Views
2 years ago

Revista iCruceros n31

  • Text
  • Huesos
  • Molina
  • Navidad
  • Cruceros
  • Cruceros
  • Cruceros
  • Cruises
  • Cruceros
  • Gessa
  • Viajes
  • Cine
  • Tendencias
  • Papel
  • Soto
  • Bali
  • Gomez
  • Madrid
  • Encore
  • Line
  • Icruceros
En este número damos la bienvenida a la actriz y amiga, Lupe Cartié como colaboradora con una sección muy especial, "Los Directores de Lupe". En la misma, charlará de forma distendida y muy personal con directores de nuestro cine. Ha comenzado su andadura con Fernando González Molina, con el cual además ella ha trabajado. ¡No podéis perderos el resultado de su encuentro! También hablamos con Fernando Soto sobre el éxito de “La casa de papel” y de muchos otros temas. Con Manuel Ríos San Martín hemos ido un poco más allá de su último libro "La huella del mal", adentrándonos en la naturaleza del ser humano. Sara Escudero pone la nota de alegría a la que siempre nos tiene acostumbrados, y Macarena Gómez -nuestra portada- nos sorprende con su nueva actividad empresarial. Asimismo sumamos a nuestra familia la colaboración del coach Juan Antonio Sánchez Parra. Nos hemos alojado en el NYX Hotel Madrid. Inauguramos el nuevo barco de Norwegian Cruise Line, el Encore. Recorremos destinos tan fascinantes como diferentes entre sí, Bali, Cerdeña, Burdeos. Y ponemos la nota festiva pasando la Navidad en Australia. Ni que decir tiene que estáis todos invitados a viajar con nosotros. Por si todo esto fuera poco, la actriz y directora Cecilia Gessa nos propone las mejores opciones culturales desde su sección “La mirada de Cecilia”. Noticias de cultura, tendencias y cruceros ultiman este número -el 31- de nuestra revista.

NAVIDADES

NAVIDADES ENAUSTRALIATexto y Fotos : Marina MantolanCambié elinvierno, labufanda, losguantes, eljamón y elturrón por pasarla Navidad enpleno verano, enbikini.

> El viaje de MarinaCambiar de vida y comenzar en la otrapunta del mundo no fue fácil. Tomaresa decisión que me llevó a comprarun billete sin regreso a Australia me llevó sutiempo. Tuve que vencer miedos e inseguridades,pero también escuchar la curiosidad quellamaba a las puertas de mi corazón y la esperanzaque necesitaba para ver que la vida eraalgo más que terminar los estudios, jornadaslarguísimas de trabajo, casarse y tener hijos.Nada más pisar esa tierra de contrastes, me dicuenta, por muy obvio que parezca, de que haymás formas de vivir y diferentes maneras decelebrar una misma tradición, como por ejemploLa Navidad. Resulta cierto que, cuandollegué a Australia, ni si quiera pensé en ello. Undía allí daba la sensación de haber vivido dossemanas en España por todas las cosas queme pasaban. Volví a ser una niña pequeña queabsorbía como una esponja toda la informaciónque me llegaba para poder sobrevivir.Actuaba por instinto y casi de forma automática,o al menos así fue al principio, hasta quepor fin me asenté y me acostumbré a mi nuevavida.Aunque tuviera amigos con los que celebrar estasfiestas tan tradicionales e importantes comoson en España, me di cuenta que me encontrabamuy lejos de mi familia y seres queridos.Sin embargo, fue toda una experiencia. Cambiéel invierno, la bufanda, los guantes, el jamóny turrón por pasar la Navidad en pleno verano,en bikini, con un gorro de Papá Noel y haciendobarbacoa en la playa con gente de todo elmundo.