Revista Q 139 Junio 2019

revistaq

Revista Q Qué... México. Edición 139. Mes Junio. Año 2019. León, Gto.

La Habana está de

aniversario. La capital

de Cuba cumple 500

años y lo hace atrapada

en el tiempo en el que se

congelaron sus edificios y

coches, en la celebración

de la mezcla de pieles y

culturas y en el ritmo de

la salsa a veces acallado

por el reguetón. Una

manera de festejar el

cumpleaños de la ciudad

es recorrer sus calles y

algunos de sus lugares

más icónicos

Destinos

LA HABANA - Octubre 22, 1996. Vista del edificio del Capitolio Nacional

Un automóvil circula por el malecón de La Habana

Q 72

LA HABANA DE AYER

Diego Velázquez de Cuéllar, en nombre de los

Reyes de España, estableció su tercer y definitivo

asentamiento en La Habana en 1519, tomada

como fecha oficial de la fundación de la ciudad.

Según el portal oficial de turismo de Cuba, la

ciudad sufrió varias embestidas de piratas y corsarios

franceses durante la primera mitad del siglo

XVI. Fue por eso que la Corona Española decidió

blindar la bahía y los puntos estratégicos de

la ciudad con diversas construcciones, de las que

algunas aún se conservan.

Durante el siglo XVII, por la omnipotente fuerza

del catolicismo traída por los colonizadores, las

iglesias, ermitas y residencias religiosas proliferaron

en La Habana moldeando su perfil arquitectónico.

Un siglo después, los británicos se hicieron

con el control de la ciudad y tras once meses la devolvieron

a los españoles, a cambio de la Florida.

En el siglo XVIII y XIX La Habana era una ciudad

de referencia, floreciente, se construyeron una

red de ferrocarril y puntos de encuentro culturales

como El Liceo Artístico y Literario o el Teatro

Coliseo.

Bajo la influencia estadounidense en el siglo

XX, “la ciudad creció y se enriqueció con numerosos

edificios de los años treinta, se levantan suntuosos

hoteles, casinos y clubes nocturnos”, dice

la información oficial sobre turismo de La Habana.

A mediados de siglo, la Revolución acabó con

el régimen de Batista y el control estadounidense.

Todas las gentes que pasaron por esta capital

caribeña dejaron tras de sí un rastro. Desde los

europeos, los esclavos traficados desde África, los

indios taínos y chinos a los corsarios y piratas. La

Habana es música, sabor, identidad y luz. La Habana

es muchas Habanas en una.

Eusebio Leal, historiador centrado en la ciudad,

dijo de ella que es “un estado de ánimo”.

“Cuando uno llega a La Habana, siente que algo

le seduce, le atrae, le atrapa, no deja indiferente a

nadie. A veces la ciudad está cubierta por un velo

de decadencia. Pero cuando tú rompes el velo aparece

el esplendor de su urbanismo”, comentó Leal.

Por Manuel Noriega. Efe/Reportajes Imágenes: EFE / Alejandro Ernesto / Ca / Yander Zamora / A. Moya

More magazines by this user
Similar magazines