REVISTA-DIGITAL-DATO-AVISOS-LA FLORIDA-SEPTIEMBRE-2021

  • Descarguen
  • Usuarios
  • Nuevos
  • Comuna
  • Primera
  • Compra
  • Sustentable
  • Descuento
  • Despacho
  • Gratis

DATO

DATO MES VIÑAS LA CALIDAD DEL VINO CHILENO Vino de Chile El vino de Chile se produce regularmente desde el siglo XIX. Sin embargo, su calidad ha venido en aumento a partir de las últimas décadas del siglo XX, con la apertura de los lazos comerciales entre las compañías vinícolas locales y los enólogos y viñedos franceses y estadounidenses. Desde entonces, varios vinos chilenos han escalado posiciones hasta situarse entre los mejores del mundo. Ejemplo de aquello es la producción del galardonado mejor cabernet. La industria vitivinícola chilena se posiciona como la duodécima productora mundial y lidera como la primera exportadora de América y el hemisferio sur, siendo la cuarta a nivel mundial. Los viñedos en Chile más reconocidos se concentran en la zona centro del país: Valle de Limarí, Maipo, Maule, Curicó, Rapel, Aconcagua, Colchagua y la más reciente Casablanca para vinos blancos. Se cultivan principalmente variedades de uvas francesas, refinando los ensambles y las técnicas de maduración con muy buenos resultados. Desde su instauración en 2015, el Día Nacional del Vino se ha celebrado en el país cada 4 de septiembre. CLASIFICACIÓN DE LOS VINOS Según lo estipulado por el decreto 464 de 1995 del Ministerio de Agricultura, que estableció la zonificación vitícola del país y fijó las normas para su utilización, los vinos chilenos se clasifican en tres categorías: los vinos con denominación de origen, los vinos sin denominación de origen y los vinos de mesa, obtenidos a partir de uva de mesa. De acuerdo a su categoría, las etiquetas pueden mostrar menciones de zonificación, cepaje, año de cosecha y la expresión embotellado en (origen). La zonificación distingue seis grandes regiones vitícolas —Atacama, Coquimbo, Aconcagua, Valle Central, Sur y Austral, que a su vez se dividen en subregiones, zonas y áreas menores, pudiendo los vinos mostrar la denominación relevante siempre que al menos un 75 % de la uva utilizada para su elaboración proceda del lugar indicado. Además, los vinos con denominación de origen pueden indicar el cepaje con que son producidos cuando este no sea inferior al 75 % y el año de cosecha bajo las mismas condiciones. El vino chileno se ha caracterizado por una calidad excelente y constante, a un precio razonable, lo que lo ha posicionado como uno de los países vitivinícolas del nuevo mundo por excelencia. La incorporación de tecnología ha permitido mejorar la calidad año tras año, lo que se ha traducido en mayores precios en el mercado internacional. Un factor determinante en la calidad del vino chileno es el clima mediterráneo, con estaciones bien marcadas, veranos secos, cálidos y con grandes variaciones de temperaturas entre el día y la noche, que puede alcanzar hasta 20 °C de diferencia. Los vinos blancos son descritos como frescos, fáciles de beber, frutosos y de adecuado equilibrio azúcar-acidez. En tanto los vinos tintos chilenos se distinguen por su color y su cuerpo. El Cabernet Sauvignon chileno sigue siendo destacado y valorado, aunque nuevas cepas como el Syrah y el Carménère ganan terreno. TURISMO Debido al auge de la empresa vitivinícola en el país, en 1996 se formó en Santa Cruz, bajo la iniciativa de distintos empresarios vitivinícolas, «la Ruta del vino» con la idea de organizar y centralizar la operación del turismo en torno al vino. De hecho este valle fue considerado en 2011 como el segundo mejor destino vitivinícola del mundo después de la región de Alsacia (Francia), según la revista estadounidense Shermans Travel. La Ruta del vino ofrece excursiones de día completo o de medio día por las viñas del valle de Colchagua. Debido al éxito que ha tenido esta Ruta del vino de Colchagua, otros valles productores de vino han imitado la iniciativa, por lo que actualmente existen varias Rutas del vino en el país. En el último tiempo, las numerosas viñas chilenas han dado una mayor connotación al enoturismo. Esta clase de turismo busca dar mayor reconocimiento a la marca de una viña a través de actividades de catas de vinos, recorrido de las plantaciones e instalaciones, para que de esta manera los turistas puedan conocer todo el proceso de producción del vino chileno. Otras actividades que atraen al turista son las diferentes fiestas de la vendimia que se desarrollan en las distintas ciudades de Chile, relacionadas con la vinicultura, estas fiestas de celebración de la cosecha de la uva, muestran algunas tradiciones del campo chileno, y se realizan generalmente en marzo y abril. 18 19

Síguenos en las redes sociales