MAGAZÍN DOMINICAL # 577 MAY 22 1994

latigo.negro

En marzo 20 de 1983, se lanzó el ejemplar “Magazín Dominical” número uno en papel periódico, con el mismo nombre del suplemento. Los lectores de El Espectador fueron sorprendidos por el cambio de formato del Magazín Dominical. La modificación llegó acompañada de una pequeña nota editorial titulada: Los tiempos cambian. En ella se anunció que un concienzudo estudio sobre los hábitos de lectura mostraba que el interés por los temas culturales estaba intacto, pero existía una resistencia en el lenguaje tradicional. A tono con el auge de los medios electrónicos, El Espectador introdujo un cambio generacional inevitable. En este formato la revista circuló hasta el ejemplar número 843 de julio 11 de 1999 y luego volvieron al formato del suplemento tabloide, con la numeración que traía la revista, el cual no duró mucho tiempo, (sólo 32 ediciones en este tamaño). El suplemento se titulaba EL ESPECTADOR MAGAZIN, dirigido por Fernando Garavito, desde el # 848 (agosto 15 de 1999) hasta el # 876 (febrero 27 de 2000).


edicionescamaleón@gmail.com

BANDERA

ff-! 577 • 22 DE MAYO DE 1994

Portada:

Pintura de Mario Londoño

para el afiche del

IV Festival Internacional

de Poesía en Medellín

Directora:

Marisol Cano Busquets

Coordinador Editorial:

Juan Manuel Roca

Redacción:

Claudia Antonia Arcila V.

Colaboran en este número:

Mario Londoño, Revista

Prometeo, Fernando Rendón,

Angela Garcia, Rudolf Peyer,

Juan Gelman, Juan Calzadilla,

José Pérez Olivares, José Emilio

Pacheco, Valerio Magrelli, Satoko

Tamura. Revista Mundo Negro,

Mazisi Kunene. Paul Stanciu,

Armando Rodríguez, Mario

Rivero, Jaime García Maffla,

Jorge Mario Echeverry, Raúl

Henao, Fernando Charry Lara.

Héctor Rojas Hetazo, Samuel

Serrano, Walter Orlando Tello,

Juan Carlos Pérgolis, Alfredo

Garzón Forero, MAC.

Diseño y Díagramación:

Alfonso Cano Busquets

Asistente de Diseño:

Jorge E. Rincón S.

Publicidad:

Hebert Núñez

Tel.: 290-5555

Exts.: 389 y 397

Fotomecánica e Impresión:

ROTO/OFFSET. Optima Calidad.

División Comercial de

EL ESPECTADOR

Gerente: Miguel Cano M.

Circulación Bogotá:

Tel.: 290-5555

Exts.: 346 y 356

CANO ISAZA & CIA.

EL ESPECTADOR

Av. (Cra.) 68 Nº 23-71. BOGOTA

(Colombia)

Conmutador: 290-5555

Fax: 2602323 - 2604969

Apartado Nº 34-41

CONTENIDO

Entre la Portada y la Pared .. .. .. .. .. P6g, 2

Festival de Poesía e Medellln Pág. 3

Poetas viajeros .. .. .. .. .. . Pág. 5

La poesía zulú de Mazisi Kunene. Pág. 8

A propósito de Marin Sorescu .. .. .. Pág. 1 O

Por los talleres .. .. .. .. .. .. .. . Pág. 12

Poetas colombianos .. .. .. . Pág. 14

Esquina del Cuento Pág. 16

Metrópolis..... . Pág. 18

Ojo por Hoja .. Pág. 21

Cartones de Garzón Pág. 21

Matando el Tiempo .. .... .. .. .. .. .. .. .. .. . Pág. 22

MAGAZIN DOMINICAL

ENTRE LA PORTADA Y LA PARED

De la similitud entre los

hombres y los animales

Dentro de las reflexiones del Duque de La Rocheffoucauld, están estas que apuntan al

vecindario zoológico y humano. Y cómo se pone de presente por estos días las cercanías

con cierta fauna siempre cercana a la caricatura, la de los políticos y sus corifeos.

En vísperas de elecciones salen de sus madrigueras: los camaleones, que cambian de

visos y tonalidades para mimetizarse con lo que consideran especies superiores. Los

perritos, que baten su cola en busca de nuevo amo y que se exhiben en salones y hasta

en columnas de diarios solicitando sinecuras, prebendas, empleítos. Los loros que

repiten como primitivas grabadoras el casete de los anuncios publicitarios. No faltan las

víboras trajeadas de pájaro, las moscas calumniadoras, la sapería nacional, los topos con

o sin gafas, los cocodrilos del falso llanto, los pavos reales de la retórica y por sobre

todo, esos animalitos fastidiosos a los que en Colombia se les da el nombre de lagartos.

Quizá nunca el gran aforista francés haya pensado en cómo nos ha ayudado a identificar

esta fauna nacional, que además, a veces, se rodea de la flora, del mundo del artificio

plástico.

Por lA ROCHEFFOUCAULD

Existen cies de hombres tan diversas como diver­ espelos

sas hombres especies de son, animales. con res­ y

lo pecto que a las los demás diferentes hombres,

cies de animales son entre espey

con respecto unas de otras. sí

viven ¡Cuántos de la hombres sangre hay y de que

vida de inocentes, unos como la

tigres, siempre siempre crueles; otros feroces como y

leones, apariencia conservando de generosidad; alguna

otros ávidos; como "tros osos, como groseros lobos, y

preciosos otros como zorros, e implacables;

de su astucia y cuyo que oficio viven

consiste ¡Cuántos en hombres engañar!

se parecen los perros! hay que

Destruyen cie; cazan para a los el de placer su espequien

los alimenta; unos si­ de

guen otros guardan siempre a la su casa. dueño,

lebreles guardianes que Hay

ven de su arrojo, que se de­ vidican

seen nobleza a la guerra y su que valor; pohay

única dogos cualidad encarnizados es el furor; cuya

hay tiles, perros que ladran más o a menos menudo inúmuerden

a veces, y hay in­ y

cluso Hay monos perros y de monas hortelano.

gustan por sus modales, que

poseen ingenio y que síem-

2

pre reales, hacen que daño. no poseen Hay pavos

que belleza, que disgustan más

yen con los su lugares canto y que que habitan. destrudables

Hay pájaros por su sólo canto recomencolores.

¡Cuántos loros y que sus

entienden hablan sin nunca cesar lo y que di­ no

cen! nejas ¡Cuántas que sólo urracas se domesti­ y corpájaros

can para de robar! presa ¡Cuántos

viven de rapiña! ¿Cuántas que sólo

bles especies y tranquilos de animales que no apaciven

más que para alimentar sira

Hay otros gatos animales!

cho, maliciosos siempre e infieles, al aceesconden

las uñas. Hay que

vínosa

boras y cuya el resto lengua es útil; es venearañas,

moscas, chinches hay

pulgas que siempre son in­ y

cómodos sapos que e insoportables; dan horror y que hay

no hay tienen búhos más que temen que veneno;

¡Cuántos animales que la luz.

ven bajo tierra para resguar­ vidarse!

los que ¡Cuántos emplean para caballos tantas a

dos cosas cuando y luego ya son no sirven abandonanada!

¡Cuántos bueyes para

trabajan durante toda que

vida para enriquecer a quien su

les rras, impone que pasan el yugo, su vida y cigatando,

y liebres. que de cantienen

miedo, conejos, todo

se espantan y se tranquili- que

zan tos, en que un viven momento, la crápula y cerdiy

entre las basuras, y.patos

amaestrados sus semejantes que traicionan

y

a las redes, y cuervos los atraen

y

tres que sólo viven de podre­ buidumbre

y de cuerpos muer­ tos! paso, ¡Cuántos que van tan pájaros a menudo de

la de otra, una punta y que de se exponen la Tierra a

de tantos vivir! peligros ¡Cuántas para golondri­ tratar

buen nas que tiempo, siguen abejorros siempre in­ el

considerados y sin rumbo, mariposas que buscan el y

fuego alas! ¡Cuántas que les quemará abejas las que respetan a su jefe y que se

mantienen e industria! con tanto orden

bundos ¡Cuántos y gandules, zánganos que vagatan

de instalarse a expensas trade

las abejas! ¡Cuántas hor­ migas nomía cuya subvienen previsión a sus y ecocesidades!

¡Cuántos cocodri­ nelos

que fingen quejarse para

devorar conmover a por los sus dejan quejas! ¡Y

cuántos animales hay permanecen desconocen su sujetos fuerza! porque

Todas las encontramos estas características

bre, y éste ejerce con en el respec­ homto

a los demás hombres todo

lo

que que acabamos estos animales de hablar de los

ejercen

entre sí.


edicionescamaleón@gmail.com

. TOPIA POETICA

Tony Harrison (Reino Unido). Blanca Varela (Perú). FOTO MARGY CLAY.

Jean Portante (Luxemburgo).

Jesús Munárriz (España).

Jesús López Pacheco (España).

1 s u rt s

Por MAGAZIN DOMINICAL

e aquí que leyendo Punto

y aparte, de Italo Calvino,

nos encontramos con su

afirmación de que como

género literario, las uto-

'

lde

pías sólo reviven como antiutopías y

para ello nos recuerda a Orwell y a

Huxley.

Lo dice el escritor italiano, en un tono

que no es rampante, pero sí de varón

del pensamiento, señalando que a

nadie se le ocurriria soñar con una

--

o Sla

ciudad perfecta. Sus palabras niegan

el carácter evasivo, o mejor, el vituperio

que le asignan a ese vocablo vilipendiado

por la imaginación política,

es decir, por el hecho de imaginar un

3

MAGAZIN DOMINICAL

-


edicionescamaleón@gmail.com

UTOPIA POETICA

accionar histórico, frente al cual todo

lo demás resultaria evasión.

Dice Calvino: "Para quien está prisionero,

evadirse ha sido siempre algo

hermoso, e incluso, una evasión individual

puede ser un primer paso necesario

para realizar una evasión colectiva".

Señalamos lo anterior a propósito de

una ciudad que no se sueña perfecta,

mejor aún, que sabe de sus aristas de

imperfección -Medellín- y de una maravillosa

manera de oponerse al presidio

del amodorramiento o del temor,

por medio de la gran utopía poética.

El IV Festival Internacional de Poesía

en Medellín hace posible esa fuga de la

cárcel, del cerco a la imaginación creadora,

con un empeño que se renueva

cada año.

Para muchos poetas lejanos, venidos

de todos los rincones del maltrecho

planeta, se trata de uno de los más -si

no el más- grandes foros de la poesía

del mundo.

Bastaria con registrar los nombres de

los poetas que participan en este Festival

entre junio 2 y 8, convocados por

la revista Prometeo, y los actos adicionales

al festejo poético, para no parecer

jugando a la hipérbole, a la exage­

ración que tanto tipifica nuestro ego

nacional.

Latinoamérica, sus

versos comunicantes

En tiempos de Rubén Dario, Los raros

eran franceses: Alloysius Bertrandt,

Lautréamont, etc. Lo grave es que

ahora los raros para nosotros sean

poetas de nuestro mismo continente.

Muchos grandes liricos. aún desconocidos

o medianamente conocidos en

sus propios países, nos darian la razón.

Gangotena en Ecuador, Rosamel

del Valle en Chile, Salomón de la Selva

en Nicaragua, Juan L. Ortiz en Argentina,

Ramos Sucre en Venezuela, Au­

relio Arturo en Colombia, dificilmente

son conocidos de sus fronteras para

afuera. Pero seguir hablando de esto

es dejar caer lágrimas sobre lágrimas,

gimoteos sobre gimoteos.

Creemos que pocas veces se ha fortacontinentales

como ahora. Otro punto

en este tejido, en estos vasos comunicantes,

tiene que ver con el Premio

Latinoamericano de Poesía Ciudad de

Medellín, organizado por la revista

Prometeo. El día 2, fecha inaugural del

Festival. los jurados darán el fallo de

un premio bien nutrido de participantes

de todo el continente.

. lecido el conocimiento entre los poetas

En otra esfera de las comunicaciones,

del correo brujo de la poesía, el Festival

ampliará a través de medios audiovisuales

el puente tendido hacia países

de todos los continentes.

de

La BBC

Londres realizará una película so-

MAGAZIN DOMINICAL

Los poetas

El nuevo festival de poesía abre sus fuegos prometeicos el 2 de

junio en el Teatro Metropolitano de Medellin. a las 6:30 p.m. La

inauguración tendrA como poetas participantes a Mazisi Kunene

de Surtirlca. Satoko Tamura de Japón. Marln Sorescu de

Rumania, Blanca Varela de Perú y Héctor Rojas Herazo de

Colombia.

Vendrán al IV Festival Internacional de Poesía en Medellin 65 poetas de aproximadamente

35 países. Estos

Mazisi

son:

Kunene [Suráfríca, 1930). Satoko Tamura (Japón, 1947).

(Rumania, 1936). Eva Toth (Hungría,

Marín Sorescu

1939). Gonzalo Rojas (Chile. 1917).

Gelman (Argentina, 1930). Juan Calzadilla

Juan

(Venezuela, 1930).

(Perú, 1930). José

Blanca Vareta

Emilio Pacheco (México. 1939).

Jorge Enrique Adoum (Ecuador. 1926).

Gloria Gervitz (México, 194).

Egíto Goncalves (Portugal, 1920).

Munárriz (España, 1940).

Jesus

Jesús López Pacheco (España, 1930). Tony Harrison

(Gran Bretaña, 1937). Henry Deluy (Francia, 1931). Rudolf Peyer (Suiza, 1935).

Valerío Magrelli (Italia, 1957). Jean Portante (Luxem1;>urgo, 1950).

(Chile, 1956). Tomás Albornoz

Eduardo_ Lla?os

(Brasil). Zoe Valdes (Cuba, 1959).

Olivares (Cuba, 1949).

Jose Perez

AntonArrufat (Cuba, 1935). Ernesto Cardenal

1925). Julio

(Nicaragua,

Valle Castillo (Nicaragua, 1950). Roberto Sosa (Honduras. 1930).

Istarú (Costa Rica, 1960). Angelamaría

Ana

Dávila (Puerto Rico, 1944).

(Ecuador, 1963).

Margarita Laso

Rodolfo Alonso (Argentina, 1928).

1952). Rafael Courtotsíe (Uruguay.

Jorge Boccanera (Argentina,

1958). Juan Carlos Vilchez (Nicaragua, 1952).

Xiau Xue (China. 1935). Sun Youtian (China, 1936). Timothy Pratt (Estados

Unidos, 1950).

Por Colombia: Héctor Rojas Herazo, Fernando

Manuel Roca, Jaime

Charry Lara, Mario Rivero, Juan

García Maftla, Raúl Henao, Helí Ramírez, Carlos Vásquez.

Miguel Irtarte, Tallulah Flores, Alvaro Marín, Víctor López Rache.

Jarrín, Javier Naranjo, Wilson Frank, Jorge

Humberto

Mario Echeverry. Oríetta Lozano,

Carlos Enrique Ortíz, Jairo Guzmán, Carlos Bedoya.

bre el evento, habrá conciertos, lecturas

de poemas para sordos, cine

video,

y

danza, conferencias, conversato­

ríos, y otros festejos dentro y fuera de

los linderos del poema.

La poesía visual

La Biblioteca Pública Piloto de

llín realizará

Medela

exposición Prometeo

12 años, una exaltación de la labor

cumplida por una revista que en duros,

vitales, vertiginosos años, ha realizado

una función definitiva en tomo

a la creación y difusión de la poesía.

Allí estarán sus diferentes

cada vez

etapas, sus

más ajustados diseños, el

testimonio de una creatividad que en

manos de sus directores -Femando

Rendón y Ángela García- ha ido, como

en el poema de un viejo poeta colombiano,

"colonizando la noche", la larga

noche del escepticismo.

Muestra central del Festival. homenaje

al más poeta de nuestros escultores.

es la exposición Negret, poesía visual,

que se llevará a cabo en la Cámara de

Comercio de El Poblado, un buen número

de piezas del artista colombiano,

coordinada por Samuel Vásquez para

Prometeo.

La Librería Temís de la Avenida La

Playa exhibirá los libros y grabados

4

que artistas colombianos -Augusto

Rendón, Antonio Samudio, Darío Villegas,

José Antonio Suárez y Fabián

Rendón-han realizado con poemas de

Juan Manuel Roca, desde Mester de

caballería hasta Cuaderno de mapas.

Un firmamento de firmas

Más que una esquela celeste, un fir­

mamento de firmas ha pasado de mano

en mano en Medellín. La carta que

pide la creación de una casa de poesía

para la ciudad que más ha dado muestras

de vivir n tomo al hecho poético,

expresión que tanto gustara a Borges,

no sólo por la forma masiva como se

vuelca en estos festivales (cerca de

60.000 personas acuden al evento) ni

por el número creciente de poetas que

pasan año tras año por la ciudad, ni

porque desde siempre ha sido un epicentro

cultural, ni porque por allí anduviera

la figura equina de Barba Jacob

(nombre casi obvio para esta casa)

sino porque, aún desde un ángulo

puramente sociológico, la poesía se ha

vuelto allí una suerte de bastión contra

el miedo y la banalización.

Se espera luego de este Festival. y en

andas del que venga, conseguir para

Medellín y su gente la casa de poesía.

...


edicionescamaleón@gmail.com

SIETE VOCES

as

Los poemas inéditos que incluimos -de Rudolf Peyer, Juan Gelman, Juan Calzadilla, José Pérez

Olivares, José Emilio Pacheco, Valerio Magrelli- fueron cedidos por la revista Prometeo, al igual que el

poema de Satoko Tamura ya publicado en dicha revista.

Juan Gelman (Argentina).

Viento

(Istmo de Tehuantepec)

¡Qué estrangulador -¡viento!- entre mar y marl, que corre

sobre el Istmo y arrasa los montes; que azota a los peces

haciendo que brinquen fuera del agua y nos corta el

aliento de manera que todos los árboles, vientre abajo,

suban a la calle desde el puerto; que por la noche dobla

las vigas de luz del faro hasta que toquen la tierra; que

roba banderines y banderas a los buques y barcas; que

barre del cielo las estrellas así que se eriza el pelo a los

gatos más negros; que tiene la culpa de que con cada

palabra nos cruja la arena entre los dientes; que por

segundos nos estanca la sangre en las venas; que no se

para en ninguna puerta y que penetra hasta en el sueño

de los justos; que con el tiempo cambia la forma de los

mapas y por fin la topografía de los sueños.

Con sólo el cielo encima, aquel cielo del sur impecable;

con sólo el silencio en su resaca, aquel repentino silencio

tan inquietante y dificil de soportar.

Rudolf Peyer (Suiza)

Traducción del autor

5

Soneto

esto que fue más nunca que pedazo

donde desmoronaste tus entrañas

y todo fue dulzura por contraria

pasión y adivinada sombra donde

lo que dejás es fiesta de tu acaso

como la furia come sus extrañas

criaturas y calla solitaria

la alma en el cuerpo que de sí se esconde

ya que sufrir es condición del siendo

y tanto pega ese no ser que sobra

la dolorida carne a lo que habiendo

poco distrae a lo que fue su obra

y se desangra en otra maravilla:

el no del pie el jamás de la costilla

Juan Gelman (Argentina)

-

FOTO KURT WYSS DIPLOMIERTER.

Rudolf Peyer (Suiza).

MAGAZIN DOMINICAL


edicionescamaleón@gmail.com

SIETE VOCES

Accidente

Miren cómo ayer domingo

esa bella muchacha que conducía a toda prisa

murió al estrellar su coche

de frente contra un obstáculo.

He visto su foto en el periódico

donde se reseña el hecho

sin extraer por el momento ninguna conclusión

en cuanto al parecido próximo o remoto

que la muchacha pudiera tener

con una foto de carnet. Aunque confieso

que este detalle no hace menos

enojoso y grave el asunto

de morir tan joven

y en tan triste lance

ni me ahorra el dolor o la tristeza

por lo que a mí como lector me toca.

Al fin y al cabo no somos

sino testigos de la muerte de otros.

Así no estemos cerca del accidente

y la foto diga nada o poco.

Juan Calzadllla (Venezuela)

IIIAGAZIN DOIIINICAL

De la turbia belleza

FOTO ROBERTO CARAZA.

José Pérez Olivares (Cuba).

6

FOTO ALEJANDRO RIVERA.

Juan Calzadilla (Venezuela).

Ven, oh rey

de los lacedemonios, y, cu.ando salgamos

que nadie nos vea llorar ...

Cavafis

En alguna ciudad,

andando entre doradas columnas

"Ven,

exclamé:

oh rey de los lacedemonios".

En las viejas y turbulentas calles

de Alejandría,

entre estatuas de jónica belleza,

turbado por el canto de las aguas

"Ven, oh

exclamé:

rey de los lacedemonios".

Y

mientras

en la noche,

atesoraba frases

de extraños sortilegios,

mientras cantaba los salmos

y recitaba oscuros versos,

"Ven, oh

dije:

rey de los lacedemonios".

Pero en este pais del viento

no hay calles que conduzcan

hacia doradas columnas,

no hay templos donde amar

el suave esplendor de las aguas.

Sólo la tarde gris

y el ojo secreto del mar

nos miran.

José Pérez Olivares (Cuba)


edicionescamaleón@gmail.com

Tenedor

Hermano de la garra, hijo bastardo

del azadón y de la pala,

hecho

para embestir;

de cuatro lanzas que se encorvan

flecha dentada, escuadrón

dócil a la orden de combate.

Qué perfecto en su mansa ferocidad.

Cómo

Cómo ataca

se clava,

en silencio.

halcón de metal,

y se levanta con su presa,

ya reducida a escombros

por su hermano hiriente, el cuchillo.

No

tridente

hay ninguna

de gladiador

arma

con

capaz

una

de

punta

penetrar

más

como él,

y al alcance de toda mano.

Ningún lazo ata con tanta fuerza a su víctima inerte.

Sin embargo su triunfo dura un instante.

y

Cancelamos

vuelve sin que

las huellas

le demos

que

las

le

gracias

imprimió la ceremonia salvaje

a su bruto confinamiento, soledad en compañía,

encerrado en sí mismo

bajo las cuatro puntas brutales.

Por intermedio suyo nos comemos el mundo.

nos

Empalados

dan la vida

por nuestro

que acabará

esclavo

devorándonos.

los alimentos terrestres

Jos6 Emilio Pacheco (Mb:ico)

FOTO LOlA IJ..VAAEZ BRAVO.

José Emilio Pachaco (México).

Poem.a

Escribir ahora, de noche,

es el último gesto antes de sumergirme

en el cauce del sueño. Sólo la cara

navega

sobre las

como

mantas

una

y

proa

cabecea

y

de

es

una

la última

nave hundiéndose.

parte

Con el hilo gastado del día

dibujo

preparando

estas

mi

palabras

resurrección.

Después, acostado en la urna de las sábanas,

concentrado como un penitente

bajaré al infierno del silencio.

Valerio Magrelli (Italia}

7

Norte de Otoño DI

En

he aprendido

el día

a oír el sonido de la niebla,

me arrodillo en el sendero y tiro de un cardo.

Se contempla

su apacible presencia

de

por

una

entre

libélula.

las alas

En

está

el

sentada

puente

la

de

sirena

la ria

esparciendo

con olas de su

la

mano.

brillantez del viento

Veo

es la

su

espiral

blanca

de

mano,

gaviotas,

y

me

el

aprieta.

verde del pinar

en

El arrullo lejano

ti se apaga,

despierta ahora.

En el mustio limonero

el amor crece con ojos abatidos.

Satoko Tamura (Jap6n)

Versión de Javier Sologuren

MAGAZIII DOMINICAL


edicionescamaleón@gmail.com

SUEÑO IMBONGI

lVIazisi Kunene: el honor de la poesía zulú

Africa tiene corazón de tambor y boca de poesía. Uno de sus más notables poetas, Mazisi Kunene,

viene a Medellin. Galardonado en 1993 con el premio que lleva el nombre de uno de los grandes poetas

del rumoroso continente -Tchicaya U Tam'si-, Kunene goza de prestigio creciente. Escribe en lengua

zulú antes de trasladar su palabra al inglés. Este perfil y el fragmento de su homenaje al emperador

Shaka, provienen de la revista Mundo negro.

MUNDO Por NEGRO

azisí Kunene es un poeta que

nació en 1930 en Durban (Suráfríca)

y cuyas raices en el

seno de la tradición oral zulú

de

han

inspiración

sido la principal

para crear

fuente

una

peyas.

obra literaria

Granconocedordelimen

forma de epobongí,

su lengua natal, ha

que van desde el canto de alabanza

publicado

hasta

numerosos

los aforismos

libros

de

nea.

carácter

Todos

inédito

sus poemas

en la literatura

son un testimonio

africana contemporáriqueza

que encierran la literatura y las tradiciones

de la gran

orales del pueblo zulú.

Militante comprometido durante la primera época de la

lucha

cer exiliado

anti-apartheid,

durante treinta

Mazisi

y

Kunene

cuatro años

tuvo que

en Inglaterra,

permane­

Italia, Lesotho y Estados Unidos, concretamente en

California,

15 años en

donde

la Universidad

ejerció la

de

enseñanza

Los Angeles

durante

como profesor

más de

convirtió

asociado de

en

Lengua

el representante

y Literatura

del

Africana.

Congreso

En

Nacional

1962 se

Africano en Estados Unidos y Europa.

profesor

De regreso

en la

a Suráfrica,

Universidad

donde

de Natal,

ocupará

ha hecho

un puesto

escala en

de

Asilah,

acaba de

en

ser

Marruecos,

otorgado. El

para

mismo

recoger

Kunene

el galardón

ha destacado

que

la

le

significación

pensa que Africa

de este

ofrece

premio,

a los

ya

escritores

que es la

africanos.

única recom­

Toda su obra literaria está relacionada con la cultura

zulú. Y así consta en libros como ZuluPoems, A zulu epic,

Anthem of the Decades y The Ancestors and the Sacred

Mountain.

Los fragmentos que transcribimos corresponden al libro

más significativo de Kunene: Etnperor Shaka The Great

(Emperador Shaka el Grande),

za sobre Shaka, el gran líder zulú,

un canto

que ocupó

épico

en

de

la

alabande

los africanos el lugar que César ocupa en la mente

mente

los europeos y que puede considerarse como el

de

Poema del

Mio Cid,

homenaje

del

a la

pueblo

historia

Zulú.

y a

Con

la cultura

él, Kunene

oral de

rinde

la tradición

un gran

zulú. El libro está escrito en trnbongí.

Kunene; sin embargo, éste ha querido

lengua

publicarlo

materna

en

de

inglés

los mismos

para que

zulús

la gente

tienen

de todo

que

el mundo pueda oír lo que

decir sobre su imperio y

sobre sus conquistas mientras su tierra aún permanece

ocupada.

¿Has visto las estrellas durante la noche clara

como mágicas llamas blancas suspendidas del

/firmamento?

MAGAZIN DOMINICAL 8

FOTO REVISTA QUIMERA

Mazisi Kunene (Suráfrica).

¿Has visto su luz espléndida viajando silenciosamente

/hacia nuestra tierra?

¿Has escuchado alguna vez los lejanos ruidos de la

/noche?

Perros gigantes con voz de leones. extrañas criaturas

/llamándose unas a otras

y

¿Has

haciendo

sentido

de

alguna

la tierra

vez

un

el

enorme

movimiento

cuenco

de

sonoro.

la noche


edicionescamaleón@gmail.com

prímero deslizándose suavemente

/meciendo

desde la distancia,

a las hojas,

/ después acercándose más y más

hasta quebrar las ramas de las plantas más cercanas

hasta que todo en su alrededor es como una alfombra de

Fue una noche como esa, mientras

/invisibles

dormían,

presencias?

cuando la brillante luz de la luna cayó sobre ellos.

Enormes cuerpos de hombre balanceándose de lado a

El guardián del rey patrullaba sus terrenos como

/lado.

una

cuando el lucero del alba comenzaba

/ amenazadora

a despertar.

sombra

Se acerco al rey ansioso por comunicarle su mensaje

temiendo la antigua maldición y mandato:

"Quién sea portador de malas noticias, perderá su voz

Porque de hecho, hombres insignificantes

/para

sirven,

siempre".

con

como desahogo de las desventuras de los soberanos.

/frecuencia,

Se armó de valor al saludar al rey:

"[Yo te saludo, Jama, hijo de Ndaba, de Malandelal

Traigo noticias que anuncian el mal sobre nuestros

la alta estrella ha dejado al descubierto la fírmeza

/ejércitos

del

/lecho del río".

Mientras hablaba, Shaka estaba estirando sus músculos

y enderezando su cuerpo,

/no se había dormido profundamente.

Hablando fuera de sí, dijo a Mgobhozu, el de la montaña:

"Espero que hayas oído lo que dice el mensajero,

el día ha llegado para que nuestros héroes hagan una

Cuando Mgobhozu escuchó estas palabras

/celebración".

se quedó

/ sorprendido, saltó por su arma y dijo:

"Mi señor, he esperado demasiado este día".

Shaka dijo: "Mkhíze, tus palabras hablan al ínteríor del

Como dicen nuestros antepadados:

/alma.

"El gran doctor es aquel que sabe escuchar,

aquel que oye las apremiantes palabras que salen de las

Todo hombre está oprímído por temores

/hertdas de los

contra los que libra constantemente sus propias

Ningún hombre vive exclusivamente según las

/batallas.

leyes del

y quien pretenda saberlo todo es un mentiroso".

/saber

Zihlandio escuchó, fascinado por estas palabras, preguntándose

lo que realmente pasaba por la mente de

Y pensó: "¡Qué extraños son los que detentan el

/Shaka,

poder!

¿No era Shaka a quien todos escuchaban con temor y

¿No era él el mismo hombre,

/ admiración?

que por su coraje se mantuvo firme en su sitio

mientras otros temblaban de miedo como durante un

/ eclipse de sol?

¿No está exponiendo ahora sus temores infantiles?"

Zihlandio regresó a su casa maravillado por estas cosas,

ponderaba las múltiples facetas de la personalidad de

/Shaka

y comentó con su asistente, como si de una sentencia

/final se tratase:

"La mente del rey es como una enfermedad incurable".

Durante mucho tiempo hubo rumores sobre la llegada de

/los hombres calabaza,

9

InéditosdelVIazisiKunene

Anni

A la diosa Nut de

Desde que eres mi comienzo

Me hospedo en tus recogidas manos como un niño

Desde aquí mi mente llena su momento de despertares

Y

Nosotros,

yo me voy

la

moviendo

agitada raza

lentamente

de la tierra,

en tus

estamos

ojos

Pero tú, tú eres mil relámpagos

ciegos

Tú eres el milésimo sol precipitándose al espacio

Por tu poder he visto todas las mágicas glorias

Ella

He visto

entró

el

en

camino

una nube

y el amanecer,

de estrellas

he

temblando

visto la eternidad!

Yo estaba lleno de horror pero tú me calmaste con tu tibia

Y en esa hora vi el pájaro cósmico traer el huevo sagrado

/mano

Donde toda vida comienza, donde toda vida está

Vi el raudo antílope con todos los símbolos del

/completa.

tiempo

Y todas las ruinas de nuestro mundo que crecieron en la

Y tus altas sacerdotisas que pusieron

/vida

tu marca

como

en

hongos

mi

Y fui tu hijo otra vez, y estuve en tu sueño.

/frente

La visión de la vida

Hay una herencia de sabiduría en el cielo:

La continua sucesión de soles y lunas y estrellas,

La evolución de la vida a través de la convulsionada

El

nube,

El feroz

alterado

encuentro

cielo arroja

de nuevas

el polvo

tierras

de las

y

estrellas,

viejos soles,

Los espléndidos ríos agitan la promesa de la vida futura,

La tierra, nuestra tierra, alucinada mientras duerme en

Sus ojos cerrados en la oscuridad de la noche,

/el tiempo

La

El mágico

verde planta

despertar

creciendo

de sus

silenciosa

ojos, los colores

desde el

del

sueño.

El crecimiento de los vientos de la montaña,

arce iris,

El redescubrimiento del hombre,

El extenso abrazo, las lágrimas de alegria.

'Iraducción revista "Ptometeo"

A decir verdad, el relator de historias nos cuenta

que fue el gran rey Sobhuza quien presintió, en sueños,

/estos hechos.

Habló solemnemente a sus consejeros en la asamblea:

"he visto en sueños a naciones surgiendo del océano,

se parecen a nosotros, pero el color de su piel

es como el puré de calabazas.

Hablan una lengua no muy diferente a la de los pájaros

/en el nido,

ágiles y sonoros stacattos como animales salvajes.

Groseros en sus maneras y sin gracia ni refinamiento.

Llevan consigo el gran palo de fuego,

con él matan y roban a muchas naciones.

A veces se llevan incluso a niños a sus grandes hornos

¡Una verdadera raza de ladrones y caníbales!"

/marinos.

.&.

MAGAZIN DOMINICAL


edicionescamaleón@gmail.com

CLAROS DEL BOSQUE

A propósito de Marin Sorescu

La voz del poeta rumano, actual ministro de Cultura de su país, también

se oirá en Medellín. Texto de aproximación a la obra de un raptor de lo

cotidiano.

Por JUAN MANUEL ROCA

umania es un pequeño y

gran

fuerza

país, de milenaria

creadora. Doinas,

mitos, cuentos,

poesía, son un legendamúsica,

rio

Baste

coto

recordar

de caza

al

de

poeta

su pueblo.

Mihai Emínescu,

que afirmaba

el gran

que

lírico

"el

del siglo pasado

genio"

desgracia.

es una

Esa

na cuyos

desgraciada

eslabones

gracia

son

es

para

una

Rumacadenia

como

lazos

Mircea

de

Eliade,

creadores

como

prodigiosos

E.M. Ciaran,

tribu

como

de grandes

Eugenio

pensadores

Ionescu y

de

otra

estirpe de

la

Marin Sorescu,

que viene

el poeta

por estas fechas a Colombia.

Dramaturgo y poeta,

el don de

Sorescu tiene

rebarajar

cables con la explicación

hechos

de

inexplisas

humildes, mejillas y bofetadas

las coun

mismo tiempo, la herida del asoma

bro y el puñal de la reflexión, el cisne

y unas manos para apretarle el cuello,

ironía.

todo envuelto en una disolvente

Marin Sorescu es capaz de vivir

vientre de la ballena de Jonás,

en

de

el

leerle poemas a las sillas vacías del

vecindario, de jugar

quien hace un "enroque

ajedrez

de senticomo

mientos".

Un agudo crítico de la poesía de su

país, dijo del autor de La.juventud

del Quijote: "a veces parece un pavo

real

mientras

que despliega

saca por

su

la

cola

boca

suntuosa

lenguas

de serpiente".

tes se

Solo que sus serpienhan

fugado, más que de un

serpentario, del tedio del paraíso.

Así

de ser

que

una

¡atención!:

suerte

un

de animal

pavo real

de

puecantamiento

endonde,

cuentos de

como en los

hadas, hay

roba

otro ser que

su animismo.

que informa la obra

Esto

poética

es algo

de

de lo

Sorescu,

la duda como certeza, el trance

entre un ser y otro, el rapto de lo

MAGAZIN DOMINICAL

Algo

cotidiano

que

por

no

la

es

fuerza

otra

de

cosa

la poesía.

entrecomillado de la realidad.

que el

palabra

Es la suya

que

una

no escamotea

despojada,

la

honda

dad del hombre: "Porque somos

solemayores/

Y no hay nadie mayor que

tan

nosotros

sabe despertar

que nos

en la

acaricie".

boca el sabor

Y que

su lengua y de su lenguaje: "Sólo en

de

el

palabras/

paladar/

Con

Duermen

los viejos

las

rayos

antiguas

gados en ellas,/ Como los remos

apala

barca de

en

Caronte/ Después de

haber cargado demasiadas almas".

Y es también una poesía de sutil

matemática: "Una mujer que ama-

10

FOTO PAUL STANCIU.

Marin Sorescu (Rumania).

nos

mos/

amó/

Más

Suman

la misma

cero".

mujer que

·

no

Acá

que acompañan

están, entonces,

en el camino,

estos poemas

deslizan con el sigilo del barquero

que se

nos llaman en los claros de un bosy

que

Con

de

poetas

silencios.

podemos hacer

como

nuestras

Marin

las

Sorescu,

bras de Paul Eluard: "Una vez más

palapoesía

desafiada se reagrupa, vuelve

la

violencia

a encontrar

latente,

un sentido

grita, acusa,

preciso

espea

su

prontuario

ra". Y otra vez

seguido

más, la

a

poesía

la realidad,

como

como su más claro entrecomillado.

-


edicionescamaleón@gmail.com

Más allá

Esta mujer

Tiene a alguien en el baño.

Habla conmigo,

Me ama sinceramente,

Pero alguien aún zangolotea en su alma,

Más allá de mí.

Leo en sus ojos,

En el pelo,

En la linea de la vida de su mano

Que esta casa no tiene sino una sola entrada,

Que oculta de mí a alguien en el baño.

O, digamos, en la casa vecina,

O en otra casa,

En algún lugar de la calle,

En otra ciudad o en otro bosque,

O en el fondo del mar.

Alguien está oculto allí,

Asediando mis pensamientos,

Escuchando mis pensamientos eternos

Con los ojos fijos en el reloj.

Versiones de Ornar Lara

(Colección Visor de Poesía)

1 1

Señales

Si tropiezas con una silla

Es buena señal, llegas al paraíso.

Si tropiezas con una montaña

Es mala señal, llegas a la silla.

Si tropiezas con la Osa Mayor

Es buena señal, llegas al paraíso.

Si tropiezas con un caracol

Es mala señal, llegas al caracol.

Si tropiezas con una mujer

Es buena señal, llegas al paraíso.

Si tropiezas con un mantel

Es mala señal, llegas al cajón.

Si tropiezas con una serpiente . _

Es buena señal, ella muere y tu llegas al paraiso.

Si la serpiente tropieza contigo

Es mala señal, mueres tú y ella llega al paraíso.

Si mueres tú

Es mala señal.

Cuídate de esta señal

Y de todas las otras

Don Juan

Luego de comerles toneladas de carmin,

Las mujeres,

Engañadas en sus más sagradas expectativas,

Hallaron el modo de vengarse

De don Juan.

Cada mañana,

Frente al espejo,

Luego de delinearse las cejas,

Se pintan los labios

Con arsénico.

Se ponen arsénico en el pelo,

En los hombros albos, en los ojos, en los pensamientos,

En los senos,

Y esperan.

Se asoman albas a los balcones,

Lo buscan en los parques,

Pero don Juan, como acometido por un presentimiento

Se hizo ratón de biblioteca.

Ya no acaricia sino ediciones raras,

A lo más encuadernadas,

Ninguna empastada en cuero,

Sólo el perfume de las alcobas,

El polvo de los más antiguos

Le parece mucho más refinado.

Y ellas lo esperan.

Envenenadas en sus cinco sentidos esperan,

Y si don Juan levantara los ojos

De su nueva pasión,

Vería en la ventana de la biblioteca

Cómo a diario es enterrado un amante marido,

Muerto en el cumplimiento del deber,

Mientras besa a su mujer

Por equivocación.

MAGAZIN DOMINICAL


edicionescamaleón@gmail.com

POR LOS TALLERES

Femando Dramas

,,-aT • t

.... o soy p1 or ...

pero es lo único

que sé hacer"

ARMANDO Por RODRIGUEZ B.

Se deja abordar

en plena

actividad,

pero mostrándose

decidido

a no

dialogar sobre

su obra:

prefiere, más

bien, que por

boca del pintor

hable sin

tapujos el

hombre contemporáneo.

De mediana

estatura, delgado, con barba blanca y

ojos vivaces, exhibe un refinado sentido

del humor con que acompaña su

agudeza de libre pensador. Es sabido

que quien no se sintoniza desde un

principio con el tono de su conversación,

duda en más de una ocasión

sobre cuándo Fernando Oramas está

hablando en serio.

Nacido en Bogotá en 1925, durante

su proceso de formación pictórica residió

en Centroamérica y México. Alli

conoció personalmente a los grandes

muralístas, de quienes, además de

las técnicas que involucran nuevos

materiales industriales en la plástica,

le quedó la predilección por los formatos

enormes y los muros. Sobre esas

bases desarrolló un estilo personal

definido en la gran variedad viveza

del color aplicado con pincel y espátula.

Puede decirse que es un muralista

que accede a pintar en formatos

de pliego; Luis Vidales lo definía como

el colorista por excelencia; Marta Traba

lo ponía dentro del cajón. Pero en

esta ocasión, el artista no dio oportunidad

de inquirir sobre aquello.

El taller es amplio y hace parte de una

casa con jardín cuyas ventanas se

abren ante el paisaje del parque Montes.

en Bogotá. En el diálogo informal

queda plasmado un desenfado natural

con que Fernando Oramas aborda

temas, ejecutando juegos verbales con

los que, en broma y en serio, pone en

entredicho más de una verdad.

lismo -¿Ha producido soviético el alguna derrumbe sensación del socia­ de

frustractori en un artista que ha

como manifestado usted? abiertamente socialista

-En realidad no fueron las ideas socialistas

las que se derrumbaron. Lo

que cayó con estrépito fue el aparato

que se había dedicado a mantener un

orden de cosas donde existían privilegios

soterrados y se alimentaba una

gigantesca e inoperante burocracia.

Aquello sucedió, entre otras razones,

porque no se interpretaron y pusieron

en práctica acertadamente ideas

socialistas fundamentales. De otro

lado, durante la guerra fría, el capitalismo

hizo todo lo posible para deslumbrar

a la opinión soviética con la

bisutería de la sociedad de consumo

y con el oropel del sueño americano.

Hoy en día esa misma opinión está

desinflada de toda aquella propaganda.

Y aunque la prensa muestre cómo

derrumban las estatuas de Lenin y

descuelgan sus retratos, no ocurre

igual con las ideas. El pensamiento

socialista no se mata clausurando la

Tumba de Lenín. Esas ideas viven

porque guardan una concepción humanista.

-Se dice que usted es un radical anticlerical.

¿Cuál es la verdad al respec­

to?

-Acepto una religiosidad natural sustentada

en el asombro del hombre

MAGAZIN DOMINICAi. 12

ante las leyes y secretos del universo.

También es comprensible que, dentro

de las diversas interpretaciones que

dan las gentes sobre el origen del

mundo y del hombre, abunde la imaginería.

Lo que es inaceptable es el

trasfondo de algunas doctrinas que

introducen en sus fantasías cosmogónicas

la sombra de la culpa para

someter la libertad natural del hombre.

Repruebo las ideologías pesimistas

cifradas en el arraigo de la idea del

pecado en la psiquis para matar la

inocencia. Condeno las que toman

como símbolo el instrumento de tortura:

un logotipo del que escurre la

sangre. Y es textualmente un logotipo

porque es el único logo del que cuelga

torturado un tipo. El Pontífice sale

por el mundo en su papamóvil a ven- ·

der los conceptos del pecado y la

culpa. Es capaz de ofrecer ese pro;

dueto en quince o veinte idiomas.

Algunos compran ... otros no.

-En

cerca sujuventud los planteamientos usted conoció y obras muy de de

notables nos y mexicanos: intelectuales Vasconcelos, centroamerica­

Siqueaos, Silvestre Revueltas, Carlos Mirón,

Chávez, entre otros. ¿Qué le quedó de


edicionescamaleón@gmail.com

experiencias? ellos? ¿Qué memoria guarda de estas

lo -De que todo más en la vida lo nutre siempre y beneficia. toma uno

truye Nietzsche me fortalece", decía: "Lo que cuya no transcrip­ me desción

mata criolla engorda". más Pero justa hablando es "lo que en se­ no

rio, mencionar no se puede a la aludir gran trilogía a esa época confor­ sin

mada Ellos hacían por Orozco, parte Rivera de una y Síqueíros.

mesa fundamental con tres patas suerte dis­ de

tintas pero complementarias. La

ta pata hubiera podido ser el cuarpintor

Tamayo. gran

columnas

-¿Cómo eran de esa cada mesajundamental una de las tres

qué paso

y

con cuarta? la

tomar. -Stqueíros vocación era un hombre política de y militar. armas

Era del general considerado Obregón el brazo izquierdo quien, curiosamente,

Muchos carecía desconocen esa extremidad.

al

había en tecnólogo que

Síqueíros: como químico

que era, experimentaba con materiales

de uso industrial. Diego era telú-

FOTOS HUMBERTO PtNTO.

Obra de Fernando Oramas.

rico, indigenista y en sus cuadros

respiraban con elementos de la gran cultura libertad muchos azteca. Orozco,

igualmente auténtico, plasmaba

una violencia especial en su pintura.

Los tres, en sus obras monumentales,

recogen los sentimientos más

arraigados del pueblo

otro

mexicano. De

lado, Tamayo

le saliera

dejaba que el color del alma, su tema era el

color, su sentido el color, su gran

valor el color; pero fue banal

tratamiento de en el

la temática; este excelente

pintor parecía encajar los sentimientos e idiosincrasia

más con norteamericana.

Ahora bien, por esos

días en México,

considerada como cierta pintura fue

subversiva. Llegó

un momento en que el régimen necesitaba,

además de tapar los murales

de Síqueíros, legitimar un personaje,

preferiblemente pintor, que entronizara

una "cultura universal" o cosmopolita.

Un trabajo que le cayó

anillo al dedo a Tamayo. como

de -¿Cuál es, desde su óptica. el sentido

elgobiemo de Fid.el Castro la permanencia

de Cuba?

en

-Es probable que, paradójicamente,

13

sea el bloqueo lo que mantiene a Fidel en el poder. Pero, según mi manera de

ver las cosas, lo que debe mirar con

detenimiento es el valor real

personaje

de este

en el contexto latinoamericano

y mundial. Son muy particula­

y consecuentes sus

respecto de la posiciones

identidad, la soberanía

y la autodeterminación de los pueblos.

Resulta sintomático que duran­ te las cumbres de mandatarios a asiste, son

que

sus intervenciones las

se esperan con mayor expectativa

y sus declaraciones las que se roban

la atención de los periodistas y de la

opinión en general. Ahora bien, es

muy aventurado apostar a que esto o

aquello sucederá; pero lo

se siente cierto es que

un ambiente más favorable

hacia isla por parte

latinoamericanos ... Es que de los si la países puerta

del frente se cierra obstinadamente,

deben abrirse

Lógica las puertas de atrás.

de Perogrullo.

Colombia ·A seis años del siglo XXI., ¿cómo ve a

nal?

en contexto intemacio·

-Sí los colombianos quisieran, este

podría ser el mejor país del mundo. Lo

triste que nuestra propia desconoce gente

y no valora esta maravillosa

esquina continental, con dos océanos,

privilegiados recursos hídricos,

megadiversidad, riqueza y un gran

potencial humano. Hace cerca de cien

años la aristocracia criolla cambió a

Panamá por un puñado de dólares.

Ojalá no veamos pronto la sentencia que señalaba corroborada cómo la

historia repite: primero como comedia

y después como tragedia.

-¿Qué infaltables temas horas diarias actualmente de lectura? sus ocupan

-De unos meses para acá he venido

embebido Eso la historia de Colombia.

me ha sentado bien porque existe

en mí la certeza de que puede

proyectar identidad quien desconoce

su pasado. Además ha permitido

entender y dimensionar en justa proporción

el valor y significado de la

figura de Antonio Naríño en el transcurrir

histórico de nuestro país. Nartño

no sólo fue precursor con sus ideas

sino congruente en el ejercicio de su

vida.

·¿Cuál hablar sobre es la su obra? que omite

razón por [a

-En el caso de los pintores, son sus

obras las que deben hablar por ellos.

Yo no soy pintor ... Claro que es lo

único que sé hacer.

MAGAZIN DOMINICAL.


edicionescamaleón@gmail.com

EN SU PATIO

oeta .. colombian s

Los poemas de Mario Rivero, Jaime García Maffla y Jorge Mario

Echeverry son inéditos. Los de Femando Charry Lara, Héctor Rojas

Herazo y Raúl Henao pertenecen a sus libros Llama de amor viva,

Señales y garabatos del habitante y El partido del diablo,

respectivamente.

Mario Rivera.

Deja que ...

Deja que los triunfantes

cuando vengan

cuando la fortaleza

asediada, de la paciencia,

caiga,

tu cuerpo encuentren

junto a la muralla.

Mario Rivero

Así

FOTO EL ESPECTADOR

Jaime García Maffla.

Navegando en el blanco

De lo blanco más blanco,

Así miras la rosa de los vientos.

Así tu corazón abre sus velas

A la navegación,

Y te roza la rosa de los vientos.

Ay. verdaderamente ignoras todo,

Ay. verdaderamente nada puedes saber.

Jaime García Maffla

MAGAZIN DOMINICAL 14

FOTO EL ESPECTADOR.

Jorge Mario Echeverry.

César Vallejo

Si hubiese sido sordomudo

igual habría cantado

igual, habríase sacado los huesos

de las carnes

y habríalos hecho sonar

como si nada

como si fuese absolutamente indispensable

pues bien sabía él

que el poema es anterior a cualquier palabra

anterior

a la invención misma del lenguaje

y está hecho de fuego -el poemade

pedazos de estrella

de este saberse bestia y sin embargo

el corazón

y sin embargo, esta necesidad de comunicarle un poco

a cuanto tiene frío:

/de calor

él, tan ove]o, tan caballo

César Vallejo

nos mira de frente

y. por sobre cualquier vanidad de la cultura,

suena su instrumento, su lágrima, su condición de

y lo deposita

/barro

en el corazón del hombre

porque de otra manera cómo

porque de otra manera para qué

Jorge Mario Echeverry


edicionescamaleón@gmail.com

A los poetas se les pierden las palabras

Se les pierden los pasos

En la carrera de la vida

Pero entre líneas es posible adivinarles

El rostro perdido

El rostro de ciegos

El rostro del paraíso.

Se les pierde el sentido a los poetas

Entre el pecho jadeante de los amantes

Entre el resuello de los vivos

Y el murmullo de los muertos.

Los poetas pierden siempre el corazón

Entre las palabras se les pierde la vida

Raúl Henao

Raúl Henao.

A los poetas se les

pierden las palabras

FOTO EL ESPECTADOR.

Héctor Rojas Herazo.

Un agujero

Olvido

Le pregunto al tendero gordo,

con toda seriedad:

-¿Usted es Dios, señor?

Y él me responde,

mientras corta trocitos de jamón,

mientras mueren

poco a poco sus ojos:

-No, no soy Dios, pero sí lo conozco.

-¿Cómo es él?- le pregunto.

Y él me responde: -es así.

La trémula sombra ya te cubre.

Sólo existe el olvido,

Desnudo,

Frío corazón deshabitado.

Y ya nada son en ti las horas,

las taciturnas horas que son tu vida.

Ni siquiera otra ceniza

oculta que trajeran

los transparentes

silencios de un recuerdo.

Nada. Ni el crepúsculo te envuelve,

ni la tarde te llena de viajes,

ni la noche conmueve tu obstinada

nostalgia del amor, cuando

FOTO MARISOL CANO.

Fernando Charry Lara.

Los días que uno tras otro son la vida. ..

Aurello Arturo

una tácita doncella surge de la sombra.

Oh corazón, cielo deshabitado de los sueños

Femando Charry Lara

Y me da su tamaño, su peso, sus medidas.

Héctor Rojas Herazo

15 IIAQAZIN DOMINICAL


edicionescamaleón@gmail.com

Vorletti

Con este cuento Samuel Serrano (Aracataca 1964), obtuvo el segundo puesto en el Concurso Nacional

de Cuento Clemente José Zabala, organizado por el Instituto de Cultura y Deporte de Cartagena. Antes

había publicado su libro de poemas Ritual del recluso en 1991. Serrano en la actualidad hace su

postgrado en linguistica y literatura hispanoamericana en el Instituto Caro y Cuervo de Bogotá.

Creemos que la más ambiciosa antología del relato fantástico, o del humor negro, no negaría sus

páginas al excelente texto narrativo del escritor magdalenense.

Por SAMUEL SERRANO

in

algo

duda

extraño

había

breque

en aquel

solicihomcio.

taba

Era

el serviindefinido

algo

el cabello hiren

rasgados,

suto, los ojos

pelambre osla

cura que le embozaba el rostro.

La

tarde

hora

se fundía

de cerrar

con

estaba

la noche

cerca,

y el frío

la

acuchillaba

Pero con una

la

mano

ciudad.

podía darse el lujo de

tan

rechazar

pesada,

un

no

al

cliente

recién

y con

llegado

resignación

quitarse

le

el

solicitó

El desconocido asintió sin chistar

saco.

hacerlo,

palabra a

el

pesar

barbero

del intenso

observó

frío

que

y, al

hombre tenía un par de manos larel

gas

Recibió

y huesudas,

el paño oscuro,

pero no

lo

se

colgó

alarmó.

percha, invitó a su cliente a sentaren

la

que

se, lo

extrajo

cubrió con

de

un

una

blanco

gaveta

peinador

inquietarse porque el sujeto le

y

tenía

sin

rada

clavada

penetrante

desde el

como

principio

una lezna,

una mipuso

a preparar el jabón con dilise

brocha

gencia, revolviendo

en una ponchera

la pasta

de

con

agua

la

tibia

ma.

hasta hacer suficiente espuque

Luego

pendía

pulió

de

la barbera

la silla y

en

se

la

dispuso

badana

iniciar su labor.

a

da

Enjabonó

barba y

abundantemente

con el pulso firme

la tupimachetero

que se abre paso en

del

monte, fue desbastando las apretael

MAGAZIN DOMINICAL

en

das

la

breñas

mejilla

hasta

izquierda.

que abrió un claro

hombre,

Cuando

le

pudo

pareció

apreciar

extremadamenla

piel del

te

se.

pálida, pero trató de no alarmar­

La

yor,

sorpresa

ya que tan

con

pronto

las orejas

pudo

fue

verlas,

mapuntiagudas

se percató de

de

que

lo

eran

normal.

más

Sin

largas

emy

y

bargo

terminó

hizo un

por

esfuerzo

pensar

por

que

calmarse

malías de su cliente obedecían

las anoalguna

tara congénita, y aunque

a

abstuvo

sintió gran

por

deseo

pudor.

de preguntarle, se

La

está enferma es muy

gente

quisquillosa,

cuando

pensó.

nada,

Decidió

hasta

entonces

que hubo

proseguir

terminado

como

de

si

rasurar

tro del sujeto

la mejilla

quedó

izquierda

como una

y el

piña

rosda.

a la

Luego,

que le han

sin decir

cortado

palabra,

una rebanaprendió

con la mejilla derecha,

la

afaemcerse

nándose

lo más

en su

pronto

labor,

posible

a fín de

de

deshamolesto

individuo que no cesaba

aquel

mirarlo un instante con sus ojos

de

taba

oblicuos

a punto

y horadantes.

de terminar

Cuando

con

esmejilla

derecha, el barbero, que era

la

vioso

un hombre

y de antiparras,

regordete, pequeño,

se detuvo

nermomento

y echó hacia atrás la caun

beza

total del

para

rostro

tener

del

una

sujeto

perspectiva

sólo le faltaban unos toques

al

de

que

barya

bera;

recorrió

pero

su

al

cuerpo

hacerlo,

y gruesas

un escalofrío

de sudor le surcaron la frente.

gotas

rostro de aquel hombre dejaba ver

El

tras

tan sólo

la izquierda

la faz derecha

seguía

limpia,

cubierta

mienuna

espesa barba.

por

16

Sus manos se crisparon y la navaja

rodó por tierra. El hombrecito se

extrajo

enjugó el

del

sudor

bolsillo

con

de

un

la

pañuelo

camisa,

que

limpió una y otra

y

vez sus lentes,

ojos.

pero seguía sin dar crédito a sus

Estaba seguro de haber iniciado su

labor por la mejilla izquierda.

cordaba perfectamente la primera

Reprodujo

impresión

la cara

de piña

a medio

mellada que le

afeitar

sujeto, la misma que ahora aparedel

rio.

cía ante sí, pero en sentido contra­

No, no, su memoria no podía andar

tan

limpiaba

mal, se

la

decía mientras recogía y

barbera;

últimamente había sufrido

es cierto

de

que

somnio, que su corazón no trabajainba

el cigarrillo

bien y él

y

se

el

negaba

tinto como

a abandonar

sejó el doctor, pero aquello no

le

podía

aconser

suficiente para dar paso a las

alucinaciones.

el

Entonces,

error y terminó

sólo quedaba

por

pensar en

aceptarlo.

vez se había equivocado, tal

Tal

vez

ansiedad por concluir ese día que

la

había estado tan gris, y

catadura del sujeto que

la

a

extraña

hora se presentaba, habían contriúltima

buido a exaltar su imaginación.

mientras

Empezó a

se

silbar

disponía

para

a reanudar

calmarse,

labor, concentrando su esfuerzo en

su

golpes

la mejilla

de barbera

izquierda. Cinco o seis

y

mientras aplicaba

ya está, se decía

la

za. Mejilla pelada,

navaja

cliente

con

despafuer­

Dejó

chado.

agua

la

con

barbera

jabón que

en la

tenía

ponchera

a su lado

de

y

tra,

tomando

la hizo

la

girar

silla

de

con

tal

la

manera

mano diesque


edicionescamaleón@gmail.com

ILUSTRACION DE WAL TER ORLANDO TELLO PARA EL M.O.

ILUSTRACION DE WAL TER ORLANDO TELLO PARA EL M.D.

ILUSTRACION DE WALTER ORLANDO TELLO PARA EL M.D.

su rostro y el del individuo quedaron

frente al espejo. Esta vez el

hombrecito sintió una especie de

vértigo, un abandono brusco de las

fuerzas. Sus lentes resbalaron y dieron

en el piso, con un claro sonido

de cristales rotos y sintiendo que las

piernas le flaqueaban, se aferró al

espaldar de la silla para no caer.

El rostro del sujeto estaba allí, de

nuevo frente a él, como la efigie

indescifrable en la moneda, como

un espejo en el espejo, con su mirada

oblicua, implacable, tenaz; la faz

izquierda limpia y la mutante barba,

intacta, florecida, flameando en

la derecha como una cruel bandera.

Luego de unos instantes de reposo,

el barbero sacó el pañuelo de su

bolsillo y se secó el sudor que le

corría a mares por la frente y le

nublaba los ojos. Ahora estaba seguro

de no haberse equivocado; entonces,

¿qué podía ser aquello? ¿Una

alucinación? ¿Una pesadilla en la

que debía realizar el trabajo de Sísífo?

Sintió deseos de arrojarlo todo y

correr a la calle tras el oxígeno que

se agotaba en sus pulmones. Pero,

¿qué dirían sus vecinos? ¿Que se

había vuelto loco? Criar esta fama

era lo peor que le podía ocurrir a un

barbero, porque después, ¿quién

iba a querer ponerle el cuello a su

navaja?

No, no, aquello debía tener alguna

explicación y él iba a encontrarla, se

dijo mientras respiraba profundo y

se encomendaba al Divino Niño,

empuñando el escapulario que le

pendía del cuello.

Había perdido sus lentes, pero esto

no le impediría terminar su labor, se

dijo, rehaciéndose y llenándose súbitamente

de coraje. Encendió todas

las luces del recinto, retomó la

cuchilla, la pulió nuevamente en la

badana, colocó la silla de tal forma

que con ayuda del espejo pudiera

vigilar al mismo tiempo ambos perfiles

del sujeto, dio el primer barberazo

y a través del cristal observó

estupefacto que como hidra monstruosa,

en la mejilla opuesta, la

barba aparecía en igual proporción

a como él la cortaba.

El barbero se mordió la lengua para

no gritar, su corazón saltaba como

una rana viva, el terror le robaba el

apoyo de los huesos; sin embargo

intentó nuevamente el prodigio.

Acercó la cuchilla a la barba imposible,

pero su pulso trémulo laceró

la mejilla del sujeto, que al sentirse

herido, se volvió y lo miró con una

intensidad atroz.

El hornbrecíto se sintió perdido. Un

instinto secreto le advirtió que era el

fin. La boca del engendro se entreabrió,

escupiéndole casi las palabras:

"¡Estúpido, usted no sabe rasurar,

voy a enseñarle a hacerlo!".

Una mano huesuda le arrebató la

barbera y ante su atónita mirada se

dio un tajo terrible en la garganta.

17

Con un sordo crujir de coco seco, la

cabeza cayó rebotando por el suelo

y un pegajoso chorro de caliente

sangre alcanzó al barbero en pleno

rostro.

El fatigado corazón del hombrecito

no pudo más, dio un salto hacia el

vacío y reventó sus goznes.

Desde la puerta, en un charco de

sangre, la cabeza burlona lo miró

desplomarse sin lanzar una queja,

llevándose consigo la ponchera del

agua y el Jabón.

El decapitado se incorporó, avanzó

unos pasos hacia la puerta, se inclinó

y tomando del suelo la cabeza,

como quien recoge un sombrero, la

ajustó nuevamente sobre el cuello.

Luego miró al barbero que yacía

despatarrado entre un charco de

espuma de afeitar, con ternura, casi

con piedad; tomó de la percha el

paño oscuro y salió al frío de la calle,

lamentando que la naturaleza de

esta gente fuera como el clima de su

ciudad. Allá, todo habría resultado

muy bien. A la primera regeneración

de la barba el barbero hubiera

corrido dando gritos. La gente se

apilaría en la puerta y él, de pie

sobre una mesa sonriéndoles a todos,

les haría conocer que esa noche,

Vorletti, el máximo ilusionista

y prestidigitador del Caribe, presentaría

su show en la caseta México.

Pero aquí, ¿quién iba a enterarse de

su debut en el Colón?

MAGAZIN DOMINICAL


edicionescamaleón@gmail.com

IMAGENES URBANAS

-

Nuestro colaborador realiza un recorrido por la idea de Modernidad

en la' novela de Thea von Harbou, traducida al cine por Fritz Lang.

CARLOS Por JUAN PERGOUS

Universidad Nacional de Colombia

Lang, Sin dudas, director el nombre del filme de Frttz

Metrópolis,

resulta más

que el de-Thea von Harbou, conocido

mujer y autora de la novela su

filme. homónima en la que se basó existe Entre la una novela gran y coherencia, la película

ya gráfica que es la respetuosa versión cinematola

literarta. Pero la idea y fiel de

y Modernidad otra difiere que en surge algunos una

pectos. El cine permitió una as­

' expresión de cada secuencia fragmentaría, constituye donun

la totalidad manifiesto, por los articulado muy pocos en

cine carteles mudo) con que texto el (propios director del

gró conformar como vacíos que loexaltan

La continuidad el valor del las texto partes.

rarío, por momentos dema­ litetotalidad

siado discursivo, en la que enfatiza los capítu­ una

organizan los no detallan un recorrido partes sino sin que

terrupciones entre el inpríncípio

Esa y ruptura el fin.

filme, exprsa de la el unidad en el

sígníñcado

Modernidad quizás tanto como de las

gadas imágenes a la Iconografía urbanas que de muestra, los futurís­ lidiferencia

tas y al Constructivismo de lo estrtctamente ruso; ar­ a

trucciones quitectónico que los connota años previos las consexpansión

del Movimiento Moder­ a la

no, clásica cuando subyacía peso evidente la en tradición

y referencias formales por detrás rttmos d

MAQAZIN DOMINICAi.

DIBUJO DE ANTONIO SANT'ELIA EN REVISTA L'ARCHITETTURA, 1956.

los que "volúmenes aún hoy asociamos puros": con imágenes

gímenes totalitartos y nos permiten los reevocar

cista o los la fría diseños síntesis de la del época neoclasi­ fastido

cismo de de Modernidad Albert Speer. está Pero en el el texto. sen­

Así como en la llíada,

de Aquiles) permite narrar el tema una (la gue­ ira

rra cional (la de (el Troya) triángulo y un episodio emo­

Agamenón-Helena-París),

en la novela de Thea

18

von la venganza Harbou de el tema Rotwang surge el in­ de

ventor ciudad, de cuya las máquinas mujer lo aban­ de la

donó Metrópolis. por Fredersen, A partir el de amo este de

de nudo fondo temático de la ciudad. y con el encon­ telón

tramos so o medios dos niveles para desarrollar­ de discurvuelta

lo: la tensión obrera y postertor el romance reuna

entre líder el hijo proletarta. de Fredersen y

Sin la embargo, lucha de la clases importancia

desarrollo del texto y las en imá­ el

genes locidad (mejor vértigo expresadas urbano y vela

novela que en el filme) defi­ en

nen único a y la gran Modernidad tema. al que como

desarrollos argumentales con­ los

curren "Las casas como recortadas partes:

nos y cubos por las guadañas en cores,

en movimiento brillaban, parecían de los reflectose,

descender, danzar al alzarpás

luz que acartciaba comsus

flancos como fina lluvia

(. • .)

cincuenta el estruendo millones, del tráfico la locura de

mágica El significado de la velocidad de la ciudad ...".

tiginosa y la contradicción entre verproletartado

y los "señores de la el

ciudad" dernidad como quedan paradigmas expresados de la en Mocomportamiento

del operarto que, el

cuando del amo de es Metrópolis, remplazado sale por a la el calle hijo

ocupando deslumbra el con lugar lo social que ve: de éste y se

vivía "... el en obrero una 11811, casa-prísíón el hombre bajo que

tren subterráneo de Metrópolis, que el


edicionescamaleón@gmail.com

no conocía otro camino que el que

iba desde su agujero a la máquina y

viceversa, este hombre vio por primera

vez en su vida la maravilla del

mundo que era Metrópolis: la ciudad

de noche, brillando bajo millones

y millones de luces.

Vio el océano de luces que inundaba

las avenidas y calles interminables

con un brillo plateado. Vio el rápido

parpadeo de los anuncios eléctricos

(...) Una voz le había dicho: 'en mis

bolsillos encontrarás dinero más que

suficiente'.

Dinero suficiente ...¿para qué? Para

arrastrarse por aquella ciudad,

aquella ciudad poderosa, celestial,

infernal; para abrazarla con todas

las fuerzas, aun en la impotencia

por dominarla; para desesperarse,

para lanzarse a ella ...".

Así, el hombre de la ciudad moderna

accede y participa de ella a través

del dinero; el último texto transcrito,

sitúa a Metrópolis en la órbita

capitalista: la ciudad de la burguesía,

esa que encuentra "en hacer

dinero la única actividad que realmente

significa algo para sus miembros",

en palabras de Marshall Berman,

que explican el objetivo de la

vida frenética que corre por las ca-

lles de Metrópolis.

Pero el mismo párrafo también sitúa

temporalmente a la ciudad y lo

hace tan profundamente como las

imágenes tecnológicas; Metrópolis

es de nuestro siglo o del futuro, ya

que un hombre como el obrero 11811

no pudo existir antes, no sólo por su

identidad proletaria sino por su conducta

en relación a la ciudad.

11811 no se comporta como el "hombre

de la calle" que identifica Berman

caminando por la Avenida

Nevski en San Petersburgo, ni como

el ciudadano moderno en tomo a

Baudelaire, ese que aparece en la

escena urbana cuando "las transformaciones

físicas y sociales que

quitaron a los pobres de la vista,

ahora los traen de nuevo directamente

al campo visual de todos(. ..)

los bulevares, al abrir grandes huecos

a través de los vecindarios más

pobres (se refiere a las intervenciones

urbanas del Barón Haussmann

en París) permiten a sus habitantes

pasar por esos huecos y salir de sus

barrios asolados, descubrir por primera

vez la apariencia del resto de

su ciudad y del resto de la vida ...". El

operario 11811 descubre el resto de

la ciudad por una causa fortuita,

pero éste no es parte de "su" ciudad,

ya que la ciudad de los trabajadores

de las máquinas no es Metrópolis

sino una contraparte -de la cual

depende- que se encuentra bajo tierra,

más profunda qu las vías de

los trenes subterráneos. Tampoco

nuestro obrero es el hombre del

subsuelo, al que Chernichevski hace

decir: "Tenía miedo a ser visto, a ser

reconocido. Ya tenía el subsuelo en

el alma ..." y que ante un acontecimiento

violento (una pelea en un

bar) despierta a la vida y busca ser

reconocido, identificado por la sociedad.

Nada de eso ocurre en nuestro

11811, quien encontró por casualidad

su salida individual: no

quiere reconocimientos, sólo quiere

aprovechar, vivir. En este sentido,

Van Harbou expuso un hombre más

cercano a nuestros años noventa

que a la década de 1920, cuando

escribió la novela.

Metrópolis no se relaciona con ningún

territorio. un fenómeno grandioso

pero aislado: no forma parte

de algún país o de algún sistema de

ciudades. Presuponemos (sin sa-

Í Í

El gusano y la fruta nos enseña que

la violencia contra las mujeres en

América Latina tiene un origen lejano. , ,

Í Í Milagros Palma, autora de La mujer es

puro cuento, nos invita

-

a revisar las

certezas confortables y los clisés sobre

la feminidad y la masculinidad por

medio de un estudio profundo pero

simple y conciso. , ,

ensayo

Tels: Pedidos 31 a: TERCER MUNDO DISTRIBUIDORES Transv. 2A N°67-Tl

O T1 45, 255 1695, 2125976 Santafé de Bogolá, D.C., Colombia


edicionescamaleón@gmail.com

IMAGENES URBANAS

berlo) que es una capital, o quizás

solamente sea una ciudad con un

"amo", sin otra estructura política

que esa; algo así como una ciudadestado

del Medioevo y es esa falta de

inserción territorial lo que permite

una gran libertad a Van Harbou

para plantear el tema.

Como fenómeno de la Modernidad,

Metrópolis termina bruscamente en

el deslinde con un medio rural atrasado

y muy cercano: un campo que

incluso desconoce la existencia de

la ciudad-maravilla. Este rasgo contradictorio

es propio de la génesis de

la ciudad moderna, del siglo XIX;

podría ser la imagen que Suskind la

de París en su novela El perfume.

Sin embargo, es algo aún presente

en la estructura urbana

de Alemania en la década de

1920. CuandoJosafat-amigo

de Freder- es obligado a abandonar

Metrópolis, cae en paracaídas,

al poco tiempo de

vuelo,

recibe una

en un campo donde lo

niña:

"¿Dónde estaba la ciudad más

próxima?

No había ninguna ciudad en

muchos kilómetros a la redonda.

más

¿Dónde estaba el ferrocarril

cercano?

No había ferrocarril en muchos

kilómetros a la redonda.

Josafat se incorporó.

su

Miró a

alrededor.

Hasta donde alcanzaba la vista

se extendían campos, praderas

y bosques serenos a la

luz crepuscular. El escarlata

del cielo iba desvaneciéndose

ya. Cantaban los grillos. Sobre

las colinas distantes se

adivinaba una tenue neblina

y las primeras estrellas aparecían

con su brillo inmóvil en

el cielo sin mácula".

Esta imagen romántica del medio

bucólico que contradice a la gran

ciudad es la misma que define a la

madre del amo Fredersen que actúa

como

conducta

un referente moral ante la

moderna:

"Era ya la una de la madrugada

cuando Job Fredersen llegó a casa

de su madre.

piso,

Se trataba de una granja de un solo

con tejado de paja, edificada

en lo más alto de uno de los gigantes

de piedra de Metrópolis, no lejos de

la catedral. La rodeaba un jardín

rebosante de lirios, malvarrosas, guí-

san tes de olor, amapolas y narcisos,

majestuoso

todo ello presidido

castaño.

por un enorme,

Job Fredersen era hijo único y su

madre le había amado mucho. pero

el Amo de la gran Metrópolis, el Amo

de la ciudad-máquina, el Cerebro

de la Nueva Torre de Babel se había

convertido en un extraño para su

ª:e y también ella le era hostíl.;

.

La contradicción acentúa la imagen

faústica de Fredersen; el ambiente

romántico en que vive la madre, su

carácter duro y su rigidez ante principios

tradicionales la acerca al significado

de la pareja de ancianos,

que en la última parte de la obra de

DIBUJO DE ANTONIO SANT ELIA EN REVISTA L,

Goethe aparecen amenazadores desde

su pasividad campesina.

diferencia del Fausto, la salida

Pero

que

a

propone Van Harbou no es la inevitable

alternativa del progreso (La

Modernidad) sino un retomo al sentimiento

o un ir más allá del "progreso":

aquí, el proceso lleva a través

de la ideología a lo sensible.

En la novela subsiste la confrontación

clásico-romántico en una dialéctica

en la

similar a la que encontramos

arquitectura de Schinkel, en

las primeras décadas del 1800; o en

el Fausto de Goethe (terminado en

1831, un año antes de su muerte).

La dicotomía clásico-romántico en-

tendida como la oposición razónsentimiento,

en la que la primera

conduce inevitablemente al progreso

-paradígma de la Modernidad-y

el segundo se relaciona con la tradición,

muestra a la ciudad "impura",

ambiciosa y egoísta contra el campo,

ese medio rural de nobles y

firmes principios morales.

Esta dicotomía y la fuerte ruptura

entre Metrópolis, la ciudad de las

máquinas y el campo cercano, pareciera

ubicar a la ciudad en un Tercer

Mundo que aún no existía (o no

había sido entendido como tal) en el

Por

momento

otra parte,

de creación

la imagen

de la

feudal

novela.

de

Fredersen, el amo, nos recuerda

otra frase de Marshall Berman:

"En el siglo XX, los intelectuales

del Tercer Mundo,

portadores de unas culturas

de vanguardia en unas sociedades

atrasadas, han experimentado

con especial

la escisión

interés"

faústica

Esta escisión no la experimenta

el amo Fredersen, un héroe

moderno que significativamente

no conforma un "personaje

malo" ni en la novela ni en el

filme; la experimenta su hijo

Freder, quien constituye una

especie de "antíhéroe" débil y

de convicciones románticas,

cuya

en tomo

personalidad

al "sentimiento".

se articula

El desenlace de la novela, a

antimodemo

través de este

sentimiento

antihéroe y del

de

venganza en Rotwang el inventor,

es la destrucción de la

ciudad y de la sociedad modernas

para ser remplazadas

por otras, sugerentemente premás

modemas

cercanas

(¿postmodernas?),

a las emociones,

como la autora indica al

introducir el libro:

cerebro y el músculo debe

"Entre el

mediar el

corazón"

Pero es justamente en esa destrucción

donde encontramos la última y

más notable imagen de modernidad.

Metrópolis, el gran pensamiento,

el gran logro del progreso, la gran

construcción que se destruye a sí

misma confirmando que "todo lo

sólido se desvanece en el aire".

VonHarbou, Thea. "Metrópolis". Ediciones

Orbis, Barceíonu 1977, 189

págs. Siguiendoeltextodelaprimera

edición publicada en lengua inglesa

en 1927.

MAOAZIN DOMINICAi. 20


edicionescamaleón@gmail.com

Herejes y otros asuntos

Bajo la divisa de Cioran, según

la cual "los más feroces inquisidores

se reclutan entre mártires

a los que no se cortó a

tiempo la cabeza", Savater y De

Villena pretenden en este libro

explorar la historia de las disidencias

y la contracultura.

Se trata en realidad de un texto

de dos cabezas escrito originalmente

para una colección didáctica:

Temas Claves, realizada

por la Editorial Salvat, que,

para delicia de escépticos y

otros herejes, resultó víctima

de la censura por parte de una

casa editorial no ajena del todo

a tibias aunque incómodas

añoranzas por el Opus Dei y

otras especies franquistas. De

manera que, editado posteriormente

bajo un sello editorial

distinto, el libro conserva las

características con que fue concebido

inicialmente: tono pedagógico

y sucinto.

Con este espíritu didáctico e

introductorio (que pretende

servir de puente entre las lecciones

de química o las páginas

deportivas del diario y una mínima

historia de las ideas). el

libro se pasea por las vicisitudes

del pensamiento heterodoxo

desde los apóstatas cristianos

del medioevo hasta nuestros

días.

Rondan allí goliardos, gnósticos,

utopistas, protestantes,

ilustrados. cientifistas. poetas

malditos, marxistas. suicidas

(!!!?). drogos, anarquistas, hippies,

todos pensando a contrapelo,

todos embistiendo con

el corazón y la cabeza contra el

muro de la verdad establecida.

Todos (o casi todos) tornándose

en verdugos y jerarcas una

vez han cedido los viejos cí-

mi en tos o se ha construido una

nueva habitación en el castillo

para aquellos para cuyo pensamiento

no había anteriormente

cabida.

Y es que la idea que hilvana

este fugaz recorrido. al menos

en lo pertinente a la primera

parte, escrita por Savater, es el

considerar las heterodoxias

desde el punto de vista de su

relación con el poder establecido.

Lo que prima en el análisis

conceptual (que también lo hay)

es el considerar la disidencia

desde la perspectiva de su relación

con el ordenamiento social

y sus usos, sin ocuparse

del contenido mismo de los

pensamientos contrapuestos.

Así el mundo pareciera constituirse

en un eterno carrusel

sobre el que, en medio de la

sangre y el olor a chamusquina.

se alternan los hombres en

el ejercicio del poder. Visión

frente a la cual (sólo para traer

un ejemplo). la discusión entre

21

ciertos Cátaros y el Catolicis­

mo, en torno a la crucifixión del

Cristo como vergüenza o gloria

de la humanidad, carece de

toda importancia.

De manera tal que lo que constituye

la virtud y el eje central

del texto es a la vez su propio

límite. Jorge Mario Echeverry

Cárdenas

Savater. Femando y De Villena

Luis Antonio. "Heterodoxias y

Contracultura". Ed. Montesinos.

Biblioteca de Divulgación Temática.

Barcelona, 1989. 160

págs.

Luis Tejada, una biografía

Luis Tejada habitaba el ocio.

Ese retrato del vagabundo, del

lúcido desencantado podría ser

el suyo: "El vagabundo profesional.

El vagabundo nato, ese

que hace del Banco del Parque

el centro de su universo, no es

siempre un vulgar dormilón

inactivo o un miserable vencido

por la vida".

De ese hombre entre goliardo y

vidente, que desapareció como

una sombra, trata esta biografía

realizada por Víctor Bustamente.

Fueron muchos años

de investigación, recorrió los

Jugares que habitó el cronista,

anduvo en busca de sus compinches,

de cualquier rastro

documental o testimonio que

le sirviera para bosquejar este

retrato y, entreverados a la vida

de Tejada. apartes, fragmentos

de sus crónicas que en un autor

tan marcadamente biográfico,

crean un fresco de una

edad sombría y vital, la creación

del partido comunista. Su

paso por los panidas y posteriormente

su vinculación con

el grupo de los nuevos están

registrados en autores del momento

como Lleras Camargo:

"Tejada era como escritor un

espíritu paralelo al de Rendón.

Con su gracia, su aliento cómico,

su capacidad de ver el fondo

mismo de las cosas convencionales,

su indignación contra

todos los tipos de miseria y

la explotación de los hombres.

Unidos por una bohemia amable

pasaban días enteros entre

las sombras picantes de humo

y vapores del alcohol del wíndsor

o del riviere o en diminutas

tabernas de la media noche y

del alba destemplada y gris de

la pequeña ciudad adormecida,

en la compañia de algunos

azarosos miembros del hampa

incipiente y de marchitas prostitutas

que a esas horas lograban

al fin, una comida caliente".

Claudia Antonia Arcila

Bustamante, Víctor. "Luis Tejada".

Ed. Babel. Medellín, 1994.

332págs.

MAGAZIN DOMINICAL


edicionescamaleón@gmail.com

MATANDO EL TIEMPO

Por MAC

a

b

e

d

e

f

g

h

m

n

o

q

r

Horizontales

A. Don Simón tiene una de ojos

azules en San Andrés.- Esta negra

dizque tuvo mucho que ver con el

futuro Libertador.

B. Este lo es, ¡a Dios gracias!- A la

flor de esta planta le hicieron un popular

bolero.- Si comes sancocho de

cabeza de este pescado, nunca podrás

salir de la Arenosa, asegura el

mito.

C. Luisa Arango Pérez.- Hugo Wast

escribió una novela sobre el camino

de estos camélidos americanos.- Pondrá

entre la espada y la pared.

D. Ventana ojival dividida en el centro

por una columna.- Un rasguño.­

Juanita López.

E. Perjudiciales para la salud.- Nombre

de consonante.- Remate alcohólico.-

Los mandamieñtos que todo el

mundo se pasa por la faja.

F. En esto se convierten en Locombia

todos los antisociales.- Apellido

como para canonizar.

G. Sumamente cruel.- Remo corto

de pala ancha.- El cantaleteado ex-

p

tremo inferior de la antena.

H. Organización de Locas.- Figuradamente,

es el carácter peculiar de

algunas cosas.- Un viejo valse asegura

que es azul.

l. Poco activo, como parlamentario

de este país del Corazón de Jesús.­

Tiene bastante culpa en la explosión

demográfica.- Un colorcito muy encubridor,

como dicen las señoras.

J. Oiga Mesa.- Tablado movible.­

Antiguo nombre de Crimea por donde

anduvo una tal lfigenia.

K. Pronombre demostrativo.- En reversa,

infunde pavor, como narcobandolero

emboscado.- Una isla muy

revolcada.

L. Nombre de consonante.- Inmovilizas

a punta de cuerdas.- Nuestros

parlamentarios lo distraen cobrando

más de cuatro millones mensuales de

sueldo mientras el salario mínimo no

llega a cien mil pesos.- Sin oídos.

M. El dios de la lluvia entre los aztecas.-

Ajustar un trato con bandoleros

por ejemplo.- Este se robó las vocales.

N. ¡Dizque son dos tragos de este y

mano a la presa!- Retardo.- Mucha-

cho que ha llegado a la adolescencia.

O. Acera que llaman.- Edificad.­

Echada sobre el vientre.

P. Isla triangular en la boca de un

río.- Amarrar las patas de la vaquita

para el ordeño.- Artículo.

Q. ¡Le acomoda su alias!- La prepotente

entidad gringa que no ha sido

capaz de acabar con el narcotráfico

allá y quiere que Colombia lo haga.­

Las armas ideales para matar vampiros

humanos.

R. Ni de vainas.- Preparar el revestimiento

de madera para vaciar el arco

de un puente.- Apellido desértico.

Verticales

A. Se aplica al vegetal que produce

bellotas.- Ayudan al suicidio de la pareja.

B. Por ahí echan muchos en su afán

de tener.- Lo es, mi querido Watson.­

Polonio.

C. Es imposible hacerlo mientras se

encuentre metido en la procesión.­

Tapado, resguardado de los curiosos.

D. Ramón Ospina.- Roca compuesta

a b e d e f h k m n o r

de cuarzo granujiento y mica, de textura

pizarrosa ycolorverdoso.-lntencionalmente.

E. Especie de glucosa que desvía

hacia la izquierda la luz polarizada.­

El comienzo de la cháchara a distancia.-

Ladrones y Asaltantes Nacionales.

F. Cuando te ves en ellas y son

prietas, andas en apuros.- Dice la

fábula que los ángeles llevaron a

este pueblo italiano la casita de Jesús

de Nazaret.- Ornar Torrijas.

G. Cuenta la Biblia que este hijo de

Abinadab murió por haber tocado el

Arca de la Alianza.- La ambición lo

vuelve trizas.- Sin terminar.

H. Toda una señora de calidad.­

Entregaremos gratuitamente. - Un toro

desvocalizado.-En reversa, puro hierro.

l. Don Pedro Antonio tuvo mucho

que ver con un sombrero de tres

picos.- En reversa, se encuentra en

la Cámara de los Lores.- Preparar la

trampa.

J. Lo que uno cree que va a suceder.-

Habitación.

K. Tiene.- Estiran y encogen, como

las promesas de los políticos y las

leyes en esta Patria Boba.- Nueva

Especie de Ratas.

L. Recuesten una cosa contra otra.­

Así quedaremos todos cuando don

Hommes termine su dictadura.

M. Plátano silvestre de Filipinas de

donde se extrae una fibra textil.- Sepulcros

levantados de la tierra.- Sujeto

indeseable que contamina todo lo

que toca.

N. El de santidad nada tiene que ver

con el Guavio.- Engordará al cerdito

(pero con la hortografia que zabemoz).-

Perturbar el ánimo, asustar.

O. Esta editorial española concede

un jugoso premio literario. - Le pondrán

los colores del iris.- Nombre de

consonante.

P. Sufijo tónico para formar nombres

femeninos.- Bubón.- Vale por el

colombianismo "perchudo".

Q. Mokus sacó la roja en la Universidad

Nacional y le cascaron.- Este

tope no llegó hasta las consonantes.­

Tiene Amigos Raros.- Agarradera.

R. Levantarán.v Apellido muy fuerte

para un negro y famoso parlamentario

colombiano.

MAGAZIN DOMINICAL 22

/


edicionescamaleón@gmail.com

Fondo

de Cultura Económica

EL SOL

DE LIMA

LU/SLOAYZA

TIERRA FIRME I01

La Conquista musical

de México

LOURDES TURRENT

Carlos V

Vida y fortuna de una personalidad

y de un lmperto mundial

KARLBRANDI

El sol de Lima

WISLOAtZA

Por la senda hispana de

la libertad

SILVIO ZAVALA

La conversión de los Indios

de Nueva España

CHRISTIAN DUVERGER

Amadís de Gaula: El primitivo

y el de Montalvo

JUAN BAUTISTA AVAIJ.B • ARCE

El descubrtmlento

del universo

SHAHEN HACYAN

La violencia fundamental

JEAN BERGERET

Dias aciagos

pam

Paucar Guarnan

acONCEl'TO VIRGINIA ASPE OETÉCNICA, ARMELLA

ARTE Y PROOUCOÓN EN LA

ALOSOFÍA DE ARISTÓTELES

Días aciagos

para Paucar Guarnan

CARMEN BERNAND

El viaje más largo

HUACUJA

La sociedad figurada

ERJC LANDOW'SKI

El concepto de técnica, arte y

producción en la fllosofia

de Artstóteles

VIRGINIA ASPE ARMELLA

De venta en las principales librerías del país

Distribuidor exclusivo para Colombia

FONDO DE CULTURA ECONÓMICA

Carrera 16 N2 80-18, Tels.: 2570017 - 2572215, Fax: 2572215

A.A. 904 - Bogotá. Aceptamos tarjetas de crédito


edicionescamaleón@gmail.com

ACTUALIDAD

TM EDITORES

T

PEDIDOS A:

TERCER MUNDO

DISTRIBUIDORES

TRANSVERSAL 2A No. 67-27

TELS.: 3102745 • 2550737

FAX 2125976

SANTAFÉ DE BOGOTÁ,

COLOMBIA

DE VENTA EN TODAS LAS

LIBRERÍAS DEL PAÍS

DRAMÁTICO

TESTIMONIO

Apasionante libro del expresidente peruano Alan García, es una

mezcla de novela, remembranza histórica, análisis político y reflexión

sobre el ejercicio del poder, tanto en su propio caso como en el de su

adversario, el actual presidente Alberto Fujimori. El autor revive con

minucioso detalle los traumáticos episodios de las acusaciones de que

fuera objeto, su defensa ante el Congreso peruano y su oposición al

régimen presidencial que lo sucedió, para culminar con su solicitud de

asilo en Colombia.

$8.900

More magazines by this user
Similar magazines