El ecosistema

alejandra09

El ecosistema

Acuático

Por:

Vianka Ramos

María Rodríguez


Los ecosistemas acuáticos incluyen las aguas de los océanos y

las aguas continentales dulces o saladas.

Son todos aquellos ecosistemas que tienen por biotopo algún

cuerpo de agua, como pueden ser: mares, océanos, ríos, lagos,

pantanos, arroyos y lagunas, entre otros.

Ecosistema de agua dulce

La limnología se ocupa del estudio de los ecosistemas de ríos y

lagos. En este grupo no sólo se consideran los ecosistemas de

agua corriente (medios lóticos) y los de aguas quieta (medios

lénticos), sino también los hábitats acuosos de manantiales,

huecos de árboles e incluso las cavidades de plantas donde se

acumulan aguas y los ambientes de aguas subterráneas.

En el lecho de los ríos presenta

una enorme variedad de

composición.

Como esta composición química

depende, en primer lugar, de lo

que el agua pueda disolver del

suelo por el que discurre, es el

suelo lo que determina la

composición química del agua.

Si el suelo es pobre en sales y minerales solubles, también el

agua será pobre en sales y minerales.


Cada uno de estos cuerpos de agua tiene estructura y

propiedades físicas particulares con relación a la luz, la

temperatura, las olas, las corrientes y la composición química,

así como diferentes tipos de organizaciones ecológicas y de

distribución de los organismos.

Si el suelo es pobre en sales y minerales solubles, también el

agua será pobre en sales y minerales. Y a la inversa, si el

suelo es rico en materias químicas solubles, gran parte de su

riqueza la cederá al agua, con lo cual ésta contendrá muchas

más sales minerales.

Eso es determinante para los tipos de vida animal y vegetal

que allí se pueda desarrollar.

Las principales adaptaciones de los animales y vegetales

están directamente relacionadas con las características físicas

del agua, con la que están permanentemente en contacto los

organismos que viven en este medio acuático.

Ecosistemas léntico, lótico, de humedales. Partiendo del

'movimiento del agua', se acuerda una división de los

ecosistemas de agua dulce:


Ecosistema de humedal: áreas donde el suelo está saturado de

agua o inundado por una parte del año. Es donde se llama

agua salobre al agua como para la explotación y gestión de

las aguas interiores.

Ecosistema léntico: es de agua quieta o de escaso caudal como

en los lagos, estanques, pantanos y embalses.

Ecosistema lótico (latín lotus: participio de lavere, lavar):

sistema de agua corriente como en los ríos, arroyos y

manantiales.

También están las zonas litoral, bentónica y pelágica.

Ecosistema marino

Los sistemas marinos, u

oceánicos, representan

alrededor del 70% de la

superficie terrestre y se

caracterizan por la presencia

de sal disuelta en el agua.

El nivel de salinidad

representa aproximadamente 35 partes de cada 1000 gr de

agua, pero puede variar en función del clima o la presencia

de una fuente cercana de agua dulce. Los organismos marinos


deben adaptarse a un nivel estable o cambiante de contenido

de sal y no pueden pasar de manera exitosa de uno a otro.

La oceanografía se ocupa del estudio de estos ecosistemas.

Pueden ser de dos tipos dependiendo de la luz solar que

reciben:

Fótico: Cuando reciben la luz suficiente para la

fotosíntesis, lo que sucede hasta los 200 m de

profundidad.

Afótico: Donde no llega la luz suficiente para la

fotosíntesis. Como en el mar poco profundo, mar

profundo, abisal, fosa oceánica y la mayor parte del

fondo marino.

Similar magazines