REVISTA EN CONCRETO JULIO AGOSTO 2020

  • Concreto
  • Seguridad
  • Ciudad
  • Salud
  • Proyectos
  • Trabajadores
  • Socios
  • Empresas
  • Obras
  • Regional
  • Presidente

Para varios expertos, la

Para varios expertos, la densidad no es sinónimo de mayores contagios. Sin embargo, hay una relación más directa entre hacinamiento y propagación del Covid-19.

afondo Ciudades del Futuro UNA OPORTUNIDAD PARA REPENSAR LAS GRANDES URBES MÁS DEL 95% DE LOS CASOS DE COVID-19 A NIVEL MUNDIAL HAN SIDO REPORTADOS EN CIUDADES, LO QUE HA LLEVADO A LOS ESPECIALISTAS A CUESTIONARSE CÓMO DEBIERAN SER ORGANIZADAS EN EL FUTURO PARA EVITAR CONTAGIOS Y MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS. MIENTRAS ALGUNOS SEÑALAN QUE ESTA PANDEMIA MARCARÁ EL FIN DE LAS MEGA URBES, OTROS DEFIENDEN LA DENSIDAD Y LOS BENEFICIOS QUE PROVEEN. Por Ximena Greene_Fotos Vivi Peláez La propagación del Covid-19 ha hecho que varios expertos, tanto en Chile como en el resto del mundo, cuestionen el diseño y la configuración de las grandes urbes, su alta densidad y el uso del transporte público. Varias se han erigido como los principales focos de contagio del nuevo Coronavirus, dejando en evidencia a los barrios más vulnerables, con altos grados de hacinamiento y poca capacidad de respuesta frente al confinamiento o las cuarentenas. Por ejemplo, en Nueva York las zonas residenciales y más densas de Manhattan han presentado pocos casos de Covid-19 en contraste con los barrios de clase media baja y baja del Bronx y Queens, los cuales han sido altamente afectados. Una situación similar ha ocurrido en algunas ciudades de países en vías de desarrollo, como Chile, donde la pandemia ha tenido mayor impacto en los barrios marginales que presentan una alta ocupación por habitación. “El coronavirus ha subrayado, y en algunos casos ha exacerbado, las inequidades preexistentes en las ciudades”, afirma Jennifer Keesmaat, urbanista canadiense que se desempeñó durante siete años como la planificadora jefa de la ciudad de Toronto. Sin embargo, agrega, “lo importante es no confundir densidad con hacinamiento”. Para esta experta, si bien gran parte de la atención de los medios de comunicación se ha centrado en la densidad como causa de los brotes de Covid-19, la realidad es que varias de las ciudades más densas del mundo han podido lidiar con el Coronavirus con bastante éxito. Hong Kong, Seúl, Singapur y Taipéi, entre otras, han visto muchas menos infecciones y muertes que otras ciudades menos concentradas. Seúl, por ejemplo, tiene una población metropolitana de más de 25 millones, pero ha reportado solo 1.132 casos y 4 muertes por Coronavirus. En ese mismo punto concuerda el arquitecto y decano del Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello, Ricardo Abuauad, quien señala que el Coronavirus y las cuarentenas forzadas pusieron en evidencia la importancia de separar los dos conceptos, densidad y hacinamiento. El primero, afirma, no tiene una relación directa incuestionable con los lugares de más contagio, pero el segundo sí. “El problema está en el tipo de densidad. Lo que vemos en los sectores de más contagios de Santiago es una densidad precaria, mal servida, con bajos estándares, con viviendas de mala calidad, demasiado pequeñas y sobrepobladas. Este conjunto 11

© 2020 by Yumpu