22.12.2022 Views

Historias de agua III, antología de teatro comunitario

Encuentre en la tercera entrega de "Historias de agua" el audio de las obras de títeres incluidas en la antología, y una guía de uso para aprovechar las obras al máximo. Esta antología de teatro de títeres comunitario contiene guiones de obras creadas en 2019 y 2021 e historias de cambio de sus creadoras, habitantes de cuatro comunidades participantes del Proyecto Guanajuato, ejecutado por Living Water International, en colaboración con CEAG y CONAGUA. Las historias relatadas a continuación muestran a mujeres que se convirtieron en Líderes de Cambio en procesos de arte social. Estos involucraban la confección de títeres y la cocreación de obras inspiradas en leyendas locales y enlazadas con la práctica comportamientos como desinfectar y almacenar de forma segura el agua para beber en el hogar, así como algunas historias sobre lavado de manos con agua y jabón en momentos clave. El Proyecto Guanajuato hace parte del Programa Lazos de Agua, iniciativa de Fundación One Drop, el Banco Interamericano de Desarrollo, The Coca-Cola Foundation y Fundación FEMSA. Este Programa se implementa en cinco países de América Latina a través del modelo A·B·C para la Sostenibilidad y del enfoque Arte Social para el Cambio de Comportamiento (SABC, por sus siglas en inglés), ambos de One Drop. © One Drop Foundation. Todos los derechos reservados.

Encuentre en la tercera entrega de "Historias de agua" el audio de las obras de títeres incluidas en la antología, y una guía de uso para aprovechar las obras al máximo.

Esta antología de teatro de títeres comunitario contiene guiones de obras creadas en 2019 y 2021 e historias de cambio de sus creadoras, habitantes de cuatro comunidades participantes del Proyecto Guanajuato, ejecutado por Living Water International, en colaboración con CEAG y CONAGUA.

Las historias relatadas a continuación muestran a mujeres que se convirtieron en Líderes de Cambio en procesos de arte social. Estos involucraban la confección de títeres y la cocreación de obras inspiradas en leyendas locales y enlazadas con la práctica comportamientos como desinfectar y almacenar de forma segura el agua para beber en el hogar, así como algunas historias sobre lavado de manos con agua y jabón en momentos clave.

El Proyecto Guanajuato hace parte del Programa Lazos de Agua, iniciativa de Fundación One Drop, el Banco Interamericano de Desarrollo, The Coca-Cola Foundation y Fundación FEMSA. Este Programa se implementa en cinco países de América Latina a través del modelo A·B·C para la Sostenibilidad y del enfoque Arte Social para el Cambio de Comportamiento (SABC, por sus siglas en inglés), ambos de One Drop.

© One Drop Foundation. Todos los derechos reservados.

SHOW MORE
SHOW LESS

You also want an ePaper? Increase the reach of your titles

YUMPU automatically turns print PDFs into web optimized ePapers that Google loves.

<strong>Historias</strong><br />

<strong>de</strong><br />

<strong>agua</strong><br />

Antología <strong>de</strong> <strong>teatro</strong><br />

<strong>comunitario</strong><br />

Vol. 3<br />

2022


Vol. 3<br />

Silla vacía Editorial<br />

Características gráficas y tipográficas<br />

Ary Pedraza y Natalia <strong>de</strong> la Luz Romero C. / Sr. Tarántula<br />

Corrección <strong>de</strong> estilo / Cuidado <strong>de</strong> la edición<br />

Cristina Barragán<br />

Maquetación<br />

Paula Laver<strong>de</strong> Austin<br />

Ilustraciones y forro<br />

Miguel Ángel García Guzmán<br />

Editor responsable<br />

© 2022 One Drop Foundation. Todos los <strong>de</strong>rechos reservados<br />

Primera edición 2022: 978-607-59337-0-2<br />

Impreso en México - Printed in Mexico<br />

One Drop, a·b·c para la Sostenibilidad y Arte Social para el Cambio<br />

<strong>de</strong> Comportamiento son marcas <strong>de</strong> One Drop Foundation


Contenido<br />

Editorial 9<br />

Guía <strong>de</strong> uso<br />

<strong>de</strong> la Antología <strong>de</strong> <strong>teatro</strong> <strong>comunitario</strong> 13<br />

*<br />

Pequeñas activida<strong>de</strong>s, gran<strong>de</strong>s resultados 23<br />

Obra La cesta <strong>de</strong> <strong>agua</strong><br />

Comunidad <strong>de</strong> Palmillas 27<br />

*<br />

Una espiral <strong>de</strong> participaciones 39<br />

Obra El día que los duen<strong>de</strong>s secaron el río<br />

Comunidad San Jerónimo, municipio <strong>de</strong> Victoria 43


*<br />

Un protagónico, muchas intérpretes 55<br />

Obra Tacones llorones<br />

Comunidad Mangas Cuatas,<br />

cabecera municipal <strong>de</strong> Atarjea 59<br />

*<br />

Un escenario que no termina 69<br />

Obra Paletas<br />

Comunidad Estación <strong>de</strong> Lour<strong>de</strong>s,<br />

San Luis <strong>de</strong> la Paz 73


Editorial


Editorial<br />

Trabajar la dramática creativa en las comunida<strong>de</strong>s <strong>de</strong> Guanajuato<br />

ro<strong>de</strong>ados <strong>de</strong> personas <strong>de</strong> todas las eda<strong>de</strong>s y condiciones,<br />

es algo que a lo largo <strong>de</strong> los años nos ha apasionado<br />

y nos ha llenado <strong>de</strong> enseñanzas y satisfacciones enormes.<br />

Aunque teníamos una amplia experiencia trabajando<br />

con público <strong>de</strong> las comunida<strong>de</strong>s rurales, a partir <strong>de</strong> nuestra<br />

participación en el Proyecto Guanajuato <strong>de</strong>l Programa<br />

Lazos <strong>de</strong> Agua, esta experiencia floreció y dio frutos muy<br />

importantes como la oportunidad <strong>de</strong> capacitar Agentes <strong>de</strong><br />

Cambio que ahora se hacen responsables <strong>de</strong> construir comunidad,<br />

<strong>de</strong> aportar i<strong>de</strong>as, gestión y acciones que mejoran<br />

la calidad <strong>de</strong> vida <strong>de</strong>l lugar que habitan.<br />

Cuando por primera vez llegamos a una comunidad,<br />

generalmente los habitantes <strong>de</strong>l lugar se muestran <strong>de</strong>sconfiados,<br />

incrédulos <strong>de</strong> sus capacida<strong>de</strong>s y temerosos <strong>de</strong> participar.<br />

Pero el arte social es lúdico y liberador, transforma y<br />

eleva la autoestima, enseña a trabajar en equipo y así brinda<br />

seguridad para enfrentar los problemas. Parece tener magia<br />

para lograr cambios sorpren<strong>de</strong>ntes, pero lo que en realidad<br />

tiene el arte social aplicado en el proyecto es un sistema <strong>de</strong><br />

herramientas claras y medibles, seguimiento, adaptabilidad<br />

al entorno, continuidad y trabajo en equipo.<br />

Para nosotros en los talleres <strong>de</strong> Dramática Creativa lo más<br />

importante era llegar al alma <strong>de</strong> las personas, generar confianza<br />

y <strong>de</strong>scubrir en cada mujer y en cada niño el valor <strong>de</strong><br />

sus i<strong>de</strong>as para impulsarles a <strong>de</strong>scubrir su potencial. Cada per-<br />

9


sona es importante, muy importante, porque en cada persona<br />

está la esencia <strong>de</strong> lo que es y pue<strong>de</strong> ser una comunidad. Cuando<br />

esta persona <strong>de</strong>scubre su valor a través <strong>de</strong>l arte social, se<br />

vuelve un motor imparable que contagia a las personas a su<br />

alre<strong>de</strong>dor y entonces los cambios <strong>de</strong> comportamiento <strong>comunitario</strong>s<br />

se generan positivamente y la sociedad mejora.<br />

Mujeres que antes no se atrevían a hablar, ahora dirigen<br />

asambleas comunitarias buscando mejoras concretas para<br />

todas las familias <strong>de</strong>l lugar en don<strong>de</strong> viven.<br />

Lugares antes <strong>de</strong>sorganizados ahora se organizan y cambian<br />

para bien. Malos hábitos en el consumo y almacenamiento<br />

<strong>de</strong>l <strong>agua</strong> para beber y en el lavado <strong>de</strong> manos han<br />

<strong>de</strong>saparecido o se están transformando positivamente. En el<br />

proyecto, el arte social ha estado presente <strong>de</strong>s<strong>de</strong> 2017 hasta<br />

el 2022.<br />

Por todo lo anterior, queremos agra<strong>de</strong>cer al Programa<br />

Lazos <strong>de</strong> Agua la oportunidad <strong>de</strong> trabajar en equipo en este<br />

importante programa que nos permite verda<strong>de</strong>ramente hacer<br />

comunidad.<br />

10 Editorial


A todos los compañeros <strong>de</strong> Lazos <strong>de</strong> Agua, <strong>de</strong> One Drop<br />

y <strong>de</strong> Living Water, muchas gracias por su acompañamiento,<br />

compañerismo y <strong>de</strong>dicación profesional. Pero sobre todo a<br />

las mujeres y niños <strong>de</strong> las comunida<strong>de</strong>s rurales <strong>de</strong> Guanajuato:<br />

muchas gracias por enseñarnos tanto y permitirnos<br />

aportar un granito <strong>de</strong> arena. Son un tesoro enorme, el cambio<br />

que nuestro país necesita, que llevamos y llevaremos<br />

siempre en nuestro corazón. Les queremos.<br />

Laura Madrid y Óscar Garduño<br />

Tiliches <strong>de</strong>l Baúl<br />

Editorial<br />

11


Guía <strong>de</strong> uso <strong>de</strong> la Antología<br />

<strong>de</strong> <strong>teatro</strong> <strong>comunitario</strong><br />

¡Hola! Le invitamos al increíble mundo <strong>de</strong> la Antología <strong>de</strong><br />

<strong>teatro</strong> <strong>comunitario</strong>, que es resultado <strong>de</strong> varios talleres <strong>de</strong> trabajo<br />

con comunida<strong>de</strong>s <strong>de</strong>l Estado <strong>de</strong> Guanajuato. Disfrútela<br />

con su familia, amigos, vecinos o comunidad... o si lo prefiere,<br />

en su propia compañía.<br />

¿Cómo usar la <strong>antología</strong>?<br />

A continuación, le presentamos tres propuestas para sacar<br />

el mejor provecho <strong>de</strong> esta <strong>antología</strong>. Si tiene alguna i<strong>de</strong>a diferente,<br />

¡no du<strong>de</strong> en llevarla a cabo y compartirla con nosotros<br />

a través <strong>de</strong> Facebook o WhatsApp!<br />

Proyecto Guanajuato <strong>de</strong> Lazos <strong>de</strong> Agua<br />

#Lazos<strong>de</strong>Agua<br />

#ProyectoGuanajuato<br />

473 1 00 90 49<br />

a) De forma personal<br />

Pue<strong>de</strong> hacer una lectura personal y reflexionar con las preguntas<br />

que vienen más a<strong>de</strong>lante (p. 16); <strong>de</strong> igual manera,<br />

pue<strong>de</strong> invitar a otras personas para que también hagan una<br />

lectura personal.<br />

13


) Lecturas dramatizadas<br />

Esta actividad le pue<strong>de</strong> ayudar si <strong>de</strong>ci<strong>de</strong> realizar la obra <strong>de</strong><br />

títeres: las personas que participan se acomodan en círculo<br />

y le dan voz a cada uno <strong>de</strong> los personajes. No olvi<strong>de</strong> que<br />

los elementos más importantes en las lecturas dramatizadas<br />

son la voz y la entonación en los diálogos entre los personajes<br />

(no es necesario hacer movimientos con el cuerpo). Por<br />

ejemplo, si su personaje es un niño, hable como tal.<br />

c) Realizar la obra por cuenta propia<br />

¡Haga sus propios títeres! Póngase <strong>de</strong> acuerdo con otros Agentes<br />

<strong>de</strong> Cambio o invite a nuevas personas para participar en la<br />

obra. ¡Le pue<strong>de</strong>n cambiar la ropa a sus títeres y hacer nueva<br />

escenografía!<br />

14 Guía <strong>de</strong> uso


Foro<br />

Si <strong>de</strong>ci<strong>de</strong> usar la Antología <strong>de</strong> <strong>teatro</strong> <strong>comunitario</strong> <strong>de</strong> manera<br />

personal o grupal, recuer<strong>de</strong> generar preguntas <strong>de</strong> reflexión<br />

sobre la historia y alre<strong>de</strong>dor <strong>de</strong>l comportamiento abordado:<br />

esto le permitirá movilizar a otras personas hacia la adopción<br />

<strong>de</strong> esta práctica.<br />

En el Proyecto Guanajuato, las obras <strong>de</strong> <strong>teatro</strong> <strong>de</strong> títeres<br />

están basadas en problemáticas compartidas e i<strong>de</strong>ntificadas<br />

por quienes participan <strong>de</strong>l taller <strong>de</strong> Dramática Creativa.<br />

Estas situaciones se presentan a manera <strong>de</strong> historias que se<br />

complementan con leyendas o anécdotas locales: este formato<br />

permite generar una conexión con las personas que le<br />

escuchan o le miran.<br />

¡Cada personaje pue<strong>de</strong> inspirarles, a usted o al público,<br />

para entrar en acción!<br />

Compartir experiencias y referencias comunes representa<br />

el primer paso para <strong>de</strong>spertar el interés <strong>de</strong>l público sobre<br />

la problemática y el comportamiento particular que aborda la<br />

historia. Posteriormente, pue<strong>de</strong> aprovechar este espacio para<br />

movilizar a las personas y, juntos, pensar en soluciones para fomentar<br />

el cambio <strong>de</strong> comportamiento <strong>de</strong> forma sostenible,<br />

ello a partir <strong>de</strong>l contexto <strong>de</strong> quienes le ro<strong>de</strong>an.<br />

Guía <strong>de</strong> uso<br />

15


Para reflexionar<br />

Las preguntas enlistadas a continuación pue<strong>de</strong>n ayudarle a<br />

generar un espacio <strong>de</strong> intercambio <strong>de</strong> experiencias al finalizar<br />

la obra:<br />

• Cuéntenos sobre un momento <strong>de</strong> la historia, el que más recuer<strong>de</strong><br />

o que más le interesó o sorprendió, ¿por qué elige ese momento?<br />

• En su comunidad, ¿la gente suele <strong>de</strong>sinfectar el <strong>agua</strong> para beber en<br />

los hogares?<br />

• ¿Cuáles son las maneras que utilizan para <strong>de</strong>sinfectar el <strong>agua</strong> para<br />

beber en su hogar?<br />

• ¿Pue<strong>de</strong> explicar cómo lo hacen?<br />

• ¿Por qué <strong>de</strong>sinfectan el <strong>agua</strong> para beber en su hogar?<br />

• Para almacenar el <strong>agua</strong> para beber en el hogar se pue<strong>de</strong>n usar diferentes<br />

recipientes, ¿qué utilizan en su hogar?<br />

• En la historia, para almacenar el <strong>agua</strong> para beber en el hogar se<br />

habla <strong>de</strong> un recipiente limpio con boca chiquita, ¿qué opina sobre<br />

este tipo <strong>de</strong> recipiente?<br />

• En su casa, ¿constantemente <strong>de</strong>sinfectan y almacenan el <strong>agua</strong> para<br />

beber?<br />

• ¿Qué hacen para tener <strong>agua</strong> segura para beber en su hogar?<br />

• ¿Qué pue<strong>de</strong> hacer en su comunidad para asegurar que todos los<br />

hogares consuman <strong>agua</strong> segura?<br />

16 Guía <strong>de</strong> uso


Elementos que incluye<br />

la Antología <strong>de</strong> <strong>teatro</strong> <strong>comunitario</strong><br />

<strong>Historias</strong> <strong>de</strong> cambio<br />

Guiones <strong>de</strong> obras<br />

<strong>de</strong> <strong>teatro</strong> <strong>de</strong> títeres<br />

Códigos <strong>de</strong> respuesta rápida<br />

(QR)<br />

Para que conozca a las personas que<br />

han participado en el taller <strong>de</strong> Dramática<br />

Creativa.<br />

Desarrolladas en el Proyecto Guanajuato,<br />

para que realice sus lecturas o represente<br />

la obra <strong>de</strong> <strong>teatro</strong>.<br />

Para que escuche la pista sonora <strong>de</strong> cada<br />

obra <strong>de</strong> títeres, lo cual le pue<strong>de</strong> servir<br />

para disfrutarla (gracias al maravilloso<br />

equipo <strong>de</strong> creativos que las realizaron), o<br />

bien, le pue<strong>de</strong>n servir para ensayar y luego<br />

representar la obra.<br />

***<br />

Y, a todo esto, ¿qué es un Código <strong>de</strong> respuesta<br />

rápida? Es un código <strong>de</strong> gráficos que<br />

sirve para acce<strong>de</strong>r a información almacenada<br />

en Internet. Se les llama QR <strong>de</strong>bido<br />

a sus siglas en inglés: Quick Response co<strong>de</strong>.<br />

En el caso <strong>de</strong> nuestra <strong>antología</strong>, estos códigos<br />

le llevarán a la página web en la que<br />

podrá escuchar las pistas <strong>de</strong> audio <strong>de</strong> todas<br />

las obras <strong>de</strong> <strong>teatro</strong>. Como ejemplo <strong>de</strong><br />

QR, le presentamos el que le dirige a nuestra<br />

web: www.lazos<strong>de</strong><strong>agua</strong>.org<br />

¿Cómo accedo a la información <strong>de</strong>l código QR?<br />

Para ello <strong>de</strong>be utilizar algún teléfono inteligente o tableta (dispositivo<br />

móvil): es necesario abrir la cámara <strong>de</strong> su dispositivo<br />

móvil y enfocar el código. Varios mo<strong>de</strong>los <strong>de</strong> teléfonos y tabletas<br />

ya traen integrada esta aplicación (App) <strong>de</strong> lectura <strong>de</strong><br />

códigos QR, pero en otros es necesario <strong>de</strong>scargar dicha App.<br />

Guía <strong>de</strong> uso<br />

17


1) Entre<br />

En alguna <strong>de</strong> las plataformas<br />

para realizar la <strong>de</strong>scarga gratuita<br />

<strong>de</strong> dicha aplicación.<br />

¿Cómo <strong>de</strong>scargar<br />

un lector <strong>de</strong> códigos QR?<br />

Play Store<br />

App Store<br />

2) Busque<br />

“Lector <strong>de</strong> código QR” y <strong>de</strong>scargue la App.<br />

Este servicio es gratuito: algunas aplicaciones<br />

cobran, pero no es necesario utilizar ninguna <strong>de</strong> paga.<br />

18 Guía <strong>de</strong> uso


3) Abra la App<br />

Funcionará como una cámara:<br />

sitúe su celular frente al código QR<br />

y espere unos segundos mientras carga<br />

el contenido <strong>de</strong> la página.<br />

4) ¡Disfrute <strong>de</strong> las pistas <strong>de</strong> audio!<br />

¡Genere un cambio en su relación con el <strong>agua</strong>...<br />

al compartir historias!<br />

Guía <strong>de</strong> uso<br />

19


En el sitio web <strong>de</strong> Lazos <strong>de</strong> Agua encontrará la versión<br />

digital <strong>de</strong> esta Antología <strong>de</strong> <strong>teatro</strong> <strong>comunitario</strong>,<br />

al igual que las pistas <strong>de</strong> audio <strong>de</strong> todas las obras.<br />

www.lazos<strong>de</strong><strong>agua</strong>.org<br />

20 Guía <strong>de</strong> uso


Obras <strong>de</strong> <strong>teatro</strong>


Pequeñas activida<strong>de</strong>s, gran<strong>de</strong>s resultados<br />

Gabriela Mata vive en la entrada <strong>de</strong> la comunidad <strong>de</strong> Victoria,<br />

Palmillas. Por su casa hay dos momentos particulares en<br />

los que pasan motocicletas y camionetas <strong>de</strong> la gente: cuando<br />

va y viene <strong>de</strong>l trabajo. Estos empleos quizás se encuentran<br />

ubicados en la cabecera municipal o en los sembradíos que<br />

se atraviesan camino a la comunidad. Cada tanto también<br />

pasan autos vendiendo comida <strong>de</strong>liciosa.<br />

Gabriela se transporta en una motocicleta y a veces<br />

compra tamales para llevarle a su madre, Amelia, que vive<br />

hacia el interior <strong>de</strong> la comunidad, cerca <strong>de</strong> calles aún sin<br />

pavimentar.<br />

Ambas comparten un sinfín <strong>de</strong> cosas en común, pero<br />

una <strong>de</strong> sus favoritas es el haber participado <strong>de</strong>l taller <strong>de</strong> títeres<br />

y en el taller <strong>de</strong> creación <strong>de</strong> mural mosaico, que forman<br />

parte <strong>de</strong> las intervenciones <strong>de</strong> Arte Social para el Cambio<br />

<strong>de</strong> Comportamiento que realiza el Proyecto Guanajuato <strong>de</strong>l<br />

Programa Lazos <strong>de</strong> Agua.<br />

Esta invitación a convertirse en Agente <strong>de</strong> Cambio llegó<br />

a Amelia a través <strong>de</strong> su hija, que en ese entonces era miembro<br />

<strong>de</strong>l Comité <strong>de</strong> <strong>agua</strong> y apoyó en la difusión <strong>de</strong> esta actividad<br />

para incentivar a las <strong>de</strong>más mujeres <strong>de</strong> la comunidad<br />

a asistir.<br />

Amelia y Gabriela nunca habían trabajado juntas antes.<br />

Gabriela buscaba poner el ejemplo a los <strong>de</strong>más miembros <strong>de</strong><br />

la comunidad con su participación y Amelia, apren<strong>de</strong>r algo<br />

nuevo. A pesar <strong>de</strong> tener objetivos diferentes, al interior <strong>de</strong><br />

23


las sesiones <strong>de</strong> Dramática Creativa pudieron llevar a cabo el<br />

cumplimiento <strong>de</strong> sus metas personales y <strong>de</strong> una en común:<br />

hacer un títere y co-crear una historia.<br />

Al compartir responsabilidad en espacios artísticos como<br />

estos, ambas i<strong>de</strong>ntificaron cuáles eran sus puntos fuertes<br />

respecto a las tareas a realizar en pro <strong>de</strong> la presentación final<br />

(tanto <strong>de</strong> la función <strong>de</strong> títeres como <strong>de</strong>l mural) y se complementaban<br />

en las pequeñas tareas, dando gran<strong>de</strong>s resultados<br />

como: Gabriela pintaba, su mamá cosía los vestuarios; Gabriela<br />

ponía el pegamento, su madre ubicaba las pequeñas<br />

piedras en el mural; su madre dibujaba los recordatorios <strong>de</strong>l<br />

lavado <strong>de</strong> manos, Gabriela se encargaba <strong>de</strong> pegarlos en el<br />

baño y en la cocina.<br />

En medio <strong>de</strong> risas, Amelia comparte el momento en el que<br />

dimensionó el alcance <strong>de</strong>l taller. Ella estaba lista para llevarse<br />

su títere a casa y guardarlo como un buen recuerdo, sin embargo,<br />

Óscar Garduño, tallerista <strong>de</strong> Tiliches <strong>de</strong>l Baúl, la <strong>de</strong>tuvo:<br />

si bien el títere lo había hecho ella, pertenecía al grupo<br />

y aún faltaba dar función. Una función que se repetiría en el<br />

Día <strong>de</strong> las Madres y en otras comunida<strong>de</strong>s, como Xoconoxtlito<br />

<strong>de</strong>l Llanito.<br />

“Qué bueno que no nada más somos nosotros”, comenta<br />

Amelia cuando recuerda que se vio ro<strong>de</strong>ada <strong>de</strong> más Agentes<br />

<strong>de</strong> Cambio en la Segunda Feria Artística, personas como ellas<br />

dispuestas a participar por el bienestar <strong>de</strong> su comunidad.<br />

Hace algunos años, al ampliar la tubería para que más<br />

casas tuvieran un mejor acceso al <strong>agua</strong>, la Comisión Estatal<br />

<strong>de</strong>l Agua <strong>de</strong> Guanajuato también llegó a la comunidad a impartir<br />

capacitaciones, talleres y charlas <strong>de</strong> las que participó<br />

Gabriela, como parte <strong>de</strong>l Comité <strong>de</strong> <strong>agua</strong> <strong>de</strong> la comunidad.<br />

24<br />

Pequeñas activida<strong>de</strong>s, gran<strong>de</strong>s resultados


El padre <strong>de</strong> Gabriela, que curiosamente ha visto <strong>de</strong>s<strong>de</strong> la<br />

distancia la actividad que ambas compartieron, da fe <strong>de</strong> que<br />

su relación se modificó para bien: ya no existe tanto la jerarquía<br />

convencional <strong>de</strong> madre-hija, pero sí el respeto; y lo <strong>de</strong>fine<br />

más bien como un equipo <strong>de</strong> amigas que han organizado<br />

sus tiempos para po<strong>de</strong>r hacer cambios en su comunidad y<br />

que a través <strong>de</strong> pequeñas acciones, han tenido gran<strong>de</strong>s logros<br />

en conjunto.<br />

Gabriela Mata<br />

25


La cesta <strong>de</strong> <strong>agua</strong><br />

Obra <strong>de</strong> la comunidad <strong>de</strong> Palmillas


Personajes<br />

• Pedrito.<br />

• Doña Chole.<br />

• Don Nacho.<br />

• Doña Meche.<br />

• Anita.<br />

• Mujer <strong>de</strong> la canasta.<br />

28<br />

La cesta <strong>de</strong> <strong>agua</strong>


Sinopsis<br />

Esta es la historia <strong>de</strong> Pedrito, un niño a quien le atrae ver<br />

espantos a pesar <strong>de</strong>l miedo que le dan. Un día, platicando<br />

con unas personas <strong>de</strong> su pueblo, le hablan <strong>de</strong> un viejo pozo<br />

don<strong>de</strong> se aparece uno <strong>de</strong> ellos; así que, <strong>de</strong>bido a su gran curiosidad,<br />

Pedrito no tardó en atreverse para ir a buscarlo.<br />

Siendo <strong>de</strong> noche, terminó por darse el esperado encuentro...<br />

¿Platicaron, hubo espanto o quizá aprendieron algo entre<br />

ambos? Si quieres saber el <strong>de</strong>senlace, te invitamos a que leas<br />

la obra <strong>de</strong> este travieso niño y otros habitantes <strong>de</strong> la comunidad,<br />

los cuales están siempre dispuestos a apren<strong>de</strong>r cosas<br />

nuevas y provechosas.<br />

Comunidad <strong>de</strong> Palmillas<br />

29


La cesta <strong>de</strong> <strong>agua</strong><br />

Resultado <strong>de</strong>l taller realizado en la comunidad <strong>de</strong><br />

Palmillas, municipio <strong>de</strong> Victoria, con base en las experiencias<br />

contadas por las mujeres <strong>de</strong> esta localidad.<br />

Doña Chole: Hola Don Nacho. ¿Está fuerte el calor verdad?<br />

Don Nacho: Sí, está con todo la canícula.<br />

Pedrito: Ay Don Nachito, no se dice canícula, se dice canica.<br />

Don Nacho: ¿A ver <strong>de</strong> qué estás hablando Pedrito?<br />

Pedrito: Pues <strong>de</strong> las canicas con las que jugaba mi papá.<br />

Eran unas bolitas <strong>de</strong> colores que parecía que tenían<br />

magia a<strong>de</strong>ntro. Tenía unas chiquitas y unas bien gran<strong>de</strong>s.<br />

Y todos los niños tenían y las intercambiaban.<br />

Doña Chole: Es verdad. Yo una vez me di un resbalón con<br />

una, que fui a dar por allá contra unas chivas que iban<br />

pasando.<br />

31


Todos ríen.<br />

Don Nacho: Sí, yo también me acuerdo, pero la canícula<br />

no tiene nada que ver con las canicas. La canícula es,<br />

en pocas palabras, cuando hace un calorón como ahorita,<br />

que nomás <strong>de</strong> ver el sol hasta ves visiones.<br />

Pedrito: ¿De veras? Y también espantos. A ver, voy a ver el<br />

sol <strong>de</strong> frente.<br />

Don Nacho: No, no, no, ¿qué haces? Si haces eso te pue<strong>de</strong>s<br />

quedar ciego.<br />

Pedrito: Pero quiero ver espantos.<br />

Doña Chole: Si quieres ver espantos, vete para el pozo en<br />

el atar<strong>de</strong>cer, a lo mejor ves uno un día <strong>de</strong> estos y te encuentras<br />

a la mujer <strong>de</strong> la cesta. Pero no vayas a ir solo,<br />

no te vaya a llevar con ella.<br />

Pedrito: No, qué miedo. Mejor me voy a jugar a las<br />

canículas.<br />

Don Nacho: Canicas, muchacho este. Pues ya fue mucho<br />

güiri, güiri. Ya me voy mejor a darles <strong>agua</strong> a los animales<br />

y <strong>de</strong> pasada me tomo un traguito.<br />

Doña Meche: Ya lo oí Don Nacho. Acabo <strong>de</strong> venir <strong>de</strong> unas<br />

pláticas que dieron <strong>de</strong> lo malo que es tomar <strong>de</strong> cualquier<br />

<strong>agua</strong>.<br />

32<br />

La cesta <strong>de</strong> <strong>agua</strong>


Don Nacho: Pues el <strong>agua</strong> es <strong>agua</strong> y ya.<br />

Doña Meche: Eso pensaba yo. Pero figúrese que no. El<br />

<strong>agua</strong> segura para tomar <strong>de</strong>be estar hervida o clorada.<br />

Don Nacho: No, quién va a tener tiempo <strong>de</strong> hervirla. Y en<br />

lo que se enfría, con el calor ya me morí <strong>de</strong> sed.<br />

Doña Chole: ¡Hombre!, si son 5 minutos.<br />

Doña Meche: Pos entonces échele sus 2 gotas <strong>de</strong> cloro a un<br />

litro <strong>de</strong> <strong>agua</strong>.<br />

Don Nacho: Lo probaré, pero no le prometo nada. Que<br />

tengan buena tar<strong>de</strong>.<br />

Se ve a Pedrito jugando con una pelota.<br />

Pedrito: No encontré las canicas <strong>de</strong> mi papá. Le voy a <strong>de</strong>cir<br />

que me traiga unas ora que venga <strong>de</strong>l otro lado.<br />

Anita: ¿Qué haces Pedrito?<br />

Pedrito: Pues matando la aburrición con la canícula.<br />

Anita: ¿Qué es eso?<br />

Pedrito: Así se llama mi pelota.<br />

Anita: Ah.<br />

Comunidad <strong>de</strong> Palmillas<br />

33


Pedrito: Oyes Anita, ¿tú sabías la leyenda <strong>de</strong> que hay una<br />

mujer que se aparece junto al Pozo <strong>de</strong>l Caballo?<br />

Anita: Sí, pero eso fue hace muchos años. Ya casi ni hay<br />

<strong>agua</strong> ahí.<br />

Pedrito: ¿Y si vamos en la noche?<br />

Anita: ¡Nooo! Qué tal que nos roban. Mejor jugamos con<br />

la canícula.<br />

Pedrito: No, ahí te la <strong>de</strong>jo. Yo tengo cosas muy importantes<br />

que hacer.<br />

Anochece. Pedrito se dirige al pozo.<br />

Pedrito: Ay, está todo bien solito. (Se asoma al pozo.) Holaaa.<br />

(Se escucha el eco. Pedrito corre.) Ay qué menso,<br />

si es sólo el ecoooo. Holaaaa. ¿Hay alguien abajo?<br />

Aparece una mujer con un velo negro y una canasta. Se pone<br />

<strong>de</strong>trás <strong>de</strong> Pedrito. Se hace un juego don<strong>de</strong> la mujer siempre<br />

está <strong>de</strong>trás <strong>de</strong> Pedrito y éste no la ve. Llega un momento en<br />

que Pedrito se asoma al pozo y parece que la mujer lo va a<br />

aventar, pero en realidad impi<strong>de</strong> que caiga.<br />

Pedrito: ¡Ayyyyy! ¡No me tire por favor!<br />

Mujer <strong>de</strong> la canasta: No te voy a tirar.<br />

34<br />

La cesta <strong>de</strong> <strong>agua</strong>


Pedrito: ¡No me lleve!, ¡no me lleve!<br />

Mujer <strong>de</strong> la canasta: No te voy a llevar.<br />

Pedrito: ¡No me coma por favor!<br />

Mujer <strong>de</strong> la canasta: No te voy a comer. Estás muy flaco.<br />

Pedrito: Ashh, ¿entonces qué quiere?<br />

Mujer <strong>de</strong> la canasta: Sólo un alma caritativa que me dé<br />

un poco <strong>de</strong> <strong>agua</strong> para mis hijos.<br />

Pedrito: ¿Y en dón<strong>de</strong> se la pongo?<br />

Mujer <strong>de</strong> la canasta: Aquí. (Señala la canasta.)<br />

Pedrito: No pues se le va a salir toda. Está bien abujereada.<br />

¿Y a<strong>de</strong>más para qué la quiere si ya está difunta?<br />

Mujer <strong>de</strong> la canasta: Estoy flaca pero no difunta.<br />

Pedrito: Y muy pálida.<br />

Mujer <strong>de</strong> la canasta: Es que no me pue<strong>de</strong> dar el sol porque<br />

soy albina.<br />

Pedrito: Y yo soy Pedrito. Mucho gusto, señora albina. (Le<br />

da la mano.) ¡Ay!, está helada, pero sí tiene mano. Entonces<br />

sí está viva. Le voy a dar <strong>agua</strong>, pero no se la<br />

Comunidad <strong>de</strong> Palmillas<br />

35


tome <strong>de</strong>l pozo porque no es <strong>agua</strong> segura. Hay que ponerle<br />

sus 2 gotas <strong>de</strong> cloro por litro <strong>de</strong> <strong>agua</strong> o hiérvala<br />

5 minutos. Péreme tantito.<br />

Pedrito sale y la mujer empieza a volar cerca <strong>de</strong>l pozo.<br />

Pedrito: Ya llegué. Mire, traje un garrafoncito <strong>de</strong> mi casa,<br />

tiene la boca chiquita para que no vaya a meter usted<br />

la mano y la ensucie. Y ya lo llené <strong>de</strong> <strong>agua</strong> segura.<br />

Y para que no tenga que venir hasta acá yo le llevaré<br />

su agüita a su casa, para que no an<strong>de</strong> espantando a la<br />

gente.<br />

Mujer <strong>de</strong> la canasta: Eres un buen niño, Pedrito. Lo llevaré<br />

a casa para mi familia.<br />

Pedrito: Pero ¿dón<strong>de</strong> vive?<br />

Mujer <strong>de</strong> la canasta: Aquí, pasando la loma, en la casa<br />

ver<strong>de</strong>. Adiós.<br />

Pedrito llega al día siguiente a la casa ver<strong>de</strong>. Pero nadie abre.<br />

Don Nacho: Hola Pedrito. ¿Qué haces aquí?<br />

Pedrito: Pues buscando a la doñita que vive aquí.<br />

Don Nacho: Aquí no vive ninguna doña, aquí vivo yo.<br />

Pedrito: Pero la doña <strong>de</strong>l pozo me dijo que aquí vivía.<br />

36<br />

La cesta <strong>de</strong> <strong>agua</strong>


Don Nacho: ¿Y cómo era?<br />

Pedrito: Pues bajita, con un velo negro y con su canasta.<br />

Muy flaquita ella y muy pálida, y se llamaba Albina.<br />

Don Nacho: Mi abuelita vivía aquí y era albina, o sea, muy<br />

blanca y <strong>de</strong> pelo blanco. Pero ya murió.<br />

Pedrito: No, estaba viva. Yo toqué su mano bien fría.<br />

Don Nacho: ¿Traía bastón?<br />

Pedrito: Sí.<br />

Don Nacho: Eso es lo que tocaste. La cabeza <strong>de</strong>l bastón.<br />

Oye, ¿y qué quería? ¿Hablaste con ella?<br />

Pedrito: Quería <strong>agua</strong> <strong>de</strong>l pozo, pero toda se le iba por los<br />

hoyos <strong>de</strong> la canasta.<br />

Don Nacho: Es que murió <strong>de</strong> diarrea.<br />

Pedrito: Pues con razón le dio gusto que le diera <strong>agua</strong> segura,<br />

para traérsela a usted y que no se enferme. Mire,<br />

ése es el garrafón que le di anoche.<br />

Don Nacho: Qué lindo mensaje me manda mi abuela a través<br />

<strong>de</strong> ti. Des<strong>de</strong> hoy sólo tomaré <strong>agua</strong> segura en este<br />

garrafoncito.<br />

Comunidad <strong>de</strong> Palmillas<br />

37


Pedrito: Como dice la canción que oí en la obra <strong>de</strong> <strong>teatro</strong>.<br />

Canción <strong>de</strong> Chicuni.<br />

Fin<br />

38<br />

La cesta <strong>de</strong> <strong>agua</strong>


Una espiral <strong>de</strong> participaciones<br />

San Jerónimo es una comunidad en la que pue<strong>de</strong>s ver casas<br />

muy espaciadas entre sí, y cerros ver<strong>de</strong>s muy juntitos. La<br />

gente se saluda a lo lejos usando un sombrero y los perros<br />

son fieles acompañantes.<br />

Antes, las mujeres acarreaban el <strong>agua</strong> por las mañanas o<br />

por las tar<strong>de</strong>s. Una memoria en común y una práctica que<br />

aún conservan es recolectar <strong>agua</strong> <strong>de</strong> lluvia en tambos, sólo<br />

que hoy en día ya no la beben.<br />

Cristina recuerda que hace alre<strong>de</strong>dor <strong>de</strong> 6 años comenzó<br />

la construcción <strong>de</strong>l pozo, y <strong>de</strong>s<strong>de</strong> hace 4 (en 2018) que ya<br />

está en funcionamiento. 1* Recuerdan fragmentos icónicos<br />

<strong>de</strong> las obras que se presentaron en aquel entonces, como el<br />

personaje <strong>de</strong> María Félix (<strong>de</strong> La divina garza enjabonada) o<br />

la obra sobre el lavado <strong>de</strong> manos (El bandido escurridizo) y<br />

cómo encontraron en esas piezas motivos para hacer ver a<br />

los menores <strong>de</strong>l hogar la importancia <strong>de</strong> mantener ese comportamiento,<br />

a diferencia <strong>de</strong> que se convierta en una or<strong>de</strong>n<br />

que pueda <strong>de</strong>sobe<strong>de</strong>cerse fácilmente.<br />

Cristina Mata, Florina Mendieta y Sandra Lucía forman<br />

parte <strong>de</strong>l grupo <strong>de</strong> mujeres que escuchó que se daría un ta-<br />

1* Los pozos <strong>de</strong> <strong>agua</strong> construidos por la Comisión Estatal <strong>de</strong>l Agua <strong>de</strong><br />

Guanajuato (CEAG) tienen varias etapas constructivas. La etapa final<br />

concluyó en 2018, se entregó la obra a la comunidad y a la par <strong>de</strong> los<br />

procesos <strong>de</strong> Atención Social <strong>de</strong> la CEAG, el Proyecto Guanajuato <strong>de</strong>l<br />

Programa Lazos <strong>de</strong> Agua comenzó intervenciones <strong>de</strong> Arte Social para el<br />

Cambio <strong>de</strong> Comportamiento.<br />

39


ller <strong>de</strong> títeres en la comunidad. A pesar <strong>de</strong> sus obligaciones<br />

en casa, como cuidar <strong>de</strong> los animales, <strong>de</strong> los hijos y <strong>de</strong> administrar<br />

los recursos naturales y económicos, encontraron<br />

tiempo para acudir a las sesiones <strong>de</strong>l taller.<br />

Al principio, la atmósfera <strong>de</strong> las sesiones era silenciosa: a<br />

pesar <strong>de</strong> que se saludaban a la distancia, era una sensación<br />

muy diferente compartir mesa y dialogar sobre las historias<br />

<strong>de</strong> esa comunidad fría y montañosa.<br />

De forma divertida, activando dinámicas, platicando sobre<br />

el origen <strong>de</strong> San Jerónimo y manufacturando un títere,<br />

aprendieron la importancia <strong>de</strong> almacenar el <strong>agua</strong> <strong>de</strong> forma<br />

segura, así como <strong>de</strong>sinfectarla y/o hervirla para po<strong>de</strong>r consumirla<br />

en el hogar.<br />

Si bien a veces tenían que ausentarse <strong>de</strong> las sesiones <strong>de</strong><br />

Dramática Creativa, buscaban saber <strong>de</strong> qué se habían tratado<br />

para no asistir “en blanco” a las jornadas siguientes.<br />

En el caso <strong>de</strong> Florina, comparte que ella hizo el títere,<br />

pero que fue su hija quien lo manipuló durante las funciones<br />

y eso la hizo sentir feliz al ver cómo le dio vida.<br />

Para compartir con la comunidad esto que ellas habían<br />

aprendido, congregaron a todos los interesados en ver una<br />

obra <strong>de</strong> <strong>teatro</strong> <strong>de</strong> títeres y dieron una función que ahora recuerdan<br />

<strong>de</strong> forma entrañable: la atención <strong>de</strong> los niños, la<br />

admiración <strong>de</strong> los adultos y también la ambivalencia <strong>de</strong> algunas<br />

personas que pensaban que no era más que <strong>de</strong>sperdicio<br />

<strong>de</strong> tiempo, aunque el resultado final, la obra <strong>de</strong> <strong>teatro</strong>,<br />

les <strong>de</strong>mostraba lo contrario justo a tiempo para apren<strong>de</strong>r y<br />

poner en práctica un nuevo conocimiento.<br />

Esta actividad les sirvió para esperar con ánimos la siguiente<br />

intervención <strong>de</strong> Arte Social para el Cambio <strong>de</strong><br />

40<br />

Una espiral <strong>de</strong> participaciones


Comportamiento llevada a cabo por el Proyecto Guanajuato<br />

<strong>de</strong>l Programa Lazos <strong>de</strong> Agua. Ése fue el taller <strong>de</strong> mural.<br />

Al igual que en la historia <strong>de</strong> títeres, les pareció importante<br />

tener plasmado el origen <strong>de</strong> la comunidad, así como<br />

los lugares <strong>de</strong> don<strong>de</strong> obtenían <strong>agua</strong> en sus inicios, como el<br />

cuerpo <strong>de</strong> <strong>agua</strong> al que acudían para acarrear cubetas y tambos<br />

antes <strong>de</strong> contar con el pozo.<br />

De esta manera, la comunidad tiene ahora dos productos<br />

que resaltan la importancia <strong>de</strong> almacenar bien el <strong>agua</strong>, <strong>de</strong><br />

<strong>de</strong>sinfectarla y/o hervirla antes <strong>de</strong> consumirla y <strong>de</strong> cerrar<br />

bien las llaves para no <strong>de</strong>sperdiciar ni una gota: una obra<br />

<strong>de</strong> <strong>teatro</strong> <strong>de</strong> títeres y un mural que está en la casa por la que<br />

todos pasan rumbo a la tienda <strong>de</strong> la comunidad.<br />

Y este grupo <strong>de</strong> mujeres, seguras <strong>de</strong> sí mismas, sabe que<br />

todas las activida<strong>de</strong>s caben en la jornada si la organización<br />

<strong>de</strong> tiempos se hace posible.<br />

Cristina Mata<br />

41


El día que los duen<strong>de</strong>s secaron el río<br />

Comunidad San Jerónimo, municipio <strong>de</strong> Victoria


Personajes<br />

• Salvador.<br />

• Mauricio.<br />

• Duen<strong>de</strong> 1.<br />

• Duen<strong>de</strong> 2.<br />

• Duen<strong>de</strong> 3.<br />

• Mamá.<br />

• Rosalina.<br />

• Abuelo Neto.<br />

• Gente <strong>de</strong>l pueblo.<br />

44<br />

El día que los duen<strong>de</strong>s secaron el río


Sinopsis<br />

¿Crees en los duen<strong>de</strong>s? ¿Y si resultara que sí existen y que<br />

llegan a cumplir una importante función? Averígualo en<br />

esta historia, tan entretenida como didáctica, en la que Salvador<br />

y Mauricio, un par <strong>de</strong> vengativos hermanos, hacen <strong>de</strong><br />

las suyas con el medio ambiente, por lo que estos y todos los<br />

habitantes <strong>de</strong> un pueblo reciben una dura lección, una que<br />

nos muestra con toda claridad la importancia <strong>de</strong> modificar<br />

conductas negativas y adquirir nuevos hábitos en beneficio<br />

<strong>de</strong> la naturaleza y <strong>de</strong> nuestra propia salud.<br />

Comunidad San Jerónimo<br />

45


El día que los duen<strong>de</strong>s secaron el río<br />

Resultado <strong>de</strong>l taller realizado en la comunidad <strong>de</strong> San<br />

Jerónimo, municipio <strong>de</strong> Victoria, con base en las experiencias<br />

contadas por las mujeres <strong>de</strong> esta localidad.<br />

La calle <strong>de</strong> un pueblo. Rosalina y su abuelo Neto se encuentran<br />

<strong>de</strong>bajo <strong>de</strong> las ramas <strong>de</strong> un hermoso y frondoso árbol tomando<br />

<strong>agua</strong>.<br />

Rosalina: Abuelo, me encanta estar a la sombra <strong>de</strong> este<br />

hermoso árbol.<br />

Abuelo Neto: Sí, es un gran árbol. Lo planté hace casi 50<br />

años, cuando las calles <strong>de</strong>l pueblo estaban más pelonas<br />

que la calva <strong>de</strong> Don Nabor, jejejeje.<br />

Rosalina abre su bolsita y saca una botella <strong>de</strong> <strong>agua</strong>.<br />

Abuelo Neto: ¿Qué traes ahí mi’jita?<br />

Rosalina: Un <strong>agua</strong> bien fresquita que me dio mi mamá.<br />

Abuelo Neto: ¿Y para qué andas cargando <strong>agua</strong>? Si te da<br />

sed te compro un refresco o un <strong>agua</strong> <strong>de</strong> sabor.<br />

47


Rosalina: Todo eso tiene mucha azúcar, abuelo. Y no es<br />

muy buena para la salud.<br />

Abuelo Neto: Ora sí ya me saliste doctora ¿o qué?<br />

Rosalina: Sí, voy a ser doctora cuando crezca. Por eso estoy<br />

aprendiendo muchas cosas.<br />

Abuelo Neto: Bueno pues, a ver dame un poco <strong>de</strong> <strong>agua</strong>.<br />

(Bebe.) Ay, sabe un poco raro. (Rosalina bebe también.)<br />

Rosalina: A mí me sabe bien, o será que ya me acostumbré<br />

a su sabor.<br />

Abuelo Neto: ¿Pues qué le pusiste?<br />

Rosalina: Pues cloro.<br />

Abuelo Neto: Oye, ¿eso es para lavar y limpiar no?<br />

Rosalina: Pues sí, pero también <strong>de</strong>sinfecta el <strong>agua</strong>. Mira,<br />

pones 2 gotas en un litro <strong>de</strong> <strong>agua</strong>, te esperas media<br />

hora y listo. (El abuelo la imita en todo.) Y si no te gusta<br />

el sabor, pues te preparas un <strong>agua</strong> fresca <strong>de</strong> limón o<br />

naranja y ya.<br />

Abuelo Neto: En mis tiempos nomás la hervíamos.<br />

Rosalina: A ver, ¿cuánto tiempo?<br />

48<br />

El día que los duen<strong>de</strong>s secaron el río


Abuelo Neto: Este… ¿una hora?<br />

Rosalina: ¿Cómo una hora, abuelo? ¡Se te acaba el <strong>agua</strong>!,<br />

jajajaja.<br />

Abuelo Neto: ¿Entonces media? (Rosalina niega con la cabeza.)<br />

¿Quince minutos?<br />

Rosalina: Ya ves, ya no te acuerdas. Con 5 minutos tiene,<br />

abuelo.<br />

Abuelo Neto: Es que a mi edad muchas cosas se olvidan.<br />

Pero <strong>de</strong> lo que sí me acuerdo muy bien es <strong>de</strong> las historias<br />

<strong>de</strong>l pueblo.<br />

Rosalina: Cuéntame una.<br />

Abuelo Neto: A ver, sí, ya sé cuál te va a gustar. Hace muchos,<br />

muchos años, en el río vivían unos seres mágicos.<br />

Algunos dicen que eran duen<strong>de</strong>s y que sus voces se<br />

escuchaban cerca cuando estaban lejos y lejos cuando<br />

estaban cerca.<br />

Escena en el río. Se ve a los duen<strong>de</strong>s bailando, jugando y con<br />

sus vocecillas raras cantando. Un grupo <strong>de</strong> personas se<br />

acerca.<br />

Gente <strong>de</strong>l pueblo: ¿Oyeron a los duen<strong>de</strong>s? Están cerca,<br />

sus voces se oyen lejos. Sí, vámonos, no nos vayan a<br />

hechizar.<br />

Comunidad San Jerónimo<br />

49


Mauricio: Oíste, yo no tengo miedo. Los duen<strong>de</strong>s no<br />

existen.<br />

Salvador: Sí, no existen. (Toma un bote y lo avienta al río.)<br />

Mauricio: Si existen, ojalá le haya pegado a uno en la cabezota,<br />

jajajaja.<br />

Mamá: ¡Mauricio y Salvador!, ya váyanse pa’ la casa, que ya<br />

es noche.<br />

Mauricio y Salvador: (Burlándose.) Ya váyanse pa’ la casa<br />

que ya es noche.<br />

Recámara <strong>de</strong> los niños. Mauricio <strong>de</strong>stapa las cobijas y se<br />

asombra.<br />

Mauricio: Vas a ver, Salvador. ¿Por qué pusiste lodo y renacuajos<br />

muertos en mi cama?<br />

Salvador: Yo no fui. Te lo juro. (Destapa sus cobijas y encuentra<br />

lo mismo.) Vas a ver, tú fuiste. También mi<br />

cama está así. (Empiezan a aventarse cosas y a pelearse.)<br />

Entra la madre.<br />

Mamá: ¡Qué pasa aquí! ¡Qué hicieron con las camas!<br />

Salvador: Yo no fui, fue Mau.<br />

50<br />

El día que los duen<strong>de</strong>s secaron el río


Mauricio: No es cierto, fuiste tú.<br />

Mamá: A ver, tranquilos. Déjenme ver. ¡Huy!, se me hace<br />

que es una advertencia <strong>de</strong> los duen<strong>de</strong>s <strong>de</strong>l río para que<br />

no le avienten basura.<br />

Salvador: ¿Y a ellos qué les importa?<br />

Mamá: Pues es que ellos son los guardianes <strong>de</strong>l río. Se me<br />

ponen a limpiar esas cobijas y a dormir. (Sale.)<br />

Mauricio: Mugres duen<strong>de</strong>s. Nos hicieron trabajar <strong>de</strong> más.<br />

Pero mañana van a ver.<br />

En el río. Los duen<strong>de</strong>s ríen, bailan y cantan con sus vocecillas<br />

graciosas.<br />

Gente <strong>de</strong>l pueblo: Hoy los duen<strong>de</strong>s están lejos, sus voces<br />

se oyen cerquita.<br />

Salvador: Qué bueno que estén lejos, porque ahí les va este<br />

regalo. (Tira junto con Mauricio un montón <strong>de</strong> basura<br />

al río.)<br />

Mauricio: ¡Malditos duen<strong>de</strong>s!, no los queremos aquí.<br />

Escena en la casa <strong>de</strong> los niños.<br />

Mamá: ¿Dón<strong>de</strong> andaban? ¿Fueron a disculparse con el río<br />

y los duen<strong>de</strong>s?<br />

Comunidad San Jerónimo<br />

51


Salvador y Mauricio: Sí, mamá.<br />

Mamá: ¡Qué bueno! Y ahora, ¡a dormir!<br />

Mauricio y Salvador se acuestan a dormir y se escuchan susurros<br />

<strong>de</strong> duen<strong>de</strong>s.<br />

Mauricio: ¿Oíste, Chava?<br />

Salvador: Sííí. (Se escuchan voces <strong>de</strong> duen<strong>de</strong>s lejos, lo que<br />

quiere <strong>de</strong>cir que están cerca.)<br />

Duen<strong>de</strong>s: (Con susurros.) Por culpa <strong>de</strong> uste<strong>de</strong>s el río se irá<br />

para siempre.<br />

Mauricio: ¿Qué dicen?<br />

Salvador: Ahora se escuchan muy fuerte. Ya están lejos.<br />

Mauricio: ¿Qué <strong>de</strong>cían?<br />

Salvador: Que por nuestra culpa el río se fue para siempre.<br />

Se ve al río salir <strong>de</strong>l teatrino y volar sostenido por los duen<strong>de</strong>s.<br />

Cambio al presente con Rosalina y su abuelo.<br />

Abuelo Neto: Y <strong>de</strong>s<strong>de</strong> entonces no se volvió a ver una sola<br />

gota <strong>de</strong> <strong>agua</strong> en el lecho <strong>de</strong>l río.<br />

52<br />

El día que los duen<strong>de</strong>s secaron el río


Rosalina: Qué historia tan triste, abuelo. Pero a lo mejor el<br />

río ya los perdonó y por eso ha vuelto en las tuberías<br />

<strong>de</strong>l nuevo pozo. Y yo voy a cuidar mucho esa <strong>agua</strong>.<br />

Voy a ser la duen<strong>de</strong> protectora <strong>de</strong>l <strong>agua</strong>. (Se pone un<br />

sombrero <strong>de</strong> duen<strong>de</strong>.)<br />

Abuelo Neto: (Al público.) ¿Se unen al equipo?<br />

Fin<br />

Comunidad San Jerónimo<br />

53


Un protagónico, muchas intérpretes<br />

Juana Ortega y Elisa Salinas viven en una comunidad ro<strong>de</strong>ada<br />

<strong>de</strong> montañas. Para llegar a Mangas Cuatas es más<br />

sencillo salir <strong>de</strong> Guanajuato y regresar por la carretera <strong>de</strong><br />

Querétaro hacia esa zona, que tiene un clima que va <strong>de</strong>s<strong>de</strong> lo<br />

selvático hasta lo <strong>de</strong>sértico.<br />

El Proyecto Guanajuato <strong>de</strong>l Programa Lazos <strong>de</strong> Agua comenzó<br />

las intervenciones <strong>de</strong> Arte Social para el Cambio <strong>de</strong><br />

Comportamiento en esta comunidad hace ya varios años,<br />

y ha encontrado en los maestros y los trabajadores <strong>de</strong>l centro<br />

<strong>de</strong> salud gran<strong>de</strong>s aliados para la difusión <strong>de</strong> las activida<strong>de</strong>s<br />

que se han realizado, entre ellas el taller <strong>de</strong> Dramática<br />

Creativa.<br />

Des<strong>de</strong> las primeras intervenciones <strong>de</strong> Arte Social para el<br />

Cambio <strong>de</strong> Comportamiento, al participar como espectadores<br />

<strong>de</strong> obras <strong>de</strong> <strong>teatro</strong> como La divina garza enjabonada,<br />

Juana percibió los primeros cambios: las personas <strong>de</strong> la comunidad<br />

se empezaron a interesar por acudir a las asambleas<br />

convocadas por el Comité <strong>de</strong> <strong>agua</strong> <strong>de</strong> la comunidad.<br />

Elisa por su parte comenta que, en su casa, si bien es cierto<br />

que todos practican el lavado <strong>de</strong> manos, es su hija menor<br />

quien lo lleva a cabo con más ahínco, y que, si “se equivoca<br />

en la técnica” aprendida en la obra El bandido escurridizo,<br />

vuelve a empezar.<br />

A pesar <strong>de</strong> que no son oriundas <strong>de</strong> Mangas Cuatas, ambas<br />

comparten un antece<strong>de</strong>nte común, que en otras zonas<br />

<strong>de</strong>l estado aún es una realidad: <strong>de</strong> pequeñas, sus familias<br />

55


iban diariamente a acarrear <strong>agua</strong> <strong>de</strong>l pozo <strong>de</strong> la comunidad.<br />

Actualmente se abastecen a través <strong>de</strong>l sistema construido<br />

por la Comisión Estatal <strong>de</strong>l Agua en Guanajuato, que incluye<br />

el pozo, las tuberías y las tomas <strong>de</strong> <strong>agua</strong> domiciliarias.<br />

Para el taller <strong>de</strong> Dramática Creativa se convocaron a las<br />

mujeres <strong>de</strong> la comunidad y entre las participantes acudieron<br />

amas <strong>de</strong> casa como Elisa Salinas y Juana Ortega.<br />

A lo largo <strong>de</strong> las sesiones, las participantes encontraron<br />

momentos <strong>de</strong> intercambio que evolucionaron en una gran<br />

amistad, a la par <strong>de</strong> cumplir con la consigna <strong>de</strong> la creación <strong>de</strong><br />

un títere y <strong>de</strong> la historia a presentar frente a la comunidad.<br />

La obra <strong>de</strong> <strong>teatro</strong> <strong>de</strong> títeres <strong>de</strong> Mangas Cuatas retrata una<br />

leyenda local que se relaciona con La Llorona, y Elisa agrega<br />

que va más allá: refleja también la importancia <strong>de</strong> no olvidar<br />

el tiempo requerido para hervir el <strong>agua</strong> y <strong>de</strong>sinfectarla<br />

para po<strong>de</strong>r consumirla <strong>de</strong> forma segura en el hogar, a<strong>de</strong>más<br />

<strong>de</strong> cuáles son los mejores envases 1 para su almacenamiento<br />

también seguro.<br />

En esta pieza, Juana Ortega interpreta el rol <strong>de</strong>l títere<br />

principal: La Llorona en tacones.<br />

El estreno fue todo un éxito, ya que el grupo <strong>de</strong> mujeres<br />

titiriteras se trasladó a la cabecera municipal <strong>de</strong> Atarjea<br />

para realizar su presentación. Sin embargo, temas <strong>de</strong> salud <strong>de</strong><br />

Juana Ortega impedirían que siguiera participando <strong>de</strong> las<br />

<strong>de</strong>más funciones que se efectuaron, por lo que al interior <strong>de</strong>l<br />

equipo el reto <strong>de</strong> la ausencia se sorteó <strong>de</strong> una manera muy<br />

1<br />

De acuerdo con la obra Chicuni y el manual <strong>de</strong> la Comisión Fe<strong>de</strong>ral<br />

para la Protección contra Riesgos Sanitarios, los envases don<strong>de</strong> se almacene<br />

<strong>agua</strong> <strong>de</strong>ben ser <strong>de</strong> boca chica, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong> contar con una tapa<br />

que embone para asegurar que se mantendrá limpia.<br />

56<br />

Un protagónico, muchas intérpretes


eficaz: todas se sabían los papeles <strong>de</strong> todas, <strong>de</strong> tal forma que,<br />

si alguna llegaba a faltar, entre ellas podían suplirse, por lo<br />

que una función <strong>de</strong> <strong>teatro</strong> <strong>de</strong> La Llorona en tacones siempre<br />

podría realizarse.<br />

La obra en la que participan las mujeres <strong>de</strong>l grupo <strong>de</strong> titiriteras<br />

<strong>de</strong> Mangas Cuatas se ha presentado en eventos como<br />

la Primera y la Segunda Feria Artística, 2 eventos a los que<br />

Juana lamentablemente no pudo asistir, sin embargo, <strong>de</strong>staca<br />

orgullosa la participación <strong>de</strong> sus compañeras y se siente<br />

igual <strong>de</strong> responsable <strong>de</strong> replicar los mensajes en torno al<br />

<strong>agua</strong> como Agente <strong>de</strong> Cambio.<br />

En ambas ocasiones, Elisa Salinas la ha suplido como el<br />

personaje protagónico <strong>de</strong> La Llorona y se llena <strong>de</strong> orgullo<br />

al saber que se visibiliza el trabajo <strong>de</strong> sus compañeras y <strong>de</strong><br />

la comunidad, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong> que la distancia a recorrer entre<br />

su comunidad y los lugares en don<strong>de</strong> se presentan las funciones<br />

no significa impedimento para po<strong>de</strong>r participar.<br />

2<br />

La Primera y Segunda Feria Artística son encuentros <strong>de</strong> Agentes <strong>de</strong><br />

Cambio que suce<strong>de</strong>n en el marco <strong>de</strong>l Componente B, con la finalidad<br />

<strong>de</strong> poner en común los productos co-creados entre los grupos artísticos<br />

y los Agentes <strong>de</strong> Cambio, así como para fortalecer la i<strong>de</strong>ntidad y el rol<br />

<strong>de</strong> las y los Agentes <strong>de</strong> Cambio <strong>de</strong>l Proyecto Guanajuato, a través <strong>de</strong>l<br />

diálogo y réplicas <strong>de</strong> los resultados finales <strong>de</strong> las intervenciones y<br />

talleres diseñados a partir <strong>de</strong>l enfoque SABC.<br />

Juana Ortega y Elisa Salinas<br />

57


Tacones llorones<br />

Comunidad Mangas Cuatas, cabecera municipal <strong>de</strong> Atarjea


Personajes<br />

• Doña Catarina.<br />

• La Chillona (niña).<br />

• Don Aurelio.<br />

• La Llorona en tacones.<br />

• El Topete (niño).<br />

• El Zoquete (niño).<br />

• El río.<br />

• Caballo.<br />

60<br />

Tacones llorones


Sinopsis<br />

Doña Catarina y Don Aurelio son dos habitantes <strong>de</strong> la comunidad<br />

<strong>de</strong> Mangas Cuatas que un día <strong>de</strong> tantos se encuentran<br />

y se ponen a platicar <strong>de</strong> manera amena, como suele ocurrir<br />

en los pueblos; pero Don Aurelio no es ningún <strong>de</strong>spistado<br />

y aprovecha la ocasión para comunicarle a Doña Catarina<br />

algunos consejos muy útiles para po<strong>de</strong>r consumir <strong>agua</strong> segura.<br />

Y ya encarrerados, también le cuenta una leyenda local<br />

que tiene que ver con La Llorona y el triste final <strong>de</strong> sus<br />

hijos, El Topete y El Zoquete, unos chamacos “maloras” que<br />

siempre le <strong>de</strong>sobe<strong>de</strong>cían.<br />

Comunidad Mangas Cuatas<br />

61


Tacones llorones<br />

Resultado <strong>de</strong>l taller realizado en la comunidad Mangas<br />

Cuatas, cabecera municipal <strong>de</strong> Atarjea, con base<br />

en las experiencias contadas por las mujeres <strong>de</strong> esta<br />

localidad.<br />

Aparece La Chillona dando gritos por toda la plaza.<br />

La Chillona: Ñaaaaaa, ñaaaaaaaa.<br />

Doña Catarina: Ya cállate Catarina, que ya <strong>de</strong>sesperas con<br />

tus gritos.<br />

La Chillona: Ñaaaaa, ñaaaaaaa.<br />

Don Aurelio: Buenas, Doña Cata. ¿Y ora qué le pasa a su<br />

bendición?<br />

Doña Catarina: Pos más que bendición parece que se le<br />

metió el chamuco.<br />

La Chillona: Ñaaaaaa, ñaaaaa.<br />

Don Aurelio: ¿No será que ya le pegó un golpe <strong>de</strong> calor o<br />

trae harta sed?<br />

63


Doña Catarina: ¿Traes sed?<br />

La Chillona: Ñaaa.<br />

Doña Catarina: ¿Sí o no?<br />

La Chillona: Ña.<br />

Doña Catarina: ¿No entonces?<br />

La Chillona: Ñi.<br />

Don Aurelio: ¿Ya ve? Le dije.<br />

Doña Catarina saca un pocillo y le da <strong>agua</strong> <strong>de</strong> un tambo que<br />

se encuentra ahí.<br />

Don Aurelio: ¿A poco le va a dar <strong>agua</strong> <strong>de</strong> ahí?<br />

Doña Catarina: ¿Pos qué tiene? Acabo <strong>de</strong> ver a unos chiquillos<br />

tomar <strong>de</strong> aquí mismo.<br />

Don Aurelio se asoma al tambo.<br />

Don Aurelio: (Asombrado.) Iiiiiiii.<br />

Doña Catarina: ¿Qué pasó?<br />

Don Aurelio: Iiiiiiii.<br />

64<br />

Tacones llorones


Doña Catarina: ¿Vio un espanto o qué?<br />

Don Aurelio: Casi. Es que mire nomás. ¡Qué barbaridad!<br />

La Chillona también se asoma.<br />

La Chillona: Ñaaaaaa.<br />

Doña Catarina: ¡Pa’ qué le dijo hombre! Ya empezó otra<br />

vez la chilla<strong>de</strong>ra. A mí también me espantó. Pensé que<br />

había visto la cara <strong>de</strong> La Llorona.<br />

Don Aurelio: Pues si siguen tomando <strong>de</strong> este tambo sucio,<br />

poco les va a faltar para ser difuntos y acompañar a<br />

La Llorona.<br />

La Chillona: Ñaaaa.<br />

Don Aurelio: No llores, niña. Vengan pa’ mi casa. Allá les<br />

doy <strong>agua</strong> segura y <strong>de</strong> pasada te cuento la leyenda <strong>de</strong><br />

La Llorona <strong>de</strong> Mangas Cuatas.<br />

Se dirigen a casa <strong>de</strong> Don Aurelio. Al llegar, ven la cocina limpia,<br />

y el <strong>agua</strong> en un garrafón.<br />

Doña Catarina: Está bonita su casa y qué curiosito está el<br />

garrafoncito.<br />

Don Aurelio: ¿Le gusta?<br />

Comunidad Mangas Cuatas<br />

65


Doña Catarina: Pos sí.<br />

Don Aurelio: Si <strong>de</strong>jas <strong>de</strong> llorar te lo regalo. ¿Te gusta?<br />

La Chillona: Ñi.<br />

Don Aurelio: Esto pasó hace muchos años. Cuando el río<br />

estaba llenito <strong>de</strong> <strong>agua</strong> fresca y limpia y aquí era un<br />

breñal <strong>de</strong> ramas y tierras con las que hicieron los corrales<br />

dobles que parecían mangas, <strong>de</strong> ahí que se llama<br />

aquí Mangas Cuatas.<br />

En el río. Se ve a dos niños jugando y aventándose clavados.<br />

Don Aurelio: (Voz en off.) Ahí iban a jugar siempre El Topete<br />

y El Zoquete, dos chamacos maloras y <strong>de</strong>sobedientes<br />

que nunca le hacían caso a su madre, a la que<br />

todos conocían como La Tacones.<br />

La Lloronaen tacones: ¡Que ya les dije que se salgan <strong>de</strong><br />

ahí! ¡Se van a ahogar! Está muy juerte la corriente.<br />

Don Aurelio: (Voz en off.) Por dos cosas le apodaban La<br />

Tacones: una, porque así juera <strong>de</strong> día o <strong>de</strong> noche,<br />

siempre se oían sus taconazos por todo el pueblo. Y<br />

otra, porque cada vez que los chamacos no le obe<strong>de</strong>cían<br />

llovían los taconazos. (Se ven volar los tacones.)<br />

Pero un día…<br />

Se ve a La Llorona persiguiendo a los niños.<br />

66<br />

Tacones llorones


El Topete: Ya no nos aviente los zapatos, amá.<br />

El Zoquete: Sí, ni le atina.<br />

La Llorona en tacones: Van a ver si no.<br />

La Llorona avienta el zapato y va a dar al río.<br />

El Topete: Ya se le cayó al <strong>agua</strong>, amá.<br />

El Zoquete: Yo lo saco, amá.<br />

La Llorona en tacones: ¡Noooo!, no se metan al <strong>agua</strong>,<br />

que se van a ahogar.<br />

Salen el río y La Llorona y sus hijos. Cambio <strong>de</strong> escenografía<br />

a casa <strong>de</strong> Don Aurelio.<br />

Don Aurelio: Yo creo que La Tacones era, aparte <strong>de</strong> mamá,<br />

adivina, porque sus hijos sí se ahogaron. Ay, <strong>de</strong> tanto<br />

hablar <strong>de</strong> <strong>agua</strong> ya me dio sed. ¿Quieren <strong>agua</strong>? Miren<br />

qué buena está, limpiecita, bien hervida sus 5 minutos,<br />

que con eso tiene.<br />

Doña Catarina: Sí, está buena y fresquita. Yo cuando estoy<br />

en la casa también le pongo sus 2 gotas <strong>de</strong> cloro por<br />

cada litro <strong>de</strong> <strong>agua</strong>, ¿verdá hija?<br />

La Chillona: Ñah.<br />

Comunidad Mangas Cuatas<br />

67


Doña Catarina: No seas mentirosa mi’ja, sí lo hago. De<br />

veras. Eso que hice <strong>de</strong> agarrar <strong>agua</strong> <strong>de</strong>l tambo fue muy<br />

tonto. Vas a ver en la casa, ¿eh?<br />

La Chillona: Ñaaaaaaaaa.<br />

Don Aurelio: A mí se me hace que tú eres nieta <strong>de</strong> La Tacones,<br />

porque así con esos berridos, una noche se <strong>de</strong>spertó<br />

el pueblo.<br />

En el pueblo. Se ven casas y se escuchan los tacones <strong>de</strong> La Llorona,<br />

seguidos <strong>de</strong> lamentos que <strong>de</strong>ben ser similares a los <strong>de</strong> la<br />

niña, pero aumentados y <strong>de</strong> persona mayor.<br />

La Llorona en tacones: ¡Ñaiiiii mis hijos!<br />

De pronto se oyen cada vez más lejos los tacones, pero se escucha<br />

un caballo a todo galope cuyo estruendo golpea las casas.<br />

Al final se ve la silueta <strong>de</strong> La Llorona, pero al llegar a la iglesia<br />

se <strong>de</strong>tiene. De pronto se ve un tacón volar por encima <strong>de</strong>l teatrino.<br />

Aparece Don Aurelio.<br />

Don Aurelio: ¿Alguien se atreve a agarrar el tacón <strong>de</strong> La<br />

Llorona?<br />

Fin<br />

68<br />

Tacones llorones


Un escenario que no termina<br />

Como la escuela es un punto <strong>de</strong> encuentro importante en<br />

la comunidad, se recurre al siguiente recurso literario.<br />

Si las pare<strong>de</strong>s <strong>de</strong> una escuela pudieran contar historias,<br />

¿cómo lo harían? Con qué tono, ¿el <strong>de</strong> un maestro o el <strong>de</strong><br />

un estudiante?<br />

En la comunidad <strong>de</strong> Estación <strong>de</strong> Lour<strong>de</strong>s, San Luis <strong>de</strong> la<br />

Paz, la escuela ha participado como testigo silente <strong>de</strong> las<br />

intervenciones <strong>de</strong> Arte Social para el Cambio <strong>de</strong> Comportamiento<br />

llevadas a cabo por el equipo <strong>de</strong> Living Water International,<br />

en el marco <strong>de</strong>l Proyecto Guanajuato <strong>de</strong>l Programa<br />

Lazos <strong>de</strong> Agua.<br />

¿Qué diría el patio <strong>de</strong> la escuela sobre la íntima relación<br />

que se ha forjado entre temas <strong>de</strong> Agua, Higiene y Saneamiento<br />

(ASH) con títeres?<br />

Estación <strong>de</strong> Lour<strong>de</strong>s es una comunidad en la que, <strong>de</strong><br />

acuerdo con la historia, antaño abundaba el <strong>agua</strong>.<br />

Coco, como la conocen en la comunidad, es una Agente<br />

<strong>de</strong> Cambio. Mujer <strong>de</strong> comunidad rural, en su cotidianidad<br />

faltaba una oportunidad que le permitiera ejercer esa capacidad<br />

<strong>de</strong> li<strong>de</strong>razgo que actualmente le caracteriza.<br />

Siempre le ha gustado trabajar, participar y compartir lo<br />

aprendido, pero para ello necesitaba una actividad que la<br />

retara a salir <strong>de</strong> la rutina.<br />

Cuando se le preguntó a qué se <strong>de</strong>dicaba, su rostro se<br />

llenó <strong>de</strong>l recuerdo <strong>de</strong> mil activida<strong>de</strong>s, pero se limitó a respon<strong>de</strong>r:<br />

“ama <strong>de</strong> casa”.<br />

69


“También eres Agente <strong>de</strong> Cambio, y una mujer que ha<br />

<strong>de</strong>dicado tiempo y esfuerzo a convertirse en una titiritera”,<br />

se le quiso <strong>de</strong>cir en ese entonces. A esta lista <strong>de</strong> habilida<strong>de</strong>s,<br />

ahora también se pue<strong>de</strong>n agregar la <strong>de</strong> muralista y actriz <strong>de</strong><br />

cortometrajes.<br />

Pero la Agente <strong>de</strong> Cambio que participa y se divierte<br />

mientras graba cortometrajes dista mucho <strong>de</strong> ser la mujer<br />

que llegó a la primera sesión <strong>de</strong> Dramática Creativa. A Coco<br />

se le amontonaban las propuestas en la punta <strong>de</strong> la lengua,<br />

sin embargo, no siempre solía externarlas. Un día, en la escuela<br />

vio un taller que la invitaba a presenciar una breve<br />

obra <strong>de</strong> <strong>teatro</strong> <strong>de</strong> títeres y quedarse a comenzar a hacer el<br />

suyo. Coco vio una oportunidad <strong>de</strong> apren<strong>de</strong>r algo nuevo,<br />

sin imaginarse que, junto con sus compañeras, apren<strong>de</strong>ría a<br />

confeccionar ropa <strong>de</strong> talla pequeña, hacer paisajes a partir<br />

<strong>de</strong> materiales reciclados, per<strong>de</strong>r la pena para grabar la voz <strong>de</strong><br />

un personaje, y cómo acomodarse <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l teatrino para<br />

contar una historia sobre el tratamiento y <strong>de</strong>sinfección <strong>de</strong>l<br />

<strong>agua</strong>, así como el seguro almacenamiento <strong>de</strong>l <strong>agua</strong> potable<br />

para consumo en el hogar.<br />

A la par <strong>de</strong> construir un títere como parte <strong>de</strong> un taller<br />

diseñado bajo el enfoque <strong>de</strong> Arte Social para el Cambio<br />

<strong>de</strong> Comportamiento, Coco y sus compañeras fundaron un<br />

grupo. Don<strong>de</strong> normalmente se intercambiaba un “buenos<br />

días” en el camino con las <strong>de</strong>más mujeres <strong>de</strong> la comunidad,<br />

se evolucionó hasta ponerse <strong>de</strong> acuerdo para ensayar, a<strong>de</strong>más<br />

<strong>de</strong> saberse la una para la otra y comenzar a compartir<br />

sus intereses y preocupaciones.<br />

Al finalizar las sesiones <strong>de</strong>l taller, las mujeres tendrían<br />

que salir <strong>de</strong> aquel espacio seguro que habían creado y com-<br />

70<br />

Un escenario que no termina


partirlo con una audiencia: la historia <strong>de</strong> <strong>teatro</strong> se presentaría<br />

frente a los niños y niñas que acu<strong>de</strong>n a la escuela. Todas<br />

las mujeres gestionaron su tiempo para po<strong>de</strong>r ensayar las veces<br />

necesarias y vencer los nervios.<br />

Juntas, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong> estrenarla en el patio <strong>de</strong> la escuela, han<br />

presentado Paletas en eventos estatales como Expo Agua y<br />

en encuentros como el Lab for Change <strong>de</strong> One Drop, frente<br />

a espectadores <strong>de</strong> todo el mundo.<br />

Al interior <strong>de</strong> casa, es el orgullo <strong>de</strong> su hija, que ahora<br />

estudia en la universidad y quien la anima a continuar encontrando<br />

activida<strong>de</strong>s que la hagan per<strong>de</strong>r la pena, salir <strong>de</strong><br />

la rutina y ejercer su li<strong>de</strong>razgo.<br />

Esta historia comenzó con Coco a<strong>de</strong>ntrándose a un proceso<br />

artístico enfocado en temas ASH y la construcción <strong>de</strong><br />

títeres. Acompañada <strong>de</strong> las y los <strong>de</strong>más miembros <strong>de</strong> la comunidad,<br />

ha participado <strong>de</strong>l diseño y realización <strong>de</strong> un mural<br />

<strong>de</strong>dicado a promover el pago <strong>de</strong> la tarifa por el servicio<br />

<strong>de</strong>l <strong>agua</strong>. Las recientes andanzas <strong>de</strong> Coco se pue<strong>de</strong>n ver en<br />

varios cortometrajes, don<strong>de</strong> los títeres han realizado apariciones<br />

estelares como coprotagonistas <strong>de</strong> estas historias.<br />

Coco hace más que sólo cuidar <strong>de</strong>l hogar. Y la escuela <strong>de</strong><br />

Estación <strong>de</strong> Lour<strong>de</strong>s, con un mural en su fachada, seguirá<br />

siendo un testigo silente <strong>de</strong> estos cambios que se producen<br />

en la comunidad.<br />

Coco<br />

71


Paletas<br />

Comunidad Estación <strong>de</strong> Lour<strong>de</strong>s, San Luis <strong>de</strong> la Paz


Personajes<br />

• Don Matías (el paletero <strong>de</strong>l pueblo).<br />

• Rosa (sobrina <strong>de</strong> Don Matías).<br />

• Niño 1.<br />

• Niño 2.<br />

• Niña.<br />

• Doctor.<br />

• Emma (enfermera).<br />

• Patos.<br />

• Burro.<br />

74<br />

Paletas


Sinopsis<br />

¿Sabrán buenas las paletas <strong>de</strong> brócoli, <strong>de</strong> espinacas o <strong>de</strong> calabazas?<br />

Pue<strong>de</strong> ser, pero, sin lavar estas verduras, ¿qué suce<strong>de</strong>ría?<br />

Esta historia la protagonizan Don Matías, el paletero<br />

<strong>de</strong>l pueblo <strong>de</strong> Estación <strong>de</strong> Lour<strong>de</strong>s, y Rosa, su sobrina, quien<br />

tuvo la disposición <strong>de</strong> ayudar haciendo paletas con unos<br />

brócolis que su tío le daba a sus chivas. El resultado no se<br />

hizo esperar, con un Don Matías que terminó escuchando<br />

supuestos “cuetes” y como que la Virgen le hablaba.<br />

Comunidad Estación <strong>de</strong> Lour<strong>de</strong>s<br />

75


Paletas<br />

Resultado <strong>de</strong>l taller realizado en la comunidad Estación<br />

<strong>de</strong> Lour<strong>de</strong>s, San Luis <strong>de</strong> la Paz, con base en las experiencias<br />

contadas por las mujeres <strong>de</strong> esta localidad.<br />

Se ve un carro <strong>de</strong> paletas que cruza el pueblo. Los niños van<br />

tras él.<br />

Niño 1: Quiero una.<br />

Niño 2: Yo dos.<br />

Niña: ¿De qué trae ahora?<br />

Don Matías: Traigo <strong>de</strong>…<br />

Niño 1: Fresa.<br />

Don Matías: No. Traigo <strong>de</strong>…<br />

Niño 2: Limón.<br />

Don Matías: Déjame pensar… No.<br />

Niña: ¿De piña?<br />

77


Don Matías: ¡Huy!… No.<br />

Niño 1: Ya díganos <strong>de</strong> qué trae.<br />

Don Matías: Traigo <strong>de</strong> espinacas, ejotes y calabazas.<br />

Niños: ¡Guácala!<br />

Don Matías: Saben buenas.<br />

Niña: No, <strong>de</strong> ésas no queremos.<br />

Don Matías: No se crean, sí traigo <strong>de</strong> las que les gustan.<br />

Pero como andaba malo <strong>de</strong> un pie que se me torció<br />

me ayudó mi sobrina a hacerlas. Y me las acomodó<br />

todas revueltas. Pero aquí tienen sus paletas.<br />

Niños: ¡Bravo, bravo! (Salen.)<br />

El paletero se queda acomodando su carro.<br />

Don Matías: Ah caray, <strong>de</strong> ese color no había visto, está<br />

raro. ¿Pues <strong>de</strong> qué las habrá hecho mi sobrina? (Prueba<br />

una.) ¡Guácala! Ha <strong>de</strong> ser <strong>de</strong> brócoli, porque sabe<br />

bien horrible. ¿Cómo se le ocurrió a mi sobrina hacer<br />

paletas <strong>de</strong> verduras? Pero pos ni modo <strong>de</strong> tirarla. (La<br />

muer<strong>de</strong>.) Guácala, fúchala y más guácala.<br />

Casa <strong>de</strong>l paletero. Don Matías se encuentra en su cama.<br />

78<br />

Paletas


Don Matías: Ay, me cayó <strong>de</strong> peso la paleta <strong>de</strong> brócoli. Ay<br />

mi pancita. Estoy bien cansad…<br />

Ronquidos. Después <strong>de</strong> un rato empieza la pedorrera.<br />

Don Matías: ¿Qué pasó? ¿Quién está echando cuetes? ¿A<br />

poco es día <strong>de</strong> la Virgen <strong>de</strong> Lour<strong>de</strong>s? (Ve una imagen<br />

<strong>de</strong> la Virgen en su cuarto.) ¿Qué hace aquí la imagen?<br />

Rosa: ¡Tío!, ¡tío! ¿Por qué no abre la puerta? Estoy toque y<br />

toque <strong>de</strong>s<strong>de</strong> hace horas.<br />

Don Matías: Mi’ja, ¿por qué está aquí la imagen <strong>de</strong> la<br />

Virgen?<br />

Rosa: ¿Cuál Virgen?<br />

Don Matías: Pues nuestra patrona.<br />

Rosa: Ay, yo no veo nada. Está usted <strong>de</strong>lirando. (Lo toca.)<br />

¡Ay!, tiene bien mucha calentura. Lo voy a llevar al<br />

doctor. (Salen.)<br />

En el consultorio Emma, la enfermera, se encuentra esperando<br />

pacientes.<br />

Rosa: Hola Emma, buenas tar<strong>de</strong>s. ¿Se encuentra el doctor?<br />

Emma: Sí, pásate. ¿Te sientes mal?<br />

Comunidad Estación <strong>de</strong> Lour<strong>de</strong>s<br />

79


Rosa: Yo no, mi tío Matías, que tiene harta fiebre y ya siente<br />

que la Virgen le habla.<br />

Emma: Doctor, tiene paciente.<br />

Doctor: Pásenle. ¿En qué les puedo ayudar?<br />

Rosa: Pos aquí mi tío, que tiene harta calentura.<br />

Doctor: Don Matías, ¿qué le pasa?<br />

Don Matías: Guácala, fúchala, burp.<br />

Doctor: ¿Quééééé?<br />

Don Matías: Guácala, fúchala, burp. (Se echa un pedito al<br />

final. Todos se tapan la nariz.)<br />

Rosa y Doctor: ¡Guácala! ¡Fúchala!<br />

Don Matías: Burp.<br />

Doctor: ¡Qué barbaridad! Está muy enfermo <strong>de</strong>l estómago.<br />

¿Pues qué comió? (Le pone una inyección.)<br />

Don Matías: ¡Ayayayay!<br />

Doctor: ¿Qué comió?<br />

80<br />

Paletas


Don Matías: Pues nomás una paleta <strong>de</strong> brócoli que no sé<br />

quién puso en mi carrito.<br />

Rosa: ¿Deeeee brócoli? Ya sé lo que pasó. Es que mi tío me<br />

pidió que le ayudara a hacer paletas y como vi unos<br />

brócolis pensé que también hacía <strong>de</strong> brócoli.<br />

Don Matías: Ah cómo eres zonza. Esos brócolis eran pa’<br />

las chivas. No estaban ni lavados.<br />

Rosa: Pero yo los lavé con <strong>agua</strong> <strong>de</strong>l tambo.<br />

Doctor: ¿Y estaba limpio el tambo?<br />

Rosa: Nomás poquito.<br />

Doctor: ¿Estaba tapado?<br />

Rosa: Nomás poquito.<br />

Emma: Ésos se lavan con <strong>agua</strong> segura.<br />

Rosa: ¿Y ésa cuál es?<br />

Emma: Pues la que está <strong>de</strong>sinfectada con cloro.<br />

Doctor: Dos gotas por cada litro <strong>de</strong> <strong>agua</strong>.<br />

Don Matías: No pos cuántas cosas que uno ni sabe. En mis<br />

tiempos era bien diferente.<br />

Comunidad Estación <strong>de</strong> Lour<strong>de</strong>s<br />

81


Doctor: En lo que se va sintiendo mejor, cuéntenos.<br />

Se ilustra la laguna con los patos.<br />

Don Matías: (Voz en off.) Nos contaba mi agüelito que aquí<br />

se llamaba La Laguna <strong>de</strong> los Patos, porque cuando llovía<br />

mucho se inundaba y venían muchos patos.<br />

Patos: Cuac, cuac.<br />

Don Matías: Nos <strong>de</strong>cía que era un lugar bien bonito.<br />

Se ve una noria y el burro.<br />

Don Matías: El <strong>agua</strong> se extraía <strong>de</strong> la noria. Sacaban barriles<br />

bien gran<strong>de</strong>s, por eso necesitaban un burro. (El burro<br />

emite su sonido.)<br />

Don Matías: Pero tristemente el <strong>agua</strong> se fue yendo y sólo<br />

quedó <strong>agua</strong> sucia.<br />

Rosa: Es cierto, ya nadien saca <strong>agua</strong> <strong>de</strong> la noria. (La sobrina<br />

está escribiendo.)<br />

Don Matías: ¿Y tú qué tanto escribes? La historia <strong>de</strong>l pueblo<br />

ya está en la biblioteca.<br />

82<br />

Paletas


Rosa: Ya sé, tío. Estoy apuntando cómo <strong>de</strong>sinfectar el <strong>agua</strong><br />

con cloro. ¿Dos gotas por cada litro verdá? Y el <strong>agua</strong><br />

que tomamos, en un recipiente limpio y con tapa. ¡Listo!<br />

Pero sí quiero preguntarte algo, tío. ¿Por qué se<br />

cambió a Estación <strong>de</strong> Lour<strong>de</strong>s el nombre <strong>de</strong>l pueblo?<br />

Don Matías: Ah, pues porque los hacendados que vivían<br />

aquí tuvieron una gran pena, ocupaban un milagro<br />

y se los hizo la Virgen <strong>de</strong> Lour<strong>de</strong>s, y en su honor le<br />

pusieron Hacienda <strong>de</strong> Lour<strong>de</strong>s.<br />

Emma: ¿Y lo <strong>de</strong> Estación <strong>de</strong> dón<strong>de</strong> salió?<br />

Don Matías: Ah, buena pregunta. Porque por aquí pasaba<br />

el tren. (Sonido <strong>de</strong> tren.) Un tren bien cargado <strong>de</strong><br />

granos <strong>de</strong> las cosechas y pasajeros rumbo a Laredo o<br />

a México.<br />

Rosa: Sí, es verdad, aún está el edificio.<br />

Don Matías: Ya me siento mejor. Oigan, ¿alguien quiere<br />

una paleta <strong>de</strong> brócoli?<br />

Todos: ¡Guácala! ¡Fúchala!<br />

Don Matías: Burp.<br />

Niños: ¡Mejor una <strong>de</strong> frutas con <strong>agua</strong> segura!<br />

Comunidad Estación <strong>de</strong> Lour<strong>de</strong>s<br />

83


Doctor: ¿A poco sí saben cuál es?<br />

Niños: ¡Claro!<br />

Canción <strong>de</strong> Chicuni.<br />

Fin<br />

84<br />

Paletas


<strong>Historias</strong><br />

<strong>de</strong><br />

<strong>agua</strong>.<br />

Antología <strong>de</strong> <strong>teatro</strong><br />

<strong>comunitario</strong>.<br />

Vol. 3<br />

Libro <strong>de</strong> obras teatrales colectivas<br />

<strong>de</strong>l Proyecto Guanajuato,<br />

parte <strong>de</strong>l Programa Lazos <strong>de</strong> Agua,<br />

se terminó <strong>de</strong> imprimir<br />

en el mes <strong>de</strong> octubre<br />

en los talleres gráficos <strong>de</strong><br />

550 ejemplares<br />

mmxxii

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!