Los usos de la Inclusa de Madrid, mortalidad y retorno a ... - CSIC

sociales.cchs.csic.es

Los usos de la Inclusa de Madrid, mortalidad y retorno a ... - CSIC

LOS USOS DE LA INCLUSA DE

MADRID, MORTALIDAD Y RETORNO A PRINCIPIOS

DEL SIGLO XX (1890-1935)

MEMORIA PARA OPTAR AL GRADO DE DOCTOR

PRESENTADA POR

Bárbara A. Revuelta Eugercios

Bajo la dirección de los doctores

Diego Ramiro Fariñas

Luis Enrique Otero Carvajal

DEPARTAMENTO DE HISTORIA CONTEMPORÁNEA

FACULTAD DE GEOGRAFÍA E HISTORIA

UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID

Madrid, 2011


AGRADECIMIENTOS

Esta tesis no hubiera sido posible sin el apoyo de un gran número de personas e

instituciones. Sin su dirección, apoyo, consejo o financiación no estaría hoy escribiendo

estas palabras. En primer lugar, tengo que reconocer la adscripción de este trabajo a los

proyectos en los que se ha enmarcado “Mortalidad en instituciones: Madrid en una

comparativa internacional” (SEJ2005-06334) y “La población de Madrid hace un siglo:

mortalidad y estructura demográfica a principios del siglo XX en una comparativa

internacional” (CSO2008-06130/SOCI) dentro de los Planes Nacionales 2006-2008 y

2009-2011 así como a la beca de Formación de Personal Investigador BES-2006-13707,

asociada al primero de los proyectos. Asimismo, debo resaltar la financiación y apoyo

prestados por el Programa de actividades del Grupo de Estudios de Población y

Sociedad-Comunidad de Madrid (Red de Grupos de Investigación UCM-CSIC-UNED

2007/HUM-0517) y el Grupo Dinámicas Demográficas, así como todo el Instituto de

Economía y Geografía del CSIC.

Me gustaría expresar mi agradecimiento a mis dos directores de tesis por su

apoyo en este largo e intenso recorrido. Por un lado, a Diego Ramiro, por creer en mí y

darme la oportunidad que supuso la FPI. Frente a la estrechez disciplinaria que todavía

reina en parte de la investigación, apostaste directamente por ella conmigo al creerme

cuando dije que, pese a mi formación en Historia de América, podía interesarme por un

tema completamente desconocido y entrenarme en una nueva disciplina. Y a lo largo de

todos estos años me has apoyado para lograr mis propósitos, ofreciéndome el mejor

marco de trabajo para iniciar una carrera internacional: el contexto, los contactos y la

orientación. Por otro lado, a Luis Enrique, por su ayuda en un proyecto híbrido como es

esta tesis. Un proyecto interdisciplinar es un reto y me has apoyado en las etapas

cruciales del camino.

Me gustaría recordar a las instituciones que me han facilitado el acceso a datos

así como a su personal, que soportaron pacientemente mis peticiones diarias. Berta,

Marina y el resto de personal del Archivo Regional de la Comunidad de Madrid. En el

trabajo de archivo, me gustaría recordar a los distintos miembros del equipo que

contribuyeron a obtener los datos: Juan Carlos, Celia, Joana, Ana Belén, Jorge, Aurora

y, sobre todo Begoña. Tanto cuando estábamos en el ARCM como en la locura de

buscar a las madres en el padrón, has sido el pilar del vaciado así que gran parte de esta

tesis es también tuya. Al personal del Archivo de Villa que ha lidiado pacientemente

con nuestras “invasiones” de su sala. Y, asimismo, a Ignacio de la Biblioteca de la Real

Academia de Medicina, por su ayuda en las búsquedas bibliográficas y fotografiado de

fuentes.

1


Es imposible mencionar a todos los investigadores que, en mis estancias de

investigación, han contribuido directa o indirectamente a perfilar distintos aspectos de

mi tesis. Myron Gutmann, George Alter y el personal del ICSPR de The University of

Michigan tanto por la experiencia formativa que me ofrecieron durante el curso de

Análisis longitudinal en 2007 como por su ayuda con el artículo sobre las recuperación

de expósitos; el Cambridge Group for the History of Population and Social Structure y,

particularmente Alice Reid, tanto por su ayuda cuando estuve allí como por aceptar la

revisión de mi tesis; a David Kertzer y Michael White de Brown University por su

inestimable ayuda mientras estuvo en Providence; a Frans Willekens, Frans Van Poppel

y el personal del NIDI por su ayuda durante mi estancia allí en un momento clave para

mi tesis. Asimismo, me gustaría mencionar a algunos investigadores que, en la defensa

del DEA, en congresos o en otras ocasiones académicas han contribuido con sus

comentarios a mejorar mi investigación, a confirmar mis preguntas o a señalarme

nuevas ideas que perseguir: Gloria Nielfa, Vicente Pérez Moreda, David Reher,

Francisco Viciana Jim Oeppen, Alain Gagnon, y muchos otros. Asimismo, me gustaría

agradecer a los miembros del Grupo de Dinámicas Demográficas en el CSIC, que han

escuchado mis ideas y trabajos y me han ayudado a mejorar. Ha sido inestimable,

también, la ayuda de P.C. Grant con el trabajo de revisión del inglés.

Finalmente, quería individualizar la contribución a esta tesis de Bob Woods,

fallecido recientemente. Desde el primer momento en que lo conocí, en el ESSHC de

2007, Bob me preguntó por trayectorias, marcos explicativos y contextos en el acceso a

la Inclusa. El verano pasado, en las reuniones que tuvimos en Liverpool, volvió a

inspirar en mí la necesidad de mantener esas consideraciones en mente. Directamente

recomendándome los gráficos de Hägerstrand e, indirectamente, a través de su discurso

sobre la necesidad de considerar el universo posible más allá del universo de variables

disponibles, ha tenido un gran impacto en la plasmación final de algunas de mis ideas.

Desafortunadamente, no llegué a poder enseñarle mi interpretación de sus sugerencias

pero confío en haber sabido capturar su esencia.

Colegas, amigos y familia han estado ahí durante estos cinco años y me han

sostenido, apoyado y empujado cuando ya pensé que no podía seguir. Mis compañeras

doctorandas del CSIC han sido el mejor apoyo personal/académico que uno puede

desear. Contándonos nuestras tesis, nuestros congresos, nuestras luchas hemos pasado

estos cinco años sintiéndonos acompañadas en la soledad que implica hacer una tesis

doctoral. Por ello me gustaría agradecer a Bego, Eva, Fede, Renata, Fabián y Sol por

todos los ratos que hemos pasado animándonos los unos a los otros y asegurándonos

que podíamos acabar la tesis. Y las gracias se extienden al resto de compañeros del

IEGD, Ana Belén, Clara, Sara por su apoyo. Particularmente me gustaría agradecerle a

Sol el ser mi incansable compañera de tesis y amiga. Durante estos años, hemos tenido

trayectorias paralelas en nuestra entrada en el mundo de lo cuantitativo, en la

investigación, en las estancias y cursos, en los congresos y en todas estas experiencias

académicas y hemos sido apoyo la una de la otra. Gracias por haber estado y seguir

estando a mi lado académico.

A todos mis amigos y familia les tengo que agradecer la paciencia infinita de

estos últimos años y su apoyo en esta carrera a veces incomprensible. No es fácil

soportar las ausencias, los viajes y oír por vigésimoquinta vez los detalles de mi tesis,

que sólo a mí me parecen super-interesantes. Habéis sido fantásticos en todo momento:

mi madre, mi padre, mi hermano Jorge (al que le debo la magnífica portada), Santi,

2


Delphine, Valeria, Myriam, así como gente a la que llevo tiempo sin ver porque la tesis

se comía todo el tiempo, Susi, Sandra, Elisa... A Santi le debo tanto mi visión como mi

entrada en el mundo de la ciencia. Si no hubieras insistido en que enviara aquel correo

electrónico, quién sabe dónde estaría ahora.

Y a Patricia le debo estar todavía viva y cuerda al final de este proyecto. Desde

septiembre de 2006 he pasado más de un año fuera de España en estancias de

investigación, he ido a dos docenas de congresos, otras tantas deadlines, incontables

festivos o fines de semana de trabajo, he hecho un DEA, he pasado temporadas de

locura de trabajo y ahora mismo no recuerdo cuando fue la última vez que estuve de

vacaciones. Y en todo ese tiempo, me has mantenido anclada a la realidad, consciente

de lo que era importante, me has ayudado a mantener el criterio y a estar segura de

misma y de lo que estaba haciendo. Después de todo, este proyecto es tanto mío como

tuyo y definitivamente hubiera sido imposible sobrevivir a estos últimos meses sin ti.

Aunque una tesis es el trabajo de un individuo, en realidad recoge tantas

influencias como personas valiosas lo rodean a uno. Por eso, muchas gracias por

haberme rodeado.

3

Bárbara A. Revuelta Eugercios

Abril de 2011


ÍNDICE SINTÉTICO

AGRADECIMIENTOS.................................................................................................... 1

ÍNDICE SINTÉTICO....................................................................................................... 5

ÍNDICE COMPLETO ...................................................................................................... 8

TABLE OF CONTENTS AND TRANSLATION OF THESIS OUTLINE.................. 14

ÍNDICE DE GRÁFICOS ............................................................................................... 21

LIST OF GRAPHS......................................................................................................... 25

ÍNDICE DE TABLAS.................................................................................................... 29

LIST OF TABLES ......................................................................................................... 31

ÍNDICE DE MAPAS ..................................................................................................... 33

LIST OF MAPS.............................................................................................................. 34

INTRODUCCIÓN.......................................................................................................... 35

INTRODUCTION.......................................................................................................... 39

CAPÍTULO 1. EL ESTUDIO DEL ABANDONO INFANTIL EN MADRID: ESTADO

DE LA CUESTIÓN, OBJETIVOS, FUENTES Y MÉTODOS..................................... 41

1.1. ESTADO DE LA CUESTIÓN............................................................................ 41

1.2. ENFOQUE HISTORIOGRÁFICO Y OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN

.................................................................................................................................... 49

1.3. FUENTES............................................................................................................ 53

1.4. METODOLOGÍA................................................................................................ 62

CHAPTER 1. THE STUDY OF INFANT ABANDONMENT IN MADRID:

BACKGROUND, AIMS, SOURCES AND METHODS.............................................. 71

1.1. LITERATURE REVIEW.................................................................................... 71

1.2. RESEARCH APPROACH AND AIMS ............................................................. 78

1.3. SOURCES ........................................................................................................... 81

1.4. METHODOLOGY .............................................................................................. 90

PRIMERA PARTE. EL DEPÓSITO DE NIÑOS EN LA INCLUSA DE MADRID

........................................................................................................................................ 99

CAPÍTULO 2. ABANDONO INFANTIL: SOCIEDAD, LEGISLACIÓN Y

DISCURSO MÉDICO................................................................................................ 101

2.1. ABANDONO INFANTIL, ILEGITIMIDAD Y ESTRATEGIAS

FAMILIARES .......................................................................................................... 101

2.2. EL ABANDONO INFANTIL EN ESPAÑA .................................................... 109

RESUMEN CAPÍTULO 2 ....................................................................................... 133

SUMMARY CHAPTER 2 ....................................................................................... 136

CAPÍTULO 3. MADRID, 1890-1936: SOCIEDAD Y DEMOGRAFÍA ............... 139

3.1. MADRID, ESCENARIO DE TRANSFORMACIONES ................................. 140

3.2. LA INCLUSA Y LA DINÁMICA DEMOGRÁFICA MADRILEÑA ............ 146

3.3. LA INCLUSA Y LA OFERTA ASISTENCIAL MADRILEÑA..................... 170

RESUMEN CAPÍTULO 3 ....................................................................................... 176

SUMMARY CHAPTER 3 ....................................................................................... 179

CAPÍTULO 4. LA INCLUSA Y LA CASA DE MATERNIDAD.

ANTECEDENTES, TRANSFORMACIONES Y TENDENCIAS EN LA

ATENCIÓN A EMBARAZADAS Y EXPÓSITOS EN MADRID ........................ 183

4.1. ANTECEDENTES: LA INCLUSA Y LA CASA DE MATERNIDAD HASTA

FINALES DEL SIGLO XIX .................................................................................... 184

4.2. LA INCLUSA Y LA CASA DE MATERNIDAD EN EL CONTEXTO DE LA

LUCHA CONTRA LA MORTALIDAD INFANTIL ............................................. 201

5


Índice sintético

RESUMEN CAPÍTULO 4 ....................................................................................... 226

SUMMARY CHAPTER 4 ....................................................................................... 229

CAPÍTULO 5. LOS USOS DE LA INCLUSA, LOS EXPÓSITOS Y SUS

FAMILIAS .................................................................................................................. 233

5.1. EL RECURSO A LA INCLUSA: DISCURSO Y REALIDAD ....................... 233

5.2. LOS NIÑOS ADMITIDOS A LA INCLUSA .................................................. 248

5.3. EL ABANDONO DE HERMANOS................................................................. 284

RESUMEN CAPÍTULO 5 ....................................................................................... 291

SUMMARY CHAPTER 5 ....................................................................................... 294

SEGUNDA PARTE: LAS EXPECTATIVAS VITALES DE LOS EXPÓSITOS 297

CAPÍTULO 6. LA LACTANCIA EN LA INCLUSA: IDEOLOGÍA MÉDICA Y

REALIDAD INSTITUCIONAL ............................................................................... 298

6.1. LAS EXPECTATIVAS VITALES DE LOS EXPÓSITOS DESDE UNA

PERSPECTIVA LONGITUDINAL ........................................................................ 298

6.2. LA LACTANCIA EN LA INCLUSA............................................................... 303

RESUMEN CAPÍTULO 6 ....................................................................................... 347

SUMMARY CHAPTER 6 ....................................................................................... 350

CAPÍTULO 7. LA RECUPERACIÓN POR LAS FAMILIAS.............................. 353

7.1. LA RECUPERACIÓN COMO INDICADOR DE USOS NO

TRADICIONALES .................................................................................................. 354

7.2. LA MEDIDA AGREGADA DE LA RECUPERACIÓN: MEDIDA

TRADICIONAL VS. MEDIDA LONGITUDINAL ............................................... 356

7.3. LA EXPERIENCIA INDIVIDUAL: LOS DETERMINANTES DE LA

RECUPERACIÓN Y SU ESTUDIO ....................................................................... 359

RESUMEN CAPÍTULO 7 ....................................................................................... 380

SUMMARY CHAPTER 7 ....................................................................................... 383

CAPÍTULO 8. LA MORTALIDAD INFANTIL Y JUVENIL EN LA INCLUSA

...................................................................................................................................... 387

8.1. LA MORTALIDAD DE LA INCLUSA EN SU CONTEXTO: ESPAÑA Y

EUROPA .................................................................................................................. 388

8.2. INCLUYENDO EL “TIEMPO” EN EL ANÁLISIS DE LA MORTALIDAD DE

LA INCLUSA .......................................................................................................... 397

8.3. LAS CAUSAS DE LA MORTALIDAD EN LA INCLUSA ........................... 421

8.4. LOS GRUPOS MÁS VULNERABLES A LA MUERTE:

CONSIDERACIONES SOBRE LOS DIFERENCIALES BIOLÓGICOS Y

SOCIALES EN SALUD .......................................................................................... 455

RESUMEN CAPÍTULO 8 ....................................................................................... 465

SUMMARY CHAPTER 8 ....................................................................................... 468

CAPÍTULO 9. LOS DETERMINANTES MATERNOS DE LA MORTALIDAD

EXPÓSITA.................................................................................................................. 471

9.1. EL MARCO INTERPRETATIVO DEL ESTUDIO DE LA MORTALIDAD

EXPÓSITA. UNA APROXIMACIÓN .................................................................... 472

9.2. LAS CARACTERÍSTICAS DE LAS MADRES COMO DETERMINANTES

DE LA MORTALIDAD EXPÓSITA ...................................................................... 485

9.3. DESTINOS COMPARTIDOS: MÁS ALLÁ DE LAS CARACTERÍSTICAS DE

LAS MADRES EN LOS EFECTOS FAMILIARES............................................... 505

RESUMEN CAPÍTULO 9 ....................................................................................... 516

SUMMARY CHAPTER 9 ....................................................................................... 519

CAPÍTULO 10. CONCLUSIONES .......................................................................... 523

6


Bárbara A. Revuelta Eugercios

ANCLANDO LA DEMOGRAFÍA EN LA HISTORIA: NUEVAS PERSPECTIVAS

SOBRE EL ABANDONO INFANTIL EN INSTITUCIONES............................... 524

DANDO RESPUESTAS DESDE LA DEMOGRAFÍA A PREGUNTAS

INEXPLORADAS POR LA HISTORIA................................................................. 529

VALORACIÓN GLOBAL: LIMITACIONES Y CONTRIBUCIONES ................ 534

CHAPTER 10. CONCLUSIONS .............................................................................. 537

ANCHORING DEMOGRAPHY IN HISTORY: NEW PERSPECTIVES ON

INFANT ABANDONMENT IN INSTITUTIONS.................................................. 538

ANSWERING FROM DEMOGRAPHY QUESTIONS UNEXPLORED BY

HISTORY................................................................................................................. 542

GLOBAL ASSESSMENT: LIMITATIONS AND CONTRIBUTIONS................. 546

ANEXOS ..................................................................................................................... 549

ANEXO A ................................................................................................................ 550

ANEXO B ................................................................................................................ 551

ANEXO C ................................................................................................................ 561

ANEXO D ................................................................................................................ 566

ANEXO E................................................................................................................. 570

ANEXO F................................................................................................................. 577

BIBLIOGRAFÍA ........................................................................................................ 585

7


ÍNDICE COMPLETO

AGRADECIMIENTOS ................................................................................................. 1

ÍNDICE SINTÉTICO .................................................................................................... 5

ÍNDICE COMPLETO ................................................................................................... 8

TABLE OF CONTENTS AND TRANSLATION OF THESIS OUTLINE............ 14

ÍNDICE DE GRÁFICOS ............................................................................................. 21

LIST OF GRAPHS....................................................................................................... 25

ÍNDICE DE TABLAS .................................................................................................. 29

LIST OF TABLES........................................................................................................ 31

ÍNDICE DE MAPAS.................................................................................................... 33

LIST OF MAPS ............................................................................................................ 34

INTRODUCCIÓN........................................................................................................ 35

INTRODUCTION ........................................................................................................ 39

CAPÍTULO 1. EL ESTUDIO DEL ABANDONO INFANTIL EN MADRID:

ESTADO DE LA CUESTIÓN, OBJETIVOS, FUENTES Y MÉTODOS .............. 41

1.1. ESTADO DE LA CUESTIÓN............................................................................ 41

1.1.1. LA HISTORIA DE LOS NIÑOS ABANDONADOS ................................. 42

1.1.2. LA ENTRADA DE LAS NUEVAS TENDENCIAS EN DEMOGRAFÍA

EN EL ABANDONO INFANTIL.......................................................................... 46

1.1.3. PERSPECTIVAS DE FUTURO: HISTORIA Y DEMOGRAFÍA DE

EXPÓSITOS........................................................................................................... 48

1.2. ENFOQUE HISTORIOGRÁFICO Y OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN

.................................................................................................................................... 49

1.3. FUENTES............................................................................................................ 53

1.3.1. LA BASE DE DATOS DE LA INCLUSA DE MADRID .......................... 53

1.3.1.1. La base de datos longitudinal básica. .................................................... 55

1.3.1.2. La base de datos extendida de notas de abandono................................. 57

1.3.1.3. La muestra alrededor de 1915 ............................................................... 58

1.3.2. OTRAS FUENTES ESTADÍSTICAS ......................................................... 59

1.3.3. INFORMACIÓN CONTEXTUAL .............................................................. 59

1.3.3.1. Material de archivo: Inclusa, Colegio de la Paz y Maternidad.............. 60

1.3.3.2. Prensa diaria general.............................................................................. 60

1.3.3.3. Información médica y asistencial .......................................................... 61

1.4. METODOLOGÍA................................................................................................ 62

1.4.1. PRIMERA PARTE: ANÁLISIS HISTÓRICO Y DEMOGRÁFICO.......... 63

1.4.2. SEGUNDA PARTE: ANÁLISIS DEMOGRÁFICO Y ESTADÍSTICO .... 65

CHAPTER 1. THE STUDY OF INFANT ABANDONMENT IN MADRID:

BACKGROUND, AIMS, SOURCES AND METHODS .......................................... 71

1.1. LITERATURE REVIEW.................................................................................... 71

1.1.1. THE HISTORY OF ABANDONED CHILDREN ...................................... 72

1.1.2. THE INTRODUCTION OF NEW TRENDS IN DEMOGRAPHY IN

INFANT ABANDONMENT ................................................................................. 75

1.1.3. The future: history and demography of foundlings...................................... 77

1.2. RESEARCH APPROACH AND AIMS ............................................................. 78

1.3. SOURCES ........................................................................................................... 81

1.3.1. THE FHM OF MADRID LONGITUDINAL DATABASE (FHMLD) ...... 81

1.3.1.1. The basic longitudinal database............................................................. 83

1.3.1.2. Extended database of abandonment notes............................................. 85

8


Bárbara A. Revuelta Eugercios

1.3.1.3. The 1915 sample.................................................................................... 86

1.3.2. OTHER STATISTICAL SOURCES ........................................................... 87

1.3.3. CONTEXTUAL INFORMATION .............................................................. 87

1.3.3.1. Archival material: The FHM, The Hospice of Our Lady of the Peace and

the Maternity Hospital........................................................................................ 87

1.3.3.2. General daily press ................................................................................ 88

1.3.3.3. Medical and Welfare information ......................................................... 90

1.4. METHODOLOGY .............................................................................................. 90

1.4.1. Part I: historical and demographic analysis.................................................. 90

1.4.2. Part II: demographic and statistical analysis ................................................ 92

PRIMERA PARTE. EL DEPÓSITO DE NIÑOS EN LA INCLUSA DE MADRID

........................................................................................................................................ 99

CAPÍTULO 2. ABANDONO INFANTIL: SOCIEDAD, LEGISLACIÓN Y

DISCURSO MÉDICO................................................................................................ 101

2.1. ABANDONO INFANTIL, ILEGITIMIDAD Y ESTRATEGIAS

FAMILIARES .......................................................................................................... 101

2.2. EL ABANDONO INFANTIL EN ESPAÑA .................................................... 109

2.2.1. ABANDONO INFANTIL EN ESPAÑA HASTA EL SIGLO XIX.......... 110

2.2.2. EL CONTEXTO DEL ABANDONO INFANTIL DESDE MITAD DEL

SIGLO XIX .......................................................................................................... 111

2.2.2.1. Ideología burguesa, beneficencia y la Cuestión Social ....................... 112

2.2.2.2. Preocupación por el problema de la infancia....................................... 115

2.2.2.3. Abandono y discurso sobre mujer y maternidad ................................. 122

2.2.3. LA REALIDAD DEL ABANDONO INFANTIL EN EL TRÁNSITO DE

LA ACCIÓN SOCIAL Y EL ESTADO INTERVENCIONISTA....................... 127

RESUMEN CAPÍTULO 2 ....................................................................................... 133

SUMMARY CHAPTER 2 ....................................................................................... 136

CAPÍTULO 3. MADRID, 1890-1936: SOCIEDAD Y DEMOGRAFÍA ............... 139

3.1. MADRID, ESCENARIO DE TRANSFORMACIONES ................................. 140

3.2. LA INCLUSA Y LA DINÁMICA DEMOGRÁFICA MADRILEÑA ............ 146

3.2.1. EL CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO DE LA CIUDAD DE MADRID 147

3.2.2. NUEVOS MADRILEÑOS: FECUNDIDAD E ILEGITIMIDAD ............ 151

3.2.2.1. Natalidad y fecundidad........................................................................ 151

3.2.2.2. Fecundidad ilegítima y tasa de ilegitimidad........................................ 155

3.2.3. MADRID, CIUDAD DE LA MUERTE .................................................... 162

3.2.4. LA MIGRACIÓN A MADRID.................................................................. 166

3.3. LA INCLUSA Y LA OFERTA ASISTENCIAL MADRILEÑA..................... 170

RESUMEN CAPÍTULO 3 ....................................................................................... 176

SUMMARY CHAPTER 3 ....................................................................................... 179

CAPÍTULO 4. LA INCLUSA Y LA CASA DE MATERNIDAD.

ANTECEDENTES, TRANSFORMACIONES Y TENDENCIAS EN LA

ATENCIÓN A EMBARAZADAS Y EXPÓSITOS EN MADRID ........................ 183

4.1. ANTECEDENTES: LA INCLUSA Y LA CASA DE MATERNIDAD HASTA

FINALES DEL SIGLO XIX .................................................................................... 184

4.1.1. DESDE LA FUNDACIÓN HASTA FINALES DEL SIGLO XVII.......... 184

4.1.2. LA INCLUSA BAJO LA JUNTA DE DAMAS Y LA

REGLAMENTACIÓN DEL FUNCIONAMIENTO (1799-1850)...................... 185

4.1.3. LA LEY DE BENEFICENCIA DE 1849 Y EL ESTABLECIMIENTO DE

LA CASA DE MATERNIDAD........................................................................... 190

9


Índice completo

4.1.3.1. La atención a parturientas pobres en Madrid a mediados del siglo XIX

.......................................................................................................................... 190

4.1.3.2. El fracaso de 1853 ............................................................................... 191

4.1.3.3. La fundación de la Casa de Maternidad y su reglamento.................... 193

4.1.3.4. El nuevo edificio.................................................................................. 195

4.1.4. LOS REGLAMENTOS CONJUNTOS DE 1877 Y 1888 Y EL

FUNCIONAMIENTO DE LA INSTITUCIÓN ANTES DEL CAMBIO DE

SIGLO .................................................................................................................. 196

4.2. LA INCLUSA Y LA CASA DE MATERNIDAD EN EL CONTEXTO DE LA

LUCHA CONTRA LA MORTALIDAD INFANTIL ............................................. 201

4.2.1. LA CRISIS DEL IMPAGO DE NODRIZAS: MALES NACIDOS DE

HECHOS Y ABUSOS ANTIGUOS .................................................................... 201

4.2.2. LAS PRIMERAS DÉCADAS DE SIGLO Y LAS MODIFICACIONES

DEL REGLAMENTO DE 1915 .......................................................................... 205

4.2.2.1. Miradas críticas desde la medicina...................................................... 205

4.2.2.2. Cambios y desarrollos durante las dos primeras décadas de siglo ...... 208

4.2.3. LOS COMIENZOS DEL CAMBIO: “LA HERODIADA” DE 1918 Y EL

TRASLADO INICIAL DE LA INCLUSA.......................................................... 212

4.2.3.1. La Herodiada ....................................................................................... 212

4.2.3.2. Soluciones prácticas temporales y estructurales: nodrizas, torno y

mudanza............................................................................................................ 215

4.2.4. LA CAMPAÑA DE LA PRENSA DE 1927 Y LA GESTACIÓN DEL

INSTITUTO PROVINCIAL DE PUERICULTURA .......................................... 218

4.2.4.1. El año del cambio: 1927 ...................................................................... 218

4.2.4.2. La gestación del Instituto Provincial de Puericultura.......................... 223

RESUMEN CAPÍTULO 4 ....................................................................................... 226

SUMMARY CHAPTER 4 ....................................................................................... 229

CAPÍTULO 5. LOS USOS DE LA INCLUSA, LOS EXPÓSITOS Y SUS

FAMILIAS .................................................................................................................. 233

5.1. EL RECURSO A LA INCLUSA: DISCURSO Y REALIDAD ....................... 233

5.1.1. LAS CAUSAS DE ABANDONO: DISCURSO Y REALIDAD .............. 233

5.1.2. TRAYECTORIAS, USOS Y ESTRATEGIAS.......................................... 238

5.1.3. DIFERENCIANDO LOS ABANDONOS TÉCNICOS ............................ 244

5.2. LOS NIÑOS ADMITIDOS A LA INCLUSA .................................................. 248

5.2.1. LOS NIÑOS NACIDOS EN MATERNIDAD .......................................... 249

5.2.1.1. Características de los niños y el abandono .......................................... 249

5.2.1.2. Las características y circunstancias de las madres .............................. 254

A. Las características básicas de las madres ................................................ 255

i. El estado civil de las madres y legitimidad de los niños ....................... 255

ii. El origen de la madre ........................................................................... 257

iii. La edad de la madre ............................................................................ 259

B. Otras características familiares: las madres abandonando en 1915-1916 261

i. El lugar de residencia de la madre......................................................... 262

ii. La ocupación de la madre..................................................................... 263

iii. Alfabetización ..................................................................................... 265

C. Las madres estables: estructura de hogar de las madres encontradas en el

padrón de 1915 ............................................................................................. 266

5.2.1.3. Los abandonos técnicos: similitudes y diferencias.............................. 268

5.2.2 LOS NIÑOS ABANDONADOS A TRAVÉS DE OTROS ORÍGENES... 269

5.2.2.1. Los distintos Orígenes ......................................................................... 270

10


Bárbara A. Revuelta Eugercios

5.2.2.2. Las características de los niños............................................................ 273

5.2.2.3. Las características familiares............................................................... 278

A. El estado civil de las madres y la legitimidad de los niños ..................... 278

B. Información adicional .............................................................................. 280

C. Notas y causas de abandono .................................................................... 281

5.3. EL ABANDONO DE HERMANOS................................................................. 284

RESUMEN CAPÍTULO 5 ....................................................................................... 291

SUMMARY CHAPTER 5 ....................................................................................... 294

SEGUNDA PARTE: LAS EXPECTATIVAS VITALES DE LOS EXPÓSITOS 297

CAPÍTULO 6. LA LACTANCIA EN LA INCLUSA: IDEOLOGÍA MÉDICA Y

REALIDAD INSTITUCIONAL ............................................................................... 298

6.1. LAS EXPECTATIVAS VITALES DE LOS EXPÓSITOS DESDE UNA

PERSPECTIVA LONGITUDINAL ........................................................................ 298

6.2. LA LACTANCIA EN LA INCLUSA............................................................... 303

6.2.1. EL DISCURSO MÉDICO SOBRE LA LACTANCIA MATERNA,

MERCENARIA Y ARTIFICIAL EN EL CONTEXTO DE LA INCLUSA....... 304

6.2.2. LA LACTANCIA INTERNA .................................................................... 309

6.2.2.1. El Departamento del biberón............................................................... 309

6.2.2.2. Las amas internas ................................................................................ 314

6.2.2.3. El cuidado y alimentación de los destetados dentro de la Inclusa....... 320

6.2.3. EL TIEMPO DE ESPERA HASTA EL ENVÍO A PUEBLOS Y LAS

AMAS EXTERNAS............................................................................................. 322

6.3.2.1. El tiempo de espera hasta el envío a lactar.......................................... 322

A. La probabilidad de ser enviado a lactar ................................................... 323

B. Diferencias en el tiempo de espera para ser enviado a lactar .................. 329

6.3.2.2. Las amas externas................................................................................ 336

A. Responsables o víctimas de abusos ......................................................... 336

B. La distribución geográfica de los expósitos en lactancia externa............ 340

6.3.2.3 Después de la primera lactancia ........................................................... 344

RESUMEN CAPÍTULO 6 ....................................................................................... 347

SUMMARY CHAPTER 6 ....................................................................................... 350

CAPÍTULO 7. LA RECUPERACIÓN POR LAS FAMILIAS.............................. 353

7.1. LA RECUPERACIÓN COMO INDICADOR DE USOS NO

TRADICIONALES .................................................................................................. 354

7.2. LA MEDIDA AGREGADA DE LA RECUPERACIÓN: MEDIDA

TRADICIONAL VS. MEDIDA LONGITUDINAL ............................................... 356

7.3. LA EXPERIENCIA INDIVIDUAL: LOS DETERMINANTES DE LA

RECUPERACIÓN Y SU ESTUDIO ....................................................................... 359

7.3.1. LA EXPERIENCIA INDIVIDUAL: EL MARCO TEÓRICO.................. 360

7.3.2. LA EXPERIENCIA INDIVIDUAL: LAS PROBABILIDADES DE SER

RECUPERADO ................................................................................................... 364

7.3.2.1 La probabilidad de experimentar una recogida temprana: los abandonos

técnicos ............................................................................................................. 366

A. Las variables de control........................................................................... 366

B. Las características maternas..................................................................... 369

7.3.2.2. La probabilidad de experimentar una recogida regular: los abandonos

temporales completados. .................................................................................. 370

A. Las variables de control........................................................................... 372

B. Las características maternas..................................................................... 376

RESUMEN CAPÍTULO 7 ....................................................................................... 380

11


Índice completo

SUMMARY CHAPTER 7 ....................................................................................... 383

CAPÍTULO 8. LA MORTALIDAD INFANTIL Y JUVENIL EN LA INCLUSA

...................................................................................................................................... 387

8.1. LA MORTALIDAD DE LA INCLUSA EN SU CONTEXTO: ESPAÑA Y

EUROPA .................................................................................................................. 388

8.1.1. MORTALIDAD GENERAL...................................................................... 389

8.1.2. MORTALIDAD INFANTIL...................................................................... 392

8.2. INCLUYENDO EL “TIEMPO” EN EL ANÁLISIS DE LA MORTALIDAD DE

LA INCLUSA .......................................................................................................... 397

8.2.1. LA EVOLUCIÓN DE LA MORTALIDAD POR EDADES .................... 397

8.2.2. EL RIESGO DE MORIR EN LA VIDA EXPÓSITA ............................... 404

8.2.2.1. La mortalidad infantil .......................................................................... 406

A. La elevación de la mortalidad en la segunda semana de vida: el efecto

institucional .................................................................................................. 408

B. La elevación de mortalidad entre el segundo y tercer mes: ¿un efecto del

scarring del efecto institucional? .................................................................. 411

8.2.2.2. La mortalidad juvenil en la Inclusa de Madrid: el efecto del .............. 416

destete ............................................................................................................... 416

8.2.2.3. Diferentes localizaciones, similitud de riesgos.................................... 419

8.3. LAS CAUSAS DE LA MORTALIDAD EN LA INCLUSA ........................... 421

8.3.1. DE EXPRESIONES DIAGNÓSTICAS A CAUSAS DE MUERTE EN LA

INCLUSA DE MADRID: SORTEANDO EL SESGO DE LA IDEOLOGÍA

MÉDICA. ............................................................................................................. 422

8.3.2. EVOLUCIÓN DE LAS CAUSAS DE MUERTE EN LA INCLUSA ...... 432

8.3.2.1. Las causas de muerte en el periodo infantil........................................ 434

A. La mortalidad neonatal dentro de la institución ...................................... 435

B. La mortalidad post-neonatal .................................................................... 438

i. Mortalidad post-neonatal dentro de la Inclusa ...................................... 438

ii. Mortalidad post-neonatal ocurrida en pueblos ..................................... 441

iii. La sífilis en el periodo post-neonatal .................................................. 445

8.3.2.2. Las causas de la mortalidad juvenil..................................................... 449

A. Mortalidad juvenil ocurrida dentro de la institución ............................... 449

B. Mortalidad juvenil ocurrida en pueblos ................................................... 450

C. Las enfermedades respiratorias en la mortalidad juvenil......................... 453

8.4. LOS GRUPOS MÁS VULNERABLES A LA MUERTE:

CONSIDERACIONES SOBRE LOS DIFERENCIALES BIOLÓGICOS Y

SOCIALES EN SALUD .......................................................................................... 455

8.4.1. DIFERENCIAS “BIOLÓGICAS”: SEXO................................................. 457

8.4.2. DIFERENCIAS CONTEXTUALES O SOCIALES.................................. 458

8.4.3. Los diferenciales familiares........................................................................ 461

RESUMEN CAPÍTULO 8 ....................................................................................... 465

SUMMARY CHAPTER 8 ....................................................................................... 468

CAPÍTULO 9. LOS DETERMINANTES MATERNOS DE LA MORTALIDAD

EXPÓSITA.................................................................................................................. 471

9.1. EL MARCO INTERPRETATIVO DEL ESTUDIO DE LA MORTALIDAD

EXPÓSITA. UNA APROXIMACIÓN .................................................................... 472

9.1.1. EXTENDIENDO EL ESQUEMA DE LALOU A LA MORTALIDAD

EXPÓSITA........................................................................................................... 473

9.1.2. LOS DETERMINANTES DE LA MORTALIDAD EXPÓSITA ............. 475

12


Bárbara A. Revuelta Eugercios

9.1.3. LA MEDIDA DE LOS DETERMINANTES FAMILIARES DE LA

MORTALIDAD EXPÓSITA............................................................................... 484

9.2. LAS CARACTERÍSTICAS DE LAS MADRES COMO DETERMINANTES

DE LA MORTALIDAD EXPÓSITA ...................................................................... 485

9.2.1. LAS VARIABLES DE CONTROL........................................................... 486

9.2.2. LEGITIMIDAD.......................................................................................... 488

9.2.3. ORIGEN DE LA MADRE......................................................................... 495

9.2.4. EDAD DE LA MADRE............................................................................. 500

9.2.5. INFORMACIÓN SOBRE LA MADRE EN LOS NIÑOS

ABANDONADOS POR OTROS ORÍGENES.................................................... 502

9.3. DESTINOS COMPARTIDOS: MÁS ALLÁ DE LAS CARACTERÍSTICAS DE

LAS MADRES EN LOS EFECTOS FAMILIARES............................................... 505

9.3.1. CONCENTRACIÓN DE DEFUNCIONES INFANTILES Y FAMILIA: EL

CASO DE LA INCLUSA .................................................................................... 507

9.3.2 LOS GRUPOS DE HERMANOS Y LA MORTALIDAD EXPÓSITA..... 509

9.3.3. ¿EXISTÍAN DESTINOS COMPARTIDOS ENTRE LOS MIEMBROS DE

UN GRUPO DE HERMANOS? .......................................................................... 511

RESUMEN CAPÍTULO 9 ....................................................................................... 516

SUMMARY CHAPTER 9 ....................................................................................... 519

CAPÍTULO 10. CONCLUSIONES .......................................................................... 523

ANCLANDO LA DEMOGRAFÍA EN LA HISTORIA: NUEVAS PERSPECTIVAS

SOBRE EL ABANDONO INFANTIL EN INSTITUCIONES............................... 524

DANDO RESPUESTAS DESDE LA DEMOGRAFÍA A PREGUNTAS

INEXPLORADAS POR LA HISTORIA................................................................. 529

VALORACIÓN GLOBAL: LIMITACIONES Y CONTRIBUCIONES ................ 534

CHAPTER 10. CONCLUSIONS .............................................................................. 537

ANCHORING DEMOGRAPHY IN HISTORY: NEW PERSPECTIVES ON

INFANT ABANDONMENT IN INSTITUTIONS.................................................. 538

ANSWERING FROM DEMOGRAPHY QUESTIONS UNEXPLORED BY

HISTORY................................................................................................................. 542

GLOBAL ASSESSMENT: LIMITATIONS AND CONTRIBUTIONS................. 546

ANEXOS ..................................................................................................................... 549

ANEXO A ................................................................................................................ 550

ANEXO B ................................................................................................................ 551

ANEXO C ................................................................................................................ 561

ANEXO D ................................................................................................................ 566

ANEXO E................................................................................................................. 570

ANEXO F................................................................................................................. 577

BIBLIOGRAFÍA ........................................................................................................ 585

13


TABLE OF CONTENTS AND TRANSLATION OF THESIS

OUTLINE

[Italics used to mark translated titles of setions entirely in Spanish without

corresponding english version]

ACKNOWLEDGEMENTS ........................................................................................... 1

ÍNDICE SINTÉTICO .................................................................................................... 5

ÍNDICE COMPLETO ................................................................................................... 8

TABLE OF CONTENTS ............................................................................................. 14

ÍNDICE DE GRÁFICOS ............................................................................................. 21

LIST OF GRAPHS....................................................................................................... 25

ÍNDICE DE TABLAS .................................................................................................. 29

LIST OF TABLES........................................................................................................ 31

ÍNDICE DE MAPAS.................................................................................................... 33

LIST OF MAPS ............................................................................................................ 34

INTRODUCCIÓN........................................................................................................ 35

INTRODUCTION ........................................................................................................ 39

CAPÍTULO 1. EL ESTUDIO DEL ABANDONO INFANTIL EN MADRID:

ESTADO DE LA CUESTIÓN, OBJETIVOS, FUENTES Y MÉTODOS .............. 41

1.1. ESTADO DE LA CUESTIÓN............................................................................ 41

1.1.1. LA HISTORIA DE LOS NIÑOS ABANDONADOS ................................. 42

1.1.2. LA ENTRADA DE LAS NUEVAS TENDENCIAS EN DEMOGRAFÍA

EN EL ABANDONO INFANTIL.......................................................................... 46

1.1.3. PERSPECTIVAS DE FUTURO: HISTORIA Y DEMOGRAFÍA DE

EXPÓSITOS........................................................................................................... 48

1.2. ENFOQUE HISTORIOGRÁFICO Y OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN

.................................................................................................................................... 49

1.3. FUENTES............................................................................................................ 53

1.3.1. LA BASE DE DATOS DE LA INCLUSA DE MADRID .......................... 53

1.3.1.1. La base de datos longitudinal básica. .................................................... 55

1.3.1.2. La base de datos extendida de notas de abandono................................. 57

1.3.1.3. La muestra alrededor de 1915 ............................................................... 58

1.3.2. OTRAS FUENTES ESTADÍSTICAS ......................................................... 59

1.3.3. INFORMACIÓN CONTEXTUAL .............................................................. 59

1.3.3.1. Material de archivo: Inclusa, Colegio de la Paz y Maternidad.............. 60

1.3.3.2. Prensa diaria general.............................................................................. 60

1.3.3.3. Información médica y asistencial .......................................................... 61

1.4. METODOLOGÍA................................................................................................ 62

1.4.1. PRIMERA PARTE: ANÁLISIS HISTÓRICO Y DEMOGRÁFICO.......... 63

1.4.2. SEGUNDA PARTE: ANÁLISIS DEMOGRÁFICO Y ESTADÍSTICO .... 65

CHAPTER 1. THE STUDY OF INFANT ABANDONMENT IN MADRID:

BACKGROUND, AIMS, SOURCES AND METHODS .......................................... 71

1.1. LITERATURE REVIEW.................................................................................... 71

1.1.1. THE HISTORY OF ABANDONED CHILDREN ...................................... 72

1.1.2. THE INTRODUCTION OF NEW TRENDS IN DEMOGRAPHY IN

INFANT ABANDONMENT ................................................................................. 75

14


Bárbara A. Revuelta Eugercios

1.1.3. The future: history and demography of foundlings...................................... 77

1.2. RESEARCH APPROACH AND AIMS ............................................................. 78

1.3. SOURCES ........................................................................................................... 81

1.3.1. THE FHM OF MADRID LONGITUDINAL DATABASE (FHMLD) ...... 81

1.3.1.1. The basic longitudinal database............................................................. 83

1.3.1.2. Extended database of abandonment notes............................................. 85

1.3.1.3. The 1915 sample.................................................................................... 86

1.3.2. OTHER STATISTICAL SOURCES ........................................................... 87

1.3.3. CONTEXTUAL INFORMATION .............................................................. 87

1.3.3.1. Archival material: The FHM, The Hospice of Our Lady of the Peace and

the Maternity Hospital........................................................................................ 87

1.3.3.2. General daily press ................................................................................ 88

1.3.3.3. Medical and Welfare information ......................................................... 90

1.4. METHODOLOGY .............................................................................................. 90

1.4.1. Part I: historical and demographic analysis.................................................. 90

1.4.2. Part II: demographic and statistical analysis ................................................ 92

PART ONE. DEPOSIT OF FOUNDLINGS IN THE FOUNLING HOSPITAL ...... 99

CHAPTER 2: INFANT ABANDONMENT: SOCIETY, LEGISLATION AND

MEDICAL DISCOURSE ............................................................................................ 101

2.1. INFANT ABANDONMENT, ILLEGITIMACY AND FAMILY STRATEGIES ... 101

2.2. INFANT ABANDOMENT IN SPAIN ................................................................. 109

2.2.1. INFANT ABANDONMENT IN SPAIN UNTIL THE 19TH CENTURY...... 110

2.2.2. THE CONTEXT OF INFANT ABANDONMENT FROM MID-19TH

CENTURY ONWARDS......................................................................................... 111

2.2.2.1. Bourgeoisie ideology, welfare provision and the ‘Social Question’... 112

2.2.2.2. The concern over “the problem of childhood” ................................... 115

2.2.2.3. Abandonment and the discourse over women and maternity.............. 122

2.2.3. THE REALITY OF INFANT ABANDONMENT FROM THE SOCIAL

ACTION TO THE INTERVENING STATE .......................................................... 127

RESUMEN CAPÍTULO 2 ....................................................................................... 133

SUMMARY CHAPTER 2 ....................................................................................... 136

CHAPTER 3. MADRID, 1890-1936: SOCIETY AND DEMOGRAPHY ................. 139

3.1. MADRID, A STAGE IN TRANSFORMATION.................................................. 140

3.2. THE FHM AND THE MADRILENIAN DEMOGRAPHIC DYNAMIC............. 146

3.2.1. THE DEMOGRAPHIC GROWTH OF THE CITY OF MADRID .............. 147

3.2.2. NEW MADRILENIANS: FERTILITY AND ILLEGITIMACY..................... 151

3.2.2.1. Births and fertility................................................................................ 151

3.2.2.2. Illegitimate fertility and illegitimacy rate............................................ 155

3.2.3. Madrid, “the city of death” ........................................................................ 162

3.2.4. Migration to Madrid................................................................................... 166

3.3. THE FHM AND THE MADRILINEAN ASSISTANCE OFFER ........................ 170

RESUMEN CAPÍTULO 3 ....................................................................................... 176

SUMMARY CHAPTER 3 ....................................................................................... 179

15


Table of contents

CHAPTER 4. THE FOUNDLING HOSPITAL OF MADRID AND THE

MATERNITY HOSPITAL: ANTECEDENTS, CHANGES AND TRENDS IN

PREGNANT WOMEN AND FOUNDLINGS ATTENDANCE IN MADRID......... 183

4.1. ANTECEDENTS: THE FHM AND THE MATERNITY HOSPITAL UNTIL THE

END OF 19TH CENTURY ....................................................................................... 184

4.1.1. FROM FOUNDATION TO THE END OF 17TH CENTURY .................... 184

4.1.2. THE FHM UNDER THE BOARD OF LADIES AND THE REGULATION

(1799-1850) .......................................................................................................... 185

4.1.3. THE WELFARE LAW OF 1849 AND THE ESTABLISHMENT OF THE

MATERNITY HOSPITAL ..................................................................................... 190

4.1.3.1. Attention to poor pregnant women in Madrid in mid 19th century..... 190

4.1.3.2. The 1853 failure .................................................................................. 191

4.1.3.3. The foundation of the Maternity Hospital and its regulations. ........... 193

4.1.3.4. The new building. ................................................................................ 195

4.1.4. THE JOINT REGULATIONS OF 1877 AND 1888 AND THE INNER

WORKING OF THE INSTITUTION BEFORE THE TURN OF THE CENTURY196

4.2. THE FHM AND THE MATERNITY HOSPITAL IN THE CONTEXT OF THE

BATTLE TO REDUCE INFANT MORTALITY ........................................................ 200

4.2.1. THE CRISIS OF THE DEBT TO THE WET NURSES: EVIL BORN OF OLD

ABUSES................................................................................................................ 201

4.2.2. THE FIRST DECADES OF THE CENTURY AND THE 1915

MODIFICATIONS TO THE REGULATIONS...................................................... 205

4.2.2.1. Critical views from medicine............................................................... 205

4.2.2.2. Changes and developments during the first decades of the century.... 207

4.2.3. THE BEGINNINGS OF THE CHANGE: “THE HERODIAD” (“LA

HERODIADA”) IN 1918 AND THE FIRST REMOVAL...................................... 211

4.2.3.1. “The Herodiad” .................................................................................. 211

4.2.3.2. Practical & structural solutions: wet nurses, turning wheel & removal

.......................................................................................................................... 215

4.2.4. THE 1927 PRESS CAMPAIGN AND THE ORIGINS OF THE PROVINCIAL

INSTITUTE OF CHILDCARE (INSTITUTO PROVINCIAL DE PUERICULTURA)

.............................................................................................................................. 218

4.2.4.1.The year of the change: 1927 ............................................................... 218

4.2.4.2. The origins of the Provincial Institute of Childcare (Instituto Provincial

de Puericultura)................................................................................................ 222

RESUMEN CAPÍTULO 4 ....................................................................................... 226

SUMMARY CHAPTER 4 ....................................................................................... 229

CHAPTER 5. THE USES OF THE FOUNDLING HOSPITAL, THE

FOUNDLINGS AND THEIR FAMILIES................................................................. 233

5.1. RESORTING TO THE FOUDNLING HOSPITAL............................................ 233

5.1.1. CAUSES OF ABANDONMENT: DISCOURSE AND REALITY ................ 233

5.1.2. TRAJECTORIES, USES AND STRATEGIES ............................................. 238

5.1.3. DIFFERENTIATING TECHNICAL ABANDONMENTS ........................... 244

5.2. CHILDREN ADMITTED AT THE FOUNDLING HOSPITAL ......................... 248

5.2.1. CHILDREN BORN IN THE MATERNITY HOSPITAL.............................. 249

5.2.1.1. Children’s and abandonment characteristics...................................... 249

5.2.1.2. Maternal characteristics and circumstances....................................... 254

A. Basic maternal characteristics................................................................. 255

i. Mother’s marital stuatus and children legitimacy ................................ 255

16


Bárbara A. Revuelta Eugercios

ii. Mother’s origin .................................................................................... 257

iii. Mother’s age ....................................................................................... 259

B. Other maternal characteristics: Mothers abandoning in 1915-1916...... 261

i. Mother’s place of residence .................................................................. 262

ii. Mother’s Occupation............................................................................ 263

iii. Mother’s Literacy............................................................................... 265

C. Stable Mothers: household structure of Mothers found in 1915 listing of

inhabitants .................................................................................................... 266

5.2.1.3. Technical abandonments: similarities and differences ....................... 268

5.2.2 CHILDREN ABANDONED THROUGH OTHER ORIGINS ...................... 269

5.2.2.1. The different origins ............................................................................ 270

5.2.2.2. Children’s characteristics ................................................................... 273

5.2.2.3. Maternal characteristics ..................................................................... 278

A. Mother’s marital stuatus and children legitimacy................................... 278

B. Additional information............................................................................. 280

C. Notes and causes of abandonment........................................................... 281

5.3. THE ABANDONMENT OF GROUPS OF SIBLINGS ...................................... 284

RESUMEN CAPÍTULO 5 ....................................................................................... 291

SUMMARY CHAPTER 5 ....................................................................................... 294

PART TWO: FOUNDLINGS VITAL EXPECTATIONS ......................................... 297

CHAPTER 6: BREASTFEEDING AT THE FOUNDLING HOSPITAL OF

MADRID: MEDICAL IDEOLOGY AND INSTITUTIONAL REALITY ................ 298

6.1. FOUNDLING’S VITAL EXPECTATATIONS FROM A LONGITUDINAL

PERSPECTIVE......................................................................................................... 298

6.2. BREASTFFEDING AT THE FHM .................................................................... 303

6.2.1. MEDICAL DISCOURSE ON MATERNAL, MERCENARY AND ARTIFICIAL

BREASTFEEDING IN THE CONTEXT OF THE FHM ...................................... 304

6.2.2. INTERNAL BREASTFEEDING.................................................................. 309

6.2.2.1. The Bottle-feeding Department ........................................................... 309

6.2.2.2. Internal wet nurses .............................................................................. 314

6.2.2.3. The care and feeding of weaned children inside the premises............ 320

6.2.3. WAITING TIME TO PLACEMENT IN THE COUNTRYSIDE AND

EXTERNAL WET NURSES .................................................................................. 322

6.3.2.1. Waiting time before placement............................................................ 322

A. Probability of being placed in the countryside ........................................ 323

B. Waiting time differences........................................................................... 329

6.3.2.2. External wet nurses ............................................................................. 336

A. Responsible or victims of abuses ............................................................. 336

B. Geographic distribution of foundlings placed in the countryside............ 340

6.3.2.3 After the first placement ....................................................................... 344

RESUMEN CAPÍTULO 6 ....................................................................................... 347

SUMMARY CHAPTER 6 ....................................................................................... 350

CHAPTER 7. RETRIEVAL BY FAMILIES.............................................................. 353

7.1. RETRIEVAL AS AN INDICATOR OF NON-TRADITIONAL USES................. 354

7.2. AGGREGATED MEASSURE OF RETRIEVAL: TRADITIONAL vs.

LONGITUDINAL MEASSURES .............................................................................. 356

7.3. THE INDIVIDUAL EXPERIENCE: THE DETERMINANTS OF RETRIEVAL

AND ITS STUDY ...................................................................................................... 359

17


Table of contents

7.3.1. The theoretical Framework ........................................................................ 360

7.3.2. Probabilities of being retrieved.................................................................. 364

7.3.2.1 Probabilities of experiencing an early retrieval: technical

abandonments................................................................................................... 366

A. Control variables ..................................................................................... 366

B. Maternal characteristics .......................................................................... 369

7.3.2.2. Probabilities of experiencing a regular retrieval: successful temporary

abandonments................................................................................................... 370

A. Control variables ..................................................................................... 372

B. Maternal characteristics .......................................................................... 376

RESUMEN CAPÍTULO 7 ....................................................................................... 380

SUMMARY CHAPTER 7 ....................................................................................... 383

CHAPTER 8. INFANT AND CHILD MORTALITY IN THE FOUNDLING

HOSPITAL OF MADRID........................................................................................... 387

8.1. MORTALITY IN THE FHM AND ITS CONTEXT: SPAIN AND EUROPE A .. 388

8.1.1. General mortality ....................................................................................... 389

8.1.2. Infant mortality........................................................................................... 392

8.2. THE TIME OF DYING IN THE FHM: AGE-SPECIFIC MORTALITY AND THE

EVOLUTION OF THE RISK OF DYING ACROSS TIME....................................... 396

8.2.1. Age-specific mortality evolution across time.............................................. 397

8.2.2. Risk of dying in foundling life..................................................................... 404

8.2.2.1. Infant mortality.................................................................................... 406

A. The mortality rise in the second week of life: the institutional effect. ..... 408

B. Mortality rise between the second and third month: institutional effect

scarring......................................................................................................... 411

8.2.2.2. Early childhood mortality.................................................................... 416

8.2.2.3. Different places, similar risks.............................................................. 419

8.3. CAUSE OF DEATH MORTALITY IN THE FHM............................................. 421

8.3.1. From diagnostic expressions to causes of death in the FHM: overcoming

medical ideology................................................................................................... 422

8.3.2. Evolution of causes of death evolution....................................................... 432

8.3.2.1. Causes of death in infancy................................................................... 434

A. Neonatal mortality inside the institution.................................................. 435

B. Post-neonatal mortality............................................................................ 438

i. Post-neonatal mortality inside the FHM............................................... 438

ii. Post-neonatal mortality of children placed in the countryside ............ 441

iii. Syphilis in infancy ............................................................................... 445

8.3.2.2. Causes of death in early childhood ..................................................... 449

A. Early childhood mortality inside the institution ...................................... 449

B. Early childhood mortality of children placed in the countryside ............ 450

C. Respiratory diseases in early childhood.................................................. 453

8.4. VULNERABLE GROUPS: BIOLOGICAL AND SOCIAL MORTALITY

DIFFERENTIALS..................................................................................................... 455

8.4.1. Biological factors ....................................................................................... 457

8.4.2. Contextual or social factors ....................................................................... 458

8.4.3. Maternal factors ......................................................................................... 461

RESUMEN CAPÍTULO 8 ....................................................................................... 465

SUMMARY CHAPTER 8 ....................................................................................... 468

18


Bárbara A. Revuelta Eugercios

CHAPTER 9. MATERNAL DETERMINANTS ON FOUNDLING MORTALITY 471

9.1. INTERPRETATIVE FRAMEWORK TO FOUNDLING MORTALITY: AN

APPROXIMATION..................................................................................................... 472

9.1.1. Extending Lalou’s diagram to foundling mortality .................................... 473

9.1.2. The determinants of foundling mortality .................................................... 475

9.1.3. Measuring maternal factors in foundling mortality ................................... 484

9.2. MATERNAL CHARACTERISTICS AS DETERMINANTS OF FOUNLINGS

MORTALITY............................................................................................................. 485

9.2.1. Control variables........................................................................................ 486

9.2.2. Legitimacy .................................................................................................. 488

9.2.3. Mother’s origin........................................................................................... 495

9.2.4. Mother’s age............................................................................................... 500

9.2.5. Mother’s information for children abandoned through Other Origins

ABANDONADOS POR OTROS ORÍGENES ....................................................... 502

9.3. SHARED DESTINIES: BEYOND MATERNALS CHARACTERISTICS IN

FAMILY EFFECTS .................................................................................................. 505

9.3.1. Infant death clustering in families: the case of the Foundlings Hospital... 507

9.3.2. Groups of siblings and foundling mortality................................................ 509

9.3.3. Were there shared destinies between abandoned siblings? ....................... 511

RESUMEN CAPÍTULO 9 ....................................................................................... 516

SUMMARY CHAPTER 9 ....................................................................................... 519

CAPÍTULO 10. CONCLUSIONES .......................................................................... 523

ANCLANDO LA DEMOGRAFÍA EN LA HISTORIA: NUEVAS

PERSPECTIVAS SOBRE EL ABANDONO INFANTIL EN INSTITUCIONES524

DANDO RESPUESTAS DESDE LA DEMOGRAFÍA A PREGUNTAS

INEXPLORADAS POR LA HISTORIA ................................................................. 529

VALORACIÓN GLOBAL: LIMITACIONES Y CONTRIBUCIONES.............. 534

CHAPTER 10. CONCLUSIONS .............................................................................. 537

ANCHORING DEMOGRAPHY IN HISTORY: NEW PERSPECTIVES ON

INFANT ABANDONMENT IN INSTITUTIONS .................................................. 538

ANSWERING FROM DEMOGRAPHY QUESTIONS UNEXPLORED BY

HISTORY.................................................................................................................... 542

GLOBAL ASSESSMENT: LIMITATIONS AND CONTRIBUTIONS ............... 546

ANNEXES ................................................................................................................... 549

ANNEX A .................................................................................................................. 550

ANNEX B .................................................................................................................. 551

ANNEX C.................................................................................................................. 561

ANNEX D.................................................................................................................. 566

ANNEX E .................................................................................................................. 570

ANNEX F .................................................................................................................. 577

BIBLIOGRAPHY ........................................................................................................ 585

19


ÍNDICE DE GRÁFICOS

Gráfico 1.1. Objetos de estudio y disciplinas implicadas en el estudio del abandono

infantil............................................................................................................................. 51

Gráfico 1.2. Información recogida en los Libros de Entradas y Salidas. ....................... 54

Gráfico 1.3. Número de casos anuales disponible.......................................................... 56

Gráfico 1.4. Conceptualización de la vida de los expósitos bajo la perspectiva del

análisis longitudinal........................................................................................................ 66

Gráfico 3.1. Crecimiento poblacional de Madrid y Barcelona comparado con el de

España, 1860-1940. ...................................................................................................... 148

Gráfico 3.2. Tasa bruta de natalidad (TBN), tasa bruta de mortalidad (TBM) y población

de Madrid, 1897-1931. ................................................................................................. 149

Gráfico 3.3. Distribución de nacimientos en instituciones de beneficencia en la ciudad

de Madrid, 1903-1931. ................................................................................................. 154

Gráfico 3.4. Estructura de edad, sexo y estado civil para la población de la ciudad de

Madrid, 1900 y 1930. ................................................................................................... 157

Gráfico 3.5. Tasa bruta de mortalidad de los distritos madrileños, 1904-1930............ 164

Gráfico 3.6. Tasa de mortalidad infantil de los distritos madrileños, 1903-1931. ....... 165

Gráfico 4.1. Esquema del sistema de entrada y salida de los niños admitidos en la

Inclusa........................................................................................................................... 188

Gráfico 5.1. Trayectorias posibles de madres y niños para distintos usos de Inclusa.. 240

Gráfico 5.2. Universo de intenciones, hechos conocidos y desconocidos detrás de las

trayectorias vitales dentro de la institución. ................................................................. 243

Gráfico 5.3. Trayectorias posibles de madres y niños para aquellos admitidos a través de

la Casa de Maternidad y posteriormente recogidos...................................................... 245

Gráfico 5.4. Entradas anuales y abandonos a la Inclusa y, específicamente, de la

Maternidad.................................................................................................................... 246

Gráfico 5.5. Tasas de abandono en Madrid según diferentes criterios......................... 247

Gráfico 5.6. Entradas anuales según el origen.............................................................. 248

Gráfico 5.7. Distribución de admisiones anuales en la Casa de Maternidad de abandonos

técnicos y abandonos regulares según edad de entrada................................................ 250

Gráfico 5.8. Desviación porcentual mensual sobre la media de abandonos a través de

Maternidad para los casos técnicos y los abandonos regulares para 1890-1935

comparada con la media de Madrid para 1900-1901 y 1929-1930. ............................. 253

Gráfico 5.9. Distribución de los abandonos regulares a través de Maternidad según

legitimidad.................................................................................................................... 256

Gráfico 5.10. Distribución de los abandonos regulares a través de Maternidad según el

origen de la madre. ....................................................................................................... 259

Gráfico 5.11. Distribución de los abandonos regulares a través de Maternidad según

edad de la madre........................................................................................................... 260

Gráfico 5.12. Evolución de los grupos de orígenes para los niños admitidos a través de

Otros Orígenes.............................................................................................................. 270

Gráfico 5.13. Distribución de admisiones anuales según la edad de entrada a través de

Otros Orígenes.............................................................................................................. 274

Gráfico 5.14. Desviación porcentual mensual sobre la media de abandonos a través de

Otros Orígenes según la edad de admisión para 1890-1935 comparada con la media de

Madrid para 1900. ........................................................................................................ 277

21


Índice de gráficos

Gráfico 5.15. Distribución de los niños abandonados a través de Otros Orígenes según

legitimidad.................................................................................................................... 279

Gráfico 5.16. Distribución de los niños abandonados a través de Otros Orígenes según

información declarada por la madre ............................................................................. 280

Gráfico 5.17. Trayectorias posibles de madres y niños para los grupos de hermanos. 289

Gráfico 6.1. Evolución del resultado final de las vidas institucionalizadas de los

expósitos abandonados en la Inclusa de Madrid en toda su trayectoria institucionalizada,

1890-1935..................................................................................................................... 299

Gráfico 6.2. Las distintas posibilidades y sus momentos de ocurrencia en la experiencia

expósita......................................................................................................................... 301

Gráfico 6.3. Efecto acumulado del tratamiento institucional sobre la salud expósita.. 308

Gráfico 6.4. Comparación del número de niños enviados a lactar y la probabilidad de ser

enviado a lactar si seguían vivos en la institución (durante los 100 días siguientes a la

admisión). ..................................................................................................................... 325

Gráfico 6.5. Probabilidad acumulada de ser enviado a lactar según el periodo de

admisión. ...................................................................................................................... 326

Gráfico 6.6. Probabilidad acumulada de ser enviado a lactar según la edad a la entrada

para diferentes periodos................................................................................................ 328

Gráfico 6.7. Probabilidad acumulada de ser enviado a lactar en función de la estación de

abandono para diferentes periodos. .............................................................................. 330

Gráfico 6.8. Probabilidad acumulada de ser enviado a lactar en función del sexo para

diferentes periodos........................................................................................................ 332

Gráfico 6.9. Probabilidad acumulada de ser enviado a lactar en función del origen para

diferentes periodos........................................................................................................ 333

Gráfico 6.10. Probabilidad acumulada de ser enviado a lactar para los menores de 1 año

en función de la legitimidad para diferentes periodos.................................................. 334

Gráfico 6.11. Posibles trayectorias de los expósitos una vez enviados a lactar al campo.

...................................................................................................................................... 345

Gráfico 7.1. Importancia de los dos tipos de retorno en la Inclusa: temprano y regular.

...................................................................................................................................... 356

Gráfico 7.2. Esquema del estudio del retorno durante la vida de los expósitos. .......... 358

Gráfico 7.3. Probabilidad de recuperación temprana y regular en la Inclusa (en distintos

intervalos anuales), 1890-1935..................................................................................... 359

Gráfico 7.4. Propuesta de marco interpretativo de los determinantes de la recuperación

por padres. .................................................................................................................... 361

Gráfico 7.5. Probabilidad de experimentar una recogida temprana en función de las

variables de control (ajustada por el modelo)............................................................... 368

Gráfico 7.6. Probabilidad de experimentar una recogida temprana en función de las

variables maternales (ajustada por el model) ............................................................... 369

Gráfico 7.7. Probabilidad de experimentar una recogida regular a través de la

Maternidad y de Otros Orígenes antes de los 7 años.................................................... 371

Gráfico 7.8. Probabilidad de experimentar una recuperación regular en función de las

variables de control....................................................................................................... 373

Gráfico 7.9. Probabilidad de experimentar una recuperación regular en función de

variables de control adicionales.................................................................................... 375

Gráfico 7.10. Probabilidad de experimentar una recuperación regular en función de las

variables familiares....................................................................................................... 377

Gráfico 8.1. Mortalidad general en las inclusas de varias ciudades españolas, 1850-

1935. ............................................................................................................................. 391

Gráfico 8.2. Mortalidad infantil en algunas inclusas españolas, 1854-1935................ 394

22


Bárbara A. Revuelta Eugercios

Gráfico 8.3. Mortalidad infantil, mortalidad general y mortalidad antes de los 5 años en

la Inclusa de Madrid según medidas tradicionales y longitudinales, 1890-1935. ........ 398

Gráfico 8.4. Probabilidad de morir a distintos aniversarios calculada para por

generación de nacimiento (cohorte) o por año de defunción (periodo) para la Inclusa de

Madrid, 1890-1935. ...................................................................................................... 401

Gráfico 8.5. Mortalidad infantil (0 a 1 año) y juvenil (1 a 4 años) en la Inclusa, 1890-

1935. ............................................................................................................................. 403

Gráfico 8.6. Función del riesgo instantáneo durante el primer año de vida para los cuatro

periodos. ....................................................................................................................... 407

Gráfico 8.7. Función del riesgo instantáneo durante el primer año de vida para los cuatro

periodos en función de la edad de entrada a la institución. .......................................... 408

Gráfico 8.8. Función del riesgo instantáneo durante los primeros 100 días de vida en la

institución, 1916-1935.................................................................................................. 415

Gráfico 8.9. Función del riesgo instantáneo desde el primer al quinto aniversario para

los cuatro periodos........................................................................................................ 416

Gráfico 8.10.a y b. Función del riesgo instantáneo desde el nacimiento/abandono hasta

el quinto aniversario (total y clasificado por edad a la entrada)................................... 417

Gráfico 8.11. Función del riesgo instantáneo desde el primer hasta el quinto aniversario

para los cuatro periodos, por edad a la entrada............................................................. 418

Gráfico 8.12. Función del riesgo instantáneo desde la admisión hasta el quinto

aniversario en función del envío a lactar al campo con una nodriza externa. .............. 420

Gráfico 8.13. Número de defunciones anuales de menores de un 1 año por grupos de

causas en la Inclusa, 1890-1935. .................................................................................. 428

Gráfico 8.14. Probabilidad de morir según distintos grupos de causas de muerte en el

periodo neonatal dentro de la Inclusa. Clasificación modificada................................. 436

Gráfico 8.15. Probabilidad de morir según distintas causas de muerte en el periodo

neonatal entre los conservados dentro de la Inclusa. Clasificación modificada........... 437

Gráfico 8.16. Probabilidad de morir según distintos grupos de causas de muerte en el

periodo post-neonatal entre los conservados dentro de la Inclusa. Clasificación

modificada. ................................................................................................................... 439

Gráfico 8.17. Probabilidad de morir según distintas causas de muerte en el periodo postneonatal

entre los conservados dentro de la Inclusa. Clasificación modificada........... 440

Gráfico 8.18. Probabilidad de morir según distintos grupos de causas de muerte en el

periodo post-neonatal para niños enviados a lactar. Clasificación original. ................ 442

Gráfico 8.19. Probabilidad de morir según distintas causas de muerte en el periodo postneonatal

para niños enviados a lactar. Clasificación original....................................... 443

Gráfico 8.20. Defunciones por sífilis, 1890-1935. ....................................................... 448

Gráfico 8.21. Probabilidad de morir según distintos grupos de causas de muerte en el

periodo juvenil entre los conservados dentro de la Inclusa. Clasificación modificada.450

Gráfico 8.22. Probabilidad de morir según distintos grupos de causas de muerte en el

periodo juvenil para niños enviados a lactar. Clasificación original............................ 451

Gráfico 8.23. Probabilidad de morir según distintas causas de muerte en el periodo

juvenil para niños enviados a lactar. Clasificación original. ........................................ 452

Gráfico 8.24. Probabilidad de morir según sexo en la etapa infantil y juvenil. ........... 458

Gráfico 8.25. Probabilidad de morir según estación de nacimiento en la etapa infantil y

juvenil. .......................................................................................................................... 460

Gráfico 8.26. Probabilidad de morir según origen en la etapa infantil y juvenil. ........ 461

Gráfico 8.27. Probabilidad de morir según legitimidad en la etapa infantil y juvenil.. 462

Gráfico 8.28. Probabilidad de morir según edad de la madre en la etapa infantil y juvenil

. ..................................................................................................................................... 463

23


Índice de gráficos

Gráfico 9.1. Propuesta de marco interpretativo de los determinantes de la mortalidad

expósita......................................................................................................................... 476

Gráfico 9.2. Diferencias en la probabilidad de morir en función de la filiación para los

intervalos neonatal, post-neonatal y juvenil en función de la filiación. ....................... 491

Gráfico 9.3. Diferencias ajustadas en la probabilidad de morir para los niños

procedentes de Otros Orígenes, en función de la filiación........................................... 493

Gráfico 9.4. Diferencias ajustadas en la probabilidad de morir para los niños

procedentes de Maternidad en función de la filiación.................................................. 494

Gráfico 9.5. Diferencias en la probabilidad de morir para aquellos niños abandonados a

través de la Maternidad en función del origen de la madre.......................................... 496

Gráfico 9.6. Diferencias ajustadas en la probabilidad de morir para los niños

abandonados en Maternidad en función del origen de la madre. ................................. 499

Gráfico 9.7. Diferencias en la probabilidad de morir para aquellos niños abandonados a

través de la Maternidad en función de la edad de la madre.......................................... 502

Gráfico 9.8. Diferencias en la probabilidad de morir para aquellos niños abandonados a

través de Otros Orígenes en función de la información dejada por la madre............... 503

Gráfico 9.9. Diferencias ajustadas en la probabilidad de morir para aquellos

abandonados por Otros Orígenes en función de la información dejada por la madre.. 504

Gráfico 9.10. Diferencias ajustadas en la probabilidad de morir en función de la

pertenencia a un grupo de hermanos. ........................................................................... 510

Gráfico A.1. Comparación entre el número de casos anuales ingresados en la institución

y el número de casos de la base de datos para cada año una vez incorporada la

información de los segundos abandonos en el registro previo. .................................... 550

Gráfico B.1. Distribución de nacimientos en Madrid y en la Inclusa según la edad de las

madres dando a luz en la Casa de Maternidad (porcentajes)........................................ 554

Gráfico B.2. Distribución de los abandonos técnicos según legitimidad. .................... 554

Gráfico B.3. Distribución de los abandonos técnicos según origen de la madre. ........ 555

Gráfico B.4. Distribución de los abandonos técnicos según edad de la madre. ........... 555

Gráfico C.1. Anuncio de Natel publicada en El Sol, 7 de enero de 1927, pág.5.......... 561

Gráfico C.2. Anuncio de Natel publicada en La Vanguardia, 11 de noviembre de 1932,

pág.11 . ......................................................................................................................... 561

Gráfico C.3. Cambio del eje temporal (de la edad a los días desde la admision) para el

estudio longitudinal del tiempo hasta el envía o lactar). .............................................. 562

Gráfico C.4. Probabilidad acumulada de ser enviado a lactar en función del origen para

varios periodos para los menores de 1 año................................................................... 564

Gráfico E.1. Probabilidad de morir en distintos aniversarios según la corte de

nacimiento desplazada al año de la ocurrencia de la defunción y según el año de

defunción en la Inclusa de Madrid, 1890-1935. ........................................................... 570

Gráfico E.2. Probabilidad de morir según distintos grupos de causas de muerte en el

periodo neonatal. Clasificación original....................................................................... 574

24


LIST OF GRAPHS

Graph 1.1. Research topics and disciplines involved in the study of infant abandonment.

........................................................................................................................................ 79

Graph 1.2. Information collected in the Admission Books and Entries and Exits Books.

........................................................................................................................................ 82

Graph 1.3. Number of available cases............................................................................ 84

Gráfico 1.4. Foundling’s lives conceptualization under a longitudinal approach.......... 93

Graph 3.1. Population growth of the cities of Madrid and Barcelona compared to Spain,

1860-1940..................................................................................................................... 148

Graph 3.2. Crude Death Rate (CDR), Crude Birth Rate (CDR) and population of

Madrid, 1897-1931. ...................................................................................................... 149

Graph 3.3. Birth distribution across charity institutions in the city of Madrid, 1903-

1931. ............................................................................................................................. 154

Graph 3.4. Population structure according to age, sex, and marital status for the city of

Madrid, 1900 and 1930................................................................................................. 157

Graph 3.5. Crude Death Rate for Madrilenian districts, 1904-1930. ........................... 164

Graph 3.6. Infant mortality rate for Madrilenian districts,1903-1931.......................... 165

Graph 4.1. Diagram of the admission and exits system of children admitted at the

Foundling Hospital. ...................................................................................................... 188

Graph 5.1. Possible life trajectories of mother and children for different uses of the

Foundling Hospital. ...................................................................................................... 240

Graph 5.2.Universe of intentions, known and unknown facts behind vital trajectories in

the institution. ............................................................................................................... 243

Graph 5.3. Possible life trajectories of mother and children for those admitted through

the Maternity Hospital and later retrieved.................................................................... 245

Graph 5.4. Annual admissions and abandonments in the Foundling Hospital and,

specifically, in the Maternity Hospital. ........................................................................ 246

Graph 5.5. Abandonment rates in Madrid according to different criteria. ................... 247

Graph 5.6.Annual admissions according to origin. ...................................................... 248

Graph 5.7.Distribution of annual regular abandonments and technical abandonments

through the Maternity Hospital according to age at admission.................................... 250

Graph 5.8. Monthly percentage deviation from average of abandonment through the

Maternity Hospital for technical abandonments and regular abandonments for 1890-

1935 compared to Madrid for 1900-1901 and 1929-1930. .......................................... 253

Graph 5.9. Distribution of regular abandonments admitted through the Maternity

Hospital by legitimacy.................................................................................................. 256

Graph 5.10. Distribution of regular abandonments admitted through the Maternity

Hospital by mother’s origin......................................................................................... 259

Graph 5.11. Distribution of children admitted through the Maternity Hospital by

mother’s age. ................................................................................................................ 260

Graph 5.12. Evolution of groups of origin for children admitted through Other Origins.

...................................................................................................................................... 270

Graph 5.13. Distribution of annual admissions according to age at admission through

Other Origins. ............................................................................................................... 274

Graph 5.14. Monthly percentage deviation from average of abandonment through Other

Origins according to age at admission for 1890-1935 compared to Madrid average for

1900-1901..................................................................................................................... 277

Graph 5.15. Distribution of children admitted through Other Origins by legitimacy.. 279

25


List of graphs

Graph 5.16. Distribution for children admitted through Other Origins by information

reported by mother........................................................................................................ 280

Graph 5.17. Possible life trajectories of mother and children for sibship abandonment.

...................................................................................................................................... 289

Graph 6.1. Evolution of final outcomes after institutionalization of foundlings

abandoned at the Foundling Hospital of Madrid, 1890-1935....................................... 299

Graph 6.2. Possible outcomes and their timing in foundling experience..................... 301

Graph 6.3. Cumulative effect of institutional treatment over foundling health. .......... 308

Graph 6.4. Comparison between the percentage of placed children and the probability of

being placed in the countryside if they were still alive (for the 100 days after

admission)..................................................................................................................... 325

Graph 6.5. Cumulative hazard of being placed in the countryside according to different

admission periods. ........................................................................................................ 326

Graph 6.6. Cumulative hazard of being placed in the countryside according to age at

admisison for different periods..................................................................................... 328

Graph 6.7. Cumulative hazard of being placed in the countryside according to season of

abandonment at admisison for different periods. ......................................................... 330

Graph 6.8. Cumulative hazard of being placed in the countryside according to sex for

different periods............................................................................................................ 332

Graph 6.9. Cumulative hazard of being placed in the countryside according to means of

admission for different periods..................................................................................... 333

Graph 6.10. Cumulative hazard of being placed in the countryside for children younger

than 1 year of age according to legitimacy status for different periods. ...................... 334

Graph 6.11. Possible trajectories of foundlings after they have been placed in the

countryside with a rural wet nurse................................................................................ 345

Graph 7.1. Importance of the two types of retrieval in the Foundling Hospital: early and

regular........................................................................................................................... 356

Graph 7.2. Diagram for the analysis of retrieval along the foundlings’ life course. .... 358

Graph 7.3. Probability of being an early or regular retrieval (in different annual

intervals) in the Foundling Hospital of Madrid............................................................ 359

Graph 7.4. Proposal for an interpretative framework to address the determinants of

retrieval by parents. ...................................................................................................... 361

Graph 7.5. Probability of experiencing an early retrieval according to the control

variables (adjusted by the model)................................................................................. 368

Graph 7.6. Probability of experiencing an early retrieval according to the maternal

variables (adjusted by model)....................................................................................... 369

Graph 7.7. Probability of experiencing a regular retrieval through the Maternity

Hospital and Other Origins up to 7 years. .................................................................... 371

Graph 7.8 Probability of experiencing a regular retrieval according to the control

variables........................................................................................................................ 373

Graph 7.9.Probability of experiencing a regular retrieval according to additional control

variables........................................................................................................................ 375

Graph 7.10. Probability of experiencing a regular retrieval according to family

variables........................................................................................................................ 377

Graph 8.1. Crude mortality rate in the foundling hospitals of several Spanish cities,

1850-1935..................................................................................................................... 391

Graph 8.2. Infant Mortality Rate in several Spanish Foundling Hospitals, 1854-1935.

...................................................................................................................................... 394

26


Bárbara A. Revuelta Eugercios

Graph 8.3. Infant mortality rate, crude death rate and mortality before 5 years of age in

the Founding Hospital of Madrid according to traditional and longitudinal measures,

1890-1935..................................................................................................................... 398

Graph 8.4. Probability of dying at different years computed by generation of birth

(cohort) or by year of death (period) for the Foundling Hospital of Madrid, 1890-1935.

...................................................................................................................................... 401

Graph 8.5. Infant mortality (0-1 year) and early childhood mortality (1- 5 years) in the

Foundling Hospital, 1890-1935.................................................................................... 403

Graph 8.6. Hazard function during the first year of life for the four periods............... 407

Graph 8.7. Hazard Function for the first year of life for the four periods according to age

of admission.................................................................................................................. 408

Graph 8.8. Hazard function for the first 100 days in the institution across time, 1916-

1935. ............................................................................................................................. 415

Graph 8.9. Hazard function from first to fifth anniversary for the four periods. ......... 416

Graph 8.10. Hazard function from birth/admission until the 5th anniversary (total and

classified by age at admission). .................................................................................... 417

Graph 8.11. Hazard function from first to fifth birthday for the four periods, by age at

admission...................................................................................................................... 418

Graph 8.12. Hazard function from admission to 5 years of age according to placement in

the countryside.............................................................................................................. 420

Graph 8.13. Annual deaths of children younger than 1 year by groups of causes, 1890-

1935. ............................................................................................................................. 428

Graph 8.14. Probability of dying of different groups of causes of death in the neonatal

period. Modified classification..................................................................................... 436

Graph 8.15. Probability of dying from different groups of causes of death in the

neonatal period for those still remaining in the Foundling Hospital premises. Modified

classification. ................................................................................................................ 437

Graph 8.16. Probability of dying from different groups of causes of death in the postneonatal

period for those still remaining in the Foundling Hospital premises. Modified

classification. ................................................................................................................ 439

Graph 8.17. Probability of dying from different groups of causes of death in the postneonatal

period for those still remaining in the Foundling Hospital premises. Modified

classification. ................................................................................................................ 440

Graph 8.18.Probability of dying from different groups of causes of death in the postneonatal

period for children placed in the countryside. Original classification. .......... 442

Graph 8.19. Probability of dying from different causes of death in the post-neonatal

period for children placed in the countryside. Original classification.......................... 443

Graph 8.20. Deaths by syphilis, 1890-1935. ................................................................ 448

Graph 8.21. Probability of dying from different groups of causes of death in the early

childhoodl period for those still remaining in the Foundling Hospital premises.

Modified classification. ................................................................................................ 450

Graph 8.22. Probability of dying from different groups of causes of death in the early

childhoodl period for children placed in the countryside. Original classification........ 451

Graph 8.23. Probability of dying from different causes of death in the early childhood

period for children placed in the countryside. Original classification.......................... 452

Graph 8.24. Probability of dying according to sex for the infant and early childhood

periods. ......................................................................................................................... 458

Graph 8.25. Probability of dying according to season of birth for infant and childhood

periods. ......................................................................................................................... 460

27


List of graphs

Graph 8.26. Probability of dying according to origin for infant and childhood periods.

...................................................................................................................................... 461

Graph 8.27. Probability of dying according to legitimacy for infant and childhood

period............................................................................................................................ 462

Graph 8.28. Probability of dying according to legitimacy for infant and childhood

period............................................................................................................................ 463

Graph 9.1. Proposal for an interpretative framework to address the determinants of

foundling mortality....................................................................................................... 476

Graph 9.2. Differences in the probability of dying for the neonatal, post-neonatal and

early childhood periods by legitimacy status. .............................................................. 491

Graph 9.3. Differences in the probability of dying for those children abandoned through

Other Origins by legitimacy status. .............................................................................. 493

Graph 9.4. Differences in the probability of dying for those children abandoned through

Maternity Hospital by legitimacy status....................................................................... 494

Graph 9.5. Differences in the probability of dying for those children abandoned through

the Maternity Hospital by mother’s origin. .................................................................. 496

Graph 9.6. Differences in the probability of dying for those children abandoned through

Maternity Hospital by legitimacy status....................................................................... 499

Graph 9.7. Differences in the probability of dying for those children abandoned through

the Maternity Hospital bo mother’s age. ...................................................................... 502

Graph 9.8. Differences in the probability of dying for those children abandoned through

Other Origins by information left by mothers.............................................................. 503

Graph 9.9. Differences in the probability of dying according for those children

abandoned through Other Origins by information left by mothers. ............................. 504

Graph 9.9. Differences in the probability of dying according to membership to a sibship.

...................................................................................................................................... 510

Graph A.1. Comparison between annual number of cases admitted in the Foundling

Hospital and the number of cases in the database for each year once second

abandonments are incorporated in the first record. ...................................................... 550

Graph B.1. Distribution of births according to mothers’s age for those delivering at the

Maternity Hospital (percentages). ................................................................................ 554

Graph B.2. Distribution of technical abandonments by legitimacy. ............................ 554

Graph B.3. Distribution of technical abandonments by mother’s origin...................... 555

Graph B.4. Distribution technical abandonments by mother’s age.............................. 555

Graph C.1. Natel Advertisement published on El Sol, January 7 th , 1927, pág.5.......... 561

Graph C.2. Natel Advertisement published on La Vanguardia, 11 de noviembre de

1932, pág.11. ................................................................................................................ 561

Graph C.3. Time axis change (from age to days to placement) for the longitudinal study

of time to placement. .................................................................................................... 562

Graph C.4.Cumulative hazard of being placed in the countryside according to means of

admisión for different periods for children younger than 1 year.................................. 564

Graph E.1.Probability of dying in different anniversaries according to birth cohort

moved forward to the year of actual death and according to year of death in the

Foundling Hospital of Madrid, 1890-1935................................................................... 570

Graph E2. Probability of dying of different groups of causes of death in the neonatal

period. Original classification. ..................................................................................... 574

28


ÍNDICE DE TABLAS

Tabla 1.1. Muestra de casos para los que se consultó el expediente. ............................. 58

Tabla 1.2. Situaciones encontradas al enlazar las mujeres dando a luz en la Casa de

Maternidad durante los años 1915-1916 en el padrón de 1915...................................... 59

Tabla 1.3. Consultas realizadas según la plataforma digital, cronología y criterios de

búsqueda. ........................................................................................................................ 61

Tabla 1.4. Número de artículos con información relevante identificados en la búsqueda

en las plataformas digitales............................................................................................. 62

Tabla 5.1. Evolución de la razón entre los sexos para los niños admitidos en la Casa de

Maternidad.................................................................................................................... 251

Tabla 5.2. Dedicación declarada por las mujeres dando a luz en la Maternidad y

abandonando a sus hijos en 1915-1916, según tipo de dirección reportada................. 264

Tabla 5.3. Alfabetización declarada por las mujeres dando a luz en la Maternidad y

abandonando a sus hijos en 1915-1916, según tipo de dirección reportada................. 265

Tabla 5.4. Relación con el cabeza de familia y tamaño del hogar de las mujeres que

dieron a la luz en 1915-1916 en la Maternidad y que han sido encontradas en el padrón

de 1915. ........................................................................................................................ 266

Tabla 5.5. Grupos de orígenes individualizados de los niños no admitidos a través de

Maternidad.................................................................................................................... 272

Tabla 5.6. Razón entre los sexos para los niños admitidos a través de Otros Orígenes

según la edad de admisión............................................................................................ 276

Tabla 5.7. Tipo de información contenida en la muestra de expedientes consultados para

los niños de Otros Orígenes.......................................................................................... 282

Tabla 5.8. Causas reportadas de abandono en la muestra de notas. ............................. 283

Tabla 5.9. Número de niños implicados por los grupos de hermanos abandonados... 285

Tabla 5.10. Comparación de expósitos abandonados individualmente y en grupos. ... 287

Tabla 5.11. Número de niños implicados por los grupos de hermanos abandonados en

función de la edad y el tipo de abandono. .................................................................... 288

Tabla 6.1. Número de niños por nodriza en las Inclusas españolas en 1918................ 316

Tabla 6.2. Número de nodrizas en distintos pueblos con las que vivía un expósito en los

diferentes periodos........................................................................................................ 346

Tabla 8.1. Tasa de mortalidad infantil de varias Inclusas españolas, 1908-1918......... 395

Tabla 8.2. Clasificación de Bernabeu et al simplificada a los dos primeros niveles de

clasificación.................................................................................................................. 424

Tabla 9.1. Número de defunciones según el número de hermanos en cada grupo....... 512

Tabla 9.2. Efectos familiares subyacentes en la mortalidad de los expósitos según

origen. Odds Ratios. ..................................................................................................... 513

Tabla B.1. Criterio inicial para la imputación de la legitimidad de los niños admitidos a

la Inclusa en función de la combinación de estados civiles de los padres.................... 551

Tabla B.2. Criterio de imputación de legitimidad para niños con filiación desconocida

en función del patrón de coincidencia de apellidos de madres e hijos......................... 552

Tabla B.3. Comparación de los resultados de la imputación de legitimidad con la

declarada en los padrones de 1900 y 1910. .................................................................. 553

Tabla B.4. Dirección registrada y enlace con el padrón de 1915 de las madres que

dieron a luz en Maternidad en el periodo 1915-1916................................................... 557

Tabla B.5. Dedicación declarada por las mujeres que realizaron abandonos técnicos en

1915-1916, según tipo de dirección reportada.............................................................. 558

29


Índice de tablas

Tabla B.6. Alfabetización declarada por las mujeres que realizaron abandonos técnicos

en 1915-1916, según tipo de dirección reportada......................................................... 558

Tabla B.7. Relación con el cabeza de familia y tamaño del hogar de las mujeres que

realizaron abandonos técnicos en 1915-1916 en Maternidad y que han sido encontradas

en el padrón de 1915..................................................................................................... 559

Tabla B.8. Número de niños implicados por los grupos de hermanos abandonados en

función de edad, tipo de abandono y filiación.............................................................. 560

Tabla C.1. Distribución total de destinos. .................................................................... 561

Tabla C.2. Test de igualdad de la probabilidad de ser enviado a lactar en función de la

estación de abandono. Comparación de eventos observados y esperados. .................. 563

Tabla C.3. Test de igualdad de la probabilidad de ser enviado a lactar en función del

sexo. Comparación de eventos observados y esperados............................................... 563

Tabla C.4. Test de igualdad de la probabilidad de ser enviado a lactar en función del

origen. Comparación de eventos observados y esperados............................................ 563

Tabla C.5. Test de igualdad de la probabilidad de ser enviado a lactar en función de la

filiación. Comparación de eventos observados y esperados. ....................................... 564

Tabla C.6. Ranking de pueblos con un mayor número de nodrizas lactando a niños en

los distintos periodos. ................................................................................................... 565

Tabla D.1. Resultados de los modelos multivariantes (regresión logística) para

recuperación temprana en la Casa de Maternidad........................................................ 566

Tabla D.2. Resultados de los modelos multivariantes (regresión logística) para

recuperación regular para la Casa de Maternidad y Otros Orígenes. ........................... 568

Tabla E.1. Probabilidades de muerte calculadas según los 3 métodos: cohorte

tradicional, cohorte ajustada y periodo ajustado al tiempo. ......................................... 571

Tabla E.2. Factores de ponderación obtenidos de la relación entre la mortalidad

calculada según la tasa de cohorte tradicional y la ajustada al tiempo utilizados para

obtener comparabilidad en la estimación de la mortalidad por periodo....................... 573

Tabla E.3. Estimaciones de mortalidad para los distintos periodos vitales diferenciados

por aquellos que se conservaron en la Inclusa y aquellos que fueron enviados a lactar.

Estimación por el sistema tradicional, eventos/individuos, (Trad) y ajustado por el

tiempo en riesgo (Aj), y factor de ponderación que debe emplearse para obtener las

segundas de las primeras. ............................................................................................. 575

Tabla F.1. Resultados de los modelos multivariantes (regression de Cox para riesgos

proporcionales) para mortalidad para el origen Casa de Maternidad........................... 577

Tabla F.2. Resultados de los modelos multivariantes (regression de Cox para riesgos

proporcionales) para mortalidad para Otros Orígenes.................................................. 579

Tabla F.3. Resultados de los modelos multivariantes para el estudio del efecto de la

pertenencia a un grupo de hermanos abandonados en la mortalidad ........................... 581

30


LIST OF TABLES

Table 1.1. Sample of cases whose personal file was checked........................................ 86

Table 1.2. Situations found when searching for women giving birth in the Maternity

Hospital during the period 1915-1916 in the 1915 listing of inhabitants....................... 86

Table 1.3 Queries performed for each digital platform, chronology and search criteria.88

Table 1.4. Number of articles with relevant information found in the digital platforms

search.............................................................................................................................. 89

Table 5.1. Sex ratio evolution for children admitted through the Maternity Hospital. 251

Table 5.2. Declared professional occupation of women admitted at the Maternity

Hospital in 1915-1916, according to type of reported address..................................... 264

Table 5.3. Declared literacy of women admitted at the Maternity Hospital in 1915-1916,

according to type of reported address........................................................................... 265

Table 5.4. Relationship to head of household and household size of mothers giving birth

in the Maternity Hospital in 1915-1916 that had been found in the 1915 listing of

inhabitants..................................................................................................................... 266

Table 5.5. Groups of origins of children not admitted through the Maternity Hospital.

...................................................................................................................................... 272

Table 5.6. Sex ratio for children admitted through Other Origins according to age at

admission...................................................................................................................... 276

Table 5.7. Type of information contained in the sample of checked files for children

abandoned through Other Origins. ............................................................................... 282

Table 5.8. Reported causes of abandonment from the sample of notes. ...................... 283

Table 5.9. Number of children involved in sibship abandonment. .............................. 285

Table 5.10. Comparison of characteristics of single and sibship abandonments by age at

admission...................................................................................................................... 287

Table 5.11. Number of children involved in sibship abandonment according to age at

admission and type of abandonment. ........................................................................... 288

Table 6.1. Number of children per wetnurse in the Spanish foundling hospitals in 1918.

...................................................................................................................................... 316

Table 6.2. Number of wet nurses in different villages with whom a foundling lived for

the different periods...................................................................................................... 346

Table 8.1.Infant Mortality rate in several Spanish Foundling Hospitals, 1908-1918. . 395

Table 8.2. Bernabeu et al simplified classification to the first two levels of

classification. ................................................................................................................ 424

Table 9.1. Number of deaths according to number of siblings per sibship. ................. 512

Table 9.2.Underlying family effects in foundling mortalityaccording to origin. Odds

ratios. ............................................................................................................................ 513

Table B.1. Initial criterion to impute legitimacy for those children admitted at the

Foundling Hospital according to the combination of their parents reported marital

status............................................................................................................................. 551

Table B.2. Legitimacy imputation criterion for children with unknown legitimacy

according to the agreement pattern of mother’s and children surnames. ..................... 552

Table B.3.Comparison between legitimacy imputation results and the declared

legitimacy by women found in 1900 and 1910 census................................................. 553

Table B.4. Address reported and linkage to 1915 listing of inhabitants for mothers

giving birth in the Maternity Hospital in the period 1915-1916................................... 557

Table B.5. Declared professional occupation of women admitted at the Maternity

Hospital in 1915-1916, according to type of reported address..................................... 558

31


List of tables

Table B.6 Declared literacy of women admitted at the Maternity Hospital in 1915-1916,

according to type of reported address........................................................................... 558

Table B.7. Relationship to head of household and household size of mothers giving

birth in the Maternity Hospital in 1915-1916 that had been found in the 1915 listing of

inhabitants..................................................................................................................... 559

Table B.8 Number of children involved in sibship abandonment according to age at

admission and type of abandonment ............................................................................ 560

Table C.1. Total distribution by destinies. ................................................................... 561

Table C.2. Test of equality of the probability of being placed according to abandonment

season. Comparison of observed and expected events................................................. 563

Table C.3. Test of equality of the probability of being placed according to sex.

Comparison of observed and expected events.............................................................. 563

Table C.4. Test of equality of the probability of being placed according to origin.

Comparison of observed and expected events.............................................................. 563

Table C.5. Test of equality of the probability of being placed according to legitimacy

status. Comparison of observed and expected events................................................... 564

Table C.6. Ranking of villages with higher number of wetnurses with foundlings from

the Foundling Hospital of Madrid. ............................................................................... 565

Table D.1. Results from multivariate models (logistic regression) for early retrieval

from the Maternity Hospital. ........................................................................................ 566

Table D.2. Results from multivariate models (logistic regression) for early retrieval

from the Maternity Hospital. ........................................................................................ 568

Table E.1. Probabilities of dying according to the three used methods –traditional

cohort, adjusted cohort and adjusted period. ................................................................ 571

Table E.2. Weight factors obtained from the relationship between tradiciontal cohortcomputed

mortality and time adjusted cohorte mortality to obtain comparability for the

period estimation. ......................................................................................................... 573

Table E.3.Mortality estimations for the differnet vital periods according to being kept in

the institution or placed in the countryside. Computed using the tradicional

system,events/subjects- (Trad) and adjusted by time at risk, (Aj) plus weight factor to

obtain the later from the former.................................................................................... 575

Table F.1. Results from multivariate models (proportional hazards Cox regression) for

mortality for the Maternity Hospital............................................................................. 577

Results from multivariate models (proportional hazards Cox regression) for mortality

for Maternity Hospital. ................................................................................................. 579

Table F.3.Results from multivariate models for the study of membership to an

abandoned sibship on mortality.................................................................................... 581

32


ÍNDICE DE MAPAS

Mapas 3.1. a y b. Distribución de la tasa bruta de natalidad (TBN) en los distritos de la

ciudad de Madrid (1903 y 1930). ................................................................................. 153

Mapas 3.2. Distribución del porcentaje de ilegitimidad en los distritos de la ciudad de

Madrid, 1903-1930. ...................................................................................................... 159

Mapas 3.3. a y b. Origen de los inmigrantes residiendo en la ciudad de Madrid en 1920:

a) Porcentaje de inmigrantes según provincia de origen; b) Sex ratio de la población

presente en Madrid de las distintas provincias. ............................................................ 169

Mapa 5.1. Distrito de residencia declarado por las mujeres que dieron a luz en la

Maternidad y abandonaron a sus hijos en 1915-1916. ................................................. 262

Mapa 6.1. Distribución de provincias en las que residieron expósitos con nodrizas

externas (en la primera lactancia externa), 1890-1935................................................. 341

Mapa 6.2. Distribución de los municipios de residencia de las nodrizas externas....... 343

recogiendo expósitos de la Inclusa (provincias de Madrid, Toledo, Guadalajara y Ávila).

...................................................................................................................................... 343

Mapa B.1. Distribución de los orígenes de las madres dando a luz en la Casa de

Maternidad (porcentajes).............................................................................................. 553

Mapa B.2. Distrito de residencia declarado por las mujeres que realizaron abandonos

técnicos en la Maternidad en 1915-1916...................................................................... 556

33


LIST OF MAPS

Maps 3.1. a and b. Crude Birth Rate (CBR) distribution across the districts of the city of

Madrid (1903 and 1930)............................................................................................... 153

Maps 3.2. a and b. Illegitimacy ratio distribution in the districts of the city of Madrid,

1903 and 1930. ............................................................................................................. 159

Maps 3.3. a and b. Origin of immigrants living in the city of Madrid in 1920: a)

Percentage of non-native residents in Madrid according to province of origin; b) Sex

ratio of non-native population residing in Madrid according to origin. ....................... 169

Map 5.1. Declared district of residence by women delivering and abandoning children at

the Maternity Hospital in 1915-1916. .......................................................................... 262

Map 6.1. Province of residence of foundlings being cared for external wet nurses (first

placement), 1890-1935. ................................................................................................ 341

Map 6.2. Distribution of municipalities of residence for external wet nurses

breastfeeding foundlings (provinces of Madrid, Toledo, Guadalajara and Ávila)....... 343

Map B.1. Regional distribution mothers delivering at the Maternity Hospital origins

(percentages)................................................................................................................. 553

Map B.2. Declared district of residence by women carrying out technical abandonmetns

at the Maternity Hospital in 1915-1916........................................................................ 556

...................................................................................................................................... 551

34


INTRODUCCIÓN

El abandono infantil en instituciones de caridad o beneficencia ha sido un tema

ampliamente abordado por la historia asistencial tanto en nuestro país como en el

extranjero. Su estudio ha permitido un acercamiento a las vidas de una sub-población

que había permanecido invisible para la historia, el análisis de los cambios en la

administración y gestión de la beneficencia y el estudio de las dinámicas demográficas

de esta población. La historiografía sobre este tema ha sido abundante durante las

décadas pasadas, lo que ha incrementado nuestro conocimiento del fenómeno aunque,

en consecuencia, ha reducido la cantidad y la capacidad de innovación de la

investigación dirigida a comprender la experiencia expósita en los últimos años.

Fundamentalmente se ha realizado replicando las mismas formas y análisis descriptivos,

limitando el horizonte de la investigación a la confirmación de patrones y características

en distintos contextos.

A mediados de los años 90 se realizaron una serie de trabajos apostando por una

renovación metodológica que pasaba por la adopción de innovaciones teóricas y

metodológicas (procedentes de la demografía que las había tomado prestadas de otras

disciplinas), que permitieron atisbar una apertura del espacio de preguntas y temas de

investigación sobre expósitos. Estas aportaciones apenas han penetrado en el cuerpo de

la historiografía nacional pero creemos que su recuperación puede traer de nuevo la

infancia abandonada a una posición más importante en la investigación contemporánea.

Al ofrecer la posibilidad de analizar aspectos no abordados (o escasamente abordados)

hasta el momento y abrir la puerta a una visión mucho más rica y compleja de la

experiencia expósita puede ser el complemento perfecto de las perspectivas

estrictamente históricas tradicionalmente usadas 1 .

Sin minusvalorar la orientación previa, que ha llevado al campo al grado de

conocimiento actual, hoy en día la investigación no pueden consignarse exclusivamente

a territorios ya explorados. Por tanto, esta tesis se enmarca en esta coyuntura, como un

esfuerzo interdisciplinar de aunar las perspectivas y aportaciones de la demografía y la

historia para ofrecer una visión integrada del abandono infantil y sus consecuencias en

las vidas de los expósitos. Hemos utilizado las fortalezas de ambas disciplinas y de sus

divergentes intereses para iluminar vacíos historiográficos, implementando una

metodología mixta para tratar de hacer avanzar los estudios de expósitos más allá de las

limitaciones específicas de cada una de ellas.

Así, el objetivo de esta tesis es estudiar la utilización de la Inclusa para el

depósito de niños a principios del siglo XX y las expectativas vitales de éstos durante su

institucionalización. Por un lado, se ha abordado la especificidad histórica, cronológica,

1 Esta tesis doctoral es el resultado de un trabajo realizado en el marco de varios proyectos sobre la

mortalidad de la ciudad de Madrid en el periodo 1890-1935 en el Instituto de Economía, Geografía y

Demografía (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) dirigidos por D. Ramiro Fariñas

(SEJ2005-06334 y CSO2008-06130/SOCI) y de la beca predoctoral de Formación del Personal

Investigador (BES-2006-13707). Una aproximación inicial a este tema fue realizada en el Trabajo

Académico de Tercer Ciclo defendido en el Departamento de Historia Contemporánea de la Universidad

Complutense de Madrid en septiembre de 2006 titulada “La Inclusa de Madrid durante la primera mitad

del siglo XX: entre los usos de la beneficencia y la demografía de los expósitos. Madrid, 1900-1930” y

fue dirigido por D. Ramiro Fariñas y L.E. Otero Carvajal.

35


Introducción

asistencial y demográfica del recurso a la Inclusa en este periodo, analizando sus

diferentes usos y sus implicaciones en las opciones de las clases populares. Por otro

lado, se han estudiado los tres acontecimientos prioritarios que podían experimentar los

expósitos una vez admitidos: el envío a lactar, que suponía una fase intermedia no

experimentada por todos los niños; la defunción, que afectaba a la gran mayoría de los

expósitos; y el retorno a padres, que, pese a ser un destino minoritario en origen,

adquirió una gran importancia en relación con el cambio de función de la institución.

Formalmente, esta tesis se ha estructurado como una monografía clásica de casa

de expósitos pero, en su contenido y aproximación, hemos tratado de incorporar una

renovación teórica y metodológica. Cada capítulo ha tratado de aportar nuevos marcos

interpretativos, acercamientos, análisis o realizar nuevas preguntas sobre los temas

tradicionales para, partiendo de una estructura familiar, adentrar la investigación en

nuevos senderos. La interdisciplinariedad que proponemos se ha plasmado igualmente

en la propia articulación interna, tendiendo puentes entre perspectivas históricas y

demográficas. Pese a que exista una división general en dos partes, correspondiente a

los enfoques prioritarios, en todo momento las decisiones y análisis realizados han

estado informados por la aproximación conjunta que permite ver más allá de cada una

de las dos disciplinas.

Además de la aportación que supone la utilización de un enfoque dual como el

que planteamos, otras razones avalan la relevancia de este trabajo. En primer lugar, el

periodo cronológico elegido es de los menos abordados por la historiografía, tanto

nacional como internacional, por lo que supone una importante aportación. Este periodo

nos permite analizar un contexto de cambio muy específico. Antes del cambio de siglo,

la Inclusa de Madrid era una institución arcaica y tradicional (en la que todavía existía

un torno) pero durante el siglo XX experimentó grandes cambios producidos por el

contexto de rápida modernización. Mientras la configuración y funciones de la

institución apenas habían cambiado desde su fundación, los cambios sociales,

demográficos, económicos y políticos que se estaban produciendo durante el primer

tercio del siglo XX no la dejaron intacta, obligándola a adaptarse a los desafíos de la

nueva realidad social y los nuevos usos adquiridos.

En segundo lugar, se dispone de una riqueza de información (de tipo personal)

sobre todo el conjunto de expósitos, que no es común en este tipo de instituciones donde

la información más detallada sólo se encuentra en un sub-grupo muy seleccionado. Esta

extensión de la información básica ha permitido la inferencia y la explicación sobre toda

la población expósita, poniendo de relieve la heterogeneidad de situaciones entre los

niños admitidos a la institución.

En tercer lugar, entre las novedades metodológicas y teóricas implementadas, es

de destacar que la correcta conceptualización de la información sobre los niños a través

de la construcción de historias de vida ha permitido superar el estatismo intrínseco a las

descripciones de características y eventos. Así, se ha introducido el tiempo no sólo para

estudiar el cambio cronológico sino para abordar el efecto de su paso (el tiempo vivido)

en las trayectorias individuales (perspectiva del curso de la vida y el análisis

longitudinal).

Finalmente, nuestro trabajo ha aportado nuevas evidencias no sólo para el

campo de la historia de los expósitos, donde hemos mostrado cómo las herramientas y

36


Bárbara A. Revuelta Eugercios

los marcos teóricos de la demografía pueden ayudarnos a ilustrar la experiencia

expósita, sino también al campo de la demografía, donde hemos podido comprobar la

existencia de “regularidades demográficas” propias de las poblaciones en un contexto

extremo como la Inclusa.

37


INTRODUCTION

Infant abandonment in charity or assistance institutions has been widely

addressed, in Spain and other European countries, by the history of public assistance. Its

study has allowed us to approach the lives of a sub-population that had previously been

invisible for history, and analyze their demographic dynamics, and the changes in

administration and management of welfare assistance. The literature on this subject has

been plentiful during past decades, which has, at the same time, widened our knowledge

of the phenomenon and reduced the amount of and the innovation in the research aimed

towards understanding the foundling experience. On the whole, most of research has

replicated the same structures and descriptive analyses in different contexts, restricting

the research goals to confirm profiles and characteristics.

In the mid 1990s, several works, coming from demography (which itself had

borrowed from other disciplines), were published proposing theoretical and

methodological innovations that opened research topics and questions about foundlings.

Although this contribution has barely penetrated Spanish scholarship, we think it could

bring infant abandonment back to a more prominent place in current research. Thus, the

almost exclusively historical traditional perspective would be ideally enriched by a

more complex vision of the foundling experience, through the analysis of aspects not

yet addressed, or barely so up to now 2 .

This doctoral dissertation is set in that juncture, as it is an interdisciplinary effort

to join perspectives and contributions from both demography and history, in order to

offer an integrated vision of infant abandonment and its consequences for the lives of

foundlings. We have made use of the strengths of both disciplines and their divergent

interests in order to implement a mixed methodology that has attempted to move the

study of foundlings forward, beyond their specific limitations.

This thesis studies the use of the Foundling Hospital of Madrid for depositing

children at the beginning of the 20 th century, and the life expectations of those children

during their stay under the tutelage of the institution. On the one hand, we have

addressed the historical, chronological, social and demographic specificity of the

recourse and its implications for the lower classes’ options. On the other hand, we have

studied the three main outcomes that foundlings could experience once admitted:

placement in the countryside –an intermediate stage not necessarily experienced by all

children–; death, experienced by most of children; and retrieval by parents which,

2 This doctoral dissertation is the result of research carried out as part of several projects focused on the

study of mortality in the city of Madrid during the period 1890-1935 at the Institute of Economics,

Geography and Demography (Instituto de Economía, Demografía y Geografía) in the Spanish National

Research Council (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) directed by D. Ramiro Fariñas

(SEJ2005-06334 y CSO2008-06130/SOCI) and the Predoctoral Fellowship FPI (Formación del Personal

Investigador) BES-2006-13707. A preliminary approach to this topic was carried out in the Master Thesis

defended in the Department of Contemporary History at Universidad Complutense de Madrid in

September 2006. Its title was “The Foundling Hospital of Madrid during the first third of the 20th

Century: between the uses of charity and the demography of foundlings. Madrid, 1900-1930” (“La

Inclusa de Madrid durante la primera mitad del siglo XX: entre los usos de la beneficencia y la

demografía de los expósitos. Madrid, 1900-1930”) and it was directed by D. Ramiro Fariñas and L.E.

Otero Carvajal.

39


Introduction

though quite marginal, at least originally, has important bearings on the evolution of the

role of the institution.

Formally, we have followed the structure typical of the classic foundling

hospital monographs but, in contents and approaches, we have attempted a theoretical

and methodological renewal. Accordingly, each chapter has attempted to start from the

familiar structure and then offer a new interpretative framework, either by the approach,

the analysis carried out, or by asking new questions about old topics, to move research

forward. Interdisciplinarity is also expressed by their inner structure, which bridges the

historical and demographic perspectives. All decisions and analyses have been driven

by this dual approach, in an attempt to see beyond the limits of each discipline.

The relevance of this thesis is further guaranteed by other factors. Firstly, by the

selected chronological period, not only one of great social, demographic, economic, and

political changes but also one of the less studied ones in foundlings’ literature, both

nationally and internationally. Before the turn of the century, the Foundling Hospital of

Madrid was a very archaic institution (management, functions, and still purporting a

turning wheel), and would experience radical changes in a context of rapid

modernization during the first third of the 20 th century, in and attempt to adapt to the

challenges of a new social reality and the new uses acquired.

Secondly, by the incredibly rich source at our disposal, the Longitudinal

Database of the Foundling Hospital of Madrid, which covers the whole of the foundling

population and has allowed us to approach the heterogeneity of the situations admitted

to the institution. Available information generally covers children characteristics and

family information can only be obtained through retrieval claims but in our case we

have individual information about mothers and families for most of the children.

Thirdly, by one of the most important methodological and theoretical

innovations implemented, the correct conceptualization of children information through

the construction of life histories. The analysis of the effect of the passing of time in

individual trajectories using life course approach and longitudinal analysis has allowed

us to overcome the inherent static view of traditional scholarship.

Finally, our work has added new evidence not only in the field of foundling

history by showing how the tools and theoretical frameworks from demography can

help us throw light over infant experience, but also in the field of demography, as we

have been able to test ‘demographic regularities’ in a population under extreme

circumstances.

40


CAPÍTULO 1. EL ESTUDIO DEL ABANDONO INFANTIL EN

MADRID: ESTADO DE LA CUESTIÓN, OBJETIVOS, FUENTES Y

MÉTODOS

Generalmente, los aspectos a los que se ha dedicado este capítulo se tratan de

manera implícita en los trabajos de historia, incorporándose al hilo de la descripción. No

obstante, dado el enfoque declaradamente interdisciplinar que ha adoptado este trabajo,

es preciso recurrir a un capítulo más típico de las Ciencias Sociales en el que definir

claramente nuestro punto de partida, tanto teórico como metodológico, así como los

objetivos, fuentes y metodologías que hemos utilizado para llevar a cabo este particular

análisis del abandono infantil en Madrid. A pesar de ello, no hemos descrito un marco

teórico totalmente de Ciencias Sociales, indicando sólo las orientaciones generales bajo

las que nos adscribimos y completando su elaboración dentro de cada una de los

diferentes aspectos discutidos, para facilitar la comprensión de nuestra aportación a cada

marco y tema de estudio específico.

En primer lugar, hemos descrito brevemente la encrucijada en la que se

encuentra la historiografía de expósitos, entre las aproximaciones más históricas y la

nueva vertiente más demográfica, que justifica la utilidad y relevancia de una propuesta

como la que presentamos. En segundo lugar, hemos descrito los objetivos específicos de

este estudio, diseñados desde de esta perspectiva interdisciplinar. Los dos siguientes

epígrafes han descrito los medios que hemos puesto para responderlas. Hemos descrito

las fuentes de las que hemos partido para la articulación de nuestro discurso y análisis y

la metodología seguida.

1.1. ESTADO DE LA CUESTIÓN

Desde los años 80 la mayor parte de la historiografía nacional e internacional

que ha estudiado el abandono infantil en tiempos históricos lo ha hecho bajo distintos

intereses dentro de la historia –historia del pauperismo, de la familia, de las mujeres, de

la infancia-. Y una característica común de todas estas aproximaciones ha sido el

recurso en la explicación a de perspectivas y herramientas de otra disciplina, la

demografía histórica, como un instrumento más en el análisis.

La explotación de los registros requirió el uso de técnicas cuantitativas para

cuantificar y clasificar el abandono en función de sus características básicas calcular el

porcentaje de defunciones sobre entradas, etc. a través de la información contenida en

los libros de registro de admisiones. Este proceso estuvo protagonizado por demógrafos

históricos e historiadores de la familia, dando lugar a una producción historiográfica

particular: la monografía sobre la casa de expósitos, caracterizada por la descripción de

la población expósita a través del uso de la información disponible en los registros de

admisiones como eje de la explicación. No obstante, el tratamiento de la información no

tenía intereses especialmente demográficos y estaba al servicio de la historia. Los

expósitos se estudiaban como individuos al margen del sistema, como parte de la

cobertura benéfica, como resultado de las contradicciones entre moralidad y conducta

sexual pero no como parte dinámica demográfica (o solo en muy contadas excepciones).

A finales de los años 90, no obstante, los intereses de la demografía histórica (e

incluso la propia demografía) hicieron una tímida entrada en el estudio del abandono

41


Capítulo 1

infantil, particularmente con respecto a la mortalidad infantil. La mortalidad expósita se

podía entender en el marco de la mortalidad infantil general desarrollado por la

demografía en las últimas décadas y, por tanto, estudiar de una manera mucho más

fructífera y rigurosa que el análisis superficial que se había estado realizando hasta el

momento. Así, se ofrecía una manera nueva de mirar a los expósitos que, sin olvidar la

importancia del contexto histórico y de la especificidad temporal y regional de su

experiencia, permitía el análisis de sus experiencias en cuanto a niños sometidos a un

régimen muy particular de mortalidad. Se estudiaba su experiencia demográfica

específica.

El predominio tradicional de los historiadores sociales y de la familia sobre este

campo no facilitó la incorporación de esta nueva propuesta, o bien porque se desconocía

esa literatura o bien porque se subestimaba la capacidad explicativa que una perspectiva

demográfica (y estadística en un sentido más allá de la mera descripción cuantitativa)

podía reportar. No obstante, ambas aproximaciones han aportado grandes avances al

tema, por lo que hemos expuesto brevemente la contribución al estudio del fenómeno

del abandono infantil de cada una de estas dos disciplinas, historia y demografía, para

contextualizar nuestro enfoque específico.

1.1.1. LA HISTORIA DE LOS NIÑOS ABANDONADOS

Dentro de la historia, la especialidad fundamentalmente implicada en el estudio

de la infancia abandonada ha sido la historia social. La experiencia expósita ha sido

tomada como una ventana al mundo de la infancia, la marginalidad y la pobreza,

acercando la investigación a las poblaciones sin historia. De hecho, los expósitos han

sido considerados como elementos clave de la historia social de la beneficencia y el

pauperismo por su papel central en las políticas asistenciales hasta finales del siglo

XIX 3 . Este interés ha convergido con los estudios sobre la historia de la familia, para

los que los expósitos son también importantes en la comprensión de las relaciones

familiares en el pasado; con los análisis desde la historia de las mujeres y el papel del

discurso de género en el abandono; así como en trabajos relacionados con la historia de

la infancia y la historia de los sentimientos.

Pese a esta relevancia del tema para distintas sub-disciplinas, podemos entender

la historiografía sobre el abandono infantil dentro de dos marcos historiográficos: por

un lado, como parte de la historia social de la beneficencia y el pauperismo y, por otro,

como un corpus de literatura con entidad propia, la historia de los expósitos.

Si consideramos la historiografía sobre expósitos dentro del campo más amplio

del pauperismo y la beneficencia, la relevancia de estos estudios queda ligeramente

minusvalorada por el horizonte específico de las casas de expósitos. Así, al aplicar la

clasificación historiográfica de este campo para España enunciada por Carasa a la

producción sobre expósitos, la mayor parte de los trabajos quedan englobados entre la

segunda y la tercera etapa de su periodización. Es decir, sólo existen contribuciones

dentro de los trabajos socioeconómicos realizados en la década de 1980 (con el inicio de

la cuantificación de la exposición) y de la superación metodológica de la década de

3 ESTEBAN DE VEGA, M.: “Pobreza y asistencia social en la España de la Restauración” en PALACIO

MORENA, J. I. (Ed.), La Reforma Social en España. En el centenario de las Reformas Sociales, CES,

Madrid, 2004, pág.27.

42


Bárbara A. Revuelta Eugercios

1990, con la inclusión de las relaciones entre pauperismo, sociedad y beneficencia 4 .

Así, ninguno de ellos puede englobarse en la cuarta etapa, el giro cultural, que es

virtualmente inalcanzable para la historiografía sobre expósitos por la disponibilidad de

datos. Bajo esta óptica, la historiografía de los expósitos parece un campo incapaz de

progresar más allá de las limitaciones estructuralistas y reduccionistas de la tercera

etapa.

No obstante, algunas limitaciones pueden superarse a través de otras vías que no

implican necesariamente el giro cultural y que pueden ofrecer nuevos horizontes, entre

ellos, la corriente de usos de la caridad 5 . Pese a que la consideración global bajo la

historiografía del pauperismo y la asistencia social ayuda a situar la producción

científica en un marco temático similar, supone un encorsetamiento artificial que impide

observar adecuadamente los rasgos distintivos de esta historiografía. Por tanto, a

continuación hemos tratado de describir brevemente el desarrollo de los estudios sobre

expósitos como un campo con entidad propia.

El periodo fundacional fue la década de 1980, en la que aparecieron los primeros

estudios monográficos. Se trataba de trabajos enmarcados claramente entre la historia

social y la historia de la familia que contenían una importante carga cuantitativa para

ese momento para describir las características generales del abandono infantil en sus

contextos específicos. Las obras paradigmáticas de ese momento, centradas en el siglo

XIX, y todavía relevantes, fueron los trabajos de Ransel sobre Rusia 6 , Fuchs sobre

París 7 y Hunecke sobre Milán 8 , los tres publicados en 1988.

Muchos otros trabajos ampliaron el corpus de conocimiento para otros contextos

y cronologías 9 . Y, pese a la preferencia por los siglos XVIII y XIX -todavía existente-,

también se estudiaron otros periodos: Edad Media y Renacimiento 10 . El siglo XX, sin

embargo, no ha sido de interés hasta los últimos años 11 .

4 CARASA SOTO, P.: “La historia y los pobres: de las bienaventuranzas a la marginación” en Historia

Social nº 13, 1992.

5 ESTEBAN DE VEGA, M.: “Pobreza y beneficencia en la reciente historiografía española” en Ayer nº

25, 1997.

6 RANSEL, D. L.: Mothers in Misery. Child Abandonment in Russia, Princeton University Press,

Princeton, 1988.

7 FUCHS, R. G.: Abandoned Children, State University of New York Press, Albany, 1988.

8 HUNECKE, V.: I trovatelli di Milano: Bambini esposti e famiglie espositrici dal XVII al XIX secolo, Il

Mulino, Bologna, 1989.

9 ÁLVAREZ SANTALÓ, L. C.: Marginación social y mentalidad en Andalucía Occidental: Expósitos

en Sevilla (1613-1910), Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, Sevilla, 1980; SHERWOOD, J.:

“El niño expósito: cifras de mortalidad de una Inclusa del siglo XVIII” en Anales del Instituto de Estudios

Madrileños nº 13, 1981; MCCLURE, R. K.: Coram's Children: the London Foundling Hospital in the

eighteenth century, Yale University Press, New Haven, 1981; y LEUNG, A. K. C.: “L'Accueil des enfants

abandonnes dans la Chine du bas-Yangzi aux XVIIe et XVIIIe siècles” en Ètudes Chinois, 1985.

10 Entre ellos, se pueden destacar: BOSWELL, J.: The Kindness of Strangers: the abandonment of

children in Western Europe from late antiquity to Renaissance, Pantheon Books, New York, 1988;

GAVITT, P.: “Charity and State Building in Cinquecento Florence: Vincenzio Borghini as Administrator

of the Ospedale degli Innocenti” en The Journal of Modern History nº 69 (2), 1997; y PULLAN, B.:

Orphans and foundlings in Early Modern Europe, The Stenton Lecture, Reading, 1989.

11 Se ha tratado sobre el siglo XX en algún trabajo internacional pero no de manera exclusiva. VIAZZO,

P. P., BORTOLOTTO, M., y ZANOTTO, A.: “A special case of decline: levels and trends of infant

mortality at the Florence Foundling Hospital, 1750-1950” en CORSINI, C. y VIAZZO, P. P. (Ed.), The

Decline of Infant and Child Mortality. The European Experience: 1750–1990, Martinus Nijhoff, The

Haghe, 1997; VIAZZO, P. P., BORTOLOTTO, M., y ZANOTTO, A.: “Five centuries of foundling

history in Florence: changing patterns of abandonment, care and mortality” en PANTER-BRICK, C. y

43


Capítulo 1

Tras esas primeras contribuciones, la convergencia en el estudio de la infancia

abandonada en toda Europa se manifiestó en la organización de un congreso

internacional en 1989 (Enfance abandonée et societé en Europe. XIV-XX siècle 12 ). En

ese momento, se definieron cuatro cuestiones clave a las que se enfrentaba la

historiografía: 1) la naturaleza de la institución receptora de niños; 2) la medida

estadística del fenómeno; 3) la condición, las circunstancias y la identificación de los

agentes de la exposición; y 4) las circunstancias del viaje 13 . Estas preocupaciones

habían recorrido las monografías previas y han seguido estando en el eje del interés.

Cuatro años después, los mismos puntos eran identificados en España en la sesión sobre

expósitos del III Congreso de la Asociación de Demografía Histórica 14 .

No obstante, pese a la cobertura más o menos extensa de todas esas cuestiones

en la historiografía posterior, dos temas han capitalizado la discusión: las causas del

abandono y la mortalidad expósita. Por un lado, muchos autores han insistido en discutir

la prevalencia de ilegitimidad o miseria entre las causas del abandono pese al consenso

general sobre su compleja relación. Por otro lado, pese a que las posibilidades de un

niño ingresado en la inclusa eran tres (muerte, paso al hospicio y recogida por padres),

la historiografía ha centrado su atención en la mortalidad por su magnitud y su

relevancia en el debate sobre el papel social y demográfico de las inclusas. En este

sentido, es preciso señalar que muchos trabajos han mantenido la visión de las inclusas

como instituciones infanticidas que ya enunciara Malthus 15 y la asimilación del

abandono con el infanticidio indirecto o diferido 16 pese al rechazo de esta visión por la

mayor parte de la historiografía 17 . El objetivo principal de la producción sobre

SMITH; M. T. (Ed.), Abandoned children, Cambridge University Press, Cambridge, 2000. Los únicos

lugares estudiados en España han sido Sevilla, Navarra, Guipúzcoa, Barcelona y Pontevedra: ÁLVAREZ

SANTALÓ: Marginación social y mentalidad en Andalucía Occidental: Expósitos en Sevilla (1613-

1910); RODRÍGUEZ MARTÍN, A. M.: “La inclusa de Pontevedra (1872-1903)” en Pontevedra. Revista

de Estudios Provinciais nº 19, 2003; RODRÍGUEZ MARTÍN, A. M.: La Casa de Maternidad y

Expósitos de Barcelona, 1872-1903,Tesis doctoral defendida en el Departamento de Historia,

Universidad de Barcelona, 2007; URIBE-ETXEBARRIA FLORES, A.: Marginalidad "protegida":

mujeres y niños abandonados en Navarra, 1890-1930, Servicio Editorial Universidad del País Vasco,

Bilbao, 1994; y VALVERDE LAMSFUS, L.: Entre el deshonor y la miseria. Infancia abandonada en

Guipúzcoa y Navarra, siglos XVIII y XIX, Servicio Editorial Universidad del País Vasco, Bilbao, 1994.

12 Sus comunicaciones se recogieron en el libro editado Enfance abandonée et societé en Europe.XIVe-

XIXe siècle, École Française de Rome, Palais Farnèse, Rome, 1991.

13 PÉREZ MOREDA, V.: “Las circunstancias del abandono”, Enfance abandonée et societé en

Europe.XIVe-XIXe siècle, École Française de Rome, Palais Farnèse, Rome, 1991, pág.73.

14 Se editó el correspondiente volumen recogiendo las contribuciones más recientes del área ibérica:

PÉREZ MOREDA, V., (ed.): Infancia abandonada e ilegitimidad en la historia de las poblaciones

ibéricas. Actas del III Congreso de la ADEH (Asociación de Demografía Histórica), vol. 3 Ediçones

Afrontamento, Braga-Guimaraes, 1995.

15 Es reseñable aquí la descripción de Malthus del sistema (y la elevada mortalidad) sobre las Inclusas de

San Petersburgo y Moscú durante el siglo XIX. MALTHUS, T. R.: An Essay on the Principle of

Population, John Murray, London, 1826, libro II, capítulo III, págs.23-30.

16 Ver nota 1 y PÉREZ MOREDA, V.: La infancia abandonada en España: (siglos XVI-XX): discurso

leído el día 8 de mayo de 2005 en la recepción pública del Excmo. Sr. Don Vicente Pérez Moreda y

contestación por el Excmo. Sr. Don Quintín Aldea Vaquero, Real Academia de la Historia, Madrid, 2005,

pag.50. Con este tipo de planteamiento, podemos destacar: TRINIDAD FERNÁNDEZ, P.: “La infancia

delincuente y abandonada” en BORRÁS LLOP, J. M. (Ed.), Historia de la infancia en la España

Contemporánea, Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Fundación Germán Sánchez Ruipérez,

Madrid, 1996, pág.513.

17 Distintos autores ofrecen distintas justificaciones a la consideración del abandono como infanticidio

diferido aunque no hay un acuerdo definitivo. VALVERDE LAMSFUS: Entre el deshonor y la miseria.

Infancia abandonada en Guipúzcoa y Navarra, siglos XVIII y XIX, pág.44.

44


Bárbara A. Revuelta Eugercios

mortalidad, no obstante, ha sido medir, analizar e interpretar los términos exactos de la

pérdida anual de miles de vidas expósitas utilizando herramientas de la demografía pero

sin llegar a hacer suyas las preocupaciones de ésta 18 .

Durante las últimas dos décadas, la historiografía sobre expósitos no ha

experimentado muchos cambios. La producción internacional ha insistido sobre estos

temas, profundizando en la utilización de diversas perspectivas para salir del marco de

la institución y conectar con la sociedad en general, dentro de los límites disciplinarios

de la historia pero manteniendo siempre el recurso auxiliar a la demografía para las

descripciones de la población institucionalizadas 19 . El panorama nacional no es muy

diferente aunque las orientaciones han sido distintas: trabajos casi exclusivamente de

historia institucional 20 ; contribuciones descriptivas de la población asistida 21 ; trabajos

de orientación mucho más explicativa, incluyendo la perspectiva de género 22 ; y la

historia de la pobreza 23 . Finalmente, es imprescindible citar el discurso de entrada de

Vicente Pérez Moreda la Real Academia de la Historia en 2005 que sintetizó la historia

de los expósitos en España y visibilizó definitivamente la infancia abandonada para la

historia general 24 .

18 El trabajo de Pérez Moreda sobre las crisis de mortalidad hasta el siglo XIX recogió en una primera

síntesis de la mortalidad expósita necesariamente heterogéneo por su variada procedencia pero muy útil

dado que se diferenciaban las distintas medidas calculadas. PÉREZ MOREDA, V.: Las crisis de

mortalidad en la España interior. Siglos XVI-XIX, Siglo XXI, Madrid, 1980, págs.160-172.

19 Entre las obras más importantes del periodo, cabe citar: ABREU, L.: “The Évora foundlings between

the 16th and the 19th century: the Portuguese public welfare system under analysis” en Dynamis nº 23,

2003, DA FONTE, T. A.: No limiar da honra e da pobreza. A infância desvalida e abandonada no Alto

Minho (1698-1924), Ancorensis Cooperativa de Ensino, Minho, 2005; DOS GUIMARÃES SÁ, I.:

“Circulation of children in eighteenth-century Portugal” en PANTER-BRICK, C. y SMITH, M. T. (Ed.),

Abandoned children, Cambridge University Press, Cambridge, 2000; GALLANT, T. W.: “Agency,

Structure, and Explanation in Social History: The Case of the Foundling Home on Kephallenia, Greece,

during the 1830s” en Social Science History nº 15 (4), 1991; MILLER, J.: Abandoned: Foundlings in

Nineteenth-Century New York City, New York University Press, New York, 2008; y VIAZZO, P. P.,

BORTOLOTTO, M., y ZANOTTO, A.: “Five centuries of foundling history in Florence: changing

patterns of abandonment, care and mortality” en PANTER-BRICK, C. y SMITH, M. T. (Ed.), Abandoned

children, Cambridge University Press, Cambridge, 2000

20 Un ejemplo muy claro de este tipo de trabajos se puede ver en: GÓMEZ RUIZ, T.: El Hospital Real de

Santa María Magdalena y la Casa de Expósitos de Almería, Almería y los almerienses, Instituto de

Estudios Almerienses. Diputación de Almería, Almería, 1997.

21 Entre ellos, podemos mencionar FERNÁNDEZ UGARTE, M.: “Un aspecto de la historia social: Los

expósitos en la Salamanca del siglo XVIII”, Actas del I Congreso de HIstoria de Salamanca, Universidad

de Salamanca, Salamanca, 1992; LÓPEZ VIERA, D.: El niño expósito en Huelva y su tierra durante el

Antiguo Régimen, Excmo. Ayuntamiento de Huelva, Huelva, 2003; TORRUBIA BALAGUÉ, E.:

Marginación y pobreza. Expósitos en Salamanca (1794-1825), Diputación de Salamanca, Salamanca,

2004, etc.; RODRÍGUEZ MARTÍN, A. M.: “El destino de los niños de la Inclusa de Pontevedra, 1872-

1903” en Cuadernos de Estudios Gallegos nº 121 (Enero-Diciembre), 2008.

22 VALVERDE LAMSFUS: Entre el deshonor y la miseria. Infancia abandonada en Guipúzcoa y

Navarra, siglos XVIII y XIX, es el referente aunque es importante mencionar RODRÍGUEZ MARTÍN, A.

M.: “El castigo del deseo femenino en la Casa de Expósitos y Maternidad de Barcelona” en PASCUA, M.

J., GARCÍA-DONCEL, M. D. R. y ESPINGADO, G. (Ed.), Mujer y deseo: representaciones y prácticas

de vida, Universidad de Cádiz, Servicio de Publicaciones, Cádiz, 2004; y RODRÍGUEZ MARTÍN: La

Casa de Maternidad y Expósitos de Barcelona, 1872-1903.

23 RAMAS VARO, M. L.: La protección legal de la infancia en España. Orígenes y aplicación en

Madrid (1900-1914), Consejo Económico y Social, Madrid, 2001.

24 PÉREZ MOREDA: La infancia abandonada en España: (siglos XVI-XX): discurso leído el día 8 de

mayo de 2005 en la recepción pública del Excmo. Sr. Don Vicente Pérez Moreda y contestación por el

Excmo. Sr. Don Quintín Aldea Vaquero.

45


Capítulo 1

1.1.2. LA ENTRADA DE LAS NUEVAS TENDENCIAS EN DEMOGRAFÍA EN

EL ABANDONO INFANTIL

Durante la década de los ochenta, en el mismo momento en que se estaba

consagrando el inicio de los estudios sobre expósitos, se estaba produciendo un cambio

en la demografía histórica en cuanto a los objetos de estudio y las preguntas de

investigación. Esta nueva aproximación implicó la incorporación de las preocupaciones

de la demografía general y la introducción de un cambio de nivel: se pasó de analizar

tendencias y agregados a explicar los comportamientos individuales. Así, la demografía

histórica fundacional, centrada en la reconstrucción de aspectos generales de la vida en

el pasado, pasó a concentrarse en preguntas mucho más concretas relacionadas con las

dinámicas demográficas individuales y sus factores determinantes. A finales de los años

80 comenzaron a aparecer los primeros trabajos de ese tipo, poniendo en práctica las

nuevas metodologías, dando lugar a una extensa producción científica, que se ha

convertido en el núcleo de la demografía histórica contemporánea 25 .

Las dos herramientas que posibilitaron este giro fueron: un importante marco

conceptual de la sociología que abordaba el comportamiento de los individuos (la teoría

del curso de la vida o life course approach) y una herramienta para analizarlo (el

análisis de historias de eventos). La aproximación del curso de la vida implica la

existencia de una dependencia entre los acontecimientos experimentados por un

individuo y su trayectoria pasada, su situación presente y sus aspiraciones futuras 26 .

Esto hace que sea necesario tener en cuenta todos estos factores al abordar el estudio de

comportamientos o acontecimientos demográficos. El análisis de historias de eventos es

la metodología estadística que permite acomodar datos de historias de vidas no

necesariamente completos (es decir, trayectorias truncadas o parciales) y probar

hipótesis sobre los determinantes de la ocurrencia de un comportamiento específico o la

ocurrencia de un evento 27 .

Para abordar estas preguntas de investigación, centradas en los individuos, se

han construido grandes bases de datos longitudinales, capturando las trayectorias

familiares e individuales en largas cronologías. Esto implica la recolección de

información para distintas generaciones de información sobre nacimientos, defunciones,

matrimonios, residencia, estructura de la familia registrada en los censos o registros de

población. Y con esta riqueza de datos, la investigación se ha concentrado en análisis de

cuestiones específicas sobre el comportamiento demográfico y en su comparación entre

distintos contextos. Mortalidad, fecundidad, nupcialidad y migraciones han sido

25 Entre otros, podemos citar: ALTER, G.: Family and the Female Life Course, The University of

Wisconsin Press, Madison, 1988; KNODEL, J.: Demographic Behaviour in the Past: A Study of Fourteen

German Village Population in the Eighteenth and Nineteenth Centuries, Cambridge University Press,

Cambridge, 1988.

26 Uno de los principales nombres sobre la teoría del curso de la vida es Elder: ELDER, G. H.,

KIRKPATRICK JOHNSON, M., y CROSNOE, R.: “The Emergence and Development of Life Course

Theory” en MORTIMER, J. T. y SHANAHAN, M. J. (Ed.), Handbook of the Life Course, Kluwer

Academic/Plenum Publishers, New York, 2003.

27 El análisis “análisis de historias de eventos” también recibe el nombre de “análisis de supervivencia”

porque originalmente fue importada a la demografía del campo de la epidemiología. Desde la mitad de los

años 80 se ha utilizado en demografía por numerosos autores y hoy en día es una de las herramientas

básicas en el floreciente campo de los estudios longitudinales.

46


Bárbara A. Revuelta Eugercios

estudiados en función de distintos factores, como los familiares, sociales, geográficos y

temporales 28 .

Este énfasis de la demografía histórica en las vidas de los individuos entendidos

como proyectos en marcha cuyas experiencia (y comportamientos demográficos)

pueden explicarse es la razón de la introducción de esta aproximación en el estudio de

expósitos. Sobre el contexto de una “historia de los expósitos”, desde 1994, las

contribuciones de David Kertzer y Michael White, permitieron que apareciera una

verdadera “demografía de los expósitos”, en el sentido más concreto del término.

Dieron entrada al corpus teórico y metodológico, permitiendo el estudio de la

mortalidad expósita bajo la misma óptica y metodologías que se estaban usando para la

población general.

Aunque la experiencia vivida sea imposible de abordar, su aproximación

permitía descender a la experiencia individual de la mortalidad dentro de la institución.

Usando la información para Bolonia durante el siglo XIX, distinguieron entre las

distintas influencias en la vida expósita, suponiendo un avance gigantesco frente a la

generalización que implicaban necesariamente los análisis de agregados 29 .

Dado el predominio de historiadores entre los estudiosos trabajando en

abandono infantil, esta innovación ha pasado casi desapercibida durante casi diez años y

sólo en los últimos cinco años han aparecido trabajos en los que historiadores de la

infancia abandonada o demógrafos han tomado el relevo de Kertzer y White. Por un

lado, Alyssa Levene desarrolló un proyecto comparativo entre el London Foundling

Hospital y el Spedale degli Inocenti en Florencia para la segunda mitad del siglo XVIII

28 Es imposible enumerar todos los proyectos de este tipo en marcha en este momento pero es importante

citar el esfuerzo colectivo del Eurasia Project que trata de responder a preguntas demográficas generales a

través de este tipo de análisis, aunando a investigadores y recursos de todo el mundo (China, Japón,

Bélgica, Suecia, Italia y Francia). Entre otros proyectos importantes, es importante citar los trabajos que

se están realizando para Gante, Ginebra, la Historical Sample of the Netherlands en los Países Bajos, la

base de datos TRA en Francia, el Union Army Project en Estados Unidos, etc. En el plano nacional, se

reconstruyó la población de Aranjuez y se está llevando a cabo un proyecto en el que se inserta este

trabajo para la ciudad de Madrid.

29 Durante la década de los 90 David Kertzer escribió varios artículos sobre la Inclusa de Bolonia

adoptando diversas aproximaciones. Junto a algunos de orden estrictamente histórico, a partir de 1994

inicio junto a Michael White la publicación de trabajos que incluían el análisis longitudinal ( de las vidas

de los expósitos KERTZER, D. I.: Sacrificed for Honor: Italian Infant Abandonment and the Politics of

Reproductive Control, Beacon Press, Boston, 1994) pero hasta su trabajo de 1999 no ofrecieron

finalmente modelos explicativos completos: KERTZER, D. I., SIGLE, W., y WHITE, M. J.: “Childhood

mortality and Quality of Care among Abandoned Children in Nineteenth-Century Italy” en Population

Studies nº 53 (3), 1999). Simultáneamente contribuyó al estudio de toda una serie de aspectos de la vida

expósita que habían sido poco tratados: ideología de género y papel de las mujeres (KERTZER, D. I.:

“Gender Ideology and Infant Abandonment in Nineteenth-Century Italy” en Journal of Interdisciplinary

History nº 22 (1), 1991; y KERTZER, D. I. y SIGLE, W.: “The marriage of female foundlings in

nineteenth-century Italy” en Continuity and Change nº 13 (2), 1998), el efecto de la edad en la

experiencia expósita y la transición a la madurez (KERTZER, D. I.: “Age structuring and the lives of

abandoned children” en The History of the Family nº 41, 1999, SIGLE, W., KERTZER, D. I., y WHITE,

M. J.: “Abandoned Children and Their Transitions to Adulthood in Nineteenth-Century Italy” en Journal

of Family History nº 25, 2000) así como el problema de la transmisión de la sífilis a nodrizas (KERTZER,

D. I.: “Syphilis, foundlings and wetnurses in Nineteenth-century Italy” en Journal of Social History nº 32

(3), 1999; y KERTZER, D. I.: Amalia's Tale. A Poor Peasant, an Ambitious Attorney, and a Fight for

Justice, Houhton Mifflin Company, Boston, 2008).

47


Capítulo 1

concentrando su análisis en la mortalidad en la infancia 30 . En nuestro país, la reciente

tesis doctoral de Pujades Mora en 2008 ha recogido también esta herencia en la parte de

su estudio dedicada a la mortalidad expósita 31 .

1.1.3. PERSPECTIVAS DE FUTURO: HISTORIA Y DEMOGRAFÍA DE

EXPÓSITOS

En los últimos años, algunos autores, como Carasa, han sugerido que la

demografía y economía de los expósitos ya han sido cubiertas. Bajo este término

englobaba al conjunto de temas generalmente discutidos, como causas del abandono,

mortalidad y modalidades de crianza, junto con la descripción institucional 32 . No

obstante, esa visión es un poco reduccionista de las posibilidades que ofrece el ámbito

de estudio. Existen áreas aun sin explorar, nuevos enfoques con los que revitalizar

algunos temas antiguos y novedades en disciplinas cercanas que pueden revolucionar

nuestra comprensión de las vidas y muertes de los expósitos.

En primer lugar, se pueden encontrar vacíos historiográficos que deben ser

cubiertos. Existe una carencia de análisis específicos de las dos posibilidades de la vida

institucionalizada alternativas a la mortalidad: hospicios/colegios y recogida por padres.

El análisis de los niños recogidos por sus padres, particularmente, no ha despertado un

nivel de atención comparable al de la mortalidad y apenas hay estudios específicos al

respecto, aunque su presencia es superficialmente comentada 33 . Esto es así, en parte,

por la aceptación implícita de la tradición historiográfica de la identidad entre abandono

y renuncia definitiva al niño. Esta afirmación es perfectamente válida para los estudios

de la Edad Moderna pero, para periodos posteriores, el estudio del creciente recurso a

los abandonos temporales puede ser útil para ofrecer perspectivas nuevas sobre el

fenómeno.

30 Además de su tesis doctoral (LEVENE, A.: Health and survival chances at the London Foundling

Hospital and the Spedale degli Innocenti of Florence, 1741-1799, Tesis doctoral defendida en el

Departamento de Historia, University of Cambridge, 2002), es de reseñar el artículo resumen (LEVENE,

A.: “The survival prospects of European foundlings in the eighteenth century: the London Foundling

Hospital and the Spedale degli Innocenti of Florence” en Popolazione e Storia (2), 2006) y su

contribución específica al estudio monográfico de la mortalidad en la inclusa londinense (LEVENE, A.:

“The estimation of mortality at the London Foundling Hospital, 1741-1799” en Population Studies nº 59

(1), 2005; y LEVENE, A.: “The mortality penalty of illegitimate children: foundlings and poor children in

Eighteenth-Century England” en LEVENE, A., WILLIAMS, S. y NUTT, T. (Ed.), Illegitimacy in

Britain, 1700-1920, Anthony Rowe Ltd, Chipenham and Eastbourne, London, 2005).

31 Estos análisis eran sólo parte de su tesis (epígrafe 3.4) ya que ésta giraba alrededor de la mortalidad de

la ciudad de Palma de Mallorca: PUJADES MORA, J.-M.: La modernització d'un sistema demogràfic

urbà: Anàlisi e la mortalitat infantil i juvenil a la ciutat de Palma (1838-1960), Tesis doctoral defendida

en el Departamento de Historia Contemporánea, Universitat de les Illes Balears, 2008.

32 CARASA SOTO, P.: “Perspectivas de la historiografía española en torno a los expósitos e ilegítimos

desde las actuales tendencias en Historia social” en PÉREZ MOREDA, V. (Ed.), Expostos e Ilegítimos na

realidade ibérica do século XVI ao presente. Actas do III Congreso da ADEH, 1996, págs.89-91.

33 El major trabajo sobre este tema hasta el momento es el de HUNECKE, V.: “The abandonment of

legitimate children in nineteenth-century Milan and the European context” en HENDERSON, J. y

WALL, R. (Ed.), Poor women and children in the European Past, Routledge, London and New York,

1994, pág.130. Nacionalmente, se puede mencionar el trabajo de VALVERDE LAMSFUS: Entre el

deshonor y la miseria. Infancia abandonada en Guipúzcoa y Navarra, siglos XVIII y XIX y Pérez Moreda

comenta algunos trabajos en Portugal y Francia en PÉREZ MOREDA: “Las circunstancias del

abandono”, pág.78

48


Bárbara A. Revuelta Eugercios

En segundo lugar, es necesario superar la dialéctica miseria-ilegitimidad y

abordar de una manera distinta las causas del abandono infantil. Miseria e ilegitimidad

no eran factores aislados o aislables por lo que es preciso profundizar de una manera

más realista en las razones que llevaban a madres y familias a dejar a sus niños en las

Inclusas.

En tercer lugar, el corpus de conocimiento procedente de la demografía que

hemos mencionado en el epígrafe anterior (teórico y metodológico) apenas ha sido

incorporado al estudio de la infancia abandonada. Ofrece una plataforma perfecta desde

la que dar un salto cualitativo en nuestro conocimiento del abandono infantil y de la

vida y muerte de los expósitos. El estudio de la mortalidad que se ha realizado hasta el

momento es limitado y las aportaciones de disciplinas como la demografía pero también

de la epidemiología y la historia de la medicina pueden ayudar a comprender las causas

de la mortalidad (a través del estudio de las causas de defunción).

En resumen, todavía existen debates y preguntas sin responder en el estudio de

la infancia abandonada pero las aproximaciones derivadas del giro cultural no son el

único camino a seguir. Es preciso repensar algunas de las asunciones y aproximaciones

clásicas al abandono infantil para abrir nuevos caminos de investigación así como mirar

más allá de las fronteras de las disciplinas. Se deben incorporar finalmente los avances

ofrecidos por los análisis longitudinales ofrecidas en demografía histórica que aún no

han sido completamente aprovechadas ni en la historia social ni en la historia de los

expósitos. Combinadas con los desarrollos técnicos y tecnológicos que permiten

afrontar trabajos inimaginables hace unos años, estas posibilidades ofrecen un futuro

más esperanzador para los estudios sobre expósitos.

1.2. ENFOQUE HISTORIOGRÁFICO Y OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN

Estudiar el abandono infantil en cualquier cronología es una tarea muy compleja

ya que implica una multiplicidad de factores, contextos y agentes relacionados directa o

indirectamente. Algunos de estos elementos son: mujeres que daban a luz niños; razones

que impedían que se hicieran cargo de ellos; la moral social que dictaba las normas de

actuación en la sociedad y, particularmente de las mujeres; instituciones diseñadas a

atender a niños abandonados; la decisión de las madres de abandonarlos; la experiencia

vital de esos niños en la institución; la dinámica demográfica creada por el abandono; la

demografía de esa población; el pensamiento médico sobre la infancia, etc.

Cada uno de esos aspectos puede ser estudiado como un objeto con entidad

propia por una disciplina o aproximación distinta. Y el estudio de cualquiera de ellos no

tiene por qué hacer referencia a su implicación en el abandono infantil. Además, es

posible el investigador preocupado por la infancia abandonada priorice uno de estos

elementos en su estudio, permitiendo la existencia de distintas visiones del abandono en

función del objeto y perspectiva elegidos: si se concentra el análisis en las mujeres y el

abandono, en el papel de las instituciones o en la mortalidad de los expósitos, entre

otros. Así, podemos decir que el abandono infantil es un objeto de estudio poliédrico

que permite ser abordado desde distintas perspectivas e incluso disciplinas.

En el gráfico 1.1 hemos presentado una simplificación de los aspectos más

importantes y las perspectivas o disciplinas que han abordado su estudio. En la parte

49


Capítulo 1

superior del diagrama, mujeres, niños e instituciones son los elementos fundamentales

en el abandono y su estudio permite trazar las características del abandono infantil. La

mayor parte de la historiografía sobre estos temas se ha hecho desde diferentes

perspectivas de la historia (estudios de género, institucional o historia social en general).

En la parte inferior, los posibles resultados de la vida institucionalizada abordan las

consecuencias del abandono para esos niños. Han sido fundamentalmente tratados por la

demografía (particularmente la mortalidad).

Tratar de abordar el abandono infantil desde todos estos puntos de vista,

atendiendo a todos estos objetos de forma particular, sería tan irrealizable como

inoperativo. Por tanto, hemos elegido abordar el fenómeno centrándonos en dos

aspectos: el depósito de niños en la Inclusa y las experiencias vitales de los niños una

vez admitidos a institución. Al abarcar aspectos de la parte inferior y superior del

gráfico, por tanto, hemos propuesto una visión de conjunto.

Para abordar este estudio, se ha elegido una perspectiva interdisciplinar. Hemos

trazado puentes entre la aproximación histórica y la demografía histórica al estudio de

los expósitos. Buscando el balance entre las dos disciplinas y sus enfoques hemos

tratado de aportar una visión de síntesis, renovadora y rigurosa. Por un lado, hemos

buscado en preguntas de la demografía respuestas a cuestiones que la historia no ha

sabido formular. Y por otro lado, hemos buscado en la historia el fundamento y la

explicación de lo que señalaba la demografía, supeditando lo cuantitativo a lo

explicativo, anclándonos en la experiencia y la trayectoria histórica.

En nuestra incorporación de la demografía histórica al estudio de los expósitos,

no obstante, hemos tratado de ir más allá de la tímida entrada que se ha producido hasta

el momento. Hemos entroncado explícitamente con el análisis demográfico de los

comportamientos y la aproximación del curso de la vida. Por un lado, no nos hemos

limitado a la mortalidad. Hemos ampliado nuestro estudio al análisis del retorno que,

pese a no ser un fenómeno demográfico, puede ser estudiado bajo el mismo marco de

investigación. Por otro lado, la introducción de esta disciplina de lleno permite un doble

objetivo: en primer lugar, utilizar la experiencia demográfica general como herramienta

explicativa de la situación histórica de los expósitos y de su cambio y, en segundo lugar,

como patrón de comparación, permitiéndonos comprobar hasta qué punto los casos

extremos de la realidad (como los expósitos) se ajustan a los “patrones demográficos

generales”.

Dentro de nuestra aproximación, no hemos olvidado la presencia otros aspectos

relevantes en el abandono infantil, estudiados por otras disciplinas o aproximaciones.

Así, aunque no se abordan específicamente, se han incorporado algunas de sus

perspectivas y herramientas conceptuales y metodológicas en la medida en la que

completaban nuestro discurso. Por ello, hemos incorporado una reflexión sobre la

construcción de género, las políticas asistenciales, el cambiante discurso médico, ideas

de la epidemiología con respecto a la mortalidad, etc.

El reto de fondo de este trabajo, por tanto, ha sido establecer un diálogo entre las

aportaciones de la historia social y la demografía histórica, tratando de hacer inteligibles

sus discursos entre sí. Aunque al hablar de fronteras interdisciplinares, generalmente se

piensa exclusivamente en la divisoria entre las “ciencias” y las “letras”, la realidad es

que existen multitud de barreras dentro de las disciplinas que conforman las ciencias o

50


Bárbara A. Revuelta Eugercios

las letras. Esta compartimentación del saber es particularmente limitante en un momento

en que la complejización de las preguntas que hacemos requiere precisamente trabajar

en los temas frontera. Aunque aparentemente la demografía y la historia parezcan

bastante próximas, existe una distancia importante entre sus objetos de estudio, sus

enfoques de investigación e incluso en su propia narrativa, tanto en el planteamiento de

las preguntas como en la manera de abordarlas. Si bien no es necesaria una completa

“traducción”, es evidente que se requiere una cierta “armonización”.

Gráfico 1.1. Objetos de estudio y disciplinas implicadas en el estudio del abandono

infantil

HISTORIA

MUJERES

HISTORIA

INFANCIA

HISTORIA DE LA MEDICINA/

EPIDEMIOLOGÍA

madres

niños

HISTORIA

DE LA

FAMILIA

abandono

HISTORIA DEL ABANDONO INFANTIL Y

DESTINOS DE LOS EXPÓSITOS

Enfermedad y muerte

DEMOGRAFÍA HISTÓRICA

HISTORIA DEL

ABANDONO INFANTIL

Fuente: Elaboración propia.

Inclusas y

Maternidades

destinos

Retorno /

paso a hospicio

HISTORIA

ASISTENCIA

SOCIAL

La dualidad de la aproximación se ha plasmado tanto en los objetivos

específicos como en la propia estructura de la investigación. Formalmente esta tesis

refleja la estructura tradicional de la monografía clásica de una institución de estudio de

expósitos con su atención a contexto, descripción institucional, mortalidad y

recuperación. Sin embargo, su contenido ha articulado historia y demografía al tiempo

que ha ofrecido nuevas perspectivas en cada uno de los temas tratados.

Se han definido dos objetivos principales, estudiar la utilización de la Inclusa

para el depósito de niños a principios del siglo XX y las expectativas vitales de éstos

durante su institucionalización. La primera parte de esta tesis ha tenido por objetivo

estudiar esa especificidad del contexto e la Inclusa de Madrid en el siglo XX para el

depósito de niños y su abandono desde preocupaciones propias de la historia. Se han

definido dos niveles en este análisis. Un primer nivel ha sido el análisis de la

especificidad del recurso a la Inclusa en el marco del discurso benéfico, médico y de

género y de las particularidades sociales, demográficas y asistenciales de Madrid en ese

51


Capítulo 1

momento. Los capítulos 2 y 3 han servido a este objetivo, tratando de dibujar el

panorama y las implicaciones ideológicas y prácticas del abandono infantil en la ciudad.

Un segundo nivel ha sido el estudio de la relación entre la evolución de la

política institucional y las características de la población asistida en la Inclusa. Los

capítulos 4 y 5 han ofrecido, por un lado, un recuento de los cambios legislativos e

ideológicos que permitieron el desarrollo de un uso asistencial de la institución y, por

otro lado, cómo esos cambios se trasladaron a los comportamientos específicos en el

abandono y las características de la población institucionalizada.

La segunda parte de la tesis se ha dedicado al segundo objetivo principal, el

análisis de las expectativas vitales de los niños institucionalizados en función de los

patrones de abandono. Su análisis se ha desarrollado a través de una metodología

cuantitativa, con una perspectiva eminentemente demográfica. Dada la imposibilidad de

abordar todas las posibilidades que podían acontecer a los niños una vez abandonados

en la institución, este objetivo se ha subdivido en dos niveles. En primer lugar, era

preciso ofrecer una nueva visión de las vidas institucionalizadas bajo el punto de vista

longitudinal, haciendo que el tiempo ocupara el lugar fundamental en la explicación, no

sólo desde el punto de vista cronológico sino del tiempo vital de los individuos. Este

objetivo ha sido abordado a través del capítulo 6.

Por otro lado, el segundo nivel era comprender las probabilidades de los

expósitos de experimentar los distintos eventos posibles dentro de la institución: ser

enviados a continuar la lactancia en pueblos y/o los dos “destinos” mayoritarios desde

un punto de vista demográfico: la recogida por padres y la defunción. Para ello, era

preciso estudiar y comparar a grandes rasgos de la probabilidad de experimentar estos

fenómenos y, a continuación, realizar el análisis de la probabilidad individual. Éste

último análisis debía estar centrado en el estudio de las características maternales como

factores de riesgo o de protección. Este objetivo ha sido abordado a través del capítulo 6

para la lactancia, del 7 para la recuperación y de los capítulos 8 y 9 para la mortalidad.

El énfasis sobre la mortalidad destino ha procedido de la necesidad de aportar y

completar su análisis desde todas las perspectivas posibles para realizar una completa

renovación de los clásicos estudios sobre mortalidad expósita con nuevas teorías y

evidencias.

Las conclusiones (capítulo 10) se han propuesto como un ejercicio de síntesis de

la contribución de todos los objetivos a nuestro conocimiento del fenómeno, ofreciendo

una visión de conjunto.

Pese al enunciado y orientación dual del trabajo, esta dualidad no se refleja en

un aislamiento total de ambos objetivos ya que las aportaciones de ambas disciplinas y

ópticas se entrelazan en el discurso. Así, analizar el uso de la institución no es posible

sin tener en cuenta el retorno entre los destinos y estudiar los destinos no cobra su

sentido real sin la relación con esos usos y esos distintos tipos de niños. En todo

momento, hemos tratado de integrar en el discurso las dos ópticas para suplir las

limitaciones de una con las ventajas de la otra y ofrecer una investigación compleja pero

perfectamente coherente e integrada.

52


1.3. FUENTES

53

Bárbara A. Revuelta Eugercios

Para abordar los objetivos propuestos ha sido necesaria la búsqueda de distintos

tipos de fuentes que puedan proporcionar diferentes perspectivas sobre el abandono

infantil, permitiéndonos ofrecer una imagen lo más completa posible. Así, junto con

datos empíricos para el análisis cuantitativo (tanto descriptivo como analítico), hemos

recurrido a otro tipo de material para contextualizar el fenómeno propuesto. Dada la

orientación dual de este trabajo, se ha realizado esta contextualización en dos niveles,

cuantitativo (a través de la consulta de estadísticas publicadas) y cualitativo (material

archivístico, periodístico e institucional).

1.3.1. LA BASE DE DATOS DE LA INCLUSA DE MADRID

El grueso de la información cuantitativa se ha obtenido a través de la recogida de

información de los registros de la Inclusa (compuesta de varias submuestras que hemos

expuesto más adelante). La parte más voluminosa de estos datos proviene de la

explotación intensiva de los archivos de la Inclusa de Madrid para el proyecto “La

mortalidad en instituciones en el marco de la demografía urbana: Madrid dentro de una

comparativa internacional”, financiado por el Ministerio de Educación y Ciencia

(SEJ2005-06334), continuado por “La población de una gran ciudad hace un siglo:

mortalidad y estructura demográfica de Madrid a principios del siglo XX dentro de una

comparativa internacional” (CSO2008-06130/SOCI), dirigidos por D. Ramiro Fariñas

en el Instituto de Economía, Geografía y Demografía del CSIC, a los que se adscribe

esta tesis.

No obstante, dado que estos proyectos tenían objetivos exclusivamente

demográficos, la información recogida por el proyecto tiene ese sesgo, habinedo sido

necesario ampliar la explotación de información de registros de la Inclusa mediante dos

submuestras. Estos dos esfuerzos han permitido completar parcialmente otros aspectos

sociales del abandono infantil a los que no podía accederse a través de la muestra

básica.

Tanto la base de datos básica como parte la muestra de expedientes de 1915 ha

sido recopilada en colaboración con miembros del equipo de ese proyecto durante los

años 2005-2008 y 2009, respectivamente. La muestra de notas, no obstante, ha sido un

trabajo realizado en exclusiva para esta tesis doctoral


Gráfico 1.2. Información recogida en los Libros de Entradas y Salidas.

Fuente: ARCM

54


1.3.1.1. La base de datos longitudinal básica.

Bárbara A. Revuelta Eugercios

La base de datos básica está compuesta por los registros de todos los niños

admitidos entre el periodo 1890 y 1935 en la Inclusa. Se ha creado un registro

informático único combinando la información contenida en los Libros de Entradas y los

Libros de Entradas y Salidas, cuya imagen se muestra en el gráfico 1.2. La información

incluida en los Libros de Entradas 34 recogía todos los datos conocidos sobre el niño, el

abandono y sus circunstancias:

- Datos referentes a la entrada y sus circunstancias. Por un lado se registraban las

circunstancias específicas del evento: número de orden, fecha y procedencia

(lugar desde el que se remitía). Por otro, los datos específicos del niño: nombre y

apellidos 35 , sexo, edad de entrada y lugar en el que había sido bautizado.

- Datos referentes a los padres: nombre y apellidos, edad y estado civil, cuando

aparecían.

Los Libros de Entradas y Salidas 36 eran de uso administrativo y estaban

relacionados con los anteriores a través del número de orden y año asignado al niño. En

ellos se anotaban todos los detalles de la estancia de los niños en la institución:

- Datos referidos a las incidencias en las trayectorias vitales: fecha, edad y destino

de la primera salida a lactar y sucesivas; retorno a padres, prohijamiento, paso al

hospicio y retorno a la institución (si se daba tal caso).

- Datos referidos a la muerte, donde se consignaba la fecha, el lugar y la causa.

- Otros datos que ampliaban información.

La riqueza de la información recogida, así como la precisión de las

observaciones (casi todos los eventos aparecen perfectamente fechados) ha permitido la

construcción de variables derivadas de los datos recogidos, sobre todo de carácter

temporal, aunque no exclusivamente. De este modo, se han podido calcular tiempos de

espera, tiempos de estancia y edades a diferentes momentos, herramientas básicas del

análisis de trayectorias vitales. Además se han obtenido otras variables derivadas a

través de clasificaciones: legitimidad estimada o el tipo de abandono. 37

Una de las variables construidas más importantes ha sido la pertenencia a un

grupo de hermanos. Se ha realizado a través de la información facilitada por la propia

institución en los Libros de Entrada sobre la relación entre las admisiones

pertenecientes a la misma familia, junto con una serie de procedimientos de enlace

nominal de registros 38 . A través de estos procedimientos se han establecido 1.597

grupos de hermanos, que implican un total de 3.473 niños.

34

Libros de Entradas del fondo Inclusa y Colegio de la Paz con signaturas 9923 a 10.170. Archivo

Regional de la Comunidad de Madrid, en adelante abreviado a ARCM.

35

Se obtuvo un permiso del Archivo Regional de la Comunidad de Madrid para registrar la información

nominativa, tanto de los niños como de los padres. No obstante, dada a restricción impuesta a la

divulgación de datos por la legislación vigente y la sensibilidad de este tipo de información, no se ha

divulgado ningún dato nominativo en esta tesis doctoral.

36

Libros de Registro de Entradas y salidas del fondo Inclusa y Colegio de la Paz con signaturas 9.614 a

9.847. ARCM.

37

La construcción de este tipo de variables se ha referido en los apartados específicos en los que se ha

puesto en uso para no sobrecargar este epígrafe.

38

Sólo el 15% de los casos de hermanos ha sido localizado a través de la información de la institución. El

resto ha sido encontrado a través de un enlace nominativo. Los criterios para considerar a dos expósitos

55


Capítulo 1

Todos los niños, independientemente de su forma de admisión y/o legitimidad,

han sido considerados indistintamente como abandonados (a excepción de un

determinado número de casos de maternidad que hemos tratado en el capítulo 2), que se

ha tomado como sinónimo de expósitos, en consonancia con los usos de la tradición

internacional. Pese a las diferencias en su modo de abandono o razones para el mismo,

su tratamiento por la Inclusa de Madrid en un único libro de registro y la posterior

omisión de referencias a la filiación de los niños en la vida diaria hace ver que eran

considerados igualmente por la institución. 39

Gráfico 1.3. Número de casos anuales disponible.

Número de casos anuales

1800

1600

1400

1200

1000

800

600

400

200

0

1890

1893

1896

1899

1902

1905

1908

1911

1914

1917

Año de abandono

Fuente: ARCM. Elaboración propia

El volumen total de casos del que se ha dispuesto es de 59.301 niños admitidos

en los 45 años, distribuidos como muestra el gráfico 1.3. Dada la existencia de un cierto

número de casos abandonados en más de una ocasión, se ha realizado una labor de

concentración de la información de los niños en un solo registro. Así, la base de datos

recoge historias de vida de niños en la institución, en lugar de número total de

como hermanos eran: coincidencia de los dos apellidos, coincidencia de nombre y dos apellidos de la

madre y alguna otra indicación (edad o lugar de nacimiento), especialmente para el caso de expósitos con

apellidos muy comunes. La distancia máxima entre el nacimiento de dos hermanos potenciales ha sido de

6 años porque, más allá de esa cifra, la probabilidad de enlazar niños no emparentados sería muy elevada.

Para los niños abandonados entre 1890-1900 se han aceptado casos con el enlace solo del primer apellido

dada la generalizada tendencia a solo referir un apellido pero se ha requerido información adicional para

confirmar el enlace. Las reglas de enlace han sido deliberadamente conservadoras para evitar el

establecimiento de grupos de niños no relacionados por lo que es posible que haya más grupos de

hermanos ocultos en la ase de datos. Sin embargo, son suficientes para ofrecer una muestra relevante que

probablemente era bastante representativa del fenómeno.

39 Esta situación es bastante distinta de lo que ocurre en el norte peninsular donde las instituciones

aceptaban niños por distintas razones. Así, el ingreso directo de niños legítimos, la existencia de ayudas a

la lactancia y los abandonos regulares coexistían, requiriendo precisiones terminológicas para diferenciar

los abandonados, expósitos, legítimos y torno. Sin embargo, en nuestro contexto carecen de

sentido.VALVERDE LAMSFUS, L.: “Legitimidad e ilegitimidad. Evolución de las modalidades de

ingreso en la Inclusa de Pamplona, 1740-1934”, Enfance abandonée et societé en Europe, XIVe-XXe

siècle, École Française de Rome, Palais Farnèse, Rome, 1991, págs.1170-1171.

56

1920

1923

1926

1929

1932

1935


Bárbara A. Revuelta Eugercios

admisiones. En cualquier caso, se ha tratado de un simple trasvase de información, de

modo que no se ha perdido nada de información. La incidencia de este fenómeno es

bastante limitada, implicando menos del 2%, con alguna excepción al final del periodo

(ver gráfico A.1 en el anexo).

1.3.1.2. La base de datos extendida de notas de abandono

Para complementar la información cuantitativa recogida a través de los

formularios estandarizados, se llevó a cabo una ampliación de la base de datos para una

pequeña muestra. Dada la irregular recogida de información sobre las circunstancias

adicionales del abandono en la fuente y la omisión de ésta en el vaciado sistemático (ya

que se encontraba fuera de los intereses principales del proyecto, la mortalidad), se

requería completar con información contextual. Para ello, se utilizaron las notas de los

padres y el resto de información complementaria contenida en los Expedientes

Personales de Ingreso 40 .

Los expedientes de ingreso estaban compuestos por toda la documentación que

acompañaba al niño a la entrada. Así, los encabezaba una hoja de papel (o cuartilla

doblada con campos impresos, con el tiempo) donde se anotaba el nombre, número y

año así como los datos del niño, a la que se adjuntaban las notas de los padres,

certificaciones, señales y toda la información posterior, como el certificado de

adecuación de las distintas nodrizas que se llevaban a lactar al niño, certificado de

defunción, etc. En el caso de entradas a través de Maternidad, por ejemplo, la

información se escribía en el dorso del propio documento de nacimiento que expedía la

Hermana de guardia en la Casa de Maternidad.

Dada la imposibilidad de complementar toda la información de la base de datos

básica con esta fuente (que sólo en algunos casos ofrecía verdaderamente información

novedosa) para todos los casos, se decidió realizar un muestreo para obtener una imagen

de la información contenida de esos documentos a lo largo del periodo. Para ello, se

muestrearon los años acabados en cero (1890, 1900, 1910, 1920 y 1930), adjuntando esa

información a la ya obtenida en el primer vaciado. Para el año 1915 se recogió también

esta información en el marco de un segundo ejercicio de ampliación de la base de datos

que se ha descrito en el epígrafe siguiente.

Así se seleccionó aleatoriamente 41 el 20% de las entradas anuales que no

procedían de la Casa de Maternidad (ya que éstas carecían de nota) y se procedió a la

consulta y vaciado de la información adicional sobre causas y circunstancias de

abandono, tipo de información recogida, tipo de nota, si ésta existía, etc. Este sistema de

muestreo respondió a varias preocupaciones. En primer lugar, la decisión de elegir el

porcentaje anual en vez de un número fijo obedeció a la intención de mantener un

número proporcional de muestras al número de abandonos anuales en cada corte. En

segundo lugar, la elección de un sistema aleatorio tenía dos ventajas. Por un lado,

permitía obtener una representación de todas las estaciones. Los patrones estacionales

en el abandono infantil son muy claros y la posibilidad de tener datos de todos los

40 Signatura 7841-8771 de Fondo Inclusa.

41 La selección se realizó a través del programa Stata 9.2, que obtuvo los casos elegidos para la

comprobación de la selección aleatoria de ese número de casos, una vez eliminados los casos procedentes

de Maternidad.

57


Capítulo 1

meses, distribuidos aleatoriamente, permitía una población más adecuada para el

estudio. Por otro lado, la aleatoriedad permitió sobreponerse al sobremuestreo de niños

de características muy similares que hubiera ocurrido utilizando un sistema fijo (los

primeros de mes, los primeros de cada día, etc) ya que se documenta una tendencia a

registrar consecutivamente a todos los niños de un determinado tipo: primero los de

Maternidad, después todos los que se habían abandonado durante la noche, etc.

La tabla 1.1 muestra el número de casos consultados finalmente en cada año.

Sólo entre el 7 y el 12% de los casos no tenían ningún tipo de nota, certificado o

información adicional en su expediente.

Tabla 1.1. Muestra de casos para los que se consultó el expediente.

1900 1910 1915 1920 1930

Total No Maternidad 566 484 505 566 595

Consultados 111 95 505 112 114

Porcentaje 19,61% 19,63% 100% 19,79% 19,16%

Fuente: ARCM. Elaboración propia.

La información que se recogió para cada uno de esos expedientes consultados

era de distinto tipo. Para aquellos casos que presentaban algún documento, se ha

especificado el tipo (nota, certificado de párroco, del refugio, etc.), la causa declarada

del abandono, la forma en la que se mencionaban nombre y apellidos, así como la

filiación de éste, la persona que firmaba y la presencia o declaración de señales que

serían usadas en una futura reclamación.

1.3.1.3. La muestra alrededor de 1915

Dada la complejidad del abandono infantil y la dificultad de su estudio sólo a

través de los registros de admisiones, se realizó un vaciado sistemático de fuentes

disponibles en el Archivo Regional referidas a las admisiones de un año. Así, tratamos

de capturar una instantánea del abandono, a través de la comprensión de las

circunstancias de las madres de una manera más completa. Se eligió el año 1915 por

varias razones: a) la riqueza de información de las fuentes en ese momento, que incluían

nueva información no presente en años anteriores; b) su ubicación en un momento más

o menos central del periodo de estudio y c) su coincidencia con un año de padrón. La

información incorporada procedía de dos fuentes: la Inclusa y el padrón del

ayuntamiento de Madrid.

En primer lugar, se acometió una operación de vaciado completo de la

información de los Expedientes Personales de la Inclusa, incorporando tanto los datos

referidos a las notas y al abandono, como la información adicional de las madres que los

documentos de nacimiento expedidos por la maternidad incluían (profesión, capacidad

de firmar y domicilio en la ciudad). Dado el interés de esta última información también

se realizó el mismo procedimiento para los admitidos en Maternidad durante el año

siguiente, 1916, para aumentar la muestra disponible con ese tipo de datos.En segundo

lugar, se procedió a la búsqueda individual de las mujeres que dieron a luz en la

Maternidad en esos dos años (1915 y 1916) en el padrón de 1915 a través de la

dirección reportada. En los casos de más de una dirección reportada (por ejemplo, en el

abandono y en el retorno a la madre, por ejemplo), se buscaron en sendas direcciones.

Como se puede ver en la tabla 1.3, en general, la tasa de éxito no fue muy elevada,

58


Bárbara A. Revuelta Eugercios

menos de un 20%, pero, en cualquier caso, supone más de 300 mujeres, para las cuales

se dispone de la toda información padronal. Es decir, disponemos una amplia de

características de ellas y los demás habitantes del hogar: edad, sexo, relación familiar,

ocupación, residencia en la ciudad, educación, etc.

Tabla 1.2. Situaciones encontradas al enlazar las mujeres dando a luz en la Casa

de Maternidad durante los años 1915-1916 en el padrón de 1915.

Posibilidades N %

Sin dirección 7 0,34%

Dirección en un pueblo 283 13,57%

Dirección en Madrid completa 1796 86,10%

Madres dando a luz en la Maternidad en 1915-1916 2086 100%

No encontradas 1355 75,45%

Encontradas 327 18,21%

Dirección no suficiente para buscar 114 6,35%

Buscadas en el padrón de 1915 1796 100%

Fuente: ARCM y Padrón de 1915. Elaboración propia.

1.3.2. OTRAS FUENTES ESTADÍSTICAS

La información institucional de la Inclusa ha sido la pieza central de esta

investigación pero, necesariamente, hacía falta comparar y contextualizar los análisis

obtenidos en el marco temporal y geográfico en el que se estaban desarrollando. Así, se

han consultado distintas fuentes de datos agregados para ilustrar los diferentes

contextos, social, asistencial, médico y demográfico.

La contextualización a nivel general se ha realizado a través de la consulta de las

cifras nacionales publicadas por el Instituto Nacional de Estadística en los censos (1900,

1910, 1920 y 1930) que ofrecen una imagen del stock de población y en el Movimiento

Natural de la Población (años 1900-1930), que informa sobre los flujos de población:

nacimientos, defunciones y matrimonios. Asimismo, se ha hecho uso puntual de

algunos Anuarios Estadísticos de España, que ofrecen información adicional.

Para la ciudad de Madrid, se ha utilizado ampliamente el Anuario Estadístico del

Ayuntamiento de Madrid (1899) que fue continuado por la Estadística Demográfica del

Ayuntamiento de Madrid (1902-1931). Ambas fuentes contienen información

demográfica anual desagregada por barrio, que permite comprender las dinámicas de

cambio en las que estaba inmersa la ciudad y que fueron telón de fondo de las

transformaciones que sufrió la Inclusa.

1.3.3. INFORMACIÓN CONTEXTUAL

Los datos institucionales de abandono estaban determinados por la institución

así como por la sociedad en la que el abandono tenía lugar por lo que la comprensión de

las implicaciones sociales, demográficas e ideológicas es esencial. Por ello se diseñó

una recogida de información que ha tratado de abarcar todos los aspectos relacionados

con el funcionamiento, transformaciones, incidencia y evolución de la institución y su

relevancia en la sociedad madrileña.

59


Capítulo 1

1.3.3.1. Material de archivo: Inclusa, Colegio de la Paz y

Maternidad.

El material de archivo conservado sobre las instituciones gobernadas por la

Junta de Damas, Inclusa, Colegio de la Paz y Casa de Maternidad está ubicado en el

Archivo Regional de la Comunidad de Madrid, ya que estas instituciones pertenecieron

a la Diputación Provincial. Pese a la afortunada conservación íntegra de los Libros de

Entradas, Libros de Entradas y Salidas y Expedientes personales de ingreso para los

siglos anteriores, no ocurre lo mismo con otra documentación contextual y se registran

registrándose grandes lagunas en algunas partes, como los periodos más recientes. Una

de ellas afecta particularmente al primer tercio del siglo XX, de forma que, pese a que

se conservan cientos de legajos de correspondencia, documentación variada, un cierto

número de cuentas económicas y otros documentos de la época, la cobertura no es tan

amplia como para otros periodos y su estado no permite el análisis sistemático.

Particularmente, se han buscado sistemáticamente otras fuentes de información

que ampliaran la información disponible sobre expósitos, fundamentalmente, sobre el

destino definitivo y las recuperaciones pero sin resultados satisfactorios. Por un lado, la

documentación relacionada con la recuperación se conservaba habitualmente dentro de

los expedientes pero esta práctica no era generalizada y se encuentran desperdigados

entre la correspondencia general; por otro, en la fuente adicional Libros de Registros de

Expósitos, no se añadía ninguna información novedosa (sólo el destino final, ya

registrado en el Libro de Entradas y Salidas). Por tanto, esta parte ha tenido una

importancia menor de lo esperado en la reconstrucción de la historia y funcionamiento y

hemos recurrido al uso intensivo de otras fuentes.

1.3.3.2. Prensa diaria general

Pese a la complicada utilización de la prensa diaria general para el trabajo

histórico 42 , se ha recurrido a este sistema de forma intensiva para la recolección de

información objetiva y subjetiva. La elección de esta fuente ha estado fundamentada en

varias razones:

- La necesidad de sortear las dificultades impuestas por la escasez de

documentación sobre el funcionamiento de la institución.

- La disponibilidad de una elevada cantidad de prensa de la época en un formato

muy operativo para la búsqueda bibliográfica. El proyecto de Hemeroteca

Digital de la Biblioteca Nacional Española así como los proyectos de

digitalización de otros diarios actuales de larga trayectoria han creado un corpus

documental digitalizado de gran valor para el trabajo histórico. La posibilidad de

realizar búsquedas por palabras o términos clave en el interior de los artículos,

gracias a la digitalización con reconocimiento de caracteres que se ha llevado a

cabo, ofrece una herramienta muy poderosa, que permite agilizar un proceso

muy lento.

- La presencia de secciones oficiales donde se reportaban los acontecimientos

ocurridos en distintas instituciones oficiales o las decisiones que podían afectar a

42 SECKER, J.-L.: Newspapers and Historical Research: A Study of Historians and Custodians in Wales,

Tesis doctoral defendida en el Departamento de Ciencias de la Información y Departamento de Historia e

Historia de Galés, Aberystwyth University, 1999, pág.4.

60


Bárbara A. Revuelta Eugercios

la institución: Plenos de Diputación, de la Comisión Provincial de Beneficencia,

del Congreso y el Senado, así como conferencias, Sociedades Científicas. Esto

ha permitido cubrir un campo muy amplio, sin tener que revisar individualmente

las actas de cada una de esas instituciones.

- La disponibilidad de un amplio número de diarios para la ciudad de Madrid

entre finales del siglo XIX y el primer tercio del XX, que permitiera cotejar las

informaciones ofrecidas por las distintas publicaciones.

Tabla 1.3. Consultas realizadas según la plataforma digital, cronología y criterios

de búsqueda.

Plataforma Cronología Restricción Palabras clave

Gazeta de Madrid

Hemeroteca

Digital Biblioteca

Nacional

ABC

La Vanguardia

1/1/1853-31/12/1935

-

1/1/1853-1/1/1890 Madrid "casa de maternidad"

1/1/1890-1/1/1936 Madrid "inclusa de madrid"

1/12/1898-1/1/1901 Madrid "inclusa"

1/11/1910-1/2/1911 Madrid "inclusa"

1/1/1918-1/3/1919 Madrid "inclusa"

1/1/1927-28/2/1930 Madrid "inclusa"

1/1/1890-1/1/1936

1/1/18901935

Exclusión Sevilla

y Córdoba

-

Elaboración propia.

"inclusa de madrid" y "casa de maternidad"

"casa de maternidad"

"inclusa de madrid"

Se realizó una búsqueda general para todo el periodo con un criterio restringido

(“inclusa de Madrid”) para capturar los momentos más relevantes. En el caso de

periodos en los que la frecuencia de artículos y la información contenida en ellos

sugería que se trataba de momentos importantes, se realizaron búsquedas con términos

más amplios (“inclusa”) para localizar todas las menciones aparecidas. En la tabla 1.4 se

muestra un resumen de los criterios utilizados y en la tabla 1.5 se puede ver el volumen

global de artículos identificados con información relevante (de tipo factual o

comentarios/ editoriales/ opiniones) que han sido utilizados para este análisis.

1.3.3.3. Información médica y asistencial

Para complementar la visión general obtenida a través del análisis de los

artículos de prensa, se ha buscado una información más especializada, para ilustrar el

pensamiento médico sobre el abandono infantil y sus consecuencias. Se ha incorporado

al análisis abundante bibliografía contemporánea disponible relacionada con el

abandono infantil y la preocupación médica. Junto con toda una serie de monografías

médicas se llevó a cabo una búsqueda bibliográfica adicional en las versiones impresas

en dos de las revistas de medicina social más importantes en Madrid (La Medicina

Ibera y El Siglo Médico) y en la publicación de la protección del niño abandonado por

excelencia, Pro-Infantia, a través de los fondos de la Biblioteca de la Real Academia de

Medicina.

61


Capítulo 1

Tabla 1.4. Número de artículos con información relevante identificados en la

búsqueda en las plataformas digitales.

Publicación periódica

Número de

artículos Extensión cronológica

ABC 96 29/7/1890-29/1/1936

Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia 10 29/2/1852-24/7/1853

Clamor, El 26 6/3/1850-15/1/1861

Correspondencia de Espana, La 78 1/2/1860-13/5/1919

Correspondencia Militar, La 6 19/9/1899-4/7/1918

Diario Oficial de Avisos de Madrid 47 7/6/1859-4/7/1889

Discusión, La 9 24/4/1857-7/1/1884

Época, La 104 13/5/1853-24/10/1933

España, La 31 24/10/1852-1/12/1861

Gazeta Médica, La 3 20/2/1852-30/6/1853

Gazeta de Madrid, La 31 2/2/1852-27/8/1935

Globo, El 66 5/1/1876-26/12/1918

Heraldo de Madrid, El 39 3/2/1925-28/11/1935

Iberia, La 21 19/2/1856-27/7/1893

Imparcial, El 87 11/1/1868-18/6/1931

Esperanza, La 16 26/3/1852-29/1/1863

Liberal, El 10 15/1/1900-9/2/1910

Nuevo Mundo 4 10/1/1900-10/1/1930

País, El 26 23/1/1889-15/12/1910

Siglo Futuro, El 37 13/111876-12/12/1933

Sol, El 15 20/12/1922-21/2/1930

Vanguardia, La 33 27/12/1899-13/2/1934

Voz, La 28 21/9/1923-25/10/1933

Otros (frecuencias menores de 4) 53 1857-1935

Total 876

Elaboración propia.

1.4. METODOLOGÍA

Tradicionalmente, muchos trabajos de investigación histórica no presentan una

descripción a priori de la metodología específica que se va a utilizar, implicando

necesariamente el material documental adecuado, la crítica de fuentes, la valoración de

las evidencias y la interpretación implícita en el análisis que se desarrolla. En nuestro

caso, nos hemos detenidos en la metodología, dado que un esfuerzo interdisciplinar

como el que pretendemos necesariamente tiene que conjugar métodos y aproximaciones

con objetivos que pueden no ser necesariamente evidentes e intuitivos para las dos

disciplinas implicadas.

La demografía histórica y la historia social (particularmente, la historia de los

expósitos o de los asistidos), pueden, en ocasiones, parecer mucho más cercanas

metodológicamente de lo que están. Por tanto, creemos que, a la luz de los objetivos que

propuestos, es útil especificar el uso exacto que vamos a hacer de los datos reseñados,

que implica distintas metodologías.

62


Bárbara A. Revuelta Eugercios

1.4.1. PRIMERA PARTE: ANÁLISIS HISTÓRICO Y DEMOGRÁFICO

Para realizar el estudio de los usos de la Inclusa por las clases populares,

teníamos que responder a los dos niveles requeridos en los objetivos con metodologías

distintas. En primer lugar, para entender el recurso específico a la Inclusa en el marco

del discurso de la beneficencia, médico y de género hemos realizado un estudio

histórico tradicional a través de fuentes primarias y secundarias. Los capítulos 2 y 3 se

han realizado utilizando el discurso de los contemporáneos sobre el abandono infantil,

la sociedad y la demografía madrileña y la historiografía actual para obtener una imagen

adecuada para nuestros objetivos de investigación.

Para el segundo nivel del estudio, abordar la relación entre la evolución de la

política institucional y las características de la población asistida en la Inclusa, hemos

tenido que utilizar metodologías muy distintas. El análisis de la evolución de la

institución en el capítulo 3, dadas las limitaciones de sus propias fuentes, ha utilizado la

prensa como herramienta fundamental, lo que ha supuesto un importante reto

metodológico. Considerada por algunos como “history’s first draft”, la prensa ofrece la

cobertura de aspectos que no podrían ser analizados de otra manera pero es preciso

cuestionar de forma especial la autoridad de cualquier información obtenida a través de

ella dado que, mucho más que otras fuentes, es especialmente propensa a la inexactitud

y a la influencia de sesgos y/u omisiones motivados por razones ideológicas. 43

De modo que es preciso explicitar que el análisis histórico de la institución ha

sido precedido de una cuidadosa verificación de la información ofrecida por los

distintos artículos, fundamentalmente conseguida a través de la comparación de las

diversas informaciones ofrecidas por los diarios. En primer lugar, se ha realizado una

comprobación de la historia de los diarios utilizados. En segundo lugar, se ha tratado de

ofrecer una visión de consenso de todas las fuentes y, en caso de divergencias, se ha

optado por relegar las versiones minoritarias o más extremas, a un segundo plano. En

ese sentido, diarios como El Imparcial o La Época se han usado como referencia, ya

que generalmente mostraban la versión más escueta y menos polemizada de la

situación. En los casos donde se sospechaba que las informaciones podían estar siendo

exageradas por cuestiones políticas (ver ejemplo de El País en 1900), se ha hecho notar

esta situación. En tercer lugar, se han utilizado profusamente las reseñas de los plenos

de la Diputación, Congreso, etc., con cierta seguridad dado que la comparación de las

informaciones entre los diversos diarios es muy consistente. Y, en cuarto lugar, se han

cotejado las informaciones obtenidas a través de la comparación con otras fuentes,

cuando esto ha sido posible.

Para cumplir los objetivos del capítulo 4, estudiar las características de la

población asilada, se ha utilizado la descripción cuantitativa de los datos recogidos en la

base de datos longitudinal de la Inclusa, pero siempre al servicio de la explicación

histórica. Hemos realizado, en primer lugar, un análisis descriptivo de los aspectos

demográficos y sociales del abandono infantil, a través de medidas porcentuales, y, en

segundo lugar, hemos analizado determinadas variables que han permitido solventar

algunos problemas de interpretación (casos de “abandonos técnicos” y regulares) o

aportar información novedosa a la explicación (identificadores de pertenencia a grupos

de hermanos a través del enlace de registros). Adicionalmente, hemos realizado tests

43 Ibid., pág.4.

63


Capítulo 1

estadísticos de similitud para comprobar si algunos de los patrones observados

respondían a prácticas o comportamientos deliberados o podían ser fruto de procesos

aleatorios.

En este sentido, es importante hacer una serie de consideraciones sobre nuestra

aproximación a las fuentes de datos. En primer lugar, es importante recordar que los

registros (sea el de la Inclusa o el padrón) deben estar sujetos al mismo tipo de crítica

que otro tipo de fuentes ya que distintas razones ideológicas, sociales, materiales o

intencionales pueden intervenir en el mismo hecho de la inscripción o de la forma de

inscripción de un individuo, originándose tanto en el individuo a registrar como en la

institución registrante. Para ello, hemos reflexionado en la medida que hemos

considerado oportuna sobre las diversas razones que podían estar detrás de las

variaciones registrales (tanto en los registros de la Inclusa como en el padrón), lo que

nos ha permitido comprender procesos ocultos precisamente en el procedimiento.

En primer lugar, es importante recordar que la población registrada no tiene que

representar necesariamente a toda la población, independientemente de si consideramos

el padrón o el registro de la Inclusa. En el primer caso, está claro que debía existir una

importante cantidad de población no registrada en el padrón por distintas razones:

trabajo temporal en la construcción, cambio de vivienda no capturado adecuadamente,

llegada a la ciudad después de que se hubiera realizado el padrón, voluntar de

ocultamiento deliberado, vivienda en edificios no considerados en el catastro, etc. Y, en

el segundo, porque la admisión de un niño a la Inclusa o de su madre a la Maternidad

implicaba una selección de entre aquellas que estaban en una situación de

vulnerabilidad y podrían requerir ese tipo de ayuda.

En segundo lugar, este hecho puede producir un sesgo en la composición de los

inscritos: por ejemplo, no se puede tomar el perfil de las mujeres solteras que recurrían a

la Inclusa como representativo de todas las que residían en la ciudad, por lo que es

importante mantener en mente el efecto selectivo que este registro produce sobre la

población estudiada.

Y, en tercer lugar, es importante recordar que pese a que podamos hablar de

agencia de una manera general para los procesos históricos, no podemos inferir

estrategias de acciones documentadas. Por un lado, retomando el concepto de Mandler

de los usos de la caridad y afirmar que los pobres no eran recipientes pasivos de la

caridad/beneficencia sino que eran agentes activos en su adquisición, presentándose

como candidatos dignos a la percepción de esa ayuda. Es decir, que los propósitos de la

caridad no tenían que ser (ni eran) los mismos que los de sus usuarios. 44 Por otro lado, a

pesar de que podamos documentar recuperaciones y eso nos haga pensar en estrategias

de uso temporal de la Inclusa de forma interpretativa, no podemos inferir una

intencionalidad específica en los individuos particulares. Así, hemos hablado de uso de

la beneficencia (en el sentido de usos satisfactoriamente completados) para sortear este

problema y poder recoger las distintas maneras de recurso a la institución que estaban

en funcionamiento: abandonos definitivos, usos médicos, abandonos temporales.

Estas consideraciones nos han llevado a extremar la cautela al hablar de

causalidad y de estrategias que hemos discutido de forma general, como instrumentos

heurísticos, pero que nunca hemos tratado de medir o comprobar para los individuos.

44 MANDLER, P., (ed.): The Uses of Charity: The Poor on Relief in the Nineteenth-Century Metropolis,

University of Pennsylvania, Philadephia, 1990.

64


65

Bárbara A. Revuelta Eugercios

Así, una de las herramientas que hemos utilizado para explorar la distancia entre el

hecho documentado, las causas y las estrategias han sido los marcos explicativos o

diagramas que nos han permitido proponer cadenas causales o representaciones gráficas

de distintas trayectorias que permiten comprender mejor la realidad.

1.4.2. SEGUNDA PARTE: ANÁLISIS DEMOGRÁFICO Y ESTADÍSTICO

Finalmente, para estudiar las expectativas vitales de los niños abandonados,

hemos recurrido tanto a técnicas demográficas como estadísticas que tienen como

objetivo estudiar las probabilidades de experimentar tres posibles eventos: envío a

lactancia externa, recuperación por padres o defunción. Su estudio se ha realizado, en

primer lugar, través del análisis agregado de las tendencias y, en segundo lugar, a través

del análisis individual de los factores que determinaban la ocurrencia de uno u otro.

Para ambos tipos de análisis, el paso primero ha sido considerar las vidas de los

expósitos desde una estructura de datos que respete su naturaleza: datos de duración.

Este tipo de datos, historias de vida en las que se tiene información fechada de

ocurrencia de acontecimientos en la vida de un individuo, tiene una serie de

particularidades que deben ser respetadas para su correcto análisis. No todos los niños

experimentaban la misma exposición a la ocurrencia de los fenómenos ya que algunos

no eran admitidos hasta días o meses después del parto y la salida de la institución podía

producirse por varias razones (muerte, recuperación, paso al hospicio).

Estas particularidades hacen que cualquier cálculo (para cualquiera de los

destinos posibles) que no esté diseñado específicamente para este tipo de datos

subestime necesariamente la incidencia. En el caso de la mortalidad, por ejemplo,

existen grandes diferencias en el nivel de mortalidad si se utilizan medidas porcentuales

o medidas longitudinales. Si se usa una proporción (defunciones divididas entre

admisiones), todos los niños cuentan por igual, independientemente del tiempo que

estuvieron dentro de la institución, pero si se usa el tiempo en riesgo, sólo se tiene en

cuenta el periodo de estancia en la institución. Aunque pueda parecer irrelevante, esta

diferencia es muy grande en contextos donde no todos los niños estaban presentes en

todo momento. Un ejemplo ayuda a clarificar esta situación: si contamos con seis niños

durante el primer año de vida y sólo uno muere, la mortalidad es del 16,6%. Sin

embargo, si dos de los niños desaparecen de nuestro estudio antes del primer año de

vida, la probabilidad acumulada de morir antes del primer año es del 25%

Desconocemos qué ocurrió con los niños después de salir de la institución por lo

que sólo contamos el tiempo que estuvieron expuestos al riesgo de morir, ignorando su

parte de vida experimentada fuera de la institución. Así, al reducir la población de

partida de 6 vidas completas a sólo 4 completas y dos vidas parciales, el denominador

(expresado en días de exposición al riesgo) necesariamente disminuye y la probabilidad

de morir sobrepasa al porcentaje.


Gráfico 1.4. Conceptualización de la vida de los expósitos bajo la perspectiva del análisis longitudinal.

Parto

(0 días)

Parto

(0 días)

1 año 2 años 3 años 4 años 5 años 6 años







Muerte

Retorno

Hospicio

Censurado

Truncado

1 año 2 años 3 años 4 años 5 años 6 años









Ocurre evento

Censurado/

No ocurre evento

Truncado

Enviado a lactar

7 años






7 años

66

Parto

(0 días) 1 año 2 años 3 años 4 años 5 años 6 años 7 años

A B

Parto

(0 días)





Ocurre evento

Censurado/

No ocurre evento

Truncado

1 año 2 años 3 años 4 años 5 años 6 años

C D









Ocurre evento

Censurado/

No ocurre evento

Truncado

Enviado a lactar




7 años


Bárbara A. Revuelta Eugercios

En el análisis tradicional, la unidad es la vida del niño y en el análisis

longitudinal es el tiempo pasado en riesgo de experimentarlo. Esta consideración del

tiempo es la base del Análisis de Historia de Eventos o Análisis Biográfico, 45 que es

una metodología ampliamente utilizada tanto en las Ciencias Biológicas como

Sociales. 46 En el gráfico 1.3 presentamos un acercamiento intuitivo a este nuevo marco

conceptual, que muestra cómo se entienden esta complejidad de las historias de vida.

En la sección A del gráfico 1.4 se presenta la representación básica de las

historias de vida de los expósitos dentro de la institución. Su inicio puede remontarse al

parto en la institución (en 0 días) aunque también podían producirse unos días, meses o

años más tarde (en ese caso en el que los consideramos truncados, ya que falta

información sobre parte de su vida). Su seguimiento se realiza hasta la salida final que

podía producirse en un tiempo máximo de 7 años 47 .

A lo largo de sus vidas pueden experimentar uno de los tres acontecimientos

fundamentales (muerte, retorno o paso al hospicio). En el análisis, estos distintos

destinos” alternativos se denominan “eventos” y se definen como acontecimientos

claramente definibles que marcan cambios de estado: de vivo a muerto o de

institucionalizado a residiendo con la familia, etc. Aquellos casos marginales que no

llegan al momento máximo de observación, 7 años, sin haber experimentado ningún

evento, se consideran durante todo el periodo pero se denominan “censurados”, es decir,

que el fin de la observación ha censurado la posibilidad de observar su experiencia del

evento.

Este acercamiento permite considerar dinámicamente los distintos eventos pero

el análisis debe realizarse tomando uno a uno los eventos. Por tanto, como muestra la

sección B, una vez elegido el evento en cuestión, los demás se consideran también

“censurados” porque la ocurrencia del evento alternativo impide la observación del

evento que nos interesa.

Entendiendo los datos de esta manera, las estimaciones siempre mantienen la

máxima fidelidad a la realidad de las experiencias vividas. Por ejemplo, se puede limitar

el estudio a distintos intervalos de edad en la institución como muestra la sección C:

mortalidad ocurrida antes de los cuatro años. La frontera de observación que habíamos

fijado en los siete años se desplaza a los cuatro y, por tanto, todos aquellos niños que no

hayan experimentado el evento antes de esa edad, pasan a ser censurados a partir de esa

fecha. Igualmente podríamos estudiar la mortalidad a partir de los cuatro años a los siete

años, contando sólo la experiencia de los niños todavía vivos a los cuatro años y

estudiando la probabilidad de que experimentaran un evento antes de cumplir los siete.

Finalmente, se pueden introducir otros elementos relacionados con la edad y el

tiempo, como es el momento y la duración de la lactancia externa, como muestra la

45 Los pioneros en la utilización de esta metodología para este tipo de análisis son los autores previamente

citados, Kertzer y White en su artículo de KERTZER, SIGLE, y WHITE: “Childhood mortality and

Quality of Care among Abandoned Children in Nineteenth-Century Italy”.

46 Entre algunos de los usos que se han dado en esas disciplinas, podemos señalar el estudio de la

efectividad de los tratamientos en la medicina clínica y epidemiología; el análisis de las transiciones de

gobierno para la ciencia política, el estudio de mortalidad, fecundidad, nupcialidad para la demografía.

47 Existen algunos casos que permanecieron bajo la tutela de la Inclusa después de los 7 años pero hemos

mantenido el límite teórico de la institución por motivos de simplicidad.

67


Capítulo 1

sección D. Introduciendo las fechas durante los cuales los niños habían sido enviados a

lactar en el marco de los datos, se puede conceptualizar el propio envío a lactar al

exterior como un evento (marcando un cambio de estado) o simplemente incluirlo en el

estudio de la ocurrencia de los eventos.

Esta consideración del tiempo nos permite obtener estimaciones correctas de las

cifras agregadas 48 pero también nos permite descender al análisis individual y

comprender las regularidades e irregularidades de la vida institucionalizada en función

de las características individuales de los niños. Esto se puede realizar a través de análisis

de tipo multivariante (teniendo en cuenta diversas características de los individuos que

podrían incrementar la probabilidad de experimentar un evento.). Es decir, responder a

preguntas sobre el peso específico de los distintos determinantes en la probabilidad de

que un niño experimente una defunción o sea recuperado por su madre. 49

La introducción del análisis multivariante es vital en el descenso al análisis

individual porque ofrece dos ventajas. Por un lado, permite “controlar” el análisis por el

efecto de características de los niños distintas de la que nos interesa prioritariamente.

Esto permite asegurar que las diferencias observadas corresponden exclusivamente a la

característica estudiada. Por otro lado, ofrece una correcta cuantificación de las

diferencias.

En una tabla de frecuencias simple o comparación de porcentaje, es imposible

saber si la sobremortalidad ilegítima está mediada por otra variable, por ejemplo, la

menor edad al ingreso de los niños ilegítimos. Hace falta realizar la comparación

ilegítimos/legítimos para cada una de las posibles edades para comprobar ese punto. No

obstante, una vez clara esa relación, otros posibles factores pueden explicarla

sobremortalidad, por ejemplo las circunstancias de llegada (entrada por el torno). Por

tanto, es muy difícil (y arriesgado) inferir relaciones claras de la lectura de porcentajes.

48

Se ha calculado las probabilidad de morir a través de la fórmula:

Probabilid ad de morir a 1año

= 1-

Probabilidad

de sobrevivir a 1 año

La supervivencia se ha calculado a través del estimador empírico (Ŝ) Kaplan-Meir obtenido utilizando el

software Stata 9.2. Éste calcula la probabilidad de sobrevivir en un momento determinado como el

producto de la probabilidad de sobrevivir a lo largo de los sucesivos días (cada una de las defunciones

ocurridas en tj), teniendo en cuenta el número cambiante de individuos en riesgo en cada momento (n) y

defunciones en cada día (d) para todas las defunciones que ocurran antes del momento fijado por nosotros

para el cálculo (t):

n j − d j

S ˆ ( t)

= ∏

t j −t

n j

Para nuestros análisis, el estimador calculado ha utilizado una formulación ligeramente distinta de la

presentada para incluir los casos truncados y censurados, permitiendo la consideración correcta de la n y

la d para cada momento de fallo tj pero hemos preferido mostrar aquí la fórmula básica que permite una

idea más intituitiva del cálculo.

Se han calculado probabilidades de morir en distintos puntos del tiempo (antes del primer aniversario, del

segundo, etc.) en intervalos (periodo neonatal, periodo infantil, juvenil, etc.). La relación funcional entre

las probabilidades en los distintos momentos y en los sub-intervalos sigue la siguiente relación entre las

probabiliades de supervivencia:

Probabilidad

de sobrevivir a 5 años

Probabilid ad de sobrevivir de1

- 4 años =

Probabilidad

de sobrevivir a 1año

Y de las probabilidades de sobrevivir se extraen las probabilidades de defunción.

49

No se pueden utilizar otros modelos multivariantes, como la regresión múltiple, porque la estructura de

datos no queda recogida adecuadamente, haciendo que los resultados obtenidos no sean fiables.

68


Bárbara A. Revuelta Eugercios

Aun cuando es posible subdividir aún más una tabla, es muy enojoso realizarlo

para todas las categorías de todas las variables disponibles. Además, una vez realizado

este proceso, se podría dudar de si las diferencias encontradas responden a un fenómeno

real o son fruto del tamaño de la muestra. Si hubiera 100 niños, 50 legítimos y 50

ilegítimos y una mortalidad del 50%, esperaríamos 25 muertos de cada grupo para

inferir igualdad de probabilidades. Pero si encontráramos 24 en uno y 26 en otro,

¿habría diferencias reales o podría ser el fruto de la aleatoriedad de la muestra y al año

siguiente encontraríamos 25 y 25? Quizá una diferencia de 2 defunciones no es

importante pero, ¿y si el caso es 23 y 25?, ¿y 22 y 28?¿es eso realmente diferente?,

¿cómo definir qué es diferente? Como hemos adelantado, la estadística multivariante

precisamente responde a estas dos preocupaciones: cuantifica el efecto neto de la

ilegitimidad controlando por otras variables y saber si las diferencias son

“estadísticamente significativas, o podrían deberse a un proceso aleatorio.

El análisis de historias de eventos 50 (en su versión multivariante) permite

analizar el tiempo que trascurre hasta la ocurrencia de un evento (el tiempo de vida

hasta la defunción, por ejemplo) en función de una serie de características del individuo

(las variables explicativas). El objetivo, por tanto, es estudiar cuales son factores que

determinan o influyen la experiencia de ese determinado evento y cuándo se produce

éste 51 . En nuestro caso, nos hemos centrado en los determinantes maternales de

experimentar la muerte o de experimentar el retorno. Aunque la técnica se aplicó por

50

El análisis de historia de eventos (también denominado análisis de supervivencia) es de uso habitual

actualmente en demografía. Algunos manuales recientes son: CLEVES, M. A., GOULD, W. W., y

GUTIÉRREZ, R. G.: An Introduction to Survival Analysis using Stata. Revised Edition, Stata Press,

College Station, Texas, 2004, HOSMER, D. W. y LEMESHOW, S.: Applied Survival

Analysis.Regression Modeling of Time to Event-Data, John Wiley & Sons, Inc., New York, 1999,

KLEINBAUM, D. G. y KLEIN, M.: Survival Analysis. A Self-Learning Test, Springer, New York, 2005.

51

Hemos utilizado dos técnicas para implementar estos análisis. Análisis en tiempo continuo utilizando la

Regresión de Riesgos Proporcionales de Cox y análisis en tiempo discreto a través de regresión logística.

Las regresiones de Cox siguen esta ecuación:

( ) ( ) 0 exp( 1 1 2 2 ... k k ) X

X X t h t h β β β + + +

=

Considera el tiempo de forma continua y distingue entre un riesgo base al que todos los individuos están

sujetos (h(t)0 ) y el efecto de las variables explicativas que modifican proporcionalmente los riesgos y

están relacionadas exponencialmente. La proporcionalidad del riesgo quiere decir que, el efecto de una

variable, por ejemplo, el sexo de un niño, no varía con la edad y se mantiene constante. Es decir que

durante todo el periodo estudiado, un niño tendrá siempre una mayor probabilidad de morir que una niña.

Esta asunción es una pieza clave de esta metodología que tiene que ser testada para asegurar la validez de

los modelos. Por ejemplo, en la mortalidad durante la infancia se trata de una asunción incorrecta ya que

se ha descrito una variación en el efecto en el tiempo de los factores entre el primer mes, el primer año y

el resto. Por tanto, es preciso llevar a cabo algún tipo de modificación. En nuestro caso, hemos elegido

dividir la vida en periodos para los que sí parece factible asumir esa proporcionalidad en el efecto de las

variables.

Se han realizado regresiones logísticas cuando se ha dividido el tiempo en intervalos para cada individuo.

Esta técnica estudia la probabilidad de que se produzca o no el evento en cada uno de esos intervalos (1-

0). La fórmula utilizada es:

Pr( y = 1X)

Pr( y = 1X)

= Xβ

+ ε;

Ω(x)

=

Pr( y = 0 X)

Para cada individuo, calculamos el odds (Ω) de la probabilidad de experimentar un evento sobre la

probabilidad de no experimentarlo, dadas una serie de características.

51

El primer trabajo publicado es el de KERTZER, D. I. y WHITE, M. J.: “Cheating the angel-makers:

surviving infant abandonment in nineteenth century Italy” en Continuity and Change nº 9 (3), 1994.

69


Capítulo 1

primera vez para el análisis de la mortalidad expósita hace más de una década 52 , la

historiografía española no ha empezado a incluir esta metodología hasta muy

recientemente 53 .

La contribución metodológica de este trabajo tiene dos aspectos: por un lado, la

ampliación del uso de esta metodología para el otro posible destino, el retorno y, por

otro, la aplicación rigurosa de la metodología para distintas edades y sub-grupos, para

evitar un análisis generalista que esconda la heterogeneidad propia de la población

institucionalizada.

***

A través de la combinación de estos dos tipos de aproximaciones metodológicas

se ha tratado de ofrecer una visión más completa y adecuada del abandono infantil. Los

esfuerzos de la historia de la beneficencia e historia social más clásicos se han

combinado con la práctica de la demografía histórica tradicional referida a expósitos,

que han sido modernizados con innovaciones introducidas por epidemiología y

demografía.

52 El primer trabajo publicado es el mencionado KERTZER, D. I. y WHITE, M. J.: “Cheating the angelmakers:

surviving infant abandonment in nineteenth century Italy”, seguido de otros de los mismos

autores. Para el caso inglés, la única contribución ha sido a través de la tesis doctoral de LEVENE: Health

and survival chances at the London Foundling Hospital and the Spedale degli Innocenti of Florence,

1741-1799.

53 La primera en incorporar esta metodología ha sido la tesis doctoral de PUJADES MORA: La

modernització d'un sistema demogràfic urbà: Anàlisi e la mortalitat infantil i juvenil a la ciutat de Palma

(1838-1960).

70


CHAPTER 1. THE STUDY OF INFANT ABANDONMENT IN

MADRID: BACKGROUND, AIMS, SOURCES AND METHODS

Generally, the aspects addressed by this chapter are treated in most historical

works implicitly, however, due to the declared interdisciplinary approach of this

research, we have clearly defined a theoretical and methodological starting point, in

which aims, sources and methodologies are addressed in a fashion more commonly

found other Social Sciences.

First, we describe briefly the juncture in which the literature of foundlings is,

between historical and demographic approaches, in order to justify the need and

relevance of a proposal such as ours. Second, we describe the specific aims of our study,

in the framework of our interdisciplinary approach. The next two sections are devoted to

describing the specific ways in which we have set about the task, ie. describe the

sources that have allowed us to create our discourse, and the analysis and methodology

used.

1.1. LITERATURE REVIEW

From the 1980s, most of the national and international literature devoted to the

study of infant abandonment in historical times has addressed the topic under

perspectives that stem from history –history of the poor, history of the family, history of

women or gender, history of childhood-, resorting also to ideas and tools taken from

historical demography.

The preservation of plenty of admission records, which included information

about foundlings and their trajectories in the institution, made necessary to quantify and

classify infant abandonment as a function of their basic characteristics, compute death

rates, etc. When historical demographers got involved in the topic along historians, a

particular production started: books which, focusing on a specific foundling hospital,

used the admission records as the axis of the explanation and to characterize the

foundling population. This treatment lacked a sufficiently defined demographic interest:

foundlings were studied as individuals part of the welfare assistance, resulting from the

contradictions between morality and sexual behaviour, and not as part of the

demographic dynamic (or only in a small number of occasions).

At the end of the 1990s, however, the interests of historical demography (and

even demography) timidly entered the study of infant abandonment, particularly of

infant mortality. Foundling mortality could be understood in the framework developed

for infant and child mortality by demography in the previous decades and, accordingly,

analyzed more fruitfully and accurately than before. Thus, their demographic

experience, as children subjected to a very particular mortality regime, was studied,

never forgetting its temporary and regional specificity.

At the same time, traditional social and family historians kept advancing on the

topic, often keeping it in the field of mere quantitative description, either because of

ignorance or underestimation of the explanatory capability of demographic (statistical)

perspectives. However, both approaches have made significant contributions to our

71


Chapter 1

knowledge of the subject. Accordingly, we briefly explain both to provide the context

for ours.

1.1.1. THE HISTORY OF ABANDONED CHILDREN

Inside history, the main branch involved in the study of infant abandonment has

been social history, as the foundling experience has been used as a window into the

world of childhood, marginality and poverty. In fact, foundlings have been considered

key elements in the social history of welfare and pauperism because of their central role

in policies until the end of 19 th century 54 . Significant contributions have also been made

from family history, for whom foundlings are also important in the study of family

relationships in the past; women history and gender discourse; and research related to

history of childhood and history of emotions. To sum up all these contributions, the

literature on infant abandonment can be understood from two points of view, as part of

two frameworks: the social history of charity, welfare and pauperism, and, as a

standalone corpus of literature, the history of foundlings.

If we consider literature on foundlings as part of the wider field of pauperisms

and welfare, and we apply the classification for the field in Spain stated by Carasa to the

national literature dealing with foundlings, most of the works are ascribed to the second

and third stages. This means that there are only contributions among the socio-economic

trend of the 1980s (with the onset of quantification of the phenomenon) and the 1990s

methodological renewal that included relationships between poverty, society and

welfare 55 . Thus, none of the published works can be ascribed to the fourth stage, the

cultural turn, which is virtually impossible to achieve for the literature on foundlings

because of data availability. Under this view, this field of research seems unable to

progress further than the structuralist and reductionist limitations of the third stage.

However, some limitations can be overcome through means that do not necessarily

imply a cultural turn but can nonetheless offer new horizons, such as, the discourse

about the uses of the charity 56 .

Although the consideration of the field under the research done on pauperism

and welfare assistance helps locate it in a similar thematic area, it restricts its features

artificially, preventing us from observing the distinctive features of this body of

literature accurately, that is, from considering the studies on foundlings as a field of

study on itself.

The foundational period was the 1980s, when the first monographs appeared.

They were books clearly placed between social and family history that contained a

heavy (for that moment) quantitative part to describe the general characteristics of infant

abandonment in their specific contexts. The paradigmatic works of that moment,

54

ESTEBAN DE VEGA, M.: "Pobreza y asistencia social en la España de la Restauración" in PALACIO

MORENA, J. I. (Ed.), La Reforma Social en España. En el centenario de las Reformas Sociales, CES,

Madrid, 2004, p. 27.

55

CARASA SOTO, P.: "La historia y los pobres: de las bienaventuranzas a la marginación" in Historia

Social nº 13, 1992.

56

ESTEBAN DE VEGA, M.: "Pobreza y beneficencia en la reciente historiografía española" in Ayer nº

25, 1997.

72


Bárbara A. Revuelta Eugercios

focused on the 19 th century, and still relevant, were the books by Ransel for Russia 57 ,

Fuchs for Paris 58 , and Hunecke for Milan 59 , the three published in 1988.

Plenty of other works expanded the evidence for other contexts and

chronologies 60 . And, in spite of the preference for 18 th and 19 th century –which still

exists-, other periods were also studied: the Middle Ages and the Renaissance 61 . The

20 th century, however, was to be of no interest until recently 62 .

After these contributions, the convergence in the study of infant abandonment

across Europe became apparent in the organization of an international conference in

1989 (Enfance abandonée et societé en Europe. XIV-XX siècle 63 ). At that point, there

were four key issues the literature needed to address: 1) the nature of the institutions

receiving foundlings; 2) the statistical measure of the phenomenon; 3) the conditions,

circumstances, and identification of the agents of abandonment; and 4) the

circumstances of the trip to the foundling hospital 64 . These concerns had been

acknowledged in previous works and are still at the core. Four years later, the same

issues were identified in Spain in the session on foundlings of the III Conference of the

57

RANSEL, D. L.: Mothers in Misery. Child Abandonment in Russia, Princeton University Press,

Princeton, 1988.

58

FUCHS, R. G.: Abandoned Children, State University of New York Press, Albany, 1988.

59

HUNECKE, V.: I trovatelli di Milano: Bambini esposti e famiglie espositrici dal XVII al XIX secolo, Il

Mulino, Bologna, 1989.

60 ÁLVAREZ SANTALÓ, L. C.: Marginación social y mentalidad en Andalucía Occidental: Expósitos

en Sevilla (1613-1910), Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, Sevilla, 1980, SHERWOOD, J.:

"El niño expósito: cifras de mortalidad de una Inclusa del siglo XVIII” en Anales del Instituto de Estudios

Madrileños nº 13, 1981; MCCLURE, R. K.: Coram's Children: the London FHM in the eighteenth

century, Yale University Press, New Haven, 1981; and LEUNG, A. K. C.: “L'Accueil des enfants

abandonnes dans la Chine du bas-Yangzi aux XVIIe et XVIIIe siècles” in Ètudes Chinois, 1985.

61

Among others, we can highlight: BOSWELL, J.: The Kindness of Strangers: the abandonment of

children in Western Europe from late antiquity to Renaissance, Pantheon Books, New York, 1988;

GAVITT, P.: “Charity and State Building in Cinquecento Florence: Vincenzio Borghini as Administrator

of the Ospedale degli Innocenti” in The Journal of Modern History nº 69 (2), 1997; and PULLAN, B.:

Orphans and foundlings in Early Modern Europe, The Stenton Lecture, Reading, 1989.

62

The 20th Century has been addressed in some international works but not as the only period. VIAZZO,

P. P., BORTOLOTTO, M., and ZANOTTO, A.: “Five centuries of foundling history in Florence:

changing patterns of abandonment, care and mortality” in PANTER-BRICK, C. y SMITH, M. T. (Ed.),

Abandoned children, Cambridge University Press, Cambridge, 2000; VIAZZO, P. P., BORTOLOTTO,

M. y ZANOTTO, A.: “A special case of decline: levels and trends of infant mortality at the Florence

FHM, 1750-1950” in CORSINI, C. y VIAZZO, P. P. (Ed.), The Decline of Infant and Child Mortality.

The European Experience: 1750–1990, Martinus Nijhoff, The Haghe, 1997. The only places studied in

Spain during the 20 th century have been Seville, Navarra, Barcelona and Pontevedra: ÁLVAREZ

SANTALÓ: Marginación social y mentalidad en Andalucía Occidental: Expósitos en Sevilla (1613-

1910); RODRÍGUEZ MARTÍN, A. M.: “La Casa de Maternidad y Expósitos de Barcelona, 1872-1903",

Historia, Universidad de Barcelona, 2007; RODRÍGUEZ MARTÍN, A. M.: "La inclusa de Pontevedra

(1872-1903)” in Pontevedra. Revista de Estudios Provinciais nº 19, 2003; URIBE-ETXEBARRIA

FLORES, A.: Marginalidad "protegida": mujeres y niños abandonados en Navarra, 1890-1930, Servicio

Editorial Universidad del País Vasco, Bilbao, 1994 y VALVERDE LAMSFUS, L.: Entre el deshonor y la

miseria. Infancia abandonada en Guipúzcoa y Navarra, siglos XVIII y XIX, Servicio Editorial

Universidad del País Vasco, Bilbao, 1994.

63

Conference papers were published in the edited book Enfance abandonée et societé en Europe.XIVe-

XIXe siècle, École Française de Rome, Palais Farnèse, Rome, 1991.

64

PÉREZ MOREDA, V.: “Las circunstancias del abandono”, in Enfance abandonée et societé en

Europe.XIVe-XIXe siècle, École Française de Rome, Palais Farnèse, Rome, 1991, p.73.

73


Chapter 1

Spanish Association of Historical Demography (ADEH, Asociación de Demografía

Histórica) 65 .

Together with a more or less extensive coverage of these topics mentioned

above in the subsequent literature, two issues were to take centre stage: the causes of

abandonment and of foundling mortality. On the one hand, many authors have insisted

on discussing illegitimacy and/or misery as the only causes of abandonment, in spite of

a general consensus over the complexity of the issue. On the other hand, the literature

has focused on mortality because of its scale and its relevance to the debate over the

social and demographic role of foundling hospitals although there were other possible

outcomes (transference to hospices, retrieval by parents). Many works have maintained

the traditional vision of infanticidal institutions put forward by Malthus 66 , assimilating

abandonment to indirect or deferred infanticide 67 , although many others have contested

it 68 . In general, the basic aim of the research on foundling mortality has been to

measure, analyze and interpret the exact level of the loss of foundling lives using

general descriptions and tools of demography but never assuming its concerns 69 .

During the last two decades, the literature on foundlings has not changed much.

International scholarship has insisted on the same themes, although exploring new

perspectives to escape the framework of the institution and connect with the wider

society, but at the same time restricting itself to the disciplinary limits of history and

using historical demography only as an auxiliary tool for the descriptive analysis of

foundlings 70 . In Spain, the picture has not been very different, and the approaches

65 A recent edited book was also edited the contributions in the Iberian Peninsula: PÉREZ MOREDA, V.,

(ed.): Infancia abandonada e ilegitimidad en la historia de las poblaciones ibéricas. Actas del III

Congreso de la ADEH (Asociación de Demografía Histórica), vol. 3 Ediçones Afrontamento, Braga-

Guimaraes, 1995.

66 We should refer here to the description made by Malthus of the system (and its high mortality of the

FHM of Saint Petersburg and Moscow during the 19th Century. MALTHUS, T. R.: An Essay on the

Principle of Population, John Murray, London, 1826, Book II, chapter III, p.23-30.

67 See PÉREZ MOREDA, V.: La infancia abandonada en España: (siglos XVI-XX): discurso leído el día

8 de mayo de 2005 en la recepción pública del Excmo. Sr. Don Vicente Pérez Moreda y contestación por

el Excmo. Sr. Don Quintín Aldea Vaquero, Real Academia de la Historia, Madrid, 2005, p.50. In this

interpretative line, see: TRINIDAD FERNÁNDEZ, P.: “La infancia delincuente y abandonada” in

BORRÁS LLOP, J. M. (Ed.), Historia de la infancia en la España Contemporánea, Ministerio de

Trabajo y Asuntos Sociales, Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Madrid, 1996, p.513.

68 Different authors offer several justifications to the assimilation between abandonment and infanticide

but there is not a total consensus. VALVERDE LAMSFUS: Entre el deshonor y la miseria. Infancia

abandonada en Guipúzcoa y Navarra, siglos XVIII y XIX, p.44.

69 Pérez Moreda’s work on the mortality crisis until the 19th collected a first synthesis of foundling

mortality, necessarily heterogeneous due to the varied sources of his data but quite useful has he

differentiates the type of measures computed. PÉREZ MOREDA, V.: Las crisis de mortalidad en la

España interior. Siglos XVI-XIX, Siglo XXI, Madrid, 1980, p.160-172.

70 Among the most important works in this period, we can highlight: ABREU, L.: “The Évora foundlings

between the 16th and the 19th century: the Portuguese public welfare system under analysis” en Dynamis

nº 23, 2003; DA FONTE, T. A.: No limiar da honra e da pobreza. A infância desvalida e abandonada no

Alto Minho (1698-1924), Ancorensis Cooperativa de Ensino, Minho, 2005; DOS GUIMARÃES SÁ, I.:

“Circulation of children in eighteenth-century Portugal” in PANTER-BRICK, C. y SMITH, M. T. (Ed.),

Abandoned children, Cambridge University Press, Cambridge, 2000; GALLANT, T. W.: “Agency,

Structure, and Explanation in Social History: The Case of the Foundling Home on Kephallenia, Greece,

during the 1830s” in Social Science History nº 15 (4), 1991; MILLER, J.: Abandoned: Foundlings in

Nineteenth-Century New York City, New York University Press, New York, 2008; y VIAZZO,

BORTOLOTTO, and ZANOTTO: “Five centuries of foundling history in Florence: changing patterns of

abandonment, care and mortality”.

74


Bárbara A. Revuelta Eugercios

likewise varied: institutional history analysis 71 ; contributions with basic descriptions 72 ;

more explanatory approaches, including gender perspectives 73 ; and the history of

poverty 74 . Finally, it is essential to mention the acceptation speech by Vicente Pérez

Moreda to the Royal Academy of History in 2005, which synthesized the Spanish

history of foundlings and made it visible to mainstream history 75 .

1.1.2. THE INTRODUCTION OF NEW TRENDS IN DEMOGRAPHY IN

INFANT ABANDONMENT

Accordingly, the foundational historical demography turned to focus on more

concrete research questions related with individual demographic dynamics and its

determinants. In the late 1980s, the pioneer works on that subject appeared,

implementing new methodologies and that has become the core part of current historical

demography.

At the end of the 1980s, a change in the subjects and research questions was

taking place in historical demography, implying the introduction of general demography

concerns and a change from explaining trends and aggregated measures to the

explanation of individual behaviour. Accordingly, historical demography focused on

new research questions related to individual demographic dynamics and its

determinants, implementing new methodologies giving rise to a new scientific

production now at the core of current historical demography 76 .

The two specific tools that made this change possible were: a sociological

theoretical framework that addresses individual’s behaviour (life course approach) and a

statistical tool to analyze it (event history analysis). Life course approach refers to the

dependence found between the events experienced by an individual and his past

71 An example of this type of research can be seen in: GÓMEZ RUIZ, T.: El Hospital Real de Santa

María Magdalena y la Casa de Expósitos de Almería, Almería y los almerienses, Instituto de Estudios

Almerienses. Diputación de Almería, Almería, 1997.

72 Among these, we can mention: FERNÁNDEZ UGARTE, M.: “Un aspecto de la historia social: Los

expósitos en la Salamanca del siglo XVIII”, Actas del I Congreso de HIstoria de Salamanca, Universidad

de Salamanca, Salamanca, 1992; LÓPEZ VIERA, D.: El niño expósito en Huelva y su tierra durante el

Antiguo Régimen, Excmo. Ayuntamiento de Huelva, Huelva, 2003; TORRUBIA BALAGUÉ, E.:

Marginación y pobreza. Expósitos en Salamanca (1794-1825), Diputación de Salamanca, Salamanca,

2004; and RODRÍGUEZ MARTÍN, A. M.: “El destino de los niños de la Inclusa de Pontevedra, 1872-

1903” in Cuadernos de Estudios Gallegos nº 121 (Enero-Diciembre), 2008.

73 VALVERDE LAMSFUS: Entre el deshonor y la miseria. Infancia abandonada en Guipúzcoa y

Navarra, siglos XVIII y XIX, es el referente. RODRÍGUEZ MARTÍN, A. M.: “El castigo del deseo

femenino en la Casa de Expósitos y Maternidad de Barcelona” in PASCUA, M. J., GARCÍA-DONCEL,

M. D. R. y ESPINGADO, G. (Ed.), Mujer y deseo: representaciones y prácticas de vida, Universidad de

Cádiz, Servicio de Publicaciones, Cádiz, 2004, RODRÍGUEZ MARTÍN: “La Casa de Maternidad y

Expósitos de Barcelona, 1872-1903”.

74 RAMAS VARO, M. L.: La protección legal de la infancia en España. Orígenes y aplicación en

Madrid (1900-1914), Consejo Económico y Social, Madrid, 2001.

75 PÉREZ MOREDA: La infancia abandonada en España: (siglos XVI-XX): discurso leído el día 8 de

mayo de 2005 en la recepción pública del Excmo. Sr. Don Vicente Pérez Moreda y contestación por el

Excmo. Sr. Don Quintín Aldea Vaquero.

76 Among some of the former, we can refer to ALTER, G.: Family and the Female Life Course, The

University of Wisconsin Press, Madison, 1988; and KNODEL, J.: Demographic Behaviour in the Past: A

Study of Fourteen German Village Population in the Eighteenth and Nineteenth Centuries, Cambridge

University Press, Cambridge, 1988.

75


Chapter 1

trajectory, present situation and future aspirations 77 . Event history analysis allows us to

accommodate incomplete life histories (i.e., truncated or partial trajectories) and test

hypothesis on the determinants of the occurrence of a specific behaviour or experience

of an event 78 .

In order to deal with these new research questions, focused on individuals, large

longitudinal databases have been collected, capturing family and individual trajectories

in long chronologies. This means the collection of information for several generations

on births, deaths, marriages, addresses, household structures recorded in listings of

inhabitants or population registers, etc. Using these rich sources, research has focused

on demographic analysis and comparison of contexts. Mortality, fertility, nuptiality and

migration have been studied as the result of different familial, social, geographical, and

chronological factors 79 .

Historical demography’s emphasis on individual’s lives as on-going projects

whose experiences (and demographic behaviour) can be explained, allowed the

appearance, from 1994 onwards, of a true “foundling demography”, over the context of

a “foundling history”. David Kertzer and Michael White studied foundling mortality

under the same approaches and methodologies that were being used for the general

child population. Although it is virtually impossible to study the actual experience lived

by foundlings, their approach did offer a way to descend to the individual experience of

mortality inside the institution. Using data from Bolonia in the 19 th century, they

distinguished, for the first time, the different influences over foundling’s mortality, a

giant step forward in contrast with the generalization resulting from the use of

aggregated analysis 80 .

77 One of the most important names in this theory is Elder:: ELDER, G. H., KIRKPATRICK JOHNSON,

M., y CROSNOE, R.: “The Emergence and Development of Life Course Theory” in MORTIMER, J. T. y

SHANAHAN, M. J. (Ed.), Handbook of the Life Course, Kluwer Academic/Plenum Publishers, New

York, 2003.

78 Event history analysis is also known as survival analysis as it was originally imported from medicine

and epidemiology into demography. From the mid-1980s, it has been widely used in demography and it is

today a key tool in the blossoming field of longitudinal studies.

79 We are not going to list all projects involved in this effort but it is important to refer to the collective

effort by the Eurasia Project that has attempted to answer general demographic questions through the

analysis of different settings (villages in China, Japan, Belgium, Sweden, Italy and France). Among other

important projects, we can also mention work done for Ghent, Geneva, the Historical Sample of the

Netherlands, the TRA database, the Union Army Project in United States. Nationally, Aranjuez’s

population was reconstructed for the period of the Demographic Transition and currently there is a Project

to do so for the city of Madrid, which is the setting for our own research.

80 During the 1990s Kertzer wrote several papers adopting several approaches. Along some works from a

strictly historical perspective, from 1994 he started publishing with Michael White papers applying

longitudinal analysis to foundling’s lives (KERTZER, D. I.: Sacrificed for Honor: Italian Infant

Abandonment and the Politics of Reproductive Control, Beacon Press, Boston, 1994). However, they did

not fit complete models until their 1999 paper (KERTZER, D. I., SIGLE, W., and WHITE, M. J.:

“Childhood mortality and Quality of Care among Abandoned Children in Nineteenth-Century Italy” in

Population Studies nº 53 (3), 1999). Simultaneously, they published additional works on other unexplored

issues regarding infant abandonment: gender ideology and women role, (KERTZER, D. I.: “Gender

Ideology and Infant Abandonment in Nineteenth-Century Italy” in Journal of Interdisciplinary History nº

22 (1), 1991, KERTZER, D. I. y SIGLE, W.: “The marriage of female foundlings in nineteenth-century

Italy” in Continuity and Change nº 13 (2), 1998), age structures in foundlings lives and transitions to

adulthood of foundlings (KERTZER, D. I.: “Age structuring and the lives of abandoned children” in

Journal of Family History nº 41, 1999, SIGLE, W., KERTZER, D. I., y WHITE, M. J.: "Abandoned

Children and Their Transitions to Adulthood in Nineteenth-Century Italy" in Journal of Family History nº

25, 2000), the problem of syphilis transmission to wetnurses (KERTZER, D. I.: Amalia's Tale. A Poor

76


Bárbara A. Revuelta Eugercios

As infant abandonment has been mainly studied by historians, this innovation

went unnoticed for almost 10 years. Only in the last 5 years, historians of infant

abandonment or demographers have taken over Kertzer and White’s research. Alyssa

Levene carried out a comparative project with data from the London Foundling

Hospital, and the Spedale degli Innocenti in Florence for the second half of the 18 th

century, restricting the analysis to infant and child mortality 81 . Pujades Mora’s recent

doctoral dissertation has also taken over this work, and similarly focused exclusively on

Palma de Mallorca’s foundling mortality 82 .

1.1.3. The future: history and demography of foundlings

In recent years, some authors, such as Carasa, have suggested that the ‘economy

and demography of foundlings’ had already been covered. Under this term, he pooled

together the general topics discussed so far: causes of abandonment, mortality, specific

treatment of the institution, along with institutional descriptions 83 . However, his vision

is quite narrow as there are unexplored areas, new approaches, and innovations in close

disciplines which can revitalize the field and completely change our understanding of

foundlings’ lives and deaths.

First, there are literature gaps that need to be filled, such as the absence of

specific analyses on the other two possible outcomes alternative to mortality:

hospice/poorhouses and parental retrieval. In particular, retrieval by mothers or families

has not stirred interest comparable to that of mortality and there are barely studies

dealing specifically with them although its presence is cursory mentioned 84 . The

literature’s implicit assumption of identity between abandonment and final renounce to

the child, which may be valid for the early Modern period but not for later ones, is

Peasant, an Ambitious Attorney, and a Fight for Justice, Houhton Mifflin Company, Boston, 2008,

KERTZER, D. I.: “Syphilis, foundlings and wetnurses in Nineteenth-century Italy” in Journal of Social

History nº 32 (3), 1999).

81 Additionally to her doctoral dissertation (LEVENE, A.: “Health and survival chances at the London

FHM and the Spedale degli Innocenti of Florence, 1741-1799”, History, University of Cambridge, 2002),

it is important to note her summary paper (LEVENE, A.: “The survival prospects of European foundlings

in the eighteenth century: the London FHM and the Spedale degli Innocenti of Florence” in Popolazione

e Storia (2), 2006) and her specific contribution to the study of the London FHM mortality (LEVENE,

A.: “The estimation of mortality at the FHM, 1741-1799” in Population Studies nº 59 (1), 2005,

LEVENE, A.: “The mortality penalty of illegitimate children: foundlings and poor children in Eighteenth-

Century England” in LEVENE, A., WILLIAMS, S. y NUTT, T. (Ed.), Illegitimacy in Britain, 1700-

1920, Anthony Rowe Ltd, Chipenham and Eastbourne, London, 2005).

82 These analysis were only a part of her dissertation (section 3.4), which revolved around the mortality of

the city of Palma de Mallorca: PUJADES MORA, J.-M.: “La modernització d'un sistema demogràfic

urbà: Anàlisi e la mortalitat infantil i juvenil a la ciutat de Palma (1838-1960)”, Historia Contemporánea,

Universitat de les Illes Balears, 2008.

83 CARASA SOTO, P.: “Perspectivas de la historiografía española en torno a los expósitos e ilegítimos

desde las actuales tendencias en Historia social” in PÉREZ MOREDA, V. (Ed.), Expostos e Ilegítimos na

realidade ibérica do século XVI ao presente. Actas do III Congresso da ADEH, 1996, p. 89-91.

84 The best study so far is that by HUNECKE, V.: “The abandonment of legitimate children in nineteenthcentury

Milan and the European context” in HENDERSON, J. y WALL, R. (Ed.), Poor women and

children in the European Past, Routledge, London and New York, 1994, p.130; in Spain, it has been

partially studied by VALVERDE LAMSFUS: Entre el deshonor y la miseria. Infancia abandonada en

Guipúzcoa y Navarra, siglos XVIII y XIX. Pérez Moreda comments some works for Portugal and France

in PÉREZ MOREDA: “Las circunstancias del abandono”, p. 78.

77


Chapter 1

responsible for this omission. However, the study of temporary abandonments would be

useful to offer new perspectives on the phenomenon.

Second, it is necessary to overcome the opposition poverty-illegitimacy and to

address differently the causes of infant abandonment. Poverty and illegitimacy were not

isolated or isolable factors, so it is necessary to better study the reasons that led mothers

and families to leave their children in foundling hospitals.

Third, the demographic corpus of knowledge mentioned in the previous section

(theoretical and methodological) has barely been incorporated to the study of infant

abandonment. It offers the perfect platform from which to perform a qualitative leap in

our knowledge of infant abandonment and foundlings’ lives and deaths. Mortality

studies have been limited and contributions from epidemiology and the history of

medicine can help us to understand the causes of mortality better (through the proper

analysis of cause of death mortality).

To summarize, there are still open debates and unanswered questions in the

study of infant abandonment, but the approaches stemming from the cultural turn are

not the only way to go. It is necessary to re-think some of the assumptions and classic

approaches to infant abandonment, to open new research avenues, and to look beyond

disciplinary frontiers. It is necessary to accept the innovations offered by longitudinal

analysis in historical demography not yet fully exploited by social history or history of

abandonment. Combined with the technical and technological advances that allow us to

face challenges unimaginable a couple of years ago, there is a hopeful future for the

study of foundlings.

1.2. RESEARCH APPROACH AND AIMS

Studying infant abandonment in any time period is a very complex task as it

involves a multiplicity of factors, contexts, and agents directly or indirectly involved.

Some of these are, to name a few: the women delivering the babies and the reasons

behind their decision to abandon; the morality guiding social roles and particularly

women’s; the institutions designed to take care of abandoned children; the life

experiences of children institutionalized and their demography; the medical discourse

over infancy and childhood, etc.

Each of these elements can be a specific research subject with its own entity

within a discipline or specific research approach, not necessarily having to refer to

infant abandonment. The complexity of the subject implies that when research focuses

on infant abandonment, only one or two of the elements can be prioritized, allowing

simultaneous visions of infant abandonment according to the subject and perspective:

women and abandonment; role of institutions on mortality, etc.

In graph 1.1 we have presented a synthesis of the most important aspects

described and the perspectives or disciplines that have taken up their study. In the upper

part of the diagram, women, children, and institutions are the main elements in

abandonment, allowing us to draw the general characteristics of infant abandonment.

Most of the scholarly work done in these areas has stemmed from different history

approaches (gender perspective, institutional or social history, etc). In the lower part, the

78


Bárbara A. Revuelta Eugercios

possible outcomes of institutionalized life deal with the consequences of abandonment

for children. They have been primarily addressed by demography (particularly

mortality).

Addressing infant abandonment from all these points of view, focusing on each

specific topic, would be unfeasible and inoperative. We have accordingly chosen to

address the phenomenon focusing on two topics: depositing children in the foundling

hospital and the vital experiences of children after admission. By drawing together

pieces from the two parts of the diagram, we have a proposed a composite vision. In

order to carry out this research, we have chosen an interdisciplinary approach in which

we have tried to bridge the space between the approaches from history and historical

demography to foundlings and to strike a balance between the two, bringing about a

new, synthetic, innovative, and rigorous vision. On the one hand, we have searched for

answers to questions that history did not now how to ask in questions put forward by

demography. On the other hand, we have searched for the foundations and explanation

for demographic findings in history putting explanation before quantification, anchoring

the analysis in the historical experience.

[Graph 1.1. Research topics and disciplines involved in the study of infant abandonment].

Graph 1.1. Research topics and disciplines involved in the study of infant

abandonment.

HISTORY OF

WOMEN

HISTORY OF

CHILDHOOD

HISTORY OF MEDICINE/

EPIDEMIOLOGY

mothers

HISTORY OF

THE FAMILY

children

abandonment

HISTORY OF INFANT ABANDONMENT

AND DESTINIES OF FOUNDLINGS

Disease and death

HISTORICAL DEMOGRAPHY

Source: Own elaboration.

HISTORY OF INFANT

ABANDONMENT

Foundling and

Maternity Hospitals

destinies

Retrieval /

Transference to

hospice

HISTORY OF

CHARITY/

WELFARE

In our introduction of historical demography in the history of foundlings we

have attempted to go beyond previous studies, explicitly connecting with the

demographic analysis of behaviour and the life course perspective. First, we have not

restricted the analysis to mortality but have expanded it to retrieval which, even if it is

not a demographic event, can be studied under the same framework. Second, we have

tried to fulfil a double aim: one, to use general demographic experience as an

79


Chapter 1

explanatory tool for the foundlings’ changing situation; and two, as a standard for

comparison, allowing us to test to what extent extreme cases (such as foundlings)

conformed to “general demographic patterns”. We have not forgotten the perspectives

and theoretical and methodological tools of other approaches or disciplines connected to

infant abandonment when they helped complete our discourse, even if it was not

possible to address them specifically. Accordingly, we have introduced small reflections

over gender roles, assistance policies, changing medical discourse, epidemiological

notions on mortality, etc.

Thus, our background challenge has been the establishment of a dialogue

between contributions from social history and historical demography, making their

discourse intelligible for each other. When interdisciplinary frontiers are discussed, we

generally think about the division “sciences” and “humanities”, but there are actually

many more barriers inside the disciplines that are compound in them. This segmentation

appears particularly restrictive at present, when the complexity of the research questions

posed precisely requires working in “frontier” topics. In the case of demography and

history, which seem close, there is a great distance in research topics, approaches, and in

the narrative, both in the laying out of the problems as well as in the specific way of

addressing them. Accordingly, even when there was no need for “translation”, we have

certainly needed “harmonization”.

The duality of this approach has been expressed in the research structure and our

specific aims. Formally this thesis may seem a traditional foundling hospital

monograph, with attention to context, institutional description, mortality and retrieval,

but its contents have co-ordinated history and demography, offering new perspectives

on each of the topics discussed. Two basic aims have been defined to: to study the use

of the Foundling Hospital of Madrid (FHM) at the beginning of the 20 th century to

deposit children, and their vital expectations while institutionalized.

The first part of the thesis has focused on the first aim: the specificity of the

FHM context for the deposit and abandonment of children from a history approach.

Two goals have been defined to complete the analysis. First, to analyze the specificity

of the resort to the FHM in the framework of the assistance, the medical and gender

discourses, as well as the social, demographic and assistance characteristics of the city

of Madrid. Chapters 2 and 3 have covered this goal, drawing the scenery and the

ideological and practical implications of infant abandonment in the city. Second, to

study the relationship between the evolution of the institutional policies and the

characteristics of the foundling population. Chapters 4 and 5 have covered this second

goal, on the one hand, offering an account of the legal and ideological changes that let

an assistance use of the institution emerge and, on the other hand, how these changes

were translated to the specific behaviours in abandonment and the characteristics of the

foundling population.

The second part of the thesis has focused on the second main aim: analyzing the

vital expectations of institutionalized children as a function of abandonment patterns.

This has been done through quantitative analysis, from a mainly demographic

perspective. As it was impossible to address all possible outcomes occurring to children

once admitted in the institution, two research goals were designed. The first goal was to

offer a new vision of institutionalized lives under a longitudinal perspective, placing

time in the centre of the explanation, not only chronologically but also in life times.

80


81

Bárbara A. Revuelta Eugercios

These two projects had exclusively demographic goals so the collected basic

sample only responded to those issues. Thus, it was essential to incorporate another two

samples with additional FHM archival information in order to have a more rounded

vision of the social aspects of infant abandonment.

This has been dealt with in chapter 6. The second goal was to understand

foundlings’ probabilities of experiencing the different events inside the institution:

placement in the countryside for continuing breastfeeding, and/or the other predominant

destinies” from a demographic perspective: retrieval by parents and death. In order to

do so, it was necessary to study the probability of experiencing these events, and, then,

perform an individual-level analysis. The later was designed to be focused on the study

of maternal characteristics as protective or risk factors. This goal has been addressed in

chapter 6 for breastfeeding, chapter 7 for retrieval by parents and chapters 8 and 9 for

mortality. The emphasis on foundling mortality stems from the need to perform its

analysis from all possible perspectives to achieve its complete renovation, adding new

hypothesis and evidences.

The conclusions have been designed as a synthetic effort to summarize the

contributions of the different aims for improving our knowledge of infant abandonment,

offering a complete overview.

The dual statement of aims and approaches does not mean total separation but

integration, as contributions from both disciplines and perspectives have presided the

discourse. For instance, it is impossible to analyze the uses of the institution if we are

unaware of the role of retrieval among the outcomes; and, similarly, the study of

outcomes does not gain full relevance without considering the uses of the institution and

the different types of abandonments. We have attempted, at all moments, to integrate

both approaches to supplement the limitations of a discipline with the strengths of the

other, offering a complex and, at the same time, coherent and cohesive research.

1.3. SOURCES

In order to address the proposed aims, we have found different types of sources

to allow us to draw the most complete image possible of infant abandonment.

According to the dual approach of this thesis, contextualization has been carried out on

two levels: quantitative (through published statistical sources) and qualitative (through

archival, press and institutional material).

1.3.1. THE FHM OF MADRID LONGITUDINAL DATABASE (FHMLD)

The core of the quantitative information has been obtained from the FHM

records. Most of the data has been collected from the archives of the FHM for the

project “Mortality in institutions in the framework of urban demography: Madrid in an

international comparative”, funded by the Ministry of Science and Education (SEJ2005-

06334) that has been followed by the project “The population of a big city one century

ago: mortality and demographic structure of Madrid at the beginning of the 20 th century

in an international comparative” (CSO2008-06130/SOCI), directed by D. Ramiro

Fariñas a the IEGD (Institute of Economics, Geography and Demography) at the CSIC

(Spanish National Research Council), to which this thesis is affiliated.


Graph 1.2. Information collected in the Admission Books and Entries and Exits Books.

[Graph 1.2. Information collected in the Admission Books and Entries and Exits Books].

Admissions Book Entries and Exits Book

ID

Date

Child’s

characteristics

Name and

surname

Abandonment

circunsmtances

Parents

information

Death

Source: ARCM

(Retrieved by parents/

Transference to hospice)

82

ID

Abandonment

summary

Wetnurse

placements


Bárbara A. Revuelta Eugercios

These two projects had exclusively demographic goals so the collected basic

sample only responded to those issues. Thus, it was essential to incorporate another two

samples with additional FHM archival information in order to have a more rounded

vision of the social aspects of infant abandonment. The basic database and the personal

files sample for 1915 have been collected in collaboration with members of the research

team during the period 2005-2008 and 2009, respectively. The family notes sample,

however, has been collected exclusively for this dissertation in 2009.

1.3.1.1. The basic longitudinal database

The basic longitudinal database is comprised of the records for all children

admitted in the period 1890-1935 in the FHM. A computerized unique record has been

created combining information contained in the Admission Book (Libro de Admisión)

and Entries and Exits Book (Libro de Entradas y Salidas), a reproduction of which is

shown in Graph 1.2.

Information in the Admission Book 85 reported all known details about the child,

the abandonment, and its circumstances:

- Data regarding admission and circumstances. On the one hand, specific

circumstances of the event were registered: order number, date and origin

(specific means of admission). On the other hand, specific details of the child:

name and surnames 86 , sex, age at admission and place of baptism.

- Data regarding parents: name and surnames, age and marital status, when they

were present

The Entries and Exits Book 87 was used for administrative purposes and was related

to the Admission Book through the order number and the year given to children at

admission. All information regarding the stay of the child in the institution was included

here:

- Data referred to events in life trajectories: date, age and destination of the first

and subsequent wet nurse placements, retrieval by parents, fostering,

transference to hospice, and return to the institution (if it occurred).

- Data referred to death (date, place and cause were specified).

- Details expanding other information.

The richness of the information gathered from these books and the precision of

the observations (almost all events are perfectly dated) have allowed us to construct

variables from the collected data, particularly of a longitudinal nature, but not

exclusively. Waiting time, stay time and ages at different moments, key variables for

event history analysis, have been computed, and also others such as estimated

legitimacy and type of abandonment 88 , or membership to a sibship. This last one is one

85

Admission Books in the Collection “Inclusa y Colegio de la Paz” with signatures 9923 to 10.170.

Regional Archive of the Autonomous Community of Madrid (ARCM).

86

In order to input nominative information about children and parents a permit was obtained from the

ARCM. However, due to the restrictions imposed by current legislation for data dissemination and the

sensitivity on this type of information, no nominative data will be divulged in this thesis.

87

The Entries and Exits Book was consulted from the collection “Inclusa y Colegio de la Paz” with

signatures 9.614 to 9.847. ARCM.

88

Explanations on the computations for these variables have included in the specific sections where they

appear so as to not to overload this section.

83


Chapter 1

of the most important, built through the combination of the information reported by the

institution on abandonments belonging to the same family in the Admission Book, and

the nominative record linkage procedures performed on the data 89 . Through these two

procedures we have found 1,597 sibships, accounting for a total of 3,473 foundlings.

Each child, independently of his means of admission and/or legitimacy status

has been considered as an abandonment (with the exception of a sizeable amount of

cases born in the Maternity Hospital that will be discussed in chapter 2), or foundling,

following the use of the international literature. In spite of different means of

abandonment and of reasons to do so, foundlings’ processing by the FHM in a unique

registration book, and the later omission of legitimacy references in the institution’s

daily life, suggest that all children were considered equally by the institution 90 .

[Graph 1.3. Number of available cases].

Graph 1.3. Number of available cases.

1800

Number of annual abandonments

1600

1400

1200

1000

800

600

400

200

0

1890

1893

1896

1899

1902

1905

1908

1911

1914

1917

Year of abandonment

Source: ARCM. Own elaboration.

89 Only 15% of the total siblings were found through the information the FHM provided. The rest is the

result of the record linkage process. Criteria to consider two foundlings as members of a sibship were:

two surnames match, mother’s name and surname match, some additional indication match (either age or

place of birth), especially for foundlings with very common surnames. Maximum distance between two

siblings birth was 6 years, as distances longer than that could increase the probability of matching nonrelated

children. For children abandoned in the period 1890-1900, we have accepted cases matching only

first surname due to the generalized registration policy that only included one surname, but additional

matched information on the mother has been sought to confirm the match. Linkage rules have been

deliberately set conservatively to avoid linking unrelated children so it is possible that more sibships are

still hidden in the dataset. However, they are enough in number to obtain a relevant sample and it is very

possibly quite representative of the phenomenon.

90 This is quite different to what happens in the north of Spain, where institutions accepted children for

different purposes. Direct admission of legitimate children, subsidies for breastfeeding, and regular

abandonments coexisted, requiring an accurate vocabulary for the different options: abandoned children,

foundlings, legitimates and left at the wheel. In our context there were no such differences.

VALVERDE LAMSFUS, L.: “Legitimidad e ilegitimidad. Evolución de las modalidades de ingreso en la

Inclusa de Pamplona, 1740-1934”, Enfance abandonée et societé en Europe, XIVe-XXe siècle, École

Française de Rome, Palais Farnèse, Rome, 1991, p. 1170-1171.

84

1920

1923

1926

1929

1932

1935


Bárbara A. Revuelta Eugercios

Total number of cases available for study was 59,301 along the 45 years and

distributed as graph 1.3 shows. Our database includes life histories of children under the

jurisdiction of the institution instead of total admissions, as there was a small number of

children abandoned in more than once (we have concentrated the information in just one

record, so no information has been lost). The incidence of this phenomenon is quite

limited, accounting for less than 2% of cases, except at the end of the period (see graph

A.1 in the Annex).

1.3.1.2. Extended database of abandonment notes

Due to the irregular reporting of additional circumstances around abandonment,

and the omission of these details in the systematic data input (as it was beyond the main

interest of the project), we needed to include more contextual information to

complement the quantitative information collected from the books. Accordingly, the

database was expanded for a small sample, as it was impossible to do so for all cases),

with the notes left by parents and other complementary information contained in the

Individual admission files (Expedientes Personales) 91 .

Individual admission files comprised all documentation accompanying a child in

the moment of admission. The first document they contained was a piece of paper (or a

printed form with fields to be filled later in the period) where name, number and year

were written, along with other information. Notes left by parents, certificates, tokens,

and any other documentation received at a later stage, such as wet nurses’ certificates of

adequacy (for each wet nurse in charge of a foundling), death certificates, etc. were

attached to this initial page. In the case of the Maternity Hospital admissions, the

information was written on the back of the document produced by the Sister of Charity

registering births in that institution.

We sampled a small group in order to form an idea of the information contained

in that source for the whole period. Years ended in 0 were selected (1890, 1900, 1910,

1920 and 1930), linking this information to the one obtained through the previous

records. We additionally collected this information for the whole year of 1915, as part

of a second expansion exercise of the database, which we will describe in the next

section. A random sample 92 of 20% of annual admissions that were not conveyed to the

institution through the Maternity Hospital (which lacked family notes) was selected. We

collected the information about causes and circumstances of abandonment, type of

information provided and type of note, if present.

The reasons to select this sample were several. On one hand, by selecting a 20%

of each year, instead of a fixed number, we intended to keep number of cases

proportional to annual abandonments. On the other hand, this selection lent two

advantages. First, it offered the possibility of obtaining a good representation of all

seasons. Seasonal patterns in infant abandonment are very clear and having information

for all months, randomly distributed, allowed a better study population. Second, a

random selection avoided over sampling children with very similar characteristics, a

distinct possibility if using a fixed system (first cases of a month, of a day, etc.), as we

91 Signature 7841-8771 from the collection “Inclusa y Colegio de la Paz”.

92 Selection was made through Stata 9.2 software, which performed a random selection of cases once

Maternity Hospital admissions were excluded.

85


Chapter 1

have documented a tendency to report consecutively children with common origin and

time of admission: first those coming from the Maternity Hospital, followed by those

abandoned during the night, etc.

Table 1.1 shows the number of cases checked for notes in each year. Cases with no

note, certificate or no additional information only amounted to 7-12%.

[Table 1.1. Sample of cases whose personal file was checked].

Table 1.1. Sample of cases whose personal file was checked.

1900 1910 1915 1920 1930

Total not from Maternity Hospital 566 484 505 566 595

Checked 111 95 505 112 114

Percentage 19.61% 19.63% 100% 19.79% 19.16%

Source: ARCM. Own elaboration.

Information collected for each of the checked files was very different. For those

which presented some document, we specified the type (note, priest certificate, refuge

certificate, etc.), the declared cause of abandonment, the way in which name and

surnames were mentioned, legitimacy status, document signee, and the presence of

additional “signs” to identify the child for a future reclamation.

1.3.1.3. The 1915 sample

In view of the complexity of infant abandonment and the difficulty of its study

only through admission records, we systematically collected the other sources related to

admissions occurred in one specific year available in the Regional Archive. We

attempted to capture a snapshot of abandonment through the full understanding of the

mothers’ circumstances. We chose 1915 for several reasons: a) the richness of the data

available for that period, including new information not available for previous years; b)

its being at the centre of our study period; and c) coincidence with the production of the

quinquennial Listing of inhabitants (Padrón). Information came from two sources: the

FHM and the Listing of inhabitants carried out by Madrid Town Hall. The information

from the Individual Admission Files from the FHM was collected, adding the details

pertaining to notes, abandonment circumstances, and the additional information

included in the birth documents produced by the Maternity Hospital (which included

job, ability to sign, and city address). As these details were of particular interest, we

increased the sample by including those born in 1916 in the Maternity Hospital.

[Table 1.2. Situations found when searching for women giving birth in the Maternity Hospital during the

period 1915-1916 in the 1915 listing of inhabitants].

Table 1.2. Situations found when searching for women giving birth in the

Maternity Hospital during the period 1915-1916 in the 1915 listing of inhabitants.

Possibilities N %

No address 7 0.34%

Address in a village 283 13.57%

Complete address in Madrid 1,796 86.10%

Mothers giving birth in the Maternity Hospital in 1915-1916 2,086 100%

Not found 1,355 75.45%

Found 327 18.21%

Not sufficient address to search 114 6.35%

Women searched in 1915 listing of inhabitants 1,796 100%

Source: ARCM and 1915 listing of inhabitants. Own elaboration.

86


Bárbara A. Revuelta Eugercios

Additionally, we searched individually for mothers giving birth in the Maternity

Hospital in those two years (1915 and 1916) in the 1915 listing of inhabitants through

their reported address. In cases were more than one address had been reported (i.e., in

the moment of abandonment and in the moment of retrieval), both addresses were

searched for. As can be seen in table 1.3, in general, our success rate was not very high,

less than a 20%, but, in any case, the sample obtained accounts for more than 300

women, for whom we have all their census information (i.e. about themselves and their

household characteristics: age, sex, relationship to household head, residency in the city,

education, etc).

1.3.2. OTHER STATISTICAL SOURCES

The institutional information from the FHM is at the centre of this research but it

has also been necessary to compare and contextualize our analysis in its temporal and

geographic framework. Accordingly, several aggregated data sources have been used to

illustrate the social, welfare, medical and demographic contexts.

General contextualization has been done through the use of national data

published by the National Statistics Institute (Instituto Nacional de Estadística) offering

census data (1900, 1910, 1920 y 1930) for population stock and vital statistics for

population flows: births, deaths and marriages (Movimiento Natural de la Población).

Additionally, we have made use of the Statistical Yearbooks of Spain (Anuarios

Estadísticos de España) as they offer other information for the different provinces. For

the city of Madrid, we have used the Statistical Yearbook of the Madrid Town Hall

(Anuario Estadístico del Ayuntamiento de Madrid,1899) that was followed by the

Demographic Statistics of the Town Hall (Estadística Demográfica del Ayuntamiento

de Madrid,1902-1931). Both sources contain annual demographic data disaggregated by

boroughs that allows to understand the changes they city was undergoing and that serve

as the scenery of the transformations experienced by the FHMl.

1.3.3. CONTEXTUAL INFORMATION

Institutional data on abandonment is determined both by the institution and the

city where the abandonment takes place, so it was essential for us to understand the

social, demographic, and ideological implications of the phenomenon. In order to

achieve that goal, we designed an information collection strategy that has attempted to

address aspects related to functioning, transformations, incidences and evolution of the

institution and its relevance in Madrilenian society.

1.3.3.1. Archival material: The FHM, The Hospice of Our Lady of

the Peace and the Maternity Hospital

The archival material still available about the institutions governed by the Board

of Ladies, FHM, Hospice of Our Lady of the Peace and Maternity Hospital is located a

the Regional Archive of the Autonomous Community of Madrid (Archivo Regional de

la Comunidad de Madrid), as these institutions fell under the jurisdiction of the

Provincial Council (Diputación Provincial). In spite of the preservation of the whole

87


Chapter 1

five centuries of Admission Books, Entries and Exits Books and Personal files, we have

found important gaps. One of these gaps affects particularly the first third of the 20 th

century: in spite of the preservation of hundreds of files of mail and documents of

varying nature, the coverage is not as wide as for other periods and its state does not

allow for a systematic analysis. Although we searched systematically other sources that

could expand the information available for foundlings (mainly about final outcomes and

retrievals), our efforts were not successful. On the one hand, although retrieval

information was usually kept inside the Personal files, too often we have found it among

the general mail. On the other hand, the Registry of Foundlings (Libros de Registros de

Expósitos) did not add any new information, only final outcome, already noted in the

Entries and Exits Book). As this search had a less than expected importance in the

reconstruction of the history and inner functioning of the institution, we have resorted to

an intensive use of other sources.

1.3.3.2. General daily press

In spite of the problems arising from using daily press for historical research 93 ,

we have intensively used this method for objective and subjective information

collection. This choice of source is based on several reasons:

- The need to overcome the difficulties posed by the lack of documentation on the

inner workings of the institution.

[Table 1.3 Queries performed for each digital platform, chronology and search criteria].

Table 1.3. Queries performed for each digital platform, chronology and search

criteria.

Platform Chronology Limits Key words

Gazeta de Madrid

Hemeroteca

Digital Biblioteca

Nacional

ABC

La Vanguardia

1/1/1853-31/12/1935 -

"inclusa de madrid" y "casa de maternidad"

(FHM of Madrid and Maternity hospital”

1/1/1853-1/1/1890 Madrid "casa de maternidad" (maternity hospital)

"inclusa de madrid"

1/1/1890-1/1/1936 Madrid

(FHM of Madrid)

1/12/1898-1/1/1901 Madrid "inclusa" (FHM)

1/11/1910-1/2/1911 Madrid "inclusa" (FHM)

1/1/1918-1/3/1919 Madrid "inclusa" (FHM)

1/1/1927-28/2/1930 Madrid "inclusa" (FHM)

1/1/1890-1/1/1936

1/1/18901935

Excluding

Seville and

Cordoba

-

Source: ARCM. Own elaboration.

"casa de maternidad" (maternity hospital)

"inclusa de madrid" (FHM of Madrid)

- The availability of a large amount of contemporary press in an operative format

for bibliographic search. The Digital newspaper and periodicals library project

(Hemeroteca Digital) carried out by the National Spanish Library (Biblioteca

Nacional de España) and similar projects have created large digitized

collections immensely valuable for historical research. The possibility of

searching for specific words or keywords inside the articles, allowed by the

93 SECKER, J.-L.: “Newspapers and Historical Research: A Study of Historians and Custodians in

Wales”, Department of Information Studies/ Department of History and Welsh History, Aberystwyth

University, 1999, p.4.

88


Bárbara A. Revuelta Eugercios

digitalization procedure (OCR), offers a very powerful tool that accelerates an

otherwise very slow process.

- The presence of official sections where events occurring in the different official

institutions or decisions involving the FHM were reported in most of the

newspapers printed in the first half of the 20 th century, be it plenary sessions of

the Provincial Board, the Provincial Council, the Provincial Welfare Board, or

the Congress and the Senate, along conferences, and meetings of Scientific

Societies. This has allowed us to cover a very wide field without having to refer

to the proceedings of each of the individual institutions.

- The existence of a large number of daily papers in Madrid between the end of

the 19 th century and the first third of the 20 th century provided the possibility of

contrasting the information offered by the different sources.

We performed a general search for the whole period with a very restrictive

criterion (“Foundling Hospital of Madrid”) in order to capture the key moments. For the

moments where the frequency of articles and the relevant information suggested

important periods, we performed additional searches with wider term (“foundling

hospital”) in order to locate all possible mentions. In table 1.3, we have presented a

summary of the criteria used, and in table 1.4we have presented the total number of

identified articles with relevant information news, commentaries, editorials, opinions)

which have been used for our analysis.

[Table 1.4. Number of articles with relevant information found in the digital platforms search].

Table 1.4. Number of articles with relevant information found in the digital

platforms search

Periodical name

Number of

articles

Chronological

extension

ABC 96 29/7/1890-29/1/1936

Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia 10 29/2/1852-24/7/1853

Clamor, El 26 6/3/1850-15/1/1861

Correspondencia de Espana, La 78 1/2/1860-13/5/1919

Correspondencia Militar, La 6 19/9/1899-4/7/1918

Diario Oficial de Avisos de Madrid 47 7/6/1859-4/7/1889

Discusión, La 9 24/4/1857-7/1/1884

Época, La 104 13/5/1853-24/10/1933

España, La 31 24/10/1852-1/12/1861

Gazeta Médica, La 3 20/2/1852-30/6/1853

Gazeta de Madrid, La 31 2/2/1852-27/8/1935

Globo, El 66 5/1/1876-26/12/1918

Heraldo de Madrid, El 39 3/2/1925-28/11/1935

Iberia, La 21 19/2/1856-27/7/1893

Imparcial, El 87 11/1/1868-18/6/1931

Esperanza, La 16 26/3/1852-29/1/1863

Liberal, El 10 15/1/1900-9/2/1910

Nuevo Mundo 4 10/1/1900-10/1/1930

País, El 26 23/1/1889-15/12/1910

Siglo Futuro, El 37 13/111876-12/12/1933

Sol, El 15 20/12/1922-21/2/1930

Vanguardia, La 33 27/12/1899-13/2/1934

Voz, La 28 21/9/1923-25/10/1933

Others (frequencies lower than 4) 53 1857-1935

Total 876

Source: ARCM. Own elaboration.

89


Chapter 1

1.3.3.3. Medical and Welfare information

In order to complement the general vision obtained from the press analysis, we

have searched for specialized information to illustrate the medical discourse about

infant abandonments and its consequences. Accordingly, we have incorporated to our

analysis a large amount of contemporary production related to infant abandonment and

medical concerns. Along with some medical monographs we have additionally searched

the printed versions of the two most important social medicine journals in Madrid (La

Medicina Ibera and El Siglo Médico), and the periodical aimed at the protection of

abandoned infant, Pro-Infantia, using the collections housed in the Library of the Royal

Academy of Medicine.

1.4. METHODOLOGY

Traditionally, historical research production does not present an a priori

description of the specific methodology that is being used, necessarily implying the

right sort of material, critical approach to the sources, assessment of evidence, and the

interpretation implicit in the analysis developed. In our case, however, we explain our

methodology as the interdisciplinarity of this study has combined methods, approaches,

and aims may not be necessarily obvious or intuitive to the two disciplines at work.

Historical demography and social history (and particularly, the history of foundlings)

seem methodologically much closer than they are.

1.4.1. Part I: historical and demographic analysis

To study the uses of the FHM by the lower classes, we had to answer the two

levels proposed with different methodologies. For the first level of our study, we have

carried out a traditional historical research through primary and secondary sources to

understand the use of the FHM in the framework of the welfare, medical and gender

discourse. Chapters 2 and 3 have been created making use of both the contemporary

discourse on Madrilenian infant abandonment, society and demography, and current

historiography in order to create an adequate image to address the research needs.

For the second level of our study, the demographic analysis, the relationship

between institutional policies and the characteristics of the foundling population, we

have used very different methodologies. The analysis of institutional change, in chapter

4, has been done using mainly the general press, due to the lack of FHM sources, which

has been methodologically challenging . Considered by some as “history’s first draft”,

press offers coverage over issues that could not be addressed otherwise, but it has been

essential to question the authority of any information obtained thus as, much more than

other sources, it is especially subjected to possible inaccuracies, biases, and/or

omissions 94 . Accordingly, the historical analysis of the institution has been preceded by

a careful contrasting of any information offered using different newspapers, of whom a

thorough check had been carried out (history, political leaning, ownership, etc.). We

have attempted to offer the facts that were coherent with all sources, and, when

disagreement arose, extreme or in the minority, versions were pushed to the

94 Ibid., p.4.

90


Bárbara A. Revuelta Eugercios

background. Newspapers as El Imparcial or La Época, for instance, were used

preferably as references, as they generally presented the shortest and less controversial

views. In the cases where we suspected that information could have been exaggerated

by political reasons, we have so noted. In any case, we have used preferentially plenary

session’s summaries (Congress, Provincial Council, etc.) as it has been possible to

obtain a very consistent image of them comparing different newspapers. Finally, any

information obtained through the press has been compared with other sources whenever

possible.

In order to meet the aims set for chapter 5, the study of the characteristics of the

foundling population, we have used a quantitative description of the data collected in

the longitudinal dataset of the FHM, always referring to the historical explanation.

Firstly, we have performed a traditional analysis on the demographic and social aspects

of infant abandonment through the habitual use of percentages. Secondly, we have

analyzed a set of variables that has allowed us to address some interpretation problems

(cases of “technical” and regular abandonments), or provide new information to the

historical explanation (key to linking siblings abandoned). Additionally, we have

performed statistical comparison tests to check whether some of the patterns that we

found were related to actual practices or behaviours, or whether they were the result of

random processes.

Regarding our approach to the data sources, it is important to underline that

administrative records (from the FHM or the listing of inhabitants) need to be subjected

to the same critical review as any other source, as ideological, social, material or

personal reasons could interfere with the inscription or the way the record is registered.

This lack of consistency between reality and record may be originated in the registered

individual or in the registering institution. In order to be aware of the inference

problems, we have described some of the reasons that could be behind record variations

for the two main sources used, which has allowed us to understand hidden processes in

the procedure.

First, it is important to bear in mind that the population registered in

administrative sources does not necessarily represent the whole population, whether we

consider the listing of inhabitants or the FHM admission records. In the first case, there

may have been a large amount of non-registered population in the listing of inhabitants

for different causes (for instance, jobs of a temporary nature, unrecorded changes of

residence, voluntary concealment, lodgings not considered by the cadastral maps, etc).

In the second case, the admission of a child in the FHM or of his mother in the

Maternity Hospital necessarily implies a selection, that of people in a vulnerable

situation and that required that kind of assistance. We cannot take the profile of those

single women resorting to the FHM as representative of all those living in the city. so it

is very important to keep in mind the selective effect that registration produces over the

population under study. Also, we have to remember that we are missing all those

intended abandonments that never reached the FHM as they died in transit, implying

that those actually arriving had already been selected by health.

Second, it is also important to bear in mind that although we can discuss agency

in a general way for historical processes, we cannot infer strategies from documented

actions. On the one hand, we can reintroduce Mandler’s concept of the uses of charity

and state that the poor were not passive recipients of charity but active agents in its

91


Chapter 1

acquisition, portraying themselves as worthy candidates. In other words, the purposes of

charity did not have to be (and indeed were not) that of its recipients 95 . On the other

hand, in spite of the documented presence of retrieval leading us to discuss temporary

use strategies from an interpretative framework, we cannot infer individuals specific

intentions. Accordingly, we have discussed the use of welfare assistance (in the sense of

successfully completed uses) to avoid this problem and to capture the different

recourses to the institutions at work: definitive abandonments, medical use of the

institution and temporary abandonments.

These considerations have led us to be extremely cautious about causality and

strategies, which have been discussed only in a general way, as heuristic tools but never

applied or measured to individuals. Thus, one of the tools for exploring the distance

between documented facts and causes and strategies has been the explanatory

frameworks and diagrams of the different trajectories that allow a better understanding

of the reality.

1.4.2. Part II: demographic and statistical analysis

To study the vital trajectories of foundlings, we have resorted to demographic

and statistical techniques that aimed at studying the probabilities of experiencing three

possible outcomes: placement in the countryside with a wet nurse, retrieval by parents

or death. Its study has been addressed, through the analysis of aggregated trends and,

through the individual analysis of the factors that determined their occurrence.

For both types of analyses, the first step has been to consider foundling lives

within a data structure that respects their nature: duration data. This type of data, life

stories with dated events, has several features that must be respected for a correct

analysis. Firstly, not every child experienced the same exposure to phenomenon

occurrence, as some children were not admitted until days or months after birth, and the

exit from the institution’s care could happen for various reasons (death, retrieval,

transference to the hospice). This means that any computation (for each of the possible

outcomes) not specifically designed for this type of data necessarily underestimates the

incidence of the phenomenon.

In the case of mortality, for instance, there are large differences in the mortality

level between using percentages or longitudinal measures. If we use a proportion

(deaths divided by admissions), all children count similarly, no matter the duration of

their stay in the institution. Even if it may seem irrelevant, this difference is very large

in contexts where not all children were present at all times. An example may help

clarify the situation: if there are six children during the first year of life and only one of

them dies, the mortality rate for the first year of life is 16.6%.

95 MANDLER, P., (ed.): The Uses of Charity: The Poor on Relief in the Nineteenth-Century Metropolis,

University of Pennsylvania, Philadephia, 1990.

92


Graph 1.4. Foundling’s lives conceptualization under a longitudinal approach

[Gráfico 1.4. Foundling’s lives conceptualization under a longitudinal approach].

Birth

(0 days)

Birth

(0 days)

1 year 2 years 3 years 4 years 5 years 6 years






Death

Retrieval

Hospice

Censored

Truncated

1 year 2 years 3 years 4 years 5 years 6 years










Event occurs

Censored/

No event

Truncated

Placed with

wetunurse

7years






Birth

(0 days)

93

1 year 2 years 3 years 4 years 5 years 6 years

A B

7years

Birth

(0 days)







Event occurs

Censored/

No event

Truncated

1 year 2 years 3 years 4 years 5 years 6 years

C D







Event occurs

Censored/

No event

Truncated

Placed with a

wetnurse

7years




7years


Chapter 1

However, if two children disappear from our study before the first year of life,

the cumulative probability of dying before the first year of life is 25%. We have no

knowledge about what happened after children left the institution so we only can

consider the time they were exposed to die, ignoring the part of their lives experienced

out of the institution. Accordingly, reducing the starting population from 6 complete

lives to 4 completes and 2 partials, the denominator (expressed in days exposed to the

risk of dying) necessarily diminishes, and the probability of dying exceeds the

percentage of deaths. In the traditional analysis (with percentages) the unit is the life of

a child and in longitudinal analysis the unit is the time exposed to the risk of

experiencing an event. 96

This consideration is the cornerstone of the Event History Analysis or

Biographic Analysis 97 , which is a methodology widely used in Social and Biological

Sciences In graph 1.4 we have presented an intuitive view of this framework, explaining

how we have understood the complexity of life stories. Section A shows a basic

representation of foundling’s life histories inside the institution. Its start could be traced

back to birth in the institution (0 days) although it could occur days, months or years

later (in that case, they have been considered truncated as we lack information on part of

their lives). The follow-up period extends to their final outcome that could occur in a

maximum time frame of 7 years 98 . During the course of their lives, they could

experience one of three main possible outcomes (death, retrieval or transference to the

hospice). In the analysis, these three alternative “destinations” are called “events”,

which we define as clearly identifiable moments that signal a change of state: from alive

to dead, from institutionalized to placement in the countryside, etc. Those cases that

remained in the FHM beyond the maximum point of observation, 7 years, without

experiencing an event, are considered during the whole period but they receive the name

“censored”, i.e. the end of observation period prevents us from capturing the experience

of the event.

This approach allows to consider all possible events dynamically but the

analysis needs to be restricted to each of the individual events. Accordingly, section B

shows that, once we have selected an event of interest, the rest are considered

“censored” also: the occurrence of an alternative event prevents observing the event of

interest.

If we understand data in this fashion, estimations always remain true to the

reality of lived experiences. For instance, we can limit the study to different age

intervals, as it is shown in graph C: the study of mortality until the 4 th anniversary. The

observation threshold placed at seven years shifts to four and, thus, all children not

experiencing the event before become censored when reaching that age. Equally, we

could study mortality from 4 to 7 years, starting with the experience of children alive at

4 years of age, and studying the probability of their death until 7 years of age.

96 Among other uses in these disciplines, we have to underline: treatment effects in clinical medicine and

epidemiology, government transitions in political sciences, mortality, fertility, nuptiality in demography,

etc.

97 Pioneer work with this methodology was done by the previously mentioned authors, Kertzer and White

in their paper: KERTZER, SIGLE, y WHITE: “Childhood mortality and Quality of Care among

Abandoned Children in Nineteenth-Century Italy”.

98 There is a small number of cases that remained under the guidance of the FHM after 7 years but, for

simplicity purposes, we are going to keep the theoretical limit for simplicity purposes.

94


Bárbara A. Revuelta Eugercios

Finally, we can introduce other elements related to age and time, as the moment

and duration of placement with a wet nurse, as it is shown in graph D. Introducing the

dates where children were placed in the countryside in the data frame, we can

conceptualize it as another event (signalling a change of state) or simply including it in

the study of event occurrence.

This approach to time allows us to obtain an accurate estimation of aggregated

figures 99 , but it also help us descend to individual analysis and understand the

regularities and irregularities of institutionalized life, depending on the individual

characteristics of children. This is done through the use of multivariate analysis (taking

into account the different characteristics of individuals that could account for the

increased likelihood of experiencing an event). This means that we can answer

questions about the specific weight of different determinants on the probability of

experiencing death or retrieval 100 .

The introduction of multivariate analysis is key to carrying out individual-level

analysis as it offers two advantages. On the one hand, it allows to perform analysis

“controlled by” the effects of the characteristics of children different from those we are

interested in. This ensures that the differences observed correspond exclusively to the

characteristics we are interested in. On the other hand, it offers an accurate

quantification of the differences.

In a simple frequency table or percentage comparison, we cannot tell whether

illegitimate over mortality is mediated by another variable, for example, younger age at

admission of illegitimate children. It is necessary to perform the comparison

illegitimate/legitimate for each age at admission to ensure that is not the case. However,

once this interference is cleared, additional factors could explain part of the over

mortality, for example, circumstances of admission (admission through the turning

wheel). Thus, it is very complicated to infer clear relationships from percentages.

99

Probabilities of dying have been computed through the formula:

Probabilit y of dying before1

year = 1 - Probability

of surviving to1

year

Survival probabilities have been computed from the empirical Kaplan-Meier survival estimation (Ŝ)

obtained when using Stata 9.2. This estimator computes the probability of surviving up to a given point in

time as the product of the probability of surviving across consecutive days (each death occurred at points

tj), taking into account the changing numbers of individuals at risk for each momento (n) and deaths for

each day (d) for all deaths occurring before the time established by us (t):

n j − d j

S ˆ ( t)

=

n


t j −t

j

For our analysis, the formula used by the estimator is slightly different from this one to account for lefttruncation

and right-censoring, allowing us to consier the n and d for each tj failure time. We have kept

the simple version to offer a more intuititive vision of the estimation.

Probabilities of dying have been computed for different points in time (before first, second anniversary,

etc.) and intevals (neonatal, infant period, early childhood, etc). Functional relationship between

probabilities of dying at different moments and sub-intervals are related by the following relationship

between survival probabilites.

Survival at 5 years

Survival Probability

from1

- 4 years =

Survival at 1 year

100

We can not use any other type of multivariate models, such as multiple regression because the data

structure is not properly accounted for, making the results unreliable.

95


Chapter 1

Even when it is possible to divide a table further, it is very cumbersome to

perform a separate analysis for each category of each available variable. Furthermore,

once these analyses have been performed, we would not be sure whether the differences

found were real or caused by the sample size. If we had 100 children, 50 illegitimate

and 50 legitimate and a 50% mortality, we would expect 25 deaths in each group to

infer similar chances. But, if we found 24 in one group and 26 in the other, would that

mean real differences or could this result be produced by the randomness on the sample,

finding the following year again 25 and 25? Maybe a difference of two deaths would

not mean real differences but, what about 23 and 25?, and 22 and 28? Are they really

different? How to define different? As we have mentioned, multivariate statistics

precisely answer these two concerns. It quantifies the exact net effect of illegitimacy

controlling for other variables and it specifies whether the differences are “statistically

significant”, or they are probably produced by a random process.

Event history analysis 101 (in the multivariate version) allows us to analyze the

time elapsed until an event occurs (duration of a life until death, for instance) as a

function of some characteristics of the individual (explanatory variables). The aim is to

study the factors that determine or influence the experience of that event and when it

happens 102 . In our case, we have restricted our analysis to maternal determinants in the

probability of experiencing death or retrieval by parents. Although this technique was

101

Event history analysis (also known as survival analysis) is currently used in demography. Some recent

handbooks are: CLEVES, M. A., GOULD, W. W., and GUTIÉRREZ, R. G.: An Introduction to Survival

Analysis using Stata. Revised Edition., Stata Press, College Station, Texas, 2004; HOSMER, D. W. y

LEMESHOW, S.: Applied Survival Analysis.Regression Modeling of Time to Event-Data, John Wiley &

Sons, Inc., New York, 1999; and KLEINBAUM, D. G. y KLEIN, M.: Survival Analysis. A Self-Learning

Test, Springer, New York, 2005.

102

We have used two techniques to implement these analyses. Continuous-time analysis using Cox

Proportional Hazards Regression and Logistic Regression.

Cox regressions follows this equation:

h( t)

= h(

t)

0 exp( β 1X

1 + β 2 X 2 + ... + β k X k )

It considers time continuously and distinguishes between a baseline function of experiencing the risk to

which all individuals are subjected (h(t)0 ) and the effect of explanatory variables that affect the baseline

hazard proportionally and exponentially linked. Proportionality of hazards means that the effect of a

variable remains unchanged over the age of the child. This means for sex, for example, that, during his

whole life, a male will always have higher mortality than a female. This assumption is key of this

methodology and needs to be tested for the models to be valid. For instance, when dealing with mortality

in childhood, it is an incorrect assumption as variation between the first month, the first year and the rest

of childhood has been described in most settings in the main determinants involved. Accordingly, it is

necessary to implement some type of modification. In our analysis, we have divided children lives in

intervals for which it is reasonable to accept proportionality in the modification effect of variables.

Logistic regression is performed on the complete time divided in several intervals for each individual. It

studies the probability of experiencing or not the event in each of these (1-0). The formula used is:

Pr( y = 1X)

Pr( y = 1X)

= Xβ

+ ε;

Ω(x)

=

.

Pr( y = 0 X)

For each interval we compute the odds (Ω) of the probability of experiencing the event over the

probability of not experiencing it depending on a set of characteristics (X).

96


Bárbara A. Revuelta Eugercios

applied for the first time one decade ago to the analysis of foundling mortality, 103

Spanish historiography has not adopted this methodology until lately 104 .

The methodological contribution of this dissertation has two aspects: on the one

hand, the expansion of the use of this methodology to an unexplored outcome, retrieval

by parents, and, on the other hand, the thorough application of this methodology to

different age intervals and sub-groups, to avoid a general analysis that could mask the

heterogeneity inherent to the foundling population.

***

Through the combination of these two types of methodological approaches, we

have attempted to offer a more complex and accurate vision of infant abandonment.

Efforts drawn from more classic approaches from history of charity and social history

have been combined with historical demographic analysis of foundlings which have

been updated with innovations introduced by epidemiology and demography.

103 First published work is that of KERTZER, D. I. y WHITE, M. J.: "Cheating the angel-makers:

surviving infant abandonment in nineteenth century Italy" en Continuity and Change nº 9 (3), 1994. After

that, these authors published some more papers using the same methodology. For the English case, the

only contribution so far has been Levene’s doctoral thesis an subsequent papers. LEVENE: “Health and

survival chances at the London FHM and the Spedale degli Innocenti of Florence, 1741-1799”,

104 The first to adopt this methodology has been Pujades’ doctoral dissertation: PUJADES MORA: “La

modernització d'un sistema demogràfic urbà: Anàlisi e la mortalitat infantil i juvenil a la ciutat de Palma

(1838-1960)”.

97


PRIMERA PARTE. EL DEPÓSITO DE NIÑOS EN LA INCLUSA

DE MADRID

Abandonado de mis padres, la Caridad de recoge.

(Inscripción en la puerta de la Inclusa en la Calle Embajadores a principios del siglo

XX)

Oficina receptora. Inclusa. Por esta puerta se abandonan niños.

(Cartel a partir de 1929)

La primera parte de esta tesis ha buscado comprender el fenómeno del abandono

infantil dentro del recurso a la institución que hemos considerado ampliamente como

depósito” para englobar usos diferenciales. El abandono infantil era un fenómeno muy

ligado a las características particulares del lugar y la cronología en el que ocurría así

como imbricado completamente en el discurso ideológico, social, de género y las

prácticas sociales. Por ello, hemos tratado de delinear la relación entre discurso, registro

y realidad del fenómeno a través de un análisis que ha ido de lo general a lo particular.

Este análisis es particularmente importante ya que el contexto cronológico en el lugar de

estudio ha sido relativamente poco estudiado y presenta un dinamismo que debe ser

tenido en cuenta.

Un primer foco de la investigación se ha dirigido a comprender la inserción del

abandono infantil en el contexto del pensamiento y de la sociedad de la época para

caracterizar y describir la inserción del abandono infantil en el abanico de posibilidades

y prácticas de las clases populares en la ciudad de Madrid entre el cambio de siglo y la

guerra civil.

Y, el segundo foco, se ha dedicado a comprender la interacción entre los

cambios experimentados por el contexto físico e ideológico en el funcionamiento de la

institución y la gestión de los expósitos y cómo esos cambios afectaron a la

configuración de la población expósita. Bajo el concepto amplio de recurso a la Inclusa,

hemos abordado la articulación entre el cambio de discurso y de usos de la institución a

la luz de las características de los expósitos.

99


CAPÍTULO 2. ABANDONO INFANTIL: SOCIEDAD,

LEGISLACIÓN Y DISCURSO MÉDICO

2.1. ABANDONO INFANTIL, ILEGITIMIDAD Y ESTRATEGIAS

FAMILIARES

Dentro del extenso corpus historiográfico generado desde los años 80 existen

imágenes contradictorias sobre el abandono infantil. Se ha descrito tanto la directa

igualación del abandono con la ilegitimidad como con la estrategia racional equivalente

al infanticidio en el contexto europeo. Mientras, otras visiones intermedias han

considerado el abandono como un infanticidio diferido. Nuestra tesis es que la mayoría

de estas explicaciones, en lugar de ofrecer posturas antagónicas en la concepción del

abandono infantil, capturan simplemente distintas instantáneas de un proceso secular

con importantes particularidades geográficas, cuyo estudio a través de descripciones

generales ofrece una visión deformada de la realidad del fenómeno.

Por tanto, tratar de recoger bajo una misma definición la función y las causas del

abandono infantil es una tarea tan ardua como inútil, ya que es preciso especificar la

geografía y cronología del abandono infantil al que se refiere la explicación. Es

imposible comprender el abandono infantil a principios del siglo XX en el contexto

español usando el concepto tal y como se originó en la Italia medieval. Por tanto, es

importante comprender claramente la evolución del término y de sus implicaciones en el

periodo precedente al de nuestro estudio.

Antes de trazar brevemente esta evolución es importante destacar la relación del

abandono infantil con el infanticidio 105 , dado que ha sido uno de los paralelismos más

utilizados en su caracterización. Esta explicación de las Inclusas como instituciones ya

fue puesta de relieve por Malthus que resumía su pensamiento en la célebre frase:

“it may perhaps be truly said, that, if a person wished to check population, and were not

solicitous about the means, he could not propose a more effectual measure, than the

establishment of a sufficient number of foundling hospitals, unlimited as to their reception of

children” 106 .

No obstante, el trabajo de Boswell en los años ochenta (The Kindness of

Strangers 107 ) fue el punto de partida de toda la interpretación contemporánea, que hoy

en día ha sido superada. Según este autor, se podían diferenciar dos periodos en el

105

Se encuentran referencias al infanticidio en todas partes del mundo, tanto europeo como extraeuropeo:

para Japón CORNELL, L. L.: “Infanticide in Early Modern Japan? Demography, Culture and

Population Growth” en The Journal of Asian Studies nº 55 (1), 1996; para la India colonial SEN, S.: “The

savage family: colonialism and female infanticide in 19th century India” en Journal of Women's History

nº 14 (3), 2002; en Europa INGALLS, W.: “Demography and Dowries: perspectives on Female

infanticide in Classical Greece” en Phoenix nº 56 (3/4), 2002; JACKSON, M., (ed.): Infanticide:

historical perspectives on child murder and concealment, 1500-2000, Ashgate, Aldershot, 2002 para

Inglaterra o RICHTER, J. S.: “Infanticide, child abandonment and abortion in Imperial Germany” en

Journal of interdisciplinary History nº 23 (4), 1998, para el caso alemán.

106

Malthus, Thomas Robert. An Essay on the Principle of Population. 1826. n, 1826, Libro II, Capítulo

III. Library of Economics and Liberty. Retrieved January 8, 2011 from the World Wide Web:

http://www.econlib.org/library/Malthus/malPlong8.html.

107

BOSWELL: The Kindness of Strangers: the abandonment of children in Western Europe from late

antiquity to Renaissance.

101


Capítulo 2

abandono infantil. Un periodo inicial (en la Antigüedad clásica) en el que el abandono

se realizaba en despoblado (caminos, campos, calles, etc.) y un periodo posterior (a

partir de la Edad Media) en el que ocurría en instituciones fundadas a tal efecto. En la

formulación de Boswell, el primer tipo de abandono formaba parte de un sistema de

redistribución de niños. Familias con exceso de descendencia abandonaban algunos de

sus hijos en la espera de que fueran recogidos por “amables extraños” (kind strangers)

que se ocuparan de ellos. Así, no se perdían esas vidas sino que eran recuperadas por su

valor económico.

En el segundo periodo, a partir de la fundación de inclusas, sin embargo,

Boswell documentaba el inicio de un verdadero infanticidio ya que allí se producía la

destrucción masiva de vidas infantiles 108 . Una de las razones de la inicial recepción

favorable de las ideas de Boswell fue el hecho de que esta tesis era respaldada por la

descripción de los contemporáneos, particularmente de los reformadores a partir del

siglo XVIII. Escribían frases como “en esta institución se asesinan niños con dinero

público”, “potros del infanticidio”, “sistema organizado de infanticidio”, “casas de

expósitos para asegurar su destrucción”, muy similares a la cita de Malthus 109 .

No obstante, una revisión cuidadosa de la terminología y del contexto

rápidamente descarta esta interpretación. Por un lado, pese a la incapacidad de las

inclusas de asegurar la vida de los asilados a su cargo, no puede acusarse a estas

instituciones de objetivos infanticidas ya que trataban de llevar a cabo su cometido en la

medida que la escasez de recursos se lo permitía. Por otro lado, la tesis de Boswell ha

sido criticada duramente por la total ausencia de evidencia empírica sobre el primer

periodo y la dulcificación de la imagen del pasado, que obvia los miles de niños

abandonados en campos, caminos y prados que debían perecer antes de ser encontrados

por esos kind strangers 110 . En el periodo de institucionalización, la mortalidad era

elevada pero seguramente no llegó a ser tan alta como la que afectó a los niños

abandonados en despoblado.

Al discutir el infanticidio, la investigación no sólo ha adjudicado esa

intencionalidad a las instituciones sino también a los agentes del abandono, hablando de

un infanticidio diferido para referirse a la muerte que casi inevitablemente le acontecía a

un niño abandonado en una institución pública. Algunos autores han argumentado que

si una madre abandonaba a su hijo en la institución, consciente de la mortalidad elevada

que la caracterizaba, se trataba sin duda de un caso de infanticidio, pues sabía el destino

que le esperaba 111 . Esta explicación ha sido refutada por su simplificación de la

experiencia histórica. Por un lado, la elevada mortalidad de las inclusas no siempre era

108

Ibid.,

109

MEGINO, A.: La Demauxesia. Aumentación del pueblo por los medios de procurar que no mueran

50.000 personas que según un cálculo prudencial y bien formado se pierden anualmente en las Casas de

expósitos, en los Ospicios y en las Cárceles de España, Venecia, 1805; ÁLVAREZ SANTALÓ:

Marginación social y mentalidad en Andalucía Occidental: Expósitos en Sevilla (1613-1910), BILVAO,

A.: Destrucción y conservación de los expósitos. Idea de la perfección de este ramo de policía, modo

breve de poblar la España y testamento, Antequera, 1789

110

TILLY, L. A.: “Child Abandonment in European History: a Symposium” en Journal of Family

History nº 17 (1), 1992, págs.3-4. Los cuatro artículos contenidos en ese trabajo incorporan distintas

críticas al trabajo de Boswell, detallando los problemas de su argumentación y la escasez de la evidencia

histórica en la que se basa.

111

En este sentido se puede ver el trabajo de TRINIDAD FERNÁNDEZ: “La infancia delincuente y

abandonada”, págs.459-513.

102


Bárbara A. Revuelta Eugercios

conocida fuera de las paredes de la institución 112 . Por otro lado, en el caso de que las

madres supieran de esa elevada mortalidad 113 , es posible que recurrieran a estas

instituciones en el convencimiento de que la limitada oportunidad que podía ofrecerles

la institución era mayor que la que podía brindar la propia familia. Convencionalmente,

la línea que separa el abandono del infanticidio ha sido la posibilidad de supervivencia

de éstos. Así, tanto el abandono en lugares públicos como iglesias como en las

instituciones dedicadas a la infancia abandonada aparecen lejos de la intención de

infanticidio y se considera como un fenómeno distinto del infanticidio (y no una forma

indirecta de realizar éste) 114 y que probablemente sustituyó a éste en el comportamiento

popular.

Precisamente, la aparición de las instituciones dedicadas al cuidado de los niños

abandonados se produjo para prevenir el infanticidio, ofreciendo a madres y familias

una opción para deshacerse de su “carga”. Inicialmente creadas por hermandades con

objetivos motivos religiosos, la recepción y cuidado de niños abandonados pasó a

depender de la beneficencia estatal y se consolidó como uno de los pilares de ésta.

Distintos autores han ofrecido periodizaciones o clasificaciones del fenómeno,

en función de diferentes aspectos, entre los que podemos destacar aquellos que se

refieren a las variaciones geográficas y espaciales. En primer lugar, la historiografía ha

documentado la existencia de importantes diferencias en la atención a la infancia

abandonada entre el sistema del Norte y del Sur de Europa. Una de las explicaciones

más extendidas ha relacionado esta divergencia con la divisoria religiosa del continente.

A mediados del siglo XVIII, una de las diferencias principales entre estas dos

áreas radicaba en la manera de identificar la responsabilidad sobre la infancia

abandonada. Mientras que en la Europa protestante la responsabilidad nunca dede

recaer sobre los familiares del niño, en la Europa católica el sistema abierto de

abandono hacía recaer la custodia y responsabilidad sobre la sociedad (la Iglesia,

específicamente) a través de las instituciones de caridad 115 .

En el área protestante, la investigación de la paternidad estaba permitida e

incluso favorecida y los familiares más próximos eran responsables del niño, en

ausencia de sus padres. Se rechazaba el principio de transferencia al Estado/Iglesia de

las responsabilidades sobre la descendencia. En último extremo, era la comunidad la

que se hacía cargo de los niños, financiada por impuestos locales que fundamentalmente

operaban a través de subsidios destinados a ayudar a las madres pobres a encargarse

112 LYNCH, K. A.: “Infant Mortality, Child Neglect, and Child Abandonment in European History: A

Comparative Analysis” en BENGTSSON, T. y SAITO, O. (Ed.), Population and Economy. From Hunger

to Modern Economic Growth, Oxford University Press, Oxford, 2000.

113 DEROSAS, R. y TSUYA, N. O.: “Child control as Reproductive Strategies in Preindustrial Eurasia”

en TSUYA, N. O., et al. (Ed.), Prudence and Pressure. Reproduction and Human Agency in Europe and

Asia, 1700-1900, The MIT Press, 2010, pág.19.

114 COHEN ANSELEM, A.: “La mortalidad de los niños” en BORRÁS LLOP, J. M. (Ed.), Historia de la

infancia en la España contemporánea, 1834-1936, Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Fundación

Germán Sánchez Ruipérez, 1996, pág.109 y 142; PÉREZ MOREDA: La infancia abandonada en

España: (siglos XVI-XX): discurso leído el día 8 de mayo de 2005 en la recepción pública del Excmo. Sr.

Don Vicente Pérez Moreda y contestación por el Excmo. Sr. Don Quintín Aldea Vaquero, pág.51.

115 FUCHS, R. G.: “Legislation, Poverty and Child-Abandonment in Nineteenth-Century Paris” en

Journal of Interdisciplinary History nº 18 (1), 1987, pág.56.

103


Capítulo 2

personalmente de sus hijos 116 .

En contraste, en la Europa católica había dos elementos ajenos a la mentalidad

protestante: por un lado, la relevancia que la moral cristiana concedía a evitar las

muertes de bebés sin bautizar, ya que esa circunstancia los destinaba para toda la

eternidad al limbo y, por otro, la importancia de la honra, especialmente presente desde

el Concilio de Trento, y de su salvaguarda 117 .

Pese a la extensión de esta hipótesis, algunos autores sugieren elementos de

continuidad entre las dos áreas, que no eran sistemas completamente excluyentes,

señalando la existencia de sistemas asistenciales mixtos 118 . Esta visión entronca con la

otra explicación de la diferenciación geográfica de la gestión del abandono infantil. Esta

tesis apunta a la tradición de recurso a la lactancia mercenaria como origen de las

variaciones regionales. Pullan argumentaba que la diferencias de volumen y estructura

encontradas entre el norte y el sur de Europa se debían al sustrato previo de actitud

hacia la lactancia materna. Según este autor, de hecho, las grandes inclusas florecieron

de forma más natural en aquellos lugares dónde la lactancia mercenaria estaba más

extendida ya que ofrecían a las clases populares opciones análogas, aunque inferiores, a

las que disfrutaban las clases altas 119 . Esta visión ha sido respaldada por otros autores,

como Viazzo, que apuntaba que las diferencias habían surgido mucho antes de la

Reforma, documentándose la existencia de Inclusas en la Europa del sur en el periodo

anterior a la división religiosa 120 .

Dado que España pertenece al grupo de países católicos, mediterráneos, dónde

había una cierta prevalencia de la lactancia mercenaria nos ceñiremos a la evolución de

este sub-grupo en las páginas siguientes. La evolución específica del abandono infantil

en instituciones en este ámbito puede ser entendida de distintas maneras, dependiendo

del punto de inflexión. La periodización clásica ha sido sugerida por Hunecke 121 y

Bardet 122 pero también es importante mencionar la de Kertzer 123 , por su extensión.

Para los dos primeros hubo dos modelos de inclusas, correspondientes a dos

momentos temporales: el clásico y el ilustrado. A finales de la Edad Media surgieron las

116 En este contexto el fenómeno denominado baby farming fue bastante común: mujeres pobres se

ofrecían a cuidar a los hijos de otras, generalmente en el campo, (unas horas al día o durantes largos

periodos) a cambio de una tarifa semanal mientras las madres trabajaban. Algunas de estas casas fueron

denunciadas y procesadas por infanticidio, con el consiguiente escándalo público, dado que se habían

convertido en verdaderos lugares de muerte para esos niños. No obstante, se han descrito otros casos

genuinos, que funcionaban como crèches en Estados Unidos, como, por ejemplo: BRODER, S.: “Child

Care or Child Neglect? Baby Farming in Late-Nineteenth-Century Philadelphia” en Gender and Society

nº 2 (2), 1988, págs.128-148.

117 KERTZER: Sacrificed for Honor: Italian Infant Abandonment and the Politics of Reproductive

Control.

118 LEVENE: “The survival prospects of European foundlings in the eighteenth century: the London

Foundling Hospital and the Spedale degli Innocenti of Florence”, pág.64.

119 PULLAN: Orphans and foundlings in Early Modern Europe, págs.10-11.

120 VIAZZO, P. P., BORTOLOTTO, M., y ZANOTTO, A.: “Child Care, infant mortality and the impact

of legislation: the case of Florence's foundling hospital, 1840-1940” en Continuity and Change nº 9 (2),

1994, pág.265.

121 HUNECKE: I trovatelli di Milano: Bambini esposti e famiglie espositrici dal XVII al XIX secolo.

122 BARDET, J.-P.: “La société et l'abandon”, Enfance abandonée et société en Europe, École Française

en Rome, Rome, 1991.

123 KERTZER: Sacrificed for Honor: Italian Infant Abandonment and the Politics of Reproductive

Control.

104


Bárbara A. Revuelta Eugercios

primeras inclusas por iniciativa religiosa, primero en Italia y posteriormente se

extendieron a otras regiones del área mediterránea, (entre ellas España), con el objetivo

exclusivo de acoger a los niños abandonados diariamente (de origen ilegítimo,

fundamentalmente) en todo tipo de lugares públicos: calles, iglesias, montes, prados,

etc. Fue lo que Hunecke denominó el “modelo clásico de inclusa” 124 .

Desde el final de la Edad Media hasta el siglo XVII el resto de países del

noroeste europeo fue poco a poco creando instituciones que incluyeron entre sus

funciones la atención a niños abandonados o ampliando las prestaciones de las

preexistentes, aunque nunca con el sentido exclusivo de las fundaciones del área

mediterránea. Durante estos siglos el volumen de la exposición se mantuvo más o

menos constante (sólo alterado por incrementos coyunturales debidos a crisis) y hasta

la mitad del siglo XVIII el volumen de abandonos no fue significativo.

No obstante, con el inicio de la preocupación por la infancia, los niños

abandonados entraron en la agenda de las políticas poblacionistas, tanto en los países

con tradición de inclusas como en los que no habían florecido hasta el momento. La

preocupación por la pérdida de vidas infantiles que suponían futuros súbditos del Reino

en un momento en el que se empezaba a considerar a la población como fuente de

riqueza fue clave en este proceso. Nuevas fundaciones siguieron el modelo de las

instituciones clásicas en lugares dónde nunca antes habían existido, dando lugar a las

inclusas ilustradas: Viena, San Petersburgo, Moscú, París y otras localidades francesas y

ciudades bajo el dominio de los Habsburgo 125 . Otros lugares, como los estados

alemanes y otras áreas protestantes, tras enconados debates sobre la bondad o perjuicio

de esas instituciones 126 , nunca institucionalizaron el abandono más que en algunos

casos excepcionales como las ciudades de Hamburgo o Cassel, o durante un periodo

muy corto, como en el caso de Londres 127 .

Además del efecto en las nuevas fundaciones, en los lugares con tradición de

abandono infantil este periodo se caracterizó por un reforzamiento de los dispositivos e

incluso legislación de protección a la infancia abandonada, con el objetivo de garantizar

definitivamente que existiese una alternativa al infanticidio: el abandono anónimo. El

torno jugó un papel fundamental en este proceso. Originario de la Italia medieval, para

1800 el torno estaba completamente extendido por Europa (ruota en italiano, roda en

portugués y tour en francés). Se trataba de un dispositivo cilíndrico adosado a la pared

que giraba sobre un eje, con un lado abierto en el que se depositaba al niño desde la

calle. Por medio de una campanilla se avisaba desde el exterior de que se había

producido un abandono y, desde dentro, se giraba el mecanismo para recuperar al niño

124

HUNECKE: “The abandonment of legitimate children in nineteenth-century Milan and the European

context”, pág.119.

125

Ibid., págs.119-121.

126

Ver en este sentido ULBRITCH, O.: “The Debate about Foundling Hospitals in Enlightenment

Germany: Infanticide, Illegitimacy, and Infant Mortality Rates” en Central European History nº 18 (3/4),

1985.

127

El caso de Londres es significativo porque experimentó el sistema “mediterráneo” durante un corto

periodo de tipo. El London Foundling Hospital implantó la admisión general durante el periodo 1756-

1760 pero el increíble aumento de las exposiciones y la mortalidad infantil llevaron al rápido cambio de

rumbo: se pusieron en práctica medidas muy estrictas para asegurar la entrada exclusiva de niños

ilegítimos cuyas madres cumplieran una serie de requisitos fijados por la propia directiva del centro. La

más reciente contribución al respecto se puede encontrar en LEVENE, A.: Child-care, Health and

Mortality at the London Foundling Hospital, 1741-1800:"Left to the Mercy of the World", Manchester

University Press, Manchester, 2007.

105


Capítulo 2

desde el otro lado. En algunos lugares, como en Francia, después de varias décadas de

uso, se implementó de forma oficial (el decreto imperial de Napoleón de 19 de enero de

1811 prescribía la implantación de al menos un torno en cada arrondissement 128 ).

A diferencia del énfasis de esta visión en la llegada de la Ilustración, Kertzer

sitúa el punto de inflexión en la historia del abandono infantil recaía en la reforma

tridentina y el refuerzo del concepto de legitimidad 129 . Dado el énfasis en el

matrimonio como condición indispensable para la concepción, la moral católica privó

de identidad social a los hijos ilegítimos, considerando a las madres solteras como

pecadoras 130 . Este precepto se convertiría en la piedra angular de la sociedad del

Antiguo Régimen, trasladándose a la legislación civil. En el siglo XIX en algunos países

europeos, siguiendo el precedente establecido por el Código napoleónico de 1804, se

prohibió el establecimiento e investigación de la paternidad (art. 341), 131 de manera que

la protección moral y material de la madre y el niño tenía que ser garantizada por una

institución fomentada por el estado.

En el caso particular de la Italia Contrarreformista, Kertzer describe una

situación extrema en la que comadronas y religiosos “perseguían” madres solteras para

forzar el abandono de sus hijos ilegítimos recién nacidos. 132 El objeto fundamental de

las inclusas modernas se había desplazado, por tanto de la preocupación única por la

vida del niño, a incluir también la salvaguarda de la honra de la madre. El derecho a la

crianza del hijo ilegítimo en una institución pública y su traslación a la legislación fue

definitivamente sancionado por la paulatina instalación de los tornos en Europa a

principios del siglo XVIII, al convertirse en instrumento de garantía máxima del

anonimato 133 .

Como se puede observar, las distintas interpretaciones identifican distintos

marcos temporales en el origen de las diferencias en las características del abandono

infantil en el marco europeo pero ninguna de ellas aborda directamente en el discurso el

cambio de uso que experimentó la institución, como reacción de las clases populares

ante las medidas que se tomaban 134 . Desde nuestro punto de vista, es vital entender la

ampliación de funciones de las Incusas para entender el proceso.

Es indiscutible que la función original de las inclusas fue salvar la vida de los

128 PÉREZ MOREDA: La infancia abandonada en España: (siglos XVI-XX): discurso leído el día 8 de

mayo de 2005 en la recepción pública del Excmo. Sr. Don Vicente Pérez Moreda y contestación por el

Excmo. Sr. Don Quintín Aldea Vaquero, págs.62-64.

129 KERTZER: Sacrificed for Honor: Italian Infant Abandonment and the Politics of Reproductive

Control.

130 KERTZER, D. I.: “Gender Ideology and Infant Abandonment in Nineteenth-Century Italy” en Journal

of Interdisciplinary History nº 22 (1), 1991, pág.11.

131 RAMAS VARO: La protección legal de la infancia en España. Orígenes y aplicación en Madrid

(1900-1914), pág.136.

132 KERTZER: Sacrificed for Honor: Italian Infant Abandonment and the Politics of Reproductive

Control.

133 HUNECKE: “The abandonment of legitimate children in nineteenth-century Milan and the European

context”, pág.123.

134 Aunque sin abordar explícitamente el caso de los niños legítimos, Valverde sugiere una periodización

en la línea de lo que sugerimos al hablar de las acciones de las mujeres solteras en relación a su

descendencia ilegítima: infanticidio, abandono definitivo y abandono temporal. VALVERDE LAMSFUS:

Entre el deshonor y la miseria. Infancia abandonada en Guipúzcoa y Navarra, siglos XVIII y XIX,

pág.56.

106


Bárbara A. Revuelta Eugercios

niños abandonados (previniendo el infanticidio) y, con ello, salvar a la madre de la

deshonra, con distinto énfasis en uno y otro a lo largo de los siglos 135 . La población

asistida inicialmente se componía de aquellos niños ilegítimos que no podían ser criados

por sus madres aunque posiblemente siempre existió un pequeño número de abandono

de niños legítimos. Las inclusas casi exclusivamente relevaban a las madres de la carga

de criar a su hijo ilegítimo. La introducción desde finales del siglo XVIII de medidas

que facilitaban el abandono, garantizando el anonimato a través del torno así como otras

medidas de similar intencionalidad cambiaron esa situación.

A partir de ese momento, el uso marginal de la institución de las parejas casadas

pobres a través del abandono de alguno de sus hijos quedaba expedito y las clases

populares no tardaron en hacer un uso creciente de él. El incremento de la población de

niños legítimos paralelo (aunque no exclusivamente responsable) al incremento de la

exposición desde finales del siglo XVIII respondió a la creciente utilización de las

inclusas como instituciones asistenciales que ofrecían a los padres un recurso ante la

crisis económica o un medio de acceso a la lactancia mercenaria que no se podían

permitir 136 . Así, se convirtió en parte de una estrategia de padres necesitados para lidiar

con las distintas fases del ciclo familiar 137 . Con la puesta en práctica de este recurso,

apareció lo que podemos denominar como “un uso no tradicional de la institución” ya

que el abandono de niños por parejas casadas no solía tener el cariz definitivo del

abandono de mujeres solteras, sino que frecuentemente tenía un horizonte temporal.

Esto dio lugar a la aparición de un fenómeno hasta entonces apenas conocido: la

recuperación de los hijos tras una estancia en la institución, es decir, la aparición de los

abandonos temporales. Así, las Inclusas se configuraron en instituciones utilizadas para

relevar distintos tipos de cargas.

El incremento de la exposición desde principios del siglo XVIII no se debe

exclusivamente a la contribución de este fenómeno, ya que otros factores estuvieron

implicados, como el crecimiento demográfico sostenido durante el siglo XVIII que

acentuó los problemas económicos, además de las dificultades económicas del periodo.

No obstante, su importancia fue bastante grande 138 . La proporción de expósitos de

origen legítimo varió notablemente pero en algunos lugares alcanzó hasta la mitad de

los ingresos anuales 139 .

En esta ampliación de los usos de la institución 140 es dónde podemos resolver las

contradicciones y aparentes exclusiones de la historiografía sobre las razones del

abandono (el antagonismo ficticio de pobreza vs. deshonra). En algunos casos, la razón

del abandono era el sentimiento de derecho de las clases populares que veían la inclusa

135 PÉREZ MOREDA: La infancia abandonada en España: (siglos XVI-XX): discurso leído el día 8 de

mayo de 2005 en la recepción pública del Excmo. Sr. Don Vicente Pérez Moreda y contestación por el

Excmo. Sr. Don Quintín Aldea Vaquero, págs.52-53.

136 Ibid., págs.37-38 y 65.

137 VIAZZO, BORTOLOTTO, y ZANOTTO: “Five centuries of foundling history in Florence: changing

patterns of abandonment, care and mortality”, pág.88.

138 PÉREZ MOREDA: La infancia abandonada en España: (siglos XVI-XX): discurso leído el día 8 de

mayo de 2005 en la recepción pública del Excmo. Sr. Don Vicente Pérez Moreda y contestación por el

Excmo. Sr. Don Quintín Aldea Vaquero, pág.65.

139 Ilustrado por la paradigmática situación referida por Hunecke para Milán en 1842, donde los niños

legítimos alcanzaban un 62% de las entradas anuales.HUNECKE: I trovatelli di Milano: Bambini esposti

e famiglie espositrici dal XVII al XIX secolo, pág.150.

140 Aquí nos insertamos explícitamente en el marco de los “usos de la caridad” propuesto por Mandler.

MANDLER, (ed.): The Uses of Charity: The Poor on Relief in the Nineteenth-Century Metropolis.

107


Capítulo 2

como una institución de asistencia social y dónde podemos incluso llegar a hablar de un

rol activo en el control reproductivo. 141 Pero eso no excluye que todavía existiera un

recurso tradicional, de mujeres solteras, que necesitaban ser liberadas de la carga que

suponía el embarazo ilegítimo o que eran presionadas para hacerlo. 142 Así, presión

social, persecución criminal, sentido de derecho, estrategia familiar o miseria pueden ser

consideradas como causas del abandono. Y, con el paso del tiempo, los usos se

mezclaron con las distintas filiaciones y la posibilidad del abandono temporal fue

utilizada por las mujeres solteras que abandonaban a sus hijos.

Las consecuencias de este cambio se desarrollaron en las décadas siguientes: si

el volumen de la exposición había alcanzado importantes niveles para principios del

siglo XVIII, este nuevo desarrollo los llevó a cotas todavía más altas, en el “largo siglo

de los expósitos” 143 (desde mediados del siglo XVIII a mediados del siglo XIX). En

Milán en 1842, el 62% de los abandonados eran de origen legítimo, del cual entre el 30-

40% de ellos eran recogidos por sus padres 144 . Ransel estimaba en 30-50% el porcentaje

de legítimos abandonados antes de 1891 en San Petersburgo y Moscú 145 , para Madrid

las cifras de Sherwood hacia 1790 eran del 50%. No obstante, pese a la generalización

de este fenómeno las características específicas de las distintas instituciones también

jugaron un papel importante. Para París, por ejemplo, Fuchs reportaba menos del 15%

de abandonos legítimos, mientras Kertzer cifraba en un 11% el porcentaje para

Bolonia 146 . Entre otros aspectos, la intensidad de la tasa de ilegitimidad, de la migración

campo-ciudad así como las normas específicas de las distintas instituciones jugaron un

papel muy importante en determinar el nivel del abandono legítimo 147 .

En la mayor parte de los países europeos el incremento de este segundo tipo de

recurso a la institución no se mantuvo durante mucho tiempo ya que el elevado número

de abandonos legítimos en las primeras décadas del siglo XIX fue considerado abusivo

por autoridades y pensadores ilustrados. Continuas denuncias desde las propias inclusas

culpaban al abandono anónimo, identificado con el torno, de fomentar la

irresponsabilidad paterna, extender la mendicidad, alentar la demanda asistencial a la

infancia desvalida y estimular el fraude 148 .

De esta manera, a partir de la segunda mitad del siglo XIX, este polémico

“abuso” se tradujo en el cierre de los tornos en toda Europa: en Francia desapareció

definitivamente en 1860; en las principales ciudades italianas se produjo en rápida

sucesión en las décadas 60 y 70; en Portugal se abolió en 1867; y en San Petersburgo y

Moscú, las reformas de los reglamentos en 1891 prohibieron el abandono de niños

legítimos 149 .

141 DEROSAS y TSUYA: “Child control as Reproductive Strategies in Preindustrial Eurasia”, págs.3 y

18.

142 KERTZER: Sacrificed for Honor: Italian Infant Abandonment and the Politics of Reproductive

Control.

143 Ibid.pág.115.

144 HUNECKE: I trovatelli di Milano: Bambini esposti e famiglie espositrici dal XVII al XIX secolo,

145 FUCHS, R. G.: “Child Abandonment in European History: a Symposium” en Journal of Family

History nº 17 (1), 1992, pág.8.

146 KERTZER: “Gender Ideology and Infant Abandonment in Nineteenth-Century Italy”.

147 FUCHS: “Child Abandonment in European History: a Symposium”, págs.9-11.

148 PÉREZ MOREDA: La infancia abandonada en España: (siglos XVI-XX): discurso leído el día 8 de

mayo de 2005 en la recepción pública del Excmo. Sr. Don Vicente Pérez Moreda y contestación por el

Excmo. Sr. Don Quintín Aldea Vaquero, pág.64.

149 Ibid., pág.66.

108


Bárbara A. Revuelta Eugercios

Las instituciones mantuvieron su funcionamiento como lo habían hecho durante

siglos pero los criterios de admisión se restringieron y los requisitos de información a la

entrada se incrementaron para mantener alejados a los legítimos. Es probable que los

resquicios del sistema permitieran la entrada todavía de algunos pero el grueso de los

expósitos volvió a ser ilegítimo en esos lugares. España, sin embargo, experimentó una

evolución divergente ya que, pese a que el fenómeno se dio con las mismas

características que en el resto de Europa, ese clima de alarma social no llevó a tomar

medidas radicales, postergándose su desarrollo hasta el primer tercio del siglo XX.

2.2. EL ABANDONO INFANTIL EN ESPAÑA

Durante muchos siglos las características del abandono infantil en España no

fueron muy diferentes de las que hemos descrito para la Europa católica mediterránea.

La legislación siguió las pautas de otros países europeos con el reconocimiento del

problema expósito y las primeras medidas para mejorar su situación pero, a partir de

mediados del siglo XIX el panorama nacional experimentó una evolución propia. Esta

divergencia hispana fue provocada por la diferente política adoptada sobre el cierre de

los tornos, acentuada por las transformaciones de la consideración de la infancia

abandonada.

En general, la legislación y políticas específicas de atención a la infancia

abandonada no fueron muy extensas y en pocas ocasiones (salvo en los primeros

momentos) los expósitos fueron objetos específicos de la atención ilustrada y,

posteriormente, reformista. No obstante, tanto el expósito, como su destino y

tratamiento aparecieron tangencialmente entre los intereses de otros discursos, por lo

que se vieron beneficiados por las novedades legislativas y los cambios de enfoque de

otros ámbitos relacionados. Estos cambios no supusieron una completa transformación,

ya que el abandono infantil siguió siendo un fenómeno rechazado por la sociedad, al

que recurrían sólo los sectores más marginales, pero las claves de su comprensión y de

su tratamiento, al menos desde el marco ideológico (que no necesariamente implicaba

un cambio en la percepción social) cambiaron completamente. Este cambio, a su vez,

afectó a las experiencias y perspectivas vitales de los expósitos a lo largo del periodo.

Para trazar la evolución del abandono infantil en España, su regulación

legislativa y las transformaciones de la consideración del fenómeno en esta sección, en

primer lugar hemos esbozado brevemente la situación en la que se encontraban los

expósitos españoles a mediados del siglo XIX y, en segundo lugar, nos hemos

concentrado en el estudio de las transformaciones desde finales del siglo XIX hasta la

guerra civil. Para abordar este último periodo, nuestro foco de interés principal, hemos

dividido la explicación en dos partes. Por un lado, hemos repasado algunas de las

transformaciones ideológicas y asociadas a la industrialización que se habían producido

desde finales del siglo XIX en toda Europa, clave en la transformación de la

consideración social del abandono infantil y los expósitos: el cambio del papel de la

Beneficencia y la legislación social en el Estado Liberal, el movimiento generalizado de

preocupación por la infancia, y el discurso de género sobre la función de la mujer en la

sociedad. Y, en segundo lugar, hemos repasado brevemente los hitos legislativos

específicos para la infancia abandonada.

109


Capítulo 2

2.2.1. ABANDONO INFANTIL EN ESPAÑA HASTA EL SIGLO XIX

La evolución general del abandono infantil en España desde la Edad Media hasta

el siglo XX ya ha sido estudiada por lo que aquí nos centraremos en señalar algunos de

los hitos más importantes de su evolución para acercarnos adecuadamente a las

transformaciones operadas a partir de la segunda mitad del siglo XIX 150 ,

Según Pérez Moreda, el abandono infantil en instituciones (y, sobre todo, a

través del torno) a partir de la Edad Moderna es la culminación de las distintas

soluciones que se habían dado al rechazo de la infancia. El infanticidio propio de la

Antigüedad fue continuado por el abandono en despoblado en la Edad Media y el

abandono en lugares comunes a partir de la Edad Moderna, enlazando con el torno y las

inclusas. En el siglo XVIII, los niños “echados”, en la calle o en despoblado perdieron

peso frente a los “expuestos” en lugares públicos o instituciones. Esto coincidió con el

inicio de la preocupación por la infancia. Las ideas poblacionistas propiciaron la

preocupación por la situación física y legal del expósito llevando a la primera

intervención sobre la deficiente organización de las instituciones así como a la

modificación del estatus jurídico de los expósitos 151 .

En la Pragmática de Felipe IV de 1623 se llevó a cabo la primera reglamentación

del futuro de los expósitos a través de la designación de la carrera de Marina como la

preferible para los expósitos por la falta de pilotos. Y, posteriormente, en 1677, se

consolidó el proyecto a través de la creación de la primera Casa dedicada a acoger a los

expósitos destinados a la Marina. Se trataba de la primera formulación utilitarista de la

recogida de expósitos, con un fin distinto de su propia salvación 152 .

Pese a la mejora en la consideración de los expósitos que implicaba esta ley,

hasta la legislación de Carlos IV, más de un siglo después, no se dio el primer paso real

en la protección oficial. La ley de 1794 tuvo por objetivo considerar como legítimos a

todos los efectos a los niños abandonados en la caridad pública, poniendo fin a la

discriminación sufrida durante siglos que había impedido que accedieran a determinadas

profesiones 153 . Dos años más tarde, la Real Cédula de 1796 puso fin a la condena al

abandono (presente en la legislación castellana procedente del Derecho Romano),

prohibiendo detener o interrogar a cualquier persona que llevara un niño para abandonar

en la casa de expósitos. Al mismo tiempo, reforzaba la condena de cualquier tipo de

abandono que no se realizara en los lugares destinados para ello 154 . Esta disposición

cambió definitivamente la suerte de los expósitos ya que ese mismo espíritu fue

mantenido en la subsiguiente codificación penal (Código Penal de 1822, de 1848 y

1932, y reformas de 1870 y de 1928) 155 .

150 Ya nos hemos referido en el capítulo 1 a la obra de referencia imprescindible de Pérez Moreda, que

resume e interpreta las líneas generales del abandono infantil para España, situándola en el contexto

internacional.

151 PÉREZ MOREDA: La infancia abandonada en España: (siglos XVI-XX): discurso leído el día 8 de

mayo de 2005 en la recepción pública del Excmo. Sr. Don Vicente Pérez Moreda y contestación por el

Excmo. Sr. Don Quintín Aldea Vaquero, págs.51 y 58.

152 GARCÍA MOLINA, J.: “La protección de menores. Una aproximación a la fundamentación histórica

del internamiento de menores (II)” en Pedagogía social nº 4, 1999, pág.89.

153 Ley IV de 23 de enero de 1794 recogida en la Novísima Recopilación, Libro VII, Título XXXVII.

154 Real Cédula de Carlos IV de 11 de diciembre de 1796.

155 SERRANO RUIZ-CALDERÓN, M.: “El abandono de menores: su regulación en el ámbito penal” en

Revista del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales nº 45, 2003.

110


Bárbara A. Revuelta Eugercios

Los tornos, ya existentes en algunos lugares, adquirieron a partir de este

momento una importancia capital y proliferaron en los lugares donde no existían,

convirtiéndose en los garantes del abandono anónimo. Las causas del abandono en

España eran las mismas que en el resto de Europa: predominio del miedo a la deshonra

con anterioridad al siglo XVII pero crecimiento de la miseria a partir de ese momento y,

mucho más durante el siglo siguiente.

Durante el siglo XVIII, igual que ocurrió en el resto de Europa, se experimentó

un importante crecimiento de la exposición, relacionada tanto con el aprovechamiento

del nuevo recurso por parejas casadas como por el incremento del abandono de niños

ilegítimos. No obstante, la evolución del fenómeno fue ciertamente desigual, debido a

las diferencias de los reglamentos de admisión entre las distintas instituciones.

Hacia mitad del siglo XIX algunos políticos y encargados de la beneficencia se

hicieron eco de las denuncias de abuso del torno manifestadas en el exterior pero se

trató de voces minoritarias. Pese al incremento de exposiciones legítimas y algunas

voces a favor del cierre de los tornos, las circunstancias sociales (la crisis económica,

los desastres tras la ocupación napoleónica y la guerra) fueron consideradas las

verdaderas causantes del incremento de la exposición. La necesidad del torno para

evitar el infanticidio se impuso en el pensamiento benéfico español 156 .

La incorporación de hijos de familias pobres, de forma subrepticia a través de

los tornos o de forma explícita a través de depósitos temporales, tenía cierta tradición en

las instituciones y continuó tras este momento de crisis.

2.2.2. EL CONTEXTO DEL ABANDONO INFANTIL DESDE MITAD DEL

SIGLO XIX

Pese al continuismo con el tipo de abandono que se había estado realizando

hasta ese momento en las inclusas españolas, los cambios experimentados por la

sociedad española desde mediados del siglo XIX hasta la guerra civil afectaron

profundamente la consideración, la práctica y la respuesta tanto social como

institucional al abandono infantil.

Por un lado, se produjo un giro en la política estatal sobre beneficencia. Desde

1849 se inauguró el periodo denominado de la Acción Social en el que el Estado Liberal

instituyó definitivamente una estructura de beneficencia. Esta intervención respetó las

mismas coordenadas de intervención del Antiguo Régimen, favoreciendo a los

expósitos como sujetos prioritarios. La acción social dio paso a un incipiente

intervencionismo estatal en legislación social que sólo de forma indirecta afectó a los

expósitos.

Por otro lado, a lo largo de este periodo, culminó el interés y preocupación por la

infancia que, inspirados por argumentos poblacionistas, implicaron la intervención

definitiva en la mejora de la vida de la infancia, a través de legislación y de una

medicina específica para los niños. Al hablar de la infancia, las situaciones extremas de

156 PÉREZ MOREDA: La infancia abandonada en España: (siglos XVI-XX): discurso leído el día 8 de

mayo de 2005 en la recepción pública del Excmo. Sr. Don Vicente Pérez Moreda y contestación por el

Excmo. Sr. Don Quintín Aldea Vaquero, págs.64-65.

111


Capítulo 2

abandono físico, moral y explotación fueron sistemáticamente abordadas, de modo que

los expósitos, su naturaleza, su consideración, su tratamiento, estuvieron presentes en el

discurso.

Finalmente, la construcción del discurso de género en la ideología burguesa

experimentó dos fases durante nuestro periodo de estudio. La consideración de la madre

y de la maternidad, acontecimiento central de éste, y su relación con el hijo fueron

elementos clave en la consideración del abandono. Los cambios en la fundamentación

de ese rol, posibilitados por la contribución del discurso médico, favorecieron una

transformación en la visión sobre la exposición, la madre soltera y el abandono.

En estos tres ámbitos el discurso médico (fuera higienista, regeneracionista o de

la medicina social) jugó un papel muy importante. Insertado dentro de la ideología

burguesa, el discurso médico contribuyó a definir o explicar la sociedad en estos tres

aspectos: su intervención como suavizador de la cuestión social, la medicalización de la

infancia y la sublimación de la maternidad como identidad de la mujer. Esta reflexión es

pertinente y nos detendremos con cierta extensión en estas implicaciones en los

siguientes epígrafes ya que los médicos fueron los principales agentes en la

construcción social de la visión y la atención a la infancia abandonada. Tanto su visión

de las causas del abandono, como de la salud de los abandonados y de su tratamiento

estaban profundamente relacionados con su posición ideológica, como describiremos

más adelante, por lo que para nuestros objetivos es fundamental establecer los lazos

ideológicos con distintas preocupaciones de la mentalidad burguesa de la pretendida

neutralidad “científica” médica.

Tener en cuenta estas tres aproximaciones (beneficencia, infancia y mujer) es

vital para una comprensión correcta del abandono infantil e incluso podría considerarse

que merecería un estudio monográfico desde cada uno de estos puntos de vista. Este

objetivo excedería los límites físicos e historiográficos de este estudio por lo que nos

limitaremos a resumir los elementos clave de cada una de estas contribuciones para

poder ofrecer un contexto de comprensión en el que insertar la legislación específica

benéfica estrictamente relacionada con el mundo expósito. Y, así desde una adecuada

comprensión, a través de las distintas capas que conformaban la realidad social del

abandono infantil abordar en los capítulos siguientes nuestro diálogo entre la

demografía y la historia.

2.2.2.1. Ideología burguesa, beneficencia y la Cuestión Social

El periodo entre mediados del siglo XIX y el comienzo de la guerra civil supone

casi 100 años en uno de los momentos de transformación más importantes de la historia,

la demografía, la economía y la política tanto de España como del resto de Europa.

Entre otros cambios, abordamos aquí el tránsito desde la Caridad privada a la

Beneficencia Estatal y la posterior extensión hacia los inicios del Estado social y la

legislación laboral 157 .

157 Entre las revisiones historiográficas más actuales sobre el primer cambio podemos mencionar

CARASA SOTO, P.: “La pobreza y la asistencia en la historiografía española contemporánea” en

Hispania nº 50, 1990; ESTEBAN DE VEGA: “Pobreza y beneficencia en la reciente historiografía

española”. Sobre el segundo momento, son imposibles de olvidar dos trabajos colectivos: ALVAREZ

JUNCO, J., (ed.): Historia de la acción social pública en España. Beneficencia y previsión, Centro de

112


Bárbara A. Revuelta Eugercios

Desde mediados del siglo XIX, dentro de la construcción del nuevo Estado

Liberal, se implementó un nuevo sistema de Beneficencia que desarticuló el viejo

sistema asistencial del Antiguo Régimen, inaugurando una época conocida como la de

la Acción Social, un momento bisagra entre el Antiguo Régimen y el inicio del Estado

Social. La implantación de la nueva legislación tuvo lugar en un momento de

transformación del mundo de la pobreza, producida por las consecuencias económicas y

sociales de la primera industrialización. Pese a la simultaneidad con estos cambios, no

obstante, la nueva codificación no respondió a ella.

La transformación del mundo de la pobreza se había desarrollado en dos niveles.

Por un lado, se había incrementado la pauperización de la sociedad por el crecimiento

cuantitativo de la pobreza estructural (consistente en mendigos, enfermos y familias en

extrema necesidad). Por otro, las clases sociales pauperizadas se habían extendido hasta

alcanzar a los sectores trabajadores, a causa de la degradación del artesanado, el

incremento de la vulnerabilidad de los trabajadores y el incremento del número de

asalariados 158 . Así, la pobreza pasó a estar ligada al mundo del trabajo, caracterizado

por la miseria, la precariedad y la incertidumbre sobre el futuro.

El tipo de beneficencia que ofreció el nuevo sistema, sin embargo, obvió estas

transformaciones y apenas supuso cambios por varias razones. Por un lado, los

destinatarios de la atención siguieron siendo los mismos, aunque no en la medida en la

que crecían, lo que favoreció precisamente a colectivos como los expósitos, que se

mantuvieron en el centro de las políticas asistenciales. Por otro lado, el tipo de

asistencia seguía en las mismas coordenadas, con una preferencia por las instalaciones

de internamiento. Y, finalmente, en la práctica, ni la voluntad política ni los recursos

disponibles para hacer frente a cambios de mayores magnitudes fueron suficientes por

lo que se produjo una total disintonía entre los crecientes problemas y la incapacidad

estatal de hacerles frente. Así, la iniciativa privada siguió siendo central en la asistencia

social, sobre todo en el campo de la previsión, donde el Estado careció de presencia 159 .

Para el caso concreto de los expósitos, como colectivo tradicional, el nuevo

sistema asistencial sí que aportó una codificación específica que buscó la ampliación de

la cobertura de instituciones a todo el territorio nacional así como la complementación

de funciones a través de la instalación de maternidades, como veremos en el epígrafe

siguiente. No obstante, el tipo de tratamiento y el volumen de financiación se

englobaron en las coordenadas tradicionales.

El pensamiento burgués sobre el papel del Estado en el ámbito social rechazó

frontalmente cualquier tipo de intervención, con duras críticas hacia esta estatalización,

que se “apropiaba” de los objetivos y deberes de la caridad cristiana ejercida por los

particulares. No obstante, esta visión fue variando con el tiempo dada la creciente

visualización de la cuestión social. Ésta se produjo precisamente por la coincidencia de

la falta de eficacia del modelo liberal con la progresiva pauperización y sus condiciones

de vida y el crecimiento del asociacionismo, que fue vista como un peligro social,

Publicaciones. Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, Madrid, 1990; y PALACIO MORENA, J. I.,

(ed.): La Reforma Social en España. En el centenario de las Reformas Sociales, CES, Madrid, 2004.

158 ESTEBAN DE VEGA: “Pobreza y asistencia social en la España de la Restauración”, pág.26.

159 Ibid., pág.28. ESTEBAN DE VEGA, M.: “La asistencia liberal española: beneficencia pública y

previsión particular” en Historia Social nº 13, 1992, págs.123-125.

113


Capítulo 2

político y económico por las clases burguesas. Dada la potencial peligrosidad de estos

grupos, era preciso intervenir a través de la acción caritativa privada.

En la comprensión burguesa de los problemas sociales, el discurso médico

permitió ofrecer una comprensión “científica” de la realidad. Las diferencias de clase y

de salud entre pobres y ricos se explicaban a través de razones morales y

medioambientales. Estas cuestiones ya habían sido señaladas por los médicos

higienistas desde el siglo XVIII, que achacaban éstas a la incapacidad de los obreros

para integrarse en la nueva sociedad, aceptando su lugar en el orden social, lo que los

llevaba a todo tipo de vicios, conductas inmorales, así como a la enfermedad y

muerte 160 .

El pensamiento higienista, no obstante, patologizaba la sociedad desde dos

perspectivas. Por un lado, como ya hemos mencionado, entendía que las enfermedades

estaban determinadas por las deficientes condiciones morales y de vida del obrero. Por

otro lado, consideraba como una enfermedad o patología social las alteraciones del

orden económico, político o moral de la sociedad (criminalidad, mendicidad,

prostitución, huelgas, revoluciones, etc.) lo que permitía la intervención en ellas a través

de las terapias adecuadas 161 .

Así, el higienismo sirvió de instrumento a las clases altas para actuar en la

cuestión social, suavizando la conflictividad social derivada de la industrialización, que

ponía en entredicho el orden social. Las actividades propuestas con este objetivo

seguían plenamente, no obstante, de una mentalidad conservadora tradicional

Consistían, por un lado, en la recogida en instituciones para alejar el peligro de la calle

(recogida de mendigos, vagabundos, golfos, etc.) y, por otro, en medidas moralizadoras

(difusión del ahorro, mejorar la educación y favorecer la higiene pública). El aspecto

moral nunca desapareció de la ideología higienista pero desde finales del siglo, la

concentración del discurso y la actuación giró hacia la atención de las enfermedades

infecciosas, entroncando con la medicina social y con el regeneracionismo 162 .

La burguesía se oponía radicalmente a cualquier otro tipo de intervención por

parte del Estado argumentando que se trataba de un doble atentado, contra la libertad y

contra la propiedad 163 . Pero la necesidad de intervenir más allá de la mera acción

caritativa individual y entrar de lleno en el campo de la previsión fue puesta de

manifiesto por el crecimiento de la conflictividad social y el movimiento obrero durante

la Restauración y, particularmente, a raíz de algunos hechos significativos como la

Comuna de París en 1871.

Así, ante el incremento de los temores de las clases poseedoras en las últimas

décadas de siglo, se creó en 1883 de la Comisión de Reformas Sociales para investigar

160

ALCAIDE GONZÁLEZ, R.: “La introducción y el desarrollo del higienismo en España durante el

siglo XIX. Precursores, continuadores y marco legal de un proyecto científico y social” en Scripta Nova.

Revista Electrónica de Geografía y Ciencias Sociales nº 50 (15 de octubre), 1999; y CAMPOS MARTÍN,

R.: “La sociedad enferma: higiene y moral en España en la segunda mitad del siglo XIX y principios del

XX” en Hispania nº LV (3), 1995, pág.1099.

161

CAMPOS MARTÍN, R.: “La sociedad enferma: higiene y moral en España en la segunda mitad del

siglo XIX y principios del XX”, pág.1105.

162

Ibid., pág.1108.

163

LÓPEZ KELLER, E.: “Hacia la quiebra de la mentalidad liberal: las resistencias al cambio” en

ALVAREZ JUNCO, J. (Ed.), Historia de la acción social pública en España. Beneficencia y previsión,

Centro de Publicaciones. Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, Madrid, 1990, pág.152.

114


Bárbara A. Revuelta Eugercios

las condiciones de la vida de los trabajadores. Se inició entonces tímidamente el origen

de la intervención estatal, cuyo apoyo se vio reforzado durante la década siguiente.

Entre ellos, la Encíclica Rerum Novarum (1891) 164 fue particularmente importante para

los países católicos por su apoyo explícito a la intervención del Estado en la regulación

social a través de la legislación laboral 165 .

A partir de 1891 se puede hablar de un proceso de maduración y progresiva

mentalización de la necesidad de las reformas sociales por parte de las clases burguesas

en las que se llevaron a cabo distintas propuestas que sólo empezaron a desarrollarse de

forma efectiva a partir de 1917. Dado que los grupos más afectados por las

consecuencias negativas por la ley de la oferta y la demanda fueron mujeres y niños, la

primera legislación social estuvo dedicada a ellos 166 .

Los niños abandonados, cubiertos desde el principio por la legislación benéfica

y, completamente dentro de los parámetros tradicionales de la beneficencia, apenas

variaron en su tratamiento y, por tanto, no estuvieron afectados directamente por esta

legislación ni este reformismo de una manera directa. Indirectamente, como veremos en

los dos próximos epígrafes los niños abandonados estaban en la agenda reformista y su

situación mejoró al tiempo dada su pertenencia al colectivo infantil y la relación de la

legislación sobre trabajo femenino y seguros sociales.

2.2.2.2. Preocupación por el problema de la infancia

En el marco de los movimientos de la medicina social y del reformismo burgués,

junto con las preocupaciones por el orden social y la pauperización, se desarrolló una

creciente preocupación por la situación de la infancia (entre la que encontramos la

infancia abandonada). Muchas disciplinas y aproximaciones metodológicas (historia de

los sentimientos, historia institucional, aproximaciones biológicas, psico-sociales,

demográficas, etc. 167 ) han abordado las transformaciones en el mundo de la infancia en

la Edad Contemporánea pese a la diferencia de conclusiones, cronologías e

implicaciones que extraen de ellas. No obstante, el denominador común es la

constatación del cambio en la visión y la experiencia de la infancia 168 .

164

La Encíclica Rerum Novarum fue la primera encíclica social de la Iglesia Católica, promulgada por el

papa León XIII el viernes 15 de mayo de 1891.

165

LÓPEZ KELLER: “Hacia la quiebra de la mentalidad liberal: las resistencias al cambio”, págs.153-

155.

166

CAPEL MARTÍNEZ, R. M.: El trabajo y la educación de la mujer en España (1900-1930), Ministerio

de Cultura. Instituto de la Mujer, Madrid, 1986, pág.81; MONTERO, F.: “De la Beneficencia a la reforma

social. Los orígenes de la política social del Estado: estado de la cuestión, fuentes y archivos” en Espacio,

Tiempo y Forma. Serie V. Hª Contemporánea nº 7, 1994, pág.421.

167

Hemos de mencionar el trabajo clave de Ariès como el instigador de toda una corriente historiografica:

ARIÈS, P.: Centuries of Childhood: A Social History of Family Life, Vintage Books, New York, 1965. La

cantidad de aproximaciones y distintas interpretaciones de la evidencia y la teoría son tan amplias que no

podemos tratar de abarcarlas aquí: Para algunas de las revisiones historiográficas sobre el estado de los

estudios de la infancia, se puede ver: CUNNINGHAM, H.: Children and Childhood in Western Society

since 1500, Longman, London and New York, 1995; FASS, P. S.: “The World is at Out Door: Why

Historians of Children and Childhood Should Open Up” en Journal of the History of Childhood and

Youth nº 1 (1), 2008; y STEARNS, P. N.: “Challenges in the history of childhood” en Journal of the

History of Childhood and Youth nº 1 (1), 2008.

168

RODRÍGUEZ OCAÑA, E.: “La salud infantil, asunto ejemplar en la historiografía contemporánea” en

Dynamis nº 23, 2003, pág.27.

115


Capítulo 2

Así, por un lado está claro que se produjo un cambio en la visión de la infancia,

caracterizada por el valor e interés por el niño en el discurso. Los niños adquirieron una

personalidad propia e interés prioritario desde el punto de vista médico, higiénico,

pedagógico y moral 169 . La infancia se veía como una época fundacional en la

construcción del individuo, un periodo frágil y que requería un mundo propio,

diferenciado del de los adultos, concentrado en la familia y la escuela 170 . Moralistas y

médicos se comprometieron a intervenir en la vida infantil para abordar estas

necesidades 171 .

En concreto, existían distintas situaciones entre la infancia española cuya situación

requería la intervención y mejora 172 . El abandono moral de los niños en las ciudades

daba lugar a la aparición del fenómeno de los golfos, grupos de niños y adolescentes sin

un lugar de residencia fijo que vivían aprovechando los recursos de la ciudad, robando,

mendigando, etc. y que eran vistos como un peligro social. La explotación infantil en

todas sus posibles vertientes (laboral, sexual e incluso la mendicidad, forzada por los

padres) era frecuentemente denunciada. Y, enlazando directamente con las

preocupaciones de nuestro trabajo, los niños expósitos y el fenómeno del abandono

infantil.

Sin embargo, el problema más grave relacionado con la infancia y que capitalizó

gran parte de la atención, fue la mortalidad infantil. En un marco ideológico en el que la

población era riqueza, la pérdida de todas esas vidas infantiles suponía un coste anual

incalculable para la economía nacional. Se requerían muchos ciudadanos -y en buena

salud- para el progreso del país y se pensaba que la elevada mortalidad infantil nacional,

comparada con otros países europeos, lastraba el crecimiento 173 . Este interés

poblacionista se contextualiza en un momento en el que la fecundidad estaba

empezando a descender y el pronatalismo era la ideología dominante. Aunque en

España este descenso no se constatara hasta principios del siglo XX, el marco de

referencia de la experiencia europea sustentaba este decidido pronatalismo.

Las primeras medidas de protección a la infancia fundamentalmente estuvieron

169 ALVAREZ PELÁEZ, R.: “La búsqueda de un modelo institucional de protección a la infancia:

institutos, guarderías y hogares infantiles. España, 1900-1940” en PERDIGUERO GIL, E. (Ed.), Salvad

al niño. Estudios sobre la protección a la infancia en la Europa mediterránea a comienzos del siglo XX,

Seminari d'Estudis sobre la Ciència, Valencia, 2004, pág.156.

170 SANTOS SACRISTÁN, M.: “Los inicios de la protección a la infancia en España (1873-1918)”,

comunicación presentada en el IX Congreso Internacional de la Asociación Española de Historia

Económica Murcia, 2008, págs.2-3.

171 Entre los trabajos de síntesis sobre los esfuerzos de protección a la infancia en este periodo, debemos

citar RAMAS VARO: La protección legal de la infancia en España. Orígenes y aplicación en Madrid

(1900-1914), y PALACIO LIS, I. y RUIZ, C.: Redimir la inocencia: historia, marginación infantil y

educación protectora, Universitat de Valencia. Servei de publications, Valencia, 2002

172 Sobre la situación de la infancia en España, la obra de referencia es el trabajo colectivo coordinado por

el profesor Borrás: BORRÁS LLOP, J. M., (ed.): Historia de la infancia en la España Contemporánea,

Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Madrid, 1996. Existen

otros trabajos parciales, de distintas orientaciones y limitaciones cronológicas, que aborda parcialmente

nuestro contexto y cronología de estudio como IGLESIAS GALA, J. M.: La infancia en Madrid durante

la Segunda República, Tesis doctoral defendida en el Departamento de Historia Contemporánea,

Universidad Complutense de Madrid, 1992.

173 RODRÍGUEZ OCAÑA, E.: “La Higiene Infantil” en ATENZA FERNÁNDEZ, J. y MARTÍNEZ

PEREZ, J. (Ed.), El centro secundario de Higiene Rural de Talavera de la Reina y la Sanidad española

de su tiempo, Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, 2001, págs.218-219.

116


Bárbara A. Revuelta Eugercios

destinadas a regular la infancia trabajadora 174 y abandonada, como dos caras de la

misma moneda. Por un lado, el trabajo infantil se consideraba como un esfuerzo antinatural

y los niños debían ser separados de él, rompiendo con el medio secular de su

socialización 175 Por otro lado, se utilizaba el concepto legal de abandono que implicaba

la renuncia/imposibilidad de ejercer la tutela física y moral de los niños que devenía

tanto en su abandono físico como moral, que los destinaba a la delincuencia y

mendicidad juvenil 176 .

Después de la primera ley reguladora del trabajo infantil de 1873 que nunca

llegó a cumplirse, la ley Benot de 1876 fue la primera dedicada exclusivamente a la

infancia, abordando el trabajo infantil y la instrucción y fue complementada por la Ley

Dato de 1900 177 Sobre la mendicidad y el abandono moral se legisló un poco más

adelante, como un objetivo complementario de la legislación protectora.

La participación médica en la preocupación por la infancia se desarrolló en varios

ámbitos: por un lado, contribuyeron al discurso sobre la definición de la infancia, su

tratamiento y las causas de la mortalidad; por otro, tuvieron un impacto en la sociedad a

través de su intervención en las iniciativas legislativas; y, finalmente, llevaron a cabo

una serie de actuaciones directas 178 .

Inicialmente la medicina enunció su interés en un amplio abanico de aspectos

relacionados con la salud y bienestar infantil pero paulatinamente fue estrechando su

atención hacia problemas muy concretos. Así, los discursos inaugurales de Méndez

Álvaro y Cortezo en la Sociedad Española de Higiene en 1882 listaban entre los asuntos

principales que debía abordar la institución la higiene escolar, las enfermedades

infecciosas de la infancia, la alimentación infantil, las inclusas y la regulación del

trabajo infantil y materno. Pero, para principios del siglo XX, la preocupación se había

restringido casi exclusivamente a la mortalidad infantil, dejando en un segundo lugar

otros aspectos 179 . Como una manifestación especial de la mortalidad infantil, la

174 Algunos de los trabajos más importantes sobre el trabajo infantil han sido desarrollados por el profesor

Borrás: BORRÁS LLOP, J. M.: “Zagales, pinches, gamenes...:aproximaciones al trabajo infantil” en

BORRÁS LLOP, J. M. (Ed.), Historia de la infancia en la España Contemporánea, Ministerio de

Trabajo y Asuntos Sociales, Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Madrid, 1996, BORRÁS LLOP, J.

M.: “El trabajo infantil en la industria de Barcelona según el censo obrero de 1905” en Historia social nº

33, 1999.

175 SANTOS SACRISTÁN: “Los inicios de la protección a la infancia en España (1873-1918)”,

pág.6.LÓPEZ NUÑEZ, Á.: La protección a la Infancia en España, Imprenta de Eduardo Arias, Madrid,

1908, pág.137.

176 De hecho, en este sentido se hacía una distinción entre los niños desamparados, como aquellos que

carecían de padres o adultos legalmente encargados de su crianza, y los abandonados que, estando bajo la

responsabilidad de sus padres o tutores, no estaban convenientemente atendidos, vivían como vagabundos

o estaban dedicados a la mendicidad. RAMAS VARO: La protección legal de la infancia en España.

Orígenes y aplicación en Madrid (1900-1914), págs.154-156.

177 Ley de 24 de julio de 1873; ley de 28 de julio de 1878 y ley de 14 de marzo de 1900. SANTOS

SACRISTÁN: “Los inicios de la protección a la infancia en España (1873-1918)”, págs.6-7

178 Entre los trabajos desde la historia medicina sobre la protección a la infancia, debemos citar, entre

otros, el volumen monográfico de la revista Dynamis de 2003, la obra colectiva PERDIGUERO GIL, E.:

Salvad al niño. Estudios sobre la protección a la infancia en la Europa Mediterránea a comienzos del

siglo XX, Guada Litografia, S.L., Valencia, 2004 y, en general, los trabajos del grupo de Historia de la

medicina de la Universidad de Alicante.

179 PERDIGUERO GIL, E. y ROBLES GONZÁLEZ, E.: “La protección a la infancia y la Sociedad

Española de Higiene” en PERDIGUERO GIL, E. (Ed.), Salvad al niño. Estudios sobre la protección a la

infancia en la Europa Mediterránea a comienzos del siglo XX, Guada Litografia, S.L., Valencia, 2004,

117


Capítulo 2

mortalidad expósita entró de lleno en el discurso y generó discusiones tanto en la prensa

general como en publicaciones médicas.

Dos razones se pueden aducir como responsables de la pre-eminencia de la

mortalidad infantil en el discurso médico. Por un lado, el desarrollo de las estadísticas

permitió la cuantificación del fenómeno, generando preocupación social por la pobre

situación en la que estaba España comparada con otros países europeos. Por otro lado, el

progreso médico permitió el reconocimiento de las enfermedades fuera del ámbito de

diálogo con el facultativo, que se convirtió en la clave del desarrollo de la medicina

infantil, permitiendo la transformación de los cuerpos infantiles en problemas

científicos 180 .

En la búsqueda de causas de la elevada mortalidad infantil, desde finales del siglo

XIX, ésta se había relacionado con la miseria, describiendo la insalubridad de las

viviendas, los malos hábitos alimenticios y la falta de cuidados por el trabajo materno

como factores importantes. Causas sobre las que la teoría bacteriológica se insertó

fácilmente. Entre todas ellas, el discurso médico se concentró en la alimentación

siguiendo la literatura internacional durante las primeras décadas del siglo XX. Las

primeras estadísticas aparentemente contradecían en España esta explicación,

implicando que las causas de muerte más importantes eran las infecciosas. No obstante,

a pesar de este hecho, la comunidad médica interpretó que la alimentación tenía un

papel subyacente en esa mortalidad infecciosa. El dr. Ulecia, por ejemplo, opinaba que

la alimentación era el problema inicial, no diagnosticado, sobre el que luego actuaba la

infección 181 .

Otros argumentos adicionales ayudaban a justificar esta preeminencia: el hecho de

que precisamente la fisiopatología digestiva (centrada en los trastornos gástricos de los

lactantes) fuera la especialidad propia de la pediatría que la alejaba de la medicina (en el

contexto de la profesionalización de las especialidades médicas); la posición social de la

mujer en el modelo burgués en el que la crianza de los niños era el deber sagrado de las

mujeres que descansaba parcialmente en el discurso médico; y la preocupación por la

regulación de la lactancia mercenaria, necesaria por la inserción de las mujeres de las

clases populares en el trabajo extra-doméstico 182 .

Así, aunque miseria e ignorancia jugaban un papel clave en explicar la

mortalidad infantil, el énfasis se ponía en combatir la ignorancia ya que la pobreza era

inevitable. La ignorancia provocaba errores en la alimentación y, por ende, la

mortalidad infantil, responsabilizando al ámbito familiar de ellas y, por tanto,

culpabilizando a las madres. A este respecto el dr. Tolosa Latour, en un discurso tras

aprobación de Ley de Protección a la Infancia en 1904, decía que “la mayoría de las

imperfecciones futuras, sino todas, proceden bien de dolencias o enfermedades de la

págs.104 y 110; CORTEZO, C. M. y MÉNDEZ ÁLVARO, F.: Discursos pronunciados en la solemne

inauguración de la Sociedad Española de Higiene, Enrique Teodoro, Madrid, 1882.

180 RODRÍGUEZ OCAÑA, E.: “Una medicina para los niños” en BORRÁS LLOP, J. M. (Ed.), Historia

de la infancia en la España Contemporánea, Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Fundación

Germán Sánchez Ruipérez, Madrid, 1996, pág.157.

181 RODRÍGUEZ OCAÑA: “La Higiene Infantil”, pág.211; ULECIA Y CARDONA, R.: Informe acerca

de la mortalidad infantil de Madrid, sus principales causas y medios de combatirla, presentado a la

Junta Municipal de Sanidad de Madrid, Imprenta Municipal, Madrid, 1903.

182 RODRÍGUEZ OCAÑA: “La Higiene Infantil”, pág.222.

118


Bárbara A. Revuelta Eugercios

madre durante la gestación, bien de descuidos evitables en los primeros meses de vida

infantil”. 183

Por ello, los médicos se erigían en los únicos capaces de guiar a las mujeres en la

crianza de los hijos, tecnificando la relación materno-filial 184 . Este fenómeno, conocido

como la medicalización de la infancia, contribuyó al proceso de sublimación de la

maternidad, que había estado presente en el pensamiento burgués durante todo el siglo

XIX a la vez que desvalorizaba socialmente la figura de la madre, que se presentaba

como incapaz de cumplir por sí misma con los requisitos de la maternidad biológica 185 .

Si el discurso médico contribuyó activamente a dar forma a la función e imagen de

la mujer, la visión social de los expósitos no se mantuvo inalterada. A principios del

siglo XIX eran considerados “hijos del vicio” ya que se entendía que eran hijos de

alcohólicos, tuberculosos y de individuos inmorales, lo que determinaba su elevada

mortalidad. No obstante, pasaron a ser considerados “víctimas inocentes de pecados que

no cometieron” desde las primeras décadas del XX. El énfasis en la maternidad como

función e identidad de las madres ayudó a rehabilitar la imagen de las mujeres solteras y

los estudios estadísticos permitieron desmitificar la “naturaleza inmoral” de estos niños

(constatando que la procedencia de estos niños no tenía tanto que ver con “el vicio”

como con la miseria).

Otra consecuencia del discurso glorificador de la maternidad y la madre, fue la

discusión sobre la lactancia mercenaria, en gran medida relacionada con el tratamiento

de la infancia abandonada. Aunque desde mediados del siglo XIX se había aceptado la

utilización de la suplementación alimentaria, hacia finales de siglo la lactancia materna

se convirtió en la opción una y otra vez defendida por los médicos frente a la costumbre

de la lactancia por nodrizas 186 . De hecho, la denuncia de las irregularidades del mercado

de las nodrizas, de la necesidad de regular su oficio y de la aplicación de la ley, tras su

aprobación, fueron constante durantes todo el siglo XX.

La primera legislación que propiamente se puede decir que inició la etapa de

protección a la infancia fue encabezada por médicos. La Ley de Protección a la Infancia

de 1904 que tuvo por objetivo regular la lactancia mercenaria se produjo a consecuencia

de una denuncia de mortalidad de la Inclusa. Aunque ya había mencionado la necesidad

de la aprobación de legislación específicamente destinada a proteger a la infancia

(Congreso de Higiene y Demografía celebrado en Madrid en 1898), no fue hasta que la

prensa madrileña sacó a la luz la elevada mortalidad de la Inclusa como consecuencia de

la falta de nodrizas que se puso en marcha el proceso definitivo 187 .

En ese momento concurrieron dos voluntades: la política y la médica. Por un

lado, en la cámara alta el senador Jimeno presentó las elevadas cifras de mortalidad en

la Inclusa de Madrid dentro de una intervención que amplió el tema hacia la mortalidad

183

PERDIGUERO GIL y ROBLES GONZÁLEZ: “La protección a la infancia y la Sociedad Española de

Higiene”, pág.100.

184

Ibid., págs.110-11.

185

NASH, M.: “Maternidad, Maternología y reforma eugénica en España, 1900-1930” en DUBY, G. y

PERROT, M. (Ed.), Historia de las mujeres, Taurus, Madrid, 2001.

186

RODRÍGUEZ OCAÑA: “Una medicina para los niños”, pág.151.

187

En el capítulo 4 se ha presentado una descripción más completa de la implicación de las denuncias de

mortalidad de la Inclusa en este proceso y la participación de los médicos en la discusión de la mortalidad

expósita.

119


Capítulo 2

infantil general y la necesidad de legislar sobre la protección infantil de manera análoga

a la Ley Roussel que desde 1876 operaba en Francia (es decir, preocupada

fundamentalmente por la lactancia mercenaria). Y, ofreció la voluntad política de llevar

a cabo tal legislación. Por otro lado, en la Sociedad de Higiene, el dr. Rodríguez Pinilla

intervino en el mismo sentido, propiciando la presentación de un proyecto de Ley de

protección a la infancia por el dr. Tolosa Latour, renombrado pediatra. Se trataba de un

texto que recogía la ideología social y sanitaria de la Sociedad de Higiene, que había

hecho de la situación de la infancia desde sus orígenes una de sus principales

preocupaciones. Fue necesario esperar hasta la siguiente legislatura (1904) para la

aprobación de una modificación de ese proyecto inicial 188 .

Aunque esta ley tuvo por objeto la protección de la salud física y moral de los

niños menores de 10 años, en realidad estuvo fundamentalmente dirigida a controlar y

dirigir la lactancia mercenaria: vigilar e inspeccionar a los niños entregados a la

lactancia mercenaria; garantizar los salarios de las nodrizas; exigir que las nodrizas

cumplieran con los requisitos legales para asegurar que no incurrían en el abandono

moral y/o físico de sus propios hijos para dedicarse a la industria del nodridaje 189 .

Estos requisitos estaban contenidos en el artículo 8, que especificaba la

documentación que debía cumplir “toda mujer que desee dedicarse a la lactancia,”

tratando de dar solución al clásico problema de la escasez de nodrizas a la vez que se

trataba de limitar el abandono en las inclusas como medio de depositar temporalmente

a los hijos mientras se empleaban como nodrizas. Disponía que toda mujer que quisiera

dedicarse a la lactancia mercenaria tenía que presentar un documento a la Junta Local

que incluyera su estado civil, su estado de salud, el permiso de su marido y una

referencia al certificado de nacimiento de su hijo que demostrara que tenía más de 6

meses y menos de diez o un certificado de que estaba bien alimentado por otra mujer. Y,

específicamente, no permitía a las mujeres que habían dado a luz en la Maternidad o en

los hospitales dedicarse a la lactancia mercenaria para evitar abusos del sistema, a

menos que presentara un certificado médico 190 .

Pese a que la introducción de una legislación específica suponía un gran avance

en la protección a la infancia y un importante cambio en la mentalidad contemporánea,

la publicación de la ley apenas tuvo ningún efecto en los siguientes años, dado que el

reglamento que la operacionalizaba no se aprobó hasta 1908. El Reglamento permitió

poner en marcha definitivamente el Consejo Superior de Protección a la Infancia 191 que

planteaba la ley y la publicación que debía recoger los informes de las Juntas

Provinviales (Pro-infantia. Boletín del Consejo Superior de Protección a la Infancia y

represión de la mendicidad 192 ) y, además, amplió los objetivos de la ley, abordando

aspectos de la infancia fuera del ámbito de la lactancia mercenaria que no pudo

188 Ley de Protección a la infancia, 17 de agosto de 1904. PERDIGUERO GIL y ROBLES GONZÁLEZ:

“La protección a la infancia y la Sociedad Española de Higiene”, págs.115-119.

189 BARONA VILLAR, J. L.: “El Consejo Superior de Protección a la Infancia y Represión de la

Mendicidad (1904-1914). Su ideología social y sanitaria” en PERDIGUERO GIL, E. (Ed.), Salvad al

niño. Estudios sobre la protección a la infancia en la Europa Mediterránea a comienzos del siglo XX,

Guada Litografia, S.L., Valencia, 2004, pág.123.

190 Ley de 17 de agosto de 1904.

191 Reglamento de la Ley de Protección a la infancia, 1908. El Consejo se dividió en 5 secciones:

“Puericultura y primera infancia”, “Higiene y educación protectora”, “Mendicidad y vagancia”,

“Patronatos y corrección patronal”, “Jurídica y legislativa”.

192 El primer número de Pro-Infantia se publicó en 1909.

120


desarrollar ninguna actividad hasta esa fecha” 193 .

Bárbara A. Revuelta Eugercios

No obstante, pese a la entrada en vigor del Consejo y de sus ramas provinciales

y locales, el impacto de la legislación de protección a la infancia en el control de

nodrizas y vigilancia de la lactancia externa fue bastante limitado. Se trataba de un

problema difícil de solucionar dada la incapacidad operativa de hacer cumplir la

legislación, sobre todo a las agencias privadas de contratación, en las que descansaba

gran parte del problema. En 1918, ante la segunda denuncia de mortalidad de la Inclusa,

los médicos de la institución, reclamaban, igual que habían hecho otros antes, que era

preciso que se encontraran los medios de hacer cumplir la ley de protección a la

infancia.

Después de esta contribución, la importancia de la Sociedad de Higiene y el

discurso médico en el fomento de nueva legislación decayó 194 . No obstante, a nivel

individual, de entre las filas de los médicos de la beneficencia provincial asignados a las

inclusas, casas de expósitos y casas cunas saldrían propuestas variadas para la

transformación de las instituciones con nuevos presupuestos higiénicos y morales que

finalmente llevaron a cabo cambios radicales en las casas de expósitos.

Además del discurso propiamente médico y su intervención en la legislación, la

medicina social se involucró en la participación activa en la lucha contra las distintas

lacras sociales a través de las campañas sanitarias, que eran intervenciones organizadas

por grupos privados (filántropos y médicos, entre otros) con objetivos preventivos

(destinadas a la población sana) y un fuerte componente de educación de masas. Dentro

de las campañas sanitarias, se instalaron centros, originariamente privados, que años

más tarde serían absorbidos por el aparato estatal para abordar la salud infantil. Así,

igual que se pusieron campañas para la lucha contra la tuberculosis o la malaria, la lucha

contra la mortalidad infantil se desarrolló desde principios del siglo XX, basándose en

la creación de gotas de leche. Dada la coincidencia temporal con el momento del

desarrollo de la salud pública y la intervención estatal fue absorbida como propia por el

Estado y apoyada por la legislación posterior 195 .

Las Gotas de leche o consultorios de niños de pecho fueron instituciones de

distinta titularidad (privada, municipal, mixta) destinadas a la vigilancia de la lactancia

normal en bebés sanos y la dirección científica de la lactancia artificial junto con una

intención educativa. El primero de ellos se instaló en Barcelona en 1902, fundado por

Felipe Cardenal, Ignacio Girona y Soler Fajarnés. Poco después le siguió el de Rafael

Ulecia y Cardona en Madrid, durante los diez años siguientes se abrieron otros 34 en las

distintas capitales de provincia (salvo excepciones), de modo que en 1924 ya había casi

uno en cada provincia española 196 .

A través de visitas semanales de las madres con sus recién nacidos, estas

instituciones trataban de vigilar el crecimiento, suplementar la alimentación si era

193

BARONA VILLAR: “El Consejo Superior de Protección a la Infancia y Represión de la Mendicidad

(1904-1914). Su ideología social y sanitaria”, págs.121-123.

194

PERDIGUERO GIL y ROBLES GONZÁLEZ: “La protección a la infancia y la Sociedad Española de

Higiene”,

195

RODRÍGUEZ OCAÑA, E.: “La salud pública en la España de la primera mitad del siglo XX” en

ATENZA FERNÁNDEZ, J. y MARTÍNEZ PEREZ, J. (Ed.), El centro secundario de Higiene Rural de

Talavera de la Reina y la Sanidad española de su tiempo, Junta de Comunidades de Castilla La Mancha,

2001, pág.24.

196

RODRÍGUEZ OCAÑA: “La Higiene Infantil”, pág.223.

121


Capítulo 2

necesario y detectar enfermedades. Adicionalmente, se suministraba a las madres pobres

leche esterilizada gratuitamente (o a un reducido precio). Pese a que suministrar

biberones esterilizados era una práctica aparentemente contraria a la creencia médica,

que subrayaba la importancia de la lactancia materna o, en su defecto, de una nodriza,

esta medida fue un medio de atraer a las masas a la práctica médica 197 . De hecho,

además del impacto en la salud de los niños, ofrecían una prestación a las capas

populares en mayor necesidad que podían utilizarlas para sortear los problemas

económicos más graves.

Desde el punto de vista médico, por otro lado, las funciones educativas eran las

prioritarias, dada la importancia que se concedía a las madres en el problema de la salud

y mortalidad infantil. En ocasiones, esas funciones se separaron de la administración de

leche y se instituyeron Escuelas de Maternología. Esta labor fue continuada desde 1926

por la Escuela Nacional de Puericultura, que conjugó las labores asistenciales con las

docentes, proveyendo de personal cualificado a otros centros 198 .

Durante la II República, la atención a la infancia, hasta entonces limitada al

radio de acción de este tipo de instituciones, fue extendida al ámbito rural dada la

creación del Servicio de Higiene infantil (1932), dependiente de la Dirección General de

Sanidad. Se dotaron puestos de higiene pre-natal, lactantes, pre-escolar y escolar 199 .

Durante todo este proceso la medicina de los niños se consolidó como una

disciplina propia. Por un lado se hablaba de pediatría para referirse a la vertiente clínica,

la medicina específicamente de los niños, que trataba de sus patologías específicas. Por

otro lado, se hablaba de puericultura para referirse a la vertiente higiénico-social, es

decir el campo científico que pretendía el dominio técnico de la relación madre-hijo,

que debía sustraerse a la costumbre para ser regulada por la técnica experta 200 .

2.2.2.3. Abandono y discurso sobre mujer y maternidad

El tercer tipo de discurso que afectó a la consideración social y la evolución del

abandono infantil fue el de la identidad de la mujer. Experimentó dos importantes fases

durante nuestro periodo de estudio: de la primera de ellas sólo observamos sus últimos

coletazos ya que se había desarrollado a lo largo de todo el siglo XIX y la segunda de

ellas ocupa básicamente el primer tercio del siglo XX, siendo el cambio de siglo, el

momento de inicio de nuestro estudio 201 .

197

MEDINA DOMÉNECH, R. M. y RODRÍGUEZ OCAÑA, E.: “Profesionalización médica y campañas

sanitarias. Un proceso convergente en la medicina española del primer tercio del siglo XX” en Dynamis

nº 14, 1994, págs.82-83, RODRÍGUEZ OCAÑA: “La salud pública en la España de la primera mitad del

siglo XX”, págs.224-225.

198

Su concepción ya había surgido dentro del primer proyecto de Reglamento del Consejo Superior de

Protección a la infancia y represión de la mendicidad en forma de un “Instituto Nacional de Maternología

y Puericultura” pero hasta el Real Decreto de 23 de junio de 1923 no se plasmó de forma concreta.

RODRÍGUEZ OCAÑA: “La Higiene Infantil”, pág.227. RODRÍGUEZ OCAÑA: “La Higiene Infantil”,

pág.225.

199

RODRÍGUEZ OCAÑA: “La Higiene Infantil”, pág.227.

200

Ibid., pág.217.

201

Sobre el discurso de género y la construcción de la identidad social de la mujer, algunos trabajos clave

son las contribuciones de Mary Nash a la Historia de las Mujeres de Duby y Perrot. Sobre algunos

aspectos más concretos, se pueden ver otros trabajos como PALACIO LIS, I.: Mujeres ignorantes:

122


Bárbara A. Revuelta Eugercios

Desde finales del siglo XVIII se había producido un debate en los círculos

filosóficos, morales y médicos en torno al matrimonio, la familia y el papel que

correspondía a hombres y mujeres en la sociedad 202 . Y, a través de las aportaciones de

esos grupos, se articuló el discurso de la domesticidad, que suponía una construcción

sociocultural del género nueva que demarcaba el ámbito de actuación y la función social

de hombres y mujeres.

La base de este nuevo discurso era la división de esferas (mujeres en el ámbito

doméstico y hombres en el ámbito público) que respondía a la diferente naturaleza de

los sexos, que encarnaba el discurso de inferioridad de la mujer respecto al hombre. Esta

inferioridad se justificaba por planteamientos científicos que legitimaban la sumisión y

dependencia femenina, y por tanto, la necesidad de protección por el varón y su

restricción al ámbito doméstico. Paralelamente (y se podría decir que incluso,

contradictoriamente), también respondía a un discurso de superioridad moral de la

mujer. La Iglesia y los moralistas consideraban a la mujer como la “reserva moral de la

humanidad” 203 .

Este discurso de la domesticidad otorgaba a la maternidad el papel de máximo

horizonte de realización de la mujer, haciendo que su identidad descansara en el

matrimonio y la asunción de sus responsabilidades como esposa y, sobre todo, como

madre. Esta función de la esposa-madre en el ámbito doméstico encajaba perfectamente

con el ideario religioso, presentando a la mujer con calificativos como “honesta”,

“sumisa”, “laboriosa”, “piadosa”, cuyo arquetipo era la Virgen 204 .

Tanto el control religioso de la sexualidad de las mujeres como la

reglamentación de la vida sexual, que sólo podía concebirse dentro del matrimonio,

estaban ya plenamente establecidos desde el siglo XVIII. La imagen de la mujer estaba

asociada a la negación del sexo y del cuerpo femenino. El pudor y la vergüenza de las

mujeres se habían integrado en la mentalidad de las mujeres para controlar su

comportamiento. Así, la virginidad de la soltera y la fidelidad y castidad de la casada

eran garantes del honor familiar, que debía ser protegido por los hombres. Y

precisamente se buscaba reforzar la identificación de la mujer con la religión para

asegurar ese control 205 .

Sintetizado en “la perfecta casada” o en “el ángel del hogar” en la versión laica,

se trataba de un ideal de mujer claramente burgués que recogía la estructura económica

de esa clase. El hombre se dedicaba al trabajo productivo mientras que la mujer se

ocupaba del trabajo reproductivo y la crianza de los hijos.

madres culpables: adoctrinamiento y divulgación materno-infantil en la primera mitad del siglo XX,

Universitat de València, Valencia, 2003.

202

DEL AMO DEL AMO, M. C.: La familia y el trabajo femenino en España durante la segunda mitad

del siglo XIX,Tesis doctoral defendida en el Departamento de Historia Moderna, Universidad

Complutense de Madrid, 2008, pág.103.

203

Ibid., pág.103-104; NASH, M.: “Identidad cultural de género, discurso de la domesticidad y la

definición del trabajo de las mujeres en la España del siglo XIX” en DUBY, G. y PERROT, M. (Ed.),

Historia de las mujeres, Taurus, Madrid, 2000, pág.320.

204

NASH: “Identidad cultural de género, discurso de la domesticidad y la definición del trabajo de las

mujeres en la España del siglo XIX”, págs.614-615,

205

VALVERDE LAMSFUS: Entre el deshonor y la miseria. Infancia abandonada en Guipúzcoa y

Navarra, siglos XVIII y XIX, págs.49-51.

123


Capítulo 2

Pese a esta raíz burguesa del discurso de la domesticidad y de la

incompatibilidad del mismo con el trabajo femenino extra-doméstico, este ideal permeó

la estructura social y el mundo obrero acabó suscribiéndolo. Entre las causas de esta

aceptación se pueden citar la legitimación de la asimetría de sexos a través del nuevo

modelo sociocultural pero, fundamentalmente, el rechazo al trabajo femenino por parte

de los propios obreros por razones económicas. Pese a que el salario femenino era

necesario en ocasiones para el sostenimiento de la familia obrera, la postura de los

trabajadores cifraba esa situación como una excepción, aceptando la imagen burguesa

como un reflejo de la realidad 206 .

El comportamiento fuera de este ideal era rechazado ya que violaba no sólo las

leyes morales y sociales sino también las religiosas. Por un lado, la presencia de las

mujeres en ámbitos distintos del hogar era completamente rechazada, ya fuera en el

mercado laboral, la intelectualidad, la política, aunque existieran ciertas excepciones.

Por otro lado, la centralidad del matrimonio y la reproducción (y su unión indisoluble)

hacía que los nacimientos fuera del matrimonio fueran inaceptables. A las mujeres

solteras sólo se les ofrecían dos opciones. O bien podían criarlos ellas mismas

enfrentándose a la sociedad, cuyas reglas habían violado, acarreando consigo la

humillación y la deshonra del embarazo ilegítimo. O bien se les ofrecía la posibilidad de

abandonarlos.

Así, bajo este discurso, se llegaba a la justificación del abandono de niños

ilegítimos que se había producido desde siglos anteriores. En este momento, dado el

renovado énfasis en el matrimonio y la necesidad de guardar el honor, incluso

fomentándolo hasta niveles desconocidos hasta entonces. Según la lógica, el abandono

era la opción más adecuada. Una mujer soltera, frente al oprobio y rechazo que la

esperaban tras un parto ilegítimo, era incapaz de amar a la prueba viva de su caída, e

incluso podía rechazarlo de tal manera que podía verse abocada al infanticidio. Ese hijo

bastardo, por su parte, jamás podría dejar de despreciar a la madre que le había traído al

mundo en esa condición social marginada. Por tanto, las madres solteras eran por

naturaleza incapaces de ser “madres”, reflejando la glorificación exclusiva de la

maternidad dentro del matrimonio 207 .

La protección del honor de la mujer era un fin en sí mismo, tanto de la casada

como de la soltera. E, incluso, cuando la mujer había perdido ese honor, era importante

mantenerlo en secreto, guardando las apariencias, de forma que la apariencia del honor

llegó a ser casi más importante que el honor. En este contexto, por tanto, se entiende el

énfasis particular de la legislación de finales del siglo XIX en facilitar el abandono (para

evitar el infanticidio) y en la inclusión en el entramado institucional benéfico de las

casas de maternidad destinadas a alojar a las mujeres que habían concebido un hijo

ilegítimo y que deseaban abandonarlo en secreto para poder volver a su vida de virtud.

Este modelo pervivió más allá del cambio de siglo pero a partir de las primeras

décadas y, sobre todo, de 1920, transformó su fundamento ideológico sin llegar a

transformar sus características principales. Los enormes cambios experimentados por la

sociedad española desde la última década del siglo XIX provocaron un necesario ajuste

206

NASH: “Identidad cultural de género, discurso de la domesticidad y la definición del trabajo de las

mujeres en la España del siglo XIX”, págs.622-623.

207

KNIBIEHLER: “Cuerpos y corazones” en DUBY, G. y PERROT, M. (Ed.), Historia de las mujeres,

Taurus, Madrid, 2001, pág.369.

124


Bárbara A. Revuelta Eugercios

de los modelos culturales de género y en los discursos ideológicos con respecto a la

mujer. La estricta división de esferas, la división sexual del trabajo y la construcción de

la identidad cultural a través de la maternidad se mantuvieron. Sin embargo, la

profundización de la medicalización de la maternidad simultánea a su centralidad en la

experiencia femenina sí que tuvo consecuencias diferentes en la consideración del

abandono y de la madre soltera.

Así, del “ángel del hogar” se pasó a la “mujer nueva” o “mujer moderna”,

instruida y profesional. La maternidad seguía en el centro de su identidad aunque la

legitimación de ésta pasó a descansar en el discurso médico. Se estableció cierto

consenso social alrededor de la teoría de la diferenciación sexual de Gregorio Marañón.

Según éste la mujer no era inferior sino diferente y, por tanto, tenía un cometido social

distinto pero complementario al del hombre: la maternidad, que era la “suprema misión”

de la mujer para la perpetuación de la especie 208 .

Esta sublimación de la maternidad, no obstante acompañada de la continuación

del discurso de desvalorización de la madre por su incapacidad de hacer frente a las

demandas de la maternidad biológica que ya se había iniciado durante el siglo XIX.

Frente a la ignorancia materna, la maternología ofrecía los conocimientos técnicos

procedentes de los profesionales de la medicina 209 .

Esta intervención en la maternidad era análoga a la tecnificación de la crianza de

los niños a través de la puericultura y no es completamente independiente de ella. Uno

de los temas centrales que los médicos puericultores defendieron y que unía ambas

cuestiones fue la lactancia materna. Junto con la reivindicación de la regulación de la

lactancia mercenaria (necesaria sólo en casos excepcionales donde las madres no

pudieran cumplir esa misión), la recomendación de la lactancia materna fue vista como

la manera fundamental de actuar contra la mortalidad infantil.

El efecto positivo de la nueva ideología de la maternidad sobre los embarazos

fuera del matrimonio y los expósitos vino precisamente a través del énfasis en la

importancia de la madre (y la lactancia materna) en la crianza y supervivencia de su

descendencia. Dentro del discurso pro-natalista muy acentuado ya durante las primeras

décadas del siglo XX, el desprecio por la ilegitimidad se había atenuado (por el

reconocimiento del valor económico de sus vidas, no por un verdadero cambio social) y

los reformistas consideraban que los hijos naturales se consideraban tan válidos como

los legítimos. De modo que la postura hacia el abandono osciló desde el fomento a la

disuasión. La lógica cambió: de cara a la vida del niño, confiarlo a la propia madre era

menos costoso y más seguro que dejarlo en la institución y, de cara a la honra perdida

de la madre, se consideraba que la propia dedicación a su cuidado, en el ejercicio de la

maternidad, redimiría a la madre 210 .

En 1918, el senador Gómez Ocaña, al hilo de una denuncia de elevada

mortalidad en la Inclusa recogía claramente la expectativa de redención de estas mujeres

(que todavía no se daba en la práctica):

208

NASH: “Maternidad, Maternología y reforma eugénica en España, 1900-1930”, págs.687-688.

209

Ibid., pág.696.

210

KNIBIEHLER: “Cuerpos y corazones”, pág.370.VALVERDE LAMSFUS: Entre el deshonor y la

miseria. Infancia abandonada en Guipúzcoa y Navarra, siglos XVIII y XIX, pág.56.

125


Capítulo 2

Estas pobres mujeres [las madres solteras] han caído en la lucha entre un instinto ciego, un

instinto natural que disculpa la falta, y una ley moral que es la pena; estas pobres mujeres no

tienen ni la cultura, ni el tono ni la fibra necesaria para encontrar precisamente en su falta la

ejecutoria de su redención porque si en la caída hubo un divorcio entre la ley natural y la ley

moral, en la redención en el sacrificio que puede hacer una madre por su hijo, sacrificio heroico

algunas veces, está la más santa, la más noble ejecutoria que puede encontrar una mujer para

redimirse, diciendo a la sociedad que la tildaba: yo caí, fui débil pero aquí está el hijo de mis

entrañas, convertido en ciudadano honrado y robusto, por mi esfuerzo heroico, luchando contra

toda clase de miserias y toda clase de asechanzas. Esa es la redención de la madre 211 .

Aunque la ideología maternalista de la época veía en la reproducción la función

social de la mujer y rechazaba de plano su participación en el mundo laboral, la realidad

de su inserción en el mismo obligó a poner en práctica legislación que favoreciera su

situación para proteger a la infancia. Si la salud de los niños empezaba a gestarse desde

el embarazo, era necesario asegurar el descanso de las embarazadas para favorecer la

salud infantil y fomentar las medidas para que pudieran desarrollar la lactancia materna.

Ley Dato de 1900 fue el inicio efectivo del intervencionismo estatal en materia

de legislación obrera y una de los puntos fue centrales fue la regulación de la situación

de la obrera-madre (no contemplaba la posibilidad de las solteras ni de otras

ocupaciones). Estableció la posibilidad para las obreras de tener una reserva de plaza

durante las tres semanas posteriores al parto, la posibilidad de tener abandonar el puesto

después del octavo mes de embarazo, también garantizando la reserva el puesto y la

posibilidad de una hora diaria para dar el pecho durante el periodo de lactancia. No

obstante, esta legislación chocaba contra la realidad de las mujeres y su participación en

la fuerza laboral, donde el ausentarse del puesto laboral no era una opción viable

económicamente para la familia. En una modificación en la Ley en 1907 se sustituyó la

posibilidad de ausentarse después del parto por la prohibición del trabajo durante las 4-6

semanas posteriores al parto pero no fue muy exitoso 212 .

En 1923 se produjo un avance a través del Real Decreto de 1923 que recogía los

acuerdos del convenio sobre protección de la maternidad elaborado por la Conferencia

Internacional del Trabajo de Washington de 1919, donde se extendía el periodo de

ausencia a 6 semanas anteriores y posteriores al parto y se preveía la concesión de

asistencia gratuita a la obrera y un pequeño subsidio. Además, se extendían estos

beneficios a las mujeres independientemente de su estado civil, lo que generó protestas.

Y, finalmente, en 1929 se estableció el Seguro Obligatorio de Maternidad 213 . Era

obligatorio para todas las obreras y empleadas asalariadas inscritas al régimen

obligatorio de retiro obrero e implicaba beneficios sanitarios (para evitar que se

recurriera a individuos no cualificados por penuria económica), utilización gratuita de

obras protectoras de maternidad e infancia y una prestación económica antes y después

del alumbramiento 214 .

En cierta medida, la paulatina aparición de legislación y dispositivos para

suavizar la maternidad en el mundo de las trabajadoras contribuyó a mejorar la situación

de aquellas mujeres que, en condiciones muy difíciles con la llegada de la maternidad,

211 Intervención en el Senado de Gómez Ocaña, 20 de junio de 1918, págs.1600, 1702-1704.

212 CAPEL MARTÍNEZ: El trabajo y la educación de la mujer en España (1900-1930), págs.86 y 96.

213 Real Decreto ley de 22 de marzo de 1927, Gaceta de 24 de marzo de 1927.

214 CAPEL MARTÍNEZ: El trabajo y la educación de la mujer en España (1900-1930), pág.98;

GONZÁLEZ CASTILLO, M. J.: “Las matronas malagueñas, un colectivo profesional discriminado en la

dictadura de Primo de Rivera (1923-1930)”.

126


Bárbara A. Revuelta Eugercios

podían ver el abandono como salida. No obstante, el alcance de esta legislación no

abarcó todas las profesiones, dejando sin cobertura a los grupos más sensibles (como el

servicio doméstico) por lo que su impacto en la reducción del abandono,

específicamente, no se hizo notar de manera particular.

2.2.3. LA REALIDAD DEL ABANDONO INFANTIL EN EL TRÁNSITO DE LA

ACCIÓN SOCIAL Y EL ESTADO INTERVENCIONISTA

Como parte de las poblaciones tradicionalmente asistidas, los expósitos,

siguieron bajo la protección de la Beneficencia Liberal durante todo el periodo. No

obstante, hubo una serie de modificaciones en la legislación, directamente indicados

para mejorar su situación, que deben ser tenidas en cuenta para completar la imagen del

significado social y cultural del abandono.

La primera gran transformación de la atención a la infancia abandonada desde la

legislación de Godoy se produjo con la fundación y re-organización de la Casas de

Expósitos y Maternidad en las dos primeras leyes de Beneficencia (la de 1822 y 1849)

al hilo del énfasis sobre la honra del pensamiento liberal. Aunque la primera de estas

leyes precede el inicio del periodo de Asistencia Social, la continuidad de la política

benéfica con el sistema tradicional hizo que la segunda normativa se construyera sobre

las ideas y conceptos previamente inaugurados en la legislación de 1822 en materia de

Casas de Maternidad.

La Ley de Beneficencia de 1822 215 , promulgada durante el Trienio Liberal y

puesta en vigor en 1836 a la muerte de Fernando VII, definitivamente puso la

beneficencia en manos de la Administración en sus diferentes ámbitos territoriales.

Estableció por primera vez la necesidad de establecer Casas de Maternidad en todas las

provincias, utilizando este término ampliamente para incluir las funciones realizadas en

ese momento por las casas de expósitos o inclusas. Colocaba estas Casas de Maternidad

bajo la jurisdicción de las Juntas Municipales de Beneficencia, detallando todas las

características que debían tener así como su funcionamiento interno, en el que

prácticamente replicaba el funcionamiento ya en práctica en las casas expósitos (a

excepción de la parte específica de maternidad). El objetivo que fijaba para estas Casas

de Maternidad era “evitar los infanticidios y salvar el honor de las madres” (art.41) para

lo cual establecía se construyeran con tres departamentos: uno para refugio de mujeres

embarazadas paridas; otro para lactancia de niños y un tercero para conservación de

esos niños tras superar la lactancia.

El primer departamento debía acoger a todas las mujeres que habían concebido

ilegítimamente y requirieran este tipo de socorro. Su entrada no podía realizarse antes

del séptimo mes a menos que pudiera costear su propia estancia o estuviera dispuesta a

trabajar para costearla; se establecía la separación por clases y se remitía a la redacción

de reglamentos para el funcionamiento interno (arts. 43-44). La necesidad de secreto era

explícitamente declarada: se decía que se observaría “el secreto más inviolable” (art.45).

El segundo departamento, el de niños lactantes, debía recoger los niños nacidos

en el departamento de Maternidad así como otros niños expuestos o abandonados,

215 Ley General de Beneficencia del 23 de enero-6 de febrero de 1822.

127


Capítulo 2

reiterando la legislación establecida por Godoy: abandono anónimo y la prohibición de

interrogación o persecución de la persona que fuera a abandonar un niño. A

continuación, especificaba toda una serie de prácticas ya ampliamente en uso en las

inclusas o casas de expósitos nacionales: registro, preferencia por la lactancia fuera de la

institución, búsqueda de nodrizas saludables en pueblos para hacerse cargo de los

expósitos, supervisión de las mismas, etc. (arts.53-60).

Finalmente, el departamento de los niños de conservación debía acoger tanto a

aquellos niños que superaban los dos años en el departamento de lactancia como a

aquellos desamparados de esa edad. Como posibles destinos de esos niños se planteaba

el prohijamiento por sus nodrizas, por “personas honradas que tengan posibilidad de

mantenerlos” o la reclamación por los padres. Esta última opción quedaba supeditada a

que la familia reembolsara a la institución la totalidad o la parte que pudiera permitirse

del importe de la crianza del niño. Sólo en casos de sospecha de mala conducta por

parte de los padres se rechazaría su entrega (arts. 61-70).

Esta primera ley de beneficencia no tuvo mucho seguimiento y cuando se

promulgó la siguiente ley en 1849 aún no existía una inclusa o casas de maternidad en

España de ese tipo. La nueva ley implicaba una serie de cambios de organización

general, entre los que destaca un cambio de dependencia, asignando las casas de

expósitos, casas de maternidad y las casas de huérfanos y desamparados a las Juntas

Provinciales 216 . No obstante, tras el Sexenio y la eliminación de las Juntas, pasaron a

depender directamente de las Diputaciones Provinciales.

Aunque esta ley, a diferencia de la anterior, se refería a casas de expósitos y

maternidades de forma individualizada, se incorporó entre las disposiciones generales la

recomendación de instalar las casas de expósitos y de maternidad en las mismas

instalaciones 217 , aunque fueran dos instituciones distintas “para conservar el secreto y

para inspirar confianza” (art.93, punto 2º) 218 .

El reglamento, que no se llevó a cabo hasta unos años después (1852), en

esencia, repetía el articulado de la ley anterior 219 aunque añadía una serie de

precisiones: por un lado, en el caso de reclamaciones de padres incapaces de reintegrar

el precio de la crianza de su hijo en la institución, la Junta Municipal podía determinar

que se devolviera el niño sin haber realizado el pago y, por otro, que el fruto del trabajo

de los expósitos en la institución, una vez descontados los gastos de su manutención,

fuera entregado a éstos a la salida de la misma.

Poco a poco se fueron inaugurando instituciones a lo largo del país de modo que

a principios de siglo XX casi todas las capitales de provincia tendrían casas de

maternidad asociadas a las casas de expósitos. Así, las Maternidades se unieron a los

tornos en la función de salvaguardar el honor de las madres y evitar el infanticidio. Se

llevó a cabo una reglamentación del secreto: la entrada, la estancia, el registro

administrativo, la identidad de la mujer eran mantenidos en el máximo de los secretos a

216 Artículo 3 de la Ley de Beneficencia del 20 de junio de 1849.

217 Artículo 93 de las Disposiciones Generales del Reglamento del 14 de mayo de 1852 para la ejecución

de la Ley de Beneficencia del 20 de junio de 1849.

218 Ley de beneficencia de 20 de junio de 1849 y Reglamento de 14 de mayo de 1852.

219 Artículos 17-28 del Capítulo III del Título 1 del Reglamento del 14 de mayo de 1852 para la ejecución

de la Ley de Beneficencia del 20 de junio de 1849.

128


Bárbara A. Revuelta Eugercios

través de distintos procedimientos. Sobres cerrados con la identidad de las parturientas

que sólo se abrían en caso de defunción, nombres claves, uso de velos ante los médicos

e incluso ante las otras pacientes, libros de registro a disposición del director que los

guardaba en secreto, etc.

De hecho, la carga que la mentalidad burguesa adjudicaba al embarazo ilegítimo

era tal que se entendía que incluso podía llevar a acciones impensables en otras

circunstancias llevada por la desesperación. Así, las disposiciones sobre aborto e

infanticidio del código penal de 1870 aceptaban como atenuante la causa “salvaguarda

del honor” 220 .

Además del recurso al abandono secreto a través de la Maternidad, como ya

hemos descrito para el caso europeo, la introducción de los tornos y la posibilidad del

abandono anónimo permitieron la aparición de un segundo tipo de recurso a la

institución, que podría denominarse no tradicional: el abandono de hijos legítimos. Y la

falta de reacción institucional ante el “abuso” del torno, tanto a nivel nacional como

local, implicó una tácita aceptación de su existencia, admitiéndolo más o menos

abiertamente entre los usos de la institución.

Rodríguez Martín describía la diferenciación ocurrida entre las instituciones

nacionales en función de su respuesta a esta situación: benéfica o asistencial. Algunas

diputaciones consideraron inadmisible la extensión de funciones de su inclusa,

aceptando oficialmente sólo aquellos abandonos producidos para salvaguardar la honra,

manteniendo la función benéfica que había dado origen a estas instituciones. La

consecuencia de esta política restrictiva de acceso fue el incremento del abandono de

niños a través del torno o en lugares públicos, de modo que la presencia de niños

legítimos se mantenía de facto. Un ejemplo de este caso fue la Inclusa de Guipúzcoa,

donde se documenta un incremento en el número de entradas anuales a través de este

tipo de sistemas en los momentos en los que los criterios de admisión excluyeron la

entrada por medios oficiales de niños legítimos. Pero la de Sevilla también se puede

contar en este grupo 221 .

En otras diputaciones, sin embargo, se aceptaron estos usos no tradicionales de

la institución dada la pobreza de la población y la necesidad de atender a los niños que

no podían ser criados por sus padres por motivos de pobreza, enfermedad, muerte, etc.

Estas instituciones desempeñaban labores de tipo asistencial aunque variaban en la

amplitud de situaciones que admitían. La Inclusa de Burgos admitía huérfanos, por

ejemplo mientras que la de Barcelona amplió su política de admisión desde 1890 a

huérfanos y niños desvalidos 222 .

Uno de los ejemplos más claros de este tipo de reacciones fue el de la Inclusa de

Pamplona donde no solo se aceptaban niños legítimos, distinguiéndolos del resto desde

el primer momento mediante la utilización de un registro independiente, sino que,

además, se ofrecían ayudas económicas a las madres para animarlas a conservar a sus

hijos. Así, sus funciones eran tres: acoger a niños ilegítimos; cumplir un papel de

“nodriza social” para los que no podían sufragar los gastos que suponía la contratación

220

Referencia al código penal y los artículos. RODRÍGUEZ MARTÍN: La Casa de Maternidad y

Expósitos de Barcelona, 1872-1903, pág.99.

221

RODRÍGUEZ MARTÍN: “La inclusa de Pontevedra (1872-1903)”, pág.82.

222

Ibid., pág.182.

129


Capítulo 2

de una; y acoger a los niños desamparados tanto por muerte como por situaciones

extremas de éstos (padres de las capas marginales o pobres) 223 .

El mismo tipo de prácticas puede encontrarse en la Inclusa de Pontevedra. Según

Rodríguez Martín, el hecho de que esta Inclusa utilizara el mismo registro para

documentar la entrada de niños legítimos e ilegítimos indicaba la indiferencia de la

institución a la filiación de los niños para su asistencia 224 . La Inclusa madrileña, como

veremos en el capítulo 4, cumplía funciones asistenciales dado que no distinguía la

filiación a la hora de la admisión (tampoco en los registros) pero no ofrecía ayudas a la

lactancia de ningún tipo.

La extensión de las instituciones de beneficencia a funciones distintas de las

originarias no se limitó a las Inclusas y en la evolución de las Casas de Maternidad se

puede documentar un proceso similar: los nacimientos de niños legítimos. En

instituciones como la Inclusa de Madrid, el cambio se reflejó en una ampliación

explícita de las usuarias potenciales en el reglamento pero otras instituciones también

empezaron a recoger un número cada vez mayor de nacimientos legítimos (Navarra,

Barcelona, etc.) 225 . Como en el resto de Europa, la medicalización de la infancia y el

embarazo, llevó a la paulatina institucionalización de los partos. Por un lado, mujeres en

situación de necesidad (miseria económica, dificultad del embarazo o del parto, etc.)

acudían a las instituciones por razones médicas mientras que los facultativos se

insertaban en un discurso de intervención total en todas las fases de la infancia, desde

los cuidados durante el embarazo, supervisados por la profesión médica, hasta el parto,

que debía realizarse en condiciones adecuadas de higiene y asepsia 226 . Entre finales del

siglo XIX y principios del XX el número de alumbramientos institucionales, en las

casas de maternidad, era muy limitado pero se fue incrementando paulatinamente. De

hecho, se construyeron nuevas instituciones específicamente destinadas a clínica de

maternidad con el objetivo de atraer a mujeres de todas las condiciones para asegurar el

parto en unas correctas condiciones de higiene 227 .

Esta doble incorporación de los niños legítimos al marco institucional (como

partos y como abandonos) no supuso una disminución de las diferencias en función de

la filiación. Pese a la capacidad de las instituciones de liberar tanto a mujeres casadas

como solteras del peso de sus cargas y la paulatina reconversión de la relación entre el

hijo ilegítimo y su madre, el peso de la ilegitimidad sobre la mujer y sobre el propio hijo

ilegítimo siguió siendo bastante fuerte.

223

VALVERDE LAMSFUS: “Legitimidad e ilegitimidad. Evolución de las modalidades de ingreso en la

Inclusa de Pamplona, 1740-1934”, pág.17.

224

RODRÍGUEZ MARTÍN: “La inclusa de Pontevedra (1872-1903)”, pág.82.

225

Sobre la Inclusa de Madrid hablaremos en detalle en el capítulo 4. VALVERDE LAMSFUS: Entre el

deshonor y la miseria. Infancia abandonada en Guipúzcoa y Navarra, siglos XVIII y XIX, págs.63-81; y

RODRÍGUEZ MARTÍN: La Casa de Maternidad y Expósitos de Barcelona, 1872-1903, pág.401.

226

Para otros ejemplos similares, ver NUTTAL, A.: “'Because of Povery brought into Hospital' A

Casenote-Based Analysis of the Changing Role of the Edinburgh Royal Maternity Hospital, 1850-1912”

en Social History of Medicine nº 20 (2), 2007; EARNER-BYRNE, L.: “Managing Motherhood:

Negotiating a Maternity Service for Catholic Mothers in Dublin, 1930-1954” en Social History of

Medicine nº 19 (2), 2006.

227

En Madrid, la Casa de Maternidad de Santa Cristina se instaló en 1926 con ese objetivo. COLOMER

GÓMEZ, A. y ANABITARTE PRIETO, C. E.: “Maternidad de Santa Cristina. 100 años de la gestación

de un sueño, 1903-2003” en El Ateneo: revista científica, literaria y artística nº 12-13, 2003.

130


Bárbara A. Revuelta Eugercios

El código civil 1889 con su orientación patriarcal y la sumisión de la mujer a la

autoridad del marido sancionó definitivamente la discriminación total entre legítimos e

ilegítimos y no sería hasta 1931, con la Constitución de la II República cuando el

Derecho de Familia cambiara. La aportación liberal de esta legislación fundó la familia

sobre la base del matrimonio y concedió los mismos derechos a legítimos e ilegítimos,

eliminando esa información de todo tipo de registros 228 .

No obstante, en cuanto a la consideración de los expósitos, al menos desde la ley

del registro civil en 1870 se acabó con la discriminación que había ocurrido por la

utilización de nombres identificativos o peyorativos: se debía poner un nombre y un

apellido corriente a los expósitos que no permitiera saber que eran expósitos 229 . Sin

embargo, el hecho de que sólo tuvieran un apellido ya era indicativo de ello por lo que

el número de apellidos se extendió finalmente a dos, haciéndolos indistinguibles de los

demás niños en 1903 230 .

Durante todo nuestro periodo de estudio, la legislación sobre las casas de

expósitos y maternidades se mantuvo inalterada y las modificaciones que se realizaron

en ellas tuvieron que ver con la iniciativa privada o de las propias diputaciones. Obras,

reformas, construcción de edificios nuevos así como transformaciones en reglamentos o

en las directrices de tratamiento estuvieron encabezadas por las juntas de damas

encargadas de su supervisión o por las diputaciones de las que dependían estas

instituciones.

El cambio más importante en estas instituciones, su transformación en algo más

cercano a “Asilos Maternos”, sin embargo, no tuvo lugar a causa de un movimiento

general o de una legislación específica, sino que las distintas instituciones modificaron

los reglamentos y normas de funcionamiento de manera autónoma. Ya desde 1918, al

hilo de la denuncia pública de mortalidad de la Inclusa, había un debate sobre el futuro

de las inclusas y la necesidad de su transformación. Existía un consenso generalizado en

la idea de que era necesario convertir las instituciones en “asilos maternales”, permitir

que las madres lactaran a sus hijos allí para fomentar el establecimiento de lazos, así

como tomar otra serie de medidas que disuadieran a las madres de abandonar a sus

hijos, utilizando activamente el discurso de la “buena madre”. El tema que dividía a los

distintos pensadores y médicos era el mantenimiento del torno. Su “abuso” era la razón

principal para abolirlo pero aún a mitad del siglo XX la mayor parte de los implicados

en las diputaciones e instituciones abogaban por su mantenimiento ya que aún se creía

firmemente en su capacidad disuasoria del infanticidio y se temía una elevación de éste

en el caso de su cierre.

El 1907 el dr. González Revilla ya decía que debía sustituirse el torno por una

228 BUSSY GENEVOIS, D.: “Mujeres de España: de la República al franquismo” en DUBY, G. y

PERROT, M. (Ed.), Historia de las mujeres, Taurus, Madrid, 2001, pág.231.

229 Hasta este momento era costumbre poner a los niños por apellido el nombre identificativo de su

condición de expósito (usar de apellido la propia palabra “expósito” así como “de dios”, “Goñi” en la

Inclusa de Zaragoza, “de la Piedra en la de Toledo”) así como otros inventados peyorativos o que

recogían su experiencia específica, como por ejemplo, “de la calle”. Existe una cierta producción

historiográfica al respecto, sobre los sistemas de nombramiento de expósitos. En el Congreso de la

European Social Science History Conference en Lisboa en 2007 hubo precisamente una sesión dedicada a

este objeto, en la que se documentó la presencia todavía de esta línea de investigación.

230 Artículo 34 de la Ley del Código Civil de 1870 y Real Orden del 17 de abril de 1903. RODRÍGUEZ

MARTÍN: “El castigo del deseo femenino en la Casa de Expósitos y Maternidad de Barcelona”, pág.66.

131


Capítulo 2

oficina de admisión como en Francia para poder averiguar las circunstancias familiares

y enfermedades hereditarias que podía tener el niño 231 . En 1918 todavía el dr. Mañueco

defendía en la Sociedad de Higiene que era preciso sustituir el torno por acciones más

complejas ya que el torno era inmoral por favorecer la natalidad ilegítima y el

abandono 232 mientras que el dr. González Álvarez, que había sido jefe médico de la

Inclusa, recordaba su necesidad mientras no hubiera una defensa adecuada de la

maternidad 233 .

Si la primera oleada de cierres se había rebelado contra el abuso generado por la

posibilidad del abandono anónimo que facilitaba el abandono de niños legítimos, este

segundo movimiento estuvo inspirado por la necesidad de reducir la mortalidad de los

expósitos, que sólo se conseguiría a través del conocimiento de los antecedentes

familiares. La transformación de las Inclusas y el cierre de los tornos tuvo lugar en

momentos distintos para cada una de ellas, provocados por distintas circunstancias

locales, pero en general en vísperas de la Guerra Civil no quedaban tornos y todas las

instituciones habían puesto en marcha distintas prácticas para reducir el abandono y

mejorar la situación de aquellos que se veían arrojados en éste. No obstante, en todos

los lugares, se saldó con el mantenimiento de esa premisa: el abandono siguió siendo

libre pero el anonimato dede ser completo ya que se requería que la madre consignara

sus datos en el momento de la entrega 234 .

***

La legislación sobre infancia, infancia abandonada y maternidad así como las

transformaciones en las clases populares, tanto en sus expectativas como necesidades de

las instituciones, operaron un profundo cambio en la función de las casas de expósitos y

maternidad. Las inclusas (y las casas de maternidad) que se habían originado para

prevenir el infanticidio ofreciendo a las madres una alternativa a éste. Sin embargo, a

mediados del siglo XIX, el secretismo de las maternidades y el traslado inmediato de los

niños a las inclusas para evitar contacto entre madre e hijo en realidad, aun tratando de

evitar el infanticidio a toda costa, demostraban que se había puesto un énfasis mayor en

la protección de la honra de la mujer. El siglo XX el objetivo principal, en línea con la

preocupación por la infancia, que implicó la irrupción de las ideas sobre la relación

materno-infantil y el papel de la “buena madre”, fue evitar los abandonos. De ahí

surgieron nuevas medidas que fomentaban la incorporación de las madres como

nodrizas de sus hijos 235 . Dejado atrás el temor al infanticidio y la preocupación por la

honra, prevenir el abandono se convirtió en el objetivo de los dirigentes de estas

instituciones junto con la mejora de la vida de estos niños, dos objetivos a los que

ayudaría la abolición del torno.

231

GONZÁLEZ REVILLA, G.: La protección a la infancia abandonada, Tipografía Popular, Bilbao,

1907, pág.58.

232

“Sociedad de Higiene”, El Siglo Médico, 23 de febrero de 1918.

233

“Inspección de la Inclusa de Zaragoza”, Pro-Infantia, Diciembre de 1918, pág.356.

234

El de Madrid fue finalmente cerrado en 1927, el de Barcelona en 1931 y Pontevedra y Pamplona en

1933. RODRÍGUEZ MARTÍN: La Casa de Maternidad y Expósitos de Barcelona, 1872-1903, pág.141.

235

VALVERDE LAMSFUS: Entre el deshonor y la miseria. Infancia abandonada en Guipúzcoa y

Navarra, siglos XVIII y XIX, pág.55.

132


RESUMEN CAPÍTULO 2

Bárbara A. Revuelta Eugercios

El objetivo de este capítulo ha sido ofrecer el contexto ideológico del abandono

infantil en el periodo de estudio. Por un lado, se ha ubicado dentro del desarrollo

histórico del fenómeno y las clasificaciones utilizadas para estudiarlo y, por otro, se han

repasado tres discursos ideológicos clave que contribuyeron a los cambios observados.

En la sección 2.1 hemos repasado las distintas formas de conceptualizar el

abandono infantil a través de la historia. En primer lugar, es importante desligar el

abandono del infanticidio en el momento en nuestro momento de estudio ya que

suponían dos comportamientos de naturaleza completamente distinta. Después de

repasar las clasificaciones de Boswell, Bardet y Hunecke y Kertzer sobre las fases del

abandono infantil, hemos enunciado una propuesta para conectar la investigación sobre

el siglo XX con la historiografía clásica, centrada en el periodo anterior a 1850.

Pensamos que es importante estudiar la historia de la infancia abandonada prestando

atención a la aparición de usos distintos del tradicional abandono para ocultar la

deshonra. El uso temporal de la institución y la entrada de legítimos fueron constantes

desde el siglo XVIII en la mayor parte de las instituciones y es importante abordar el

análisis desde la importancia creciente de ese recurso sobre el conjunto de admisiones.

En la sección 2.2 hemos abordado la evolución del fenómeno en España. El

abandono en instituciones en la Edad Moderna continuó el abandono en despoblado en

la Edad Media, que había sustituido al infanticidio en la Antigüedad. La Real Cédula de

1796 legalizó el abandono anónimo (aboliendo la condena presente ya en el Derecho

Romano). Esta medida favoreció la extensión de los tornos (dispositivos cilíndricos

instalados en las paredes que permitían el abandono anónimo desde el exterior). Durante

el siglo XVIII y XIX la exposición creció y aparecieron nuevas instituciones en todo el

país.

No obstante, el periodo desde la mitad del siglo XIX hasta la guerra civil

experimentó los cambios más dramáticos (ideológicos y prácticos) en cuanto al

abandono infantil. Hemos repasado los importantes cambios ideológicos que estaban

teniendo lugar en ese periodo y que contribuyeron a dar forma y dirigir la evolución del

abandono infantil. Nos hemos centrado en tres ámbitos: la ideología y la gestión de la

Beneficencia, el discurso y la práctica médica y el discurso de género.

La Beneficencia experimentó dos cambios fundamentales a lo largo de este

periodo. Las sucesivas leyes de Beneficencia (1822 y 1849) desarticularon el sistema

asistencial del Antiguo Régimen a través de un periodo denominado la Acción Social.

Pese a que esta legislación se implantó de manera simultánea a las transformaciones del

mundo de la pobreza (incremento de la pobreza estructural y pauperización de las clases

trabajadoras), su orientación no respondió a estos cambios, manteniendo los mismos

objetos de atención, entre los que estaban los expósitos.

No obstante, la incapacidad del sistema para lidiar con los problemas sociales

(conflictividad social, movimiento obrero, etc.) llevó a la concienciación de las clases

altas de inevitabilidad de la intervención social en el último cuarto de siglo. La

Comisión de Reformas Sociales en 1883 inició la investigación de las condiciones de

vida de las clases populares y poco a poco se empezaron a poner en marcha las primeras

133


Capítulo 2

medidas de protección. Mujeres y niños, los grupos más afectados por la ley de la oferta

y la demanda, fueron los primeros beneficiados por la legislación social.

El estamento médico convergió con moralistas, educadores, etc. en el interés

alrededor de las vidas infantiles desde finales del siglo XIX. Inicialmente la

preocupación se extendió a distintos aspectos de la infancia (trabajo, educación,

reforma, etc.), aunque finalmente la mayor parte de sus esfuerzos se concentró en

luchar contra la mortalidad infantil. En el discurso médico, la causa principal de la

mortalidad era la falta o inadecuación de la lactancia materna, activamente

responsabilizando a las madres de las muertes de sus hijos. Este discurso favoreció la

situación de los expósitos ya que el rechazo frontal de la lactancia mercenaria

acompañado de su regulación fue uno de sus objetivos principales. Así, la Ley de

Protección a la Infancia de 1904 que pretendía proteger a la infancia en general, en

realidad estaba fundamentalmente dedicada a regular la lactancia mercenaria. Y Sólo el

Reglamento de 1908 (que concretaba la ejecución de la ley) consiguió aumentar algunas

de las funciones del Consejo Superior de Protección a la Infancia, que era el organismo

responsable de velar por los intereses infantiles. Dentro de la legislación social, se

tomaron algunas medidas inspiradas por el estamento médico, como el seguro de

maternidad, que tuvo que esperar hasta 1929. No obstante, los médicos también

participaron en esa lucha contra la mortalidad infantil implicándose directamente en

iniciativas como las Gotas de leche o Consultorios de niños de pecho para velar por la

alimentación, que más tarde fueron convertidas en instituciones públicas.

Finalmente, el discurso sobre el papel de la mujer fue vital en las

transformaciones de nuestro periodo y estuvo muy afectado por el discurso médico. A

finales del siglo XIX, el ideal de mujer era el “ángel del hogar”, de origen religioso,

que situaba la maternidad en el centro de la identidad femenina y planteaba la

protección el honor como un fin en sí mismo. En la década de los 20 del siglo XX, el

ideal de la “mujer moderna” preservó estas mismas características en su rol (división de

esferas, división sexual del trabajo e identidad en la maternidad) pero cambió su

fundamento, de la religión a la biología: la maternidad como destino supremo de la

mujer. No obstante, se producía la paradoja de la sublimación de la maternidad paralela

a desvalorización de su capacidad innata como madre para cuidar a sus hijos. Los

facultativos debían guiar y enseñar a la madre a desarrollar su misión biológica

adecuadamente. Estos cambios afectaron particularmente a la ideología sobre los

expósitos ya que estuvieron detrás del cambio de consideración de la madre y el hijo

ilegítimo: al principio, apoyaban la separación necesaria de madre e hijo, abandonando

a éste en la Inclusa, para devolver a la mujer al camino de la honra; en la década de

1920 se empezó a disuadir del abandono porque el ejercicio de la maternidad en el hijo

ilegítimo redimía a la madre de su falta.

La interrelación de estos tres discursos determinó la evolución del dispositivo

asistencial hacia los expósitos. Frente al cierre de los tornos en toda Europa por el abuso

que suponía el abandono de niños legítimos, en España se mantuvieron abiertos porque

se consideraron indispensables para evitar los infanticidios. Adicionalmente, esta

preocupación (además de la protección de la honra) llevó al establecimiento de Casas de

Maternidades y de Expósitos donde no existían. Sobre este marco general, las

instituciones individualmente decidieron si mantener funciones exclusivamente

benéficas, rechazando a los legítimos, o asumir su papel asistencial como respuesta al

incremento del abandono de niños legítimos.

134


Bárbara A. Revuelta Eugercios

A principios del siglo XX se empezó a cuestionar la función de estas

instituciones tanto por su papel moral como por su elevada mortalidad. Por un lado, se

reavivó el debate del torno y eventualmente se produjo su cierre en todas las Inclusas

nacionales aunque el abandono siguió siendo libre, pese a que debía dejarse alguna

información al abandono. Adicionalmente, se trató de crear Asilos maternos que

permitieran a las mujeres dar a luz y cuidar a sus hijos durante una serie de meses, con

objeto de limitar el abandono y ofrecer a las madres solteras la oportunidad de ejercer

esa redención en la maternidad. Por otro lado, se llevaron a cabo las medidas para

reducir la mortalidad expósita en todas las instituciones.

135


Capítulo 2

SUMMARY CHAPTER 2

The aim of this chapter has been to offer the historical and ideological context of

infant abandonment. We have localized our period of study in the historical chronology

it occupies and under the classifications used to its study and we have briefly described

three key ideological discourses that contributed to the observed changes.

In section 2.1 we have gone over the different ways of conceptualizing infant

abandonment through history. First of all, it was important to distinguish abandonment

from infanticide in the moment of our study, as they represent acts very different in

nature. Then, after illustrating Boswell, Bardet and Hunecke and