Views
3 years ago

EL SIERVO DOLIENTE DEL SEÑOR

EL SIERVO DOLIENTE DEL SEÑOR

EL SIERVO DOLIENTE DEL

EL SIERVO DOLIENTE DEL SEÑOR P. Steven Scherrer, MM, ThD Homilía del sábado, 15ª semana del año, 21 de julio de 2012 Miq. 2, 1-5, Sal. 9, Mat. 12, 14-21 “He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi amado, en quien se agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles anunciará juicio” (Mat. 12, 18). San Mateo nos dice hoy que Jesús es el siervo doliente del Señor sobre quien Isaías escribe. El Espíritu del Señor será sobre él, y él anunciará juicio y justicia a los gentiles —“Pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles anunciará juicio” (Mat. 12, 18; Isa. 42, 1)—. La justicia de Dios es también su salvación —“En gran manera me gozaré en el Señor, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia” (Isa. 61, 10)— . El siervo doliente del Señor será manso y humilde —“No contenderá, ni voceará, ni nadie oirá en las calles su voz … hasta que saque a victoria el juicio” (Mat. 12, 19. 20; Isa. 42, 2. 3)—. En él la justicia vencerá, pero de una manera muy humilde, porque este siervo será conducido a la cruz, para morir crucificado. De este modo traerá la justicia y la salvación a la tierra. Sacará “a victoria el juicio” (Mat. 12, 20). El resultado será que “en su nombre esperarán los gentiles” (Mat. 12, 21). Así Dios salvará la tierra, por medio del siervo doliente del Señor. En su bajeza y humildad este siervo levantará la raza humana, y la restaurará delante de Dios en su esplendor original, que perdimos por nuestro pecado. Además, él vencerá nuestra muerte por su muerte, y la cambiará en un portal de vida eterna con Dios en luz y paz celestial. Nuestra muerte es el castigo de Dios por nuestros pecados (Gen. 2, 17; Rom. 5, 12. 17). En la cruz el siervo doliente del Señor aceptó nuestro castigo, nuestra muerte —aunque él mismo fue inocente—, y lo sufrió en vez de nosotros, para librarnos de la muerte eterna por nuestros pecados. El siervo doliente del Señor no sólo venció y transformó nuestra muerte de un castigo eterno por el pecado en un portal de vida eterna en luz y paz celestial con Dios, sino que también nos justificó por su muerte en la cruz; es decir, nos hizo justos y resplandecientes a los ojos de Dios. Hizo esto al servir nuestra sentencia de muerte por nuestros pecados para nosotros. Nuestra sentencia habiendo sido servida por él, somos librados de toda condenación y declarados absueltos y exonerados justamente de nuestros pecados, porque nuestra deuda de castigo ha sido pagada por este siervo doliente del Señor. Así es por todos los que creen en él. Así es que “a los gentiles anunciará juicio … y en su

Cuaresma 2012.indd - Misioneros Siervos de los Pobres del Tercer ...
msptm.com
Misioneros Siervos de los Pobres del Tercer Mundo
msptm.com
Septiembre 2011 1.0.indd - Misioneros Siervos de los Pobres del ...
msptm.com
Navidad 2010 - Misioneros Siervos de los Pobres del Tercer Mundo
msptm.com
Untitled - La venerable sierva de Dios María del Carmen González ...
maricarmengv.info
Dichoso el que teme al Señor - IDYE.ORG
idye.org
Calendario misioneros 2012.indd - Misioneros Siervos de los ...
msptm.com
Vayan Y Anuncien El Evangelio Del Señor - Diocese of Lansing
dioceseoflansing.org
Señor Gobernador del Consejo las deja apuntadas en
ddd.uab.cat
Formato Acrobat - Iglesia Biblica Bautista de Aguadilla, Puerto Rico
iglesiabiblicabautista.org
Tratado de la justicia y el derecho, vertido al ... - Minikienses
minikpedia.minikienses.com
Nuestra Señora Desatanudos - Cruzada Reparadora del Santo ...
cruzadadelrosario.org.ar
¿Qué dice la Biblia acerca del purgatorio? - El Cristianismo Primitivo
elcristianismoprimitivo.com
Carta bimestral 263 - Equipos de Nuestra Señora
equiposens.org
Repercusión de las Reformas Constitucionales y Proyecto de las ...
www3.diputados.gob.mx