03.04.2022 Views

REVISTA COFRADIAS DE SEMANA SANTA TUDELA 2022

Horarios y recorridos de las procesiones de SEMANA SANTA en Tudela, asi como información de los distintos pasos y las cofradias que los portan.

Horarios y recorridos de las procesiones de SEMANA SANTA en Tudela, asi como información de los distintos pasos y las cofradias que los portan.

SHOW MORE
SHOW LESS

Create successful ePaper yourself

Turn your PDF publications into a flip-book with our unique Google optimized e-Paper software.

Tudela • Semana Santa 2022

de promocionar una novela publicó en la sección de Sucesos de varios diarios importantes del país

una noticia falsa sobre un atraco a un tren, llegando a falsear incluso entrevistas a víctimas y crónicas

sobre el incidente de ‘El tren de Bergen saqueado en la noche’ (así se titulaba la novela). Y tan bien

les salió la jugada que no solo el libro de Jonatan Jery se convirtió en un éxito de ventas, sino que

además la historia tuvo continuidad por fascículos hasta llegar a instaurar la tradición del Misterio de

Pascua.

El calvario del conejo de Pascua

En la lejana Nueva Zelanda ya no quedan ni conejitos de Pascua ni liebres de marzo, ¡los cazan! Hace

más de 25 años que en la región de Otago existe la costumbre de organizar cacerías en las que cada

año mueren más de 10.000 conejos en una festividad conocida como The Great Easter Bunny (‘El gran

conejo de Pascua’). Si bien se dice que esta actividad ayuda a los granjeros a controlar las plagas

de conejos que fueron introducidos en el país alrededor de 1830 por los colones, los ambientalistas

están que trinan con una costumbre que califican de masacre.

El Halloween de los suecos

Mientras unos se visten de romanos o buscan huevos de Pascua, en Suecia se celebra el påskkärringar y

las niñas y los niños salen a la calle disfrazados de brujos y brujas para pedir caramelos por las

casas, siguiendo una tradición que se remonta a 1800 aunque se cree que su origen es precristiano.

De hecho, en una iglesia sueca existe una pintura fechada en 1480 que representa tres brujas

de Pascua sosteniendo cuernos de bebida que se llevaban al diablo para que éste sirviera en

ellos cerveza mágica. Según la creencia popular, en Jueves Santo las brujas acudían volando al

encuentro con el diablo en una montaña secreta, en Blokula, la pradera a la que solo se accedía a

través del vuelo mágico y se cita en varios procesos de brujería de la zona. En este Sabbat bailaban

y celebraban al canto de urracas y cuervos, regresando a tiempo para llegar a la iglesia el domingo por

la mañana, donde se creía que su identidad secreta como brujas paganas se podía descubrir porque

recitaban sus oraciones del revés.

También se pensaba que las brujas de Pascua quedaban atrapadas en las chimeneas, por eso, como

protección, se quemaban ramas especiales de nueve variedades de árboles de hoja perenne. Estos

fuegos de protección se mantenían desde el Jueves Santo hasta la mañana de Pascua. También se

pintaban cruces en las puertas y se guardaban bien escobas, ganado y mascotas para que la bruja no

pudiera usarlos de montura.

¡Aprisa, que si está muerto no es pecado!

En algunas regiones rurales de Bolivia, después de la misa nocturna del Jueves Santo los hurtos no

solo están permitidos, sino que son “sagrados”. Eso sí, son pequeños robos en chacras ajenas, ya

que se suele decir que como Dios ha muerto robar no es pecado. Al día siguiente, la tradición indica

que se debe preparar una infusión de espinas y tomarla en actitud de arrepentimiento. Sin embargo,

no todo el mundo tiene el “privilegio” de ser robado, nadie mete mano en las chacras de mentirosos,

envidiosos y usureros y así al día siguiente todo el mundo sabe quienes son.

Pero además se sincretizan las religiones, así que hay lugares llamados “calvarios” donde la

gente lleva imágenes de Cristo y que tienen mucho que ver con las ‘wacas’ sagradas donde

vivían los ancestros de las comunidades andinas. También se cazan serpientes y lagartos, al

menos en el municipio de Pazña y Huari (Oruno), para evitar que el diablo siga tentando

como intentó tentar a Jesucristo cuando pasó 40 días en el desierto.

José J. Martínez Latorre

19

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!