ECONÓMICO - Esade

profesores.esade.edu

ECONÓMICO - Esade

Con la colaboración de

DEPARTAMENTO

DE ECONOMÍA

Noviembre 2006

INFORME[04]

ECONÓMICO

Análisis y previsión de la coyuntura

económica de la zona euro

Atlas mundial del petróleo

y de la energía fósil primaria

Una política común para la energía

en la Unión Europea

Cambios en el mundo del trabajo


INFORME [04]

ECONÓMICO

http://www.esade.edu/biblio/documentos/informeeconomico04.pdf

Con la colaboración de

Departamento

de Economía


4

INFORME ECONÓMICO

Departamento de

Economía

ESADE

Editorial 6

Análisis y previsión de la

coyuntura económica

de la zona euro 10

Prof. Fernando C. Ballabriga

Departamento de Economía, ESADE

Prof. Josep M. Comajuncosa

Departamento de Economía, ESADE

[04] NOVIEMBRE 2006

Temas seleccionados

Atlas mundial del petróleo 28

y de la energía fósil primaria

Prof. F. Xavier Mena

Departamento de Economía, ESADE

Una política común para 78

la energía en la Unión Europea

Prof. Agustín Ulied

Departamento de Economía, ESADE

Documentos y lecturas

Cambios en el mundo del trabajo 92

Prof. Anna Laborda

Departamento de Economía, ESADE


M a Teresa del Val, Yolanda M a Sánchez

y Cristina García (2006) 106

Economy, Entrepreneurship, Science

and Society in the XXI Century

EMR

Luis de Sebastián (2006) 110

África, pecado de Europa

JS

William Easterly (2006) 112

The White Man’s Burden

PP

Post-it 116

El Nobel de Economía para un pensador

clave de la política económica

JC, AL, JS

[04] Noviembre 2006

INFORME ECONÓMICO 04

Departamento de Economía

ESADE

Av. Pedralbes 60-62

08034 Barcelona

Tel. 932 806 162

Mateo Inurria, 27E

28036 Madrid

Tel. 913 597 714

www.esade.edu

Asociación de Antiguos Alumnos de ESADE

Av. d’Esplugues 92-96

08034 Barcelona

Tel. 934 952 063

Coordinación editorial y diseño

BPMO Edigrup

C/Caballero 79, 7 ª Planta

08014 Barcelona

Tel. 933 637 840

www.grupobpmo.com

[04] NOVIEMBRE 2006

5


6

[04] NOVIEMBRE 2006

Editorial

Editorial


Hacia una

política

monetaria

neutral

El Banco Central Europeo continúa bajando el tono expansivo

de su política monetaria. Después de haber mantenido su

tipo de interés de referencia inamovible al 2% desde junio de

2003, la corrección empezó en diciembre de 2005 con un alza

de ¼ de punto. Desde entonces, las subidas aplicadas durante

2006 lo han situado en el 3,25%, hasta el momento.

Este curso de acción ha disipado definitivamente las posibles

dudas sobre las intenciones de la autoridad monetaria europea.

El Banco Central sigue reticente a comprometerse con

un curso de acción concreto, pero su objetivo es ya claro: normalizar

la política monetaria situándola en tono neutral, ni expansivo

ni contractivo. Un tono compatible con el crecimiento

potencial de la economía de la zona euro.

La incógnita en estos momentos es a qué ritmo va a continuar

la corrección de las condiciones monetarias. La hipótesis

de trabajo de nuestro Informe Económico es que el

INFORME ECONÓMICO ESADE

Editorial

Banco Central Europeo continuará el ajuste de su tipo de

interés de referencia durante el año entrante, situándolo en

torno al 4,5% a finales de 2007. Esta hipótesis se fundamenta

en dos aspectos de la evidencia empírica presentada

en el Informe.

Por un lado, la evidencia de un riesgo de rebrote inflacionista

asociado a la opción de detener el ajuste al alza del tipo de

interés a finales de 2006, dejándolo en torno al 3,5%. Por otro

lado, la evidencia de que el fortalecimiento del sector interior

de la economía de la zona euro puede permitir el avance hacia

la neutralidad de la política monetaria sin costes visibles en

términos de crecimiento económico.

En este contexto de normalización de las condiciones monetarias,

la economía española puede empezar a notar el peso de

su endeudamiento. Pero el freno activado a tiempo evitará un

ajuste brusco posterior.

[04] NOVIEMBRE 2006 7


COYUNTURA

ECONÓMICA

Análisis y previsión de la coyuntura

económica de la zona euro

8 [04] NOVIEMBRE 2006


[04] NOVIEMBRE 2006

9


10 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

Análisis y previsión de

la coyuntura económica

de la zona euro


INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

La política monetaria común nos fuerza a visualizar la zona euro

como área económica única.

Prof. Fernando C. Ballabriga Prof. Josep M. Comajuncosa

Departamento de Economía, ESADE Departamento de Economía, ESADE

ABSTRACT

El hábito de pensar en la Unión Europea como en un conjunto de economías más

que como en una área económica única continúa arraigado. Ciertamente, hay razones

para singularizar a los países componentes de la Unión Europea.

Los Estados miembros son países soberanos que continúan gestionando buena

parte de su política económica, lo que da pie a las peculiaridades propias y la

consiguiente segmentación del mercado europeo.

Sin embargo, doce de los Estados miembros comparten moneda y política monetaria

comunes, formando la zona euro. El Banco Central Europeo, con sede en Frankfurt,

dicta las condiciones monetarias a las que se ven sujetos todos los países miembros

de la zona, y lo hace teniendo en cuenta la evolución del nivel de precios en el

conjunto de la zona, no en un país en particular. Así, el tipo de interés a corto plazo

que puede esperar un país miembro no depende de sus condiciones económicas,

sino de las condiciones económicas agregadas de la zona, lo que por sí sólo da sentido

y hace ineludible el análisis de la zona euro como área económica única.

La estructura de esta sección del Informe Económico se dibuja sobre esta premisa de

partida. Comienza con un repaso al entorno económico mundial que permite establecer

las condiciones globales que subyacen en el análisis posterior de la zona euro, y

termina descendiendo a la realidad más inmediata de la economía española.

[04] NOVIEMBRE 2006

11


ENTORNO EXTERIOR DE LA ZONA EURO

ECONOMÍA MUNDIAL: SE CONSOLIDA EL

ESCENARIO DE CRECIMIENTO SOSTENIDO

La economía mundial creció a un muy buen ritmo durante el

primer semestre de 2006, a una tasa anual del 5,1%, y los

datos referentes al tercer trimestre hacen esperar que se mantenga

esta cifra durante todo este año. Las expectativas de

crecimiento según el FMI se mantienen para el año 2007, con

una tasa anual esperada de aumento del producto global del

4,9%. De cumplirse estas previsiones estaríamos con el mayor

crecimiento sostenido a nivel global durante cuatro años consecutivos

desde 1970.

PRODUCTO INTERIOR BRUTO

TASAS DE VARIACIÓN INTERANUAL

6

4

2

0

-2

-4

%

El crecimiento se ha extendido a todas las zonas del planeta.

Lo están haciendo a un ritmo apreciable los Estados Unidos, la

zona euro y Japón, pero también el resto de economías europeas,

las economías emergentes de Asia, lideradas por China

y la India, así como los países exportadores de petróleo. Latinoamérica

parece recuperarse de unos ritmos más bien pobres

en el pasado reciente, e incluso muchos países de renta

baja de África muestran buenas cifras de crecimiento.

El hecho de que las cifras de crecimiento se estén manteniendo

a buenos niveles en muchas zonas desde hace varios años

provoca que los excesos de capacidad hayan prácticamente

12 [04] NOVIEMBRE 2006

2002 2003 2004 2005 2006

UEM

Fuente: Banco de España

Estados Unidos

Japón

INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

Imagen de un bazar en la ciudad india de Bombay

%

15

10

PRODUCTO INTERIOR BRUTO

TASAS DE VARIACIÓN INTERANUAL

5

0

-5

2002 2003 2004 2005 2006

América Latina

Otras economías de Asia

Fuente: Banco de España

Nuevos estados miembros de la UE

China

desaparecido, con la consiguiente presión sobre los niveles de

precios. Esto, sumado al hecho de que los precios del petróleo

y de algunas materias primas hayan alcanzado niveles de récord

histórico, está haciendo repuntar la inflación en muchas

zonas del planeta.

La consolidación del crecimiento en todas

zonas del planeta está estrechando los

excesos de capacidad y generando

presiones inflacionistas


Está repuntando en muchos casos la inflación subyacente, lo

cual parece indicar que los elevados precios del petróleo finalmente

están filtrándose hacia el resto de la economía afectando

la evolución del IPC general. Como consecuencia de esto,

los grandes bancos centrales, la Reserva Federal norteamericana,

el Banco Central Europeo y el Banco de Japón, están

aplicando políticas monetarias contractivas. Y lo mismo están

haciendo muchos otros bancos centrales.

5

4

3

2

1

0

-1

-2

PRECIOS DE CONSUMO

TASAS DE VARIACIÓN INTERANUAL

%

2002 2003 2004 2005 2006

Estados Unidos

Fuente: Banco de España

Zona del Euro

Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal Americana

INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

Japón

Las buenas cifras de crecimiento no deben ocultar la existencia

de algunos riesgos que venimos señalando en nuestros pasados

informes: aumentos mayores de lo esperado en los precios de

las materias primas, reacciones repentinas a los desequilibrios

existentes en las balanzas de pagos y crisis de tipos de cambio o

de mercados financieros. Pero la probabilidad de que finalmente

estos riesgos afecten a corto plazo al crecimiento global parece

baja, pues parecen estar bien encauzados en una pauta de mejora

gradual (a título de ejemplo, el FMI sólo asigna una probabilidad

del 15% a la posibilidad de que la economía mundial crezca

en 2007 por debajo del 3,25%).

% PIB

4

2

0

-2

-4

-6

-8

BALANZA POR CUENTA CORRIENTE

2002 2003 2004 2005 2006

Estados Unidos

Fuente: Banco de España

% PIB

8

4

0

-4

-8

UEM

BALANZA POR CUENTA CORRIENTE

China

Japón

2002 2003 2004 2005 2006

América Latina

Otras economías de Asia

Fuente: Banco de España

Nuevos estados miembros de la UE

[04] NOVIEMBRE 2006

13


ESTADOS UNIDOS: JUEGO DE EQUILIBRIOS

ENTRE ACTIVIDAD E INFLACIÓN CON EL TELÓN

DE FONDO DEL MERCADO INMOBILIARIO Y EL

DÉFICIT PÚBLICO

La economía mantiene un buen ritmo de crecimiento, si bien con

una cierta tendencia a los altibajos. El último trimestre de 2005,

que no fue bueno, fue seguido por un primer trimestre de 2006

espectacular, con un crecimiento en términos anuales del 5,6%,

para situarse en un ritmo del 2,9% en el segundo trimestre y

del 1,6% en el tercero. Esta ralentización ha sido debida, sobre

todo, a un debilitamiento del consumo privado como resultado

del aumento de tipos de la Reserva Federal, del enfriamiento del

mercado inmobiliario y del aumento del precio del petróleo.

El FMI sitúa las previsiones de crecimiento para la economía

norteamericana en todo el año 2006 en el 3,4%, y algo por

debajo, en el 2,9%, para el año 2007. El consumo privado sigue

siendo el componente de la demanda que más frena este crecimiento,

mientras que las predicciones para la inversión privada

y el sector exterior son más optimistas.

El principal riesgo a corto plazo procede del mercado inmobiliario.

Los indicios de que está sobrevalorado y el aumento de los tipos

hipotecarios ha enfriado la demanda. Si los precios disminuyeran

más de lo esperado, además del efecto negativo sobre el consumo

privado, se podría dar una caída en el mercado de activos

financieros basados en el sector inmobiliario, que podría extenderse

a otros mercados financieros, retroalimentando el efecto

negativo sobre el consumo privado y también la inversión.

El comportamiento del mercado inmobiliario

será un factor clave para la evolución de

la economía de EE.UU.

La tasa de inflación ha venido repuntando en los últimos trimestres,

alcanzándose tasas interanuales del 3,5%, las mayores en

la última década. Esto obligará a la Reserva Federal a extremar

si cabe el cuidado en su política monetaria, y llevar a cabo un

sutil juego de equilibrios. Si bien esta inflación requeriría alguna

subida más del tipo de interés oficial, las dudas sobre la evolución

de la actividad económica pueden aconsejar posponerlas,

con lo cual la decisión deberá tomarse cada mes en función de

las condiciones y expectativas del momento.

Los datos referentes al déficit público han sido mejores de lo

esperado, pero el FMI insiste en la necesidad de reducir el déficit

fiscal (excluyendo la seguridad social) a cero en los próximos

14 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

Fachada del edificio Eccles de la Reserva Federal Americana

cinco años para poder hacer frente a las futuras presiones demográficas.

Si el gasto militar no se reduce (algo que no parece

factible a corto y medio plazo) el gobierno deberá tomar decisiones

difíciles y aumentar la presión fiscal.

Llegado este caso, resultaría de gran importancia poder disponer

de una política monetaria expansiva para mantener el volumen

de actividad económica. Pero esta reducción del tipo de

interés oficial sólo sería posible si se hubiera reducido el gran

desajuste de la balanza por cuenta corriente. Afortunadamente,

la economía norteamericana parece empezar a moverse en esa

dirección, con unas exportaciones que empiezan a aumentar y

una reducción de las importaciones debida a la caída del consumo

y al aumento del ahorro privado.

%

6

5

4

3

2

1

0

TIPO DE INTERÉS A CORTO PLAZO

2002 2003 2004 2005 2006

Estados Unidos

Fuente: Banco de España

UEM

Japón


JAPÓN: LA NECESIDAD DE UN AJUSTE FISCAL

SIN ABRIR LA PUERTA A LA DEFLACIÓN

El FMI prevé para la economía japonesa un crecimiento

del 2,7% en el corriente año y del 2% para 2007. Desde

el ejercicio 2005 el crecimiento japonés parece firmemente

establecido en la demanda privada y particularmente en la

inversión, claramente favorecida por la buena evolución de

los beneficios empresariales y la mejora de las condiciones

crediticias en el sector financiero.

Tal como comentábamos en anteriores informes, la deflación

ha desaparecido. Fueron los precios industriales los primeros

en iniciar el alza, llevados por el aumento de los precios

de las materias primas y de componentes industriales

importados por la economía japonesa. Pero desde hace ya

algunos meses, el IPC e incluso la tasa de inflación subyacente

muestran cifras positivas.

Ya en marzo de este año el Banco de Japón anunció que

abandonaba la política de tipo de interés oficial cero, llevada

a cabo desde 2001, y que volvía a recuperar la facultad

de aumentar el tipo según los condicionantes de la economía.

Finalmente, a mediados de julio de este año aumentó

el tipo oficial hasta el 0,25%. Por el momento, las bajas

expectativas de inflación que señalan todos lo indicadores

permiten descartar una nueva subida del tipo oficial en el

futuro próximo.

La corrección fiscal debe ser ahora prioritaria

en Japón. Su estabilidad macroeconómica

futura depende de ella

El principal reto de la economía japonesa sigue siendo la

recuperación de una política fiscal sostenible. Pese al éxito

en la reducción del déficit público, el endeudamiento público

sigue siendo el mayor entre los países industrializados (un

180% del PIB). Los planes fiscales del gobierno se proponen

recuperar el equilibrio presupuestario primario en el ejercicio

2011, pero para que esto sea suficiente para estabilizar el

endeudamiento, la economía japonesa debería crecer alrededor

de 2 puntos porcentuales por encima de lo previsto.

Se hace necesario, pues, un mayor rigor fiscal, que después

del recorte del gasto realizado en los últimos ejercicios debería

probablemente venir del lado de los ingresos. El gobierno

tiene margen de maniobra: los impuestos sobre el consumo

son bajos comparados con los niveles internacionales, y

es posible aumentar la base impositiva del impuesto sobre

INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

TIPO DE INTERÉS A LARGO PLAZO

%

6

5

4

3

2

1

0

2002 2003 2004 2005 2006

Estados Unidos

Fuente: Banco de España

UEM

Japón

la renta, pero deberá realizar estas políticas fiscales contractivas

de forma gradual y comprobando en todo momento

que no frenen la evolución tanto del consumo como de la

inversión privados. Detrás de esa puerta podría aparecer de

nuevo el fantasma de la deflación.

Sede del Banco de Japón, en Tokio

[04] NOVIEMBRE 2006

15


16 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

EL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA AGENDA ECONÓMICA

Hasta el momento, el cambio climático ha sido un tema ampliamente

debatido, pero limitado en cierta medida al ámbito del

debate ecológico y político. El reciente informe Stern, elaborado

para el gobierno británico, ha puesto el tema de forma contundente

en la agenda del mundo económico. Este informe valora

los efectos que el cambio climático va a tener en la economía

mundial y propone la rápida toma de decisiones, cuantificando

el coste de las políticas necesarias, pero haciendo evidentes

los costes de oportunidad derivados de su negligencia.

La principal causa del cambio climático, del cual estamos experimentando

tan sólo los primeros y menos graves efectos, es la

emisión de gases que producen el llamado “efecto invernadero”,

sobre todo el dióxido de carbono, pero también el metano,

y los óxidos nitrosos. Estos gases son generados por muchas

de las actividades económicas habituales, principalmente la generación

de energía, la industria y el transporte.

Según un índice que mide la presencia de estos gases en la

atmósfera, en la actualidad nos encontramos a un nivel de 430,

comparado con el de 280 que existía antes de que se iniciara

la Revolución Industrial a finales del siglo XIX. Este cambio ha

implicado un aumento de medio grado centígrado en la temperatura

media del planeta y va a causar otro aumento de 0,5

grados en las próximas décadas debido a la inercia del sistema

climático. Si la pauta actual de emisión se mantiene, en 2050

se llegará a un nivel de 550. A este nivel existe una probabilidad

de entre el 77 y el 99% de que la temperatura media del

planeta aumente en 2 grados. Pero en realidad, la pauta de

emisión se está acelerando considerablemente debido a que

los países que más crecen, los emergentes, lo hacen con tecnologías

más contaminantes, y debido también al aumento del

uso de medios de transporte contaminantes. Esto implica que

el aumento de 2 grados pueda adelantarse a 2035.

Para poder contextualizar este fenómeno, tengamos en cuenta

que durante la última glaciación la temperatura media del

planeta descendió “sólo” en 5 grados. Esto pone en evidencia

que este aumento de 2 grados tendría efectos enormes para la

vida, la geografía y la economía de todo el planeta. Citaremos

sólo algunos de los más importantes. La desaparición de los

glaciares reduciría la disponibilidad de agua, que afectaría directamente

al 15% de la población mundial, sobre todo en la India,

partes de China y Sudamérica. La reducción de las cosechas

en las zonas próximas al Ecuador, lo cual afectaría sobre todo

la ya depauperada economía africana. El aumento del nivel de

los mares implicaría el desplazamiento de unos 200 millones

de personas. El aumento en la acidez del agua marina podría

afectar a un parte importante de los recursos pesqueros. Se

prevé un aumento de los fenómenos atmosféricos extremos,

así como un cambio en las pautas climáticas de diversas zonas,

que afectaría sobre todo a los monzones del sur de Asia o

a “El Niño”. La desecación parcial de la selva amazónica con su

consiguiente efecto sobre el volumen de lluvias. Y a un horizonte

algo más lejano, el deshielo de los cascos polares afectaría

directamente el hábitat del 5% de la población mundial.

Quisiéramos destacar que, aunque todo esto pueda parecer el

argumento de una apocalíptica película de ciencia ficción, se trata

de predicciones avaladas por la comunidad científica internacional.

Y a un horizonte alarmantemente próximo: el año 2035.

Aparte de este detallado diagnóstico del problema, el informe

resulta de gran trascendencia porque se ocupa también de

sugerir estrategias para evitar o mitigar el cambio climático y

procede a una cuantificación económica de los costes derivados

de estas estrategias. El informe insiste en que, si bien el

crecimiento económico basado en las pautas actuales produce

este cambio climático, existen pautas alternativas de crecimiento

económico continuado consistentes en la estabilización

de las concentraciones de gases con efecto invernadero. Las

medidas deben concentrarse en diversas áreas: la reducción

del consumo de bienes y servicios que conlleva la emisión de

estos gases, la mejora de la eficiencia tecnológica, la lucha

contra la deforestación y un cambio hacia tecnologías con una

menor utilización de dióxido de carbono en sectores clave como

la generación de energía, el transporte o la calefacción. Para

conseguirlo antes de 2050, el informe calcula que será necesario

invertir el equivalente al 1% del PIB global. Un coste sin

duda importante pero, como el informe se encarga de señalar,

factible y posible de gestionar. Además, estos cambios también

crean nuevas oportunidades. A nivel empresarial, la adopción

de nuevas tecnologías puede hacer evidente la posibilidad de

realizar cambios que mejoren la rentabilidad. A nivel macroeconómico

puede servir para reformar en muchos países modelos

energéticos ineficientes.

Una parte importante del informe se concentra en proponer

políticas concretas para la solución del problema, que se cen-


tran en tres ejes. El primero es la fijación de un precio para

obtener la autorización de emisión de dióxido de carbono, ya

sea mediante la introducción de impuestos o con la creación

de un mercado donde se intercambian estos derechos. Esta

propuesta está de acuerdo con la teoría económica ortodoxa:

dada la evidente existencia de una externalidad negativa, los

agentes económicos deben hacer frente a todos los costes sociales

de su actividad. Otra vía de actuación es la promoción de

nuevas tecnologías que emitan menos dióxido de carbono. Actualmente

estas tecnologías son más caras que las que usan

combustibles fósiles tradicionales, pero los estudios muestran

que la inversión en estas tecnologías tiene rendimientos a

escala claramente positivos. Como estas nuevas tecnologías

tienen mucho de lo que la teoría económica denomina bienes

públicos, la implicación del sector público en el desarrollo de

éstas parece muy deseable. La tercera línea de actuación se

centra en el cambio en las pautas de comportamiento de personas

y empresas. Se proponen una variedad de medidas que

van desde una mejor información sobre los verdaderos costes

del cambio climático o la introducción de regulaciones que controlen

las pautas de comportamiento, hasta las ayudas financieras

para hacer frente a los frecuentemente altos costes iniciales

de las mejoras que resultarán eficientes a medio plazo.

INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

Insiste también el informe en que para que estas medidas

sean eficaces es necesario que se tomen a nivel global, lo

cual va a hacer imprescindible la cooperación internacional. En

primer lugar, la reducción necesaria en la emisión de gases es

de un gran volumen, mientras que las emisiones de muchos

países dentro del total es relativamente pequeña; se deberán

pues implementar las medidas necesarias para evitar los comportamientos

de free riding. Además, de mantenerse la pauta

actual, los países más contaminantes serán los emergentes.

Los países desarrollados deben colaborar con ellos para que

no sean las poblaciones de estas zonas las que tengan que

pagar la parte más elevada de estos imprescindibles gastos.

Por ejemplo, la creación de un precio para la emisión de gases

ha de tener una dimensión global, de tal forma que comprometa

a todas las zonas del planeta, pero que permita el uso

de los ingresos derivados de esta política para ayudar a las

economías emergentes en su esfuerzo.

Finalmente, el informe señala que cuanto más se demore la

toma de medidas para paliar el cambio climático, más caro va

a resultar el objetivo en términos de porcentaje del PIB. Sin

olvidar el hecho de que algunas de las amenazas pueden convertirse

pronto en perjuicios irreversibles.

[04] NOVIEMBRE 2006

17


ZONA EURO

EL RETORNO HACIA LA NEUTRALIDAD

DE LA POLÍTICA MONETARIA

El Banco Central Europeo (BCE) ha continuado durante 2006

la senda hacia la normalización de la política monetaria de la

zona euro iniciada en la reunión que su Consejo de Gobierno

mantuvo en diciembre de 2005. Desde entonces, e incluyendo

el incremento decidido en dicha reunión, el Banco Central ha

aplicado cinco incrementos de ¼ de punto a su tipo de interés

de referencia, situándolo al 3,25% en su reunión de octubre

de 2006.

Las posibles dudas sobre las intenciones del Banco Central se

han disipado definitivamente. Su objetivo es corregir la posición

expansiva en la que había venido manteniendo su política

monetaria desde junio de 2003 para situarla a un nivel neutral,

ni expansivo ni contractivo, acorde con el crecimiento potencial

de la economía de la zona euro.

Hay dos preguntas relevantes en este contexto a las que nuestros

escenarios de previsión dan una respuesta cuantitativa.

La primera es si la corrección monetaria puede darse por concluida

con la secuencia de incrementos de tipo de interés llevados

a cabo hasta el momento. La respuesta cualitativa es

18 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

que no, a juzgar por el énfasis que las declaraciones del Banco

Central continúan poniendo en los factores latentes de riesgo

inflacionista.

Dada esta respuesta negativa, la pregunta inmediata es a qué

ritmo va a continuar la corrección. Y la respuesta cualitativa es

que el Banco Central Europeo intentará imprimir un ritmo que

no dañe las perspectivas de crecimiento de la zona euro, pero

priorizará la estabilidad de precios, de la cual es garante. En

este sentido, el rebrote de factores que aumenten el riesgo

inflacionista tenderá a acelerar la corrección monetaria.

Actualmente hay dos factores de riesgo inflacionista que generan

preocupación: la evolución de los precios energéticos y la

del volumen de liquidez.

El crecimiento de la liquidez es en estos

momentos el factor de riesgo inflacionista que

más atrae la atención del BCE

La evolución de los precios energéticos permanecerá como

factor latente en los próximos trimestres, pero es poco probable

que se convierta en un factor muy activo. El precio del

crudo continuará alto, pero no es previsible, salvo escenarios

extremos, que experimente tasas de crecimiento tan altas

como las observadas durante el periodo 2003-2006. En este

sentido, el riesgo inflacionista por esta vía, aunque presente,

puede considerarse reducido.

Más preocupante continúa siendo el crecimiento de la liquidez

en la zona euro, medido por el volumen de activos líquidos

incluidos en el agregado monetario M3. La evolución de este

agregado es considerada por el Banco Central Europeo como

buen indicador adelantado de potenciales tensiones inflacionistas,

y considera que un crecimiento del 4% es compatible

con la estabilidad de precios. Sin embargo, su crecimiento

está en la actualidad cercano al 8%. Este hecho pone en alerta

al Banco Central y puede acabar acelerando la corrección

monetaria.

PREVISIONES DE

CRECIMIENTO E INFLACIÓN

Las previsiones que siguen añaden una dimensión cuantitativa

a la discusión previa. Se han realizado con el modelo econométrico

estimado para la zona euro que se describe en el

recuadro adjunto, y están condicionadas a los escenarios de

previsión que se detallan a continuación.


INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

MODELO MACROECONOMÉTRICO DE LA ZONA EURO

• Precio de las materias

primas

• Nivel de actividad

externa

• Tipo de interés a 3

meses de EE.UU.

• Tipo de cambio €/$

FINANCIEROS

• Tipo de interés

a 10 años

POLÍTICA MACROECONÓMICA

TRABAJO

• Salarios

BLOQUE EXTERIOR BLOQUE INTERIOR

Los 11 indicadores macroeconómicos que contiene

el modelo que subyace en el análisis están agrupados

en dos bloques principales que representan,

respectivamente:

1. La evolución externa de la economía de la zona

euro.

2. La evolución interna de la economía de la zona euro.

El bloque externo resume el entorno internacional de la

zona mediante cuatro indicadores:

1. El precio de las materias primas.

2. El nivel de actividad en el exterior de la zona euro.

3. Las condiciones monetarias externas, representadas

por el tipo de interés del mercado monetario de

EE.UU.

4. El tipo de cambio euro/dólar.

El bloque interno está, a su vez, dividido en dos:

1. La evolución de la política macroeconómica está representada

en su doble dimensión:

a) Indicador fi scal: défi cit público.

b) Indicadores monetarios: el tipo de interés a corto

plazo y el agregado M3.

2. La evolución de los mercados se resume en cuatro

indicadores:

a) Tipo de interés a largo plazo.

b) Nivel de salarios.

c) Nivel de precios.

d) Producto interior bruto (PIB).

MONETARIA

• Tipo de interés a 3 meses

• M3

MERCADOS

FISCAL

• Défi cit público

BIENES Y SERVICIOS

• PIB

• Precios

La estructura del modelo facilita el análisis y la cuantifi cación

del impacto que distintos escenarios internacionales y de política

macroeconómica puedan tener sobre la evolución del crecimiento

y la infl ación de la zona euro.

En términos econométricos, el modelo es un vector autorregresivo

estimado con técnicas bayesianas que puede expresarse

como sigue, utilizando la notación convencional en el análisis

de regresión:

donde el componente aleatorio ε ¦X ~ N (0 , Σ) Σ y

t t - 1

t t - 1

El vector Yt contiene los 11 indicadores macroeconómicos

(n=11) y cada ecuación contiene k coefi cientes correspondientes

a los m=4 retardos de cada una de los n indicadores y al

componente no aleatorio Z.

Desde la perspectiva bayesiana, β es un vector aleatorio cuya distribución

a priori β¦Xt - 1 ~ N (β t - 1 , Ω t – 1 ) es actualizada con cada

nuevo dato muestral para generar la distribución a posteriori β¦X t - 1 ,

Y t ~ N (β t , Ω t ). La distribución resultante una vez procesada toda la

muestra es la utilizada para generar las previsiones bajo los distintos

escenarios. La muestra utilizada para la estimación contiene datos

de frecuencia trimestral desde el periodo 1980:1 al 2006:1.

[04] NOVIEMBRE 2006

19


Escenarios

Nuestro escenario central plantea durante el horizonte de

previsión una evolución del bloque exterior con las siguientes

características:

El crecimiento medio de los precios de las materias primas

se sitúa en el 25% para 2006 y se mantiene en torno al

5% durante 2007. El nivel de actividad externo a la zona

euro crece un 5,5% en 2006 y un 5% en 2007, en línea

con las recientes previsiones de crecimiento mundial del

Fondo Monetario Internacional. Respecto a las variables

monetarias, el escenario plantea un ligero endurecimiento

adicional de la política monetaria en los Estados Unidos,

con un tipo de interés situado al 5,5% a finales de 2006

y al 6% a finales de 2007. Por su parte, el tipo de cambio

€/$ se mantiene en línea con lo observado durante el año

2005 y lo transcurrido de 2006, en torno a 0,8 euros por

dólar.

Junto a esta evolución del sector exterior, el escenario plantea la

continuación de la corrección de la política monetaria en el bloque

interior, con un tipo de interés en la zona euro que acabaría

en el 3,5% a finales de 2006 y en el 4,5% a finales de 2007.

Esta evolución se complementa con un crecimiento de la liquidez

en torno al 5% y un crecimiento salarial medio del 2%.

ESCENARIOS DE PREVISIÓN

CENTRAL

Bloque exterior 2006 2007

Encarecimiento de las materias primas 25% 5%

Crecimiento mundial 5,5% 5%

Tipo de interés de la Reserva Federal 5,5% 6%

Tipo de cambio € / $ 0,8€/dólar 0,8€/dólar

Bloque interior 2006 2007

Tipo de interés del BCE 3,5% 4,5%

ALTERNATIVOS

Alternativo 1 2007

Crecimiento mundial 3%

Alternativo 2 2006 2007

Tipo de interés del BCE 3,5% 3,5%

20 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

Rodrigo Rato, director del Fondo Monetario Internacional

Frente a este escenario central se consideran dos escenarios

alternativos que permiten evaluar los riesgos en términos de

crecimiento e inflación asociados a las opciones de continuar o

detener la corrección monetaria en la zona euro.

El primero modifica el escenario central suponiendo que la actividad

mundial reducirá su tasa de crecimiento del 5% al 3% en

2007. El segundo modifica el central suponiendo que la corrección

monetaria de la zona euro se da por terminada a finales de

2006 con un tipo de interés situado en el 3,5%.

Previsiones

La tabla y el gráfico adjuntos contienen las previsiones de crecimiento

e inflación asociadas a los distintos escenarios.


INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

PREVISIONES DE CRECIMIENTO E INFLACIÓN PARA LA ZONA EURO

ESCENARIO CENTRAL

Hacia la neutralidad de la política monetaria

Crecimiento del PIB (%) Inflación (%)

2004 1,7 2,1

2005 1,5 2,2

2006 2,6 2,0

2007 3,5 2,4

2008 3,0 2,6

ESCENARIOS ALTERNATIVOS

Desaceleración del crecimiento mundial

Crecimiento del PIB (%) Inflación (%)

2004 1,7 2,1

2005 1,5 2,2

2006 2,6 2,0

2007 3,3 2,4

2008 2,6 2,4

Conclusión del ajuste monetario en 2006

Crecimiento del PIB (%) Inflación (%)

2004 1,7 2,1

2005 1,5 2,2

2006 2,6 2,0

2007 3,2 2,7

2008 3,0 2,9

Los siguientes aspectos merecen ser resaltados:

1. El ritmo de normalización monetaria y el favorable entorno

exterior que caracterizan a nuestro escenario central

proyectan buenas perspectivas macroeconómicas, con

tasas medias de crecimiento que superan el 3% en 2007

y 2008 y una tasa de inflación que se mantendría en

torno al 2,5%.

2. Si se produjera una considerable reducción del crecimiento

mundial en 2007, el crecimiento medio de la zona euro se

reduciría aproximadamente en medio punto porcentual y la

inflación se mantendría cercana al 2,5%.

3. Detener la normalización monetaria en 2006 proyecta una

tasa de inflación que se acercaría al 3% en 2008.

El avance hacia la neutralidad de la política

monetaria en la zona euro continuará muy

probablemente durante el año 2007. No hacerlo

supondría asumir el riesgo de un rebrote

inflacionista que el BCE no se puede permitir

[04] NOVIEMBRE 2006

21


En conjunto, los escenarios considerados aportan evidencia cuantitativa

en favor de las respuestas cualitativas dadas a nuestras

preguntas iniciales:

Por un lado, las posibles reticencias que el Banco Central Europeo

pueda poner a dar por terminada la normalización monetaria en

2006 parecen justificadas según el segundo escenario alternativo.

Este escenario proyecta un repunte inflacionista, reflejando el riesgo

asociado con un anclaje débil de las expectativas de inflación

que acabe iniciando un crecimiento nominal excesivo de las rentas

salariales y de los márgenes empresariales.

Por otro lado, un ritmo hacia la neutralidad de la política monetaria

como el planteado en nuestro escenario central parece apropiado,

22 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

CRECIMIENTO EN LA ZONA EURO (%) Escenario central

5

4,5

4

3,5

3

2,5

2

1,5

1

0,5

0

3,5

3

2,5

2

1,5

1

0,5

0

1995:01

1995:01

1996:01

1996:01

1997:01

INFLACIÓN EN LA ZONA EURO (%) Escenario central

1997:01

1998:01

1998:01

1999:01

1999:01

2000:01

2000:01

2001:01

2001:01

2002:01

2002:01

2003:01

2003:01

2004:01

2004:01

2005:01

2005:01

en el sentido de que puede evitar el repunte inflacionista sin

efectos visibles en la progresiva recuperación del crecimiento

económico de la zona euro.

Finalmente, el primer escenario alternativo sugiere que la corrección

hacia la neutralidad se puede producir manteniendo

un buen ritmo de crecimiento en la zona euro incluso en un

contexto de descenso del crecimiento mundial.

UNIÓN EUROPEA: EXTRAMUROS

DE LA ZONA EURO

Los países miembros de la UE desde la ampliación de 2004 crecieron

de forma sostenida en el año 2005, un 5,5% en términos

medios, y se espera que la cifra se mueva entre el 5 y el 5,5%

2006:01

2006:01

2007:01

2007:01

2008:01

2008:01


MAPA DE LA ZONA EURO

para los años 2006 y 2007. Los principales motores de este

crecimiento han sido la demanda interna de cada economía y

el volumen creciente de capitales y crédito llegado desde el

exterior.

De todas maneras las cifras no son homogéneas en todos los

países. Algunas economías han experimentado un crecimiento

espectacular, como es el caso de las tres repúblicas bálticas

(un 8,8% en 2005 y en torno al 8,6% esperado para 2006), y

muy bueno en la República Checa y en Eslovaquia (un 6,1% en

ambos casos para el año 2005 y cifras entre el 6 y el 6,5%

para 2006). Otras economías, como Hungría, Eslovenia y Polonia

han crecido bastante menos (4,1%, 3,9% y 3,4% respectivamente

en 2005).

La mayoría de estas economías tiene balanza por cuenta corriente

deficitaria, y se espera que el déficit siga aumentando

en el futuro próximo, por lo cual la dependencia del ahorro

externo es considerada por el FMI como uno de sus puntos

más vulnerables. Las entradas de capital han estado ligadas a

los bajos costes laborales en el momento de la incorporación

a la zona europea de librecambio, y se han visto acompañadas

de aumentos importantes del consumo y el endeudamiento

de familias y empresas, así como de aumentos de los precios

de activos financieros que probablemente se encuentren en

algunos casos sobrevalorados.

INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

Además, países como Hungría y, en menor medida, Polonia y

Eslovaquia han aprovechado la coyuntura para generar importantes

déficits públicos. Otra cuestión que cabe considerar es

la sobrevaloración de algunas de sus monedas, que perjudica

directamente a su sector industrial y exportador.

MAPA DE LA UNIÓN EUROPEA

1957: ITALIA, FRANCIA, LUXEMBURGO, BÉLGICA, ALEMANIA,

HOLANDA

1973: DINAMARCA, IRLANDA, REINO UNIDO

1981: GRECIA

1986: ESPAÑA, PORTUGAL

1995: AUSTRIA, FINLANDIA, SUECIA

2004: REPÚBLICA CHECA, ESTONIA, CHIPRE, LETONIA, LITUANIA

HUNGRIA, MALTA, POLONIA, ESLOVAQUIA, ESLOVENIA.

El FMI ha recomendado a estas economías una serie de

medidas que les permita aprovechar plenamente las oportunidades

que les va a ofrecer la presumible adopción de

la moneda única europea. Entre ellas, la consolidación de

sus posiciones fiscales, una política monetaria encaminada

a reducir la inflación, el control y supervisión del sector

financiero para evitar posibles crisis, o la flexibilización del

mercado laboral.

[04] NOVIEMBRE 2006

23


PRODUCTO INTERIOR BRUTO

TASA DE VARIACIÓN INTERANUAL

%

4

3

2

1

0

24 [04] NOVIEMBRE 2006

2003 2004 2005 2006

Fuente: Banco de España

UEM

España

INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

ECONOMÍA ESPAÑOLA

SIGUE EL BUEN RITMO DE CRECIMIENTO... PERO

TAMBIÉN EL EMPEORAMIENTO DEL DÉFICIT

CORRIENTE Y LA PÉRDIDA DE COMPETITIVIDAD

Al terminar el tercer trimestre de 2006, la economía española

crecía en torno al 3,8% en términos anuales, mejorando en tres

décimas el crecimiento del año 2005. Esta mejora se debe a una

ligera pujanza del gasto interior y a una contribución algo menos

negativa del sector exterior.

La demanda interna está creciendo a un ritmo del 4,6% en términos

anuales, y todos sus componentes evolucionan positivamente.

El consumo privado crece alrededor de 3,7%, la inversión

privada ha aumentado su crecimiento hasta un 6,1% y el gasto

público se mantiene en un 4,4%. Dentro de la inversión privada

cabe destacar que la inversión en bienes de equipo ha crecido

a una tasa cercana al 9%, restando algo de importancia a la inversión

en construcción que se ha desacelerado, registrando un

crecimiento aproximado del 5,7%.

© SXC.HU


La demanda externa ha reducido su contribución negativa

al crecimiento: se ha dado una ralentización tanto de las

exportaciones como de las importaciones, que han crecido

un 5,3% y un 7,9% en términos anuales, pero esta ralentización

ha sido algo mayor en las importaciones.

La necesidad de financiación externa ha

aumentado un 37% respecto al año anterior

La Balanza por cuenta corriente de la economía española sigue

aumentando su déficit, manteniéndose a niveles de récord histórico.

Esto se ha debido tanto al aumento del déficit de la balanza

comercial como a la disminución del superávit de la balanza de

servicios. La balanza por cuenta de capital sigue presentando un

elevado superávit en la primera mitad del ejercicio pero en un franco

retroceso, un 51,7% respecto al mismo periodo del año ante-

ÍNDICE ARMONIZADO DE PRECIOS

DE CONSUMO. GENERAL

Tasas de variación interanual

%

5

4

3

2

1

0

2003 2004 2005 2006

General (España)

Fuente: Banco de España

General (Zona del Euro)

INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

rior. Como consecuencia de todo ello, la necesidad de financiación

externa ha aumentado un 37% respecto al año anterior.

La economía española sigue creando empleo de forma sólida: el

número de puestos de trabajo creados en el segundo trimestre

ha crecido en términos anuales un 3,1%. Como consecuencia de

ello, el desempleo sigue disminuyendo de forma moderada pero

estable a un ritmo del 1,8% anual.

La tasa interanual de inflación de la economía española se situó

en el tercer trimestre de 2006 en un 3,5%, con una ligera tendencia

a la disminución gracias a la moderación de los precios energéticos.

Pero el diferencial con la inflación media de la zona euro

sigue siendo uno de los rasgos distintivos negativos de la economía.

Cabe señalar que es el sector servicios el que más está

contribuyendo a mantener, e incluso aumentar, este diferencial.

ÍNDICE ARMONIZADO DE PRECIOS

DE CONSUMO. COMPONENTES

Tasas de variación interanual

%

5

4

3

2

1

0

2003 2004 2005 2006

Bienes (España)

Servicios (España)

Fuente: Banco de España

Bienes (Zona del Euro)

Servicios (Zona del Euro)

[04] NOVIEMBRE 2006

25


El gran reto de la economía española, como demuestra la

evolución de la balanza de pagos, sigue siendo su competitividad.

Ésta se resiente del diferencial de inflación pero

sobre todo de la pobre evolución de la productividad del

trabajo. El coste laboral por trabajador y mes aumentó un

3,5% interanual.

El sector servicios es el que más está

contribuyendo a mantener, e incluso aumentar,

el diferencial de inflación con la zona euro

Para poner solución a este problema será necesario que

tanto el sector empresarial como las políticas gubernamentales

prioricen la mejora de la inversión en I+D y la introducción

de innovaciones en el proceso productivo que sirvan

para compensar el progresivo aumento de los costes laborales

de la economía.

26 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

NO TODOS LOS BAÑOS DE BURBUJAS

SON RELAJANTES

Las burbujas financieras son frecuentes en las economías de

mercado, pero a partir de la década de los 90 han proliferado,

tanto en los países desarrollados como en los emergentes. Su

principal inconveniente es que cuando estallan pueden afectar

a las variables reales de la economía (crecimiento, ocupación,

etc.) y provocar, sobre todo en economías emergentes, crisis

de tipos de cambio y de pago de la deuda con efectos catastróficos

para consumidores y empresas.

Existe a nivel teórico un debate sobre si los bancos centrales,

que tienen como principal objetivo el control de la

inflación, deben olvidarse de estas burbujas en su fase de

crecimiento y actuar tan sólo cuando éstas estallan, con una

política monetaria laxa que permita la recuperación. Esta fue

la idea de Greenspan en los EE.UU. en la llamada “burbuja

tecnológica” de finales de los 90. Pese a advertir ya en abril

de 1996 de la “euforia irracional” que se estaba apoderando

de la bolsa americana, aumentó tan sólo un 0,25% el

tipo oficial. Se considera que el estallido de esta burbuja fue

una de las causas primordiales de la recesión de 2001 en

EE.UU. La estrategia fue la misma durante las burbujas del

mercado inmobiliario en determinadas zonas de los Estados

Unidos, pese al conocimiento de que estas burbujas afectan

a la tasa nacional de ahorro y a la balanza por cuenta corriente

(una situación que puede resultarle bastante familiar

y próxima al lector).

El argumento principal (explícitamente usado tanto por Greenspan

como por Bernanke, actual presidente de la Reserva Federal)

para mantener a los Bancos Centrales al margen mientras

se forma y crece la burbuja es que el aumento necesario del

tipo de interés debe ser tan repentino y de tal magnitud que,

irremisiblemente, iniciaría una recesión y podría incluso poner

en peligro la solidez del sistema financiero, creando por tanto

problemas económicos mayores que los que podría originar la

misma burbuja.

En cambio, los partidarios de una acción del Banco Central

para evitar la proliferación y crecimiento de las burbujas

mencionan ejemplos recientes en distintos países.

En el Reino Unido durante los años 2003-2004, ante la

evidencia de una burbuja inmobiliaria, el tipo de interés


oficial se aumentó 1,25 puntos hasta alcanzar en agosto

de 2004 un 4,75%. Con ello se logró controlar el aumento

de precios de la vivienda, provocando tan sólo un ligero

y transitorio freno del crecimiento, y sin causar perjuicio

alguno en el sistema financiero.

Aún mayor fue el éxito de Australia en los años 2003-2005.

En un momento en que los precios de la vivienda estaban

fuera de control (en la segunda mitad del año 2002 en la ciudad

de Sydney, estos precios aumentaron un 50%) el Banco

Central aumentó gradual pero sustancialmente el tipo oficial,

y consiguió detener la escalada de la burbuja sin apenas

causar efecto alguno sobre el crecimiento económico, y sin

afectar tan siquiera a la bolsa. En realidad, la racionalidad

de la política generó confianza entre los inversores, y provocó

una reacción en los mercados financieros contraria a la

esperada en un contexto de política monetaria contractiva. A

mediados de 2005, el índice de bolsa estaba avanzando a

un ritmo anual del 10%. Algo parecido sucedió en Nueva Zelanda

entre 2004 y 2005. En este caso, la política monetaria

contractiva sí frenó de forma perceptible (2 puntos y medio)

INFORME ECONÓMICO ESADE

Coyuntura económica

el crecimiento, pero la situación de partida, un crecimiento

del 4,8%, lo permitía.

En cambio, la política seguida por el Banco de Japón a finales

de los 80 y durante los 90 sería el ejemplo de estrategia que

se debe evitar: no hizo nada para frenar la burbuja bursátil e

inmobiliaria de finales de los 80 y cuando ésta estalló estrepitosamente

tardó demasiado en reaccionar y bajar los tipos.

Resultado: la peor y más larga crisis económica del Japón desde

mediados del siglo XX, con un desplome del consumo y

la inversión, con deflación incluida, una seria crisis del sector

financiero y un hundimiento de la confianza de familias y empresarios

que tardaría una década en recuperarse.

En el mundo académico persiste el debate sobre el papel del

Banco Central ante las burbujas de diversa índole. Desgraciadamente,

la realidad parece que proporcionará un buen

número de casos (y nuestra economía entre ellos) donde se

podrá analizar, como si de un laboratorio se tratara, el efecto

de las burbujas sobre la economía real y el papel a jugar por

las autoridades monetarias.

[04] NOVIEMBRE 2006

27


28 [04] DICIEMBRE NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Una política común para la energía en la Unión europea

TEMAS

SELECCIONADOS

Atlas mundial del petróleo

y de la energía fósil primaria

Una política común para la

energía en la Unión Europea


INFORME ECONÓMICO ESADE

Una política común para la energía en la Unión europea

[04] NOVIEMBRE DICIEMBRE 2006

29


30 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

Atlas mundial del

petróleo y de la energía

fósil primaria


INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

La industria de la energía ha construido una intrincada y tupida red global

que incluye pozos perforados en yacimientos terrestres y en plataformas

marítimas, supertanques petroleros y metaneros, oleoductos y

gasoductos, pantalanes y refinerías, transporte ferroviario y en camionescisterna,

minas en vetas carboníferas, centrales eléctricas y reactores

nucleares, líneas de transmisión, mercados financieros con contratos de

futuros energéticos, etc., con objeto de atender la demanda mundial de

bienestar bajo la forma de fuerza motriz para la movilidad por tierra, mar

y aire, de luz artificial y de calor, de plásticos y fertilizantes, de

detergentes y desodorantes, de fibras textiles y acetilsalicílico,

de pinturas y cosméticos, de lentes de contacto y DVD.

Prof. F. Xavier Mena

Departamento de Economía, ESADE

ABSTRACT

El desarrollo económico registrado durante los últimos 150 años está ligado a la historia

del petróleo y de las energías fósiles primarias, sustentado en el espíritu emprendedor

de los pioneros y en la exploración y comercialización de los recursos energéticos a través

de los complejos procesos logísticos de unas empresas que operan en el mercado

mundial. Adicionalmente, los intereses geopolíticos a escala global, regional y local, así

como las continuas disrupciones tecnológicas, han incidido en la configuración de un

modelo energético basado en el petróleo, el gas y el carbón. La energía hidroeléctrica, la

de origen nuclear, la biomasa y las energías renovables (eólica, solar) completan, a menor

escala, las fuentes de suministro energético a inicios del s. XXI.

La seguridad en el aprovisionamiento energético se ha situado entre las prioridades de la

agenda mundial. El atlas de la energía dibuja una asimetría creciente entre la localización

de las reservas probadas, la producción de los distintos países y el consumo presente y

proyectado de hidrocarburos. Así, el 61,9% de las reservas probadas de petróleo se encuentra

en Oriente Medio, mientras que los países desarrollados de la OCDE consumen

casi el 60% del crudo extraído en el mundo. En particular, Estados Unidos –con menos

del 5% de la población mundial– absorbe el 24,6% de los más de 80 millones de barriles

producidos cada día en el conjunto del planeta.

El modelo energético fósil primario, previsiblemente, se mantendrá durante las próximas

décadas. No obstante, la exploración, la extracción, el transporte, el refino, la comercialización

y la combustión de las energías primarias generan unos efectos medioambientales

–gases de efecto invernadero, residuos sólidos (plásticos, etc.) y líquidos (aceites,

etc.)– que deberán conducir a largo plazo hacia un nuevo modelo energético sostenible y

todavía más eficiente, que evite el calentamiento global y el cambio climático.

[04] NOVIEMBRE 2006

31


PETRÓLEO

HISTORIA DEL PETRÓLEO: AJUSTE OFERTA-DEMANDA

Orígenes: del boom de Pennsylvania a

John D. Rockefeller

Hacia el año 3.000 a.C., en la cuenca mesopotámica del río Éufrates,

sus pobladores ya utilizaron el bitumen como argamasa en la

construcción de las murallas de Babilonia y Jericó. Los zoroastrianos

reverenciaban los “pilares eternos de fuego” que afloraban en

Bakú y la península de Asperon, junto al Mar Caspio. De igual manera,

Plutarco relató la impresión de Alejandro Magno al observar

las llamas que quemaban el petróleo y el gas que surgían de las

entrañas de Nebuchadnezzar, en la babilónica Baba Gurgur. Por su

parte, en el s. VII, los bizantinos transformarían el oleum incendiarium

en un instrumento bélico. El petróleo se utilizaría también en

Persia como remedio medicinal para dolores de cabeza, sordera,

diarreas, reumatismo, dolores de muelas y heridas sufridas por

los animales de tiro. Con el discurrir del tiempo, los árabes transferirían

a Europa y Occidente estos conocimientos de los médicos

de Isfahán, así como el procedimiento del refino.

A mediados del s. XIX, el desarrollo urbanístico e industrial en Europa

y América del Norte se tradujo en la necesidad de una mejor

iluminación de las ciudades, los hogares y los establecimientos fabriles.

La iluminación de mayor calidad provenía de unas lámparas

que quemaban gas y aceites de grasas animales, especialmente

el aceite obtenido del esperma de las ballenas.

En dicha tesitura histórica, el abogado neoyorquino George Bissell

consideró que el procesamiento de derivados del “aceite de roca”

(rock oil) podría competir favorablemente –en costes y eficiencia

lumínica– con las grasas animales y el aceite de carbón. El informe

químico elaborado por el profesor Benjamin Silliman Jr. (Yale

University) en 1855 corroboró las propiedades lumínicas y lubricantes

de algunos componentes destilados del aceite de roca.

La financiación correría a cargo de James Townsend, banquero

de New Haven, que registraría la empresa como “Pennsylvania

Rock Oil Company”, debido a que las primeras exploraciones se

desarrollaron en las colinas boscosas próximas a Titusville, en el

noroeste de Pennsylvania. Posteriormente, la compañía pasaría

a denominarse “Seneca Oil Company”, en reconocimiento a la

tribu de los indios Seneca que habían vivido en aquella área. Las

operaciones iniciales correrían a cargo de Edwin L. Drake y su capataz

William A. Smith, que utilizarían una técnica ya desarrollada

en la antigua China para la extracción de sal. El 27 de agosto de

1859 la prospección resultó exitosa, multiplicando el precio de la

tierra y de los barriles de whiskey de 42 galones, que se vaciaban

32 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

para almacenar el aceite de roca o petróleo. El boom petrolero

de Pennsylvania provocó la excitación del enriquecimiento fácil y

atrajo a miles de buscadores de toda condición, particularmente

tras la finalización de la Guerra Civil americana (1861-65). El coste

del alquiler de la tierra, así como la convicción de que compartían

el mismo yacimiento que los pozos colindantes, impelía a los buscadores

a extraer el mayor volumen de petróleo y lo más rápido

que pudieran.

La incipiente industria del petróleo iría introduciendo sucesivas

disrupciones de eficiencia en su cadena de valor (exploración y

prospección, extracción, transporte, refino, comercialización y consumo).

Así, el transporte de tracción animal evolucionaría en favor

del ferrocarril y, más adelante, los oleoductos de madera –a pesar

de los sabotajes de los propietarios de carruajes– posibilitarían un

flujo continuo de suministro. Las refinerías de Pittsburgh (Pennsylvania)

transformaban el crudo en queroseno para la iluminación,

al tiempo que el componente destilado en gasolina se vertía a los

ríos durante la noche, debido a la falta de destino económico. El

“Titusville Oil Exchange” abrió en 1871 y fijaba precios spot y

futures. La necesidad de financiación de las nuevas exploraciones,

mediante la emisión primaria de acciones, impulsaría el

mercado bursátil de Wall Street, en el cercano distrito financiero

de Nueva York.

John D. Rockefeller fundó la Standard Oil Co. en

Cleveland (Ohio) en 1870 para refinar petróleo

destinado a la iluminación. La estrategia empresarial

basada en la integración vertical, un control

estricto de costes, una marca reconocida y la

internacionalización, le llevó a dominar el mercado

americano y mundial

En aquel tiempo, John D. Rockefeller era un comerciante de trigo,

sal y carne de cerdo. Pronto se convirtió en propietario de una

pequeña refinería en el estratégico nudo ferroviario de Cleveland

(Ohio), y gestionaría con éxito la integración vertical de las sucesivas

fases del negocio (construcción de barriles, transporte terrestre

y fluvial, almacenamiento, venta minorista). Además, concedió

extrema importancia al establecimiento d e acuerdos mutuamente

beneficiosos con las compañías ferroviarias. En 1870, la empresa

fue bautizada como “Standard Oil Co.”, expresando a través de su

marca que el proceso de refino estaba estandarizado, por lo que

se podía presumir que el queroseno no explosionaría, como sucedía

en numerosas ocasiones en hogares y fábricas. La gestión de

costes y de la tesorería de la empresa era muy estricta, llegando

a utilizar tres decimales en su contabilidad. En el ámbito estraté-


gico, las recurrentes crisis de sobreproducción en Pennsylvania,

que hundían los precios de mercado del queroseno y del valor

de los activos de las empresas, se interpretaban en la sede de

la Standard Oil Co. como una oportunidad para comprar y ganar

escala y volumen. Además, John D. Rockefeller y su socio Henry

Flager utilizaron compañías pantalla para desatar guerras de precios

predatorias como medio de penetración en otros mercados

locales. Esta estrategia empresarial proporcionó a la compañía de

Rockefeller una cuota del 90% del mercado de refino estadounidense

en 1879, así como el control de la logística del transporte

ferroviario y de los oleoductos, y una creciente presencia en la

exploración y extracción en los nuevos yacimientos de Ohio e Indiana.

Desde su inicio, el queroseno americano se exportó a Europa

e iluminaba San Petersburgo, capital del vasto Imperio ruso.

Más tarde, la Standard Oil Co. se planteó también el acceso a los

mercados asiáticos. Rockefeller y los cuatro socios fundadores

controlaban el capital y tomaban las decisiones ejecutivas. Algunos

de sus competidores más exitosos acabaron también siendo

socios de la compañía. En 1885, la Standard Oil Co. trasladó su

sede corporativa al histórico edificio de Broadway 26, en el co-

Sede corporativa de Standard Oil Co. (Broadway 26, Nueva York)

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

razón de Manhattan (Nueva York), impulsando su estrategia de

comercialización de productos derivados (nafta, fuel oil, lubricantes,

parafina). En 1886, se diversificó hacia el negocio del gas. En

fin, el taciturno John D. Rockefeller también fue visionario cuando

situó la investigación y la innovación en la base del desarrollo del

negocio petrolero. Aparte de sus donaciones a la iglesia baptista,

Rockefeller fue el impulsor de la Universidad de Chicago.

Espíritu de frontera: el petróleo del Cáucaso,

Sumatra y California

La familia Nobel, de origen sueco y destacado espíritu inventor y

emprendedor, había emigrado a San Petersburgo en 1837, donde

su empresa fabricaba armas para el ejército imperial del Zar. La

necesidad de proveerse de madera de castaño llevó a los Nobel

hasta el Cáucaso en 1873. Precisamente, la primera competencia

internacional de la Standard Oil Co. surgiría de la “Nobel Brothers

Petroleum Producing Company”, creada por los hermanos Nobel

en Bakú. La Nobel Petroleum empezó a suministrar petróleo a la

capital San Petersburgo desde Azerbaiyán, surcando el Mar Caspio

hasta Astracán y remontando el río Volga con barcazas y por

vía ferroviaria. No obstante, el largo invierno ruso obligaba a suspender

las operaciones de transporte a través del Volga, así como

la consiguiente construcción de almacenes en San Petersburgo.

Para evitar dichos inconvenientes logísticos, en 1885, la rama

francesa de los Rothschilds entraría en el negocio de extracción

petrolífera del Cáucaso financiando la línea ferroviaria Bakú (Mar

Caspio)-Batumi (Mar Negro) que, tras superar las estribaciones

montañosas, enlazaría con el transporte marítimo vía el Bósforo

y los Dardanelos. A su vez, los Nobel responderían en 1889 con

el oleoducto Bakú-Batumi, que competiría favorablemente con el

ferrocarril al permitir un flujo continuo de crudo. La construcción

de dicho oleoducto fue posible gracias a las 400 toneladas de

dinamita suministradas por su inventor, Alfred Nobel, a sus hermanos

Ludwig y Robert Nobel.

Sobre los ricos yacimientos de los Rothschilds en el Cáucaso se

creó una compañía comercializadora de petróleo, a instancias del

también judeo-londinense Marcus Samuel, que se beneficiaría de

su extensa red de contactos comerciales con los expatriados escoceses

en el área Asia-Pacífico (Hong Kong, Shanghai, Singapur,

Bangkok, Calcuta). La apertura del canal de Suez en 1869 –también

financiado en parte por los Rothschilds– y el establecimiento

del cable telegráfico entre Londres y Bombay en 1870, impulsaron

el comercio hacia un área con cientos de millones de potenciales

consumidores (Japón, China, Australia). En particular, su hermano

Samuel Samuel llegó a establecerse en Yokohama y Kobe, sumi-

[04] NOVIEMBRE 2006

33


nistrando los productos que demandaba el inicio del desarrollo de

Japón con la dinastía Meiji. La compañía –que años más tarde

se denominaría “Shell”– desarrolló una logística que incluyó

los primeros tanques petroleros que surcaron los mares y el

canal de Suez desde 1892, así como los grandes depósitos

de almacenamiento en tierra firme. La casa Lloyds de Londres

aseguraba los grandes riesgos inherentes en estas actividades

pioneras de la industria petrolera.

El petróleo del Cáucaso estimuló la entrada

en el negocio de los Nobel y los Rothschilds.

La compañía Shell también tiene su origen

en la comercialización de petróleo ruso, vía

el Canal de Suez, en los mercados asiáticos.

La Royal Dutch Co. se creó sobre los

yacimientos de Sumatra (Indias holandesas)

en 1890

El descubrimiento de los yacimientos de Telaga Said en Sumatra

(Indias holandesas) dio lugar a la creación de la “Royal

Dutch Co.” en 1890, que competiría con ventaja en los mercados

asiáticos frente al coste del transporte del petróleo embarcado

en Filadelfia (Pennsylvania) por su rival americana Standard Oil, o

frente al petróleo ruso de los Rothschilds procedente del pantalán

de Batumi (Mar Negro) que comercializaba el británico Marcus

Samuel y los expatriados escoceses.

Las épocas de crecimiento y las recesiones cíclicas, las guerras

de precios, el descubrimiento de nuevos yacimientos [Kutei (Borneo),

Ploesti (Rumania)], así como los conflictos (guerra de los

bóer en Sudáfrica, rebelión de los Boxer contra los extranjeros en

China), impactaban en el precio del petróleo y en las cuentas de

explotación de las compañías.

No obstante, en dichos años de consolidación de la industria, las

continuas ofertas de adquisición entre compañías multiplicaban

el valor de su capital y obligaban a los consejos de administración

a establecer mecanismos de control. Así, la integración de la disponibilidad

de reservas y refino de la Royal Dutch y la capacidad

de almacenamiento y comercialización de Shell daría lugar, con

el tiempo, a la fusión de ambas compañías petroleras en “Royal

Dutch/Shell”, aunque la nueva empresa mantendría dividida su

alma entre un 60% en La Haya holandesa y el restante 40% en el

Londres británico.

El incremento en la demanda de petróleo obligó a la búsqueda y

exploración de nuevos yacimientos en Estados Unidos, con resul-

34 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

tados exitosos en Los Ángeles y el Valle de San Joaquín (California),

así como en Colorado y en Kansas. Con el tiempo, California

se convertiría en el primer productor de petróleo de Estados Unidos,

alcanzando una cuarta parte de la extracción de crudo en

el mundo.

La bombilla incandescente de Thomas A. Edison

y el Modelo T de Henry Ford

A finales del s. XIX, la industria del petróleo se estaba asentando

a escala mundial para atender la creciente demanda de luz

artificial, pero una disrupción tecnológica iba a amenazar su

continuidad a partir de 1882. Dicho año, el inventor Thomas A.

Edison desarrolló la primera bombilla incandescente que –frente

al queroseno y al gas– proporcionaba una luz eléctrica de mayor

luminosidad, a menor coste y sin peligro de explosión.

La bombilla incandescente de Thomas A. Edison

amenazó con dejar bajo tierra el petróleo destinado

a queroseno para iluminación. En sentido inverso,

el vehículo con motor de combustión interna

de gasolina diseñado por Henry Ford en 1896

multiplicaría la demanda de petróleo

Sin solución de continuidad, un antiguo ingeniero de origen irlandés

de la empresa de Edison en Detroit, Henry Ford, diseñó

en 1896 un vehículo con tracción basada en un motor de combustión

interna de gasolina, que salvaría la industria del petróleo

como fuente de energía.

Del petróleo de Texas al de Persia:

los hermanos Wright y la Royal Navy

El 10 de enero de 1901, la perforación de Spindletop (Texas)

consolidaría a Houston como capital del petróleo y daría lugar a la

creación de compañías como “Texaco”, “Gulf” y “Sun”. Además,

señalaría el inicio de la era del petróleo y sus consecuencias en

la industria, el transporte y los modos de vida de las sociedades

desarrolladas durante el s. XX.

Los banqueros de Pittsburgh de ascendencia irlandesa, Andrew

y Richard Mellon, aportaban buena parte del capital y acabarían

implicándose directamente en el negocio petrolero con la

“Gulf Oil Co.”, que se convertiría en una de las grandes compañías

petroleras del mundo bajo la presidencia de William Mellon. Más

tarde, se añadirían los descubrimientos en Glenn Pool (Oklahoma)

y Lousiana. Estos yacimientos proporcionarían a Estados Unidos

la autosuficiencia energética y su condición de suministrador

mundial durante décadas.


F.D. Roosevelt e Ibn Saud en el USS Quincy John D. Rockefeller

En 1903, los hermanos Wright consiguieron hacer volar un aeroplano

en las playas de Kitty Hawk (Carolina del Norte), impulsado

por derivados del petróleo proporcionados por la Standard Oil Co.

Había nacido la aviación.

Precisamente en dicha época, la compañía de Rockefeller y su propia

persona –que tenían la animadversión política del presidente

Theodore Roosevelt– fueron sometidos al escrutinio periodístico de

la implacable Ida Tarbell en el magazine McClure y en The History of

Standard Oil Company. La compañía tuvo que destinar cuantiosos

fondos a publicidad, abogados, políticos y periodistas. Tras numerosos

procesos judiciales “anti-trust” que se remontaban a décadas

precedentes, la Corte Suprema ratificó en 1911 la sentencia

de la Corte Federal que ordenaba –en aplicación de la Sherman Act

de 1890–, la disolución de la Standard Oil Co., de la que surgirían

la “Standard Oil de Nueva Jersey” (Exxon), la “Standard Oil de Nueva

York” (Socony-Vacuum, Mobil), la “Standard Oil de California”

(Chevron), la “Standard Oil de Indiana” (Amoco), “Continental Oil”

(Conoco), etc. No obstante, Rockefeller siguió controlando –por la

vía accionarial– el holding de compañías desde su residencia de

las colinas de Pocantico (Nueva York).

El petróleo de Texas, California y Oklahoma

proporcionó a Estados Unidos la autosuficiencia

energética y su condición de suministrador

mundial hasta la década de los 70

En el transporte marítimo, la decisión de Winston Churchill –en

calidad de Primer Lord del Almirantazgo– relativa a que la Royal

Navy abandonara el carbón en favor del fuel oil, resultaría decisiva

para la marina de guerra y la marina mercante. Frente al carbón,

el fuel oil significaba una mayor versatilidad y velocidad en la navegación,

ahorro energético, menos tripulación y más espacio para

mercancías y material de artillería en las bodegas. No obstante,

la seguridad de aprovisionamiento del carbón de Gales se debería

sustituir por el lejano petróleo descubierto por William Knox D’Arcy,

George Reynolds y la compañía escocesa Burmah Oil en las áreas

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

de pasto del ganado de la tribu Bakhtiari (Masjid-i-Suleiman, Persia)

en 1908. La explotación del yacimiento de Masjid-i-Suleiman se

realizaría, por primera vez en la historia, bajo un régimen de

concesión que llevaría a cabo una nueva compañía, la “Anglo-

Persian Oil Company” (posterior “BP”). La riqueza de Majid-i-Suleiman

propiciaría la construcción de Abadán, la mayor refinería

del mundo, en el estuario del Tigris y el Éufrates (Shatt-al-Arab).

Desde 1914, el gobierno británico mantendría el control de la

compañía, que le proporcionaba la propiedad del 51% de las

acciones, y unos ingresos impositivos superiores a los royalties

pagados a Irán. Los trabajadores procedían inicialmente de la India

y de otras colonias asiáticas del Imperio británico. Después

de todo, la presencia de Gran Bretaña en Persia y Oriente Medio

servía a los intereses británicos para frenar el expansionismo

ruso hacia el sur, la creciente penetración germana de la mano

del Imperio turco-otomano, y la preservación geoestratégica de

la India británica, Lord Curzon dixit.

La I Guerra Mundial (1914-18)

y sus consecuencias en Oriente Medio

Aquella decisión de 1911 sobre la propulsión de los barcos y

los nuevos submarinos de la Royal Navy sería premonitoria para

el mantenimiento de la supremacía imperial de Gran Bretaña en

el mundo. El 28 de junio de 1914 fue asesinado en Sarajevo el

Archiduque Francisco Fernando de Austria y, el 1 de agosto, Alemania

declaraba la guerra a Rusia, abriendo las hostilidades de

la I Guerra Mundial (1914-1918). La mayor flexibilidad de la marina

británica, los primeros vehículos acorazados y aeroplanos, y

la movilidad en el traslado de tropas y suministros proporcionada

por la gasolina en la estrategia terrestre de las batallas del Marne

y Amiens –enfrentada a la rigidez del ferrocarril– fueron decisivas

para la victoria militar de Gran Bretaña y sus aliados. La entrada

en la guerra de Estados Unidos en 1917 resultó decisiva, aportando

miles de camiones, vehículos, motocicletas y los primeros

carros de combate y bombarderos propulsados con motores de

combustión interna. Las consecuencias para los contendientes

del armisticio, firmado en el vagón de tren del mariscal Foch en

1918, revelaron que el petróleo había tenido mayor trascendencia

estratégica bélica que el carbón y el acero germánicos.

Cuando estalló la I Guerra Mundial en 1914, Estados Unidos

producía el 65% del petróleo del mundo, del que exportaba una

cuarta parte. En concreto, los convoyes de buques-tanque con

petróleo americano proporcionaron –a través del Atlántico– el

80% de la gasolina y el fuel oil que consumieron los aliados durante

la I Guerra Mundial, suministrados principalmente a través

de la logística de la Standard Oil Co. y la Royal Dutch/Shell.

[04] NOVIEMBRE 2006

35


La weltpolitik de Alemania como nueva potencia emergente

–que había retado la supremacía de Gran Bretaña–, así como

los Imperios austro-húngaro y turco-otomano, debieron afrontar

las consecuencias de su derrota. La campaña de Mesopotamia

y la captura del puerto de Basora costaron 252.000

muertos, heridos y prisioneros entre las filas anglo-indias, pero

asegurarían la presencia británica en Oriente Medio. La Anglo-

Persian Oil Co. aprovisionaría de petróleo, de forma abundante

y segura, a la Royal Navy en su navegación –vía Canal de

Suez– entre la metrópoli y la joya de la Corona, la India.

La I Guerra Mundial (1914-18) dibujó una

nueva situación geopolítica en Oriente

Medio. La derrota turco-otomana posibilitó

una mayor presencia de Gran Bretaña y

la creación de Irak, Jordania, el Líbano y

Siria. La Conferencia de San Remo en 1920

reasignaría la propiedad de las reservas

petroleras de la Turkish (Irak) Petroleum

Company en el área mesopotámica

Además, la derrota del imperio turco-otomano en la I Guerra

Mundial iba a reordenar la geopolítica de Oriente Medio, desde

los Balcanes hasta el Golfo Pérsico. El acuerdo Sykes-Picot de

1916, entre el Reino Unido y Francia, dibujaría las nuevas fronteras

de Oriente Medio. Durante la guerra, los británicos proporcionaron

armas y asesores a los árabes en su estrategia

orientada a la expulsión de los turcos y sus aliados alemanes.

La península arábiga era un conglomerado heterogéneo de

tribus, oasis y beduinos nómadas con fidelidades disputadas

entre jeques enfrentados. Así, el militar británico T. E. Lawrence

(“Lawrence de Arabia”) asesoró al Sheriff Hussein de la

Meca (Hejaz) y el funcionario civil británico Harry St. John B.

Philby fue asignado a Abdul Aziz Ibn Saud de Riad (Nejd). Con

una astuta estrategia y la violencia de las tribus wahabbies de

los Ikhwan, Ibn Saud conquistó buena parte de la península

arábiga, incluidos el puerto de Jeddah (Mar Rojo) y los lugares

sagrados de la Meca y Medina en 1925. Los derrotados hijos

del Sheriff Hussein de la Meca, también aliados de los británicos,

fueron compensados con las coronas de los nuevos

estados creados con los territorios de las antiguas provincias

turcas (vilayets). Faisal fue coronado rey de Irak y a Abdullah

se le asignó Transjordania. Las tres provincias que conformaron

Irak eran una amalgama de una minoría suní gobernante,

una mayoría chií, los kurdos y yazidis, al tiempo que en la capital,

Bagdad, los grupos más numerosos eran los judíos, los

árabes y los turcos.

36 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

Tras la I Guerra Mundial, la Liga de Naciones (precedente de

las Naciones Unidas) asignó los mandatos sobre Palestina,

TransJordania e Irak en favor del Reino Unido y los del Líbano

y Siria bajo la tutela de Francia. Por su parte, la conferencia de

San Remo (Riviera italiana) de 1920 reasignó la propiedad de

la “Turkish Petroleum Company” (“Irak Petroleum Company” a

partir de entonces). Las participaciones de la Anglo-Persian Oil

Co., de la Royal Dutch/Shell, y del inversor armenio Calouste

Gulbenkian, se complementaron con la nueva empresa estatal

francesa, “Compagnie Française de Pétroles” (CFP, origen

de Total), que absorbió la anterior participación alemana del

23,75%.

De la Revolución bolchevique a

la nacionalización del petróleo en México

El gran imperio ruso había empezado a mostrar signos de

inestabilidad tras la derrota de su flota en la batalla de Tsushima

(1905), en la guerra contra Japón. En el mismo año, el

asalto al Palacio de Invierno de la capital San Petersburgo

acabó en una masacre. Finalmente, en 1917, los bolcheviques

derrocaron al zar y nacionalizaron la riqueza petrolera.

No en vano, algunos de los más significados revolucionarios

eran originarios del Cáucaso, tales como el georgiano Joseph

Djugashvili (“Koba”, después “Stalin”) o el presidente Mikhail

Kalinin. Los Nobel, la Royal Dutch/Shell –que había adquirido

los intereses de los Rothschilds– y la Standard Oil Co. tuvieron

que aceptar la nacionalización de sus activos en Rusia.

Las inmensas reservas del Cáucaso se sustrajeron, en parte,

de su comercialización mundial durante las décadas siguientes

a través de la terminal de Batumi (Georgia).

Mientras tanto, el incremento continuado de la demanda mundial

de petróleo impulsó un renovado espíritu de frontera en

la exploración en nuevas áreas, posibilitando así los descubrimientos

de los yacimientos Potrero del Llano 4 (México) en

1910. Tras la Revolución mexicana que derrocó al dictador

Porfirio Díaz en 1911, las prospecciones se trasladaron al

pozo Los Barroso del yacimiento La Rosa en el Lago Maracaibo

(Venezuela).

Los geólogos desarrollaron nuevos instrumentos en la exploración

del subsuelo y de la plataforma marítimo-terrestre, desde

la mera observación de la superficie hasta la geofísica, el balance

de torsión, el magnetómetro, el sismógrafo de reflexión

y de refracción y la micropaleontología, que se tradujeron en

nuevos descubrimientos [Greater Seminole (Oklahoma), Yates

(Texas y Nuevo México), Black Giant (East Texas), Illinois].


Además, la demanda creciente de gasolina había impulsado

una mayor eficiencia en su refino derivado del petróleo a través

del proceso de craqueo térmico (thermal cracking), señalando

la constante innovación tecnológica en momentos clave

de la historia del petróleo. El parque móvil estadounidense

había aumentado desde los 3,4 millones de coches en 1916

a 23,1 millones a finales de los felices años 20, que significaban

el 78% de los automóviles que circulaban en el mundo. La

primera estación de servicio moderna se abrió en Forth Worth

(Texas) en 1921.

La sobreproducción caótica de los yacimientos hundía los precios

de forma recurrente, y dañaba prematuramente la presión

que impulsaba el petróleo a la superficie. Las grandes compañías

fueron incapaces de estabilizar el mercado mundial del petróleo

mediante acuerdos colusivos, debido a su propio incumplimiento

de los acuerdos, a la producción de las compañías

independientes y al retorno progresivo a los mercados mundiales

de las exportaciones incontroladas procedentes de la Unión

Soviética.

En Persia, el derrocamiento de la dinastía Qajar había elevado a

la condición de Sha a Reza Khan, un militar de la Brigada cosaca

que fundaría la dinastía Pahlavi en 1925. El Sha Reza perseguía

la modernización de Persia sobre bases laicas, enfrentándose

a los ayatolás y mulás chiíes con medidas como la prohibición

del chador obligatorio de las mujeres. La histórica animadversión

de los persas y del nuevo Sha hacia sus ocupantes británicos

y rusos les hizo buscar asesoramiento en Estados Unidos.

Así, su consejero militar fue el coronel Norman H. Schwarzkopf,

padre del que sería jefe militar de la operación “Tormenta del

desierto” en la liberación de Kuwait durante la primera guerra

del Golfo en 1991. El nacionalismo del nuevo Sha obligó a la

renegociación de las condiciones de la concesión a la Anglo-Persian

Oil Company y a la “persianización” de sus empleados. El

nacionalismo petrolero hacía acto de presencia por primera vez

en Oriente Medio y marcaría el devenir de las relaciones entre

las compañías petroleras y los países concesionarios.

La Revolución bolchevique de Rusia en 1917

supuso la primera expropiación de activos de

las compañías petroleras. La nacionalización

del petróleo en México por el Presidente

Lázaro Cárdenas en 1938 anunciaba el

rechazo de los contratos de concesión y la

reivindicación de la soberanía de los recursos

naturales

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

Así, en México, el advenimiento del General Lázaro Cárdenas

a la Presidencia de la República en 1934 agitó el fervor nacionalista.

En 1938, Cárdenas pronunció una alocución por

radio desde el palacio presidencial en que proclamaba la expropiación

de los activos de las compañías petroleras. Posteriormente,

México creó su propia compañía estatal (“Petróleos

Mexicanos, PEMEX”). Las compañías intentaron boicotear, sin

mayor éxito, su actividad exportadora. En 1937, el gobierno

militar de Bolivia también había confiscado las propiedades de

la subsidiaria local de Standard Oil de Nueva Jersey, acusándola

de fraude fiscal.

La irrupción de Arabia Saudí y la II Guerra Mundial

En Oriente Medio, la nueva configuración geopolítica surgida

de la descomposición del imperio turco-otomano iba a tener

implicaciones históricas de primer orden en el ámbito del petróleo.

Gran Bretaña tenía acuerdos de protección en favor del

emir Al-Sabah de Kuwait –cuya familia gobernaba el emirato

desde 1756–, así como con distintos jeques de la costa del

Golfo Pérsico (Bahrein, Abu Dhabi, Dubai, Sharjah), cuya mayor

actividad económica consistía en la venta a comerciantes

persas de las perlas “naturales” extraídas del fondo marino.

A finales de la década de los años 20, el desarrollo de las

perlas “cultivadas” por el japonés Kokichi Mikimoto hundió el

mercado mundial de perlas naturales. No obstante, la exploración

de petróleo en Bahrein en 1932 parecía proporcionar una

alternativa como medio de supervivencia.

En el desierto arábigo, en 1926, Abdul Aziz Ibn Saud se acababa

de coronar Rey de Hejaz y del Nejd –territorios bautizados

en 1932 con su propio nombre, Arabia Saudí–, al tiempo que

el Consejo de los ulemas había avalado que renegara de la

fidelidad islámica al Califa de Estambul. Su bandera nacional

combinaba dos cimitarras cruzadas y una palmera con la proclamación

de que “No hay más dios que Dios y Mahoma es su

profeta”. Una de sus mayores preocupaciones era encontrar

agua en el trayecto de 70 km desde el puerto de Jedda (Mar

Rojo) hasta el lugar sagrado de la Meca, que recorrían los fieles

musulmanes en su peregrinación (haj). Debido al impacto

depresivo de la crisis de 1929 sobre los precios agrícolas de

las economías asiáticas de mayoría musulmana, el número de

peregrinos se había reducido desde los 100.000 en 1930 a

sólo 20.000 en 1933. La visita del multimillonario americano

Charles R. Crane en 1931 le había proporcionado los servicios

del ingeniero de minas Karl S. Twitchell, quien realizaría

prometedoras prospecciones de agua... y de petróleo. Apenas

unos años antes, la mayor parte de las compañías que ope-

[04] NOVIEMBRE 2006

37


aban en la región habían firmado el denominado “Red Line

Agreement”, relativo a la exploración conjunta de nuevos yacimientos

según el compromiso urdido a instancias del armenio

Calouste Gulbenkian (Mister 5%). La mayoría de las empresas

americanas no mostraba interés por la península arábiga en

una coyuntura tan adversa como la del crash de Wall Street

en 1929 y la Gran Depresión, y en una región tan remota que

no tendría presencia diplomática estable del Departamento de

Estado en Riad hasta 1942. Los nuevos descubrimientos en el

este de Texas habían hundido el precio del petróleo a 10 centavos

el galón. No obstante, la Standard Oil de California (“Socal”,

después Chevron) entró en negociaciones directas con el asesor

de Ibn Saud, el inglés John B. Philby, quien traicionaría a las compañías

británicas a las que asesoraba, poniendo las inmensas

reservas de Arabia Saudí bajo una concesión americana en 1933.

Cabe reseñar que el hijo de John B. Philby, el agente doble Kim

Philby, se pasaría también a la Unión Soviética siendo un alto oficial

del contraespionaje británico.

La II Guerra Mundial puso de nuevo en evidencia

la importancia estratégica del petróleo. De

los 7.000 millones de barriles consumidos

por los ejércitos aliados, casi el 90% fueron

suministrados por Estados Unidos

Algunos años después, el estallido de la II Guerra Mundial puso

de nuevo en evidencia la importancia estratégica del petróleo. En

el Océano Pacífico, la marina de guerra nipona se hizo en 1942

con la refinería de la Royal Dutch/Shell en Balikpapan (Borneo) y

los yacimientos de las filiales estadounidenses en Sumatra, todos

ellos inutilizados previamente por las propias compañías. Los

submarinos americanos en el Pacífico deberían emplearse a fondo

para torpedear los tanques-cisterna japoneses que zarparían

desde esa zona, una vez restaurada la capacidad productiva de

yacimientos y refinerías. Así, las dificultades para operar una flota

japonesa combinada bien aprovisionada de fuel oil concederían

una ventaja estratégica al almirante Nimitz en la campaña de las

Islas Marianas en 1944. Por su parte, la renuncia al pacto de

neutralidad con Japón en 1945 permitió a la Unión Soviética la

recuperación de las islas Sakhalin y la anexión de las islas Kuriles.

Unas décadas después de la rendición japonesa ante el general

MacArthur en la cubierta del Missouri, anclado en el puerto de

Yokohama, aquella recuperación territorial tendría implicaciones

en el ámbito del petróleo.

En Europa, desde el inicio de las hostilidades, Adolf Hitler lanzó

una operación de tenaza sobre Oriente Medio y el Cáucaso. En

38 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

el Norte de África, los panzers del Africa Korps de Rommel avanzaron

en Tobruk, pero fueron frenados por los carros de combate

Sherman del Octavo Ejército británico de Montgomery en El

Alamein en 1942. Las respectivas líneas de reabastecimiento,

particularmente de petróleo, jugaban a favor de los aliados. En

el frente europeo, las tropas nazis de montaña llegaron a plantar

la esvástica en la cima del Monte Elbrus, pero el ejército alemán

fue derrotado en Stalingrado en el invierno de 1942-1943. Simultáneamente,

los intentos de la Wehrmacht y la Luftwaffe para

producir fuel sintético y gasolina de aviación a partir del carbón

–en la planta química de Leuna y el campo de concentración de

Monowitz, de la empresa I. G. Farben–, resultarían insuficientes

para ganar la guerra. Alternativamente, los bombarderos aliados

destruyeron las instalaciones petroleras alemanas –incluida la

planta de Leuna en 1944– y el ejército ruso ocupó los yacimientos

rumanos de Ploesti, cortando la principal fuente de suministro

de petróleo a la maquinaria bélica nazi. Sólo en la Operación

Barbarosa para invadir Rusia en 1941, los alemanes necesitaron

de un total de 600.000 unidades motorizadas sedientas de

gasolina y gasoil. Contrariamente, los aliados dispusieron de la

producción excedente de los yacimientos de petróleo de Estados

Unidos, que en 1941 era de un millón de barriles/día sobre los

3,7 millones producidos diariamente (65% del total mundial). Y,

si bien es cierto que las manadas de lobos de U-submarinos alemanes

hundieron una cuarta parte del tonelaje de los tanques

petroleros estadounidenses en el Atlántico, la invención del radar

antisubmarino posibilitaría el tránsito marítimo a partir de 1943.

De los 7.000 millones de barriles de petróleo consumidos por los

ejércitos aliados, hasta un total de 6.000 millones –casi el 90%–

fueron suministrados por Estados Unidos. Casi la mitad del tonelaje

transportado a través del Atlántico Norte fue petróleo. En fin,

durante la Batalla de Inglaterra en 1940, el fuel de 100 octanos

que propulsaba los aviones Spitfires británicos se mostró tecnológicamente

superior al de 87 octanos de los Messerschmitt

alemanes. Y algunos historiadores consideran que el abundante

petróleo ruso permitió que las tropas soviéticas llegaran a Berlín

antes que el Tercer Ejército del General Patton, paralizado en la

línea Sigfrido del río Mosela por sus dificultades logísticas en el

aprovisionamiento de petróleo en agosto de 1944.

El encuentro entre Roosevelt e Ibn Saud

en la cubierta del USS Quincy

En febrero de 1945, la conferencia de Yalta (Crimea) reunió al

presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt, al premier británico

Winston Churchill y al presidente soviético Joseph Stalin, con

objeto de establecer el nuevo orden internacional de la posguerra.

El presidente Roosevelt, siendo subsecretario de la Marina tras la


I Guerra Mundial, ya había constatado el interés del Reino Unido

y Francia en la región de Oriente Medio durante la conferencia

de San Remo de 1920. Ahora, como presidente de los Estados

Unidos durante la II Guerra Mundial había combatido para frenar

la estrategia nazi sobre la misma zona. Además, las prospecciones

petrolíferas realizadas durante los años de preguerra en

Damman (Arabia Saudí) y las fotografías aéreas tomadas desde

un Fairchild 71 por los geólogos americanos de la Standard Oil de

California eran promisorias. El primer embarque de petróleo saudí

en el pantalán de Ras Tanura ya se había realizado en 1939.

Por tanto, finalizada la Conferencia de Yalta, Roosevelt abordó su

avión presidencial Sacred Cow y se dirigió hacia el canal de Suez.

Allí, a bordo del destructor americano USS Quincy, celebraría una

reunión con el Rey Ibn Saud que sellaría un acuerdo implícito de

carácter histórico. Arabia Saudí y la dinastía Saud gozarían de la

protección de la nueva potencia económica y militar estadounidense

a cambio de la estabilidad de la concesión petrolera de

60 años –37 cláusulas en apenas 14 páginas–, que significaba

petróleo abundante y barato en un horizonte de largo plazo.

El encuentro entre el presidente Roosevelt y

el rey Ibn Saud en la cubierta del USS Quincy

en 1945 sellaría las relaciones entre Estados

Unidos y Arabia Saudí. Los grandes elefantes

saudíes quedaron bajo concesión de las

compañías americanas

En efecto, las inmensas reservas que albergaba Arabia Saudí

dieron lugar a que la concesionaria Standard Oil de California

(Chevron) invitara ya en 1936 a “Texas Oil Co.” (Texaco) y, posteriormente

en 1947, a la Standard Oil de Nueva Jersey (Exxon)

y la Standard Oil de Nueva York (Socony-Vacuum, Mobil), para

que aportaran capital, capacidad organizativa y mercados a la

“Arabian-American Oil Company” (Aramco), con sede en Dahran

(Arabia Saudí). Los años siguientes se sucederían los descubrimientos

de los grandes gigantes saudíes: Abqaiq (1940), Ain Dar

y Haradh en Ghawar (1948), Safaniya (1951), Abu Safah (1960),

Berri (1964), Zuluf (1965), Marjan (1967) y Shaybah (1975). De

igual manera, la también americana Gulf Oil Co. estaba presente

de origen en la región, con su participación en la mitad del capital

de la “Kuwait Oil Company”, que explotaba el prolífico yacimiento

Burgan desde 1938. Estos primeros expatriados (geólogos de la

talla de Fred A. Davies y Max Steinecke) tuvieron que adaptarse al

calor húmedo sofocante y a las tormentas de arena, a las creencias

religiosas, a la ley coránica de la sharia y al modo de vida

árabe, que incluía el vestido tradicional y la barba, los ojos de las

ovejas como un auténtico manjar y la aversión de los beduinos

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

ante artilugios como los aeroplanos, el automóvil, el teléfono, el

telégrafo o la radio.

Finalizada la II Guerra Mundial, los países desarrollados transitaron,

definitivamente, desde el carbón como principal fuente de

energía a un mundo movido por la capacidad propulsora del petróleo.

Además, el centro de gravedad geográfico de la producción

mundial de petróleo iba a bascular desde Texas y el Golfo de México

hacia Oriente Medio y el Golfo Pérsico. Y el centro de gravedad

político mundial, desde Gran Bretaña a Estados Unidos. La tutela

americana era preferida por persuasiva, diametralmente opuesta

a las procedentes de las metrópolis coloniales. Estados Unidos

aportaba el liderazgo militar y económico, con la nueva divisa internacional

(US dollar) acordada en la Conferencia Monetaria y

Financiera de Bretton Woods (New Hampshire, 1944). Además,

abundante capital, la mejor tecnología y los más avanzados conocimientos

geológicos. Y, en fin, los modernos métodos de gestión

empresarial aplicados a la industria del petróleo.

Este estado de cosas se mantendría durante décadas, con Arabia

Saudí exportando al mercado mundial tanto crudo como demandara,

a menos de 2 dólares el barril. Y la demanda de petróleo

avanzaría exponencialmente debido a la motorización, el transporte

aéreo y marítimo, la calefacción central doméstica y el desarrollo

de la petroquímica.

El golpe contra Mossadegh y la nacionalización iraní

Los acontecimientos históricos no dejarían de afectar la conformación

mundial de la industria del petróleo, aunque el papel compensador

de la producción de Arabia Saudí permitiría la estabilidad del

precio a lo largo del tiempo.

Así, en Irán los aliados habían depuesto al Sha Reza en 1941

por su apoyo a Hitler, basado en la tradicional aversión persa hacia

Rusia y el Reino Unido. Su hijo fue coronado como segundo

Sha de la dinastía Pahlavi. En 1951, el Majlis iraní votó mayoritariamente

al nacionalista Mossadegh como primer ministro, que

nacionalizó la “Anglo-Iranian Oil Co.” (El término persian, de connotación

colonial, había sido sustituido por el nacionalista iranian).

En consecuencia, el crucero británico Mauritius evacuó de forma

ignominiosa a todo el personal británico de la refinería de Abadán

hacia Basora (Irak). Y, ahora, la India era ya independiente y no se

podía recurrir al ejército británico como en ocasiones precedentes.

Así pues, el premier Winston Churchill, con Anthony Eden

en el Foreign Office, convencieron a la nueva administración

americana del Presidente Eisenhower y de los hermanos Foster

Dulles (Secretario de Estado y Director de la CIA) de la amenaza

[04] NOVIEMBRE 2006

39


de que Irán cayera bajo la influencia de partido Tudeh prosoviético.

Y que el “efecto dominó” contagiara a todo Oriente Medio y sus

inmensas reservas de petróleo. Después de todo, la guerra de Corea

(1950-53) estaba en la primera línea de preocupaciones desde

1950. Así, la CIA planificó su primera operación (“Ajax”, dirigida por

el agente Kermit Roosevelt) para derrocar un gobierno extranjero.

El Sha, que se había refugiado en Roma, fue repuesto en el poder

en 1953.

La actitud colonialista de la Anglo-Iranian

Oil Company –suministradora del fuel oil de

la Royal Navy– generó la animadversión de

los iraníes contra el Imperio británico. La

nacionalización del petróleo por el primer

ministro Mossadegh en 1951 desembocó en el

primer golpe de estado organizado por la CIA y

la reposición del Sha en el poder

Irán retuvo la riqueza de su subsuelo bajo su soberanía, pero

sustituyó la antigua concesión por un acuerdo negociado con un

consorcio que agrupaba a la mayoría de compañías petroleras.

Entre ellas, las estadounidenses Standard Oil de Nueva Jersey y

de Nueva York, Standard Oil de California, Texaco, Gulf Oil, Phillips,

Richfield y Standard de Ohio. Definitivamente, Estados Unidos estaba

sustituyendo también a Gran Bretaña en Oriente Medio.

La crisis de Suez (1956-57) y la Libia de Gaddafi

El pan-arabismo sería otro reto a la estabilidad de Oriente Medio y

del mercado internacional del petróleo. En 1952, el derrocamiento

del Rey Faruk de Egipto acabó llevando al poder al coronel Nasser,

que había defendido un nuevo orden pan-árabe desde las ondas

de The Voice of Arabs. La propiedad anglo-francesa del Canal de

Suez fue expropiada, lo que significó la expulsión del destacamento

militar británico y de los técnicos ingleses y franceses. La

decisión afectaba al canal de tránsito de dos terceras partes del

petróleo consumido en Europa. Además, Nasser había reconocido

diplomáticamente a la China de Mao, los independentistas de la

Argelia francesa recibían apoyo y entrenamiento desde Egipto y

la salida israelí al Mar Rojo en Eliat también fue bloqueada por

Nasser. En una reunión celebrada en Sèvres en 1955, el Reino

Unido, Francia e Israel –representado por David Ben-Gurion, Moshe

Dayan y Shimon Peres– acordaron una operación para retomar

el control del Canal de Suez, pero la administración americana

de Eisenhower no les dio su apoyo. La influencia británica en

Oriente Medio recibía un nuevo revés. En fin, la crisis de Suez

orientó a Nasser hacia la Unión Soviética, para mayor temor de

las conservadoras dinastías de la península arábiga. En 1958, el

40 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

Rey Faisal II de Irak fue decapitado y el príncipe de la Corona iraquí

descuartizado por nacionalistas suníes apoyados por Nasser.

Más tarde, en 1968, los baasistas se harían con el poder absoluto

y emergería progresivamente la figura de Saddam Hussein. En

otro orden de cosas relacionadas con la crisis de Suez, el tránsito

alternativo obligado del petróleo –bordeando el Cabo de Buena

Esperanza y remontando la costa occidental africana– impulsó la

construcción de los grandes superpetroleros que, a partir de entonces,

surcarían los océanos.

Mientras tanto, la exploración seguía rindiendo sus frutos en nuevos

lugares como Argelia, Gabón, el Delta del Níger (Nigeria), y

Zelten (Libia), que ampliaban la capacidad de las compañías para

poner petróleo en el mercado mundial.

La crisis de Suez (1956-57) obligó a que los

tanques petroleros –procedentes de Oriente

Medio en su ruta hacia el mercado europeo–

tuvieran que bordear el Cabo de Buena

Esperanza sudafricano. Esta circunstancia

impulsó la construcción de grandes

superpetroleros que, a partir de entonces, surcan

los océanos y mares

En Libia, el derrocamiento del Rey Idris por el coronel Muammar

Al-Gaddafi en 1969 supondría un nuevo golpe para la

industria del petróleo. Libia albergaba cuantiosas reservas de

crudo de alta calidad bajas en sulfuro (sweet), el más adecuado

para el refino en gasolina. Además, el petróleo libio no tenía

que atravesar el conflictivo Canal de Suez para alcanzar las

refinerías europeas y atender hasta el 30% de su consumo.

Las “siete hermanas” y los Estados concesionarios

En el ámbito empresarial, el dominio de las denominadas “siete

hermanas” [Standard Oil de Nueva Jersey (Exxon), Standard

Oil de Nueva York (Socony Vacuum, Mobil), Standard Oil de

California (Chevron), Texaco, Gulf Oil, Royal Dutch/Shell y Anglo-Iranian

Oil Co. (después “British Petroleum”, hoy BP)], fue

respondido en la vieja Europa con la creación de campeones

nacionales, tales como la Compagnie Française de Petróles

(CFP, hoy Total) en Francia en los años 20 o la “Azienda Generali

Italiana Petroli” (AGIP) en Italia en los años 30 (subsidiaria

del “Ente Nazionale Idrocarburi” –ENI– en 1953).

Las relaciones entre las compañías concesionarias y los Estados

soberanos consistieron, inicialmente, en una participación

en los beneficios. Originariamente, la Anglo-Iranian Oil


Company había pagado 16,5 centavos/barril en calidad de

royalties. Más tarde, Aramco aceptó transferir un pago de 33

centavos/barril a Arabia Saudí. El multimillonario americano

J. Paul Getty rompió ese statu quo cuando negoció una concesión

con los saudíes que elevó su participación a 55 centavos/barril.

En Venezuela, la legislación sobre hidrocarburos

de 1943 daría un salto cualitativo con el establecimiento del

principio de reparto de las rentas del petróleo a partes iguales

entre el Estado y las concesionarias (fifty-fifty). En los años 50,

estos términos contractuales se extenderían como reguero de

pólvora en Oriente Medio.

Las denominadas “siete hermanas” –que

dominaron el panorama del negocio petrolero

durante décadas– eran: Standard Oil de

Nueva Jersey (Exxon), Standard Oil de Nueva

York (Socony Vacuum, Mobil), Standard Oil

de California (Chevron), Texaco, Gulf Oil

Co., Royal Dutch/Shell y Anglo-Iranian Oil

Co. (después British Petroleum, hoy BP), a

las que se podría añadir la estatal francesa

Compagnie Française de Petróles (CFP,

después Total)

En 1955, el petróleo soviético empezó a retornar a los mercados

internacionales en grandes volúmenes y al margen de

los países productores tradicionales, provocando la caída de

los precios. El mítico italiano Enrico Mattei (ENI) era el principal

comprador de petróleo ruso. Además, anticipándose a la

historia, aprovechó el emergente nacionalismo anticolonial y

antiimperialista de los países exportadores de petróleo para celebrar

acuerdos de colaboración, tal como el que firmó en 1957

con la “National Iranian Oil Company” (NIOC). El 9 de agosto de

1960, ante el estrechamiento de los márgenes, las compañías

decidieron unilateralmente la reducción de los royalties pagados

a los gobiernos de los países petroleros. Ante ese estado

de cosas, el 14 de septiembre de 1960, los cinco países que

controlaban el 80% de las exportaciones mundiales de petróleo

(Arabia Saudí, Irán, Irak, Kuwait y Venezuela) crearon en Bagdad

la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), aunque

su constitución no tendría todavía mayores consecuencias

en los años inmediatos ya que, a excepción de Irán, el petróleo

estaba bajo concesión en favor de las compañías. Contrariamente,

durante la década de los 60, el precio real –descontada

la inflación– del petróleo cayó un 40%, impulsando un consumo

derrochador cuya máxima expresión fue protagonizada por los

diseños que salían de las cadenas de montaje de Detroit.

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

El american way of life y los felices años 60

El petróleo del s. XX había sustituido, definitivamente, al carbón

de la Revolución industrial del s. XIX. El petróleo era

más barato por abundante, más eficiente en términos energéticos

y más sostenible en su impacto medioambiental.

En consecuencia, entre 1955 y 1972, la cuota del carbón

en Europa cayó del 75% al 22%, al tiempo que el petróleo

ascendía desde un 23% al 60% sobre el total del consumo

energético. La demanda de petróleo en Europa entre 1949 y

1972 se había multiplicado por quince.

La calefacción central revolucionó los hogares en las sociedades

desarrolladas como Estados Unidos. El parque

automovilístico americano pasó, entre 1949 y 1972, de los

45 millones a los 119 millones de automóviles, de mayor

tamaño y cubicaje. En el resto del mundo, después de la

II Guerra Mundial circulaban sólo 18,9 millones de vehículos,

mientras que a inicios de la década de los 70 lo hacían

161 millones de automóviles. Los nuevos estilos de vida y

una planificación urbanística más esponjada, tanto en viviendas

unifamiliares como en la distribución comercial (malls),

se traducían en un aumento de la densidad automovilística.

La obtención del carné de conducir pasó a constituir un rito

simbólico que otorgaba el paso de la adolescencia a la madurez

y la independencia juvenil. Se estima que un 40% de

las proposiciones de matrimonio estadounidenses se habían

declarado en la intimidad de un automóvil.

A ello cabría añadir el desarrollo de la industria petroquímica,

debido a la sustitución de materiales tradicionales por

plásticos y nuevos productos elaborados a partir del petróleo

y del gas natural (fertilizantes, fibras sintéticas, detergentes,

etc.).

El petróleo del s. XX sustituyó al carbón de

la Revolución industrial del s. XIX, debido al

automóvil, al transporte aéreo y marítimo,

a la calefacción central y a la industria

petroquímica (plásticos, fertilizantes, etc.). La

obtención del carné de conducir constituye un

rito simbólico del paso de la adolescencia a la

independencia de la juventud

En 1970, la producción de petróleo de Estados Unidos alcanzó

los 11,3 millones de barriles/día, la mayor de su historia. A

partir de entonces, el declive de sus yacimientos y su consumo

creciente le convirtieron progresivamente en un país impor-

[04] NOVIEMBRE 2006

41


tador de petróleo. El fin de la autosuficiencia petrolera no impactó

en la percepción de los estadounidenses, debido al simultáneo

descubrimiento de crudo en 1967 en Prudhoe Bay (Alaska), el tercer

yacimiento más grande del mundo, así como las esperanzas

depositadas en el desarrollo alternativo de la energía nuclear.

En 1970, el precio del barril de petróleo (158,91 litros) se situaba

en 1,8 dólares.

La Guerra del Yom Kippur y el cártel de la OPEP

Desde la creación del estado de Israel en 1948, tras la renuncia

del mandato británico otorgado por la Liga de Naciones sobre Palestina,

los conflictos entre judíos y árabes-palestinos devinieron

una constante en la zona. Entre ellos, la guerra de los Seis Días

de 1967, en que Israel infringió una dolorosa derrota a Egipto y

ocupó el Sinaí y los altos del Golán.

El 6 de octubre de 1973, coincidiendo con el día más sagrado

(Yom Kippur) de los judíos, Anuar el-Sadat (Egipto) y Hafez al-Assad

(Siria) –con el apoyo del resto de los países árabes– ordenaron un

ataque por sorpresa contra Israel.

El Rey Faisal de Arabia Saudí antepuso su apoyo a los palestinos a

los tradicionales temores de la dinastía ante la posibilidad de que

la monarquía hachemita de Jordania recuperara el Hejaz, ante al

nacionalismo laico pan-árabe de Irak, ante los chiíes –pero persas,

no árabes– de Irán, o frente al comunismo soviético.

La Administración Nixon de Estados Unidos y otros países occidentales

(Países Bajos, Portugal, Sudáfrica y Rhodesia) reabastecieron

y mostraron su apoyo a Israel.

Los países miembros de la OPEP –que controlaban entonces el

65% de las exportaciones mundiales de petróleo– seguían los

acontecimientos desde su sede en Viena. El 16 de octubre de

42 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

© sxc.hu

1973, los países árabes de la OPEP e Irán se emplazaron para

una reunión en Kuwait. El ministro saudí del petróleo, Ahmad Zaki

Yamani, anunció sucesivos recortes mensuales del 5% en la producción

y que el nuevo precio del petróleo de referencia (Arabian

Light) sería de 5,11 dólares/barril, lo que significaba un incremento

del 70% sobre el precio vigente hasta entonces. La producción

de los países árabes de la OPEP e Irán en octubre de 1973 había

sido de 20,8 millones de barriles/día, reduciéndose hasta los

15,8 millones de barriles/día a finales de año.

En noviembre de 1973, la Comunidad Económica Europea (CEE)

aprobó una resolución de apoyo a la causa árabe. Francia reprochaba

a los Estados Unidos su exclusión de Oriente Medio, su

falta de apoyo durante la crisis de Suez y en Argelia. Los Países

Bajos recordaron que sus yacimientos de gas natural de Groningen

–descubiertos en 1959– suministraban el 40% del consumo

galo. Japón también expresó su comprensión por la posición árabe

en el conflicto, no en vano su dependencia de las importaciones

energéticas de Oriente Medio era la más alta del mundo

desarrollado.

A finales de diciembre de 1973, los ministros de petróleo de los

países miembros de la OPEP celebraron una nueva reunión en

Teherán. El precio del barril de petróleo se situó en 11,65 dólares,

calculado a partir del coste de oportunidad de sus sustitutivos

energéticos. El precio se había cuadruplicado entre septiembre

(2,59 dólares/barril) y diciembre (11,65 dólares/barril). En dicho

año 1973, Estados Unidos debía importar una media de 6,2 millones

de barriles/día. Bajo el impacto de los acontecimientos, el

Congreso aprobó la construcción del oleoducto de Alaska (Prudhoe

Bay-Port Valdez), a pesar del potencial deterioro medioambiental

de la tundra ártica y la bahía Prince William. El Consejero

de Seguridad Nacional y después Secretario de Estado, Henry

Kissinger, se apresuró a promover acuerdos de importación de

petróleo de la Unión Soviética –país no miembro de la OPEP– a

cambio de trigo americano.

El 16 de octubre de 1973, el ministro saudí del

petróleo, Ahmad Zaki Yamani, anunció que el

nuevo precio del petróleo de referencia (Arabian

Light) sería de 5,11 dólares/barril. A finales de

diciembre de 1973, la OPEP fijó el precio del barril

en 11,65 dólares. El precio del petróleo se había

cuadruplicado en apenas 2 meses

La economía mundial entró en recesión, con elevadas tasas de

desempleo e inflación y desequilibrios en las balanzas por cuenta


corriente (stagflation). El primer shock energético de oferta le había

dado el golpe de gracia. Pocos años antes, el 1 de agosto de

1971, el presidente Nixon había anunciado que la Reserva Federal

estadounidense dejaba de respaldar el dólar con el contravalor

en oro y divisas depositadas en Fort Knox (Kentucky), según lo

acordado en Bretton Woods en julio de 1944. El compromiso

de tipos de cambio fijos, pero ajustables, se abandonaba en

favor de la incertidumbre derivada de la volatilidad de los tipos

de cambio fluctuantes, provocando la dislocación del sistema

monetario y financiero mundial. Por otra parte, la financiación

monetaria y mediante endeudamiento público de los déficits

presupuestarios estructurales había provocado un entorno inflacionario

y de altos tipos de interés (crowding-out). Los países

con economías en desarrollo sufrieron, en términos relativos,

un impacto todavía mayor.

En febrero de 1974, a instancias de Henry Kissinger, los países

consumidores celebraron una Conferencia sobre Energía en Washington.

Como contrapeso a la OPEP, decidieron la constitución

de la Agencia Internacional de la Energía (IEA), con objeto de coordinar

sus políticas energéticas en el ámbito político-diplomático,

el establecimiento de reservas estratégicas y el fomento de las

PRECIO DEL PETRÓLEO, 1861-2005

Dólares/barril

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

medidas de ahorro y diversificación en el consumo de energía.

Francia no se sumó a la iniciativa, y optó por un extenso programa

de centrales y reactores nucleares.

Adicionalmente, tal como hiciera Mossadegh en Irán en 1951, los

países exportadores de petróleo habían empezado a denunciar las

concesiones de las compañías. Así, Venezuela anunció en 1971

una ley de reversión de las concesiones a la soberanía nacional

cuando finalizara su término, creando la compañía estatal “Petróleos

de Venezuela” (PdVSA). Irak nacionalizó las explotaciones de

la Irak Petroleum Co. en 1972. Dos años más tarde, Kuwait adquirió

el 60% del capital de la Kuwait Oil Co. y, en 1975, anunció la

nacionalización del resto. Arabia Saudí tomó bajo su control accionarial

el 60% de Aramco en 1974 y, en 1976, manifestó su interés

en la totalidad del capital. Las compañías estatales se habían convertido

en las propietarias soberanas de las reservas y empezaron

a moverse hacia las actividades de refino y comercialización. No

obstante, los antiguos concesionarios siguieron explorando, produciendo,

transportando, refinando y comercializando los hidrocarburos

y sus derivados, aunque ahora lo hacían bajo contratos de

servicios. Además, redireccionaron sus inversiones en exploración

hacia áreas ajenas a la OPEP (Alaska, Mar del Norte, México y

[04] NOVIEMBRE 2006

43


Canadá), aunque el coste y las dificultades tecnológicas en lugares

tan adversos como la tundra ártica o las aguas profundas

fueran superiores a las existentes en Oriente Medio. En 1975, el

yacimiento de Argyll (Mar del Norte) remitió petróleo por primera

vez a la terminal en tierra firme. A él se sumarían el Block 2/4 del

yacimiento noruego de Ekofisk y los yacimientos británicos de Forties

y Brent. En 1977, el crudo fluía también a través del oleoducto

de Trans-Alaska, cuya construcción en apenas 32 meses había

supuesto la pérdida de 31 vidas de trabajadores sometidos a las

duras condiciones del entorno natural.

La revolución islámica en Irán y

el segundo shock del petróleo (1979-80)

El derrocamiento del Sha de Irán el 16 de enero de 1979 y la

revolución islámica impulsada por el ayatolá Jhomeini, alimentó

el segundo shock petrolero. De inmediato, la tensión sobre las

reservas estratégicas catapultó el precio medio hasta 32 dólares/

barril, con puntas de hasta 42 dólares/barril. Poco más tarde, el

4 de noviembre de 1979, se inició la crisis de los rehenes de la

Embajada americana, que se alargó 444 días y acabó con la presidencia

de Jimmy Carter en favor de Ronald Reagan. En diciembre

de 1979, la Unión Soviética invadía Afganistán, que se constituiría

en el paso estratégico del petróleo del Mar Caspio hacia el Océano

Índico.

Los mayores países importadores del petróleo y el gas iraníes,

tales como la India y Japón, recibieron el primer impacto de la

Revolución jomeinista. Las refinerías debían adaptarse desde los

crudos ligeros iraníes a los más pesados de otras procedencias.

Los países exportadores se reubicaron desde los contratos a

largo plazo hacia los más lucrativos mercados spot, provocando

continuos arbitrajes por parte de los especuladores. Los superpetroleros

veían que el crudo que transportaban se revendía en alta

mar en sucesivos contratos. Para acabar de complicar las cosas,

los acontecimientos coincidieron en el tiempo con el accidente de

la planta nuclear de Three Mile Island (Harrisburg, Pennsylvania).

La demanda inelástica de los hidrocarburos, debido a la inexistencia

de sustitutivos directos a corto plazo, junto a la restricción de

la oferta controlada por la OPEP, había disparado las rentas por

exportación de petróleo. El reciclaje de los petrodólares generaría

una carrera entre los inversores y los receptores. Todo apuntaba

hacia una situación de dilema del prisionero con un equilibrio colusivo

estable a largo plazo.

No obstante, en septiembre de 1980, la predicción se vio alterada

por las hostilidades desatadas por el presidente suní

44 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

de Irak, Saddam Hussein, contra la revolución chií del ayatolá

Jhomeini en Irán. Los primeros objetivos fueron la refinería de

Abadán (estuario de Shatt-al-Arab), el pantalán off-shore de carga

de la isla de Kharg y la capital petrolera iraní Ahwaz. La guerra

entre Irak e Irán –ambos, miembros de la OPEP– perduraría hasta

1988, alimentada por el suministro de material militar y ayuda

de Occidente, la Unión Soviética, Arabia Saudí y Kuwait a Irak, y

por el acceso de Irán al mercado negro de armamento gracias a

lo que se conocería como el “caso Irán-Contra”, diseñado para

obtener fondos destinados a financiar la “contra” nicaragüense

frente a los sandinistas.

Además, el incentivo de los elevados precios estimuló la producción

de los países no miembros de la OPEP (Rusia, México, etc.),

que –ya en 1982– superaría el volumen de petróleo extraído por

la propia OPEP. Por su parte, el consumo se regía por principios

de ahorro energético y diversificación. Y, en fin, las cuotas asignadas

a los miembros del cártel no eran respetadas, por lo que Arabia

Saudí se veía obligada a actuar como productor compensador

(swing producer) para evitar las caídas bruscas del precio.

El segundo shock petrolero (1979-80) tuvo

su origen en el derrocamiento del Sha y la

revolución islámica del ayatolá Jhomeini

en Irán. No obstante, la guerra entre Irak e

Irán (1980-88), la producción de los países

no miembros de la OPEP (Rusia, México) y

el incumplimiento de las cuotas en el seno

del cártel, hundieron los precios en 1986 y

desarticularon la continuidad de un equilibrio

colusivo a largo plazo

El poder de mercado estaba pasando desde los productores a

los consumidores. Como una muestra más, el 30 de marzo de

1983, el “New York Mercantile Exchange” (Nymex) estableció un

contrato de futuros sobre el crudo de referencia West Texas Intermediate

(WTI). El petróleo pasaba de interesar no sólo a compañías

petroleras, geólogos y analistas de la industria, sino también

a inversores financieros institucionales y especuladores.

En 1986, Ahmed Zaki Yamani, que había sido ministro del petróleo

de Arabia Saudí desde 1962, consideró que su estrategia de

productor compensador no era sostenible a largo plazo. La decisión

de llevar la producción de los yacimientos saudíes a plena

capacidad hundió el precio del petróleo y desarticuló el cártel de

la OPEP. Yamani dejó Arabia Saudí para fundar el Centre for Global

Energy Studies (CGES) en Londres.


En marzo de 1989, el supertanque petrolero ExxonValdez derramaba

los 240.000 barriles de crudo que transportaba en

las prístinas aguas de la bahía Prince William (Alaska), sumándose

a los vertidos previos del TorreyCanyon, el Urquiola o el

AmocoCádiz. Después se sucederían los accidentes del Aegean

Sea, el Erika o el Prestige que –junto a las emisiones de

CO2 de las refinerías– situarían los efectos medioambientales

de la industria del petróleo en la agenda de preocupaciones de

los ciudadanos del planeta.

De la Guerra del Golfo (1990-91)

a la crisis asiática (1997-98)

El 2 de agosto de 1990, Irak invadió Kuwait, poniendo bajo amenaza

los prolíficos yacimientos saudíes y el conjunto de la región

de Oriente Medio. El emir Al-Sabah se exiló en Riad, acogido por

la familia Saud, que correspondía con la misma hospitalidad con

la que el Emirato había dado refugio a la dinastía Saud hacía casi

cien años. Desde Kuwait, en 1901, un joven Ibn Saud recuperaría

Riad de los Al-Rashid y, con el devenir del tiempo, constituiría el

nuevo estado de Arabia Saudí.

La invasión de Kuwait en 1991 puso el 20%

de las reservas mundiales de petróleo bajo el

control de Saddam Hussein de Irak. Los países

consumidores reaccionaron con una coalición

militar de 33 países, que desembocó en la

primera Guerra del Golfo

La amenaza que representaba el control del 20% de las reservas

mundiales de petróleo por parte de Saddam Hussein provocó la

reacción de los países consumidores, mediante una coalición militar

de 33 países. Los mercados de futuros dispararon el precio

a los 40 dólares/barril, ante el temor de una disrupción en el

suministro. Lloyds incrementó los costes del seguro marítimo en

el Golfo Pérsico. No obstante, Arabia Saudí y el resto de los países

productores suplieron en pocos meses los cuatro millones de

barriles diarios que dejaron de fluir desde Irak, Kuwait e Irán. Para

calmar el nerviosismo de los mercados de futuros, Estados Unidos

anunció que liberaba sus reservas estratégicas de petróleo.

El 17 de julio de 1991, la operación “Tormenta del desierto” –bajo

el mando del general Norman Schwarzkopf– convirtió la denominada

“madre de todas las batallas”, en una operación de apenas

un centenar de horas. La retirada iraquí dejó más de 600 pozos

petrolíferos en llamas en Kuwait, así como la rebelión interna de

los kurdos y los chiíes, asentados sobre los yacimientos más importantes

de Irak (Kirkuk en el norte y Rumalia en el sur).

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

A los pocos años, el progresivo regreso de Kuwait a la extracción

inundaría el mercado mundial de petróleo. Además, la

desintegración de la Unión Soviética significó la aparición de

grandes productores reacios a cualquier tipo de cuotas de producción,

tales como la propia Rusia, Kazajistán, Azerbaiyán y

Turkmenistán. En fin, en 1997, la especulación contra los regímenes

de tipos de cambio asiáticos hundió sus divisas (baht

en Tailandia, ringgit en Malasia, rupia en Indonesia, won en

Corea del Sur) y sus mercados de valores, provocando la crisis

asiática 1997-98. La caída de la actividad económica en el

área emergente de Asia-Pacífico redujo la demanda de hidrocarburos.

En diciembre de 1998, el barril de petróleo cotizaba

a menos de 10 dólares. Como afirmara un sarcástico Hugo

Chávez en Venezuela, el barril de petróleo se vendía a una décima

parte del agua mineral embotellada y casi a una milésima

del perfume francés.

Los atentados del 11 de septiembre de 2001

y la ocupación de Afganistán e Irak

Los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 revelarían

el malestar de las bases demográficas de los países de

Oriente Medio. De los 19 terroristas que estrellaron los aviones

comerciales contra el World Trade Center de Nueva York, el Pentágono

en Washington y en un área rural de Pennsylvania, hasta

un total de 15 eran de nacionalidad saudí. En el interior de

Arabia Saudí, los atentados se han sucedido en condominios

de expatriados en Al-Khobar y contra instalaciones petroleras

(terminal de Yanbu, etc.). La ocupación de Afganistán y de Irak

ha abierto muchas incógnitas sobre el futuro de una región que

alberga las mayores reservas de hidrocarburos del mundo.

Los atentados del 11 de septiembre de 2001 y

la ocupación de Afganistán e Irak han abierto

muchas incógnitas sobre el futuro de Oriente

Medio, que alberga las mayores reservas de

hidrocarburos del mundo

Los atentados del 11 de septiembre de 2001, junto al estallido

de la burbuja tecnológica de los 90 en los mercados bursátiles

y los escándalos sobre la fiabilidad de la información económico-financiera

de las empresas (Enron, Arthur Andersen,

WorldCom), provocaron la pérdida de confianza de los inversores

y arrastraron hacia la recesión económica. La Reserva

Federal de Estados Unidos redujo su tipo de interés básico

hasta el 1% y el Banco Central Europeo lo situó en el 2%. Los

datos anunciaban una contracción de la actividad intensa y

temporalmente dilatada.

[04] NOVIEMBRE 2006

45


La demanda de China y el incremento

del precio del petróleo (2004-2006)

Contrariamente a lo esperado, la economía mundial se recuperó

con una velocidad inusitada, hasta el punto de que el ejercicio

2004 registró la mayor tasa del crecimiento mundial de los últimos

30 años. Esta recuperación se sustentó en el consumo y las

importaciones de Estados Unidos –financiados por el ahorro del

resto del mundo–, y en las balanzas por cuenta corriente superavitárias

de China y otros países asiáticos, Oriente Medio y, en

menor medida, América Latina.

Este ciclo económico mundial expansivo se ha traducido en una

presión de demanda de petróleo crudo, gas natural y carbón que

ha llevado los precios nominales hacia cotas históricas. Durante

el histórico ejercicio 2004, el consumo mundial de energía

primaria se encaramó hasta un incremento anual del 4,4%. En

concreto, el consumo de petróleo se incrementó un 3,6%. Durante

el año 2005, la demanda de energías primarias en el mundo

creció un 2,7%, mientras en la región Asia-Pacífico se aceleraba

un 5,8%. China representó más de la mitad del crecimiento del

consumo energético global en dicho ejercicio, alcanzando la posición

de segundo importador mundial de petróleo tras los Estados

Unidos.

Por el lado de la oferta, Arabia Saudí ha aumentado su producción

hasta los 11 millones de barriles/día. El proyecto del yacimiento

Khurais puede permitir el aumento adicional de su producción,

además de la procedente de Qatif y Abu Safah, Haradh 3 al sur de

Ghawar, Khursaniyah y Shaybah. La Rusia de Vladimir Putin está

siendo el salvavidas de la coyuntura energética con la producción

de Sibneft, Lukoil o TNK-BP. Azerbaiyán y Brasil también están

incrementando su suministro, así como los yacimientos en aguas

profundas de Angola. Contrariamente, la producción de Estados

Unidos y de los yacimientos del Mar del Norte del Reino Unido y

Noruega está descendiendo.

Las tensiones coyunturales registradas por el precio del petróleo

en estos últimos años se relacionan también con factores tales

como:

■ El conflicto permanente de Oriente Medio, con la creciente in-

fluencia chií en el Líbano y el Golfo Pérsico.

■ La escasa producción de los grandes yacimientos de Irak (Kirkuk,

Rumalia) y los riesgos geopolíticos en Irán, derivados del

programa nuclear de enriquecimiento de uranio.

■ Las tensiones en el Cáucaso, tales como la disputa de Nagorno-Karabaj

entre Armenia y Azerbaiyán, el secesionismo de

Abjasia en Georgia o el conflicto en Chechenia.

46 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

■ Los enfrentamientos civiles y religiosos en distintos países

petroleros (Delta del Níger, en Nigeria, o en Sudán).

■ La lucha política en torno a la compañía Yukos, con sus

interrogantes sobre la seguridad jurídica de las inversiones

en Rusia.

■ La insuficiente inversión en la cadena de valor del petróleo

–desde exploración a refino–, debido a los bajos precios del

pasado reciente y los escasos márgenes.

■ Los derechos anuales a pagar en los nuevos bloques de exploración

se han disparado. Las empresas chinas (Petrochina,

CNPC, Sinopec, CNOOC) e indias (OGNC) están ofreciendo mejores

condiciones de colaboración a los países productores.

■ Los costes operativos están creciendo a una tasa superior a

la tasa de nuevos descubrimientos.

■ La capacidad excedente de producción de la OPEP se ha situa-

do en sólo el 3%.

■ Los huracanes Katrina y Rita en el golfo de México obligaron

al cierre de refinerías y afectaron a las instalaciones de extracción

y logística, aumentando los márgenes de refino. Dicho

aumento incentivó una mayor demanda de crudo, que elevó

su precio.

■ La capacidad instalada de refino de crudos pesados (sour)

en destilados bajos en azufre (cracking capacity) ha presentado

cuellos de botella coyunturales, agravados por el déficit

de inversión en años precedentes. La desulfurización ha

sido clave.

■ Las aerolíneas y otros demandantes de productos ligeros

–preocupados por su aprovisionamiento– realizaron operaciones

de cobertura en los mercados de futuros de crudo que

trasladó la presión desde el mercado de productos al mercado

de crudo.

■ El incremento de la demanda de gasolina en Estados Unidos

–con la proliferación de automóviles SUV– y, muy particularmente,

por el crecimiento económico en China, la India y los

países emergentes.

■ Crudeza del invierno en el hemisferio norte y paradas de

reactores nucleares en Japón.

■ La seguridad del aprovisionamiento energético obliga a la

acumulación de inventarios, presionando a la demanda.

■ La especulación de los fondos de cobertura e inversores

financieros en los mercados de futuros de Nueva York y

Londres.

El elevado precio de los hidrocarburos ha generado un flujo de

beneficios importante en favor de los países exportadores y

de las compañías comercializadoras. Así, la mayor declaración

de beneficios de una compañía mercantil en la historia ha sido

la realizada por ExxonMobil al cierre del ejercicio 2005. La rein-


versión de dichos beneficios en exploración y tecnología –estimulada

por las expectativas de su recuperación vía precio– es

la mejor garantía del suministro futuro. A título de ejemplo,

pueden reseñarse los trabajos de prospección off-shore en el

proyecto Tahití (Golfo de México) que realiza Chevron con el

buque alquilado Discoverer Deep Seas. En este sentido, las

compañías que desarrollan tecnologías y prestan servicios a

la exploración –tanto de conocimiento como materiales– constituyen

un elemento determinante en la evolución del precio de

los hidrocarburos a medio plazo.

La demanda de gasolina en Estados Unidos y

el crecimiento económico en China, la India

y los países emergentes, junto a una oferta

limitada por la escasa inversión y un conjunto

de factores coyunturales, ha llevado al precio

nominal del petróleo a máximos históricos en

2004-2006

De igual manera, el creciente nacionalismo soberanista sobre

los recursos naturales está abocando a exploraciones que

aseguren la producción futura, eludiendo los condicionamientos

geopolíticos. Las compañías estatales controlan el

80% de las reservas conocidas de hidrocarburos y cada vez

son más independientes de la tecnología y el capital de las

compañías privadas occidentales, pudiendo acceder directamente

a las empresas de servicios petroleros (Halliburton,

Schlumberger, etc.).

El nuevo espíritu de frontera está llevando la exploración de

hidrocarburos hacia horizontes más lejanos, a mayores profundidades

terrestres y marinas, y con condiciones climatológicas

extremas.

La tecnología en la exploración de hidrocarburos dio un salto

cualitativo en los años 80 con la tecnología sísmica 3-D y la

perforación horizontal. Posteriormente, nuevos avances están

permitiendo la recuperación de los hidrocarburos remanentes

en pozos maduros.

RESERvAS: UNA CUESTIÓN CONTROvERTIDA

La cuantificación de las “reservas probadas” de petróleo (y

gas natural) constituye un punto controvertido. Las definiciones,

criterios de medición y prácticas para determinar las reservas

probadas difieren entre distintas instituciones, fuentes

estadísticas o empresas. En Estados Unidos es habitual

la utilización de los criterios establecidos por la US Securities

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

LA CADENA DE vALOR:

DEL UPSTREAM AL DOWNSTREAM

La cadena del valor del petróleo distingue las fases del upstream,

midstream y downstream.

El upstream se refiere a las actividades desglosadas en las

fases siguientes:

■ Exploración, que incluye los estudios geológicos y sísmicos

de prospección, que permiten la elaboración del mapa

del subsuelo con los yacimientos probables.

■ Perforación de pozos exploratorios, con objeto de sondear

y determinar la ubicación de los reservoirs.

■ Producción de pozos productivos mediante la extracción

de los hidrocarburos, tanto en tierra firme como a través

de plataformas marítimas.

El midstream incluye el transporte desde los pozos hasta

las zonas de almacenamiento o hasta las refinerías, mediante

oleoductos o buques petroleros.

El downstream abarca el procesamiento y refino del crudo

o su transformación en productos petroquímicos. La comercialización

de los productos destilados del petróleo (gasolina,

gasóleo, naftas, queroseno, fuel oil, gases licuados,

etc.) se canaliza a través de una compleja logística de transporte

mediante oleoductos, barcos de cabotaje, gabarras,

vagones y camiones-cisterna, que pone dichos productos

finales a disposición de las estaciones de servicio y de los

consumidores finales.

and Exchange Commission. En el Reino Unido se remiten a

las reglas contables del Statement of Recommended Practice

Accounting for Oil and Gas Exploration, Development, Production

and Decommissioning Activities (UK SORP).

En general, se consideran “reservas probadas” aquellas que

las informaciones geológicas y de ingeniería indican con certeza

razonable que pueden ser recuperadas en el futuro, desde

reservoirs conocidos y bajo las condiciones económicas y

operativas ya existentes. Un caso particular son las arenas

bituminosas de Canadá, que sólo se consideran reservas

probadas si están en desarrollo activo. Otra cuestión peculiar

son los petróleos pesados de Venezuela. Algunas compañías

[04] NOVIEMBRE 2006

47


como Royal Dutch/Shell o Repsol YPF han realizado ajustes

a escala empresarial en sus reservas probadas durante los

últimos ejercicios.

Los países miembros de la OPEP albergan el 75,2% de las

reservas probadas. Contrariamente, los países desarrollados

integrados en la OCDE únicamente cuentan con el 6,7% de

las reservas probadas de petróleo. Estados Unidos dispone

sólo del 2,4% de las reservas mundiales. Y China apenas del

1,3%, y la India del 0,5% La región Asia-Pacífico –que alberga

la mitad de la población mundial– sólo dispone del 3,7% de

las reservas de petróleo. Otras potencias industriales como

Japón, Alemania, Francia, Corea del Sur y España ni siquiera

aparecen en las estadísticas de reservas de petróleo en su

subsuelo.

Las reservas probadas mundiales de petróleo se concentran

geográficamente en el área de Oriente Medio que, en datos

de 2005, albergaba el 61,9 % del total mundial. Arabia Saudí

cuenta con 264,2 mil millones de barriles en su subsuelo,

que significan el 22,0% del mundo. Irán (11,5%), Irak (9,6%),

Kuwait (8,5%) y los Emiratos Árabes Unidos (8,1%), se sitúan

en los primeros puestos de esta clasificación.

Arabia Saudí alberga bajo sus arenas desérticas los mayores

yacimientos (Ghawar, Abqaiq, Safaniya, Berri, Zuluf, Marjan,

Shaybah). Arabia Saudí dispone de 80 yacimientos conocidos

de petróleo, más dos decenas de gas, que totalizan hasta

315 reservoirs separados de petróleo y gas susceptibles de

producción. Otros yacimientos de la región se encuentran en

Irán (Gach Saran, Agha Jari, Darkhovain, Azadegan), Irak (Kirkuk,

Rumalia) y Kuwait (Burgan).

Las reservas probadas de petróleo se

concentran geográficamente en el área de

Oriente Medio, que alberga el 61,9 % del total

mundial. Arabia Saudí cuenta con el 22,0%

del mundo, seguida de Irán (11,5%), Irak

(9,6%), Kuwait (8,5%) y los Emiratos Árabes

Unidos (8,1%). Contrariamente, Asia-Pacífico

–con la mitad de la población mundial– sólo

dispone del 3,7% de las reservas

El resto de áreas con reservas probadas ofrecen el valor añadido

de su situación geográfico-estratégica al margen de la

potencialmente conflictiva zona de Oriente Medio y el Golfo

Pérsico.

48 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

Así, Venezuela –con los yacimientos de Lago Maracaibo y Delta

del Orinoco– alberga el 6,6% de las reservas mundiales

probadas.

Rusia dispone del 6,2% de las reservas y tiene excelentes expectativas

en yacimientos tales como Isla Sakhalin, Krasnoyarsk-Evenkia,

Yakutia, Shtokmanovskoye, y Mar de Barents

(Ártico).

El petróleo pesado y las citadas arenas asfálticas de Canadá,

particularmente en la provincia de Alberta, constituyen una

adición relevante a las reservas, si bien los costes y el impacto

medioambiental de su explotación son significativos.

Entre las alternativas geográficas en el ámbito de reservas,

destacan los países ribereños del Mar Caspio [Proyecto

ACG (Azerbaiyán), yacimientos de Karachaganak, Kashagan

y Tengiz (Kazajistán)], los países del golfo de Guinea

[yacimientos del Delta del Níger (Nigeria), Alba, Ceiba y Zafiro

(Guinea Ecuatorial), Kizomba, Dalia y Girasol (Angola),

los yacimientos de Gabón, el de Chinguetti (Mauritania)],

así como el yacimiento de Cantarell (México), los de Albacora,

Marlim y Barracuda/Cataringa (Brasil), los de Cusiana

y Cupiaga (Colombia), los de Ourhoud y Hassi Berkine

(Argelia), así como los promisorios yacimientos situados

en la cuenca de Murzuq (Libia) y en Brunei. En Noruega,

cabe reseñar yacimientos tales como Snorre, Norne y Grane

(Mar del Norte).


RESERvAS PROBADAS DE PETRÓLEO, 2005

Áreas geográficas, en miles de millones de barriles

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

© sxc.hu

RESERvAS PROBADAS DE PETRÓLEO, 2005

Áreas geográficas, en porcentajes

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

[04] NOVIEMBRE 2006

49


RESERvAS PROBADAS DE PETRÓLEO, 2005

Áreas geográficas y países

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

50 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

Miles de Total Reservas/

millones mundial Producción

de barriles (%) (años)

EE.UU. 29,3 2,4% 11,8

CANADÁ 16,5 1,4% 14,8

MÉXICO 13,7 1,1% 10,0

AMéRICA DEL NORTE 59,5 5,0% 11,9

ARGENTINA 2,3 0,2% 8,7

BRASIL 11,8 1,0% 18,8

COLOMBIA 1,5 0,1% 7,3

ECUADOR 5,1 0,4% 25,6

PERú 1,1 0,1% 27,1

TRINIDAD Y TOBAGO 0,8 0,1% 13,0

VENEZUELA 79,7 6,6% 72,6

OTROS 1,3 0,1% 24,8

AMéRICA CENTRAL

Y DEL SUR 103,5 8,6% 40,7

AZERBAIYÁN 7,0 0,6% 42,4

DINAMARCA 1,3 0,1% 9,3

ITALIA 0,7 0,1% 17,0

KAZAJISTÁN 39,6 3,3% 79,6

NORUEGA 9,7 0,8% 8,9

RUMANÍA 0,5


PRODUCCIÓN: EL DECLIvE DE LOS gRANDES ElEfANTES

La producción de petróleo superó los 81 millones de barriles/día

en el ejercicio 2005.

Los países integrantes de la OPEP produjeron 33,8 millones de

barriles diarios el año 2005, es decir el 41,7% del total, pero la

división y los enfrentamientos entre ellos hacen poco plausible un

acuerdo efectivo de cooperación en términos de cuotas de producción

o bandas de precios. En mucha menor medida cabe la

posibilidad de que la OPEP pudiera acordar un cártel del mercado,

como hiciera entre 1973 y 1986.

Los países miembros de la OCDE, que agrupa a las economías

más desarrolladas del mundo, alcanzaron un significativo 23,6%

de la producción mundial de petróleo en el ejercicio 2005. No obstante,

dicho porcentaje irá reduciéndose en el futuro debido a que

sus reservas probadas están disminuyendo.

Los países integrantes de la OPEP produjeron

33,8 millones de barriles/día en 2005, es decir,

el 41,7% del total mundial. Rusia extrajo el 12,1% del

petróleo del mundo. En dicho ejercicio, los países

miembros de la OCDE, que agrupa a las economías

más desarrolladas del mundo, alcanzaron un 23,6%

de la producción mundial de petróleo

Arabia Saudí es el mayor productor de petróleo del mundo, ya que

extrajo más de 11 millones de barriles/día, que representó el

13,5% del petróleo extraído durante 2005 en el mundo. Además

de Arabia Saudí, la zona de Oriente Medio agrupa a varios de los

grandes productores y exportadores de petróleo. Así, en 2005, Irán

produjo el 5,1% del total mundial, Kuwait el 3,3% y los Emiratos

Árabes Unidos (UAE) también un 3,3%. En esta área destaca la

mayor capacidad productiva alcanzada por Qatar, que aumentó su

producción un 9,0% durante el ejercicio 2005.

Por su parte, Rusia está siendo el salvavidas de la coyuntura por

la que está pasando el mercado petrolero mundial. En 2005, la

extracción de Rusia fue de 9,5 millones de barriles/día, que representó

un 12,1% del total mundial.

Estados Unidos produjo casi 7 millones de barriles/día, un 8% del

mundo, pero es un importador neto dada su “adicción” al consumo

de derivados del petróleo.

Venezuela consiguió producir hasta 3 millones de barriles/día, un

4% del mundo, si bien la actividad de PdVSA registra un ritmo de

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

extracción que no se corresponde con el volumen de reservas en

el Lago Maracaibo y el Delta del Orinoco.

Contrariamente, Brasil incrementó su producción petrolífera en

2005 en un 11,1%, hasta representar el 2,2% del mundo, gracias

a su compañía Petrobras y a las empresas que operan en plataformas

off-shore.

Noruega (3,5% de la producción mundial) y Reino Unido (2,2% de

la producción mundial) siguen situados entre los grandes países

petroleros, si bien los yacimientos del Mar del Norte muestran una

capacidad de extracción en disminución, que se tradujo en una

reducción de la producción en un 7,5% y en un 11,0% respectivamente

durante 2005.

En la prometedora región africana, particularmente en el golfo de

Guinea, destaca la producción del 3,2% del petróleo mundial procedente

de Nigeria. A pesar de los conflictos tribales y religiosos

en el delta del Níger y de la disputa territorial de la península de

Bankusi con Camerún, Nigeria aumentó su producción en un 3,1%

en el año 2005.

Por su parte, Angola catapultó su producción un 26%, hasta situar

su cuota mundial de producción en 1,6%. Guinea Ecuatorial ha confirmado

las prometedoras prospecciones en los yacimientos Alba,

Ceiba y Zafiro, con un incremento en la extracción de petróleo en

un 7,9% durante 2005.

El giro político copernicano registrado en Libia, que se ha traducido

en la apertura a nuevas inversiones en prospección y producción,

ha permitido el aumento del 5,9% de la extracción de petróleo en

2005, lo que ha llevado su porcentaje sobre el total mundial hasta

un significativo 2,1%.

En el área Asia-Pacífico, China produjo 3,6 millones de barriles/día,

claramente insuficientes para atender la voracidad de su demanda

energética, lo que le ha llevado a convertirse en el segundo importador

de petróleo del mundo. De igual manera, la producción de

sólo 0,8 millones de barriles/día de la India la hacen muy dependiente

de las importaciones desde terceros países.

En fin, Indonesia representa un 1,9% de la producción del mundo

y Malasia casi el 1%.

En España, la producción de los yacimientos de crudo en Ayoluengo

(Burgos) y en Boquerón, Casablanca y Rodaballo (costa de Tarragona)

sólo cubre el 0,2% del petróleo consumido.

[04] NOVIEMBRE 2006

51


PRODUCCIÓN DE PETRÓLEO, 1980-2005

Áreas geográficas, en millones de barriles/día

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

BARRILES vS. TONELADAS

El petróleo se mide en barriles (Estados Unidos y en el mundo),

en toneladas (Unión Europea) y en kilolitros (Japón).

La medición en barriles se debe a que, tras su descubrimiento

en Pennsylvania a mediados del s. XIX, el petróleo se

almacenó en barriles de whiskey de 42 galones (158,91 litros).

El origen de la referencia procedía de Inglaterra, donde

una norma del Rey Eduardo IV en 1482 estableció el barril de

42 galones como el estándar en el comercio de pescado procedente

del Mar del Norte. El barril de cerveza de Londres

era de 36 galones y el de vino de 31,5 galones.

La equivalencia entre barriles y toneladas depende del tipo

de crudo, aunque el factor de conversión se sitúa de media

en 7,33 barriles/tonelada.

El petróleo se refina en productos derivados, de mayor valor

añadido por su versatilidad y aplicabilidad a distintos destinos

industriales, comerciales y domésticos. Entre dichos

52 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

productos derivados del petróleo se incluyen la gasolina, el

gas natural licuado (LPG), el etano, la nafta, el queroseno, el

gasoil, el fuel oil, los lubricantes, el asfalto, los perfumes e

insecticidas, y hasta más de 4.000 productos petroquímicos

(etileno, propileno, benceno, amoníaco, metanol, plásticos,

fibras sintéticas, caucho sintético, detergentes y fertilizantes

químicos).

Un barril de petróleo crudo da lugar a la siguiente composición

de productos refinados: 79,5 litros de gasolina, 11,5

litros de combustible para reactores, 34 litros de gasoil y

destilados, 15 litros de lubricantes y 11,5 litros de residuos

más pesados.

© sxc.hu


PRODUCCIÓN DE PETRÓLEO, 2005

Áreas geográficas y países

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

Miles de Total mundial

barriles/día (%)

EE.UU. 6830 8,0%

CANADÁ 3047 3,7%

MÉXICO 3759 4,8%

AMéRICA DEL NORTE 13636 16,5%

ARGENTINA 725 0,9%

BRASIL 1718 2,2%

COLOMBIA 549 0,7%

ECUADOR 541 0,7%

PERú 111 0,1%

TRINIDAD Y TOBAGO 171 0,2%

VENEZUELA 3007 4,0%

OTROS 142 0,2%

AMéRICA CENTRAL

Y DEL SUR 6964 9,0%

AZERBAIYÁN 452 0,6%

DINAMARCA 377 0,5%

ITALIA 118 0,2%

KAZAJISTÁN 1364 1,6%

NORUEGA 2969 3,5%

RUMANÍA 114 0,1%

RUSIA 9551 12,1%

TURKMENISTÁN 192 0,2%

REINO UNIDO 1808 2,2%

UZBEKISTÁN 126 0,1%

OTROS 463 0,6%

EUROPA

Y EURASIA 17534 21,7%

IRÁN 4049 5,1%

IRAK 1820 2,3%

KUWAIT 2643 3,3%

OMÁN 780 1,0%

QATAR 1097 1,3%

ARABIA SAUDÍ 11035 13,5%

SIRIA 469 0,6%

EMIRATOS ÁRABES

UNIDOS (UAE) 2751 3,3%

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

Miles de Total mundial

barriles/día (%)

YEMEN 426 0,5%

OTROS 48 0,1%

ORIENTE MEDIO 25119 31,0%

ARGELIA 2015 2,2%

ANGOLA 1242 1,6%

CAMERúN 58 0,1%

CHAD 173 0,2%

REP. DEL CONGO

(BRAZZAVILLE) 253 0,3%

EGIPTO 696 0,9%

GUINEA ECUATORIAL 355 0,5%

GABóN 234 0,3%

LIBIA 1702 2,1%

NIGERIA 2580 3,2%

SUDÁN 379 0,5%

TúNEZ 74 0,1%

OTROS 72 0,1%

ÁFRICA 9835 12,0%

AUSTRALIA 554 0,6%

BRUNEI 206 0,3%

CHINA 3627 4,6%

INDIA 784 0,9%

INDONESIA 1136 1,4%

MALASIA 827 0,9%

TAILANDIA 276 0,3%

VIETNAM 392 0,5%

OTROS 199 0,2%

ASIA-PACíFICO 8000 9,8%

TOTAL MUNDIAL 81088 100,0%

OCDE 19763 23,8%

OPEP 33836 41,7%

NO-OPEP (*) 35408 43,4%

(*)(ex-Unión Soviética) 11844 14,8%

[04] NOVIEMBRE 2006

53


El ratio Reservas/Producción refleja el número de años que las

reservas probadas pueden seguir produciendo al ritmo vigente

de extracción.

Durante los últimos tiempos, dicho ratio se ha situado por encima

del horizonte de los 40 años, cuando apenas superaba los 30

años a inicios de la década de los 80.

RATIO RESERvAS/PRODUCCIÓN DE PETRÓLEO,

1981-2005

Años

50

40

30

20

10

0

Por áreas geográficas, el ratio Reservas/Producción muestra

la diversidad geográfica de la localización y volumen de las

reservas probadas en relación con su ritmo de extracción.

Así, el ratio Reservas/Producción (R/P) en Oriente Medio es

superior a los 80 años, destacando en este punto los horizontes

dilatados de Irak, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos e

Irán. Arabia Saudí agotaría sus reservas probadas dentro de

65 años. En América Central y Sudamérica el ratio R/P alcanza

los 40 años, con Venezuela en la situación más favorable

(72,6 años). Otros países con altos ratios de preservación de

sus reservas probadas en relación con sus actuales ritmos de

extracción, son Kazajistán (79,6 años), Libia (63 años), Sudán

(46,3 años), Azerbaiyán (42,4 años), Nigeria (31,8 años), Rusia

(21,4 años), Gabón (25,8 años) y Angola (19, 9 años).

Contrariamente, en las áreas consumidoras como Estados Unidos,

Europa y Asia-Pacífico, las reservas probadas se agotan

en pocas décadas al actual ritmo de producción. Así, Estados

Unidos agota sus reservas en apenas 12 años y México en 10

54 [04] NOVIEMBRE 2006

81 83 85 87 89 91 93 95 97 99 01 03 05

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

años. Los horizontes temporales para Noruega y Reino Unido

también se cumplen en la próxima década.

El ratio Reservas/Producción de petróleo se

ha situado más allá del horizonte de los 40

años. Con el actual ritmo de extracción, las

reservas probadas en las áreas consumidoras

(Estados Unidos, Europa y Asia-Pacífico) se

agotan en pocas décadas. El debate sobre el

peak oil y la curva de Hubbert se ha cargado

de una confrontación emocional y sorda entre

los maltusianos de la energía y los defensores

de la cornucopia energética

El debate sobre el peak oil y la curva de Hubbert se ha cargado

de una confrontación emocional y sorda entre los maltusianos

de la energía y los defensores de la cornucopia energética,

en detrimento de aproximaciones alternativas. Como toque de

atención, cabe recordar que el 20% de la producción mundial

de petróleo se asienta sobre las reservas de 14 yacimientos

(los grandes elefantes) cuya media de edad es de 44 años. En

particular, la sobreproducción de los yacimientos saudíes está

preocupando a algunos analistas (Simmons & Co., etc.), que

aventuran su progresivo agotamiento antes de lo previsto.

RATIO RESERvAS/PRODUCCIÓN

DE PETRÓLEO, 2005

Áreas geográficas

Años

100

80

60

40

20

0

América

del Norte

América Central

y del Sur

Europa

y Eurasia

Oriente Medio

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

África

Asia-Pacífico


OPEP

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP)

se constituyó por los cinco países fundadores (Arabia Saudí,

Kuwait, Irán, Irak y Venezuela) en Bagdad el 14 de septiembre

de 1960. Con posterioridad, a esta organización

intergubernamental se unieron Qatar (1961), Indonesia

(1962), Libia (1962), Emiratos Árabes Unidos (1967),

Argelia (1969), Nigeria (1971), Ecuador (1973) y Gabón

(1975). Ecuador abandonó la OPEP en 1992 y Gabón en

1994. Desde 1965, la OPEP tiene su sede en Viena.

La OPEP agrupa el 75,2% de las reservas mundiales probadas

de petróleo y suministró durante el ejercicio 2005

una media de 33,8 millones de barriles/día (el 41,7% del

total mundial). La escasa cohesión de los países integrantes

de la OPEP hace difícil la creación de un cártel del

mercado mundial de petróleo, tal como hiciera en el período

1973-1986. No obstante, dadas sus ingentes reservas

y el progresivo agotamiento de los yacimientos en otras

áreas del mundo, la OPEP concentrará la mayor parte de

las reservas de crudo en un horizonte de 20 años.

La cesta de referencia de la OPEP (OPEP Reference Basket

(ORB)) se construye con los siguientes crudos: Saharan

Blend (Argelia), Minas (Indonesia), Iran Heavy (República

Islámica de Irán), Basra Light (Irak), Kuwait Export (Kuwait),

Es Sider (Libia), Bonny Light (Nigeria), Qatar Marine (Qatar),

Arab Light (Arabia Saudí), Murban (Emiratos Árabes

Unidos (UAE)) y BCF 17 (Venezuela).

Las compañías nacionales de petróleo de los países miembros

de la OPEP pueden consultarse en:

Argelia (www.sonatrach.dz)

Indonesia (www.pertamina.co.id)

Irán (www.nioc.com)

Kuwait (www.kpc.com.kw)

Libia (www.noclibya.com)

Nigeria (www.nnpc-nigeria.com)

Qatar (www.qp.com.qa)

Arabia Saudí (www.saudiaramco.com)

Emiratos Árabes Unidos (www.adnoc.com)

Venezuela (www.pdv.com)

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

REFINO: CADA vEz MÁS hEAvy/SOUR

Y MENOS lighT/SWEET

La industria de refino alcanzó una capacidad instalada de 85,7

millones de barriles/día en 2005.

Los países miembros de la OCDE albergan en su territorio el 51,9

% de la capacidad total mundial de refino de petróleo. Estados Unidos

destaca con una capacidad superior a los 17 millones de barriles/día,

que representa un 20,2% del mundo. La Unión Europea

(25) tiene un 17,4% de la capacidad mundial de refino, equivalente

a casi 15 millones de barriles diarios. En particular, destacan las

capacidades instaladas de refino en Alemania con 2,3 millones de

barriles/día, y en Italia con una capacidad similar, que significan el

2,7% mundial para cada país. Francia y el Reino Unido disponen de

unas capacidades de refino de casi 2 millones de barriles diarios,

mientras que España tiene una capacidad instalada de casi 1,4

millones de barriles/día y, en fin, los Países Bajos superan la capacidad

de refino diario de 1,2 millones de barriles de petróleo.

Alternativamente, el área de Oriente Medio únicamente dispone

de un 8,4% de la capacidad mundial, a pesar de concentrar las

mayores reservas probadas y constituir el origen del mayor flujo de

exportación petrolera del mundo. En particular, Arabia Saudí dispone

de una capacidad diaria de refino algo superior a los 2 millones

de barriles y Kuwait casi alcanza el millón diario.

En China se sitúa el 7,7% mundial de la capacidad de refino del

mundo, que representa 6,5 millones de barriles/día. Japón tiene

una capacidad instalada de refino de petróleo de 4,5 millones de

barriles diarios, que totaliza el 5,3% mundial. Por su parte, Corea

del Sur y la India tienen sendas capacidades de refino que se

sitúan sobre los 2,5 millones de barriles/día, un 3,0% de la

capacidad mundial respectivamente. Singapur tiene una capacidad

de refino de 1,2 millones de barriles diarios, representativa

del 1,5% mundial.

Sede de la OPEP, viena

[04] NOVIEMBRE 2006

55


Finalmente, son de destacar las capacidades instaladas en

países como Brasil, que alberga el 2,3% mundial, México

con el 1,7% y Venezuela (Amuay-Cardón, El Palito) con el

1,6% del total del mundo.

La demanda de productos refinados está enfrentando una

restricción de capacidad, derivada de las insuficientes inversiones

en esta fase de la cadena de valor. En consecuencia,

la utilización media de la capacidad instalada de refino a

escala global se incrementó hasta el 86,3%. En este punto,

cabe recordar la disrupción en las operaciones de refino

provocadas por los huracanes Katrina y Rita en el golfo de

México, que tensionó una mayor utilización de la capacidad

instalada en otras áreas. Adicionalmente, existe un desequilibrio

entre la demanda de productos limpios y una mayor

oferta de crudos pesados, debido al agotamiento de los petróleos

ligeros.

La demanda de productos refinados está

enfrentando una restricción de capacidad

instalada a escala global, derivada de las

insuficientes inversiones en esta fase de

la cadena de valor. Existe un desequilibrio

entre la demanda de productos limpios y

una mayor oferta de crudos pesados, debido

al agotamiento de los petróleos ligeros

El ejercicio 2005, siguiendo la estela del precedente 2004,

registró un alza considerable de los márgenes de refino de

los productos petrolíferos de referencia en las distintas regiones

del mundo. Así, el US Gulf Coast (USGC) West Texas

REFINO DE PETRÓLEO, 1971-2004

Millones de toneladas

4.000

3.500

3.000

2.500

2.000

1.500

1.000

500

56 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

Sour Coking llegó a superar un margen de refino de 16 dólares

por barril, al tiempo que el North West Europe Brent

Craking (NWE Rotterdam) y el Singapore Dubai Hydrocracking

llegaron a situarse en la banda de los 6-8 dólares/barril.

CONSUMO: ESTADOS UNIDOS, CHINA

Y TODOS LOS DEMÁS

El consumo de petróleo alcanzó los 82,5 millones de barriles/día

en el ejercicio 2005.

La demanda del conjunto de países desarrollados de la

OCDE significó casi el 60% del consumo mundial. En particular,

Estados Unidos consumió casi 21 millones de barriles/

día, es decir, un 24,6% del total mundial, a pesar de que su

población apenas alcanza el 5% del planeta. Por su parte, la

Unión Europea (25) fue el destino del 18,3% del petróleo del

mundo durante 2005. Estados Unidos registra una intensidad

energética per cápita que duplica la de Europa y Japón y

se dispara hasta diez veces la media mundial.

Desglosando por estados miembros de la UE, cabe reseñar

el consumo de petróleo de más de 2,5 barriles/día de

Alemania, que significa un 3,2% del mundo. Francia consume

diariamente más de 1,9 millones de barriles, el 2,4%

mundial. Italia y el Reino Unido se sitúan alrededor de 1,8

millones de barriles/día de consumo, que representan sendas

cuotas mundiales del 2,2%. La economía española ya

demanda más de 1,6 millones de barriles diarios, cota que

significa el 2,1% mundial. En fin, los Países Bajos han superado

el millón de barriles consumidos al día, con un 1,3% de

cuota a escala global.

0 1971 1974 1977 1980 1983 1986 1989 1992 1995 1998 2001 2004

Fuente: IEA (2006) Key World Energy Statistics 2006

África

América Latina

Resto Asia

China

Europa No-OCDE

Ex-Unión Soviética

Oriente Medio

OCDE


En el área Asia-Pacífico, China ha duplicado su consumo de

petróleo en apenas una década, convirtiéndose en la segunda

economía más adicta al petróleo en el mundo. En 2005, el

consumo de petróleo en China alcanzó casi los 7 millones de

barriles/día, que representa el 8,5% mundial. Por su parte,

Japón consumió el 6,4% del petróleo demandado en el conjunto

del mundo. La práctica totalidad de los 5,3 millones de

barriles/día consumidos por la economía japonesa en 2005

era procedente de la importación de terceros países. Una situación

similar se registra en Corea del Sur, dada su depen-

CONSUMO DE PETRÓLEO, 1980-2005

Áreas geográficas, en millones de barriles diarios

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

CONSUMO DE PETRÓLEO, 2005

Áreas geográficas y países

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

Miles de Total mundial

barriles/día (%)

EE.UU. 20655 24,6%

CANADÁ 2241 2,6%

MÉXICO 1978 2,3%

AMéRICA DEL NORTE 24875 29,5%

ARGENTINA 421 0,5%

BRASIL 1819 2,2%

CHILE 257 0,3%

COLOMBIA 230 0,3%

ECUADOR 148 0,2%

PERú 139 0,2%

VENEZUELA 553 0,7%

OTROS 1208 1,5%

AMéRICA CENTRAL

Y DEL SUR 4776 5,8%

dencia petrolera. En su caso, el consumo se situó en los 2,3

millones de barriles/día, un 2,7% del total mundial. En fin, la

India apenas consume 2,5 millones de barriles/día, un 3,0%

mundial, a pesar de su densidad demográfica.

Estados Unidos –con menos del 5% de la

población del planeta– consumió casi 21

millones de barriles/día (24,6% del total

mundial) en 2005. China ha duplicado su

consumo de petróleo en menos de una década

Miles de Total mundial

barriles/día (%)

ARGELIA 254 0,3%

EGIPTO 616 0,8%

SUDÁFRICA 529 0,6%

OTROS 1363 1,7%

ÁFRICA 2763 3,4%

AUSTRIA 294 0,4%

AZERBAIYÁN 103 0,1%

BIELORRUSIA 137 0,2%

BÉLGICA Y LUXEMBURGO 809 1,0%

BULGARIA 109 0,1%

REPúBLICA CHECA 211 0,3%

DINAMARCA 189 0,2%

FINLANDIA 233 0,3%

FRANCIA 1961 2,4%

[04] NOVIEMBRE 2006

57


ALEMANIA 2586 3,2%

GRECIA 429 0,5%

HUNGRÍA 151 0,2%

ISLANDIA 19 < 0,05%

IRLANDA 196 0,2%

ITALIA 1809 2,2%

KAZAJISTÁN 208 0,3%

LITUANIA 57 0,1%

PAÍSES BAJOS 1071 1,3%

NORUEGA 213 0,3%

POLONIA 478 0,6%

PORTUGAL 320 0,4%

RUMANÍA 240 0,3%

RUSIA 2753 3,4%

ESLOVAQUIA 73 0,1%

ESPAñA 1618 2,1%

SUECIA 315 0,4%

SUIZA 262 0,3%

TURQUÍA 650 0,8%

TURKMENISTÁN 110 0,1%

UCRANIA 294 0,4%

REINO UNIDO 1790 2,2%

UZBEKISTÁN 161 0,2%

OTROS 502 0,6%

EUROPA Y EURASIA 20350 25,1%

IRÁN 1659 2,0%

KUWAIT 280 0,4%

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

58 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

CHINA: CONSUMO DE PETRÓLEO, 1997-2006

Millones de toneladas (izda.) y porcentaje de variación anual (dcha.)

400

350

300

250

200

150

100

50

0

QATAR 98 0,1%

ARABIA SAUDÍ

EMIRATOS ÁRABES

1891 2,3%

UNIDOS (UAE) 376 0,5%

OTROS 1436 1,8%

ORIENTE MEDIO 5739 7,1%

AUSTRALIA 884 1,0%

BANGLADESH 82 0,1%

CHINA 6988 8,5%

HONG KONG (CHINA) 285 0,4%

INDIA 2485 3,0%

INDONESIA 1168 1,4%

JAPóN 5360 6,4%

MALASIA 477 0,6%

NUEVA ZELANDA 152 0,2%

PAKISTÁN 353 0,5%

FILIPINAS 314 0,4%

SINGAPUR 826 1,1%

COREA DEL SUR 2308 2,7%

TAIWÁN 884 1,1%

TAILANDIA 946 1,2%

OTROS 445 0,5%

ASIA-PACíFICO 23957 29,1%

TOTAL MUNDIAL 82459 100,0%

UNIóN EUROPEA (25) 14772 18,3%

OCDE 49254 59,2%

1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006

Gasolina

Diesel

Fuel Oil

Otros

% Crecimiento anual

Fuente: SINOPEC y LEE, Julian (2006) fundamentals of the Oil Market, CGES

40%

35%

30%

25%

20%

15%

10%

5%

0


Entre otros países que destacan por su consumo de petróleo,

resaltan grandes productores como Rusia con el 3,4% mundial,

México con el 2,3%, Brasil con el 2,2% y Venezuela con

el 1,5%. De igual manera, los altos consumos per cápita de

Arabia Saudí e Irán disparan sus cuotas mundiales de consumo

al 2,3% y al 2,0%, respectivamente.

AGENCIA INTERNACIONAL DE LA ENERGíA (IEA)

La Agencia Internacional de la Energía (IEA), entidad autónoma

asociada a la OCDE, fue creada en noviembre de 1974 por los

países consumidores de petróleo, como consecuencia de la

crisis energética de 1973-74. La Agencia Internacional de la

Energía (IEA) agrupa a 26 países miembros representativos

de las economías desarrolladas, con el objeto de coordinar

las decisiones en casos de crisis energética.

Actualmente, los objetivos de la Agencia Internacional de la

Energía (IEA) incluyen también la política de seguridad energética

y la sostenibilidad ambiental del desarrollo económico,

por lo que analiza cuestiones tales como el cambio climático,

la cooperación en la innovación y la tecnología energéticas y la

eficiencia del mercado internacional de la energía.

La Agencia Internacional de la Energía (IEA) tiene su sede en

París.

MERCADO INTERNACIONAL:

HACIA UNA MAYOR DEPENDENCIA

El comercio de petróleo constituye el primer epígrafe entre las

mercancías (legales) objeto de transacciones internacionales. Un

impresionante complejo logístico y financiero permite asignar de

forma eficiente, a escala global, las demandas de importación de

los países industriales y emergentes con las exportaciones procedentes

de distintas áreas del mundo.

Estados Unidos, que también es un gran productor de petróleo,

muestra una voracidad de consumo que lo eleva al primer importador

mundial. La economía norteamericana importó diariamente un

total de 13,5 millones de barriles de petróleo durante el año 2005,

cifra que representa el 27,1% del total mundial. Cabe resaltar que

Estados Unidos fue –durante muchas décadas– un exportador neto

de petróleo, suministrando las necesidades energéticas del resto

del mundo. En particular, Estados Unidos facilitó buena parte de

los derivados del petróleo (gasolina, queroseno) consumidos por

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

la maquinaria bélica de los ejércitos aliados durante la II Guerra

Mundial. Desde la década de los 70, Estados Unidos pasó de gozar

de autosuficiencia energética a constituirse en un país “adicto”

a las importaciones de petróleo procedentes de terceros países. A

excepción de la inexplorada Alaska, el intenso ritmo de extracción

en sus yacimientos y el incremento sostenido en el consumo por

parte de los automovilistas americanos, está provocando el agotamiento

de las reservas probadas de petróleo en Estados Unidos y

su creciente dependencia de las importaciones. Así, Estados Unidos

importó diariamente 8,8 millones de barriles de petróleo en

1995, mientras que este flujo ha alcanzado los 13,5 millones de

barriles/día en 2005, tan sólo en el transcurso de una década.

Estados Unidos es una economía

“adicta” al petróleo. En 2005, la economía

norteamericana importó diariamente un total

de 13,5 millones de barriles (27,1% de las

importaciones mundiales de petróleo), mientras

que ese flujo era de 8,8 millones de barriles/día

hace tan sólo una década

Europa le va a la zaga, aunque la eficiencia energética del

Viejo Continente es superior a la existente en Estados Unidos.

En 2005, Europa tuvo que importar más de 13,2 millones de

barriles de petróleo cada día, lo que representa el 26,6% de

las importaciones mundiales de esta commodity.

La economía de Japón, que registra una total dependencia de

las importaciones en materia de petróleo, tuvo que importar

más de 5 millones de barriles/día durante 2005 para alimentar

su demanda. Es decir, Japón compra el 10,5% del petróleo

que se pone a la venta en el mercado mundial.

En el mapa de las exportaciones mundiales de petróleo destaca

la relevancia de la región de Oriente Medio, de donde

procede casi el 40% del petróleo objeto de comercio internacional.

Arabia Saudí es el primer productor y exportador

mundial de crudo.

En los últimos años, Rusia –segundo productor y exportador

mundial– y los países que estaban integrados en la antigua

Unión Soviética han adquirido relevancia como área suministradora

de petróleo al mercado mundial. En concreto, la zona

exporta más de 7 millones de barriles/día, un 14,2% del total

mundial. Debe tenerse presente que las exportaciones de dicha

zona totalizaban sólo unos 2,7 millones de barriles/día

en 1995.

[04] NOVIEMBRE 2006

59


Una de las alternativas exportadoras que ayudan a diversificar

la concentración geográfica que presentan las exportaciones mundiales

de petróleo viene constituida por la región de África Occidental

(Nigeria, Camerún, Gabón, Guinea Ecuatorial, Angola). Dicha

zona exportó, en 2005, más de 4,3 millones de barriles diarios,

cuando sus exportaciones se reducían a 2,7 millones de barriles/

día en 1995. La sucesiva ampliación de su capacidad productiva

se tradujo, en un aumento del 7,7% en sus exportaciones de petróleo

durante el ejercicio 2005, alcanzando una cuota del 8,7%

del mercado mundial.

Por su parte, al sur del Río Bravo, América Latina (México, América

Central y Sudamérica) exportaron 5,5 millones de barriles/día

durante 2005. Es decir, América Latina representa el 11,2% de las

exportaciones mundiales de petróleo, destacando el volumen de

las exportaciones mexicanas y venezolanas.

COMERCIO MUNDIAL DE PETRÓLEO, 2005

Miles de barriles/día

IMPORTACIONES

EE.UU. 13525 27,1%

EUROPA 13261 26,6%

JAPóN 5225 10,5%

RESTO DEL MUNDO 17895 35,8%

TOTAL MUNDIAL 49906 100,0%

EXPORTACIONES

EE.UU. 1129 2,3%

CANADÁ 2201 4,4%

MÉXICO 2065 4,1%

AMÉRICA CENTRAL Y DEL SUR 3528 7,1%

EUROPA 2149 4,3%

EX-UNIóN SOVIÉTICA 7076 14,2%

ORIENTE MEDIO 19821 39,7%

NORTE DE ÁFRICA 3070 6,2%

ÁFRICA OCCIDENTAL 4358 8,7%

ASIA-PACÍFICO 2967 5,9%

RESTO DEL MUNDO 1542 3,1%

TOTAL MUNDIAL 49906 100,0%

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

El análisis de la matriz de flujos origen/destino del comercio internacional

de petróleo revela el grado de dependencia geográfica

entre importadores y exportadores.

60 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

Total mundial (%)

Estados Unidos importa los 13,5 millones de barriles/día

que requiere su economía siguiendo criterios de diversificación

geográfica. Así, en 2005, Estados Unidos importó una

media diaria de 2,8 millones de barriles procedentes de

América Central y del Sur, Asímismo, adquirió 2,3 millones

de barriles/día de petróleo de Oriente Medio. Desde Canadá

importó casi 2,2 millones de barriles diarios y desde

México algo más de 1,6 millones de barriles/día. África

Occidental suministró a Estados Unidos 1,9 millones de

barriles/día. En fin, el petróleo del Mar del Norte europeo

significó 1,1 millones en términos de importaciones estadounidenses.

Las importaciones procedentes de Rusia y

los antiguos países integrantes de la Unión Soviética no

alcanzan el medio millón de barriles diarios. No obstante,

los oleoductos que conectan los yacimientos de Siberia

con el puerto ruso de Murmansk en el Océano Ártico, más

los acuerdos entre las autoridades estadounidenses y las

administraciones rusa, de Kazajistán y de la zona de Asia

Central, auguran un crecimiento futuro de dichos volúmenes

de suministro.

Como se ha dicho, el origen principal de las importaciones

de petróleo de Estados Unidos se sitúa en América del Sur,

particularmente en Venezuela. En concreto, la reserva estratégica

constituida en minas de sal en los estados de la

costa del Golfo (Texas, Lousiana), se nutre del crudo del

Lago Maracaibo venezolano. Las manifestaciones del Presidente

venezolano Hugo Chávez relativas a posibles cortes

en el suministro y su desviación hacia el mercado chino y

latinoamericano tienen escasos visos de realidad. Los intereses

de PdVSA y de su filial americana Citgo hacen poco

creíble dicha amenaza. Además, la ley de Hidrocarburos de

2001 y la huelga de PdVSA en 2002/2003 han afectado la

capacidad exportadora de Venezuela.

Las importaciones europeas de petróleo tienen una mayor

concentración geográfica ya que, de los 13,2 millones de

barriles/día adquiridos en 2005, un total de 5,8 millones

de barriles procedieron de Rusia y los países ex-soviéticos,

3,1 millones de barriles se compraron en la zona de Oriente

Medio y 1,9 millones de barriles en el Norte de África. En

un segundo término, Europa importó 0,7 millones diarios de

barriles de los países africanos del Golfo de Guinea y unos

escasos 0,5 millones de barriles/día de los exportadores

latinoamericanos del otro lado del Atlántico. Los principales

terminales marítimos de las importaciones europeas son

Trieste, Génova, Lavera, Rotterdam y Wilhelnshaven.


Las economías de Asia-Pacífico son dependientes en extremo

del petróleo de Oriente Medio, circunstancia que explica

las posiciones diplomáticas de los gobiernos de China, Japón

y Corea del Sur ante los conflictos que azotan de forma

recurrente la región.

Así, China importó casi 1,4 millones de barriles/día procedentes

de Oriente Medio en 2005, mientras que sus compras de

petróleo en Rusia y las antiguas repúblicas soviéticas no alcanzaron

los 0,4 millones de barriles diarios. El suministro de

petróleo ruso hacia China lo efectuaba la empresa privatizada

Yukos del magnate Mikhail Jodorkovsky mediante una ineficiente

vía ferroviaria de limitada capacidad. De hecho, Yukos cortó

de forma recurrente dicho suministro a China en su pulso

político con el presidente Vladimir Putin y el Kremlin. Como es

sabido, sin éxito en su disputa fiscal y con otro sonoro fracaso

en los tribunales americanos y en la prensa internacional. De

ahí, el interés de China en la construcción del oleoducto transiberiano

que conecte la terminal rusa de Angarsk (Lago Baikal,

Siberia) con la del oleoducto chino en Daqing (Manchuria).

La diplomacia china ha planificado varias giras mundiales para

asegurarse el suministro de materias primas energéticas, particularmente

petróleo. Así, el vicepresidente chino Wen Jiabao

viajó por varios países africanos con este objetivo. En concreto,

China importó casi 0,6 millones de barriles procedentes

de los países de África Occidental y 0,1 de los estados africanos

del Este y del Sur. Las compañías chinas (Petrochina,

CNPC, Sinopec, CNOOC) y la india ONGC se están mostrando

muy activas en la realización de acuerdos de cooperación con

compañías estatales de los países petroleros. En este punto,

cabe reseñar que Estados Unidos barró el paso a la adquisición

de la compañía americana Unocal por parte de la china

CNOOC.

Las importaciones europeas de petróleo

revelan una significativa concentración de

su dependencia energética de Rusia, Oriente

Medio y Norte de África. Japón tiene una

dependencia extrema de las importaciones de

hidrocarburos procedentes de Oriente Medio

La dependencia externa de Japón en materia de petróleo se sitúa

en un extremo 99%. En este caso, Japón importó de Oriente

Medio un total de 4,3 millones de barriles diarios, de los 5,2

millones de barriles/día que supusieron sus compras al exterior

en 2005. Se puede afirmar que Japón es el primer interesado,

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

desde la perspectiva del mercado internacional de petróleo, en

la estabilidad y desarrollo de los países ribereños del Golfo Pérsico.

Japón ha apoyado la construcción de un oleoducto desde

Angarsk (Siberia rusa) hasta el puerto de Nakhodka, al sur de

Vladivostok y frente a las costas de Japón. En este sentido, cabe

recordar que las importaciones de Japón desde Oriente Medio

se atienden mediante superpetroleros de 350m de eslora y hasta

más de 200.000 toneladas de peso muerto cargados de 2 millones

de barriles, que navegan a través del estrecho de Ormuz

(Golfo Pérsico-Mar de Arabia) y el estrecho de Malaca (Océano

Índico-Océano Pacífico). Otros puntos críticos de la logística internacional

del petróleo son el paso de Bab el-Mandab (Mar de

Arabia-Mar Rojo), el oleoducto y el canal de Panamá (Océano Atlántico-Océano

Pacífico), el canal de Suez y el oleoducto Sumed

(Mar Rojo-Mar Mediterráneo), y los estrechos del Bósforo y los

Dardanelos (Mar Negro-Mar Mediterráneo).

La salida de hidrocarburos del Mar Caspio hacia Karachi –ruta

Herat-Kandahar-Queta– a través de Turkmenistán, Afganistán y

Pakistán, permitirá una nueva alternativa de sus exportaciones

hacia los mercados asiáticos. En este ámbito, son de resaltar

los oleoductos transcaspianos azerbaiyanos que conectan Bakú

(Azerbaiyán) con Supsa y Batumi (Mar Negro, Georgia) y con

Novorossirsk (Mar Negro, Rusia), así como el nefteprovod BTC

(Bakú (Azerbaiyán)-Tiblisi (Georgia)-Ceyhan (Turquía)), que llega

al puerto turco del Mediterráneo sin necesidad de pasar por el

Bósforo-Dardanelos y reduciendo la dependencia de la red de

oleoductos rusos. Además, el petróleo del Mar Caspio también

fluye a través del oleoducto kazajo Atyrau-Samara y del CPC desde

Tengiz hasta Novorossirsk (Mar Negro, Rusia). Hacia China,

el petróleo kazajo se remite via el reciente oleoducto que une

Kazajistán con Aleshankou (Xinjiang, China).

© sxc.hu

[04] NOVIEMBRE 2006

61


COMERCIO MUNDIAL DE PETRÓLEO, 2005

Matriz origen-destino, en millones de toneladas

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

CUOTAS DEL MERCADO MUNDIAL DE

PETRÓLEO, 1990-2005

Países OPEP y No-OPEP

%

70

60

50

40

30 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 00 01 02 03 04 05

Fuente: OPEC (2006) Annual Report 2005

62 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

No-OPEP

OPEP

Desgraciadamente, el comercio mundial de petróleo sustenta

también situaciones de corrupción y opresión política en algunos

países productores. Las dictaduras del pasado –como Porfirio

Díaz en México o el general Juan Vicente Gómez en Venezuela–

tienen su expresión contemporánea en muchos países que

sufren este “mal del petróleo”.

GAS NATURAL

LA ENERGíA FÓSIL MÁS LIMPIA

El gas natural es la energía del futuro inmediato, ya que se

beneficia de su menor contaminación en relación al petróleo.

Las reservas mundiales probadas, al ritmo vigente de producción,

estarán en explotación un mínimo de 65 años.

Las mayores reservas probadas de gas natural se encuentran

en Rusia, que dispone de 47,82 trillones de metros cúbicos

(26,6% del total mundial). El ratio Reservas/Producción


RESERvAS PROBADAS DE GAS NATURAL, 2005

Trillones de metros cúbicos y porcentajes/total mundial

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

RATIO RESERvAS/PRODUCCIÓN DE GAS NATURAL

Período 1981-2005/Áreas geográficas, 2005

Años

70

60

50

40

30

20

10

0

81 83 85 87 89 91 93 95 97 99 01 03 05

TOTAL MUNDIAL

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

Años

250

200

150

100

50

0

América

del Norte

América Central

y del Sur

Europa y

Eurasia

Oriente Medio

África

Asia-Pacífico

[04] NOVIEMBRE 2006

63


del gas natural de Rusia se eleva a 80 años. La República

Islámica de Irán alberga el 14,9% de las reservas probadas

de gas natural del mundo y Qatar dispone del 14.3% sobre

el total mundial. Al ritmo vigente de producción, las reservas

de gas natural de Irán y Qatar estarán activas más allá del

presente siglo XXI.

En su conjunto, el área de Oriente Medio alberga el 40,1% de

las reservas mundiales de gas natural, que traducidas al ratio

Reservas/Producción proyectan su actividad hasta unos 250

años. Otros países promisorios son Venezuela, Perú, Azerbaiyán,

Kazajistán, Libia, Nigeria y Papúa Nueva Guinea. Contrariamente,

las reservas situadas en Estados Unidos alcanzan

apenas el 3% del total y en la Unión Europea (25) se encuentran

sólo el 1,4% de las reservas mundiales de gas natural.

En ambas áreas desarrolladas, el ratio Reservas/Producción

pronostica su agotamiento en poco más de una década.

Desde la perspectiva de la producción de gas natural destaca Rusia,

que produjo un total de 538,2 millones de toneladas equivalentes

de petróleo, que representaron el 21,6% del total mundial

de gas natural extraído en el ejercicio 2005. El gigante ruso del

gas, Gazprom, se ha convertido en una compañía determinante en

el mercado mundial de gas natural. La producción de gas natural

también aumentó en Noruega, pero declinó en otros grandes productores

europeos como el Reino Unido y los Países Bajos. Cabe

reseñar que la producción anual de gas natural en Bolivia durante

el referido ejercicio aumentó en un 23,2% y su ratio Reservas/Producción

sitúa su agotamiento más allá de los 70 años.

Las mayores reservas probadas de gas

se encuentran en Rusia, Irán y Qatar. La

empresa rusa Gazprom se ha convertido

en determinante en el suministro de gas a

Europa. España es una excepción, dado que

depende del gasoducto y del LNG procedente

de Argelia, que se complementará con el

submarino Medgaz (Beni Saf, Argelia;

Cabo de Gata, España)

El crecimiento sostenido que experimenta el consumo mundial de

gas natural se debe a su aplicación a la generación de electricidad,

si bien disminuye su utilización en la industria. En 2005, Estados

Unidos representó el 23,0% del consumo mundial, aunque produjo

gas natural por un total de 473 millones de toneladas equivalentes

de petróleo (19,0% mundial). En dicho año, el conjunto de países

miembros de la OCDE, consumió el 51,5% del gas natural extraído

64 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

en el mundo y la Unión Europea (25 Estados) un 17,1%. Por su parte,

China y la India están impulsando la utilización de gas natural

en sus economías, con incrementos respectivos de su consumo

del 20,8% y del 12,2% durante el ejercicio 2005. En ese año, el

consumo de gas natural en España se incrementó un significativo

18,2%. El gasoducto Medgaz, que conectará vía submarina la costa

argelina de Beni Saf con la costa española en el Cabo de Gata,

ofrecerá una alternativa a la única existente a través de Marruecos.

A más largo plazo, la compañía estatal nigeriana NNPC y la también

estatal argelina Sonatrach, quieren impulsar un gasoducto transahariano

(TSGP) que exporte el gas nigeriano a España y Europa.

La producción en los campos de explotación activos de los yacimientos

de gas natural en España [El Romeral, El Ruedo y Las

Barreras (Sevilla) Marismas (Huelva) y Poseidón (costa de Cádiz)]

sólo cubre el 0,5% del consumo.

PRODUCCIÓN MUNDIAL

DE GAS NATURAL, 2005 Mm 3

PRODUCTORES Mm 3 % TOTAL MUNDIAL

Rusia 627.446 21,8

EEUU 516.614 18,0

Canadá 187.164 6,5

Argelia 92.797 3,2

Reino Unido 92.045 3,2

Noruega 89.559 3,1

Irán 83.535 2,9

Países Bajos 78.804 2,7

Indonesia 77.305 2,7

Arabia Saudí 69.500 2,4

Resto del mundo 957.004 33,3

Total mundial 2.871.773 100,0

COMERCIO MUNDIAL

DE GAS NATURAL, 2005 Mm 3

EXPORTADORES Mm 3 IMPORTADORES Mm 3

Rusia 203.727

Canadá 106.353

Noruega 82.801

Argelia 68.638

Países Bajos 52.355

Turkmenistán 49.423

Indonesia 36.146

Malasia 32.614

Qatar 27.992

EEUU 22.288

Resto del mundo 165.646

Total mundial 847.983

Fuente: IEA (2006) Key World Energy Statistics 2006

EEUU 121.348

Alemania 90.700

Japón 80.915

Italia 73.460

Ucrania 62.132

Francia 46.975

España 33.118

Corea del Sur 29.494

Turquía 26.572

Países Bajos 23.025

Resto del mundo 250.140

Total mundial 837.879


INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

COMERCIO MUNDIAL DE GAS NATURAL, 2005

Matriz origen-destino, en miles de millones de metros cúbicos

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

El volumen de gas natural transportado vía gasoducto destaca

entre Canadá y Estados Unidos, desde Bolivia a Brasil

en América Latina (proyecto del anillo Pisco-Tocopilla) y

el suministrado por Rusia a Alemania, Francia, e Italia, así

como el proporcionado por Argelia y Libia a Italia.

En lo que a gas natural licuado (LNG) se refiere, destaca el

transportado en buques metaneros desde Trinidad y Tobago

con destino al mercado estadounidense, el importado por

parte de Japón y Corea del Sur procedente de Indonesia,

Malasia, Australia, Qatar y Emiratos Árabes Unidos y el suministrado

a España desde Argelia, Qatar y Nigeria. Por su

parte, la India y la región Asia-Pacífico están impulsando

las importaciones de gas LNG, al tiempo que Egipto se ha

convertido en un activo exportador.

© sxc.hu

[04] NOVIEMBRE 2006

65


CARBÓN

DE LA REvOLUCIÓN INDUSTRIAL A LA ERA DIGITAL

Las reservas probadas de carbón son ingentes, aunque la peligrosidad

de su extracción y las emisiones altamente contaminantes

de su combustión han relegado esta fuente de energía fósil primaria

en beneficio de la eficiencia energética del petróleo y el gas

natural. El ratio mundial Reservas/Producción de carbón proyecta

su explotación hasta 155 años.

Los países desarrollados de la OCDE disponen de minas de

carbón que contienen el 41,1% de las reservas conocidas en el

mundo y la extracción durante 2005 representó el 35,1% del total

mundial.

Estados Unidos es el país que alberga las mayores reservas

probadas de carbón, totalizando 246.643 millones de toneladas

66 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

RESERvAS PROBADAS DE CARBÓN, 2005

Miles de millones de toneladas (Antracita y carbón bituminoso, entre paréntesis)

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

(27,1% del total mundial). La extracción de carbón en Estados

Unidos alcanzó las 576 millones de toneladas equivalentes de

petróleo en el año 2005, que representó el 20% de la producción

mundial durante dicho ejercicio. Al ritmo vigente de extracción, dichas

reservas de carbón perdurarían durante 240 años.

Rusia dispone en su subsuelo del 17,3% de las reservas mundiales

de carbón y produjo el 4,7% del total mundial en 2005.

Por su parte, China alberga el 12,6% de las reservas mundiales,

pero su producción representa el 38,4% del mundo, tras aumentar

un 10,3% durante el año 2005. La restricción energética sobre la

que se desarrolla la economía china le ha obligado a intensificar la

utilización de la capacidad extractiva de sus minas de carbón, circunstancia

que está provocando numerosos accidentes mortales

por las insuficientes condiciones de higiene y seguridad.


La India dispone del 10,2% de las reservas probadas de carbón

en el mundo. Su cuota de producción a escala global es del 6,9%,

habiendo crecido un 4,8% durante 2005.

Otras cuencas carboníferas relevantes a escala mundial se sitúan

en Australia, que cuenta con el 8,6% de las reservas del mundo

y produjo el 7% del total mundial en 2005. Sudáfrica dispone

del 5,4% de cuota sobre las reservas probadas y del 4,8% sobre

la producción global. Ucrania alcanza el 3,8% de las reservas de

carbón y produjo el 1,4% mundial. Kazajistán tiene 3,4% de las reservas

y su extracción alcanzó una cuota mundial del 1,4%. En fin,

Polonia tiene el 1,5% en reservas, pero su producción carbonífera

representa un 2,4% de la cuota mundial.

La restricción energética sobre la que se

asienta el desarrollo de la economía china ha

elevado su extracción de carbón al 38,4% de

la producción mundial, circunstancia que está

provocando un elevado número de accidentes

mortales por las escasas condiciones de

higiene y seguridad de sus minas

Las minas de carbón europeas, más allá de su significado histórico,

tienen escasas reservas y están en práctico abandono. Alemania y

su mítica cuenca del Rhur apenas albergan el 0,7% de las reservas

mundiales, produce el 1,8% mundial y se agotarán en poco más

de tres décadas. El Reino Unido y Francia tienen ya reservas insignificantes

en Gales o Lille, cuyo agotamiento se contabiliza para la

próxima década en las británicas y para 25 años en las francesas.

En fin, el territorio de España cuenta con unas casi insignificantes

reservas probadas de 530 millones de toneladas (0,1% mundial)

que, al ritmo declinante vigente de producción, pueden seguir extrayéndose

durante un período estimado de 27 años. En 2005, la

extracción de carbón en España fue de 6,4 millones de toneladas

equivalentes de petróleo, un 0,2% del total mundial.

El consumo mundial de carbón está rompiendo algunos estereotipos.

Durante el ejercicio 2005, la demanda de carbón aumentó un

5%, duplicando la media de incrementos registrados a lo largo de

la última década.

China se ha convertido en el mayor consumidor mundial, dado que

aportó el 80% del aumento de la demanda registrado el año 2005.

El consumo de carbón de China significa el 36,9% del total mundial,

tras haber aumentado un 10,9% el ejercicio 2005. En segundo

lugar, destaca el consumo de carbón en Estados Unidos, que

absorbe el 19,6% de la demanda mundial. El tercer consumidor es

la India, ya que su incremento de la demanda de carbón del 4,8%

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

PRODUCCIÓN MUNDIAL DE CARBÓN, 2005

PRODUCTORES Mt

China 2.226

EEUU 951

India 398

Australia 301

Sudáfrica 240

Rusia 222

Indonesia 140

Polonia 98

Kazahstán 79

Colombia 61

Resto del mundo 257

Total mundial 4.973

COMERCIO MUNDIAL DE CARBÓN, 2005

EXPORTADORES Mt IMPORTADORES Mt

Australia 231

Indonesia 108

Rusia 76

Sudáfrica 73

China 72

Colombia 56

EEUU 45

Canadá 28

Polonia 21

Kazahstán 17

Resto del mundo 44

Total mundial 771

Fuente: IEA (2006) Key World Energy Statistics 2006

Japón 178

Corea del Sur 77

Taiwán 61

Reino Unido 44

Alemania 38

India 37

EEUU 28

China 25

España 25

Italia 24

Resto del mundo 241

Total mundial 778

registrado el año 2005, ha elevado su cuota mundial al 7,3%. En

fin, la economía de Japón consume el 4,1% del carbón extraído

en el mundo y Rusia el 3,8%, mientras que Alemania demanda el

2,8% y el Reino Unido un 1,3% del total mundial.

A nivel agregado, la OCDE tiene una cuota mundial de consumo de

carbón del 39,9% y la Unión Europea (25) del 10,2%.

© sxc.hu

[04] NOVIEMBRE 2006

67


ENERGíA NUCLEAR

En el ámbito de la energía nuclear, el consumo sigue centrándose

en los países desarrollados. Así, en 2005, las

economías de la OCDE representaron el 84,7% del consumo

energético de origen nuclear, que no genera emisiones

de gases de efecto invernadero. En Estados Unidos, dicho

porcentaje sobre el total del mundo fue del 29,6%, aunque

el accidente de la Three Mile Island no se ha borrado del

subconsciente colectivo de los ciudadanos estadounidenses.

Estados Unidos dispone de una capacidad instalada

de 99GW y genera 813TWh de origen nuclear.

La Unión Europea (25) alcanzó una cuota del 35,2% mundial

de consumo energético nuclear. Francia optó hace décadas

por esta fuente de energía, lo que eleva su cuota sobre

el total del mundo a un significativo 16,3%. La capacidad

instalada de Francia es de 63GW y su producción alcanza

448TWh. Es decir, el 78% de su generación eléctrica tiene

origen nuclear. Contrariamente, Alemania representa un

5,9% del consumo de energía nuclear del mundo, al tiempo

que el Reino Unido alcanza el 2,9% y Suecia el 2,6%. En

este país escandinavo, el 50% de la electricidad está generada

en reactores nucleares. Durante el ejercicio 2005,

España consumió 13,0 millones de toneladas equivalentes

de petróleo de origen nuclear, que significa un 2,1% del

total mundial.

Japón tiene una significativa presencia en este ámbito, ya

que su consumo energético de origen nuclear se eleva al

10,6% del mundo. Su capacidad instalada es de 45GW y el

26% de su electricidad es de origen nuclear. Por su parte,

Corea de Sur vio aumentar su demanda de energía nuclear

hasta un 12,6% en 2005, proyectando su cuota mundial

hasta el 5,3%. El 37% de la electricidad en Corea del Sur

está generada en sus reactores nucleares, que alcanzan

una capacidad instalada de 16GW.

Rusia tiene un 5,4% de cuota mundial de consumo de

este tipo de energía y Ucrania sitúa dicho porcentaje en

un 3,2%, a pesar de la traumática experiencia que supuso

el accidente del reactor nuclear de Chernobil en abril de

1986. Ucrania genera el 48% de su electricidad en centrales

nucleares.

En fin, China está involucrada en un plan energético que

incluye la construcción de centrales y reactores nucleares,

68 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

beneficiándose del escaso activismo contra esta fuente de

energía que condiciona su desarrollo en Estados Unidos y

la Unión Europea. En 2005, el consumo de energía de origen

nuclear en China alcanzó la todavía poco significativa

cifra de 11,8 millones de toneladas equivalentes de petróleo,

que representa un 1,9% de cuota mundial.

Por último, la India aumentó su demanda energética de origen

nuclear en un 6,6% en 2005, por lo que su participación

en el conjunto mundial significa un 0,6%.

ENERGíA NUCLEAR, 2004

PRODUCTORES TWh % TOTAL MUNDIAL

EEUU 813 29,6

Francia 448 16,4

Japón 282 10,3

Alemania 167 6,1

Rusia 145 5,3

Corea del Sur 131 4,8

Canadá 90 3,3

Ucrania 87 3,2

Reino Unido 80 2,9

Suecia 77 2,8

Resto del mundo 418 15,3

Total mundial 2.738 100,0

CAPACIDAD INSTALADA GW

EEUU 99

Francia 63

Japón 45

Rusia 22

Alemania 21

Corea del Sur 16

Ucrania 13

Canadá 12

Reino Unido 12

Suecia 9

Resto del mundo 45

Total mundial 35

PAíS

% GENERACIÓN ELéCTRICA DE ORIGEN NUCLEAR

Francia 78

Suecia 50

Ucrania 48

Corea del Sur 37

Alemania 28

Japón 26

Reino Unido 20

EEUU 20

Rusia 16

Canadá 15

Resto del mundo 8

Total mundial 16

Fuente: IEA (2006) Key World Energy Statistics 2006


La energía nuclear –a pesar del problema del almacenamiento

de residuos– constituye una alternativa a los combustibles

fósiles y sus elevados precios, ya que no emite gases

de efecto invernadero y reduce la dependencia energética.

ENERgíA HIDROEléCtRICA

El consumo de energía de procedencia hidroeléctrica dibuja

un mapa mundial en que los países miembros de la

OCDE representan el 44,4%.

Las autoridades chinas han apostado por el impulso de la

capacidad instalada en generación hidroeléctrica (86GW),

cuyo icono más representativo se proyecta en la presa de

las Tres Gargantas. El consumo de energía hidroeléctrica

en China muestra una dinámica sostenida, ya que se ha duplicado

en la última década. En el ejercicio 2005, el consumo

hidroeléctrico en China aumentó un 13,7%, situando su

participación en el total mundial en una cuota de 13,6%.

En este ámbito, Canadá se beneficia de su orografía y

abundancia de agua para constituir la segunda potencia

del mundo en producción hidroeléctrica, que le lleva a representar

un 12,2% del consumo mundial. Estados Unidos

tiene una cuota del 9,1%, aunque disputa con China la mayor

capacidad instalada del mundo. La Unión Europea (25)

consume energía hidroeléctrica a un nivel que la sitúa en

una cuota mundial del 10,6%.

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

© sxc.hu

ENERgíA HIDROEléCtRICA, 2004

pRODUCtORES tWh % tOtAl MUNDIAl

China 354 12,6

Canadá 341 12,1

Brasil 321 11,4

EEUU 271 9,7

Rusia 176 6,3

Noruega 109 3,9

Japón 94 3,3

India 85 3,0

Venezuela 70 2,5

Suecia 60 2,1

Resto del mundo 927 33,1

total mundial 2.808 100,0

CApACIDAD INStAlADA gW

EEUU 99

China 86

Canadá 67

Brasil 59

Japón 46

Rusia 44

India 30

Noruega 28

Francia 25

Suecia 16

Resto del mundo 307

total mundial 807

pAíS

% gENERACIÓN EléCtRICA DE ORIgEN HIDROEléCtRICO

Noruega 98,8

Brasil 82,8

Venezuela 71,0

Canadá 57,0

Suecia 39,6

Rusia 18,9

China 16,1

India 12,7

Japón 8,8

EEUU 6,5

Resto del mundo 14,2

total mundial 16,1

Fuente: IEA (2006) Key World Energy Statistics 2006

Entre los países en los que la energía de origen hidroeléctrico tiene

una presencia significativa, destaca Brasil con una cuota mundial

del 11,5%, Rusia con el 5,9% y Noruega con el 4,6%. En Noruega,

el 98,8% de su generación de electricidad se basa en producción

hidroeléctrica. En Brasil, dicho porcentaje es del 82,8% y en Canadá

es del 57%.

En fin, la India aumentó en un 14,9% su consumo hidroeléctrico en

2005, por lo que su cuota mundial es del 3,3%. Y Japón también

se sitúa en un consumo de ese orden, que sitúa su cuota mundial

en el 3,0%.

[04] NOVIEMBRE 2006

69


MODELO ENERGéTICO

UNA CUESTIÓN DE PLAzOS

El modelo energético vigente en el mundo se basa en las energías

fósiles primarias (petróleo, gas natural, carbón).

Como ya se ha afirmado, desde una perspectiva desagregada

se constata que las reservas mundiales probadas de petróleo,

al ritmo actual de extracción, se proyectan a 40,6 años. El

ratio mundial Reservas/Producción del gas natural es de 65,1

años. En fin, el carbón tiene un horizonte de explotación que se

sitúa en los 155 años. Por tanto, el ratio Reservas/Producción

del carbón casi cuadruplica el correspondiente al petróleo y es

2,5 veces el que registra el gas natural.

La existencia de reservas probadas de petróleo destaca en la región

de Oriente Medio, mientras que el ratio Reservas/Producción

de gas está más distribuido en las distintas áreas del mundo, salvo

en los países más desarrollados. En fin, el abundante carbón seguirá

presente en los subsuelos de algunos países desarrollados de la

OCDE y de Rusia, de seguir con el actual ritmo de extracción.

RATIO RESERvAS/PRODUCCIÓN

DE ENERGíAS FÓSILES, 2005

Áreas geográficas

Años

500

400

300

200

100

0

OCDE

El patrón del consumo mundial de energía revela el peso del

petróleo, el gas natural y el carbón.

En América del Norte, el modelo energético responde a dicho

patrón, complementado por la energía nuclear y la hidro-

70 [04] NOVIEMBRE 2006

Ex-Unión Soviética Economías

Emergentes

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

Petróleo

Gas Natural

Carbón

Total Mundial

eléctrica. En América Latina destaca el peso de la energía

hidroeléctrica –debido a Brasil– y la escasa utilización del

carbón. En Europa y Eurasia se ha optado de forma relevante

por el gas natural. El área de Oriente Medio asienta su

consumo energético casi exclusivamente en sus reservas

de petróleo y gas, por lo que sorprende el interés de Irán –y

anteriormente de Irak– en el enriquecimiento de uranio y en

la construcción de reactores nucleares. En Asia-Pacífico, el

consumo de carbón en China y la India dispara su presencia

en el menú energético.

El mapa de la energía en el mundo presenta

amplias áreas geográficas (África, Asia) que

no tienen acceso a los combustibles fósiles

y a la electricidad. Más de 1.500.000.000

personas –una cuarta parte del género

humano– se encuentra bajo esta línea

de energy divide de la pobreza

El mapa de la energía en el mundo presenta amplias áreas

geográficas (África, Asia) que no tienen acceso a los combustibles

fósiles y a la electricidad. Más de 1.500.000.000

personas –una cuarta parte del género humano– se encuentra

bajo esta línea de energy divide de la pobreza.

PATRÓN DEL CONSUMO MUNDIAL

DE ENERGíA, 2005

Áreas geográficas

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006


INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

PATRÓN DEL CONSUMO MUNDIAL DE ENERGíA, 2005

Áreas geográficas y países, en millones de toneladas equivalentes de petróleo

Petróleo Gas Natural Carbón Energía Nuclear Hidroeléctrica TOTAL

EE.UU. 944,6 570,1 575,4 185,9 60,6 2336,6

CANADÁ 100,1 82,3 32,5 20,8 81,7 317,5

MÉXICO 87,8 44,6 6,0 2,4 6,3 147,2

AMéRICA DEL NORTE 1132,6 697,1 613,9 209,2 148,6 2801,3

ARGENTINA 20,1 36,5 0,8 1,6 7,9 66,8

BRASIL 83,6 18,2 13,5 2,2 77,0 194,5

CHILE 11,9 6,8 2,4 - 5,9 27,0

COLOMBIA 10,4 6,1 2,3 - 9,0 27,8

ECUADOR 6,6 0,2 - - 1,7 8,4

PERú 6,4 1,4 0,6 - 4,3 12,8

VENEZUELA 25,4 26,1 0,1 - 17,6 69,2

OTROS 58,8 16,4 1,4 - 18,3 95,0

AMéRICA CENTRAL Y DEL SUR 223,3 111,7 21,1 3,7 141,7 501,4

AUSTRIA 14,2 9,0 2,5 - 9,0 34,6

AZERBAIYÁN 5,1 7,9 ^ - 0,7 13,7

BIELORRUSIA 6,7 17,0 0,1 - ^ 23,8

BÉLGICA Y LUXEMBURGO 39,5 15,2 6,4 11,1 0,6 72,7

BULGARIA 5,0 2,9 7,4 4,2 0,8 20,3

REPúBLICA CHECA 9,9 7,7 20,5 5,6 0,7 44,4

DINAMARCA 9,1 4,5 3,6 - ^ 17,2

FINLANDIA 11,0 3,6 2,5 5,5 3,1 25,6

FRANCIA 93,1 40,5 13,3 102,4 12,8 262,1

ALEMANIA 121,5 77,3 82,1 36,9 6,3 324,0

GRECIA 20,9 2,3 9,0 - 1,3 33,5

HUNGRÍA 7,0 12,1 2,7 3,1 ^ 24,9

ISLANDIA 0,9 - 0,1 - 1,6 2,6

IRLANDA 9,4 3,5 1,9 - 0,2 14,9

ITALIA 86,3 71,1 16,9 - 9,6 183,9

KAZAJISTÁN 10,0 16,0 27,2 - 2,0 55,2

LITUANIA 2,7 2,9 0,2 2,3 0,2 8,3

PAÍSES BAJOS 49,6 35,5 8,7 0,9 ^ 94,7

NORUEGA 9,8 4,0 0,5 - 30,9 45,2

POLONIA 21,9 12,2 56,7 - 0,9 91,7

PORTUGAL 15,3 2,7 3,8 - 1,1 23,0

RUMANÍA 11,3 15,6 7,1 1,3 4,6 39,8

RUSIA 130,0 364,6 111,6 33,9 39,6 679,6

ESLOVAQUIA 3,5 5,3 4,3 4,0 1,1 18,2

ESPAñA 78,8 29,1 21,4 13,0 5,2 147,4

[04] NOVIEMBRE 2006

71


72 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

SUECIA 15,1 0,7 2,2 16,3 15,5 49,7

SUIZA 12,2 2,8 0,1 5,3 7,5 27,9

TURQUÍA 30,0 24,6 26,1 - 9,0 89,7

TURKMENISTÁN 4,9 14,9 - - - 19,8

UCRANIA 13,9 65,6 37,4 20,1 2,8 139,7

REINO UNIDO 82,9 85,1 39,1 18,5 1,7 227,3

UZBEKISTÁN 7,8 39,6 1,1 - 1,6 50,1

OTROS 24,3 13,8 21,3 1,9 16,9 78,1

EUROPA Y EURASIA 963,3 1009,7 537,5 286,3 187,2 2984,0

IRÁN 78,4 79,6 1,1 - 2,8 162,0

KUWAIT 14,4 8,7 - - - 23,1

QATAR 3,8 14,3 - - - 18,1

ARABIA SAUDÍ 87,2 62,6 - - - 149,8

EMIRATOS ÁRABES UNIDOS (UAE) 18,3 36,4 - - - 54,6

OTROS 69,2 24,3 7,9 - 1,1 102,5

ORIENTE MEDIO 271,3 225,9 9,0 - 3,9 510,2

ARGELIA 11,2 21,7 0,9 - 0,1 33,9

EGIPTO 29,2 23,0 0,5 - 3,1 55,8

SUDÁFRICA 24,9 - 91,9 2,9 0,8 120,5

OTROS 64,0 19,4 7,0 - 15,9 106,3

ÁFRICA 129,3 64,1 100,3 2,9 19,9 316,5

AUSTRALIA 39,7 23,1 52,2 - 3,7 118,7

BANGLADESH 4,0 12,8 0,4 - 0,3 17,4

CHINA 327,3 42,3 1081,9 11,8 90,8 1554,0

HONG KONG (CHINA) 13,8 1,9 7,2 - - 22,9

INDIA 115,7 33,0 212,9 4,0 21,7 387,3

INDONESIA 55,3 35,5 23,5 - 2,1 116,4

JAPóN 244,2 73,0 121,3 66,3 19,8 524,6

MALASIA 22,0 31,4 6,3 - 1,5 61,2

NUEVA ZELANDA 7,0 3,2 2,1 - 5,5 17,8

PAKISTÁN 17,4 26,9 4,1 0,6 6,9 55,9

FILIPINAS 14,7 2,7 5,9 - 1,9 25,2

SINGAPUR 42,2 5,9 - - - 48,1

COREA DEL SUR 105,5 30,0 54,8 33,2 1,2 224,6

TAIWÁN 41,6 9,6 38,2 9,0 1,8 100,3

TAILANDIA 45,6 26,9 11,8 - 1,3 85,6

OTROS 21,1 8,0 25,7 - 8,9 63,8

ASIA-PACíFICO 1116,9 366,2 1648,1 125,0 167,4 3423,7

TOTAL MUNDIAL 3836,8 2474,7 2929,8 627,2 668,7 10537,1

UNIóN EUROPEA (25 ) 700,4 424,1 299,0 220,9 70,8 1715,1

OCDE 2270,7 1275,1 1168,5 531,3 296,8 5542,4

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006


El petróleo es la fuente de energía preferida, particularmente

debido a la gasolina para automoción y queroseno de

aviación. El gas natural es la energía adecuada para la generación

de electricidad y la calefacción, dado su gran poder

calorífico regulable, así como materia prima de la industria

petroquímica (abonos nitrogenados, plásticos, etc.). Es una

energía más limpia, pero su transporte y almacenamiento

presenta dificultades adicionales y es costoso. Las plantas

de licuefacción y regasificación de LNG y los buques metaneros

han permitido una mayor diversificación geográfica

CONSUMO MUNDIAL DE ENERGíA, 1980-2005

Millones de toneladas equivalentes de petróleo

11.000

10.000

9.000

8.000

7.000

6.000

5.000

4.000

3.000

2.000

1.000

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

del aprovisionamiento. En fin, el carbón es muy abundante,

pero su combustión emite una gran cantidad de CO2 a la

atmósfera.

Por áreas geográficas, los países desarrollados de la OCDE

son responsables de casi la mitad de las emisiones de dióxido

de carbono a la atmósfera. China es otra gran contaminante

con el 17,9% de las emisiones y Rusia con el 8,7%.

Contrariamente, América Latina y África sólo emiten el 3,4%

y el 3,1% del CO2 mundial.

0 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 00 01 02 03 04 05

Fuente: BP (2006) BP Statistical Review of World Energy 2006

EMISIONES DE CO2, 2004

Fuentes de energía / Áreas geográficas

Fuente: IEA (2006) Key World Energy Statistics 2006

Carbón

Hidroeléctrica

Nuclear

Gas Natural

Petróleo

[04] NOVIEMBRE 2006

73


ENERGíA: HORIzONTE 2030

■ La demanda total de energía se proyecta en el año 2030

hasta los 335 millones de barriles/día equivalentes de petróleo,

debido al crecimiento económico y demográfico.

■ Las energías primarias fósiles (petróleo, gas, carbón) seguirán

caracterizando el modelo energético, representando

un 80% del total mundial. El gas natural será la energía con

mayor tasa de crecimiento, particularmente por la generación

de electricidad.

■ Las alianzas entre las compañías internacionales, que aportan

principalmente tecnología, logística, capital y capacidad

organizativa, y las compañías estatales de los países petroleros,

que aportan las reservas soberanas, pondrán más

petróleo y gas en el mercado mundial. A lo largo del tiempo,

las compañías estatales ganarán todavía más independencia

y peso específico.

■ El 80% del incremento de la demanda de energía procederá

de las economías emergentes.

■ La eficiencia energética en el consumo se acelerará, particularmente

vía la reducción de la intensidad de energía en

los países desarrollados.

■ El incremento de la demanda de petróleo obliga a nuevas

y cuantiosas inversiones en exploración, producción, refino

y comercialización. Las áreas más prometedoras para ampliar

las reservas probadas y la producción son los países

de la OPEP (Oriente Medio, Venezuela), Rusia, el Mar Caspio,

el Ártico y, muy particularmente, las aguas profundas

350

300

250

200

150

100

50

74 [04] NOVIEMBRE 2006

Otros

Carbón

Gas natural

Petróleo

1,8%

1,8%

1,8%

1,4%

0

1980 1990 2000 2010 2020 2030

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

MODELO ENERGéTICO, 1980-2030

Millones de barriles/día equivalentes de petróleo (MBDOE) y porcentaje de crecimiento anual

Fuente: ExxonMobil (2006) Tomorrow’s Energy

80

70

60

50

40

30

20

10

0

oceánicas (el Golfo de Guinea, en África, y el Golfo de México,

en Brasil).

■ La demanda de gas se incrementará para la generación de

electricidad. El transporte marítimo de gas natural licuado

(LNG) en buques metaneros está permitiendo la diversificación

geográfica del suministro a larga distancia (Oriente

Medio, África, América Latina).

■ El carbón seguirá siendo una fuente energética relevante

en la demanda de los países desarrollados y en las economías

emergentes.

■ La energía nuclear –que no genera emisiones de gases

de efecto invernadero– ganará cuota en los países en

desarrollo, la bioenergía (etanol, biodiesel) y las energías

renovables (eólica, solar) crecerán a ritmos elevados.

■ Las inversiones en I+D y las innovaciones en la cadena de

valor (upstream, midstream, downstream) y en el consumo

resultan de importancia crítica para que el incremento

de la demanda de energía pueda ser correspondida

por el aumento en la oferta sin disrupciones temporales.

La industria de la energía es capital-intensiva y de largo

plazo.

■ El proyecto ITER, el hidrógeno –en particular, la pila de

combustible– y los automóviles híbridos, junto a otros

avances tecnológicos, definirán el futuro de la energía a

largo plazo.

■ El Protocolo de Kyoto y el European Union’s Emissions

Trading Scheme, que ha provisto un mercado organizado

de emisiones, pueden señalar un camino futuro hacia

Eólica y solar

Biomasa y Residuos

sólidos urbanos

1,9%

Hidroeléctrica

Nuclear

11,1%

1,3%

1,4%

1980 1990 2000 2010 2020 2030

4,0

3,5

3,0

2,5

2,0

1,5

1,0

0,5

Eólica

12,4%

Solar

9,6%

0

1980 1990 2000 2010 2020 2030


la gestión de los efectos externos negativos del modelo

energético vigente.

■ Los gravámenes fiscales sobre los hidrocarburos tienen

un papel determinante en el consumo eficiente y en la

conservación de los recursos energéticos.

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

EMISIONES DE CO2, 1980-2030

Miles de millones de toneladas métricas de CO2 y porcentaje de crecimiento anual, 2000-2030

Fuente: ExxonMobil (2006) Tomorrow’s Energy

■ La sostenibilidad medioambiental y la preservación de

la naturaleza vs. el calentamiento global y el cambio climático,

dominarán los escenarios del modelo energético

2030, en que los “estilos de vida” deberán incorporar la

“calidad de vida”.

© sxc.hu

[04] NOVIEMBRE 2006

75


BIBLIOGRAFíA

BP (2006), BP Statistical Review of World Energy 2006,

www.bp.com/statisticalreview

BP es una de las mayores compañías energéticas del mundo, ante-

riormente fue British Petroleum, sucesora de la Anglo-Iranian (Per-

sian) Oil Company. Constituye una de las fuentes más útiles sobre

estadísticas energéticas globales (petróleo, gas natural, carbón,

energía hidroeléctrica, energía nuclear, electricidad y energías re-

novables), que se han utilizado profusamente en este artículo. BP

edita este documento desde hace 55 años. Se hace público en el

mes de junio de cada año.

CAVE BROWN, A. (1999) Oil, God, and Gold. The Story of Aramco

and the Saudi Kings, Houghton Mifflin Company, 420 pp.

El autor era un periodista –falleció en julio de 2006– que fue corres-

ponsal en Oriente Medio. El libro relata la historia de la concesión

petrolera americana Aramco en Arabia Saudí, así como de la dinas-

tía de Ibn Saud y su descendencia (los “siete Sudairi”), que hoy

rigen todos los resortes de poder del reino.

CENTRE FOR GLOBAL ENERGY STUDIES (CGES), www.cges.co.uk

Fundado por Ahmed Zaki Yamani, que fuera Ministro de Petróleo y Re-

cursos Minerales de Arabia Saudí (1962-1986). Es un centro de análisis

del mercado mundial de petróleo y gas. Publica estudios y celebra con-

ferencias de alto nivel. Destacan los trabajos firmados por su Director,

Dr. Fadhil J. Chalabi, así como por Dr. Leonidas P. Drollas y Julian Lee.

EXXONMOBIL (2006), Tomorrow’s Energy. A Perspective on Energy

Trends, Greenhouse Gas Emissions and Future Energy Options.

www.exxonmobil.com

La mayor compañía petrolera del mundo, resultado de la fusión de

las originarias Standard Oil de Nueva Jersey y de Nueva York (Socony-

Vacuum). Publica documentos y datos de primer interés, tal como el

Energy Outlook 2030 o el de esta misma referencia.

76 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

© sxc.hu

HORSNELL, P. & MABRO, R. (1993) Oil Markets and Prices: The Brent

Market and the Formation of World Oil Prices. Oxford: Oxford University

Press, 334 pp.

Robert Mabro es el director del Oxford Institute for Energy Studies y

perteneció al directorio del International Petroleum Exchange (IPE) de

Londres. El libro explica el funcionamiento de los mercados y la forma-

ción de precios de los crudos de referencia [Brent en Londres, West

Texas Intermediate (WTI) en Nueva York, Dubai en el Golfo Pérsico) y el

de productos petrolíferos en Rotterdam].

HOWARTH, D. (1964) The Desert King. A Life of Ibn Saud, Beirut: Li-

brairie du Liban. 252 pp.

Un relato histórico de la vida de Ibn Saud, desde la reconquista

de Riad procedente del exilio en Kuwait en 1901 hasta la unifi-

cación del Nedj y el Hejaz en el reino de Arabia Saudí en 1932.

Imprescindible para entender las claves de los “siete Sudairi” de

la Casa de Saud, que controlan el 20% de las reservas mundiales

de petróleo.

INTERNATIONAL ENERGY AGENCY (IEA), www.iea.org

La Agencia Internacional de la Energía es una entidad autónoma, aso-

ciada a la OCDE, que agrupa a 26 economías desarrolladas. Publica

numerosos documentos y estadísticas, tales como World Energy Out-

look, Oil Market Report, Key World Energy Statistics o Energy Statistics

Manual (conjuntamente con OCDE y EUROSTAT).

ORGANIZATION PETROLEUM EXPORTING COUNTRIES (OPEC),

www.opec.org

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) suministra

una vasta información sobre las actividades de sus 11 países miem-

bros, así como del mercado petrolero mundial en general. Publica re-

gularmente documentos tales como Annual Statistical Bulletin, Annual

Report, Monthly Oil Market Report, OPEC Bulletin, etc.

© sxc.hu


PLATTS, www.platts.com

Platts es una división de McGraw-Hill. Es una de las fuentes globales

de información más amplia y reconocida en materia energética (pe-

tróleo, gas, carbón, electricidad, energía nuclear, petroquímica, polí-

ticas energéticas, emisiones, cartografía, etc.), con más de 100.000

clientes de 150 países.

ROBERT, P. (2004) The End of Oil. Londres: Bloomsbury, 399 pp.

Una discusión omnicomprensiva de la energía (petróleo, gas, car-

bón, eólica, solar, hidrógeno), con análisis sobre la seguridad y la

eficiencia energética, en un horizonte de declive en la producción de

hidrocarburos (entrevista al autor en www.onpointradio.org).

SIMMONS, M. R. (2005) Twilight in Dessert. The Coming Saudi Oil Shock

and the World Economy. New Jersey: John Wiley & Sons. 422 pp.

El autor es Presidente y CEO de Simmons & Company International,

un banco de inversiones de Houston especializado en energía. El

libro examina la historia de los yacimientos supergigantes de Arabia

Saudí, concluyendo que su sobreproducción actual llevará al declive

antes de lo previsto de unos reservoirs que perdieron hace tiempo

su presión natural en favor del gas y del agua.

US ENERGY INFORMATION ADMINISTRATION (EIA),

http://www.eia.doe.gov

Agencia gubernamental del Departamento de Energía estadouniden-

se, que constituye una de las fuentes de información energética más

prolija, con documentos (análisis, estadísticas, prospectiva) tales

como las ediciones de Annual Energy Review, Country Analysis Briefs

o International Energy Outlook.

YERGIN, D. (1992) The Prize. The Epic Quest for Oil, Money & Power.

New York: Free Press. 885 pp.

El autor es presidente del Cambridge Energy Research Associates

(CERA), una de las empresas consultoras líderes en economía de la

INFORME ECONÓMICO ESADE

Atlas mundial del petróleo y de la energía fósil primaria

© sxc.hu

energía. Fue profesor de la Harvard Business School y de la Kennedy

School of Government (Harvard University). El libro relata la apasio-

nante historia del petróleo que se ha resumido al inicio del artículo.

Otras fuentes bibliográficas recomendadas

(páginas web):

AMERICAN PETROLEUM INSTITUTE (API),

www.api.org

ASOCIACIóN ESPAñOLA DE OPERADORES

DE PRODUCTOS PETROLÍFEROS (AOP),

www.aop.es

CAMBRIDGE ENERGY RESEARCH

ASSOCIATES (CERA),

www.cera.com

CORPORACIóN DE RESERVAS ESTRATÉGICAS

DE PRODUCTOS PETROLÍFEROS (CORES),

www.cores.es

ENERGÍA SIN FRONTERAS (ESF),

www.energiasinfronteras.org

MUNDOPETROLEO,

www.mundopetroleo.com

NEW YORK MERCANTILE EXCHANGE (NYMEX),

www.nymex.com

PETROLEUM ECONOMIST,

www.petroleum-economist.com

OIL ON LINE,

www.oilonline.com

OIL & GAS JOURNAL,

www.ogj.com

OXFORD INSTITUTE FOR ENERGY STUDIES,

www.oxfordenergy.com

INTERCONTINENTAL EXCHANGE (ICE),

www.theice.com

© sxc.hu

[04] NOVIEMBRE 2006

77


78 [04] noviembre 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Una política común para la energía en la Unión Europea

Una política común

para la energía en la

Unión Europea


INFORME ECONÓMICO ESADE

Una política común para la energía en la Unión Europea

el sector energético europeo se enfrenta a un futuro incierto debido a su

fuerte dependencia y escasa eficiencia. el artículo señala la situación actual

del sector en la Unión europea y comenta la propuesta lanzada, la pasada

primavera, por la Comisión europea, en la que se establecen las prioridades

que deberá reflejar una futura política común europea de la energía.

Prof. Agustín Ulied

Departamento de Economía, ESADE

ABSTRACT

En los últimos años el mundo se está viendo sacudido por los movimientos estratégicos

que las grandes potencias consumidoras y productoras de recursos

energéticos están realizando para asegurar el abastecimiento de sus mercados.

El futuro se agrava al observarse que las reservas mundiales de recursos

fósiles se reducen de año en año y su agotamiento no parece muy lejano.

Aunque la energía se encuentra en el origen del proceso de integración europea

con la creación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) y de EU-

RATOM, el Tratado de Roma, constituyente de la Comunidad Europea, no ofrece

bases jurídicas que hayan permitido avanzar hacia el desarrollo de una política

energética común. Ésta es una de las razones por las que la Unión Europea se

encuentra en una situación de fuerte debilidad frente a otras potencias mundiales

al ser su consumo altamente dependiente de los suministros exteriores.

A pesar de haber construido un mercado único en buena parte de los sectores

económicos, no ha sido posible, hasta ahora, convencer a sus Estados miembros

de la necesidad de ceder parte de la soberanía nacional en el terreno energético

con el fin de adoptar medidas comunes y coordinadas que la presenten

ante el mundo como una gran potencia competitiva.

La Comisión Europea ha lanzado recientemente un debate sobre el futuro de una

política europea común de la energía mediante la publicación de un Libro Verde

en el que sugiere la finalización de los mercados europeos del gas y la electricidad,

la intensificación de las relaciones con sus principales proveedores, una

mayor utilización de las energías renovables y una mayor eficiencia energética.

Las asociaciones sectoriales han acogido positivamente este debate; sin embargo,

son los Estados miembros quienes deben responder con acciones decisivas

al reto de futuro que supone garantizar el consumo energético a sus ciudadanos

y empresas al mismo tiempo que cuidar la calidad medioambiental.

[04] noviembre 2006

79


UNA POLíTICA COMúN PARA

LA ENERgíA EN LA UNIÓN EUROPEA

el mundo se enfrenta desde hace algún tiempo a una crisis

energética de larga duración. La evolución de algunos factores

geopolíticos, políticos y sociales en ciertos países han relanzado

las especulaciones sobre una tercera crisis de la energía,

después de las sufridas en 1973 y 1979.

La crisis de oriente medio, la crisis jurídico-política del sector

energético de rusia, las incertidumbres generadas con los

abastecimientos de gas y petróleo de bolivia y venezuela y,

más recientemente, la controversia sobre el programa nuclear

iraní han llevado los precios del petróleo hasta niveles récord y

han provocado gran inseguridad en los mercados.

Las previsiones sobre la evolución del sector no ayudan a relajarse.

La incorporación de China e india al grupo de países con

gran consumo energético está provocando replanteamientos

de las políticas energéticas nacionales en busca de la mejor

situación competitiva del sector y el aseguramiento de los

aprovisionamientos.

Se prevé que en el año 2030 el consumo mundial de energía

habrá crecido en un 60% respecto al consumo de 2002. está

previsto que la demanda energética mundial aumente alrededor

del 1,7% anual entre el 2002 y 2030, algo por debajo del crecimiento

resultante en las tres décadas anteriores, que fue del

2%. en este mismo periodo la demanda energética china crecerá

a un ritmo del 4,7% anual. el petróleo seguirá siendo el recurso

energético más consumido (35%), el gas natural (25%) será

el recurso con mayor aumento de la demanda (2,3% anual), y a

ellos seguirá el carbón (23%), cuyo peso en la balanza mundial

bajará más de 1 punto. La energía nuclear que en la actualidad

no alcanza el 7% del consumo final energético, pasará a

representar tan sólo el 4,6% en 2030, mientras que la energía

hidroeléctrica y el resto de energías renovables continuarán representando

alrededor del 13,5% del consumo mundial.

Se prevé que en el año 2030 el consumo

mundial de energía habrá crecido en un

60% respecto al consumo de 2002

Como puede apreciarse en el gráfico 1 los recursos fósiles

(carbón, gas natural y petróleo) son y continuarán siendo de

una importancia capital para nuestras economías ya que representan

y representarán entre el 80 y 82% de la demanda

energética mundial.

80 [04] noviembre 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Una política común para la energía en la Unión Europea

gRÁFICO 1: EVOLUCIÓN DE LA DEMANDA DE

ENERgíA PRIMARIA MUNDIAL, 2002-2030

Mtoe*

7000

6000

5000

4000

3000

2000

1000

2002

2030

0

Petróleo Gas natural Carbón Nuclear Hidroel. Otras

*Mtoe: millones de toneladas equivalentes de petróleo

Fuente: Agencia Internacional de la Energía

ee.UU. es el primer consumidor de energía del mundo, cerca

del 30%, mientras que la Unión europea consume un 17% de

la energía mundial. Asia supera ya a europa con más del 20%,

mientras que América Latina no consume más allá del 6% y

África menos del 3% de la energía mundial.

en términos de consumo por habitante, también los ee.UU. de

América del norte son líderes con 7,9 toneladas equivalentes

en petróleo (Tep) 1 . Los ciudadanos de la Unión europea quedan

cerca de la mitad del consumo de los norteamericanos

con 3,7 Tep, por detrás de rusia cuyos habitantes registran un

consumo de 4,3 Tep.

en lo que concierne a la producción, ee.UU. ocupa también el liderazgo

mundial, aunque con una producción muy inferior a sus

necesidades de consumo. De hecho, de los principales consumidores

de energía, únicamente rusia es autosuficiente.

EE.UU. es el primer consumidor de

energía del mundo, con cerca del 30%,

mientras que la Unión Europea consume

un 17 % de la energía mundial

europa, como ee.UU., india o China, se enfrenta a un incremento

de su dependencia energética. Sin embargo, la energía

ha sido y sigue siendo considerada todavía por los estados

como un sector clave de su independencia nacional, incluidos

los estados miembros de la Unión europea.

Según las previsiones de la Agencia internacional de la energía,

europa deberá importar cerca del 70% de sus necesida-


gRÁFICO 2: PRODUCCIÓN DE ENERgíA

Áreas geográficas, Mtoe

gRÁFICO 3: DEPENDENCIA ENERgÉTICA, 2002

2500

2000

1500

1000

500

0

des energéticas en el 2030, contra el 50% actual. europa será

dependiente en un 90% del petróleo, 70% del gas y 100% del

carbón.

esta situación tiene lógicamente un claro reflejo en la evolución

de los precios de las principales fuentes energéticas:

los precios del gas y petróleo no cesan de aumentar. en los

dos últimos años los precios se han multiplicado por dos, y

INFORME ECONÓMICO ESADE

Una política común para la energía en la Unión Europea

consumo

producción

USA EUR 25 RUSIA CHINA INDIA

Fuente: Anuario internacional CIDOB 2005. Elaboración propia

la electricidad sigue la misma tendencia. Curiosamente, esta

tendencia, de proseguir, podría tener efectos positivos para el

medio ambiente, ya que podría propiciar el incremento de la

eficiencia energética y de la innovación que podría paliar en

parte el peligro de calentamiento climático al que estamos

asistiendo. Según el Grupo intergubernamental de expertos

sobre el Cambio Climático (iPCC), las emisiones de gases de

invernadero han provocado ya un aumento de 0,6 grados en

la temperatura mundial, que puede aumentar entre 1,4 y 5,8

grados al final de siglo.

Según las previsiones de la Agencia

Internacional de la Energía, Europa deberá

importar cerca del 70% de sus necesidades

energéticas en el 2030, contra el 50% actual.

Europa será dependiente en un 90% del

petróleo, 70% del gas y 100% del carbón

Éste es el panorama energético del siglo XXi, un panorama en

el que las regiones económicas dependen unas de otras para

garantizar la seguridad energética, la estabilidad de las condiciones

económicas y la adopción de medidas eficaces contra

el cambio climático.

[04] noviembre 2006

81


Tal situación reclama una respuesta europea. Una respuesta

común y coordinada en la que participen todos los estados

miembros de la Unión. Sin embargo, hay que preguntarse si

europa está preparada para llevar a cabo una auténtica política

común de la energía. Una política cuyos principios centrales

sean la sostenibilidad, la competitividad y la seguridad.

Sostenibilidad para desarrollar fuentes renovables de energías

competitivas y otras fuentes y sectores energéticos de baja

emisión en carbono, en particular los combustibles alternativos

para el transporte, además de contener la demanda de

energía en europa y liderar los esfuerzos mundiales por detener

el cambio climático.

Competitividad para asegurar que la apertura de los mercados

energéticos sea beneficiosa para los consumidores y para la

economía en general, poder amortiguar las repercusiones del

aumento de los precios internacionales en la economía de la

Ue y en sus ciudadanos y mantener a europa en la vanguardia

de las tecnologías energéticas.

Seguridad de abastecimiento con el objetivo de frenar la creciente

dependencia de la Unión europea respecto de la energía

importada mediante un enfoque integrado de reducción de

la demanda y la diversificación de los tipos de energía consumida

mediante un mayor uso de las energías autóctonas y

renovables competitivas.

Tal situación reclama una respuesta europea.

Una respuesta común y coordinada en la que

participen todos los Estados miembros de la

Unión. Sin embargo, hay que preguntarse si

Europa está preparada para llevar a cabo una

auténtica política común de la energía. Una

política cuyos principios centrales sean la

sostenibilidad, la competitividad y la seguridad

Son muchas las incógnitas que se plantean cuando repasamos

la situación actual del sector en la Unión europea.

el pasado año la Unión europea mantuvo el consumo del año

anterior (2004) establecido en 1.637,2 millones de toneladas

equivalentes de petróleo (Tep). Aunque su consumo global no varió,

sí que lo hicieron sus distintos componentes, pudiendo destacarse

la tendencia generalizada a un mayor consumo del gas

natural (2,9%) y en especial de las energías renovables (5,2%) en

detrimento del carbón (-3,1%) y, en menor medida, de la energía

82 [04] noviembre 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Una política común para la energía en la Unión Europea

nuclear (-1.3%). el consumo del petróleo quedaba estabilizado

con una muy ligera baja respecto al año anterior (-0,5%).

gRÁFICO 4: EUR 25. CONSUMO FINAL

DE ENERgíA, 2005

Fuente: Eurostat

Hidro y otras

2% Petróleo

39%

Nuclear

15%

Carbón

18%

CUADRO 1: EUR 25. EVOLUCIÓN

DEL BALANCE ENERgÉTICO

Millones de Tep

Gas Natural

26%

VARIACIÓN

2004 2005 2005/2004

Consumo 1637,6 1637,2 0,00%

Import. Netas 909,1 949,7 4,50%

Producción 778,4 745,6 -4,20%

Dependencia total 53,90% 56,20%

Fuente: Eurostat y elaboración propia

el desigual reparto de los recursos energéticos en el seno de

la Ue hace que el desafío de establecer una política común en

el sector energético sea un tema muy delicado.

en los próximos 20 años, europa necesitará invertir cerca de

un billón de euros para cubrir la demanda de energía prevista

y sustituir las infraestructuras obsoletas.

Los países europeos han tenido, y siguen

teniendo, sensibilidades diferentes

frente a la dependencia energética

en cierta manera existen países que son tributarios de su

vecindad en relación con las diferentes fuentes de recursos

(Países bajos, Polonia y Finlandia respecto a rusia), otros tienen

suficiente peso para establecer independientemente su

elección energética (Francia), otros por la importancia que un

sector tiene en su balance energético (italia y españa con el


petróleo y el gas), y finalmente otros se basan en lo avanzado

de las medidas liberadoras de sus mercados energéticos (reino

Unido o Alemania). en el siguiente gráfico se observan algunas

de las diferencias que presentan los balances energéticos

de los mayores países consumidores de energía de la Ue.

gRÁFICO 5: REPARTO DEL CONSUMO FINAL

DE ENERgíA EN LOS 6 ESTADOS MIEMBROS

MÁS gRANDES DE LA UE, 2005

100%

80%

60%

40%

20%

0%

Alemania

Reino Unido

Francia

Italia

Fuente: Eurostat y elaboración propia

España

También en la Ue, como en el resto del mundo, los recursos

procedentes de fósiles continuaran siendo de extrema

importancia en la demanda de energía tal como señala el

gráfico 6. Las previsiones realizadas por la Agencia internacional

de la energía señalan que la demanda de estas

energías se incrementará en cerca del 25%, lo que obligará

a incrementar las importaciones de residuos fósiles en un

90% en el periodo 2002-2030, dado el declive de la mayoría

de los yacimientos europeos.

INFORME ECONÓMICO ESADE

Una política común para la energía en la Unión Europea

Gas natural

Carbón

Nuclear

Otras

Polonia Petróleo

gRÁFICO 6: EVOLUCIÓN DE LA DEMANDA

DE RECURSOS ENERgÉTICOS EN LA UE,

1971-2030

Fuente: Eurostat

Las expectativas de producción de energías primarias tampoco

son muy halagüeñas. La producción de carbón cayó el

pasado año un 5,7%. en Polonia, el mayor productor europeo

cayó un 2,1%; en Alemania, un 3,9%; y en el reino Unido, el

17,9%. También cayó la producción de petróleo (9% en la Ue),

fundamentalmente como consecuencia de la reducción del

11,4% de la producción en el reino Unido. el mismo camino

siguió la producción de gas al registrarse una caída del 5,8%

como consecuencia de la reducción registrada en los principales

países productores, reino Unido (-7,7%) y Países bajos

(-5,9%). La producción de energía nuclear también se redujo en

un 1,3%, debido principalmente a las reducciones resultantes

en Alemania y Suecia, mientras que los dos grandes productores,

Francia y reino Unido, observaban crecimientos en su

producción. en el gráfico 7 se señalan los 5 primeros países

productores de cada tipo de energía en la Ue, exceptuando las

energías renovables. Como puede observarse, únicamente el

reino Unido se encuentra entre los 5 primeros en los cuatro

recursos considerados, con una producción que representa el

26,4% del total de la Ue.

gRÁFICO 7: RANkINg DE PRODUCTORES, 2005

300

250

200

150

100

50

0

Dinamarca

Alemania

España

Chequia

Fuente: Eurostat

Francia

Italia

Países

Bajos

Polonia

Suecia

Reino

Petróleo Gas natural Carbón

En 2005 las importaciones crecieron

en 950 millones de Tep, es decir, un

4,5% respecto al año anterior

Unido

Total UE 25

Nuclear

La estabilización en el consumo final energético europeo y la

reducción de la producción de la mayoría de las fuentes energéticas

ha llevado a que los veinticinco hayan continuado incrementando

sus importaciones netas de energía un año más.

en 2005 las importaciones crecieron en 950 millones de Tep,

es decir, un 4,5% respecto al año anterior. ello ha hecho aumentar

significativamente la dependencia energética de la Ue

[04] noviembre 2006

83


al pasar del 53,9% en 2004 al 56,2% en 2005 (ver cuadro 1).

Una de las causas de esta situación es que por primera vez el

reino Unido ha pasado a ser importador neto de energía al ver

disminuir sus reservas y producción de carbón, gas y petróleo.

A excepción de Dinamarca, el resto de países de la Unión europea

son importadores netos. Los países más dependientes

son aquéllos en los que o no existen o son pequeñas las cantidades

de recursos energéticos: Chipre (totalmente dependiente),

Portugal (99,4%), Luxemburgo (99%), Letonia (94%) e

irlanda (90,2%) lideran esta clasificación, mientras que reino

Unido (13%), Polonia (18,4%), estonia (33,9%), la república

Checa (37,6% ) y los Países bajos (38,9%) son los menos

dependientes. Destaca el hecho de que, salvo el reino Unido,

los principales consumidores tienen altos índices de dependencia:

Alemania (65,1%), Francia (54,5%), italia (86,8%) y

españa ( 85,1%).

gRÁFICO 8: íNDICE DE DEPENDENCIA

ENERgÉTICA, 2005

Fuente: Eurostat

84 [04] noviembre 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Una política común para la energía en la Unión Europea

en lo referente a la procedencia de las importaciones, rusia

(40%), noruega (25%) y Argelia (19%) son los principales proveedores

de gas natural. También los suministros de petróleo

a la Unión europea son liderados por rusia (32%), seguida por

noruega (19%), Arabia Saudí (11%) y Libia (9%). en relación a

la importaciones de carbón, Sudáfrica es el principal proveedor

europeo (29%); a continuación se encuentran rusia (17%),

Australia (16%) y Colombia (13%).

El perfil energético de los países de la UE

revela una extrema heterogeneidad de las

situaciones y de las prioridades nacionales

el perfil energético de los países de la Ue revela además una

extrema heterogeneidad de las situaciones y de las prioridades

nacionales. el nuclear es el sector clave para Francia, mientras

que reino Unido, españa y los Países bajos se interesan

prioritariamente por el gas. el carbón es todavía una energía

de futuro para Grecia y Alemania, mientras que las energías

renovables son las que ocupan un lugar considerable en los

balances energéticos de los países nórdicos.

estas diferencias explican en parte el fracaso de todas las

tentativas de armonización de una política energética europea,

tanto por los regímenes de importación o los precios interiores,

como por la fiscalidad de los productos energéticos o la

puesta en funcionamiento de los stocks estratégicos imitando

la política de ee.UU.

Si no puede calificarse muy positivamente la actuación de los

gobiernos de los estados miembros en el campo energético, las

industrias europeas del sector son uno de los grandes triunfos

de europa. Shell, bP, Total, repsol o eni en el sector petrolero,

en el sector del gas y la electricidad destacan más de una docena,

entre ellas eDF, Centrica, electrabel, endesa, enel, e.on,

Gas natural, Gaz de France, iberdrola o Suez, y Siemens, british

nuclear Fuel o Areva en la energía nuclear. Son buena prueba de

que el mercado tiene potencial suficiente para paliar los déficit

en recursos energéticos que presenta la Unión europea.

Sin embargo, los intereses de las empresas no coinciden forzosamente

con los estados, por lo que no existe colaboración

en la concreción de una política energética común para europa.

estas compañías, originarias en su mayoría de alguno de

los 5 grandes países de la Unión europea, forman parte en la

actualidad de grandes capitalizaciones bursátiles y sus intereses

están fuertemente diversificados a través del mundo. De


este modo, no es posible pensar que las compañías energéticas

europeas estén dispuestas a ir mucho más allá que la de

seguir procesos de concentración que confiere a las nuevas

entidades una mayor base financiera que les permita alcanzar

una mejor situación competitiva en el mundo.

La defensa de los intereses nacionales de estas empresas

y su capacidad de influir en los gobiernos son una de las

causas principales por las que europa aún no ha desarrollado

unos mercados interiores de la energía plenamente competitivos.

Sólo con la existencia de esos mercados podrán los

ciudadanos y las empresas de la Ue beneficiarse plenamente

de la seguridad de abastecimiento y de unos precios más

bajos. Con ese fin es preciso desarrollar las interconexiones,

implantar marcos legislativos y desreguladores eficaces, darles

plena aplicación y velar por la rigurosa ejecución de las

normas comunitarias de competencia. en todo caso, es deseable

que la consolidación del sector de la energía se rija por

las normas de mercado si se pretende que europa responda

eficientemente a los múltiples retos que tiene ante sí y si

desea invertir adecuadamente para el futuro. Sin embargo,

en lo inmediato, sería deseable un mínimo de concertación

estados/empresas para mejorar la racionalización de los intereses

europeos en el mundo.

Europa aún no ha desarrollado unos

mercados interiores de la energía

plenamente competitivos

Últimamente, y ante los acontecimientos que se suceden en

el mundo, algo ha empezado a moverse en la Unión europea.

Hace pocos días se ha conocido la firma de un memorando entre

las compañías estatales de gas de rusia y Argelia. europa

se ha estremecido ante una posible pinza Gazprom-Sonatrach

(entre ambas controlan el 80% de las importaciones de gas de

la Unión europea). italia, cuya dependencia de los suministros

de gas de estos dos países es del 67%, hacía un llamamiento

a una mayor coordinación entre las políticas exteriores y energéticas

de la Unión europea.

el sentimiento de inseguridad en el suministro creció de forma

importante desde el corte en el suministro de gas a Ucrania

a raíz de una disputa de precios. La Cumbre europea de Lahti

(Finlandia) confirmó el total dominio de rusia sobre la explotación

y gestión de sus propios recursos de gas y petróleo

y ha dejado aún más divididos a los gobiernos europeos obsesionados

por garantizar futuros suministros. La suspensión

INFORME ECONÓMICO ESADE

Una política común para la energía en la Unión Europea

Andris Piebalgs, responsable de Energía de la CE

por parte del gobierno ruso de varios proyectos de producción

compartida, en el que debían participar empresas británicas,

holandesas o francesas, mientras que en paralelo se constituían

empresas y se firmaban acuerdos con Alemania, ha

ahondado en esta división. Tal ha sido la crisis desatada que

la presidencia finlandesa se ha visto obligada a “romper con

el tabú” de la energía nuclear e iniciar un debate en el que se

analice hasta qué punto la Unión puede alcanzar un enfoque

común sobre el futuro de su producción y suministro.

Frente a esta realidad, ¿es posible construir una política común

energética que garantice la seguridad de los aprovisionamientos?

¿Cómo se puede asegurar una diversificación de

los suministros de energía que sea respetuosa con el clima?

¿es capaz la Unión europea de disponer de las inversiones

necesarias para enfrentarse al futuro? ¿Qué estrategias deben

establecerse para limitar su dependencia exterior? ¿Qué

medidas hay que tener previstas para afrontar una crisis de

suministro de la energía?

Para intentar hacer frente a esta situación y buscar respuestas

a todas las preguntas, la Comisión europea lanzó un debate

en torno a la realización de una futura política europea común

de la energía publicando un Libro verde en marzo de 2006.

entre otras cosas, la Comisión sugiere finalizar la apertura

de los mercados europeos de gas y de electricidad, intensi-

[04] noviembre 2006

85


ficar las relaciones con los principales proveedores de energía,

como rusia y la oPeP, así como la utilización de energías

renovables, la eficacia energética y la investigación en

energías pobres en carbono. Sin embargo, la reacción de

los estados miembros ha sido decepcionante para los que

esperan una estrategia europea en materia energética al

dejar muy clara su oposición a cualquier tentativa de reducir

la soberanía nacional, en especial en lo que concierne a

temas de alta sensibilidad política como puede ser el de la

energía nuclear.

¿Es posible construir una política común

energética que garantice la seguridad

de los aprovisionamientos? ¿Cómo se

puede asegurar una diversificación de los

suministros de energía que sea respetuosa

con el clima? ¿Es capaz la Unión Europea

de disponer de las inversiones necesarias

para enfrentarse al futuro? ¿Qué estrategias

deben establecerse para limitar su

dependencia exterior? ¿Qué medidas hay

que tener previstas para afrontar una crisis

de suministro de la energía? Para intentar

buscar respuestas a todas las preguntas,

la Comisión Europea lanzó un debate

publicando un Libro Verde en marzo de 2006

El Libro Verde enumera 6 sectores prioritarios:

■ Energía para el crecimiento y el empleo en Europa: el primer

objetivo es finalizar la puesta en marcha de los mercados

interiores europeos de la electricidad y del gas. Un

mercado único europeo de la electricidad y del gas realmente

competitivo debería generar, mejorar la seguridad

del abastecimiento y potenciar la competitividad. Aunque

en julio de 2007 prácticamente todos los consumidores

de gas y electricidad tendrán el derecho legal de abastecerse

de cualquier proveedor de la Ue, muchos mercados

siguen siendo en gran medida nacionales y se hallan dominados

por unas pocas empresas. en este contexto, el

Libro Verde señala cinco áreas centrales que reclaman

una atención particular:

■ establecimiento de una red europea.

■ Un plan prioritario de interconexión.

■ inversión en capacidad de generación.

■ igualdad de condiciones: la importancia de la separación

de actividades.

■ refuerzo de la competitividad de la industria europea.

86 [04] noviembre 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Una política común para la energía en la Unión Europea

José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea, durante

el Consejo de Jefes de Estado celebrado en Lahti (Finlandia)

el 20 de octubre

■ Intensificar la solidaridad entre los Estados miembros en

caso de perturbaciones en el aprovisionamiento, mediante

la construcción de reservas de gas y de reservas petroleras

obligatorias en el marco de la legislación europea. Para

ello, la Comisión propone la creación de un Observatorio

europeo del suministro energético que se encargaría de

vigilar la evolución del mercado con el fin de reforzar la

transparencia de la oferta y de la demanda, aumentar la

seguridad de las redes, e intensificar la colaboración y el

intercambio de información entre gestores de los sistemas

de transporte. en relación con la seguridad física de las

infraestructuras, el Libro verde proponer realizar dos tipos

de intervención: por un lado, podría desarrollarse un mecanismo

de apoyo para asistir a aquellos países que se hallen

en dificultades como consecuencia de los daños sufridos

por sus infraestructuras esenciales y, en segundo lugar, podrían

adoptarse normas o medidas comunes de protección

de las infraestructuras.

■ Diversificar los recursos energéticos de la UE, respetando

las distintas elecciones nacionales divergentes en materia

de política energética. Un análisis estratégico de la política

energética de la Ue analizaría regularmente el impacto de las

políticas energéticas nacionales sobre los otros países europeos,

proceso que podría dar lugar a una iniciativa a nivel

comunitario en caso de conflicto.


■ Con el fin de buscar soluciones al problema del calentamiento

climático, el Libro verde propone una nueva hoja de ruta

para las energías renovables, que incluya objetivos para el

año 2020 e incluso para más adelante. La envergadura de

este reto exige que europa actúe de inmediato, especialmente

en los ámbitos de la eficiencia energética y de las

fuentes de la energía renovable. Además de luchar contra

el cambio climático, la Comisión europea propone la adopción

de medidas que contribuyan a reforzar la seguridad de

abastecimiento y a limitar la creciente dependencia de la Ue

respecto de la energía importada. esta política podría crear

numerosos puestos de trabajo de alta calidad en europa y

mantener el liderazgo tecnológico europeo en el sector mundial

que se halla en rápida expansión. (en 2011 las energías

renovables darán trabajo en españa a 280.000 personas

–100.000 nuevos puestos–. en la Ue trabajan actualmente

en este sector 1.800.000 personas).

■ Un plan para las tecnologías energéticas estratégicas que

evite “los dobles empleos en los programas nacionales de

INFORME ECONÓMICO ESADE

Una política común para la energía en la Unión Europea

desarrollo tecnológico y de investigación”. este plan debería

acelerar el desarrollo de las tecnologías energéticas prometedoras,

pero también contribuir a crear las condiciones para

que tales tecnologías accedan efectiva y eficazmente a los

mercados comunitario y mundial. La Ue tiene que estudiar

formas de financiar un enfoque más estratégico de la investigación

energética, avanzando más hacia la integración y coordinación

de los programas y presupuestos de investigación

e innovación, tanto nacionales como comunitarios.

■ Una política exterior común en materia de energía con el

fin de coordinar las relaciones con los suministradores extranjeros

como rusia y los países de la oPeP. esta política

establecería una lista de nuevos oleoductos, gasoductos y

terminales de gas natural licuado (GnL) con el fin de reforzar

la seguridad de los aprovisionamientos.

el Libro verde señala que los instrumentos de esta política

deberían ser:

■ Una política clara para garantizar y diversificar las fuentes

de suministro de energía.

[04] noviembre 2006

87


■ Asociaciones energéticas con los productores, los países de

tránsito y otros actores internacionales que permita el diálogo

con los grandes productores y proveedores de energía y

el desarrollo de una comunidad paneuropea de la energía.

■ reaccionar con eficacia ante las crisis.

■ Fomentar el desarrollo a través de la energía.

Como respuesta a la propuesta de la Comisión, los gobiernos

europeos han utilizado un doble lenguaje. Por un lado, la

aprobaron ampliamente en el curso de la cumbre europea de

primavera, el 24 de marzo de 2006, pero, por el otro, muchos

países tomaron una posición según la cual la Ue no debe limitar

la soberanía nacional, en especial en lo que concierne a la

composición de las combinaciones de las fuentes. Tampoco

fue aprobada, al considerarse prematura, la idea de un regulador

energético europeo único.

Finalmente, me parece interesante destacar la opinión de

otros actores energéticos en relación a la propuesta de la Comisión

2 . Sus reacciones nos permitirán entrever las posibili-

88 [04] noviembre 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Una política común para la energía en la Unión Europea

dades para que la presión sobre los gobiernos nacionales sea

lo suficientemente poderosa que les obligue a dejar a un lado

los intereses nacionales y acepten el desarrollo de una política

común de la energía para europa.

el Sindicato europeo de la industria eléctrica –eurelectric– estima

que es vital que las opciones políticas no limiten la elección

de los carburantes o de las tecnologías de los países

y de las empresas. Según el sindicato, europa necesita una

política de i+D ambiciosa y bien coordinada, apoyada por una

financiación suficiente que cubra un amplio abanico de tecnologías

que proporcionen una mayor eficiencia energética, la

utilización de energías renovables, carburantes fósiles propios

y energía nuclear.

Las Cámaras europeas de Comercio e industria han dado su

acuerdo a la nueva política energética, pero han hecho saber

que ésta debería tener en cuenta las necesidades de la pymes

al señalar que deberían tomarse medidas de sensibilización en

relación a la eficiencia energética.


La Confederación europea de Sindicatos (CeS) ha insistido en

definir un derecho de acceso generalizado a los servicios energéticos.

Según su secretario general, el futuro de la política

energética europea debería articularse alrededor de una serie

de prioridades, como el refuerzo del control público y de la

democracia en el sector energético, la reducción del consumo

de la energía y el aseguramiento de los suministros y de la

diversificación de la oferta energética.

otras organizaciones, como la Asociación europea de la energía

eólica, la Asociación del sector europeo de las biotecnologías

o la organización mundial para la Conservación del medio

Ambiente, han destacado su satisfacción por el compromiso

que la propuesta establece sobre una mayor utilización de las

energías renovables.

No tan sólo está en juego el futuro energético

europeo, sino, principalmente, el modelo

de bienestar económico y social

Habrá que quedar a la espera de la propuesta que la Comisión

europea debería realizar el próximo mes de diciembre en un

Libro blanco sobre las futuras prioridades de la política energética

europea. no tan sólo está en juego el futuro energético

europeo, sino, principalmente, el modelo de bienestar económico

y social.

BIBLIOgRAFíA

Com (2006) Libro verde. Estrategia europea para una energía sostenible,

competitiva y segura. 105 final

PAiLLArD, C.A. (2006) Quelles stratégies énergetiques pour l’Europe?

Fondation robert Schuman.

GiKAS, A. & KeenAn, r. (2006) Statistical aspects of the energy economy in

2005. eurostat.

inTernATionAL enerGY AGenCY (2004) World energy outlook 2004.

1 “Putin y el club de la energía” (3/10/2006) La Vanguardia p.67

2 eurativ.com (9/5/2006).

INFORME ECONÓMICO ESADE

Una política común para la energía en la Unión Europea

[04] noviembre 2006

89


DOCUMENTOS

Y LECTURAS

DOCUMENTOS:

Cambios en el mundo del trabajo

LECTURAS:

M a Teresa del Val, Yolanda M a Sánchez y Cristina

García (2006)

Economy, Entrepreneurship, Science and Society in

the XXI Century

Luis de Sebastián (2006)

África, pecado de Europa

William Easterly (2006)

The White Man’s Burden

90 [04] NOVIEMBRE 2006


[04] NOVIEMBRE 2006

91


92 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

Cambios en el

mundo del trabajo


INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

Memoria del Director General. Conferencia Internacional del Trabajo.

95ª reunión 2006.

Prof. Anna Laborda

Departamento de Economía, ESADE

ABSTRACT

El pasado mes de junio, la oficina de la OIT de Ginebra publicó el informe que

da título a la presente reseña. La Memoria se planteaba como objetivo “(...)

ayudarnos a todos a situar en la actual perspectiva global nuestras propias

experiencias y conocimientos respecto del trabajo”. Destaca el carácter global

del informe, lo que conlleva una visión de medio-largo plazo tanto en el análisis

de los motores del cambio como de las perspectivas futuras. Son cuatro los

motores que impulsan los cambios en el mundo del trabajo: el imperativo del

desarrollo, el cambio tecnológico, la intensificación de la competencia a escala

mundial y el nuevo papel del Estado en este mercado global con un menor

papel como agente coordinador de la actividad económica y del trabajo, pero

con un papel destacado a nivel mundial a favor de la reducción de la pobreza, el

fomento de la cohesión social y la creación de empleo. Los sistemas globales

de producción, la escasez mundial de calificaciones, el aumento de los flujos

migratorios de diversas índoles y el concepto de flexicurity parecen las tendencias

más destacadas en los cambios actuales. La Memoria destaca el papel

que debe jugar la “gobernanza” en la productividad, el crecimiento económico,

la distribución de la renta, la cohesión social y la estabilidad política. El diálogo

social y la negociación colectiva se perfilan como claves del éxito para conseguir

una globalización que sea, además, justa y equitativa.

[04] NOVIEMBRE 2006

93


INTRODuCCIÓN

El pasado mes de junio, la oficina de la OIT de Ginebra publicó

el informe que da título a la presente reseña. La Memoria

se planteaba como objetivo “(...) ayudarnos a todos a situar

en la actual perspectiva global nuestras propias experiencias

y conocimientos respecto del trabajo”, objetivo que aparece

suficientemente abstracto y poco explícito como para que el

desarrollo de la Memoria pudiera seguir cualquier tendencia o

estructura. La investigación se realiza sobre la propia base de

conocimientos de la OIT y es una aportación más en la línea

del Programa de Trabajo Decente a través del cual se pretende

guiar el proceso de globalización que, por supuesto, impacta

de forma clara en el mercado laboral con unas directrices de

justicia y equidad 1 . Destacamos, por tanto, el carácter global

del informe, lo que conlleva una visión de medio-largo plazo

tanto en el análisis de los motores del cambio como de las

perspectivas futuras.

El estudio se estructura en cinco capítulos y un prefacio. En

este último, el Sr. Juan Somavia, Director General de la OIT, se

plantea seis preguntas claves sobre las que opina que deben

girar futuras discusiones, y que se podrían enunciar de la siguiente

forma: ¿Hasta cuándo seguirá estando discriminado de

las estadísticas el trabajo no remunerado? ¿Cuál es el grado

de fragmentación del mercado laboral global único? ¿Se generan

suficientes oportunidades reales de trabajo decente? ¿Cuál

sería el marco institucional adecuado para que el cambio sea

entendido como una oportunidad y no como un riesgo? ¿Se ha

94 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

comprendido el papel que debe jugar el diálogo social en el balance

entre flexibilidad y seguridad en una época definida como

de oportunidades y también de incertidumbres? ¿Se están desplegando

suficientes esfuerzos para elevar las competencias

tecnológicas de los trabajadores y gestores que permitan aprovechar

las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías?

Sin duda, son preguntas importantes que la Memoria —y quizá

ése sea su mayor defecto— no pretende contestar sino dejar

sobre la mesa del debate sin aportar soluciones concretas o

mecanismos específicos de trabajo, conformándose con explicitar

el posicionamiento de la OIT con respecto a ellas.

Los cinco capítulos de la Memoria se estructuran de la siguiente

forma: Motores del cambio, Tendencias en el mercado de

trabajo mundial, Desafíos para el futuro de la seguridad social,

Adaptación y modernización de la gobernanza del mercado laboral,

y Perspectivas. Pasamos a resumir los elementos más

destacados de cada uno de ellos.

PRINCIPALES CONTENIDOS DE LA MEMORIA

MOTORES DEL CAMBIO

La Memoria define como motores del cambio a “cuatro fuerzas

formidables e interrelacionadas [que] se están conjugando

para transformar el lugar de trabajo y el mercado laboral”. La

primera de estas fuerzas es el llamado imperativo del desarrollo.

Se consideran objetivos ineludibles la reducción de la extrema

pobreza por un lado y la reducción de las diferencias en


enta e ingreso por otro, y ello es así no sólo por un criterio de

tipo moral, sino incluso de tipo pragmático, como la forma de

reducir la inestabilidad política, social y económica. Las cifras

no son halagüeñas, y bastará con poner algunos ejemplos 2 :

A pesar de que la población mundial en situación de extrema

pobreza se redujo de un 40% en 1981 a un 21% en 2001, en

África ha aumentado en ese periodo desde el 41% al 47%. En

1990 el ciudadano estadounidense medio era 38 veces más

rico que el ciudadano medio de Tanzania, hoy es 61 veces

más rico. El ingreso que reciben las 500 personas más ricas

del mundo supera el ingreso que obtienen los 416 millones de

personas más pobres. A pesar de los avances en países como

China o India, si en este último país se mantuvieran las tasas

de crecimiento y reducción de la pobreza logradas entre 2000

y 2005, aún tardaría un siglo en alcanzar el nivel actual de los

países de ingresos altos. En Brasil, el 10% más pobre de la

población recibe el 0,7% del ingreso nacional, mientras que el

10% más rico percibe el 47%.

Si en la India se mantuvieran las tasas

de crecimiento y reducción de la

pobreza logradas entre 2000 y 2005, aún

tardaría un siglo en alcanzar el nivel

actual de los países de ingresos altos

Si, además, consideramos a lo anterior que, en el contexto

global, nos enfrentamos a un crecimiento sostenido de la fuerza

de trabajo 3 , el crecimiento económico, siempre según las

250

200

150

100

50

0

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

conclusiones de la Memoria, se plantea como indiscutible e

irrenunciable. Otros temas, que no se discuten en el documento,

son, en primer lugar, cómo canalizar ese crecimiento hacia

los países en desarrollo, y en segundo lugar, cuál será el coste

de oportunidad que deberán pagar los países desarrollados,

ya que en nuestro planeta de recursos limitados un escenario

en el que todos los países disfruten del nivel de bienestar que

en la actualidad disfrutamos en estos países privilegiados de

momento no es más que una utopía.

La segunda fuerza es la transformación tecnológica. El auge

de las TIC ha acelerado el proceso de cambio de las economías

de servicios, convirtiéndose ese mercado también en

mercado global gracias a las subcontrataciones internacionales

de servicios a empresas. Este cambio acelerado a su

vez ha reforzado el uso de las TIC, entrando así en un ciclo

continuo de innovación. Los efectos directos de las TIC sobre

el empleo son positivos (creación de empleo vinculado

a la aparición de nuevos productos y servicios) y negativos

(destrucción de empleo vinculado a tecnologías obsoletas o

empresas que no logran seguir el ritmo creciente de innovación)

4 . La Memoria considera que, a largo plazo, el impacto

de las TIC será positivo, debido al incremento de productividad

que se traducirá en aumento de los ingresos, de la

demanda y del empleo. Otro tema sería el de la necesidad

de mecanismos redistributivos que eviten la exclusión de

los países pobres y de la población pobre, en general, de

beneficiarse de ello.

RITMO DE CRECIMIENTO DE TIC DESDE LOS AñOS 1990: INTERNET y TELEFONíA MÓvIL

Por cada 1.000 personas

1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003

Año

Usuarios de Internet (por 1.000 personas) Teléfonos móviles (por 1.000 personas)

Fuente: Banco Mundial (2005) Indicadores de Desarrollo Mundial

[04] NOVIEMBRE 2006

95


Como tercera fuerza a considerar tenemos la intensificación

de la competencia a escala mundial. Si la primera tenía un

carácter socioeconómico y en parte demográfico, y la segunda,

un carácter técnico, ésta es de marcado carácter económico.

El marco en el que se desarrollan las relaciones económicas

(comerciales y financieras) ha cambiado en los últimos años

y el cambio ha sido dirigido por la apertura creciente de los

mercados mundiales, tanto financieros como de productos y

servicios 5 . La aparición de una economía de mercado mundial

trae como consecuencia una competencia más dura en

todos los mercados, tanto de ámbito nacional como internacional.

Las empresas necesitan flexibilidad interna y externa

para adaptarse a este contexto de mayor competencia y poder

sobrevivir. Ahora bien, a pesar de la globalización de los mercados

citados, el mercado laboral sigue estando segmentado.

En la Memoria se resume este hecho con la siguiente frase:

“La interacción entre este mercado laboral mundial pujante,

pero sumamente fragmentario, y los mercados financieros y de

productos, cada vez más liberalizados, es uno de los grandes

motores de cambio en el mundo laboral”.

La interacción entre un mercado laboral

mundial pujante, pero sumamente

fragmentario, y los mercados financieros y

de productos, cada vez más liberalizados,

es uno de los grandes motores de

cambio en el mundo laboral

En nuestro país explicaría, por ejemplo, fenómenos como el de

la deslocalización (si el mercado laboral está segmentado, las

empresas de sectores tradicionales y maduros se instalarán

allá donde la mano de obra sea más barata) o la alta tasa

de temporalidad (aunque sólo en parte). Además, la liberalización

del comercio ha comportado en los últimos años un

crecimiento rápido y sostenido de los intercambios de bienes

manufacturados, que alcanzaron el 77% del total de exportaciones

mundiales de mercancías en 2003 6 , impulso que sólo

han sabido aprovechar los países con capacidad para canalizar

sus recursos productivos hacia bienes manufacturados,

especialmente países asiáticos como China, India y Malasia,

por ejemplo, en los que el crecimiento del comercio ha repercutido

de forma positiva en los niveles de empleo y de salario.

En cambio, tanto África como América Latina no están aprovechando

las oportunidades del mercado, y sus exportaciones

de productos manufacturados están estancadas. Una cuestión

para debatir es si el debilitamiento del mercado laboral en

los países desarrollados se debe precisamente a la creciente

96 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

Juan Somavia, Director General de la OIT (foto: M. Crozet - OIT)

apertura del comercio. Aunque los datos no son a este respecto,

ello no impide que crezca la percepción de inseguridad

en los mercados laborales de países desarrollados aún considerando

que, según los cálculos, los sectores afectados por

la competencia de países en desarrollo con menores costes

laborales supone solamente el 4% del empleo total de los países

de la OCDE.

Otro elemento relacionado con la apertura del comercio y el

mercado global es la cuantía y dirección de los flujos de inversión

extranjera directa (IED). China aparece cada vez más

como el destino de afluencia de la IED. Dos son los peligros

que se pueden relacionar con este fenómeno complementario

y paralelo del mercado global de productos y servicios. El

primero es que los países en desarrollo compitan entre ellos

para obtener la IED, en detrimento del nivel de protección de

las normas laborales. El segundo, que la IED tiende a favorecer

a los trabajadores con alta cualificación, y por ende, genera

diferencias salariales entre la población.

Finalmente, la cuarta de las fuerzas se centra en el aspecto

político, concretamente en el tipo de funciones que se asig-


nan al Estado en este mercado global (tercera fuerza). Por

un lado, la confianza en el mercado se traduce en un menor

papel de los estados como agentes coordinadores de la actividad

económica y del trabajo. Ahora bien, a nivel mundial

la reducción de la pobreza, el fomento de la cohesión social

y la creación de empleo han recuperado su carácter prioritario

entre las políticas y han recibido apoyo y respaldo en

diversas cumbres 7 . Como se indica en la Memoria, “dichas

tendencias se plasman en una mayor conciencia de los derechos

y principios fundamentales en el trabajo, y en una mayor

movilización encaminada a su aplicación”. Pero también es

cierto que los debates sobre mercado laboral se han centrado

con mayor frecuencia en la competitividad y la necesidad

de estimular el proceso de cambio que no en la búsqueda de

esa cohesión social necesaria para conciliar los intereses en

conflicto.

En definitiva, ninguna de las cuatro fuerzas descritas en el primer

capítulo de esta memoria suponen una sorpresa al lector y

de ellas el cambio tecnológico y el impulso del mercado global

se perfilan como las verdaderas causas estructurales de los

cambios en el mundo del trabajo.

TENDENCIAS EN EL MERCADO DE TRABAJO MuNDIAL

Las fuerzas impulsan cambios en la estructura del empleo, en

las condiciones de trabajo y también en los sistemas de seguridad

social. En este apartado se enuncian y comentan los principales

cambios que están ocurriendo en el mundo del trabajo.

Cambios en la fuerza de trabajo mundial

En 2005, la población activa mundial alcanzó los 3.000 millones

de personas, de los cuales el 84% vive en países en

desarrollo.

En 2005, la población activa mundial alcanzó

los 3.000 millones de personas, de los

cuales el 84% vive en países en desarrollo

A China y a la India les corresponden, respectivamente, un

26% y un 14,8% de todo el empleo mundial. Entre 1995 y

2005, el rasgo distintivo del mercado laboral fue el del incremento

de la desocupación, que aumentó un 21,9%, pasando

de 157,3 millones a 191,8 millones de personas desempleadas.

El aumento del paro se debió a las crisis en Asia Oriental

y América Latina, a las que se añadirían las recesiones

de los países en transición de Europa central y oriental y de

la CEI. Este incremento del paro ha sido acompañado por un

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

aumento de la participación femenina, que ya constituye hoy

en día el 40% de la fuerza de trabajo mundial. Actualmente

se contabilizan 1.220 millones de mujeres en la población

activa, lo que representa el 52,5% de las mujeres en edad de

trabajar. Esta incorporación al mercado laboral se ha realizado

sin que, por otro lado, se reduzca su participación en las

tareas del hogar y en el cuidado de personas. Su integración

en el mercado laboral dista mucho todavía de ser igualitaria:

están sobrerrepresentadas en la economía informal, su tasa

de desempleo es mayor, su sueldo es menor, su lugar de trabajo

más inseguro y sus posibilidades de ascenso, menores.

También ha aumentado en estos años 8 el desempleo juvenil,

cuya tasa ha pasado del 12,1 al 13,7%, con mayor incidencia

en los países en desarrollo, donde se está incubando

una generación de jóvenes desanimados que ni estudian ni

trabajan. Finalmente, y como único cambio plenamente positivo,

hay que resaltar la reducción del trabajo infantil, especialmente

en trabajos peligrosos y para aquellos colectivos

infantiles más vulnerables.

Asia y el Pacífico reúnen más

de la mitad del empleo mundial

PARTE DEL EMPLEO MuNDIAL

CORRESPONDIENTE A CADA REGIÓN, 2005

Asia y Pacífico

Economías

desarrolladas

y Unión Europea

África

Subsahariana

Oriente Medio

y África del Norte

América Latina

y el Caribe

Europa Central y Oriental

(países que no pertenecen

a la UE) y CEI

Fuente: OIT (2005) Global Employment Trends. Modelo de estimación

Sistemas globales de producción

y cambios en el empleo

Entendemos por Sistema Global de Producción aquel sistema

de producción que permite situar diferentes partes del proceso

productivo en diferentes países, a fin de aprovechar las

ventajas comparativas de cada uno de ellos, en especial los

menores costes, la disponibilidad de materias primas o los

entornos políticos más favorables. Estos SGP se han desarrollado

en los últimos tiempos gracias, principalmente, al cambio

tecnológico y a la globalización de los mercados (fuerzas

2 y 3 del capítulo anterior) y han incentivado el desarrollo de

[04] NOVIEMBRE 2006

97


actividades económicas del sector servicios, en detrimento

del sector industrial. Así, la proporción del empleo global en

la industria ha disminuido en los países industrializados y ha

aumentado en algunos países (en desarrollo, la mayoría de

ellos), estabilizándose en el mismo porcentaje global en 2005

que el que representaba en 1995, el 21% del empleo total

mundial. El mayor incremento se sitúa en Asia oriental y sudoriental,

que están convirtiéndose en el centro de ensamblaje

de los SGP.

Asia oriental y sudoriental están

convirtiéndose en el centro de ensamblaje

de los Sistemas Globales de Producción

Por su parte, el empleo en los servicios ha pasado de representar

el 34% del empleo total mundial en 1995, al 39% en

2005. Este incremento ha estado repartido en un abanico de

actividades muy variadas, aunque destacaríamos el incremento

derivado de la externalización de actividades. Por ejemplo,

si una empresa manufacturera disponía de su propio equipo

de limpieza, este empleo se consideraba empleo industrial.

Cuando esta empresa pasa a contratar a una empresa de

limpieza, externalizando la actividad, se dan dos movimientos

complementarios: disminución del empleo en la industria pero

aumento del empleo en el sector servicios.

Escasez mundial de calificaciones

Las bases del crecimiento actual, como se ha indicado con

anterioridad, se fundamentan en la innovación tecnológica y

empresarial, que a su vez requiere de un proceso continuo

de mejora de las calificaciones de la fuerza laboral de todos

los niveles. El incremento de la competencia derivado de la

apertura de los mercados seleccionará darwinísticamente a

aquellas empresas flexibles que hayan sabido reorganizar

sus métodos de producción para mejor aprovechamiento de

las TIC y que sean adaptables a futuros y rápidos cambios.

Como consecuencia del modelo de crecimiento, los puestos

de trabajo para los cuales se requiere un buen nivel de cualificación

están creciendo más rápidamente que el resto, especialmente

en los países industrializados pero también en economías

de la zona de Asia oriental y sudoriental. En cambio,

en otros países de Asia meridional y de África ha disminuido

la proporción de empleo altamente cualificado, lo que es un

signo evidente del rol que les corresponde a estos países

dentro de los Sistemas Globales de Producción. Los cambios

económicos y tecnológicos han ocurrido con mayor rapidez

que el cambio en los sistemas, formales e informales, de

98 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

enseñanza y formación y de ahí la escasez de personal cualificado

del que se quejan con frecuencia los empleadores y

que puede poner en jaque el desarrollo al no alcanzarse los

niveles de productividad que las tecnologías disponibles deberían

permitirnos obtener.

Los cambios económicos y tecnológicos

han ocurrido con mayor rapidez que el

cambio en los sistemas de enseñanza

y formación y de ahí la escasez de

personal cualificado del que se quejan con

frecuencia los empleadores y que puede

poner en jaque el desarrollo económico

Aumenta la migración laboral internacional

De igual forma que ciertos tipos de trabajo se desplazan entre

países, la población activa también lo hace. El flujo de población

migrante ha aumentado en estos años. Entre los años

1985 y 1995 su ritmo de crecimiento fue del 6% anual, por

encima del ritmo de crecimiento de la población mundial. En

el año 2000 se calculaba que existían más de 86 millones de

trabajadores migrantes en todo el mundo, de los cuales 34 se

situaban en las regiones en desarrollo. Existen dos categorías

de trabajadores migrantes: los altamente cualificados, muy

solicitados y sin problemas de regularización, y los que no tienen

ningún tipo de cualificación, que pasan a desempeñar las

labores que la fuerza de trabajo nacional ya no quiere realizar,

a menudo en condiciones precarias y con graves problemas

de consecución de permisos de residencia y de trabajo. Se

calcula que entre el 10 y el 15% de la población migrante se

encuentra en situación irregular.

Migración del campo a la ciudad y

crecimiento de la economía informal

La migración del campo a la ciudad es una tendencia conocida,

ya que es una de las características del desarrollo y

viene sucediendo desde principios del siglo XX, pero destacaríamos

como rasgo característico de los movimientos

actuales que este éxodo rural está hoy en día más explicado

por la pobreza en la que están sumidas la mayoría de las

zonas rurales del mundo en desarrollo: las tres cuartas partes

de los pobres del mundo viven en zonas rurales. Esta

pobreza rural es la que hace migrar a la población hacia

zonas urbanas con la esperanza de mejorar su situación.

Otra característica reciente es el aumento, en estos flujos

migratorios campo-ciudad, de la presencia femenina que utiliza

este camino como medio para completar los ingresos


familiares con las remesas que envían a sus familias que

permanecen en el campo.

Estos flujos migratorios coinciden con un crecimiento de la

economía informal. A pesar de la dificultad en su definición, la

OIT ha calculado que, para mediados de los 90, la proporción

de empleo informal no agrícola era del 48% en África del Norte,

del 72% en el África subsahariana, del 51% en Latinoamérica y

del 65% en Asia 9 . Ahora bien, también hay que destacar que el

desarrollo económico supone un freno para el crecimiento de

esta economía y así se comprueba que la economía informal

está reduciéndose en aquellos países que están creciendo

más rápidamente, especialmente en Asia oriental y sudoriental.

Finalmente, una característica de esta economía informal

que coincide con uno de los rasgos de la migración campo-ciudad,

es la alta participación en ella del colectivo femenino. Se

calcula que más del 60% de las mujeres que trabajan fuera del

sector agrícola en el mundo en desarrollo lo hace en empleos

informales.

Tendencias de la pobreza y salarios

El umbral de pobreza está situado en la cantidad de 2 dólares

diarios por persona. En la actualidad, unos 1.400 millones de

trabajadores (la mitad de la fuerza laboral mundial) viven por

debajo de este límite y si bien no parece una buena noticia sí

que lo es el hecho de que, porcentualmente, representa un

descenso desde el 57% de 1994 al 49% actual. Este descenso

se ha producido en todas las regiones del mundo excepto

en el África subsahariana.

La mitad de los trabajadores del mundo

no puede ganar lo suficiente para situarse

junto con su familia por encima del

umbral de pobreza de 2 dólares diarios

Los factores que inciden en estas cifras de pobreza son: número

de familiares a cargo del trabajador; situación de trabajo

irregular y/o a tiempo parcial, y nivel bajo de ingresos. Este

último factor parece estar en la base de la reducción de la

población trabajadora pobre, ya que los salarios medios han

ido aumentando paulatinamente en la mayoría de los países

en desarrollo. Por ejemplo, en China las tasas medias de

crecimiento del salario, durante el periodo 1984-1995, fueron

de un 5,4% anual. Ahora bien, en muchos de los países

en desarrollo el aumento del salario medio real ha estado

acompañado de un aumento paralelo en la desigualdad de

los ingresos.

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

En conclusión, a pesar del camino avanzado globalmente, la

proporción de trabajadores que no superan el umbral de pobreza

sigue siendo excesiva (49%) y a ello hay que añadir dos

elementos inquietantes: el aumento de la desigualdad y la evolución

contraria en el África subsahariana, lo que la convierte,

sin duda, en una fuente de población migrante, como todos

sabemos.

Discriminación en el empleo y la ocupación

¿A qué se debe que casi la mitad de los trabajadores no

puedan garantizar, para ellos y sus familias, unos ingresos

per cápita de 2 dólares diarios? Según la Memoria de la OIT,

la existencia de un círculo vicioso entre pobreza y discriminación

es la causa explicativa del hecho. Citando textualmente:

“La discriminación en el empleo y la ocupación a menudo

empeora o perpetúa la pobreza, y ésta, a su vez, fomenta

la discriminación en el trabajo.” El desengaño del lector de

la Memoria llega cuando, tras tan prometedor comienzo, en

lugar de datos sobre la tendencia de la discriminación en el

mercado laboral se indica que “una evaluación global sobre

si la discriminación está aumentando o disminuyendo rebasa

el ámbito del presente informe y, en cualquier caso, sería

muy difícil de medir”. Gracias a informes anteriores de la

propia OIT citados en éste 10 , sí se puede afirmar que la discriminación

del colectivo femenino sigue siendo una de las

lacras de nuestros mercados laborales: las mujeres siguen

teniendo menos posibilidades que los hombres de acceder a

un empleo asalariado regular y tienen más posibilidades de

ganar un sueldo inferior por el mismo tipo de trabajo y esto

sucede incluso en aquellas actividades que han tendido a

“feminizarse”.

A la discriminación por razón de sexo hay que añadir la discriminación

racial. Esta discriminación se traduce en toda una

serie de obstáculos que ciertos colectivos encuentran en su

trayectoria laboral y que les impide progresar, y que no están

relacionados con el lugar de trabajo, sino que se basan en

las características culturales, religiosas y de origen nacional.

Las víctimas habituales de esta discriminación son las minorías

étnicas, los pueblos indígenas, las personas “de color” y

los trabajadores migrantes. Actualmente, la nacionalidad vs.

la no nacionalidad está en la base de gran parte de la discriminación

racial, sin subestimar otros motivos como la raza,

el color y la religión. De especial importancia este último, que

ha ido en aumento en el último decenio, al amparo del miedo

al terrorismo y que discrimina principalmente a la población

de origen musulmán.

[04] NOVIEMBRE 2006

99


Condiciones de trabajo: reequilibrio

entre flexibilidad y seguridad

Finalmente, la última de las tendencias que revisa la Memoria

aquí presentada es la generalización del concepto de flexicurity,

traducido al castellano en ocasiones por flexiguridad y

en otras por flexiseguridad. Esta idea, base de la reforma exitosa

del mercado laboral en algunos países europeos como

Dinamarca, también quiso inspirar, desde la perspectiva de

la autora de este comentario de forma fallida, la reciente

reforma laboral española más conocida como Ley de Temporalidad.

El concepto de flexicurity consiste en contemplar

las relaciones laborales como un sistema complejo que debe

estructurarse para satisfacer dos objetivos de forma simultánea:

dar flexibilidad a las empresas para adaptarse a los

requerimientos de un entorno global y competitivo, al mismo

tiempo que se crean los mecanismos para garantizar un cierto

flujo seguro de ingresos salariales a los trabajadores a lo

largo de su vida laboral, aunque la forma de obtener este

flujo no responda a figuras comunes en décadas anteriores,

como la vinculación de por vida y con contrato indefinido a

una única empresa.

La necesidad de combinar flexibilidad

y seguridad (flexicurity) marcará

las tendencias de cambio futuro

en las relaciones laborales

La flexicurity está comportando y comportará con mayor intensidad

en el futuro un cambio en las relaciones laborales.

Los elementos clave que marcarán las tendencias serán: una

mayor presión por parte de los empleadores para conseguir

horarios de trabajo flexibles; demandas, también por parte de

los empleadores, de una mayor flexibilidad para tramitar tanto

la contratación como el despido, un aumento de la participación

del trabajo a tiempo parcial, una mayor concienciación de

la necesidad de reducir los riesgos laborales, sean por accidente

o por enfermedad, y finalmente, aunque con la suficiente

importancia como para que la Memoria de la OIT prefiera

dedicarle un capítulo en exclusiva, la necesidad de que los

sistemas de seguridad social recojan el desafío de conseguir

transmitir seguridad a los trabajadores en un contexto de mercado

laboral menos basado en la contratación indefinida y en

las indemnizaciones por despido improcedente.

DESAFíOS PARA EL FuTuRO DE LA SEGuRIDAD SOCIAL

El objetivo de los sistemas de seguridad social es el de apoyar

a los individuos en aquellos momentos de su vida laboral en

100 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

los que, o bien los ingresos que obtienen de su trabajo son

insuficientes, o bien no pueden trabajar. El término “social” se

refiere a que el individuo desfavorecido comparte su situación

con “un grupo social más amplio”, que va desde la propia familia

hasta el Estado del bienestar moderno.

Los sistemas de seguridad social reciben en la actualidad nuevas

demandas, que son las que recoge y comenta la Memoria

de la OIT. Estas demandas son: la necesidad de extender las

coberturas a las personas más pobres del mundo, los cambios

en las modalidades de empleo, las presiones a favor de

una mayor movilidad en los mercados de trabajo y el envejecimiento

de la población 11 .

Los sistemas de seguridad social reciben

nuevas demandas, que son: la necesidad

de extender las coberturas a las personas

más pobres del mundo, los cambios en las

modalidades de empleo, las presiones a favor

de una mayor movilidad en los mercados de

trabajo y el envejecimiento de la población

En cuanto a la primera de ellas, la demanda que reciben los

sistemas de seguridad social formales, hoy en día, como mecanismo

eficiente de reducción de la pobreza y la desigualdad,

entra en conflicto, en muchos países desarrollados, con

las políticas de reducción del gasto social aplicadas en ellos.

En los países en desarrollo el problema es otro diferente: los

sistemas formales requieren de instituciones eficaces pertenecientes

al sector público y en muchos de ellos el proceso

de creación de las mismas está en ciernes. A pesar de ello,

existen algunas experiencias positivas en países como Brasil,

Mauricio, Namibia, Nepal y Sudáfrica.

Los cambios en las modalidades de empleo y las presiones

a favor de una mayor movilidad están por supuesto relacionados

con la flexibilidad que las empresas necesitan para ser

competitivas a nivel internacional. El concepto de Seguridad

Social ha entrado en conflicto, en los países desarrollados,

con el concepto, sumamente valorado hoy en día, de eficiencia

económica. Los impuestos necesarios para financiar los sistemas

de seguridad social provocan una perturbación en los

mercados por el lado de la oferta, aumentando por esta vía

los costes laborales de las empresas que ven así mermada

su competitividad. La respuesta a esta situación es un intento

de reducir las pérdidas del sistema, es decir, controlar más rigurosamente

los pagos y, punto que considero de mucha más

importancia, aplicar conjuntamente un apoyo activo para la


úsqueda de empleo. La Memoria cita que este apoyo puede

basarse en servicios de orientación, aunque considerando que

una de las tendencias citadas en el capítulo anterior era la de

escasez de calificaciones, la eficiencia del sistema mejoraría

todavía más si el apoyo activo se basara en aquellos mecanismos

que permiten mejorar la empleabilidad de los individuos

(apoyo a la movilidad, formación, etc.).

Por su lado, el envejecimiento de la población supone, si se

mantienen los sistemas de seguridad social conocidos hasta

la fecha, un aumento de la tasa de dependencia, es decir,

cada persona activa deberá “hacerse cargo” de un número

mayor de personas no activas o dependientes. Aunque la

inmigración puede resolver transitoriamente este problema,

especialmente en los países desarrollados, hay que tener

en cuenta que, a medio y largo plazo, esta población tendrá

necesidades crecientes en materia de seguridad social. Además

del envejecimiento de la población en los países desarrollados,

hay que contar con el hecho de que este fenómeno

se extenderá a todos los países en desarrollo de ingresos

Porcentaje

40

30

20

10

0

Mundo

Países más desarrollados

Países menos desarrollados

Países menos desarrollados sin incluir China

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

medios y que están teniendo altas tasas de crecimiento,

como China.

ADAPTACIÓN y MODERNIzACIÓN DE LA

GOBERNANzA DEL MERCADO LABORAL

El término gobernanza se define en el propio informe como

“las instituciones, las estructuras de autoridad y los medios

de colaboración públicos y privados que coordinan o controlan

la actividad laboral en el mercado de trabajo”. Estos

mecanismos incluyen desde normas sociales informales,

hasta los convenios colectivos, pasando por la legislación o

la normativa internacional. La OIT, en su informe, considera

probada la influencia de la gobernanza en la productividad, el

crecimiento económico, la distribución de la renta, la cohesión

social y la estabilidad política, y de ahí el interés de este

capítulo de la Memoria, centrado en señalar las formas en

que los sistemas se están adaptando y modernizando para

funcionar de forma eficiente ante las fuerzas y tendencias

que mueven el mercado laboral que se han repasado en los

capítulos anteriores.

TASA DE AuMENTO DE LA PROPORCIÓN DE LA POBLACIÓN DE MáS DE 60 AñOS DE EDAD

1950 1955 1960 1965 1970 1970 1975 1980 1985 1990 1995 2000 2005 2010 2015 2020 2025 2030 2035 2040 2045 2050

Año

Fuente: Naciones unidas (2001) World Population Prospects, The 2000 Revision, volumen II: The Sex and age distribution of the World population. Nueva york

[04] NOVIEMBRE 2006 101


Aunque la declaración de principios en la introducción del capítulo

es la que acabo de comentar, y por tanto de entrada parece

que se nos va a presentar información concreta con voluntad

descriptiva de la situación, los diferentes puntos en los que se

estructura este apartado finalmente toman un cariz normativo,

refiriéndose principalmente a lo que debería ser y menos a lo

que es. Además, en todos los apartados —que vamos a ir resumiendo

a continuación— se vuelven a citar argumentos e informaciones

sobre cada uno de los aspectos desarrollados de los

que ya han aparecido en capítulos anteriores, especialmente

en el capítulo de tendencias, con lo que la lectura se vuelve un

poco repetitiva. Para evitar que este resumen peque del mismo

defecto me voy a centrar solamente en las medidas que se proponen

para cada uno de los problemas tratados.

Reducir la informalidad

La Memoria de la OIT considera una prioridad de los países en

desarrollo la reducción de la economía informal, ya que la falta

de normas justas y aplicables repercute en pérdidas de eficacia

y de seguridad. La economía informal impide el aumento

de la productividad, motor del crecimiento económico que a su

vez es imprescindible para conseguir un aumento del nivel de

vida de la población trabajadora de estos países. Si seguimos

la cadena lógica de consecuencias, es el aumento del nivel de

vida lo que proporcionará cohesión social y, paso final de la cadena,

estabilidad política. Sin mejoras de la productividad es

imposible construir esta frágil pirámide de naipes que conduce

al escalón superior de la estabilidad política.

La economía informal impide el

aumento de la productividad, motor del

crecimiento económico que a su vez

es imprescindible para conseguir un

aumento del nivel de vida de la población

trabajadora de los países en desarrollo

El camino que propone la OIT para reducir la formalidad es el

de reducir los costes que supone para las empresas integrarse

en la economía formal, y después de volver a destacar las

desventajas que supone para un país la economía informal siguiendo

argumentos e información ya utilizados en el capítulo

de Tendencias, concluye indicando la necesidad de un enfoque

global para reducir la informalidad, y sugiere una estrategia

basada en los siguientes componentes:

■ Revisión de las políticas y la legislación gubernamentales, a

fin de eliminar las discriminaciones contra las microempre-

102 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

sas y las pequeñas empresas, y de facilitar el cumplimiento

de la normativa.

■ Mejorar la representación de los actores de la economía informal

en las organizaciones de empleadores y de trabajadores

para eliminar la dificultad existente en la actualidad

de escuchar sus voces en los procesos de elaboración de

políticas.

■ Facilitar el asesoramiento y el acceso al crédito de las microempresas,

así como establecer políticas de protección

social a estos microempresarios para evitar que una crisis

personal (mala salud) deje atrapadas a las familias en situación

de pobreza.

■ Instar a los servicios de inspección del trabajo a que promuevan

el cumplimiento de la legislación laboral, enfatizando la

asistencia técnica y reservando las sanciones para las situaciones

de abusos persistentes o graves.

■ Tomar en cuenta, en el proceso de planificación urbana,

las necesidades de las pequeñas empresas y de los trabajadores.

Trabajo agrícola y reducción de la pobreza

El reto sigue siendo conseguir incrementos en productividad.

Para escapar de la trampa de la pobreza rural se propone:

■ Dotar a las comunidades rurales de unas infraestructuras

adecuadas, así como de un sistema educativo integrador.

■ Potenciar la creación de cooperativas que asumirían dos

papeles: 1) en primer lugar, como representantes de las

comunidades en los procesos de formación de políticas de

desarrollo; 2) en segundo lugar, prestadoras de servicios

esenciales a esas comunidades (seguro de salud, acceso al

microcrédito, venta de semillas o fertilizantes, etc.).

■ Allá donde la estructura productiva incluya grandes explotaciones

agrícolas, potenciar el papel de la negociación colectiva

como mecanismo para conseguir mejorar la productividad

al mismo tiempo que las condiciones de trabajo.

■ Adaptar la legislación laboral, allá donde sea necesario, para

evitar que los trabajadores del sector agrícola padezcan de

discriminación, en términos de protección jurídica, con respecto

a trabajadores de otros sectores.

Las repercusiones del cambio tecnológico y de

la competencia creciente en los mecanismos

de gobernanza del mercado del trabajo

Siempre bajo el paraguas general de conseguir aumentos en

productividad, en el caso del cambio tecnológico (ya tratado

como fuerza y como tendencia), la clave del tema parece con-


sistir en el aumento de presiones a favor de la mayor flexibilidad

de las empresas, flexibilidad que debe considerarse tanto

interna o funcional como externa o numérica. Pero, por otro

lado, si la flexibilidad que se reclama por parte de las empresas

puede conseguirse sin ocasionar interrupciones costosas

o elevadas tasas de desempleo, entonces esto se convierte

en una ventaja comparativa para el país que haya sido capaz

de encontrar el difícil equilibrio entre flexibilidad y seguridad

(flexicurity).

Las Políticas Activas del mercado de

trabajo se presentan como el mecanismo

óptimo para propiciar el camino hacia

la flexicurity o flexibilidad protegida

Sólo una propuesta, en este caso: la recuperación de las Políticas

Activas del mercado de trabajo como mecanismo para

propiciar el camino hacia la “flexibilidad protegida”. Los programas

que incluyen este tipo de políticas son los siguientes:

■ Servicios de empleo y de información sobre el mercado de

trabajo.

■ Formación, para mejorar la empleabilidad de los trabajadores.

■ Obras públicas, para mejorar la productividad de las empre-

sas (sinergia).

■ Ayudas al desarrollo empresarial.

Tendencias de la legislación laboral

Este apartado aparece algo desordenado dentro de la estructura

de la Memoria, ya que está hablando principalmente de

tendencias, tratadas en otro capítulo del informe, pero se

comprende que al ser la legislación laboral una pieza clave

de la “gobernanza”, se incluya en este capítulo y no en otro.

En este apartado se señala que, como consecuencia de las

fuerzas que inciden en el mercado laboral global, existe una

presión generalizada para cambiar la manera de organizar

y de remunerar el trabajo, generándose de esta forma un

debate sobre la cobertura y el contenido de la legislación, la

normativa laborales y de los convenios colectivos. Según la

OIT, en la reforma de la legislación laboral se han destacado,

en los últimos años, dos tendencias. Una primera tendencia

es la que refuerza la puesta en práctica de los principios y

derechos fundamentales de las personas, especialmente en

lo relativo a la lucha contra la discriminación en el trabajo y el

trabajo infantil. La segunda tendencia es la facilitar la flexibilidad

externa o numérica de los empleadores. De nuevo aparece

el tema de la flexicurity, con aportaciones algo repetitivas

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

a lo desarrollado en puntos anteriores a éste. La conclusión

es más bien una previsión. Se considera que “la tendencia

a aumentar la protección en materia de libertad sindical y de

asociación y contra la discriminación, unida a una atenuación

de la legislación en materia de despidos, permite presagiar

un desplazamiento más general hacia un enfoque basado en

derechos, en el que el reconocimiento de la necesidad de

mercados laborales dinámicos está condicionado al respeto

de los derechos y de las soluciones negociadas para los

cambios que se producen en el lugar de trabajo”. Para conseguir

la operatividad de este nuevo enfoque, la OIT considera

necesario que:

■ Se modernicen los regímenes de seguridad social.

■ Mejoren las políticas en materia de recursos humanos.

■ Se potencie el papel del diálogo y la negociación en detrimento

de la aplicación de estatutos y el recurso a los procesos

legales.

Negociación colectiva y diálogo social

Para que el diálogo social y la negociación colectiva puedan

desarrollar el papel que las nuevas tendencias en legislación

laboral parecen requerir, es necesario, a su vez, que los derechos

de asociación y de libertad sindical se afiancen en la

legislación. La extensión de la democracia, en paralelo a la

extensión del mercado, acaecida durante el pasado siglo y

que continúa en el presente, ha reducido las restricciones que

existían a la libertad sindical; en cambio, la afiliación ha caído

en la mayoría de países. En los países en desarrollo, además,

la tasa de afiliación depende casi exclusivamente de que parte

de la población trabajadora es no agrícola. Diversos son los

factores que han incidido en esta caída de la afiliación: desde

la pérdida de empleo en sectores muy sindicalizados, como

los ferrocarriles, la siderurgia o los astilleros, hasta la posible

hostilidad social y política que puede despertar la presencia

en el lugar de trabajo de voluntarios que se ocupan de mantener

los niveles de organización.

La reducción de la afiliación está creando, a su vez, una nueva

tendencia: la creciente descentralización de la negociación

colectiva, en la que se ha pasado de la escala nacional o sectorial

a la escala local o de la empresa o de la fábrica.

La reducción de la afiliación sindical

propicia la creciente descentralización de

la negociación colectiva, en la que se ha

pasado de la escala nacional o sectorial a la

escala local o de la empresa o de la fábrica

[04] NOVIEMBRE 2006 103


Dimensiones internacionales de la

gobernanza del mercado de trabajo

De nuevo de la mano de la globalización de los mercados, el

cambio tecnológico y la necesidad de combinar flexibilidad y

seguridad, nos encontramos con una nueva demanda normativa

de la OIT: la necesidad de colaboración entre países que

permita crear las bases sociales comunes en el plano internacional.

Este plano internacional es necesario por diversos

motivos.

En primer lugar, por la existencia de zonas económicas (y políticas)

que se estructuran en mercados únicos, como la propia

UE, pero también el TLCAN o el Mercosur. Ciertas directrices

en materia de legislación deben abarcar a todo el colectivo de

países que conforman esos agregados, sean derivadas de la

extensión del Estado del bienestar, de la reducción de la discriminación

en el mercado laboral o de los acuerdos regionales

de libre comercio.

En segundo lugar, los sistemas globales de producción, que

extienden el proceso productivo en multitud de países o regiones,

también requieren la colaboración internacional. En

este aspecto, la Responsabilidad Social de la Empresa es

la manera en que las empresas tomen en consideración las

repercusiones de su actividad económica sobre el conjunto

de la sociedad. La RSE debe, sin duda, partir de una

visión global del negocio y de sus repercusiones. No basta

con montar las plantas productivas en aquellos países con

una normativa medioambiental más relajada, por poner un

104 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

ejemplo. La RSE se sitúa, en la actualidad, dentro del marco

global del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, asociación

creada por Kofi Annan que tiene como objetivo “(…) reunir

a las empresas y a las Naciones Unidas, sus organismos,

el movimiento sindical y la sociedad civil para que, juntos,

demuestren que una economía globalizada puede ser sostenible

e incluyente”.

La eficacia del sistema de normas

internacionales del trabajo

En parte continuación del apartado anterior, y una vez expuesta

la necesidad del ámbito internacional en la gobernanza del

mercado laboral global, la OIT, que es una organización internacional,

incluye en este apartado de la Memoria una autoevaluación

de su labor como generadora de normas, cuya

autoridad proviene de “la implicación tripartita [estados, organizaciones

sindicales y organizaciones patronales] a escala

mundial en su formulación y aplicación”.

La conclusión, evidente aunque no explicitada por los autores

del informe, es la “necesidad” de la existencia de organizaciones

como la propia OIT, y más específicamente, de la OIT en

particular.

PERSPECTIvAS

El último capítulo de la Memoria se centra en realizar una extrapolación

de futuro, basada por supuesto en las Fuerzas y

las Tendencias de los capítulos previos. Estas perspectivas de

futuro son las siguientes:

■ Va a continuar creciendo la fuerza de trabajo a nivel mundial.

Se calcula que el crecimiento de la población mundial

sólo se ralentizará a partir del año 2050, aunque la población

de África seguirá creciendo hasta el próximo siglo. En

consecuencia, la creación de empleo debe seguir, también,

creciendo, con el reto, además, de conseguir mejoras en

productividad, en ingresos y en condiciones de trabajo, al

mismo tiempo que se reduce el desempleo y se elimina todo

tipo de discriminación del mercado laboral. Un gran reto, sin

lugar a dudas.

■ La transformación que las nuevas tecnologías están produciendo

en el mundo en general, y en el mercado laboral en

particular, no han hecho más que comenzar. La ola continua

de innovaciones va a proseguir, y ésta será el arma principal

de la competencia a lo largo del siglo XXI. La necesidad

de invertir en educación y en calificaciones se convierte en

perentoria, ya que sin ellas será imposible aprovechar los

beneficios potenciales de la innovación.


■ El empleo industrial se ha estabilizado en proporción al empleo

global, pero esa estabilización esconde unos movimientos de

sentidos contrarios: reducción en los países desarrollados y aumento

en algunos países en desarrollo como China y países de

Asia oriental y sudoriental. Estos cambios suceden de forma simultánea

a otros en lo que compete a las cualificaciones, de tal

forma que el empleo industrial se está polarizando en los dos

extremos (alta cualificación por un lado y baja cualificación por

el otro), y están desapareciendo los empleos de cualificación

media. Otro de los fenómenos es el del uso cada vez mayor

de servicios de otras empresas para así externalizar parte del

proceso productivo. Todos estos cambios van a plantear grandes

desafíos para los sistemas de protección social y para la

gobernanza del mercado de trabajo.

■ A nivel mundial, y aunque haya mejorado posiciones, persiste

la pobreza de los trabajadores a gran escala. La mitad de los

trabajadores del mundo no puede ganar lo suficiente para situarse

junto con su familia por encima del umbral de pobreza

de 2 dólares diarios. El compromiso internacional de reducción

de la población en situación de pobreza extrema a la mitad para

el año 2015 requiere de un ritmo constante y sostenido de crecimiento

en los países en desarrollo. El reto que se plantea es

el de poder construir un Mundo Global que sea al mismo tiempo

justo y equitativo, para lo cual el crecimiento deberá estar

acompañado de la creación de empleo decente y productivo.

■ En cambio, el crecimiento actual no está generando suficiente

empleo y por ello en el año 2005 el nivel de desempleo fue

superior al de 1995. La vía que se considera oportuna para solventar

ese problema es la de conseguir un ritmo de crecimiento

más rápido en general, aumentando así la demanda de mano

de obra con el objetivo de provocar la inserción de los trabajadores

más pobres del mundo en empleos más productivos 12 .

Para conseguirlo, se propone la necesidad de políticas de empleo

tanto de la oferta como de la demanda, que consigan aumentar

la productividad, aumentar el coeficiente de empleo del

crecimiento y acelerar el ritmo de este crecimiento. La necesidad

de coordinar, además, las tres dimensiones de la sostenibilidad

—económica, social y medioambiental— requerirá de un

liderazgo político decidido y con una visión a largo plazo.

■ Dentro de este futuro que se perfila, el papel de la OIT debe

consistir en modelar los cambios de manera que se fomente el

trabajo decente. Dado que la relación laboral básica continuará

siendo la del trabajo asalariado por cuenta ajena, pero que

el nuevo contexto reclama la necesidad de reglas que puedan

aplicarse con flexibilidad, la necesidad del diálogo entre empleadores

y trabajadores se perfila como indispensable. Desde

los gobiernos parece haberse comprendido que la regulación

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

descentralizada mediante el diálogo social y la negociación colectiva

puede evitar el riesgo de sobrecargar el sistema jurídico

y permitir formas innovadoras de colaboración y solución de

conflictos de intereses, que sin duda la búsqueda de la flexicurity

hará emerger. El compromiso que adquiere la OIT dentro

de este proceso es el de aplicar toda una serie de medidas

orientadas a satisfacer las crecientes expectativas de una OIT

más fuerte.

1 Para más información sobre el Programa de Trabajo Decente, consultar los

siguientes documentos: Trabajo decente. 87.ª reunión (1999); Reducir el

déficit de trabajo decente: un desafío global. 89.ª reunión (2001); Superar

la pobreza mediante el trabajo. 91.ª reunión (2003); Por una globalización

justa: el papel de la OIT. 92.ª reunión (2004).

2 Estos datos son de PNUD: Informe sobre Desarrollo Humano 2005.

3 De 1995 a 2005, la población mundial en edad laboral aumentó de 3.900

a más de 4.640 millones de personas.

4 Lo que J. Schumpeter dio en llamar “destrucción creadora”.

5 Estos últimos, gracias a las TIC, con lo que se confirma la interrelación que

mantienen entre sí estas cuatro fuerzas.

6 Datos del Banco Mundial: Indicadores de Desarrollo Mundial, 2005.

7 Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social de Copenhague en 1995; diversas

cumbres de la ONU durante la década de los noventa, y la Cumbre del

Milenio y la Cumbre Mundial de 2005.

8 Entre 1995 y 2005, periodo de tiempo que analiza la Memoria.

9 OIT: Women and men in the informal economy: A statistical Picture (Ginebra

2002), pág. 7.

10 OIT, El empleo femenino: Tendencias mundiales y acciones de la OIT.

Ponencia de la OIT ante la 49ª sesión de la Comisión sobre la condición de

la mujer, Naciones Unidas, Nueva York, del 28 de febrero al 11 de marzo

de 2005.

11 En la Memoria se citan dos demandas más, las derivadas de los cambios

en la organización familiar y las provenientes de los nuevos riesgos para

la salud, pero en el resto del capítulo no comenta las implicaciones que

pueden derivarse, en problemas o en soluciones, para los sistemas de

seguridad social. Es una pena, ya que especialmente las derivadas de

los cambios en la organización familiar creo que son de gran interés. La

familia, hoy en día, presenta formas muy diferentes a las que existían en

la época de creación de estos sistemas y comprobar si la adaptación al

nuevo entorno social se está realizando de forma coordinada y eficiente

parece tema de gran importancia, si bien es cierto que quizá el interés sea

mayor en los países desarrollados, y en especial aquéllos que disponen de

Estado del bienestar.

12 Esta postura de la OIT creo que no está suficientemente desarrollada. La

necesidad de que el crecimiento sea, además, sostenible puede poner en

cuestión el nivel que alcance ese crecimiento, de forma que tasas mayores

para los países en desarrollo pudieran significar tasas menores e incluso

decrecientes para los países desarrollados. El deseo expresado por la OIT

en esta Memoria se parece bastante a la carta de los Reyes Magos.

[04] NOVIEMBRE 2006 105


106 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

Mª Teresa del Val, Yolanda Mª Sánchez y

Cristina García (eds.)

Economy, Entrepreneurship, Science and

Society in the XXI Century.

A tribute to Prof. Dr. Santiago García Echevarría

Universidad de Alcalá de Henares, 2006, 864 págs.

En el título de esta publicación se recogen las áreas por

las que especialmente se ha interesado el homenajeado

en su docencia, investigación y publicaciones. 53 profesores

de 11 universidades alemanas, 8 españolas, 2 de

Austria, Francia y Suiza, 1 de Australia y otra de Japón, y

10 altos ejecutivos de empresas españolas y alemanas desarrollan

los temas que se refieren al título de este libro

y que se agrupan en 9 capítulos. En sintonía con la problemática

que ha caracterizado la actividad del recientemente

nombrado profesor emérito de la UAH, el capítulo en el que

se concentran más aportaciones (9) es el titulado “Ethics

and Corporate Responsibility”, le sigue con 8 artículos el

de “Human Resource Management”, con 7 “Methodology

in the Business Science”, 6 tiene el capítulo “Production

and Information Systems”, 5 respectivamente los capítulos

titulados “Globalisation”, “Europe” y “Education and University

Strategy”. Finalmente 4 artículos desarrollan aspectos

de Cost Control y 3 se dedican a Marketing and Finance. El

preface lo firma el profesor Fernández Pirla y el epilogue,

titulado “Enterprise, complexity and the open society”, lo ha

escrito el profesor Marcial-Jesús López Moreno.

El resultado es, por tanto, una amplísima actualización

de los más diversos problemas de la economía empresarial

desde la perspectiva fundamentalmente de las universidades

y empresas europeas, con algún sentir más lejano,

como el que procede de la universidad de Kobe (Japón)

en el que el profesor Koji Okubayashi escribe sobre “New

Trends of Japanese Management under IT Revolution” y las

dos aportaciones para el capítulo de “Human Resource Management”

de tres profesores de la universidad de Sydney y

de uno de la Griffith University, también de Australia.


Para mostrar algo del contenido de las aportaciones de tan

diversos autores hemos escogido dos artículos del capítulo

de la Ética y otros dos del de RR.HH.

El profesor de la universidad de Viena, el recientemente

fallecido H.Hax, con el título “The Role of Entrepreneurial

Ethics in a Market Economy”, defiende que la observancia

de normas éticas por parte de los empresarios contribuye a

reducir los costes de transacción, pero afirma que el recurso

a la ética no basta cuando hay deficiencias en la estructura

reguladora de las actividades económicas. Con un gran realismo,

analiza aplicaciones prácticas concretas en lo que él

llama las “falacias” de la ética empresarial, que reflejan su

complejidad para decidir lo que se debe hacer y para juzgar

lo que ya se ha hecho. Para la tesis de Hax es importante

contraponer la ética individual a la estructura institucional

porque para obtener resultados socialmente deseables no

se ha de considerar como prioritario el comportamiento individual

de los agentes económicos, sino el mecanismo del

mercado y el sistema regulador subyacente.

Para conseguir resultados socialmente

aceptables, la ética individual necesita una

estructura institucional adecuada

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

Los profesores del Social Sciences Research Center de

Berlin, M.Dierkes y L.Marz y A.Graf de la Universidad de

Traer, en el artículo “Back to the Roots: Orientations in the

Clash between Market and Morality” proponen que, entre

los dos extremos con que se pretende resolver el eterno

conflicto entre mercado y moralidad: el radicalismo de la

dictadura del mercado (von Hayek) o el rigor de la dictadura

de la moralidad (Robespierre y Lenin) en la segunda

mitad del siglo XX, se ha encontrado una ética integrativa,

representada por P.Ulrich, profesor de la Business School

de Saint Gall (Suiza). Para integrar mercado, moralidad y

empresa, la estructura institucional de la Economía Social

de Mercado se ha enriquecido, a finales de los 60, con

una innovación procedente de EE.UU.: la teoría del balance

social o “contabilidad social de las corporaciones”, con

lo que se complementa el planteamiento macroeconómico

centroeuropeo con una visión empresarial. En la segunda

mitad de los 80 y por diferentes causas, ambos modelos

(la Economía Social de Mercado y el Balance Social)

entraron en crisis pero los autores sugieren nuevas posibilidades

de una acción integrada en el contexto de la globalización,

aprovechando la instrumentación que ofrece la

informática para superar los problemas que han llevado a

la crisis de la contabilidad social.

[04] NOVIEMBRE 2006 107


“Retention Management for High Potentials” es la colaboración

de los profesores de la universidad de Berna N.Thom y

R. Moser. Para los autores en la era de la globalización es

particularmente importante para las empresas multinacionales

tener bien asegurada la retención de los altos potenciales

de su plantilla, que serán los líderes del mañana. Después

de aclarar los conceptos fundamentales sobre el potencial y

los instrumentos disponibles para retenerlo, se exponen los

resultados de una encuesta a 500 altos potenciales de dos

empresas multinacionales de origen suizo en los que aparece

la efectividad de las medidas que pueden tomar las empresas

para conseguir ser atractivas a corto y medio plazo para retener

así a sus futuros líderes. Un listado en el que se exponen

y valoran las respuestas sobre los factores más importantes

para el management de retención de los altos potenciales permite

concluir con una serie de recomendaciones específicas

para alcanzar un objetivo tan deseable.

Dentro del mismo grupo de Management de RR.HH. resulta

muy sugestiva la aportación de R.R. Malaviya, consultor de origen

indio del Institute for Economical and Political Consultancy,

108 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

que conoció al profesor García Echevarría al coincidir como

ponentes en un programa de Management Development de

la Corporación Siemens. Ha titulado su trabajo “Global Mind

for Global Reach:Facettes of Leadership and Management in

Today’s Time”, y en él trata de explicar que las nuevas dimensiones

de la empresa global ponen en cuestión la calidad del

liderazgo y del management en nuestros días. Después de recordar

los procesos por los que se ha llegado a las teorías

actuales del liderazgo y del management (taylorismo, modelo

militar en los años 40 y 50, descubrimiento de la importancia

del comportamiento de los líderes por la psicología y su comercialización

mediante centros de formación) analiza la evolución

más reciente. Según Malaviya, ante las grandes oportunidades

y grandes riesgos del siglo XXI, la clave del éxito está en que

los líderes, además de tener una base de ética universal y de

principios morales, deben desarrollar una conciencia sensible

a las nuevas circunstancias para liberarse de estereotipos. Se

necesita, pues, para el mercado global un liderazgo que sea

capaz de transformarse, de superarse a sí mismo y de reinventarse

porque no estamos en el final de la historia sino en la

encrucijada de una historia nueva.


La globalización requiere líderes con principios

éticos y sensibilidad para adaptarse a las

nuevas circunstancias

Estas breves referencias pretenden ser un reflejo de la actualidad

y originalidad con la que un elenco tan selecto de

profesores aborda los problemas de la empresa en una economía

globalizada. Pueden servir también para responder a

la cuestión que obviamente se planteará cualquiera al comprobar

la ausencia de autores del mundo anglosajón. Ningún

académico, por muy europeo que se sienta, puede ignorar la

posición de vanguardia que tienen en estos temas los investigadores

anglosajones. Por algo en la obra que presentamos se

ha utilizado el inglés como instrumento de comunicación científica.

Aunque no haya colaboraciones personales de autores

anglosajones, sus aportaciones están sin duda presentes en

las reflexiones de los autores de este libro. De esta manera,

podemos conocer cómo se afrontan los problemas de la economía,

empresa, ciencia y sociedad en el siglo XXI desde una

perspectiva de la cultura europea, puesta al día con las mejores

contribuciones del pensamiento anglosajón, pasadas por

el tamiz europeo.

EMR

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

[04] NOVIEMBRE 2006 109


110 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

Luis de Sebastián

África, pecado de Europa

Editorial Trotta, 2006, 287 págs.

Un nuevo libro del profesor Luis de Sebastián, que deja la tierra

conocida de América Latina para incursionar en el complejo

mundo del continente africano. El autor define su intento como

el de hacer historia de la presencia de los europeos en el continente

africano desde el siglo XV hasta nuestros días, para

que los lectores entiendan por qué África se encuentra tan mal

que expulsa a raudales a sus hijos. Su tarea la define el autor

como narrar y valorar “lo que Europa hizo en África, lo que no

hizo y lo que tiene que hacer”.

El libro tiene dos partes bien definidas: una histórica y otra de

análisis económico estructural. La parte histórica se construye

sobre los siguientes temas: el comercio de esclavos llevado

a cabo por europeos cristianos (para distinguirlo del que con

anterioridad practicaban los árabes), el reparto y ocupación

del interior de África, la vida de los pueblos africanos bajo el

régimen colonial y los procesos que llevaron a su independencia.

Siguen análisis más bien estructurales de la situación

en que quedaron los nuevos países independientes y la situación

presente (actualizada con los datos más recientes que

el autor pudo recabar en el Banco Africano de Desarrollo en

Túnez). El libro tiene un último capítulo, que sin duda será el

más discutido, sobre un plan de acción para salvar a África,

o mejor, como también dice el autor, para ayudar a que África

se salve a sí misma. La conclusión del libro, que cita la frase

de un Galileo no convencido por los argumentos de la Inquisición:

“Eppure si mueve”, trata de infundir esperanza a quienes

contemplamos la suerte del continente vecino como la de un

continente irremediablemente condenado al caos político y a

la emigración masiva hacia nuestras costas. En África algo se

mueve. En realidad se mueven muchas cosas, que los europeos

necesitamos reconocer, analizar y apoyar. La estrategia


de ayuda al desarrollo de África ha sido un fracaso, porque ha

sido fundamentalmente “de arriba a abajo”, dando cantidades

ingentes de dinero a gobiernos corruptos o ineficientes (o ambas

cosas) y en todo caso rodeados por dificultades enormes.

La ayuda al desarrollo de África, afirma el profesor de Sebastián,

tiene que cambiar de dirección y de orientación; tiene

que ser de abajo a arriba, fortaleciendo o creando, donde no

existan, comunidades locales, mercados, empresas, sistemas

de microcréditos, infraestructuras que conecten los pueblos a

las principales arterias de comunicación, etcétera. Todo ello

apoyando las iniciativas que ya existen.

La ayuda al desarrollo de África, afirma el

profesor de Sebastián, tiene que cambiar

de dirección y de orientación; tiene que

ser de abajo a arriba, fortaleciendo o

creando, donde no existan, comunidades

locales, mercados, empresas, sistemas

de microcréditos, infraestructuras que

conecten los pueblos a las principales

arterias de comunicación, etcétera. Todo

ello apoyando las iniciativas que ya existen

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

El libro llena un vacío en los conocimientos que tanto el

público grande como el pequeño (el de las personas leídas

y viajadas) tiene sobre África, su historia y las raíces de

sus problemas actuales. Si la emigración es, según las encuestas,

el problema que más preocupa a los españoles, el

conocimiento de las realidades africanas debiera ser una de

las tareas prioritarias para todos los españoles. El libro del

profesor Luis de Sebastián, aunque denso (e impreso con

letra pequeña), lleno de citas y números, como corresponde

a un trabajo científico serio, se lee bien y los lectores que

tengan paciencia para navegar por sus casi trescientas páginas

se sentirán premiados con los conocimientos adquiridos

y una mayor comprensión de África hoy en día.

Samuel Eto’o, el delantero centro del F.C. Barcelona, probablemente

el africano más conocido en Cataluña y en toda

España, firma un prólogo en el que muestra su alegría de

que se escriba un libro tan profundo sobre África para explicar

a los españoles, dice, una realidad que apenas conocen.

JS

[04] NOVIEMBRE 2006 111


112 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

William Easterly

The White Man’s Burden

Oxford University Press, 2006, 380 págs.

¿Qué pretende el autor? ¿A quién dirige su obra? William Easterly

pretende convencernos, en su obra publicada en septiembre

en la Oxford University Press, de la necesidad urgente de

proceder a una reconsideración crítica de los resultados alcanzados

en la aplicación de programas de cooperación y ayuda

internacional al desarrollo, después de décadas de esfuerzo

y de la asignación de ingentes recursos. Esfuerzos y recursos

que a menudo se han aplicado, nos dice, a través de espectaculares

planes y asumiendo objetivos y metas desmesuradamente

ambiciosos. Hemos desembocado, según el autor, en

una situación de considerable fracaso que puede afectar a las

grandes expectativas despositadas hasta ahora y que ciertamente

invita a una reflexión crítica de las metodologías y los

planes aprobados. Y todo ello debería de llevarnos a proponer

hoy una serie de cambios importantes. Las dimensiones y las

causas de muchos de los fracasos no han sido, por otro lado,

ni tan siquiera planteadas, ni por supuesto estudiadas con

rigor por sus más directos responsables

Grandes proyectos y programas de la ayuda exterior al desarrollo

impulsados desde los países más ricos del mundo y desde

una serie de grandes organismos internacionales han acabado

probando esencialmente, según Easterly, lo desacertado,

y quizás también lo desalentador, que de hecho podría ser el

seguir como hasta ahora, planteándose grandes objetivos y

metas más o menos ambiciosas en los programas de la ayuda

exterior. Todavía hoy se nos siguen prometiendo la pronta erradicación

de la pobreza, la eliminación de la marginación social

o de las diversas formas de trabajo forzoso, la mejora de la

educación infantil y la plena curación de diversas enfermedades

crónicas en los países en vías de desarrollo peor situados.

Se supone que todo ello es factible partiendo de unas grandes


acciones y planes centralizados de ayuda masiva. Y que éstos

deberían estar dirigidos, como siempre, desde los grandes órganos

responsables de la planificación y la administración de

la ayuda exterior e internacional. Unos organismos y una serie

de agencias dependientes que, según el autor del libro, se caracterizan

por su falta de capacidad, y a veces de interés, para

medir con rigor los resultados alcanzados en sus programas

y por que pocas veces examinan la incidencia final de éstos

sobre quienes deberían ser sus teóricos beneficiarios finales.

Un mejor enfoque es posible, nos indica Easterly, y a ello dedica

una buena parte de su libro, que en ciertos aspectos revela un

muy marcado optimismo. Un nuevo enfoque debería de surgir y

de hecho está emergiendo ya, aunque sea de un modo desordenado,

según el autor. Este nuevo enfoque debería ser el que

tiende a orientar la ayuda hacia la realización de programas

mucho más individualizados, muy concretos y más modestos,

de carácter muchas veces local y que no pretenderían generar

grandes expectativas ni prometer ambiciosos objetivos, sino

orientarse hacia el logro de objetivos concretos. Este tipo de

programas y actuaciones se encontrarían mucho más al alcance

de la mano y serían, por lo tanto, realizables y eficaces.

Serían el resultado, a menudo, de la observación directa de

los problemas –y a veces de las soluciones– que se plantean

a nivel local y que pueden ser fruto de las consultas realizadas

a las propias poblaciones afectadas. El autor del libro que

estamos comentando parece pretender defender también la

tesis, por otro lado, de que la mejor opción podría ser la de no

tener ningún plan. Según él, sería mejor trabajar con realismo

buscando resultados concretos, innovando en cada momento

y aprovechando iniciativas de las propias poblaciones locales

afectadas. Insiste, no obstante, en que habrá que asegurarse

en todo momento de que existen los incentivos adecuados

para el logro de una mayor eficiencia. También habría que asegurarse

de que se dispone de la necesaria información con la

que comprobar hasta qué punto las distintas acciones de la

ayuda internacional realmente alcanzan a mejorar la situación

de la población a la que oficialmente aquélla va dirigida.

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

Grandes proyectos y programas de la

ayuda exterior al desarrollo impulsados

desde los países más ricos del mundo y

desde una serie de grandes organismos

internacionales han acabado probando, según

Easterly, lo desacertado, y quizás también

lo desalentador, que de hecho podría ser

el seguir como hasta ahora, planteándose

grandes objetivos y metas ambiciosas en

los programas de la ayuda exterior

El libro de William Easterly, como él mismo nos indica, se dirige

a una audiencia numerosa de personas de buenos sentimientos

y bienintencionadas que aún creen hoy en el elevado poder

de las burocracias de las naciones más desarrolladas y de los

grandes organismos internacionales –del tipo UNIDO o UNDP

de la Naciones Unidas, Banco Mundial o Banco Interamericano

de Desarrollo– para conseguir en alguna medida ayudar a

los países más pobres del planeta. El propio autor declara que

no tan sólo comparte sus sentimientos, sino que bien quisiera

poder tener elementos y datos que le llevaran a creer en lo que

ellos creen. “Muchos de los que pensamos igual –dice– nos

mantenemos en el propósito de no abandonar las inicitivas de

la ayuda a las poblaciones más pobres, pero no por ello renunciaremos

a asegurarnos de que ésta realmente les alcance en

las condiciones requeridas y responda a sus necesidades”.

¿Se impondrán los buscadores o experimentadores frente a las

influyentes burocracias heredadas del pasado? En el análisis

que nos propone William Easterly en su libro, son los buscadores

los héroes cuyas virtudes deberían ser realmente reconocidas.

La línea divisoria que él nos propone entre partidarios

a ultranza de la planificación y los que actúan continuamente

como buscadores o experimentadores no puede ser más clara.

En la ayuda internacional, los planificadores, nos dice el autor,

son los que anuncian grandes objetivos y una extensa serie de

medidas y actuaciones, aplicando a ellos un gran volumen de

recursos. No se preocupan, en cambio, de motivar a nadie para

[04] NOVIEMBRE 2006 113


que realmente se logren unos objetivos que les deberían haber

sido asignados de una forma rigurosa y verificable. Los buscadores

o experimentadores los hallamos cada vez más entre

quienes hacen que las cosas funcionen, entre quienes luchan

por alcanzar objetivos y por hacer avanzar los proyectos concretos,

realmente útiles y asequibles. Los hallamos también entre

los que investigan la realidad antes de lanzarse a cualquier nueva

propuesta y entre los que habitualmente acaban obteniendo

resultados concretos y están dispuestos a rendir cuentas de los

mismos. Los planificadores tienden a provocar, en cambio, importantes

aumentos de las expectativas y no suelen aceptar las

responsabilidades que se derivan de sus actos. Los planificadores

suelen pretender determinar ellos mismos qué es aquello

que se debe hacer u ofrecer en los proyectos de ayuda exterior

que ellos administran. Los investigadores o buscadores procuran

más bien identificar qué es lo que la demanda realmente

desea. Los planificadores aplican su esfuerzo en la preparación

de grandes anteproyectos globales. Los investigadores o buscadores

tienden a adaptarse al máximo a las condiciones locales.

Los planificadores, situados muy arriba, suelen carecer de conocimientos

concretos sobre lo que está sucedendo más abajo.

Está claro que es un cuadro bastante esquemático el que este

libro nos propone. En él se nos plantea una figura francamente

idealizada –incluso quizás algo mítica–, la de los buscadores o

experimentadores consumados. A éstos se les sitúa de entrada

en un plano muy superior, en los aspectos tanto profesional

como personal, y hasta ético, por comparación a la figura

más tradicional y conservadora, en el fondo moralmente débil

e irresponsable, del planificador más técnico. Uno se acaba

preguntando finalmente por las razones que han llevado a que

estos últimos hayan sido admitidos y todavía permanezcan en

elevados puestos de responsabilidad en las agencias y en las

otras organizaciones burocráticas que administran la ayuda internacional

desde las grandes organizaciones del mundo desarrollado.

También se pregunta el lector, finalmente, dónde se

encuentran de verdad y qué preparación tienen las personas

de carne y hueso que realmente responderían al perfil idealizado

de los admirables buscadores o innovadores, que todos sin

duda estaríamos necesitando hoy en día.

¿Por qué seguimos dominados por antiguas ideas? Dominan

todavía en nuestros días, al parecer, ciertas ideas heredadas

del pasado propias de quienes se muestran particularmente

favorables a ejecutar grandes planes y proyectos más o

menos utópicos. Ello puede explicarse por dos razones, según

nos asegura el autor del libro. Primero, por el atractivo

114 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

que los grandes planes y proyectos, más o menos utópicos,

siempre ejercen entre los políticos de los países más ricos.

Y, segundo, por la inspiración que algunos intelectuales y expertos

partidarios de la planificación –entre los que figurarían

algunos afamados economistas– todavía creerían poder ver

en una cierta tesis, una leyenda según Easterly, que pretende

avalar la necesidad de proporcionar a los más pobres un gran

empuje a través de la ayuda internacional. Haría falta un gran

impulso de gasto inicial, basado en la ayuda exterior, para poder

lograr el despegue hacia un desarrollo sostenido a largo

plazo. Ésta fue exactamente la leyenda que daría lugar al nacimiento

de una primera gran oleada de ayuda internacional

en la ya lejana década de los años 1950. En la actualidad se

seguiría abogando, se nos dice, partiendo de la misma teoría,

por un aumento masivo de la ayuda internacional hacia

los países más pobres.

En el capítulo 2 del libro de Easterly, uno de los más interesantes,

se nos ofrece un cierto contraste entre las actuaciones

que responderían al contenido de la mencionada leyenda y la

evidencia empírica existente sobre los resultados realmente

alcanzados con este tipo de políticas de ayuda exterior y de cooperación

internacional. Ello se hace partiendo de una cierta

evidencia cualitativa y de múltiples datos y ejemplos, a veces

fragmentarios pero ciertamente útiles que afortunadamente,

según afirma el autor, se han venido recopilando en los últimos

cincuenta años, en extensas bases de datos.

Dominan todavía en nuestros días ciertas

ideas heredadas del pasado propias de

quienes se muestran favorables sobre todo

a ejecutar grandes planes y proyectos. Haría

falta un gran impulso de gasto inicial, basado

en la ayuda exterior, para poder lograr el

despegue hacia un desarrollo sostenido.

Ésta fue exactamente la leyenda que daría

lugar al nacimiento de una primera gran

oleada de ayuda internacional en la ya lejana

década de los 50. En la actualidad, se sigue

abogando todavía a favor de dicha tesis

Una de las cosas que precisamente hace que el debate sobre

la ayuda internacional sea en nuestros días tan conflictivo se

debe al hecho de que no resulta nada fácil evaluar los efectos

que realmente se han derivado de las estrategias de desarrollo

centradas en el gran impulso hacia el desarrollo. En la

actualidad, uno de los argumentos existentes en contra de


los programas típicos del gran impulso reside en el hecho de

que tales actuaciones resultan muy difíciles de evaluar. De hecho,

debemos reconocer que gran parte de las intervenciones

realizadas hoy, y que el autor enmarca dentro de la remota

herencia de la gran carga o responsabilidad del hombre blanco

a la que alude el título de su propio libro, presenta similares

dificultades de evaluación.

La tesis de la falta de efectividad de la ayuda internacional y

sus consecuencias. La evidencia empírica a favor de la tesis

de la falta de efectividad y de eficacia de muchos de los grandes

planes de reducción de la pobreza es una cuestión que

merece ser abordada sin duda de una forma clara y directa,

tal como William Easterly hace en este libro. El análisis que

se nos propone resulta útil, sobre todo cuando no se encuentra

demasiado condicionado por las diatribas o los contrastes

dudosos entre la realidad y unas tipologías algo débiles y

esquemáticas. El autor está en lo cierto, en cambio, cuando

hace notar que el origen del fracaso de muchos de los grandes

planes o programas de la ayuda a la pobreza es consecuencia,

en gran parte, de una falta de atención suficiente a la

complejidad de las instituciones y a la ausencia de sistemas

de incentivos adecuados. El reto al que seguramente todos

deberíamos saber responder es el de comprometernos más

seriamente con aquéllos que viven en unas condiciones de

pobreza más desesperada sin que ello nos lleve a desistir de

la exigencia básica de que la ayuda se oriente con rigor y hacia

formas de actuación cada vez más útiles y productivas. De hecho,

hay que reconocer que William Easterly adopta a menudo

acertadamente este punto de vista, pese a los planteamientos

demasiado esquemáticos en que a veces incurre, como se ha

dicho más arriba.

Una consideración final sobre los argumentos y propuestas básicos

de esta obra. Pese a la actitud de claro rechazo frente a los

ambiciosos planes de ayuda a los países en vías de desarrollo,

no se ha infiltrado en modo alguno en este libro –y eso debemos

de reconocerlo– aquella falsa ética nihilista que frecuentemente

se halla en algunos medios políticos y académicos, en ciertas

naciones y gobiernos del mundo desarrollado. Éstas suelen ser

una muestra, más o menos mal disimulada, de aquellas otras

actitudes más brutales que se manifiestan contrarias al mantenimiento

de la ayuda internacional en cualquiera de sus modalidades.

Son propias de quienes argumentan, de algún modo,

que los países más ricos y desarrollados no tienen nada que

ver con las causas del problema de la pobreza mundial. Y por

lo tanto no deberían experimentar responsabilidad moral alguna

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

que les obligue a ayudar a los pueblos que viven en la pobreza.

Sobre todo cuando éstos se muestran incapaces, además, de

hacer buen uso de la ayuda que reciben.

Es necesario advertir que el autor del libro que reseñamos

no muestra simpatía alguna –ni trata de facilitar coartada de

ningún tipo– a favor de dicha tendencia creciente a echar la

culpa a los propios pobres del mal uso que harían de los fondos

que ellos reciben, o no reciben, de la ayuda y la cooperación

internacional. William Easterly, tal como se descubre

leyendo el contenido de su esperanzado su libro, muestra incluso

una elevada fe –que a veces quizás puede parecernos

excesiva– en la creatividad y en la capacidad de innovación de

las personas implicadas, particularmente a nivel local, en la

ayuda internacional. El autor no se encuentra nada dispuesto

tampoco a aceptar en lo más mínimo, como se demuestra en

otros capítulos de su libro, las muy extendidas actitudes y recomendaciones

existentes en medios políticos y académicos

occidentales, a favor de las grandes operaciones de transformación

institucional en los países más pobres, basados en

el simple trasplante de instituciones políticas y de formas de

regulación económica, propios de las economías de mercado

y de las instituciones y sistemas políticos democráticos vigentes

en los países más desarrollados.

Unas palabras finales sobre otras obras del autor y sobre su

trayectoria profesional. Easterly es en la actualidad profesor

de Economía de la universidad de Nueva York y miembro del

Centro de Desarrollo Global. Durante más de 16 años ha trabajado

en el Banco Mundial, en donde ha colaborado como

experto en temas de desarrollo. Ha trabajado en misiones en

África, América Latina y Rusia. Tal como él mismo nos indica

en su libro, durante esta etapa trabajó en la aplicación de las

llamadas terapias de choque a procesos de transición hacia la

economía de mercado y de privatización de las grandes compañías

estatales de Rusia y otros países. El autor evalúa esta

experiencia de modo crítico y sobre ella parece manifestar un

cierto arrepentimiento. A todo ello hace extensa referencia

en su libro. Más allá de su trabajo propiamente profesional

y académico, ha escrito y publicado numerosos artículos de

divulgación. Es autor de un libro famoso sobre desarrollo económico

(The Elusive Quest for Growth), que ha sido traducido

al castellano en el 2005, editado por la Editorial Bosch, bajo

el título En busca del crecimiento: andanzas y tribulaciones de

los economistas del desarrollo.

PP

[04] NOVIEMBRE 2006 115


POST-IT

El Nobel de Economía

para un pensador clave

de la política económica

(y el de la Paz, también)

116 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas


INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos y lecturas

[04] NOVIEMBRE 2006

117


118 [04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Post-it

El Nobel de Economía

para un pensador clave

de la política económica

(y el de la Paz, también)


Edmund S. Phelps, premio Nobel de Economía de este año,

es un asiduo de los libros de texto universitarios de macroeconomía.

Este profesor de la Universidad de Columbia ha sido

premiado por dos importantes contribuciones a la macroeconomía.

Una de estas contribuciones supuso un cambio en la

comprensión de la relación existente entre desempleo e infl ación.

Un cambio que sigue vigente en la actualidad. La segunda

es una contribución a la teoría del crecimiento económico

basada en la acumulación de capital físico y humano. Ambas

aportaciones comparten un mismo punto de vista dinámico

basado en las relaciones que se establecen entre generaciones

sucesivas.

Hasta los años sesenta, la economía ortodoxa creía en la

existencia de una relación inversa entre la tasa de infl ación

de una economía y su tasa de paro, expresada gráfi camente

en la llamada curva de Philips. De acuerdo con ésta, los

gobiernos debían limitarse a escoger una tasa de paro e infl

ación que les pareciera adecuada bajo la premisa de que

mejoras en una de ellas sólo se podían conseguir a costa de

la otra. A partir de la crisis económica de los años setenta

la realidad mostró la debilidad de esta visión: empezaron a

aumentar simultáneamente y de forma prolongada tanto la

tasa de paro como la de infl ación. Los estudios de Phelps

concluyeron que existe una tasa de paro de equilibrio a largo

plazo, y que sólo en el corto plazo es posible reducir el desempleo

con políticas de demanda, aceptando una mayor infl

ación. Pero cuando los consumidores y empresarios ajustan

sus expectativas a los cambios en la política económica, es

decir en el largo plazo, esta posibilidad de intercambio desaparece.

En la actualidad los Bancos Centrales, al diseñar su

política monetaria, tienen muy en cuenta las enseñanzas de

Phelps. Por ello se concentran en la lucha contra la infl ación,

dejando como objetivo secundario y sólo alcanzable en el corto

plazo, la lucha contra el paro.

INFORME ECONÓMICO ESADE

Documentos Post-it y lecturas

La otra gran aportación de Phelps es el análisis del papel clave

del ahorro y la consiguiente acumulación de capital en el crecimiento

económico. La premisa que le permite establecer una

senda efi ciente de crecimiento es la ética intergeneracional en

la que cada generación pensará y actuará en lo que afecte a

sus sucesoras como si de ella misma se tratase. Phelps no

sólo analiza la acumulación de capital físico, sino también la

de capital humano, concluyendo que el desempleo perjudica el

potencial de crecimiento de las economías al provocar pérdidas

en la acumulación de capital humano. Una aplicación de

esta idea a nuestro mercado laboral sería que la alta tasa de

temporalidad, en tanto que reduce la acumulación de capital

humano de forma parecida a como hace el desempleo, puede

conducirnos –si no lo está haciendo ya– a escenarios futuros

marcados por productividades decrecientes y menores tasas

de crecimiento.

Pero este año también el premio Nobel de la Paz ha tenido un

tinte claramente económico. Relacionado, además, con aquella

parte de la ciencia económica que menos predicamento

tiene en los medios de comunicación e incluso en los libros

de texto, y que se preocupa por los cientos de millones de

personas que viven inmersos en la pobreza y fatalmente desconectados

de la economía global. El Nobel de la Paz lo han

obtenido ex aequo Mohammad Yunus y el Grameen Bank por

“sus esfuerzos para crear un desarrollo económico y social”.

Yunus fundó el Grameen Bank en 1976 para la concesión de

microcréditos a los sectores más desfavorecidos de la sociedad.

Una experiencia que se ha extendido considerablemente

por el Tercer Mundo y que ha permitido la creación de millones

de pequeñas empresas que han contribuido a sacar de la pobreza

a otros tantos millones de familias. Pura economía, en

el más noble sentido de la palabra.

JC, AL, JS

[04] DICIEMBRE 2006 119


120

Departamento de Economía

ESADE

Fernando Ballabriga

Director y catedrático

del departamento de Economía

fernando.ballabriga@esade.edu

Doctor en Economía por la Universidad de Minnessota (EE. UU.) y

licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Autónoma

de Barcelona. Ha sido asesor económico de la Dirección General

de Asuntos Económicos y Financieros de la Comisión Europea

y asesor para temas de investigación del Servicio de Estudios

del Banco de España. Ha colaborado también con la Dirección

General de Planificación del Ministerio de Economía Español y

participado en el programa PHARE de la Unión Europea en los

países del Este de Europa. Sus áreas de especialización son el

análisis macroeconómico internacional y la econometría aplicada.

Su trabajo reciente se ha centrado en el estudio del marco

macroeconómico de la Unión Económica y Monetaria Europea.

Josep M. Comajuncosa

Profesor titular del departamento

de Economía

josep.comajuncosa@esade.edu

Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Autónoma

de Barcelona. Master of Sciences y doctor en Economía por la

Universidad de Princeton (EE. UU.). Ha sido profesor de Economía

en la Universidad Pompeu Fabra entre 1991 y 1996, y profesor

del departamento de Economía de ESADE desde 1996. Sus

áreas de especialización son la economía internacional, la política

económica, la integración monetaria y el estudio de métodos

numéricos para la solución de modelos dinámicos estocásticos.

Anna Laborda

Profesora titular del departamento

de Economía

anna.laborda@esade.edu

Licenciada en Ciencias Económicas y Magister en Fundamentos

del Análisis Económico por la Universidad Autónoma de

[04] NOVIEMBRE 2006

INFORME ECONÓMICO ESADE

Equipo

Barcelona, donde comenzó su carrera docente. Profesora titular

del departamento de Economía de ESADE desde el año 1990.

Directora Asociada del Programa MBA Part Time y colaboradora

del departamento de Dirección de Marketing entre los años

1996 y 2001. Consultora free lance de instituciones privadas

y públicas, tanto empresas como organizaciones sin ánimo de

lucro entre 1994 y 2001. En la actualidad, colabora asiduamente

con el Instituto de Estudios Laborales de ESADE.

F. Xavier Mena

Catedrático del departamento

de Economía

fxavier.mena@esade.edu

Doctor en Economía y licenciado con grado en Ciencias Económicas

y Empresariales (U. de Barcelona). Licenciado en Derecho (UNED­

Madrid). Su área de docencia e investigación es Managerial

Economics. Editorial Board de revistas especializadas. Ha sido

Visiting Professor en Ceibs/Jiaotong University (Shanghai, R.P.

China), Zhongshan University (Guangzhou, R.P. China), ESAN

(Lima, Perú), entre otras. Ha trabajado para EUROSTAT y el

Programa PHARE de la Unión Europea en los países del Este. Ha

desarrollado proyectos sobre energía, turismo, infraestructuras,

sistema financiero y servicios sociales en un total de 48 países.

Sanjay Peters

Profesor asociado del departamento

de Economía

sanjay.peters@esade.edu

Licenciado (BSc y Dt.) por la Universidad de California (EE. UU.)

y doctor (Mphil y PhD) por la Universidad de Cambridge (Reino

Unido), donde ha sido profesor de Economía (1998­2001). Ha

trabajado como becario de investigación en temas de economía

regional en la Universidad de Stanford (EE.UU.) y ha sido asesor

de economía en el Foreign Office del gobierno británico, consultor

del Banco Mundial y del Programa de Naciones Unidas para el

Desarrollo.


Pere Puig

Catedrático del departamento

de Economía

pere.puig@esade.edu

Doctor en Ciencias Económicas. Miembro del IDGP y del

departamento de Economía de ESADE. Presidente de la Societat

Catalana d’Economia (IEC). Vocal de la Comisión de Expertos sobre

Inflación de la Generalitat de Catalunya. Ha realizado estudios

sobre distribución comercial, calidad de vida, economía regional

y competitividad de la empresa industrial. En la actualidad, dirige

el Informe sobre el Barómetro Norteamericano de los Negocios

2005 ESADE/American Chamber of Commerce 2006.

Josep M. Sayeras

Profesor titular del departamento

de Economía

josepm.sayeras@esade.edu

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la

Universidad Politécnica de Catalunya y MBA por ESADE. Profesor

del departamento de Economía de ESADE desde 2000. Profesor

asociado de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas de

El Salvador (UCA). Visiting Scholar de la Universidad de Columbia (EE.

UU.). Antes de incorporarse a ESADE, fue consultor de empresas.

Luís de Sebastián

Profesor honorario del departamento

de Economía

luis.desebastian@esade.edu

Economista formado en la LSE y doctor en Ciencias Políticas

por IUHEI, Ginebra. Fue por algunos años economista del Banco

Interamericano de Desarrollo en Washington, con el que todavía

colabora ocasionalmente. Tiene experiencia de trabajo académico en

El Salvador, Centroamérica. Ha publicado varios libros, artículos en

revistas de divulgación económica y en la prensa. Es un especialista

en comercio internacional y en las economías de América Latina, uno

de los temas preferidos en sus publicaciones.

INFORME ECONÓMICO ESADE

Equipo

Eugenio M. Recio

Profesor honorario del departamento

de Economía

eugenio.recio@esade.edu

Doctor en Ciencias Económicas y Sociales por la Universidad

de Colonia y doctor en Ciencias Empresariales por la

Universidad de Barcelona. En la actualidad es profesor

honorario de ESADE y ha sido profesor y director de los

departamentos de Economía y de Dirección de Recursos

Humanos y presidente del Claustro de Profesores de

ESADE. En estos años su investigación y sus publicaciones

se centran especialmente en los problemas del sistema

de la economía social de mercado de Alemania frente a la

globalización y, de un modo más general, en la adaptación

de los sistemas de protección social a las exigencias de

un entorno mundializado, así como a toda la problemática

que, desde estas perspectivas, se plantea al proceso de

gestación de la Unión Europea.

Agustín Ulied

Profesor asociado del departamento

de Economía

agustin.ulied@esade.edu

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por

la Universidad de Barcelona y diplomado en Comunidades

Europeas. Ha dedicado gran parte de su trayectoria

profesional a la enseñanza y divulgación del proceso

de integración europea. Desde 1982 es profesor de la

asignatura Economía europea: problemas y políticas. En la

actualidad se responsabiliza de impulsar la creación de una

escuela de negocios en Casablanca: EURO MED, School

of Management, proyecto en el que participan, además de

ESADE, la EFMD, Università L. Bocconi de Milán (Italia) y la

Alakhawyn University de Ifrane (Marruecos).

[04] NOVIEMBRE 2006

121

Similar magazines