La Hermosa Primavera G tu eres como la hermosa primavera Llena ...

tigretonloja.webcindario.com

La Hermosa Primavera G tu eres como la hermosa primavera Llena ...

La Hermosa Primavera

G tu eres como la hermosa primavera

Llena de vida y belleza, donde las tórtolas

Vuelan por el azul cielo alrededor del colorido

Arcoiris y las flores se enriquecen de tu esencia,

Los riachuelos cobran vida, donde el venado

Baja de su escondite para poder beber de ti.

Notas al Viento

G donde el cálido sol alumbra en el hermoso cielo

E ilumina tan galante rostro, el armonioso cantar de

Los pájaros te dedican los buenos días, para contemplar

A tan angelical doncella, cuya vez es como la de un gorrión.

Cuando el día se vuelve noche, la luna pierde su brillo, las

Estrellas se desvanecen a causa de ver grandiosa mujer

Y sientes que en el viento alguien te habla, déjame decirte

Que es mi voz diciendo te quiero.

Polvo de Estrellas

Todas las noches no volverán a ser como eran,

Ya que una estrella se perdió, un ángel se cayó, la

Luna perdió su resplandor, y ese elemento tan

Importante se convirtió en una hermosa mujer cuyos

Ojos son como dos estrellas, las cuales iluminan mi ventana

Y cuya cabellera es como el poderoso mar

Siempre ondulado y a la vez calmado.

Princesa

Todas las mañanas te escucho cantar y puedo

Observar que hasta las aves se quedan mudas de sólo

Pensar que tan hermoso es esté cantar.

Antonio Carrión S.

Antonio Carrión S.

Antonio Carrión S.


Tu voz es como la de una princesa enamorada que

Canta en su grandioso jardín pensando en su amado

Que pronto llegara.

Quisiera Ser

Antonio Carrión S.

Quisiera ser tus ojos para ver tu vida

Quisiera ser tu boca para saber lo que sientes.

Quisiera ser tu amor para que me quieras.

Quisiera ser que me ames como yo a ti.

Quisiera ser que odies estar lejos de mí.

Quisiera ser todo para mí.

Quisiera que seas todo para mí.

Quisiera que me mires con ojos de amante.

Quisiera que me hables con labios de enamorada.

Quisiera tenerte en mis brazos para decirte todo lo que siento por ti.

Antonio Carrión S.

Rosa Marchita

Te ofrezco todo mi amor, en una esfera de cristal

Para que lo puedas ver y apreciar.

Te dejo todo mi amor ya que si no lo quieres no podré dárselo a nadie

más.

Y mi amor es como el suave aroma de una rosa.

El cual si lo dejas marchitar, desaparecerá y cuyos pétalos

Caerán como la lágrima que rueda por mis mejillas.

Te amo, te adoro, te quiero, te añoro y nunca podré

Decirte todo lo que pienso de ti.

Antonio Carrión S.

Sirena

En una noche inimaginable, un marinero se callo de su

embarcación.

En tan espesa niebla sólo observo una pequeña muñeca que se

extendía para ayudarlo,

poco a poco se iba divisando una figura, era nada más que la de una

mujer,

extrañado no lo creyó, luego se dio cuenta de que era más que una

simple mujer, era la más hermosa mujer que sus ojos han visto, era

como sirena la cual hipnotizaba con tan hermosa sonrisa, sus ojos los

seducierón y se dejo atrapar de tan mágica preciosura, conoció lo


más hermosos tesoros, la belleza marina que no tenia comparación

con tal sirena.

Antonio Carrión S.

Un hermoso Cantar

Eres la princesa de mis sueños.

Siempre te veo en la cima de un altar,

cantándole a las mismas aves,

Las cuales se quedan mudas de solo pensar

Que tan hermoso es este cantar,

Tu voz es como la de una princesa enamorada,

Que le canta a la nada pensando en su amado que pronto llegara.

Antonio Carrión S.

Jardín de Rosas

G, Tu eres como la más hermosa de mis rosas,

Siempre tan radiante e imponente,

La más colorida y atractiva de mi jardín,

La más perfumada.

Todas las mañanas observo a tan grandiosa flor, tan apreciada como

mi vida,

no he de pasar ningún día en el cual no pueda acercarme a oler tu

irresistible perfume,

El cual me ha cautivado, me ha atrapado en un mundo de Adas,

En donde sólo escucho el dulce cantar de los pájaros y veo a tan

impredecible mujer,

Espero ambicioso que mis ojos vean de nuevo tan grande placer y

pueda volver a escuchar a tan melodiosa voz, por un segundo, una

pequeña frase seria suficiente para mil años de sueño.

Sonidos del Alma

Antonio Carrión S.

Sólo una lágrima de olvido será la encargada de nublar mi vista

para no poder apreciar tan atractivo rostro, cuya mirada es como la

espina que se encarna en mi dolido corazón, que con cada palpitar

que da por estar al frente tuyo sólo logra profundizar a un más la

herida, ahora que lo se, por más fuerte que lata mi corazón y todo

pierda a mi alrededor su sonido, tu no lo has de escuchar, entonces

espero con grandes ansias el día en que tu delicado tacto roce con

inocencia los descompasados latidos que mi alma crea al sentir tu ser.


UN AÑO MÁS

Antonio Carrión S.

En medio de la oscuridad se dio la luz.

Y en medio de la luz se vio crecer una pequeña roza

Que con sus pétalos abriéndose hacia el cielo

Abrasaba la vida y aprovechando cada momento

Que le brindaba la orgullosa inclemencia del tiempo

El cálido y reconfortante calor que brindaba cada

Rayito de sol.

En medio de la penumbra se la observaba a cada

Momento como se transformo en una atractiva rosa

Que pronto fue arrancada de sus raíces por su belleza

La roza en medio de tristeza dejaba caer pequeñas gotas de lágrimas

Que dulcemente rodaban por sus pétalos narrando su dolor.

Pero pronto ese dolor desaprecio en medio de una acaricia y un

palabra.

FELIZ CÚMPLEAÑOS.

Una Mirada Prohibida.

En las noches he de contemplar la luna,

En el día he de contemplar el amanecer,

He de contemplar todas las maravillas de la vida,

Pero porque no puedo contemplarte a vos,

A caso Dios no me permite tener la valentía

De contemplar su mas grandiosa creación,

Pues me pregunto si algún día he de poder escapar

De esa jaula de cristal que me envuelve tu mirar,

Y poderte decir que ni la noche ni el día se ha

De comparar con lo que me permití mirar.

Cielo de Noche y Cielo de Día

Antonio Carrión S.

Antonio Carrión S.

Tu rostro es como el hermoso cielo el cual oculta maravillosos secretos,

aun cuando mi alam este sombría, tus ojos la decoran con hermoso

brillo, tu alma es la blanca luna, la cual solo necesita un destello

para permitirme ver el camino que tu presencia ilumina en medio de


la profunda penumbra.

Tu cuerpo se viste de azul cielo cubierta de blanca ceda, el cual

inspira a la vida y deja contemplar,

la inspiración de esta creativa musa, cuyo mundo es un vasto lienzo,

en el que puede crear frágiles pétalos de gotas de cristal que se

deslizan por las delicadas curvas de una roza.

Tu perfume es la refrescante brisa que rodea mi cuerpo y da alivio a

mi pobre alma, obligada a errar en medio de la soledad, sometida al

calor de este amor, tan fuerte como el mismo sol, que ataca sin

contemplación sobre mi desnuda alma sin darme alguna protección

o contemplación alguna.

Al ver la belleza de tu ser, no puedo creer lo afortunado que soy de

poder alzar mi mirar y contemplarte durante todo el día.

Pero también soy muy desdichado al saber que por mas que intente

estirar mi mano tratando de tocarte nunca podré lograrlo.

Aunque mi corazón te quiera, mi amor esta encerrado en una jaula

de cristal sin puertas por donde entrar, el cual solo podré observar

pero no llegar.

Con mucho cariño te dedico este pensamiento.

Antonio Carrión S.

Ladrona De Corazones

Al despertar Has de crear un nuevo paisaje,

Le has robado el esplendor al sol, la belleza a la luna,

Y le has quitado a lo que te rodea su gran hermosura.

Ante mis ojos no existe nada más bello que tú,

Te me has robado mi suspiro, mi libertad de pensar,

Te has robado toda mi vida, pero has fallado en algo,

No te has de robar mi corazón, porque yo ya te lo he regalado.

La gran belleza de tu ser

Antonio Carrión S.

Tu belleza solo se puede comparar con el hermoso vuelo de un pétalo.


Que surca el ensanchado desierto, prometiendo vida al que te mira

Y tramquilidad a los corazones que agonizan.

Tu ser es un manantial puro y cristalino que solo puede reflejar la

gran belleza que has de crear,

tan solo se necesita el tierno toque de tus manos, para otorgar alivio y

abrigo a cuyas almas no conocen la paz.

Tu cabello negro semejante a la noche, la cual alberga a la pálida

luna, da ansiada compañía y una gran guía,

oh hermoso cielo que te llenas de brillo y das ha conocer tus mas

admirables secretos, revelador de imponentes creaciones, pues

ninguno de ellos tiene comparación a los cautivadores iris de mi

amada.

Sus ojos son mi cautiverio, prisiones de mi libertad de pensar y actuar,

edén de mi alma, fuego implacable de mi corazón, oh ventanas de

hermosos cristal que me muestran un mejor lugar, lleno de vida, en

donde mi alma puede encontrar paz y felicidad, déjame entrar y ser

parte de ese mundo en donde el tiempo solo es un concepto, el

sufrimiento un amargo recuerdo que se desvanece y la soledad

desaparece.

Antonio Carrión S.

Sin Libertad

Por que he de mirar el cielo.

Si toda mi inspiración se encuentra en la tierra,

Y cuyos ojos son como una invitación a lo divino,

Los cuales sólo me atrapan y me condenan a un vació,

En el cual sólo podrá ser llenado por ti,

Tu imagen es como un símbolo en el cual has inspirado,

Toda la creación, Toda la vida, Toda la belleza.

Pues me he preguntado, que es lo que hace hermoso al día,

Y llegado a la conclusión de que no es el sol, ni el cielo.

Eres Tú, ya que no importa si esta Lloviendo o granizando,

Tan sólo tu presencia lo puede cambiar, a tu lado no existe dolor,

Sólo alegría.

Y si en algún momento he de perder mi libertad espero que sea,

Entre las paredes que rodean a tu corazón ya que en ti he perdido,

Mi pensar, y mi capacidad de amar, ya que sin ti no hay nada más.

Antonio Carrión S.


Recuerdos Perdidos

En Medio de un Camino de rozas, mi espíritu camina,

Como un hermoso manto se abre camino a lo largo de mis iris,

Su hermosa silueta se dibuja con dulces curvas,

Que me guían por un destino lleno de dicha a lo desconocido,

Su cabello agitado e impasible es la ligera brisa,

Que dando grandes pasos recorren un largo tramo,

Esperando encontrarse con mi piel desnuda y con gran ternura,

Entregarme el refrescante sentimiento de paz que solo,

Mi cuerpo encuentra en uno de sus lentos besos,

Parecidos al ocaso que sus ojos encierran,

Mientras se ocultan lentamente en destellos de felicidad,

En medio de lagunas cristalinas, iluminadas por dos pálidas lunas,

Que prometieron amor como ninguno y solo dejan una vaga estela de

recuerdos,

Que será escondida por la densa penumbra.

Antonio Carrión S.

Dolor en mi alma

En medio de dolor, solo tu me has de condenar, en mi largo agonizar

mis ojos me han de delatar sin parar de llorar, hasta que no tengan

nada mas que brotar y estos mismos tome mi propia sangre sin mi

permiso para poder expresar el cruel dolor al cual mi alma ha sido

sometido.

Encerrado en una esfera de cristal de la cual solo puedo observar, sin

poder tocar todo lo que la vida hace merecedor de recibirla, solo yo

en mi corazón, he de poder escuchar mis propios gritos de lenta

agonía, los cuales me atormentan, pues ya no se si es peor vivir en

silencio sin sentirse vivo, como una alma a la cual se le a negado el

don de sentir, sometida a una soledad particular a la cual no puede


expresar ni gritar las amarguras que toman mi alma por los brazos

para evitar tocar y ensordecen mis palabras para que no pueda

expresar los vagos sentimientos que van desapareciendo en el rincón

mas orillado de mi corazón.

Destellos de un Pétalo

Antonio Carrión S.

En un sueño de media luna, durante el destello de un ligero pestañeo,

El centro de mis ojos, el de mi propia alma se pintaron con el reflejo de

una cautivadora imagen.

En medio de la penumbra infringida por la noche, el reflejo de un

frágil espíritu se cristaliza en una lágrima, Que se desliza por los

suaves pétalos blancos de una rosa, descubierta en el medio de un

campo.

Iluminado por el suave matiz de un azul rayo que se abrió paso entre

el abultado y limpio cariño que flota por el negro cielo, entre la luna

y el calido reflejo de unos ases de luz que recorren por mi cuerpo,

descubriendo a mi ser y distrayendo mi atención, alejando mi mirar

de tus blancos pétalos de satín decorados de una sutil sombra que cae

como el lacio cabello negro de mi amada.

Alma Perdida

Antonio Carrión S.

En medio de penumbras, el alma se oculta, moviéndose por densos

pasajes de hermosas nubes teñidas con tristes y oscuros matices que

deja la elocuente vida.

Aunque la vista se limita por lo cristalino y borroso de mis lágrimas,

encuentro en medio del vació de mi ser, el reflejo de un rostro,

deteriorado por el dolor, corrompido por el abandono, marchito por


la soledad.

Esperando a renacer, como una semilla que espera a caer en tierra

santa y fecunda, con gran esperanza de llegar a ver el sublime

destello que limpie su ser de todo sufrimiento, que su fría alma lo ha

condenado a padecer.

Antonio Carrión S.

Rojizo Firmamento

Tu eres el cielo que a cobijas mi ser,

Tus ojos son el tenue sol que me abraza con su calida ternura,

Tus labios es el hermoso trazo que se dibujan en el azul cielo,

Como un claro lienzo de color pálido que se pinta con abultados

blancos rojizos,

Que dejan esos breves momentos, en el fugaz atardecer,

Cuya consecuencia dejan por resultado, una eterna sonrisa en

nuestras frágiles vidas,

eres la esperanza de las almas saturninas, que solo escuchan en la

susurrarte brisa,

La tenue sonrisa del abandono y la desdicha, cuyas existencias miran

al infinito,

Rogando a la vida no encontrar más problemas que seguir saltando,

Que se atraviesan como grandes piedras en nuestro eterno caminar,

Mientras tu me enseñas a verlos como un pacifico juego,

De una inocente niña, que se divierte en un pequeño riachuelo,

hiendo de una piedra a otra por las cristalinas aguas de la vida.

Antonio Carrión S.

Soledad De 7 Años

Al inicio de mi existir, todo a mi alrededor se ilumina con la grata

promesa de vivir,

Cruzando por los obscuros caminos de mi formación,

Los cuales sólo me permitían escuchar vagamente el exterior,

Tan lleno de sonidos nuevos, los cuales despertaban mi curiosidad.

Algunos eran fuertes y me asustaban, pero otros eran delicados y

melodiosos,

Los cuales incentivaban a mi corazoncito a seguir creciendo dentro

de mi frágil pechito,

Este tan sólo fue una probadita de lo que se me preparaba para mi

diario vivir,

Como una flor esperando crecer, para adornar tu hermosa cabellera,


Cuyo destino se encargo de desvanecer,

Conforme cada una de mis hojas fueron arrancadas del centro mi

alma,

Perdiendo la esperanza de ser vista por tus alegres ojitos de miel,

Cuyo brillo es como el reflejo de la luna llena,

En las negras aguas de un oasis rodeado por las claras arenas del

desierto.

Pero tu existencia ha sido la hermosa estrella que conforme se acerca,

Ilumina más las tenues páginas del libro que conforma mi vida,

Tu cuerpo es el instrumento que da calor a mi desgatado cuerpo,

Abatido por la cruel soledad, que se enraíza en mí como el mortal frió

del invierno.

Tu sonrisa es el mismísimo cielo en la noche,

Que me guía a través de un bosque inhóspito y traicionero,

Que me muestra el camino a través de una gruesa neblina,

Sabiendo que en un pestañeo, tu te abras ido,

Atrapado en un limbo personal,

Con personas a mi alrededor que no podrán calmar mi soledad,

Espero ansioso que estos 7 años de castigo den fin a mi martirio,

Para encontrarte en el paraíso, más allá del camino al edén.

Antonio Carrión S.

Un Regalo Del Cielo

En medio de la fría noche, paso por el despejado cielo,

Un pequeño destello, que cortó el negro firmamento,

Para dejar salir al mensajero,

Que quitaría la fina ceda la ocultaba la belleza ante mis ojos,

El cual me mostraría a mí complemento,

Cuyos ojos enfrían mi piel, hace temblar a mi cuerpo,

Y corta los sonidos de mi boca,

Cuya sonrisa enciende la pasión que hace latir al corazón,

Y me motiva a perder la razón,

Empujándome fuera de la realidad hacia un mundo de lápiz,

Cuyo mensaje es tan claro en cada uno de sus trazos,

El amor es inesperado y necio,

Llega de sorpresa y no lo puedes planear,

Entre más te quieres sacar la flecha,

Más lo sentirás, Este es un regalo divino y muy extraño de entender.

¿Crees en el amor a primera vista?.


Antonio Carrión S.

En Medio de una Brisa

En medio de mis brazos, ella se escapa como la ligera brisa,

Como la tenue niebla, se pone a mí alrededor,

Pero sin suerte, De hacerle conocer el profundo cariño,

Que solo se alberga en mi corazón,

El cual traspasa cuya emnieblecida alma,

Sin oportunidad de dejar ni una pequeña huella de amor,

Que ella pueda divisar en su interior, tu sonrisa es la refrescante

brisa,

Que seduce mi piel, pero a la vez es la que motiva,

Que mis velas me alejen de tus calidos ojitos color a miel,

Tus labios dueños de la más grandiosa pintura,

Son los causantes de ligeros trazos, curvilíneas figuras,

Cautivador y seductor colorido, y a la vez,

Son los responsables de contener entre ellos,

Los dulces susurros, que motivan a seguir ardiendo,

Las candentes brazas de un amor cautivo.

Pero al mismo tiempo son los que entre dulces melodías,

Me cantan al oído, que no debo cruzar el camino,

Que mi propio cariño ha construido.

Ángel

Antonio Carrión S.

Entre los prometedores rayos de luz que trae,

El cálido sol, pinta consigo, el brillo de unos soñadores ojitos,

Los cuales son como nacientes manantiales cristalinos,

En medio de emblanquecidos caminos,

Adornados por suaves y esponjosas plumas,

Caídas en vuelo, de un encantador ángel,

Que atraviesan el inmenso cielo en ligero vuelo,

Y que me cubren en una increíble nevada,

Tan pura como tu alma, la que no escapa,

De las sorprendidas miradas, que son cautivadas,

Por tu sencilla belleza.

Tu hermosa sonrisa, es la más innegable invitación,

A probar el divino néctar, que adorna a tus divinos labios de manjar,

El cual nadie estaría dispuesto a rehusar.


Entre Espinas y Rosas

En medio de un calido az de ternura,

Que se abre pasó a trabes de la espesa neblura,

Golpea con gran rapidez, los desvastados campos,

Que esperan ser fertilizados, y dar entre sus flojas tierras,

Los primeros destellos de vida, que se reflejan,

En coloridas figuras,

Para encontrar y seducir a incautos visitantes,

Que en busca de un falso néctar de amor,

Solo encuentran entre sus espinas una lenta agonía.

Almas Perdidas

Entre las cautivadoras luces de una solitaria torre,

Descienden sobre ella, la figura de una doncella,

Cuya cabellera se entrevera con las estrellas,

Y en cuyos ojos solo se puede observar,

La tenue imagen de un reloj, cuyas manecillas,

Comienzan a marcar, la hora en que sus calidos labios,

Marquen con falsa ternura,

El instante en que su hermosa figura,

Y frió tacto, cumpla el cruel pacto,

De envenenar el alma y condenar al joven incauto,

Cuyos ojos se llenan de lágrimas

Y cuya alma se pierde en el frió recuerdo,

De una confesión tardía.

Lo siento pero mi amiga tiene Sida.

Una Florecilla en la Vereda

En mi eterno caminar, en busca de alguien a quien amar,

Solo encuentro sombras, que se van despejando,

Como a la tenue niebla, que cubre a la fría y obscura avenida,

Cuyos misteriosos e intimidantes senderos,

Son iluminados por la vaga y curiosa luna,

Antonio Carrión S.

Antonio Carrión S.

Antonio Carrión S.


La cual no me dejaba ver, el final de mí caminar,

Mas el de la espumosa y fría eternidad,

Que logra resaltar, los sonidos de mi pasar,

Que insentibavan a que regrese a mirar,

A mi lado y en ese momento angustiado,

Logra ver a ligeros rasgos, una pequeña florerilla,

Creciendo en una esquina de mi vida,

OH que linda que es, seria un error dejarla,

Pero a la vez es tan linda, que no podría llevarla.

Tu cariño es el Oasis

Antonio Carrión S.

MF, tu cariño es el oasis, que que quiero llegar,

Subiendo por claras escaleras de cristal, desconociendo donde pasar.

Adelantando mí caminar, para así poder llegar,

Antes del corto atardecer, que me cegara y traerá consigo,

El frió que me aprisiona en el camino, esperando el nuevo día,

Que traerá a su paso la hermosura de verdes campos, el sonido de tu

sonrisa,

Con el lejano canto de los pájaros y cuyos virginales bosques, Esperan

no ser desbastados, por el estruendo de un fuego,

Que trasforma la riza en llanto y la paz en lamento.

Como Me Alegra Haberte Escuchado Hoy

Antonio Carrión S.

Como me alegra haberte escuchado hoy

Y saber que mi imagen tiene el espacio de abrir sus alas,

En los blancos cielos de tu imaginación,

Cuya piel es la suave seda que acaricia la tierna alma,

Que se cobija bajo tus divinos ojos,

Cuya mirada da esperanza de ser,

El único amigo eternamente enamorado

Y cuya sonrisa me da la fuerza de seguir nadando,

En las frías lágrimas que me provoca,

El no sentir tus tiernos labios de durazno,

Solo cuyo equivocados besos llenan de sadis mi olvidado cuerpo,

Que no ha sido tocado, ni por el mas ligero suspiro de tu ser.


Siempre Presente

Gracias a ti he aprendido ha amar la lluvia,

Ya que en todo sentido se parece a ti,

Cuando caen las gotas sobre mi piel,

Solo recuerdo como me estremece tu tacto,

Cuando miro al cielo solo te veo a ti,

En cada nube adornados por obscuros

Matices de tu negro cabello,

Que pasan de oscuro a ligero rubio

Adornados por tus calidos ojitos de miel.

Mi Amor Esta En El Cielo

Entre el comienzo de cada día,

Se me olvido amarte, pero tú presencia,

Aun sigue lastimándome, como viera el sol de frente,

Tu forma de ser me segó, y no me deja ver,

A quien realmente me puede amar,

Sólo se que me puedo quedar solo,

Como la flor del desierto, esperando del roció,

Que a lo mejor llegue muy tarde,

Entre cada nube que pasa por encima mió,

Sólo puedo pensar, que tan largo es el camino,

Para llegar a tu lado, y pedirte perdón,

Por ver nacido, y no verte esperado.

Sin ti, No soy Nada

En el infinito cariño que te tengo, encontrado la paz,

Con un amor que crece al infinito y no se detiene,

Con la esperanza de ser todo tu universo,

Antonio Carrión S..

Antonio Carrión S.

Antonio Carrión S.


Con un ritmo acelerado, corro a tus brazos, pero sólo

Me he dado contra el muro, una inmensa muralla que me dice,

No te amo, buscando una nueva dirección a donde ir,

Buscando a quien desesperadamente amar,

Viviendo en alucinantes parajes y bosques de lápiz,

Que sólo tu sonrisa dibujara, en mi corazón,

Con inmenso dolor, tengo que morir, y aceptar,

Que tus claras lágrimas serán para alguien más.

Antonio Carrión S.

Regresa a mirar

Cierro mis ojos y tu estas, dando vueltas a mi alrededor,

Acercándote cada ves mas, al palpitar de mi corazón,

Abro mis ojos y tú no estas, sólo te veo alejar,

Hasta que mi vista se torna nublosa, como si la vida,

Fuera un óleo en la lluvia, fácil de lavar.

Tu linda sonrisa es una bendición, pero tu belleza,

Una maldición, la cual te impide verme a tu lado,

Estoy aquí susurrándote al oído, por favor,

Date vuelta y déjame pertenecer a tu corazón.

Te Quiero Sin Amarte

Hoy te dije que eres la luna en medio de la noche,

La cual me alumbra y quita la oscuridad de mi vida,

Eres la brisa que calma mi cuerpo del sofocante calor,

Que ha provocado este desierto,

Acrecentado por la falta de tus abrazos,

Desde hoy ya no podré decirle a nadie que la amo,

Ya que siempre te amare a ti.

A pesar de que no me ames, yo estaré ahí,

Imaginándome que es a mí a quien abrazas y dices que amas,

Sin embargo tendré que seguir y sólo podré decir,

A otra compañera lo mucho que la quiero,

Porque no quiero despertar sin tener a quien abrazar,

Alguien que me acompañe al sonreír,

Alguien que pueda dar mi calor cuando sienta frió,

Alguien a quien pueda consolar cuando este deprimida.

Antonio Carrión


Conzuelo

Estaba en medio de la oscuridad,

Y de pronto mis ojos se irritaron,

Porque vi por primera vez la luz,

Que trajiste como la luna en medio de la noche,

Y comencé a llorar porque vi todo lo malo que había echo.

En ese momento comencé a sentir hambre y frió,

Porque mi cuerpo estaba muerto y ahora estaba vivo,

De pronto comencé a sentir algo en medio de mi pecho,

Que se estremecía al verte.

Como no te voy a amar, si amarte es amar a Dios,

Amar a un corazón bondadoso,

el cual sólo trasmite calor y paz

Cuando mi amor no significo nada en ti.

Ayer Señor, hable contigo,

Y te pregunte, si el amor que siento será correspondido,

Y me permitiste amarla, confiando en tu palabra,

Convertí este inmenso amor, en una flor,

Que tu hiciste llegar a sus manos,

En la cual, en su inocente descuido, dejo sobre la mesa,

Para que las llamas de su amor, consumieran esta flor,

Ahora consumido me pongo en tus manos,

Para que con un soplo divino, levantes mis cenizas,

Surcando por el aire,

Hasta desaparecer en el olvido de una grata sonrisa

Olvidar

Cuando tu mirar se entrelaza con el mió,

Ya no me puedo imaginar los dos juntos.

Acaso tu te puedes acordar todos esos momentos,

En los cuales yo estuve para hacerte reír.

Acaso puedes recordar, que tan feliz fuiste,

Antonio Carrión S.

Antonio Carrión S.

Antonio Carrión S.


Cuando yo lo di todo por estar a tu lado,

Y verte sonreír.

Yo creo que ya no pertenezco a tu realidad,

Sólo soy un recuerdo borroso,

Al cual no puedes extrañar y vive al borde de tu corazón,

Que poderoso es el olvido,

Si no puedo dejarte de amar,

Ni tampoco llegar a ser amado,

Al menos Padre Celestial, quítame de su camino,

Para no volverla a ver y así olvidar,

Que una vez ame hasta el infinito.

Me Duele Amarte

Mis ojos se han sensibilizado ante tu belleza,

Ya que me duele tan sólo mirarte,

E tratado de entender lo que Dios me ha dado,

Y no he logrado comprender,

Que lógica hay, en seguir amándote,

Sabiendo que tú no me puedes amar,

Tan sólo te digo, por favor no me pidas,

Que conservemos nuestra amistad,

Ya que eso yo si puedo escoger, si te la doy o no,

Pero lo que no te puedo negar, es mi amor,

Ya que eso yo no lo puedo controlar, ni decidir,

Es que ya el ya te escogió a Ti.

Mi Problema es Amar

Como te quisiera robar un beso,

Pero es que no puedo hacer eso,

Hago lo imposible para abrazarte,

Que ya no se ni que inventarme,

Cuando estas cerca,

Mi corazón en vez de agitarse,

Simplemente deja de latir.

Tus ojos me muestran

Lo bellos que también puede ser la vida,

Antonio Carrión S.

Antonio Carrión S.


Que incluso con el ligero brillo de la pantalla,

Puede llegar a ver,

Lo hermosa que has sido,

Bendiciones niña mía.

Una Eterna Lagrima

Antonio Carrión S.

En medio de una sonrisa se da un eterno llanto, en donde párese que

unos ojitos soñadores admiran el mundo, sólo insulta la vida, porque

la luz se convierte en oscuridad porque es más fácil convertir una

sonrisa que dura unos cuantos segundos en un eterno llanto que casi

no se puede consolar.

Hasta nuestras almas se han convertido en una ficha de coleccionar,

Dios tan poderoso en los cielos te has dejado arrebatar lo que tu

consideras lo mas apreciado, pues tu eres el único pastor que junta su

rebaño para que luego el lobo se coma a cada oveja en tu cara, pues

que he de pensar, yo me he convertido en otro lobo y no se que me ha

de asustar más, si en lo que me he convertido o el lo que he de

disfrutar.

TERCER Y CUARTO DÍA.

Tercer y Cuarto día.

Que puedo decirle a Dios.

Gracias por permitirme que te vea en la mañana.

Como la rosa que anhela las primeras horas del día.

Esperando el cálido toque que trae con sigo.

Buscando la brisa que refresque mi ser.

Durante las horas más duras del atardecer.

Miro al cielo y clamo, bendiceme de la lluvia.

Deje que alimente mi ser, para que no se vuelva marchita.

Antonio Carrión S.


Y encuentre agrado ante tus ojos.

Así es mi vida desde que salieron los primeros pétalos.

Luchando por crecer.

Aunque he puesto espinas a mi alrededor.

Ciertamente anhelo llegar a tus manos

Y ser colocado en la ventana de tu corazón

Deseando que todos los días que me quedan en ese vaso

Compartirlos a tu lado.

Le pregunto a Dios si está mal que decida amarte.

Como la rosa ama al sol, tan distantes, tan diferentes.

Así somos los dos.

Ojos de media luna.

Tus Ojos son como la hermosa luna.

Tus ojos son como lagunas

brillantes al anochecer

cautivantes con la luz de las estrellas

y de hermoso amanecer

Al cerrar tus ojos

es como contemplar a la luna

cuando cambia de forma

para asombrarnos con su belleza

Cuando estas admirada

tus ojos son como la luna llena

Que intriga con su belleza

Para luego ver como lentamente

pasan a ser luna de cuarto menguante

de ojos surpicases

igual de hermosos como siempre.

Si pudiera te daría la luna

pero Dios no me la concedería

pero hay algo que Dios si me permite

y es entregarte mi compañía.

Siento que Muero

Antonio Carrión S.

Antonio Carrión S.


Siento que muero, mis temore me han matado,

Lamento ver dudado,

es más que tarde,

para decir lo que siento,

solo puedo decir que te extrañare

Para la expectativa

Yo Te Voy a Detener

Pensar que cambiaría a un mundo sin expectativa

No me dejes que me aparte

No me dejes que te olvide

Aunque caigan las estrellas

Yo te voy a defender

Aunque el sol se torne negro

Y la luna no aparezca

En mi aun sigue tu existencias

Yo te voy a detener

No es fácil seguirle

Antonio Carrión S.


Pero vale la pena

Tengo que ayuda aun mundo de heridas

En las frías noches en que la briza atraviesa mi alma,

esta me recuerda a la soledad que se afianza a mi andar,

Antonio Carrión S.

materializando mi pensar, al permitirme tocarte pero sin sentirte,

como si algo dentro de mi me atrapara en un sueño sin sabor y tacto.

En el cual solo se me permite ver y oír, trazos de lápiz que dan forma a

mi vida, Esto sin duda es un mundo gris, donde la vida carece de

color para ser mas viva, Pero mi gran recompensa es saber que aunque

yo no pueda ser feliz, tengo la oportunidad de hacer feliz a alguien

más, donde su amor, es el equilibrio que necesito para pasar el largo

tempano de mi corazón.

Cuando sueño es hermoso,

Un mundo de sabanas blancas,

Cuando Sueño

En las cuales nos acostamos para admirar,

Lo que Dios a pintado en el inmenso cielo,

Pero cuando despierto es una pesadilla,

Antonio Carrión S.


Ya que tu no estas y me toca aceptar,

Que debo continuar y aprender a fingir,

Que amo a alguien más.

Te conoceré

Tu eres la luna y yo la estrella que te acompaña en el caminar,

Con un salto pretendi llegar al cielo,

Pero no encontre sustento,

Oh Señor es que no te conoci.

Y ahora te echo la culpa por el golpe que me di,

Antonio Carrión S.

Todo tiene solución, exepto la muerte, pero contigo hasta la muerte

tiene solución.

Sólo invitame a seguir y yo me levantare hacia ti.

Como un ángel de alas de fuego, descenderé hasta la oscuridad

Para los que no te conozcan mostrarles el camino hacia ti, mi

salvador.

Captus

Estoy enamorado de un captus en un balcón

Donde las rosas adornan la puerta de mi corazón

Antonio Carrión S.


¿Dondé estas mi amor?, ¿Se podrá volver a nacer?,

¿Hay algún lugar, donde ambos seamos iguales?,

Dondé no hay diferencias entre tu y yo,

!Ya no nos separes mas! En el amor ganan dos,

Ya dejame de una vez, mi amor,

Ya no dejaré otra vez una flor,

Ya has partido de mi corazón,

Y aún no te haz subido al avión,

Seran he.

Antonio Carrión S.

Similar magazines