Presentación del Informe global sobre el trabajo infantil - (pdf 104.7 ...

oit.org

Presentación del Informe global sobre el trabajo infantil - (pdf 104.7 ...

Oficina Internacional del Trabajo

Oficina del Director General

DISCURSOS 2006

Presentación del Informe global sobre el trabajo infantil

“La eliminación del trabajo infantil: un objetivo a nuestro alcance”

Mensaje de Juan Somavia,

Director General de la Oficina Internacional del Trabajo

(4 mayo 2006)

Muchas gracias por haber acudido a la presentación de un nuevo e importante informe global de

la OIT sobre el trabajo infantil.

Tenemos algunas noticias alentadoras que comunicarles. A pesar de lo arduo de la lucha, estamos

empezando a ver indicios de que la incidencia del trabajo infantil – en especial sus peores formas

– disminuye en muchos lugares del mundo.

En nuestro informe se indica que, durante los cuatro últimos años, se ha observado un descenso

del 11 por ciento a escala mundial del número de niños que trabajan. Esto significa que hay 28

millones menos de niños que trabajan. Y el descenso más importante se ha registrado en el ámbito

de los trabajos peligrosos realizados por niños, donde la reducción ha alcanzado el 26 por ciento.

Más que una mera recopilación de estadísticas, este informe nos relata una historia de dignidad y

esperanza. Nos dice que son cada vez más los niños y niñas que han iniciado en todo el mundo el

tránsito del lugar de trabajo a las aulas…pasando así de ser explotados a disponer de una

verdadera oportunidad.

Este es el camino que todo niño tiene derecho a recorrer. Pero despejarlo no ha sido tarea fácil.

Fue necesario luchar contra negativas, dudas e indiferencia. Muchos afirmaron que no era posible

recorrerlo. El trabajo infantil es, afirmaban, una consecuencia lógica de la realidad. Buenos, no lo

es! Pero la creciente toma de conciencia por parte de la comunidad supo ejercer una presión.

Hombres y mujeres valientes que incitaron a los movimientos populares para que se adoptaran

medidas. Comunidades comprometidas que sumaron sus esfuerzos para poder afirmar que el

trabajo infantil no tenía cabida en sus vidas. Dirigentes visionarios que supieron comprometer los

recursos necesarios para que la situación cambiara. Consumidores que rechazaban los productos

fabricados por manos infantiles. Las organizaciones de empleadores y de trabajadores que

contribuyeron con su discurso y con su apoyo incondicional.

Niños y jóvenes en las escuelas que se movilizaron con solidaridad y se convirtieron en una de las

fuerzas sociales más fuertes para denunciar y acabar con el trabajo infantil. Todos ellos

representan la aparición de un verdadero movimiento mundial en contra del trabajo infantil.

Y ellos son los verdaderos héroes. Sus esfuerzos han ido acompañados de una mayor voluntad

política.

Page 1


De todos los convenios de la OIT, el Convenio sobre las peores formas del trabajo infantil ha sido

el que ha obtenido mayor número de ratificaciones en menor tiempo en toda la historia de la

Organización – 159 ratificaciones en apenas siete años.

Y el año pasado, durante la Cumbre Mundial de las Naciones Unidas, los dirigentes mundiales

han confirmado que la eliminación del trabajo infantil es un elemento fundamental para poder

alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Se trata de una inversión rentable. Los estudios

indican que los beneficios derivados de la eliminación del trabajo infantil son seis veces

superiores a su costo.

No es momento de bajar la guardia sino de seguir adelante con redoblado tesón. Ha llegado la

hora de que nuestra labor pase a un plano superior, a un mayor nivel de intensidad. Por eso, en

nuestro informe se fija el objetivo de acabar con las peores formas de trabajo infantil en los

próximos diez años. Es posible lograrlo. De hecho, más de treinta países ya se han fijado un plazo

similar, o incluso más corto.

Trabajo decente para los padres. Educación de calidad para los niños. Verdaderas oportunidades

para los jóvenes. Dignidad para todos. Lograr todo esto resulta difícil y complejo. Pero este

informe es fuente de esperanza. En este siglo XXI, ningún niño debería verse sometido a la

explotación, ni dedicarse a trabajos peligrosos. No debería negarse a ningún niño el derecho a la

educación. Ningún niño tendría que verse obligado a trabajar para sobrevivir.

La responsabilidad de construir este futuro nos incumbe a todos. Y estamos bien encaminados.

Mantengamos este impulso. Comprometámonos a seguir invirtiendo en la defensa del derecho

que tienen todos los niños a disfrutar de su infancia.

Los invitamos a ser parte de esta lucha. Juntos debemos derrotar los obstáculos con persistencia y

convicción.

* * *

Page 2

More magazines by this user
Similar magazines