24.11.2022 Views

DIARIO DE PEREGRINA.Pura Fernández. Camino de Invierno

You also want an ePaper? Increase the reach of your titles

YUMPU automatically turns print PDFs into web optimized ePapers that Google loves.

Pura Fernández is in A Labrada.

DIARIO DE PEREGRINA

DIA 6

CAMINO DE INVIERNO

Anoche me alojé en el único hostal que estaba abierto en Quiroga. La

habitación era bonita y seguro que sería mucho más acogedora si al

llegar hubiera estado calentita.

La dueña que me vio llegar chorreando, previa solicitud mía, tuvo a

bien encender la calefacción de mi dormitorio dos horas contadas para

que se me secara todo lo que se había mojado con la lluvia.

La subida del gas y la luz se empieza a notar en los establecimientos

con la llegada del frío, más, cuando eres la única huésped del hostal y

piensan que aunque pagues ya te las apañarás para calentarte.

Cené en el bar de abajo retirada de la puerta que estaba abierta de par

en par y hacía frío, en una de las mesas con lámpara colgante encima

que por supuesto estaba apagada. Casi tengo que sacar linterna frontal

para no pinchar con el tenedor a tientas. El plumífero no me lo quité en

la hora y media que estuve allí.

Hoy tenía que andar 16 kilómetros asique he puesto el despertador a las

9.30 y a las 11.15 ya desayunada me dispuse a caminar.

Noté en seguida que habían bajado las temperaturas, no sólo en el

cuello y las manos que es donde yo tengo frío cuando voy de peregrina

si las temperaturas no superan los 10 grados, sino que además el bastón

tenía el aluminio helado.

Hoy no me he quitado en ningún momento el fino cortavientos y a

mitad de la etapa he echado mano de la braga del cuello.

También he notado la bajada del mercurio porque he meado

aproximadamente 10 veces en los 16 kilómetros.

Caminar+agua+frío= incontinencia urinaria.

Menos mal que los pies y las piernas por el momento resisten estas

temperaturas y esas 10 veces de micción me han llevado 10 segundos

cada una sin tener que quitarme la mochila.

Ya sabéis, el sistema patentado por mí consistente en retirada a un lado

del pantalón corto y holguero, mear de pie y limpiarse con el arsenal de

pañuelos que llevo siempre a mano en los bolsillos del cinturón de la

mochila.

La salida de Quiroga fue fácil y rápida y en seguida se divisaban las

bonitas vistas. El entorno era todo monte alrededor salpicado de, como

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!