10.02.2015 Views

Conser14-3

Conser14-3

Conser14-3

SHOW MORE
SHOW LESS

Create successful ePaper yourself

Turn your PDF publications into a flip-book with our unique Google optimized e-Paper software.

conservaplan

DOCUMENTOS PARA CONSERVAR Nº 14 1998

CATÁLOGO

DE CONSERVACIÓN

DE PAPEL

DEL

AMERICAN

INSTITUTE FOR

CONSERVATION

BIBLIOTECA NACIONAL

DE VENEZUELA

CENTRO NACIONAL

DE CONSERVACION

DE PAPEL

CENTRO REGIONAL IFLA-PAC

PARA AMÉRICA LATINA

Fascículo 3 Limpieza de la superficie

Y EL CARIBE

COMISIÓN DE PRESERVACIÓN

Y ACCESO

COUNCIL ON LIBRARY

AND INFORMATION RESOURCES

Caracas, Venezuela


BIBLIOTECA NACIONAL

DE VENEZUELA

CENTRO NACIONAL

DE CONSERVACION DE PAPEL

CENTRO REGIONAL IFLA-PAC

PARA AMERICA LATINA Y EL CARIBE

Edificio Rogi, Piso 1

Calle Soledad con Calle Las Piedritas

Zona Industrial de La Trinidad

Caracas, Venezuela

Telefax: (58-2)-941.4070

Central: (58-2)-941.8011 (x 203, 218)

2

CONSERVAPLAN

Documentos para Conservar

Nº 14, 1998

Catálogo de conservación de papel

del American Institute for Conservation.

Fascículos 1 al 6

Derechos reservados por

American Institute for Conservation

of Historic and Artistic Works

Washington, D.C. 1994

Para los países de habla hispana,

por la Biblioteca Nacional de Venezuela

1998

El catálogo en español consta de

seis temas que serán publicados

como fascículos sucesivos.

Fascículo tres

Este programa recoge y disemina en

traducción al español documentos

significativos de la literatura de

conservación aparecida en otros idiomas

y cuya lectura es recomendada en los

programas de formación. La ausencia de

publicaciones actualizadas en español,

sobre conceptos, historia y técnicas, ha

frustrado el nivel y calidad de

la conservación en países hispanoparlantes.

Conservaplan ha sido creado para

proporcionar apoyo bibliográfico

en temas fundamentales.

Los interesados en suscribirse

y en realizar propuestas para la serie

podrán dirigirse al Editor

de Conservaplan,

a la dirección arriba señalada.

© Instituto Autónomo Biblioteca Nacional 1998

Hecho el depósito de ley

Depósito legal LF227199802516

LF227199802516.14

ISSN 1315-3579

ISBN 980-319-154-3 (Obra completa)


PRESENTACIÓN

La Biblioteca Nacional de Venezuela, en su

carácter de Centro Regional IFLA-PAC para

América Latina y El Caribe y como promotora

y responsable del curso de “Conservación

de obras gráficas”, dirigido a empleados

de las bibliotecas nacionales y archivos de

Latinoamérica, ha percibido la enorme importancia

de contar con información técnica

actualizada que oriente a los conservadores

y responsables de bibliotecas y archivos de

la región en su constante esfuerzo por preservar

en el tiempo sus diversas, y muchas

veces valiosísimas, colecciones de material

bibliográfico y audiovisual.

Hasta hace poco menos de un lustro, casi

nada de la información existente sobre preservación

de materiales de bibliotecas y

archivos, publicada por reconocidas instituciones

archivísticas, centros de investigación

y especialistas en la materia, se encontraba

en español. Actualmente, aparte de la

UNESCO, muchas organizaciones están

realizando aportes en este sentido. En el

marco de este esfuerzo, el Centro Nacional

de Conservación de Papel de la Biblioteca

Nacional de Venezuela publica desde 1987

CONSERVAPLAN, un instrumento de divulgación

dirigido a profesionales y técnicos hispanohablantes,

en el área de la conservación.

El presente documento -tercero de los seis

fascículos que constituyen el número 14 de

CONSERVAPLAN- es la versión en español

de otros tantos capítulos seleccionados de la

novena edición (1994) del Paper Conservation

Catalog, elaborado por el Grupo del Libro y

el Papel del American Institute for Conservation

(AIC). Estos fascículos forman parte de

un proyecto de traducción de títulos en inglés

sobre preservación de material bibliográfico

y no bibliográfico, iniciado en 1996 y desarrollado

en coparticipación con la Comisión

de Preservación y Acceso, programa internacional

del Consejo de Recursos de Bibliotecas

e Información, con sede en Washington D.C.

El referido proyecto se complementa con uno

similar recientemente culminado en Brasil y

que pone a disposición estos temas en portugués

para profesionales en conservación y

responsables de colecciones de ese país.

En este logro han sido fundamentales: el

apoyo de Hans Rütimann, responsable del

Programa Internacional de la Comisión de

Preservación y Acceso, en quien, desde su primera

visita a Latinoamérica en 1989, hemos

encontrado una receptividad y un empeño

excepcionales en beneficio de proyectos

orientados hacia este objetivo; y el financiamiento

otorgado a este proyecto por The

Andrew W. Mellon Foundation.

Tal como se señala en su presentación, el Paper

Conservation Catalog compila una serie de

tratamientos de conservación para objetos de

papel artísticos e históricos, en función de lo

cual reúne diversas técnicas de tratamiento -

e incluso opiniones divergentes sobre las

mismas-, utilizadas por los miembros del

Grupo del Libro y del Papel del AIC, así como

otros tópicos relacionados con el examen,

documentación, almacenamiento y exhibición

de objetos de este tipo. La presentación

destaca además que este catálogo no busca

establecer procedimientos definitivos ni

constituir una receta a seguir paso a paso por

parte de personas no entrenadas. Ha sido

más bien concebido como un instrumento

abierto a la frecuente revisión, ampliación y

actualización, por lo que su empleo queda

sujeto al libre albedrío y a la sola responsabilidad

del usuario en cuanto a la necesidad,

pertinencia, seguridad y efectos de un

tratamiento para un determinado objeto.

La traducción de los 25 capítulos que conforman

esta edición del catálogo sobrepasa

los alcances de nuestro proyecto. Por tal razón

se efectuó una selección de los capítulos que

abordaban las preocupaciones más comunes

sobre la preservación de objetos de papel en

las bibliotecas y archivos de la región.

Este fascículo corresponde a la traducción del

capítulo del catálogo titulado “Limpieza de

3


la superficie“, el cual abarca el tema de la

limpieza al seco de la superficie del papel.

Desarrolla a cabalidad los factores de importancia

a considerar como son: la composición

química de los borradores y su naturaleza

física; las alteraciones o daños que por

este tratamiento pudieran sufrir las obras y

la importancia de considerar los materiales

ajenos a la superficie del objeto durante el

proceso. Igualmente se discute acerca de los

accesorios de aplicación de los materiales de

limpieza y las posibles variaciones de este

tipo de tratamiento. Por último, trata de una

manera especial aquellos objetos que por su

naturaleza así lo requieren a la hora de la

limpieza de su superficie. Incluye una bibliografía

comentada sobre el tema.

4

En la elaboración de la versión original en

inglés (1992) de este capítulo han participado

las siguientes personas: Compiladores: S.

Duhl, N. Nitzberg; colaboradores: R. Arnold,

N. Ash, F. Bleckner, K. Buchberg, E. Coombs,

R. Fallon, M. Fredericks, J. Krill, J. Mankowski,

B. Meierjames/Husby, J. Munn, E. O´Loughlin,

K. Pavelka, L. Olcott Price, N. Purinton,

E. Kaise Schulte, Y. Strumfels, S. Wagner, E.

Wendelin, Winterthur Art Conservation Program

1991 first-year students, F. Zieske.

Centro Nacional

de Conservación de Papel

de la Biblioteca Nacional de Venezuela


Edición de

la versión

original

en inglés

actualizada

en 1994

bajo la

dirección de

Catherine I. Maynor

Book and

Paper Group,

American Institute for

Conservation,

Washington, D.C.

Catálogo

de

Conservación

de

Papel

del American

Institute

for

Conservation

Biblioteca Nacional

de Venezuela

Centro Nacional de

Conservación de Papel

Centro Regional

IFLA/PAC

para América Latina

y el Caribe

5

Comisión de

Preservación y Acceso

Council on Library

and Information

Resources

Caracas, 1998

Fascículo tres

Limpieza

de la superficie


6

Datos de la versión original en inglés:

Papel Conservation Catalog : 14, Surface

Cleaning / Book and Paper Group, American

Institute for Conservation (AIC)

Copyright ©1994 por American Institute

for Conservation (AIC)

Todos los derechos reservados

Edición en español :

Catálogo de Conservación de Papel del

American Institute for Conservation : limpieza

de la superficie

Biblioteca Nacional de Venezuela

con la autorización del American Institute

for Conservation of Historic and Artistic

Works (AIC) y el financiamiento de la

Comisión de Preservación y Acceso del

Council on Library and Information

Resources y de The Andrew W. Mellon

Foundation. Caracas, 1997-1998

Coordinación y revisión:

Centro Nacional de Conservación de Papel

Centro Regional IFLA/PAC

para América Latina y el Caribe

Calle Soledad con Calle Las Piedritas

Edificio Rogi, 1er. piso

Zona Industrial de La Trinidad

Caracas, Venezuela

Telefax: (582)-941.4070

Comité Editor:

Virginia Betancourt, Lourdes Blanco,

Aurelio Álvarez

Comité Coordinador:

Pedro Hernández, Adelisa Castillo V.,

Ramón Sánchez, Pía Rodríguez

Traducción:

Fernando Delón

Composición electrónica:

Adelisa Castillo V.

Impresión:

Editorial EX-LIBRIS, Caracas

Catálogo de conservación de papel del American

Institute for Conservation / Book and Paper

Group ; coordinación y revisión técnica [de la

edición en español] Centro Nacional de

Conservación de Papel/Centro Regional IFLA/PAC

para América Latina y el Caribe. — Ed. en español.

— Caracas : Biblioteca Nacional de Venezuela,

1998.

ca. 230 p. : il. ; 28 cm. — (Conservaplan.

Documentos para conservar ; nº 14. Fascículos

1-6)

Contenido: 1. Examen visual — 2. Hongos —

3. Limpieza de la superficie — 4. Remoción de

bisagras, cinta adhesiva y otros adhesivos — 5. Lavado

— 6. Apresto/reapresto.

Proyecto financiado por la Commission on

Preservation & Access, Council on Library and

Information Resources y The Andrew W. Mellon

Foundation.

Traducción de: Paper Conservation Catalog.

ISBN 980-319-154-3 (obra completa)

ISBN 980-319-150-0 (fascículo 1)

ISBN 980-319-149-7 (fascículo 2)

ISBN 980-319-153-5 (fascículo 3)

ISBN 980-319-152-7 (fascículo 4)

ISBN 980-319-148-9 (fascículo 5)

ISBN 980-319-151-9 (fascículo 6)

1. Bibliotecas—Colecciones—Conservación y

restauración—Manuales. 2. Preservación de

colecciones—Manuales. I. American Institute for

Conservation. II. Biblioteca Nacional (Venezuela).

Centro Nacional de Conservación de Papel.

III. Maynor, Catherine I.

ISSN 1315-3579 (Conservaplan)

ISBN 980-319-154-3 (Obra completa)

ISBN 980-319-153-5 (Fascículo 3)


PROPÓSITO

(Versión de 1994)

El objetivo de este proyecto es compilar un

catálogo de tratamientos de conservación

para objetos artísticos e históricos en papel.

La intención es registrar una variedad de

procedimientos usados histórica o actualmente.

No pretende establecer procedimientos

definitivos ni proveer instrucciones detalladas

para personal sin entrenamiento. Se

intentará incluir varias técnicas usadas por

miembros del Grupo del Libro y del Papel de

la AIC y también opiniones divergentes sobre

algunas técnicas en particular. También

incluimos capítulos dedicados a importantes

temas relacionados tales como examen, documentación,

almacenamiento y exhibición de

los objetos. El catálogo está diseñado para

conservadores de papel en ejercicio y sólo

como apoyo en el proceso de toma de decisiones.

Se entiende que el conservador individual

es el único responsable de determinar

la necesidad, seguridad y conveniencia de un

tratamiento para un objeto en particular y debe

entender el efecto del tratamiento. Su inclusión

en el catálogo no constituye un aval

o aprobación del procedimiento descrito.

El Catálogo se distribuye a los miembros del

Grupo del Libro y del Papel (BPG) en formato

de hojas sueltas a fin de permitir la incorporación

de revisiones y actualizaciones. El

proyecto es un esfuerzo voluntario del BPG,

cuyos miembros compilan capítulos del

catálogo y añaden colaboraciones largas o

cortas a estos capítulos. El Comité Editor en

Washington, D.C. se reune regularmente

para revisar los borradores de los capítulos.

Se ha desarrollado una lista de temas y un

esquema estándar de formato de presentación.

Los capítulos sobre tratamientos están

divididos en seis secciones: Propósito,

Factores a considerar, Materiales y equipos,

Variantes en el tratamiento, Bibliografía y

Consideraciones especiales.

El comité piloto de 1984 elaboró tres capítulos

prototipo en el formato estándar para que

sirvieran como modelos. Desde 1985 a 1994,

se agregaron ventidós capítulos adicionales.

También se solicita la colaboración de conservadores

que conocen o utilizan otras variantes

del tratamiento reseñado a fin de

añadirlas en futuras impresiones. Se requiere

también permanentemente conservadores

para compilar y contribuir con nuevos temas

de tratamientos. El formato intenta ser sencillo

y flexible para estimular a los conservadores

de papel a contribuir con cualquier innovación

o técnica especializada, no importa

si su aplicación sea muy específica o amplia.

El catálogo en sí mismo constituye una meta,

pero el proceso de escribir capítulos presenta

oportunidades ilimitadas de intercambio de

información, mucha o poca, con nuestros

afiliados. La calidad de la información debe

estar al nivel de aquella aprendida al visitar

o trabajar con un colega o de la compartida

al discutir aspectos específicos de nuestro

trabajo.

Los miembros del Grupo del Libro y del Papel

(BPG) siempre han mostrado interés en el

intercambio de información, particularmente

sobre técnicas específicas y de apreciaciones

obtenidas mediante la experiencia

práctica. Hasta el desarrollo del Catálogo de

Conservación de Papel nunca estuvo disponible

un formato adecuado. Esperamos que

el Catálogo continúe siendo una herramienta

útil y atractiva al mismo tiempo que

cumple con la tarea profesional necesaria de

registrar nuestro cuerpo de conocimientos.

Se espera que las distintas ediciones del

Catálogo se integren entre sí. Se añade una

nueva tabla de contenidos para ayudar en la

organización del material. La información de

los derechos de autor se incluye en la cubierta

interior de esta edición y debe preservarse.

Solicitamos en todo momento información

adicional a la contenida en los capítulos

existentes para lo cual el lector podrá

contactar a un miembro del Comité Editor.

Breves colaboraciones misceláneas serán

7


8

impresas al final de cada capítulo hasta que

suficientes cambios y añadidos ameriten la

incorporación de esta información en el texto

del capítulo y su reimpresión.

Por favor comuníquese con el Director del

Proyecto en relación a cualquier asunto con

el Catálogo.

Comité Editor:

Director del Proyecto: Catherine I. Maynor

Sylvia R. Albro

Kitty Nicholson

Dianne van der Reyden

Asistente Editorial: Anne Pierce

Sarah Bertalan

Kimberly Schenck

Terry Boone Wallis

FORMATO

(Reimpresión de 1994)

Cada tema importante (capítulo) se identifica

con un número específico para facilitar la

indización y las referencias a él.

Cada capítulo sobre tratamiento se subdivide

en seis subtítulos: Propósito, Factores a ser

considerados, Materiales y equipos, Variantes

en el tratamiento, Bibliografía y Consideraciones

especiales. Cada subtítulo puede ser,

a su vez, esquematizado, tal como se señala

para el 1.4 Variantes en el tratamiento:

1. Tema amplio del tratamiento

Definición:

1.1 Propósito

1.2 Factores a ser considerados

1.3 Materiales y equipos

1.4 Variantes en el tratamiento

1.4.1

1.4.2

A.

B.

1.

2.

a.

b. (etc.)

1.5 Bibliografía

1.6 Consideraciones especiales

La Bibliografía puede ser comentada al

extremo que el tema lo requiera.

Las Consideraciones especiales pueden

adoptar distintos formatos. Pueden ser

ensayos extensos relacionados con los temas

del capítulo previo. Pueden ofrecer una reseña

crítica de la literatura existente o pueden

evolucionar a un diálogo entre conservadores

con enfoques complementarios o discrepantes.

Las consideraciones especiales están

separadas del cuerpo del texto a fin de

mantener sencillo el formato del texto para

búsquedas fáciles.


PARTICIPANTES

(Mayo de 1994)

A efectos de esta edición en CONSERVA-

PLAN incluimos la información relativa a los

capítulos traducidos y que corresponden a los

fascículos uno al seis del número 14 de la

publicación.

Enlace con el

Comité Editor:

Compilador:

Colaborador:

Disponible para

consultas:

1. Examen Visual

E. Comité Editor: N. Ash

Compilador:

Contacto con el Comité

Editor para un capítulo específico.

Responde a dudas,

consulta con el Comité,

comunica sugerencias, etc.

Esquematiza una categoría

específica, dándole forma

en bastante detalle, o esquematiza

y desarrolla un tema

principal dentro de un capítulo

específico.

Contribuye en áreas diversas

dentro de un capítulo

específico. La colaboración

puede ser desde una oración

hasta un ensayo.

Interés en contribuir con un

capítulo específico.

T. Jirat-Wasiutynski, mayo

de 1986

Colaboradores: N. Ash, C. Bowen, B.

Byers,G. Carriveau, M. Cohn, J. Cowan, A.

Dwan, T. Fairbanks, R. Irvine, D. Kushel,

A. Maheux, R. Lafontaine, D. van der

Reyden, T. Vitale, E, Walsh, G. Young

2. Hongos

E. Comité Editor: S. Bertalan

Compiladores: M. Wood Lee, L. Olcott

Price, S. Bertalan

Colaboradores: M. Florian, R. Koestler, K.

Nicholson, T. Parker, T. Stanlley, H.

Szczepanowska, S. Wagner

3. Limpieza de la superficie

E. Comité Editor: K. Schenck

Compilador: S. Duhl, N. Nitzberg

Colaboradores: R. Arnold, N. Ash, F.

Bleckner, K. Buchberg, E. Coombs, R.

Fallon, M. Fredericks, J. Krill, J.

Mankowski, B. Meierjames/Husby, J.

Munn, E. O´Loughlin, K. Pavelka, L.

Olcott Price, N. Purinton, E. Kaise Schulte,

Y. Strumfels, S. Wagner, E. Wendelin,

Winterthur Art Conservation Program

1991 first-year students, F. Zieske

4. Remoción de bisagras, cinta adhesiva y

otros adhesivos

E. Comité Editor: A. Seibert

Compiladores: E. O´Loughlin, L. Stiber

Colaboradores: S. Albro, N. Ash, S.

Bechtold, F. Bleckner, V. Blyth-Hill, E.

Buschor, M. Cleveland, S. Duhl, K. Eirk,

C. Gaehde, L. Gilliland, J. Goldman, S.

Guild, K. Lovette, H. Maxson, B.

Meierjames/Husby, W. Minter, E. Morse,

Knicholson, L. Paisley, P. Randolph, E.

Schulte, M. Sierra, C. Smith, M. Smith, K.

Tidwell, T. Vitale, J. Walsh, M. Weidner, J.

Weir, E. Wendelin, A. Witty, R. Wolbers, F.

Zieske

5. Lavado

E. Comité Editor: S.R. Albro,

M. Mickelson,

K. Nicholson

Compiladores: M.W. Harnly, C. Mear, J.E.

Ruggles

Colaboradores: N.S. Albro, L. Stirton Aust,

K. Eirk, J. English, P. Dacus Hamm, H.

Krueger, K.D. Lovette, P. DeSantis Pell, R.

Perkinson, F. Prichett, M. Stevenson, L.S.

Stiber, Y. Strumfels, J. Sugarman, T.J. Vitale,

J.C. Walsh, M. Kemp Weidner

6. Apresto/reapresto

E. Comité Editor: D. Hamburg

Compiladores: W. Henry

Colaboradores: T. Albro, N. Ash, C.

Baker, S. Barger, T. Barret, A. Dwan, R.

Espinosa, K. Garlick, D. Hamburg, B.

Meierjames, J. Munn, K. Nicholson, K.

Orlenko, S. Rogers Albro, T. Vitale

9


10

CONTENIDO

3. LIMPIEZA DE LA SUPERFICIE

3.1 Propósito

3.2 Factores a considerar

3.2.1 Composición química y naturaleza

física de los materiales para limpieza

de la superficie (borradores)

3.2.2 Alteración potencial/daño al objeto

A. Soportes

B. Medios

C. Otros componentes

3.2.3 Materiales ajenos a la superficie de

importancia histórica/artística/de

archivo

3.2.4 Tipos de materiales ajenos a la

superficie

3.3 Materiales y accesorios de aplicación

3.3.1 Materiales borradores

A. Información general

1. Cloruro de polivinilo (PVC)

2. Factice (aceite vegetal

vulcanizado)

3. Caucho

B. Borradores en bloque por nombre de

producto

1. Materiales con base de cloruro de

polivinilo (PVC)

a. Magic Rub No. 1954

b. Repuestos de borrador

eléctrico Magic Rub

c. Magic Rub No. 1960 para pelar

d. Mars Plastic 52650 y 52652

e. Repuestos de Mars Eraser

f. Koh-i-lar 286

g. Borradores en bloque de vinilo

con fluidos borradores

2. Materiales a base de factice

a. Art Gum

b. Limpiador Star Gum

c. Pink Pearl 101

d. Rubkleen 6002

3. Materiales que contienen caucho

a. Wishab

b. Esponja Smoke-off

C. Borradores en polvo

1. Migajas/polvos sueltos

borradores

a. Dandy Rub Powder 7025

b. Skum-X Powder 140C

2. Almohadillas borradoras

a. Magic Pad M1965

b. Mars Pad

c. Opaline Pad

D. Borradores en masilla

1. Materiales a base de caucho

a. Kneaded Rubber 1224

b. Groom Stick

2. Materiales a base de almidón

a. Limpiador Wallpaper

b. Absorene

E. Otros materiales de limpieza de la

superficie

1. Rubber Cement Pick-Up/Natural

Ruber Pick-Up/Crepe Eraser

2. Pasta tonta (Silly Putty)

3. Pan

4. Cinta autoadhesiva

5. Fluidos borradores

3.3.2 Accesorios de aplicación

A. Aire

B. Pinceles

C. Herramientas para remoción

mecánica

D. Ralladores

E. Soporte de barra borradora

F. Herramientas borradoras eléctricas y

una variedad de barras borradoras

G. Guantes de algodón y látex

H. Papel secante

I. Pesas

J. Almohadillas y almohadas para

soporte

K. Escudos de Mylar y de papel

L. Mesas de succión

M. Cunas para libros

N. Microscopios

3.4 Variaciones en el tratamiento

3.4.1 Preparación de materiales

3.4.2 Un procedimiento básico de limpieza

de la superficie

3.4.3 Técnicas adicionales de limpieza de la

superficie

3.4.4 Remoción de migajas de borrador

3.5 Consideraciones especiales

3.5.1 Pergamino y vitela

3.5.2 Heliografías y reproducciones de rotos

3.5.3 Lienzos arquitectónicos

3.5.4 Papeles japoneses

3.5.5 Papeles para mecanografía

3.5.6 Fotografías

3.6 Bibliografía parcialmente comentada


3. LIMPIEZA DE LA SUPERFICIE

La limpieza de la superficie, también

conocida como limpieza al seco, es una

técnica de limpieza mecánica utilizada para

reducir el sucio superficial, polvo, tiznes,

secreciones de insectos, adherencias, u otros

depósitos en la superficie, (en la limpieza al

seco, como se utiliza el término en conservación

de papel, no se emplean solventes orgánicos).

La limpieza de la superficie puede ser

utilizada como una técnica independiente de

limpieza, como un paso (por lo general el primero)

en un tratamiento más exhaustivo, o

como preludio a tratamientos posteriores

(por ejemplo, inmersión acuosa) que puedan

causar que la suciedad se fije irreversiblemente

a la fibra de papel.

3.1 PROPÓSITO

El propósito de la limpieza de la

superficie es reducir el riesgo de daño

potencial a los objetos de papel, mediante la

remoción de material ajeno que puede ser

abrasivo, ácido, higroscópico, o degradador.

La decisión de remover el sucio superficial

se basa también en razones estéticas cuando

interfiere con la visibilidad de la imagen o de

la información. La decisión que se debe tomar

requiere balancear el cuidado probable de

cada objeto contra los problemas posibles

relacionados con la limpieza de la superficie.

3.2 FACTORES A TOMAR EN

CONSIDERACIÓN

3.2.1 Composición química y naturaleza

física de los materiales para la limpieza

de la superficie (borradores)

Existen tres tipos básicos de materiales

borradores que utilizan generalmente los

conservadores de papel: vinilo (contiene por

lo general cloruro de polivinilo, plastificador

de ftalato y carbonato de calcio); factice

(aceites vegetales vulcanizados entrecruzados

con enlaces de azufre) y caucho (caucho,

aceites secadores, azufre y abrasivos). Se

utilizan también otras substancias para la

limpieza de la superficie como almidón y

borradores con base de silicio. Para información

detallada con relación a la composición

química, referirse a materiales borradores

3.3.1.

A. Los materiales de composición conocida

son preferibles

Las fórmulas del fabricante pueden cambiar

y la información que se suministra

sobre el producto puede no ser adecuada

para el propósito de la conservación. Las

fuentes confiables de productos borradores

deben ser seleccionadas. Los estudios

relacionados con conservación pueden

suministrar información sobre la composición

del producto, estabilidad y añejamiento.

(Ver bibliografía comentada).

Algunos componentes, o la cantidad de

un componente dado en un borrador,

pueden afectar adversamente la calidad

del material borrador y los resultados del

tratamiento. Los factores que pueden

afectar adversamente el papel y otros

soportes son: abrasivos, azufre, carbonato

de calcio (pH), ácido clorhídrico, plastificadores,

aceites secadores, etc.

B. La propiedad física de los borradores,

tales como rigidez, pegajosidad y abrasividad

afectan la eficiencia de la remoción

del sucio superficial y la posibilidad de

daño al objeto. Los materiales borradores

deben ser seleccionados con el propósito

de que no dañen o alteren físicamente la

superficie de papel y los medios.

C. Los materiales de limpieza al seco pueden

ser adaptados para minimizar el daño

físico a papeles; por ejemplo, los borradores

rallados son a menudo más suaves que

los bloques sólidos.

D. La variación en dimensión y finesa de las

partículas contribuye a la efectividad de

la limpieza y minimiza la posibilidad de

alterar la superficie del papel. Un papel

11


12

de superficie más pulida puede requerir

el uso de migajones de borrador muy

finos, mientras que la superficie áspera de

papel de acuarela puede beneficiarse con

la aplicación de algo más grueso que

presenta menos posibilidades de quedar

atrapado en las irregularidades de la textura

superficial. La fineza o grosor de los

migajones de borrador puede variar debido

a la fabricación o puede depender del

grado anguloso o áspero de la superficie

del rallo cuando los prepara el conservador

(BMH).

E. La facilidad de remoción del residuo de

borrador y la cantidad y características de

añejamiento del residuo que permanece

en un objeto pueden influenciar la

selección de un producto borrador o el

método de aplicación.

3.2.2 Alteración potencial/daño al objeto

La limpieza de la superficie puede

alterar el soporte y el medio en los objetos

seleccionados para tratamiento. La alteración

o daño potencial al objeto debe ser considerado

cuidadosamente antes del tratamiento.

Se debe examinar los siguientes elementos:

A. Soportes

Las características físicas del soporte de

papel pueden ser afectadas adversamente.

Un tratamiento seguro puede depender

de la fortaleza del papel, la flexibilidad,

la densidad, etc. La calidad del

papel puede ser resultado de: tipo de

pulpa o técnica de formación (trapo, madera,

hojas, hierba; fabricación a máquina

o a mano; satinado); materiales esenciales,

recubrimientos y otros aditivos (aprestos,

cargas, tintes, blanqueadores, recubrimientos,

antifloculantes, etc.); edad; y uso

previo.

Los daños potenciales de la limpieza al

seco pueden incluir: distorsión del plano,

abrasión, volver ásperas las fibras, compresión

de las fibras de papel, rasgaduras,

desprendimiento o pérdida en áreas del

soporte con deficiencias previas; cambio

de brillo o textura de la superficie; reacciones

químicas con las fibras y/o aditivos

en el papel.

Se debe tomar en consideración evitar la

limpieza al seco de papel impreso por

compresión tal como el área del grabado

de una impresión en relieve. Esto puede

producir aspereza en la superficie del papel

y alterar su carácter inherente (FZ).

Para información adicional ver AIC/BPG/

PCC 4. Support Problems, 1991).

B. Medios

Los medios pueden ser afectados adversamente

con la aplicación directa de

materiales de limpieza al seco. Muchos

tipos de medios no pueden resistir la

limpieza al seco. Los daños potenciales

pueden incluir: cambios en el brillo y/o

textura de la superficie (por ejemplo,

serigrafías, mezotintas y otras técnicas de

impresión); cambios de color (por ejemplo,

heliografías, fotografías); pérdida o

rotura de material friable (por ejemplo,

tiza, carboncillo, pastel, grafito suave,

algunas tintas de dibujo e imprenta).

Algunos conservadores no limpiarían

nunca al seco medios de diseño (excepto

quizás con una brocha suave, o en casos

extremos) ya que la abrasión o pérdida

de medios puede ser imperceptible, pero

puede ocurrir (NA).

Para información adicional ver AIC/BPG/

PCC 3. Media Problems (1985).

C. Otros componentes

Sellos, estampillas, etiquetas, piezas en

collages, elementos fotográficos, etc.,

pueden requerir consideraciones especiales

de limpieza.


3.2.3 Materiales ajenos de la superficie de

importancia histórica/artística/de

archivo

Los materiales ajenos a la superficie

pueden ser un registro histórico de uso o de

construcción. Los curadores o custodios de

los objetos deben ser consultados en relación

a la información potencial suministrada por

los materiales de la superficie y sobre la

extensión del posible tratamiento.

A. En algunos casos se puede decidir no

remover marcas hechas durante la construcción

incluyendo: huellas digitales,

inscripciones, medios manchados y desplazados,

imágenes fuera de lugar, “sucio

del estudio“, etc.

Los libros de bocetos de los artistas presentan

un dilema. El “sucio“ de la superficie

puede incluir polvo o tizne del medio,

polvo y sucio en general del estudio,

manchas y tiznes de otros medios en el

estudio (pintura, aceites, tiza, etc.), indicaciones

de la manipulación por parte del

artista (huellas digitales, huellas de

pisadas). A menudo hay la tentación de

“limpiar“ estos dibujos y en algunos casos

una limpieza delicada puede ser la apropiada.

Tales tratamientos deben ser

ejecutados con cuidado porque el sucio

superficial acumulado puede ser considerado

como una parte integral del

objeto. La decisión de llevar a cabo este

tratamiento debe ser considerada cuidadosamente,

tanto por el conservador

como por el custodio. (NA). Las imágenes

que se traspasaron de otras hojas pueden

ayudar a identificar el orden de las páginas

o las pérdidas para la construcción

del libro de bocetos (FZ).

B. Los materiales residuales de construcción

tales como adhesivos y cintas pueden suministrar

información adicional con respecto

a la técnica de trabajo del artista o

la intención creativa.

C. Marcas relacionadas con el origen: marcas

de registro, anotaciones, estampillas de

coleccionistas, marcas del marquetero,

precios, etc.

3.2.4 Tipos de materiales ajenos a la superficie

A. Sucio, polvo

B. Tizne/mugre, con contenido de grasa o

aceite

C. Contaminantes transportados por aire

D. Huellas digitales/huellas de pisadas

E. Adherencias (excremento de moscas, telarañas,

huevos) adhesivos, cera, azúcares,

etc.

F. Moho

G. Medios manchados o desplazados

H. Adhesivo y otros materiales de construcción

I. Polvo de cuero de encuadernaciones

(hongos descompuestos)

J. Vandalismo y aplicación accidental de

medios

K. Remanentes de tratamientos de conservación

previos (por ejemplo, migajas de

borradores)

L. Fragmentos de vidrio (de rupturas)

3.3 MATERIALES Y ACCESORIOS DE

APLICACIÓN

3.3.1 Materiales borradores

Los productos que se describen más

adelante se incluyen en este capítulo debido

a que tienden a ser los borradores más comúnmente

utilizados y aceptados para la

conservación de papel. Además, han sido objeto

de la investigación más exhaustiva para

13


14

el momento de esta publicación. Productos

específicos, que no están incluidos, pueden

ser similares a los que se enumeran en este

capítulo. Para pruebas específicas realizadas,

lista de borradores, muestras de papel, etc.,

refiérase a la bibliografía parcialmente comentada

al final del capítulo. La mayoría de

los productos indicados pueden ser adquiridos

en tiendas de artículos para arte u oficinas

o de catálogos de suministros para

conservación.

La composición química de productos

patentados puede cambiar sin previo aviso

por parte del fabricante. Por consiguiente, los

componentes específicos más importantes, la

presencia y cantidad de abrasivos y trazas de

elementos y como resultado las propiedades

de trabajo de un producto pueden cambiar.

Algunos productos tienen tiempo de almacenamiento

limitado.

Cuando se lleva a cabo el tratamiento

de limpieza de la superficie, el tipo de borrador

y el método de aplicación deben ser

escogidos cuidadosamente con las siguientes

consideraciones: naturaleza del objeto, tipo

de la suciedad a ser removida, componente

primario del borrador y contenido de abrasivo,

forma del producto (bloque, rallado, en

polvo) y daño potencial de los residuos del

borrador.

A. Información general (para formas físicas

y productos específicos ver 3.3.1.B, C, D y

E)

Esta sección suministra información

general acerca de cloruro de polivinilo,

factice y borradores de caucho ordenados

por composición química.

1. Cloruro de polivinilo (PVC)

a. Descripción general y composición:

los borradores con base de PVC, denominados

a menudo borradores de

vinilo, tienden a ser de color blanco y

pueden ser adquiridos en forma de

bloque o en polvo. Los componentes

más importantes son cloruro de polivinilo,

plastificador de ftalato y carbonato

de calcio.

b. Interacciones químicas/residuos/

factores de añejamiento: los materiales

con base de PVC producen cloruro de

hidrógeno con el añejamiento. Sin embargo,

todos los borradores con base

de PVC analizados contienen suficiente

carbonato de calcio para neutralizar,

teóricamente por lo menos, algo

del ácido producido hasta que se agota

el carbonato. (Moffatt 1981; Hueber

1985).

Han surgido preguntas acerca de los

efectos de los plastificadores presentes

en residuos de borradores de PVC

sobre objetos de papel. Se sabe que los

plastificadores migran hacia los materiales

adyacentes e interactúan con

ellos. Por ejemplo, borradores de vinilo

que han quedado en contacto con

lápices han dado origen al ablandamiento

del recubrimiento de pintura

en la cubierta exterior del lápiz. Este

efecto plastificador de los borradores

de vinilo puede ser utilizado para

ablandar y remover residuos de cintas

autoadhesivas (KN). Adicionalmente,

ha habido preocupación acerca del

efecto de los plastificadores sobre los

medios, en particular, medios impresos

o pintados. Otro problema potencial es

la solubilidad del plastificador en

solventes polares, como el alcohol, utilizado

en tratamientos después de la

limpieza de la superficie. (Moffatt

1981).

Algunos objetos pueden ser sensibles

al azufre o al cloro (v.g., fotografías con

base de plata). El azufre no está

incluido en la fabricación de borradores

de PVC. Los borradores de PVC

descargan menos cloro que los productos

de caucho para limpieza al seco. El

cloruro está estrechamente unido a las

moléculas de PVC y no se libera


fácilmente. (Moffatt 1981, p. 5).

Parece ser que no hay diferencia

significativa entre los borradores en

bloque de PVC o de factice (aceite vegetal

vulcanizado) en la cantidad de residuo

que queda en el papel. (Moffatt

1981, p.6)

2. Factice (aceite vegetal vulcanizado)

a. Descripción general y composición:

los borradores con base de factice pueden

ser adquiridos en forma de bloque

y en polvo con varias características de

trabajo. El factice es aceite vegetal vulcanizado,

por ejemplo, entrecruzado

con enlaces de azufre. El proceso de

vulcanización forma entrecruzamiento

entre las cadenas largas de polímeros

de aceite, dando como resultado

un producto obscuro, elástico.Con frecuencia

se añaden otros materiales

para mejorar sus propiedades (por

ejemplo, antioxidantes para retardar la

degradación). (Estabrook 1989, p. 82).

b. Interacciones químicas/residuos/

factores de envejecimiento: los materiales

con base de factice se deterioran

con el entrecruzamiento adicional aún

a temperatura ambiente, ocasionando

un aumento en dureza, pero por lo general

no originan subproductos perjudiciales.

Sin embargo, la posibilidad de

generar partículas suficientemente

duras para causar abrasión de la

superficie del papel no ha sido investigada.

(Moffatt 1981, p. 4)

Tanto el cloro como el azufre están

presentes en borradores de factice. El

cloruro puede ser extraído mediante

solución acuosa de los borradores de

factice. Para controlar la liberación de

azufre el Canadian Conservation Institute

diseñó una prueba para observar

el grado de deslustrado de un cupón

de plata en contacto con muestras del

borrador. Los borradores de factice

causaron más deslustrado que los de

PVC. Esto se debe, probablemente, al

azufre libre que permanece en la

matriz después del proceso de vulcanización.

Estos resultados deben ser

tomados en consideración cuando se

tratan objetos sensibles al cloruro o al

azufre. (Moffatt 1981, p. 5)

No se observó diferencia entre los

borradores en bloque de factice y PVC,

en la cantidad de residuo que queda

en el papel. (Moffatt 1981, p. 6)

3. Caucho

a. Descripción general y composición:

los borradores de caucho pueden ser

adquiridos en varias formas, siendo

una de las más populares el borrador

en masilla. Los borradores a base de

caucho son preparados usualmente

combinando caucho, aceites secantes,

abrasivos y azufre. La mezcla es procesada

y vulcanizada (v.g., entrecruzada

con enlaces de azufre). (Moffatt, p. 4).

Los cauchos naturales son polímeros

de poliisopreno, predominantemente

trans-1,4-poliisopreno. El caucho

vulcanizado se produce entrecruzando

el caucho natural usualmente con

azufre. La magnitud del entrecruzamiento

es baja para sólidos suaves

como los borradores. Las cantidades

grandes de azufre aumentan la fuerza

y la rigidez del producto final. (Horie

1987, pp. 89-91).

b. Interacciones químicas/residuos/

factores de envejecimiento: los materiales

con base de caucho se deterioran

por cruce adicional aún a temperatura

ambiente ocasionando un aumento en

dureza, pero por lo general no originan

subproductos perjudiciales. Sin

embargo, la posibilidad de generar

partículas suficientemente duras para

causar abrasión del papel no fue investigada.

(Moffatt 1981, p. 4)

15


16

B. Borradores en bloque por nombre de

producto (incluyendo lápices borradores

y barras de repuesto)

1. Materiales con base de cloruro de

polivinilo (PVC) (Para información

general sobre PVC ver 3.3.1.A.1)

a. Magic Rub No. 1954 (Faber Castell

Corp.)

Borrador blanco en bloque

1) Composición química: PVC, carbonato

de calcio y plastificador de

ftalato (ftalato de dioctilo reportado

por Hueber y Pearlstein, ftalato de

dialquilo por CCI). Las pruebas indican

la presencia de cloro y trazas

de silicio. La cantidad relativa de

deslustrado es intermedia. (Para la

descripción de la prueba utilizada

para determinar la liberación de

azufre por productos del borrador

ver bibliografía comentada bajo CCI

ARS 1738). El pH del extracto acuoso

es básico. (CCI ARS 1738.6). Contiene

la abrasiva piedra caliza (calcita)

y trazas de arena de cuarzo.

(McCrone 1966).

2) Abrasión/propiedades mecánicas:

de cuatro borradores probados, el

bloque de Magic Rub fue el que menos

alteró el papel. (Pearlstein, 1982.

El artículo también destaca que la

abrasión y el cambio de color de los

papeles fueron insignificantes). Fue

moderadamente abrasivo en la

película de poliéster (mylar) en

comparación con otros productos

probados (Hueber 1985).

3) Interacciones químicas/residuos/

factores de envejecimiento: no hubo

cambio ni en el pH de la superficie

ni en la capacidad de humedecimiento

después del tratamiento de

muestras de papeles con Magic Rub.

(Pearlstein 1982). No se observó

cambio de color en las muestras de

papel envejecido tratadas con Magic

Rub en comparación con muestras

no envejecidas. (McCrone 1966).

En la prueba de materiales borradores

sobre dril de algodón, quedaron

en las muestras de tejidos

sometidas al vacío cantidades moderadas

de migajas (partículas

blancas, redondas, pequeñas, invisibles

a simple vista) las migajas eran

relativamente resistentes a la remoción

con pincel y no se decoloraban

con el envejecimiento. Causaron

cambio de color moderado y disminución

del brillo de las muestras de

tejidos en comparación con otros

borradores probados. (Estabrook

1989, pp. 86, 94).

Después del envejecimiento acelerado

del bloque borrador, el Magic

Rub permaneció dimensionalmente

estable; sin embargo, se hizo suave

y pegajoso, más rojizo y opaco en

apariencia, emitió olor y disminuyó

el pH de la superficie (7,4 a 6,2).

(Pearlstein 1982, p. 4)

4) Comentarios generales: es recomendado

generalmente por conservadores

e investigadores dependiendo

del uso y naturaleza del

soporte. Apropiado para papeles

con apresto fuerte. Puede usarse en

forma sólida o rallada; las migajas

pueden permitir mayor control y

parecen más suaves que el bloque

(WS). No debe aplicarse con mucha

fuerza debido a que contiene abrasivos.

(Horton 1969). Puede ser utilizado

para reducir mecánicamente

residuos de adhesivos de cintas

autoadhesivas. Las migajas de borrador

parecen menos tenaces que

la mayoría de las demás y se remueven

fácilmente del papel. (WS).

b. Repuestos de borrador eléctrico Magic

Rub (A.W. Faber). Barras blancas


de repuesto para borrador.

1) Composición química: PVC, dialquil

ftalato, carbonato de calcio y

silicato. Las pruebas indican la

presencia de cloro. El pH del extracto

acuoso es básico. La cantidad relativa

de deslustrado es considerable

(CCI ARS 1738.10).

c. Magic Rub No. 1960 para pelar (A.W.

Faber). Borrador blanco en forma de

lápiz, embutido en papel.

1) Composición química: PVC, dialquil

ftalato, carbonato de calcio y

silicato. Las pruebas indican la

presencia de cloro y trazas de silicio.

El pH del extracto acuoso es básico.

La cantidad relativa de deslustrado

es intermedia. (CCI ARS 1738.1).

2) Propiedades de abrasión/mecánicas:

causó abrasión ligera en película

de poliéster (Mylar) comparado con

otros productos probados de limpieza

al seco. (Hueber 1985). Es más duro

que el Magic Rub en bloque (WS).

d. Mars Plastic 52650 y 52652

(Staedtler, Inc.)

Borrador blanco en bloque.

1) Composición química: PVC, carbonato

de calcio y plastificador de

ftalato (ftalato de dioctilo reportado

por Hueber, dialquil ftalato por CCI).

Las pruebas analíticas indican cloro

y posiblemente trazas de titanio. El

pH del extracto acuoso es básico. La

cantidad relativa de deslustrado fue

baja (CCI ARS 1738.8).

2) Propiedades de abrasión/mecánicas:

los papeles sin apresto tratados

con Mars Plastic sufrieron algo de

daño en la fibra, pero el papel con

apresto no fue afectado de manera

apreciable (McInnis). Moderadamente

abrasivo en la película de

poliéster (Mylar) comparado con

otros productos probados. (Hueber

1985).

3) Interacciones químicas/residuos/

factores de envejecimiento: migajas

de borrador permanecieron visibles

en muestras de papel después de

tratamiento con Mars Plastic según

se observó en fotografías de microscopio

de exploración electrónica

(SEM). (McInnis 1980).

En las pruebas de materiales de

borrador sobre dril de algodón

quedaron algunas migajas en muestras

sometidas al vacío (muy pequeñas,

blancas, invisibles a simple

vista). Fue necesario el uso persistente

del pincel para remover las

migajas debido a su cantidad y

ubicación. Causó cambio moderado

de color y disminución en brillo de

las muestras de tejidos en comparación

con otros borradores probados.

(Estabrook 1989, pp. 82, 94).

4) Comentarios generales: recomendado

generalmente por conservadores

e investigadores dependiendo

del uso y naturaleza del soporte.

Tiene características y propiedades

de trabajo similares a las de Magic

Rub.

e. Repuestos Mars Eraser (Staedtler, Inc)

Barras blancas de repuesto para borradores.

1) Composición química: PVC, ftalato

de dioctilo repuesto de carbonato de

calcio. El pH del extracto acuoso es

básico. (Hueber 1985).

2) Propiedades de abrasión/mecánica:

causó abrasión ligera a película de

poliéster (Mylar) en comparación

con otros materiales de limpieza al

seco. (Hueber 1985).

17


18

f. Koh-i-lar 286 (Koh-i-noor Rapidograph,

Inc.)

Borrador blanco en bloque.

1) Composición química: PVC, plastificador

de dialquil ftalato y carbonato

de calcio. Las pruebas analíticas

indican la presencia de cloro y

posiblemente de titanio. El pH del

extracto acuoso es básico. No hay

evidencia de deslustrado. (CCI ARS

1738.7).

2) Propiedades de abrasión/mecánicas:

causó abrasión ligera a película

de poliéster (Mylar) comparado con

otros borradores probados. (Hueber

1985).

3) Comentarios generales: puede ser

utilizado con el borrador líquido

Koh-i-lar 291-F para remover lápiz

y tinta de película de dibujo con base

de poliéster.

g. Borradores en bloque de vinilo con

fluidos borradores (Faber-Castell TGK

7092 India Ink Eraser, Staedtler Mars

Techniplast 526-58T): solvente orgánico

incorporado en el borrador para

remover tinta de película de poliéster

y de papeles de dibujo modernos.

2. Materiales a base de factice (para

información general en relación al

factice ver 3.3.1.A.2).

a. Art Gum (Faber Castell Corp.)

Borrador castaño en bloque.

1) Composición química: Pearlstein

(1982) identificó Art Gum 100 como

factice (aceite vegetal vulcanizado).

Faber Castell destacó en correspondencia

personal (1991) que Design

Artgum es un “compuesto de polivinilo

cargado con factice; un plástico

no abrasivo libre de azufre“.

2) Propiedades de abrasión/mecánicas

los papeles con apresto y sin apresto

tratados con un borrador de goma

similar (AKA Art Eraser 430), mostraron

daños de las fibras, en mayor

grado que las muestras tratadas con

Mars Plastic o borrador en polvo; en

la fotografía de microscopio electrónico

(SEM) las muestras indicaron

extensa abrasión de las fibras. (McInnis

1980).

3) Interacciones químicas/residuos/

factores de envejecimiento: no se

observó cambio de color entre las

muestras de papel envejecidas y no

envejecidas tratadas con Art Gum.

(McCrone 1966).

Los papeles tratados con un borrador

de goma similar (AKA Art Eraser

430) dejaron residuos tanto en las

muestras con apresto como en las

que no tenían apresto.(McInnis

1980).

Al probar los materiales borradores

sobre dril de algodón quedaron

muchas migajas (pequeñas, amarillo

pálido y difíciles de ver, aún con

aumento) en el tejido después de

someterlo al vacío y se encontraron

migajas profundas en el tramado

más que en las fibras que sobresalían.

Las migajas fueron removidas

fácilmente mediante aplicación

adicional de vacío o con pincel.

Las migajas se obscurecieron con el

envejecimiento. Causaron poco

cambio de color y opacamiento de

las muestras de tejido en comparación

a otros borradores probados.

(Estabrook 1989, pp. 82, 93).

Después del envejecimiento acelerado

de Art Gum el bloque borrador

disminuyó en peso y volumen,

mostrando un cambio de color

extremo y emitiendo un olor picante.

El pH aumentó ligeramente (pH

de 6.6 a 6.8). (Pearlstein 1982, p. 4).


4) Comentarios generales: recomendado

generalmente en forma sólida

o rallada dependiendo del uso y

naturaleza del soporte. Debido a que

tienden a endurecerse con el envejecimiento,

estos borradores al igual

que sus partículas o migajas deben

ser utilizados solamente hasta tanto

se mantengan suaves. (SB). En

forma de bloque, los borradores de

goma son menos fáciles de controlar

que los borradores de vinilo, debido

a que se desmenuzan más con la

misma presión. A menudo parecen

ser más abrasivos que los borradores

de vinilo. (WS). Cuando se desmenuzan

parecen ser menos eficientes

que los borradores de vinilo, pero

causan menos daño al papel frágil

que los borradores de vinilo. Parecen

comportarse mejor sobre capas

ligeras de suciedad; sin embargo, los

borradores de vinilo rallados trabajaron

más eficientemente en la

misma tarea. La naturaleza desmenusable

es contraria al trabajo que

requiere precisión. (WS).

b. Star Gum Cleaner (Eberhard Faber)

Borrador castaño en bloque.

1) Composición química: factice y

carbonato de calcio. Las pruebas

indican la presencia de cloro, azufre

y trazas de magnesio y hierro. El pH

del extracto acuoso es básico. La

cantidad relativa de deslustrado es

considerable. (CCI ARS 1738.5). No

contiene color añadido.

2) Propiedades de abrasión/mecánicas:

entre los borradores de factice

probados Star Gum es uno de los

dos menos abrasivos.

c. Pink Pearl 101 (Eberhard Faber)

Borrador rosado en bloque.

1) Composición química: factice, carbonato

de calcio y trazas de silicato.

Las pruebas indican la presencia de

cloro, azufre, magnesio, trazas de

hierro, aluminio y potasio y posiblemente

titanio. El pH de la solución

acuosa es básico. La cantidad

relativa de deslustrado es considerable.

(CCI ARS 1738.4). Plastificado

con un aceite de hidrocarburos.

Pearlstein enumera los ingredientes

como factice, caucho, antioxidantes,

suavizadores, piedra pómez y agentes

colorantes. La inclusión de

piedra pómez (óxido de silicio y

óxido de aluminio) actúa probablemente

como repuesto, absorbente y

adherente de los productos de caucho.

(Estabrook 1989). De acuerdo

con McCrone, Pink Pearl contiene la

abrasiva piedra caliza (calcita) y

trazas de arena de cuarzo. Presencia

de colorante. (JM).

2) Propiedades de abrasión/mecánicas:

desgastó rápidamente la superficie

del papel y alteró la textura del

papel de prueba (Pearlstein 1982).

Causó abrasión severa a la película

de poliéster (Mylar) comparado con

otros productos de limpieza al seco.

(Hueber 1985). Otros borradores

rosados en bloque pueden dejar

también marcas rosadas sobre los

soportes de papel.

3) Interacciones químicas/residuos/

factores de envejecimiento: las migajas

se aferraron tenazmente al

papel y fueron las más difíciles de

remover entre los borradores probados.

El borrador alteró el color del

papel. Los papeles tratados con Pink

Pearl fueron los más resistentes al

humedecimiento. (Pearlstein 1982).

En las pruebas de materiales borradores

sobre dril de algodón

quedó un número considerable de

migajas en las muestras sometidas

al vacío; las muestras se hicieron

más obscuras y más amarillas con el

19


20

envejecimiento. Las migajas eran

visibles tanto en el tramado como en

las fibras. No se pudieron remover

todas las migajas aún con aplicación

agresiva del pincel. Causó cambio

apreciable de color y disminución en

brillo de las muestras de tejido en

comparación con otros borradores

probados. (Estabrook 1989, pp. 82,

93).

Después del envejecimiento acelerado

de Pink Pearl, el borrador en

bloque emitió olor a caucho, perdió

2% de peso, pero ganó 23% en volumen,

se opacó ligeramente, adquirió

apariencia granular y mostró un

aumento en pH (pH de 8,1 a 9,0).

(Pearlstein 1982, p. 4).

4) Comentarios generales: Pink Pearl

no es recomendado por Pearlstein y

algunos de los conservadores de

papel debido a su naturaleza abrasiva

y la posibilidad que presenta de

alterar el color del papel. Sin embargo,

ha sido recomendado por

Horton y Clapp. Inconveniente para

remover residuos. La presión extrema

deja marcas rosadas. (WS).

d. Rubkleen 6002 (Eberhard Faber)

Borrador verde en bloque.

1) Composición química: factice, carbonato

de calcio y trazas de silicato.

Las pruebas indican presencia de

cloro, azufre, titanio y trazas de

magnesio y hierro. El pH de la

solución acuosa es básico. La cantidad

relativa de deslustrado es

considerable. (CCI ARS 1738.3).

Presencia de colorante.

2) Propiedades de abrasión/mecánicas:

entre los borradores de factice

en bloque probados por CCI Rubkleen

fue uno de los dos menos abrasivos.

Si la transferencia de color

representa un problema puede ser

preferible un producto no coloreado.

(CCI ARS 1738). Causó abrasión

severa en película de poliéster

(Mylar) en comparación con otros

productos de limpieza al seco.

(Hueber 1985).

3. Materiales que contienen caucho

(Para información general sobre caucho

ver 3.3.1.A.3)

a. Wishab (fabricado por AKA Chemie,

Alemania Occidental, distribuido por

Talas).

Borrador de dos lados: un lado es una

almohadilla amarilla tipo esponja y el

otro es una espuma rígida azul abrasiva.

Solamente el lado amarillo ha sido

utilizado para limpiar papel.

1) Composición química: la parte

amarilla es un caucho sintético, un

copolímero de estireno-butadieno.

El análisis elemental indica la presencia

de cloro. Se extrajo un componente

amarillo pegajoso no identificado.

(CCI ARS 2688).

2) Interacciones químicas/residuos/

factores de envejecimiento: el tamaño

de las migajas puede variar (FZ).

Las migajas son muy pequeñas y

pálidas cuando están frescas; toman

color naranja obscuro con el envejecimiento.

El pincel de cerdas rígidas

desaloja fácilmente las migajas

del dril de algodón. Poco cambio de

color y pérdida de brillo de las muestras

de dril de algodón tratadas con

Tapeten Reininger en comparación

a tejidos tratados con otros materiales

borradores. (Estabrook 1989).

3) Comentarios generales: No se recomienda

para limpieza rutinaria de

superficies de materiales de papel

debido a los resultados de las pruebas

analíticas (CCI ARS 2688). Publicitado

por Talas como removedor de


polvo, tizne, etc., pero no de aceite

ni de grasa.

b. Esponja Smoke-off (fabricado por

Maritime Chemicals and Equipment

Limited). Esponja sintética.

1) Composición química: compuesta

fundamentalmente de caucho de

trans-1,4-poliisopreno rellenado

considerablemente con carbonato

de calcio. Durante las pruebas se

extrajo del producto una pequeña

cantidad de aceite de hidrocarburos.

Las pruebas indican la presencia de

sodio, silicio, azufre y zinc en cantidades

pequeñas. (CCI ARS 2445).

2) Comentarios generales: se han

utilizado productos similares (Wallmaster

Drychem Sponge) para remover

sucio y hollín de superficies

dañadas por fuego. Tienden a ser

suaves y a recoger suciedad rápidamente.

Pueden ser cortadas en formatos

más pequeños. Pueden lavarse,

pero comienzan a desmenuzarse

después de un rato. (Mowery 1991).

C. Borradores en polvo

1. Migajas/polvos sueltos borradores

a. Dandy Rub Powder 7025

(Faber Castell)

Borrador verde en polvo.

1) Composición química: factice, carbonato

de calcio y silicio. Las pruebas

analíticas indican la presencia de

magnesio, cloro, azufre y posiblemente

trazas de zinc. El pH de la

solución acuosa es básico. La cantidad

relativa de deslustrado es considerable.

(CCI ARS 1738.12).

b. Skum-X Powder 140C

(Patente 2305910, Dietzgen)

Borrador beige en polvo.

1) Composición química: caucho de

polihidro-carburos y carbonato de

calcio. Las pruebas analíticas indican

la presencia de azufre, posiblemente

cloro y posiblemente trazas

de aluminio, titanio, silicio y zinc. El

pH de la solución acuosa es básico.

La cantidad relativa de deslustrado

es considerable. (CCI ARS 1738.11).

2) Interacciones químicas/residuos/

factores de envejecimiento: Skum-

X dejó por margen bastante amplio

la menor cantidad de residuo entre

los dos borradores en polvo suelto

probado por el CCI y era el único

polvo que no contenía silicato.

3) Comentarios generales: Skum-X

también está disponible en forma de

almohadilla.

2. Almohadillas borradoras

El borrador en polvo se empaca en un

saquito o bolsa de tela que puede ser

comprimido ligeramente para liberar

migajas o puede ser aplicado directamente

a la superficie del objeto. Se

añade silicato de magnesio a las

almohadillas, para limpieza al seco, a

fin de facilitar el movimiento de las

migajas de borrador a través de los

poros del saco o bolsa. (Pearlstein, p.

3). Entre todos los borradores probados

por el CCI los borradores de

almohadilla que dejan pasar básicamente

el polvo borrador más fino,

dejan la mayor cantidad de residuo

embebido en las fibras de papel.

(Moffatt 1981). Algunos conservadores

recomiendan remover el polvo del

saco y trabajar sobre la superficie del

papel con pinceles. Las almohadillas

pueden retener aceites y sucios de los

dedos debido al uso constante y

pueden redistribuir la suciedad. Hay

que tener cuidado con las almohadillas

mientras se trabaja. Pueden rallar

papeles satinados. Debido al tamaño

21


22

de la almohadilla, se limpia inevitablemente

un área mayor de la que se

requiere. Las migajas finas son difíciles

de remover. (WS).

a. Magic Pad M1965 (Faber Castell)

Borrador blanco en polvo en almohadilla

de tela.

1) Composición química: PVC, plastificador

de dialquil ftalato, carbonato

de calcio y un silicato. Las pruebas

analíticas indican la presencia de

magnesio, cloro y trazas de azufre y

hierro, y posiblemente trazas de zinc

y titanio. El pH del extracto acuoso

es básico. La cantidad relativa de

deslustrado es considerable. (CCI

ARS 1738.13).

2) Comentarios generales: Deja partículas

residuales muy pequeñas

que son difíciles de remover; algunos

conservadores prefieren el

borrador de vinilo rallado.

b. Mars Pad (Staedtler, Inc.)

Borrador blanco en polvo en almohadilla

de tela.

1) Composición química: Staedtler

destaca que Mars Pad contiene migajas

de borrador de vinilo (correspondencia

personal de 1992). Sin

embargo, Hueber encontró que el

borrador se compone de factice

(aceite vegetal vulcanizado) y repuesto

de carbonato de calcio y

contiene azufre. El pH del extracto

acuoso es básico. (Hueber 1985).

c. Opaline Pad

(Durasol Chemical Company)

Borrador blanco en polvo en almohadilla

de tela.

1) Composición química: factice, carbonato

de calcio y silicato. Las

pruebas analíticas indican la presencia

de magnesio, cloro, azufre y

posiblemente trazas de zinc. El pH

del extracto acuoso es básico. La

cantidad relativa de deslustrado es

considerable. (CCI ARS 1738.14).

Factice (aceite vegetal vulcanizado)

y silicato de magnesio. (Pearlstein

1982).

2) Propiedades de abrasión/mecánicas:

de los productos de limpieza al

seco probados por Pearlstein es el

menos abrasivo; menos abrasivo que

el borrador en bloque Magic Rub. En

pruebas, utilizando un producto

similar (almohadilla limpiadora

Draftsman ABC de Keuffel and

Esser Co.), los papeles tratados con

polvo para limpieza al seco no parecían

desgastados. (El polvo fue

aplicado en la superficie del papel

utilizando pinceles rígidos y de pelo

de marta). (McInnis 1980).

3) Interacciones químicas/residuos/

factores de envejecimiento: El pH

de la superficie de papeles tratados

con opalina aumentó; el color de la

superficie del papel se hizo más

rojizo en apariencia después del

tratamiento y envejecimiento, debido

posiblemente al cambio de color

en el residuo de las migajas de

borrador. (Pearlstein 1982). Sin

embargo, McCrone no observó

cambio de color en muestras de

papeles envejecidos tratados con

almohadilla de opalina en comparación

con muestras no envejecidas.

Pearlstein también observó que las

muestras tratadas con la almohadilla

de opalina requirieron mayor limpieza

con pincel para remover las

migajas visibles de borrador.

En pruebas utilizando un producto

similar, el residuo de borrador permaneció

en el papel en cantidades

mucho mayores que en papeles

tratados con otros borradores. (Mc-

Innis 1980).


4) Comentarios generales: deja partículas

residuales muy pequeñas que

son difíciles de remover. Algunos

conservadores prefieren el borrador

de vinilo rallado.

D. Borradores en masilla

1. Materiales a base de caucho

Las evaluaciones de la abrasividad del

caucho en masilla varían entre muy

suave (Banks) y abrasivo (McInnis

1980). Si se utilizan en forma inadecuada,

los borradores de caucho en

masilla tienen el potencial para causar

gran daño ya que extraen las fibras de

la superficie; sin embargo, pueden

causar daño mínimo si se utilizan

suavemente. (Moffatt 1981, p. 5). Los

borradores de caucho en masilla

pueden depositar una película; esto

ocurre a medida que el borrador (el

cual ha comenzado a deteriorarse con

el envejecimiento y uso) es amasado y

se hace ligeramente pegajoso. (BMH).

a. Kneaded Rubber 1224

(Eberhard Faber)

Borrador gris en masilla, cuadrado.

1) Composición química: poliisobuteno

y carbonato de calcio. Las pruebas

analíticas indican la presencia de

cloro, azufre, titanio y trazas de magnesio,

aluminio y potasio. El pH del

extracto acuoso es básico. La cantidad

relativa de deslustrado es considerable.

(CCI ARS 1738.16). El

fabricante identifica la composición

como poliisobuteno y carbonato de

calcio o cauchos naturales y sintéticos,

aceite vegetal, aceite mineral,

antioxidantes, piedra pómez, carbonato

de calcio, y dióxido de titanio.

Pearlstein incluye negro humo como

un ingrediente. El aceite mineral

actúa como un suavizador para prevenir

el endurecimiento. (Pearlstein

1982, p. 3).

2) Propiedades de abrasión/mecánicas:

Pearlstein destacó que el borrador

en masilla desgastó fibras del

papel en un grado mucho mayor

que los borradores en bloque o en

polvo. Abrasión muy suave en películas

de poliéster (Mylar) en comparación

con otros borradores, pero

dejó un residuo pegajoso. (Hueber

1985).

3) Interacciones químicas/residuos/

factores de envejecimiento: dejó

algunas partículas sobre papeles de

prueba. (Moffatt 1981). Las migajas

no visibles a simple vista fueron

difíciles de remover. (Pearlstein

1982).

La superficie de la muestra de papel

tratada con borrador en masilla

mostró una apariencia ligeramente

sucia después de envejecimiento

acelerado. También exhibió resistencia

al humedecimiento con agua; sin

embargo, el pH de la superficie del

papel no fue afectado por el tratamiento.

(Pearlstein 1982).

En las pruebas de materiales borradores

sobre dril de algodón no

fueron visibles migajas (pequeñas,

blancas, invisibles a simple vista) en

las muestras de tejido sometidos al

vacío; la mayoría de las migajas

fueron localizadas en la trama y

removidas rápidamente con pincel.

Las muestras de tejido mostraron

grandes cambios en color y una

reducción del brillo después del

tratamiento con el borrador en

masilla, y el envejecimiento posterior,

en comparación con otros

borradores probados. (Estabrook

1989, p. 86, 91).

Después del envejecimiento acelerado

de un borrador en masilla, el

borrador perdió peso y volumen,

emitió olor a caucho y se hizo más

23


24

rojizo en color y más firme en

textura. (Pearlstein 1982).

4) Comentarios generales: preocupación

acerca de la forma en que los

borradores de caucho en masilla

retienen y posiblemente depositan

nuevamente el sucio de superficie.

Cuando se le da forma aguda se

puede remover cuidadosamente la

suciedad en la extensión de fibras

largas con poca alteración de la

superficie del papel (WS).

b. Groom Stick (Talas)

Borrador beige en masilla, muy pegajoso

1) Composición química: caucho vulcanizado

de trans-1,4-poliisopreno y

dióxido de titanio. Las pruebas

analíticas indican trazas de aluminio,

silicio, potasio, calcio, hierro,

cloro y azufre. El pH del extracto

acuoso es neutro. No hay deslustrado

(CCI ARS 1738.17).

2) Propiedades de abrasión/mecánicas:

capaz de desgarrar muchas

fibras de la superficie, cuando se usa

agresivamente, debido a su naturaleza

pegajosa. (Moffatt 1981).

3) Interacciones químicas/residuos/

propiedades de envejecimiento:

Groom Stick no deja residuo detectable.

(Moffatt 1981).

4) Comentarios generales: ha sido útil

para remover adherencias de bordes

de cartón, pero puede ser demasiado

fuerte para utilizarlo en un

objeto de papel; parece que su

aplicación deja residuo. (KP).

2. Materiales a base de almidón

a. Wallpaper Cleaner / (limpiador de

papel tapiz) (Sheffield)

Borrador rosado en masilla.

1) Composición química: almidón y

cloruro de sodio. Las pruebas analíticas

indican trazas de aluminio. El

pH del extracto acuoso es ácido.

(CCI ARS 1738.18). Presencia de

colorante.

2) Interacciones químicas/residuos/

propiedades de envejecimiento:

tendencia a fragmentarse y dejar

muchas partículas rosadas pegajosas

las cuales se hacen duras y

quebradizas al secarse; potencialmente

problemático. (Moffatt 1981).

b. Absorene (Absorene Mfg. Co.)

Borrador rosado en masilla.

1) Composición química: producto

deshidratado, compuesto fundamentalmente

de almidón, sodio,

cloro y nitrato de sodio (CCI ARS

2376). Harina, sal, agua, alcoholes

minerales, posiblemente aluminio.

(Estabrook 1989, p. 80). El pH del

extracto acuoso es ácido (3,8) (Hueber

1985). Presencia de colorante.

2) Propiedades de abrasión/mecánicas:

no fue abrasivo en película de

poliéster (Mylar). (Hueber 1985).

3) Interacciones químicas/residuos/

propiedades de envejecimiento:

Absorene ha sido utilizado para la

remoción de polvo de libros y objetos

de papel; sin embargo, las migajas

son difíciles de remover cuando

están resecas. (Horton, Banks).

McCrone enfatiza que Absorene es

un limpiador de papel tapiz y no es

recomendado específicamente para

limpieza de libros. Cuando está expuesto

al aire el Absorene se endurece,

pero puede ser rehumedecido

con agua. (Moffatt 1981).

En pruebas hechas sobre dril de

algodón, muchas migajas (pequeñas,

rosado pálido, invisibles a


simple vista) quedaron en las muestras

de tela sometidas al vacío; las

migajas se desprendían fácilmente

de las fibras de algodón con varios

pases de un pincel rígido. Las muestras

de tejido tratadas con Absorene

mostraron poco cambio de color y

pérdida de brillo después del tratamiento

y envejecimiento, en comparación

con otros materiales de

limpieza al seco. (Estabrook 1989,

pp. 86, 91).

4) Comentarios generales: no es generalmente

aceptado para limpieza

rutinaria de objetos de papel. Es

posible que contenga sucio y aceites

recogidos en los dedos durante el

uso. (Moffatt 1981) Sensación grasosa;

requiere presión ligera; de lo

contrario se resquebrajará y se

desmenuzará (WS).

E. Otros materiales de limpieza de la

superficie

1. Rubber Cement Pick-Up/Natural

Rubber Pick-Up/Crepe Eraser: (distribuido

por Double E Distributing Co.,

Inc.; ellos obtienen el producto de

Ramco Trading Corp.). Hecho de látex

natural del cual se ha removido el

líquido durante un proceso de coagulación.

Se utiliza ácido fórmico para remover

materiales de caroteno. Luego,

el látex se forma en hojas y se troquela.

Información obtenida de Jeff Herring,

Ramco Trading Corp., y Paul Hurley

de la Malaysian Rubber Bureau. Se

utiliza en la conservación de papel

básicamente para la reducción del

adhesivo de cintas autoadhesivas

sobre papel, pero puede ser bastante

útil para cierto tipo de materiales

extraños al objeto. (Ver AIC/BPG/PCC

15. Hinge, Tape and Adhesive Removal,

traducido como Remoción de bisagras,

cinta adhesiva y otros adhesivos en

Conservaplan, nº 14, fascículo 4, 1998).

2. Silly Putty (pasta tonta): no se recomienda

para la limpieza de la superficie

de objetos de papel, pero sus

propiedades peculiares pueden ser de

algún uso en circunstancias especiales.

Puede recoger tintas de imprenta de

algunas superficies tales como periódicos

impresos con tintas a base de

aceite. Si se deja sobre la superficie del

papel puede fluir dentro de las fibras,

haciendo imposible su remoción.

Contiene silicio con presencia de

titanio, y trazas de hierro y cloro (CCI

ARS 1738.19). Presencia de colorantes.

Naturaleza aceitosa.

3. Pan: el pan ha sido utilizado históricamente

como un material para limpieza

de superficies, pero ya no es de

uso general. El pan debe ser horneado

con aceites, levadura o sal (potencialmente

abrasiva). (SD). Tradicionalmente,

se prefería el pan con un día

de preparado, ya que no era tan húmedo

como el pan fresco y podía tener

“diente“ para facilitar una mejor

limpieza. Se removían las conchas y el

pan era presionado sobre la superficie

del papel con un movimiento de rodillo.

(EO). El pan residual puede favorecer

el crecimiento de moho (RA).

4. Cinta autoadhesiva: el tirro (u otras

cintas autoadhesivas) enrollado alrededor

de una astilla de madera (aguda

o roma) puede ser útil para recoger

residuos de cintas autoadhesivas o

materiales extraños en áreas pequeñas,

especialmente cuando el adhesivo ha

sido ablandado con una cámara de

solventes.

5. Fluidos borradores (Borrador líquido

F Koh-i-lar 291, etc.): publicitado como

un borrador líquido no inflamable es

empleado para remover líneas de tinta

de películas de dibujo con base de

poliéster; utilizado en combinación

con borradores blancos de vinilo (Kohi-lar

286).

25


26

3.3.2 Accesorios de aplicación

A. Aire: peras de goma sopladoras de aire,

aspiradoras (compresores), envases de

aire presurizado (por ejemplo, Dust Off),

limpiadores al vacío (Dustbusters, Minivacs,

aspiradoras de baja presión), pinzas

de vacío.

Los envases de aire presurizado dañan la

capa de ozono. También pueden contener

una substancia obscura, aceitosa, que

puede ser rociada sobre el objeto. (NP).

Gasa de algodón, sin apresto, u otro tejido

poroso, debe ser colocado sobre los orificios

de la aspiradora para evitar que

fragmentos del objeto sean aspirados

accidentalmente. La tela debe ser cambiada

regularmente para evitar las acumulaciones

de sucio y mugre. (SD).

B. Pinceles: de todas las dimensiones de

pelo suave o sintético, pinceles rígidos,

“pinceles de mesa de trabajo“. Designe los

pinceles a ser utilizados específicamente

en la limpieza de superficie. (NN).

Los pinceles pueden ser utilizados con

carga estática frotando los pelos contra

tejido sintético, nailon o lana. (JK).

Los pinceles duros rígidos deben ser

utilizados con cuidado a fin de que las

fibras de papel y los medios no sean alterados.

“Los pinceles de mesa de trabajo“

no deben ser utilizados directamente

sobre superficies de objetos porque las

cerdas duras pueden raspar el medio o la

superficie del papel. (SD).

C. Herramientas de remoción mecánica:

escalpelos, pinzas, espátulas, agujas,

cánulas de madera y metal, hisopos y

almohadillas (secas y húmedas).

D. Ralladores: ralladores de queso regulares

y rotatorios, molinillos de carne,

molinillos de vegetales de cerámica y

plástico, licuadoras, molinillos eléctricos

de especias y molinos de café.

Deben utilizarse solamente los ralladores

de acero inoxidable de buena calidad. Los

ralladores de metal de calidad inferior

contaminan las migajas de borrador con

partículas potencialmente perjudiciales y

es posible que causen la decoloración de

las migajas, haciendo más difícil distinguir

entre el borrador fresco y el usado.

La fineza o aspereza de la superficie del

rallador contribuye a la dimensión de las

partículas de borrador que se producen.

Esta dimensión de partículas debe ser

variada dependiendo de la calidad del

papel que está siendo sometido a limpieza.

(BMH).

Las cuchillas de metal en procesadores de

alimentos, licuadoras, molinos de especias

y café se amellan rápidamente cuando

se cortan borradores. Este tipo de

rallador puede dar como resultado partículas

de dimensiones desiguales y trozos

irregulares de borradores. (SD).

Los ralladores no deben ser utilizados

para otros materiales que puedan introducir

nuevas fuentes de contaminantes.

(SW).

E. Soportes de barras borradoras: soportes

ajustables de plástico o metal, barras borradoras

con envoltura. Los borradores en

los extremos de lápices no son recomendados.

F. Herramientas borradoras eléctricas, y

una variedad de barras borradoras: los

borradores eléctricos pueden ser difíciles

de controlar y pueden ser demasiado

abrasivos si se usan incorrectamente.

G. Guantes de algodón y látex.

H. Papel secante.

I. Pesas.

J. Almohadillas y almohadas para soporte.


K. Escudos de Mylar y de papel: los escudos

de mylar y de papel pueden ser utilizados

para proteger bordes y/o medios rasgados.

Ver la sección 3.4.3 Técnicas adicionales

de limpieza de la superficie, más

adelante.

L. Mesas de succión: las mesas de succión

pueden ser utilizadas para mantener en

posición papeles frágiles de fibra densa

para la limpieza de la superficie. La mesa

de succión debe ser utilizada en un

ambiente limpio y con el vacío más bajo

posible para evitar atraer sucio transportado

por aire, contaminantes y partículas

de borrador. (SD, EKS, RA).

M. Plataformas para libros.

N. Microscopios.

3.4. VARIACIONES EN EL

TRATAMIENTO

3.4.1 Preparación de materiales

A. Desmenuzadores de borradores: los

borradores en bloque (por ejemplo, vinilo

y caucho) pueden ser convertidos en

migajas utilizando uno de los desmenuzadores

mencionados anteriormente.

Algunos conservadores prefieren molinos

de metal para producir mayores

cantidades de migajas de borrador. Cuando

se utiliza inicialmente un nuevo desmenuzador

de metal se pueden producir

partículas metálicas. Otros conservadores

prefieren desmenuzadores de cerámica o

plástico en lugar de los de metal para

evitar las partículas metálicas en las

migajas de borrador.

B. Corte/forma de los borradores: los borradores

en bloque pueden ser cortados

en una amplia variedad de formas y

dimensiones para adaptarlos a las necesidades

de un tratamiento en particular.

Tiras o cuñas delgadas de borrador blanco

de vinilo pueden ser especialmente útiles

para limpiar líneas cercanas a medios.

Debido a que las tiras son de peso liviano,

recogen inicialmente menos suciedad que

los bloques, y en esa forma son más controlables.

Los borradores con forma de

lápiz pueden ser afilados hasta obtener

una punta fina.

27

Además, los nuevos borradores en bloque

pueden ser rallados en la superficie grande

plana y luego cortados en pedazos

triangulares. La superficie que ahora tiene

pequeños salientes como resultado de

haber sido frotada contra el rallador,

puede servir para manipular suavemente

partículas sueltas de borrador en la superficie

de papel. No se aplica presión de dedos

para mover las migajas; por el contrario,

estas se pegan a la superficie rallada

del borrador cortado y pueden ser rotadas

ligeramente para acomodarse a cualquier

variación en la superficie del papel.


28

C. Almohadillas borradoras: pueden ser

sacudidas para liberar el polvo borrador

fino. La aplicación directa de almohadillas

debe ser hecha con cuidado.

3.4.2 Un procedimiento básico de limpieza

de la superficie

La limpieza de la superficie debe

hacerse, por lo general, antes de otras opciones

de tratamiento, especialmente de

tratamientos acuosos o de solventes orgánicos

que pueden causar que el sucio sea

embebido irreversiblemente en las fibras de

papel. Pueden aparecer aureolas y manchas

de las pruebas cuando se procede a la prueba

de solventes sin remover primero la mugre

de la superficie. Igualmente, cuando se

maneja papel sucio, se puede transferir el

sucio y crear huellas digitales adicionales.

A. Determinación de la necesidad para la

limpieza de la superficie: examine cuidadosamente

el soporte del objeto, el medio

y el tipo de sucio de la superficie para

determinar la necesidad de limpieza de

la superficie. Se debe consultar al curador

o custodio con relación al sucio de superficie

que puede aportar información

histórica o relacionada con el origen.

B. Examen y prueba: lleve a cabo el examen

pre-tratamiento con y sin microscopio

binocular para determinar si es posible la

limpieza de la superficie con seguridad.

El aumento puede mostrar alteración de

las fibras no perceptible de otra manera.

Observe bajo luces normales y rasantes.

La luz rasante puede revelar cambios en

las características de la superficie tales como

daños, opacamiento o incremento del

brillo. Pruebe un área muy pequeña y

continua en el reverso del soporte o en

márgenes sin imagen para determinar el

mejor tipo posible de borrador y el procedimiento

de aplicación. A menudo se necesita

probar más de un área para determinar

en dónde puede ser removido el

sucio con más facilidad comparando con

los lugares donde puede estar incrustado

(por ejemplo, áreas de bisagras, áreas de

abrasión, etc.) (KB). La prueba debe

llevarse a cabo muy cuidadosamente.

La prueba debe determinar las limitaciones

físicas del papel (por ejemplo, esfuerzos

al soporte, alteraciones a la superficie)

y daño potencial a los medios. La prueba

puede también determinar un rango potencial

de resultados del tratamiento para

ayudar al conservador y al custodio a

decidir sobre la extensión o resultados

deseados de este paso de tratamiento.

Es importante evitar la utilización de

solamente un material de limpieza al seco

o un método de aplicación particular para

todos los tipos de objetos en papel, aun si

el medio y el soporte parezcan ser muy

similares. Siempre debe llevarse a cabo la

prueba física exhaustiva del sucio superficial.

(JM).

Existe el potencial de limpieza desigual y

de exceso de limpieza de áreas, que puede

contrastar con el sucio incrustado o con

el sucio adyacente a medios e inscripciones.

El sucio puede encubrir una hoja

desigualmente decolorada o moteada y

puede ocultar áreas considerablemente

degradadas como las que se encuentran

a lo largo de los bordes (KB). Puntos decolorados

y otras manchas pueden aumentar

en visibilidad después de la

limpieza de la superficie. (KP). La limpieza

de la superficie de un objeto

realmente sucio puede cambiar la tonalidad

de la hoja de un gris moderado a un

marrón rojizo (KB).

C. Preparación del área de trabajo: prepare

una superficie de trabajo limpia. La

mayoría de los conservadores utilizan

secantes blancos y/o papel glasine (colocando

debajo secante blanco o cartón)

bajo objetos de papel liso. Los libros

deben ser limpiados en una plataforma o

en almohadillas o cojines de apoyo.

Trabajar sobre una superficie ligeramente

coloreada ayudará a controlar el grado de


suciedad de las migajas de borrador. La

superficie de trabajo debe ser limpiada

regularmente con brocha, o cambiada,

para mantener el área libre de partículas

de borrador contaminadas. Una hoja

suave de glasine o de papel de silicio

puede ayudar a facilitar la remoción de

migajas de borrador.

Cuando se limpia con migajas de borrador

se puede colocar una carpeta liviana

debajo del objeto. Las migajas pueden ser

luego empujadas hacia el repliegue y

removidas en una forma más conveniente.

Coloque el objeto en la superficie de

trabajo y asegúrelo con cuadros de papel

secante, pesos y vidrio u otros materiales.

Si se utiliza la mano del conservador para

mantener el objeto en su lugar, la mano

debe descansar sobre un secante o se debe

utilizar un guante de algodón. Si se van a

limpiar ambos lados del objeto, limpie primero

el frente, esto evitará el frotamiento

de partículas de sucio en el frente. (RA).

D. Aire y pinceles: si es apropiado, el sucio

suelto y superficial puede ser reducido

soplando aire con una pera, soplando con

envases de aire presurizado o con un

pincel muy suave. Se debe tener cuidado

cuando se utiliza esta técnica en papeles

suaves: las fibras pueden ser alteradas y

el sucio puede no ser removido efectivamente.

(NP, SD). Esta técnica no debe

ser utilizada sobre medios friables o

deleznables (tiza, carboncillo, pasteles).

Se pueden utilizar aspiradoras para

reducir acumulaciones considerables de

sucio y moho superficial de las superficies

de papeles.

Los materiales y herramientas de limpieza

de la superficie deben ser manipulados

desde el centro (evitando los medios)

hacia el perímetro del papel y a lo largo

(en lugar de a través) de rasgaduras para

evitar extenderlas.

E. Borradores en polvo o desmenuzados: la

limpieza adicional de superficie puede

ser hecha con polvos o migajas de borrador,

aplicadas suavemente y manipuladas

con un pincel en movimiento circular, con

el lado plano de un borrador en bloque,

con pedazos pequeños de papel/Mylar, o

con la punta de los dedos. Aun las manos

más limpias pueden contener aceite y

sucio que se transfieren al papel. Es

aconsejable el uso de guantes limpios, de

algodón u otro material apropiado. (JM).

Sin embargo, los guantes de algodón

pueden afectar la sensibilidad del conservador,

dificultándole sentir las migajas

del borrador. Se puede utilizar Mylar

como una barrera entre los dedos y las

migajas de borrador para proteger los

dedos contra lesiones por abrasión

durante grandes trabajos de limpieza y

ayudar a impedir que los dedos sean

cortados por los bordes de rasgaduras.

(MF) Para el sucio embutido a mayor

profundidad, se puede aplicar presión

adicional al polvo o migajas de borrador

en áreas sin imágenes.

El movimiento circular de las migajas de

borrador tiende a aumentar su facilidad

de remoción debido a la tendencia a acumularse

en masas más grandes. (WS).

Descarte las migajas utilizadas a medida

que se ensucian, ya que, de utilizarlas de

nuevo, pueden transferir sucio. (BMH).

Evite que las migajas queden atrapadas

debajo del objeto.

Las migajas suaves de Art Gum pueden

recoger y retener más sucio de la superficie

que las migajas duras de borrador de

vinilo. (MF).

F. Borradores en bloque: para sucio, polvo

o mugre embutido se pueden utilizar

bloques sólidos. El bloque debe ser

manipulado con movimientos cuidadosos.

Algunos conservadores prefieren los

movimientos circulares en lugar de los

rectos para evitar “establecer“ un patrón

de suciedad (CB, WS). En un objeto muy

29


30

sucio el material borrador puede tener

que ser manipulado en una serie de

patrones circulares seguido por acción

vertical u horizontal (ECW). Sea particularmente

cuidadoso en las esquinas, las

cuales con frecuencia están dañadas y en

las áreas con pliegues; trabaje hacia el

interior desde la esquinas (DvdR).

El extremo de los borradores de vinilo

puede ser rallado para crear una superficie

áspera. Esto parece reducir la acción

abrasiva y de fricción del borrador sobre

superficies de papel delicadas y pulidas.

(YS).

G. Limpieza localizada: la limpieza local de

sucio puede llevarse a cabo con barras

borradoras, borradores en masilla, etc. Se

debe tener cuidado de no limpiar en

exceso un área específica.

Los borradores de caucho en masilla

pueden ser ablandados un poco con la

mano, modelados en forma de punta y

utilizados con un movimiento vertical de

frotamiento suave y de levantamiento

para reducir suciedades separadas de la

superficie. (NA).

Si se produce una línea pronunciada

entre la superficie de un área limpiada

con un borrador en bloque y un área cuya

superficie no puede ser limpiada, la línea

transicional se puede reducir con un

borrador rallado.

H. Soportes dañados: la limpieza de la

superficie de papeles dañados debe

realizarse con las precauciones apropiadas.

Se pueden utilizar de diversas maneras

escudos de Mylar o secante para proteger

el objeto: cuando se trabaja sobre

rasgaduras particularmente sucias es conveniente

utilizar un pedazo pequeño de

Mylar como protector. El Mylar se coloca

debajo del lado de la rasgadura que va a

ser limpiada y sobre su lado opuesto. Se

utiliza luego una tira o lápiz borrador para

limpiar el borde sucio de la rasgadura en

la dirección de las fibras. El Mylar impide

la abrasión de las fibras en el borde

opuesto. Ambos bordes pueden ser limpiados

de igual manera. Esta técnica

disminuirá la apariencia de “líneas sucias“

de una rasgadura reparada. (ECW, LOP).

3.4.3 Técnicas adicionales de limpieza de

la superficie

A. Papel liso

1. Remoción de adherencias: las adherencias

provenientes de insectos en

papeles muy suaves pueden ser problemáticas.

Pueden removerse con una

aguja, microespátula o punta de escalpelo,

algunas veces bajo aumento. Para

minimizar la alteración de las fibras

puede ser más fácil remover las adherencias

de un papel de fibra suave con

un pincel suave humedecido. (ECW).

Levantar adherencias con un escalpelo

puede alterar más el papel que fracturarlas

con la punta del escalpelo. La

presión ligera hacia abajo sobre la

adherencia puede causar que ésta se

desmenuce y permita que el residuo

sea separado con pincel o apartado

más suavemente. (NA).

El sucio superficial, o las acumulaciones

no adheridas, pueden ser levantadas

de medios friables con un pincel

de calibre 0-000 o un pedazo pequeño

de borrador en masilla o de cinta autoadhesiva

(el lado adhesivo hacia afuera)

en el extremo de una cánula. Se

debe tener cuidado en hacer contacto

solamente con la acumulación y evitar

los medios. Es conveniente utilizar

aumento y afirmar la mano sobre un

apoyo. (EKS). Se ha utilizado un borrador

en masilla para recoger fragmentos

de vidrio. (RF). Tenga cuidado con los

dedos y descarte el borrador una vez

que ha sido utilizado.

2. Trabajar alrededor de los medios: para


mezclar áreas de superficies limpiadas

con áreas que no pueden ser limpiadas

(por ejemplo, medios friables regados)

se puede utilizar un hisopo para manipular

las migajas de borrador hacia

la imagen. La presión sobre el hisopo

debe reducirse significativamente a

medida que se acerca a la imagen. Es

preferible utilizar un pincel suave fuera

del área de imagen. Los medios friables

no deben entrar en contacto con

herramientas o materiales borradores.

(SD).

Cuando se limpia la superficie de un

dibujo con grafito, el conservador debe

“bajar la presión“ hacia las líneas del

diseño para minimizar la formación de

halos alrededor de las líneas de grafito.

Se puede utilizar una cubierta protectora

de Mylar para ayudar a limpiar

más cerca de la línea de grafito. La

posibilidad de crear halos, y la capacidad

para limitarlos, debe ser considerada

cuidadosamente antes de llevar

a cabo el tratamiento. (Consideración

similar debe darse a los dibujos con tiza

y/o carboncillo). (NA).

Cuando están presentes líneas de

grafito duras (particularmente en dibujos

de trabajo arquitectónico) y la

legibilidad de la información puede ser

más importante que los matices sutiles

de la línea de diseño, el conservador

puede decidir limpiar la superficie

sobre las líneas de grafito, usualmente

con un borrador rallado sin pérdida o

alteración aparente de los medios.

(NA).

Los borradores en masilla trabajan

bien como un método controlable que

no involucra dispersión de las migajas.

Los borradores en masilla pueden ser

conformados como puntas finas para

trabajar alrededor de líneas de diseño

o firmas. Aplique un movimiento de

presión suave en lugar de hacia delante

y hacia atrás. El uso del microscopio

puede ayudar cuando se trabaja alrededor

de medios. (YS). Se debe tener

cuidado en evitar halos alrededor de

las líneas.

3. Sucio embutido: a veces el sucio que

está atrapado o embutido en la superficie

del papel no puede ser reducido

con materiales borradores. Se pueden

utilizar las siguientes técnicas húmedas

aplicadas localmente dependiendo

de la naturaleza del papel y del

sucio:

Los hisopos humedecidos con agua o

saliva pueden ser rotados sobre áreas

locales para recoger sucio embutido;

los mejores resultados tienden a producirse

en papeles con apresto duro.

(KS).

Soluciones diluidas de metil celulosa

u otros éteres de celulosa pueden ser

manipuladas suavemente con almohadillas

de algodón, hisopos o pinceles

para aflojar el sucio rebelde. La metil

celulosa se remueve luego con hisopos

húmedos o en un baño de agua. La

suciedad superficial ha sido removida

de algunos montajes fotográficos

utilizando una solución de aproximadamente

0,4% de metil celulosa pasando

luego una esponja con agua sobre

el montaje. (Kennedy 1988).

Se pueden utilizar enzimas en solución

o emplastos para romper adhesivos

y otros materiales que retienen

sucio. (DvdR).

La suciedad puede estar embutida o

retenida en el sitio por contacto con el

adhesivo de cintas autoadhesivas. Al

reducir el adhesivo de las cintas con

solventes orgánicos se puede liberar la

suciedad embutida, la cual puede ser

reducida luego efectivamente con

limpieza de superficie.

31


32

B. Libros

1. Si el cuerpo del texto va a permanecer

unido, la unión debe ser apoyada adecuadamente

a fin de que su estructura

no sea debilitada por el proceso. (NN).

Si es necesario limpiar material encuadernado,

es esencial tener una superficie

de apoyo que sea flexible, pero

también más rígida que un cartón de

museo. Un soporte de polipropileno,

del grosor utilizado para botones de

estuches protectores (fase boxes), es

adecuado. Éste puede ser deslizado

rápidamente entre las hojas. Las

esquinas deben ser redondeadas para

evitar potenciales puntos peligrosos

que puedan afectar las hojas. (BMH).

2. Antes de abrir un volumen remueva

cualquier sucio o residuo superficial

del canto superior, inferior y delantero.

Las acumulaciones apreciables de

suciedad en la cabecera (canto superior)

de un libro pueden ser limpiadas

primero con un trapo limpio y seco o

una aspiradora de succión baja. (NN).

Los cantos de libros pueden ser limpiados

con borradores en bloque. El libro

debe mantenerse bien apretado para

evitar que las migajas entren en el cuerpo

del texto. Este paso debe llevarse a

cabo antes de descuadernar ya que es

difícil limpiar el canto de una hoja de

libro descuadernado. (NN, MF).

3. Pueden ocurrir variaciones dentro del

papel del cuerpo del texto, por lo cual

es importante investigar la calidad del

papel y el grado de absorción a través

del volumen. Preste atención especial

a las hojas finales y a la página del

título, así como también cualquier

indicación del cuerpo del texto que

haya estado más expuesto al ambiente.

Generalmente, los libros tienen la

ventaja de estar protegidos por cubiertas

cerradas por algún tiempo. Si el

cuerpo del texto es compacto, como

resultado de una buena costura, se

reduce la posibilidad de que el sucio

haya penetrado hasta las superficies

interiores de las hojas.

4. Se pueden utilizar aspiradoras, sopladores

y pinceles para limpiar estrías de

libros. (SD, NN) Los pinceles de pelo

natural (o de pelo mezclado, con igual

“elasticidad“) pueden ser utilizados

para eliminar elementos extraños de la

superficie del interior del texto. Al

trabajar en un libro encuadernado,

asegúrese de utilizar una inclinación

y aplique movimientos del pincel hacia

abajo en sentido opuesto a la estría.

(BMH).

5. Debe evitarse limpiar las páginas de

un libro encuadernado con cualquier

tipo de material desmenuzado o rallado,

debido a que es muy difícil remover

las migajas de borrador de la estría.

Si se lleva a cabo la limpieza de la

superficie debe considerarse que los

residuos de partículas de borrador

estarán en contacto permanente con el

objeto. (MF).

3.4.4 Remoción de migajas de borrador

A. Peras de aire, envases presurizados, aspiradoras,

limpiadores al vacío, etc. Se encontró

que las aspiradoras dentales eran

menos efectivas de lo que se esperaba

para la remoción de migajas. Una aspiradora

lo suficientemente fuerte para

remover migajas finas también atrajo el

papel hacia la aspiración. Fue más efectivo

en migajas más grandes, en lugar de las

pequeñas. (JK).

B. Varios tamaños de brochas suaves. Las

brochas japonesas de pelo de oveja son

especialmente útiles para remover migajas

debido al pelo suave y a la forma/

construcción de las brochas. (BMH).

C. Dedos (con guantes de algodón).


D. Atrapador de migajas.

E. Mylar: para remover partículas finas de

borrador o polvo, frote una hoja de Mylar

suavemente sobre la superficie de papel

después que la mayor parte de las migajas

grandes haya sido removida (LOP). El

polvo será atraído al Mylar por electricidad

estática. El Mylar no debe ser utilizado

sobre medios friables, en polvo o

sensibles. (SD).

F. Otros borradores: las migajas de borrador

de vinilo pueden ser recogidas con

borradores en masilla.

3.5 CONSIDERACIONES

ESPECIALES

3.5.1 Pergamino y vitela (J. Munn)

Las superficies de pieles de pergamino

y vitela son preparadas para alcanzar características

específicas; por consiguiente, es necesario

prestar atención especial a los efectos

de la limpieza de superficie para evitar dañar

o alterar la superficie de estas pieles. Por lo

general, cuando la superficie es dura y lustrosa,

no hay problemas con la limpieza de

la superficie en la misma forma utilizada para

el papel.

Cuando la superficie ha sido apomezada,

el carácter cerrado, satinado, se hace

abierto y aterciopelado porque las fibras del

grano, o lados de la carne de la piel, están

ahora sujetas solamente a un extremo creando

una textura peluda. La naturaleza abrasiva

de la limpieza de la superficie puede ser

problemática por el verdadero cardado que

se hace de las fibras sacándolas de la piel.

También es más difícil remover migajas de

borrador de las numerosas fibras que conforman

la pelusa superficial.

33

Las superficies de las pieles de pergamino

y vitela pueden haber sido recubiertas

con una substancia blanca tal como el gesso

(yeso de París con cola). Los fabricantes medievales

de pergamino utilizaban una mezcla

de yeso (CaSO 4 ) y tiza (CaCO 3 ) para recubrir

las pieles mientras se secaban y los escribas

utilizaban la misma mezcla para iluminación

con colores de pintura al temple. Documentos

posteriores también eran preparados

en toda su extensión con una capa blanca. El

examen cuidadoso bajo el microscopio puede

ayudar a determinar la conveniencia de

limpiar en seco esta superficie. Se puede haber

producido un efecto de formación de

halos alrededor de las palabras por un palimpsesto

[una borradura histórica original

hecha raspando la superficie de la piel para

remover tinta]; este efecto de halo puede ser

alterado por la limpieza de la superficie.


34

Las superficies de pergamino pueden

ser limpiadas con hisopos humedecidos al

mínimo con etanol:agua (1:1). (ECW). Esto

puede remover lustre, lo cual puede ser o no

deseable. Igualmente, la tela de liencillo húmedo,

con una cantidad muy pequeña de jabón

Ivory, se utiliza a veces para limpiar la

superficie de pergaminos. El residuo de jabón

se limpia con tela de liencillo húmedo. (SRA).

3.5.2 Heliografías y reproducciones de

fotos

Las heliografías son sensibles a los

álcalis y no deben ser sometidas a limpieza

de la superficie con borradores que tengan

un componente alcalino o pH alto. (LOP).

Algunos procesos de reproducción

utilizados para dibujos arquitectónicos y de

ingeniería tienen imágenes a base de plata y

deben ser tratados con el mismo cuidado que

la fotografía a base de plata. Las más comunes

de estas son Vandyke o impresiones marrones.

(LOP).

3.5.3 Lienzos arquitectónicos

La suciedad embutida en lienzos

arquitectónicos puede ser limpiada utilizando

almohadillas de algodón que han sido

humedecidas con una cantidad muy pequeña

de etanol. Tenga cuidado cerca de tintas

solubles (SD). Tenga cuidado con los borradores

antes y después de tratamientos con

etanol debido a la posible solubilidad de

algunos componentes del borrador en

solventes orgánicos.

3.5.4 Papeles japoneses

La suciedad puede ser removida, a

veces, de papeles japoneses golpeando

ligeramente su superficie con un borrador en

masilla, evitando el movimiento de rotación

que tendería a levantar y desgastar las fibras

de papel. Las marcas de tinta fuera de lugar,

que no sirven ningún propósito y que se

encuentran a veces en xilografías japonesas

con bloques de madera pueden ser reducidas

utilizando el borrador en masilla con movimiento

oscilante. (EC, de Keiko Keyes).

3.5.5 Papeles para mecanografía

Algunos papeles para mecanografía

pueden tener un recubrimiento de goma

arábiga el cual permite que las borraduras se

hagan fácilmente. (Glicksman 1973, p. 253).

3.5.6 Fotografías (SW)

En ciertas situaciones es deseable la

limpieza de la superficie de fotografías por

métodos de remoción en seco. Los métodos

de limpieza de superficie en seco son ejecutados

frecuentemente en el reverso de las

impresiones fotográficas y siguen los procedimientos

utilizados para la mayoría de los

objetos de papel. La limpieza de la superficie

también puede ser llevada a cabo en el

anverso para reducir cantidades considerables

de hollín y mugre superficial, antes del

tratamiento húmedo/con solvente, o para

reducir contaminantes que pueden ocasionar

desvanecimiento o manchas de la fotografía.

Los métodos de limpieza de la superficie son

especialmente útiles en situaciones en las

cuales el tipo de proceso fotográfico o sus

condiciones imposibilita el uso de humedad,

solventes o inmersión.

Hay varios factores a tomar en consideración

cuando se limpia la superficie de

fotografías o cuando se selecciona un borrador

para la limpieza de superficie:

1. El tipo de proceso fotográfico y la

sensibilidad del material final de su

imagen a los químicos que se encuentran

en los materiales borradores.

Las fotografías son inherentemente

más sensibles a químicos que se encuentran

en muchos materiales borradores.

Azufre, cloro, peróxidos, aceites,

plastificadores, abrasivos que pueden

contener metales reactivos (por ejemplo,

aluminio), se encuentran en muchos

borradores. Cualquiera de estos


contaminantes pueden reaccionar con

los materiales finales de la imagen y

causar desvanecimiento y/o descoloración

de la imagen o dar origen a manchas

y otros efectos perjudiciales en

encuadernaciones, recubrimientos y

soportes de papel.

La plata metálica es el material más

común de la imagen final y es especialmente

susceptible a oxidación por azufre,

cloro, peróxidos, metales reactivos,

y compuestos de petróleo. El peligro

es probablemente mucho mayor con

los residuos de migajas de borrador

que quedan en los objetos, que del contacto

durante la limpieza al seco. Se ha

llevado a cabo poca investigación de

los efectos de la limpieza al seco sobre

la estabilidad de la imagen.

Por este motivo, es mejor utilizar un

borrador con bajo contenido de azufre

y cloro el cual causará el menor grado

de deslustrado de la plata. Muchos

conservadores fotográficos prefieren

Staedtler Mars Plastic (bloques) o Mars

Eraser Refills (barras) ya que ninguno

de los dos contiene azufre.

Para evitar contaminación adicional de

la fotografía con aceites de la mano, las

migajas de borrador rallado deben ser

manipuladas sobre la superficie con

manos enguantadas o borrador sólido.

Las migajas y residuos de algodón deben

ser removidas cuidadosamente de

la fotografía.

2. El tipo de proceso fotográfico y la

sensibilidad de su superficie al deslustrado,

satinado, abrasión o manchado

por los materiales borradores.

Al igual que todos los objetos, las

características de la superficie de las fotografías

varían. Las fotografías con

aglomerantes, tales como impresiones

de gelatina, albúmina, o colodión

pueden ser brillantes o mate en varios

grados. Los procesos de impresión sin

aglomerantes pueden tener material

de la imagen embutido en el soporte

del papel sobre la superficie (por ejemplo,

platino, impresiones de goma).

Cualquier proceso puede ser recubierto

adicionalmente con goma o cera.

Los borradores pueden causar deslustrado

no intencional de superficies

brillantes, y abrasión o satinado sobre

superficies recubiertas. A pesar de que

la limpieza de la superficie podría ser

deseable, la impresión debe ser evaluada

con respecto a esta sensibilidad. Se

deben efectuar pruebas sobre un área

pequeña a lo largo del borde de la fotografía

para determinar qué cambios

pueden ocurrir en la superficie. El borrador

rallado puede ser más suave

que el sólido, especialmente cuando se

aplica presión ligera.

Existe la posibilidad teórica de que los

borradores contengan plastificadores

que pueden ablandar aglomerantes y/

o recubrimientos sobre la fotografía.

Los aglomerantes de colodión y los

recubrimientos de barniz son los más

susceptibles. El peligro es probablemente

mucho mayor con los residuos

de migajas de borrador que quedan en

los objetos, que del contacto durante

la limpieza al seco. Se ha llevado a cabo

poca investigación de los efectos de la

limpieza al seco sobre la estabilidad de

aglomerantes/recubrimientos.

3. La condición del aglomerante o de la

capa que contiene la imagen y si la

limpieza de la superficie es factible.

Los aglomerantes de gelatina, albúmina

y colodión de la fotografía puede

tener craqueladuras y/o grietas. Los

procesos de impresión con aglomerantes

o recubrimientos pueden tener

un espejamiento de plata el cual es susceptible

a la abrasión. Los procesos sin

aglomerantes verdaderos, tales como

35


36

impresiones de goma, impresiones de

platino y cianotipos pueden ser friables.

La condición de la fotografía puede

imposibilitar el uso de borradores. El

uso de borradores en fotografías con

craquelado debe ser evitado. Se debe

prestar atención en las cercanías de

bordes deteriorados que pueden

empeorar durante la limpieza. Las

fotografías considerablemente agrietadas

deben ser examinadas y probadas

cuidadosamente; la limpieza con el

borrador puede desprender pedazos

agrietados de aglomerantes o embutir

migajas y residuos permanentemente

dentro de las grietas. La limpieza con

borrador puede remover el espejamiento

de plata de manera no uniforme,

resultando en una superficie moteada

(la plata metálica de la imagen

es removida en el proceso). La limpieza

con borrador de impresiones

friables puede no ser factible, excepto

en áreas sin imagen.

14.5 BIBLIOGRAFÍA PARCIALMENTE

COMENTADA

Asher, Catherine, “The Conservation of

a Large Collection of Architectural

Drawings : The Howard Ship Yards and

Dock Company Mss“, AIC Preprints,

1981, pp. 20-27.

Armstrong, J.D., D.G. Dowd, M.V. Pike,

S. Stitt, “A Furnace Puff-Back : The

Unique Problem of Soot on Objects and

Costumes“, AIC Preprints, 1981, pp. 10-

19.

Banks, Paul, “Paper Cleaning“, Restaurateur

1, 1969, pp. 52-66

Canadian Conservation Institute (CCI).

Analytical Research Services (ARS),

Conservation Material Report Summary

ARS 1738. – ARS 2376, ARS 2445, y ARS

2688, 1981, 1985 y 1988. Ver informe

anexo por Moffatt.

Examinó numerosos productos de

limpieza al seco y enumera información

sobre lo siguiente: composición química,

pH del extracto acuoso, cloruros

presentes y posible liberación de azufre.

La liberación de azufre por residuos de

borrador puede afectar ciertos substratos

tales como fotografías con base de

plata. Para probar el grado de azufre

liberado por los productos de borrador

se intercalaron cupones de plata entre

dos capas de materiales borradores y

fueron sellados en un frasco de vidrio

en presencia de humedad. Se evaluó la

cantidad relativa de deslustrado en la

plata después de incubación durante un

mes a 40 o C.

Clapp, Anne F., Curatorial Care of Works

of Art on Paper, New York : Nick Lyons

Books, 1987, pp. 81-84.


Cowan, Janet, Dry Methods for Surface

Cleaning of Paper, Canadian Conservation

Institute Technical Bulletin No. 11,

Ottawa : National Museum of Canada,

1986.

Ellis, Margaret Holben, The Care of Prints

and Drawings, Nashville : AASLH Press,

1987, pp. 184-187.

Estabrook, Elizabeth, “Considerations

of the Effect of Erasers on Cotton

Fabric“. En: Journal of the American

Institute of Conservation, Vol. 28, nº 2, Fall

1989, pp. 79-96.

Examina los efectos de productos de

limpieza al seco sobre lienzos de algodón.

Observa cambios en el pH de la

superficie, color, brillo y textura superficial

de muestras de tejidos, envejecidas

y no envejecidas, después del tratamiento

con productos de borrador. Señala

la composición de los borradores,

la facilidad de remoción de las migajas,

etc. Los productos probados incluyen:

Absorene, Art Gum, Tapeten Reiniger

(Wishab). Pink Pearl, Mars Plastic,

Magic Rub y Kneaded Rubber.

Glicksman, Martin and Ralph Sand,

“Gum Arabic“, Industrial Gums, Academic

Press, Inc., 1973

Horie, C.V., Materials for Conservation.

Boston : Butterworth, 1987.

Horton, Carolyn, Cleaning and Preserving

Bindings and Related Materials. Chicago,

1969.

Hueber, Robert P., “Investigation of

Document Cleaning Preparations“ (no

publicado), National Archives and

Records Administration (NARA), NN

PD, 1985.

Determinó la composición química de

productos para limpieza al seco, pH del

extracto acuoso, contenido de azufre y

cloro, y probó la abrasividad sobre

película de poliéster (Mylar). Productos

probados: Opaline Pad, Mars Pad,

Magic Rub, Mars Plastic, Rubkleen

Eraser, Absorene, Skum-X, Kneaded

Rubber, Koh-I-Lar Eraser, Peel-off Magic

Rub, Mars Eraser Refill, Pink Pearl.

Israel, David P., U.S. Patent Nº 2,287,477,

Cleaning Pad, patentada el 23 de junio

de 1942.

Kennedy, Nora, “Three French Photograph

Conservation Techniques“. En:

Topics in Photographic Preservation,

Volume Two, AIC, PMG 1988, pp. 40-49.

McCrone, Walter and Assoc., “Report on

Testing Block Cleaning Materials“,

Report to Library Technology Project Nº

50, American Library Association,

Chicago, 1966.

Examinó productos de limpieza al seco

para determinar si quedaban residuos

perjudiciales en el papel y materiales de

libros. Aplicó los productos al papel y

luego a muestras artificialmente envejecidas.

Las muestras fueron probadas

por resistencia al pliegue, rasgaduras o

daño químico a las fibras. Borradores

probados: Pink Pearl 100, Art Gum,

Magic Rub, Opaline Pad, Absorene

(además de otros productos que son

básicamente limpiadores de encuadernación

de libros). Papeles utilizados:

papeles de pulpa nueva de madera y

pulpa nueva de trapo, papeles de trapo

viejos, vitela (también cuero).

McInnis, K. “Study 2 : Dry Cleaning of

Paper“, IICM Bulletin, June 6, 1980, pp.

43-52.

37


38

Evaluó la abrasividad de productos de

limpieza al seco y la cantidad de borrador

residual en muestras de papel

con apresto (con metil celulosa) y sin

apresto, envejecidos y no envejecidos.

Los borradores probados incluyen: Art

Gum (‘AKA’ Art Eraser 430), Mars Plastic,

Artists Rubber kneaded eraser, Draftsman’s

ABC Cleaning Pad.

Moffatt, E. And M. Laver, “Eraser and

Related Dry Cleaning Materials“, (no

publicado), CCI Analytical Report, ARS

Nº 1738, File Nº 7034-20-3, October 20,

1981.

El informe incluye información analítica

citada en CCI ARS 1738. (Ver nota

previa). Evaluó residuos de borrador

dejados en muestras de papel. Suministra

información sobre varios químicos

y preocupaciones físicas sobre el uso

del borrador. Borradores incluidos en

el informe: Lápiz Magic Rub, RW 30,

Rubkleen, Pink Pearl 101, Limpiador

Star Gum, Magic Rub, Koh-i-lar 286,

Mars Plastic, TK-7081, Repuesto de

borrador eléctrico Magic Rub, Skum-X

en polvo, Dandy Rub en barra, Wallpaper

Cleaner, Silly Putty. Papeles

utilizados para pruebas: Arches 88 para

serigrafía, Greens’ Cotman (Royal

Watercolor Society) 100% trapo, Kozo

blanco, papel japonés negro.

Mowery, Frank, “Products and Services“,

Chemical Sponges. En: Abbey

Newsletter, Vol. 15, nº 7 (Nov. 1991), p.

120

sobre el papel después del tratamiento

con estos productos. Destaca cambios

en resistencia al pliegue, resistencia a

la tensión, pH de superficie, color, textura,

y humectabilidad de muestras de

papel envejecidas y no envejecidas.

Borradores probados: Opaline Pad, Art

Gum 100, Pink Pearl 101, Kneaded

Rubber, Magic Rub 1954. Papel utilizado:

papel Whatman para cromatografía.

Ritzenthaler, Mary Lynn, Archives and

Manuscripts : Conservation, A Manual on

Physical Care and Management, Chicago

: Society of American Archivists, 1983,

pp. 95-98.

Roff, W.J., Handbook of Common Polymers,

Cliveland : CRC Press, 1971, pp. 238-239

Correspondencia Personal:

Faber Castell Corp., Andrew Torok,

Director I & D, para SD, 22/2/91

Staedtler, Inc., Robert Jamieson, Vicepresidente

Senior para SD, 4/4/91.

Representante de ventas para KS, 11/2/

92.

Pearlstein, E. J., D. Cabelli, A. King and

N. Indictor, “Effects of Eraser Treatment

on Paper“, Journal of the American Institute

of Conservation, Vol. 22, Nº 1, Otoño

1982, pp. 1-12.

Estudió la composición y comportamiento

de envejecimiento de productos

de limpieza al seco y examinó los efectos


Impreso en septiembre de 1998

por Editorial Ex-Libris

Caracas - Venezuela

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!