24.11.2022 Views

DIARIO DE PEREGRINA.Pura Fernández. Camino de Invierno

Create successful ePaper yourself

Turn your PDF publications into a flip-book with our unique Google optimized e-Paper software.

A Rúa no es bonito, está construido a lo larguísimo y no a lo ancho, el

hostal estaba justamente en la otra punta del pueblo.

30 minutos de recta con lo poco que me gusta a mí una recta, me

aburren.

Me duché y sali a dar un paseo mientras intentaba localizar donde

estaban las flechas amarillas que tenía que seguir mañana para enfilar el

Camino y deseaba que no tuviera que volver a tener que hacer mañana

toda la recta de nuevo para no añadir más kilómetros a los 27 que

irremediablemente tengo que andar.

Las flechas estaban en la plaza de la iglesia y en la iglesia estaba el

hostal al que está mañana llamaba sin éxito. Es una casa antigua que

tiene un bar abajo y que al contrario de lo que imaginaba estaba abierto,

el hostal también, pero se conoce que no están muy pendientes del

teléfono.

En la plaza había unos gaiteros, gente bailando y hogueras asando

castañas.

Unas señoras me explicaron que era la fiesta del magosto, una

celebración típica gallega que se hace precisamente en la época de

castañas, me invitaron a un cucurucho lleno de ellas y luego me saqué

un ticket que por 10 euros te daban en una mesa larga un bocadillo de

chorizo con su pan como Dios manda, un trozo de bizcocho de

castañas, otro cucurucho lleno de castañas y dos bebidas a elegir.

Me comí el bocadillo y el cucurucho junto con el bizcocho me lo he

guardado para la etapa de mañana que es una pechá de kilómetros sin

nada abierto para comer. Justo la etapa más larga hasta el momento y

voy a tener que llevar peso extra con víveres.

Más me vale no equivocarme en la elección del lugar del desayuno para

que me pueda poner morada y tener reservas para todo el día. Las voy a

necesitar

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!