El expresionismo abstracto y el informalismo. La abstracción ...

maestrojuandeavila.es

El expresionismo abstracto y el informalismo. La abstracción ...

TEMA 29. El expresionismo abstracto y el informalismo. La abstracción

pospictórica y el minimal art. El pop art. El hiperrealismo. Últimas

tendencias

ESQUEMA:

1. Introducción.

2. El expresionismo abstracto y el informalismo.

3. La abstracción pospictórica y el minimal art.

4. El pop art.

5. El hiperrealismo.

6. Últimas tendencias pictóricas.

1


TEMA 29. El expresionismo abstracto y el informalismo. La abstracción

pospictórica y el minimal art. El pop art. El hiperrealismo. Últimas

tendencias

1. Introducción. Terminada la II guerra Mundial se cierra el ciclo de las vanguardias históricas, la ruptura con

el arte tradicional se ha consumado y la crítica artística ha abierto nuevos senderos. A partir de 1945, el arte

continúa las corrientes iniciadas anteriormente, hace un revival de algunas de ellas y aporta nuevas ideas en

relacionadas con la nueva sociedad tecnológica que se ha gestado.

El mercado artístico se va a convertir en un elemento determinante del valor económico de la obra de arte.

Del mismo modo, la crítica artística es un elemento propagandístico de galerías y autores, al tiempo que

marca modas y tendencias. El arte adquiere un valor de cambio, se atesora y se aleja progresivamente de la

capacidad estética y de la sensibilidad colectiva, ya que sus mensajes son personalistas e individualistas. La

libertad de creación y de acción provoca la aparición de artistas y movimientos con producción ingente, no

habiendo perspectiva temporal para valorarla, con lo cual la crítica agudiza la valoración particular, pero en

función de un valor de cambio, no estético. Se da valor a la expresividad del creador, a su libre proyección

psicológica, a su impacto y originalidad, pero no hay tiempo para asimilar su impacto en el mundo del arte.

Las obras adquieren unos tamaños colosales, técnicas ricas y variadas. Unas veces, la velocidad de

ejecución, el impulso irracional, produce pinturas gestuales, y otras, manchas de color serenas, silenciosas,

espirituales.

Es una pintura de difícil comprensión; el objeto representado ha desaparecido. Los materiales tradicionales

se sustituyen por otros como serrín, telas, arena, vidrio, etc.…

Más compleja aún, una segunda oleada se abre camino como un abanico de múltiples posibilidades que

hace difícil el análisis de la obra de arte.

2. El expresionismo abstracto y el informalismo. A causa de la guerra, los grandes centros artísticos europeos

se trasladan a Estados Unidos, donde los grandes magnates de la industria se van a convertir en mecenas del

arte y a formar una sociedad moderna sin tradiciones que la obstaculicen. Van a dirigir la cultura como los

grandes negocios, fundan Universidades, museos, fundaciones,… La influencia europea se va a dejar sentir

gracias a la emigración debida a la guerra.

En Nueva York va a surgir, merced la influencia de dos inmigrantes: Arshile Gorki y William de Kooning, la

corriente denominada expresionismo abstracto, conocido también como Escuela de Nueva York, que

dominó durante la década de los 50.

Los artistas del expresionismo abstracto se sirvieron de la pintura para liberar emociones y estados de

ánimo, normalmente extremos: rabia, angustia, crispación,…, a menudo en grandes formatos. Dentro del

movimiento, pueden distinguirse dos corrientes:

Action Painting. Pintura de acción, más gestual y expresiva.

2


TEMA 29. El expresionismo abstracto y el informalismo. La abstracción

pospictórica y el minimal art. El pop art. El hiperrealismo. Últimas

tendencias

Color Field Painting. Pintura de superficies de color que, algunos, consideran un estilo

independiente.

De la primera de las corrientes, la figura más representativa es Jason Pollock (1922 – 1956). Formado en la Escuela

de Artes de Los Ángeles, se trasladó a Nueva York donde estudió con Benton. Muy influenciado por los europeos:

Cezanne, Picasso, Kandinsky, es conocedor de la obra de los muralistas americanos como Rivera. En su primera etapa

realiza algunas obras de gran formato para el New Deal de Roosevelt.

Desde 1940 compone grandes lienzos en forma continua, con gran rapidez. El tema siempre es abstracto, el interés

fundamental es la pintura en sí misma. Su técnica llega a salpicar sobre un lienzo blanco en el suelo “chorros” de

pintura cuyo resultado final supone la ruptura con todo tipo de proyecto inicial y los esquemas tradicionales. Cada

color desarrolla su propio ritmo y lleva a la máxima intensidad su tono singular.

El cuadro es como un conjunto de cuadros pintados en el mismo lienzo cuyos temas se entrelazan de forma vigorosa.

El representante genuino de la segunda corriente es Marc Rothko (1903 – 970). Desarrolla el espacio vacío sin

personas ni objetos, percibiéndose este como luz y color. Da tantas manos de pintura como considera necesarias

para llegara a crear transparencias con el color. Su intención es envolver y ambientar al espectador, abrir un espacio

en nuestra imaginación a través de sus espacios organizados en formas geométricas de manchas de color. Las lisas

superficies parecen emanar un sereno silencio, este espacio es como una morada del espíritu desde el cual no se

divisa nada.

En Europa, tras la reconstrucción, se intentó la recomposición de la unidad cultural europea. La crisis del arte,

paralela a la crisis de valores históricos, se manifiesta en tres etapas: la primera, se corresponde con la recuperación

de las vanguardias con el fin de unir y reavivar los temas tratados por ellas. Esta etapa responde a los residuos de

esperanzas revolucionarias europeas. La segunda, influida por el existencialismo, responde a la frustración de las

esperanzas revolucionarias abocadas por una vuelta al conservadurismo político y, finalmente, en la tercera, se

acaba por reconocer la hegemonía cultural americana y la inmersión del arte en la tecnología y la cultura de masas, y

responde al control de todos los aspectos del mundo europeo por el imperialismo americano.

Surge, así, la tendencia informalista, paralela al expresionismo abstracto norteamericano. La atmósfera de posguerra

y el existencialismo provocan un movimiento de tristeza, con una técnica basada en la velocidad y la violencia de

ejecución.

Los pintores constituyen grupos efímeros, como el “Grupo Cobra” (1948-1951), que toma su nombre de las ciudades

de origen de cada uno de los pintores: Copenhagen, Bruselas, Ámsterdam.

En España surgen los grupos más significativos de nuestra vanguardia. En Barcelona, “Dau al Set” (1948), integrado,

entre otros por Antoni Tapies, Cuixart, Ponç, Tharrats, y en Madrid, el grupo “El Paso” (1957 – 1960), constituido por

Antonio Saura, Rafael Canogar y Manuel Millares, entre los más destacados. Ambos se plantean un objetivo vital

para la pintura española: aunar sus esfuerzos en revitalizarla y obtener mejores resultados artísticos y contestar a la

dictadura franquista.

3


TEMA 29. El expresionismo abstracto y el informalismo. La abstracción

pospictórica y el minimal art. El pop art. El hiperrealismo. Últimas

tendencias

“Dau al Set” adopta una postura doble: surrealista y existencialista, quien fundamentalmente define el estilo es

Antoni Tàpies (1923), que desarrolla desde 1950 la pintura metafísica utilizando materiales diversos en

composiciones de escasas referencias figurativas, con gamas cromáticas oscuras. Sus obras son signos conceptuales

de un gesto exasperado frente a la trayectoria de la vida política del país, y adquieren un aire combativo y de

compromiso social.

Su evolución posterior se acerca a los pintores del arte povera y del arte conceptual.

Del “Grupo El paso”, los pintores más activos fueron Manuel Millares y Antonio Saura, quienes fueron los

promotores del grupo.

Antonio Saura (1930 - 1998), interesado por el tenebrismo barroco, Picasso y Miró, elabora una obra gestual con

ecos figurativos, austera, dramática y, en ocasiones, desgarrada; su “Crucifixión” recuerda a las pinturas negras de

Goya.

Manuel Millares (1926 – 1972), pintor matérico, utiliza como Tàpies arpilleras, trapos, látex y fundamentalmente

pigmentos blancos, rojos y negros, construyendo sus “Homúnculos” para expresar, de forma trágica su sentimiento

por una humanidad desgarrada.

3. La abstracción pospictórica y el minimal art. Como reacción al expresionismo abstracto surge un

movimiento que se denomina abstracción pospictórica, puesto que no vuelve a la figuración y rechaza las

cualidades “pictóricas” que reflejan la personalidad del autor, como puede ser la pincelada.

Para estos artistas la pintura debe ser impersonal y quedar reducida a superficies de colores claramente

definidas, sin modulaciones ni marcas de la acción o del pintor.

La figura más representativa es el estadounidense Frank Stella. Para él el cuadro era una superficie plana con

pintura, un mero objeto físico donde solo hay lo que se ve.

El término Minimal art lo acuñó el filósofo Richard Wolheim en un artículo publicado en 1965, para referirse

a un conjunto variado de obras entre las que estaban algunas de Marcel Duchamp. Pero acabó designando a

un determinado tipo de realizaciones aparecidas en Estados Unidos desde mediados de los 60 y en la década

de los 70.

Se trata, fundamentalmente, de una tendencia escultórica, aunque también hay pinturas, que constan de un

reducido número de elementos de formas simples y austeras, sin otro significado que el de su propia

realidad material. Casi siempre son objetos prefabricados., por lo que la intervención del autor suele

limitarse al montaje y a la elección del espacio.

El artista más representativo es Carl André, que utiliza elementos prefabricados, como ladrillos, bloques de

cemento, piezas de madera o de latón, etc. en estructura de hormigón.

4. El Pop art. Terminada la II Guerra Mundial, la reactivación económica de los años 60 trajo un cambio en los

gustos estéticos, de manera que se reaccionó contra el expresionismo abstracto de los años de guerra, una

de las reacciones fue la abstracción pospictórica, la otra el pop – art, esta corriente reacciona desde la

4


TEMA 29. El expresionismo abstracto y el informalismo. La abstracción

pospictórica y el minimal art. El pop art. El hiperrealismo. Últimas

tendencias

figuración que se va a servir para sus creaciones de objetos cotidianos con técnicas de cine, publicidad,

comic, etc. Pretenden reflejar la vida urbana, mantenerse al día y convertir el arte en la vida misma, aunque

también hay una profunda crítica a la sociedad de consumo. Sus obras están llenas de cosas “super – reales”.

El autor más conocido es Andy Warhol (1930 – 1987), quien tras graduarse en Arte Comercial se instaló en

Nueva York, colaborando con diferentes publicaciones como ilustrador y publicista, en los años 60 se dedicó a la

pintura y en 1963 inauguró en Nueva York “La Factory”, un taller desde el que impulsó diferentes actividades

artísticas.

Su labor pictórica es intencionadamente superficial, despersonalizada y repetitiva, rechaza la originalidad de la

obra de arte, muchas de sus creaciones fueron reproducidas por medios mecánicos como la proyección

fotográfica o la serigrafía.

Son famosas sus series sobre el bote de sopas Campbell, las botellas de Coca Cola o el retrato de Marilyn

Monroe, de 1967.

Otros autores pop son Richard Hamilton (1922), Roy Liechtenstein (1923 -1997).

5. El hiperrealismo. La última tendencia representativa es el hiperrealismo, de origen americano y extendido

en Europa entre los años sesenta y setenta. Supone una vuelta al retrato realista y al paisaje. Usan la

fotografía como referencia, pero el acabado de la obra se hace con pintura. Por esta razón al hiperrealismo

se le denomina, también, realismo pictórico o realismo fotográfico. Entre sus figuras más destacadas se

encuentran Richard Estes (1932), famoso por sus cuadros de vistas urbanas. En España destaca la obra de

Antonio López García (1936), una de cuyas obras más conocidas es “La Gran Vía” de 1974, comenzada en ese

año, pero terminada en 1981.

6. Últimas tendencias. Desde mediados de los años 70 se aprecia un cierto agotamiento de las propuestas

artísticas debido, entre otras cosas, al ambiente de desencanto y desconfianza que se produce por el fracaso

de las propuestas culturales del mayo del 68 y otro acontecimiento como la primavera de Praga o la

deposición de Salvador Allende en Chile. Además la crisis del 73 pone en entredicho todo el sistema

capitalista.

Desde el punto de vista estético existe la sensación de que todo está indagado y de que nada queda por

descubrir. Las vanguardias han muerto, aunque eso no significa la muerte del arte, al contrario.

Por arte posmoderno entendemos los movimientos artísticos surgidos desde mediados de la década de los

70 y que se caracterizan por la libertad de creación y el eclecticismo. Se aceptan todas las propuestas sin

dogmas ni descalificaciones.

Surgen, sin embargo, corrientes de moda, que se imponen durante un tiempo y en determinado lugar. En

este sentido, se asiste, a finales de los 70 y durante los 80 al surgimiento de toda una serie de movimientos

neo, que recuperan estilos anteriores: neoexpresionismo alemán, la Transvanguardia italiana o la Nueva

Imagen norteamericana, la Neoabstracción o el neo pop.

5


TEMA 29. El expresionismo abstracto y el informalismo. La abstracción

pospictórica y el minimal art. El pop art. El hiperrealismo. Últimas

tendencias

En la actualidad podemos afirmar que el individualismo se ha impuesto sobre lo colectivo y cada artista

desarrolla un estilo propio, a partir de del abanico de posibilidades que se abrió con las vanguardias del siglo

XX.

Las nuevas tecnologías de la comunicación están teniendo una fuerte influencia sobre las nuevas corrientes

artísticas lo que está planteando una nueva situación cuyas consecuencias habrá que apreciar en el futuro.

6

More magazines by this user
Similar magazines