Views
1 year ago

Verdespertar

LA VERDAD MAQUILLADA

LA VERDAD MAQUILLADA SOBRE LA POBREZA EN MÉXICO. La manera de medir la pobreza en México, es mediante la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares que ha realizado el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) cada dos años desde 1992. Desgraciadamente, estas encuestas suelen mostrar un grado mucho menor de pobreza del que existe realmente. Para empezar, el Consejo Nacional de Evaluación Política de Desarrollo Social (CONEVAL), tiene ocho indicadores. Éstos miden los ingresos económicos que tiene la población, la calidad y cantidad de alimentación que reciben diariamente, si se tiene acceso a los servicios públicos de salud y a los servicios de seguridad social, si las viviendas cuentan con los servicios básicos requeridos, la calidad y los espacios de la vivienda, y finalmente, el grado de cohesión social. Sin embargo, su manera de determinar si alguien es pobre, es con umbrales muy bajos. Es decir, para considerar pobre a una persona, ésta debe carecer de todos los servicios que mencionan los ocho indicadores. Si alguien carece de ingresos, pero no tiene carencia social, entonces no es pobre, es “vulnerable”. Esto hace que los resultados se dividan en tres: Pobre, vulnerable por carencia social, o vulnerable por ingresos económicos. Otra de las razones de que no se detecte la pobreza real de la nación, es porque nunca se le va a aplicar alguna de estas encuestas a los personajes más ricos de México, lo que impide que pueda existir una comparación real entre quienes tienen más y menos capital. Además, por lo general las personas que tienen más dinero, declaran una menor cantidad de ingresos, probablemente por miedo. La seguridad en el país no es la mejor, como bien es sabido.

Las encuestas y los resultados se presentan de esta manera, por razones políticas. Para un gobierno es muy difícil admitir que la mayoría de su población es pobre, y que debe emplear acciones para cambiarlo, como reducir los sueldos de los integrantes de éste (el gobierno), o emplear de una manera distinta el capital que se reúne del pueblo. El economista y periodista Julio Boltvinik Kalinka, se ha encargado de crear alternativas al método oficial de medición de pobreza. Éste además de incluir los indicadores de ingresos, incluye la pobreza de tiempo; es decir, la falta de tiempo para dar o recibir educación, para el cuidado de algún miembro de la familia que lo requiera, para trabajar, etcétera. Los resultados obtenidos son muy diferentes a los del CONEVAL; es como si sumáramos a la población vulnerable y a la población sí considerada pobre. Reconocer que este país es mayormente pobre, requiere una gran cantidad de cambios en el sistema político.

EL SERVIDOR N° 19 – Año 2005 - Fundación Lucis
Velís
Revista de Derecho Ambiental CDA N° 1 (2003)
aquí - ICC México
¿Por qué adoptar un enfoque de ciclo de vida? - United Nations ...
Cultura Ecológica Manual - Tebaev
PRELIMINARES MANEJO 1-18 - L'Era
Filosofía, Ética y Medio Ambiente
EQUIPO_2
Avanzar pensando en el medio ambiente - Ohl
PROGRAMA AGENDA 21 def