’op laj stajik ta ilel te muk’ul

wokolil yu’unik, ja’ te ma’yuk lekil ja’ ta

slum k’inalik, tey-a me ine och xchap sbajik

sok och yilik xchapel patronato yu’un ja’,

jujun komunal laj xchap sk’op ta slejel ya’tel

yu’unik mach’a xjil ta swenta te ja’.

K’un k’un la schajpanik te “Asamblea

municipal de Patronatos de agua” banti

jujun u’ och yom sbajik ta yilel xchajpanel

wokolil yu’un ja’. Tey-a me ine och yich’ik

nojptesel ta swenta yu’un stalel skuxlejal

ants soj winiketik, yochel k’op, slekubtesel

te ja’ sok snopel sk’anel koltayel yu’un ja’.

Ta 2020 laj xchajpan sbajik yu’un yotsesel

sk’opik sok j-atejpatan ta Ayuntamiento,

ay laj sp’ajlantesik jun banti laj yabeyik sna

te yantikxan j-atejpatanetik, ja jich jach te

yatelike.

17


este contexto, en el año 2020, los patronatos detonaron su primera

acción colectiva dirigiendo una petición al Ayuntamiento Municipal,

con copia a distintas instituciones públicas en la que solicitaron una

mesa de diálogo, fue así el comienzo de su fortalecimiento como

organización de patronatos de agua.

Después de múltiples reuniones, el proceso organizativo de los

patronatos de agua de Sitalá evolucionó a mediados de 2020, por

acuerdo de la asamblea de patronatos de agua se constituyó la

“Asociación de Patronatos de agua del municipio de Sitalá”, misma

que actualmente está coordinada por un comité formado por once

personas: mujeres y hombres, representantes de las 32 localidades que

participan en esta gestión integrada. Las comunidades organizadas

son las siguientes:

Ach´Lum El Suspiro, El Diamante, Emiliano Zapata, Golonchán Nuevo

Primera Fracción, Golonchán Viejo, Guadalupe El Rodeo, Guadalupe

Jagualá, Guadalupe Peña Blanca, Guadalupe Santa Bárbara, Guadalupe

Shucail, Guadalupe Tulaquil, La Palma, La Trinidad, La Unión, Nuevo

Porvenir, Paraíso Chicotanil, Paraíso Santa Bárbara, Pomiltic, Rosario

El Anhelo, San Agustín, San Antonio Los Alpes, San Francisco La

Unión, San Joaquín, San José El Recreo, San José La Unión, San Juan de

la Montaña, San Juan Shucail, San Martín, Santa Cruz El Recreo, Santa

Cruz La Reforma, Santo Domingo Shucail y 11 De Abril.

A finales del 2020 la Asociación de Patronatos de Agua del municipio

de Sitalá convocó a diversas instituciones gubernamentales al “Primer

Foro de Escucha” con el propósito de abrir espacios de diálogo y

tomar acuerdos tendientes a visibilizar las acciones comunitarias que

se realizan actualmente y conjugarlas con la agenda intersectorial

para propiciar el acceso al agua y saneamiento en las 32 localidades

involucradas.

En este primer foro asistieron representantes de las siguientes

instituciones: la Comisión Nacional del Agua tanto nacional como

del Organismo de Cuenca Frontera Sur; el Instituto Estatal del Agua;

la Comisión de Caminos e Infraestructura Hidráulica; la Dirección

de Protección contra Riesgos Sanitarios, de la Secretaría de Salud;

la Comisión para el Diálogo con los Pueblos Indígenas; la Secretaría

para el Desarrollo Sustentable de los Pueblos Indígenas; la Comisión

Estatal de Derechos Humanos; y un representante del Ayuntamiento

de Sitalá. Por parte de las organizaciones de la sociedad civil: la Alianza

Crecer Juntos por Sitalá, Cántaro Azul, CONIDER, y DICADEM, quienes

en su conjunto firmaron el primer acuerdo público-comunitario en

materia de agua y saneamiento, cuyo objetivo general es:

“Generar un plan de trabajo entre el Ayuntamiento, las Instituciones

Públicas Federales, Estatales y Municipales, y la Asociación de

Patronatos de Agua del Municipio de Sitalá, que apoye a resolver la

Been bajel te ya’telul patronato, ja jich las

tsak yip ta jujun tsoblej laj yich’ pasele, ta

yojlil bajel ajtal k’atpuj ta “Asociación de

patronatos de agua del municipio de Sitala”,

ay bulucheb’ ta tujl ants sok winiketik

mach’atik laj yich’ tejk’anel ta ya’tel ta jun

komite talemik ta 32 komunaletik yakalik ta

tsoblej. Te sbiil te komunlatik ja’ te ini:

Ach´Lum El Suspiro, El Diamante, Emiliano

Zapata, Golonchán Nuevo Primera Fracción,

Golonchán Viejo, Guadalupe El Rodeo,

Guadalupe Jagualá, Guadalupe Peña Blanca,

Guadalupe Santa Bárbara, Guadalupe Shucail,

Guadalupe Tulaquil, La Palma, La Trinidad, La

Unión, Nuevo Porvenir, Paraíso Chicotanil,

Paraíso Santa Bárbara, Pomiltic, Rosario El

Anhelo, San Agustín, San Antonio Los Alpes,

San Francisco La Unión, San Joaquín, San José

El Recreo, San José La Unión, San Juan de la

Montaña, San Juan Shucail, San Martín, Santa

Cruz El Recreo, Santa Cruz La Reforma, Santo

Domingo Shucail y 11 De Abril.

Ta slajibal ajtal yu’un 2020 te Asociación

Patronato yu’un ja’ laj sjuk ta k’op te

j-atejpatanetik yu’un Estado ta “Foro de

escucha”, banti la ya’eyik chap k’op ta

swenta yu’un wokolil yu’un ja’, sok laj

sk’anik sk’ujban sbaj te k’ulej j-ateletik ta

yilel te wokolil yu’un ja’ li ta 32 komunaletik

ta municipio yu’un Sitala.

Ta in xchapel k’op ay a k’otik swinkilel

j-ateletik yu’un: te Comisión Nacional del

Agua, Organismo de Cuenca Frontera Sur;

el Instituto Estatal del Agua; la Comisión

de Caminos e Infraestructura Hidráulica;

la Dirección Protección contra Riesgos

Sanitarios, de la Secretaría de Salud; la

Comisión para el Diálogo con los Pueblos

Indígenas; la Secretaría para el Desarrollo

Sustentable de los Pueblos Indígenas; la

Comisión Estatal de Derechos Humanos; y un

representante del Ayuntamiento de Sitalá. Ta

swenta yu’un tsoblejetik ja’ k’otik te: Alianza

Crecer Juntos por SITALA, Cántaro Azul,

CONIDER, y DICADEM, banti ta junax laj yak’

sbijilik sok swet’el te jun banti najkambil te

chap k’op laj sk’ujban sbajike:

“Ayuk jun chajpambil a’telil sok

Ayuntamiento, j-ateletik yu’un estado sok

federal, sok (Asociación patronato yu’un

ja’), banti ay ya sk’ujban sbajik ta xchajpanel

sbejlal a’telil yu’un ja’, ayuk lekil ja’, sok

18


problemática en materia de agua y saneamiento y fortaleciendo las

capacidades técnicas y operativas para que los patronatos puedan

seguir prestando el servicio de agua a sus localidades de forma segura”.

Este acuerdo incluye compromisos específicos por parte de la

Asociación de Patronatos de Agua del Municipio de Sitalá, de las

Instituciones Públicas y de las Organizaciones de la Sociedad Civil que

abonan a la gobernanza del agua a través de la gestión comunitaria,

los compromisos son:

La Asociación de Patronatos de Agua del Municipio de Sitalá

se compromete a seguir fortaleciendo y promoviendo la organización

comunitaria para resolver la problemática de agua potable y

saneamiento, así como apoyar en la conservación y mantenimiento

de la infraestructura hidráulica con mano de obra.

Las Instituciones Públicas reconocen a la Asociación de

Patronatos de Agua del Municipio de Sitalá como un ente organizado

con el que se puede generar una interlocución directa respecto a los

temas de agua y saneamiento de las localidades representadas; así

como a orientar, acompañar y dar seguimiento a las mesas de trabajo

interinstitucionales para la construcción de un plan de trabajo que

plantee la solución a la problemática de las localidades.

Las Organizaciones de la Sociedad Civil que conforman la

Alianza Crecer Juntas por Sitalá, darán el acompañamiento y las

facilidades de diálogo para la gobernanza, así como dirigir y encauzar

recursos que resuelva la problemática planteada.

Finalmente podemos afirmar que esta experiencia de organización

para la gestión comunitaria del agua en el municipio de Sitalá,

deberá replicarse en otras regiones de nuestro Estado, porque

estamos convencidos que la comunidad organizada se deriva de la

modernización reflexiva de que ésta se organiza en su espacio local,

formando un sistema micro regional autosuficiente para administrar

sus propios recursos naturales, humanos y materiales, propiciando su

autodesarrollo.

Con este nivel de asociatividad comunitaria se demuestra que no sólo

los sectores público o privado son los únicos capaces de organizarse

correctamente, sino también que los ciudadanos independientes lo

pueden hacer de forma eficiente y eficaz. Hoy las comunidades deben

dejar de verse como objetos para ser sujetos potenciales de cambio

social. Podríamos concluir que las comunidades organizadas son el

cuarto nivel de gobierno. Habrá que dar seguimiento a esta iniciativa.

yu’un ak’ame stsak yip te patronato yu’un

ja’, sok ayuk ya stsak yip te yatelik ta jujun

komunal”

Ja’ te in chap k’op ay bin laj sk’ujban sbajik-a

te Patronato yu’un ja, jk’ulej a’teletik, sok

tsoblejetike:

Te asociación Patronato yu’un ja’

ta Sitala, laj sk’ujban sbaj ta yatelul ta yutil

skomunal, banti ayuk yatelul ta swenta yu’un

xchajpanel wokolil yu’un ayuk lekil ja’, sok ay

ya yak’ sk’abik ta a’tel sok spasel te ay banti

ya xts’ilaj te yawil ja’.

Te instituciones públicas snaoj ja’ te

Asociación Patronato yu’un ja’ muk stujul sok

ay yochel ta yilel wokolil yu’un yutsubtesel

te ya’alike, sok ja’nix ya xju’ k’op sokik ta

yilel nojptesel sok xchapel k’op ta sbijil te

skomunalike. Ay yochelik ta xchajpanel

wokolil, sjoyinel slejel koltayel yu’un ja’, sok

xchajpanel a’telil banti chikan te wokolil ta

komunale.

Te tsoblejetike yakalil ta a’tel ta

Sitala ochemik ta Alianza, laj sk’ujban sbajil

ta sjokinel sok jukwanej ta k’op yu’unuk ayuk

lekil a’telil sok te Asociación, janix jich ejuk

ya yil bajel ak’ame ma’yuk k’ojtamba sok

wokolil ta yutil te j-ateletik yu’un ja’.

Ja jich ya jtajtik ta ilel te in a’telile xju’ ya

xtujun ta yantik xan lum k’inaletik ma’nax

ja’uk li ta Sitala, jnaojtik te jun tsoblej ta

komunal tey stakoj yip-a ta apsel lekil a’tel

ta yutilnix skomunal, banti ayuk yatelul ta

micro regional banti ja’ ay ta sk’abik yilel te

a’tele.

Ja tey tsajtik ta ilel ejuk te maba ja’nax te

k’ulej a’teletik, niwak j-atejpatanetik ay

yu’el yu’unik ta xchajpanel te wokolil. Ya

sk’an te maba ya spejk’an sbajik te j-ateletik

yu’un komunaletike, ay yu’el yu’unitk euk.

Ja’ yu’un xju ya kaltik te komunaletik snaik

xchapel sk’opike ja’ muk’ul atel jtujunel

spajoj sba sok te j-atejpatanetike. Maba li’

nax ya xjilotike, ya baketik bajel yipal.

19


REPARACIÓN DEL PUENTE

SOBRE EL RÍO COATÁN EN

EL LIBRAMIENTO SUR DE

TAPACHULA, CHIAPAS.

Obras Públicas

de Corazón

Carlos Ángel Torres Culebro

Secretario de Obras Públicas

1.- Cuenca del río Coatán.

La cuenca del río Coatán alcanza una superficie de

733 km2, que nace en Guatemala y desemboca en el

Océano Pacifico, dentro de esta cuenca se encuentra

el río del mismo nombre con sus diferentes afluentes.

El río Coatán nace en el vecino país de Guatemala a

una altitud aproximada de 3500 m sobre el nivel del

mar, por lo que el río tiene una pendiente que pasa

de 3500 m. en su nacimiento a cero m sobre el nivel

del mar en su desembocadura, en sólo 80 km. de

recorrido (en la parte alta de la cuenca hay tramos del

río con una pendiente mayor del 30%). Lo anterior,

hace que esta corriente en época de lluvias, baje

con una velocidad extraordinaria, que ha causado

destrozos a la ciudad de Tapachula (la cual cruza de

norte a sur) y a las zonas productoras del Soconusco,

inundando colonias completas y destruyendo gran

parte de la infraestructura carretera (caminos y

puentes).

La cuenca del Coatán, presenta una curiosa

paradoja: durante la temporada de estiaje los

habitantes que viven en sus márgenes, cruzan el

río sin ningún problema y sufren situaciones de

escasez de agua; en época de lluvias el río cuenta

con una fuerza extraordinaria, la cuál ha causado

graves daños, principalmente en las lluvias atípicas

que se presentaron en 1998 y con el huracán Stan en

el 2005.

2.- La importancia del puente sobre el río Coatán.

Particularizando sobre el puente, (construido

entre los años 1989 a 1994) podemos decir que,

a través de éste, sale toda la producción de café,

plátano, mango, cacao y otros, de una de las zonas

más productivas de Chiapas y de México hacia

Centroamérica. Prueba de ello es que la aduana de

productos de Ciudad Hidalgo, incluidas las aduanas

de los estados de Tabasco, Campeche y Quintana

Roo, es la más importante en toda la frontera sur de

México hacia Centroamérica, lo anterior lo podemos

constatar por el tráfico de trailers que en promedio

van del Soconusco a Centroamérica, en un número

de 750 unidades por día.

El puente tiene una longitud de 102.60 m. La

estructura es a base de cuatro tramos, dos tramos

extremos con claros de 10.50 m. y dos tramos

centrales de 40.80 m. cada uno, (tres pilas centrales

y dos estribos extremos, haciendo un total de cinco

apoyos) y una sección transversal de rodamiento

de 15.00 m., con flujo vehicular en los dos sentidos,

con un sistema de piso de losa maciza de concreto

reforzado de 25 cm. de peralte, apoyada sobre

siete trabes de concreto reforzado de 1.80 m. de

peralte, en los dos tramos centrales. El río transita

principalmente sobre el tramo 3-4 es decir hacia los

apoyos 3 y 4, hacia el lado de Viva México, rumbo a

Guatemala.

3.-Problemática de la estructura

Desde el año pasado se observó que la pila central

(no. 3), había sufrido un desplome (transversal de

su eje vertical). Este desplome se debió a la falta

de terreno de apoyo en la zona de desplante en la

zapata No. 3, derivado de la socavación provocada

por el mismo cauce debajo de la zapata y por ende, el

asentamiento de los tramos de la superestructura, lo

que causa que dichos tramos 2-3 y 3-4, se asentarán

20


verticalmente de manera diferenciada, causando

esfuerzos adicionales para lo cuales no fue diseñado

el puente. Esto provocó que la capacidad de soporte

de la estructura sea inestable, lo que puede redundar

en un colapso súbito de la pila No. 3, la cual la pone

en una situación de daño grave, que puede llevar a

una pérdida total de este elemento.

Es importante mencionar, que las grandes avenidas

de 1998 y del 2005, provocaron un arrastre de

piedras grandes de hasta 1.20 m. de diámetro, que

golpearon en una forma muy importante a la pila

central del puente. Por otro lado, la velocidad de la

corriente del agua, socavó la base de la zapata de

la pila No. 3, quitándole su base de sustentación, y

a esto le agregamos los daños que pueden haberle

causado a la estructura los sismos de septiembre de

2017.

4.- Datos técnicos de las acciones más importantes

llevadas a cabo hasta el día de hoy, por el Gobierno del

estado de Chiapas a través de la Secretaría de Obras

Públicas.

a).- Protección de los apoyos mediante enrocamiento

e inyección de concreto en la cimentación de las

pilas 2 y 3, para evitar mayor socavación.

b).- Construcción de un canal de 1,690 metros de

longitud sobre la margen derecha, para desviar el

río y tener seca el área del puente para realizar los

trabajos de reparación.

c).- Construcción de un camino de acceso de 600

metros de longitud pavimentado, aguas abajo

del puente, para dar paso provisional al tránsito

vehicular y evitar que continuara pasando por las

calles de la Ciudad de Tapachula.

d).- Instalación de 2 Puentes BAILEY (Estructuras

Metálicas) en el camino provisional, para garantizar

el paso del tránsito vehicular sobre el río.

e) Elaboración del proyecto de reparación del puente

que consiste en la construcción de pilas laterales a

las estructuras existentes, en los apoyos 2 y 3, para

que una vez terminadas, se proceda a colocar en la

parte superior, los marcos y tableros que servirán

de apoyo para que con equipo hidráulico (Gatos), se

proceda a elevar las losas de la superestructura a su

posición original.

21

Esta obra de infraestructura, es única en su tipo

por la complejidad que representa, es un acto de

responsabilidad y atención, porque en el Gobierno de

Rutilio Escandón la atención a las necesidades más

elementales del pueblo son una prioridad, buscar el

desarrollo y el progreso de Chiapas es una constante

y hacerlo de manera humana, responsable y honesta

es hoy en Chiapas una realidad.


Agua, Alimentación y

Salud: Una estrategia

resiliente y adaptativa

en tiempo de COVID 19

Froilán Esquinca Cano

Coordinador de acciones comunitarias y participación ciudadana

para la salud del IMSS

Es realmente relevante el momento por el que pasa

la humanidad ante una encrucijada revelada en la

última década y con la evolución de las tecnologías

de la información y la construcción de espacios de la

ciencia y la tecnología, que permiten atisbar hasta

en lo más profunda y alta sima y cima, que los datos

arrojan ahora lo crítico que es la disponibilidad de

recursos fundamentales, tales como, el agua, los

bosques y selvas, la agrobiodiversidad y los embates

que conllevan la desigualdad y la morbimortalidad

que paradójicamente deja a muchos ya, en

perfiles de edades avanzadas, pero vulnerables

a enfermedades tales como diabetes, obesidad

e hipertensión, en mucho derivado de estilos de

vida y consumo en exceso; por otro lado tenemos

la escasez de alimentación, agua y saneamiento,

además de disponibilidad de tierra y casa-habitación

y la movilidad social incrementada ante los embates

de las guerras, los sismos y desastres e incluso por

persecuciones y migraciones violentadas por ello

y las crisis económicas y ecológicas que persisten

en algunas regiones del planeta y muchas veces,

la crisis por la disponibilidad del vital líquido, no

es claramente evidente, pero las evidencias locales

y regionales, cuando uno viaja y se relaciona con

las comunidades y la desgracia patente de una

incomprensión de los usos y destinos del suelo,

además de cómo se produce y se organizan los

mercados locales y regionales que conlleva a la

producción de subsistencia y a la producción

comercial, asentamientos rurales y pequeñas

comunidades en donde el elemento agua, muchas

de las veces, es escaso e incluso inseguro, amén de

difícil de extraer o captar.

El agua, imprescindible para garantizar la

subsistencia humana y la de los ecosistemas,

además de un recurso fundamental para posibilitar

un desarrollo socioeconómico sostenible. También

es incuestionable que el agua es un recurso

necesario para muchos usos relacionados con

el desarrollo económico, como la producción

de energía, la agricultura, la

industria o el turismo, en donde

el agua adquiere un innegable

valor económico.

La pandemia de la COVID-19 ha

puesto de manifiesto la importancia

vital del saneamiento, la higiene,

así como dejar patente el rezago

que ya la epidemia del H1N1 había

dejado una estela de evidencias

de escuelas sin baños y agua

potable, el cual realmente no tuvo

un seguimiento cabal dentro de

los esquemas de concurrencia con

la Educación, la Salud y el Medio

Ambiente, desde la CONAGUA

y los órganos Descentralizados

o Desconcentrados del Agua

y sus similares a nivel Estatal

y Municipal, así como un

acceso adecuado al agua limpia

para prevenir y contener las

enfermedades. La higiene de

manos, salva vidas, de acuerdo

con la Organización Mundial de

la Salud, el lavado de manos es

una de las acciones más efectivas

que se pueden llevar a cabo

para reducir la propagación de

patógenos y prevenir infecciones,

incluido el virus de la COVID-19.

Aún así, hay miles de millones de

personas que carecen de acceso a

agua salubre y saneamiento, y los

fondos son insuficientes.

Al ser esencial, insustituible,

limitada y frágil, debe ser

considerada, por encima de

todo, como un bien común de

dominio público, ello implica

indiscutiblemente que debe

protegerse local y globalmente, para

asegurar su disponibilidad actual y

futura y una distribución equitativa

bajo un control democrático, siendo

así recogido actualmente en la

legislación nacional e internacional,

y su reconocimiento como derecho

humano por Naciones Unidas,

subraya su papel primordial

para el bienestar de las personas

y también para asegurar otros

derechos humanos como la

alimentación o la salud; hechos

22


que ya forman parte de la Constitución de la

República y la referente del Estado de Chiapas.

Logros en Chiapas de la construcción de un diálogo

de saberes de la Mesa de Gobernanza del Agua que

preside el Presidente de la Comisión de Recursos

Hidráulicos del Congreso del Estado

“..El contexto de la gestión del medio ambiente,

incluida la gestión del agua, no está exento de

manifestaciones de violencia, cuya expresión más

evidente es la exclusión de las mujeres del acceso a

los recursos y de los espacios de toma de decisiones

sobre su manejo. La creación de nuevos caminos

para una comprensión y una relación distinta con

el medio ambiente que incorpore las voces de las

mujeres es inminente...” Revista iagua. Febrero,

2020.

En 2010, Olivier de Schutter, el entonces Relator

Especial sobre el derecho a la alimentación,

determinó que aunque la crisis mundial de los precios

de los alimentos que se produjo entre 2007 y 2008

se debió a diversos factores, una parte considerable

de los aumentos y la volatilidad de los precios de los

productos alimentarios, sólo puede explicarse por la

aparición de una burbuja especulativa.

Si bien se ha conseguido progresar de manera

sustancial a la hora de ampliar el acceso a agua

potable y saneamiento, existen miles de millones

de personas (principalmente en áreas rurales) que

aún carecen de estos servicios básicos. En todo el

mundo, una de cada tres personas no tiene acceso

a agua potable salubre, dos de cada cinco personas

no disponen de una instalación básica destinada a

lavarse las manos con agua y jabón, y más de 673

millones de personas aún defecan al aire libre.

Resulta evidente que nos encontramos ante una

situación global crítica, en relación con el acceso

y la gestión del agua, con, según Naciones Unidas,

unos 2.200 millones de personas que carecen

de agua potable segura y más de 2000 millones

que sufren estrés hídrico, y hasta 700 millones

podrían verse desplazadas en 2030 por esta causa.

El nexo entre mujeres y agua es fundamental,

sobre todo en espacios rurales, donde son ellas

quienes generalmente proporcionan el agua que se

ocupa en los hogares. Ellas saben dónde están las

fuentes de agua, los horarios de servicio de las llaves

públicas y los carros cisterna. Las mujeres recogen

el agua, la almacenan y la administran. Además la

reciclan para aprovecharla eficientemente, usan

la menos limpia para lavar y regar, y tratan de

preservarla de la contaminación. También inciden

en su conservación y son responsables casi en su

totalidad de la producción agrícola de autoconsumo,

fundamental para la soberanía alimentaria del país.

La relación cotidiana que tienen muchas mujeres con

el agua, ha llevado a la construcción de un profundo

conocimiento sobre este recurso que tiene un gran

valor para la comprensión del medio ambiente.

Estos saberes han quedado muchas veces fuera de lo

que se considera serio, académico, relevante. Esta

exclusión es otra forma más de violencia contra las

mujeres. Debemos escuchar lo que ellas tienen que

decirnos sobre el mundo que habitamos y sobre su

conservación. (Priego, K. y D. Soares. s/d. Agua y

dimensión de género)

La destrucción del medio ambiente es también

una manifestación de violencia. Vandana Shiva,

escritora, filósofa y activista ecofeminista de la India,

afirma: “Estamos llenando el planeta de tóxicos

y plásticos, lo cual genera violencia. Reconocer

las capacidades de la naturaleza y de las mujeres

introduce la posibilidad de que exista un sistema

no violento de prosperidad y bienestar para todos.

Las mujeres tienen una relación con la naturaleza

distinta a la que comúnmente conocemos. Hagamos

presente esta relación y aprendamos de ella para

preservar el medio ambiente y para crear un mundo

en el que la violencia se vuelva impensable.( Ethic,

en línea: https://ethic.es/entrevistas/vandanashiva/).

Pedro Arrojo-Agudo recientemente designado

Relator Especial para los Derechos Humanos al

Agua y al Saneamiento en la ONU, ha señalado: “No

se puede valorar el agua como se hace con otros

productos comercializados. El agua es de todos y

es un bien público. Se encuentra estrechamente

vinculada a nuestra vida y medios de subsistencia,

y es un componente esencial para la salud pública”.

Ante esto y también en otras situaciones menos

críticas pero también importantes, ¿es buena

solución una herramienta de mercado como los

futuros, que se encuentra fuertemente influenciada

por comportamientos especulativos y cuyo objetivo

es la maximización de beneficios que no tienen por

qué contribuir a un uso eficiente del agua? A partir

de lo señalado anteriormente, resulta evidente que

no, y no es más que un intento de mercantilización

de un elemento reconocido como derecho humano

en lugar de buscar otras medidas basadas en un

verdadero objetivo de mejora de la gestión del agua.

Las tendencias actuales y por cierto, gravemente

impactadas por la realidad ante el COVID 19 dejan atrás,

por el momento, esta presión que ya había empezado

a ejercer Wall Street para que el agua se convierta en

un “activo muy rentable” y escaso, será para quien

pague más, y no para quien más lo necesita. Aunque

es verdad que el mercado de futuros de derechos del

agua no será igual que el de otros productos, conviene

23


recordar cómo los mercados han ocasionado terribles

consecuencias cuando se han aplicado a productos

básicos como el trigo o la soja.

La racionalidad del mercado para que el agua tenga

usos privativos para fines económicos no significa

que esta deba ser considerada como una mercancía

sometida a vaivenes de mercado con fuertes

componentes especulativos, ni tampoco implica

que sea la más apropiada para gestionarla o que los

principios y valores éticos, incluida la sostenibilidad

económica, social y ambiental, no tengan que ser

tenidos en cuenta a la hora de valorar, planificar y

distribuir este recurso.

El ODS 6 busca garantizar el agua potable y el

saneamiento para todos, centrándose en la gestión

sostenible de los recursos hídricos.

•3 de cada 10 personas carecen de acceso a servicios

de agua potable seguros y 6 de cada 10 carecen de

acceso a instalaciones de saneamiento gestionadas

de forma segura.

•Al menos 892 millones de personas continúan con

la práctica insalubre de la defecación al aire libre.

•Las mujeres y las niñas son las encargadas de

recolectar agua en el 80% de los hogares sin acceso

a agua corriente.

•Entre 1990 y 2015, la proporción de población

mundial que utilizaba una fuente mejorada de agua

potable pasó del 76% al 90%.

•La escasez de agua afecta a más del 40% de la

población mundial y se prevé que este porcentaje

aumente. Más de 1700 millones de personas viven

actualmente en cuencas fluviales en las que el

consumo de agua supera la recarga.

•4 billones de personas carecen de acceso a servicios

básicos de saneamiento, como retretes o letrinas.

•Más del 80% de las aguas residuales resultantes

de actividades humanas se vierten en los ríos o el

mar sin ningún tratamiento, lo que provoca su

contaminación.

•Cada día, alrededor de 1000 niños mueren debido

a enfermedades diarreicas asociadas a la falta de

higiene.

•Aproximadamente el 70% de todas las aguas

extraídas de los ríos, lagos y acuíferos se utilizan

para el riego.

Segunda parte en la siguiente edición.

24


JUVENTUDES 2030

POR UNA NUEVA CULTURA DEL AGUA

Mtra. Getsemaní Moreno Martínez

Directora General del Instituto

de la Juventud del estado de Chiapas

Lo más preciado en nuestro

estado de Chiapas, es su gente

llena de cultura y tradiciones,

así como los vastos recursos

naturales que nos proveen la

naturaleza y el medio ambiente,

brindándonos de tan peculiar y

majestuosa biodiversidad donde

nuestra gente crece y se entrelaza

con la naturaleza, coexistiendo en

armonía. Entre dichos recursos

naturales se encuentra el agua,

que indudablemente dota al ser

humano seguridad alimentaria y

energética, salud y bienestar, una

cuestión de derechos.

El agua está en el epicentro del

desarrollo sostenible, por ello

es considerado como elemental

objetivo dentro del pacto mundial

contenido en la Agenda 2030 de

la Organización de las Naciones

Unidas (ONU); en búsqueda

del cuidado y la preservación

del agua limpia y el saneamiento, se llevan a cabo

acciones por el clima en donde, el agua juega el

papel crucial en diversos fenómenos naturales

devastadores, como inundaciones o sequías, así

como en la conservación de la vida marina, terrestre

y otras de vital importancia. No podemos renunciar

al conocimiento de que cada parte que integra el

mundo natural se encuentra unido, y que el bienestar

del planeta, y del agua, garantiza la supervivencia

de todo ser vivo. El agua es un recurso disponible,

suficiente y accesible tanto en costos como en

consumo, y su calidad, salubridad y fiabilidad,

son condiciones que a pesar de las circunstancias

humanas o naturales que se presenten, podemos

seguir disfrutando.

Las realidades han venido cambiando, lo que antes

no se temía ahora es palpable, este líquido cada día

va disminuyendo. Ahora es el tiempo en que los

jóvenes transformen conciencias que fortalezcan

proyectos inclusivos, que fortalezcan la suma de

esfuerzos, que fortalezcan la conservación y el

cuidado del agua. Es tiempo de parar de hablar en

singular y colaborar en equipo; necesitamos formar

espacios de discusión para plantear soluciones a la

escasez del agua en comunidades y localidades en

Chiapas, Estado de múltiples desafíos, en donde su

orografía muchas veces abona a las limitaciones de

25


Preservar el agua es labor de todas las personas, vivan en donde vivan,

sin distinción de raza, religión, edad o género.

Es por ello que, en esa suma de esfuerzos, el gobierno actual encabezado

por Rutilio Escandón Cadenas, ha hecho sinergia con la sociedad

Chiapaneca. Hemos logrado una alianza para alcanzar objetivos que

se plantean en esta nueva cultura del agua y la transformación, donde

las juventudes son líderes activos que ejecutan plenamente su labor

como ciudadanía participativa, abonando a la gobernanza mediante

campañas de reforestación de árboles endémicos, recolección de basura

en cuencas, ríos, mares, bosques y playas, reciclaje, conferencias y

debates en temas de hidrología, así como a través de la conformación

de asociaciones civiles encaminadas al cuidado y conservación de este

recurso; siempre hacia la búsqueda de reconexión entre los ríos y

llanuras aluviales, devolviendo el equilibrio al ciclo del agua y el uso

debido de este líquido vital.

El reto es grande, mas no imposible. Que nuestro estandarte sea

siempre como el actuar del agua. Fluyamos con vitalidad, fortaleza,

ímpetu y con respeto a nuestro entorno… seamos pues, ¡Juventudes

de corazón!

la introducción potable de ésta,

que si bien es cierto es recurso

que abunda momentáneamente,

quizá es el menos tomado en

cuenta.

El presente y futuro pertenece a

los jóvenes, es necesario adoptar

un enfoque holístico para resolver

este problema, ya que el agua está

ligada con muchos otros temas

como la energía, los alimentos,

las finanzas, la pobreza y el

desarrollo. Con una visión y

energía enfocadas en la defensa

del agua, podemos convertirnos

en un modelo a seguir, animando

a nuestras comunidades a aceptar

y a poner en práctica las políticas

diseñadas para su mejor uso y

aprovechamiento. Nunca se es

demasiado joven para empezar a

involucrarse.

Tanto como el agua, es vital que

la población y las juventudes sean

conscientes del papel fundamental,

aunque generalmente invisible,

que este recurso afecta directa

o indirectamente, en otras

cuestiones como igualdad de

género, educación, participación

social, paz, y, en definitiva, en

el desarrollo humano sostenible

de todas las comunidades y

municipios en la Entidad.

26


Entrega del Estudio de

Determinación de Riesgos,

Mediante la Detección de

Peligros y Vulnerabilidades

en la Cuenca Hidrográfica del

Río Chacamax (Palenque, la

Libertad y Emiliano Zapata,

Mpio. de Tabasco.)

Ing. José Luis Orantes Gómez

Instituto Estatal del Agua

El dia 8 de julio del presente, en el Marco del día Nacional

del Árbol, se realizó la presentación y entrega del Estudio

de Determinación de Riesgo, Peligros y Vulnerabilidades

en la cuenca hidrográfica del río Chacamax; este evento

se inició con el fomento a las actividades de reforestación,

al realizarse la entrega y siembra de plantas de diversas

especies en el Boulevard Madre Chol de Palenque, con

la presencia de diversas autoridades, entre ellas el

presidente municipal de Palenque Lic. Carlos Morelos

Rodríguez; Mtro. José Alfredo García Bermúdez, Director

General del Instituto Estatal del Agua; Dra. Elva Isabel

Cabrera Gutiérrez, Rectora de la Universidad Tecnológica

del Usumacinta, Tabasco; Ing. Carlos Alberto Barceló

Ruíz, Enlace Territorial de FONATUR Tren Maya; Mtro.

Francisco Javier Velázquez Jiménez, Gerente del Comité

de Cuenca del río Chacamax y diversas autoridades de

CONAFOR, SEMARNAT y del municipio de La Libertad.

El Presidente Municipal de Palenque, en su intervención

inicial, dio la bienvenida y expresó la importancia

cultural, ambiental y económica del recurso hídrico, en la

cuenca del río Chacamax; además, señaló que Palenque no

sólo es atracción turística, es memoria de los ancestros,

es identidad de nuestros pueblos originarios y es vida de

nuestra naturaleza. Comentó que a través del Comité de

Cuenca se tiene el compromiso de generar estrategias y

una buena planeación en el manejo integral de la cuenca

hidrológica y hacer sinergia entre todos los usuarios

del agua para alcanzar las metas y lograr los beneficios

sostenibles de la misma.

Por su parte, el Gerente del Comité de Cuenca del río

Chacamax, expresó que el estudio será fundamental para

el Plan Hídrico de la Cuenca y de todas las actividades

que se realicen; en el Comité se quiere demostrar que

sí se pueden realizar proyectos de manera conjunta que

beneficien a los tres municipios que conforman esta

cuenca (Palenque, La Libertad y Emiliano Zapata,Tabasco)

para el cuidado y la protección de los recursos naturales,

conjugando de manera multidisciplinaria, diversas

especialidades con la Academia, los tres órdenes de

gobierno y la sociedad organizada, para dar a conocer que

este Comité está vigente, que es participativo y demostrar

con proyectos, los resultados que se pueden generar,

aprovechando la oportunidad y el interés que tanto el

gobierno federal, como estatal tienen para ésta región,

por lo que se comprometen a trabajar de forma integral y

urgente con quienes integran este Comité de Cuenca.

Por otro lado, el Ing. Carlos Alberto Barceló Ruíz

,Enlace Territorial de FONATUR Tren Maya, reconoce la

importancia de la Cuenca del Río Chacamax, atendiendo

siempre los comentarios y ofreciendo la colaboración para

hacer una realidad la presentación del estudio para esta

región. Además, agregó que como parte de FONATUR Tren

Maya, están desarrollando un proyecto de infraestructura,

pero con la integralidad que debe contener un proyecto,

generando medidas de compensación ambiental en ciertos

programas de saneamiento de suelos, reforestación y

planteamiento para contrarrestar áreas impactadas cerca

de la Cuenca de Chacamax, en los tres municipios, además

de los cinco estados del sur que abarca el proyecto del

Tren Maya y que tiene como objetivo, reforestar 1160 has,

generando desarrollo, y colaborar para aterrizar acciones,

congratulándose con este Comité por preservar la cuenca,

que es muy relevante.

La Dra. Elva Isabel Cabrera Gutiérrez, Rectora de la

Universidad Tecnológica del Usumacinta, Tabasco,

agradeció la entrega del estudio y quienes coordinan

este proyecto del Río Chacamax, se encuentra ubicada la

Universidad del Usumacinta. Comentó además, que están

muy involucrados, participativos y con todo el interés de

colaborar, por todo lo que pueden aportar, desde esa casa

de estudios, con el personal académico y estudiantes,

comprometiéndose a organizarse para participar

activamente en proyectos específicos, ordenados y

pertinentes.

Finalmente, el Director General del INESA, José Alfredo

García Bermúdez, comentó que Palenque es una tierra

excelsa, exuberante, pero además es un territorio de

27


una gran civilización que la ha dado identidad a Chiapas

y al mundo, una identidad cultural muy fuerte, con

arraigo y que a la fecha aún perdura, con sus grandes

construcciones y con sus sistemas hidráulicos, la muestra

de lo que hoy tendríamos que hacer. Además, comentó que

plantaron simbólicamente en el Marco del Día Nacional

del Árbol, tres ceibas a la entrada de Palenque, en el

Boulevard Madre Chol, un monumento muy significativo

y que esperan podamos verlo crecer, desarrollarse, dar

sombra y cobijarnos y que nos traspase su energía que

es la que todos necesitamos en momentos tan difíciles

que atraviesa, no solamente nuestro estado, el país y la

humanidad entera, una crisis de salud, pero también una

crisis de civilización en la que los grandes paradigmas a

lo que nos habíamos acostumbrado, las rutinas que ya

estaban hechas para muchos de nosotros se han roto,

no es para menos con la pandemia que aún no termina

a pesar de los grandes esfuerzos de la ciencia a resolver,

tenemos que aprender a convivir con ella, y para eso sirve

estos espacios de reflexión, pero también de propuestas.

También comentó, que la naturaleza ya nos escupió a la

cara, nos tapó la boca, pero espera que nos abra los ojos,

de lo que estamos haciendo con ella, lo que hemos hecho

mal, porque la naturaleza es sabia e incuestionable.

Por otro lado, agregó, referente a las instituciones, que

quienes participamos en ella, tenemos la responsabilidad

de cumplir, a partir de este nuevo gobierno que nos lleva a

una responsabilidad compartida. Acorde a esta disciplina

y orden, en el gobierno estatal, el Instituto Estatal del

Agua y el Sector hídrico, han dado los pasos necesarios, de

forma estratégica para trascender con nuestras acciones,

acompañadas siempre de la participación social.

También apuntó, en el tema del agua, que la

transversalidad es muy importante: agua, suelo y bosque,

están indisolublemente juntos. La visión de cuencas, aún

no se cumple por diversas razones. Sin embargo, señaló

que en un marco de racionalidad de los recursos y en una

reingeniería de las instituciones federales, son procesos

largos de incubación que cuestan mucho y que nos toca

resolver en corto tiempo; sin embargo, son las bases, los

cimientos, la arquitectura estratégica que nos permitirá

desarrollarlo en la línea recta, en el menor tiempo posible,

con una racionalidad de recursos, en la que todos estamos

inmersos.

Además, comentó que estos espacios de reflexión, son

para ponernos de acuerdo, con orden. Con estos estudios

que se presentan, en la que han intervenido mucha

gente, en la que podemos sistematizar las ideas, tener los

resultados y los impactos positivos esperados. También

expresó acerca del Programa Estatal Hídrico, que es una

obligación del Estado y la Federación contar con él, pues

es un instrumento de planeación, de coordinación, de

vinculación, de proyección con estrategias alineadas a los

Objetivos de Desarrollo Sostenibles. En este instrumento

de planeación, también deberán concurrir los municipios

con sus Programas Hídricos Municipales, que a la fecha

no existen.

También señaló la importancia de contar con un

Programa Hídrico Regional, para tener grandes obras y

acciones a nivel regional y de manera integral; De igual

forma, señaló que se deberá contar con un Sistema Estatal

de Información del Agua (SEIA), como instrumento

estratégico de planeación de todas las acciones y obras

que lleven a cabo los tres órdenes de gobierno, para que en

este sistema podamos mover indicadores que se reflejen

en agua, salud, medio ambiente y economía.

Finalmente, comentó que el Estudio de Determinación

de Riesgo, Peligros y Vulnerabilidades en la cuenca

hidrográfica del río Chacamax, se elaboró para

determinar el riesgo al que se encuentra expuesto las once

microcuencas que componen la cuenca del río Chacamax,

a partir de la detección de los peligros e identificación

de las amenazas y vulnerabilidades de la cuenca, con

la finalidad de crear concientización a la población, a

las autoridades locales y al gobierno en general, de los

peligros identificados, y que es importante en medidas

de prevención y evitar pérdidas de vidas humanas y de

infraestructura económica y social y que además generen

instrumentos que contribuyan a superar problemáticas de

capacitación y fortalecer la gestión y organización de las

instancias locales para prevenir los desastres naturales o

antropogénicos.

Cabe señalar, que este tipo de estudios, contribuyen para

contar con mejores elementos y directrices en el diseño e

implementación de la política hídrica con responsabilidad

compartida, y además fortalecer una nueva gestión en la

gobernanza del agua, a través de una mayor participación

de los diferentes actores de la sociedad e instituciones, en

el proceso de toma de decisiones para el manejo integral

del agua, al generar confianza y empoderamiento de los

usuarios con el enfoque de cuenca, al armonizar el uso y

aprovechamiento de los recursos naturales asociados al

agua, con el manejo de los ecosistemas.

28


¿Cuál es el recorrido que hace el agua para llegar hasta

los hogares de los tuxtlecos?

Tenemos 2 fuentes principales; el rio Grijalva y el rio Santo Domingo. El agua se extrae a través de bombeo y se

eleva a diferentes puntos de la ciudad, que varía de los 500 a 1000 metros sobre el nivel del mar. Debido a esta

oscilación de altura en el bombeo del agua, se deriva un costo alto del servicio.

El agua se lleva a dos plantas potabilizadoras; una con una capacidad de distribuir dos metros cúbicos por segundo

de agua y otra que bombea un metro cúbico por segundo, en esta última se opera a un 25 % de su capacidad debido

a su mal estado, la cual se pretende rehabilitar. Consecuentemente esta agua ya potabilizada, se envía por gravedad a

tanques reguladores, a excepción de las zonas altas como las colonias El Jobo, Las Granjas, Patria Nueva, donde se hacen

rebombeos internos.

La distribución del agua en Tuxtla Gutiérrez, está condicionada por factores de infraestructura y topografía, por ello,

las zonas bajas de la ciudad son mayormente favorecidas, que las zonas altas, dejando en completa inequidad esta

distribución del agua en la ciudad. Para ello, se está implementando acciones de evaluación y control en las zonas que

cuentan con agua todos los días, con el objetivo de mermar este desfogue de agua por la ciudad y canalizarla de una

manera más justa para todas las zonas. Otros factores que afectan el tema de distribución del agua, tiene que ver con el

poco aporte de pagos en las cuotas de los usuarios, que afectan al capital del SMAPA para cubrir costos de mantenimiento

en las redes de agua potable y aunado a ello, la existencia de tomas clandestinas, que por no estar reguladas, existe un

despilfarro del mismo recurso. Sin embargo, también los usuarios tienen que hacer uso de conciencia y valorar el agua

de manera eficiente para no malgastarla.

¡Si estamos consumiendo más, nos hemos acostumbrado a la comodidad

de tener el agua y no la hemos usado como deberíamos o

con la conciencia debida ¡

Así es, y si ciertamente a veces dice la gente que no cree que tiene el agua, pero la realidad

es sí. El tiempo de lluvia para nosotros, recarga los acuíferos, porque se llenan presas,

porque reverdece la naturaleza. Aunque también demanda una mayor atención en los

sistemas hidráulicos, primero porque los afluentes se llenan de turbiedad. La turbiedad

en los sistemas de agua, obliga a suspender las actividades en las plantas potabilizadoras

ya que éstas se encuentran diseñadas para tener sólo un cierto nivel de turbiedad, si estos

niveles se pasaran, los tanques sedimentarios se azolvarían, los filtros se taparían y se utilizaría

más reactivos químicos, más cloro, más sulfato. Además, si se hace la desinfección de manera

desproporcionada, ocasionaría efectos negativos en la piel de los usuarios.

Lo anterior, también conlleva a vaciar redes de distribución, vaciar líneas de conducción y para

que se vuelva a llenar cisternas, a llenar todas las redes y todo eso, nos lleva 24 o 48 horas,

debido a que la gente está consumiendo la poca agua que se encuentra en las redes.

29


Actualmente, se está trabajando en el proyecto de un tanque sedimentador, que se encuentre

antes de la planta potabilizadora, donde el agua proviene de la toma directa del Rio Sabinal, que

nos serviría para detener la turbiedad y poder estar operando las 24 horas.

También, así como existen las plantas potabilizadoras, que nos ayudan a que el agua

salga más limpia y llegue a nuestros hogares, existen también las plantas de tratamiento,

que creo, también la sociedad desconoce, porque tenemos la comodidad

de que el agua esté en nuestros hogares, pero no le ponemos atención a lo que sale

de ellos. Después de que usamos el agua, ¿ésta a dónde va? ¿cómo la tratan?, creo

que muchas personas no conocen esta otra parte, que conlleva el agua. ¿Nos puede

platicar un poquito de esto?

Sí, claro, con mucho gusto. Es tan importante la información, la comunicación es otro de los grandes retos

que tiene el SMAPA; su alcantarillado, hablo del 40 por ciento, del 50 por ciento que se encuentran en la zona

Centro, se encuentran fuera de su vida útil, ya que se han deteriorado con el paso de tiempo, aunado a ello, el

agua residual y el agua pluvial son sumados a las descargas en los sistemas de drenaje que son rebasados, porque

no cuentan con los diámetros adecuados para tener la capacidad de dren.

Cuando llueve, se hace un tapón hidráulico, por tanta presión que tienen las redes, es tanta que en vez de recibir, trabaja

como si fuera agua potable y eso se observa más en las partes bajas, porque ahí es donde se concentra el agua, los que

estamos arriba no hay ningún problema, pero los que vivimos en las partes bajas de la topografía de Tuxtla, como es el

Sabinal y los 22 afluentes que hay, esa gente que está en la parte baja, se les está metiendo el agua de drenaje o pluvial,

porque ese momento entre el agua pluvial a sus patios, a sus inodoros. Porque?, porque ahí en esos puntos bajos, está

el agua, y no solamente crea el problema del tapón hidráulico, sino que las tuberías, que no están calculadas para alta

presión, se destruyen, más si éstas son de cemento arena, pues ahí se colapsa, se rompe y ahí deja ya un problema.

Pues muchísimas gracias, agradecemos este tiempo al Director, que muy amablemente

nos recibió en sus oficinas y pues ahí está el mensaje y esperamos poder

contar también con su presencia en alguna otra charla. Eso ha sido todo por el día

de hoy.

Un programa del Departamento de Cuencas y Cultura del Agua en Chiapas, en

convenio de colaboración entre el Instituto Estatal del Agua y la Universidad de

Ciencias y Artes de Chiapas.

30


Fondos de agua

para financiar la

conservación

Leonardo Lenin Banegas Barahona

Doctorante del Programa de Doctorado en Gestión Integral de Riesgos y Protección

Civil en la Escuela Nacional de Protección civil (ENAPROC) en Chiapas, México

La conservación de las Zonas de Reserva Forestal,

que es una categoría de áreas protegidas, en

donde se ubican áreas productoras de agua en las

microcuencas, ha representado un reto y desafío

importante en la gestión del ecodesarrollo, en

gran parte debido a la presencia ancestral de seres

humanos, en el territorio, derivado de procesos de

migración interna, y quienes desarrollan medios

de vida (agricultura, ganadería), con prácticas que

amenazan la conservación de los ecosistemas como

los bosques nublados, en donde se desarrolla el

fenómeno biofísico de la nucleación que facilita

el tránsito del vapor de agua en punto de rocío al

estado líquido y que ello ingrese como ganancia en

el ciclo hidrológico.

Frente a ello y sabiendo que la producción de agua,

es un bien de interés público y además patrimonial,

se ha especificado la necesidad de disponer de

recursos financieros que faciliten la conservación

de zonas prístinas, como también del recambio de

áreas que han sido colonizadas por la agricultura y

ganadería, con una tendencia deseable al desarrollo

de industrias de productos no maderables del

bosque, ecoturismo, intensificar la agricultura

mediante agricultura protegida y otras tecnologías

emergentes.

Al analizar los registros históricos, se ha pasado por

una serie de modelos que faciliten el financiamiento

para la conservación:

Un primer modelo, consistió en que la conservación

del ambiente es una responsabilidad del Estado,

y que, por tanto, este debe de reservar recursos

financieros del presupuesto público, que depende

de los tributos nacionales y locales, bajo lo cual es

posible si se reserva y aprueba, financiar acciones

de conservación, dentro de este esquema se

encuentran planes, programas y proyectos para

el manejo, uso público, con responsabilidad en

las autoridades competentes de la conservación

forestal, como también de los gobiernos locales. Se

observa que estos mecanismos se han implementado

en América Latina desde la década de 1960 hasta el

presente, con el gran riesgo de que no siempre los

presupuestos indicativos de los planes de manejo,

son reservados, ejecutados, no contándose siempre

con evidencia que permita identificar los avances,

logros y resultados, mediante el seguimiento,

monitoreo y evaluación tanto de los presupuestos,

como de las acciones técnicas.

Un segundo modelo, que se comienza a implementar

en América Latina y en Honduras en particular, son

los pagos por servicios ecosistémicos, que involucra

internalizar el valor patrimonial de la naturaleza

en la economía, por lo que el financiamiento a la

conservación de las Zonas de Reserva, se incluye

como una tasa dentro del cobro o tarifa por el uso

del recurso en este caso las facturas por el servicio

de agua potable y alcantarillado, la responsabilidad

de la conservación es financiada por la ciudadanía,

usuarios de dicho servicio. Este mecanismo ha

supuesto barreras en el orden de incidir en la reforma

del marco legal, para lograr que este mecanismo sea

permitido, lo cual no siempre ha ocurrido.

El tercer momento, se fundamenta en el creciente

movimiento de Responsabilidad Social Empresarial,

31


que supone que el empresariado asume

compromisos como un ciudadano corporativo,

apoyando y respaldando al Estado en tarea de interés

común y patrimonial, la conservación forestal, de

su biodiversidad y de la capacidad que existe en los

bosques nublados en precipitar la neblina en agua

que se infiltra o se escurre, alimentando las fuentes

de suministro humano tanto superficial como

subterráneo, los cuales no sólo son importantes

para la vida civil, sino que también para la industria,

la manufactura y la transformación, siendo las

empresas industriales, las que reportan mayor

consumo, pero también mayores descargas de

aguas servidas, el involucramiento de las empresas

socialmente responsables, en un enfoque de gestión

del agua, no sólo del uso eficiente a lo interno,

para evitar pérdidas y despilfarros innecesarios,

sino que en la conservación de la cuenca (gestión

empresarial del agua con enfoques de cuencas), ha

enfrentado como principal desafío la sostenibilidad

de las iniciativas, para que sus aportes no tengan

que ser a perpetuidad. Es así como surge el modelo

de crear Fondos fiduciarios para la conservación del

agua, en donde los aportes de empresas, del sector

público y de donantes individuales, son utilizados,

únicamente los rendimientos de capital, por lo que

el financiamiento para la conservación se vuelve

un mecanismo sostenible, en donde la autoridad

competente del Estado pueda verse acompañado

por la corresponsabilidad ciudadana y empresarial.

La Zona de Reserva del Merendón (ZRM), se ubica en

Honduras, en la Sierra del mismo nombre, siendo

parte de la segunda cuenca más grande del país, la del

Río Chamelecón que drena desde la región occidental

del país, hacia el Caribe. La ZRM se encuentra

ubicada en una zona escarpada con elevaciones de

los 200 a los 2,000 msnm, impactado por diversos

fenómenos tropicales como los vientos alisios, las

brisas marinas, el anticiclón de las Bermudas, los

frentes fríos o polares, las tormentas, depresiones

tropicales y huracanes, formadas producto del

impacto de los fenómenos ENOAS en su variante la

Niña; y NPGO en su variante de El Niño Modoki, la

misma montaña genera un movimiento y gradiente

de humedad, expresado como brisas de montaña.

A pesar de encontrarse en suelos ácidos y con pocos

nutrientes, producto de su geología consistentes en

rocas metamórficas y sedimentos marinos elevados,

el reciclado de nutrientes, ha permitido sostener

9 zonas ecosistémicas, según la clasificación de

la UNESCO, lo cual incluye bosques de coníferas,

bosques latifoliados, matorrales, pastizales,

bosques nublados, bosque muy lluvioso tropical,

bosque seco tropical, todos ellos con un equilibrio

ecológico, expresado en una alta biodiversidad,

algunas especies endémicas de la zona.

La ZRM, está ubicada próxima a la ciudad de San

Pedro Sula, colonia humana que está fortalecida,

primero por la economía de enclave bananero

norteamericano y posteriormente, por el desarrollo

del capitalismo industrial, ambos en el siglo XX y

profundizados en el siglo XXI, hoy la ciudad tiene un

desarrollo económico agrícola e industrial, con una

población de 1,210,000 habitantes, cuyo crecimiento

presiona por el suministro del recurso agua de la

ZRM, pero también aprovechando ésta como un

mecanismo para el control de inundaciones, que en

2020, fue impactada por las tormentas tropicales/

huracanes Iota y Eta.

La relación de la ciudad con la reserva data de 1917,

en donde la Municipalidad de San Pedro Sula, hizo

compra de terrenos para la protección de algunas

microcuencas, para 1984 se había creado la División

Municipal de Agua (DIMA) con objeto de administrar

el servicio de agua y que parte del cobro, permitiera

la gestión local presupuestaria de la conservación.

Dada la importancia de la ciudad y la necesidad

de proteger la zona, esta fue declarada Zona de

Reserva del Merendón por el Congreso Nacional,

mediante Decreto No. 46-1990 (Congreso Nacional,

1990), lo cual le da mayores potestades a DIMA en

la conservación de las cuencas, sin embargo, por

influjo del modelo neoliberal, se comienza a finales

de los años 90´s en un proceso de concesionamiento

del servicio.

En 2001 se adjudica mediante contrato de concesión,

el servicio de agua y alcantarillado a la empresa de

capital Italiano Aguas de San Pedro (ASP), con un

contrato de 30 años, con posibilidad de ampliar

el servicio 10 años más, el contrato establece un

canon fijo y otro variable del cobro de la tarifa, sin

embargo, no se incluye un cobro por pago de servicios

ecosistémicos. La concesión mejoró la provisión

del servicio, los sampedranos hoy disponen del

suministro de agua de manera regular y con calidad

potable aceptable.

Sin embargo, subsisten problemas que no están

siendo atendidos, como el crecimiento poblacional

32


de personas viviendo en la ZRM, que para el 2020,

se estimaba ascendía a 13,000; y 25,000 más

avanzando desde los márgenes de la ciudad hacia la

Reserva (GA-MSPS; ICF, 2020), los cuales, además

de medios de vida incipiente, tienen problemas de

vías de comunicación, que sólo son transitables

en el verano, el acceso a la educación el cual

es limitado, cuenta con 70 centros educativos,

unidocentes para los niveles prebásico y básico

(hasta 9 años de educación), a pesar de encontrarse

en la zona que abastece de agua a 1,210,000

habitantes, los residentes en la ZRM no tienen

acceso a servicio de agua potable y alcantarillado;

otro problema representa el avance de la agricultura

y ganadería, que han cambiado el uso del suelo en

legal y contractual, para implementar la iniciativa

de pago por servicios ecosistémicos.

Frente a ello, empresarios independientes y

agremiados, se han unido espontáneamente en la

organización de hecho: Alianza para la Seguridad

Hídrica de San Pedro Sula (ASHSPS), que aspira

a constituirse en una organización de derecho,

tomando acciones como, la formación en gestión

empresarial del agua (ASHSPS, 2018), como también

acciones para sistematizar la información sobre

el Manejo y Conservación de la Cuenca (ASHSPS,

2021) y desarrollando un estudio de factibilidad

para crear un Fondo de Agua, en donde se puedan

aportar y liberar recursos financieros para la

Foto tomada por Elvis Delcid Valladares (2021) Vista panorámica de la ciudad de San Pedro Sula, Honduras, desde la Zona de Reserva Forestal El Merendón.

las últimas cuatro décadas. El problema se ha sobre

diagnosticado, identificándose los problemas,

sus causas, soluciones, y estimándose recursos

financieros demandados para su ejecución, ya que

es un tema de seguridad hídrica para la ciudad de

San Pedro Sula.

En diversas propuestas se han presentado

iniciativas encaminadas al aseguramiento de

recursos para el financiamiento de la conservación

y el recambio técnico en la agricultura dentro de

la ZRM, pago por servicios ecosistémicos, que han

sido bien dimensionados, pero que no se han podido

implementar debido a que el contrato de concesión a

favor de ASP, no contempla el cobro de tasas para la

conservación, existiendo cuellos de botella de orden

conservación en áreas prioritarias como el recambio

técnico de la producción de café, proyectos de

desarrollo comunitario para residentes en la ZRM,

investigación y educación ambiental de docentes,

estudiantes, productores agrícolas, juntas de agua.

Estos esfuerzos han venido siendo acompañados

por el Programa DABIO de GIZ.

Y juntos empresarios, gobierno local y ciudadanos,

aglutinados alrededor del Fondo de Agua, poder

impulsar un modelo de gestión de la conservación,

basado en la asunción de una responsabilidad

compartida, modelo que se espera se refuerce,

sumando voluntades y recursos en favor de la

conservación.

33


Canción Institucional de INESA Chiapas

“SIN UNA GOTA”

César Gandy

Suena bien, es un sonido singular, cuando la gota

toca el fin, el suelo donde estan tus pies

va con su ciclo perfecto, tan puro, tan natural

cura tu ser y renueva la vida con su bondad

Y no sé, por que olvidamos lo que es

la necesitas no lo ves, sin agua no hay un renacer

y en cada tiempo perdido el agua se va también

entre el asfalto y el árbol nos mueve la misma sed

agüita tierna de arrollito, donde refresque mi piel

la veredita que me lleva, río fresco que se ve

que viene desde la montaña, cada río que se daña

es un daño a ti también

El paso firme de la lluvia, ay chunquita ya lo ves

es agua limpia en jicarita, no la ensucies sabe bien

las cuencas presas y lagunas, son amadas por la luna

y de agua es nuestro ser

Puede haber por todos lados agua y sed

sin una gota que beber tu eres agua, yo también

ella es la sangre del mundo y la contaminación

que producimos la mata y nos mata sin compasión

agüita tierna de arrollito, donde refresque mi piel

la veredita que me lleva, río fresco que se ve

que viene desde la montaña, cada río que se daña

es un daño a ti también

El paso firme de la lluvia, ay chunquita ya lo ves

es agua limpia en jicarita, no la ensucies sabe bien

El agua que era cristalina, la inconciencia la elimina

¡Ya no hay agua que perder!

¿QUIÉRES ESCUCHAR

LA CANCIÓN COMPLETA?

¡ESCANEA CON TU

TELÉFONO EL QR!

34


Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!