30.08.2023 Views

Newsletter de los Misioneros Siervos de los Pobres en Español. Septiembre-Octubre 2023.

Les compartimos nuestra última Newsletter correspondientes a los meses de septiembre y octubre. Esperamos que les sirva de provecho espiritual y para estar informados de nuestra pequeña labor. Dios les bendiga

Les compartimos nuestra última Newsletter correspondientes a los meses de septiembre y octubre.

Esperamos que les sirva de provecho espiritual y para estar informados de nuestra pequeña labor.

Dios les bendiga

SHOW MORE
SHOW LESS

You also want an ePaper? Increase the reach of your titles

YUMPU automatically turns print PDFs into web optimized ePapers that Google loves.

MISIONEROS<br />

SIERVOS DE LOS<br />

POBRES<br />

NEWSLETTER<br />

SEPTIEMBRE-<br />

OCTUBRE<br />

2023<br />

NÚMERO 5<br />

<br />

La Pasión <strong>de</strong><br />

Cristo fu<strong>en</strong>te <strong>de</strong><br />

obedi<strong>en</strong>cia<br />

No hay obedi<strong>en</strong>cia que no pase<br />

por la Cruz<br />

EL CARISMA DE LOS<br />

MSP<br />

Los dos gran<strong>de</strong>s compromisos <strong>de</strong> <strong>los</strong><br />

MSP: conversión continua y<br />

contemplación<br />

NOTICIAS DESDE<br />

NUESTRAS CASAS<br />

Bautismos <strong>de</strong> nuestros<br />

niños<br />

Misión y eduación


ÍNDICE<br />

0 3 LA PASIÓN DE CRISTO<br />

FUENTE DE OBEDIENCIA<br />

No hay obedi<strong>en</strong>cia que<br />

no pase por la Cruz<br />

0 7 EL CARISMA DE LOS MSP<br />

Los dos gran<strong>de</strong>s compromisos<br />

<strong>de</strong> <strong>los</strong> MSP: conversión<br />

continua y contemplación<br />

0 9 NOTICIAS DESDE<br />

NUESTRAS CASAS<br />

Bautismos <strong>de</strong> nuestros<br />

niños<br />

Misión y educación<br />

1 0<br />

S.O.S A LOS JÓVENES<br />

Si <strong>de</strong>seas hacer parte <strong>de</strong><br />

nuestra familia, ¡te<br />

esperamos!<br />

1 1<br />

¿DESEAS AYUDARNOS?<br />

La ayuda más importante<br />

para <strong>los</strong> misioneros es tu<br />

oración


LA PASIÓN DE CRISTO FUENTE DE OBEDIENCIA<br />

NO HAY OBEDIENCIA QUE NO PASE POR LA CRUZ<br />

La i<strong>de</strong>a <strong>de</strong> escribir este pequeño artículo brota <strong>de</strong> una charla<br />

dictada por el padre Giovanni Salerno <strong>en</strong> nuestra Casa <strong>de</strong><br />

Formación "Santa María Madre <strong>de</strong> <strong>los</strong> <strong>Pobres</strong>" <strong>en</strong> Ajofrín, Toledo-<br />

España.<br />

En dicha charla el Padre nos recordaba lo sigui<strong>en</strong>te:<br />

"Debemos instalarnos <strong>en</strong> la pasión <strong>de</strong> Cristo, no po<strong>de</strong>mos ser<br />

santos si no compr<strong>en</strong><strong>de</strong>mos la pasión <strong>de</strong> Cristo, ni siquiera<br />

podremos compr<strong>en</strong><strong>de</strong>r y aceptar la obedi<strong>en</strong>cia, si no compr<strong>en</strong><strong>de</strong>mos<br />

la pasión <strong>de</strong> Cristo.<br />

En efecto, nos recuerda la Sagrada Escritura que "Cristo, aun<br />

si<strong>en</strong>do Hijo, apr<strong>en</strong>dió, sufri<strong>en</strong>do, a obe<strong>de</strong>cer. Y, llevado a la<br />

consumación, se convirtió, para todos <strong>los</strong> que lo obe<strong>de</strong>c<strong>en</strong>, <strong>en</strong><br />

autor <strong>de</strong> salvación eterna" (cfr. Hb 5, 8-9)<br />

La carta a <strong>los</strong> Hebreos establece una clara conexión <strong>en</strong>tre el<br />

sufrimi<strong>en</strong>to y la obedi<strong>en</strong>cia. Obe<strong>de</strong>cer vi<strong>en</strong>e <strong>de</strong>l latín ob-audire que<br />

significa coloquialm<strong>en</strong>te "saber escuchar" etimología reflejada <strong>en</strong><br />

la <strong>de</strong>finición que el Catecismo <strong>de</strong> la Iglesia Católica da sobre la<br />

obedi<strong>en</strong>cia: "Obe<strong>de</strong>cer <strong>en</strong> la fe es someterse librem<strong>en</strong>te a la<br />

palabra escuchada, porque su verdad está<br />

garantizada por Dios" (cfr. CEC<br />

144) De esta <strong>de</strong>finición<br />

po<strong>de</strong>mos <strong>de</strong>ducir que el<br />

hombre se somete librem<strong>en</strong>te<br />

(obe<strong>de</strong>ce) a la voluntad <strong>de</strong><br />

Dios porque escucha su<br />

palabra; sin embargo, dicho<br />

sometimi<strong>en</strong>to conlleva un<br />

morir a nuestro yo, un morir a<br />

nosotros mismos, todo lo<br />

contrario, a lo que el mundo<br />

nos ofrece.


D<strong>en</strong>tro <strong>de</strong> ese morir resu<strong>en</strong>an las<br />

palabras <strong>de</strong> Cristo que dice: "el que<br />

quiera seguirme que se niegue a sí<br />

mismo y que cargue su Cruz" (cfr.<br />

Mt 16, 24). Esa negación <strong>de</strong><br />

nosotros mismos no es otra cosa<br />

que el rechazo <strong>de</strong> todo aquello que<br />

sea contrario a la voluntad <strong>de</strong> Dios;<br />

con todo, al estar el pecado bi<strong>en</strong><br />

arraigado <strong>en</strong> nuestro ser tal<br />

negación no <strong>de</strong>ja <strong>de</strong> ser dolorosa,<br />

aunque fructífera.<br />

La obedi<strong>en</strong>cia a la voluntad <strong>de</strong> Dios<br />

<strong>en</strong> la mayoría <strong>de</strong> <strong>los</strong> casos se ve<br />

manifestada <strong>en</strong> nuestros<br />

superiores o <strong>en</strong> aquellas<br />

autorida<strong>de</strong>s puestas por Dios, para<br />

ello: "Que todos se sometan a las<br />

autorida<strong>de</strong>s constituidas, pues no<br />

hay autoridad que no prov<strong>en</strong>ga <strong>de</strong><br />

Dios y las que hay han sido<br />

constituidas por Dios" (cfr. Rm 13,<br />

1) Y eso, ¡sí que nos es difícil! y <strong>en</strong><br />

verdad que nos cuesta.<br />

Preferiríamos mil veces obe<strong>de</strong>cer<br />

directam<strong>en</strong>te a Dios que a aquel<strong>los</strong><br />

que Él pone <strong>en</strong> nuestro camino <strong>de</strong><br />

santificación.<br />

Quizás se nos olvida aquello <strong>de</strong> la<br />

Escritura que hablando <strong>de</strong> Cristo<br />

nos recuerda que "fue <strong>en</strong>tregado<br />

<strong>en</strong> manos <strong>de</strong> <strong>los</strong> hombres" (cfr. Mc<br />

9, 31) ¿Por qué es importante dicho<br />

pasaje? Porque muchas veces nos<br />

escudamos <strong>en</strong> que seremos<br />

capaces <strong>de</strong> soportar todo lo que<br />

nos v<strong>en</strong>ga directam<strong>en</strong>te <strong>de</strong> la mano<br />

<strong>de</strong>l Señor, pero no <strong>de</strong> la


mano <strong>de</strong> <strong>los</strong> hombres.<br />

Padre Giovanni nos recuerda que "si realm<strong>en</strong>te estamos <strong>en</strong> el camino <strong>de</strong><br />

la verda<strong>de</strong>ra conversión <strong>de</strong>bemos amar la obedi<strong>en</strong>cia. Convertirse<br />

significa obe<strong>de</strong>cer a Dios y obe<strong>de</strong>cer a <strong>los</strong> superiores, porque el que se<br />

rebela, imita a Satanás, aunque sea sacerdote o persona instruida<br />

largam<strong>en</strong>te <strong>en</strong> la vida espiritual" (Charla a <strong>los</strong> formandos mayores, 2016)<br />

Por ejemplo, cuando un superior nos manda algo, empezamos a mirar<br />

sus <strong>de</strong>fectos, int<strong>en</strong>tamos buscar aquello que no se acomoda a nuestro<br />

p<strong>en</strong>sar, todo se convierte <strong>en</strong> excusa para no obe<strong>de</strong>cer <strong>de</strong> corazón y ese es<br />

el gran obstáculo para nuestro crecimi<strong>en</strong>to <strong>en</strong> Dios.<br />

¡Sí tan sólo miráramos al crucificado!, contempláramos su pasión, nos<br />

instaláramos <strong>en</strong> sus llagas, ninguna obedi<strong>en</strong>cia se nos haría dificultosa ni<br />

imposible. Contemplando al crucificado y escuchando <strong>los</strong> latidos <strong>de</strong> su<br />

herido Corazón toda obedi<strong>en</strong>cia se nos haría no sólo lleva<strong>de</strong>ra, sino bella<br />

y agradable.<br />

Que el bello libro <strong>de</strong> la "Imitación <strong>de</strong> Cristo" nos sirva para cerrar con<br />

broche <strong>de</strong> oro todo lo que hemos querido expresar: "pon ante tus ojos la<br />

imag<strong>en</strong> <strong>de</strong>l Crucificado. Pue<strong>de</strong>s avergonzarte mucho mirando la vida <strong>de</strong><br />

Jesucristo, porque aún no trataste <strong>de</strong> conformarte más con Él, aunque <strong>de</strong>s<strong>de</strong><br />

hace mucho estás <strong>en</strong> el camino <strong>de</strong> Dios. El religioso que medita int<strong>en</strong>sa y<br />

<strong>de</strong>votam<strong>en</strong>te <strong>en</strong> la santísima vida y Pasión <strong>de</strong>l Señor, <strong>en</strong>cu<strong>en</strong>tra allí <strong>en</strong><br />

abundancia todo lo útil y necesario para sí; y no hay necesidad <strong>de</strong> que<br />

busque alguna otra cosa mejor fuera <strong>de</strong> Jesús. ¡Si Jesús Crucificado viniera <strong>en</strong><br />

nuestro corazón, cuán rápida y cumplidam<strong>en</strong>te seríamos instruidos! IC I, cap.<br />

25, 6.


Los pobres no necesitan sólo <strong>de</strong> pan:<br />

necesitan sobre todo <strong>de</strong> amor;<br />

necesitan sobre todo <strong>de</strong> Jesús. Por<br />

eso <strong>los</strong> Indios <strong>de</strong> la Cordillera<br />

cuando <strong>los</strong> visitamos <strong>en</strong> sus lejanos<br />

pueb<strong>los</strong> o caseríos, siempre nos<br />

preguntan: "¿Cuándo vi<strong>en</strong>e el<br />

sacerdote a darnos la Eucaristía?"<br />

P . G I O V A N N I S A L E R N O


EL CARISMA DE<br />

LOS MSP<br />

Todo movimi<strong>en</strong>to que surge <strong>en</strong> la Iglesia<br />

nace con un carisma suyo propio, que<br />

<strong>de</strong>fine su raíz y su finalidad característica. El<br />

donum Dei, que constituye el carisma <strong>de</strong>l<br />

Movimi<strong>en</strong>to "Opus Christi Salvatoris<br />

Mundi", ti<strong>en</strong>e como una única raíz y<br />

finalidad a Jesús, siervo <strong>de</strong> Dios y siervo <strong>de</strong><br />

<strong>los</strong> pobres, cuya vida queremos asimilar y<br />

hacer nuestra: la <strong>de</strong> Jesús el Mesías<br />

Salvador, Siervo <strong>de</strong> Yahvé, Hombre <strong>de</strong><br />

sufrimi<strong>en</strong>to <strong>de</strong> don<strong>de</strong> <strong>de</strong>be brotar su<br />

espiritualidad humil<strong>de</strong>, pobre y sil<strong>en</strong>ciosa,<br />

arraigada <strong>en</strong> la mansedumbre y la<br />

obedi<strong>en</strong>cia; la <strong>de</strong> Jesús, <strong>de</strong> qui<strong>en</strong> el padre<br />

dice:<br />

"He aquí mi Siervo a qui<strong>en</strong> yo sost<strong>en</strong>go, mi<br />

elegido <strong>en</strong> qui<strong>en</strong> se complace mi alma" (Is<br />

42, 1)<br />

"Éste es mi Hijo, mi Elegido, ¡escuchadle!"<br />

(Lc 9, 35)<br />

Nuestro programa <strong>de</strong> vida ha sido trazado<br />

por el profeta Isaías <strong>en</strong> <strong>los</strong> cuatro cantos<br />

<strong>de</strong>l Siervo <strong>de</strong> Yahvé (Is 42,1-4; 49, 1-6; 50, 4-<br />

9; 52, 13-53): ser siervos como el Mesías<br />

Cristo Jesús.<br />

Número 27 | 234<br />

He aquí como <strong>en</strong> estos textos <strong>en</strong>contramos<br />

el fundam<strong>en</strong>to <strong>de</strong> nuestra vocación.


Para nosotros, <strong>Siervos</strong> <strong>de</strong> <strong>los</strong> <strong>Pobres</strong>, el ser<br />

siervos <strong>de</strong> Dios se traduce <strong>en</strong> una fi<strong>de</strong>lidad a<br />

toda prueba a estos dos compromisos<br />

programáticos: conversión continua y<br />

contemplación.<br />

EN PRIMER LUGAR,<br />

¡CONVERSIÓN CONTINUA!<br />

Cuando contemplamos a Jesús, lo vemos<br />

<strong>de</strong>spojado <strong>de</strong> todo, pobre y como<br />

<strong>de</strong>snutrido. Su único <strong>de</strong>seo era obe<strong>de</strong>cer al<br />

Padre, hacer su voluntad, a m<strong>en</strong>udo dura y<br />

difícil, a tal punto que Él estaría t<strong>en</strong>tado <strong>de</strong><br />

rechazarla. Pero la aceptó hasta la muerte y<br />

la muerte <strong>de</strong> Cruz (cfr. Hb 10, 5-10)<br />

Despojarse <strong>de</strong> sí mismo y <strong>de</strong> todo,<br />

humillarse, obe<strong>de</strong>cer hasta la muerte: <strong>en</strong><br />

esta conversión e imitación <strong>de</strong>l Siervo <strong>de</strong><br />

Yavhé consiste el carisma <strong>de</strong> nuestro<br />

Movimi<strong>en</strong>to, la síntesis <strong>de</strong> nuestros<br />

proyectos y <strong>de</strong> nuestras realizaciones.<br />

Debemos realizar con esmero <strong>en</strong> nuestra<br />

vida esta conversión continua <strong>de</strong>l corazón.<br />

Buscar a Dios <strong>en</strong> cada acontecimi<strong>en</strong>to y<br />

<strong>en</strong>carnarlo <strong>en</strong> cada acto, aunque esto<br />

signifique que <strong>de</strong>bamos reconocer día tras<br />

día nuestra <strong>de</strong>bilidad y nuestra insufici<strong>en</strong>cia.<br />

continuará (...)<br />

Número 27 | 234<br />

P. Giovanni Salerno<br />

"Debemos realizar<br />

con esmero <strong>en</strong><br />

nuestra vida esta<br />

conversión continua<br />

<strong>de</strong>l corazón y buscar<br />

a Dios <strong>en</strong> cada<br />

acontecimi<strong>en</strong>to".


NOTICIAS DESDE NUESTRAS CASAS<br />

Des<strong>de</strong> <strong>los</strong> inicios <strong>de</strong>l Movimi<strong>en</strong>to, cuando <strong>los</strong><br />

indíg<strong>en</strong>as <strong>de</strong>jaban sus niños al Padre Giovanni por el<br />

miedo constante <strong>de</strong> que a estos niños se <strong>los</strong> llevarán<br />

a la selva peruana para v<strong>en</strong><strong>de</strong>r<strong>los</strong> como esclavos,<br />

Dios inspiró al Padre abrir un Hogar para <strong>los</strong> niños<br />

más <strong>de</strong>sfavorecidos, el Hogar lo pondría bajo la<br />

intercesión <strong>de</strong> San Tarsicio, el niño mártir <strong>de</strong>l siglo III<br />

que daría su vida por la Eucaristía.<br />

La labor <strong>de</strong>l internado San Tarsicio no es una mera<br />

labor social que se <strong>de</strong>dique s<strong>en</strong>cillam<strong>en</strong>te a la<br />

alim<strong>en</strong>tación, vestido y vivi<strong>en</strong>da <strong>de</strong> <strong>los</strong> niños, sino<br />

que se exti<strong>en</strong><strong>de</strong> a sembrar <strong>en</strong> sus almas el amor por<br />

el Evangelio. Si<strong>en</strong>do nuestra prioridad la salvación <strong>de</strong><br />

sus almas les com<strong>en</strong>tamos con alegría que durante<br />

este mes hemos t<strong>en</strong>ido 14 bautizos <strong>de</strong> nuestros<br />

pequeños. Los <strong>en</strong>com<strong>en</strong>damos a vuestras oraciones.<br />

Las Hermanas "Misioneras Siervas <strong>de</strong> <strong>los</strong> <strong>Pobres</strong>" se<br />

<strong>de</strong>dican diariam<strong>en</strong>te al cuidado <strong>de</strong> <strong>los</strong> niños y las<br />

niñas más pobres. Por un lado, van a <strong>los</strong> pueb<strong>los</strong> más<br />

alejados a evangelizar a tantas personas que lo<br />

necesitan, y al mismo tiempo, son consci<strong>en</strong>tes que a<br />

esta labor <strong>de</strong>l anuncio le <strong>de</strong>be seguir la <strong>de</strong> la<br />

educación.<br />

Por muy fructífera que sea una misión, sin el<br />

seguimi<strong>en</strong>to personalizado ya sea <strong>en</strong> el ámbito<br />

educativo, religioso, familiar o moral tal misión<br />

kerygmática no daría fruto.<br />

Les invitamos a visitar esta bella obra que realizan las<br />

"Misioneras Siervas <strong>de</strong> <strong>los</strong> <strong>Pobres</strong>" <strong>en</strong>tregando e<br />

inmolando día a día sus vidas.


S.O.S<br />

Si eres un chico o una chica, o un matrimonio, o si <strong>de</strong>s<strong>de</strong> tu país<br />

<strong>de</strong>seas formar un grupo <strong>de</strong> apoyo o ser un oblato. Dios te llama<br />

no apagues la llama y dile sí a Cristo


NECESITAMOS<br />

DE TU<br />

ORACIÓN<br />

LA AYUDA MÁS<br />

IMPORTANTE<br />

PARA LOS<br />

MISIONEROS, ES<br />

TU ORACIÓN<br />

SI DESEAS PUEDES AYUDARNOS TAMBIÉN<br />

MATERIALMENTE<br />

WWW.MSPTM.COM

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!