Views
1 year ago

Edición 26 de Septiembre de 2016

  • Text
  • Salvador
  • Diario
  • Septiembre
  • Latino
  • Lunes
  • Foto
  • Registro
  • Propiedad
  • Departamento
  • Gobierno

Edición 26 de Septiembre de

N o 6299 del Año CXXV del Segundo Centenario El Salvador, Lunes 26 de Septiembre de 2016 Tras 54 años de guerra 125 AÑOS INFORMÁNDOTE CON CREDIBILIDAD www.diariocolatino.com facebook.com/diariocolatinoderl @DiarioCoLatino ¢2.19 ###COLUMNCONTENT###.25 Colombia sella la paz con FARC El Presidente Salvador Sánchez Cerén recibido en Cartagena de Indias, Colombia, para participar como testigo en la firma del Acuerdo de Paz de dicha nación, que se realizará esta tarde. La firma de la paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia pone fin al enfrentamiento armado que duró más de 50 años. Foto Diario Co Latino Carnet 84 da la Bienvenida al Rey de los Bosques: El Amate Pág. 8 Juan Rojas y Victor Ramírez, guías espirituales de la Alcaldía del Común de Izalco, plantan el acodo del nuevo Amate en la Plaza Salvador Allende, frente a la Facultad de Medicina de la Universidad de El Salvador. El vástago de dicho árbol proviene de “El Llanito” lugar sagrado para la Comunidad Indígena Izalqueña. Foto Diario Co Latino / Ludwin Vanegas SÍMBOLOS PATRIOS Pág. 10 Historia del Himno Nacional de El Salvador Parte 2 ste no fue, sin embargo, el Primer Himno Nacional que tuvo EEl Salvador. El primero fue compuesto, entre septiembre y octubre de 1866, por el Doctor Tomas M. Muñoz, quien hizo la letra, y por el compositor don Rafael Orozco, a la sazón Director de la Banda Militar quien hizo la música. El Himno fue dedicado al Presidente de aquel entonces, Doctor Francisco Dueñas, quien lo declaró, con fecha 8 de octubre de aquel año, “Himno Nacional”, siendo cantado y ejecutado oficialmente el 24 de enero de 1867, a la hora de la retreta, frente a la residencia oficial del mandatario. Pero este Himno, compuesto expresamente para adular a un gobernante, tuvo vida efímera y al dejar la presidencia el Doctor Dueñas, no se volvió a cantar ni a ejecutar en ninguna parte. Mas come se hacía necesario un canto patrio, fue así como el Presidente Zaldívar pidió a los artistas Aberle y Cañas que compusieran el canto patriótico que estaba. El Himno se popularizo muy pronto, y fue reconocido corno uno de los cantos patrióticos más bellos e inspirados hasta entonces conocidos. Pero, por una ironía del destino, el gobernante en cuya administración se estrenó, se le olvidó declararlo “Himno Nacional” para que pasara a la categoría de Símbolo Patrio, y Se adoptó por el pueblo, sin declaratoria oficial alguna. A la llegada al poder, en junio de 1890, del General Carlos Ezeta, el Himno Nacional de Cañas y Aberle se dejó cantar y aquel gobernante encomendó al músico italiano Césare Giorgi-Vélez, la composición de un Himno Guerrero, que exaltara el ánimo popular. Así nació el canto conocido con el nombre de “EL SAL- VADOR LIBRE”, reconocido oficialmente como Himno Nacional por Decreto de 8 de junio de 1891. Pero como ocurriera 20 años a la caída del gobierno de Ezeta nadie volvió a cantar el Himno Nacional, el compuesto por el maestro Aberle y el poeta Cañas. Y Se siguió considerando, por tradición, como Himno Nacional, aquel que no fue consagrado por determinación oficial. Así llegó hasta el año de 1953, en que un diario salvadoreño presentó dudas sobre la “situación legal” del Himno, dudas que provocaron una interesante polémica, de la que se sacó en conclusión que efectivamente, el Himno conocido por nacional, no tenía el consenso oficial, por lo que intervino la Academia Salvadoreña de la Historia, para que fuera subsanado aquel olvido.

Archivo

Archivos de 2018

Archivos 2016