Views
8 months ago

procesolibrocambios

CIUDAD LEJANA Me

CIUDAD LEJANA Me estremece en octubre el rostro de una madre triste que contempla a su hijo enfermo muriendo inexorablemente. Yo en cambio a veces me acuesto abatido por todo lo que fluye de la ciudad lejana hacia las venas del olvido ¿De dónde vienes, mujer doliente? ¿Se dormirá, por fin tu niño? Ambos somos un solo trazo naciendo en la palabra traspasados por el acero por el acertijo lúgubre que cierra las puertas del amanecer. 42

CIUDAD EXTRAÑA El dolor es una ciudad extraña que atravesamos todos así hombres o quimeras vagan bajo su egida trazando senderos encriptados rompiendo las murallas de la inocencia calcinando el deseo en esa ciudad nos convertimos en tablillas de barro infestadas de ideogramas en manos que rebozan tatuajes danzantes fugitivos del sueño caídos de la vida procurando escapar del laberinto. 43