Views
1 week ago

REVISTA EN CONCRETO OCTUBRE 2021

  • Text
  • Octubre
  • Concreto
  • Revista
  • Infraestructura
  • Presidente
  • Desarrollo
  • Transporte
  • Empresas
  • Chile
  • Mujeres
  • Proyectos
  • Edificio
  • Obras

SU LABOR SE basa en usar

SU LABOR SE basa en usar herramientas y técnicas tradicionales. Lo suyo es el trabajo manual, dedicado, detallista y hecho con maderas nobles: lingue, coigüe, laurel, ciprés y pellín. está fabricando mesas, sillas, los pastelones que irán en el suelo y hasta las escaleras que suben al segundo piso. Las materias primas con las que trabaja son almacenadas en una bodega en Panquehue, en un terreno de su jefe, al que llegan vigas y otros insumos. “En la restauración uno tiene el objeto, lo limpia y hay que dejarlo igual que el original. En cambio, el armar todo el asunto desde cero es otro sentir. A uno le dan la idea, pero no le dicen cómo hacerla”, comenta. Tras sus anteojos transparentes, su cuerpo fornido sostiene un serrucho y corta una tabla. Un trozo cae al suelo. Detrás de su delantal, lleva puesta una polera negra. Ahí figuran bordadas dos palabras que lo identifican plenamente: Baco en rojo y Mao en blanco. ¿Cuál será el futuro de su oficio? Confiesa que es difícil encontrar gente interesada en la elaboración y restauración de muebles. “No soy vanidoso de lo que sé. Me gusta enseñar, sobre todo al que quiera aprender. Aunque a muchos no les gusta esto, porque es muy sucio. No les gusta el polvo”, finaliza. 46 2#octubre.indd 46 18-11-21 12:40

obituario JULIO MAGRI EL ADIÓS DE UN VIEJO ALERCE A los 100 años falleció Julio Magri, el socio más longevo de la CChC, institución a la que estuvo vinculado por más de seis décadas. Su obra como constructor fue tan prolífera como su vida. Conformó junto a su esposa Flor Varela Santa María una familia de tres hijos (Julio, Eduardo y Flor), seis nietos y 10 bisnietos. A lo largo de los últimos 75 años construyó alrededor de 100 mil viviendas en distintas partes del país. En tanto, en la CChC participó en la Comisión de Protección del Medio Ambiente desde su fundación y tuvo un importante rol en la formación del Comité de Vivienda de la CChC. Nacido en Punta Arenas y el mayor de cinco hermanos, se fue a vivir a Santiago en 1939 para estudiar Ingeniería Civil en la Universidad de Chile. Tras egresar de la carrera, en 1947 empezó a trabajar como ingeniero en la Caja de la Habitación Popular, el órgano estatal encargado de desarrollar los programas de viviendas sociales, que más tarde pasó a llamarse Corporación de la Vivienda (CORVI). Tras nueve años dedicados a la vivienda pública, en 1956 formó la Constructora Magri y Hepner Ltda., en conjunto con Klaus Hepner, constructor civil y montañista, con quien se hizo contratista del sistema. Durante casi 25 años realizó una gran cantidad de proyectos como Juanita Aguirre en Conchalí, El Despertar en Maipú, Hualpencillo y Denavi Sur en Talcahuano, Villa San Pedro de La Paz y Laguna Redonda en Concepción y Santa Corina en Barrancas, entre otras. En 1979, la Constructora Magri y Hepner Ltda. dio origen a dos nuevas empresas: las constructoras Hepner y Muñoz y Magri y Figueroa Ltda. En paralelo, a mediados de la década del setenta, ejerció como vicepresidente ejecutivo de la Corporación de Mejoramiento Urbano (CORMU), una institución que fue fundada para renovar las áreas deterioradas de las ciudades. Al momento de fallecer, se mantenía como Consejero Nacional Vitalicio de la CChC y miembro del Grupo Alerce. “La Cámara Chilena de la Construcción es una institución muy importante, eficiente y con una gran labor social. Es un ejemplo de cómo una organización particular maneja mejor los recursos que una institución fiscal”, decía Julio Magri sobre la entidad gremial. Fue justamente el Grupo Alerce el que organizó un homenaje con motivo de su centenario en noviembre de 2020. “Significa un gran honor para la CChC y sus socios contar con su amplia experiencia y participación en el gremio, demostrada a lo largo de estos años”, afirmaba en aquella oportunidad el presidente de la CChC, Antonio Errázuriz. “Me alegro de haber conocido a don Julio, tenerlo de socio y disfrutar de su sabiduría, trayectoria y su visión siempre optimista y de largo plazo. Un honor tenerlo de amigo”, decía en la misma oportunidad Fernando García-Huidobro, director y gerente general de Inarco, de la cual Julio Magri era inversionista desde 1990. 47 2#octubre.indd 47 08-11-21 16:43

© 2020 by Yumpu