14.01.2023 Views

doku.pub_derecho-2-arias-pura3n-ricardoauthor

Create successful ePaper yourself

Turn your PDF publications into a flip-book with our unique Google optimized e-Paper software.

Importancia del derecho civil y familiar en tu vida

Situación

didáctica

Estudio de Caso

Lidia celebró matrimonio civil con Lucas el año 1991 en la Ciudad de México. Sin embargo, Lucas incurrió en

fuertes deudas de juego que no podía pagar y, después de ver varias telenovelas, decidió fingir su muerte y más

tarde desapareció. Hizo su triquiñuela con tal destreza, que Lidia recibió una Acta de Defunción expedida por la

Dirección General del Registro Civil.

En 1993 Lidia conoció a Ubaldo y se enamoraron. Para poder celebrar

matrimonio civil con Ubaldo, Lidia exhibió el Acta de Defunción

de Lucas, con la que acreditó que su matrimonio anterior

estaba legalmente disuelto. Dos meses después de celebrado

el matrimonio, Ubaldo decidió ir a escalar el Monte Everest.

Ocurrió un accidente y Ubaldo despareció.

Aun cuando se le buscó exhaustivamente, no se le encontró.

Lidia consultó con su abogado, y éste inició un procedimiento

de declaración de ausencia, y finalmente en 2003 un juez declaró

la presunción de muerte del cónyuge ausente, Ubaldo.

En 2011, por una de esas coincidencias naturales de la vida,

Lucas y Ubaldo habían regresado a la Ciudad de México, pues

ninguno de los dos había muerto. Lucas regresó al pensar que ya

ninguno de sus acreedores de juegos de apuestas se acordaría de

él, y Ubaldo había sobrevivido durante su ascenso al Everest,

logrando arrastrarse moribundo hasta una aldea de Nepal,

donde una familia lo condujo a recibir cuidados médicos y,

después de numerosas peripecias, había logrado regresar a

nuestro país.

Lucas y Ubaldo se encontraron, sin conocerse, en un parque de la Ciudad

de México, y comenzaron a platicar, enterándose de que habían estado casados con la

misma mujer. En eso, vieron entrar en la casa de enfrente, nada menos que… ¡a Lidia!

Ambos fueron corriendo, de manera impulsiva, hasta la casa de Lidia. Ella abrió la puerta y se llevó una enorme

sorpresa al ver frente a sus ojos a Lucas y a Ubaldo, los dos hombres con quienes había celebrado matrimonio en el

pasado. No obstante, les explicó que ahora estaba casada por tercera vez, habiendo celebrado matrimonio con Genaro,

con quien había procreado sus únicos hijos, Genarito, de tres años de edad, y Lidiecita, de un año de edad.

Tanto Lucas como Ubaldo demandaron a reconocer ante el juez competente que su respectivo matrimonio con

Lidia continuaba subsistente.

4

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!