Views
6 months ago

Revista completa contenido

Revista completa

Zar El imperio ruso era un estado inmenso, entre dos continentes, Europa y Asia. Era gobernado de forma absolutista por los zares, que concentraban todos los poderes, decidían sobre la paz y la guerra, decretaban las leyes, nombraban y separaban ministros, y poseían la máxima autoridad religiosa. No existía ninguna institución que limitase el poder de los zares, que gobernaban a través de una compleja administración y de la policía, la temida Okhrana. El zar Alejandro I había emprendido algunas reformas liberalizadoras a comienzos del siglo XIX, pero la invasión napoleónica arrinconó los cambios. Su sucesor, Nicolás I, no sólo olvidó estos tímidos intentos de su antecesor sino que, además, remachó el carácter autocrático del imperio, reforzando todos los mecanismos de control sobre sus súbditos, la prensa y la universidad, posibles focos de protesta o contestación y de difusión de ideas liberales occidentales. Durante el reinado de Nicolás se produjo la insurrección de los decembristas. Este movimiento fue protagonizado por un grupo de oficiales rusos, casi todos miembros de la Guardia Imperial, que conspiraron en San Petersburgo para intentar derrocar al gobierno del zar Nicolás I.Pero fracasaron y sufrieron una durísima represión; unos fueron ejecutados y otros fueron deportados a Siberia. Algunos consideran esta intentona la primera revolución rusa. Los decembristas pretendían instaurar un sistema liberal constitucional. Alejandro II intentó dar un giro más liberal al imperio ruso. Se aflojó el control sobre la opinión pública, se permitieron las discusiones en los salones, se fomentó el estudio y se permitió cierta crítica a la administración. En el año 1862 se planteó una reforma judicial de signo occidental introduciendo garantías en los procesos y juicios, además de suprimirse las penas corporales. En la administración se crearon los zemstvos, una especie de asambleas representativas en distritos y provincias con competencias en obras públicas, sanidad, correo, iglesias, impuestos y policía. Estas asambleas fueron aprovechadas por los sectores liberales para plantear demandas. El zar no quiso aprobar la constitución de un parlamento o asamblea en el nivel estatal cuando elzemstvo de Moscú se lo planteó. Alejandro II consideraba que el derecho de iniciativa le correspondía a él por voluntad divina y que nadie en Rusia estaba autorizado a presentarle peticiones. Por su parte, se dieron algunas medidas aperturistas en la Universidad, como el final de la disciplina militar y la apertura de las clases a más estudiantes, pero éstos siempre inquietos participaron en algunas protestas, provocando que el zar diera marcha atrás en algunas de estas medidas. El fin del aperturismo del zar Alejandro II tuvo lugar en el año 1866 cuando sufrió un atentado. La censura de prensa y libros se recrudeció y se puso en marcha la máquina represiva del estado zarista, entrando en un círculo vicioso de represión-terrorismo, que culminaría en el atentado de 1881 en el que el zar perdió la vida. El atentado de 1881 fue clave en la evolución política del zarismo en el siglo XIX porque supuso el freno total a cualquier intento liberalizador del sistema político. El nuevo zar, Alejandro III, paralizó todas las políticas reformistas que se habían puesto en marcha o que se proyectaban,

El ano I de la revolucion rusa
TROTSKI%20Historia%20de%20la%20revolucion%20rusa%201
escargar Revista Completa - Fundamentar
revista completa en pdf - Revista EL BUHO
número completo - Youkali, revista crítica de las artes y del ...
El año I de la revolución rusa.pdf - Marxismo
El%20a%C3%B1o%20I%20de%20la%20revoluci%C3%B3n%20rusa
Cuando la clase obrera tomó el cielo por asalto - Movimiento al ...
revista completa en PDF - Galicia Cinexética
Revista completa - Revista Profesiones
revista completa - Editorial Guaymuras
Rosa Spanisch - Rosa-Luxemburg-Stiftung
revista completa - CNTV
Formato completo (con imágenes) - Claseshistoria.com