Views
7 months ago

Revista iCruceros n 37

  • Text
  • Javiergutierrez
  • Silviasanabria
  • Monicaregueiro
  • Principiantes
  • Martapoveda
  • Lauraferrer
  • Cerezuela
  • Oceania
  • Princesscruises
  • Cruises
  • Cruceros
  • Lupecartie
  • Susanahornos
  • Sergioperismencheta
  • Icruceros
  • Teatro
  • Norwegian
  • Mundo
  • Revista

pasar unas horas en su

pasar unas horas en su zoco más famoso y grande, el Jan el-Jalili. Es aquí donde debes comenzar a caminar por sus estrechas callejuelas sin prisa, con calma. Actualmente existen alrededor de 900 puestos, así como restaurantes y cafés. En tu caminata encontrarás el callejón de las especias, el del oro, la plata, telas y alfombras, papiros y vasijas y un sinfín de souvenirs pensados para el turista. NO PUEDES MARCHARTE DE EL CAIRO SIN PASAR UNAS HORAS EN SU ZOCO MÁS FAMOSO Y GRANDE, EL JAN EL-JALILI Prepárate para regatear y ¡suerte! Al terminar, te aconsejo que repongas fuerzas en el café Al Fishawy, el más antiguo de El Cairo fundado en 1773 y en el que el ganador del premio Nobel de Literatura, Naguib Mahfouz, pasó incontables horas. Prueba un café egipcio y acompáñalo de una shisa. Ya sabes; donde fueres, haz lo que vieres. Y si quieres conocer un lugar insólito y único, te animo a que te adentres en la llamada Ciudad de los Muertos o El´arafa. Si estás pensando que es un cementerio al uso, te equivocas. Lo que comenzó siglos atrás como un lugar donde se daba sepultura a los nobles se ha convertido en un barrio más de El Cairo. Un espacio donde conviven vivos y muertos, algunos de los primeros orgullosos de compartir alojamiento con las sepulturas de sus familiares, pero que en el fondo se han visto obligados a sobrevivir así por motivos económicos. Este extenso “barrio” cuenta con aproxi- 56 icruceros 2021

El Cairo madamente 7 kilómetros cuadrados donde se extienden las viviendas con patios de arena que en realidad son antiguas tumbas. Sin electricidad ni agua corriente, algunas viviendas son opulentos panteones con tumbas en el interior de lo que actualmente se han convertido en habitaciones. No te extrañe ver algunas cafeterías y tiendas. Para visitarla, un taxi te puede hacer las veces de guía, mejor no apearse de él y simplemente ser un mero espectador. Hablando de taxis. No te sorprendas por el estado de los coches en la mayoría de las ocasiones, y desde luego tampoco lo hagas cuando como pasajero veas que toman las rotondas al revés, circulan por carriles contrarios o sortean a los viandantes que cruzan por mitad de la carretera, pues no existen casi los pasos de peatones. Es su forma de conducir, no solo de transportes públicos sino de todo tipo de vehículos. No hay leyes de circulación, o al menos no las cumplen. ¡Bienvenido a El Cairo! Y para templar los nervios nada mejor que acabar la jornada con un exquisito té acompañado de unos dulces. Te recomiendo el famoso Café Groppi, -ubicado en la esquina de Talaat Harb y Qasr El Nil, dos de las calles más importantes de la ciudad- que desde 1892 se convirtió en el emplazamiento más popular para ver y ser visto. Un lugar donde la historia y la nostalgia se dan la mano. Con un diseño art déco y delicados mosaicos en su entrada, fue fundado originalmente como un salón de té y hoy en día se ha convertido en todo un monumento histórico. Es imposible condensar la historia milenaria de esta urbe en un artículo, tampoco en varias visitas, pues El Cairo es casi más un país que una ciudad. Pero en palabras del poeta francés Gerard de Nerval: “No me arrepentía de haberme establecido durante algún tiempo en El Cairo y de haberme hecho un habitante de esa ciudad, la cual es la única forma sin duda alguna de comprenderla y amarla”. 57 icruceros 2021