Views
6 months ago

Revista iCruceros n 37

  • Text
  • Javiergutierrez
  • Silviasanabria
  • Monicaregueiro
  • Principiantes
  • Martapoveda
  • Lauraferrer
  • Cerezuela
  • Oceania
  • Princesscruises
  • Cruises
  • Cruceros
  • Lupecartie
  • Susanahornos
  • Sergioperismencheta
  • Icruceros
  • Teatro
  • Norwegian
  • Mundo
  • Revista

Sergio Peris-menche ta

Sergio Peris-menche ta ña, que además es musical, que tiene una escenografía compleja…Evidentemente no nos ganamos la vida con esto pero sí la vivimos, sí la disfrutamos. Es una inversión espiritual más que una inversión económica, sostener una productora de teatro hoy en día y más en el terreno en el que estamos jugando nosotros. También producimos funciones con menos actores y más conocidos. En primer lugar porque son actores con los que nos apetece trabajar y es un modo de sostener la estructura. Gracias a esos montajes nos pudimos permitir “Lehman Trilogy”. L.C.: ¿Hacéis castings abiertos? S.P.-M.: Solemos contar con gente, o de la casa que no son tan conocidos, o hacemos audiciones. Sí, nos planteamos siempre la apertura, nos gusta poder trabajar con gente polifacética. L.C.: ¿Eres consciente de que tus montajes ya tienen una especie de sello propio? S.P.-M.: Si tuviera que decir algo genérico es difícil, porque cada obra es un mundo, pero me refiero en el resultado. Cuando ya me alejo unos meses y veo las funciones que he ido haciendo, sí que tienen nexos en común. Te cuento algunos: Un sentido del ritmo, que creo que es algo muy mío que necesito. Yo no soy músico, pero para mí el texto es una partitura y desde el primer día de ensayos estoy muy pendiente de que aquello suene como creo que tiene que sonar. Me acompaño mucho de la música, en lo creativo, en las adaptaciones, aunque luego no las implemente en la escena. Una llamada siempre al niño. Son montajes que aunque sean para adultos tienen algo siempre que te hace recordar al niño que entraba en un teatro y se le disparaba la imaginación. Esta sensación que teníamos los de nuestra generación cuando entrábamos en la carpa de un circo. Aún cuando entro en uno hay algo en mí que se transforma. Todos mis montajes los podrían ver mis hijos. Hay un paraíso visual y sensorial que remite al niño. “HACER UNA OBRA DE TEATRO ES UNA OPORTUNIDAD PARA CONOCERSE, PARA APRENDER DEL OTRO Y DE UNO MISMO” El tercer elemento que se repite en mi teatro, y digo objetivamente porque yo no soy consciente hasta que no hago una revisión, es la implicación del público. Yo obligo al público a no estar sentado mirando por un agujerito, de alguna manera le estoy removiendo en la butaca permanentemente diciéndole “participa, participa”. Trato de cambiar el canal porque venimos con lo que venimos y tenemos que meternos en una obra que muchas veces es en verso, como es el caso de “Castelvines y Monteses”. Hay que sintonizar con eso para que no se pierdan los 20 primeros minutos, que es lo que uno se suele perder de este tipo de montajes. Trato de removerle desde el principio, de implicarle y de que se sienta aludido, como si en cualquier momento alguien le pudiera preguntar algo. Que se sienta como yo me sentía cuando iba con mis amigos a misa. Yo soy de familia agnóstica y cuando me metía en la misa de gallo siempre tenía la sensación de que el cura se iba a dar cuenta de que venía de una familia de ateos y me iba a preguntar, y eso me hacía estar muy atento. Esa es la sensación que me gusta que el público tenga. Para mí estos son los tres elementos, y probablemente es la primera vez que se los digo así a alguien, que se repiten más allá de que una obra sea un mundo y otra sea otro. L.C.: Sergio, yo siempre que pienso en crear algo, escribirlo, dirigirlo… me echo atrás porque siento miedo de que los demás me vean menos actriz. ¿Tú sientes que al dirigir y dedicar tanto tiempo y energía a esos montajes pueda perjudicarte como actor? o ¿por el contrario, te enriquece? ¿Cómo “divides” eso? 76 icruceros 2021

77 icruceros 2021 Fotografía Eva Peñuela Py Localización Teatro de la Comedia