Views
7 months ago

Revista iCruceros n 37

  • Text
  • Javiergutierrez
  • Silviasanabria
  • Monicaregueiro
  • Principiantes
  • Martapoveda
  • Lauraferrer
  • Cerezuela
  • Oceania
  • Princesscruises
  • Cruises
  • Cruceros
  • Lupecartie
  • Susanahornos
  • Sergioperismencheta
  • Icruceros
  • Teatro
  • Norwegian
  • Mundo
  • Revista

88 icruceros

88 icruceros 2021

en sacrificio decidieron huir juntos. La ira se apoderó de Boi y de un fortísimo golpe con su enorme cola de serpiente, partió el río en trozos dando paso a las cataratas que hoy en día conocemos. Boi se quedó agazapada en el fondo de la más profunda de las simas, en la llamada `Garganta del Diablo´ al acecho de los arco iris que según nos cuenta la leyenda son Naipí y Tarobá besándose y proclamando su eterno amor. Qué bonito, ¿verdad? los guaraníes siguen contando esta historia siempre que tienen ocasión. Doy fe. Cierto es que como escenario natural no tiene precio. Volver a ver la oscarizada película británica `La Misión´ para dejarse embaucar por la música de Morricone y la bella atmósfera que se logra crear, nos lleva una y otra vez hasta estas cataratas misioneras. Algo de magia sí que deben tener estos torrentes de agua siempre rodeados de una mística neblina. Volvamos a la realidad. Para recorrer este espacio podremos ir por libre o en alguna de las numerosas excursiones que se ofertan. Llegaremos en un pequeño y ecológico tren de madera desde el Centro de Visitantes y una vez allí las diferentes opciones nos harán recrearnos y disfrutar del selvático lugar. El paseo por el parque está bien ideado con pasarelas para salvar el caudal. También podemos optar por embarcarnos en una de las lanchas que hay bajo algunos de los saltos, caminar por senderos a diferentes niveles o incluso en helicóptero para una perspectiva más general. Se puede optar por alguna visita nocturna a la luz de la luna. Caminar por una de estas pasarelas, oír el rugido ensordecedor del agua que va en aumento y lograr llegar hasta unos escasos 50 metros de la Garganta del Diablo, es sin ninguna duda la mejor experiencia de este viaje. Ochenta metros de caída libre provocan una energía impactante en este espectáculo de salto. Las fotografías se multiplican desde todos los ángulos y resulta tan infinitamente grandioso que no hay imagen que lo avale. Hay que notar el agua salpicándolo todo y sentir el sonido de la selva inundando el ambiente. ¡Qué emoción al intuir lo insignificante que resulta el ser humano ante tanta grandeza! 89 icruceros 2021