Views
9 months ago

Malakita vol.1

Boletín bimestral en el cual encontrarás propuestas artísticas y de investigación de artistas emergentes guatemaltecos en base al tema género.

6_3/7 INVESTIGACIÓN

6_3/7 INVESTIGACIÓN #malakita La institución política de la Rich habla se legitima a través de la sociedad, y particularmente las prácticas discursivas. CJ Pascoe, socióloga estadounidense, retrata la construcción de la masculinidad en los adolescentes de una escuela californiana, explica cómo la masculinidad se negocia, se define, se compite y se enviste entre los grupos. Ella define el fag discourse como el mecanismo que utilizan los muchachos para regular su comportamiento dentro de los límites de lamasculinidad y la heteronormatividad. Es inevitable encontrar paralelismos en el contexto local, cotidianamente, entre los grupos de adolescentes e incluso adultos se utiliza un mecanismo discursivo similar para regular la conducta propia y la de otros: el hueco. ¡MANO, NO SEAS HUECO! Existen distintas formas en las que la heterosexualidad compulsiva se imprime en las prácticas de los hombres. La primera es relacionándose con otros hombres. Judith Butler describe la identidad de género como un proceso de improvisación o performance en un escenario con normas demasiado estrictas. Desde la infancia se definen los límites (normas) de la masculinidad y en presencia de otros (performance) sabe cuando se han transgredido. Esta herramienta discursiva convierte a todos los compañeros en agentes de la heterosexualidad institucionalizada. La expresión homofóbica “hueco” sirve a los individuos en un grupo para legitimarse como entes masculinos, imponiendo el adjetivo en otro que termina en una posición feminizada, por lo tanto, abyecta.

6_4/7 INVESTIGACIÓN #malakita Existe UNA AMENAZA implícita en la expresión “no seas hueco”, es decir que el locutor es hombre (el logos), quien está siendo interpelado no, así que debe tener cuidado. El “hueco” o “marica” no es una identidad definitiva que está vinculada permanentemente al cuerpo de los hombres homosexuales. Incluso hombres homosexuales pueden caer en esta forma de discriminación: “puedo ser gay pero no hueco” es una afirmación respecto a orientación sexual que deslegitima la performatividad de otras identidades, a quellas que transgreden el modelo de masculinidad tradicional. El hueco ES UNA IDENTIDAD que fluye de un hombre a otro, independientemente de su orientación sexual, y se utiliza para establecer los límites de la masculinidad. Evidentemente, poseer rasgos considerados de masculinos como habilidad en deportes, fuerza, ser capaces de controlar sexualmente a las mujeres y rechazar visiblemente la atracción hacia otros hombres son características que legitiman laidentidad de un adolescente, sin embargo, debe mantener esa identidad vigente, a través de la heterosexualidad compulsiva. Estas categorías moldean identidades limitadas a una estrecha producción emocional, hacen que la masculinidad sea una competición permanente para demostrar quién es, en verdad, hombre. Porque ser hueco es una posición marginal, que no se está actuando con suficiente virilidad para que su identidad sea válida. La palabra etimológicamente expresa ser nada, es el vacío. Estas formas violentas de construir la identidad de género ni siquiera están realmente vinculadas al deseo sexual, más bien, se conectan con la necesidad de pertenecer a un grupo, implicarse en la dinámica y, por lo tanto, legitimar las prácticas violentas y de abuso.