13.07.2015 Views

Ocasión: Ministración a la iglesia local el ... - Cimiento Estable

Ocasión: Ministración a la iglesia local el ... - Cimiento Estable

Ocasión: Ministración a la iglesia local el ... - Cimiento Estable

SHOW MORE
SHOW LESS

Create successful ePaper yourself

Turn your PDF publications into a flip-book with our unique Google optimized e-Paper software.

Franco que se prolonga mucho más tiempo y evoluciona fuera d<strong>el</strong>periodo (desde 1936 hasta 1975)Col 3:21 Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no sedesalienten.Negamos que <strong>la</strong> familia sea una dictadura (I Pedro 5:2, por analogía);que un miembro de una familia deba manipu<strong>la</strong>r, ap<strong>la</strong>star o reprimir aotro miembro tratándolo como si no fuera una persona o ignorando susnecesidades y dones;1Sam 20:30 Entonces se encendió <strong>la</strong> ira de Saúl contra Jonatán, y ledijo: Hijo de <strong>la</strong> perversa y reb<strong>el</strong>de, ¿acaso no sé yo que tú has <strong>el</strong>egido alhijo de Isaí para confusión tuya, y para confusión de <strong>la</strong> vergüenza de tumadre?Efesios 5:9 Y vosotros, amos, haced con <strong>el</strong>los lo mismo, dejando <strong>la</strong>samenazas, sabiendo que <strong>el</strong> Señor de <strong>el</strong>los y vuestro está en los ci<strong>el</strong>os, yque para él no hay acepción de personas.E. Ejerciendo <strong>la</strong> autoridad en forma paternalistaEstilo paternalista. El líder asume obligaciones para con los quedirige, a modo de padre que tute<strong>la</strong> a los, miembros de su unidadfamiliar.Que permite que se haga una cosa cuando puede o debe impedir<strong>la</strong>Prov 29:15 La vara y <strong>la</strong> corrección dan sabiduría; Mas <strong>el</strong> muchachoconsentido avergonzará a su madre..1Sam 3:13 Y le mostraré que yo juzgaré su casa para siempre, por <strong>la</strong>iniquidad que él sabe; porque sus hijos han b<strong>la</strong>sfemado a Dios, y él nolos ha estorbado.Características de <strong>la</strong> inmadurez:POR EJEMPLO: SI SABE CONTENERSE, SI NO SE DESANIMAFACILMENTE, SI NO CAMBIA CONTINUAMENTE DE HUMOR-sentimiento de inferioridad; -angustia y nerviosismo; -afán deperfeccionismo; -pesimismo: miedo a equivocarse; -duda e indecisión:dependen siempre de alguien o de <strong>la</strong>s innumerables metas que se van6


marcando; -baja tolerancia a <strong>la</strong> frustración; -inestabilidad de ánimo;faltade dominio propioIII.EJERCIENDO LA AUTORIDAD DELEGADA A LA MANERA DE DIOSA. La autoridad espiritual y <strong>el</strong> servicioLucas 22:25 Pero él les dijo: Los reyes de <strong>la</strong>s naciones se enseñoreande <strong>el</strong><strong>la</strong>s, y los que sobre <strong>el</strong><strong>la</strong>s tienen autoridad son l<strong>la</strong>madosbienhechores; 26 mas no así vosotros, sino sea <strong>el</strong> mayor entre vosotroscomo <strong>el</strong> más joven, y <strong>el</strong> que dirige, como <strong>el</strong> que sirve.27 Porque, ¿cuáles mayor, <strong>el</strong> que se sienta a <strong>la</strong> mesa, o <strong>el</strong> que sirve? ¿No es <strong>el</strong> que sesienta a <strong>la</strong> mesa? Mas yo estoy entre vosotros como <strong>el</strong> que sirve.B. La autoridad espiritual y <strong>la</strong> sumisiónMateo 8:5 Entrando Jesús en Capernaúm, vino a él un centurión,rogándole, 6 y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa,paralítico, gravemente atormentado. 7 Y Jesús le dijo: Yo iré y lesanaré. 8 Respondió <strong>el</strong> centurión y dijo: Señor, no soy digno de queentres bajo mi techo; so<strong>la</strong>mente di <strong>la</strong> pa<strong>la</strong>bra, y mi criado sanará.9 Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo misórdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a misiervo: Haz esto, y lo hace. 10 Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a losque le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Isra<strong>el</strong> he hal<strong>la</strong>do tantafe. 11 Y os digo que vendrán muchos d<strong>el</strong> oriente y d<strong>el</strong> occidente, y sesentarán con Abraham e Isaac y Jacob en <strong>el</strong> reino de los ci<strong>el</strong>os; 12 maslos hijos d<strong>el</strong> reino serán echados a <strong>la</strong>s tinieb<strong>la</strong>s de afuera; allí será <strong>el</strong>lloro y <strong>el</strong> crujir de dientes. 13 Entonces Jesús dijo al centurión: Ve, ycomo creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aqu<strong>el</strong><strong>la</strong> mismahora.La sujeción a <strong>la</strong> autoridad d<strong>el</strong>egadaEf 5:21 Someteos unos a otros en <strong>el</strong> temor de Dios.Ef 5:22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como alSeñor;Ef 5:24 Así que, como <strong>la</strong> <strong>iglesia</strong> está sujeta a Cristo, así también <strong>la</strong>scasadas lo estén a sus maridos en todo.7


Cultivando <strong>el</strong> ornato interno1ª. Pedro 3:1 Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestrosmaridos; para que también los que no creen a <strong>la</strong> pa<strong>la</strong>bra, seanganados sin pa<strong>la</strong>bra por <strong>la</strong> conducta de sus esposas, 2considerando vuestra conducta casta y respetuosa. 3 Vuestro atavíono sea <strong>el</strong> externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o devestidos lujosos, 4 sino <strong>el</strong> interno, <strong>el</strong> d<strong>el</strong> corazón, en <strong>el</strong> incorruptibleornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estimade<strong>la</strong>nte de Dios. 5 Porque así también se ataviaban en otro tiempoaqu<strong>el</strong><strong>la</strong>s santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas asus maridos; 6 como Sara obedecía a Abraham, l<strong>la</strong>mándole señor;de <strong>la</strong> cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis <strong>el</strong> bien, sintemer ninguna amenaza. 7 Vosotros, maridos, igualmente, vivid con<strong>el</strong><strong>la</strong>s sabiamente, dando honor a <strong>la</strong> mujer como a vaso más frágil, ycomo a coherederas de <strong>la</strong> gracia de <strong>la</strong> vida, para que vuestrasoraciones no tengan estorbo.C. La autoridad espiritual y <strong>la</strong> crianzaLos hijos son una bendición d<strong>el</strong> Señor, de un valor más allá de lo quepuede medir <strong>la</strong> capacidad humana, y deben ser bienvenidos congozo al seno de <strong>la</strong> familia como dones preciosos que provienen deÉl; que los hijos pertenecen únicamente a Dios, con los padres comosus mayordomos ordenados por Dios; y que Dios le da a los padres<strong>la</strong> responsabilidad principal y <strong>la</strong> autoridad para <strong>la</strong> educación y para <strong>el</strong>bienestar físico, social, emocional y espiritual de los hijosAfirmamos que los padres deben reflejar <strong>la</strong> rectitud, justicia,misericordia y amor de Dios en <strong>la</strong> disciplina, entrenamiento y cuidadode los hijos menoresLa meta de <strong>la</strong> paternidad Cristiana debe ser presentar a los hijos ante<strong>el</strong> Señor como adultos responsables y espiritualmente maduros para<strong>el</strong> momento que alcancen su plena madurez físicaEf 6:4 …sino criadlos en disciplina y amonestación d<strong>el</strong> Señor.D. La autoridad espiritual y <strong>la</strong> sabiduría1º. Reyes 3:9 Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tupueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá8


comprender con todos los santos cuál sea <strong>la</strong> anchura, <strong>la</strong> longitud, <strong>la</strong>profundidad y <strong>la</strong> altura, 19 y de conocer <strong>el</strong> amor de Cristo, que excede atodo conocimiento, para que seáis llenos de toda <strong>la</strong> plenitud de Dios.20 Y a Aqu<strong>el</strong> que es poderoso para hacer todas <strong>la</strong>s cosas mucho másabundantemente de lo que pedimos o entendemos, según <strong>el</strong> poder queactúa en nosotros, 21 a él sea gloria en <strong>la</strong> <strong>iglesia</strong> en Cristo Jesús portodas <strong>la</strong>s edades, por los siglos de los siglos. Amén.10

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!