LA CABINA NOVIEMBRE

pastor.angel

LA CA INANOVIEMBRE

2013 - Nº 6

REVISTA MENSUAL CGT TELEFÓNICA

DROIDES

«Yo... he visto cosas que vosotros no creeríais: Atacar naves

en llamas más allá de Orión. He visto rayos C brillar en la

oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos

momentos se perderán... en el tiempo... como lágrimas en

la lluvia. Es hora de morir» (Roy Batty/Blade Runner)

Las pretensiones de la

empresa en la mesa de

Clasificación, en la que

actualmente ya se está

negociando la tercera y

definitiva fase –nuestras funciones–,

son un ataque a la esencia misma del

oficio como identificación de clase; se

separa la utilidad funcional del individuo

del resto de su persona, se desliga el

ser humano de la actividad que realiza.

Esta separación funcional serviría, perfectamente,

para una plantilla de droides,

lo que nos convierte en seres totalmente

prescindibles e intercambiables.

«El encuadramiento de los trabajadores

de Telefónica de España a cada Grupo Profesional

será el resultado de la valoración conjunta

de los siguientes factores: Conocimientos y

experiencia adquiridos por la formación básica

así como por la experiencia profesional, Iniciativa

y Autonomía, Responsabilidad, Gestión de

personas y Complejidad.»

Así que la empresa nos forma durante

años –a algunas más que a otras– en todo tipo

de tecnologías, herramientas, técnicas y habilidades,

¿aparentemente para nada? Al final, parece

que la autonomía, la iniciativa, la responsabilidad

y la complejidad dependen sólo de tu

puesto profesional, de tu posición dentro del

escalafón. Es decir, la empresa tiene capacidad

para decidir en qué «cubículo» te vas a quedar

dentro de los grupos top –quienes organizan

y piensan el trabajo, la mano de obra especializada

investida de las más altas cualidades– o

si vas a formar parte del pelotón de «droides»

desechables a la espera del próximo ERE o de

que bajen de precio.

Un tema como el de la homologación,

que CGT tantas veces ha denunciado, adquiere

un carácter sangrante en este redactado. Tienen

el descaro de valorar nuestras aptitudes adqui-


idas para lo que les interesa, pero no para reconocernos

una cualificación homologable. Una vez más la

empresa nos niega la homologación cuando tiene una

oportunidad inmejorable.

La coletilla «ejecutar todas aquellas actividades

auxiliares necesarias para el correcto desempeño de las

funciones anteriores» aparece para todos los puestos

profesionales, es el «todo vale mientras no me demuestres

lo contrario».

Grupos I y II (Titulado Superior o Master,

Técnico Superior/Titulados Técnicos, Técnicos

Medios y Graduados)

Cabe destacar, como para todos los grupos, la indefinición

de las funciones que proponen con el siguiente

redactado: «Desarrollan un conjunto actividades que,

por analogía, son asimilables a las que se relacionan

a continuación a título indicativo:». Y es que haber

traspuesto a las extinguidas categorías con una procedencia

tan variada según el área de actividad: Planta,

Gestión Económico-Empresarial, Gestión Comercial

(hay que incluir al Técnico Medio de Apoyo a Ventas

del convenio de 1996), Informática de Gestión,

Recursos Humanos y Organización, Higiene y Seguridad

en el Trabajo o Ventas, a un único puesto

profesional, cuanto menos, requiere de cierto grado

de complejidad y detalle si no queremos caer en un

«totum revolutum» que, evidentemente, beneficiará,

junto con el ya firmado acuerdo de Movilidad, a una

flexibilidad absoluta.

Por eso las funciones «a título

indicativo» que se nos proponen

son tan genéricas que a penas se

puede hacer un análisis que nos

permita hacer una comparación

entre lo que actualmente son esas

funciones y las que se desarrollarán después de la

firma del acuerdo.

Sobre el Mapa funcional, común a los

Grupos III, IV y V dice:

«Las funciones correspondientes al Grupo se indican a

continuación para cada uno de las categorías/puestos

que lo integran a título orientativo, dado que el contenido

de la prestación laboral contempla la realización

de todas o algunas de las funciones correspondientes

al grupo profesional asignado, de conformidad con lo

establecido en el art. 22.4 del ETT.»

Ciertamente y, ahora sí, sin ninguna duda esta

es la multifunción.

Grupo III

Encargados

Respecto de las funciones de los Encargados, reseñar

que, para evitar ambigüedades de si estas/os deben

participar de forma material en las actividades que

Ciertamente y, ahora sí,

sin ninguna duda esta es

la multifunción.

2

planifican y coordinan, utilizan el preciso redactado

«participación personal en la ejecución de las actividades»

o «participación en el desarrollo de las referidas

actividades». En el caso del Encargado de Operaciones,

además, establece la «Conducción de vehículos

para la ejecución de las tareas encomendadas». Es

curioso como a las y los Operadores Técnicos no se

les añade esta función, cuando los Auxiliares ya la

tienen y se añaden también a las y los Operadores

de Mantenimiento de Edificios y Soporte Operativo,

la situación discriminatoria sobre el tratamiento de

la función de conducción dependiendo del puesto

profesional parece una compensación a la ampliación

de funciones, de hecho para los Operadores Técnicos

que representa esta propuesta de funciones, quizás un

premio a la mayor autonomía que se le requiere a este

colectivo que se ha quedado entre el grupo 2 y el 4.

Grupo IV

Operadores

Para el puesto profesional de Operador Técnico (OT),

se contempla la tirada de puentes en repartidor, fusión

de fibras, apertura de empalmes… Respecto de

la «Realización de tareas operativas de apoyo a otros

grupos y contratas cuando es necesario, y de comprobación

de los trabajos realizados por las mismas, con el

fin de asegurar un soporte operativo eficaz y un servicio

al cliente con las máximas garantías de calidad» decir

que es un tema delicado, más en este momento que la

empresa está liquidando el mantenimiento de la planta

y se producen problemas debidos

a la falta de experiencia del personal

de contratas que suple con nuestra

colaboración.

También nos asigna «Realizar

las actuaciones de provisión que se

precisen en la infraestructura de soporte de servicios,

energía, aire acondicionado propio de los equipos de

telecomunicación y de supervisión y prueba.» ¿No incluirá,

por casualidad, también la albañilería?

«Realizar las tareas auxiliares asociadas a los

procesos de operación, ejecución, provisión y mantenimiento

de planta, red, servicios y sistemas (mediciones,

¿planos,? presupuestos, registro y actualización en sistemas

y BBDD, informes,¿ inventarios? y otros similares)».

Contempla realización de planos, inventarios,

informes... son tareas no atribuibles en la Normativa

Laboral al OT. Aquí lo que llama la atención son los

interrogantes: ¡No están seguros ni ellos de tamaña

ampliación!

El trabajo de despacho, el que se realiza dentro

de los centros técnicos y de soporte no está definido

de una forma clara, pero sí que existen referencias

en diferentes puntos, este trabajo conlleva una serie

de responsabilidades que no se corresponden a este

grupo profesional, ni por la especialización requerida,


ni por el hecho de que el trabajo de otras personas es

gestionado por ellas.

Para los y las Operadoras Auxiliares (OA) reseñar

las siguientes funciones:

«Realizar tareas operativas de apoyo a otros

grupos y comprobar los trabajos realizados por contratas

cuando es necesario con el fin de prestar un soporte

operativo eficaz.» Aquí la clave es saber lo que entiende

la empresa por «comprobar».

«Realización de las tareas relacionadas con la

provisión y mantenimiento de los equipos y servicios en

todas sus fases, desde repartidor/central, hasta domicilio

de cliente, con independencia del portador Cobre,

fibra (FTTH), Radio, o cualquier otro que pueda desarrollarse

en el futuro.» Contempla el mantenimiento

de todos los equipos. Este puesto profesional es

fuertemente castigado, pues se amplían sus funciones

hasta prácticamente equipararlas con las del puesto

profesional de OT, con un salario inferior.

Decir, a modo de ejemplo, que el documento,

para las categorías de OT y OA, solapa una función:

la realización de tareas de provisión y mantenimiento

de los circutos en todas sus fases desde el repartidor/

central hasta las dependencias del cliente con independencia

del portador.

Delineantes

«Elaboración de proyectos técnicos, tareas de diseño de

la red y sus elementos auxiliares, así como de las tareas

asociadas a las mismas (mediciones, planos, presupuestos,

reproducciones…..). a proyectos técnicos que

puedan o no formar parte de un proyecto genérico.» La

elaboración de proyectos no corresponde a esta categoría.

Dentro de este grupo, como ya se dijo, se tiende

a aumentar el grado de responsabilidad dentro de las

funciones de algunos puestos tipo cruzando la línea

de otros grupos profesionales en algunos casos.

En concreto, este colectivo ha sido de los más

reivindicativos frente a la nueva clasificación, y una

gran parte solicitó a través del Comité Intercentros

mayor participación de la plantilla en su negociación

y un referéndum al final del proceso.

Grupo V

Asesor Comercial

«Realizar actividades comerciales de venta de productos

y servicios, así como atención al cliente en la zona

geográfica y segmento bajo su responsabilidad, conforme

a los procedimientos comerciales de Telefónica,

con el fin de contribuir al cumplimiento de los objetivos

establecidos de captación, fidelización y retención de

clientes de su segmento y zona territorial en óptimas

condiciones de rentabilidad y coste.» No se aprecia ninguna

diferencia entre presencial o no presencial, entre

vendedor/a o soporte a ventas, todo vale mientras

aumenten las ventas.

«Realizar la atención integral a clientes, con el fin

de prestar un servicio de máxima calidad a los mismos

y obtener ventas en óptimas condiciones de rentabilidad

y coste.» Aquí la clave es lo de atención integral,

signifique lo que signifique.

Administrativa/o

«Realizar labores de atención a clientes, con el fin de

proporcionar un soporte eficaz y contribuir a la satisfacción

de los clientes.» Esto no se contempla en la

actual Normativa Laboral para la antigua categoría

de administrativo, sí para otras categorías que se han

traspuesto aquí.

En definitiva, y aunque hemos valorado solo algunas

de las inconcretas funciones –a título indicativo–

de las antiguas categorías traspuestas a los nuevos

grupos y puesto profesionales, es la propuesta de la

empresa un documento muy deficiente que debería

ser rechazado de plano por quienes, amparados en la

responsabilidad, negocian sin descanso para nuestro

bienestar.•

3


Pero en el acta de la «quinceava» reunión –que

tenemos porque ha sido de las pocas veces que la

entregan en el Comité Intercentros al día siguiente,

tardan meses e incluso hay veces que ni las entregan–

lo único que aparece es el tema de la modificación

del plan.

Resulta que Telefónica quiere «una sucesión

ordenada para el traspaso de la actividad, la culminación

de los procesos de recolocación de la plantilla

que están en marcha y la formación del personal in-

4


Seguimiento

del ERE

«La quinceava»

corporado». Así, para facilitar la transición, Telefónica

y sus socios sindicales acuerdan en esta comisión

que algunas personas incluidas en el ERE prolonguen

su estancia en la empresa durante algunos meses de

Pero en el acta de la

«quinceava» reunión –

que tenemos porque ha

sido de las pocas veces

que la entregan en el

Comité Intercentros al día

siguiente, tardan meses e

incluso hay veces que ni

las entregan– lo único que

aparece es el tema de la

modificación del plan.

5

2014. El pacto debe ser aprobado

por el Ministerio de Empleo ya

que se pretende que no afecte a los

términos pactados para su salida.

¿Se dan cuenta ahora? La

necesidad de estos «pactos» para

poder retener a quienes ahora

resultan tan temporalmente imprescindibles,

es consecuencia de

no haber dispuesto del catálogo de

actividades y personal necesario

para efectuarlas –como algunas

organizaciones pedíamos– antes

de comenzar la desbandada (un

20% de plantilla es mucha plantilla),

de la ausencia de una completa

y detallada planificación de esos traspasos de

actividad, esas recolocaciones y esa formación antes

de poner fechas a la salida del personal y de adelantar

la fecha última de decisión (15-7-2012).

No es necesario ser una lumbrera para llegar a

la conclusión de que el nº de empleos que era necesario

destruir, en que período y la tasa de reposición, se obtuvo

atendiendo única y exclusivamente a parámetros

financieros –la pasta que se quiere ahorrar– sin tener en

cuenta exhaustivamente las necesidades para mantener

el servicio, el negocio. Cuando la planificación necesaria

no se hace, solo queda la chapuza y la

improvisación.

De las numerosas propuestas

que CGT entregó en el Comité

Intercentros para que se trasladaran

a esta comisión, sólo se comprometieron

a llevar cuatro: el dinero del

paro que la empresa se comprometió

a pagar al estado, un compromiso

personal de la empresa para que no

afecte la reforma de las pensiones, el

mantenimiento del empleo y un plan

de viabilidad en provincias pequeñas

y la quita a quienes tienen el seguro

de supervivencia.

Es evidente que la empresa,

como viene ocurriendo últimamente, es «dueña y

señora» de todas las reuniones y es ella quien fija

fecha y orden del día que corresponden, como no

puede ser de otra manera, con sus necesidades. Esto

tan solo demuestra la debilidad sindical de quienes

enarbolan la bandera del «sindicalismo responsable»

que con tanto gusto la empresa les ayuda a ondear.•


Teletrabajo

cuota social

mínima

6


«todo ello quedó en el

olvido y, al contrario, el

compromiso tornó en

coacción frente a una

inminente negociación de

prórroga que venía con

el «premio» de la quita,

de la movilidad y de las

disponibilidades.»

7

Recordamos que el Teletrabajo se recogía,

en el vigente convenio, como «una notable

mejora en la conciliación de la vida

laboral y familiar» y que había «construido

una gestión basada en la confianza

mediante una relación más ágil y directa, que ha

reportado mayores ventajas tanto para la organización

como para los teletrabajadoras, con nuevas formas de

hacer que están consolidando una cultura más innovadora».

También respecto a las políticas de igualdad

se menciona el teletrabajo como «una modalidad de

trabajo que fomenta la conciliación de la vida personal

y laboral de las personas que lo realizan». Es más,

la empresa se comprometía a «seguir avanzando en

línea con un compromiso mutuo de mejora en la calidad

y la productividad que reporte

ventajas para todos, así como en el

incremento porcentual de número

de trabajadoras que disfruten de

esta nueva modalidad de trabajo.»

Pero todo ello quedó en el

olvido y, al contrario, el compromiso

tornó en coacción frente a una

inminente negociación de prórroga

que venía con el «premio» de

la quita, de la movilidad y de las

disponibilidades.

Por eso, en febrero, la empresa

anunció –refugiándose en la falta de productividad

y eficiencia– la retirada unilateral de gran parte de los

contratos de teletrabajo –oficialmente, ha reconocido

una reducción de casi 1.900 puestos a menos de

700– y desde entonces hasta ahora, quienes se creen

los «propietarios» porque firmaron el acuerdo en

el 2006, que en un principio negaron la inminente

reducción, a renglón seguido, anunciaron varias veces

negociaciones para que la empresa «los devolviera».

¿Será esta la definitiva?

Y es que el acuerdo tenía sus «trampas» y una

de ellas era la de la «reversibilidad» que, para beneficio

de la empresa, bastaba con un preanuncio de 15

días. Así como notables deficiencias en materia de

prevención y de infraestructura si lo comparábamos

con el «Acuerdo Marco Europeo».

Pero a pesar de la precariedad del acuerdo, la

realidad es que quienes teletrabajan, sobre todo en

grandes ciudades donde los tiempos de desplazamiento

al trabajo se aumentaron por la especulación

urbanística –caso del Distrito T, no en vano Madrid es

la provincia que más teletrabajabadores oficialmente

reconocidos tenía, cerca de 1.200, aunque desconocemos

las cifras reales de aquellos que lo hacen «de

extranjis»– han encontrado ya sólo en este argumento

–la reducción de casi 3 horas de transporte público,

aumento de 3 horas de vida– una razón suficiente

para anhelar su reimplantación.

En CGT vamos más lejos y pensamos que,

además de las mejoras que se deben introducir en

materia de prevención o de infraestructuras, se debe

negociar una «cuota social mínima» que permita a

quienes más lo necesitan «aprovecharse» de este tipo

de trabajo, instaurado en numerosas empresas de Europa,

sobre todo en aquellas como la

nuestra donde la tecnología es la base

del trabajo.

Estamos hablando de que quienes

más se pueden «beneficiar» son

mujeres, quienes, para su desgracia,

son a las que esta sociedad machista

y patriarcal les ha forzado a realizar la

labor de cuidar a menores y mayores

dependientes, y que un hipócrita estado

no las ayuda porque redactó una

ley de dependencia a la que dotó de

un insuficiente presupuesto, que, para

más INRI, con la excusa de la crisis, recientemente se

ha recortado hasta su desaparición.

Claro que sabemos que no es una solución, la

solución sería, por ejemplo, una Renta Básica que asegurara

a todos los ciudadanos del país un mínimo de

recursos económicos que le permitieran una mínima

independencia y cierto grado de libertad. Pero esto es

otra batalla, si cabe, mayor que la CGT está dispuesta

a lidiar en otros ámbitos.

La CGT ya expuso en el último pleno del Comité

Intercentros que no valen anuncios populistas

proclamando a los cuatro vientos «hemos retomado

las conversaciones». Queremos, sobretodo, transparencia,

que se explique lo que se está negociando; que

se tengan en cuenta las necesidades de la plantilla, que

se consulte con ella, que se informe detalladamente en

el foro adecuado, que no se negocien contrapartidas

perjudiciales para las afectadas. Y que se implante esa

cuota social mínima que en la CGT reclamamos.•


25N día

internacional contra

violencia machista

Violencia de género

Un total de 700 mujeres han sido asesinadas en España

en la última década por otros tantos hombres

con los que mantenían o habían mantenido una relación

sentimental. Es el resultado estadístico de una

media de setenta homicidios cada año, desde que

en 2003 se empezaran a contar los crímenes con

vistas a la aprobación, un año más tarde, de la Ley de

Medidas de Protección Integral contra la Violencia

de Género.

Aunque la Delegación Especial del Gobierno

para la lucha contra la Violencia de Género, creada

con la citada ley, es el organismo que se encarga de

la recopilación de los datos, son tradicionalmente

las organizaciones de mujeres quienes han venido

poniendo nombres y apellidos a una realidad que,

según el Centro de Investigaciones Sociológicas,

padecen más de 600.000 mujeres cada año en

España, aunque menos de la cuarta parte se decidan

a contarlo.

Antes de incluir una noticia computable, la

RED FEMINISTA comprueba, que el asesinato u

homicidio, se ha producido como consecuencia de

una agresión cuyo objetivo se ajusta a la definición

que Naciones Unidas hace de «violencia contra

la mujer» y que queda recogida en la Declaración

sobre la eliminación de la violencia contra la mujer

/ Resolución de la Asamblea General de 48/104 del

20 de diciembre de 1993. Se computan todos los casos

de violencia de género, incluidos los producidos

por asalto sexual con resultado de muerte o como

consecuencia del tráfico de mujeres o prostitución,

etc...

Otras Categorías

No Comput: Recoge los casos con información insuficiente

o que están en proceso de investigación. No

se incluyen en el cómputo total.

Víctimas Indirectas: Son personas que, inicialmente,

no eran las destinarías de la agresión (por

ejemplo, vecinas, policía, etc. que intervienen en un

incidente), pero que mueren como consecuencia de

una agresión a un tercero, que se ajusta a las definiciones

citadas.

En base a los datos extraídos desde el año 2003

a través de la organización RED FEMINISTA se aportan

cifras más detalladas que se pueden consultar en

el enlace http://www.redfeminista.org/searchnoticias.

asp?id=muertas2013 y que totalizan el número de

personas asesinadas en alrededor de 900.

Este era el caso de una mujer asesinada por su novio

en la localidad malagueña de Fuengirola el 7 de enero

de 2003. Fue la primera en una estadística poblada

de historias de mujeres cuyo único rasgo en común

es precisamente su condición femenina. Ella tenía 28

años, era extranjera. La mujer asesinada este sábado

en la localidad conquense de Villanueva de la Jara,

la última en ingresar en la estadística, era española,

rondaba los 40 y tenía dos hijos pequeños.

En más de la mitad de los casos, las víctimas

seguían manteniendo una relación de pareja con el

maltratador.

Aquel año se cerró con 71 mujeres muertas, de

las que 62 eran españolas. La más joven tenía menos

de 17 años y el grupo más amplio, 27 mujeres, eran

treintañeras. No obstante, murieron quince mujeres

8


que contaban entre 41 y 50 y otras siete que como

una mujer octogenaria asesinada por su marido a finales

de enero, tenían más de 64. En más de la mitad

de los casos seguían manteniendo una relación de

pareja con el hombre que las maltrataba.

Todas las expertas coinciden en destacar que no

hay un perfil único de víctima de violencia de género.

En estas setecientas mujeres hay inmigrantes sin red

social de apoyo en España, mujeres rurales y mujeres

(se estima que más de un catorce por ciento) con alguna

discapacidad. Pero también hay tituladas superiores,

candidatas de partidos políticos, estudiantes,

empresarias atrapadas en el mismo círculo vicioso.

Según los datos del Observatorio de Violencia Doméstica

y de Género adscrito al Consejo General del

Poder Judicial (CGPJ), en España se registran cada

año unas 140.000 denuncias por delitos o faltas relacionadas

con la violencia machista y el grueso de las

sentencias en los juicios que se generan en consecuencia

son condenatorias.

Se registran cada año 140.000 denuncias por

delitos o faltas relacionadas con la violencia machista

En 2003 la estadística oficial no desgranaba el porcentaje

de mujeres asesinadas en crímenes de violencia

de género que habían dado en algún momento la

voz de alarma. El dato se incorporó en 2006, dejando

ver que en menos de la cuarta parte de los casos constaban

denuncias previas contra los agresores. Aquel

año murieron 68 mujeres, de las que 22 sí habían

pedido ayuda a las autoridades.

De toda la serie de datos, el que registra la

menor cifra de asesinatos es 2012, cuando se produjeron

52 homicidios de este tipo. En 2009 se habían

contado 56 y, en 2005, un total de 57. Son las tres excepciones,

los únicos tres años de la década en los que

la violencia machista se ha cobrado menos de sesenta

vidas en España.

En lo que va de año se cuentan 42, aunque

podrían ser 46, porque la Delegación del Gobierno

mantiene cuatro casos en investigación ocurridos

en Orense, Asturias, Zamora y Zaragoza durante los

últimos meses, en espera de que se esclarezca si las

muertes se ajustan o no a las particularidades de la

violencia de género.

37 menores huérfanos

Desde hace unos meses, el recuento incluye además

a los hijos e hijas menores de edad que los maltratadores

dejaron huérfanos o que pasaron a engrosar

el recuento de víctimas mortales. Según la ya citada

encuesta del CIS, al menos 840.000 niños y niñas

padecen en España la violencia machista que se ejerce

sobre sus madres y más de medio millón son maltratados

directamente. Son las llamadas “víctimas

silenciosas” las y los menores que viven la violencia

desde que nacen, que viven el pánico en sus entrañas

9

a diario y que no tienen ningún tipo de protección, las

que de manera indirecta o directa, como indican las

cifras anteriores padecen las agresiones.

El hombre que ha asesinado a una mujer en

Cuenca ha dejado sin madre a dos niños de seis y

once años. Sólo en lo que va de año 37 se han quedado

huérfanos por esta misma razón.

Mentiras institucionales

La vicepresidenta del Gobierno en rueda de prensa

posterior al Consejo de ministros del 26 Julio de

2013 anunció la puesta en marcha de la Estrategia

Nacional contra la Violencia de Género 2013-2016

dotada con un presupuesto de 1.539 millones de euros

para su periodo de vigencia.

Una lectura detallada muestra que dicha Estrategia

Nacional es básicamente una recopilación ordenada

de las acciones ya diseñadas con anterioridad

a la llegada al Gobierno del PP que incluyen muchas

medidas que competen a las Comunidades Autónomas.

Dicho de otra manera, la Estrategia Nacional

contra la Violencia de Género no significa un esfuerzo

extraordinario sino que el Gobierno tan solo habría

ordenado en un documento lo que ya se venía haciendo.,

haciendo suyas las cifras que actualmente destinan

la totalidad de Autonomías, sin que dentro de los

presupuestos del Estado se refuercen medidas económicas

para prevenir y combatir la violencia de género

en el territorio español.

Educación y violencia

La ley contra la Violencia de Género, de 2004, entró

en vigor hace casi una década, sin embargo, su desarrollo

en el largo plazo se ha olvidado, no dejó de ser

una declaración de intenciones. «Se han adoptado

medidas a corto plazo contra la violencia de género,

pero no se ha trabajado en los ámbitos educativo y

sanitario. «Cuando se produce una muerte, es un fracaso

del sistema” por ineficaz o por inoperatividad,

las instituciones son cómplices de todas las muertes

por violencia de género. Se ha de focalizar más en el

ámbito educacional», desde la infancia es necesario

fomentar líneas de educación transversal, donde la

igualdad entre las personas, independientemente de la

diferencia de sexo, color de piel o cultura, sea la base

educacacional para que no se sigan reproduciendo

patrones de violencia, basados en la discriminación,

en roles patriarcales que con el paso del tiempo se

acrecientan y desgraciadamente se traducen en muchos

casos en violencia psíquica y física contra otras

personas consideradas “ más débiles”.

Desde luego, con políticas de segregación en las

escuelas no se facilita el trabajo preventivo contra la

violencia de género, se afianza más la sociedad basada

en el patriarcado y en el clasismo. Solo es posible

combatir la violencia en un mundo de iguales.•


Plan de Igualdad

Pues, no, tampoco estamos en la de Igualdad, y

eso a pesar de que en el convenio pasado reclamamos

nuestra participación, y de que incluso

nos dirigimos al Ministerio de la Mujer que

nos volvió a remitir a Telefónica, quien, definitivamente,

nos negó la presencia apelando a la torticera excusa

de siempre: «No habéis firmado el convenio».

Pero, aún así, y huyendo de protagonismos, la

CGT colabora con ella para mejorar las condiciones

personales y laborales de la plantilla de Telefónica.

Nuestro trabajo en esta materia es constante: hemos

elaborado varios comunicados e informes con las

cifras presentadas por la empresa sobre la presencia

de las mujeres en Telefónica –el último, publicado

en «La Cabina» de octubre–, y también presentamos

una propuesta de protocolo de actuación para el

«acoso laboral, de género y/o sexual» que, por cierto,

es casi calcado al que ahora se utiliza. Y en la última

negociación del convenio colectivo, le exigimos que

cumpliera con la ley sobre la creación de empleo para

personas con discapacidad –los sindicatos mayoritarios

estaban más interesados en otros asuntos–.

Es a ellos a quienes les encanta darse importancia,

y erigirse en únicos salvadores. Un ejemplo es su

informe de la última reunión de esta comisión donde

califican de tema «estrella» haber conseguido con su

negociación el reconocimiento del permiso por lactancia

a la trabajadora o el trabajador, independientemente

de si su pareja trabaja o no, algo que ya está contemplado

en el Estatuto de los Trabajadores, en su artículo

10

37.4. Este artículo dice que la lactancia constituye un

derecho individual de las personas trabajadoras –hombres

o mujeres– y que en caso de que ambos trabajen

será ejercido por uno de los progenitores.

Porque nuestro único interés es luchar porque

se fomenten los principios de igualdad y exigir que

se cumplan los compromisos de la empresa. Pero la

actitud de Telefónica, negando derechos reconocidos

legalmente, nos obliga a denunciar su hipócrita

actitud de no cumplir con la ley a la vez anuncie

ser una empresa pionera en materia de beneficios

sociales. Y mientras los sindicatos firmantes le hacen

la comparsa.

Más les valdría que pidieran explicaciones a la

empresa de por qué han retirado el teletrabajo cuando

en el propio plan de igualdad se reconoce que es una

buena herramienta de conciliación laboral y personal;

o de cómo, de manera unilateral, deciden cambiar los

turnos y horarios en la mayoría de áreas; o recordarle

que ejercer el hostigamiento, la fiscalización y la persecución

continua de los mandos a la plantilla no es la

mejor fórmula para conciliar.

Por último, en cuanto al envío de «píldoras

informativas» sobre el acoso laboral, la CGT dice que

primero se deberían dar las instrucciones precisas a

la dirección para que cese en sus políticas de sacar

beneficios a costa de la salud de las personas y, después,

informar detalladamente qué consideración

legal tiene el acoso laboral, sexual y/o de género y las

consecuencias penales que acarrea.•


CI, saca la cabeza

¿Cómo crees que, quienes practican el ejercicio

antidemocrático continuo mediante la vulneración

sistemática del derecho de acceso a la información

y la obstrucción como norma a cualquier

propuesta –nuestra, de otra fuerza sindical que no

sean las suyas o de tus propios comités de empresa–

defenderán tus derechos? ¿Van a impedir, quienes

se parapetan en la opacidad absoluta de la gestión

de un órgano de representación de toda la plantilla

como lo es el Comité Intercentros, que la empresa

dilapide nuestro mermado «crédito laboral»?¿Serán

estos mismos personajes los que, cuando ya no haya

más ERE´s que negociar, paralizados por la atrofia del

músculo de la movilización, nos saquen a la calle para

defender nuestros últimos derechos?

Porque estamos hartas de que «Tema ya tratado»

y «El CI velará por el cumplimiento del

convenio y de la normativa» se conviertan en

la manida y falsa excusa para no hablar de los

derechos de la plantilla en el Comité Intercentros.

Pero ¿Cómo que tema ya tratado? Si hace años

que allí no se trata nada. ¿Velar por el cumplimiento... de

qué? O eso de que «Lo llevaremos a la comisión esta, o a

la otra», pero ¿Quien lo lleva?¿Quien lo defiende?

11

Y mientras, cerca de 6000 personas no han recibido

ni un sólo curso durante el año, y 4000 menos de

10 horas, cuando hay un compromiso de por lo menos

30 horas al año. Pues los que ostentan la mayoría dice

que este es un «Tema ya tratado».

Como tratado dan el exigir la retirada de la lista de

ranking en el departamento de comercial porque fomenta

el mal clima laboral y vulnera la confidencialidad.

¿Donde lo han exigido? Y si lo han hecho ¿Por qué no se

ha retirado?

No os preocupéis, dicen, velamos porque los

Operadores Técnicos no hagan labores de otra categoría

–ejemplo: altas y bajas de puentes en repartidores

urbanos–. Que les digan a quienes tiran los puentes que

están velando por ellos.

También dicen que velarán tras el cambio del

procedimiento de actuación en O+M, donde desaparece

el despacho de actuaciones y la planificación que depende

de los EGOT de cada provincia. Pero, velar es exigir

que se actualicen los datos sobre perfiles, la formación

necesaria y el acceso a instalaciones para asegurar que

el personal trabaja en las condiciones necesarias. ¿Lo

harán?

Si les pedimos garantías de que las horas del

reciente acuerdo de disponibilidades no se conviertan en

horas extras encubiertas –fraude a la seguridad social–

nos remiten al acuerdo, sabiendo, como saben, que las

que ya se realizaban en provincias tipo 3, en los comités

donde están ellos, ya se estaban encubriendo y no lo han

impedido, a pesar de que el anterior acuerdo también

obligaba a la información.

No os preocupéis por el proyecto de «Productividad

en Operaciones» que pretende valorar el trabajo

realizado en euros –al estilo de los incentivos en el área

de comercial–. Nuestra petición de su retirada la llevarán

a la Comisión de Operaciones. Pero no dicen quien la

llevará, cómo la defenderán y, lo que hasta ahora no se

ha producido con otras propuestas nuestras derivadas a

«sus comisiones», como nos informarán después en el

CI.

Por último, decir que nos produce indignación,

frustración y rabia que también den como tratado la exigencia

de la retirada de los expedientes de la compañera

de AST y de la querella penal a dos compañeros de En

Construció, cuando lo que quieren decir es que ya lo han

tratado no tratándolo en el pleno del mes anterior.

Saca la cabeza del agujero de la crisis, mira más allá

de donde te quieren hacer mirar, infórmate y fórmate

en la defensa de tus derechos laborales y, junto a tus

compañeras y compañeros, libérate del miedo que te

impusieron quienes prefieren las tinieblas para seguir

campando a sus anchas. •


La salud

no debe ser

una ruleta

En el Comité Central

de Seguridad y Salud

también prevalece

la imposición de las

mayorías sindicales ante

el beneficio de toda la

plantilla, quienes, junto

con la empresa, nos

niegan la posibilidad

de colaborar, aportar

y velar porque tus

condiciones de salud

sean las mejores.

12

En el Comité Central de Seguridad y Salud también

prevalece la imposición de las mayorías

sindicales ante el beneficio de toda la plantilla,

quienes, junto con la empresa, nos niegan la

posibilidad de colaborar, aportar y velar porque

tus condiciones de salud sean las mejores.

¿Cómo se nos niega esta posibilidad? Primero, la

empresa nos impide que una delegada/o LOLS acompañe

a nuestro delegada/o de prevención al Comité Central

–denunciado en la Inspección de Trabajo–.

Segundo, la empresa y los mayoritarios han

derivado asuntos esenciales al Grupo de

Trabajo de Prevención de Riesgos Laborales,

grupo al que nos impiden asistir.

Así ocurrió que, a pesar de que en el

pleno del Comité Central del 26 de junio,

se anunció que de manera inmediata se

iba a poner en marcha en todo el territorio

nacional y en todas las áreas la evaluación

de riesgos psicosociales –algo que, para el

área de comercial, llevamos desde el 2003

reclamando–, acto seguido se derivó al

Grupo de Trabajo de Prevención lo que nos

impide saber cómo, cuando y que tipo de

procedimiento se va a utilizar.

Lo mismo ocurrió con la modificación

de la instrucción IC-101 (vestuario de

trabajo), cuya metodología de reparto se

modificó en el Grupo de Prevención, para, posteriormente,

anunciarnos su puesta en marcha inmediata. La

modificación persigue el ahorro económico drástico,


dejando la entrega de vestuario en manos exclusivamente

del encargado de la provincia y del stock que se

proporcione en cada caso, y negando el uso del vestuario

a todas las personas «no operativas» dentro de cada

categoría. Ahora solo se proporcionará el vestuario en

caso de rotura o deterioro y siempre que se devuelva

la prenda anterior, todas políticas fiscalizadoras que no

se traducen en asegurar la protección de la seguridad y

salud de la plantilla sino más bien lo contrario. Todo ello

«cocinado» fuera del CCSS.

Por último queremos recordar que corresponde

a la Dirección de la Empresa la gestión de la Prevención

de Riesgos Laborales a través de toda la línea jerárquica

descendente de mando, con responsabilidad indelegable

en la planificación y el cumplimiento de las acciones

preventivas, y el asesoramiento y la colaboración del

Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, y que por

lo tanto, se han de cumplir los artículos 237 y 238 de la

normativa laboral.

No cabe derivar sus compromisos ni a Antares ni

a la Mutua –ni los obligatorios ni los voluntarios– justificando

que se cumplen los requisitos adquiridos y que tienen

análogo cuadro médico. Es mentira: ni se garantiza el

correcto seguimiento de los planes de prevención de salud

estipulados en la normativa laboral, ni en muchos casos se

garantiza la misma cobertura sanitaria a través de los servicios

de Antares. Al contrario: se pretende que gran parte

de la responsabilidad de la empresa en el seguimiento y

planificación de los planes de prevención recaiga sobre

la plantilla con el consiguiente peligro que supone para la

salud de las personas.•

13

-Reconocimiento médico periódico anual.

-Revisión cardiovascular (con ECG) a todos los trabajadores

mayores de 40 años o a aquellos en que

clínicamente esté indicado a juicio médico.

-Audiometría anual a todos los trabajadores que

tengan riesgo acústico o en aquellos casos donde

clínicamente esté indicado a juicio médico.

-Exploración ginecológica anualmente, de carácter

voluntario, todas las trabajadoras mayores de 35

años o a aquellas que sin alcanzar esta edad voluntariamente

lo soliciten.

-Las exploraciones radiológicas anuales se espaciarán

a períodos de tres años, como mínimo, salvo

cuando existan circunstancias clínicas singulares

que aconsejen realizarlas en intervalos menores o a

petición del propio trabajador.

-La radioscopia será utilizada como medio de diagnóstico

individual a criterio médico.

-Análisis de glucemia, colesterol y ácido úrico.

-Inspección de la piel o examen epidérmico general

en el conjunto de exploraciones clínicas que se

practican en los Reconocimientos Médicos Periódicos.

- Espirometrías computerizadas en aquellos casos

donde se detecte riesgo respiratorio de algún tipo,

independientemente de otras pruebas diagnósticas

complementarias que pudieran estar indicadas.

-Para todo el personal cuyo trabajo habitual y en

operación continua (toda o más de la mitad de la

jornada diaria o semanal) consista en utilizar pantallas

de visualización, se adoptarán las siguientes

medidas: a) Serán reconocidos obligatoriamente

antes de ocupar el puesto de trabajo para dictaminar

su aptitud visual; b) El reconocimiento médico

periódico se realizará anualmente en función de

los riesgos potenciales prefigurados y mediante las

oportunas pruebas específicas; c) Dicho reconocimiento

médico periódico anual incluirá un estudio

oftalmológico especializado, que podrá repetirse

con intervalos menores a petición del trabajador, en

casos justificados o por indicación médica; d) Los

medios correctores de las enfermedades oculares

que se deriven de este tipo de trabajo (gafas, lentillas,

etc.) serán a cargo de la Empresa.


Arde Comercial

La semana pasada nos sobresaltó la lectura de

un comunicado de una organización sindical

en el que “constatan con preocupación” como

se cuestiona la competencia y eficacia de “la

mejor red de ventas de toda Europa”, según declaran

directivos de Telefónica. Interpretan así el exceso

fiscalizador en la burocratización a la que es sometida

mediante la exigencia continua de justificar cada

actuación, cada visita, cada oferta, de los informes

añadidos a la habitual cumplimentación en las aplicaciones

de seguimiento y control existentes, incrementando

inútilmente la carga de trabajo de la ya pesada

tarea comercial, disminuyendo la autonomía en la

gestión individual y convirtiendo a los mandos intermedios

en simples controladores de personal en lugar

de facilitar su tradicional tarea de soporte, seguimiento

de incidencias y solución de conflictos.

Continúan explicando que este contexto de excesiva

carga mental deriva en la proliferación de malas formas,

gritos y amenazas, dificultando la convivencia en un

ambiente previamente enrarecido por el enorme esfuerzo

y desgaste del personal para aproximarse a los objetivos

marcados por la empresa, que utiliza las dificultades

como excusa para elevar la presión sobre la plantilla hasta

límites absurdos, sustentando las relaciones laborales en

el miedo y la coacción. Finalmente culpan de la situación

a la “grave incapacidad de gestión” de la Dirección -que

plantea constantemente fórmulas de flexibilidad laboral

pero aplica recetas rígidas y burocráticas que deterioran el

clima laboral y la calidad de atención al Cliente- a la que

lanzan un enigmático “no permaneceremos inertes” e

indican que la actual deriva “tiene contestación en nuestra

Normativa Laboral y la vigente legislación”.

En CGT coincidimos con el análisis descrito: la

empresa enmascara su ineficaz gestión incrementando

la presión sobre la plantilla para que cumpla unos

objetivos cada vez más utópicos en el laberinto econó

Dicho esto ¿por qué hablamos de sobresalto si

estamos en línea con ese diagnóstico? En primer lugar,

porque chirría desagradablemente leer “… preocupación…

exigencia continua… excesiva carga mental…

gritos y amenazas… miedo y coacción… mal

clima laboral… grave incapacidad de gestión…” en el

comunicado de un sindicato presente en la Comisión

de Comercial (la llamada ‘mesa’ de comercial) y el

resto de ‘mesitas’ territoriales o provinciales. ¿Acaso

no es el lugar en que pactan con la empresa lo que

después llega a la Comisión de Negociación Permanente

como acuerdos cerrados sin posibilidad real –el

juego de las mayorías- de ser debatido y, en su caso,

modificado por la aportación de otras organizaciones?

¿No suelen hacer bandera de esos pactos que siempre

divulgan como mejora? La pregunta grave es ¿Cómo

se produce la denuncia de una situación tan insostenible,

en un importante área como Comercial, por parte

de quienes tienen hilo directo con la empresa, responsable

de esta situación? ¿No sería razonable entonces

que se apearan de su torre mayorista y abrieran las

posibles soluciones a la participación de otras visiones

–organizaciones con capacidad negociadora, comités

provinciales, plantilla…- que enriquezcan el resultado

final, que eviten llegar a extremos como el actual?

Salvo que, claro está, que todo esto no sea más

que apariencia o escenificación de unas discrepancias

que, finalmente, sean ‘subsanadas’ en petit comité,

vendiendo después con descaro las maravillas

y seguridades del nuevo acuerdo o contexto. Porque

realmente todo indica que esa beligerancia algo descafeinada

-…te daré con la normativa…- ni siquiera se

corresponde con la acción y la actitud sobradamente

demostradas en el Comité Intercentros, que rechaza,

anula, desvía y hace desaparecer cualquier aportación

o intento de progreso que no venga de su propio rodillo,

que no explica el recorrido de las propuestas, que

14


¡Madrid

vomita!

Desde el pasado 5 de noviembre las y los trabajadores

de Jardinería y Limpieza Viaria les, vidrios... poniendo en peligro la salud pública y

una jungla de residuos de comida, cartones, pape-

de Madrid mantienen una huelga indefinida

contra el abuso patronal de un sector personas transeúntes.

elevando el peligro de accidente de la vecindad y las

en manos de las grandes compañías constructoras

del país –desde hace ya 25 años– empresas –con un amplio apoyo popular– las adjudicatarias

Gracias a que la huelga está siendo ejemplar

pioneras en la rapiña y la esquilmación del estado y están empezando a recular, muy lentamente, y empiezan

a reducir las medidas de recorte iniciales, pero

sus «sucursales».

Ya en el mes de agosto sufrieron un recorte de ni de lejos se acercan a las pretensiones de las y los

plantilla cercano a los 400 trabajadoras/es. Ahora se compañeros del sector, en contra de cualquier medida

ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo

que afectará a casi 1200 –esta cifra se va rebajan-

nómina del 2012 que ascienden a 40.000€.

reductora y reivindicando el pago de los atrasos en la

do en la mesa a medida que se alarga el conflicto– e

Y es cierto que están contando con el apoyo

incumplimientos de convenio que les reducirá que sus de las y los vecinos que desde hace tiempo vienen

reducidos salarios –no superan los 1000€– ostensiblemente

al resto de los 6000 que actualmente hay en Una interesante iniciativa en las redes sociales es la

denunciando la reducción de limpieza de sus calles.

plantilla.

de depositar la basura en la puerta de los bancos; está

Todo ello se produce por la reducción escandalosa

en el presupuesto que asigna el ayuntamiento de se vea la basura que lleváis dentro».

teniendo una buena repercusión, por aquello de «que

Madrid para este servicio y las ofertas a la baja de las

Por eso, en apoyo a los y las compañeras de

empresas adjudicatarias: Cespa, Sacyr, FCC y OHL. Limpieza viaria y jardines hemos querido llenar nuestras

páginas de basura que sólo limpiaremos cuando

Las calles de Madrid son un verdadero estercolero,

aunque, cierto es que hay zonas más turísticas consigan un acuerdo satisfactorio. Lo están haciendo

donde el ayuntamiento ha concentrado los servicios muy bien, demostrando a los más escépticos que la

mínimos para que la huelga se note menos. Pero, lucha por el puesto de trabajo es la lucha por tus condiciones

de vida y por la que siempre obtendrás una

barrios como el de Lavapies, donde la limpieza ya

era precaria antes de la huelga, se han convertido en recompensa. •.

15


Madrid ciudad 30

Hoy cometí el error de coger el coche. Creía que

tenía la necesidad, ¡ya ves tú! Iba tarde y muchas

cosas que hacer. ¡Me equivoqué, pido perdón,

no se volverá a producir! Te introduces en él y

todo se transforma, no es que «no tengas el día», no. No

es que te hayas levantado con el izquierdo, que no hayas

descansado, que estes de mal humor. No. Es que él es...

abracadabrante. Te metes en un cajón con asientos, que

escupe nubes de humo tóxica y contaminante, rodeado

de miles, de millones de ellos. Discurres por laberintos

colapsados, buscando destino. ¡Imposible! Has entrado

en la rueda y pierdes la consciencia, pasas a ser uno más

dentro de una masa amorfa. Intentas girar para un lado,

nada, para el otro; frenas, blasfemas, golpeas una y otra

vez el volante... y, mientras, la radio no para de escupir

basura.

La bici es otra cosa: no es un cajón, no, hasta te da

el airecito. Es sacarla de casa y el corazón, como cuando

se saca al perro por la mañana, inquieto empieza a

bombear para acá y para allá, con fuerza, pero pausado,

acompasado: ¡Boum, boum...boum, boum! Pedaleas,

cadenciosamente: ahora una peatonal «cuidado con los

transeuntes», luego una calle de un sólo carril, tomas

precauciones, «pueden ir a 30» –piensas– «pero tienen

que esperar» aunque te llamen... Te metes por la avenida

y, ¡ostias!, al lado del carril bus ves pintada una bici con

rango de sargento y un pedazo círculo que te cagas con

un 30 dentro. ¡Ostías, ¿y esto qué es?

Pues resulta que la Botella acaba de inagurar el

anillo «M-10» –se llama así por la misma lógica que se

llamó M-30 al primer cinturón con caraterísticas de vía

de gran capacidad–. Recogido en el Plan Director de

Movilidad Ciclista, y vinculado a la mejora de la

red de transporte público de superficie, es

un circuito urbano formado por las calles

Génova, Sagasta, Carranza, Alberto

Aguilera, Marqués de Urquijo,

Ferraz, paseo del Pintor Rosales,

calle Bailén, Gran

Vía de San Francisco,

rondas

de Toledo,

Valencia y Atocha y paseos del Prado y de Recoletos; dicen

que para optimizar el uso de los carriles bus-taxi-moto existentes,

y para incorporar el uso de la bicicleta reservando

uno de los carriles generales por sentido para uso compartido

con una limitación de velocidad específica de 30 km/h.

Sí, está muy bien, de veras. No es un regalo, ¡eh!

Es una mínima concesión a quienes a diarío cogemos

la bici (leo en un periódico que ya somos 50.000 en

Madrid, gente toda ella muy reivindicativa). Y es que vas

por el ciclocarril y ya tienes la sensación de que quienes

mandan han pensado un poquito en tí, sólo un poquito.

Si viene alguien por detras puedes pensar: «Este es el

ciclocarril, tienes que respetarme y sólo puedes ir a 30».

Pero claro, el no lo sabe, además viene a 50 o más, que

pasan a menos de metro y medio y te subciona. Sólo,

cuando, cobrando consciencia dentro de ese cajón que

expulsa nubes tóxicas en medio de una masa amorfa, el

30 le da en la cara y reduce la velocidad es cuando te ven

a tu bici y a tí y empiezan a respetarte

Claro, por eso hay ciudades en el mundo que han

limitado su velocidad a 30: menos accidentes y menos

muertes, a la par que menos contaminación. Por eso la

M-10 es insuficiente y Madrid debería ser una ciudad

30.•

16

More magazines by this user
Similar magazines