Views
5 years ago

La Economía Solidaria - Ecología Política

La Economía Solidaria - Ecología Política

lógicas perversas,

lógicas perversas, transgénicos y servicios ambientales campesinas, forestales, pesqueras, aportan una cantidad enorme de beneficios ambientales, sociales y económicos, cuidando sosteniblemente cuencas de agua, bosques, semillas, plantas, y muchos otros elementos de la biodiversidad, para bien de todos. Asimismo es cierto que muchas veces no pueden seguir haciéndolo, erosionadas por los impactos de políticas adversas. Pero, en lugar de reconocer estos hechos históricos y presentes, y como consecuencia reconocer, fortalecer y respetar los derechos integrales de esas comunidades a la tierra, recursos, la cultura propia y la autonomía, se introduce un sistema de «pagos» a las comunidades —o más bien a sectores dentro de ellas—, pero no a todas, sino a las que sean «sustentables», según criterios externos, definidos por agencias tan sustentables como el Banco Mundial, organizaciones no gubernamentales «conservacionistas» que les piratean sus recursos y los propios gobiernos que les niegan sus derechos y provocan el vaciamiento de las comunidades con sus políticas económicas. 168 27 - 2004 SUSCRÍBASE SUSCRÍBASE Y Y LÉAL LÉALA LÉAL A TODO ODO EL EL EL AÑO AÑO POR POR SÓL SÓLO SÓL O us us 50 50 (cheque/gir (cheque/giro (cheque/gir (cheque/gir o a a a nombr nombr nombre nombr nombre e del del IT ITeM IT eM eM) eM 27-18bis.p65 168 08/07/04, 18:25 Consiguen así que las comunidades o grupos dentro de ellas compitan entre sí, abandonando muchas veces sus propios cultivos y formas de manejo histórico y bajo su control. Lejos de ser un tema solamente del medio rural, se introduce otro elemento más general y nocivo: la biodiversidad, el agua, los bosques, el aire, pasan a ser «servicios» que se compran y se venden. Inicialmente «pagados» a través de aparentes «premios», pero cuando éstos se cortan, alguien tiene que seguir pagando. Se introduce así subrepticiamente la mercantilización y privatización de recursos colectivos a los que todos deberíamos tener derecho, respetando y fortaleciendo a sus custodios históricos y sus formas de vida, para entregarlos a los que los puedan pagar por ellos. Para la mayoría de la población, éste es un tema menos obvio que la contaminación transgénica del maíz. Sin embargo, integran la misma lógica perversa: legitimar el asalto a los bienes comunes y su privatización.

DENUNCIAS MANIFIESTO FUNDACIONAL DE LA ASOCIACIÓN «CIENTÍFICOS POR EL MEDIO AMBIENTE»* CiMA es una asociación independiente formada por científicos que trabajamos en todas las disciplinas de las ciencias naturales y sociales, vinculados por una conciencia común de nuestra responsabilidad social, y deseosos de proteger el medio ambiente y la diversidad (tanto biológica como cultural), así como promocionar la salud pública y la sustentabilidad. Con el accidente del Prestige —la penúltima oportunidad que se nos ha concedido de «aprender por medio de las catástrofes», como decía el Club de Roma en los años setenta del siglo XX— se ha puesto en evidencia, de nuevo, la falta de medios de la comunidad científico-tecnológica existente en el Estado español para expresar su opinión de forma independiente. CiMA quiere proporcionar los cauces necesarios para que lo haga con claridad y rigor; buscamos así influir en el debate social y en las decisiones sociopolíticas. Nos mueve la preocupación —que creemos compartir con muchos ciudadanos y ciudadanas— por el deterioro rapidísimo de la biosfera y de los hábitats humanos. Igualmente nos inquieta lo que consideramos distorsiones graves en la relación entre ciencia, tecnología y sociedad. Nos referimos a fenómenos como la fragmentación del conocimiento, una de las peores consecuencias de la hiperespecialización de muchos profesionales de la investigación. Nos desazona también la privatización del conocimiento y la «individualización de los riesgos», cuyos promotores culpan de la degradación medioambiental a las víctimas, y no a los verdaderos responsables; pretendiendo hacer creer que cada uno puede —solo, como individuo— hacer frente a riesgos que, sin embargo, no tienen más respuesta racional que el fortalecimiento de las redes colectivas de protección social, sanitaria y ambiental. Y queremos igualmente dar respuesta a la mercantilización de las líneas de investigación, a ciertos usos perversos de la financiación privada de la I+D, a la manipulación de las conclusiones científicas por los intereses dominantes, a la opacidad antidemocrática en la gestión del sistema I+D, a una priorización inadecuada de los recursos (que excluye necesidades socioambientales básicas), al aislamiento social y cultural de los investigadores, a las desigualdades sociales en formación científico-técnica, a las insuficiencias que vastos sectores de la ciudadanía tienen en su acceso a información independiente sobre ciencia y tecnología... Creemos, en definitiva, que existe un amplio territorio de reflexión y acción para los hombres y mujeres de ciencia conscientes de su pertenencia a la polis democrática. En los últimos siglos, y sobre todo a lo largo del siglo XX, la ciencia moderna —entreverada estrechamente con la tecnología— ha ido adquiriendo un poder formidable de modificación de la naturaleza y la sociedad. Semejante poder lleva consigo una enorme responsabilidad —verdaderamente científica—, aunque esto no siempre lo perciban claramente la sociedad ni los propios investigadores e investigadoras. Se invoca cada vez con más frecuencia, tanto dentro de los propios círculos de científicos y tecnólogos como fuera de ellos, la idea de una ciencia con conciencia. Desde CiMA queremos hacernos cargo de esta situación, y subrayamos por eso el compromiso socioambiental de científicos y tecnólogos. La ciencia ha avanzado diversificando y especializando las disciplinas, pero este proceder ha entrañado una pérdida de perspectiva global, holística e integradora. En paralelo, nos hemos hecho cada vez más 27-17.p65 169 08/07/04, 18:25 27 - 2004 169

CRISIS CAPITALISTA, ECONOMÍA, POLÍTICA Y MOVIMIENTOS ...
Evaluación del programa de aporte solidario - Instituto de Economía
La Cultura suma: Políticas y Economia de la Cultura.
iniciativas sociales y solidarias de carácter - Confederación de ...
Boletín Economía y Negocios #22 - Universidad Tecnológica ...
Perú: Economía y diversidad biológica - CDAM - Ministerio del ...
Economía Solidaria (Parcial Final)
Política Nacional Recurso Hídrico
La economia Popular y Solidaria El Ser Humano Sobre el Capital
la política de ciencia y tecnología en China - revista de comercio ...
A Economia Solidaria na America Latina - Marca do Governo ...
VI Foro Mundial del Agua - RIOB
V Foro Mundial del Agua - World Water Council
VI Foro Mundial del Agua - RIOB
internacional mexico politica comercial - Secretaría de Economía
Alumni Solidario 30 de marzo de 2010 - Esade
20 años promoviendo la economía verde - Global Environment Facility
Gaceta 247 - Facultad de Ciencias Políticas y Sociales ...
Revista Pesca noviembre 2015
Cambio climático, movimientos sociales y políticas públicas
Agua y Adaptación al Cambio Climático en las ... - ONU-Hábitat