CD Todo ser que alienta en prensa

leirearmenteira

▶CULTURA ▶CULTURA ▶CULTURA

Días atrás, el demócrata

Barack Obama accedía

a un segundo mandato

como presidente estadounidense.

Una escena –la de su toma

de posesión– del todo improbable

si hace casi 150 años un

antecesor suyo en el cargo, el

republicano Abraham Lincoln,

no se hubiera dejado literalmente

la vida en el empeño de sacar

adelante la 13ª Enmienda a la

Constitución. Esa que venía a

abolir la esclavitud de manera

ofi cial y permanente, y liberaba

de tan indigna condición a

los millones de afroamericanos

que residían sobre todo en los

estados sureños de la Unión.

Corría la segunda mitad del

siglo XIX, en concreto enero

de 1865. El país llevaba cerca

de cuatro años sumido en una

fratricida Guerra de Secesión

que había dejado ya 600.000

bajas. En medio de esta época

convulsa, la carismática fi gura

de Lincoln emerge como faro y

piedra de toque para un pueblo

llamado a restañar viejas heridas

si quiere recuperar la confi

anza en el futuro. De todo ello

–del hombre, del mandatario,

de las complejas circunstancias

familiares y políticas que deberá

sortear en sus últimos cuatro

meses de vida y de gobierno–

Todo ser que alienta… es el último

verso que pone fi n al elenco de

salmos que los cristianos hemos

recogido de la tradición judía. Es

también el título del disco de la

Liturgia de las Horas cantada por

las hermanas del Monasterio Cisterciense

de Armenteira (Pontevedra).

En el CD aparecen tres de las siete

horas que a diario se rezan en la

vida monástica: laudes, vísperas y

completas. Las canciones están concebidas

adaptando el esquema fi nal

del himno, incorporando la doxo-

nos habla este Lincoln, nuevo

trabajo de Steven Spielberg y

un modélico retrato-homenaje

de uno de los padres de la patria

americana.

De la mano del veterano cineasta

y un Daniel Day-Lewis

cuya interpretación (¿o quizás

habría que decir mimetización?)

agota todos los califi cativos,

descubrimos un período

apasionante en la historia de

aquella joven nación. Tanto que,

Orar con la liturgia de las horas

44

CINE LINCOLN

TÍTULO ORIGINAL: Lincoln

DIRECCIÓN: Steven Spielberg

GUIÓN: Tony Kushner

FOTOGRAFÍA: Janusz Kaminski

MÚSICA: John Williams

PRODUCCIÓN: Kathleen

Kennedy, Steven Spielberg

INTÉRPRETES: Daniel

Day-Lewis, Sally Field,

David Strathairn, Joseph

Gordon-Levitt, James Spader,

Hal Holbrook, Tommy

Lee Jones, Walton Goggins,

John Hawkes

MÚSICA

logía menor (oración cristiana de

carácter trinitario): Gloria al Padre,

y al Hijo y al Espíritu Santo. Como

era en el principio, ahora y siempre,

por los siglos de los siglos. Amén.

Aunque inspiradas en melodías

gregorianas –sobre todo Salve Regina,

tradicional cisterciense–, son

versiones actualizadas de aquellas,

que han eliminado su complejidad

subrayando la importancia sobre la

nota tenor (nota de sostenimiento

sobre la que se realiza la larga recitación

del texto). Con la utilización

Lecciones

de historia

a ratos, los tejemanejes iniciales

de congresistas y otros mercaderes

de votos desbordan la

capacidad de asimilación del

espectador durante la primera

hora de metraje. Sin embargo, tal

aluvión de datos se da por bien

empleado cuando uno intuye la

magnitud de lo que está a punto

de suceder.

La cámara siempre elegante

y precisa de Spielberg nos conduce

desde la Proclamación de

del órgano como soporte del canto,

las voces cantan muy empastadas,

aportando una gran sensación de

conjunto, limpieza y unidad en el

mismo espíritu.

Resulta llamativa, por su originalidad,

la antífona mariana de laudes

–con la primera parte del texto del

Emancipación de Lincoln, anunciando

que todos los esclavos

de los Estados Confederados de

América serían liberados, hasta

la defi nitiva aprobación en el

Congreso de la muy debatida

13ª Enmienda. Sin olvidar la

necesaria búsqueda de una paz

que ponga fi n al confl icto civil

entre hermanos que desangra

al país.

Por el camino, con la inestimable

colaboración de nombres

como Tommy Lee Jones, Sally

Field…, nos emocionaremos y

sufriremos con un Lincoln entregado

a la causa de la libertad

y la justicia para todos sus

compatriotas. Conoceremos al

personaje público, pero también

al padre de familia y al esposo;

y entenderemos cómo ciertas

conquistas restablecen el equilibrio

natural y nos hacen a todos

más humanos.

Aunque preocupado por los

mismos temas (El color púrpura

o Amistad daban cuenta de ello

con más pena que gloria), con

Lincoln ha regresado el Spielberg

de las mejores tardes y las

grandes lecciones. De historia y

de cine. Como bien dice su protagonista,

“el tiempo siempre

cuaja las cosas”. Y él hace mucho

que soñaba con este proyecto.

J. L. CELADA

Ave María– que, situada la octava

en el CD, indica la importancia de

dicho número, íntimamente relacionado

con el 8, festividad de la

Inmaculada Concepción.

Este primer disco del monasterio

debe mucho al salesiano P. Isauro

García Ramos, que puso toda su persona

y cualidades en el ensayo con

las hermanas, y que falleció al mes

de haberse realizado la grabación.

Para ampliar información, visitar

www.monasteriodearmenteira.org

ENRIQUE MEJÍAS RIVERO

More magazines by this user
Similar magazines